Page 1

ELEFANTE: LABORATORIO DE DIBUJO PROYECTO DESARROLLADO POR: MAR GARCÍA Y LISA CASTRILLÓN LUGAR: CASA DE LA CULTURA SUBA-CENTRO

RESUMEN Las imágenes que producimos y consumimos a diario no son fortuitas, se construyen desde percepciones personales ancladas a un entorno social y cultural que va cambiando con cada época, convirtiéndose en un reflejo de lo que nos rodea. A partir de ésta premisa, surge la idea de brindar herramientas que posibiliten una reflexión en torno a la imagen a través del dibujo, una de las formas de creación más utilizadas por el ser humano, que se encuentra localizado en diversos campos de conocimiento (no solo el artístico) permitiendo un ejercicio de expresión, descripción y narración de una idea. (Gómez, 1999) Se plantea entonces un laboratorio de creación, cuyo eje transversal sea el dibujo y su enseñanza desde la experimentación a fin de propiciar un espacio donde emociones, sensaciones, cuerpo, relaciones pedagógicas y afecto tengan lugar común, estimulando el acto creativo y permitiendo al mismo tiempo explorar y entender el mundo a partir de las experiencias, aportando así a la formación integral del ser humano.

PALABRAS CLAVE: enseñanza del dibujo, laboratorio, creación, experiencia.

CONTEXTO Este tercer ciclo de práctica pedagógica se llevó a cabo en la casa de la cultura de Suba, un lugar de educación no formal perfecto para implementar y ejecutar el laboratorio que se tenía planeado. El objetivo de la educación no formal, según la ley 115 de educación del Ministerio de Educación Nacional de Colombia, es el perfeccionamiento del ser humano, la capacitación para el desempeño artístico, recreacional y la participación ciudadana de la comunidad para la construcción y fortalecimiento de la cultura. Buscábamos desarrollar nuestro proyecto de una manera más libre y abierta, sin depender directamente de las directrices de la institución, de un currículo progresivo o de unas secuencias regulares. Queríamos


que los niños que fuesen llegando, pudieran acoplarse a las actividades planteadas. La casa de la cultura de Suba es un lugar que brinda las condiciones necesarias para llevar a cabo este proyecto con la garantía de nuestra autonomía como sus creadoras y encargadas. Este espacio, orientado al fortalecimiento de la cultura desde procesos de pedagogía social como centro dinamizador de la vida cultural y social de las comunidades, involucra diversos sectores de la comunidad, permitiéndo así un acercamiento a diversos públicos, conocedores y no conocedores del campo artístico. “Las casas de la cultura son espacios de participación ciudadana para la protección de las expresiones culturales heredadas y heredables, la creación y producción de nuevas expresiones, el diálogo de las diferencias y diversidades (acercamiento a otras culturales locales, nacionales e internacionales), la formación no formal e informal y la difusión de las diversas expresiones de la cultura.” (MEN, 2009:pag.). Esta casa en particular nace en el año 1997 con la idea de generar un espacio cultural para la comunidad de Suba. Desde niños hasta adultos mayores pueden participar de los talleres que allí se brindan, que van desde las artes plásticas, música, literatura, narración oral, danzas, hasta periodismo. La misión de este lugar es impulsar procesos formativos de orden cultural, para ello cuenta con modestas instalaciones adecuadas en una casa de tres pisos donde se pueden encontrar salones para creación plástica, un teatro, una emisora, espacios para los grupos de danza, cocina y hasta chimenea donde hacer tertulias en las tardes. Este es un espacio alterno de aprendizaje libre, donde los sujetos asisten por interés personal, propiciando un ambiente agradable de participación autónoma. El acto pedagógico, aparece en este espacio como un ejercicio de diálogo en doble vía que suscita una reflexión, frente a la relación enseñanza-aprendizaje. Una vez identificado el lugar donde se implementaría el laboratorio, se define la población con quien trabajar (niños entre 7 y 13 años) y se determina el nombre del espacio: ELEFANTE, Laboratorio de dibujo. El nombre es un juego de palabras que refiere a la imagen usada en el poster para la convocatoria y en las sílabas “fante”, que hacen alusión a la palabra infante. Dentro del laboratorio no se planteó el uso de un modelo pedagógico en particular, ya que se quería alejar de todo tipo de academicismos, además de plantearse el acto educativo como algo implícito que no suscita ser denominado con un nombre específico. Sin embargo, el modelo pedagógico activo o “NUEVA ESCUELA”, que


plantea una compresión y construcción social del conocimiento, donde intervienen las necesidades y experiencias del estudiante para la elaboración de contenidos (dejando de lado el conocimiento memorístico y enciclopédico) es el que más se acercaría a la dinámica del laboratorio, aunque formalmente no trabajamos con ningún modelo. La escuela nueva ve al estudiante como protagonista, de modo que alienta a potenciar sus capacidades desde diversas estrategias, implementadas por el docente para fomentar una participación autónoma y activa frente al conocimiento. A partir de este modelo las relaciones pedagógicas que surgen están mediadas por el diálogo que posibilita la construcción de un vínculo afectivo y que hace más enriquecedor el proceso pedagógico.

