Page 1

MARIO TESTINO ANTES DE convertirse en sir mario TESTINO

ANDREA TREGEAR. SU romance CON EL acrílico. // Juan Carlos Verme. ¿HACIA DÓNDE VA EL MERCADO DEL ARTE EN LIMA? // ALONSO COLLANTES. EL campeÓN mundial DE SUNFISH NO TIENE DNI. // ANÍS SAMANEZ. UNA DISEÑADORA QUE PUEDE INSPIRARSE DE UN OLIVO EN SAN ISIDRO. REGATAS / 1


ÍNDICE

Club de Regatas "Lima" – institución embajadora de la

PORTAFOLIO

Kiko Castro-Mendívil comenzó como fotoperiodista en periódicos locales como Peru21 y El Comercio y desde entonces ha publicado su trabajo en medios como El País, The New York Times, The Guardian, View Magazine, o Paris Match, entre otros. Actualmente trabaja como fotoperiodista para la agencia de noticias Reuters. Asistió tres veces al entrenamiento de la selección de bádminton para lograr este fotoensayo.

MARIO TESTINO Cuando Testino no era Testino, es decir, mucho antes de las sesiones de fotos glamorosas y las portadas en las revistas más conocidas del mundo, antes siquiera que llegue a Londres solo con las ganas de ser fotógrafo, era un adolescente que vestía distinto y paseaba por Barranco apreciando la arquitectura del distrito. ¿Qué pasaba por su cabeza entonces?

REGATAS / 4


JUAN CARLOS VERME y el arte

anneke STROBACH y el golf

ANÍS SAMANEZ. DISEÑADORA de modas Conoció a Custo Barcelona y una supermodelo extranjera le pidió uno de sus vestidos. En poco tiempo, la diseñadora que puede inspirarse con un árbol o un coche para bebés ha encontrado un estilo que no piensa dejar pronto.

artista del acrílico

AUGUSTO OTERO y el mar

CAMPEÓN MUNDIAL JUVENIL DE sunfish Ese es Alonso Collantes, el mismo que regresó del torneo internacional en Nueva Jersey con el más grande trofeo que puede ganar a sus diecisiete años.

ECUATORIANO EN HOLLYWOOD A Takiwasi, en Tarapoto, uno llegaba por motivos diferentes. Creo que eso se reflejaba en los rostros y en los gestos que esos hombres exhibían antes de probar ayahuasca. De la llamada «liana de los muertos» se ha dicho y escrito mucho. La mayor parte de los escritos confunden misticismo, chamanismo, y bastante de ficción y mito. Durante mucho tiempo, solo leí a los beatniks, esos escritores norteamericanos que intercambiaban correspondencia sobre sus experiencias con la planta. Por eso, cuando supe de Jacques Mabit, esa curiosidad se hizo más fuerte. Es un doctor francés formado en Occidente, que ha estudiado mucho de las prácticas medicinales ancestrales que los propios nativos han hecho con la ayahuasca. Es el más serio y profesional, digamos. Vive en Tarapoto hace más de diez años y allí fundó Takiwasi, un centro de rehabilitación a través del uso y rituales con diversas plantas (no solo ayahuasca). Por ejemplo, la yawar panwa (‘llanto de sangre’), que es un brebaje purgativo, previo a la ingesta de ayahuasca. Sabe horrible y uno se la pasa vomitando durante dos horas. Entonces decía que a Takiwasi uno iba por distintos motivos. Una jefa que tuve, también francesa, iba una vez al año desde hace ocho años por un tema de higiene espiritual y psíquica. Otros, como el ecuatoriano de esta columna, por su adicción a la heroína u otra droga. Lo conocí en Takiwasi y me contó que era su último año de tratamiento, que ahora sabía de horticultura y que trabajaba de mozo en un restaurante en Tarapoto. Se le veía bien. Quizás lo más curioso sea su historia pasada: su familia era adinerada, vivían en Miami y él había estudiado actuación. Es más, había participado en una película de Hollywood (cuyo nombre no recuerdo) interpretando a una travesti. Bueno, al menos eso me decía. Hasta que el último día que tuve en Takiwasi, después de la yawar panga, la ayahuasca y otra infusión que sabía a agua de manzana, mientras paseaba por la plaza me topé con un ambulante que vendía películas en DVD. Entre los estrenos, encontré la película del ecuatoriano. La compré sin siquiera probarla. En Lima, semanas después, puse la película y solo vi media hora. Después la adelanté hasta dar con la escena. Me había dicho que había sido un papel corto. Y ahí lo vi, años antes de la heroína, con la piel lozana y la misma sonrisa que parece mueca. Una vez, años después, lo vi en Barranco. Se le veía bien. (M. B.).


STAFF

EQUIPO EDITORIAL VICEPRESIDENTE Guillermo Illescas Dall'Orso GERENTE GENERAL Javier Rivera Orams Subgerente de ImAgen Institucional & MarketinG Vanessa Velasco Vizcarra COMITÉ EDITORIAL Carlos Otero Davis . Raúl Rachitoff Cavassa Editor GENERAL. Manolo Bonilla Subeditora. Gloria Ziegler

CONSEJO DIRECTIVO PRESIDENTE Juan Antonio Ramírez-Gastón Wicht VICEPRESIDENTE Guillermo Illescas Dall’Orso DIRECTOR SECRETARIO Ulises Enrique Quiroga Parodi DIRECTOR PRO SECRETARIO Rafael Guarderas Radzinsky DIRECTOR TESORERO Jorge Iván Alonso Herrera DIRECTOR PRO TESORERO Fernando Javier Vallejo Barba DIRECTOR DE REMO Sebastián Federico Gracey Sierralta DIRECTOR DE DEPORTES NÁUTICOS Peter Kurt Schreier Reck DIRECTOR DE DEPORTES Juan Carlos Zevallos Castro DIRECTOR DE DEPORTES Óscar Luis Boero Echevarría DIRECTOR DE DEPORTES Jorge Alberto Porras Alvarado DIRECTOR FILIAL LA CANTUTA Jorge Rafael Petterson Ravettino DIRECTOR FILIAL SAN ANTONIO Roberto Facundo Santos Gueudet DIRECTOR VOCAL Carlos Vial Barredo DIRECTOR VOCAL David Roberto Mc Farlane Vidal DIRECTOR VOCAL Gabriel Seminario de la Fuente

JUNTA CALIFICADORA Y DE DISCIPLINA PRESIDENTE Alberto Varillas Montenegro MIEMBROS Carlos Siles Martínez Ulises Enrique Quiroga Parodi Carlos Enrique Mesa Angosto Eduardo Diez Martínez Pablo Armando Cabral Larrea Gonzalo Félix García Calderón Moreyra Héctor Gerardo Padilla Freyre Alfredo Daniel Silva Santisteban Díaz Alfonso Rivas Plata Arribasplata

DISEÑO, ARTE y Diagramación Patricia Sotomayor Harm Editor Fotográfico Alonso Molina coordinador de Deportes y Sociales Andrés Talavera Villamonte Productora General Kathia Rosas Abad REDACCIÓN Carlos Portugal. Andrés Talavera . Carlos Fuller Javier Wong Quiñones . Joaquín Salas FOTOGRAFÍA Enrique Castro-Mendivil . Musuk Nolte Antonio Sanyin Wu . Norma Lietzenmayer . Julio Vilches CORRECTOR DE ESTILO Juan Manuel Gauger Jefe de Publicidad Nathalie Rufino Avalos nrufino@clubregatas.org.pe Coordinadora de Publicidad Sofía Angélica Navarro Rengifo Tel: 213-4596 anexo 342 y 343 publicidad@clubregatas.org.pe EJECUTIVAS DE PUBLICIDAD Aissa Suárez Santander Tel: 213-4567 anexo 433 / Celular: 961975605 asuarez@clubregatas.org.pe Maria Jesus Salas Calvo Tel: 213-4567 anexo 368 / Celular: 942668320 RPM. # 942668320 / msalas@clubregatas.org.pe AGRADECIMIENTOS Dominique Millán Casos . Librería Sur Felipe Esparza . Celeste Cendoya . Mozhdeh Matin . Diana Samardzich . Cinthya Nuñez . Diego Muñoz . Emilio Macías Phantom Music . MALI . Asociación MATE . eCícero . Alberto Salcedo Ramos . Jordi Puig Impresión Cecosami Preprensa e impresión digital

REVISORES DE CUENTAS Santiago M. Collas Ambrossiani José Luis Bonifaz Fernández José Eduardo Aranda Tamayo.

Club de Regatas “Lima” - Av. Chachi Dibós 1201 Chorrillos, Lima, Perú. Tel: 213- 4567 www.clubregatas.org.pe Revista Regatas Publicación Oficial del Club de Regatas “Lima” Nro. 236 – Agosto 2013 Hecho el Depósito Legal Nº. 2001-2120 en la Biblioteca Nacional del Perú. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta revista.

