Issuu on Google+

Los integrantes de La Caterva ¡estamos felices! Salimos a la calle con nuestra segunda revista, salimos a la calle con nuestra obra de teatro. La calle, nuestro lugar por naturaleza. La Caterva crece, crece y no para de crecer. Y nos empezamos a apretar. Y ese apretón hizo que nos dividiéramos en grupos de trabajo, donde cada uno participa según sus inquietudes. Ese mismo apretón también nos hizo perder el miedo a buscar un espacio propio: a alquilar nuestro lugar; ahora no tenemos horarios para ocupar espacios cerrados. Jamás dejaremos la plaza, es ahí donde siempre nos vas a encontrar. Ahora podemos decir que tanto esfuerzo no es en vano: los vecinos acompañando en cada presentación y aquel instante donde vimos un señor vendiendo pirulines antes de comenzar la función nos hizo sentir importantes!

Ensayamos los miércoles a las 19 hs. consultá dónde

Contacto La Caterva (Grupo de Teatro Comunitario) 0221 15 5660530 / Pablo Negri @lacatervacb

lacatervadecitybell@gmail.com

lacatervadecitybell

www.lacaterva.neositios.com

1


Orígenes del Teatro Comunitario en La Plata:

Los Dardos de Rocha En agosto de 2003 el Museo Provincial de Arte y Memoria convoca a dictar un taller de Teatro y Comunidad a los grupos de teatro comunitario de La Boca y Barracas: Catalinas Sur y el Circuito Cultural respectivamente. En aquel taller se reunieron los primeros integrantes de lo que sería el germen del teatro comunitario en La Plata. En noviembre de ese mismo año comenzaron con los ensayos para montar un espectáculo que fuera el resultado de la búsqueda colectiva de los recuerdos, relatos y mitos de la ciudad. A fines del 2003 ese grupo se constituyó como «Los Dardos de Rocha» primer grupo de Teatro Comunitario de La Plata y el 29 de noviembre en plaza Moreno estrenan «De diagonales, tilos y memoria... ahí va nuestra historia». Desde ese momento se comprometieron con el proyecto llevando su producción a distintos barrios de la ciudad y apoyando desde su trabajo a todas las organizaciones de carácter comunitario que se formaron en la región tal el caso de La Caterva y que tendieran a la búsqueda de la transformación de nuestra sociedad. Luego, los dardos fueron disparados a coordinar distintos grupos que se formaron en la región. Por todo esto SALUD ! y GRACIAS a los Dardos de Rocha. Hoy Los Dardos de Rocha trabajan junto con Ladrilleros dijo de la partera (Los Hornos) y Los Tololosanos (Tolosa) bajo el nombre de “Fusión Comunitaria”.

2


nota 4

La Caterva La Caterva se formó por la necesidad de un grupo de vecinos de expresar, su preocupación por las transformaciones que sufre City Bell. No nos oponemos a la modernización; sino que resistimos al avasallamiento de un estilo de vida que tiene que ver con el medio ambiente y con valores como la solidaridad y buena vecindad característicos de nuestro barrio. El grupo está abierto a la comunidad. Invitamos a sumarse a los vecinos que compartan con nosotros la defensa de los espacios verdes, la creencia en la justicia, la memoria y la identidad. Pero por sobre todas las cosas: nos divertimos! Integramos la Red Nacional de Grupos de Teatro Comunitario. Para más información sobre este tipo de teatro de vecinos: www.teatrocomunitario.com.ar ¿Qué nos convoca a ser parte de La Caterva? Ocupar el espacio público con una actividad que genere interacción transformadora de todos los participantes (vecinos/actores y vecinos/espectadores). Generar un espacio de inclusión y participación en una actividad artística y social. Propiciar un ámbito de descubrimiento y desarrollo de la capacidad creativa que todos poseemos. “No la creatividad que está en paralelo al tema del artista. El ser humano es esencialmente creativo y esa es una de las cosas más mutiladas que tiene.” Ricardo Talento, Director Circuito Cultural Barracas. Defender los elementos representativos de nuestra identidad a través de la búsqueda de las raíces que le dieron origen.

3


nota 5

Mini Bio Mi oficio es trabajar con las palabras, en la escritura y en la docencia. Tengo cuatro hijos y publiqué cinco libros de poesía y uno de cuentos. Desde la adolescencia me acompaña la pasión por el teatro y la he atendido de diversas formas como ahora en La Caterva, donde disfruto de ese juego de ida y vuelta con la sociedad, que nos alimenta y nos enriquece.