Poster para convocatoria

MARCO TEÓRICO El modelo tradicional de enseñanza del dibujo, que nace en las escuelas italianas de Disegnio durante el renacimiento, se cimenta como base para la enseñanza y aprendizaje de diversas disciplinas artísticas visuales. Este modelo basado en el manejo de proporciones, encuadres, análisis, cálculos y mediciones para lograr una representación idealizada de la realidad, sigue aún vigente. Esa mirada renacentista, construida por otros y surgida de sus necesidades por capturar de manera objetiva la realidad para encontrar allí la belleza y la perfección, sigue predominando hoy en día, aun cuando esas intenciones visuales han cambiado drásticamente y han traído consigo nuevas necesidades de expresión y experimentación visual. Con este modelo, el papel del estudiante aprendiz es el de examinador del mundo físico, que se encarga de traducir a una imagen, una realidad idealizada, haciendo uso del razonamiento geométrico, las proporciones y el manejo de luces (Carrillo Angélica, 2010) a fin de crear una representación mimética de aquello que observa, siendo denominado este ejercicio como “el saber dibujar”. Quien no se adscriba a este tipo de dibujo tradicional y académico, generalmente es tildado como un mal dibujante. El “no sé dibujar” o “mis dibujos son feos” son


las principales excusas que aparecen a la hora de realizar ejercicios gráficos, especialmente con personas alejadas del campo del dibujo (y de las artes específicamente) pues hay varias confusiones respecto a esta disciplina. En primer lugar y como se ha mencionado anteriormente, se cree que la mímesis es la forma de dibujar por excelencia, la copia exacta de la realidad observada se entiende como el deber ser del dibujo, dando prioridad a la técnica por encima del gesto, del hacer. En segundo lugar, se atribuye el dibujo al hacer propio del arte, desconociendo que está presente en diversos campos de conocimiento (científico, técnico, arquitectónico, geométrico) e incluso en la misma cotidianidad expresado mediante la escritura o las mismas formas que componen el espacio (Gómez, 2011) Usualmente, este modelo de enseñanza se imparte en academias de arte, pero también se implementa en algunos colegios, (cuando la clase de artes no está destinada a rellenar unas horas) alejando a los estudiantes de las posibilidades que el dibujo brinda, más allá de la técnica, en tanto lenguaje de expresión, configurador de ideas y de creador de mundos imaginarios. A partir de la inquietud sobre la hegemonía del modelo de enseñanza tradicional del dibujo surgió el laboratorio Elefante, un espacio que aborda el dibujo como tema principal desde tres ejes transversales imagen- medio- cuerpo, involucrando también la experiencia del sus participantes. Al hablar de laboratorio, se piensa en un espacio de experimentación, que considera los procesos por encima de resultados concretos, de tal manera que cada uno de los integrantes vive una experiencia completamente distinta y sin embargo, el contacto con los demás contribuye en sus procesos de creación: Los laboratorios “como escenario en el que se potencia el encuentro, se resignifica y dimensiona de manera tal que aproximarse al otro se convierte en un desafío que implica reconocerse como canal que interpela, que comunica, que conecta percepciones, modos de hacer, pensar y construir el mundo, partiendo del extrañamiento de sí mismo y del otro y de lo otro.” (Sanchez, 2012). Esta propuesta no busca la enseñanza técnica o metódica del dibujo, éste aparece como estrategia para la construcción de una noción propia del dibujo, que establezca relaciones no solo con el soporte, sino con el espacio y el cuerpo, es decir, se busca posibilitar una perspectiva ampliada de lo que significa una noción contemporánea del mismo, atendiendo a la reflexión desde la práctica, donde se busca romper con ese imaginario de “no saber dibujar”.


Así, el laboratorio Elefante busca problematizar frente al proceso de –observación representación- al cual se está sometida en el acto de aprender a dibujar a fin de permitir a los niños ser autónomos frente a la representación, la expresión y la creación propia. Partiendo de cualidades básicas (punto y línea), de diversidad de materiales, soportes y técnicas, y de una conciencia del cuerpo activo en el hacer del dibujo, se busca generar un acercamiento y un reconocimiento de éste como lenguaje de expresión tan válido como la escritura o la oralidad.

OBJETIVOS GENERALES   

Introducir a los niños en el mundo de la representación, la expresión y la creación artística. Problematizar el proceso de observación-representación. Generar interacción entre los participantes.

OBJETIVOS ESPECIFICOS   

Explorar diferentes materiales, soportes y técnicas. Conocer conceptos básicos sobre el dibujo. Identificar el cuerpo como un lugar del dibujo.

