Issuu on Google+


ÍNDICE

04. DE BODEGA EN BODEGA... DE VINO EN VINO...

HACIENDO ENOTURISMO POR EXTREMADURA

15. CUATRO MECAS DEL VINO EXTREMEÑO 20. EL VINO EXTREMEÑO A TRAVÉS

DE SUS BODEGAS

68. MAPA DE LAS PRINCIPALES BODEGAS

DE LA REGIÓN

70. VEINTE VINOS 76. EL VINO Y ALIMENTOS DE

EXTREMADURA

78. LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN IMAGEN DE EXTREMADURA ESPECIAL VINOS DE EXTREMADURA EDITA: SOCIEDAD DE GESTIÓN DE LA IMAGEN DE EXTREMADURA, S.A.U. DISEÑO: REINADECORAZONES IMPRENTA: INDUGRAFIC ISSN: 1886-3949 DEPÓSITO LEGAL: BA-105-06

RIBERA DEL GUADIANA EXPORTA

SUSCRIPCIONES: Si estás interesado en recibir esta publicación, puedes suscribirte gratuitamente a través de la web www.marcaextremadura.es o facilitando tus datos en el teléfono 902 550 042 (coste equivalente a una llamada telefónica local).

Como señala uno de nuestros colaboradores en estas páginas, el vino extremeño, que hace una década era sinónimo de cantidad y granel, se ha convertido ya en un artículo de alta calidad, en un producto mimado desde el cuidado en la viña y el esmero en la vendimia hasta el diseño de la botella. Ése sería el resumen de la historia reciente, un resumen que se basa en datos y nombres, en una realidad que vamos a repasar a fondo en este número especial de Imagen de Extremadura recorriendo la geografía extremeña del vino.   Hemos tratado de que esta entrega fuera lo más completa posible, aunque estábamos limitados, eso sí, por el número de páginas con que contamos habitualmente. Seguro que hay más nombres, bodegas e iniciativas de interés, algunas aún muy jóvenes o poco conocidas tal vez, y habrá espacio para ellos en otras entregas de nuestra revista, pero al menos en este especial hemos conseguido, según creemos, ofrecer la suficiente calidad y variedad como para informar convenientemente a todos los interesados en el mundo del vino en general, y en el del extremeño en particular.


TEXTO: J. R. Alonso de la Torre

FOTOS: Jorge Armestar, César González y Toni Gudiel

El vino extremeño, que hace una década era sinónimo de cantidad y granel, se ha convertido ya en un artículo de alta calidad, en un producto mimado desde el cuidado en la viña y el esmero en la vendimia hasta el diseño de la botella. Ése sería el resumen de la historia reciente, un resumen que se basa en datos y nombres, en una realidad que vamos a repasar recorriendo la geografía extremeña del vino.

04


“Los vinos extremeños compiten en el extranjero contra los de países emergentes como Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica o Chile”

Hace algo más de un año, les contábamos en esta revista que el mundo del vino extremeño se agitaba al ritmo de proyectos, novedades y rumores. Hoy, a pesar de la crisis y los problemas, esos proyectos ya son realidad, los rumores se han convertido en noticias positivas y las novedades están encima de la mesa y se pueden escanciar en una copa. Empecemos, pues, por lo más reciente. Hace algo más de un año, se oía que Fernando Toribio, de las bodegas Toribio de Puebla de Sancho Pérez, se había embarcado con dos socios en el nacimiento y desarrollo de una nueva bodega situada en Oliva de Mérida. Pues bien, ese proyecto ya está aquí. La bodega se llama Pago de los Balancines, cuenta con 100 hectáreas de viñedo y falta el edificio, pero ya hay vino. O mejor, vinos: acaban de presentar sus primeras producciones: Alunado y Huno, dos nuevos vinos modernos y atrayentes.

6

Otra de las novedades de nuestra anterior entrega era el despegue en Villafranca de los Barros de otra bodega flamante. Ya ha despegado y es muy artesanal, muy de primor. Su nombre: Pago de las Encomiendas. Sus vinos: Nadir y Xentia. El segundo es un tinto de primer orden; Nadir es un vino rosado que proyecta por primera vez un rosado extremeño al estrellato máximo. Se trata de un vino que puede competir con los reyes del rosado, los vinos navarros, sin timidez alguna. Hay más novedades, como el tinto Marqués de Valdueza, una marca conocida por la alta calidad de su aceite que ahora se pasa también al mundo del vino. Y en este capítulo de primera plana, no podemos pasar por alto la novedad de que Bodegas y Viñedos de Trujillo siga fuerte con su apuesta por el exclusivo tinto Habla con sus números, sus coupages y sus monovarietales, pero también apueste por un vino de gama media, asequible de precio y digno en su calidad. Su nombre, medio filológico, medio monacal: Habla del Silencio.


María Otero, responsable de las Bodegas Otero Vaquera.

Tras la primera página, podemos comenzar nuestro periplo enoturístico por la región. Comenzamos al norte por las bodegas de la cooperativa de la Sierra de Gata. Esa zona está marcada por la cultura del pitarra, un vino que no parece tener un futuro muy halagüeño fuera de sus circuitos tradicionales. En las guías turísticas perezosas, se sigue relacionando Extremadura con “ese recio vino de pitarra que toman los parroquianos en las tabernas”. Pero ni tan siquiera en Gata apuntan al futuro basándose en el pitarra, sino que apuestan por la uva verdejo, tan característica de los vinos de Rueda, para ocupar un espacio en el mercado. Bajando hacia el sur y entrando ya en el ámbito de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana, llegamos a Trujillo y nos detenemos en las bodegas Las Granadas Coronadas. Es una de las clásicas de la subzona Montánchez-Cañamero. La bodega es un edificio espectacular situado al abrigo de la Sierra de Lagares. Entre sus vinos destaca el

8

mítico reserva Torre Julia, que ha modernizado su etiqueta y redoblado su exigencia de calidad. No salimos de Trujillo pues aquí se encuentra Bodegas y Viñedos de Trujillo. Su apuesta fundamental es el vino Habla, del que ya han sacado cinco números. Pero han sorprendido recientemente lanzando al mercado su Habla del Silencio, del que ya hemos… hablado. Esta bodega es un ejemplo de política comercial y marketing. Por sus magníficas instalaciones pasan continuamente los grandes del vino y la restauración en España, y el resultado es que los Habla aparecen en las cartas de varios restaurantes imprescindibles. En la misma subzona, Cañamero ofrece su tradición y sus viñas magníficas. Aquí sigue destacando el buen hacer de Ruiz Torres con sus conseguidos Attelea. No lejos de allí, en Alía, las bodegas El Cumbrón son otra de las iniciativas recientes en la Extremadura vitivinícola.

Descendiendo hacia el sur, en Don Benito, encontramos las bodegas Catalina Arroyo. Esta mujer fue pionera en Extremadura. Tras ella llegó Isidora, en las bodegas Franco Sánchez de Miajadas. Después, Dolores Morenas en Los Santos de Maimona siguió jalonando el mundo del vino extremeño con manos femeninas. Hoy, Amelia Coloma en las bodegas Coloma de Alvarado, Eva Medina en las bodegas Medina Hermoso de Medina de las Torres, Yolanda Piñero en las bodegas Viña Santa Marina de Mérida o María Otero en las bodegas Otero Vaquera de Maguilla constituyen un elenco de enólogas y viticultoras extremeñas que están revolucionando modos y maneras. Amelia Coloma investiga, busca, experimenta, juega… El resultado son coupages y monovarietales, armonías y variedades tan interesantes que el vino extremeño ha ganado en riqueza y diversión gracias a ellas. Apunten estos vinos francamente sorprendentes: Coloma merlot, Coloma garnacha o Alba, un exquisito vino dulce. Con uva garnacha de viñas viejas, Dolores Morenas elabora el tinto Finca El Musinal en su bodega de Los Santos de Maimona, un vino que resulta francamente peculiar y agrada sin duda a quienes quieren salir de la monotonía del tempranillo. Dolores también tiene el Zagalón Oro con 90% de moscatel y 10% de Chardonnay, que, envejecido en barricas nuevas sin tostar, regala al paladar una generosa riqueza de matices. Más mujeres: María Otero y sus vinos Bureo, luchando por ser vinos de pago y obteniendo magníficos resultados con sus tintos envejecidos en barrica 6, 12 y 18 meses. Por cierto, magnífico rediseño de la imagen de las botellas el que ha llevado a cabo María Otero.

Al lado de Mérida, Yolanda Piñero, en bodegas Viña Santa Marina, sigue su labor en pos de la calidad y la perfección. Su tinto reserva Torremayor sigue siendo uno de los grandes. Acabamos con Eva Medina Hermoso, siempre sonriente, siempre buscando nuevos caminos a los vinos de sus bodegas de Medina de las Torres, las más meridionales de Extremadura. Eva juega con los vinos. Es exigente con la calidad pero divertida con la presentación: botellas alegres, nombres atrevidos como Envidia, uvas seleccionadas que no dejan indiferente: vino con rosas, vino romano y Dominium, un tinto que puede presidir cualquier mesa sin temor a fallar.


En bodegas Payva elaboran un brut nature muy rico. Probándolo, nos internamos en el mundo del cava, que tiene su epicentro regional en Almendralejo. Destaca el cava Vía de la Plata de Aniceto Mesías, todo un personaje y campeón indiscutible del cava extremeño. Otro cava singular e imprescindible es el Privilegio de Romale Nature de las bodegas Antonia Ortiz-Romale, también de Almendralejo.

Siguiendo la línea del Guadiana, nuestro viaje es jalonado por bodegas ya comentadas: Santa Marina, Coloma… Ya en Olivenza, casi en Portugal, las bodegas Puente Ajuda son referencia y desde sus magníficas instalaciones hacemos zigzag y nos adentramos en la tierra de las cooperativas: Santa María Egipciaca de Corte de Peleas, Santa Marta, Aceuchal… Vinos que lideran el mercado en su zona de influencia y que juegan fuerte a la exportación. Ya sean estos vinos de las cooperativas, ya sean los vinos de bodegas familiares, el caso es que los caldos extremeños compiten en el extranjero contra los vinos de países emergentes como Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica o Chile. Copados los grandes mercados europeos, el vino extremeño, que tiene cierta pujanza en el Reino Unido y Alemania, pelea por hacerse un hueco en los mercados chino e indio,

10

tiene bastante fuerza en los países del Este europeo y una presencia creciente en Estados Unidos. Llegamos por fin a Almendralejo, la capital extremeña del vino. Las bodegas se suceden en su entorno, y en el pueblo están las sedes de la D. O. Ribera del Guadiana, de la estación enológica de Extremadura o del Museo de las Ciencias del Vino. Además, hay tiendas magníficas para comprar vinos y utensilios que lo complementen como es el caso de Puzzle, que realiza catas y armonías entre vinos y patés, vinos y embutidos, etcétera. Otro lugar complementario muy interesante es la vinatería Pámpano, donde se puede probar cualquier vino extremeño de calidad, el que se quiera, sin ningún problema: descorchan la botella y sirven la copa.

