Page 1


CAMINOS de la TARDE Autor: Manuel Guerrero Jiménez Copyleft del texto: Manuel Guerrero Jiménez

Corrección Vicente González Rafael María Salido Edita Manuel Guerrero Jiménez manuel.guerrero.jimenez@gmail.com

Diseño y Maquetación Taller del Sur Comunicación S.L. - www.tallerdelsur.net Diseño de cubiertas Jose Manuel, Carlos Gualberto y Rafael Melquíades Guerrero. Fotografías Manuel Guerrero Jiménez.

Depósito Legal: GR 1806-2014


CAMINOS de la TARDE PASEOS por el ENTORNO de HUÉSCAR

MANUEL GUERRERO


Yo voy soñando caminos de la tarde. Las colinas doradas, los verdes pinos, las polvorientas encinas! ... ¿A dónde el camino irá? Yo voy cantando, viajero a lo largo del sendero... -La tarde cayendo está-. Y todo el campo un momento se queda, mudo y sombrío, meditando. Suena el viento en los álamos del río. La tarde más se oscurece; y el camino que serpea y débilmente blanquea, se enturbia y desaparece. A. Machado


A todos aquellos que disfrutan andando


CAMINOS de la TARDE

8

ÍNDICE Pág. Introducción

13

PASEOS

Long. %

Km Tierra

P1

La Boja y el Descarte 7,1

95

16

P2

Valle Seco del Barbatas, tramo 3 7,4 100

20

P3

Las Cuevas 5,5

90

24

P4

La Fábrica de las Lanas 5,5

85

28

P5

Valle Húmedo del Barbatas, tramo 4 4,5

32

P6

La Calahorra 8,5

90

36

P7

Serrabona y Cañada Molina 8,5

90

40

P8

Serrabona, Don Gabriel y Caicena 8,0

90

44

P9

Parpacén por Matallana 5,0-10,5 25-62

50

P10 Casa Forestal de Sierra Bermeja 4,5

40

54

P11 La Vereda del Agua 12,5 95,5

58

P12 El Borde Urbano 5,0

62

CAMINOS más LEJANOS

Long. Desnivel Aprox. Km Km.

metros en coche

R1 La Atalaya y el Tollo

7

100

6

66

R2a Canal de Carlos III, tramo 3A

6

30

6,5

67

R2b Canal de Carlos III, tramo 3B

9

60

6

70

R2c Canal de Carlos III, tramo 3C

8

50

6,3

72

4,5 x 2

60

14

74

5

100

16

76

R3

Valle Alto del Barbatas, tramo 2

R4

Jorquera


CAMINOS de la TARDE

9 Long. Desnivel Aprox. Km Km.

metros en coche

R5

Cañada de los Cazadores

7

200

18

78

R6

La Fuensanta

7

200

18

80

R7

Umbría de la Sagra

5,5

125

22

82

R8

Refugio de las Víboras.

5 x 2

300

24

84

5,5

200

27

86

R9 Valle Alto del Barbatas, tramo 1

R10 Camino de las Santas a La Puebla

88

R11 Castillo Almohade y Atalaya

2 x 3

250

5

90

6

125

5

92

R13 Valle Bajo del Barbatas, tramo 5

7,5

50

3

94

R14 Necrópolis de Tútugi

3,5

40

8

96

2 x 6,5

0

7

98

5,5

110

7

100

5

25

20

102

2 x 5

50

16

104

8

0

2

106

R20 Hoya de Yuza

6,5

230

3,5

108

R21 Hoya de Titos

5

80

7

110

2 x 2

100

9

112

R23 Las alamedas de Duda

7

100

15

114

R24 Presa de S. Clemente

4,5

40

15

116

R25 Los Pilares

7

60

15

118

R26 Canal de Carlos III, tramo 1

9

40

15

120

4,5 x 2

70

18

122

R12 Atalaya de Botardo

R15 Río de Galera R16 La Pisá del Moro R17 Alamedas del Guardal R18 Las Presas R19 Llanos de Torralba

R22 Perico Ruiz

R27 Fuente Alta

R28 La Pegueruela

124

R29 La Umbría Mora

4 x 2

300

19

126

6

20

5

128

Caminos de la sierra

130

R30 La Fuente de la Salud


CAMINOS de la TARDE

10

PASEOS


CAMINOS de la TARDE

11

CAMINOS mรกs LEJANOS


CAMINOS de la TARDE

13

INTRODUCCIÓN Desde hace tiempo, a medio mundo le ha dado por andar, por andar mucho y por muchas razones, cada uno las suyas. Y yo observo, como ya ocurrió en el libro Caminos de la Bici, que aquí y ahora dominan dos caminos: el Camino de las Santas y el Camino de Santiago. Los dos son muy buenos, pero no es tan bueno que sean sólo esos dos. En torno a la ciudad de Huéscar hay muchos caminos, muchos recorridos, sitios sin coches y a veces sitios nuevos por donde dar largos, bonitos y distintos paseos, incluso desconocidos paseos, o al menos infrecuentados. En este librito se describen algunos itinerarios, con apenas solapes, para no tener que repetir camino en varios días. Además, aunque no puedo probarlo, tengo la intuición de que, en su mayor parte, pueden resultar insólitos para muchos andantes. Los criterios para elegir los recorridos de la primera parte han sido: que puedan hacerse saliendo a pie desde la casa de uno, con zapato normal, o mejor con zapatillas, sin pendientes o rampas apreciables, y que pasen por algunos puntos de interés. Siempre son circulares y están diseñados para hacerlos en una o dos horas. También pretendemos que abarquen todo el entorno, y que sean bonitos. Lo bonito depende muchas veces de cómo uno mire y de lo que uno lleve en la cabeza. También influyen la hora del día y la estación del año; el terreno es el que hay, pero también suma. Calcular los tiempos del recorrido no es fácil. Cada uno tiene su andar y su parar; pero, conociendo las distancias, cada uno calcula: una media frecuente pueden ser tres o cuatro kilómetros en una hora. Además todos los recorridos pueden acortarse, por algún atajo o por la media vuelta, o yendo más deprisa. Y por supuesto están tan próximos y son tantos los caminos del Señor, que cada uno se hará un recorrido a voluntad, mezclando, inventando, retorciendo y alargando. Lo bueno, como decía


14

CAMINOS de la TARDE

aquel, es que nunca hiciésemos dos paseos iguales, que cada tarde tuviese, al menos, un tramo no planeado. Como decía mi amigo Fidel Argudo, 'hay que ir siempre por sitios nuevos, o al menos, con alguien al que así le sean". No se dan recomendaciones para los paseos, pero tener en cuenta el barro, la luz y el Sol, es buena cosa. De cualquier manera estamos tan cerca de casa, que nunca tendremos problemas. En volver o en cambiar se tarda poco. Muchos, si no todos, se pueden hacer muy bien en las noches de verano, incluso en Luna Nueva; y gustan. La longitud que se indica de cada paseo corresponde al trazo representado en cada plano. Cada uno vivimos en un sitio y los recorridos empiezan y terminan, teóricamente, en algún punto próximo a la periferia del casco urbano, aunque en la práctica comiencen en la casa de uno. Los paseos o recorridos, que se describen en la segunda parte están diseñados para acercarse en coche a un punto y desde allí andar. Están algo más alejados de la Plaza, pero no mucho. Son también paseos algo más abruptos y exigirán mejor calzado y más ganas, pero también son recorridos sencillos, casi siempre por caminos bien trazados, y en general más variados y más bonitos. Y vale la pena conocer o reconocer parajes tan cercanos y a veces tan dejados. La pereza que da tomar el coche un rato será siempre recompensada. La descripción de los mismos, de los recorridos, se ha hecho de modo más ligero; en parte porque aunque parezca mentira, son más inequívocos, los que van a recorrerlos son más expertos y el que los describe también se cansa. La tercera parte es cosa seria, y además no hecha. Se trataría de enumerar algunas de las mucha excursiones que recorren la comarca, pero los recorridos son ya más largos y más técnicos y se salen del propósito de este libro, que como dice el título tan sólo son Caminos de la Tarde. Esta tercera parte podría llamarse: "Tirarse al Monte" Los planos de los paseos y recorridos están hechos con la ayuda inestimable de GoogleEarth y de los mapas del Instituto Geográfico Nacional, y a ellos se deben su bondad y algunos fallos en topónimos y caminos: unos que no he visto y otros que por la naturaleza de tales herramientas y mi impericia, no ha sido posible mejorar. Deseo que cada vez más gente descubra el placer de un paseo por el campo y que este librito pueda servir para iniciarse en ellos los que no suelen hacerlo, y descubrir algún camino nuevo los que siempre hacen el mismo. Los que siempre han gustado de entre dos caminos elegir el que fuese nuevo, notarán enseguida que hay muchos más caminos de la tarde de los que aquí se apuntan.


CAMINOS de la TARDE

15

Que el libro aparezca en versión digital y colgado en LaRed con acceso gratuito, elimina de un golpe los problemas de impresión, distribución y precio, al mismo tiempo que queda a mano de todo el mundo. Espero que todo el que esté interesado encuentre la forma de llegar a él, que resulte sencillo el acceso, y que me cuente la impresión personal de algún recorrido o incluso la impresión del libro entero. La publicación de este modo permite también, que sea un libro vivo en el que con suma facilidad puedan corregirse errores y añadir aspectos nuevos, incluso nuevos caminos, y por supuesto de las fotografías.


CAMINOS de la TARDE

16

Camino 1. LA BOJA y EL DESCARTE

LONGITUD 7,1 km

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

50 m

Tierra y bancal

1 h 45 m


CAMINOS de la TARDE

17

Camino 1. La Boja y el Descarte. Hoy empezamos por el Barrio de los Reyes; en concreto, en la parte inferior del primer tramo de la Cuesta de la Baranda. Allí empieza el Camino de la Boja, al principio asfaltado y enseguida de zahorra, generalmente en buen estado. El camino no presenta ni dificultad, ni duda, salvo que hay que decidir hasta dónde ir y por dónde volver. Lo más fácil es andar por él y volver cuando queramos. El camino transcurre inicialmente entre casas y naves, y tras remontar una pequeña cuesta, con una granja de perros encerrados, a la derecha, el camino se hace rural y empieza a discurrir por una loma con vistas de la Sierra de la Encantada. Su castillo, su cueva y su atalaya a la derecha, y toda Sierra Bermeja con Perico Ruiz y otros picos a la izquierda. Subida la primera cuestecilla, ya todo es horizontal y plano; o sube tan lentamente que ni se nota. El entorno es de almendros, algunos olivos, campos de labor y alguna que otra casa. A la izquierda se deja enseguida el viejo Cortijo de la Boja, y un camino que, si lo tomásemos, nos llevaría demasiado pronto al Camino de los Cipreses. Si seguimos de frente, a la derecha tenemos oportunidades difíciles para bajar al río Barbatas, a las Cuevas y desde allí volver por algún sitio a Huéscar. Si hemos seguido siempre el camino principal, a unos 600 m del cortijo de la Boja, hay una desviación a la izquierda; al frente y a 200 m se ve el Cortijo Siroco. Ahora tendremos dos opciones: a) Si tomamos el desvío a la izquierda, a 250 m el camino gira en ángulo recto a la izquierda y llega a una casa que dejamos a la derecha; bordeándola por un camino-bancal llegamos a un camino bueno que nos saca al Camino de los Cipreses a la altura del rotulado 'cortijo de Domingo'. Si en lugar del giro anterior de 90º seguimos bancal adelante entre los olivos y los almendros, llegamos a otro camino que nos saca al camino de Jubrena en 700 m. b) Si seguimos rectos hasta el cortijo Siroco, tendríamos que volvernos, pero 100 m antes, yendo, le sale en oblicuo un camino a la derecha, que ya no está tan bueno. Lo seguimos; cuando el camino se estropee, seguimos en la dirección que traíamos y llegaremos al Descarte.


18

CAMINOS de la TARDE

El Descarte es cosa de admirar. Las aguas sobrantes de la Acequia de Montilla se descartaban y se echaban al río, a la altura de las fábricas de harinas, y aquí, en este punto, a pesar de que no sería mucha el agua descartada, se ha ido excavando una trinchera, mejor cañón, enorme, desproporcionado, que llaman 'el Descarte' y que hay que ver; y tener cuidado de no caerse dentro: muerte segura. Visto el renombrado Descarte, podríamos volvernos, o, haciendo un poco de campo a través, hacia la izquierda. Descarte arriba, enlazamos enseguida con el camino de Jubrena, que tomaremos hacia la izquierda si queremos ir volviendo a Huéscar. En apenas 1000 m nos lleva al Camino de los Cipreses, y por él, todo el mundo sabe volver a Huéscar, aunque hay que tomar cuidado con los coches. Hasta aquí habremos andado 3.4 km, y podríamos hacer varias cosas: volver por el mismo camino sería igual el recorrido aunque cambiando la perspectiva; buscar el Canal de S. Clemente, a través del Cigarral, o por donde el canal se cruza con la carretera, con lo que el recorrido se alarga un poco; o bien, camino de Las Santas abajo, en 1.5 km estamos en el Humilladero. Yo propongo, para retorcer y alargar la ruta, descender unos metros por el Camino de los Cipreses y enseguida, a la izquierda, empieza un camino que deja una casa también a izquierda, cortijo de Domingo. Luego se llega a otra casa y el camino se pierde o casi, pero si seguimos al frente llegaremos enseguida a otro caminillo que por la derecha nos lleva al camino de la Boja por donde vinimos antes, en las proximidades del cortijo del Siroco. Y enfilamos Huéscar. Al llegar al cortijo de la Boja torcemos a la derecha y salimos al repetido Camino de los Cipreses, que cruzamos haciendo un


CAMINOS de la TARDE

19

quiebro derecha izquierda y tomamos un camino nuevo entre nuevas naves, por donde ladrarán los perros. Llegamos a una verja de frente que atravesamos como sea y enseguida otra a la izquierda que también franqueamos por su izquierda. Ahora, todo seguido y entre olivos y ladridos, hasta el cortijo "gótico" de las Cucharas y el camino de las Aguas Potables. Por la izquierda, al templete de las Santas; cantamos el himno de las mismas y paseo terminado con poco más de 7 km, que para más de uno habrán resultado insólitos. ¡Y tan cerca!