Los recuerdos me invaden. Reiteran su presencia de distintos momentos pasando a ser protagonistas. Cuando se alejan sonrío o lagrimeo. También suelo juzgarme sin piedad. Y reveo cuánto tiempo llevó que pudiera decir “¡Yo no tengo perros!” Era una entrada corta. Cuatro palabras simples que, debido al temblor que me invadía, anulaban mi intento. Así fue mi primera actuación en el grupo. Generosos sus integrantes, retenían mi deseo de alejarme. Hoy, a más de seis años de aquella vez; La Caterva es un compacto de voluntades comprometidas en informar y divertir a la comunidad.

Nací el 13 de abril del 90. Soy músico y soy quien se encarga de la cuestión sonora del espectáculo. Es emocionante trabajar en la dirección del canto comunitario y más aún, sentir la energía de lo que el grupo quiere cantar. Milito porque todos podamos ser parte del hacer musical. Si 50 personas ponemos atención en respirar juntos y jugar sobre un mismo pulso, imagínense la cantidad de cosas en las que también nos podemos poner de acuerdo.

4


Nota 6

Canción de la Red Regional Sur * Desde el espíritu del picadero surge una voz que viene a decir, que el pueblo todo construye la historia y que su arte es la fuerza y esperanza de transformar esta realidad. Es por eso que el teatro comunitario toma el guante del teatro popular, que olvidado en viejas arenas hoy sale a la calle a cantar. Porque creemos que el arte es un derecho de todo hombre a expresar su verdad, para mostrar aquello que vivimos para crear otra realidad. La memoria colectiva despierta plazas dormidas, quitando el manto de olvido que nos echaron encima. Y aquí estamos juntando las partes rearmando sueños que soñamos antes, y terminando con tanta indiferencia teatro comunitario…. es fiesta y resistencia.

* Integrantes de la Red Sur: Desparramos, Fusión Comunitaria, La Caterva, Okupas del Andén y Teatro Comunitario de Berisso

5


Nota 7 4 de abril de 2012

La noche del espanto por María Angélica Troitiño de Becerra (Maruca) La noche del espanto como en el cuento de Chéjov, como nunca el diablo metió la cola: las luces tintinearon, una, dos, tres veces, ya los truenos anunciaban la gran tormenta y los caterveros allí, todos reunidos en el gran galpón, cantando, tan ajenos a lo que se venía. Los relámpagos aparecieron desaforados, luego el corte de luz y el estruendo tremendo de los truenos junto a la lluvia atroz y las chapas del techo gritando. Una orquesta de emociones increíbles soltaba la tormenta y las gotas entraron al salón y nos fuimos corriendo a un costado. La lluvia no dejaba oír las voces, aunque espantados, como corderos íbamos todos juntos de un lado a otro, con la pequeña luz de los celulares y luego otra luz ( que no sé quién la trajo o estaba allí). Sentados alrededor de una mesa, la tormenta desatada,como en el cuento de Chéjov metía miedo por los cuatro costados. Fueron momentos que nadie, nunca había vivido. Corrimos a otro lugar, apretujados todos, cuando crujieron las chapas y un gran telón se vino abajo y adelante el viento volteó puerta y pared. Las telas del techo con la luz entre sombras, jugaban a los fantasmas, sacudidas por el viento las largas telas blancas eran las colas del diablo metidas allí. Mientras corríamos a otro rincón, la tormenta no aflojaba y las almas de toda la gente, arrodillada en el suelo, esperaban que pasara un milagro de Dios. Fueron minutos largos que parecían horas, tan tremendos de explosión que en cada lumbre de rayo y

6


luego el trueno, el galpón tronaba como nunca. Al amainar, salimos con los autos en la puerta. Lo vivido en La Caterva, sin poder completar el ensayo, fue una experiencia irrepetible. En el cuerpo de todos, la coherencia y rectitud de las palabras de Pablo, hicieron que por momentos cantáramos… Luego las calle inundadas, cubiertas de hojas y ramas, algunas tan grandes que las atravesaban. Dando vuelta a la manzana, pudimos llegar a la casa. La situación era tremenda: sin luz, con dos velas encendidas entre las sombras, en el quincho. Ya con la tormenta quieta de truenos, el espanto había desparecido y la calma retornaba al alma. Sin poder disfrutar de la lentejeada programada. Se suspendió para el mediodía siguiente. Cada uno se llevó su recuerdo, esperando que no se repita y con el aliento a borbotones, salimos de la casa, respirando hondo. Esa tormenta, junto con las sombras de la noche, como de brujas, peleando por su poder, nos obligó a desafiar la lluvia, el viento y los truenos con sus relámpagos que traían el fuego del infierno. Una guerra desatada por el espacio-tiempo, suelta en la tierra, en este lugar, se fue refunfuñando… Luego, el cuerpo y el espíritu armonizados, los pasos de cada uno nos llevaron a nuestros hogares.

