Issuu on Google+

ADELANTADO OTOテ前 (1951)


Adelantado oto単o

2


Adelantado otoño

Flautilla robadora de mi sueño y ladrona de canciones, ccntigo paso las noches, cantando a la estrella del cielo de mi corazón. ¿Qué será cuando tú me faltes ? El otoño ha entrado por la puerta grande de mi alma y ha intentado huir con mi flautilla. Pero yo la he defendido. Y al sonido de su voz dulce, la ESTACIÓN TRISTE ha roto en pedazos su amargura y me ha perdido perdón. Ella es quien ha prestado inspiración a mi flautilla, mi alma, en esta sinfonía de color que te envío, lector, en el último oro de la tarde. El autor. Murcia, septiembre de 1951

3


Adelantado oto単o

AIRE

4


Adelantado otoño

1 Te he querido recibir alerta sobre mi propia vigilia. ¡Oh sueño vano! ¿Quién pudo dormirme el alma -¿tú?- sobre el triste paisaje de un adelantado otoño?

2 PRIMERAS LLUVIAS El agua golpeando en el cristal. Son tus dedos sutiles hiriendo el misterioso piano del alma mía. Cada vez que me llamas es como si rompieras mi silencio, y el piano de mi alma, hecho a la ausencia, al sentir la caricia de tus dedos -¡tarde fría de otoño!sonara para mí con la misma cadencia que el agua en el cristal de la ventana. ¡Cuánta profundidad en tu mundo: mi alma, y en mi mundo: tu cielo!

5


Adelantado otoño

3 OCASO A LAS SEIS Crepúsculo agridulce de una tarde de otoño. El color se hace tiempo en mis pupilas. ¡Noviembre! Cómo ronda en el filo cortante de una palabra, engendrada en el calor de mis labios o en la inconsistencia de mi pensamiento, enfermo con la enfermedad del tiempo, de la tarde otoñal. El frío hace cuerpo en mi cuerpo con la fuerza de una paradoja. Paradoja mi cuerpo, reducido a común denominador con el espíritu sin alas, animado tan sólo con sístoles de eternidad. Quiebra el viento el deseo de besar la orilla donde emerge, azul, el cristal de mi sueño, tocado por la batuta mágica de la palmera ondulante. Mi corazón, árbol con pájaros de papel, fija la vista en la desnudez malva de la tierra. El cielo esta pintado de ocre por temor a ser espejo. ¡Noviembre!: ocaso a las seis.

6


Adelantado otoño

4 PASTORAL Guarda el rebaño al abrigo, pastor, que ya sopla el cierzo. Toca con tu vieja flauta de madera un cantar viejo. A los aires de tu flauta nostalgia cae del cielo. En las ramas de los álamos y chopos del río el viento despierta melancolías. Por el antiguo sendero -nostalgia de primaverauna leyenda de beso aromatiza el ambiente. La tarde se esta durmiendo. Duermen, sueñan los pinares en tonos grises de invierno. El mastín con sus ladridos feroces ahuyenta el miedo que vaga como un fantasma aterido y soñoliento. Toca con tu vieja flauta de madera un cantar viejo. Despierta melancolías blancas en el sentimiento: el llanto gris de tu flauta aromas deja del tiempo.

7


Adelantado otoño

5 ALAMEDAS DEL SEGURA Alamedas del Segura, donde parece que calla el viento, al caer la tarde soñolienta y empolvada, para escuchar el murmullo imperceptible, de plata, del ultimo dulce beso que el sol imprime en el agua. Un beso de sol, un beso hecho cristal y hecho nácar. ¡Oh quién tuviera ese sol metido dentro del alma! La roja luna naciente tiñe el cielo de escarlata. A beso de luna sabe la suave canción del agua. Alamedas del Segura, donde parece que callan viento, pájaros y flores y a reír comienza el agua. Esas risas se me antojan oración, llanto, nostalgia. Risas iréis hasta el mar, y yo me iré con mis lagrimas. En el cáliz de una flor dormiré mi pena blanca, que su risa a beso sabe de sol y de luna clara.

8


Adelantado otoño

6 OLVIDO Se me ha ido de las manos la tarde. Y del corazón tu recuerdo. ¿Como ha sido? He querido ver la hondura de mi alma, y no encontré la salida.