CAMINOS de la TARDE

20

Camino 2. VALLE SECO del BARBATAS, tramo 3. MIRABUENO.

LONGITUD 7,4 km

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

80 m

Tierra y lecho de río

2h


CAMINOS de la TARDE

21

Camino 2. Valle Seco del Barbatas, tramo 3. Hoy toca un recorrido que no es precisamente una preciosidad, pero, como tratamos de pasear todo el entorno de Huéscar, pues lo hacemos. Además, también tiene cosillas buenas y curiosas. Siempre las hay. Vamos a recorrer la parte del Barbatas que queda por encima del puente de las Cuevas hasta el cortijo de Robles; y, al volver, recorreremos cultivos intensivos de hortalizas y una zona de cuevas viejas y modernas. Empezaremos en el Pósito, atravesamos el arco del Santo Cristo y la calle Barroeta, bajamos por el antiguo Camino de Caravaca a tomar el camino ancho de las Cuevas o antiguo camino de Murcia. Al llegar donde estuvo la ermita de Santa Quiteria cruzaremos por debajo del puente. Ahora vamos a seguir hacia arriba el curso del Barbatas. No hay camino claro y definido, y a veces no hay nada. Iremos siempre curso arriba y prácticamente pegados a su lecho o por el lecho mismo, casi siempre por su margen derecha, la derecha del río, claro. A veces hay camino o veredilla y otras veces nada. En algún momento podemos cambiarnos de orilla si se ve, o se va mejor, y así hasta que veamos a la izquierda y en alto un cortijo amarillo, que se llama La Viña. Poco más adelante se llegará a un cortijo blanco, Robles, pero antes encontraremos un camino que viene y va del polígono de La Encantada al cortijo de Robles, que se llama Camino de Cerrico Riondo. Lo tomamos en dirección a la Encantada, y en cuesta suave hasta el llano. Hasta aquí habremos recorrido unos cuatro kilómetros. El camino que hemos traído es mas bien malo y pedregoso, pero soleado para el invierno, nos permite contemplar desde muy abajo toda la sierra Bermeja a la izquierda y la de la Encantada y el Cerrón a la derecha, la famosa cueva, dos atalayas, y si tenemos buena vista, alguna pared del castillo almohade. Si por suerte el río trae agua se complicarán un poco los pasos, pero sería mucho mas bonito y entretenido, ¡Ojalá! Por el contrario el camino de vuelta es claro y limpio, sin problemas. Mientras subimos veremos aparecer la torre de Santa María, y luego Huéscar entera, y si el día es


22

CAMINOS de la TARDE

transparente, y la hora es buena, detrás de ella veremos el Veleta y todas las cumbres penibéticas. Por supuesto ahora veremos bien el valle que hemos recorrido, e intuiremos cómo el agua abundante en tiempos remotos fue escarbándolo. Veremos de cerca los campos de hortalizas. A mí siempre me llaman la atención, cómo estos campos que parecían secanos salvajes pueden dar tanto de sí. Sé que es por el agua y el abono, pero aún así me maravillan. También me llama la atención que el capital, la tecnología y la mano de obra sean tan foráneos, y me imagino que el beneficio también será para fuera. Inmediatamente antes de la primera casa construida podemos meternos a la derecha y, buscando siempre aproximarnos al río, iremos recorriendo antiguas cuevas, algunas mantenidas, otras abandonadas y otras llamativamente transformadas en residencias modernas. Saldremos a la esquina del polígono, pero de nuevo a la derecha, para el río, y más y más bonitas cuevas, muchas veces de extranjeros. Cuando lleguemos al asfalto, al poco, cuando el camino lo permita, nos metemos a la derecha, buscando la tierra y el río, y pasaremos por la última tejera, donde el postrer alfarero dio forma y co-


CAMINOS de la TARDE

23 ció el barro, hasta hace muy poco. Es curioso que el alfar esté en una casa hecha con adobes de barro sin cocer. También pasaremos por donde también, en este caso mi padre, hizo las últimas operaciones de destilación de espliego. Si imaginamos la ermita de Santa Quiteria que por aquí hubo, el recorrido que parecía hidrológico al principio ha acabado siendo más bien de arqueología.


CAMINOS de la TARDE

24

Camino 3. LAS CUEVAS.

LONGITUD 5,5 km

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

100 m

Tierra y lecho de río

1 h 30 m


CAMINOS de la TARDE

25

Camino 3. Las Cuevas. Cada uno empieza el paseo desde su casa, pero en estas descripciones hay que empezar en algún sitio más general y más concreto, y hoy no sé qué comienzo elegir. De cualquier manera lo que vamos a hacer es bajar al río, subir al llano de las Cuevas, rodearlas y volver por el "río de la Mierda" al Parque. Hoy hay que subir casi 100 m de desnivel, pero será en tres tramos separados y si nos lo tomamos sin ansia, resultará fácil. Además, vamos por caminos que no son secretos pero, puede que sean para muchos, poco usuales. Al río Barbatas podemos bajar de muchas maneras sin necesidad de carretera. Si empezamos por la zona de La Victoria, nos vamos por la cuesta de la Baranda, y cuando curve a la derecha seguimos al frente, entre camino, vereda, algún bancal y por detrás del matadero semiviejo, acabamos llegando al río Barbatas en la proximidad de su puente. Si partimos más del centro urbano, lo mejor será por la calle las Tiendas, el Pósito y el Arco de Santo Cristo, cruzar la calle Barroeta y tomar el Camino Ancho de las Cuevas, o Camino de Caravaca hasta llegar debajo del puente. Por aquí se iba antes a Murcia y estaba la ermita de Santa Quiteria, que era la patrona contra la rabia. Hemos de saltar el río y cruzar la carretera por debajo del puente. Si el río viniese crecido podemos cruzar río y carretera subiendo al puente. Hecho todo lo anterior, tendremos un camino que va al principio casi paralelo a la carretera de La Puebla, y que no debe ser el que va pegado al río. Por aquí olía antes a esencia de espliego todos los veranos y el último alfarero dio forma a los últimos cántaros, ¡qué tiempos! A unos 400 m de cruzar el río, el camino dobla a la derecha y empieza el primer repecho. Si en lugar de doblar seguimos al frente tendremos la oportunidad de ver


26

CAMINOS de la TARDE

las cuevas de los ingleses. Les ha quedado un barrio bonito y curioso. Las cuevas tienen mala orientación, pero no había otra. Si elegimos esta opción, que alguna vez debemos, al final hemos de dar media vuelta y continuar por el repecho, que entre una mezcolanza de cuevas nuevas y viejas, tiendas de muebles rústicos y caballerizas, nos sube a la carretera, ahora inevitable por unos metros, casi en el Polígono de La Encantada. Nosotros nos metemos a la derecha por el camino llano que va a Fuencaliente, y en cuanto podamos nos quitamos de él, nos vamos para la derecha, iremos por el borde de la planicie, con vistas imponentes de Huéscar, de Perico Ruiz y de la Sagra. Veremos cómo nacen chimeneas de la misma tierra. De chico me maravillaban. Dejaremos atrás la tetería de la Alcadima, un complejo de cuevas que se alquilan, una que dicen que tiene un pub inglés; vamos viendo por encima las cuevas que fueron, y finalmente llegamos al principio de la Cuesta de las Chinas. Tendremos que buscar la forma de salir a la carretera asfaltada. Hay salida por la izquierda y se ve en cuanto se busca. Podíamos volver a Huéscar por la citada cuesta, pero es mejor dejarla, y dejar también a la derecha las Cuevas de la Atalaya. Iremos como rodeándolas. También podríamos visitarlas: son bonitas. A la izquierda podríamos llegar enseguida a Fuencaliente pasando por la Cueva del tío Juan, que es buena opción; pero, si nos vamos yendo hacia la derecha, acabaremos en otra cuesta que baja decididamente al río, y que tiene un piso imposible para los coches. También tiene a la derecha dos cuevas preciosamente arregladas. Cruzamos perpendicularmente el Camino Ancho que viene de las Cuevas y va para el Molino del Paso y más sitios, y nos encontramos en el repetido "Río de la Mierda". Lo cruza un puente viga elemental y todavía huele a darro, a pesar de que los da-


CAMINOS de la TARDE

27

rros ya van a la depuradora. Es curioso observar que el río que probablemente bajo el Puente de las Cuevas bajaba seco, por aquí lleva ya un cierto caudal. Dicen que a veces el lecho de los ríos, que es lo más bajo que hay, va tan cerca del acuífero que éste va aflorando y aumentando el caudal, aparte de que más arriba hay alguna fuente tributaria. Si vamos subiendo por el camino más recto, haciendo un quiebro izquierda derecha, pronto llegamos a la calle Barroeta; y, como el paseo ha quedado algo cortito, por la izquierda y siempre a la izquierda nos vamos y le damos la vuelta al Parque, que es una forma bonita de terminar este paseo, que no sabía por dónde empezar.


CAMINOS de la TARDE

28

Camino 4. FÁBRICA de las LANAS.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

5,5 km

110 m

Tierra

1 h 30 m


CAMINOS de la TARDE

29

Camino 4. La Fábrica de las Lanas.

Durante los siglos XVI-XVIII en Huéscar es negocio el lavado de la lana, que se exportaba a Génova. De aquello no queda nada, pero esta fábrica junto a la acequia de la Almazaruca, y muy posterior, nos recuerda aquello. Hace aún más tiempo, las legiones romanas que en sus desplazamientos tenían que ir de aguadero en aguadero, usaban esta surgencia para dicho menester, e igualmente hicieron los gabachos en su retirada napoleónica; y de aquellos tiempos nos queda la palabra Almohala con la que se designaban estos paraderos militares. Hoy Fuencaliente es una magnifica piscina natural y fuente de riego para todo el valle bajo del Barbatas, que no dispone de otras aguas permanentes. Hoy lo que vamos a hacer es ir al nacimiento casi en línea recta y acercarnos a ver la fábrica, frustrada obra de los hermanos Dueñas, en el siglo XIX; la cual, en lugar de llena de lanas está llena de ventanas; curiosa y fuerte edificación en espera de destino. Saldremos por 'Debajo las Huertas' junto al convento de


30

CAMINOS de la TARDE

las Dominicas y el tanatorio. Enseguida dejaremos que el camino asfaltado siga para Galera mientras nosotros continuamos al frente, para el río, y ya todo será seguir el camino más recto, hasta avistar Fuencaliente tras una leve subida en muy mal estado. Tras el desvío que deja el camino de Galera a la derecha, nos encontraremos con el río Barbatas y los antiguos desagües del alcantarillado. Mejor irnos por encima de la tapia que queda a la derecha. Es curioso que aquí siempre lleve agua el río cuando en el puente de las Cuevas va casi siempre seco. El río se cruza por un puente viga elemental y seguimos para cruzar perpendicularmente un camino ancho. Como aquí el camino sube algo, aflojamos el paso, y nos paramos a ver dos cuevas preciosas que hay a la izquierda. Una tiene hasta piscina, ¡lo que han cambiado las cuevas... y la vida! Cuando llegamos a la cima, vemos Fuencaliente, nos paramos, y contemplámoslo. Después, empezamos a bajar hacia él. No sé cuándo me gusta más este paisaje, si en invierno o en verano. Cuando llevamos muy poco bajando, se nos une un camino, en mejor estado, por la izquierda. Si tenemos mucha prisa por aquí podemos volvernos, y todo será mas corto. Al llegar a "Fuenca" cada uno hace lo que quiere, pero para ir a la repetida fábrica hemos de pasar al otro lado del embalse, y recuperar el camino asfaltado que viene de Huéscar y va para María, y muchos más sitios. Hemos de pasar por debajo de la carretera de circunvalación, y una vez pasada, en cuanto podamos, meternos por un camino a la derecha, que enseguida nos lleva a nuestro destino, que debemos saborear. Para volver cada uno tendrá sus preferencias. Yo propongo recuperar el camino que dejamos al poco de empezar a bajar; o volver por el aparcamiento y tomar un camino que sale a la derecha después del de los coches. Pasaremos por la Cueva del tío Juan, el que tenía el primer bareto y los primeros


CAMINOS de la TARDE

31

vestuarios de Fuencaliente, de recuerdos antiguos. Al final, acabaremos en la Cuesta de las Chinas; por los dos sitios. Este paraje y lo que sigue se encuentra algo degradado, pero tiene unas magníficas vistas de Huéscar y de su colegiata, aparte de que volver por la carretera, como que no. Cuando termina de bajar la cuesta nos encontramos un camino que tomamos a la derecha y seguimos, elegimos la izquierda en una bifurcación, para llegar debajo del puente de las Cuevas, donde antes estuvo la ermita de Santa Quiteria. Vadeamos el río, y por el antiguo camino de Murcia llegamos al Mirador del Pósito y al Arco de Santo Cristo. El paseíllo se ha terminado, pero antes conviene volverse hacia atrás. Depende bastante de la luz, pero el panorama es digno.


CAMINOS de la TARDE

32

Camino 5. VALLE HÚMEDO del BARBATAS, tramo 4.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

4,5 km

50 m

Tierra

1 h 20 m


CAMINOS de la TARDE

33 Camino 5. Valle Húmedo del Barbatas, tramo 4. Seguimos otra vez con el Barbatas, que al fin y al cabo es nuestro río, y por aquí algo de agua lleva. Iniciamos como nos venga bien, pero puede ser por las calles de San Cristóbal, Ingeniero Vicente González con el parque a la derecha, y el antiguo Camino de los Muertos, que se va estrechando, pero va asfaltado y suele tener poco tránsito. Entre olivos y acequias, y pasado el Cerro de los Cuartos, llegamos al Cementerio, donde cada uno hará lo que quiera, pero, si lo dejamos para otra vez y a la izquierda, mejor: nos encontraremos tres caminos. Nos interesa el de en medio, que nos lleva de bruces contra la


34

CAMINOS de la TARDE

Circunvalación (H30). Si continuamos a la izquierda por su camino de servicio y ya a la vista del valle buscado, y seguro que verde, cruzamos el camino viejo de Galera, hoy alquitranado, y enseguida estamos en el río. Problemas. Si el río viene crecido, o si queremos acortar, hemos de tomar un camino a la izquierda, 50 m antes de llegar al agua y, por éste, volvemos derecho y antes al camino que empezó Debajo de las Huertas, detrás del bar Boss. Si queremos y podemos cruzar el cauce, tendremos un trozo feo, pero si lo superamos, en 130 m, un camino a la izquierda nos lleva como el de antes, entre huertos y cultivos. Si remontamos paralelos a la circunvalación, en 400 m llegamos al puente que la cruza, pero que nosotros no debemos cruzar. A la derecha, iríamos, por Puente Doce, al Molino del Paso y a la Fábrica de la Luz de los López. Al frente salimos a Fuencaliente y a la izquierda, por un camino ancho y bueno, nos acercamos a las Cuevas, que es el que describimos.


