Page 12

Algo que no puede ser desaprovechado en una visita a Cali es un encuentro con las llamadas “frutas tropicales”, siempre habrá cosecha de alguna y se pueden encontrar a muy buen precio. Las mejores y más frescas se consiguen en los mercados móviles, las galerías y supermercados; también abundan en las calles los carritos ambulantes con mangos, manzanas, zapotes, ciruelas, mamoncillos, piñas, fresas, nísperos, etc., generalmente a bajo costo y en muy buena condición. La principal recomendación será procurar lavarlas antes de consumirlas ya que se encuentran expuestas al polvo y además los vendedores las rocían con agua, de la que no se puede corroborar su pulcritud, para mantener una apariencia de frescura, de resto no hay mayor queja que impida el disfrute. También es la oportunidad de probarlas en combinaciones de jugos, como el Alegría que lo venden en Crepes & Waffles, pero lo puede preparar en su casa con piña, mango, maracuyá y mucho hielo, o como el conocido maracumango, que es igual pero sin piña; el de borojó con Kola Granulada que supuestamente tiene propiedades afrodisiacas, o el de uva, buenísimo para subir las defensas. Igualmente podrá encontrar fruterías o ventas ambulantes de jugos de los que no podemos dar garantías. En todo caso, para evitar caer en espejismos frutales de dudosa calidad puede pasarse con confianza por Jugos el Berraquito que, dejando de lado las abejas, maneja unas condiciones aceptables de limpieza. O los de Tony’s en una deliciosa terraza del centro. Otra combinación de frutas insignia en el Valle del Cauca es el champús, que se prepara a base de lulo, piña, panela y maíz,y se consume frío como bebida refrescante o acompañante para empanadas. Uno de los más reconocidos y tradicionales es El Champús de Lola. El Champus de Lola: Avenida 2 N # 10-129 9

Jugos El Berraquito: Calle 12 N # 4 – 05

Tony’s: Carrera 5 #10 - 39

Pasaje Cali  

Guía práctica de introducción a la cultura caleña

Advertisement