REGATAS / 6


CARTA

SOY REGATAS

SOY PERÚ Por Antonio Ramírez-Gastón Wicht

BIENVENIDA. Nuevos asociados luego de la charla de Carlos García y el Presidente sobre la historia del Club.

n abril de este año, el Club de Regatas "Lima" fue nombrado por el gobierno, a través del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, como la primera Institución Embajadora de la Marca Perú, tal como lo acredita el documento recibido por Promperú, entidad promotora de la marca, donde se reconoce la trayectoria del Regatas como parte de la historia del país. Nuestro Club es un verdadero ejemplo de desarrollo, donde los asociados con espíritu emprendedor, visión a futuro, capacidad organizativa y disciplina financiera se enfrentaron al gran reto de ganarle terreno al mar, metro a metro, para construir poco a poco la sede principal de Chorrillos, para más tarde adquirir cada una de las cuatro filiales que configuran una oferta única e inigualable. Eso es un motivo de orgullo para los asociados. Es importante señalar que ganarle espacio al océano fue una obra sin precedentes en el Perú que permitió que Lima cuente con la vía expresa de la Costa Verde. Antes, el mar se estrellaba contra el acantilado. En el deporte, el Regatas también supo demostrar

REGATAS / 8

la calidad de sus miembros al conseguir constantes triunfos en diferentes partes del mundo que no hacen otra cosa que exhibir los valores y el pundonor de los peruanos, convirtiéndose en verdaderos embajadores de nuestro país. Hoy podemos decir con orgullo que ser asociado del Club de Regatas "Lima" es también ser embajador de la Marca Perú, y así enaltecer y mostrar todo lo bueno de nuestro país. Llevar la camiseta del Regatas es llevar la camiseta del Perú y todo lo que esto representa como compromiso que hemos adquirido. De ahí la importancia de mostrar a todos los asociados y a quienes nos visitan la cautivante historia de nuestro Club, de cómo se inició sin tener nada, salvo unos maderos sobre el mar. Justamente, para apreciar esta historia, hemos inaugurado una interesante galería de fotos que muestran desde la fundación del Club y su larga evolución, para recordar siempre a quienes lo hicieron posible. Es muy emotivo ver y sobre todo recordar, mantener viva la historia de fe y valor de las personas que apostaron por su sueño, y de las

que hicieron de la ilusión de ese sueño el motor del crecimiento sostenido del Club. Por eso, junto a nuestro asociado vitalicio Carlos San Martín, también conocido como Gaviota, estamos dando charlas de inducción a los postulantes y nuevos asociados para que conozcan el Club, aprendan su historia y de esta manera quieran y admiren al Regatas "Lima" por lo que ha logrado. Recordar con amor y admiración el comienzo del Club nos compromete a trabajar con amor y humildad en el presente, y mirando hacia el futuro, manteniendo viva la ilusión de seguir soñando por el desarrollo de una institución sólida y grande, mejorando su posicionamiento en el Perú y en el mundo, para sentirnos orgullosos embajadores de nuestra gran marca país. ¡Viva el Perú! ¡Viva el Club de Regatas "Lima"! Antonio Ramírez-Gastón Wicht Presidente


PLU MAS VELOCES las más rápidas del mundo

En las canchas de Villa Deportiva, las plumas vuelan. Por eso, los chicos de la selección de bádminton han acostumbrado sus ojos (y reflejos) para adivinar su trayectoria, para que no se escapen, fugaces. Las raquetas entonces se convierten en esas cazadoras de la eternidad.

bádminton

Un ensayo fotográfico de Enrique Castro-Mendivil

REGATAS / 10


S

REGATAS / 11


PORTAFOLIO

REGATAS / 12


REGATAS / 13


PORTAFOLIO

REGATAS / 14


REGATAS / 16


REGATAS / 17 REGATAS / 17


MÚSICA

DAFT PUNK

Cuando los robots se humanizan Escribe: Andrés Talavera Difusión

«Si todo el mundo se sabe los trucos, no hay magia», dijo Thomas Bangalter en una entrevista para la revista Rolling Stone. Él, junto a Guy-Manuel de Homem-Christo, forman el ecléctico dúo Daft Punk, que reaparece para poner en jaque la crisis de identidad que hoy sufre la música electrónica. Pasaron casi seis años desde su última gira trabajando en el que ha sido quizá, junto al The Next Day de Bowie, el álbum más esperado del año. Random Access Memories, el cuarto disco de los androides que revolucionaron la música dance, nos muestra su trabajo menos electrónico y más ambicioso. «Gastamos, fácilmente, más de un millón de dólares», comentó Bangalter en otro medio. Veinte reconocidos músicos admirados por los galos y una orquesta son los nuevos elementos de Random Access Memories. Esta vez los robots decidieron

ponerse en contacto con los humanos durante los 74 minutos que dura el viaje, adornado con ritmos funk, disco, rock progresivo y soft rock que evocan los géneros de sus infancias setenteras. La imperiosa necesidad de reinventarse en compañía de otro grupo se refleja a lo largo del disco, como si fuera una ópera que alcanza el nivel de reconocimiento en «Touch» y el momento cumbre del diálogo de los androides con los humanos en «Contact». Temas que no debes pasar por alto son «Give Life Back to Music», que abre el álbum; «Instant Crush», cantada por Julian Casablancas; los contagiantes rasgueos funky de Nile Rodgers en «Lose Yourself to Dance»; y «Get Lucky», interpretada junto a Pharrell Williams. Un álbum conceptual, de los que ya no se producen.

STEREOGRAFÍAS

FRANZ FERDINAND Right thoughts, right words, right action

Siempre correcto. Después de los singles Right Action y Love Illumination, a fines de agosto saldrá el nuevo material de Franz Ferdinand, luego de casi cuatro años de silencio. Los independientes de Glasgow —ojo: no son indies— participaron en cuanto festival fueron invitados y adelantaron algo del nuevo material que ya se encuentra en iTunes. «El intelecto versus el alma, tocado por alguna banda estúpida», dijo Alex Kapranos, guitarrista y cantante principal de la banda escocesa.

KEVIN JOHANSEN BI

Dividido en dos universos. El sexto álbum del argentino-alaskeño es un disco partido, obviamente, en dos, que combina cada canción entre el inglés y el español —aunque también canta en portugués como en Tan fácil—. «JOGO/Subtropicalia» es la primera parte, más vinculada a la música folclórica uruguaya y brasilera, que también cuenta con un par de milongas y tangos. FOGO/Pop heart, la segunda parte, va más orientada al ritmo anglosajón con las versiones de «Everybody Knows» de Leonard Cohen y «Modern Love» de David Bowie.

Agradecimientos a Phantom Music, donde puedes comprar estos discos. REGATAS / 18


ESCENARIOS

PAYASADAS. Aún puedes ver el espectáculo de La Tarumba hasta el 1 de setiembre en la carpa que tienen en Plaza Lima Sur.

CARICATO: UN ASUNTO DE PAYASOS EN LA TARUMBA DICEN QUE REÍR HACE BIEN Escribe: Joaquín Salas

Foto: Musuk Nolte

Con el subtítulo debería bastar, pero el último espectáculo de La Tarumba es eso y más. Es una metáfora escondida dentro de una carpa. Es el más reciente espectáculo de una institución de más de ochenta personas que alguna vez fue un grupo pequeño, que pasó de actuar en plazas a una carpa importada de Italia, de ser un grupo de teatro y circo a convertirse en una escuela con proyección social. El recorrido de La Tarumba para llegar a Caricato empezó con un sueño: fusionar el circo, la danza y la música para sacar sonrisas. El año es 1984. Un domingo doce de febrero, un grupo de cuatro artistas sentados alrededor de una mesa del bar Juanito en Barranco juraron sacar adelante un proyecto que conjugue el baile y la música en el arte circense. Así nacía La Tarumba. Eran tiempos de terrorismo y ellos se presentaban en provincias, en parques y plazas. «Transportábamos nuestro espectáculo en burro, camión o lo que fuere. Éramos un grupo de teatro, vivíamos en comunidad, en olla común y las ganancias las repartíamos por igual», recuerda Fernando Zevallos. Él y su pareja Estela Paredes compartían las mismas metas. El circo había sido la fascinación en la niñez de Estela en Arequipa y también la de Fernando en Lima. Ambos son fundadores del proyecto y quienes REGATAS / 20

lo impulsaron. Las presentaciones llevaron a La Tarumba al extranjero y a recibir propuestas de Alemania y Argentina para desarrollarse, pero decidieron quedarse en el Perú. Fundaron una escuela donde daban talleres, y en el año 2003 consiguieron el financiamiento para levantar una carpa gigante en Chorrillos. «Nos costó mucho conseguir un crédito bancario porque no había antecedentes del negocio del circo», cuenta Estela Paredes. Han pasado 29 años de La Tarumba y llega Caricato, la historia que combina a aquellos dos míticas "razas" de payasos: los Cara Blanca y los Augusto. Uno culto, solemne, pintado de blanco; el otro rebelde, lúdico, tonto e inseparable de la nariz roja. Uno necesita del otro: no podrían sobrevivir aislados. Son un complemento, en el que la risa borra toda diferencia entre ambos. «El circo es la excusa para llegar a la sociedad. ¿Dónde termina el escenario circense y dónde comienza la vida real?», se pregunta Fernando Zevallos. Caricato es un espectáculo con catorce caballos, veintitrés actores, entre acróbatas y trapecistas y jóvenes que hacen telas, ocho músicos encabezados por Chebo Ballumbrosio, seis libreas y todo un staff detrás de una impecable producción. La Tarumba esta vez se convirtió en un sublime asunto de payasos.


REGATAS / 21


cocina

EL VIAJE CULINARIO

Una experiencia sensorial distinta en Astrid&Gastón Escribe: Manolo Bonilla

Foto: Cortesía A&G

Después de dos historias gastronómicas, el equipo creativo de cocina de Astrid&Gastón

La Partida

Terrina de cuy

REGATAS / 22

supo reinventarse con solvencia. Ahora, en las paredes hay fotografías de formato cuadrado, en blanco y negro, con viñetas y detalles de La Punta. La alusión no es gratuita: El Viaje, el tercer menú degustaciónde A&G, cuenta la historia de la migración italiana al Perú —más precisamente, de La Liguria al puerto chalaco—, y La Punta, durante la década de 1930, acogió una nutrida colonia de genoveses —se dice que ellos fueron los que patentaron en ese distrito un plato exquisito como el musciame—. No solo eso: de los parlantes se escucha música italiana, como de fonda, como en La vida es bella. Ese es el preámbulo. Después, la bienvenida: un pequeño cartapacio marrón que contiene fotografías antiguas, el facsimilar de una carta escrita a mano y el menú, camuflado en uno de esos boletos de barco. La experiencia tiene cinco actos: «La Partida», «La Travesía», «La Integración», «El Triunfo», «El Regreso». Después del aperitivo, un negroni reinventado, llega a la mesa una maleta de cuero, con pequeños broches, que semejan la patria móvil del viajero que se despide de su madre antes de cruzar hacia el otro continente. Es también el recuerdo y, por eso, viene cargada de pequeños souvenirs . Así como «El Nido», primer acto del anterior menú degustación, «La Partida» es una puesta en escena: todo lo que se ve se come, aunque no parezca lo que es: un grissini con jamón y fruta, un bollo de queso y mermelada, costra de anchoveta, un bocado con alcachofa, un Baci salado con avellanas. Entonces se ingresa al terreno de lo lúdico, incluida la vajilla especialmente creada por artistas como Abel Bentín y Marcelo Wong. Después, de lo que se trata es de zambullirse en la sucesión de sabores de un imaginario que adivinamos porque pertenecen a un vocabulario conocido: tortellinis de alpaca, pesto y albahaca con fideos de papa (magistrales sobre un plato de Bentín), pan con chimbombo (en una versión que involucra el nitrógeno líquido), versiones deconstruidas del pastel de acelga, del musciame, del gnocchi, preparaciones con codorniz. Al final, una pirámide que contiene postres que remiten a una infancia dulce: cassata, tiramisú (del veneciano tirame sù), panettone de lúcuma. Mención aparte para esa especie de helado blanco, hecho con gorgonzola y reducción de beterraga. Parece un postre que en boca se devela como un manjar de queso.


