Page 1

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSIDAD YACAMBU FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS

GARANTÍAS PERSONALES Y REALES.

Integrantes:  Vásquez Norelmis.  Blanco María Paola.  López Karliany. Sección: ED02DOV Grupo Nº 5. Cabudare, Abril de 2018. Análisis de Sentencias.


Grupo 5: Garantías personales (la fianza). Garantías reales (la prenda, la hipoteca). Link de la Sentencia: https://vlexvenezuela.com/vid/finenser-cobranzas-12-c-644984025 Sentencia nº 489 de Tribunal Supremo de Justicia - Sala Constitucional de 28 de Junio de 2016. EN SALA CONSTITUCIONAL Expediente n.° 16-0432 Magistrado Ponente: Gladys María Gutiérrez Alvarado PARTE NARRATIVA. El procedimiento comienza por recurso de revisión, incoado en fecha 02 de mayo de 2016, ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, por apoderado judicial de FINANSER COBRANZAS 12, C.A., antes denominada MICRO FINANZAS SERVICES (FINANCER), C.A., contra sentencia que dictó el Juzgado Superior Cuarto Civil, M., Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas el 15 de marzo de 2016, mediante la cual declaró con lugar el recurso de apelación que interpuso la representación judicial de 100% BANCO, BANCO COMERCIAL, C.A.,contra el acto de juzgamiento que pronunció el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la misma Circunscripción Judicial el 16 de noviembre de 2015, con lugar la adhesión a la apelación que planteó el apoderado judicial de PROMOTORA CASARAPA, C.A., en consecuencia, revocó el fallo objeto del medio de gravamen, todo ello en el proceso que, por ejecución de prenda, incoó la entidad bancaria 100% BANCO, BANCO COMERCIAL, C.A., contra PROMOTORA CASARAPA, C.A. En este sentido, el apoderado judicial de la requirente de revisión alegó que en fecha 18 de diciembre de 2013, el Juzgado Séptimo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, dictó


la sentencia de mérito en el proceso judicial de ejecución de prenda seguido por 100% BANCO, BANCO COMERCIAL C.A.contra PROMOTORA CASARAPA, C.A., el cual, cabe destacar fue consignado con el recurso interpuesto. Es necesario acotar que dentro de la sentencia se explanó lo siguiente “este Tribunal, con vista a los alegatos de las partes,…, considera inoficioso dar continuación a la fase cognoscitiva del procedimiento de ejecución de prenda ya que no tendría sentido abrir un debate probatorio que transcurriría sin actividad alguna y ASI SE ESTABLECE.”Siguiendo éste orden de ideas, el Tribunal declaró en su parte dispositiva declarar parcialmente con lugar la demanda de ejecución de prenda, y se ordena que PROMOTORA CASARAPA C.A., a pagar las cantidades descritas en el fallo como concepto de mora. Una vez dictado el fallo antes descrito, el mismo no fue apelado por ninguna de las partes, quedando definitivamente firme, lo que significa la aceptación de los montos señalados en el fallo. Ahora bien, sustanciada la fase de ejecución del procedimiento hasta el estado de librar el cartel de subasta, en fecha 10 de noviembre de 2015 compareció el apoderado judicial de la sociedad mercantil PROMOTORA CASARAPA, C.A. y el Director y Gerente de la sociedad mercantil FINANSER COBRANZAS 12. C.A., en la cual consignan escrito donde exponen que “a los fines de pagar la deuda que PROMOTORA CASARAPA C.A, tiene con 100% Banco Comercial C.A, derivada de la sentencia condenatoria del 18 de diciembre de 2013, recibe en este acto un préstamo de FINANSER COBRANZAS 12 C.A, …, para que a través del Tribunal conste la ejecución voluntaria de la sentencia dictada por este Tribunal y notifique a 100% Banco Comercial C.A., del pago realizado a su favor.” A raíz del pago realizado por PROMOTORA CASARAPA C.A, a 100% Banco Comercial C.A y del préstamo recibido para tales fines por FINANSER COBRANZAS 12 C.A, se produce a favor de FINANSER COBRANZAS 12 C.A la subrogación del crédito que 100% Banco Comercial C.A, tenía en contra de PROMOTORA CASARAPA, todo ello en virtud de los dispuesto en el artículo 1.299 del Código Civil. Como consecuencia de la dación en pago, queda cancelada la deuda de PROMOTORA CASARAPA C.A originada por el préstamo otorgado por FINANSER


