Page 1

ALTA COMPETICIÓN Cuando me preguntan para qué entreno, no sé que decir. Cuando me preguntan que me aporta, me quedo muda. Si me preguntan qué le veo al deporte, me quedo sin palabras. ¡Cómo explicar lo que es el deporte! El deporte, es vida. Tal vez sueñe exagerado, pero estoy convencida de lo que digo. En lo que al físico se refiere, te aporta agilidad, fuerza, velocidad. Te ayuda a sentirte mejor con tu cuerpo. Pero no es eso el deporte. El deporte te aporta valores mucho más importantes que eso. La solidaridad, el compañerismo, la perseverancia. El esfuerzo de verte cada día arrastrado hasta tus últimas fuerzas y poder, sin embargo, acabar el día con una sonrisa de satisfacción en el rostro y en el alma. Te incita a luchar contra tí mismo, a intentar superarte cada día. Puede hacerte sentir el rey del mundo, una persona poderosa, sin límites. El entrenar cada día aporta estas cosas y muchas más. Es difícil explicar qué incita a las personas a machacarse una y otra vez. Pero como bien dice Gemma Mengual, para entenderlo, tienes que hacerlo. Los deportistas de élite no son sólo personas que han nacido con un don, o con unas cualidades físicas superiores al resto de los mortales. Lo que sí tienen es pasión, y una capacidad de superación tan increíble, que puede resultar incomprensible. Y esa pasión se refleja no solo en lo que hacen, sino también en lo que dejan de hacer. El entrenar diez o más horas diarias supone acabar el día tan agotado que impida a los deportistas llevar una vida normal. Su vida social se reduce, en ciertas temporadas, al ámbito deportivo, ya que el cansancio que supone su estilo de vida no les permite hacer más que intentar descansar cuando llegan a casa. Las vacaciones no existen. Ellos entrenan, y entrenan. Su vida es el deporte. Y esque el deporte es vida.

Por Clara Panella, 1º Bachillerato A.

Alta competición  

Alta competición por Clara Panella