Issuu on Google+

La equitación: La equitación es el arte de mantener el control preciso sobre un caballo, así como los diferentes modos de manejar. La equitación implica también los conocimientos para cuidar caballos y el uso del equipo apropiado. Hay varias ramas dentro de la equitación.

El enduro ecuestre El enduro ecuestre, endurance o raid denominación esta última usual en España es un deporte ecuestre en el cual se pone a prueba la velocidad, habilidad y la resistencia física y psicológica de caballo y jinete, ya que ambos deben recorrer grandes distancias en un día, a través de los más diversos terrenos y contra el tiempo. Para lo anterior el jinete debe tener la capacidad de dosificar el esfuerzo de su caballo y llevar un


ritmo adecuado durante la prueba. Al finalizar una carrera se le toman las pulsaciones al caballo y, si están por encima de lo permitido, el jinete es eliminado. La competencia consiste en completar un número determinado de etapas o fases con una cantidad de kilómetros preestablecidos. El recorrido es muy variado, con varios tipos de suelo y obstáculos naturales, y al final de cada fase los caballos son inspeccionados por veterinarios, quienes, de no mediar ningún problema médico, darán la autorización para continuar en carrera. Para campeonatos mundiales la distancia a recorrer es de 160 kilómetros, divididos en seis fases, que es completada por los competidores en 12 o más horas. Las categorías en competencia son: 20 km, 40 km, 60 km, 80 km, 120 km, 130 km y 160 km. Las categorías se determinan con relación a 5 factores: entrenamiento, esfuerzo, distancia, preparación física tanto del caballo como del jinete y experiencia en carrera.

Adiestramiento

Es una especialidad dentro del deporte de la hípica, en la cual se exige una completa compenetración entre el caballo y el jinete. Durante las pruebas de doma, el animal debe realizar todos aquellos movimientos que le indiquen quien lo monta, sin interrupciones y con la mayor naturalidad y fluidez posible. Los elementos más característicos de la doma son los siguientes:


Objetivo del deporte. El jinete debe guiar y ordenar a su caballo la realización de una variedad de ejercicios, que demuestren la perfecta compenetración entre ambos, así como la capacidad y forma física de animal. Todas las acciones deben ejecutarse con absoluta naturalidad, de manera que no se pueda advertir la dirección del jinete sobre el caballo. Las pruebas. Todas las pruebas incluyen varios pasos, movimientos, figuras y transiciones. Todos ellos deben realizarse sobre zonas o puntos concretos de la zona de competición. Cada prueba debe realizarse de memoria y en un tiempo determinado, el cual varía de una competición a otra. La duración en las principales competiciones oscila entre los nueve y once minutos y medio. El tiempo empieza a contar desde que el jinete saluda al jurado para empezar, hasta que lo hace una vez finalizados sus ejercicios. Espacio de competición. Su superficie debe ser obligatoria mente de arena en competiciones de alto nivel, como los Juegos Olímpicos, por lo que se le denomina de esta manera genéricamente. Sillería y equipo. La montura de doma empleada es la denominada silla inglesa. La embocadura o correaje más utilizado es la doble brida. No está permitido el uso de vendajes, calzados, anteojeras o riendas especiales en los caballos. Caballos. Deben tener al menos seis años. El número de caballos presentados por cada jinete es decisión de comité organizador de cada prueba, excepto en un Grand Prix, en el que sólo se puede participar con un único animal. La compulsión y la sumisión del caballo


son dos aspectos valorados por los jueces durante la prueba. Jinetes. Todas las competiciones están abiertas tanto a hombres como a mujeres. Los jinetes pueden competir individualmente o en equipos de tres miembros, todos los cuales puntean para la clasificación final por equipos. La posición que adquiera el jinete es muy importante para el control del caballo, además de ser un aspecto valorado por los jueces. Debe situarse bien equilibrado, con los muslos y las pantorrillas extendidos. Los brazos han de permanecer cerca del cuerpo, con las manos próximas entre sí al caballo, pero sin tocarse ni tocarlo. Jueces. El jurado de una prueba está compuesto por cinco jueces. Éstos otorgan una puntuación en función de la corrección de ejercicio, que puede sufrir personalizaciones por cada infracción cometida. Puntuación. La prueba se divide en varias secciones, cada una de las cuales contiene una serie determinada de pasos, movimientos, figuras y transiciones. Cada sección es puntuada entre 0 ( si no se realiza ninguno de los movimientos exigidos ) y 10 ( que equivale a una ejecución perfecta ) por cada uno de los jueces. El conjunto de ejercicios que se efectúa en una prueba recibe el nombre de reprime. La suma de los puntos de toda la repise, que determina la calificación final, se obtiene a partir de la media aritmética de las puntuaciones otorgadas por todos los jueces en la misma. Personalizaciones. Las personalizaciones se otorgan por errores de recorrido o por errores de prueba. En todos los casos se mantiene la personalización aunque


se corrige el error. Al cometer el primer error se penaliza con 2 puntos, mientras que el segundo y el tercero son penalizadas con 4 y 8 puntos, respectivamente. El cuarto error significa la eliminación inmediata. También se puede penalizar con medio punto cada segundo o fracción de un segundo en que se exceda el tiempo disponible. Pasos principales. Las acciones denominadas genéricamente pasos pueden clasificarse de la siguiente manera: El paso propiamente dicho. En él, los movimientos de las extremidades del caballo se suceden unos a otros, a un ritmo de cuatro tiempos, por lo que tres de ellas siempre deben estar en contacto en el suelo. Existen cuatro tipos: ordinario, paso recogido y alto, con el que se avanza poco; medio, similar al anterior pero con pasos pasos algo más largos y menos elevados; largo, con el que se dan grandes zancadas para cubrir el máximo de terreno posible, y libre, que es más relajado y con el que se permite una total libertad de la cabeza y el cuello del caballo. El trote.Es un paso de dos tiempos en el que se intercalan los apoyos en diagonal, separados por un momento de suspensión. Todo trabajo con trote se realiza con los jinetes sentados. Los tipos más comunes son: corto o recogido, de trabajo, medio y largo. El galope. Es un paso de tres tiempos, seguido de un tiempo de suspensión con todas las extremidades del caballo en el aire. Los principales tipos son: corto, de trabajo medio y largo.


El contra galope. También llamado falso galope, en él se hace empezar al caballo con una mano distinta a la que sería natural hacerlo. Las transiciones. Son cambios de velocidad que se ejecutan dentro de un mismo aire. Los movimientos. Los principales son: La parada. En ella, el caballo debe permanecer quieto, erguido y con su peso repartido entre las patas. La media parada. Se utiliza como elemento de transición para mejorar la atención del animal. El paso atrás. Es un desplazamiento en ese sentido, mientras las extremidades se mueven de forma simultánea por pares diagonales. El pasase. Es un trote muy recogido y elevado, por pares diagonales. El piafé. Es un trote tan recogido que no se gana terreno con él. Las figuras. Son acciones con el caballo, cuyos nombres ya indican el recorrido que éste describe: el ocho, el círculo, la serpentina, etc.


Los movimientos laterales. TambiĂŠn son llamados trabajo en dos pistas. El caballo se desplaza llevando las extremidades delanteras y las traseras en dos direcciones diferentes. Los principales son: leg-yielding, espalda, adentro, traversa, renvers, y medio paso. En todos, excepto en el primero, el caballo debe doblarse desde la parte posterior de la cabeza hasta la cola. Sin embargo, en el leg-yielding sĂłlo lo hace en la parte posterior de la cabeza. Existen mĂĄs de 30 movimientos diferentes.


Equitacion