Issuu on Google+


PROGRAMA Seminario Patrimonio Cultural Inmaterial NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD Santiago de Chile GAM | Centro Gabriela Mistral Jueves 26 y viernes 27 de mayo 2011 Organizan Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Centro Regional de Salvaguarda del Patrimonio Inmaterial en AmĂŠrica Latina, Crespial. Unesco.


OBJETIVO Este encuentro busca generar un espacio de vinculación y debate que permita difundir la labor del Estado en materia de Patrimonio Cultural Inmaterial y, estimular la reflexión en torno a las estrategias y herramientas para asegurar su promoción y salvaguarda. Específicamente: 1. Difundir y promover el rol de las instituciones del Estado en la salvaguarda y valoración del Patrimonio Cultural Inmaterial. 2. Explicar el rol de la UNESCO en la aplicación de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial del 2003 y, de CRESPIAL como centro, bajo los auspicios de la UNESCO. 3. Informar sobre las herramientas y estrategias disponibles, a nivel Nacional e Internacional, para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial. Público objetivo Funcionarios públicos ONG y representantes de comunidades detentoras del Patrimonio Cultural Inmaterial Fundaciones Periodistas Empresarios Académicos y estudiantes


J/26

PROGRAMA

9:00 a 9.30 hrs ACREDITACIÓN. 10.00 hrs Palabras de Bienvenida Directora GAM, Alejandra Wood 10.05 hrs Palabras de Bienvenida representante UNESCO, Fernando Brugman, UNESCO La Habana. 10.15 hrs Palabras de inauguración Ministro Presidente del Consejo Nacional de la Cultura, Luciano Cruz-Coke. 10.30 a Presentación Audiovisual del Patrimonio 10.35 hrs Cultural Inmaterial de nuestro país, nuestro desafío. 10.40 a Foro de discusión 11:30 hrs Rol y complementariedad de las Instituciones Públicas en la gestión del Patrimonio y puesta en valor del PCI. MODERA Macarena Puigrredón, periodista. INVITADOS Jaime Urrutia Director General Crespial. Bernardita Ladrón de Guevara Jefa de la Unidad de Geoinformación del Patrimonio CNCR/DIBAM. Jacqueline Plass Subsecretaria de Turismo. Macarena Barros Jefa del Departamento de Ciudadanía y Cultura, CNCA. 11:30 a 11.40 hrs

CAFÉ


11:40 a 12.40 hrs

Mesa de trabajo 1 Patrimonio Cultural Inmaterial en tiempos de crisis.

Casos Nacionales e Internacionales de la sociedad civil y gestión pública respecto a las situaciones “límites” de la salvaguardia del patrimonio. Experiencias de Brasil, Ecuador y sociedad civil en Chile. EXPONEN Ana Gita de Oliveira, Diretora Substituta do Departamento do Patrimônio Imaterial-DPI, Instituto do Patrimônio Histórico e Artístico Nacional-IPHAN. Gabriela Eljuri Coordinadora del Área de Patrimonio Inmaterial – INPC, Ecuador. Cristian Heinsen, Director Ejecutivo Fundación Altiplano: proyecto plan de restauración y puesta en valor del conjunto patrimonial de iglesias andinas de Arica y Parinacota. Arnoldo Weber, Gerente Fundación Artistas del Acero. Eduardo Duarte, Gestor Cultural; “Fiesta de Andacollo, buenas prácticas en PCI”.


12.45 a 14.00 hrs

Mesa de trabajo 2 ¿Por qué invertir en Patrimonio? Oportunidades que brinda la Ley de Donaciones Culturales.

MODERA Macarena Puigrredón, periodista. EXPONEN Oscar Agüero, Reforma a la Ley de Donaciones Culturales. Rodrigo Rivas, Barrick. Bernardita Fernández, Doña Inés de Collahuasi. Josefina Tocornal, Fundación Gasco. 15.00 a 16.00 hrs

Taller UNESCO Sensibilización acerca de la Convención 2003 y su aplicación: Políticas de la UNESCO en el ámbito del Patrimonio Cultural Inmaterial.

EXPONEN Macarena Barros, Jefa Departamento de Ciudadanía y Cultura, CNCA; Bienvenida y apertura del taller. Ana María Foxley, Secretaria Ejecutiva Comisión Unesco en Chile; Rol de Comisión Nacional Unesco. Fernando Brugman, Oficina UNESCO La Habana; Sensibilización acerca de la Convención 2003 y su aplicación: Complementariedad de las Convenciones UNESCO en el ámbito de la cultura. Obligaciones de los Estados Partes y beneficios de aplicar la Convención. Introducción de la Convención: conceptos fundamentales.