REGATAS / 23


lecturas

LEER POR DEPORTE Dos boxeadores y un corredor conjurados en tinta

LA SOLEDAD DEL CORREDOR DE FONDO de Alan Sillitoe (Impedimenta, 2013) Colin Smith, el protagonista del relato que titula esta colección, es un adolescente que se convierte en corredor de fondo en un reformatorio de menores en Inglaterra. Allí cuenta cómo terminó tras las rejas por robar una panaderia y qué significa correr para él, contrapuesto con el desprecio que siente, tanto por las autoridades que quieren que gane el torneo, como por sus compañeros. Uwna guerra de clases, en donde está en juego su honradez.

SEGUNDOS AFUERA de Martín Kohan (Sudamericana 2005) Hay una pelea de box en 1923. En el ring se sacan la vida Dempey y Firpo. El primero estuvo en la lona diecisiete segundos, pero no le reconocieron la victoria a Firpo. En Buenos Aires, ese mismo año había llegado la radio para escuchar la narración del combate. Un hecho deportivo que se convierte en mito, en leyenda urbana, que el autor argentino logra hilvanar con maestría junto con otros sucesos contemporáneos en una novela de intrigas.

EL CAMINO DE AMÉRICA de Barú Thévenet (Astiberri, 2002) Said Boudiaf es un boxeador argelino que vive una paradoja: vive en Paris en el momento en que su país, una ex colonia francesa, libra su violento proceso de independencia. El autor es un crítico severo de esos procesos históricos de memoria colectiva y algo así, como un Michael Moore de la novela gráfica. Agradecimientos. Librería Sur (Pardo y Aliaga 683, SI)

Ebooks De periodismo narrativo EL TESTAMENTO DEL VIEJO MILE de Alberto Salcedo Ramos (Editorial eCícero)

EL BOMBERO AL QUE NADIE LLAMÓ de Wilbert Torre (Editorial eCícero)

La historia del músico Emiliano Zuleta Baquero y su enfrentamiento con el compositor Lorenzo Morales, mejor conocido como Moralito, desde que le dedicó La gota fría. Aquí, el periodista colombiano repasa sus vidas y cómo ese enfrentamiento apasionado se acabó resolviendo a punta de versos. Tantos que hasta sus autores perdieron la cuenta y, más tarde, supieron olvidarlos para terminar sus vidas en un mismo escenario.

Cuando el primer avión se estrelló en las torres gemelas, Rafael Hernández, un bombero mexicano, estaba a tres cuadras del World Trade Center y, en lugar de escapar, corrió en sentido opuesto, para ayudar a las víctimas. «Sintió un viento ligero y entonces lo entendió todo: había personas lanzándose al vacío». Y allí se quedo por dos meses, levantando piedras con sus propias manos, intentando rescatar a más personas. Agradecimientos a eCicero.es

REGATAS / 24


CUSTOM

Sanyin Wu

MARÍA PAZ PICASSO Squash. 18 años. Diestra Fuerza Físico Drive Concentración Antes había jugado cinco años bádminton, pero durante los últimos meses lucía desmotivada. La razón era más bien demográfica. En cada torneo internacional solo clasificaban cuatro o cinco representantes y ella se quedaba en Lima, apenas por un cupo, con las ganas de viajar. Así fue la mayoría de veces, hasta que se cansó y se despidió del deporte de la pluma. Junto a una amiga, ex badmintonista también, decidió practicar squash competitivamente. Se trata de un deporte que necesita una raqueta más pesada —casi setenta gramos más— y que, en el Club, no contaba con una sola mujer de su edad. Entonces tenía dieciséis años. Ahora es la única de su categoría. «Todo el día estaba rodeada de hombres y jugaba siempre con ellos. Me ponían siempre a un rival para que practique, no importaba si era mejor que yo o no. Así perdiera a cero, yo seguía jugando con todos», dice Picasso. Sus rivales juegan más fuerte y eso hace que los puntos se disputen en mayor tiempo. Ella lo considera una ventaja, aunque a veces le juegue en contra al competir en torneos en los que no hay categoría para mujeres. Para Picasso, el squash es mucho más exigente que el bádminton en el aspecto físico. Ahora ya tiene aprendidos los movimientos en la cancha y se mide con los mejores del Regatas y de otros clubes. Ha ido evolucionando desde aquella vez que quedó tercera en un torneo nacional Sub 19 hasta este año, en el que ha logrado sus primeras medallas internacionales. Fue tercera en doble mixto en el Sudamericano realizado a inicios de año en Colombia y quedó segunda en el abierto de Brasil en junio. Esa misma medalla fue el regalo que le hiciera a su padre por no haber estado con él en su día. En menos de tres meses cumplirá diecinueve años y pasará a la categoría de mayores, siendo una de las pocas mujeres jóvenes que juega squash en el país. «Le he ganado a jugadoras de primera que tienen cinco o seis años de experiencia. Siento que estoy en buen camino», dice Picasso, quien estudia en la universidad por las mañanas y entrena por las tardes, incluidas las de los sábados. A veces tiene tiempo para ayudar a su mamá en la cocina, preparar algún postre, ver un nuevo episodio de Grey’s Anatomy y seguir los partidos por Internet de Miguel Ángel Rodríguez, el colombiano de diecinueve años que destaca a nivel regional (Andrés Talavera).


REGATAS / 26


JUAN CARLOS VERME

UN DELICADO COLECCIONISTA

EN EL FEROZ

MERCADO DEL ARTE En Zúrich, cuidad suiza donde pasó su adolescencia, hacía visitas semanales al museo de la ciudad. En casa, su mamá también atesoraba piezas de arte contemporáneo. Cuando regresó al Perú, después de asumir cargos importantes en el directorio del grupo empresarial más importante del país, fue director del MALI desde el 2005. Hoy sigue siendo presidente del directorio del museo, y es uno de los coleccionistas privados más sesudos. Para él, comprar arte se puede volver obsesivo, compulsivo. Escribe: Manolo Bonilla

Foto: Alonso Molina

REGATAS / 27


ENTREVISTA

u nombre figura en Motherfuckers Never Die. Se trata de una obra conceptual del artista peruano Jota Castro, que produjo solo doce copias: una lista con los cien coleccionistas más importantes del mundo dispuestos en un letrero luminoso. La lógica es que los que aparecen en la lista son los únicos que pueden acceder a comprar la pieza. Es, claro, una tomadura de pelo, una parodia acerca de las subastas y el mercado del arte. Por supuesto, a Juan Carlos Verme eso no le hizo mucha gracia, sobre todo porque fue uno de los primeros en el Perú en comprar una obra de Jota Castro, que ya por entonces estaba instalado desde hacía años en Bélgica. Durante un tiempo, a inicios del siglo XXI, solo hubo dos peruanos, empresarios y coleccionistas, que tenían obras de Castro en Lima: Eduardo Hochschild Beeck y Juan Carlos Verme. En Perú, el coleccionismo, aunque en vía de crecimiento, aún es incipiente: apenas hay alrededor de dieciocho en todo el país. En Suiza, por mencionar una meca del arte donde se realiza Art Basel, la feria más grande de arte en Europa, hay casi cinco mil coleccionistas. Aquí, en Lima, se conocen la mayoría y a veces se encuentran en ferias internacionales. Otras veces, incluso, son amigos y coinciden en algunas aficiones. Por ejemplo, junto con Armando Andrade, otro exquisito coleccionista que empezó coleccionando huacos que valían lo que vale una golosina, comparte la pasión por la cerámica Chancay. Pero la historia de Verme empieza mucho tiempo atrás, cuando estudiaba en Zúrich. Recién cuando regresó al Perú, a los 24 años, se dio cuenta de que había pasado más de la mitad de su vida en la ciudad suiza. Allí estudió la secundaria y pasó por la universidad. Allí visitaba semanalmente el museo de Zúrich. Allí, en casa de su madre, estaban las primeras piezas de arte contemporáneo que vería de cerca en su vida —recién a los dieciocho empezaría a coleccionar por su cuenta—. En 1990, dos años después de su retorno al Perú, se convertiría en director del Banco de Crédito del Perú. Desde entonces, empezó a destacar en el mundo empresarial, ocupando puestos importantes en varios directorios del grupo Romero, y ese acento que adquirió en Zúrich no lo abandonaría más. REGATAS / 28