CAMINOS de la TARDE

35

Antes de llegar a las primeras cuevas, en unos 900 m de camino desde el puente, a la izquierda habrá unas alamedas grandes y un camino que baja a cruzar el río. En coche el río se vadea a lo largo en lugar de perpendicularmente. Para nosotros hay una viga que hace de puente estrecho que cruza, y después, unos metros en los que hemos de buscarnos el mejor camino; quizá por encima de un muro que veremos. Entre la vegetación y el río hacen bonito el paraje, aunque a veces huela feíllo, mis hijos le llamaban el ´río de la mierda'. Antes salían por aquí las alcantarillas, que hoy van a la depuradora próxima; pero se quedó o viene, el olorcillo. También sorprende que lleve agua un río, que unos metros más arriba corría seco. Llegar a Huéscar es subir un poco, dejando a la izquierda el cortijo de El Tornajo y haciendo un quiebro a izquierda y derecha. Enseguida llegaremos al Tanatorio; esta vez, como en el cementerio del principio, de paso. Si en lugar de hacer el quiebro, nos vamos a la derecha, salimos al camino ancho de las Cuevas, o Camino de Caravaca; y por él subiremos al Mirador del Pósito, como indica el plano del paseo.


CAMINOS de la TARDE

36

Camino 6. LA CALAHORRA.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

8,5 km

100 m

Caminos

2 h 20 m


CAMINOS de la TARDE

37

Camino 6. La Calahorra. Vamos a pasear hoy otra vez por el valle del Barbatas y las tierras con acequias que reparten el agua de Fuencaliente. Pasaremos por tierras de cultivo y de ganado, así como cortijos de nombres sonoros y molinos antiguos. Los colores dependerán mucho de la estación, pero serán siempre interesantes. En verano puede resultar caluroso, aunque en las lunas del mismo puede ser un recorrido bueno para recorrer de noche sus caminos blancos. Para empezar, podemos hacerlo por Debajo de las Huertas, junto a las Dominicas - que pese al frenesí de los tiempos y desde hace siglos, hacen vida contemplativa para llegar por el camino que va para Galera por la ladera derecha del río Barbatas, hasta cruzar por debajo de la circunvalación; o bien tomar el antiguo Camino de los Muertos, por la esquina SE del Parque. Pasado el cementerio, de donde salen tres caminos, irnos por el de en medio hasta tropezar con el camino de servicio de la circunvalación que tomaríamos a la izquierda hasta llegar al camino de Galera en su cruce inferior de dicha circunvalación. Aquí nos juntamos con la otra alternativa. Seguimos como hacia Galera, hacia abajo. Al otro lado del río podemos ver un acueducto, que alimentaba una fábrica de Luz y que podremos visitar hacia el final del recorrido. También veremos un cortijo que se llama de Las Monjas, al que llegaremos en un rato. Las acequias que van por aquí son, o La Almohala, o una derivada. Esta acequia sale de Fuencaliente, se retuerce con su curva de nivel y llega casi hasta el puente de Santa Quiteria, o de la Cuevas. Allí cruza el río y reparte su agua


38

CAMINOS de la TARDE

por toda esta vega de la margen derecha del río. También por la derecha y por arriba llegan la acequia de Montilla y otra de Parpacén: un lío. A la derecha dejaremos el Cortijo de los Papaos y la Cueva del Pedreño. Precisamente por aquí, 800 m después de pasar bajo la circunvalación y bajo una línea de conducción eléctrica sale un camino hacia la izquierda y hacia el río. Nos tenemos que ir por él. Si seguimos no podremos cruzar el río hasta varios kilómetros más abajo, o llegaríamos a Galera. Cruzado el río, hemos de tomar hacia la izquierda, si queremos seguir este librillo. A la derecha iríamos a Riego Nuevo y otros sitios. Subimos un poco y enseguida estaríamos en el cortijo de las Monjas. Nos dejamos un camino a la izquierda y otro al frente que nos llevaría más rápidamente a Huéscar, pero no. Mejor torcemos a la derecha para acercarnos a las Monjas y enseguida la izquierda. Cruzaremos una acequia que se llama La Alquivira que también trae y lleva agua de Fuencaliente. Nos dirigimos a un bonito cortijo llamado de La Calahorra, con un pino muy grande y el nombre en la entrada. Más adelante y a la derecha, escondido entre árboles, el de la Cueva de los Aguileras, y también por aquí otra acequia, la Almazaruca, también de Fuencaliente. A unos 500 m llegamos al camino de Huéscar a María, lo dejamos que se vaya por la derecha, y en otros 400 m tomamos un camino peor y hacia la izquierda enfilando Huéscar, que ya la vimos hace rato. Por este camino que desciende dejamos a la derecha los molinos del Negro, del Paso y del Casildo. El del Paso convertido hoy en un precioso hotel restaurante rural. Estos molinos los movía el agua de la acequia la Alquivira o una desviación de la Almohala:, no lo tengo claro. Pasado este y a 500 m, sobrepasaríamos la circun-


CAMINOS de la TARDE

39

valación. Antes, sin darnos cuenta, hemos pasado por el Puente Doce que sobrepasa la acequia Almohala, y seguiríamos enfilando la torre de Santa María. Pero un poco antes hay una desviación a la izquierda, que se abre en dos. Si tomamos el mejor, que parece que vuelve, pronto hay un desvío a la derecha que en 500 m nos lleva a la antigua central eléctrica de los López, con su acueducto y cámara de carga, sus turbinas y sus recuerdos. De aquí hemos de retornar. Recuperamos el camino y cruzamos la circunvalación. Si tomásemos ahora a la derecha llegaríamos pronto a "Fuenca", pero suponemos que seguimos al frente y por un camino estupendo seguimos enfilando Huéscar. A nuestra izquierda tendremos enseguida una acequia, otra vez la Almohala; que, aunque parezca extraño, lleva el agua en el mismo sentido que nosotros, va para el puente de las Cuevas a cruzar el río y darse la vuelta. Los caminos de las acequias a veces, también son inescrutables. Cada uno puede hacer lo que quiera, pero a 900 m de haber cruzado la carretera y antes de llegar a Las Cuevas, a la izquierda sale un caminillo directo, que cruzará el río Barbatas; y enseguida estamos en la calle Barroeta y de allí a donde queramos, o según qué hora.


CAMINOS de la TARDE

40

Camino 7. SERRABONA y CAÑADA MOLINA.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

8,5 km

100 m

Tierra

2 h 20 m


CAMINOS de la TARDE

41

Camino 7. Serrabona y Cañada Molina. Hoy recorreremos campos de olivos, cultivos y algunos almendros; todo regado por un dédalo de acequias que seguimos y cruzamos, y que puede resultar divertido y diverso, si es que no es lo mismo, estudiar su procedencia, sus cursos y sus apelativos. Aunque a veces pueden ser desconcertantes. Casi todas vienen de Parpacén. Empezamos en la gasolinera del Parque, hemos de tomar un camino que le sale por atrás y por la esquina, cruzamos la nueva ronda haciendo un quiebro izquierda derecha y tomamos un camino de tierra; llamado de las Zorras, hasta llegar a un camino ancho y bueno que se llama de Serrabona. Podríamos haber empezado por las eras de San Juan, inmediatamente antes de la última casa a la izquierda en la carretera a Castilléjar. El camino a Serrabona va bordeando Huéscar, al principio; a 600 m, se le une por la izquierda el que hemos cogido saliendo desde la gasolinera. El camino suele estar perfecto, y no hay problema de orientación si en las bifurcaciones tomamos siempre a la izquierda. A izquierda y derecha salen muchos caminillos perpendiculares que van a casas o bancales y que se acaban. A poco más de un kilómetro el camino se bifurca una primera vez. Nosotros a la izquierda. Pero si algún día lo tomamos a la derecha llegaremos a la ermita de la Soledad pasando por el puente de Caicena, como describiremos en el paseo siguiente. Si seguimos por la izquierda, encontramos pronto otra bifurcación, nosotros tomamos, como siempre hoy, a la izquierda. Pero si tomamos a la derecha, por un camino igual de bueno y dejando unos altos cipreses a la derecha llegamos al cortijo


42

CAMINOS de la TARDE

de Serrabona y a muchos más sitios, algunos se describen en el paseo que viene a continuación de éste. Como hemos seguido a la izquierda, en un rato, a 3 km del principio, el camino, que habrá cruzado dos acequias, empezará a bajar estropeándose, a una especie de valle por donde vendría el arroyo de Parpacén, o río Santo, si le dejaran agua. El camino se va doblando a la izquierda, y debe llevar una acequia a la derecha. De pronto desemboca en un camino bueno (km 4). A la derecha saldríamos enseguida a la carretera de Galera, y a la izquierda y hacia arriba, dejando a la izquierda la Cueva de Haro, o de Aro, según, empieza a llamarse Cañada Molina, aunque no tenga precisamente relieve de cañada. Y ya hemos enfilado Huéscar. Otra vez olivos y acequias, y esta vez más casas y cortijillos. Pronto avistaremos la torre de Santa María y llegamos a villa Campanas o cortijo del


CAMINOS de la TARDE

43

Beyeye, o Cerro de los Cuartos. Par evitar la carretera, nos vamos por la ronda nueva (H30), que en el 2014, aún inconclusa, es un paseo más que una carretera. Total, unos siete kilómetros de largo y no más de sesenta metros de alto entre más olivos que almendros, muchas acequias, y tierras de labor. Las aguas de Parpacén atraviesan cuatro veces la carretera de Galera. ¿Lo sabías? ¿Lo imaginabas? Podría ser otro paseo.


CAMINOS de la TARDE

44

Camino 8. SERRABONA, DON GABRIEL y CAICENA.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

8 km

40 m

Tierra

2 h 20 m


CAMINOS de la TARDE

45

Camino 8. Serrabona, Don Gabriel y Caicena. .Este paseo empieza exactamente igual que el anterior. Mejor desde la eras de San Juan, por la última casa de la izquierda. Si no, desde la esquina de la Gasolinera de la carretera de Galera, por el camino de las Zorras. De cualquier modo estaremos en el camino a Serrabona. Recorreremos parte del Pago de Parpacén, o de río Santo, sus acequias y sus cultivos.

A prácticamente un kilómetro del inicio, se desvía un camino a la derecha que constituye la opción B de este paseo, y que describimos al final. Si hemos seguido el de la izquierda, en la siguiente bifurcación tomaremos el de la derecha (bifurcación de la foto superior). A la izquierda sería el camino descrito en el paseo anterior y saldríamos a Galera, o a Cañada Molina. Si hemos tomado primero a la izquierda y después a la derecha estamos siguiendo el camino que va al cortijo de Serrabona, que veremos pronto, uno como una iglesia de tres naves y en proceso de derrumbe o ya venido a ruina, y otro nuevo y con árboles grandes, bajando ya al valle del arroyo de Parpacén o de "río Santo", donde dicen que bautizaron a las Santas Mártires del Monte. El camino se estropea algo en el cruce del valle o cañada. Hemos de cruzar dicho vallecillo, remontar la otra orilla y tomar a la derecha. Y en 700 m otra vez a la derecha para tomar el camino que va al cortijo de Don Ga-


CAMINOS de la TARDE

46

briel y que se llama Camino de la Ermita de la Virgen de la Cabeza a Galera. Podíamos haberlo intentado antes, pero todos esos caminos córtanse. Sin salir a la carretera de Castilléjar, enseguida nos metemos entre las casas del cortijo buscando un camino, a la derecha, que enfila a unas alamedas, a veces cortadas. Llegando a estas, por un puentecillo que apenas se ve, cruzamos río Santo y tomamos a la izquierda, entre el río o acequia y la alameda. En verano es un trozo de ensueño y casi un túnel perdido entre lo verde. Finalmente salimos a un camino muy bueno, llamado de "los molinillos" y seguimos la pista principal a la izquierda; El de la derecha se acaba enseguida; o bancaleando es por donde viene la opción B. Si seguimos el principal, ahora entre olivos y por unas marraneras abandonadas, llegamos, a la ahora inevitable, carretera de Castilléjar. Antiguamente la llamaban "greal" por la greda, o arcilla que tuviera. Por ella seguimos para donde queramos, según. Pero a la derecha va a Huéscar. Habremos hecho ocho kilómetros, si hiciésemos la opción B, que sigue, nos ahorramos, o nos perdemos, dos.

Opción B. Puente Caicena Decíamos que hacia un kilómetro del inicio, en una desviación en Y, si tomamos el camino de la derecha, ello nos permite volver a Huéscar ahorrando quizá un par de kilómetros. Hemos de seguir el camino principal que está en perfecto estado. Cuando crucemos una acequia de cemento, estamos encima del Puente de Caicena y de una acequia que aunque no lo parezca cruzará la carretera de Huéscar a Galera a la altura de donde empieza la circunvalación.


CAMINOS de la TARDE

47 .El camino sigue, va junto a una acequia que va y luego otra que viene, deja a la izquierda la fuente de la Fuensanta, que da nombre al paraje; el camino se estropea un poco, mira para el cortijo de Serrabona y gira a la derecha, bordeando una colinilla. Entonces el camino se acaba por completo. Si estamos mirando al Norte, . como a Perico Ruiz, veremos enfrente un camino estupendo y un olmo seco, grande y viejo, pero aún no hendido por el rayo. El camino se llama de Los Molinillos y hemos de cruzar dos bancales. A unos 100 m, llegamos a él y lo seguimos. En el siguiente cruce derecha-frente, vamos hasta salir a la carretera de Castilléjar, donde giramos a la derecha; y por la izquierda y, con cuidado, a Huéscar. No me gusta la carretera, pero por ahora no sé la forma buena de salvar este trozo.


