Issuu on Google+

Gabriel Salom Bauzรก 2003-2011


Nace en Palma de Mallorca. Autodidacta. En 1999 inicia su trayectoria en la pintura profesional y abre estudio taller en la calle Almudaina. Su obra discurre entre su interpretación del paisaje mallorquín y su fascinación por el desnudo femenino creando formas y colores de absoluta sencillez y austeridad, marcada, sobre todo por la ausencia de elementos supérfluos. Pintar es para Gabriel Salom el acto de crear y transmitir emotividad. A partir de 2005 su obra deviene en telas rotundas, sin colores ni formas preconcebidas. Su obra interactúa y cobra vida alimentándose de yeso, cemento, hierro y tierra. Obviando colores artificiales y construyendo más que pintando las telas, que concluirán en su primera exposición en solitario: “Relieves”, año 2009 en la galería Mare Arte de Palma de Mallorca. En marzo de 2010: “Absències”, en la galería El Temple, de Palma de Mallorca. Segunda muestra en solitario y en la que nos sorprende dando un vuelvo radical. Es el color tratado de manera inestable e inquietante. No resulta difícil apreciar en esta obra una vorágine de intimidades y desencuentros, de caos y precisión pictórica. Marzo 2011, “Allà on no hi plou”. En ésta su tercera exposición, sería prescindible firmar sus telas, su obra es inequívoca y reconocible, es profunda e imprevisible. Introduciendo al observador a indagar acerca de lo que es o no es, por tratarse de un mundo paralelo donde lo que se impone sea tal vez el “no ser” de la propia realidad. Una realidad de colores efervescentes y formas evanescentes. En definitiva, el lugar en el que desearíamos recluir para siempre todo lo que nos incomoda; “Allà on no hi plou”. Ricardo LLoret Moragull