En 2005, su historia con el arte iniciaría otro capítulo. Porque entonces Lima no era esta ciudad que demanda arte, que tiene exposiciones cada semana, que tuvo dos ferias de arte internacionales la misma semana. Antes, Lima era un páramo cultural. Y, en ese contexto, Verme asumiría la presidencia del Museo de Arte de Lima (MALI). Había recibido la invitación del anterior presidente, Walter Piazza, y él aceptó. Tenía la sensibilidad artística, pero no tenía la menor idea de cómo gestionar un espacio así. Sin embargo, muchos coinciden en que, durante su gestión, el museo recobró prestigio y ganó mayor presencia en la escena artística en Lima, sobre todo dándole espacio al arte contemporáneo. El MALI suplió ese vacío inarticulado, oscuro. Sin embargo, Verme es consciente de su labor: «El museo no lo he inventado yo, ni Natalia Majluf —actual directora— ni mi equipo. Antes, se hizo lo que se pudo hacer en un entorno sumamente difícil». De su labor de aquellos años y de su trabajo hoy, de su afición al coleccionismo y del futuro panorama para el arte, trata esta entrevista. Para hablar con Verme, hay que esperarlo en su oficina en el centro empresarial de San Isidro. Allí, en el grupo Centenario, una de las empresas inmobiliarias más importantes del país, Verme tiene su despacho, bien distribuido, luminoso, con pequeños destellos de arte que aparecen por ahí, sin mucha ostentación: un pequeño mural, una escultura, una silla de diseño y unas piezas de cerámica que parecen (pero no son) un rompecabezas. Durante diez años, cuando la ciudad no tenía un museo de arte contemporáneo, el MALI se encargó de visibilizar esas prácticas de arte, más contemporáneas, que antes no existían. El MALI intenta cubrir todas las épocas del arte peruano. Entonces trató de cubrir todos los soportes y vehículos, sea pintura, video o fotografía. A la vez, lo que hacemos en las muestras temporales es traer arte extranjero. Tratamos de ser un museo que hace muchas cosas a la vez, justamente para suplir una carencia que todavía existe. Se ha avanzado mucho en estos diez años, que es el periodo crítico de desarrollo no solo para las artes visuales, sino también para el cine peruano, la gastronomía, la moda. En mi gestión, pedí que se ampliara ese patronato, y aunque hubo cierta reticencia inicial, que por suerte se venció, hoy estamos en cien miembros, cuyo tercio son mujeres y hay gente de todas las edades. Algunos critican ese lado social del MALI, cuando se alquila para fiestas y bodas. Me parece una crítica injusta. El presupuesto anual del museo bordea los 12 millones de soles. Todo ese dinero se obtiene por gestión propia. Nadie nos regala nada. Si no necesitáramos hacer fiestas, no las haríamos. Pero es una función social. El Guggenheim y el MET también las hacen. No es que quiera copiarlos por eso y tomarlos como modelo, pero quienes nos critican

diciendo que alquilamos el MALI no nos aplauden cuando con ese dinero compramos un buen Sabogal, por ejemplo. Pareciera que desde distintos sectores se dieron cuenta de que existe un creciente mercado del arte, que genera ganancias y que mueve grandes cantidades de dinero. Tengo sentimientos encontrados porque veo posibilidades y peligros en la injerencia del mercado sobre el arte. Creo que debería servir como un posibilitador para que los artistas tengan la capacidad material de producir. También está claro que hay un extremo: cuando se produce para vender y se compra para especular. Ese es el camino equivocado. Al final, se termina comprando obra de poco valor artístico y eso, en algún momento, es reconocido (espero) por el mercado y el público. Mi impresión es que, en los últimos años, la magnitud del comercio ha fagocitado la producción artística. ¿Los motivos que llevan a comprar a un coleccionista son siempre los mismos? Varían en la vida. Hay gente que desde un comienzo parte con una idea fija y la lleva hasta el final. En mi modo de comprar he ido cambiando, desde estrategias, apetencias, foco y gusto. Solía comprar muy focalizado y ahora compro en un espectro más amplio de arte contemporáneo. La nacionalidad es algo que no me interesa, salvo el caso peruano. No lo hago por chauvinismo sino por apoyar a la comunidad local. Comprar arte es acceder a esos objetos, a las personas que los producen; es una forma de aprender sobre el mundo, de conocer gente valiosa; y es, sobre todo, una forma de reflexionar. Para una persona acostumbrada a consumir y ver arte en ferias alrededor del mundo, ¿se hace más difícil encontrar algo que sorprenda? Estoy saturado de ver ferias. Ahora solo me circunscribo a las bienales. Alguna vez, hace cinco años, llegué a visitar ocho ferias repartidas en varios países en solo ocho meses en el mundo. Pero la capacidad de asombro no se pierde, salvo que uno esté deprimido. Y cuando eso sucede, siempre me ayuda salir a comprar arte, me ayuda a salir del blues. Claro que no compro todo lo que me asombra. Hay épocas en las que me autolimito y bajo la velocidad de compra. Esto de comprar arte se puede volver obsesivo, compulsivo. Uno tiene que autorregularse y cuidarse y ver ese impulso de una manera crítica. Hace poco, Lima tuvo dos ferias de arte simultáneas. ¿Sientes que era una ciudad que ya estaba demandando dos eventos así? He escuchado que sí fueron exitosas. Como fenómeno y aporte a la ciudad de contenido para la agenda cultural, fue fantástico. Festejé que fueran dos ferias y no solo una, porque tenían características distintas y servían a propósitos y públicos diferentes.


HARTO ARTE. Juan Carlos Verme sostiene entre manos el reciente libro, editado por el MALI, sobre la obra pictòrica de Josè Sabogal, el gran pintor indigenista. Verme es asociado del CRL desde 1987.

«En el Perú tenemos las mejores colecciones de arte histórico de Sudamérica pero no tenemos los mejores museos. ¿Cómo eso es posible? Nos falta trabajar en ellos. ¿Cómo puede ser que los museos estatales tengan solo una colección permanente, inamovible?» ¿Sirvió para poner a Lima dentro del panorama de coleccionismo en la región? Antes que eso, sirvió para fijar el tema del arte dentro de Lima, que me interesa mucho más. Por supuesto sucedió lo que dices, que la inserta mejor dentro del circuito regional. No solo atrajo buenas galerías del resto del continente sino también algunas europeas, y vinieron curadores y coleccionistas que tuvieron visitas guiadas, privadas. En suma, por unos días, Lima habló de arte. Desde siempre el turista que viene al Perú busca cultura por encima de todo. La diferencia, quizás, es que ahora paran en Lima. Y eso se inserta dentro de esa oferta de arte. Pero para mí lo importante es que los que vivamos aquí tengamos suficientes contenidos de calidad. Desde el MALI, nuestra principal misión, como la entiende mi consejo, es formar un público, crear la urgencia de ir al museo, a ver arte. ¿Tenemos museos capaces de recibir a esa cantidad de personas? Ese es un tema que me obsesiona, porque en

el Perú tenemos las mejores colecciones de de arte histórico de Sudamérica pero no tenemos los mejores museos. ¿Cómo eso es posible? Nos falta trabajar en ello. Por no hablar por los de Cuzco y Chiclayo. ¿Cómo puede ser que los museos estatales tengan solo una colección permanente que es inamovible, que lo mismo que viste hace dos meses estuvo seis meses y también hace tres años? No se genera un discurso museográfico y para eso hay que armar muestras con las colecciones en los museos públicos y privados. La lectura puede ser que los mejores museos en la ciudad son los privados, como el caso del museo Larco. ¿Se debe privatizar el arte? Eso no tiene que ser así. El hecho de que sea público no significa que tenga que ser malo. Hay museos públicos extraordinarios; los mejores del planeta son públicos: Louvre, la National Gallery, el Centro Pompidou. Hay que trabajar, y mucho. Es urgente hacerlo pronto porque estamos perdiendo tiempo que no se recupera. Falta un

sentido de urgencia en el aparato estatal. Cada año que no muestras eso, son años perdidos. Ojo: no tengo nada en contra de los museos públicos. Pertenezco de distintas maneras a dos museos públicos, a la fundación Reina Sofía en España y a dos comités de la galería Tate de Londres. ¿Tu lectura del panorama, al final, es optimista? Tiene que serlo. Tenemos colecciones extraordinarias y un público por formar. Faltan escuelas de arte, más gestores de patrimonio cultural, críticos y curadores. Una de las cosas que me animaron a tomar la presidencia del MALI y a mostrar más arte contemporáneo de lo que se había hecho hasta entonces era el convencimiento de que habían muy buenos artistas en el Perú. Muchos de ellos, como Milagros de la Torre, por ejemplo, viven en el extranjero. Por eso era tan importante que el MALI funcione como un plataforma, para dar a conocer la obra de estos artistas en el Perú. REGATAS / 29


DESTAQUE

PAULA SANTOS

EL SILENCIO DE UNA ATLETA Competirá en el próximo Sudamericano de Menores de Atletismo, pero todavía no parece emocionada. En los entrenamientos se esfuerza por estar sola. Su madre dice que es imposible sacarle una palabra y hasta su psicólogo deportivo se queja de que no habla. ¿Qué trama una corredora cuando se queda callada?

Escribe: Joaquín Salas

Paula Santos

Foto: Alonso Molina

es una de esas deportistas

que parecen tener exceso de humildad. Dice que hasta ahora no ha hecho nada grande, que ninguna de sus carreras fue significativa, que no admira a ningún atleta y, por lo tanto, no quiere ser como nadie. Solo corre por el placer de correr, como ahora que corre bajo la llovizna. Es una mañana fría de agosto y entrena para el próximo Sudamericano en el estadio Gálvez Chipoco, en Barranco. Desde allí se escucha a los cobradores de las combis que pasan por la avenida Grau y una salsa con la que hacen ejercicios un grupo de mujeres en el piso superior de esa construcción celeste, de paredes descascaradas. Los demás atletas trotan en grupos de dos o tres y avanzan a

REGATAS / 30

la par, pero Santos no. Ella corre sola, en el extremo opuesto de la pista. «Yo soy de esos a los que no les produce sufrimiento el hecho de estar solos —escribió el autor japonés Haruki Murakami en De qué hablo cuando hablo de correr—. Correr cada día durante una hora o dos sin hablar con nadie, o pasar cuatro o cinco horas escribiendo a solas y en silencio frente a una mesa, no me resulta especialmente duro ni aburrido». A Santos lo de correr sola tampoco. De hecho, parece esforzarse por mantenerse alejada y en silencio. Colin Smith, el atleta que protagoniza La soledad del corredor de fondo —ese relato que consagró al escritor inglés Alan Sillitoe—, también corría solo durante las mañanas

heladas. Estaba tan metido en sus pensamientos que avanzaba y doblaba curvas sin darse cuenta. Ella, sin embargo, esta mañana parece buscar lo contrario. Trata de enfocarse en la técnica, sin que nada la distraiga. «Necesito concentrarme para mantener bien la carrera —dirá la atleta horas después—. De eso, del impulso para llegar bien a la tabla, depende un montón el salto. Si tengo una buena carrera, lo más probable es que tenga un buen salto». Cuando empezó a correr, hace cinco años, no tenía idea de lo que era la exigencia deportiva. Empezó en una competencia del colegio simplemente porque le dijeron que era buena. «Me gustaba porque era un deporte que lo podía practicar cualquiera, no importaba


REGATAS / 31


DESTAQUE

«Necesito concentrarme para mantener bien la carrera. De eso, del impulso para llegar bien a la tabla, depende un montón el salto. Si tengo una buena carrera lo más probable es que tenga un buen salto».