7 OTOÑO Sin mí, contigo. Allí fuera, jinete en corcel sin brida, cabalgando va el estío Hojas secas. Aquí dentro, en el otoño del alma, a solas. Sin ti, conmigo. Solo con mi padecer, de mi pensamiento esclavo, víctima de tu capricho: tres hojas ya secas. Quiero verlas cabalgar, perdidas para siempre en el olvido.

9


Adelantado otoño

8 RETRATO Ante un niño de seis años

Azul celeste. Ojos claros: ventanas de la inocencia asomada y sorprendida por todo aquello que vuela. Niño, no le abras a nadie, ni a nada. Cierra tu puerta. Que es bello el azul del mar, ¿quién lo niega?

9 ESTRELLA DE LA ILUSION En el rojo de la tarde voy, llamarada, a tu encuentro, estrella de mi ilusión. No sé si en el cielo... Dime: Para encontrarte, ¿hace falta encender el corazón?

10


Adelantado otoño

10 Noche de otoño. Llorosa, el agua en los canalones tañe el xilofón. ¡Quién fuera maceta de tus balcones! Llueve sin cesar. Me siento maceta de tu balcón. ¡Oh si tú fueras la rosa plantada en mi corazón!

11 Oro el mar, antes plata. Me acerqué en mi soñar a las estrellas y bajé convertido en luz hasta la tierra. A cada paso alumbro con mi luz mi camino, largo como la luz; como el mar, infinito.

12 ¿Estrella del cielo azul? ¿Cristalina agua marina? ¿Flor del jardín de mi alma? ¿Luz, viento, sollozo, risa, pájaro, canción? ¿Quién eres? Soy la ilusión. ¡Date prisa!

11


Adelantado otoño

13 Oigo un cantar en mi pecho, hondo, que me hace llorar; es un cantar que va y viene como las olas del mar. Cada vez que a tu ventana vuelvo la vista, al pasar, me parece que las flores llorando conmigo están. El viento sabe mi pena: es quien me trajo el cantar que, un día, robó a tus labios. Y es lo que me hace llorar.

14 Es noche de luna clara. Han bajado las estrellas a dormir sobre la fuente, y el agua subió hasta ellas. Así esta mi corazón: el cristal de tu ventana me ha engañado una vez más y me engañará mañana. Pero una noche vendrá en que podré ver tu cara alumbrada por el rayo suave de la luna clara.

12


Adelantado otoño

15 La he visto por el camino blanco que va hasta su casa deshojando entre sus dedos níveos una flor blanca. El viento que en la alameda del río, lloroso, canta, sembrando va en tierra virgen pétalos de rosa blanca. ¡Ah si pudiera sembrar en lo profundo del alma la flor que ella deshojando va camino de su casa.

16 En el jardín, una flor; la flor mirando a una estrella. ¡Estrella de mi ilusión que te vas sin dejar huella!

13


Adelantado otoño

17 Un rayo claro de luna -noche estrellada de abrilse hirió en el cristal del agua donde solía dormir. La fuente lanzó un suspiro, y el rayo se echo a reír en la virginal blancura de un delicado jazmín. Bajo el jazmín, nieve y oro, intenta el amor dormir, pero no duerme, que vela, porque el amor es así.

18 AUSENCIA Mañana, cuando el alba venga vestida de cristales, pura, tú no estarás en casa. Habrás salido a buscarme. El débil hilo de mi voz rota irá a ti camino por el valle dormido y la montaña, Pon, desnudo, tu pie -jinete de la aurora me hallarás a tu ladoen las alas carmín del pensamiento, y déjate llevar.

14


Adelantado otoño

19 !NIEVE! COMO TÚ, MENTIRA ¡Nieve! Como tú, mentira. Los dos, en mi mano, agua que no puedo retener porque al punto se me escapa. Todo... en el pensamiento, En el alma, después,... nada.

20 AUTORRETRATO He mirado los árboles del río: ¡Todo brazos desnudos hacia el cielo! Después, como quien echa la mirada vaga a un mundo infinito, me he visto a mi por dentro: ¡Todo un delirio vertical, envuelto en un haz de suspiros!

21 RECUERDO Búscame, amor. Me he perdido en el mundo de un deseo. No hay camino, Las veredas, al pasar, las borró el viento.

15


Adelantado oto帽o

Mas yo he de volver a ti, por el camino del cielo, estrella de otra ilusi贸n nacida junto a tu pecho.