48

CAMINOS de la TARDE


CAMINOS de la TARDE

49


CAMINOS de la TARDE

50

Camino 9. PARPACÉN por MATALLANA.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

5 km 10,5 km

30 m 40 m

Tierra

1 h 20 m 2 h 35 m


CAMINOS de la TARDE

Camino 9. Parpacén por Matallana. Hoy salimos de la puerta del Convento de San Francisco, en trance de recuperación. Cruzamos la carretera y nos dejamos el nuevo recinto de Ferias a la derecha. Si es por la tarde, como vamos hacia el Oeste, llevaremos el Sol en los ojos. Enseguida el camino se hace veredilla, mas o menos ancha según la última labranza y en 300 m alcanzamos el camino asfaltado que cruza de las antiguas eras de San Juan a la ermita de el Ángel. Lo tomamos hacia la derecha y en 70 m veremos que a la izquierda sale el llamado camino de Matallana, también asfaltado, lo tomamos. El camino de Matallana transcurre tranquilamente entre naves, casillas de recreo, almacenes y olivos, y un poco en descenso, para atravesar la cañada de el Ángel y llegar a Parpacén. En el km 1.3 debemos doblar un poco a la derecha. Pues si seguimos al frente, llegaríamos a una casa y al final del camino; aunque si atravesamos un huerto y una viña en apenas 200 m estamos en el camino de Parpacén. Puede ser esta una forma de abreviar, pero hoy no vale la pena. A 200 m de no tomar el desvío anterior, llegamos a la cañada de Parpacén y un caminillo de tierra sale hacia la derecha. Si lo tomamos y lo vamos manteniendo curvando entre los olivos, salimos enseguida a la carretera de el Ángel, frente al cercado que fue de tías mías y luego del Sr. Obispo; y desde allí hacemos lo que queramos.

51


CAMINOS de la TARDE

52

Si seguimos la pista principal en el km 1.9, más o menos, se acaba el camino. Sale uno hacia la derecha que sólo llega hasta una casilla. Si no queremos volvernos, y miramos al frente vemos que las alamedas de Parpacén están al alcance de nuestros pies, si somos capaces de seguir junto a la acequia, por su izquierda. Si no hay barro o el labrado no es muy reciente es fácil. Serán menos de 500 m de bancal. A la izquierda iremos viendo la Cueva del Registrador y al frente Parpacén. En menos de tres kilómetros hemos llegado a la surgencia de Parpacén, que vale la pena rodear y recorrer; para, tarde o temprano, tomar el camino que regresa directamente a Huéscar entre labores, cortijos y casas. Ahora el camino tendrá algún tráfico y no resulta tan cómodo como el que hemos traído; que, si queremos, podemos recuperar metiéndonos por un camino a la izquierda, pasados 300 m de la entrada a la Cueva del Registrador. Hemos de atravesar otro bancal, ahora más pequeño, pero seguro que recuperamos el camino de Matallana. En unos 5 km estamos de nuevo en la entrada de Huéscar, con el camino hecho.

Variante de la Alameda de Don Gabriel. Si queremos alargar el paseo, y pasar quizá por donde nunca pasáramos, el recorrido recorrerá 3 km más y más insólitos, bueno, tampoco tanto. Desde el nacimiento debemos dirigirnos al cortijo de D. Gabriel. Queda a 1600 m en línea recta y a SSW, junto a la carretera que va a Castilléjar. Por aquí hay muchos caminos, y si apuntamos a donde queremos ir, llegaremos, y podremos llegar sin andar por carretera, hasta cruzarla enfrente de D. Gabriel. Hemos de buscar el camino que a la izquierda lleve bancales regados por acequia y a la derecha por aspersores, más o menos Y si sin querer, llegáramos antes a la carretera, pues la seguimos hasta el caserío. Ahora hay que investigar un poco y tener suerte. Cruzaremos las casas del cortijo en dirección Este. Detrás de las casas encontraremos un camino que, hacia el Este, se dirige a unas alamedas y a cruzar el río Santo en unos 300 m de recorrido. Cuando lleguemos a la alameda veremos escon-


CAMINOS de la TARDE

53

didillo un caminucho bonito y casi perdido, lleno de hierba. Lo tomamos hacia la izquierda; a la derecha nos atrancaríamos, a nuestra izquierda vendrá el río Santo hundido en el suelo, que acabamos de cruzar sin darnos cuenta. Y se acabó la investigación, Tras el camino perdido llegamos a una pista estupenda y si la seguimos, después de un rato a gusto, seguro que sin nadie; y si es la primera vez, por camino nuevo, llegaremos a la carretera que viene de Castilléjar. Ahora con cuidado y por la izquierda, que es mejor, en 1 km llegamos a la ermita de San Juan, que apenas se ve, y a la prensa de la almazara de mi abuelo, de tantos recuerdos, allí montada como un monumento al pasado industrial.


CAMINOS de la TARDE

54

Camino 10. CASA FORESTAL de SIERRA BERMEJA.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

4,5 km

70 m

Tierra

1 h 20 m


CAMINOS de la TARDE

55

Camino 10. Casa forestal de Sierra Bermeja. Empezamos con el carril-bici en la curva de el Ángel, junto al restaurado convento de San Francisco, dejando a izquierda el Recinto de Ferias, el Silo, la ermita de El Ángel y el circuito de coches. Cuando el carril se acaba, cruzamos con cuidado la carretera tomando una pista ancha que se dirige a la piscina municipal, que dejaremos a la derecha. Nos encontramos con una acequia y un bancal, que parecen estar vivos, pues cada año tienen un aspecto diferente. Puede que lo atraviesen caminos y veredas, que haya puente o no, que esté cultivado o sea un erial, si no es un almacén de tierras. Por si acaso, nosotros lo atravesamos como podamos, pero mejor pegados a la izquierda buscando salir al camino de servicio, o de sirga, del canal de S. Clemente, serán unos 350 m de piso feo. A la mitad cruzaremos un camino que viene de la carretera de Castril y va a unirse en 600 m al canal y al camino que sube de la Victoria a las Aguas Potables. Este camino lo dejamos, atravesándolo hacia arriba.. Alcanzado el citado canal, queremos tomar una pista forestal preciosa que viene también de la carretera de Castril y va a las Aguas Potables, y hay que elegir: a) remontamos el canal 300 m y nos encontramos la pista que cruza por un puente con barandas azules. La tomamos y seguimos hacia arriba; b) al llegar al canal lo cruzamos directamente por un puente sin barandas, más bien acueducto para las aguas del barranco que viene, seguimos barranco-caminucho arriba y en 140 m alcanzamos la pista anterior que seguimos hacia la derecha; c) al alcanzar el canal lo seguimos 80 m a la derecha y en un puente-acueducto, justo donde los pinos empiezan a cambiarse a olivos, cruzamos el canal y un barranco-camino nos lleva la pista deseada. El caminucho sigue, pero nosotros tomamos uno mejor a la derecha. Solucionado el lío anterior, disfrutaremos de la pista forestal, sola, con ardillas, con buen piso, en sombra, y casi siempre a cota. Los caminos que salen a la izquierda son cul de sac y suelen ir a fábricas de miel. Nos encontraremos la Casa Forestal, lastimosamente en ruina reciente. A finales de los 90 estaba casi perfecta. Si hemos


56

CAMINOS de la TARDE

elegido la opción máxima habremos disfrutado de casi un km de pista, cuando llegamos a un barranco, que se llama el Barrancón y que viene de Collado Fernando, la mejor subida andando para Perico Ruiz; y ya estamos en las Aguas Potables. También se abren las vistas de la ciudad de Huéscar, y vale la pena mirarlas. Otra vez hay que decidir. Hasta aquí hemos hecho unos 3 km, y con 2 más estaríamos de vuelta bajando por el camino clásico de las Aguas Potables, asfaltado. Cuando, bajando por éste, tengamos a la izquierda un cortijo con ventanas góticas, apuntadas, llamado cortijo de las Cucharas, hay un camino a la izquierda que tras cruzar una o dos verjas y perros, o nos lleva a un cul de sac, o a al Camino de las Santas. De los caminos que salen por la derecha, los dos primeros nos llevan casi a la piscina, donde habremos hecho el kilómetro 4.8 y los demás a la carretera de El Ángel. Algún camino se pierde, pero se ven otros que enganchan. Y el paseo de hoy se ha terminado. Al principio del párrafo anterior, o puestos en las Aguas Potables, si el paseo se nos queda corto podemos hacer varias cosas: a) subir a Perico Ruiz por el barranco del Collado Fernando que teníamos a nuestra izquierda; b) recorrer las instalaciones de las repetidas Aguas Potables, e incluso remontar la traída de las aguas ver


CAMINOS de la TARDE

57

el acueducto y la Cueva de los Frailes; c) buscar la vereda de las aguas potables, tambiĂŠn llamado "Camino de la liebre" y hacer un recorrido delicioso hasta el Puente de Roque, o hasta que nos volvamos; d) o cualquier otra idea que a uno se le ocurra, que las hay.


CAMINOS de la TARDE

58

Camino 11, La VEREDA del AGUA.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

12,5 km

100 m

Tierra

3h


CAMINOS de la TARDE

Camino 11. La Vereda del Agua. Yo llamo de esta forma a un camino, hasta hace poco vereda, que venía o iba junto al antiguo canalillo que traía el agua de la acequia de Montilla desde el Puente de Roque hasta las instalaciones de las Aguas Potables. Hoy ya no es vereda. No entiendo por qué ha sido allanada y ensanchada tanto, y el canalillo, y los puentes sin barandas que saltan los barrancos ya no funcionan para el agua, que debe venir por tuberías de presión más subterráneas. El principio, o final, de la vereda, junto a la Cueva de los Frailes, ha sido eliminado y llevado por encima de la Acequia Alta. Hay quien llama "Camino de la liebre" a este recorrido, pero a mi me gusta Vereda de Agua. Hay que subir a las Aguas Potables, o por donde describen los cuatro párrafos primeros de la ruta anterior, o por el camino de siempre, que puede arrancar en la plazuela frente al templete de Las Santas en el barrio de la Victoria y va mirando a Perico Ruiz. Cruzado el Canal, se remonta un tramo con olivos y cuando se terminan estos, alto. Un cartel explica el sendero y este empieza allí mismo y hacia la derecha. Puede valer la pena volverse y mirar el panorama. El sendero, más o menos estrecho, continúa siempre junto y por encima de la acequia; y enseguida con una alambrada tonta y verde a nuestra izquierda. Entra en la zona de pinos y en unos cien metros hay que desviarse a la izquierda. Si se mira se ve la desviación, pero a veces, o de noche, habrá que ir atentos. Un ascenso leve y desagradable nos

59


60

CAMINOS de la TARDE

pone en la vereda verdadera, y la seguimos a la derecha. Ya no hay pérdida: todo seguido, entre pinos y ardillas, en sombra y en silencio; y, por puentes sin barandas, se llega al Puente de Roque, tras unos cinco kilómetros desde el letrero. Si el camino se nos hace largo podemos volvernos cuando queramos. Ya conocemos el camino. O a los dos o tres km, empezaremos a ver que a nuestra derecha y entre pinos discurre un camino casi paralelo al que llevamos y que podemos tomar cuando queramos, éste nos lleva sin pérdida al Canal de S. Clemente a la altura del cortijo de El Cigarral. También está por aquí, sobre el cortijo de la Retalera, algo por encima de donde se cruzan el Canal y los cipreses, la enorme pantaneta de la Toma 4.


CAMINOS de la TARDE

61

Lo mejor, si lo mejor es circular y largo, es llegar al Puente de Roque, tomar cipreses abajo unos 300 metros y a la izquierda se revuelve un camino que va en otros tantos metros a Cortijo Blanco; girar para mirar la sierra de Maitena y en 500 m estaremos en el Camino de Jubrena, y para abajo a HuĂŠscar. Si queremos y buscamos, al final podemos hacer al revĂŠs, el primer tramo de la ruta 1, para volver por el Camino de la Boja. Se trata de dejar el de los Cipreses libre para las/los del colesterol alto.


CAMINOS de la TARDE

62

Camino 12. EL BORDE URBANO.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

DURACIÓN

5 km

0m

Asfalto

1 h 30 m


CAMINOS de la TARDE

63

Camino 12. El Borde Urbano.

Hoy la cosa es fácil y a mano: se trata de darle la vuelta a la ciudad de Huéscar por lo más próximo a su límite con el campo, casi siempre por calles. Como se puede empezar en cualquier sitio y en cualquier sentido, yo la empiezo en la calle Enebro, que es un buen mirador justo en la curva de la calle Barroeta, antes cuesta de los Yeseros. Desde allí hay un panorama espléndido, y más a ciertas horas de la tarde. Lástima que todo sea tan estrecho. Haremos el recorrido en el sentido de las agujas del reloj, siguiendo por la c/ Puebla de Don Fadrique o Arcipreste de algo, lo más a la izquierda que se pueda hasta salir necesariamente a la C/ Ingeniero Vicente González. Continuamos por ella hasta que sobrepasadas las calles, y a la derecha, cruzamos la carretera y nos vamos por lo que un día será la circunvalación de Huéscar. Al final de ella, bancaleando 30 m por una vereda, salimos al barrio de Félix el Patudo y damos con la calle Dinamarca, que seguimos a la izquierda, hasta dar con el Camino de Serrabona. Cruzaremos la carretera a Castilléjar y las antigua Eras de San Juan hasta la ermita de El Ángel.


64

CAMINOS de la TARDE

Ahora hay que elegir según la luz, el calzado y el volunto, entre cruzar la carretera y por la C/ Pedro López Carbonero, llegar a los bancales que por ese lado Norte bordean Huéscar, y por alguna veredilla marcada, salir a lo que un día será una rotonda en la circunvalación, en el polígono P-4, o bien llegar al mimo sitio tomando la C/ Virgen de la Cabeza en la cabecera de la antigua Iglesia de San Francisco, o por cualquiera de las calles intermedias. Siempre bordeando, llegamos a la rotonda del Humilladero, donde la piedras del molino de Aceite, que fue de Don Rafael Jiménez. Allí tomamos la calle de Santiago y ahora, como pasó hace un rato, podemos bordear el barrio de Los Reyes y La Purísima por sus calles más pegadas al borde, o por una veredilla que va muy pegada a las


CAMINOS de la TARDE

65

casas, hasta llegar, por ambos lados, a la parte baja de la Cuesta de la Baranda y de all铆 a la Cuesta de Mena para bajar a la calle Barroeta o carretera a Las Cuevas, que remontamos para llegar al Mirador del P贸sito; y, si queremos, seguir hasta el de la calle Enebro. Podr铆amos haber bordeado el Viejo Matadero por unas veredas hasta el Puente de las Cuevas, subir por el viejo camino de Murcia y la destruida ermita de Santa Quiteria, para llegar al mirador del P贸sito por la empinada cuesta donde empezaba, o terminaba, el Camino de Caravaca.