En Almendralejo están las bodegas San Marcos, con magníficas instalaciones. Uno de los socios de esta bodega-cooperativa es Antonio Rosado, que preside el Consejo Regulador de la D. O. Ribera del Guadiana. Entre los buenos vinos de esta bodega, sorprende su rosado con algo de aguja Campo Bravo, delicioso y agradable. Otra bodega interesante es Viña Extremeña, la joya del enoturismo extremeño con su jardín botánico, sus museos y sus vinos reconocidos (Corte Real, Tentudía). A la entrada de Almendralejo, llegando desde Mérida, el inconfundible edificio de bodegas Payva marca una etapa muy enoturística: bodega preciosa para visitar, gran restaurante para comer y vinos de la categoría de su Ortea, 100% tempranillo, 9 meses en barrica de roble, 25 meses en botella y fruto del trabajo de dos enólogos reputados: Juan Andrés Martínez y Hans Pindung.

Uno de los hombres fundamentales del vino en Extremadura es Francisco María Moreno Camacho. Es el propietario, gerente y enólogo de la bodega Vinícola del Guadiana. Antes de regresar a su tierra y a su pueblo, fue el responsable de las bodegas Murrieta de Rioja. Hoy, su vino Basangus es uno de los grandes de Extremadura y en las discusiones sobre cuál es el mejor vino extremeño, Basangus siempre aparece en la disputa. No nos podemos marchar de Almendralejo sin conocer los vinos que elabora Marcelino Díaz en sus bodegas. Empezamos por el cava brut Puerta Palma hecho con uva Macabeo. Con el mismo nombre, Puerta Palma, y acogidos a la D. O., estas bodegas tienen en el mercado un blanco de uva pardina y los tintos Puerta Palma Finca el Campillo reserva (tempranillo y graciano), Puerta Palma Cosecha (tempranillo, cabernet sauvignon y graciano) y Puerta Palma Finca las Tenderas (tempranillo y cabernet sauvignon). Además, como vino de la tierra de Extremadura, las bodegas Marcelino Díaz presumen del primoroso tinto Bonser, elaborado con tempranillo 100%.


Diego Reyes Carrillo, enólogo de la Bodega Pago de las Encomiendas.

Los grandes bodegueros extremeños son aquellos que han sabido adaptar sus vinos al gusto que hoy impera en el mercado. A saber, un vino es moderno en Extremadura, en Zaragoza y en Dusseldorf si da mucha fruta en nariz y un toque de madera en boca sin pasarse demasiado. Por eso, los bodegueros extremeños apuestan por los vinos jóvenes sin barrica, los crianzas con 6 meses de barrica y los reservas de 12 meses en barrica, pero pocos se atreven a pasar de ahí porque el mercado se tornaría más complicado. Otro vino muy de moda es un híbrido entre el joven y el crianza, es decir, 3 meses en barrica y se consigue un equilibrio muy armónico. Esta filosofía es marca de la casa en las bodegas Viñas de Alange, en las que participa la prestigiosa firma Alvear. La uva syrah tiene una presencia destacada en sus vinos, ya sea el Señorío de Alange Syrah o el PQ. Lo de la uva en Extremadura es un tema complejo. Ésta era una tierra de vinos blancos y uvas pardina. Al apostar por la calidad, se imitó lo que triunfaba y se optó por el vino tinto y la uva clásica de Rioja, la tempranillo. Afortunadamente, las uvas se han diversificado muchísimo en los viñedos de la región. El primer coupage de uva syrah con cabernet sauvignon lo hizo Yolanda Piñero en las bodegas Viña Santa Marina en 1999. La syrah da un matiz altamente perfumado en nariz, mucha suavidad en boca y un agradable regusto que apetece paladear.

12

Pero hay más variedades de uva muy interesantes e incluso curiosas. Entre las últimas, la única absolutamente autóctona, la eva o beba de Los Santos, con la que se elabora uno de los mejores vinos blancos de la región, el Viña Maimona de la Cooperativa Virgen de la Estrella de Los Santos de Maimona. Otra uva curiosa, en este caso foránea, es la alsaciana gewürztraminer, que ha adaptado en Puebla de Sancho Pérez Alejandro Romero para elaborar Almonazar, un blanco perfumado y delicioso (rosa, manzana, fruta) en su bodega de El Raposo. Alejan-

dro es el prototipo de bodeguero que hace vinos de autor: ecológicos, experimentales, exquisitos… Con esa uva alsaciana, bodegas Peña del Valle hace otro blanco muy rico en Almendralejo. En Peña del Valle apuestan por diferentes vinos monovarietales que se superan de año en año. Con esto de las uvas y los gustos del consumidor, hemos dado un par de saltos en nuestro recorrido y nos hemos dejado atrás Villafranca de

los Barros con sus dos cooperativas punteras y su bodega Pagos de la Encomienda, de la que ya hablamos al referirnos a sus vinos Xentia y Nadir. En Fuente del Maestre, las bodegas López Morenas se han convertido en el gran coloso del vino extremeño. Llegan a envasar y comercializar el 30 % del vino que se elabora en Extremadura y surten a grandes superficies de cabernet sauvignon de calidad envasado en tetrabrik.


El recorrido se va acabando. Ya solo nos quedan los vinos de Matanegra, una zona especialmente apta para el viñedo y situada en torno a Zafra, y los vinos de garaje de Oliva de la Frontera. En el primer caso, además de las bodegas Medina Hermoso, Romero, Dolores Morenas y Cooperativa Virgen de la Estrella, tenemos otras dos y ambas son fundamentales en la historia reciente del despegue de los vinos de Extremadura. Una es la bodega Medina de Zafra, famosa por sus vinos Jaloco o Marqués de Badajoz, y por sus dos bodegas, la del pueblo, con su plaza de toros y sus instalaciones históricas, y la de la carretera de Córdoba, con sus instalaciones amplias y modernas. En Puebla de Sancho Pérez está otra de las grandes. Se trata de la bodega de Fernando Toribio. La calidad de sus vinos está certificada por tantos premios que a Fernando le da un poco de reparo referirlos. Sus vinos, bajo la denominación Viña Puebla, destacan, ya sean rosados (el mejor puntuado de los vinos extremeños en algunas ediciones de la guía Peñín), blancos o tintos como el Viña Puebla Esencia, un clásico que siempre colma.

TEXTOS: Javier Álvarez FOTOS: Jorge Armestar, César González y Toni Gudiel

Para acabar nuestra excursión enoturística, nos dirigimos a un pueblo del que no se habla cuando se trata de uvas y viñedos, pero que sí está dando mucho que hablar si tratamos de vino. Nos referimos a Oliva de la Frontera. En su Semillero de Empresas habilitó una nave José Daniel Mejías, la convirtió en bodega, adquirió el material más moderno del mercado y comenzó a elaborar sus vinos Alaude y Quinta Alaude Alius. José Daniel Mejías fue enólogo en algunas bodegas extremeñas, después trabajó en varias bodegas catalanas y hoy es el prototipo extremeño de lo que ha dado en llamarse ‘vinos de garaje’. Calificativos aparte, la verdad es que en las mejores tiendas de vinos de la región y en los restaurantes con los sumilleres más reputados, los vinos extremeños de bodegas Alaude ocupan un lugar destacado. Son el mejor ejemplo del esfuerzo y los logros últimos de una tradición vitivinícola extremeña que ya camina de la mano de la modernidad y lo hace con paso firme

Los expertos consideran que hay al menos cuatro destinos en Extremadura a las que debe acudir (¿una vez al año, una vez en la vida?) el amante de los mejores vinos extremeños. Son Dimarca, Don Vinito, La Vinatería y Puzzle.

15 14


DIMARCA

LA VINATERÍA

Dimarca es una de las vinotecas de referencia en la región. No en vano esta empresa nació en 1993, por lo que es una de las veteranas del sector. Su propietario es Francisco Chapado, que resalta que además de la venta directa su objetivo prioritario es “dar un servicio integral” a los restaurantes, con la elaboración de las cartas de vinos y la venta de los caldos necesarios. Tiene 1.000 referencias de alrededor de 300 marcas, y aunque apenas el 10% de su catálogo es de vinos extremeños asegura que “ahora se están haciendo algunos vinos de gran calidad”. Entre ellos destaca los de Vinícola del Guadiana, Habla, Mirabel y Pagos de la Encomienda. “Ya está demostrado que tenemos

Juan Calderón abrió en 1998 La Vinatería, una tienda de vinos ubicada en Badajoz. Recuerda que lo hizo cuando tenía casi cincuenta años, tras mucho tiempo como aficionado y después de haber alimentado la ilusión de tener un establecimiento así. Lo que les diferencia de otros negocios similares, señala, es que tienen “un gran conocimiento y capacidad para asesorar” a sus clientes. De hecho, destaca que más del 80% de sus clientes acepta sus consejos. “Y para eso es importante conocer el gusto de tus clientes”, apunta. En su catálogo hay hasta 400 referencias de caldos, y Juan Calderón resalta que siempre están “buscando cosas nuevas” para incorporarlas a su catálogo. Así, es normal que haya cambios en sus referencias y que se incluyan “vinos emergentes” y bodegas que califica de “auténticos descubrimientos”. Pero La Vinatería no es sólo una tienda de vinos. Como le

Polígono Industrial Las Capellanías, avenida 4. Cáceres. Teléfono: 927237373

16

Calle Martín Cansado, 9B. Badajoz. Teléfono: 92426211

condiciones para hacer vinos como los Rioja”, insiste Chapado, que anima a las bodegas de la región “a buscar la excelencia”. Sobre todo porque desde su tienda se percibe claramente que está aumentando la demanda… Pero de los vinos de más calidad. Y eso es precisamente lo que destaca de su empresa, puesto que se caracterizan, señala, “por tener vinos excepcionales, muy raros, difíciles de conseguir en Extremadura, y apostamos por esa diferencia”. Eso es lo que les lleva a buscar y a importar “vinos realmente extraños” que ahora se pueden adquirir sin salir de Cáceres.

gusta decir a Juan Calderón, es “un referente importante en la cultura de vino”, porque allí se imparten cursos, participan en programas de radio… Otro de sus puntos fuertes es su trabajo como distribuidores para restaurantes, “porque siendo sólo una tienda no se puede salir adelante”. Por eso ofertan a los restaurantes la elaboración de sus cartas de vino, “algo que es muy importante aunque a veces no se valore lo suficiente”. De los vinos extremeños su favorito es Basangus, de Compañía Vinícola del Guadiana. A la hora de analizar la situación del sector, cree que se cometió “un error importante” al multiplicar por diez la producción en poco tiempo, “y ahora hay problemas para dar salida al producto”. De cara al futuro, cree que las bodegas de la región deben apostar por la calidad y por incorporar buenos enólogos a sus equipos.