A trenc d’Alba Técnica: Acrílico. 175 x 110 cm Año 2003


Fosca Técnica: Acrílico. 160 x 130 cm Año 2003


Horabaixa Técnica: Acrílico. 170 x 145 cm Año 2003


Allunyament Técnica: Acrílico. 155 x 155 cm Año 2003


Santa y Martir Técnica: Acrílico. 110 x 70 cm Año 2005


Adeu Técnica: Acrílico. 130 x 130 cm Año 2006


Desig Técnica: Acrílico. 100 x 80 cm Año 2006


Slowly Técnica: Acrílico. 110 x 70 cm Año 2005


Galáctica Técnica: Acrílico. 130 x 110 cm Año 2005


Paula Stein Técnica: Acrílico. 210 x 130 cm Año 2006


Exposicion Galeria Marearte 2009


Una Letra Roja Técnica: Mixta. 90 x 70 cm Año 2009


Mansito Técnica: Mixta. 90 x 70 cm Año 2009


3 Letras Rojas Técnica: Mixta. 210 x 90 cm Año 2009


Més Abaix en Donen Dos Técnica: Mixta. 180x110 cm Año 2009


Cuinar Técnica: Mixta. 9 x (40 x 40 cm) Año 2009


Otra Letra Roja Técnica: Mixta. 110 x 60 cm Año 2009


Up & Down Técnica: Mixta. 160 x 110 cm Año 2009


If Técnica: Mixta. 140 x 100 cm Año 2009


Tres Vegades No Técnica: Mixta. 3 x (110 x 40 cm) Año 2009


La Huída Técnica: Mixta. 210 x 130 cm Año 2010


En la Galería Mare Arte / Art Conceprión, Gabriel Salom expone un conjunto de pinturas / esculturas con el título de Relieves. Les confieso que me sorprendió me cautivó aquella muestra desgarrada, vital, pletóricamente creativa a partir de la nada –residuos- y el todo –pintura, color, forma- a la vez. Es un reflejo de nuestra actualidad presente. La obra se Salom, si la contemplas sin prejuicios, es una crítica reflexiva y revulsiva –En todo caso, esta es i impresión- al entorno que lamentablemente vivimos y padecemos, las ciudades cementerio, el paisaje destrozado, la naturaleza salvajemente deteriorada en beneficio de la mediocridad. Si ustedes, camaradas de la utopía se deciden a visitar la exposición, deténganse ante dos cuadros, El día y la nit, no son un decorado cursi, sino la fuerza expresiva que ha roto sus propios límites y emerge como un grito alarmante contra la sosería y la complacencia efímera. Hay otras cuatro obras que, por su sencillez (de línea y de color) , alcanzan valores propios de la dignidad femenina: Lola, Volta i Volta, Laura Stern y, quizas el que más me fascinó, Galáctica. Se trata de la primera obra (expuesta al público) de Gabriel Salom y, sin embargo, es una obra madura y es así, tal vez, porque el artista la ha creado desde la posición de privilegio de la independencia. Después de Relieves, sólo resta la nada infinita… o sea, crear desde la rebeldía y descubrir que el arte no es, sino todo lo contrario, un cuadro exhibido en la pared del salón de un nuevo rico.

Antoni Serra, Última Hora 22-3-2009


Exposicion Galeria El Temple 2010


S’Antiquari que xarrave amb en Figuera Técnica: Mixta. 180 x 110 cm Año 2010


Bar África 1980 Técnica: Mixta. 180 x 90 cm Año 2010


Morituri Técnica: Mixta. 180 x 90 cm Año 2010


Hotel Capitol 1985 Técnica: Mixta. 220 x 180 cm Año 2010


Después y Fuera de Después Técnica: Mixta. 180 x 90 cm Año 2010


No Técnica: Mixta. 110 x 100 cm Año 2010


Antes y Fuera de Antes Técnica: Mixta. 180 x 90 cm Año 2010


Colette de Noche, María Teresa de Día Técnica: Mixta. 220 x 130 cm Año 2010


Re Bemol Técnica: Mixta. 3 x (140 x 40 cm) Año 2010


Y ya que estoy metido –hasta la médula- en el mundo (siempre fascinante, cuando no es “lameculista” y descaradamente pedigüeño, claro) del arte, de la creación pictórica, quiero, deseo, necesito hacer referencia a la exposición Absències, de Gabriel Salom, que tuve la oportunidad de admirar en la galería El Temple. La Obra de Salom <es un recordatorio de la fugacidad que, en última instancia, es y continua siendo permanencia>, escribe en el catálogo de la exposición el también pintor –y dramaturgo y poeta y, siempre, mago- Cándido Ballester. Y le sobra la razón, a Ballester, porque Salom en esta su segunda exposición tiene la fuerza de la perennidad, de la eternidad hecha obra de arte a través del óxido, de la sutileza sensible, del hierro, de la fuerza y grandeza del trazo insinuado y perdurable. Les confieso que me ha sorprendido la evolución de Salom, tenaz y exigente, implacable en su criterio de interpretar el arte como una forma viva de resistencia y superación. ¿Qué nos reservará el futuro? Tal vez el imposible de lo posible… Antoni Serra, Última Hora 15-3-2010