CAMINOS de la TARDE

66

R1.

La Atalaya y el Tollo.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

7 km

100 m

Monte

6 km

2 h 15 m


CAMINOS de la TARDE

67

R1. La Atalaya y el Tollo. En la ladera oriental de Sierra Bermeja, a la altura del cortijo de las Teas hay una atalaya que, una vez vista, dejará de pasar desapercibida; y un agujero enorme que solamente se ve cuando estamos justo al lado, que tiene que ser una dolina, y que llaman El Tollo. Allí iremos hoy. Dejamos el coche en el Puente de Roque, en el Camino de las Santas, y entre los pinos, por un camino-sendero que más o menos se vislumbra en dirección Norte, y eligiendo siempre la derecha, llegaremos a la pista que sube a Perico Ruiz. La seguimos un poco y veremos un camino otra vez a la derecha que va hacia una gravera, es el km 1.3 En la gravera, buscamos a nuestra derecha un caminucho que sube con un barranco a su izquierda, y por él, hasta que el camino se remanse (km 2). Ahora hemos de tomar a la derecha, siguiendo un caminillo menos trazado, al SE. Empezaremos a ver la Atalaya, en la parte más alta de su cerro y por el km 2.4. Descansamos y miramos, que se ve mucho y vale. Incluso se ve el Tollo. Hacemos las fotos que convengan y regresamos al último desvío. Ahora sin camino, entre y bajo ramas de pinos, y puede que incómodos, buscamos el Tollo. 400 m en dirección NNE sin cambiar de cota, por veredas que aparecen y se pierden, justo en la base del escarpe, y en unos diez minutos. Hay que verlo. Está allí, en terreno despejado, en el km 3.5. Es un hoyo de 250 m de ancho y 40 de hondura. Debajo habría una cueva cárstica, un día se hundió y se formó el Tollo; también dicen que si un meteorito, o que si de aquí extrajeron la piedra para Santa María. Vale la pena bajar, se puede. Luego hay que volverse.


CAMINOS de la TARDE

68

R2a.

Canal de Carlos III, tramo 3A.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

6 km

30 m

Tierra

6,5 km

2h


CAMINOS de la TARDE

69

R2a. Canal de Carlos III, tramo 3A. Desde los tiempos de Enrique IV de Castilla, hermano de Isabel La Católica, pretendían llevarse las aguas de por aquí hasta Cabo de Palos y Cartagena, o a Lorca. Hoy recorreremos, en seco, algunos restos de aquel sueño; en concreto, el trozo que rodea por el Norte el campo de Jubrena. Por el Camino de los Cipreses hacia Las Santas, sobrepasados el Puente de Roque y la pista que baja de Perico Ruiz, veremos y contemplaremos a nuestra izquierda el lecho del Canal, casi colmatado, ancho y verde. A los 1300 m se acaba, sale un camino a la derecha, lo tomamos y aparcamos. Seguimos el camino y buscamos el lecho, muy disimulado, del Canal que va por la derecha. Pasamos 160 m por encima del cortijo del Abasto (del Canal), por encima de el de Los Chorros y luego junto a la acequia de Montilla. El canal se aprecia en todo el recorrido, aunque está más o menos relleno y cultivado. En un momento veremos que quiere cruzar el río, para lo que levantaron unos terraplenes enormes que harían de estribos al acueducto. Seguir un poco más por la margen que vamos, hasta que vemos una buena oportunidad de bajar al río. Lo cruzamos y tomamos un barranco estrecho al otro lado. Nos sorprenderán unos restos de la obra en la pared izquierda del barranco, según vamos. Tras verlos y admirarnos de no haber sabido su existencia, remontamos la ladera de la derecha y estamos de nuevo en el canal; ahora soberbio. En el barranco siguiente, el Canal se detiene, y nosotros nos vamos por la derecha buscando el cortijo del Villar y luego el coche, por el camino de Jubrena. Hoy hemos de cruzar dos veces el río, por lo que si viene muy salido, se pondrá costoso.


CAMINOS de la TARDE

70

R2b. Canal de Carlos III, tramo 3B y CF de Maitena.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

9 km

60 m

Tierra

6 km

2 h 20 m


CAMINOS de la TARDE

71

R2b. Canal de Carlos III, tramo 3B y CF de Maitena. Hoy toca otro tramo del Canal, que además es mucho más canal que el de ayer, pasa por una buena casa forestal y goza de espléndidas panorámicas. Hemos de llegar al cortijo de Masegosa, bien tomando el camino de Jubrena en el Cigarral y luego desviándonos por el camino de Malaño, o bien poco antes del Puente de Roque ir a Cortijo Blanco, o el del Viso, y por allí al de Masegosa. Aparcamos en Masegosa y empezamos a andar y subir suave por la pista forestal que va para Malaño, en 2 km se cruza con el Canal redicho. Ahora nos vamos hacia la izquierda, bien por el lecho del Canal, mejor, o por un camino que lo acompaña más o menos paralelo. En 500 m damos con una explanada y la casa Forestal, de hermosas vistas, y en 2000 con el final del canal y punto de retorno. Volviendo, cuando lleguemos al punto donde iniciamos nuestro trozo de Canal, hemos de cuidar y seguir por su lecho, salvo que queramos, acortar. Y por el Canal o por su camino de sirga, que en un momento se separa por la izquierda para salvar un barranco, y vuelve, llegaremos al final de los pinos. Tendremos una inmensa, y a lo mejor nueva, panorámica de Huéscar, y un camino a la derecha que nos devuelve al coche. Cuando hace mucho tiempo descubrí este tramo me quedé encantado.


CAMINOS de la TARDE

72

R2c. Canal de Carlos III, tramo 3C.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

8 km

50 m

Camino

6,3 km

2 h 30 m


CAMINOS de la TARDE

73

R2c. Canal de Carlos III, tramo 3C. Parecemos decididos a que no nos quede sin hollar ni un trozo de nuestro canal preferido. En verdad nos van a quedar dos o tres tramitos. Cada uno ha de apañárselas para hollarlos algún día, que no se diga. Dejaremos un coche en un carril que por el PK 37.8 sale a la izquierda hacia las Cuevas de Pérez en la carretera de la Puebla. Nos volvemos en el otro coche y nos vamos canal de San Clemente arriba, en unos dos km sobrepasamos los campos de lechugas y delante de Cerrico Riondo un camino a la derecha nos sube y lleva hasta el Canal dichoso, la majada de la foto y el repetido cerro. Tomamos y seguimos el Canal, hacia la derecha. En algún momento parece desaparecer, pero seguimos la cota. Cruzaremos dos veces la carretera y finalmente el canal se acaba definitivamente, en lo que a lo excavado se refiere, cerca de donde habíamos dejado el auto. Estamos en las Cuevas de Pérez y el barranco del Almendro; a nuestra derecha y lejos veremos las Casas de Don Juan. Quizá este trayecto convendría dividirlo en dos tramos, hasta y desde la carretera; nos ahorrábamos un coche y lo hacíamos dos veces. No conozco, y valdría la pena, un texto corto donde se describiera y analizase la génesis e intento de ejecución de aquel sueño, y aclarar de una vez, si fue una proeza o fue una chapuza. ¿Había agua para tanto canal? ¿Había capacidad para tamaña obra? ¿Era un sueño, o fue un negocio?


CAMINOS de la TARDE

74

R3.

Valle alto del Barbatas, tramo 2.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

4,5 x 2

60 m

Través

14 km

2 h 50 m


CAMINOS de la TARDE

75

R3. Valle alto del Barbatas, tramo 2. Puede que este camino en algún tramo se ponga dificultoso, pero va a ser bonito y muy fluvial. Se trata de remontar y descender el río Barbatas justo por sus bordes. Desde la presa donde toma el agua la acequia de Montilla poco más arriba de la Piedra del Letrero, hasta tropezar con el puente que permite a los coches cruzar hacia la Puebla. Poco más de cuatro kilómetros subiendo 60 m. Cruzamos la presa y la toma de la acequia y a contracorriente llegaremos al Puente de las Tablas. Iremos por una veredilla o sendero que se acerca y se separa del agua según conviene. A partir del citado puente todo es aún más claro y más bonito, y no precisa senda. Cuando cruzamos el puente de la Puebla iniciamos el descenso, de nuevo hemos de ir buscando el sendero más o menos junto al río. Desde el A.R. del Puente Las Tablas, ir junto al río se pone difícil; o seguimos la carretera o repetimos la senda de la margen derecha. Mientras tanto, conviene que vayamos provistos de un transfluvium, o pasaríos, por si hemos de cruzar por el agua mantener los pies enjutos. Un pasaríos es un par de sacos de plástico, de los del abono; se calza uno en cada pierna y se cruzan en seco corrientes no muy profundas. Ni que decir hay que la vegetación de ribera no tiene desperdicio, y que por la cañada de los Cazadores hay unos rodales de sequoias, abetos, cipreses rojos y otras especies interesantes. El suelo es probable que esté cubierto de abundante vegetación, y verde; y si la senda se esconde, como dijo el poeta: se hace el camino al andar.


CAMINOS de la TARDE

76

R4.

LONGITUD 3 + 2 km

Jorquera.

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

100 m

Pista y ribera buena

16 km

1 h 45 m


CAMINOS de la TARDE

R4. Jorquera. Por el km 16 del camino de las Santas, junto a una caseta del registro de la traída de aguas, sale a la derecha y en rampa, un camino por donde viene el GR-7 desde El Pireo, y por donde se sube al cortijo de Jonquera. Dejamos aquí, en el cruce, el coche, y ascenderemos, ya andando, 100 m en 1 km. Cuando respiremos junto al cortijo de Jorquera (hoy casa forestal) y pasado éste, sale a la izquierda un camino que va buscando el río. Baja y sube para llegar justo al helipuerto de los Guijarros. Hay allí varios caminos, el más corto será el de la izquierda que vadea el río, e inicia el regreso. Podemos seguir rio arriba, sin cambiar de margen para cruzar por el puente de la pista que viene de la Puebla, opción obligada si el Barbatas viene crecido. Eligiendo más a la derecha se ven caminos que van donde no conozco, pero puede que sean interesantes. Si desde Jorquera hubiésemos seguido hacia arriba por el camino recto, ancho y bueno, podríamos ir a un montón de sitios: al AR de las Encinas Gordas, a la Tejera, a la Puebla, al Morrón de los Lobos y la Peña de la Rendija, a Atenas, etc., pero eso es otro cantar. Aquí queremos recorridos de un par de horas. Desde el helipuerto podemos salir a, y volver por, la carretera o por el paseo fluvial del recorrido anterior.

77


CAMINOS de la TARDE

78

R5.

Cañada de los Cazadores.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

7 km

200 m

Pista

18 km

2h


CAMINOS de la TARDE

79

R5. Cañada de los Cazadores. Pasado el Puente de las Tablas nos encontramos en la Cañada de los cazadores. Veremos que un cortafuegos sube por el monte y un buen camino se adentra en la Cañada, ambos a la izquierda. Aparcamos, estamos en nuestro camino de hoy, que transcurrirá plácido entre los grandes pinos. A 1.5 km se nos une un camino de igual categoría que venía por la derecha, y que tomaremos a la vuelta. A nuestra izquierda podemos encontrar un arboretum, con cantidad de especies mezcladas, hasta un jungland nigra, un nogal extraño. Debemos seguir el carril que traíamos, ahora remontando un poco. Observaremos obras de la captación de aguas para Huéscar de la Fuente del Mortero, la verja indeseable del cortijo de Ferrario, ahora de la Zanca, y si seguimos, llegaremos al collado Moril, km 3, desde donde veremos todo Campo Fique. La cuesta que baja se llama de Almorox y antiguamente el camino llegaba hasta el cortijo de El Doctor. La vuelta es por el mismo camino hasta la bifurcación que indicamos antes. Enseguida llegamos a la carretera, y si la cruzamos y buscamos, daremos con una mancha de sequoias, grandes pero no tanto, un poco ignoradas, entre la carretera y el río.


CAMINOS de la TARDE

80

R6. La Fuensanta.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

7 km

200 m

Pista

18 km

2h


CAMINOS de la TARDE

81

R6. La Fuensanta. Una forma distinta de llegar a Las Santas. Pasada la Cañada de los Cazadores, 700 m antes del cortijo de los Guijarros, sale una estupenda pista a la izquierda, que si elegimos siempre la opción de subir, en 3.5 km nos lleva al paraje de la Fuensanta. Ahora no tiene agua; la entubaron, y la fuente que dejaron no va, o no viene. Pero quizá siga siendo santa, seca y santa. Habremos dejado el coche por el principio de la pista. En el km 5 estaremos por el Santuario, que nos queda a la izquierda, y un poco antes, a la derecha y escondido, pero con su tapia, sus cipreses y sus muertos, el antiguo cementerio de las Santas, que en sus tiempos fue parroquia. Ahora en dos kilómetros, por asfalto bajaremos al coche que dejamos. Pasada la Fuensanta, puede que haya un atajo malo por la derecha que nos lleve a la parte inferior de la cuesta que sube al santuario, nunca lo he hecho. Parece un recorrido simplón, pero tiene su encanto y sus vistas bonitas, y además estamos tratando de andar por todas partes. Para colmo hemos llegado al santuario de nuestras vírgenes monteñas y podemos: rezar, implorar, o ser liras de oro; o por qué no, ir cambiando en el camino los abrojos por claveles rubicundos de delirios. Lo del martirio queda más triste.


CAMINOS de la TARDE

82

R7.