DON VINITO

PUZZLE

Calle Santa Mártires, 46. Almendralejo (Badajoz). Teléfono: 924661129

Calle Santa Amalia, 22. Don Benito (Badajoz). Teléfono: 924808244

En el año 2001 abrió en Don Benito una de las vinotecas más conocidas de la región. Es Don Vinito. Su fundador es Julio Vincueira, un sevillano con familia dedicada al sector bodeguero que tras llegar a esta localidad pacense percibió que existía la demanda necesaria para poner en marcha un local como éste. Dicho y hecho, ocho años después puede presumir de un catálogo con 1.500 referencias, casi todos de gama media/alta, así como de una amplia base de datos con vinos de todo el mundo que puede conseguir en apenas 48 horas. El 30% de su catálogo es de vinos extremeños, “que han evolucionado mucho en su calidad”, asegura. De los últimos que ha probado le ha llamado la atención Huno, un Ribera del Guadiana de la bodega Pago Los Balancines. Su negocio se asienta sobre tres “patas”: la venta directa en tienda; la distribución a la hostelería; y los regalos de em-

18

presa, que ya en la última campaña sufrieron un descenso en la demanda. A los restaurantes no sólo les ofrecen sus caldos, sino que les ofertan la elaboración de completas cartas de vinos, la organización de catas dirigidas, etcétera. La situación del sector es complicada, pero Vincueira afirma que “está aumentando el consumo de vino de calidad”. También en los restaurantes, que cada vez precisan “una carta de vinos más amplia, con más referencias”. Esto ocurre porque “la gente cada vez entiende más y se aficiona al buen vino”, por lo que “las tiendas especializadas van a más”. Su tienda es un ejemplo, con un catálogo siempre en construcción y ampliación.

Aunque la zona de Almendralejo es tradicionalmente productora de vino, Luis María Rubio asegura que su tienda, Puzzle, es la única especializada en la venta de este producto. Abrió sus puertas hace tres años, a finales de 2006, y se ha especializado en ofertar vinos extremeños, “aunque por la cantidad de bodegas y de marcas que hay es imposible tenerlos todos”. Aproximadamente la mitad de su catálogo, que dispone de 400 referencias, son vinos de la tierra, a lo que suman “vinos de auténtica calidad de toda España y también caldos extranjeros”. Y cada mes se incluyen en su catálogo dos o tres nuevas referencias. Rubio comenzó en este negocio por afición y porque detectó un vacío en la oferta existente en Almendralejo a la

hora de encontrar vinos calidad. Pero Puzzle no es sólo una tienda de vino. Alberga, además, un club de vino en cuyas actividades participan hasta 250 personas y en el que se presentan las novedades de las bodegas extremeñas y se fomentan la cultura y el maridaje de esta bebida. Asimismo, vende todo tipo de productos relacionados con el vino y elabora cartas para los restaurantes. Y aunque, según asegura, “en Extremadura en cuanto a cultura del vino todavía estamos en pañales”, en tiendas especializadas como la suya, en los últimos tiempos ha descendido “el consumo de vino mediocre, y día a día aumenta la compra de buen vino extremeño y de vinos con propuestas diferentes”.


TEXTOS: Toñi Escobero y Javier Álvarez FOTOS: Jorge Armestar, César González y Toni Gudiel

He aquí un amplio panorama de nuestros vinos a través de las bodegas que los elaboran. Espacios, nombres y curiosidades fundamentales de la actualidad, sin olvidar la historia y los muy distintos perfiles que ofrece hoy el vino extremeño.

20


01. LAS GRANADAS CORONADAS Año de fundación: 1975 Producción anual: 800.000 botellas Marcas: Torre Julia, Taryala, Lagares, Altamirano y Pitarra Dirección: carretera Trujillo-Guadalupe, km 89,3, Herguijuela-Trujillo (Cáceres) Teléfono: 927312048 Web: www.bodegalasgranadas.com

Hay bodegas que, sin dejar de caminar hacia el futuro, no olvidan sus raíces. Ésa es la cualidad que distingue a Las Granadas Coronadas, una de las más reconocidas de la zona de vinos de Montánchez-Cañamero. Empezó hace 40 años como un pequeño lagar de ocho o diez hectáreas que producía diez arrobas de vino a granel de pitarra para la familia. Actualmente los viñedos abarcan 110 hectáreas de la Sierra de Los Lagares, en las cercanías de Trujillo, y el lagar familiar se ha convertido en una moderna y amplia bodega, fruto de un ambicioso proyecto que culminó hace cinco años y que dotó al edificio de vinoteca, museo enológico, salones de banquetes y todo lo necesario para el enoturismo. Las instalaciones producen alrededor de 800.000 botellas para 18 referencias, entre las que destaca Torre Julia, un vino galardonado con varias medallas de oro. Pero a pesar de su expansión y contemporaneidad, no ha dejado de elaborar ese vino esencialmente extremeño en el que el conquistador Francisco Pizarro gustaba de mojar las migas: el tradicional pitarra; y conservando el proceso de elaboración artesanal, en las ancestrales tinajas de barro que dan nombre al vino y donde se

22

crea ese velo (nata) en la superficie que le caracteriza. Los vinos de Las Granadas Coronadas, acogidos a la Denominación de Origen Ribera del Guadiana, son así: “tradicionales”, pero en busca de la modernidad, para “que gusten”, explica José María Cancho, el patriarca de esta familia bodeguera “enamorada de los vinos y de los viñedos”. La tierra donde miman sus alarije, borba, tempranillo y cabernet sauvignon está ubicada en una zona “privilegiada”, asegura, a 800 metros de altitud, con un microclima “perfecto” y en el punto exacto donde más llueve de Extremadura.


02. BODEGAS Y VIÑEDOS DE TRUJILLO Año de fundación: 2000 Producción anual: 400.000 botellas Marcas: Habla, Habla del Silencio y Solum Dirección: A5, km 259, Trujillo (Cáceres) Teléfono: 927659180 Web: www.bodegashabla.com

José Civantos encontró en Extremadura, muy cerca de Trujillo, el “oro, incienso y mirra para hacer vinos excelentes”, o dicho de otro modo, la tierra, el clima y el agua apropiados. Bodegas y Viñedos de Trujillo ha sido una de las últimas y más sonoras irrupciones empresariales en el mundo del vino extremeño, surgida de la unión de este ex propietario de Seur y el promotor inmobiliario Juan Tirado. Fue sonora porque su primer vino, que no lleva más de dos años en el mercado, aunque el proyecto de la bodega y los viñedos empezaron a fraguarse hace una década, no ha dejado de dar que hablar. Y nunca mejor dicho, porque así se llama el producto estrella de la casa: Habla, un nombre que hace referencia al imperativo que lanzó el escultor Miguel Ángel al acabar su célebre y realista Moisés. Así, casi como una obra de arte embotellada, se presentó en el mercado en noviembre del 2007 este vino “que sorprende, pensado para gustar -dice su responsable-, moderno y de vanguardia”, como el edificio de diseño contemporáneo en el que se elabora. Y aunque el precio, unos 40 euros, no estaba al alcance de cualquier bolsillo, pronto se agotaron las existencias de sus pri-

24

meras ediciones, identificadas con los números 1, 2 o 3. Ya van por Habla número 4 y número 5, pero la crisis ha “ralentizado” sus expectativas de introducción en el mercado, reconoce Civantos, y ha obligado a “ajustes” y a la “adaptación al momento económico”. Lo que se ha traducido en que hoy puede adquirirse un Habla casi a la mitad de precio que hace un año u optar por su “hermano pequeño”, bautizado con el nombre Habla del Silencio: la misma calidad pero a unos 9 euros la botella.


03. CATALINA ARROYO Año de fundación: 1920 Producción anual: 75.000 botellas Marcas: Catalina Arroyo Anas, rosado, clásico, cabernet sauvignon, Misino... Dirección: carretera Don Benito-Miajadas, km 1,9 Teléfono: 924841852

Que en los relatos del sacerdote y escritor extremeño Jesús Sánchez Adalid tenga una presencia constante el vino no es casualidad. El autor de El caballero de Alcántara o El mozárabe no sólo es un gran “aficionado” a los vinos y “conocedor” de su cultura, que, asegura, va más allá de lo gastronómico y que enraíza con lo espiritual, sino que forma parte de “mi vida”. No en vano es miembro de una de las familias de bodegueros con más tradición de Extremadura, nieto de Catalina Arroyo, que da nombre a la bodega actual. Fue sin embargo su bisabuelo quien en 1920 sembró en tierra de Don Benito las primeras 30 hectáreas con viñas de uva chardonnay traídas de Francia e inauguró la bodega, que después impulsaría su hija Catalina y modernizaría el hijo de ésta y tío del escritor, Ramón Sánchez Arroyo, farmacéutico y reconocido enólogo. Hoy, en ese mismo viñedo se cultivan hasta nueve variedades de uva, y la bodega, con seis referencias en el mercado y un proceso de elaboración donde prima “lo artesanal” y ecológico, está en manos del padre y la hermana de Sánchez Adalid. Él mismo sigue vinculado a la bodega, diseñando, entre otras tareas, las etiquetas que lucen

26

las botellas. Las actuales, inspiradas en grabados antiguos, datan de 1990 y están a punto de ser renovadas por el autor. Ésa no será la única novedad futura de la bodega dombenitense. La “sorpresa” inminente vendrá de la mano de un nuevo crianza de viñas viejas, para el que la familia está aún buscando nombre y que pretende ser ejemplo de que el mejor vino es el que se hace “con paciencia”.

Jesús Sánchez Arroyo es uno de los gerentes de esta bodega.


04. VIÑA SANTA MARINA Año de fundación: 1999 Producción anual: 355.000 kilos de uva Marcas: Miraculus, Torremayor, Viña Santa Marina, Viognier, Altara, Equus... Dirección: carretera N-630, km 634, Mérida (Badajoz) Teléfono: 902506364 Web: www.vsantamarina.com

Si hay una bodega en Extremadura que haya ido abriendo camino ésa es, sin duda, Viña Santa Marina. Sus viñedos crecen al abrigo de la sierra Lamoneda, en uno de los márgenes de la N-630, a sólo diez kilómetros de Mérida y sobre un asentamiento romano. Hasta doce tipos diferentes de uva se cultivan en 62 hectáreas de suelo granítico, algunas de ellas, como la cabernet franc, únicas en Extremadura. El “ensamblaje” de esas variedades otorga “distinción” a sus vinos, llenos de “matices”, explica la directora, gerente y enóloga de la bodega, Yolanda Piñero. Esta pacense, junto a su socio, amigo y viticultor Álvaro de Alvear, es el alma de esta casa vitícola que ha conseguido marcar tendencia. Lo hizo con Miraculus y el ensamblaje por primera vez en España de las variedades cabernet sauvignon y syrah, que después copiarían muchas otras bodegas, y lo ha vuelto a hacer con Viognier, el primer blanco de vendimia tardía. Piñero opina que los vinos extremeños, a pesar de ser muchos de ellos “auténticos, genuinos, divertidos y de calidad”, todavía “no han triunfado” pero “están en el camino”. Prueba de ello es su Equus crianza, recién seleccionado por una

28

prestigiosa publicación de Japón como el mejor vino de importación en ese país por su relación calidad-precio. La noticia significa un “espaldarazo”, en palabras de la enóloga, acompañado de un importante pedido de 42.000 botellas para atender la nueva demanda que ha despertado la selección. Con pequeños logros como éste Viña Santa Marina va creciendo. Desde que arrancó el proyecto, la bodega ha dado a luz un nuevo vino cada año hasta completar su catálogo de seis tintos, seis blancos y un recién incorporado rosado. La creación del 2010 está madurando en 4.000 barricas de roble, pero es “un misterio” que aún no se quiere revelar.