EJES TRANSVERSALES Para el desarrollo del laboratorio se aborda la triada Imagen- Medio- cuerpo, establecida por el académico Hans Belting en su libro “Antropología de la imagen”. Estas tres categorías, creadas y desarrolladas por Belting para el análisis de la imagen, se emplean en este proyecto como los ejes transversales de las actividades a trabajar en cada sesión, entretejidas con el tema principal (el dibujo). A continuación se explican cada una de ellas. Imagen. Los seres se diferencian de otros, por las imágenes que producen, siendo éstas la concreción de sus experiencias y su forma de entender el mundo. A pesar de ser construcciones personales, están mediadas por el contexto cultural, de modo que la información que llega del exterior también influye en esa construcción. No pueden reducirse al cuerpo que les da el medio, aunque este les da una forma temporal específica, traspasan las barreras espacio-temporales gracias a su trasmisión a través de épocas por medio de ciertos temas que las hacen estar vigentes:


“las imágenes poseen ciertamente una forma temporal en los medios y en las técnicas históricas, y no obstante son traídas a las discusión por temas que están más allá del tiempo, como muerte, cuerpo y tiempo. Su función es la de simbolizar la experiencia del mundo y representar el mundo de manera que en la transformación se indique también lo forzoso de la repetición” (Belting, 2007, pág. 30) Desde la interpretación de la noción de imagen establecida por Hans Belting, se busca analizar el dibujo como medio para la creación de imágenes a través de ejercicios donde se problematice la representación y la observación como fuentes primordiales a la hora de la producción de imágenes. En este primer ciclo, se busca hacer un “diagnostico” de los modos de hacer y el nivel de familiaridad de los asistentes con el medio, de tal manera que los materiales trabajados en esta fase son más tradicionales. Se plantearán los siguientes temas: cualidades básicas para la lectura y ejecución del dibujo: punto, línea, plano y espacio, análisis y representación, forma y fondo. Medio. El medio dota de cuerpo la imagen dentro de un espacio social, es material y aparece a partir de diversas técnicas. Es el contenedor de la imagen, lo que le permite al ser humano percibir aquello que le rodea, tiene significado en cuanto se ubica dentro de un contexto. No es la imagen en sí, es una representación corpórea de esta, un portador. La imagen física que se produce gracias a un medio simboliza aquello que se quiere decir sin que sea exactamente eso, por ejemplo, la pintura de un bodegón por más que represente una composición de ciertos elementos jamás será los elementos en sí “experimentamos las imágenes únicamente en su arreglo medial, y sin embargo no las confundimos con el medio en que las recibimos” (Belting, 2007, pág. 40) Es así como la pregunta de este ciclo va dirigida al medio, específicamente a los soportes, materiales y las distintas técnicas que constituyen la imagen. Desde el dibujo, se proponen ejercicios con materiales cotidianos, diversos soportes y técnicas. Cuerpo. El cuerpo es quien ejecuta la acción, es quien dibuja y al mismo tiempo es el lugar de la imagen, de donde sale y a donde vuelve a llegar. Es en sí una imagen, es tangible y se proyecta físicamente a otro, pero es también medio cuando sirve para representar otra imagen ajena a él. Por ejemplo el disfraz, transforma el cuerpo en una imagen distinta a su naturaleza, lo invisibiliza, convirtiéndolo en un medio portador. A su vez el disfraz le otorga al cuerpo una nueva imagen que lo visibiliza nuevamente.


ACTIVIDADES: Conceptos básicos para la lectura y ejecución del dibujo: punto, línea, plano y espacio, análisis y representación, forma y fondo. 

Dibuja tu espacio. Primer acercamiento a los conceptos básicos del dibujo, punto, línea, plano y espacio. Instrucción a partir de la observación de un espacio común. Lectura e identificación del dibujo fuera del papel.

Instrucciones para desdibujar el cuerpo humano. Desde la instrucción se plantea un ejercicio que pretende generar una reflexión sobre el imaginario de “no saber dibujar”, es un ejercicio que involucra el cuerpo, a los otros y el espacio como un todo en la creación, haciendo uso de diversos materiales. Ya que solo basta con hacer una línea para comenzar a comprender las posibilidades del dibujo.

Forma y fondo. Creación de una composición a partir de solo figuras geométricas.

Texturas: con pintura, generar ciertas texturas y sobreponer para generar composición a partir de líneas y puntos. Collage: formar caras con gestos a partir de recortes.

 

Retrato con tela: A partir del uso de retazos y materiales textiles caseros, se hace el retrato de un compañero. Descubrir cómo se ven entre ellos, generar interacciones y empezar a sacar el dibujo del papel.

Dibujar sin instrumento que raye: ejercicio tridimensional. Solucionar problemas de boceto solamente con papel. Abordar problemas espaciales.

Siluetas: delinear, marcar las siluetas y huellas de aquello que va desapareciendo. Capturar lo que ya no está. Se puede trabajar con luces, proyecciones, sombras y en exteriores. Pinturas o tierra. Registro fotográfico.

Dripping: a partir de la acción espontanea del cuerpo, crear dibujos abstractos. Valerse se otras técnicas artísticas para dar vida al dibujo.

Dibujar con luz. A partir del uso de linteras, papeles de colores y una cámara fotográfica, hacer que el dibujo aparezca en el espacio.