16.00 hrs

CAFÉ

16.15 a TALLER UNESCO (continuación) 17.30 hrs Fernando Brugman, Oficina UNESCO La Habana; Sensibilización acerca de la Convención 2003 y su aplicación Salvaguardia Internacional: cooperación y asistencia. Directrices Operativas de la Convención 2003. Las listas y el registro de prácticas ejemplares.

V/27 9.00 a 10.30 hrs

TALLER UNESCO (2° día): María José Figueroa, Jefa Sección de Patrimonio Cultural, CNCA; Presentación Sistema de Registro Patrimonio Inmaterial.

10.30 a 10.45 hrs

CAFÉ

11.00 a 13.00 TALLER UNESCO (Parte 2): Fernando Brugman, Oficina Unesco, CUBA; Proceso de candidaturas: condiciones a cumplir, uso de ejemplos y llenado de formularios.


¿Por qué hablamos de Patrimonio Cultural? En este momento de nuestra historia, se hace evidente que la identidad y la memoria son construcciones políticas y sociales, por lo que no podemos seguir asignándolas a la categoría de objeto natural y/o espontáneo –como pudieron ser antaño-, tratándolas como un hecho con existencia por sobre el contexto social en las que se desarrollan. Las memorias e identidades son elementos con los que pensamos, son asuntos que determinan, en buena medida, nuestras decisiones, acciones y formas de pensar. Estas no son ajenas a nuestras políticas, relaciones sociales e historias, sino que son estos procesos los que les dan forma (Gillis, 1996). Constituye una construcción social, permanentemente redefinida en el marco de una relación dialéctica con el otro. La memoria es menos una construcción fiel del pasado que una reconstrucción continuamente actualizada de él. Por tanto, debemos responsabilizarnos de sus usos y abusos de las memorias en su calidad de generadoras de identidades, reconociendo que cada declaración de identidad involucra una opción que nos afecta a nosotros y a quienes nos rodean.


Cuando los individuos, en el marco de determinada estrategia identitaria, hacen sus elecciones, se mueven siempre dentro de un repertorio flexible y abierto de recursos: representaciones, mitos, relatos, creencias, ritos, saberes, herencias, objetos, lugares; es decir, se mueven dentro del registro de su memoria. Desde esta perspectiva, la memoria no es otra cosa que la identidad en acto, de las que el patrimonio cultural es su principal insumo. Los objetos, esta particular clase de patrimonio, ofrece a la memoria la posibilidad de que lo que ha pasado no ha desaparecido definitivamente porque es posible revivirlo gracias a los recuerdos, emociones e informaciones contenidas en dichos objetos. Al mismo tiempo, las tradiciones indĂ­genas y rurales son mundos aĂşn por descubrir y maravillarse, la herencia de sus antepasados, nuestros antepasados, el legado que la arqueologĂ­a rescata de su silencio, nos pertenece a todos. Es parte integral de nuestra memoria, por tanto, de nuestra identidad.


Patrimonio Cultural Inmaterial conceptos y definiciones


“El Patrimonio Cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como las creaciones anónimas, surgidas del alma popular, y el conjunto de valores que dan sentido a la vida, es decir, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo; la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y monumentos históricos, la literatura, las obras de arte y los archivos y bibliotecas.”*

*Definición elaborada por la Conferencia Mundial de la UNESCO sobre el Patrimonio Cultural, celebrada en México en el año 1982.


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

En América Latina, este legado, se configura como un tejido colorido y diverso de expresiones y manifestaciones. Producto de la historia, el sincretismo cultural ha dado paso al nacimiento de hábitos y creencias particulares determinadas por el contexto local. Estas prácticas han sobrevivido generación tras generación en un proceso de permanente revitalización que dice relación con una forma de apropiación cultural dinámica y con sentido de continuidad. El patrimonio cultural se ha dividido operativamente en dos categorías: natural y cultural. El Natural está referido a la variedad de paisajes que conforman la flora y fauna de un territorio. La UNESCO lo define como aquellos monumentos naturales, formaciones geológicas, lugares y paisajes naturales, que tienen un valor relevante desde el punto de vista estético, científico y/o medioambiental. El patrimonio natural lo constituyen las reservas de la biosfera, los monumentos naturales, las reservas y parques nacionales y los santuarios de la naturaleza.