SALTOS. Paula Santos dice que hasta ahora no ha hecho nada grande, que no admira a ningún atleta y, por lo tanto, no quiere ser como nadie. Solo corre por el placer de correr.

REGATAS / 32

si eras flaco o gordo o chato». Intentó con el salto largo, con el que obtuvo una medalla de bronce en el Campeonato Nacional Juvenil del 2011 y participó del Sudamericano Escolar dos años seguidos; con postas, donde se quedó con otra en el Campeonato Nacional de Menores 2012; y luego con velocidad y vallas; hasta que llegó al salto triple hace un año. «Hubo momentos en que me cansé, pero no quiero dejarlo porque esto es lo que me desahoga. Correr es parte de mi vida», afirma. Cuando por las tardes, después de clases, entrena en la pista de Villa y a todas sus amigas les quedan otras dos horas para seguir haciendo lo que se les venga en gana, ella piensa en la meta: en la carrera de aproximación, en ese salto parecido a un brinco que tiene que dar con la pierna derecha, en el segundo, como un paso largo y el último salto de longitud hasta caer en la fosa de arena. «Todo el tiempo estoy pensando en la técnica, en qué cosas tengo que hacer o mejorar. Es un salto muy complejo y todavía sigo aprendiendo». «Correr la foguea —explicará días después Carla Vázquez, su madre, por teléfono—. Paula no habla. Hasta el psicólogo se queja de lo introvertida que es, y el atletismo le ayuda a descargarse. No sé si fue ella la que encontró esta técnica, o más bien su profesor la ha ido rotando hasta que llegó al salto triple y ella hace todo lo que dice el profesor sin cuestionar. Es así: tú le dices lo que tiene que hacer y lo hace. No es renegona ni majadera». Dicen que al principio lo hacía como otra de las tantas tareas que tenía que hacer durante el día, como esas cosas que esperan que uno haga. Pero con el tiempo le fue tomando el gusto y ahora, cuando algo no le sale, se pone de mal humor y es capaz de llorar, aunque si fuera por otro motivo no soltaría una lágrima. «Cada vez está más metida —contará su madre— y su profesor dice que es perfecto para ella porque es una prueba totalmente técnica, y por eso es una de las más difíciles. Entonces necesita a alguien dócil pero que también sea muy fuerte». Eso fue justamente lo que la convirtió en una de las mejores corredoras jóvenes del país que hacen salto triple. Y cada vez se ha vuelto más humilde, lo que es lo mismo que decir que cada vez se exige más. Su mejor salto fue hace un año y medio en La Videna. Hizo una marca de 11,21 metros en un torneo evaluativo, pero después no la pudo repetir. Ahora, que anda concentrada en el Sudamericano, está decida a superar aquella marca. Por eso, está más callada que nunca.


REGATAS / 33


ELLAS

ANDREA TREGEAR La artista y el acrĂ­lico Escribe: Carlos Portugal

REGATAS / 34

Foto: Alonso Molina


Aprendió del arte al lado de su abuela, ayudándola a diseñar alfombras. Descubrió el acrílico en un taller de La Victoria y nunca pudo dejarlo. Cree en el arte con significado y no podría diseñar solo por vender. Sonríe cada vez que su hijo de seis años muestra con orgullo las obras de su mamá ante sus amigos.

Yo no busqué el acrílico, nos encontramos. Tenía 17 años, estudiaba Diseño de interiores y en un curso tenía que hacer una maqueta. Visité a un acriliquero en un taller de La Victoria y empecé a ir después de clases a ayudarlo. Recuerdo que lo acompañaba a comprar materiales y al ver la cantidad de colores me sorprendía de pensar que el acrílico solo se utilizaba para motivos industriales: repisas, colocar teléfonos. Allí nació mi curiosidad. ¿Por qué un material tan perfecto, de colores tan fuertes, con esa característica traslúcida, se utilizaba para cosas tan simples?

Encontré el lugar en el que vivo por instinto. No había entrado. Simplemente vi el exterior y dije: «Aquí es, aquí será mi casa». Así he construido mi vida: con el instinto. Es algo que también me define. No me gusta dejarme llevar por la gente. Creo que si me llama algo, debo hacerlo. Por ejemplo, al crear algo, no me gusta pensar en qué le gustaría a los demás. No quiero hacer arte por vender. No me gustaría ser una máquina que hace productos industriales. Me gusta experimentar, jugar. Los estímulos son muy importantes para eso: viajar, conocer. Cuando estás creando no puedes quedarte en tu metro cuadrado.

Empecé haciendo collares y pulseras de acrílico para mí. Todos se me quedaban mirando. Me di cuenta de que era como descubrir una joya. Lo he utilizado para todo: mesas, sillas, collares, adornos. Es increíble que nos hayamos encontrado así, sin forzarlo. Un día, ya cuando era madre, me pregunté: ¿Quién soy? ¿Qué me define como artista? En ese momento, entendí que era el material. Es el acrílico y todo lo que puedo lograr con él.

Mi abuela se llama Elvira, era artista plástica y hacía alfombras. Como a mí, le encantaba hacer las cosas de su casa. Cuando yo tenía cinco años, la ayudaba a hacer alfombras. Escuchaba sus historias sobre pinturas, sobre esculturas. Me enseñó que nada era feo: por más que sea algo denso, puede ser interesante. Me hacía pintar. Con mi abuela nació ese vínculo fuerte. Hablábamos de la neblina, de los colores. De adulta me he dado cuenta de que ella ha sido el referente artístico más fuerte en mi vida.

El acrílico ha sido un descubrimiento constante. Saber que cada color debe estar en el horno a un tiempo distinto. Aprender, fallar, lograr. Aún no estoy muy dispuesta a mostrar mis trabajos; en realidad soy tímida. Recién he colgado mis piezas en Internet, porque era una necesidad. Es curioso que yo sea tímida y los colores del acrílico tan fuertes. Es un material que habla por sí mismo. En el proceso de creación ocurren muchas cosas. Siento que cuando vas con algo trazado para una pieza, te pierdes de ese proceso. En este proceso es que la obra va cambiando y se vuelve algo que comunica, que tiene historia, que transmite. Una vez, veinte piezas de acrílico se me rompieron. Empecé a ver miles de pedacitos brillantes de colores en el suelo y dije: «Algo debo hacer con esto». Los junté, los pegué con resina y apareció la técnica que hoy más amo: reutilizarlo. Cuando estoy en mi taller y miro los pedazos que sobraron, es increíble empezar a crear algo sin saber cómo terminará, ir juntando una pieza encima de otra y ver aparecer una composición. Es como un rompecabezas natural. Me atrae esa libertad al crear. No me gusta llevar agendas ni estar «parametrada». Por suerte, el arte me permite ser independiente y disponer de mi tiempo. Creo que el arte debe contar una historia. ¿Qué te demanda hacer algo? Debe existir una consistencia. No me gusta crear por simplemente decorar. Cuando hago, por ejemplo, una mesa, me gusta que se sienta el material, la textura. Una vez me dijeron: «Andrea por qué no imprimes esas figuras y las colocas. Así, no te das el trabajo de usar más acrílico». Para mí no es lo mismo, lo que me interesa es lograr el desarrollo del material al máximo, conocer hasta dónde se puede llegar.

Todo el tiempo van y vienen ideas pero lo importante es detenerse en una. Ocurren en cualquier momento, cuando miro algo, al leer un buen libro, al caminar. Me gustaría poder hacer más cosas que imagino, pero todo pasa volando. Hace poco fue feriado y no me di cuenta, me pasa eso, me quedo trabajando en mi taller porque me gusta involucrarme por completo cuando desarrollo una pieza. Es curioso, pero cuando voy a trabajar una idea definida, al final sale algo completamente diferente. Se ha perdido el valor de no hacer nada, de caminar, de pensar, de estar solo. ¿Te has dado cuenta de que hoy el mundo va mucho más rápido? Hoy todos corren. Me gusta tomarme mi tiempo para producir algo. Me encanta investigar y buscar nuevos materiales. Soy muy curiosa. Si pudiera no tendría teléfono, ni internet, ni nada. Poder ser libre, disponer de mi tiempo. Pero no se puede. Debo estar en comunicación con mi hijo y él es lo más importante. Me encanta caminar con mi hijo Cristóbal, conversar con él, ir al Club, mirar el cielo, preguntarle por los colores, por las plantas, ir a los talleres juntos. Él siempre me sorprende: tiene una motricidad muy fina, construye mucho, diseña juguetes con materiales reciclados. En calidad de trabajo, de arte, Cristóbal está muy estimulado y sabe que puede. Me hace sonreír cada vez que vienen sus amigos y él les dice: «Mi mamá hizo esto». Es como un reconocimiento que él entiende y se siente orgulloso. Mi casa está llena de mis diseños. Ahora estoy haciendo una alfombra para Cristóbal. Nunca se por qué no las compro, pero así me gusta: hacer las cosas con las que vivo, vivir para crearlas.

REGATAS / 35


DESTAQUE

alejandro rodríguez

a tiempo completo ¿Un arte marcial es para toda la vida?

Escribe: Javier Wong Q.