Dibujar sobre el otro: (por parejas) Mientras una persona dibuja sobre la espalda de su compañero, este intenta representar en una cartulina el dibujo que está apareciendo en su espalda. El cuerpo como medio. Trajes o máscaras

DESCRIPCIÓN DE LA EXPERIENCIA El laboratorio ELEFANTE es una propuesta que tiene como tema principal el DIBUJO como medio esencial para la expresión de los niños, debido a su particularidad de poder enunciar, narrar y crear nuevas historias sobre lo vivido, lo observado e imaginado. A partir de la experimentación de diversas técnicas, herramientas y medios que les permitirán comprender e identificar otras posibilidades del dibujo, donde este traspasa el papel para aparecer en la pared, jugar con las líneas del cuerpo intentando buscar formas y reconocer este medio polifacético como un lugar de expresión autónoma donde todo es posible. Es así, como dentro de su desarrollo se construyeron diversas actividades que pretendían explorar las cualidades básicas del dibujo (punto-línea-plano) pasando de las hojas y el lápiz, a distintos medios donde el soporte podría ser el espacio, la tela, el cuerpo; y el lápiz transformarse en luz, agujas, manos o pies. Sesión a sesión, se iba difuminando el “no puedo”, “no quiero” o “no se puede”, debido a que los niños contaban con el respaldo de nosotras dentro de la participación de cada actividad, reafirmando que lo planteado si era posible de lograr y que en este espacio los juicios de valor como el “bonito y el “feo” fueron modificados por “el buen trabajo” o “hay que intentarlo de nuevo”, reconociendo indudablemente cada proceso como universos posibles dentro de un mismo lugar. Confrontamos juntos los prejuicios del no saber dibujar a través de la reflexión de la línea como el inicio de todo dibujo posible. Para ello no se necesitaba más que agudizar la mirada, tomarse el tiempo de observar con detenimiento y encontrar las formas que provoquen la imaginación y la creatividad para transformar el mundo percibido por los demás. A partir de ejercicios simples, como dibujar con la mano opuesta, los pies o la boca, empezamos a entender que la representación es un inicio para la experimentación de todas las posibilidades del dibujo. La participación activa de los niños dentro del laboratorio creó con el pasar del tiempo un vínculo con el espacio, donde bajo la excusa de dibujar, se compartían experiencias, anécdotas, risas y juegos que fueron creando una identidad en ellos frente a otros talleres y laboratorios. Comprometiéndose y respaldando cada decisión que construíamos juntos.


Indudablemente este proceso nos puso en otro lugar, nos puso a su lado donde nuestros silencios nos dejaban escuchar sus voces que dentro de la ingenuidad se preguntaban si en verdad todo aquello que hacíamos era dibujar…En los silencios comprendimos más sobre ellos, sobre sus gustos, sus intereses y apropiaciones frente a lo dado dentro del laboratorio. Aprendimos a escuchar, a callar y en muchas ocasiones fueron ellos los que nos enseñaron desde su perspectiva lo que era dibujar, lo que significaba la acción de dibujar, expresar sentimientos, contar historias, hablar desde un lugar que no es común a nosotros, vivir el dibujo es conocerlo con unos lentes diferentes que nos llevan a lo simple para entender lo complejo de la realidad. Y en esta ocasión fue gracias a ellos que todo esto fue posible, fue con sus ojos que comprendimos que enseñar va más allá de contenidos, formas o métodos, enseñar es estar al lado de quien quiere aprender para aprender juntos desde los errores y aciertos que se puedan plantear desde los encuentros.

.


DIARIOS DE CAMPO SESION 1 Durante esta sesión se presentará el espacio a niños y padres de familia, estableciendo las expectativas del proyecto frente al hacer del dibujo, como un medio de exploración no solo de materiales y soportes, sino también de procesos creativos liderados por cada uno de los participantes. Se dará a conocer los horarios y requerimientos básicos para la participación dentro del laboratorio. Las actividades que se desarrollarán tienen como objetivo lograr un diagnostico frente al “nivel grafico” de los participantes y conocer los intereses que tienen frente al espacio. Materiales: 

Hojas

Colores.

Registro fotográfico. CASA 1

Actividades: 

Presentación de los participantes. Gustos e intereses frente al espacio y el dibujo.

Juegos de reconocimiento del espacio físico. Dinámicas de juego para “romper el hielo”

Dibuja el lugar donde vives.

Intervención del dibujo realizado por algún compañero.

Reflexión final.

Registro: 

Diario de campo.

Fotografías.


Algunas reflexiones: 

En el desarrollo de esta primera sesión logramos identificar los intereses que tienen los participantes frente al dibujo, donde el aprender a “DIBUJAR BIEN” aparece como la premisa de la gran mayoría de niños. La representación es entendida como el deber ser del dibujo y todo aquello que no atienda a esta estructura es lo conocido como el “NO SE DIBUJAR”.

La idea de “dibujar bien” corresponde a representar de forma mimética aquello que están observando o copiar estilos como el naturalista o el manga. Algunos dicen no saber dibujar porque su dibujo no es fiel a la realidad, entonces creen que no saben hacerlo o que lo hacen mal. Esta actitud puede estar referida a un problema de autoestima y autonomía, pues no aprecian su creación.

Uno de los primeros indicios es entonces la idea de representación naturalista o mimética, por tal motivo se hace necesario comenzar a introducir estos requerimientos en las siguientes clases. Si bien no se contemplan ejercicios de encajonamiento, proporciones, las 7 cabezas, etc., si se van a tomar en cuenta ciertos parámetros de la enseñanza “tradicional” del dibujo y de la imagen en sí: punto, línea, trazo, contorno, figuras geométricas, por nombrar algunos.

