Issuu on Google+

Pioneros en la Producción de Vinos

Un imponente castillo estilo francés recibe a los visitantes de Chateau DeFay, el único lugar en Centroamérica que produce cinco variedades de vino de calidad y tiene dos cosechas al año, ubicado a 30 minutos de Antigua Guatemala, en las faldas del Volcán de Agua. Por: Sofía Medina

fitosanitarios pertinentes, llegaron al país 12 variedades de uva del estado de Washington, en EE.UU., de las cuales la mitad se adaptó mejor al clima.

Guatemala demuestra que es el país de la eterna primavera porque no tiene invierno para las uvas que se cultivan en Chateau DeFay, al momento de podarlas cada seis meses inicia un nuevo ciclo vegetativo en las plantas, que a diferencia de los viñedos en Europa y los Estados Unidos (EE.UU.), se obtiene una mayor producción con dos cosechas al año, que se mezclan en una reserva.

Para alcanzar la meta de 60 mil botellas al año y así lograr un equilibrio económico, amortiguar mejor el equipo y bajar los costos fijos, Chateau DeFay está probando hacer vino con un toque tropical utilizando fruta local, en algunos tanques se está fermentando mora, arándano y mango.

La iniciativa de comercializar del fermento de las vides cultivadas en un país tropical, venció el escepticismo de la gente local y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala (MAGA), que luego de tramitar los permisos

Seis años pasaron antes de tener a la venta la primera reserva de vino guatemalteco Chateau DeFay 2007-2008. Jacques y Angie DeFay, originarios de Haití y de Filipinas, compraron 50 manzanas como una inversión para su retiro en Guatemala, sin imaginar que se convertiría en el primer viñedo de Centroamérica con una extensión de 15 manzanas cultivadas y de una producción de 25 mil botellas al año.

Al momento se preparan cinco mezclas de vino, entre ellas: “Cabernet Sauvignon-Merlo” de tipo bordeaux blend sin tantinos agresivos, es suave y con un toque de frutos de bosque; “White Merlo” recomendado especialmente para los antipasti; “Angies Blend”, dulce, ligero y que debe ser bebido frío; y el “Bruno´s Favorite”, que acompaña postres de chocolate o queso Cambert con mermelada. Durante el 2009, dos nuevas reservas de vinos de Chateau DeFay ingresaron al mercado nacional: “Family White”, un vino blanco con una mezcla de Pinot Gris y miel de abeja, y el “Family Red”, un vino tinto elaborado con una mezcla de uva moscato canelle, arandano y mora.


La calidad de dichas variedades es reconocida por Cava Mundial, empresa distinguida en el país por su extenso portafolio de éxitos vinos a precios competitivos tanto del Viejo como el Nuevo Continente, y que por el momento es único punto de venta de Chateau DeFay para Ciudad Guatemala. En Antigua Guatemala, algunas botellas se encuentran en la Tieda Delicio (3 calle Poniente número 2) y en QMEC (5 Avenida Sur número 12 B). Idea del negocio Un día cenando fuera de casa y aunque no estaba incluido en el menú, los esposo DeFay ordenaron una botella de vino guatemalteco, se sorprendieron porque en el país no existía tal producto y decidieron en ese momento que emprenderían el proyecto. Convencieron y contrataron a su amigo Bruno Coppola, enólogo originario de Sicilia, Italia, miembro de una familia con cinco generaciones de producir vino. El sueño de tener un viña se complementa con un castillo medieval, una construcción inspirada en un viaje realizado por DeFay a la ciudad de Burdeaux, en Francia. El ambiente logrado transmite a los visitantes un estilo de vida europeo, en armonía con la naturaleza, con tan sólo recorrer 30 minutos desde Antigua Guatemala, Sacatepéquez, rumbo hacia el Volcán de Agua.

“La maquinaria es pequeña y tenemos un laboratorio, el equipo nos ha permitido obtener en pocos años vino de alta calidad y de forma independiente”, comenta Bruno Coppola, enólogo originario de Sicilia, Italia, miembro de una familia con cinco generaciones de Ahora Jacques DeFay, un consultor en economía retirado del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), junto a su equipo producir vino. Chateau DeFay está probando hacer vino con un toque tropical utilizando fruta local, en algunos tanques se está fermentando mora, arándano y mango.

de trabajo que incluye a 15 personas locales; incursionan exitosamente en la vinicultura y dedican una porción del terreo disponible al cultivo de espárragos y café orgánico, como una forma de diversificar la producción. Prueba superada En Europa una pequeña viñera como Chateau DeFay acostumbra a rentar la maquinaria y debido que escasea este tipo de distribuidores a nivel regional, se decidió adquirir tecnología propia. “La maquinaria es pequeña y tenemos un laboratorio, el equipo nos ha permitido obtener en pocos años vino de alta calidad y de forma independiente”, comenta Coppola, quien aplica todos los conocimientos aprendidos en California, Nueva York y en Brasil. El viñedo no cuenta gran cantidad de agua debido a su ubicación y bajo estas condiciones, se logra obtener vino con un contenido más elevado de azúcar y por consecuencia de alcohol, aunque en menor cantidad en comparación a los niveles de producción que obtienen otros países durante el invierno. En entrevista con Coppola, encargado de dirigir toda la línea de producción, explica la manera en que cultivan la vid: “nosotros esperamos un tiempo antes de regar la planta para que estas busquen el agua más abajo en el suelo, desarrollen más resistencia y la viña absorba mejor la humedad a través de sus hojas”.


Tours y restaurante Durante fin de semana, Coppola atiende personalmente de 10 a.m. a 4 pm., los 3 tours que se realizan en Chateau DeFay, el costo por persona es de Q25, incluye catación de cortesía y una comida. También, se pueden hacer reservaciones entre semana para grupos menores de 8 personas, el precio es de US$20 o Q160 por persona, incluye botella de vino y el tour completo. La venta al por menor de las botellas de vino oscila entre los Q70 y los Q125. La insistencia de los visitantes de los tours llevó a los encargados de Chateau DeFay a montar un restaurante, que no estaba contemplado en los planos originales. Comenzaron con queso y aperitivos, el menú actual incluye platillos que se acompañan con una buena copa de vino como el antipasto italiano, la pasta fettuccine pesto y la pasta linguine carbonara, entre otros.

Vinos de Chateau DeFay: • • • • • •

“Cabernet Sauvignon-Merlo” de tipo bordeaux blend sin tantinos agresivos, es suave y con un toque de frutos de bosque. “White Merlo” recomendado especialmente para los antipasti. “Angies Blend”, dulce, ligero y que debe ser bebido frío “Bruno´s Favorite”, que acompaña postres de chocolate o queso Cambert con mermelada. “Family White”, un vino blanco con una mezcla de Pinot Gris y miel de abeja. “Family Red”, un vino tinto elaborado con una mezcla de uva moscato canelle, arandano y mora.


Vinos