Foto: Alonso Molina

Resulta curioso que Alejandro Rodríguez piense, a los dieciocho años, en el momento de colgar el casco y las rodilleras y dejar las competencias. Es una mañana en la cafetería de la Universidad del Pacífico y sus clases han terminado, pero aún conserva los lentes de montura gruesa. Rodríguez, que estudia Ingeniería Empresarial y disfruta jugando Assasin’s Creed, el mismo que causó sensación en el Mundial Juvenil de Taekwondo el año pasado, ahora explica los orígenes de la técnica de defensa militar que nació en la Guerra de Corea. «Cada una tiene su estilo pero el que más se practica, el de los Juegos Olímpicos y torneos oficiales, es el de Corea del Sur», dice Rodríguez. Como en el Mundial de Egipto en 2012. Allí, en la ciudad de Sharm El Sheikh, Alejandro Rodríguez sudaba a chorros. «El calor era horrible, calentaba y ya estaba todo mojado», recuerda. Pasó la primera ronda por sorteo y luego les ganó al afgano Abdul Abdul REGATAS / 36

y al búlgaro Tsanislav Dimov, que apenas le llegaba a la nariz. En ese momento, Rodríguez comenzó a atraer miradas. Otras selecciones lo grababan, observaban su estilo, sus golpes. Hasta entonces ningún otro peruano en su categoría había quedado entre los diez mejores del mundo. Alejandro Rodríguez estaba haciendo historia. Su siguiente pelea definiría si ganaba medalla o no. Parado frente al bielorruso —alto y macizo como un ropero—, Alejandro Rodríguez sintió un pico de adrenalina, algo parecido a la presión. Era el primer peruano de su edad que iba a pelear por una medalla en el Mundial de Taekwondo. Cuando empezó el enfrentamiento, Yahor Dunayeu le clavó una patada en la sien. Le adjudicaron tres puntos y, desde ese round, el combate no tuvo vuelta atrás: Dunayeu le ganó la pelea y Rodríguez estaba molesto. «Se me había escapado la medalla de las manos», cuenta ahora en la cafetería de su universidad con una

taza de té, ya frío. Recuerda que lloró porque todavía no se daba cuenta de lo que había logrado: se había convertido en el quinto mejor taekwondista juvenil del mundo. Tiempo después, en Lima, su familia, entrenadores y amigos le prepararon una fiesta sorpresa. «Jamás me había sentido tan feliz». --Andre Agassi, el tenista norteamericano de las devoluciones imposibles, se retiró hace siete años en el Abierto de Estados Unidos. El público lo ovacionó de pie y él devolvió el saludo mandando besos volados a cada tribuna. En 1996, cinco años después de alejarse de las canchas, César Cueto, el poeta de la zurda, participó en un partido amistoso entre Alianza Lima y Real Madrid. Los jugadores del equipo español miraban,


REGATAS / 37


DESTAQUE

embobados, cómo el volante peruano repartía pases de lujo. Hay deportistas que se resisten, que no quieren pensar en lo que ocurrirá cuando el cuerpo no soporte más. Entonces sienten pánico de solo pensar en el retiro. Otros, como Agassi y Cueto, no. Alejandro Rodríguez quiere seguir esos ejemplos. Su vida ha estado marcada por el taekwondo y repite que si no hace deporte durante un mes se suicidaría. Ha llegado a entrenar siete horas diarias, se ha fracturado el pie, ha perdido muchas veces seguidas y también se ha cuestionado si debía seguir con ese deporte de reflejos felinos y golpes certeros. Pero sigue. No perdió el tiempo después de caer, siguió entrenando y recuperó el ritmo perdido. «No puedes competir sin un estilo porque el punto clave es uno mismo», dice el mayor de los Rodríguez, que siente que adquirió un compromiso permanente con el taekwondo: se ha convertido en su forma de vivir. El retiro, en realidad, no existe. Llega un punto en que el cuerpo siente las patadas, pero la cabeza ya no. --De noche, en el malecón del Club, el viento frío parece golpear. Mientras caminan por ahí, dos figuras se acompañan, como cuidándose las espaldas. Es Alejandro Rodríguez y su padre, Alfredo. Cuando era un niño de tres años, Alejandro era más bien inquieto y a su padre le recomendaron que lo hiciera practicar algún arte marcial. «Mi esposa vino a ver una clase. Hicimos que pruebe y se enganchó», dice Alfredo. Ahora, quince años después, se muestra agradecido del deporte de las patadas altas. En casa de los Rodríguez, se habla más de taekwondo que de fútbol. «A veces voy al estadio y ninguno quiere ir». Sus otros dos hijos, más pequeños, también practican taekwondo. «En dos años, Alejandro tendría que ser el campeón nacional de mayores, pero me interesa más que vaya subiendo en el ranking internacional. Todavía tiene para rato en este deporte». La meta es el Mundial de Rusia en 2015. «El Taekwondo es muy ingrato», dice Alejandro Rodríguez, que reconoce lo rápido que uno puede llegar a olvidarlo. Moverse dentro del cuadrilátero, atacar, defenderse: todo requiere práctica. Este año, ha entrado a la categoría de mayores. Necesita hacerse un nombre a base de triunfos y grandes peleas, como las del Mundial de Egipto y esa revancha que —espera— tendrá con el bielorruso Yahor Dunayeu, actual campeón juvenil de Asia. Entonces no habrán excusas que valgan. REGATAS / 38

Se convirtió en el quinto mejor taekwondista juvenil del mundo. Llegó a entrenar siete horas diarias, se fracturó el pie, perdió muchas veces seguidas y también se cuestionó si debía seguir. Pero sigue. No perdió el tiempo después de caer, siguió entrenando y ahora apunta al Mundial de Rusia en el 2015.


GENERACIÓN. Durante su aprendizaje, Seminario siempre tuvo a quién ver al lado, amigos y compañeros suyos, casi de su edad, con sus mismas ganas y metas. REGATAS / 39


LINAJES

DOS QUEVEDO DOBLE DOSIS DE PRECISIÓN Escribe: Carlos Portugal

Foto: Sanyin Wu

Dicen que los primeros en jugar bochas fueron los egipcios y que luego los romanos y griegos las impulsaron. Miles de años después, un padre y su hijo comparten la misma pasión que atrapó al Capitán Drake, a Juan Pablo II y al médico griego Hipócrates. ¿Cuánta historia se juega al arrojar una bola de mil doscientos gramos?

REGATAS / 40


—Por favor, demoren las firmas —dice Álvaro Quevedo Flores cuando atiende el celular que había dejado en la mesa, junto a la cancha de bochas. Lo esperan en una notaría para cerrar un trato pero él se toma su tiempo para terminar la partida. «Era necesario acabar con el juego —explicará después—. Dejar colgado a un amigo no es parte de esto». Juega desde hace más de cincuenta años y ahora su hijo, Álvaro Quevedo Vargas, también lo acompaña. Los dos son ingenieros y saben que, en las bochas, el azar debe ser un elemento controlable: un problema de trigonometría. «Las bochas tienen que ver con la composición de fuerzas y ángulos, del ángulo de incidencia y del de reflexión. La velocidad se debe calcular con la masa y la distancia que recorrerá la bola», explicará Quevedo Flores, y su hijo, mientras deslice la bola verde para arrimarla al bolín, contará que la temperatura también es importante, que con el calor la bola va más rápido. Ambos ocupan posiciones claves durante el juego: el padre es bocheador y el hijo arrimador. «Un arrimador es el que inicia la partida, el que tiene que colocar la bola lo más cerca posible al bolín y luego viene el turno del bocheador, que es así», dirá Quevedo Flores mientras haga colapsar la bola, que momentos antes tenía en sus manos, con la verde que su hijo había lanzado cerca del bolín. Afuera de la cancha, las posiciones de juego de los Quevedo cambian. En Atlas, la empresa constructora que Quevedo Flores fundó hace cincuenta años, es el padre quien desde el inicio arrojó la bola lo más lejos que pudo y ahora su hijo debe rematar para hacerla crecer.

--El rey Enrique VIII, aunque era un fanático de las bochas, las prohibió diciendo que eran un vicio para los trabajadores del imperio británico. Era un regla, claro, que funcionaba con la lógica del «Haz

lo que yo digo pero no lo que yo hago» y el único lugar habilitado para jugar fueron los jardines reales y, por supuesto, de manera clandestina en algunos bares. «Tuvieron que pasar más de trescientos años para que en 1845 se levantara la prohibición», cuenta ahora Álvaro Quevedo Flores. A su lado, en la cancha de bochas del Club Regatas, está sentado su hijo Álvaro. También tiene el pelo lacio y los ojos claros. Frente a ellos, hay varias mesas y sillas y, al fondo, una cocina donde con sus amigos se turnan para preparar la comida. «Las bochas es amistad», dice el mayor y su hijo asiente. Fue ese inicio clandestino en los bares europeos el que parece haber creado una confraternidad entre los jugadores. Al inicio era un secreto prohibido que compartían, que los hacía cómplices. Y ahora, a casi ciento setenta años de su legalización, los partidos llegan a volverse una excusa para conversar durante dos o tres horas. «Cuando es un entrenamiento, se habla de todo, pero durante el torneo, se va conversando solo del desarrollo del juego», aclara Álvaro Jr. De chico él ya veía jugar a su padre, pero prefería jugar fulbito con sus amigos de vez en cuando. Recién a los 44, cuando se le ocurrió acompañarlo a uno de sus partidos, se encontró con aquel deporte que había visto a lo lejos durante tanto tiempo. «A los ocho meses ya estaba entrenando con la selección del Regatas. Nunca me había comprometido tanto con un deporte», cuenta ahora. Frente a ellos, en un televisor se ve un partido de fútbol. Los Quevedo hablan entre ellos y alrededor algunos curiosos alzan la vista para ver cómo va el marcador. «Sería increíble que las bochas despierten ese interés», dice el mismo hombre que demoró varias décadas en acercarse a la gran pasión de su padre. «Es un deporte de los egipcios, romanos. Hasta el papa Juan Pablo II lo jugaba, igual que el capitán inglés Drake. Si hasta dicen que cuando le fueron avisar de la guerra contra

España, pidió que lo esperen porque primero tenía que terminar con la partida de bochas que estaba jugando. Es una pena que siendo un deporte con tanta historia...». —Eso suele pasar —le dice su padre y suelta una carcajada corta. --Es la final del campeonato interno de Bochas 2010 en el Club Regatas. En un equipo está Álvaro Quevedo Flores, y en el otro, Álvaro Quevedo Vargas, su hijo, el mismo que llegó al deporte cuando fue a ver qué diablos hacía su padre en el club durante tantas horas. Dentro de un rato, cuando acabe la partida, todos los jugadores se reunirán para almorzar juntos. Siempre es así. Como la vez que jugaron en Iquique y Álvaro Jr. hizo amigos con los que hoy aún habla por Facebook. Pero ahora no. Ahora se está por definir la copa de la casa y los amigos del mayor de los Quevedo bromean diciéndole que se deje ganar, que si no su hijo se va a desmotivar. Aunque él ya tiene claro cuánto mejoró Alvarito. Segundos después, cuando levanta la vista y ve que la bola arrimada por su hijo —la que define la última partida del campeonato— está más cerca del bolín, se le acerca sonriendo y lo abraza. «Es la ley de la vida: el hijo debe superar al papá», pensará entonces. Un año después, cuando jueguen juntos, ganarán el campeonato en equipo y luego el padre tendrá la revancha en el mismo torneo. Tiempo después, una tarde fría de junio, Quevedo Flores contará que sus nietos son campeones en tenis de mesa, judo, karate y básquet. «Mi hijo hoy juega a las bochas mejor que yo; por eso debo esforzarme el doble, porque es un reto. Y me gustaría que algún día alguno de mis nietos también me supere en bochas». Tendrá la esperanza de que alguno de ellos llegue con la misma curiosidad de su hijo.