05. PUENTE AJUDA Año de fundación: 1985 Producción anual: 500.000 litros, aunque sólo embotellan 100.000 Marcas: Duque de Cadaval, Marbean, Viña Alor Dirección: carretera Olivenza-Elvas, km 105 Teléfono: 924126280 Web: www.bodegapuenteajuda.com

El maíz y el girasol eran lo único que crecía en la finca Malpica de Olivenza hasta 1985. Antonio Gómez, por aquel entonces propietario de la empresa Mesas del Río, dedicada a la actividad agrícola, y a la que después se uniría una constructora, pensó entonces que el viñedo podía ser un cultivo mucho más rentable por la cercanía del río Guadiana, la altitud y el microclima de la zona. Así que sembró 100 hectáreas de garnacha tinta, tempranillo, merlot y cabernet sauvignon. Nacía así la bodega Puente Ajuda, en homenaje al cercano puente fronterizo que une España y Portugal, convertida hoy en un floreciente negocio familiar con unas instalaciones que ocupan, además del viñedo, otras 60 hectáreas abiertas a las visitas turísticas. Esta bodega fronteriza centra ahora todos sus esfuerzos en “consolidar” sus cuatro referencias para poder atender los

30

mercados internacionales y, en el futuro, ampliar su catálogo de vinos “de calidad” con nuevas gamas, según explica su directora, Belén Gómez, que define los caldos de esta bodega como “muy competitivos y actuales, aunque conservando algo de tradición”. Quizá por eso se venden ya en Bélgica, Portugal, Reino Unido y Alemania, y la bodega estudia la posibilidad de abrir nuevos mercados en Polonia y México.


06. SOCIEDAD COOPERATIVA SANTA MARTA DE LOS BARROS Marcas: Blasón del Turra, Valdeblasón, Valdeaurum, Blasón de Valdivia, Compass Dirección: calle Cooperativa, Santa Marta de los Barros (Badajoz) Teléfono: 924690218 Web: www.bodegassantamarta.com

Son muchos los viticultores extremeños, pequeños agricultores sobre todo, que buscan su subsistencia en el trabajo en común, en cooperativas. La región contabiliza más de una veintena de estas agrupaciones para la producción de vinos y alcoholes, entre otros productos, en las que reside parte de la tradición vinícola de Extremadura. Las cooperativas dedicadas al vino conservan en la actualidad su peso social y económico, principalmente en comarcas extremeñas como Tierra de Barros, donde es más que visible “el cambio tremendo” que han experimentado en los últimos 25 años, valora José Miguel Domínguez, enólogo de cinco cooperativas. “Se han hecho más grandes, han abordado inversiones importantes en equipos y personal, se han tecnificado y han empezado a elaborar vinos óptimos”, que ya no sólo venden a granel, sino

32

que embotellan. Domínguez asesora entre otras a las agrupaciones Santa María Egipciaca o San José (ésta última integra a unos 2.200 viticultores). El 80% de su producción está destinado a la exportación para destilación y elaboración de brandys y viaja principalmente a Portugal, Angola, Centro Europa y Europa del Este. Sólo las cinco cooperativas para las que trabaja este enólogo producen en un año 90 millones de litros de vino, lo que da la medida de su importancia en el mercado del vino extremeño.


07. COOPERATIVA SAN MARCOS Año de fundación: 1980 Producción: 10 millones de litros Marcas: Heredad de Barros, Valdegracia, Barrado, Belmiro, Quinta del Santo, Marquitos, Campobarro… Dirección: carretera Aceuchal, s/n, Almendralejo (Badajoz) Teléfono: 924670410 Web: www.campobarro.com

En la comarca que tiene Almendralejo como cabecera, los viñedos forman parte del paisaje, tanto como las alcoholeras. Esta zona es cuna de las principales bodegas extremeñas y, cómo no, de las cooperativas vinícolas. Sobresale entre ellas la cooperativa San Marcos, con más de 300 socios y una inmensa producción de vinos que llegan en la actualidad a Holanda, Inglaterra, Suiza, Austria, Europa, Francia, Italia, Estados Unidos, Canadá, China o Japón. La cooperativa se creó en 1980 por la iniciativa de un grupo de agricultores “inquietos por el precio de la uva”, cuenta uno de sus miembros, Antonio Rosado, presidente además del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana. Por aquel entonces fueron 90, un número que se ha triplicado hoy, los socios que pusieron en pie la bodega y posteriormente extendieron su negocio a la

34

aceituna. Hoy manipulan 7 millones de litros de vino, aunque sólo embotellan el 70%, y han introducido en el mercado 18 referencias de vinos. Entre ellas destacan Heredad del Barro y Castillo del Velmiro. La calidad del 80% de su producción está garantizada por la Denominación de Origen, cuya labor ensalza Rosado como acicate al prestigio y calidad que han alcanzado los vinos extremeños.


08. VIÑA EXTREMEÑA Año de fundación: finales del siglo XIX Producción: Alcoholes Iglesias, empresa a la que pertenece esta bodega, produce 8 millones de litros, entre embotellado y granel Marcas: Adventus, Corte Real, Monasterio de Tentudía, Valdegema, Castillo de Valdestrada, Palacio de Monsalud, Vega Adriana y Palacio de Valdeinfante Dirección: calle Lago de Alange, s/n, Almendralejo (Badajoz) Teléfono: 924670158 Web: www.vinexsa.com

Hablar de Viña Extremeña (Viñexsa) es hablar de una de las bodegas más potentes de Extremadura, no sólo por la calidad, reconocimiento y volumen de producción de un holding familiar que abarca un extenso viñedo y tres bodegas en la comarca de Tierra de Barros, sino por sostener un objetivo empresarial que va más allá del vino y que atiende a la cultura. Como reza su eslogan comercial: “La cultura hecha vino y el vino hecho cultura”. Ejemplo de ello son los museos de arte sacro, de arte contemporáneo, de decantadores, las exposiciones itinerantes que albergan sus instalaciones, la fundación Schlegel -creada para el desarrollo de iniciativas que contribuyan al mantenimiento del patrimonio y la difusión de la cultura- o un jardín botánico que permite apreciar 400 especies vegetales. Alfonso Schlegel, director gerente e impulsor de las últimas iniciativas culturales, representa la quinta generación de una familia “implicada en dar a conocer los vinos de Extremadura”, una región donde elaborarlos resulta

36

tan “duro como gratificante”, asegura el propio Schlegel. Viña Extremeña, dice, refleja lo que Extremadura puede significar en el mundo del vino, “con una calidad a la altura de las regiones vinícolas más importantes de España, con una imagen muy marcada y con un sello de identidad inconfundible”. La bodega comercializa diez vinos, caracterizados por “un color intenso, sabor duradero y un equilibrio entre potencia y finura, que deja en la boca una sensación intensa y afrutada”. Los famosos Monasterio de Tentudía o Corte Real son sus referencias más celebradas, y muy pronto se unirá al catálogo un nuevo tinto coupage de cabernet sauvignon y syrah, exclusivo para la hostelería.


09. MARTÍNEZ PAYVA Año de fundación: 1980 Marcas: Payva (cinco tintos: reserva, selección, crianza, cosecha y tempranillo dulce, tres blancos, un cava) y Doña Francisquita Dirección: carretera Gijón-Sevilla, N-630, km 646, Almendralejo (Badajoz) Teléfono: 924671130 Web: www.payva.es

La quinta generación está casi a las puertas de tomar el relevo en las bodegas Martínez Payva, y lo hará con un largo camino andado. Hasta que esto ocurra, Ángel Payva continuará manejando el timón de esta empresa vinícola, que embotelló su primer vino en 1990, después de años dedicada a la venta de vino a granel para la elaboración de alcoholes a bodegueros de Jerez de la Frontera o Portugal. Para Ángel Payva, dedicarse al vino en Extremadura es una tarea tan “compleja” como “apasionante”. De esa pasión salió la primera botella con el nombre Payva impreso en la etiqueta y un vino tinto que desde entonces no ha hecho más que dar satisfacciones y premios a la bodega. “Nos ha costado mucho llegar -reflexiona Payva sobre su trayectoria y la de otros bodegueros extremeños- porque partíamos de la venta a granel. Pero estamos muy contentos.” Los vinos que actualmente produce la empresa, diez en total, están amparados por la Denominación de Origen Ribera del Guadiana y utilizan exclusivamente uvas de

38

viñedos propios. Éstos se extienden por 330 hectáreas de Almendralejo, y en ellos se pueden encontrar doce variedades de uva, incluida la verdejo, extraña en tierras extremeñas y con la que elaboran un vino blanco “muy aromático”. Volcados en un importante proyecto de I+D, que busca nuevas vías de negocio, como la producción de uvas congeladas, o métodos para mejorar el cultivo, como un sistema de sensores que controle la demanda de agua de la cepa, Bodegas Payva cuenta con unas cuidadas instalaciones, dotadas de restaurante, por las que han pasado en 2009 más de 10.000 visitantes.


10. VÍA DE LA PLATA Año de fundación: 1985 Producción anual: 200.000 botellas Marcas: cavas Vía de la Plata (semi-seco, brut, brut nature, brut chardonnay, brut nature chardonnay y rosado) Dirección: calle Zugasti 9, Almendralejo (Badajoz) Teléfono: 924661155 Web: www.bodegasviadelaplata.es

En noviembre de 1983 se descorchaba el primer cava extremeño: Vía de la Plata brut nature. Aniceto Mesías, ingeniero agrónomo y uno de los tres vitivinicultores que pusieron su empeño en ello, recuerda aquel momento con especial ilusión. “Fue el percutor para hacer vino de calidad en Extremadura, que hasta entonces se elaboraba sólo en pequeñas cantidades, y fue el comienzo de los primeros cavas extremeños”, asegura. Tras la efervescencia inicial del proyecto pionero y la división de la empresa en dos, las burbujas iniciales empezaron a evaporarse. “Hemos estado 20 años casi en subsistencia porque no es un producto que entre fácilmente en las casas, ni existe una cultura del cava. Es una lástima que se ponga a los postres”, lamenta Mesías. Y no fue hasta 2005, por el clima que desencadenó el debate político fruto de la elaboración del Estatuto autonómico de Cataluña poco antes de Navidad, cuando sorprendentemente empezó a demandarse cava de otras regiones. Ello propició el conocimiento del cava

40

extremeño, el aprecio por su calidad y el aumento de las ventas, aunque Mesías se queja de que se muestre todavía “más entusiasmo” por este producto fuera de la región que dentro. Vía de la Plata elabora actualmente ocho variedades de cava. Estas Navidades presenta su primer rosado, “la estrella de la casa y una delicia”. Hoy ya no es la única bodega extremeña que elabora espumosos. Payva, Lar de Barros (que comenzó la aventura de Vía de la Plata) o bodegas Romale han seguido su estela, aunque Vía de la Plata ostentará el honor de poner nombre al primer descorche espumoso de la región.