Cno.Gral. Belgrano Nº3907 e/492 y 493 - M.B. Gonnet, Pcia. de Bs.

7


Nota 8

Cosas que vale la pena difundir

Made in City Bell En la zona de Nirvana funciona Smilehood; un estudio donde realizan guión, storyboard, sonido, música, ilustraciones, edición y animación final de productos audiovisuales para Latinoamérica y el resto del mundo. Su última creación se llama Plim Plim. Este simpático payaso promueve valores humanos y hábitos positivos a los cuales adherimos. Se puede ver por Disney Channel los sábados a la mañana.

Humanización del tránsito Gonzalo Manuele, un vecino preocupado por el tránsito diseñó este cartel y lo publicó en internet. Otros vecinos, la agrupación DNI, al verlo le propusieron hacer las calcomanías para el auto. Ahora las venden en Pinocho a $2 . “Ellos me pidieron esa idea para usarla en la campaña de humanización del tránsito, a mí me pareció bárbaro. La idea estaba en mi cabeza desde hace mucho: en una isla muy pequeña había un cartel en la calle central (de tierra) que decía GO SLOW. En inglés suena bien, es corto. Pero en castellano ¿cómo podría ser? Alguien me criticaba, le parecía que no era serio, que sonaba irónico decir DESPACITO. Yo creo que esa es la clave: correrse de lo que se espera ver. Un cartel que diga «Respete las señales de tránsito» no concientiza a nadie, esas señales que las escriban desde una oficina en el centro. La ciudad la hacemos entre todos y las señales deben mostrar eso. Desde esa forma de ver las cosas, hay mucho para hacer” nos contó Gonzalo.

8


Plaza Silvia De Battista Battista: 18 bis y Chicago (Santana) Se ha decidido la construcción de un mural mosaiquista para la plaza inaugurada el pasado junio. La obra será realizada por un grupo de muralistas egresados de Bellas Artes junto a Julia Semilla, artista plástica y amiga de Silvia. Se convoca a los vecinos para que junten y aporten materiales para el mural: azulejos, cerámicas, vajillas rotas, espejos, etc. Comunicarse con Gabriela Pardiñas 480-2851. «Esta plaza es un signo de la huella que ha dejado en todos nosotros. De la huella que ha dejado su paso por nuestras vidas. Ella misma fue un signo. Signo de solidaridad. Acompañando especialmente a los más débiles, dando nacimiento a la Casa del Niño “Encuentro” y al Barrio 26 Viviendas, como así también brindándose a los demás a través de su palabra siempre oportuna, generosa y tan contenedora», dijo su hijo menor Diego el día de su inauguración.

9


nota 9

Luis E. Büchele Artista y docente que supo transmitir a las distintas generaciones co-reutas que formó, la pasión por la música. De personalidad alegre y entusiasta, se ganó el respeto y el cariño de quienes lo tuvieron como maestro y amigo. «Además de su gran sensibilidad musical y de su enorme talento como director, Luis era conocido y apreciado por su trato sencillo y entrador, por poder hablar con todo el mundo de cualquier tema. Era memorioso y sorprendía con anécdotas pintorescas o mostrando objetos y recuerdos que atesoraba en su casa. Los que pertenecíamos a sus grupos de coreutas llevaremos siempre esa impronta única que dejaba al transmitir la música, con una didáctica propia muy graciosa, pero sobre todo llena del talento y la generosidad que tienen los grandes maestros cuando entregan todo y ayudan a mejorar el alma de la gente.» Mónica

10


«Hablar de Luis Büchele no es sólo hablar de un director de coros reconocidamente exquisito y de un respetado profesional en el ámbito coral platense. Es hablar del amigo por excelencia. Amigo de quienes fueron sus maestros y sus alumnos. Todos hemos compartido su humildad, su grandeza de espíritu y su gran sentido del humor. Lo encontraremos en nuestros viajes y encuentros corales, en cada ensayo, en cada rincón de City Bell, en cada uno de sus coreutas y cada vez que se hable de música o de amistad.» Perico

11


nota 10

CRONOLOGÍA 2012 Febrero: comenzamos los ensayos, el 25 nos esperaba función. Marzo: intervención urbana el 23 de marzo. Para el 24 nos pareció que la mejor forma de

transitar aquel día era ocupando el espacio público, por eso organizamos un ensayo abierto; fuimos más de 100 vecinos actores en Plaza Belgrano. Nació la comisión “De otra cosa” y así agregamos un segundo día de trabajo. Abril: salió la Personería Jurídica, somos Asociación Civil. Mayo: por primera vez hubo un pirulinero en nuestra función. Record de espectadores. Entidad de Bien Público. Participamos en el desfile cívico. Junio: cumplimos 60 presentaciones. Julio: nos visitaron para charlar Adhemar Bianchi y Ricardo Talento pioneros del Teatro Comunitario en Argentina (y el mundo). Agosto: desembarcamos en Savoia, por primera vez alquilamos una casita para poder trabajar el día y la hora que queramos.