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

Por su parte, el cultural está formado por los bienes culturales que la historia le ha legado a una nación y por aquellos que en el presente se crean y a los que la sociedad les otorga una especial importancia histórica, científica, simbólica o estética. Es la herencia recibida de los antepasados y que viene a ser el testimonio de su existencia, de su visión de mundo, de sus formas de vida y de su manera de ser, es también el legado que se deja a las generaciones futuras (Ley 17.288). El Patrimonio Cultural se divide en dos tipos: tangible e intangible. El patrimonio tangible es la expresión de las culturas a través de grandes realizaciones materiales. A su vez, el patrimonio tangible se puede clasificar en mueble e inmueble. El patrimonio tangible mueble comprende los objetos arqueológicos, históricos, artísticos, etnográficos, tecnológicos, religiosos y aquellos de origen artesanal o folklórico que constituyen colecciones importantes para las ciencias,


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

la historia del arte y la conservación de la diversidad cultural del país. Entre ellos cabe mencionar las obras de arte, libros manuscritos, documentos, artefactos históricos, grabaciones, fotografías, películas, documentos audiovisuales, artesanías y otros objetos de carácter arqueológico, histórico, científico y artístico. Se estima que en Chile existen más de dos millones de objetos o piezas museables, los que se encuentran principalmente en museos, archivos y bibliotecas del Estado. El patrimonio tangible inmueble está constituido por los lugares, sitios, edificaciones, obras de ingeniería, centros industriales, conjuntos arquitectónicos, zonas típicas y monumentos de interés o valor relevante desde el punto de vista arquitectónico, arqueológico, histórico, artístico o científico, reconocidos y registrados como tales. Estos bienes culturales inmuebles son obras o producciones humanas que no pueden ser trasladadas de un lugar a otro, ya sea porque son estructuras (por ejemplo, un edificio), o porque están en inseparable relación con el terreno (por ejemplo, un sitio arqueológico).


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

La identificación del patrimonio arquitectónico y urbano de Chile ha sido realizada, en gran parte, por estudios universitarios. Sólo una parte de él goza de protección legal, mediante la aplicación de la legislación de Monumentos Nacionales (Decreto Ley No 651 de 1925, y Ley No 17.288 de 1970). Respecto del patrimonio cultural inmaterial, en el artículo 2.1 de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003, está definido como “los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas –junto con instrumentos, objetos y espacios culturales que les son inherentesque las comunidades, los grupos y los individuos reconocen como parte integrante de su patrimonio cultural. Este PCI, que se transmite por generaciones, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad”1.

1

Irina Bokova, Directora General de Unesco. Septiembre de 2010. Textos fundamentales de la

Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003, Edición 2011


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

De esta forma, el Patrimonio Cultural Inmaterial se puede manifestar en los siguientes ámbitos2: • Las tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del mismo; • Las artes del espectáculo; • Los usos sociales, rituales y actos festivos; • Los conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo; • Las técnicas artesanales tradicionales. A este respecto, una de las principales conclusiones arrojadas en la mencionada convención, fue la imperante necesidad de buscar estrategias para el cuidado de este tipo de patrimonio, esto, en un sentido de recreación y transmisión, no de manera pura, fija o estática, pues, es preciso comprender que este patrimonio evoluciona en su interpretación y conocimiento. El Patrimonio Cultural Inmaterial supone la transferencia de técnicas, significados y conocimientos que son aprehendidos por generaciones –a menudo mediante la oralidad-, por tanto, las acciones de salvaguardia3 estarán orientadas a reforzar las condiciones necesarias para su revitalización e interpretación, junto con su comunicación.

2

Revista Patrimonio Cultural Inmaterial. Aplicación de la Convención para la Salvaguardia del

Patrimonio Cultural inmaterial, UNESCO. 3 En congruencia con lo planteado en la Convención, entenderemos por Salvaguardia todas las acciones que busquen proteger el patrimonio cultural inmaterial mediante la identificación, documentación, investigación, preservación, protección, promoción, valorización, transmisión –a través de enseñanza formal y no formal- y revitalización en diferentes aspectos.