11. COMPAÑÍA VINÍCOLA DEL GUADIANA Año de fundación: 2000 Producción anual: 100.000 botellas Marcas: Basangus, Vigua y Landwine 2006 Dirección: calle Prim 1, Almendralejo (Badajoz) Teléfono: 924661080 Web: www.vinicolaguadina.com

Francisco Moreno estaba seguro de que en Extremadura podía hacer buen vino y creó Basangus, que se ha convertido para muchos en el mejor vino extremeño. Moreno dejó su Almendralejo natal para estudiar Ingeniería Agrónoma en Madrid. Dirigió durante 16 años las Bodegas Marqués de Murrieta en La Rioja y creó Bodegas Pazo de Barrantes, en Rías Baixas, antes de volver su mirada a Extremadura para poner en marcha un “proyecto personal y familiar”, en línea con el estilo de vinos que elaboraba fuera y que le permitiese seguir estando al lado “de los grandes vinos del mundo”. Así surgió Vinícola del Guadiana a mediados del año 2000, la iniciativa de un grupo de empresarios extremeños, a los que él se sumó para luego, a partir del 2001, tomar las riendas en solitario con el ambicioso reto de “elaborar vinos tintos importantes, que puedan estar en el mercado junto a los grandes del mundo”. Y ése es el mensaje de bienvenida en la web de la bodega: “Vinos de Extremadura para el mundo”. Vigua y Basangus,

42

hasta hace poco sus dos únicas referencias, marcan, a su juicio, un estilo “propio, definido y diferencial”. Son, dice, vinos “muy personales”, que cada día encuentran mayor reconocimiento de quienes los prueban. Recientemente ha presentado como “una obra de arte” su última creación, Landwine 2006, el curioso resultado de la colaboración de Vinícola del Guadiana, La Vinatería de Badajoz y el artista Alfonso Doncel. Pero quizás lo mejor esté aún por venir, porque para Francisco Moreno la experiencia de crear vino es cada día “más interesante y atractiva”, y está descubriendo poco a poco que, partiendo de conocimientos técnicos y científicos adecuados, aplicados a las características naturales de Extremadura y de sus viñedos, “se pueden conseguir grandes vinos”.

Francisco Moreno Camacho, propietario de Vinícola del Guadiana.


12. ROMALE Año de fundación: 1989 Producción anual: 500.000 botellas Marcas: Viña Romale, Privilegio de Romale, Cavas Romale Dirección: calle Gonzalo Hernández, 8, Polígono Industrial, Parcela 6, Manzana D, Almendralejo (Badajoz) Teléfono: 924667255 Web: www.romale.com

Veinte años ha cumplido Bodegas Romale, una empresa joven y pequeña que crearán en 1989 Francisco Nieto y su mujer en Almendralejo, y que actualmente guía su hijo, Diego Nieto, con una apuesta “por la calidad” y por hacer vinos “competitivos” por su relación calidad-precio, detalla el gerente. La bodega carece de viñedos propios, por lo que compra toda la uva que necesita para sus caldos a un grupo seleccionado de viticultores de la comarca de Tierra de Barros; “los mismos desde hace veinte años”, apunta Diego Nieto, y cuyo cultivo, que se extiende por unas 300 hectáreas, supervisan también los técnicos de Romale hasta la vendimia para controlar la calidad final del producto. En 1993, bodegas Romale embotelló sus primeros tintos jóvenes y ahora cuenta con once variedades entre blancos, tintos, rosados y cavas que comercializa

44

bajo las denominaciones de Viña Romale o Privilegio de Romale. Para estas navidades de 2009 estaba lista su última propuesta: un cava rosado del que se habían envasado 10.000 botellas de la primera añada.


13. LAR DE BARROS Año de fundación: 1931 Producción anual: Un millón de botellas aproximadamente Marcas: Lar de Barros, Lar de Lares, Lar de Oro, Lar de Plata, Bonaval, Marqués de Lares, Viña Adelaida Dirección: carretera de Villafranca de los Barros, s/n, Aceuchal (Badajoz) Teléfono: 924671235 Web: www.lardebarros.com

El año 1976 marcó un antes y un después en la industria vitícola de Extremadura. Ese año se embotellaba el primer vino de calidad de la región, un crianza, y se llamaba Lar de Barros. La bodega del mismo nombre que se embarcó en aquella aventura demostró entonces que otro vino, además del que se producía a granel, era posible en esa tierra de barros repleta de viñas, sólo había que proponérselo. Tan sólo un año después, en 1977, llegaba al mercado su primer reserva: Lar de Lares. A partir de ahí todo cambió, la reconversión de las empresas extremeñas del vino había comenzado. Así Lar de Barros fue la “pionera”, la que le dio un “valor añadido” a la comarca de Tierra de Barros, se enorgullece el gerente de la bodega, David Díaz. Su abuelo, Marcelino Díaz Sánchez, puso en pie este negocio vitivinícola en 1931. En la década de los 80 la abandonaron algunos de sus integrantes, como Marcelino Díaz González, que aún mantiene su participación en la sociedad pero que fundó su propia bodega, cuna de los conocidos Puerta Palma. También Aniceto Mesías y Pablo Juárez saldrían del negocio y se llevarían consigo la marca del cava Vía de la Plata, el primer espumo-

46

so de la región. Hoy Lar de Barros es lo mismo que Industrias Vitícolas del Oeste S. A. (Inviosa), todavía una empresa familiar, gestionada por la tercera generación, aunque acosada en los últimos meses por la crisis que le ha obligado a presentar un concurso voluntario de acreedores para sanearla. “Hacer vinos en Extremadura es una labor muy compleja y el sector está pasando momentos muy difíciles. Las grandes compañías nos tienen totalmente asfixiados”, explica Díaz. Aún así, la empresa continúa adelante con la perspectiva de una próxima estabilidad económica. Su primer gran reserva, el primero también de la región, saldrá al mercado en breve y se sumará al amplio catálogo de variedades de la casa que producen sus 500 hectáreas de viñedos y que exportan a 12 países: cinco tintos, cuatro blancos y hasta trece tipos de cavas agrupados en las marcas Bonaval, enseña de la bodega, Lar de Plata y Marqués de Lares. Todos ellos, valora David Díaz, vinos “sedosos y fáciles de beber”.


14. BODEGAS COLOMA Producción anual: 250.000 botellas Marcas: Viña Amelia, Coloma Jóvenes, Castillo Torre-Bermeja y Coloma Selección Dirección: Ex 363, km 5.6, Alvarado (Badajoz) Teléfono: 924440028 Web: www.bodegascoloma.com

El vino “no tiene sexo”, sentencia Amelia Coloma, pero reconoce que muchos importadores notan, sin saberlo previamente, la mano de una mujer en los vinos que salen de Bodegas Coloma. Ella, junto a su hermana Helena, encarnan la tercera generación de una familia de vitivinicultores procedente de Valladolid y asentada en Extremadura a mediados del siglo XX. Amelia Coloma, ingeniera agrícola y licenciada en Tecnología de los Alimentos, se encarga del proceso creativo del vino y su hermana, del comercial. Un tándem femenino que no pasa desapercibido. “Las mujeres llevamos muchos años luchando junto a los hombres para hacernos un sitio en el vino”, asegura esta enóloga, para quien el hecho de ser mujer le hace quizás ver y sentir el vino “con otra perspectiva”. Quizás también por eso los caldos Coloma tampoco resultan indiferentes, como su Coloma Merlot Selección de cosecha tardía, que “sorprende” por su carácter “amable, su fruta confitada y suave tanicidad”. Así, Coloma es una bodega “tan singular” como sus propietarias y sus vinos, que pueden considerarse de autor, “reflejo de esa singularidad”. “Son vinos con mucha personalidad y muy dife-

48

rentes.” La esencia está en el viñedo situado a los pies del castillo Torre-Bermeja (donde se ubica la bodega), en las tierras pedregosas y fronterizas con Portugal del municipio de Alvarado, donde, dice Amelia Coloma, la experiencia de hacer vinos resulta un “privilegio” por el microclima. Dividido en Pago Recarte, Viña Amelia y una zona experimental bautizada como Evandria (donde se recuperan especies autóctonas de uva), el viñedo Coloma aúna cepas de cabernet sauvignon, merlot noir, garnacha roja, cayetana blanca, viura o moscatel de grano menudo. De ahí saldrán muy pronto las últimas creaciones de Amelia Coloma: un nuevo tinto de garnacha de viñas viejas, criado en barrica, y que llevará el nombre de la sobrina de la enóloga, Julia Orgaz Coloma, y otro tinto crianza especial de graciano, al que bautizará como su hijo, Eduardo Acosta Coloma.


15. PALACIO QUEMADO Año de fundación. 2000 Producción anual: 450.000 botellas Marcas: Palacio Quemado, Señorío de Alange, PQ Dirección: carretera Almendralejo-Palomas, km 13,9, Alange (Badajoz) Teléfono: 924120082 / 957650100 Web: www.alvear.es

Hace 9 años la unión entre la casa Alvear y la familia Losada Serra dio como resultado la creación en Alange de las bodegas Palacio Quemado, un proyecto que también contó con el respaldo de la Corporación Empresarial de Extremadura. Fernando Giménez Alvear, consejero delegado de Alvear, destaca que esta bodega nació un año después de que se pusiese en marcha la Denominación de Origen Ribera del Guadiana. Esto permitió que el 100% del proyecto, tanto sus viñedos como sus caldos, naciesen en el seno de la D.O. En cuanto al papel de Alvear, apunta que aportan una tradición bodeguera familiar que arranca en el siglo XVIII, además de “ventajas competitivas de tecnología y músculo comercial”. Toda la uva que transforma Palacio Quemado proviene de su finca, donde hay casi 100 hectáreas de viñedo en las que, entre otras cosas, trabajan en la recuperación de algunas variedades de uva autóctonas de Extremadura. En medio de esa plantación está la bodega. Giménez Alvear señala que la suma de estas características “aporta calidad y estabilidad del fruto año a año, y una ventaja en la calidad y control de la elaboración, por la cercanía del lagar a las

50

viñas”. El consejero delegado de Alvear tiene claro que dentro de un sector tan competitivo como es el del vino la clave del éxito pasa por “posicionar la marca como producto de calidad” por encima de la cantidad producida, ya sea en Extremadura o en Rioja, puesto que las variedades más básicas “sólo son rentables en volúmenes muy lejos de cualquier elaborador extremeño” (más de 10 millones de cajas de 12 botellas). Actualmente esta bodega saca al mercado 450.000 botellas anuales, y el 60% de su producción se vende fuera de España. Su proyecto a corto y medio plazo pasa por “acrecentar la bodega actual” hasta alcanzar “en poco tiempo” una producción de 800.000 botellas cada año.