SESION 2 El tema de esta sesión son el punto y la línea como elementos básicos en el dibujo, para ello se propone un ejercicio de exploración a partir del cual se genera una composición de manera intuitiva, es decir en este primer acercamiento las imágenes resultantes surgen de la exploración del material sin conceptualización previa del tema general. Para la apertura de la sesión se realiza un ejercicio de dibujo que involucra el cuerpo, el espacio y requiere del colectivo para ser desarrollado, poniendo sobre la mesa la premisa de que “el dibujo sucede en todos lados”. Materiales: 

Vinilos.

Pinceles.

Pliegos de papel periódico.


Vasos.

Trapos.

Actividades: 

Instrucciones para desdibujar un cuerpo humano. (diseñadas por Mar García)

Líneas y puntos con mis manos: exploración con pintura, calidades de puntos y líneas usando los dedos.

Composición a partir de puntos. Invitación a usar la creatividad para la configuración de una imagen con el uso de los dedos.

Reflexión final.

Registro Fotográfico- Composición con Puntos.

Registro: 

Diario de campo.

Fotografías.

Videos.

Algunas reflexiones: 

A partir de la exploración con la pintura los niños pudieron identificar de manera intuitiva el papel de la línea y el punto en el dibujo.

Los niños tienen su propia idea respecto al dibujo, definiéndolo como un modo de expresión o una herramienta para ejercitar la creatividad.

El laboratorio se plantea como un espacio de aprendizaje colectivo, donde la participación del otro aparece como un pilar fundamental dentro del proceso de creación, razón por la cual el dialogo, el compartir, el respeto y el compromiso son parte vital en la construcción de dicho espacio.

A pesar de planear los ejercicios de la sesión con tiempos, estos no se cumplen ni se abarcan todas las actividades planteadas, debido que el número de participantes es muy amplio y son niños pequeños, de manera que se pierde mucho tiempo en explicaciones, entrega de materiales y organización del grupo.

Al final de los ejercicios, surge la idea de que todos somos capaces de dibujar, sin importar la edad ni las condiciones.


SESION 3 El objetivo general de esta sesión es empezar a desvanecer el prejuicio de “no saber dibujar” a partir de ejercicios de soltar la mano, donde el cuerpo participa activamente de la realización de cualquier dibujo, el trabajar con la mano izquierda o con alguna otra parte del cuerpo busca dinamizar el hacer del dibujo como algo que le pertenece al cuerpo y pone sobre la mesa otros modos de dibujar y de entender las líneas que provienen de lugares inusuales, como la boca o los pies. La línea es sin lugar a dudas lo que le da sentido y vida al dibujo. Materiales: 

Tizas.

Hojas.

Colores.

Lápices.

Registro fotográfico- Cadáver Exquisito, cuerpo colectivo.

Actividades: 

Identificar en el espacio los componentes básicos del dibujo (punto y línea). Encerrarlos usando la tiza.

Ejercicio de Tipos de líneas (formas, disposiciones y finalidades), usando distintas partes del cuerpo (mano izquierda, pies, boca).

Ejercicio de Contornos: Creación de un Cuerpo, construcción colectiva a modo de cadáver exquisito.

Registro: 

Audio.

Diario de campo.

Fotografías.

Video


Algunas reflexiones: 

Dentro del desarrollo de estas actividades participamos activamente como cualquier otro, propiciando que el ambiente se transforme en un espacio más “ameno”, donde el respeto es el mediador que posibilita el acercamiento con los niños, desvaneciendo un poco la figura del profesor que solamente da la instrucción.

Los niños construyen unas nociones e ideas respecto a las cosas, usando mecanismos propios para configurar y expresar sus conocimientos, esto se hace evidente con sus respuestas frente a las preguntas ¿qué es punto? ¿qué es línea?

A pesar de que los participantes realizan todas las actividades planteadas, aún tienen mucha predisposición respecto a la geografía del espacio (costumbre al uso de mesas y sillas) y a expresar aquello que los motiva y le gustaría aprender (les parece extraño que queramos saber sus gustos para incorporarlos a la clase). En este punto, el laboratorio aparte de incentivar el uso del dibujo como lenguaje, también permite ejercitar la autonomía de los participantes respecto a la disposición frente a espacios de aprendizaje, de manera física y participativa.

Fragmentos de cadáver exquisito:


SESION 4 El objetivo general de esta sesión es reconocer la importancia de la observación dentro del “hacer del dibujo”. Partiendo de la representación, el dibujo es asociado con la realidad vista y transformada por quien la plasma en el papel, con la intención de conservar un espacio, un suceso o un sencillo retrato de alguien que se aprecia; aun cuando no es la realidad el dibujo usa la observación como herramienta para conservar pequeños detalles que construyen un estilo personal de entender el mundo. Es así como las actividades planteadas hacen énfasis en el papel que juega la observación en la creación de una imagen a partir del dibujo. Materiales: 

Hojas.

Colores.

Lápices.

Actividades: 

Creación de autorretratos, compromisos frente a la construcción del espacio “laboratorio”.


Ejercicio de observación de objetos: realización de contornos, detalles y sombras con distintos colores.

Representación de un espacio: Identificar contornos en el espacio y pasarlo a un soporte, inferir las figuras geométricas del mismo espacio, dibujarlas con otro color. Realizar los detalles con otro color.

Reflexión.

Registro: 

Audio.

Diario de Campo.

Fotografías.

Vídeo.