COBRANZAS 12 C.A y en por ello, liberada la prenda sobre esas mismas acciones, como un acto de composición voluntaria de acuerdo al Artículo 525 del Código de Procedimiento Civil. Posterior a lo descrito, dentro del fallo en análisis se establecen diversas hipótesis conforme a los vicios delatados contra la sentencia objeto de revisión, los cuales fueron explanados en su totalidad. De la decisión del fallo, se desprende que el recurso de apelación fue declarado con lugar, en conjunto con su adhesión. PARTE MOTIVA. En vista de que el fin del presente procedimiento es la revisión del fallo que dictó el Juzgado Superior Cuarto Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas el 15 de marzo de 2016, mediante el cual declaró con lugar el recurso de apelación que interpuso la representación judicial de 100% Banco, Banco Comercial C.A., contra el acto de juzgamiento que pronunció el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la misma Circunscripción Judicial el 16 de noviembre de 2015, con lugar la adhesión a la apelación que planteó el abogado J.V.A.V., en supuesta condición de apoderado judicial de Promotora Casarapa C.A., en consecuencia, revocó el fallo objeto del medio de gravamen; todo ello en el proceso que, por ejecución de prenda, incoó la entidad bancaria 100% Banco, Banco Comercial C.A., contra Promotora Casarapa C.A., dentro del análisis en curso, se desprende del fallo las siguientes consideraciones de hecho y de derecho. Es menester acotar que la revisión del fallo será realizado conforme a las Disposiciones de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, en el que se preveé, en base a su procedencia, y aunado a ello se realizó la interpretación uniforme de la Constitución y en consideración a la garantía de la cosa juzgada, a la guarda de máxima prudencia en cuanto a la admisión y procedencia de peticiones que pretendan la revisión de actos de juzgamiento que han adquirido el carácter de cosa juzgada judicial, de allí lo siguiente:


En primer lugar, en vista de que la parte accionada fundamentó su acción en la supuesta violación al derecho a la igualdad y al debido proceso de su patrocinada, por cuanto, en su criterio, el Juzgado Superior Cuarto Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas estimó la procedencia de la adhesión a la apelación que formuló el abogado J.V.A. como apoderado judicial de Promotora Casarapa C.A., a pesar de su falta de representación, toda vez que el poder de donde pretendía su acreditación había sido otorgado, no en nombre de la sociedad de comercio demandada, sino en el de Promotora Parque La Vega C.A., tercero ajeno a la relación procesal.Para la resolución del caso, la Sala Constitucional procedea la verificación de la delación referida a la falta de interés de la parte actora para la formulación del recurso de apelación, ya que la consecuencia lógica jurídica sería la desestimación de la adhesión del supuesto representante de Promotora Casarapa C.A., como consecuencia de la inadmisión del medio de gravamen, debido a que es claro que lo accesorio necesariamente sigue lo principal. En segundo lugar, en etapa de iniciación de la tramitación de la subasta pública de las cosas dadas en prenda, propiedad de la demandada en Mantex S.A., las cuales fueron valoradas, por peritos valuadores en ese proceso originario, y en virtud del cumplimiento y del préstamo recibido para tal fin, se procedió a una subrogación convencional en los derechos de la parte demandante a favor de la prestamista, de conformidad con lo que dispone el artículo 1299.2 del Código Civil, se destacó que quedaba saldada la deuda de Promotora Casarapa C.A., en virtud del préstamo recibido por parte de Finanser Cobranzas 12, C.A. y, en consecuencia, liberada la prenda sobre las acciones dadas en dación en pago, como un acto de composición voluntaria al que hace referencia el artículo 525 del Código de Procedimiento Civil. En este sentido, se realizaron varios negocios jurídicos, estos son: i) un préstamo para la realización del pago ordenado por la decisión del 18 de diciembre de 2013; ii) el cumplimiento voluntario del referido acto de juzgamiento; iii) como consecuencia de ambos actos, la subrogación convencional del prestamista en los derechos de la parte demandante (ex artículo 1299.2 del C.C.); iv) el cumplimiento de la obligación