12


LA CATERVA TIENE UN SUEÑO Hace unos años soñábamos con hacer un grupo de teatro comunitario y, en unos meses, el próximo diciembre cumpliremos 6 años. Soñábamos con ser más de veinte vecinos, cuando éramos diez; en la revista anterior éramos treinta; hoy somos más de 50. La Caterva sigue soñando, no se cansa de soñar y soñamos que tenemos nuestro propio espacio para juntarnos a ensayar, para guardar la escenografía y el vestuario. Soñamos que tenemos ese lugar donde poder refugiar nuestros proyectos y donde la comunidad nos pueda encontrar siempre.

13


Nota 12

Hay muchos vecinos en otros lugares haciendo lo mismo, algunos de ellos son:

14


Algunos pasajes de la charla que tuvimos con Ricardo Talento y Adhemar Bianchi, directores de Circuito Cultural Barracas y Catalinas Sur (La Boca) respectivamente: “Esto de crear en conjunto, de que un grupo en un territorio de vecinos empiece a pensar qué quieren decir, cómo van a celebrar el decir eso, cómo se van a organizar para hacerlo, cómo van a financiarlo, cómo van a hacer para que los demás se enteren de cómo es eso; es realmente lo que es transformador. Porque muchas veces la palabra transformación queda en qué es lo que vamos a decir y de repente la transformación no está en el mensaje de lo que se va a decir sino en los cómo se hace. Creo que el teatro comunitario crece porque la gente necesita empezar a crear y a hacer cosas juntos. Porque por el lado que estamos en estas sociedades, de ir por el lado individual es cada vez más duro en todo sentido” Adhemar Bianchi “Uno tiene miedo a que en lo colectivo su creatividad, su yo pierde. Y es todo lo contrario: se potencia y potencia al colectivo y el colectivo te

15


potencia a vos como persona. No hay que tenerle miedo a eso” Ricardo Talento “Lo que no hay que establecer es el derecho de piso. Hay que siempre estar atento a cómo se mueve la cosa afuera. Hay pautas de funcionamiento, paradigmas de funcionamiento que no nos sirven. Porque puede venir uno que es nuevo con capacidades y tener un rol en la obra, entonces viene otro que dice “yo hace 3 años que estoy y este tiene más letra que yo” y eso es un error, porque en el fondo si ese otro está capacitado para tener más letra aporta a lo colectivo. Cuando uno dice aceptar al que ingresa, hay que hacerlo en serio. Porque uno muchas veces dice “sí, vengan”; pero invitás a alguien a tu casa y no le decís donde está el baño. Hay que incorporarlo en serio” Ricardo Talento “Y que los nuevos entiendan que entran a un lugar que tiene una historia. Muchas veces la tentación es “yo voy a entrar a ese grupo y voy a ser Gardel y además esto está todo mal”. No, no; si está todo mal no entres. Partí de la base de aceptar lo que hay y de aportar a eso” Adhemar Bianchi “Siempre hay que estar buscando el conceso, porque si hay consenso hasta el que no está de acuerdo del todo entra en el consenso general. Y no porque yo justo no levante la mano voy a boicotear lo que se decidió” Ricardo Talento “No por ser vecinos nos podemos perdonar el hacer cosas mal. El tema de la calidad es una regla, una regla de la gente. Dentro de las posibilidades de cada uno, uno tiene que intentar hacer lo mejor posible y no quedarse en el “bueno, no importa somos un grupo de vecinos”. Eso no es comunitario, eso es chanta. No hagan las cosas mal porque no importa. Nada más que eso: porque no importa. Sí importa. La calidad para nosotros es lo que da la categoría de comunitario. Porque en una comunidad cuando uno hace una fiesta en una casa pone el mejor mantel, se pone la mejor ropita y sirve la mejor comida. Entonces el grupo comunitario cuando presenta algo a sus vecinos, hace lo mejor que tiene para presentar. No significa que todo tiene que estar de mantel de encaje, no. Hay que dar lo que tenemos, pero lo mejorcito” Adhemar Bianchi

16


LA CATERVA