16. PAGO DE LAS ENCOMIENDAS Año de fundación. 2007 Producción anual: 90.000 botellas Marcas: Nadir, Nadir rosado, Xentia Dirección: Camino de San Isidro, s/n, Villafranca de los Barros (Badajoz) Teléfono: 924118280 Web: www.pagodelasencomiendas.es

Entre las bodegas más jóvenes de la región destaca Pago de las Encomiendas, que está ubicada en Villafranca de los Barros. Creada en 2007, el año pasado sacó al mercado su primer caldo. De su trabajo destaca, según su gerente, Diego Reyes Carrillo, “sobre todo la importancia que se le da al viñedo”. Así, realizaron un duro trabajo para seleccionar las parcelas para sus viñedos, apostaron por variedades “muy diferentes al resto” y establecieron nuevas mecánicas de trabajo. En este sentido, es llamativa su apuesta por la vendimia nocturna (de 2 a 8 de la mañana), y que se usen cajas pequeñas para que la uva “llegue intacta a la bodega”. Una vez allí, explica Diego Reyes, utilizan un sistema “de gravedad directa” único en la región. Es decir, que la uva no llega a los depósitos por tuberías ni impulsadas por una bomba, sino por su propio peso. También usan depósitos pequeños en los que el vino nunca entra en contacto con el oxígeno, y la fermentación se hace por debajo de los 15 grados, con lo que “se conservan más los aromas”. El mercado ha acogido especialmente bien su vino rosado, Nadir, considerado ya uno de los mejores de España, y que compite

52

directamente con los caldos navarros. Reyes Carrillo apunta que “donde va se queda”. Su bodega tiene capacidad para producir 150.000 botellas al año, pero de momento la producción se limita a 90.000. En cuanto a las ventas, su primer objetivo es consolidarse en Extremadura antes de buscar nuevos mercados, aunque, de forma paralela, han hecho “los primeros pinitos en exportaciones con cantidades pequeñas”. El gerente de Pago de las Encomiendas asegura que las bodegas tradicionales de la región están siendo desplazadas por las nuevas “por su falta de innovación”. Y las nuevas bodegas, añade, proponen “vinos más sofisticados y más cuidados”. Esto es positivo porque “el mercado de los caldos de calidad no baja”, y se muestra convencido de que en Extremadura “hay capacidad para hacer vinos punteros en España”.

Diego Reyes Carrillo, enólogo de Pago de las Encomiendas.


17. LÓPEZ MORENAS Año de fundación: 1943 Producción anual: 110 millones de litros Marcas: Gran Duque, El conquistador, Delaviña, Don Justo, Vegas del Rivilla, marcas blancas, Valdeorite, Seilón, Vegas del Bodión Dirección: calle Melilla, 13, Fuente del Maestre (Badajoz) Teléfono: 924530016 Web: www.bodegaslopezmorenas.com

Pedro Morgado es el gerente de las bodegas López Morenas, un proyecto nacido con carácter familiar en 1943 pero que desde 1990 funciona como empresa. Sus cifras son de tal magnitud que asustan. Con sus en torno a los 110 millones de litros de vino envasados al año, por sus instalaciones pasa un tercio del vino de toda Extremadura. Actualmente su producción llega a los cinco continentes (casi un tercio se vende fuera de España) y esta bodega, la más grande de Extremadura, abarca una amplia gama de caldos. Su principal apuesta es el vino de mesa en tetrabrik, “un vino básico a buen precio”, señala Morgado. Al mismo tiempo envasan vino para las marcas blancas de grandes superficies como Carrefour y Alcampo, y se reservan una parte de la producción para un vino de más calidad, Vegas del Rivilla, incluido en la Denominación de Origen Ribera del Guadiana. Este caldo también se puede adquirir en tetrabrik a pesar de su calidad. No en vano esta empresa recibió en 2002 el premio a una ‘de las mejores ideas empresariales del año’, como fue en ese momento ser la primera bodega española en vender cabernet sauvignon en tetrabrik. Pero no sólo

54

se centran en esa línea de vino en cartón. De hecho, es una de las principales productoras de botellas de vino de toda España gracias a los 20 millones de unidades que saca al mercado cada año. Tienen previsto instalar una nueva máquina que les permitirá introducir un nuevo formato de tetrabrik, más estilizado y con forma de prisma, y a medio plazo, además, quieren ampliar aún más sus instalaciones. Para Pedro Morgado el gran problema de este sector es que a pesar del descenso del consumo continúa aumentando la producción año tras año, y eso “produce un desfase claro”. El grupo López Morenas es también propietario de la bodega Valdeorite, instalada cerca de Badajoz y que produce vinos para las Denominaciones de Origen Ribera del Guadiana, Rioja y Ribera del Duero.


18. ALAUDE Año de fundación. 2006 Producción anual: 66.000 botellas Marcas. Quinta Alaude, Alius Dirección: semillero de empresas, 2, Oliva de la Frontera (Badajoz) Teléfono: 924740174 Web: www.bodegasalaude.com

El enólogo José Daniel Mejías trabajó en varias bodegas extremeñas y catalanas antes de decidirse a crear su propio proyecto, que se encuentra en Oliva de la Frontera. Lo hizo, explica, “porque quería hacer las cosas de otra manera después de 16 años de experiencia”. Y es que está convencido de que Extremadura tiene potencial de sobra para triunfar en este sector, aunque para ello, asegura, “hay que cambiar el chip”. “A fecha de hoy somos la segunda región en hectáreas de viñedo, pero no tenemos ninguna marca de referencia que arrastre al resto”, reflexiona. Por eso en esta bodega se recoge la uva a mano, se transporta en pequeñas cajas de 18 kilos y se somete a un riguroso proceso de selección, primero racimo a racimo y luego uva a uva. “Pequeñas cantidades y alta calidad a precios competitivos”, defiende Mejías. En el mercado han logrado posicionar dos caldos muy diferentes, el Quinta Alaude y el Alius. El primero “es un vino relativamente joven, más amable” y que “curiosamente ha tenido muy buena respuesta de las mujeres consumidoras de vino”. El segundo “es un vino de restaurante, más concentrado y a la altura de los grandes vinos españoles”.

56

Este enólogo insiste en que la clave, la viabilidad, pasa por una apuesta clara por la calidad, y asegura que los datos respaldan su teoría: “Económicamente es el peor momento, pero cada día vendo más y tengo más clientes”. Actualmente sus ventas aún se centran en Extremadura, aunque afirma que ya ha comenzado a vende, entre otros lugares, en Barcelona, Baleares, Valencia o Asturias. A pesar de la juventud de la bodega, Mejías es ambicioso: se ha planteado como objetivo que el 50% de sus ventas correspondan al mercado exterior. Y para empezar este mismo año los vinos de Alaude han comenzado a venderse en Bélgica.


19. ROMERO Año de fundación: 1954 Producción anual: 500.000 litros Marcas: El Cordón del Bejico, Pitarra del Cortijo, Almonazar, Pradomayo, Dominio de Caeles, Burbujas de Eva-Beba Dirección: Avenida de Magaz, s/n, El Raposo (Badajoz) Teléfono: 924570448 Web: www.bodegasromero.com

Juan Leandro Romero sigue la tradición bodeguera que inició su padre a mediados del siglo XX, con la creación de una bodega artesanal junto al balneario de El Raposo. Para este bodeguero la clave está en las fuertes inversiones que han realizado en los últimos años tanto en tecnología como en mecanismos de control de los viñedos (“porque un gran vino nace en la vid”). Tradicionales, clásicos, gama alta… y caprichos. Bodegas Romero abarca todas las variedades posibles. En su opinión, lo que hace diferente su producto es que hace “todo con mucho cariño”, aplican un sistema muy similar al de la producción ecológica, aunque lo hagan sin acreditación oficial, “y buscando siempre ofrecer algo diferente”. Por eso un día plantó en El Raposo una uva alsaciana, gewürztraminer, que le había sorprendido y que, “pese al cambio de clima”, se ha adaptado y le permite “una pequeña producción de un vino blanco muy diferente”. Hay otra bodega de la región que produce esta uva, “pero es en otra zona y el sabor es muy dife-

58

rente”, indica. Juan Leandro tiene claro que no quiere “vender a toda costa”, y por eso apuesta por producir vinos singulares. Su próximo proyecto es empezar a vender vinos con el sello ecológico, algo con lo que, además, confía en comenzar a abrir el mercado exterior. Para todo ello cuenta con 32 hectáreas de viñedo propio y otras 50 de agricultores con los que colaboran año tras años “para que nuestros vinos sean siempre similares”. Hasta ahora producían unos 150.000 litros al año, aunque su bodega tiene capacidad para embotellar tres veces más.


20. TORIBIO Año de fundación: 1950 Producción anual: 160.000 litros Marcas: Viña Puebla Dirección: Calle Luis Chamizo, 12 y 21, Puebla de Sancho Pérez (Badajoz) Teléfono: 924551449 Web: www.bodegastoribio.com

Bodegas Toribio nació a mediados de siglo como una empresa familiar. Hoy está al frente de la misma Fernando Toribio, enólogo y gerente del fundador. Son unos clásicos del sector del vino extremeño, y él lo explica asegurando que se trata de “una bodega familiar y pequeña con vinos artesanales y muy cuidados”. Todo lo que transforman es de sus propios viñedos, en los que se limita la carga de cada cepa “para cuidar el fruto lo máximo posible”. Tiene el honor de haber sido la bodega extremeña que embotelló el primer vino con la etiqueta de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana: un caldo de su premiada marca Viña Puebla. Para Toribio, el gran problema del sector en estos momentos es la falta de adecuación entre la oferta y la demanda, por lo que cree necesario que “haya menos producción pero de más calidad para que el vino extremeño encuentre su sitio en el mercado”. En cuanto a sus propias cifras, asume que aunque sus caldos son de gran calidad de momento no pueden ampliar la

60

producción “por falta de materia prima”. Aunque ya han empezado a trabajar para solucionar esta limitación. Han plantado nuevas viñas y en 2010 se han marcado un doble objetivo: iniciar la venta de vino ecológico e ir ampliando poco a poco su presencia en los mercados exteriores. Cuando echa la vista atrás reconoce que la bodega de hoy en día tiene poco que ver con la que hace casi 60 años fundó su padre. “Al principio era vino a granel que se envasaba en garrafa”, mientras que ahora sus caldos “son bastante reconocidos y están implantados en restaurantes de calidad media y alta”. “Y el futuro está ahí”, insiste, porque esta bodega no puede competir en cantidad pero sí en calidad, “en la búsqueda de la perfección”. Fernando Toribio concluye que en Extremadura “se pueden hacer cosas muy interesantes en este sector”.


