Page 1

MI PEQUEÑO PELUCHE. Cuando era pequeña me cantaba un peluche. Lo cogí de pequeña en la Cabalgata de los Reyes Magos. Todavía lo tengo en mi casa, pero no está solo, ya que tiene muchos amigos. Me acuerdo que me lo llevaba a todas partes y cuando me quedaba con mi abuela dormía con ella. Ella es un elefante y cuando duermo me hace compañía todas las noches. A su lado me siento segura y feliz. MI CONEJITO. Mi conejito es un peluche que me regalaron de pequeña. Desde que lo tengo siempre lo llevo conmigo. Siempre que lo veo me trae muy buenos recuerdos: mis amigos, mi guardería, mi familia. Es suave, marrón, tiene las orejas largas, por dentro tiene bolitas y tiene una cola muy corta y pequeña. Lo quiero mucho. MI PATITO FEO. Con un año me entregaron a mi peluche “el patito” y desde entonces, me acuerdo mucho de él, ya que lo hacía todo con él. Pero un día se me perdió, y me puse a llorar. Eso me pasó con año y medio, y mi madre se lo encontró, y desde entonces le cogí más cariño. Mi madre, a los dos años, vio que ya no le echaba cuenta y me compró una casita de la Barbie, para que pudiera bañar al pato. Con esto me acuerdo que un día cogí la pajarita pequeña para que fuera la novia de mi patito, y de esta manera jugaba con ellos todos los días hasta los cuatro años, que ya lo dejé. CUANDO YO ERA PEQUÑA. Con pocos meses para cumplir el año, me dijeron que eligiera un peluche, y elegí a Lucho. Siempre estaba con ese peluche. Era muy suave y tierno, aunque se ensuciaba y lo tenían que echar a lavar, y me ponía a llorar porque quería estar a su lado. Con el paso de los años, se empezaba a romper y mi abuela me compró otro, que no era tan bonito como Lucho. El peluche nuevo, no era tan suave como Lucho, y por eso no lo quería tanto. MI CUNA. Cuando era pequeña, más o menos con un año, tenía una cuna grande hecha de madera dura y con unas grandes barras. Mi cuna me recuerda a mi antigua casa donde vivíamos mis padres, abuelos y hermanos. Todavía no había nacido mi hermana pequeña, solo mi hermana mayor. Teníamos un patio pequeño. Yo no iba al colegio, pero mi hermana sí y me aburría porque quería estar con ella.

El fuego de la memoria 4ºa 1  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you