adquirida por el préstamo recibido y la subrogación producida, mediante la dación en pago de las acciones pignoradas, de lo cual se obtuvo un excedente mediante el reconocimiento y pago del resto del valor de las acciones estipulados por los peritos valuadores designados en ese mismo proceso, es decir, que, con esa negociación, se obtuvo íntegramente el pago del valor de las acciones que había sido estipulado por los peritos, disminuyéndose al máximo el riego que para la parte demandada significaba su venta en pública subasta. En tercer lugar, para la resolución de la delación referente a la falta de interés para recurrir del acto de juzgamiento en cuestión, debe considerarse lo que al respecto estipula el artículo 297 del Código de Procedimiento Civil, por lo cual la Sala Constitucional establece que en efecto, entre los requisitos subjetivos de admisibilidad del recurso de apelación se encuentra el interés para recurrir. Es evidente que si no existe interés directo, la actividad impugnativa de la parte carecería de un motivo que justifique una utilidad procesal. Por lo cual, las partes o los terceros en un proceso impugnan cuando se han visto agraviados, perjudicados con una resolución judicial o actuación o diligencia. El gravamen es el interés que habilita para ejercer un medio de impugnación. En efecto, el operador de justicia del ad quem debió proceder a la verificación del interés de la parte actora para recurrir de la decisión, mediante la apreciación de la satisfacción o no de su pretensión o, específicamente, del pago de la totalidad de la cantidad a la que había sido condenada la deudora por la decisión de primera instancia, así como, con la evaluación de la fundamentación del medio de gravamen, esto es, si lo que cuestionaba en realidad era la falta o parcialidad del pago o la validez de los negocios jurídicos en los cuales no había formado parte, y no como lo hizo con la apreciación errónea de la cualidad de la parte actora partiendo de su condición de acreedora prendaria y la invalidez del pago derivada de la supuesta falta de capacidad de los apoderados de la legitimada pasiva para la realización de los negocios jurídicos distintos al pago, debido a que consideró que estos eran actos de disposición para los cuales dicha representación, en su criterio, requerían y carecían de facultad expresa.


Ahora bien, de la propia decisión cuestionada se deprende, claramente, que la razón o causa por la cual la parte actora propuso el recurso de apelación giró en la supuesta falta de capacidad de disposición del apoderado judicial de la demandada para la realización de los negocios jurídicos realizados, en lugar del cuestionamiento de la validez o monto de lo pagado, pues, no hay que olvidar que en el acto que derivó la decisión apelada, se realizaron varios negocios jurídicos o contratos bilaterales entre Promotora Casarapa C.A. y Finanser Cobranzas 12, C.A., para cuyo cuestionamiento carecía de cualidad 100% Banco, Banco Comercial C.A., en razón de que no había formado parte de los mismos (no era contratante), no así para el pago que realizó la demandada en cumplimiento de la decisión del 18 de diciembre de 2013, es decir, que el único acto que le otorgaba legitimación a la parte actora para la interposición de la apelación era el pago, por lo tanto, en torno a éste debieron gravitar todas sus denuncias, y no con respecto a las negociaciones o contratos en los cuales no formó parte, pues los contratantes fueron Promotora Casarapa C.A. y Finanser Cobranzas 12, C.A. Ahora bien, se desprende también de la sentencia en análisis que, 100% Banco, Banco Comercial C.A. no tenía interés procesal para recurrir del acto cuestionado en ese proceso de ejecución de prenda, y a lo respectivo al pago o cumplimiento de la cantidad a la que había sido condenada la parte demandada, debido a que recibió la satisfacción de su pretensión, pues no hay que olvidar que la finalidad de toda garantía, de lo cual no escapa la prendaria, es asegurar el cumplimiento o satisfacción de la obligación garantizada, es por ello que al haberse cumplido con lo que ordenó la decisión definitivamente firme que estimó parcialmente la procedencia de la pretensión de la parte actora, no existe por parte de esta legitimación o interés alguno para recurrir. En consecuencia, la Sala Constitucional da lugar a la solicitud de revisión contra el acto de juzgamiento que dictó el operador de justicia del Juzgado Superior Cuarto Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas el 15 de marzo de 2016, razón por la cual la Sala Constitucional declara la nulidad


del acto de juzgamiento objeto de la solicitud de revisión a que se contraen estas actuaciones. PARTE DISPOSITIVA. En vista de los hechos antes descritos y las consideraciones de hecho y de derecho tomadas por la Sala Constitucional, la misma toma las siguientes decisiones en base a la causa: 1. Con lugar la solicitud de revisión constitucional que interpuso FINANSER COBRANZAS 12, C.A., contra la sentencia que expidió el Juzgado Superior Cuarto Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas el 15 de marzo de 2016. 2. Declara la nulidad del fallo objeto de revisión. 3. Declara inadmisible el recurso de apelación que formuló el apoderado judicial de 100% Bancocontra sentencia dictada por el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario del Área Metropolitana de Caracas el 16 de noviembre de 2015, y a su vez, la desestimación de la adhesión a la apelación que propuso el apoderado de Promotora Casarapa C.A.

Sentencia de obligaciones  
Sentencia de obligaciones  

sentancia sobre las garantias personales y reales

Advertisement