21. OTERO VAQUERA Año de fundación. 2001 Producción anual: 40.000 botellas Marcas: Bureo Dirección: carretera Azuaga-Maguilla, km 11,5, Azuaga (Badajoz) Teléfono: 924144078 Web: www.vinosbureo.com

En 2001 nacían en Azuaga las bodegas Otero Vaquera, que desde el primer momento se decantaron por una producción muy limitada pero de máxima calidad. Su actual responsable es María Otero, que recuerda que no sólo es joven la bodega, sino también sus viñedos, plantados en 1996. Todo lo que comercializa esta empresa, los caldos tintos Bureo, sale de sus propios viñedos, y actualmente la bodega se está centrando en la producción de variedades monovarietales que reposan en sus 150 barricas de roble americano y francés. Al igual que otros buenos conocedores del sector, esta enóloga asegura que la crisis se está viendo compensada en buena medida por una cultura del vino cada vez más extendida que hace que haya un mayor mercado para vinos de calidad media/alta, que es justo al segmento al que ellos se dedican. Esta bodega trata además de estar siempre a la última en materia de innovación, por lo que están en continua colaboración con los centros de investigación, públicos y privados,

62

que hay en la región. El mejor ejemplo de este espíritu innovador es la salida al mercado de su gelée de vino, que se utiliza como compañero perfecto para cocinar productos como el foie, el paté, los quesos y las carnes de caza. De cara al futuro se han marcado como objetivo lograr que se reconozcan sus caldos como vinos de pago. Es la máxima calificación, por encima de las D.O. calificadas y de las D.O. Para eso es necesario que el vino cumpla unas características muy especiales, muy definidas y exclusivas del territorio en el que se produce. Entre otras cosas es necesario ser propietario de los viñedos y de la bodega, y que esta última esté enclavada entre las viñas para garantizar un mayor cuidado de la uva, condiciones que ya cumple Otero Vaquera. “Es la gama más alta del vino”, explica María Otero, aunque el problema es que en Extremadura aún no se ha regulado esta figura.


22. MEDINA Año de fundación: 1931 Producción anual: 1,5 millones de litros Marcas: Jaloco, Marqués de Badajoz, Diferente, Pitarra de Abuelo, Casta Brava Dirección: Calle Cestería, 4, Zafra (Badajoz) Teléfono: 924575060 Web: www.bodegasmedina.net

Francisco Medina es el máximo responsable de las bodegas Medina. Sigue así una tradición que inició su bisabuelo José Montaño en 1931, aunque entonces no era el principal negocio de su familia. Cuatro generaciones después, esta bodega saca al mercado cada año 1,5 millones de litros de vino de todo tipo, desde grandes reservas hasta dulces, pasando por crianzas, tintos jóvenes y rosados, entre otros. Para ello disponen de hasta cinco marcas comerciales que abarcan todas las variedades. Francisco Medina destaca que se trata de una bodega que ha incorporado los últimos adelantos tecnológicos del sector, y cuyos caldos han logrado numerosos precios regionales y nacionales. Se trata de unos vinos, asegura, “con mucho aroma” y criados en barricas de roble americano y francés. Actualmente trabajan en el desarrollo de su nuevo vino rosado, que ya salió al mercado en la última campaña “con mucho futuro”, y en los tintos jóvenes de roble, “que son especialmente frescos”. Su capacidad de producción y em-

64

botellado duplica la producción de sus viñedos propios. Actualmente Bodegas Medina dispone de dos bodegas tras la construcción de la impresionante Bodega Las Monedas, que se suma así a la tradicional El Convento. Esta bodega es una de las que ha apostado en la región por el enoturismo, al tiempo que también organiza catas y cursos de catas.


23. MEDINA HERMOSO Año de fundación: 2002 Producción anual: 600.000 litros Marcas: Envidia, Dominium, Sol, Señoría de Medina, Vino del Amor y Pitarra de Medina Dirección: calle Valencia, s/n, Medina de las Torres (Badajoz) Teléfono: 924560360 Web: www.medina.cc

Es una de las jóvenes bodegas más originales que han surgido en los últimos años en Extremadura. Es la bodega Medina Hermoso, que pertenece a dos hermanos treintañeros “con experiencia en el sector” que deseaban “elaborar vinos de calidad y disfrutar con el trabajo”. Así lo explica Eva Medina, una de las dueñas de la bodega de Medina de las Torres. Vinos jóvenes y atrevidos y vinos más tradicionales. Los dos extremos en la misma bodega. Medina señala que desde el primer momento se plantearon la necesidad de presentar en el mercado “una imagen renovada de los vinos, con nombres y etiquetas llamativas, con una imagen muy fresca para unos vinos jóvenes”. Entre otras cosas porque “es muy difícil introducir una marca nueva de vino en un mercado muy competitivo”. Así surgieron los caldos Envidia. Entre los 600.000 litros anuales que produce esta bodega, sus responsables buscan siempre ofrecer al público algo original. Es el caso de sus vinos Envidia Chic, con apenas 8 grados de alcohol. Y

66

de los Vinos del Amor. Eva Medina asegura que su bodega es la única del mundo que embotella caldos que sigan las recetas tradicionales de los romanos y de los que producen cuatro variedades: de miel, de canela, de rosas y de violetas. La mitad de sus botellas se vende en otros países, sobre todo en Centroeuropa, pero también en lugares como Colombia y México. Sobre sus instalaciones, lo cierto es que no tienen viñedo propio, “pero se controla mucho la uva de los agricultores” con los que colaboran. A cambio, disponen “de lo último en tecnología”, e incluso de su propio laboratorio. De cara al futuro sólo se plantean un reto: afianzar su marca en el mercado.


MAPA DE LAS PRINCIPALES BODEGAS DE LA REGIÓN LISTADO DE BODEGAS

68

01

BODEGAS LAS GRANADAS CORONADAS

09

BODEGAS MARTÍNEZ PAYVA

17

BODEGAS LÓPEZ MORENAS

02

BODEGAS Y VIÑEDOS DE TRUJILLO

10

VÍA DE LA PLATA

18

BODEGAS ALAUDE

03

BODEGAS CATALINA ARROYO

11

COMPAÑÍA VINÍCOLA DEL GUADIANA

19

BODEGAS ROMERO

04

BODEGAS VIÑA SANTA MARINA

12

BODEGAS ROMALE

20

BODEGAS TORIBIO

05

BODEGAS PUENTE AJUDA

13

BODEGAS LAR DE BARROS

21

BODEGAS OTERO VAQUERA

06

COOPERATIVA SANTA MARTA DE LOS BARROS

14

BODEGAS COLOMA

22

BODEGAS MEDINA

07

COOPERATIVA SAN MARCOS

15

BODEGAS PALACIO QUEMADO

23

BODEGAS MEDINA HERMOSA

08

VIÑA EXTREMEÑA

16

BODEGAS PAGO DE LAS ENCOMIENDAS


TORRE JULIA Selección de J. R. Alonso de la Torre. Fichas de Toñi Escobero a partir de la información facilitada por las bodegas

Hay otros vinos extremeños de interés, y cada aficionado podría establecer su propia lista, pero con toda seguridad hallará en ésta algunos de los mejores, de los más sugerentes o de los más singulares.

Bodegas Las Granadas Coronadas. D. O. Ribera del Guadiana. Tipología: reserva 2004, tinto roble. Otros datos: crianza 14 meses en roble francés y embotellado el tercer año. Uva: 100% cabernet sauvignon. Cata: color rojo picota brillante y limpio, aroma muy fiel al viñedo. En boca, vino equilibrado, carnoso en el paso de boca, amplio, lleno y elegante, con buena estructura y hermosa permanencia.

BASANGUS

Bodega Vinícolas del Guadiana. D. O. Ribera del Guadiana. Añada: 2006. Tipología: crianza en barrica de roble francés Allier durante 10 meses. Uva: 100% tempranillo. Cata: color limpio y brillante, con tonalidades rubí-picota y recuerdos morados. Aroma de vinosidad limpia, recuerdo a su fase primaria de uva tempranillo y sensaciones de regaliz en equilibrio con su carácter de roble francés. En boca es amplio, lleno de gustosidad y matices elegantes. Profundo y pujante, con gran persistencia.

BUREO SELECCIÓN

Bodegas Otero Vaquera. Tipología: 18 meses en roble. Uva: propia procedente exclusivamente de Pago Bureo, variedad tempranillo. Cata: en su color perduran los tonos violáceos, lo nos indica una larga vida, intensidad aromática alta (torrefacto, vainilla y chocolate). Gran expresividad en boca, envolvente y aterciopelado.

70

COLOMA MERLOT

Bodegas Coloma. Tipología: criado en barrica. Uva: 100% merlot noir. Cata: El color es rojo guinda con ribete morado. En nariz se muestra complejo y elegante con aromas de ciruela, cereza, chocolate y confituras. Sabor intenso y aterciopelado, completado con taninos dulces que hacen de él un vino sabroso, suave y equilibrado.

PQ

Bodega Palacio Quemado-Viñas de Alange. D. O. Ribera del Guadiana. Añada: 2007. Tipología: 8 meses en barrica nueva de roble francés. Uva: coupage de distintas variedades de uva propia, manteniendo la base de syrah. Cata: color cereza oscuro. En nariz destacan los aromas intensos y profundos de cereza y mora maduras, junto con notas de la madera nueva del roble francés que lo hacen especialmente elegante y agradable. En boca, amplio y redondo, con acidez y taninos dulces perfectamente integrados.

HABLA Nª4

Bodegas y Viñedos de Trujillo. Añada: 2006. Característica: 12 meses de crianza en barrica de roble francés. Uva: 100% syrah. Cata: atractivo color ciruela con matices violetas. En nariz es intenso y complejo, con aromas de pomelo, frambuesa, cassis y grafito. En boca, carnoso y fresco, con notas a frambuesa, mora y toques minerales, lo que revela un vino sofisticado, sutil y delicado, con aromas especiados y minerales y una boca persistente.


VIÑA PUEBLA ENSENCIA

Bodegas Toribio. D. O. Ribera del Guadiana. Añada: 2006. Tipología: tinto crianza. Uva: cabernet sauvignon, tempranillo y garnacha. Cata: color violeta intenso. En nariz, aromas a frutos del bosque, frambuesa, notas especiadas de madera tostado suave. En boca, bien estructurado, redondo, con recuerdos a fruta fresca.