Umbría de la Sagra.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

5,5 km

125 m

Pista de tierra

22 km

2 h 40 m


CAMINOS de la TARDE

83

R7. Umbría de la Sagra. Vamos en coche por el camino que rodea por encima el santuario de Las Santas, valga la redundancia. Dejamos a la derecha el cortijo de la Torre, hoy vallado y verjado, y en 500 m más, pasamos entre dos encinas grandes y llegamos a un llano. Aquí podemos dejar el coche, si no lo hemos dejado antes. Tomamos un camino, hoy magnífico, que hemos encontrado a la izquierda, y dejamos el que sigue al frente. A 500 m encontraremos un segundo desvío a la derecha en peor estado, es el que debemos de tomar. Al frente sigue uno mejor que llega a la verja que impide la entrada a la Fuente de las Yeguas, y que puede hacerse hoy u otro día. Si subimos por el carril correcto, en mil metros llegamos a una gran curva del camino que sube al Refugio de las Víboras, y que nosotros hemos de tomar hacia abajo. Descenderemos con magnificas vistas de Guillimona, de los estribos del anticlinal desventrado, que son los Mirabetes junto con el Castellón de las Ollas; y por debajo de la carretera asfáltica vemos Prado Moro y el Valle Alto del Barbatas, que recorremos en el paseo que sigue. Cuando nos unimos al Camino de los Cuartos, tomamos a la derecha para recuperar nuestro auto olvidado.


CAMINOS de la TARDE

84

R8

Refugio de las Víboras.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

5 x 2 km

300 m

Pista

24 km

3h


CAMINOS de la TARDE

85

R8 Refugio de las Víboras. Por fin un paseo en el que hay que subir cuestas de verdad. Si seguimos al frente, por el camino de los Cuartos, en donde en el recorrido anterior dejamos el coche, a 1.5 km nos encontramos que un carril magnífico sale retorciéndose a la izquierda. Dejamos aquí el coche, si hemos llegado con él, y empezamos nuestro paseo subiendo y dando curvas. Nuestro objetivo es recorrer casi cinco kilómetros ascendiendo 300 m. Iremos viendo, si miramos a La Sagra los peñones de Prado Moro y de la Peguera, y a poco más de tres kilómetros nos daremos con una choza de madera que puede hacer de refugio y, escondida y cerca, la Fuente del Maguillo. Si seguimos subiendo, en 2 km llegamos a la Plataforma, donde puede haber coches de los están por La Sagra. Este es buen sitio para la media vuelta, salvo que busquemos Prado Amarillo, el collado de las Víboras, la Pedrera, o cosas así. Desde aquí se inicia una subida ‘fácil’ a nuestra cumbre preferida, está señalizada y se le conoce por “la de las víboras”. Las vistas de Guillimona y otras sierras son formidables y sus nombres bonitos. Un buen mapa, o un buen o buena compañero o compañera, nos podrá decir todos esos nombres que tanto gustan y tanto se olvidan. Al bajar, podremos encontrar, o no, algunos atajos que enderezarán tanta curva. Mientras tanto, toda la Guillimona, su cara Sur, está expuesta para ser mirada y disfrutada por nosotros.


CAMINOS de la TARDE

86

R9

Valle alto del Barbatas, tramo 1.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

5,5 km

200 m

Través

27 km

2 h 30 m


CAMINOS de la TARDE

87

R9 Valle alto del Barbatas, tramo 1. Hoy tenemos un recorrido bonito, incierto y a lo peor difícil; sin señales, sin piso definido y sin saber. Queremos descender el río Barbatas, casi desde su indefinido principio hasta los Guijarros, y mejor serán dos coches. Dejamos un coche por los Guijarros, y con el otro llegamos hasta donde el río se cruza con el Camino de los Cuartos, por encima de Las Santas, o algo más arriba por el cortijo de Viana. Y pegados cuanto podamos al cauce y mejor por su margen izquierda, descenderemos, hasta llegar a las alamedas de los Guijarros; así de fácil, o de difícil. Yo lo he hecho en varias ocasiones, y llegué. Como a 1200 m de donde hemos empezado a andar empieza un canal cubierto, y que se ve, que llevaba el agua a la fábrica de luz del Puente de Hierro, podíamos intentar seguirlo y llegar a la central hace tiempo abandonada. Yo no cruzaría el barranco de la Fábrica, porque el famoso Puente de Hierro, aun siendo hierro no soportaría personas. Las dos alternativas se encuentran por el molino del Batán y el de las Santas; después seguimos Barbatas abajo buscando nuestro camino o nuestro destino.


CAMINOS de la TARDE

88

R10.

CAMINO de las SANTAS de LA PUEBLA.


CAMINOS de la TARDE

89


CAMINOS de la TARDE

90

R11.

Castillo Almohade y Atalaya.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

2X3 km

250 m

Piedras

5 km

2h


CAMINOS de la TARDE

91

R11. Castillo Almohade y Atalaya. Justo en lo más alto de la sierra de la Encantada, duerme derruido un Castillo que se interponía entre los reinos moros de Murcia y de Granada. Y muy cerca, pero en otro cerro, en el Cerrón, vigila una atalaya también mora. Allí vamos. No es un paseo fácil, hay que subir y apenas si una trocha señala por donde ir. Y hay que tener cuidado, una princesa de cabellos de oro y largos duerme por el interior de la sierra que pisamos. En coche y en cuanto sobrepasemos el canal de Carlos III, por la carretera de la Puebla, nos metemos a la izquierda y veremos detrás de la sierra el Barranco de la Mala Mujer (¡), lo seguimos hasta donde queramos y aparcamos. Seguimos el camino que suavemente se dirige a un collado al pie de la atalaya y desde donde veremos los campos de Jubrena. Desde allí, y como veamos, podemos acercarnos en un momento a la atalaya: subir, mirar e imaginar desde una atalaya mora siempre es bueno. Para llegar al castillo, lo mejor es ir cresteando y buscando la cumbre máxima. Al final hay que rodearla un poco por la izquierda. No hay pérdida, si sabemos que está en lo más alto y que sólo quedan unos silos, unos lienzos pequeños de muralla y lo que pudo ser la rampa de acceso, por no hablar de los espíritus que por allí vagan. Estarás en la Uskar primigenia. También puede atacarse el Castillo por la cuerda que llega a la carretera de la Puebla desde la cumbre castellana.


CAMINOS de la TARDE

92

R12.

LONGITUD 6 km

Atalaya de Botardo.

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

125 m

Pista, camino y monte

5 km

1 h 35 m


CAMINOS de la TARDE

93

R12. Atalaya de Botardo. Por la carretera que va hacia la Puebla, casi al final del repecho que sube al Canal de Carlos III, a la derecha, antes de cruzar el Canal, sale un carril, lo tomamos y, tras seguir unos metros, aparcamos donde queramos. Iniciamos el paseo por una magnifica pista que lleva una pinada a la derecha y mira a una torreta metálica que está junto a la atalaya que, ahora, no se ve. Tras llanear y una leve subida estamos bajando al cortijo de la Atalaya, viejo y abandonado, con un pozo antiguo y roto. Rebordeamos y miramos el cortijo, vemos que se juntan varias pistas y un camino en peor estado se dirige al Este, subiendo y buscando la atalaya. Al coronar el llamado Puerto de la Atalaya enseguida vemos un caminucho a la izquierda que va para la torre árabe, y dejaremos dos mejores, a la derecha y al frente. Subiendo y llegados a la atalaya, las vistas son soberbias, una lección de geografía. Ahora podemos volver por donde vinimos si no nos gusta el campo a través, o no vamos bien calzados. Si seguimos nos conviene bajar suavemente, y entre piedras y espartos, buscando y siguiendo una línea de tensión que va y viene de la Puebla. Cuando podamos, iremos girando a izquierda, cruzaremos un campo de labor, y alcanzaremos un camino que nos llevará al coche, que ya vimos hace rato. Trae cuenta acercarse y contemplar los restos del Canal que nos rodea; por aquí algo más increíble, aún.


CAMINOS de la TARDE

94

R13.

Valle del Barbatas, tramo 5.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

7,5 km

50 m

Camino

3 km

1 h 30 m


CAMINOS de la TARDE

R13. Valle del Barbatas, tramo 5. La hemos tomado con el río, pero es que es el nuestro, y además con este trozo terminamos; lo dejaremos a punto de unirse al río de Orce para formar el de Galera. Sin entrar en la discusión de los Guadalquivires. En coche por el antiguo camino de Galera, que sale del tanatorio, pasaremos bajo de la circunvalación, y 700 m más abajo buscamos un camino a la izquierda bajo una línea de tensión eléctrica. Aparcamos por allí. El camino de hoy tiene muchas cosas y muchos nombres que decir, pero aquí no caben, mejor un plano o un experto. Empezamos a andar, bajo la línea de tensión, y enseguida cruzamos el río, nosotros a la derecha, apartándonos un poco del repetido río, pero en su valle y con él. En unos 2 km hay un cruce de cuatro, nosotros a la derecha y ya no hay discusión. No acercaremos al río y lo seguimos A los 4 km, del principio, nos viene, casi paralelo un camino por la derecha, para empezar la vuelta. Siempre mirando al Norte, pasaremos por un puente sobre el Barbatas sucio y escondido. Pronto dejamos un desvío a la derecha que va al río, y enseguida otro a la izquierda que quiere salir a la carretera; el camino empeora, pero siguiendo bien, ni río ni carretera, tropezaremos con el coche. Si no sabemos tantos nombres como encierra este valle, al menos, disfrutemos los paisajes.

95


CAMINOS de la TARDE

96

R14.

Necrópolis de Tútugi.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

3,5 km

40 m

Camino

8 km

1 h 10 m


CAMINOS de la TARDE

R14. Necrópolis de Tútugi. Esto es meternos en terrenos de Galera y de muertos antiguos; que no se enfaden ni unos ni otros. Es un sitio curioso, con mucha historia, con muchos carteles, y con vistas tan formidables que se puede comparar con el cementerio de Luarca. Llegamos en coche a Galera, y antes de entrar en ella, nos metemos por la carretera que sale a la izquierda para Riego Nuevo; enseguida veremos un gran aparcamiento y algo raro a la derecha. Aparcamos y no estaría mal leer los paneles explicativos que hay bajo un porche, que nos resultó extraño. Y ahora a recorrer enterramientos antiguos, tras subir la empinada cuesta, tenemos tumbas y paisajes durante 2 km, más los desvíos y rodeos que inventemos. Al final, quizá lo mejor sea volver por el mismo sitio, pero para gusto contrario tenemos un camino agrícola, que hemos ido viendo a nuestra izquierda y que sin tumbas a la vista nos vuelve al aparcamiento, sin mucha confusión. Aparte de la historia allí enterrada, en cualquier dirección que mires, y en vez de bajo tierra, sobre ella, se pude alucinar, o quizá alunizar, con aquellos paisajes, muy distintas según qué mes o qué hora.

97


CAMINOS de la TARDE

98

R15

Río de Galera.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

2 x 6,5 km

Casi 0 m

Asfalto

7 km

3h


CAMINOS de la TARDE

R15 Río de Galera. Dejamos el coche al entrar en Galera por la carretera antigua desde Huéscar, habrá un hermoso y antiguo pilar abrevadero a la derecha y el hotel próximo por la izquierda. Se trata de acompañar al río y a sus acequias, viendo meandros, cultivos y badlands a la izquierda y farallones y cuevas de yeso a la derecha. En la otra margen del río veremos Castellón Alto, poblado argárico de inevitable y más que interesante visita, sobre un cerro que parece desmoronarse, pero que resiste impertérrito la historia. Las tierras que un día dieran tanto verde y tanto fresco de cáñamo en los veranos, cultivo del que aún quedan innumerables balsas, hoy parecen en gran parte abandonadas e invadidas por la hierba de la pampa, plumeros o cortadeglia. Si llegar al Cortijo del Cura nos exige más tiempo de la cuenta cualquier punto es bueno para invertir los pasos.

99


CAMINOS de la TARDE

100

R16.

La Pisรก del Moro.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIร“N

5,3 km

110 m

Tierra

7 km

2h


CAMINOS de la TARDE

101

R16. La Pisá del Moro. Hoy otra vez en terrenos de Galera recorreremos un poco de su vega, sus badlands o barrancos, sus asentamientos de íberos y de romanos, así como panorámicas del altiplano y barrios trogloditas; y algunas cosas más. Un paseo completo. Justo pasado el puente que entra en Galera aparcamos y tomamos un camino a la izquierda, que seguiremos más o menos paraleleando al río. Cuando vemos el puente por el que la carretera empieza a subir para Cúllar, nuestro camino gira a la derecha y casi se pierde. En un momento se pone a subir violentamente y nosotros debemos hacerlo también hasta llegar a una antigua era y a la cueva cortijo de los Cipreses. Ahora recuperamos un buen camino delante de la puerta del cortijo, y lo seguiremos durante casi 2 km. Presenta muchos desvíos, que parecen no tener donde ir; por allí todo es soledad y esparto, stipa tenacísima. Nosotros siempre SPP. Por fin avistamos una larguísima navegranja y enseguida, dejándola a la izquierda, estamos en la antigua carretera que subía y sube dando curvas, a la antigua, desde Galera. Tras unos 500 m de alquitrán, a la derecha, sale y baja una pista de cemento que es la nuestra. Tras una cueva de ingleses, un disco de Galera Íbera, una vereda verde nos lleva a la Antigua Tútugi y a La Pisá del Moro. La reconoceremos por los bloques de piedra, basas y sillares fuera de lugar. Y entonces comprendemos que nos falta Jesús María, o alguna de sus niñas, que tanto saben y tan bien explican. Este librito apenas sabe de caminos, y tan sólo añade que siguiendo la veredilla que vemos, en un momento y viendo cuevas, bajamos a Galera. El párrafo primero se debe haber cumplido.