16


Adelantado oto単o

AGUA

17


Adelantado otoño

1

NOVIA MUERTA Mi novia sola es el agua J. R. JIMÉNEZ

El beso que en flor de vuelo madrugador se despierta y va fresco a ti en la aurora por la recóndita senda de mi deseo se ha roto. Lo siento muerto a la puerta de mi corazón! Qué solo en mi soledad de piedra! !Soledad, te has hecho carne en mi carne, dentro y fuera! En mi camino te encuentro, novia que mi amor detesta. Mi novia sola es el agua, en un beso blanco muerta.

2 OTRA ORILLA Un sí como el susurro blando del viento en tus rosales grana en la orilla de acá del mar: mi vida.

18


Adelantado otoño

Sí, sí, sí, sí... Un juego de olas plata que me miran, se van y vuelven -¡Sí!-... bajo y sobre el azul. Yo me pregunto: El mar, ¿me está engañando? Porque pienso que el mar, igual que el cielo, ha de abrazar lo negativo suyo. ¿Tu otra orilla, mar sin retorno?

3 MAR DESNUDO !Qué solo, mar, qué solo! Solo en tu desnudez como inmenso abanico medio abierto que no termina de reír ya nunca. ¿Ríes o lloras, mar?

4 MIRANDO AL MAR ¡Siempre mirando al mar! ¿Nunca, marinero, he de sentirme en tu barca agua marina? ¡Qué profundo mar mi alma, marinero! Sólo falta al amargor de sus aguas el brillante colorido.

19


Adelantado otoño

5 PLAYA DE UN MAR NUNCA VISTO Playa de un mar nunca visto. !Cómo brilla el arenal bajo el sol!!Quién fuera arena de ese mar! Con el corazón abierto -¡litúrgico ventanal!voy, playas desconocidas, a soñar. 6 MAR AMARGO Solos tú y yo, mar. Solos junto a la misma ribera. Alza los ojos. Verás mi cuerpo sobre la arena bajo el cielo azul. ¡Azul como el agua tuya, mar, que hasta mi cuello se acerca de puntillas y me besa! !Beso amargo de color de cielo! Sabor a tierra te he gustado, mar amigo, -abrazado a ti- en tu arena.

20


Adelantado otoño

7 MAR DEL OLVIDO ¿El mar...? -Yo soy el mar, -¿Tú? -El olvido. ¿Y vives ? -En tus sombras. !Contigo, mar, contigo!

8 MAR TOTAL Verde, plata y azul: Mar. Geometría del todo. Círculo hoy de mis ansias infinitas, blancas, verdes como el agua que recuestas, tan blandamente, en la playa. Rumor, música, palabra que se quiebra, sin morir, en flor de espuma, tan dentro de mí mismo que el hacerlo mío -música, palabrajuzgo, más que fraude, amor. !Quédate, en mí, beso y ola: MAR TOTAL! Quiero gustarte más amargo siendo mío, porque sientas en ti siempre la inmensidad de mi abrazo.

21


Adelantado otoño

9 MAR Sólo una inteligencia abismo, mar, sabría comprenderte. Y sólo el cielo madurar la idea de belleza, incompleta, que poseo. Porque, oh mar, se me pierde el pensamiento en olas y el alma se me irisa en el blanco rompiente de tu espuma. Yo he de, al sentir la música salvaje de tu voz ronca, descifrar qué dices, porque todo ya en ti sabe a mensaje. Duérmeme en ti, azul-verde marino, y déjame en la playa donde pueda soñar oros y espumas que me repitan tu canción eterna.

10 MARINA Ola tras ola, espuma tras espuma son tu belleza agreste y rumorosa. En mi silencio, al filo de la tarde azul como tus ondas, mar de amores me finge el pensamiento, incansable gaviota sin rumbo, en el velero de mis ansias. Las rotas

22


Adelantado otoño

velas que nunca, nunca han existido al mar abierto, surgen en las horas marinas de mi angustia con la misma belleza que tus olas. Ola tras ola, espuma tras espuma, vienes a mí, y en tus espumas locas, la veleidad de un sueño sin luz y sin historia. ¡Torre de la Horadada! ¡Cabo Palos, al mar azul de mi za proas!: Mi nombre está en la arena. Espuma y tiempo mi nombre han de borrar y mi memoria. Con mi pena me voy hacia otras playas en la agreste belleza de las olas.