REGATAS / 41


AUGUSTO OTERO

LOS GOLES

DEL CAPITÁN Pasaron setenta y cinco años para que un equipo peruano obtenga una medalla en un certamen sudamericano de waterpolo: el bronce. El gol que permitió la hazaña fue del capitán Augusto Otero, un goleador de dieciséis años, líder de un grupo que ha aprendido a destacar en un deporte que recién comienza a tener historia en el Perú. ¿Por qué hay que tener esperanza en la nueva generación de waterpolistas? Escribe: Carlos Fuller

Foto: Sanyin Wu

El waterpolo no existe. En Perú, es decir. Afuera sí: en Hungría, en España, en Rusia. Acá, en Sudamérica, el waterpolo existe en Brasil: decimosegundos en los Juegos Olímpicos de 1984, medalla de plata en los Panamericanos del 2007. Ahí, en Brasil, la liga nacional de waterpolo la disputan nueve clubes. Algunas veces se la lleva el Esporte Clube Pinheiros; otras, el Polo Aquático do Fluminense; también entra a la pelea el Clube de Regatas do Flamengo. En el Perú hay cuatro clubes afiliados a la federación y dos de ellos comparten la misma piscina de entrenamiento. La última vez que Perú jugó con Brasil fue en el campeonato Sudamericano sub 17, en mayo de este año. Entonces, los peruanos perdieron por 24 goles a 1. Aunque no fueron los únicos. Chile perdió también por 24 a 1; Uruguay, por 28 a 2; Argentina, por 23 a 3. Brasil es, digamos, la gran potencia Sudamericana. Por eso existe. El waterpolo peruano no existe. A nivel internacional, es decir. Quizás algo se escuchó de él, pero hace mucho. Fue en el año 1938, cuando se ganó una medalla de plata en un Sudamericano, en un torneo organizado en Lima. La final se jugó contra Uruguay, se perdió por 2 a 1 y quedó ahí, como el gran logro del waterpolo nacional. Y quedó ahí por una vida entera: setenta y cinco años, siete décadas y medio en las que Perú no volvió a subir nunca a un podio sudamericano. Hasta este año.

REGATAS / 43


DESTAQUE

Mayo del 2013. Campeonato Sudamericano sub 17, Buenos Aires, Argentina. Perú le gana al local por seis goles a cinco en la disputa por el tercer puesto; un gol en el último minuto, triunfo histórico, Perú en el podio, medalla de bronce. Ese gol, el del triunfo, lo metió el capitán. Ese que está ahí, solo, al centro de la piscina del club Regatas, en plena tarde de invierno. Su nombre: Augusto Otero. Dieciséis años. Se eleva, bola en mano, tuerce el tronco hacia atrás, luego hacia adelante, baja la muñeca, palo, gol. Gol como en el fútbol. Salto como en el básquet. Choque como en el rugby. Lanzamiento como en balonmano. Todo eso junto, pero en el agua. Nadando y sin piso bajo los pies. Eso es el waterpolo. Y sí existe. --Dislexia: dificultad para aprender lo que se lee. No tiene que ver con la inteligencia o con la capacidad intelectual. Es una cuestión de tiempo. Lo que uno aprende en dos semanas, el disléxico lo aprende en tres. Con mayor dificultad pero lo hace. Lo mismo sucede al escribir. En la promoción de Augusto Otero, en el colegio Roosevelt, hay doce disléxicos. Él es uno de ellos. Tienen las mismas pruebas y la misma exigencia. Tienen, eso sí, algo más de tiempo en los exámenes y algunos proyectos.

Ambas condiciones dificultan el aprendizaje y ambas las tiene Otero, aunque no evitaron que aprendiese el waterpolo casi al instante. Era una tarde como esta. Estaba esta misma piscina del club Regatas y estaba Augusto a los nueve años. Su abuela acababa de salir del coro, tenían hambre y decidieron comer algo. Eligieron el chifa del Club, con vista a la piscina. Fue entonces que lo vio: varios chicos se pasaban una bola de mano en mano, mientras nadaban en la piscina. No parecía un deporte sino un calentamiento o una distracción. Entonces lo vio: el salto, el brazo hacia atrás, el lanzamiento y —lo más importante— el gol. Porque eso era lo esencial. Desde pequeño había querido jugar fútbol pues amaba aquello que se sentía al meter un gol. Pero nunca fue muy bueno: usualmente terminaba jugando de defensa. Y fue entonces, aquella tarde, que descubrió que sí existía otro deporte en el que podía meter goles. A los nueve no se lo permitieron: era muy pequeño. Pero a los once sí. Se metió a la academia de verano de waterpolo y le tomó dos días dominar el deporte, pues tras solo esos dos días ya estaba convocado para la selección del Club Regatas. —Ahí la dislexia no existe —dice Augusto Otero—. Cuando es un curso de matemática sí. Me desconcentro. Incluso con el nado. Odio la

te levantas, y para hacer un buen lanzamiento hay que levantarse bastante. Es difícil si tienes la bola en una mano y no puedes tocar el piso; te impulsas con los abdominales, las piernas y los pies; sacas el codo lo más que puedas y terminas con el brazo golpeando el agua, antes de soltarla hacia el arco. Los goles bonitos son los que chocan con el palo y luego entran. El gol del bronce, el del podio después de setenta y cinco años, no fue un gol bonito. El argentino que lo marcaba le venía buscando la pelea todo el partido. Y fue ahí, en el último minuto, que Augusto le dijo: «Te voy a meter un gol». Este le respondió con un codazo en la cara; Augusto se fue para atrás y, gracias al golpe, la pelota cayó justo en su mano. La lanzó y entró. Así, de sorpresa. «El argentino se quedó piconazo», dice, riendo. Si existiese algo así como la historia del waterpolo peruano, aquella página diría que el de Augusto Otero fue un gol histórico y uno muy feo. --Al teléfono se escuchan voces. Son niñas que gritan. «A ver, cárgamela un rato», se escucha decir a Ginny Tori, la madre de Augusto Otero. —Estoy en La Cantuta con mis tres hijas y él me falta. Se ha quedado en Lima porque tiene que entrenar. Nunca nos separamos, pero llega un

El gol del bronce en el Sudamericano, ese que le dio el podio al Perú después de setenta y cinco años, no fue un gol bonito. Si existiese algo así como la historia del waterpolo peruano, aquella página diría que el de Augusto Otero fue un gol histórico y uno muy feo. Por lo demás, todo es lo mismo y ni se nota. Pero hay algo más. Se le llama ADHD en inglés: trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Algunos síntomas: distracción, periodos de atención breve, inquietud motora, conductas impulsivas. Es decir, dificultad para concentrarse por largos periodos de tiempo. Y el colegio es eso: concentrarse por largos periodos de tiempo para aprender distintos temas. Es más complicado aún cuando no se tiene interés por el tema. De pronto, si la clase es aburrida, Augusto Otero se pone a mirar el techo o las paredes o a la gente a su alrededor. A veces los profesores lo mandan al baño para que se lave la cara y vuelva a concentrarse.

REGATAS / 44

natación. Me aburre ir de un carril al otro, ida y vuelta. En cambio, el waterpolo es activo, no tienes que estar sentado, todo es visual, y yo aprendo visualmente, no escuchando ni leyendo. Eso es lo que me gusta de este deporte: el sentimiento de un partido, meter el gol sin dejar que el otro te meta, como el fútbol. Pero, a la misma vez, como el rugby, porque todos te intentan pegar, por debajo del agua, se ponen a tu lado y te meten un codazo. Y lo único importante es desmarcarse para meter el gol. Esa es mi fortaleza: el tiro. El tiro y el pateo de bicicleta. Mover las piernas en círculo, primero una, luego otra y te levantas; mientras más rápido hagas el pateo más rápido

momento en el que tengo que continuar. Tiene que dejar de lado muchas cosas: es un sacrificio. O es el santo del abuelo y llega tarde, o no puede ir a la confirmación, o no puede salir con chicas, o no puede ir al santo del amigo porque el entrenamiento es en la madrugada. —¿Qué tan fuerte es la carga de entrenamiento? —Hay momentos del año en los que lo recogen a las cuatro y veinte de la madrugada para entrenar. Regresa a las ocho de la mañana, toma desayuno y de frente se va al colegio. Ahí está con un sueño mortal, pero lo logra. Vuelve a casa a las tres y veinte, duerme hasta las cuatro y media, luego sale al deporte de nuevo. Las tareas las hace en el colegio. Es


de locos. Después del mundial de Australia, el año pasado, tuvo un bajón por la intensidad del entrenamiento. Quiso tirarlo todo. Pero, de pronto, vienen los logros y los campeonatos. Aparte de que sus compañeros son sus hermanos, así me dice. Sobre todo ahora que es el capitán. Lo veo súper maduro, por cómo le habla a los chicos, cómo enfoca la vida. Me quedo con la boca abierta. —¿Usted, como madre, alguna vez pensó que sería mucho para él o que no podría soportarlo? —Augusto tiene una cualidad, la más importante dentro de sí: la persistencia. Nunca se da por vencido. Cuando ve un obstáculo le da hasta vencerlo. Tanto en el colegio como en el deporte. Augusto tiene dislexia y, a pesar de su condición, a pesar de los viajes y las ausencias al colegio, ha sabido compaginar su estudio con el deporte. Y ahora le va muy bien. Eso es lo que siempre le digo: «Tu persistencia es lo que te saca adelante. Si no la tuvieses no habrías logrado nada de lo que has logrado».