CAMINOS de la TARDE

102

R17

Alamedas del Guardal.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

5 km

25 m

Camino

20 km

1 h 30 m


CAMINOS de la TARDE

R17 Alamedas del Guardal. Una alameda en otoño o en primavera, siempre, es un sitio estupendo para pasear, y el Guardal a su paso por Castilléjar tiene una, con al menos 8 km, perfecta y bonitamente disfrutable. A mi me gusta ir por la pista que atraviesa por los Campos de Torralba, y ya casi en Castilléjar le sale a la derecha un camino que se va a cruzar el río, y donde además lo anuncia una tablilla de senderos. O bien por carretera de Castilléjar, atravesarla y llegar hasta donde se cruzan el río y la carretera de Castilléjar a las Almontaras. Y allí dejar el auto. De cualquier manera tomamos la margen izquierda del río y seguimos a su paso hasta que un puente de madera, y de cuento, nos obliga a cambiar de mano. Llegaremos a la carretera que va a Benamaurel. Para volver podemos tomar unas calles empinadas, casi voladas sobre el río, hasta tener la oportunidad de bajar a él. En el cruce de río y carretera conviene buscar el carril que va por la margen derecha del río, y ascender, hasta que un puente-vado nos permite cambiar de mano y llegar al coche. Si las alamedas gustan se puede alargar el paseo por los dos extremos, Por la parte inferior podemos ver las juntas del ‘Barbatas’ y el Guardal, y por la superior llegar hasta las Fuentes.

103


CAMINOS de la TARDE

104

R18. Las Presas.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

2 x 5 km

50 m

Vereda

16 km

3h


CAMINOS de la TARDE

105

R18. Las Presas. En coche vamos hasta Parpacén y sobrepasado éste, el segundo camino nos lleva a Castilléjar pasando por Torralba y con la cañada de Fuente Amarga y su atalaya a la izquierda. Cuando la pista se hace de asfalto, a la derecha sale un camino, asfaltado al principio, que seguimos hasta su final. Empieza la marcha. Habremos llegado a una presa y luego a un chiringuito y área recreativa más o menos abandonados. Después el camino se hará vereda. El río, que lleva mucha agua aún en años de sequía, siempre vendrá por nuestra izquierda, a la derecha un enorme ribazo, casi pared, lleno de pinos sube hasta llegar a las llanuras de Ferrer. Yo, la vereda la he seguido hasta el cortijo de los Ruízes, pero pienso que puede llegar a las proximidades del puente de Duda. También en algunos puntos se puede cruzar a la otra orilla y algún camino que yo no he visto subirá hasta el cortijo y ermita de La Señora, al pie del castrileño Cerro del Cubo. Recorrer la vereda, sin más, hasta que creamos que es el tiempo de volver, entre los pinos del monte y los sauces de la ribera, acompasados por la corriente sonora, ya está bien; pero si hacen falta aventuras se pueden buscar. Como en todas partes. .Los siete jabalíes de la foto son de verdad y eran las cinco en punto de la tarde. En el agua también se pueden ver truchas, si se sabe ver como sabe mi amigo Franc el de Cerámica. Para mí fue un paraje sorprendente y secreto. ¡Tan cerca y tan lejos!. Como tantas veces.


CAMINOS de la TARDE

106

R19.

Llanos de Torralba.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

8 km

0m

Camino

2 km

2h


CAMINOS de la TARDE

R19. Llanos de Torralba. Casi tan llano como recorrer el Canal. Y casi siempre con 360º, o más, despejados y verdes, o amarillos y solos, a nuestro alrededor. Podemos dejar el coche en Parpacén y dejando la surgencia a la izquierda tomamos el segundo camino también a izquierdas, pasada una noguera grande. El camino o pista debe estar en perfecto estado y con una anchura llamativa, además de enfilar casi al Oeste. Casi en línea recta llegaremos hasta dar con la pista de Torralba que va de la carretera de Castril a Castilléjar, así como con la acequia de la Virgen, que trae el agua desde la Sagra, y con la vega que ésta crea. Allí giramos a izquierda y luego más, hasta enfilar la vuelta, llegando o no al cortijo de Zambudio. Orientados por Perico Ruiz y la Encantada, retornemos a Parpacén, no son mala guía. Esta vuelta será casi de nueve kilómetros que como vemos en el plano podemos acortar y alargar a capricho y de muchos modos. El paseo es lindo en las lunas de verano. De día, en primavera y principios del estío todo será verde y si las sementeras están crecidas y el viento es suave se ondularán como un mar de Castilla. Además de cereales encontraremos panizos, alfalfas, bezas, últimamente guisantes y a lo mejor pistachos sin tostar, claro, todos creciendo. Mientras que a lo lejos los cuatro horizontes nos mostrarán todas las cumbres que nos encierran en el Altiplano.

107


CAMINOS de la TARDE

108

R20.

LONGITUD 6,5 km

Hoya de Yuza.

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

230 m

Pista y vereda

3,5 km

1 h 50 m


CAMINOS de la TARDE

109

R20. Hoya de Yuza. Dejaremos el coche, si queremos, donde confluyen la carretera a Santiago y el Canal de S. Clemente. Iniciamos el paseo por dicha carretera hasta dar pronto con la pista que al sobrepasar un cambio de rasante sale a la derecha y parece cortada. Andaremos por una pista estupenda que sube entre pinos por la espalda de Perico Ruiz. Después de la primera gran curva la pendiente se serena, y poco después de la segunda, a unos 3 km del principio, hemos de buscar una disimulada vereda que se revuelve y trepa por la derecha hacia el collado que nos volverá a Huéscar. En el collado disfrutamos del panorama formidable que nos brinda. Por la izquierda podríamos llegar en un verbo al pico de Perico Ruiz, sentimos ganas de recoger los cartuchos que dejan los matadores de pájaros, y emprendemos la bajada. Bajaremos con cuidado de no resbalar, y cuando casi al principio, la vereda o senda se bifurca, dejamos la izquierda para las motos que van por el fondo del Barrancón. Nosotros haremos ladera por su margen derecha. .El segundo camino que nos sale a la derecha nos lleva a la pista forestal de sierra Bermeja, y por ella al Canal, y por su sirga al coche.


CAMINOS de la TARDE

110

R21.

La hoya de Titos.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

5 km

80 m

Pista

7 km

1 h 45 m


CAMINOS de la TARDE

111

R21. La hoya de Titos.

Esta hoya está a 1200 m de altura y rodeada de pinos, entre Perico Ruiz y Sierra Bermeja. Subiremos en coche algo más de 3 km por la pista forestal que sube desde la Hoya de Yuza, en la carretera de Santiago, a Perico Ruiz. Cuando pasemos las dos grandes curvas y la pendiente se serene, aparecerá un caminillo que se inicia en descenso por la izquierda. Aparcamos, que hay sitio, y empezamos la andadura por el camino más estrecho. Nuestro paseo transcurre plácido y entre pinos pequeños en dirección NNE; debemos dejar un primer desvío por la derecha y después dejar uno a la izquierda; si nos fuésemos a la izquierda atravesaremos un collado con peor camino, cuesta de Fuyer, veremos Campo Fique y debemos volvernos, no era eso lo que queríamos hoy. Nosotros siempre por la Hoya y NNE, pasaremos por un aprisco curioso, y subiendo suave saldremos a la pista que a la derecha nos llevaría a Perico Ruiz y nos volverá al inicio. La pista suele estar en perfecto estado y en un collado nos ofrece vistas magníficas del campo de Jubrena, de la Sierra de la Encantada, de Huéscar, etc., Cuando lleguemos a una bifurcación, si tenemos ganas, por la izquierda subimos a Perico Ruiz, por la derecha recuperamos el vehículo. Tú mismo.


CAMINOS de la TARDE

112

R22.

Perico Ruiz.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

2 x 2 km

100 m

Pista

9 km

1 h 15 m


CAMINOS de la TARDE

113

R22. Perico Ruiz. Tratamos de pasear hasta el mismo pico. Así pues, subiremos en coche por la Hoya de Yuza, hasta donde queramos. Supongamos que sea hasta el collado sin Nombre, donde por primera vez avistamos el valle del Barbatas o campos de Jubrena. Aquí es fácil aparcar. Hacia el Sur nos queda un carril estupendo que sigue subiendo sin pérdida y sin desperdicio hasta el mismísimo pico. Del pico y sus accesos ya hablé de más en ‘Caminos de la Bici’, pero todo lo que se diga es poco; ¡para subir al menos una vez por semana!, si hace Sol; o si es de noche. Después de contemplar todo lo contemplable, y comentar todo lo necesario, iniciado el retorno, podemos acercarnos a la Sima que queda junto al caminillo que se inicia por la cuerda que va hacia el Sur. Después se transforma en vereda que baja hasta las Aguas Potables. Si llevamos buen calzado, nos gusta bajar, y al chofer no le importa, podemos dejarlo que vuelva solo. O si el paseo se ha hecho corto podemos andurrear por los carriles de allí arriba cuanto queramos. Para bajar, en coche, debemos seguir por la pista que trajimos y saldríamos al Camino de los Cipreses, por encima del Puente de Roque. Así variamos.


CAMINOS de la TARDE

114

R23.

Las alamedas de Duda.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

7 km

100 m

80% Tierra

15 km

1 h 45 m


CAMINOS de la TARDE

115

R23. Las alamedas de Duda. Se trata hoy de disfrutar el agua y las alamedas que quedan por debajo de la presa del pantano de S. Clemente, y si es otoño o primavera, mejor. Así que dejamos el coche en el aparcamiento del lado Oeste de la presa, donde las casas de los ingenieros, y empezamos a pasear hacia Duda y Castril. Nos encontramos enseguida dos caminos, uno de asfalto y otro de tierra. Hoy vamos a tener que elegir mucho, pero como se ve lo que queremos, lo que elijamos estará bien, y si hemos de deshacer algún trecho, pues se deshace. Podemos llegar buscando caminos, huertos, veredas y centrales hidráulicas hasta debajo del pueblo de Duda y quizá algo más. Elegiremos si subir a Duda y volver a la presa por la carretera, o mejor volver por donde hemos venido y buscar un camino que sube a unirse a la vía de servicio del Canal para llegar hasta donde sale el aliviadero de fondo. Y luego subir por el camino que al principio no elegimos hasta el coche. Todo será hermoso. Como es fácil ver en el mapa, a este recorrido se puede llegar por la parte Sur, por el cortijo de la Cochera desde la carretera de Castril. También es interesante pasearse por el camino de sirga del canal de San Clemente, mejores vistas.


CAMINOS de la TARDE

116

R24.

LONGITUD 4,2 km

Presa de San Clemente.

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

40 m

Asfalto y tierra

15 km

1h


CAMINOS de la TARDE

117

R24. Presa de San Clemente. Hoy toca paseo fácil, corto y lindo. Dejamos el coche en el aparcamiento, inmediatamente antes de la presa del Pantano de San Clemente, viniendo de Maza, y la recorremos tranquilamente disfrutando del entorno, cercano y lejano, a un lado y otro de la presa, que convierte en privilegio el sitio y el paseo. Al final de la presa, a la derecha entra una calle con las casas de los ingenieros que recorremos hasta el final, allí hay una fuente fresca, y casas y jardines bonitos. A la vuelta, antes de salir a la carretera, descubriremos un caminucho que baja casi pegado a la presa y se acerca al agua del pantano, lo seguimos y lo disfrutamos hasta llegar a una rampa de hormigón que baja del restaurante al agua. Por allí, o por un camino que hay por su izquierda, subimos a la carretera que bordea el pantano. Desde allí retornamos a la presa y al coche metiéndonos por los caminillos que nos llamen. Como es fácil calcular, este paseo es corto pero puede repetirse o alargarse, puede ser interesante bajar a las playas que se ven en la orilla Este del pantano, casi siempre con pescadores, y con muchos caminillos que recorrer.


CAMINOS de la TARDE

118

R25.

Los Pilares.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

7 km

60 m

Camino

15 km

1 h 50 m


CAMINOS de la TARDE

119

R25. Los Pilares. El paseo de hoy va a ser estupendo, e histórico. Por la carretera a Santiago, dejamos a la izquierda la carretera que va al Pantano y 4 km más adelante tomamos la que va a la Piscifactoría y al Poblado del Canal. Aparcamos bajo los arbolillos que crecen nada más pasar el Puente de las Ánimas sobre el río Raigadas o Seco. Bajamos, con dificultad, mientras el Ayuntamiento no arregle el acceso, al río. Vemos y tratamos de entender el puente acueducto, que no es cosa fácil si no se sabe, y luego volvemos y emprendemos la marcha hasta el poblado. Hacia su mitad, a 500 m del puente, le sale un caminillo por la derecha, lo tomamos. Saldremos a un camino más principal y lo seguimos. Por el km 2.2 desde el puente, el camino bueno sigue doblando a la derecha, pero nosotros nos vamos por uno más rural y perpendicular hacia la izquierda. El camino se pone lindo, sobretodo en primavera, e iremos buscando la manera y los caminos que más se peguen al monte de la izquierda. Si nos fijamos observaremos que por aquí se cruzan el Canal de Carlos III que va meterse por una mina que no se hizo. A poco más de 4 km de marcha salimos a otro camino y lo seguimos a la izquierda. Pronto veremos 5 ó 6 pilares de piedra y enormes, que están allí, esperándonos, desde los tiempos de Carlos I de España y V de Alemania, y esperando al canal que debía apoyarse en ellos. Impresionantes. Después, sobrecogidos, seguimos el camino que nos lleva al poblado del Canal, hoy día prácticamente solo.


CAMINOS de la TARDE

120

R26. Canal de Carlos III, tramo 1.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

9 km

40 m

Tierra

15 km

2h


CAMINOS de la TARDE

121

R26. Canal de Carlos III, tramo 1. El primer tramo, y el único que funcionó un poco, empieza junto a la casa cortijo de Las Fuentes y lo haremos terminar en el puente de las Ánimas, o casi. Aunque por ahorro proponemos recorrerlo a la inversa. Dejamos el coche junto al puente-acueducto de las Ánimas, que remiramos o no, y seguimos recto para atravesar el poblado del Canal, todo a lo largo, que por aquí vendría el agua. Al final de las casas se nota la preparación para la embocadura de un túnel que atravesaría el cerro que hemos de remontar nosotros. Por la izquierda se ve un caminucho Al coronar veremos por donde empezaba el túnel y entraría el agua, así como el trazado del lecho que viene recto. Lo seguimos, casi bajo una línea de tensión eléctrica, hasta el borde de una loma por donde curva a la derecha para dirigirse a su nacimiento, en las Fuentes, paralelo ahora al río Guardal, también recién nacido. A partir de la curva, el tramo es una gran y sorprendente obra de mampostería. Quizá sin saberlo hemos atravesado los cortijos de las Hoyas y del Doctor, únicas fincas que se regaron con las aguas del soñado Canal de transporte, riego y navegación. Ahora el trayecto se enmaraña, pero el Canal sigue, hay un puente escondido y llega a la presa inicial bajo la casa cortijo. La vuelta, si nadie nos espera en la piscifactoría, la podemos hacer por la pista que va de dicha instalación al puente de las Ánimas, o volver por donde hemos venido, si el otro camino nos resulta repetido de tanto ir por truchas. A la vuelta, ya en coche, cuando sobrepasemos el cortijo de Fuente Piedra, grande y a la derecha, tomamos el primer carril a la derecha y nos lleva a los restos escondidos de un tramillo de Canal, digno de ver y contemplar, vale la pena, apenas son unos metros más.