Algunas reflexiones: 

A partir del desarrollo de esta sesión se confronta el “no saber dibujar” con el resultado generado durante las actividades, reconociendo la importancia de la observación en la configuración de una imagen desde el dibujo. Se empiezan a quebrantar los prejuicios que tienen los niños frente a su propia creación.

El dibujo está presente en el espacio y se puede identificar por medio de líneas, contornos y figuras geométricas. A partir de estas últimas se puede configurar cualquier dibujo (imagen).

El ejercicio de observación sirve para agudizar la mirada y poder captar detalle de aquello que se está dibujando. Aun así, no es necesario que el dibujo sea igual a la referencia tomada, pues lo que se está captando es una abstracción realizada por la mente, siendo el dibujo una forma de entender el mundo expresada en líneas.

No hay una relación “docentes- estudiantes” mediada por una jerarquía de saberes. El ambiente es de respeto y se entiende nuestro papel como profesoras dentro del espacio, somos muy abiertas al dialogo.


Para esta sesión se abordó también un ejercicio de “compromisos” que consistió en consignar en un papel las responsabilidades que cada participante voluntariamente asumiría dentro del espacio, acompañadas de un retrato. La finalidad de esta actividad es generar sentido de pertenencia en los niños, haciéndolos responsables por su propia estadía y participación en el laboratorio.


SESION 5 Para el desarrollo de esta sesión se cuenta con la participación de un invitado quien estará a cargo de las actividades planteadas alrededor del collage como posibilidad del dibujo. Pegatina Criolla quien es diseñador gráfico e ilustrador de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, trabaja la reconfiguración de imágenes a partir del collage, interviniéndolas para crear otras nuevas con su estilo particular, evidenciado en su trayectoria. El collage en este caso sirve de medio para el dibujo, donde se busca la re configuración de la imagen a partir de otras herramientas, conservando la estructura básica del dibujo (punto-línea). La yuxtaposición de imágenes y la intervención en las mismas plantean un ejercicio reflexivo sobre el papel de la imagen y el desarrollo de un proceso creativo. El dibujo no es solo lo que sucede en el papel sino que este establece una estructura de pensamiento y de comprensión de la realidad aun cuando no se valga de sus herramientas tradicionales, aparece a partir de otros medios. Materiales: 

Revistas.

Tijeras.

Colbón.

Soporte (cartulina, cartón, etc.)

Lápices-marcadores.


Actividades: 

Construcción de una imagen a partir de fragmentos encontrados en las revistas.

Intervención de imágenes ya construidas, con algunos elementos utilizados en los comics.

Reflexión del ejercicio, ¿Qué hice? Y ¿Por qué?

Registro: 

Audio

Diario de campo.

Fotografías.

Video.

Registro Fotográfico- Ejercicio de Collage

Referencias acerca del invitado: Para conocer un poco más sobre el invitado dirigirse a los siguientes enlaces: 

http://tallercriollo.blogspot.com/

https://www.flickr.com/photos/nubcrew404/

Algunas reflexiones: 

El diseño de los ejercicios planteados permiten encontrar en todos y cada uno la estructura básica del dibujo, ampliando de esta manera la noción de éste, que con el pasar de las sesiones se aleja de los elementos tradicionales como el lápiz y el papel para aparecer en diversos medios y soportes.

Se pueden construir imágenes nuevas, gracias al dibujo y a la imaginación, partiendo de otras ya existentes dadas por los medios de comunicación.

El laboratorio se transforma en un espacio de distensión, diversión aprendizaje mediado por el compartir, risas y juegos.

La intención de otorgar responsabilidades a los participantes (como por ejemplo hacerse cargo del registro fotográfico, montar los trabajos en la pared o encargarse del desorden del salón) es involucrarlos dentro del

y


espacio no solo como asistentes, sino también como responsables del mismo.

SESION 6 Dadas las características del laboratorio, la participación de los niños dentro del espacio no solo se limita al seguimiento de instrucciones sino que también hacen parte del desarrollo y diseño de las sesiones; debido a esto se desarrolla un taller de modelado de plastilina y arcilla sugerido por uno de los participantes, donde el


dibujo encuentra otras cualidades para aparecer como el volumen y el desplazamiento de la estructura 2D en 3D. Materiales: 

Arcilla-plastilina.

Palillos.

Hojas.

Lápices

Colores.

Actividades:

Registro fotográfico- desarrollo del modelado

Realización de un boceto de algún objeto, animal o personaje.

Modelado en plastilina del boceto.

Ejercicio colectivo, intervención y construcción de nuevos “objetos” (productos).

Reflexión.

Registro: 

Diario de campo.

Fotografías.

Videos.

Algunas reflexiones: 

Esta intervención se plantea como una oportunidad para que los niños desarrollen actividades que puedan ser vinculadas con el “hacer” del dibujo, brindándoles responsabilidad y autonomía frente a ese micro-proyecto; la reflexión del ejercicio parte de los intereses del participante que corre el riesgo de plantear algo nuevo. Aunque en este primer momento aparece como un pequeño ejercicio, la posibilidad de sugerir y llevar una actividad dentro del espacio está abierta a cualquier participante, siempre y cuando este pueda establecer un vínculo entre su propuesta y el dibujo.