23


Adelantado oto単o

TIERRA

24


Adelantado otoño

ROMERIA ¡Huele a romero el alma! El monte se ha venido a la ciudad por el camino azul del cielo. ¡AZUL! ¡Sinfonía del viento gris nostálgico! Huele tu alma a romero, tu alma romera. !Quién fuera el viento oloroso de tus penas! ¡Camino donde dejes el alma y tus pisadas

AZUL EN ORO Fuentecilla verdinosa de cristal y de alabastro, que te duermes -oro y nievecon el oro del ocaso en mansa lluvia vertiendo el agua azul de tu llanto: ¿No abres tu regio abanico de espumas? ¿Estás soñando? ¿En qué? ¡Ay, hojitas verdes, que vais el suelo sembrando de leves corazoncitos, esmeraldas bajo el rayo de esa nocturno pastora que guarda rebaños cándidos!

25


Adelantado otoño

Tierna, entre nubes de nácar, la luna se está asomando, ¡Oh quién fuera cristal, agua, para pintar su retrato!

DIJO UNA VOZ... Dijo una voz:!Entierra! El eco repitió: !TIERRA! ¡Tierra! -me dije-. En la tierra buscaré a mi mal consuelo. Y al punto el eco otra vez: ¡CIELO! ¡CIELO!!CIELO! ¡CIELO!

SOLEDAD Me he ido deshojando poco a poco como un chopo del río. ¡Con qué ojos me miro ya desnudo! Recuerdos, ilusiones, -hojas del árbol mío de mí mismo-, contigo están, ¡oh tiempo!, secas, en el instante mismo que las vio verde ropaje en mi alma joven. Por sobre mí el oro del crepúsculo desvaído ilumina cuanto existe a mi alrededor: ¡Nada! ¡Cuán solo yo, Dios mío!

26


Adelantado otoño

NOCTURNO !Fue todo ilusión! La tarde muere en un ocaso abierto, infinito. Y las cosas -muertas a sí mismas- mueren con la tarde. Ni el color ni la forma sobreviven. Dios mío,!cuánto cadáver nocturno, que antes era imagen, en mis ojos, luminosa! Yo te quise coger, alma, un pedazo de cielo. Cuando creí al alcance mi deseo, la lumbre de mi ilusión se me apagó en tus tinieblas.

AGUAFUERTE Todo mi cuerpo hecho un calofrío. El alma, presa en la humedad del tiempo, se asoma, prisionera, a través de las cuencas de mis ojos. La vida toda en la Naturaleza de esta mañana tibia del enero murciano - que me habla con el dulce lenguaje de la lluvia, tierna y blanda me canta el himno triunfal de la esperanza.

27


Adelantado otoño

Amor, hogar, ensueños renacen en mi mente con una fuerza nueva, más viriles, con un nuevo sabor, indefinido pero siempre íntimo. Yo me pregunto si ese sabor nuevo a que gusta la tierra húmeda de la Huerta recién llovida, blanda, es el mismo sabor que el de mi alma cada vez que se gusta.

P L E N I TU D Bajo la sombra, sorbiendo a tragos luz cenital. ¿Sombra? ¿De quién? Llora el río sus lágrimas de cristal. Es otoño. Lluvia y lágrimas, confundidas, hasta el mar formando van la sagrada liturgia de tu caudal. ¡Agua rezadora y lágrimas de escondido manantial río abajo! ¿Hasta dónde confundidas? !Hasta el mar!

28


Adelantado otoño

JARDÍN A Maribel Arredondo

Quédate muy junto a mí mirando el cristal del cielo. !Azul, malva y amarillo! Da tu mano a mi deseo luminoso. En abrazos se va durmiendo el inmenso horizonte -!oh rojo vivo!idílico. Mensajero, mi corazón va buscando un cáliz -!flor pura!- abierto donde esconder, con su luz, en sombras mi sentimiento. Rosa fresca, luminosa -¡TÚ!alma de mi desvelo: ¡Guarda mi luz en tu luz! !Tu recuerdo, en mi recuerdo!

SOBRE EL AYER NADA DIGAS Sobre el ayer nada digas. Por tu corazón pasó como el amor. Dime ahora si te dejó buen sabor. Hoy no es tu ayer. Y mañana sólo depende de Dios.

29


Adelantado otoño

Si tu presente es amargo, ¡el mal en tu corazón!