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

El riesgo de que algunas manifestaciones desaparezcan con la llegada de nuevas formas de expresión lo asemeja a cualquier organismo con vida. El patrimonio inmaterial tiene un ciclo vital y por lo tanto no es perenne. Se recrea y evoluciona mientras la humanidad adapta sus usos y tradiciones al entorno. A medida que el mundo cambia, la modernización se incorpora a este proceso vivo. “El patrimonio cultural se mueve en todo momento. Podrá ser esa resignificación continua, ese viaje, atravesado por diversidad étnica, cultural, social, su única esencia”4. Son, finalmente, las propias comunidades y pueblos quienes asumen la responsabilidad de sustentabilidad de su Patrimonio Cultural Inmaterial. En ese sentido, según establece la Convención, “sólo se debe salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial que las comunidades reconozcan como propio y que les infunda un sentimiento de identidad y continuidad”.

4

Néstor García Canclini. Todos tienen cultura: ¿quiénes pueden desarrollarla?


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

Valorar el patrimonio cultural constituye una acción de respeto y entendimiento mutuo. Tejer relaciones basadas en vínculos que hablan de la riqueza y diversidad cultural de nuestro país es avanzar hacia una cohesión social en igualdad. Acerca de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003 A partir de la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural, aprobada por UNESCO en 2001, se reafirmó la defensa por la diversidad cultural de los pueblos, entendiendo que el patrimonio cultural inmaterial o patrimonio vivo es inseparable de esa concepción. En ese sentido, la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial celebrada en París, el 17 de octubre de 2003, genera un marco que regula y protege manifestaciones y expresiones definidas como Patrimonio Cultural Inmaterial. A la fecha, adscriben 134 Estados partes, entre ellos el nuestro.


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

Esta convención es el primer instrumento multilateral vinculante para la salvaguardia en este ámbito y está basada en los acuerdos internacionales, las recomendaciones y las resoluciones existentes en materia de patrimonio cultural y natural. Por lo tanto, es reflejo de un esfuerzo internacional en materia de preservación de la diversidad cultural y de salvaguardia. Este instrumento tiene cuatro objetivos principales: • Salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial; • Garantizar el respeto del patrimonio cultural inmaterial de las comunidades, grupos e individuos interesados; • Sensibilizar a nivel local, nacional e internacional la importancia del patrimonio cultural inmaterial y la necesidad de garantizar su reconocimiento recíproco; • Fomentar la cooperación y asistencia internacional5.

5

Artículo 1, Finalidades de la Convención. Textos fundamentales de la Convención para la

Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003, Edición 2011


Patrimonio Cultural Inmaterial

y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA)


El Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través del Departamento de Ciudadanía y Cultura, sección Patrimonio Cultural, impulsa diferentes acciones enfocadas en la promoción y salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) del país, acorde con los objetivos estratégicos de la política cultural y las estrategias sugeridas en la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003. Así, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes promueve programas que permiten proponer y consolidar acciones en esta línea:


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

Programa de Reconocimiento de Tesoros Humanos Vivos Desde el año 2009, este programa entrega reconocimiento a personas y comunidades portadoras de manifestaciones de nuestro patrimonio inmaterial. Además, fomenta su registro y transmisión. A través de un proceso de postulación nacional y selección a cargo de un Comité de Expertos, se selecciona a los Tesoros Humanos Vivos, poniendo énfasis en su rescate y difusión, permitiendo generar un catastro de personas y/o comunidades cultoras de nuestro patrimonio en distintas localidades del país.

Programa Portadores de Tradición Este programa, propuesto como piloto para 2011, tiene por objetivo sensibilizar a las generaciones más jóvenes en torno al valor y riqueza de su patrimonio cultural, junto con transmitir conocimiento y técnicas tradicionales. Su implementación comprende una intervención en 7 establecimientos educacionales para desarrollar talleres dirigidos por un cultor y acompañado de un gestor cultural, quienes trabajarán con estudiantes de educación media. Los talleres se desarrollan dentro de la jornada escolar, integrando contenidos vinculados al Patrimonio Cultural Inmaterial al interior del aula.


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

Centro de Extensión en Identidad y Patrimonio Con el afán de impulsar temas vinculados al patrimonio, al respeto y valor de la diversidad cultural, junto con rescatar la importancia de la construcción de identidad, se abre un espacio cuya línea curatorial está orientada al desarrollo de contenidos articulados en torno a portadores de tradición, académicos y artistas. Abierto a todo público y en pleno puerto de Valparaíso, esta plataforma se instala con exposiciones, seminarios, talleres y otras muestras.