CAMINOS de la TARDE

122

R27. Fuente Alta.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

4+1,5 km

70 m

Tierra

18 km

2h


CAMINOS de la TARDE

123

R27. Fuente Alta. Es una de las fuentes del Guardal y da o daba de beber a San Clemente, Duda, Castilléjar y otros. Cuando la fuente revienta es un espectáculo formidable de la naturaleza y cuando no, es curioso entrar en ella, con linterna y con cuidado. Podemos empezar dejando el coche en la piscifactoría, donde se puede pescar y o comprar truchas, e iniciando la marcha en dirección al pantano. Casi a 1 km, tras un repechillo, sale una pista que se retuerce a la derecha. Nos vamos por ella y 3 km más serpenteando entre grandes y hermosos pinos, algunos barrancos y puede que algún jabalí, se acaba la pista entre unos pinos muy altos y muy rectos. Hay que mirar el barranco a la derecha y veremos la boca de la cueva entre peñones envueltos en musgos negros, y una vereda que se acerca y baja con cuidado. Cuando volvamos, como a unos 300 m de iniciada la vuelta, veremos a la izquierda un arroyo, casi seguro con agua, que sale de una caseta de captación. Se puede volver junto al río que baja, por su derecha y casi siempre con senda y de vez en cuando pozas, truchas y saltos.


CAMINOS de la TARDE

124

R28.

La Pegueruela.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

2 x 7 km

700 m

Tierra

15 km

4h


CAMINOS de la TARDE

125

R28. La Pegueruela.

El recorrido que aquí empieza puede que sea demasiado largo, demasiado desnivelado y encima puede que tenga verja cerrada, pero es una pista estupenda, un terreno seminuevo, hermosas panorámicas y con un final feliz. La pista empieza junto al cortijo-casa forestal de La Capellanía, en la pista que rodea el pantano de S. Clemente camino de Las Fuentes, cuando se está terminando el pantano. El camino comienza bien y llano, para levantarse enseguida, no tiene perderá aunque hay desviaciones que se ven menores. Por el km 4, estaremos viendo el cortijo de la Pegueruela y una valla potente, reciente y a lo peor cerrada. Los nuevos señores de la Tierra vallan cuanto compran. Si nos la saltamos podremos ver un aceral singular, muchos arces, y llegar hasta avistar el valle del Castril, como si fuéramos pájaros. Una opción que soluciona los tres problemas del recorrido es volvernos en algún momento.


CAMINOS de la TARDE

126

R29

La Umbría Mora.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

4 x 2 km

300 m

Tierra

19 km

2 h 15 m


CAMINOS de la TARDE

R29 La Umbría Mora. Otra vez tenemos un recorrido demasiado largo y demasiado alto. Es bonito, la primera parte con muy buen piso, todo entre pinos y encinas, y al final si llegamos, quedarán a nuestra vista Las Hazadillas, El Zurdica y la sierra de Castril, entre otras hermosas vistas. Este camino se llamaba - hoy los caminos casi han perdido el uso y el nombre camino de Castril a San Clemente. Empieza este camino entre dos terrenos de cultivo, unos 300 m antes de la casa forestal y helipuerto de la Capellanía, camino de la Piscifactoría desde la Presa de S. Clemente, y enseguida empieza a subir y subir hasta llegar al collado y abrirse el panorama. El camino sigue hasta desembocar en Fátima, demasiado. Mejor volverse y ver los panoramas. Siempre gusta volver por otro sitio, pero aunque sea por el mismo, la vuelta no suele parecerse apenas, es más, todo es al revés. Y en este caso exageradamente.

127


CAMINOS de la TARDE

128

R30.

La Fuente de la Salud.

LONGITUD

DESNIVEL

SUELO

APROX.

DURACIÓN

6 km

20 m

Asfalto

5 km

1 h 30 m


CAMINOS de la TARDE

129

R30. La Fuente de la Salud.

Este paraje está al pie de los farallones de Marmolance que miran a los llanos de Valentín. Y el agua, como en todas las fuentes lejanas, está buenísima y en este caso además es salutífera. ¿Qué más pedir? Nos vamos en coche para San Clemente o para Santiago de la Espada y remontada la Hoya Yuza, hay dos o tres oportunidades de meternos a la izquierda y alcanzar y seguir el canal que viene del pantano. Dejamos el coche en cuanto queramos y seguimos andando por el camino de sirga que todo buen canal lleva a su vera. Incluso, yo no lo he hecho, el barranco de la Virgen de la Cabeza podríamos atravesarlo por lo alto, barandas lleva. Y así llegaremos a la Fuente, cuya entrada verán hasta los ciegos. La vuelta por donde mismo, o si queremos podemos volver atravesando campos de ajos y lechugas, tirando por lo tieso hacia Huéscar, que se ve. Antes hemos debido ver mucho horizonte que deberíamos, a estas alturas del final de los Caminos, casi sabernos de memoria.


CAMINOS de la TARDE

130

CAMINOS de la SIERRA Me cuesta trabajo no hacerlo. El objetivo de este libro eran los paseos por el entorno de Huéscar y mejor los paseos a zapato y para un rato de la tarde, pero Huéscar está rodeado de sitios por donde vale la pena ir aunque haya que cambiarse de zapatos y echar más tiempo. En esta parte del libro intentaré enumerar y describir, brevemente, otros sitios más alejados de la Plaza, más altos, más durillos de hacer, pero también sería duro dejar de hacerlos. A esta altura del libro, y habiendo hecho ya varias veces cada uno de los paseos anteriores, hacer o entender los que ahora vienen precisará menos palabrería. Trataré, poco más que sugerir los sitios, decir por dónde y justificar por qué me gustan. Cada uno tendrá que buscarse la vida o un libro donde lo expliquen más largo, lo mejor es aprender a manejar el Google Earth y/o el ‘garmin’, y aprendido uno, aprendidos todos. El orden será el que organiza el espacio según el movimiento de las agujas de un reloj antiguo y partiendo de la directriz que une Huéscar con la Sagra.

El pico de La Sagra A la Sagra habría que subir todos los años, o al menos varias veces en la vida. La manera más sencilla es en coche hasta el refugio de la Víboras en la cara Norte y yendo por Las Santas. Desde allí un sendero muy marcado nos lleva a la cumbre en 2 ó 3 horas, o menos. Estar en, o recorrer, la cumbre es un placer reservado al que ha subido, si el día es transparente y tenemos al lado alguien que sepa, o un mapa, podremos repasar todo el territorio que rodea Huéscar hasta muy muy lejos. Hay muchos más sitios por donde subir y por donde bajar, también será bonito descubrirlos.


CAMINOS de la TARDE

131

Los Mirabetes y la Fuente del Maguillo Los Mirabetes, están en la Sierra de Guillimona, más al Norte que la Sagra. Yo he ido desde Los Collados, dejando a la izquierda la Fuente de Montilla, y sin camino trazado. Llaman Mirabetes, a dos rocas enormes, o muelas, o estribos de un anticlinal desventrado que se uniría con el Castellón de las Ollas, y es bonito alcanzar la parte superior del grande, y mirar desde allí el mundo y la parte posterior de la enorme roca. Desde allí podemos volver buscando la Fuente del Maguillo, en la parte superior del barranco que cae al cortijo de Viana, y desde allí por un tranquilo camino volver a Los Collados.

Pico de Guillimona Está en la Sierra del mismo nombre, justo al Norte de Huéscar, más allá de esta sierra ya es Santiago de la Espada. Se puede ir desde la carretera que une la Puebla con Santiago, poco antes de llegar al Puerto del Pinar buscamos un camino a la izquierda. Hay camino fácil, y justo allí, en el hito que marca la cumbre, nos hablaremos de tú a tú con la Sagra, y la veremos de otro modo, acostumbrados a mirarla desde el Sur. Mirando desde allí al Norte veremos todo lo que podemos recorrer en preciosos paseos, el Pinar de la Vidriera que todavía es Huéscar por allí, casi hasta Santiago.


132

CAMINOS de la TARDE

Castellón de las ollas En la carretera que va de la Puebla a La Losa hay un barranco que viene de La Fuente de los Agujeros. Pues en la margen izquierda de este barranco se levanta una hilera de muelas o rocas que sobresalen con la superficie superior en llano, esos son los Castellones y se puede subir y bajar por donde uno mejor vea. Y a lo mejor arriba además del gusto que da siempre haber subido, a donde sea, podremos encontrar alguna olla llena de tesoros de moros, o de huesos antiguos.

Morrón de los Lobos Cuando uno va por los tramos rectos del Camino de los Cipreses, ve al fondo un elevado morrón que tiene encima una antena de comunicaciones, ese morrón es el de Los Lobos, y pasado la Piedra del Letrero, una buena pista inicia la subida. También se puede iniciar la subida desde los Guijarros, o desde la Puebla de D. Fadrique. El caso es llegar arriba por los medios que uno quiera, aquí caben todos. Llegar arriba y recorrer los 360 grados del espacio es una de las grandes sorpresas que se lleva uno la primera vez, y que disfruta las siguientes.

Cuerda de Sierra Bermeja Desde el Camino de los Cipreses y por el que sube a Perico Ruiz, uno puede subir al Tollo y desde allí buscar la cuerda de la sierra Bermeja que queda al Oeste. No es fácil encontrar el buen camino, yo fui con ‘Deivid’, inglés de Galera, que sabe lo que no sabemos los del lugar, y recuerdo la excursión como sumamente gustosa. Siempre tengo ganas de volver. Dice Deivid que andar por las crestas es muy gustoso, se ven los dos lados del mundo y además las piedras y rocas están quietas, las que no se cayeron.

La cuerda de la Sierra de Duda En la margen izquierda del río Guardal y El Zurdica, al Norte de Fátima, son dos sitios también fáciles y de mérito. Pero yo sólo he ido una vez a cada uno, y no me atrevo a hablar mucho de ellos. Igualmente hay una travesía: Hazadillas – Hoyos de Moreno, que va desde Fátima al río Castril por las estribaciones sureñas de Sierra Seca y que discurre por bellos parajes hasta llegar al gran río. Esta última es algo más complicada e incierta a mas de necesitar coche de apoyo.


CAMINOS de la TARDE

Marmolance. Marmolance se ve tantas veces desde Huéscar, que no haber subido es un delito, se sube en un rato, unas dos horas, y arriba hay un panorama espléndido y cercano. Arriba, en la cumbre, hay una ermita en ruinas, de bonita historia, y una fuente que mana agua, yo no me lo creía. Para ascenderlo, a mí me gusta, por el camino que va a San Clemente buscar otro que va al cortijo de las Ollas, ya en la cara Norte, dejar el coche allí y negociar la subida mirando a la cumbre, no conozco sendero ni vereda.

El Buitre Es la excursión preferida por mi amigo Gregorio, y le sobran las razones. Se aleja mucho de Huéscar, pero no tanto como los que se van al Nepal a hacer excursiones. Hay que continuar como 3 ó 4 km más allá del pantano del Portillo, a la derecha sale un camino que indica que por allí al Buitre. Desde allí está todo señalado, en un momento se deja el coche junto a los paneles que lo explican y todo es bonito, además de nuevo y lejano para muchos; cambian mucho los horizontes cuando uno se aleja de su casa. Se precisa 4x4.

133


134

CAMINOS de la TARDE

El Parque Natural del Castril Es cosa aparte y tiene libros, folletos y carteles que explican 6 ó 7 posibilidades muy bonitas, de libro. Si a uno le gusta la naturaleza en forma de sierra y de agua, no tiene perdón si no recorre todas esas posibilidades varias veces, y me consta que hay bastantes que no lo saben, o no lo hacen.

Laguna Seca A 3 km en línea recta y al SW del Peñón del Toro. Con nieve, sin nieve, en verano o en Otoño, pero lo mejor con agua. Y para eso después del deshielo o en el deshielo mismo si podemos atravesar la nieve; no es fácil dar con el momento oportuno, pero es bueno ir probando hasta encontrarlo. Hay que subir en coche al Peñon del Toro, luego hay camino aunque algo duro para el coche o para la bici, mejor andando.

Foto: rincondelaltiplano.com


CAMINOS de la TARDE

135

Sierrra Seca Es de los parajes que a mí más me gustan de Huéscar, más que gustarme me encanta. Allí hay mucho que recorrer, y no es fácil la orientación, habrá que gastar cuidado y no ir para adelante sin saber volver. En el libro de Caminos de la Bici, se describen muchas oportunidades, y allí me remito.

Foto: angeltriguero.blogspot.com


136

CAMINOS de la TARDE

Travesía de Sierra Segura, o Cinco días de sierra durmiendo en cama. Otra vez me salgo del título del libro, pero no puedo evitarlo. Esta primavera, tuve la suerte de hacer una excursión de cinco días a través de una parte de la Sierra Segura, todo el día por el monte y a la noche en casa. Este fue el recorrido: día1, desde el Cortijo de La Noguera hasta la aldea de Don Domingo en plena Sierra Seca, pasando por el Peñón del Toro y Cañada Lamienta; el 2º día hasta Pontón alto pasando por el Corral de las Pinturas; el 3er día llegamos hasta Hornos; el 4º, ayudados por un coche para acortar un poco llegamos por el borde del Pantano del Tranco hasta CotoRíos; y ya el día último con la ayuda de un coche que nos subió hasta la Pista de la Matea, llegamos de nuevo al cortijo de la Noguera, donde en autostop, Pilar nos llevó a una velocidad de vértigo hasta Huéscar.


Caminos de la tarde huescar  

Paseos y excursiones cortas por el entorno de Huéscar (Granada - España). Contiene mapas, datos, fotografías y descripciones.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you