Gabriel Salom conoce las peripecias del tiempo que es cauce de fluir incesante, dato que se transforma en memoria, en huella nítida, en verificación de lo que ya no es. Toda esta obra que Gabriel Salom jornada tras jornada fue levantando sensiblemente en un recordatoro de la fugacidad que, en últimas instancias, es y continúa siendo permanencia. El artista se plantea ante la tela, rectángulo de posibilidades y le va otorgando vida nueva con abecedarios de trazos y pinceladas, densos materiales de óxidos y hierros que obran como estructuras tonalesneblinosas, sombrías, dadas a la luz, con apasionada, potente voluntad creadora. Ese paisaje interior que nos entrega Gabriel Salom nada tiene que ver con las banales contadurías de montañas, bosques o árboles, cielos, puestas de sol o amaneceres que tanto nos prodigan los pintores al uso y al abuso. Su visión es otra, fruto de cadencias, descubrimientos sensibles de quien sabe que ver es, supongo, algo más que mirar. La médula es ver, mirar es el vehículo. Es ser en los territorios del existir. Gabriel Salom lo sabe. Viajero de laberintos, frecuentador de confines, nos los va desvelando en cada una de sus obras. Datos, cada una de ellas, de su iluminador descubrimiento de la permanencia impacable de la fugacidad. Sólo “el instante es divino, infinito, irremediable” decía Celian desde la soledad de su observatorio. Gabriel Salom hurga en ella utilizando su pincel como escalpelo de cirujano. La indaga, le da la vuelta como si fuera un guante y nos lleva a la luz en el rectángulo de la tela ahora ya mundo tonal de verdeazulados sombríos con estallidos de pinceladas veladamente luminosas, densas texturas trabajadas, de hierros patinados por carcomas, de entramados en disolución, huellas de lo que el paso del tiempo convierte en melaza de ausencias. Fragilidad convertida en detritus de fugacidades. Por esos andurriales pasea su mirada y su pincel Gabriel Salom. Enormes, desiertas y neblinosas simas, sargazos que mutilan a los vientos. Inmovilidad corroída en las telas que el artista lúcidamente ha descubierto y hoy nos ofrece. Cándido Ballester. Ciutat. Febrer 2010


Exposicion Galeria Masters Art Galleries 2011


El Cel i Dos Gats Técnica: Mixta. 170 x 130 cm Año 2011


Whisky Con Mucho Hielo, Camel y Belleza Detrás de la Barra Técnica: Mixta. 220 x 130 cm Año 2011


Quatre Olives Nadant Dins La Gloria Técnica: Mixta. 360 x 90 cm Año 2011


Manhattan on the Rocks Técnica: Mixta. 580 x 130 cm Año 2011


El Perejil de Tarabuco Técnica: Mixta. 390 x 90 cm Año 2011


Es Fóssil i Jo una Nit d’Estiu Técnica: Mixta. 170 x 130 cm Año 2011


Bar Formentor Técnica: Mixta. 380 x 190 cm Año 2011


Rapsodia Etílica “In Blue“ Técnica: Mixta. 170 x 130 cm Año 2011


El positivo del positivo y el negativo TĂŠcnica: Mixta. 162 x 130 cm AĂąo 2011


El Negativo del Positivo y el Negativo TĂŠcnica: Mixta. 162 x 130 cm AĂąo 2011


Fru Fru la Nuit Técnica: Mixta. 260 x 170 cm Año 2011


Barrumbada Técnica: Mixta. 220 x 130 cm Año 2011


Requiem por Tres Amigos Técnica: Mixta. 390 x 100 cm Año 2011


Requiem por Tres Amigos y Uno Más Técnica: Mixta. 360 x 120 cm Año 2011


Y de la poesía –y la crítica lucida de Wharton- a la creación artística, a la obra pictórica, a la recreación libre del paisaje interior: las técnicas mixtas que ofrece Gabriel Salom en Masters Art Galeries. Es su tercera exposición desde 2009, ¡y cómo trabaja el condenado remodelador creativo de paisajes interiores! Él va por libre, muerde, se crispa, revoluciona la materia, destruye la mísera linealidad, da vueltas imaginarias al mundo (soñado) en libertad… Es él, sólo él, nada (ni nadie) más que él: sus obras pictóricas sin prejuicios ni falsos dogmas de frivolidades angelicales: es su fuerza al desnudo. Cándido Ballester, en la presentación del catálogo, escribe que <Salom, jornada tras jornada, fue levantando sensiblemente en un recordatorio de la fugacidad que, en últimas instancias, es y continúa siendo permanencia>. Es muy cierto. En Salom no hay colores (óxidos, formas, plasmaciones) de encefalograma plano, porque él se pierde (o reencuentra) en as dimensiones del imposible posible, porque indaga en la magnitud infinita del arte en libertad, porque solo es fiel(no necesariaente creyente) a la lucha apasionada por el arte sin fronteras. Les recomiendo la obra de Gabriel Salom, es pura fuerza –y esfuerzo inaudito- creativa. Última Hora. Domingo, 27 de marzo de 2011.


Gabriel Salom