El dibujo se toma como pretexto para que los niños aparezcan frente a su creación, es decir, que estos puedan reconocer el valor de sus procesos


como algo importante en su formación, donde la seguridad y la confianza son herramientas para fortalecer la autonomía y el carácter no solo dentro de sus procesos artísticos sino en cualquier ámbito de su vida. 

A pesar de que los participantes realizan las actividades, requieren de mucha dirección y órdenes para ejecutar las instrucciones dadas, de manera que si no tienen una guía o no se les dice qué deben hacer (aun cuando son ejercicios de creación libres) se distraen y pierden todo interés. Este puede ser un síntoma de la falta de autonomía frente a su hacer.

Se hace necesario encontrar la forma de articular eso que llamamos intereses de los niños con las pretensiones del laboratorio, o crear un mecanismo que los haga más elocuentes a la hora de expresar lo que quisieran hacer.

SESION 7 El objetivo general de esta sesión es comprender el acto de coser como otra manera de dibujar, en este caso se cambia el soporte papel por tela y en vez de lápiz se usara la aguja como elemento para crear la línea que dará vida a una nueva imagen. El tema a desarrollar será un retrato de algún compañero tratando de vincular un poco los ejercicios de observación. Cada puntada hará referencia al punto que compone la línea, manera más explícita de comprender la noción de línea y su participación en el dibujo, se retoma los conceptos de contornos y siluetas para la creación del boceto del retrato. Materiales: 

Retazos de tela.

Acritela.

Pinceles.

Relleno para muñecos.

Hilo.

Aguja.

Hojas.

Lápices-marcadores.


Actividades: 

Realización del boceto para el molde del retrato en tela.

Instrucciones de cómo coser y que puntadas utilizar para la construcción del muñeco.

Rellenar y pintar el rostro del compañero, con detalles y características específicas del mismo.

Registro: 

Audio.

Diario de campo.

Algunas reflexiones: 

Permitirle a los niños enseñarnos les da confianza y su actitud cambia frente a su propio proceso pareciera que lo enaltecieran más.

La dinámica del laboratorio permite el ingreso de participantes para cada sesión sin que esto obstaculice el proceso de los niños más “antiguos”, ya que las temáticas dadas en cada una de las sesiones tienen un inicio y un cierre, no hay secuencias lineales y los niños no necesitan de sesiones anteriores para la comprensión del dibujo puesto que este último es el tema general de todo el laboratorio, es un constante cuestionamiento sobre las formas de aparecer del dibujo.

En un espacio como el laboratorio no solamente el profesor se encarga de “enseñar” o compartir algún conocimiento, todos los participantes pueden dar a conocer sus habilidades y ayudar a quienes lo necesiten.

Empezamos a explorar con materiales “alternativos”, buscando en ese ejercicio de exploración nuevos lenguajes para el dibujo. De esta manera es posible encontrar en materiales y técnicas distintas a lo bidimensional, posibilidades para construir imágenes.


SESION 8 El laboratorio es un espacio de aprendizaje colectivo, donde las reflexiones que surgen frente a los procesos de creación son importantes en cuanto estas nos brindan un insumo para la revisión del diseño metodológico planteado y la apropiación de los conceptos dados por parte de los participantes, razón por la cual en esta sesión se retoma el espacio de reflexión sobre el dibujo y la construcción del espacio (laboratorio). Materiales: 

Hojas.

Lápices-marcadores.

Pintura.

Pinceles.

Revistas.

Tijeras-Colbón.

Registro fotográfico- Mural terminado

Actividades: 

Construcción de un mural sobre el espacio y las reflexiones obtenidas acerca del dibujo desde la perspectiva de los participantes.

Reflexión.

Registro: 

Audio.

Diario de campo.

Fotografías.

Video.


Algunas reflexiones: 

La construcción colectiva del mural genera nuevas relaciones entre los participantes y nosotras donde a partir de nuestro silencio empiezan a aparecer las voces de algunas niñas que se habían caracterizado por su timidez, desde ese dialogo espontaneo salen nuevas propuestas para el laboratorio y conocemos un poco más acerca del espacio de artes plásticas en otros lugares donde participan.

El dibujo es identificado por muchos de los participantes como un medio de expresión que les permite enunciarse de modo distinto a la oralidad, muchos dicen más en sus dibujos que en su propia oralidad.

Los niños construyen sus propias definiciones respecto a las cosas que les rodean y en las que están inmersos. Tienen su idea de lo que es un laboratorio, han ido construyendo su propia noción del espacio que compartimos todos los sábados durante tres horas y se han ido apropiando de él.

SESION 9 Para esta sesión, se plantea el trabajo con el cuerpo desde la técnica pictórica “dripping”. El objetivo en esta ocasión, es configurar formas abstractas a partir de la acción espontánea del cuerpo, encontrando en este ejercicio las cualidades fundamentales del dibujo. Se busca entender el cuerpo como productor de la imagen, haciendo uso de distintos objetos para que esta aparezca y dejando de lado la idea de figuración. Materiales: 

Pintura

Pliego de papel kraft

Pinceles, esponjas, bombas, palos (cualquier objeto)

Ropa vieja

Trapos

Registro Fotográfico


Actividades: 

Crear una imagen a partir de la acción del cuerpo.

Registro: 

Audio.

Diario de campo.