TORREMAYOR RESERVA

Bodega Santa Marina. D. O. Ribera del Guadiana. Añada: 2003. Tipología: 14/16 meses en barricas francesas de roble y más de un año en botella. Uva: 100% tempranillo. Cata: un vino que expresa todo el carácter de la variedad, de color rojo picota bien cubierto, muy expresivo, con notas de frutas, vainilla, caramelo.

QUINTA ALAUDE

Bodegas Alaude. Tipología: maduración 4 meses en barrica nueva de roble americano y 10 meses en botella. Uva: 80% tempranillo y 20% merlot. Cata: color rojo picota de capa media-alta, muy vivo y brillante. En nariz, compleja, con gran variedad de matices y buena intensidad, predominan los aromas de frutos rojos (fresa y frambuesa), con notas balsámicas y minerales, especias, regaliz, cedro y una punta de tostado. En boca, amplio, sabroso y estructurado. Paso de boca sedoso y agradable con taninos bien pulidos. Final largo y frutal, con la madera bien integrada.

72

XENTIA

Bodegas Pago de las Encomiendas. Tipología: tinto crianza (14 meses). Uva: 85% tempranillo y 15% petit verdot. Cata: color de tonos violáceos y malvas denotan su juventud, la intensidad colorante con un toque personal de seriedad. Los principales aromas que se detectan son una mezcla de cafés, chocolate, moca y tiramisú, pero también aparecen aromas a mermelada de arándanos, ciruelas negras y moras, junto con ciertos tonos especiados.

FINCA EL MUSINAL

Bodegas Dolores Morena. D. O. Ribera del Guadiana. Añada: 2004. Uva: 100% garnacha tintorera. Cata: intenso color cereza granate con ribetes púrpura. En nariz se presenta muy complejo y elegante, impecables aromas de barrica nueva (coco, vainilla, panadería) que se ensamblan con la concentración de frutos rojos maduros. En boca se muestra expresivo, goloso, sugerente, sabroso, untuoso, volviendo en retronasal los frutos rojos y los aromas de crianza. Con buena estructura y equilibrio que garantiza una buena vida en botella.

DOMINIUM

Bodegas Medina Hermoso. Añada 2004. Tipología: envejecido 12 meses en barrica de roble y afinado en botella. Uva: merlot. Cata: vino de alta expresión, de aromas intensos y sabroso en boca.


CAMPOBRAVO ALMONAZAR GEWÜRZTRAMINER

Bodegas Romero. Uva: 100% Gewürztraminer. Cata: color amarillo paja verdoso, perfumado y potente en nariz, aromas florales, a fruta exótica y cítricos, fresco, sedoso y con sensaciones dulces.

VIÑA MAIMONA

Sociedad Cooperativa Virgen de la Estrella de Los Santos. Uva: Eva/Beba de Los Santos. Cata: color amarillo pálido, muy limpio. Los aromas son a frutas tropicales, melón, plátano, y el gusto es muy suave y sedoso.

EMPERADOR DE BARROS

Bodegas Viticultores de Barros. D. O. Ribera del Guadiana. Añada: 2008. Tipología: blanco joven. Uva: 100% cayetana, variedad que solamente se produce en tierras extremeñas, concretamente en la comarca de Tierras de Barros. Cata: fresco, con notas herbáceas y florales mediterráneas, con toques de frutas dulces.

NADIR

Bodega Pago de las Encomiendas. Añada: 2007. Uva: 85% tempranillo, 15% petit verdot. Cata: color rubí brillante y limpio, con muchos tonos fucsia. Muy complejo en aromas. Mezcla de aromas frutales, fresa, frambuesa y cereza y ciertos tonos de arándanos, endrinas y grosella. Ligeros tonos de elegancia de flores como violeta y magnolia. Untuoso y voluminoso en la boca, llenándola de un equilibrio, entre aromas retronasales, que nos recuerdan a las notas detectadas en nariz.

74

Bodegas San Marcos. Añada: 2008. Tipología: rosado aguja. Uva: 100% syrah. Cata: vino de aspecto brillante, de color rosado granate muy intenso. En nariz, aromas francos frutales, en los que destacan frambuesa y frutos silvestres, con recuerdos a uva moscatel. En boca presenta un buen paso, muy ligero, con notas dulces bien combinadas con toques de carbónico y una acidez moderada.

PAYVA BRUT NATURE

Bodegas Martínez Payva. Tipología: vino blanco espumoso. Añada: 2007. Uva: 75% macabeo, 25% chardonnay. Cata: color amarillo paja, corona intensa con burbujas finas y pequeñas. En nariz, aromas a finas hierbas, frutas de pulpa blanca y mandarina, recuerdos de la primera fermentación y a pan tostado y bollería de la mañana, memorias del segundo proceso de la fermentación. En boca es equilibrado, pleno, fresco e intenso. Muy persistente con burbuja agradable y pequeña expresión.

VÍA DE LA PLATA ROSADO

Bodegas Vía de la Plata. Añada: 2008. Uva: 100% garnacha. Cata: color frambuesa con matices violáceos de buena conservación. En fase visual tiene una muy buena efervescencia, con rosarios de finísimas burbujas simétricamente ascendiendo hacia la superficie formando una amplia corona en bordes. Paso de boca amable, fresco, vivo, intenso, carnoso y elegante. Con notas florales y frutales. Buena estructura y muy persistente en sus notas finales.

VIÑA ROMALE NATURE

Bodegas Romale. Tipología: cava brut nature (D. O. Cava). Uva: 60% macabeo y 40% parellada. Cata: blanco pálido y brillante con finísima y persistente burbuja, excelente conjunto de aromas y paladar muy elegante.


TEXTO Y FOTOS: Cedidos

76

Alimentos de Extremadura, la marca promocional que diseñó la Junta de Extremadura para identificar a los productos alimentarios de esta Comunidad, para poner en valor nuestras producciones alimentarias y fomentar su conocimiento entre los consumidores, aumentando su percepción y elevando su consideración, viene desarrollando desde sus inicios una importante serie de acciones tanto a nivel regional como nacional o internacional, entre las que han jugado un papel muy importante las promociones realizadas con las principales cadenas de distribución que operan en todo el país, con un protagonismo muy especial, sin duda, para el vino extremeño, consiguiendo así que nuestros caldos sean apreciados en todo el territorio nacional.

Durante el año 2008 y 2009 se han realizado cerca de 50 acciones con cadenas como El Corte Inglés, Alcampo, Carrefour, Eroski, E-Leclerc o El Árbol, entre otras, en las que han participado más de 30 bodegas extremeñas. Estas acciones abiertas al público en general han sido complementadas con otras interesantes propuestas llevadas a cabo en ámbitos más específicos, como la que acercó el vino extremeño al sector español de la restauración en las exitosas Jornadas Gastronómicas de Extremadura que se celebraron del 16 al 28 del pasado mes de junio en 85 restaurantes de El Corte Inglés e Hipercor de toda España, coincidiendo con la promoción de “Alimentos de Extremadura” en esta cadena de distribución.

BODEGAS HIJOS DE FRANCISCO ESCASO, C.B. BODEGAS CASTELAR, S.A. VIÑA EXTREMEÑA, S.A. BODEGAS DE AGUILAR, S.L. BODEGAS FRANCO SÁNCHEZ, S.L. BODEGAS RUIZ TORRES, S.A. BODEGAS ROMALE, S.L. BODEGAS MERCEDES FERNÁNDEZ GORDILLO INDUSTRIAS VINÍCOLAS DEL OESTE, S.A. BODEGAS SANI, S.L. BODEGAS EVA MARÍA MEDINA HERMOSO COOP. NTRA. SRA. DE PERALES BODEGAS MARCELINO DÍAZ, S.A. BODEGAS CAVE SAN JOSÉ ALCOHOLES IGLESIAS, VADEMECUM BODEGAS JOSÉ FÉLIX COLOMA NAVARRO. BODEGAS COLOMA BODEGAS VIA DE LA PLATA, S.L. VIÑAOLIVA, S. COOP. S. COOP. SAN MARCOS VIÑAS DE ALANGE, S.A. BODEGAS PARADELLS, S.L. BODEGAS MARTINEZ PAYVA, SAT BODEGA PEÑA DEL VALLE, S.L. SDAD. COOP. SAN ISIDRO DE VILLAFRANCA BODEGAS Y VIÑEDOS JUAN ANTONIO Y JOSE CANCHO, C.B. BODEGAS RUIZ Y PELOCHE S.A.T. SAN ANTONIO. SAN ANTONIO BODEGAS

BODEGAS LAS GRANADAS CORONADAS, S.L. BODEGAS FRANCISCO JAVIER MARTÍN AMARO SOCIEDAD COOPERATIVA MONTEVIRGEN VIÑA SANTA MARINA, S.L. BODEGA AGAPITA RUBIO BRAVO S.A.T. VITICULTORES DE BARROS BODEGAS VINÍCOLA GUADIANA, S.L. PAGO LAS ENCOMIENDAS, SDAD. COOP. BODEGAS MATÍAS RAMIRO CIUDAD BODEGAS ALVISÁN, S.L. BODEGAS TORIBIO, S.L.


TEXTO Y FOTOS: Cedidos

La Denominación de Origen Ribera del Guadiana es una entidad de certificación que asegura el control de calidad de los vinos extremeños y vela por el cumplimiento de los parámetros en el cultivo de los viñedos, elaboración, crianza y etiquetado. Engloba las subzonas de Cañamero, Montánchez, Ribera Alta, Ribera Baja, Matanegra y Tierra de Barros. En total, son setenta y dos bodegas las que actualmente se encuentran inscritas dentro del Consejo Regulador de Ribera del Guadiana, bodegas que aplican al proceso de elaboración de sus vinos cuidadosas técnicas modernas.

78

En la actualidad, el Consejo Regulador se encuentra inmerso en el proceso de adaptación del nuevo Reglamento, aprobado por Decreto 170/2009 el 24 de julio de 2009, en el que figura la nueva normativa sobre el proceso de certificación por el que las bodegas inscri-

tas se convierten en las encargadas directas de realizar el control de la vendimia y justificar estos controles mediante una serie de registros que deben presentar a la Denominación de Origen para conseguir el certificado de calidad de sus productos. En cuanto a su ámbito promocional se refiere, y tras la implantación de una nueva imagen corporativa, el Consejo Regulador acaba de poner en marcha un programa de promoción en el extranjero: un Plan de Internacionalización de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana en los mercados de Rusia, Suiza y México, cuyo objetivo principal es incrementar la notoriedad de los vinos extremeños en dichos países, tras haber conseguido previamente que esta entidad ocupe un lugar relevante en el mapa actual de denominaciones de origen españolas.


“Tiempo para las cosas por las que vivimos“ www.cosasporlasquevivimos.com www.marcaextremadura.es

Esta publicación es una acción del programa Marca Extremadura.


Imagen de Extremadura: Especial Vinos