SI ME PRESTAS TUS COLMENAS Colmenera: Si me prestas tus colmenas, pondré en el fondo del mar un colmenar con abejas. Abejas de luz: cristal hecho mi sueño. La cera será para mí, que tú tienes derecho a la miel que se guarda en tus colmenas,

INOCENCIA No sufras más por mí. A cada aurora te veo azul y plata en el verde intranquilo de mi sueño. Oigo tu voz, la tuya, hecha de transparencias. Parece que el camino se me acorta, y, de pronto, se alarga a las estrellas. No sufras más por mí. Sigue enquistada en el bello cristal del temprano rocío.

30


Adelantado otoño

Tal vez, al despertar, note el alma tu ausencia y clame, sin cesar, por el perdido encanto de su sueño.

SINFONÍA EN ORO Sinfonía en oro: Pura melodía de mi alma -!cómo se me ha roto!- al borde del infinito. TÚ: !Cuánta hermosura tangible olvidada en el azul de mi cielo! Sí, del cielo tan alto y tan profundo de mi alma!

¡CALLA, CIELO DE MI ALMA! ¡Calla, cielo de mi alma!, que se me ha escapado el oro -mi deseo- con el sol. ¡Cómo vendrás, oro mío! Temo que, al nacer de nuevo, me quemes el corazón.

31


Adelantado otoño

DEVOLUCIÓN Te has llegado hasta mí, al despertar del alba, hecha ilusión. Mis ojos, aún cargados del sueño del olvido, te miraban. Tus ojos me miraban también. Tú tendías los brazos, como una rosa pura, a un cielo sin azul. En tus ojos llevabas el color de mi cielo. !Dámelo! -te grité-. ...Y, al despertar, el oro del primer sol pintaba tus ojos y mis ojos de un color uniforme.

INQUIETUD ¿Adónde fugitivo por la geometría del paisaje? Está la fuente sola. ¿Adónde, amor, adónde?

32


Adelantado otoño

¡ADIÓS!, ¡ADIÓS!... Ante un niño pobre

¡Adiós!, !adiós! Y mientras lo decía, vi temblar su retrato en el agua. Llovían mansamente los cielos. Si cerré la ventana, no lo sé. En el alma se iba entrando el paisaje frío y gris del poniente.

33


Adelantado oto単o

FUEGO CANCIONCILLAS

34


Adelantado otoño

1 He dejado el corazón descansando en la ribera del río. Las aguas pasan tranquilamente y lo besan.

2 Has abierto el balcón. El sol te ha herido en el rostro trigueño. No te extrañes, mujer. Ya he comprendido que eres así más bella que en mi sueño.

3 Nadie en el jardín. El agua dice al sol de atardecer dulcemente: ¡Hasta mañana!

4 VENTANA Pájaro azul de mi sueño, cargado de eternidad: tras el visillo bordado de mi cristal, ¿dónde vas ?

35


Adelantado otoño

5 ¿Dónde vas, agua escondida, eternamente cantando ? Díjome el agua: Buscando la muerte en pos de la vida.

6 Ya está madura la espiga. En breve el dorado grano se hará pan y se hará Misa.

7 Tú eres la flor y yo el agua que te riega sin cesar. Si doblaras más el tallo, yo te podría besar.

8 Se están secando las flores que pusiste en tu ventana. Se están secando, mujer, teniendo tan cerca el agua.

36


Adelantado otoño

9 ¡Pobre pájaro! En mi mano lo recogí. Y yo pensaba, contemplándolo: ¿Por qué te habrán cortado las alas ?

10 Yo sé, lluvia silenciosa, lo que me quieres decir. Y el sol que duerme a la rosa, ¿acaso puede dormir ?

11 He comprendido el extraño lenguaje de las estrellas. ¡Calla y mírame! Te estoy hablando como hablan ellas.

12 No necesitas guitarra para cantarme, amor mío. El junco sueña escuchando la eterna canción del río.

37


Adelantado otoño

13 En el mundo amor habrá mientras haya primavera, una flor, una mujer, un cielo azul y una estrella.

49 ESTACIÓN Septiembre se va en los últimos calores, y llegan, frescas, las primeras lluvias puras. Un cielo gris se interpone entre mi alma y mi deseo, descubriéndome el secreto de cada cosa. ¡Las cosas! Yo me pregunto qué son las cosas. Llueve despacio sobre la tierra sedienta.

38


Adelantado oto単o

39


_1951_Vallejo_ADELANTADO_OTOÑO