Sistema de Información para la Gestión Patrimonial (SIGPA) Este proyecto busca contribuir al fomento, registro y salvaguardia del PCI de nuestro país, mediante la sistematización de la información de expresiones y manifestaciones del mismo. Se trata de una herramienta virtual que, de acuerdo con lo suscrito en la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, está dirigida a fomentar la participación ciudadana activa para la generación de inventarios regionales, ello en la preservación de sus tradiciones.


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

Programa de Multiculturalidad Durante el 2011 se avanzará en los planes de desarrollo cultural de los pueblos originarios en base a lo iniciado en 2008 a partir de “Re-Conocer, pacto por la multiculturalidad”. Con esto se afianza el compromiso con las políticas e instrumentos internacionales que velan por el desarrollo integral de las expresiones culturales de nuestros pueblos originarios.

Patrimonio Cultural Sustentable Busca consolidar el concepto de sustentabilidad asociado a patrimonio cultural, no sólo en un sentido económico, para que su salvaguarda sea resultado de un trabajo integrado y conjunto entre sociedad civil, Estado y empresa privada. En esta línea, el Turismo Cultural Sostenible se ha propuesto la tarea de implementar el Plan Nacional de Turismo Cultural, haciendo hincapié en la valoración de sitios patrimoniales, históricos, arqueológicos y naturales. Da orientaciones de gestión para promover la autogestión de comunidades portadoras de patrimonio inmaterial, apoyo en planes de manejo de patrimonio cultural en sitios turísticos y vincula con instituciones nacionales e internacionales que permitan realizar un trabajo coordinado en este ámbito.


NUESTRA MEMORIA, NUESTRA RESPONSABILIDAD

Patrimonio y educación A partir de este nuevo programa se pretende desarrollar e integrar contenidos relativos al patrimonio cultural nacional a la educación formal e informal, de manera tal que desde la infancia, chilenos y chilenas sepan reconocer la riqueza cultural que poseemos. En esta línea, se avanzará en la transversalización de este tema al interior de otros programas y proyectos que desarrolla el Consejo de Cultura. Ejemplo de esto es la iniciativa conjunta con la Sección de Educación Artística, perteneciente al Departamento de Ciudadanía y Cultura, para implementar, a través del programa Acciona, la sensibilización de escolares frente a temas de patrimonio.


Informaci贸n complementaria


El Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través del Departamento de Ciudadanía y Cultural, es el núcleo focal de Chile para el Centro Regional de Salvaguarda del Patrimonio Inmaterial en América Latina (Crespial). Complementariamente, el presente año 2011, este núcleo focal ha sido elegido para formar parte del Comité Ejecutivo de la institución, teniendo un rol relevante en el diseño y fiscalización de la gestión administrativa y programática de la misma.

Para más información, visita www.portalpatrimonio.cl, o escríbenos a areapatrimonio@consejodelacultura.cl


Comisión Unesco

De acuerdo a los compromisos adquiridos con la UNESCO y los países miembros de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, funciona en Chile la Comisión Nacional de Cooperación Unesco, como un ente que forma parte del Estado y se articula con representantes de diferentes organizaciones Preside la comisión el ministro de Educación, Joaquín Lavín, el Vicepresidente es Felipe Cousiño y su Secretaria Ejecutiva es Ana María Foxley. La representante del Consejo de la Cultura es Constanza Güell, Jefa de Relaciones Internacionales. A ellos se suman profesionales y académicos/as de diferentes ámbitos, como de Relaciones Exteriores, Información y Comunicación, Cultura, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y Educación. Este Consejo Consultivo se reúne semestralmente en el Ministerio de Educación, Ministerio de Relaciones Exteriores u otro espacio apropiado.


En temas concretos, la Comisión recibe y envía las postulaciones oficiales de Chile a los Comités de Patrimonio Mundial, Patrimonio Inmaterial, Patrimonio Subacuático y al Fondo de Diversidad Cultural. Es por eso que en el ámbito cultural las grandes temáticas son Patrimonio Material e Inmaterial y Diversidad Cultural. Además, participa en otras áreas de Unesco no relacionadas con Patrimonio. Por ejemplo, cátedras Unesco en universidades, escuelas asociadas al organismo, entre otras. La Comisión Unesco tiene directa relación con el Consejo de la Cultura pues puede proponer medidas de fomento a las políticas de Patrimonio Cultural y difundir las políticas que Unesco promueve. No obstante, su implementación compete directamente a las instituciones del Estado chileno.


www.cultura.gob.cl www.portalpatrimonio.cl


Libro Seminario Patrimonio Inmaterial