Fotografías.

Algunas reflexiones: 

Indudablemente, el cuerpo es el lugar donde la acción tiene lugar, de modo que este es imprescindible en la creación de una imagen. Así, al dibujar, no siempre se produce una imagen figurativa, la acción espontanea del gesto que deja el cuerpo al realizar una acción genera formas abstractas en las cuales se pueden identificar las cualidades del dibujo.

SESION 10 En esta sesión se busca subir el nivel de dificultad en el ejercicio del dibujo, al prescindir de un instrumento que raye (esfero, color, lápiz, marcador, etc…) y hacer uso exclusivamente del papel como soporte y como imagen misma. Se quiere encontrar en el papel una herramienta de dibujo, desde la cual se puede trabajar no solo la teoría de color, la perspectiva por capas, sino también, las posibilidades de tridimensionalidad que brinda el soporte. Materiales: 

Papel iris.

Tijeras

Colbón

Computador

Actividades: 

Conocer referentes sobre el dibujo con papel.


Realizar composición con papel sin utilizar lápiz.

Reflexión.

Registro: 

Fotografía

Diario de campo.

Algunas reflexiones: 

Este ejercicio en particular pone a prueba la capacidad creadora y creativa de los participantes al sacarlos de la zona de confort y llevarlos a buscar maneras para solucionas el paso de las imágenes que quieren crear, de la mente al soporte físico con el uso exclusivo del papel, ya sea mediante capas, pestañas, texturas o detalles.

SESION 11 El objetivo de esta sesión es explorar las posibilidades de la luz para crear imágenes fijas, a partir de la estructura básica que es el punto y la línea. Para comprender un poco más sobre lo que significa dibujar con luz contamos con la presencia de un invitado que conoce un poco mas de esta técnica, su nombre es Julián Silva y su proyecto de práctica artística se relaciona directamente con el dibujo desde la fotografía como soporte y la luz como lápiz. Algunas pautas básicas para el inicio de la experimentación es que el grosor de la luz hará las veces de tipo de lápiz, es decir, la intensidad y grosor de la luz se miden como si fuesen lápices, hb, 2h, etc. El soporte en este caso será la fotografía que a partir de un tiempo prolongado de apertura capturará solamente los lugares donde se encuentre la mayor cantidad de luz; por esa razón el espacio debe estar completamente a oscuras. Requiere de mucha creatividad y una consciencia del espacio para lograr imágenes increíbles.


Materiales: 

Linternas.

Láser

Cinta.

Papel celofán.

Actividades: 

Boceto.

Experimentación de líneas y puntos al azar en el espacio.

Práctica del calco con intercambio de luces.

Dibujo colectivo.

Registro fotográfico.

Registro: 

Diario de campo.

Fotografías.

Algunas reflexiones: 

Dibujar sin ver lo que se dibuja supone un nivel de complejidad bastante alto, pues significa un desplazamiento del soporte al espacio, implica un comprensión de este último como el mediador de la luz y el trazo realizado. La experimentación a través de diversos ejercicios como el uso de la línea y los cambios de direcciones de la misma fue el lugar desde donde inicio el acto creativo de cada uno de los participantes.

A partir, de la experimentación los niños apropian los conceptos con más elocuencia, pues los viven o sienten más directamente que al hablarle de las cualidades de la luz en abstracto.


CONCLUSIONES 

El laboratorio es un lugar de encuentros donde se comparten experiencias y conocimientos, desdibujando la jerarquía de docente y estudiantes, debido a que en este espacio todos cuentan con un conocimiento que compartir, una perspectiva o mirada distinta a lo planteado (en este el caso el dibujo) que construye procesos donde todos participan, generando un espacio de aprendizaje más cercano a la vida real; es decir no está de por medio la ignorancia de otro o la autoridad; sino que todo lo contrario cada uno participa a partir de sus propios interrogantes y preocupaciones. A partir de la experimentación de diversos materiales y técnicas se cumplió el objetivo de ampliar un poco el espectro sobre la práctica del dibujo que no solo atiende a la representación o al lápiz y papel; sino que justamente desde la apropiación de distintos medios, soportes y materiales se enriquece el dibujo potencializando la creatividad y la imaginación. La participación activa por parte de nosotras en cada una de las sesiones estableció otro tipo de relación con los niños, quienes a partir de esta acción empezaron a sentirse más a gusto con lo que hacían, ya que allí, en el hacer colectivo, no se hablaba de hacerlo mal o bien sino de comprender y disfrutar con todos de la actividad

BIBLIOGRAFÍA BELTING, H. (2007). Antropología de la Imagen. Buenos Aires: Kazt Ediciones. CARRILLO, M. A. (2010) Entre líneas, trazos y visiones. Modos de pensar y realizar la enseñanza del dibujo. Bogotá: Editorial Malucaco. GOMEZ, M. J. (1999). Estrategias del dibujo en el arte contemporáneo. Madrid: Cátedra. GOMEZ, M. J. (2011). Las lecciones del dibujo. Madrid: Cátedra. SANCHEZ, M. M. (2012). Habitar los Laboratorios de Investigación apuntes desde la experiencia. Praxis y Saber Revista de investigación y pedagogía. Maestría en Educación UPTC .

Informe y diarios de campo  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you