Page 71

me susurra Lidia nada más pasar por su lado. Mi cerebro no procesa la información y no comprendo bien lo que me han dicho. Cuando ponemos sobre la arena las toallas horteras que nos hemos comprado de urgencia para la ocasión, me lo vuelve a comentar. La verdad es que me quedo un poco bloqueado. El contexto es tal que la situación lejos de ser excitante es absolutamente ridícula. No piensan lo mismo los policías que, pocos minutos más tarde, están sobre la pareja amorosa amonestándoles por tan indecorosa conducta. Aparte de la multa que les van a enchufar, el chaval y la chavala tienen que pasar la vergüenza de ser el centro de atención de las miradas de cientos de personas, las cuales husmean buscando la razón de que se hayan acumulado cuatro agentes de seguridad en torno a esas dos personas. Las respuesta es bien sencilla: como gran ciudad que se precie, y siendo está la megalópolis por definición, en Nueva York se acumulan todos los extremos, en este caso, salvo que sea el de ninfomanía, se trata del de la estupidez. Cualquiera de las playas neoyorquinas tendrá a cientos de gaviotas como permanentes inquilinas

Hormigas en Nueva York 71

Profile for Manuel José Santaella Castillo

Hormigas en Nueva York: pseudoguía prescindible para deambular por la gran manzana  

Una visión de Nueva York más allá de las indicaciones del Lonely Planet (o similares). ¿Qué se siente al visitar la Gran Manzana por primera...

Hormigas en Nueva York: pseudoguía prescindible para deambular por la gran manzana  

Una visión de Nueva York más allá de las indicaciones del Lonely Planet (o similares). ¿Qué se siente al visitar la Gran Manzana por primera...

Advertisement