--Toni Luque —o José Antonio Luque—, un cubano corpulento de cabeza rapada, es el entrenador de la selección peruana de waterpolo desde hace un año. Un hombre que le ha enseñado a uno de los mejores waterpolistas del mundo, Iván Pérez. Tiene más de treinta años dirigiendo a todas las categorías de su país, acostumbrado a entrenar equipos olímpicos y medallistas mundiales. En opinión de Augusto Otero, es un entrenador que «sabe lo que hace». Al iniciar su gestión, tuvo como idea base el incluir a los jugadores jóvenes en torneos de categorías mayores para que ganen experiencia. Augusto, por ejemplo, participó en el Mundial sub 18 del año 2012 con solo 15 años. Es entendible, entonces, que Luque no haya obtenido resultados inmediatos y que le hayan llegado críticas. Hasta que vino el resultado: la medalla de bronce. «Este éxito tan grande es de ellos. Solo soy un granito de arena dentro de este

resultado, que bien merecido lo tienen. Porque ellos son los que dan todo en el entrenamiento. Yo siempre les digo: “La victoria es de ustedes; la derrota es mía”», declaró entonces. A la semana siguiente de la victoria, el equipo seguía celebrando el tercer lugar, comentando las jugadas, bromeando, pavoneándose. «Nos considerábamos buenos», dice Augusto con una sonrisa. «Entonces Toni nos reunió y nos dijo: “Ya, ya pasó, miren adelante. No se pueden quedar así toda la vida por un tercer puesto en un Sudamericano. El día que sean buenos será el día en que ganen una olimpiada”. Nos la bajó de un solo golpe». Ese mismo día ya estaban entrenando para el Panamericano que se realizará dentro de un mes, en Mar del Plata, Argentina. Ese torneo es clasificatorio para el mundial de waterpolo del 2014, en Turquía. Y ahí no pesa una medalla de bronce en un Sudamericano. Por más histórica que sea. Porque el waterpolo no existe. En Perú, es decir. Por ahora.

REGATAS / 45


PORTADA

REGATAS / 46


MARIO PORTADA

TESTINO RETRATO DEL FOTÓGRAFO INCANDESCENTE

Cuando Testino no era Testino —es decir, antes de recibir la condecoración de la reina Isabel II, mucho antes de las glamorosas sesiones de fotos y las portadas en las revistas de moda más reconocidas del mundo, antes siquiera que llegue a Londres solo con las ganas de ser fotógrafo—, era un adolescente que vestía distinto en la Lima de los setenta y paseaba por Barranco apreciando la arquitectura del distrito. ¿Qué pensaba entonces uno de los peruanos vivos más universales?

Escriben: Manolo Bonilla y Gloria Ziegler

Foto: Musuk Nolte

REGATAS / 47


U PORTADA

obra que se va a colgar en la pared. El fin de mi foto es salir en una revista de moda y hacer que la gente quiera comprar la ropa. A eso yo le doy un toque artístico», dijo hace un tiempo en el diario español El País. «Por supuesto, hay diferentes niveles artísticos y eso tiene que ver mucho con cuán libre para expresarse se siente la persona que hace la foto», lo confirmaría en el extenso correo que escribió desde Londres, su cuartel general desde donde viaja a cualquier locación del planeta para tomar fotografías. Testino es un trabajador infatigable. A sus 58 años trabaja catorce horas al día, hace 140 fotos al mes y no puede estar quieto, en un sitio, por más de cinco días. «Pueden pensar que mi vida es un infierno, trabajando sábados y domingos, sin parar, pero la verdad es que adoro mi ritmo de trabajo —dijo hace un tiempo en el diario inglés The Guardian—. Cada día, conocer una nueva ciudad y a gente nueva». Y todos, en el mundo de la moda, de la realeza, de las celebrities y de la fotografía, parecen conocer a Testino. Pero no siempre fue así.

chic y happening de Londres, donde todos venían a hacer fiestas». Años después, cuenta la leyenda, bromearía con su amiga Madonna, diciéndole que sus fiestas eran mejores que las de ella. Pero entonces, en la época del departamento de los rayos X, cuando empezó a hacer sus primeros trabajos en fotografía, intentaba seguir el camino de éxito de otros fotógrafos, de más trayectoria y prestigio. Le llevó tiempo darse cuenta de que ese era el error. «Tenía que ser yo, no imitar a nadie». Cuando lo hizo, todo cambió. Los directores de las principales revistas de moda lo convocaron y, tras años de trabajo y empeño, se convirtió en ese fotógrafo que, junto a Carine Roitfeld —editora de Vogue París en aquellos años— y el diseñador Tom Ford, crearía un nuevo concepto para las campañas editoriales de Gucci: el erotic chic. Es decir, belleza y glamour, destilando sensualidad. Como sus fotos. «Hay muchos que dicen que esas imágenes definieron la época de los noventa, pero creo que sería pretensioso de mi parte decir eso. Cada uno tiene una percepción diferente y lo que es para uno quizás no lo sea para otros». Después, nada fue lo mismo.

NO

DOS Se ponía de puntillas, intentaba estirarse, ver por encima de esas cabezas que no le dejaban ver la pasarela, pero no había caso. Cuando Mario Testino comenzó a asistir a los más prestigiosos Fashion Week de ciudades como Milán y París, estaba tan lejos de las modelos que no alcanzaba a ver sus zapatos. Cada año, fue ganando algunos lugares hasta llegar al front row y compartir asiento con la editora de Vogue, Anna Wintour, Donatella Versace, Madonna, Sienna Miller, Kate Moss, entre otras grandes personalidades que desfilan por la alfombra roja en esos eventos. La historia, como la conocimos los peruanos hace diez años, cuenta un ascenso, un cambio que es evidente en su primer destino en Europa: de vender portafolios a aspirantes de modelos por 25 libras esterlinas en Londres a ser condecorado por la reina Isabel II por sus aportes a la fotografía. Mario Testino llegó a la capital inglesa a mediados de la década de los setenta. Se pintó el pelo de rosado, se maravilló con los fotógrafos más respetados del momento como Cecil Beaton y Norman Parkinson, y empezó a trabajar como mozo en un restaurante. «Eso fue lo que más me impulsó a ser fotógrafo —cuenta ahora—. Ahí, durante los tres meses que estuve trabajando, aprendí cómo tratar a la gente: el que se siente pequeño trata mal y el que sabe que es grande siempre trata bien a quien lo sirve». Su estadía británica la compartió con cuatro amigos peruanos y, a pesar de estar endeudado, durante las noches salían de juerga. «Esa época en que no tenía dinero fue la más divertida. Con Coco Moore, Alfredo Fernandini, Roberto Cillóniz y Alberto Grieve vivíamos en un hospital que se había convertido en un hostal para vagabundos y alcohólicos, y nosotros teníamos el departamento de rayos X, que lo habíamos convertido en el más

TRES

La historia del fotógrafo peruano más reconocido en el extranjero empieza, curiosamente, en una sesión de fotos. Podría ser como ver a un nadador en una piscina, a un actor en el escenario, a un artista en su taller. Solo que esta vez, Mario Eduardo Testino Silva no está detrás del lente; esta vez, él es el fotografiado. Entonces, ahí está —con pañuelo al cuello, botines de cuero y una gabardina oscura— en uno de los salones de la asociación que lleva su nombre. Altísimo con su metro noventa, sonriente, dueño de la escena y de cada uno de sus movimientos ante la cámara, sabe qué lente está usando el fotógrafo, reconoce las posturas, sabe ofrecer sus sonrisas. Así se le ve. «Después de la séptima foto, ya no sé qué hacer con mis manos», dice, de pronto, en medio de la sesión. Mario Testino todavía se incomoda cuando está del otro lado del lente. Llega un momento en que ese mismo hombre que hizo una decena de retratos definitivos en el mundo de la moda no sabe qué cosa hacer con sus manos, con su cuerpo. «Yo los entretengo y lo hago muy rápido para que ni se den cuenta. Muchas veces me siento como un doctor. La inyección tiene que ser rápida para no sentirla y la foto es un poco así», contará por escrito días después. Pareciera que algo en su mundo interior se trastocara, aunque los nervios, de un lado u otro, nunca se vayan. «Cada vez que voy a hacer retratos me siento nervioso. Siempre ha sido así, pero creo que los nervios son para vencerlos, no para ser vencidos por ellos. La gente tiene mucho miedo y eso le impide hacer cosas. Yo encuentro un reto en el miedo». Demi Moore, Gisele Bündchen y las top model Andrej Pejić y Natalia Vodianova, entre muchas otras, se desnudaron frente a su cámara, pero él insiste en que la ropa es muy importante. «Yo no soy artista plástico; no estoy trabajando en una

REGATAS / 48

Teresa Silva es un lucidísima señora de 91 años que tiene un pequeño altar en su casa en Chorrillos con varias portadas enmarcadas de Mario Testino. Mejor dicho, con las portadas que fotografió Testino. Porque hay otro gran número de portadas en las que Testino aparece en primera plana. Pero nos referimos a las primeras. Publicaciones de moda de todo el mundo: Vogue, V, Elle, Vanity Fair. La señora Silva, como toda mamá orgullosa, conjura de esa manera las ausencias de su hijo más célebre, mientras este recorre el mundo de sesión en sesión. El fotógrafo ha dicho que, salvo en vacaciones, permanece solo cuatro o cinco días en la misma ciudad. Movimiento constante: esa ha sido la filosofía en su vida. «Mi madre siempre fue y es muy elegante y adecuada en su vestir. De joven se ponía cualquier cosa por estar a la moda y siempre repetía: “La moda no incomoda”», afirma. Su hijo también se viste a su manera. En una entrevista para el diario inglés The Guardian, Testino comentó que en la Lima de su juventud se desplazaba en taxis para no subir a transportes públicos, donde la gente lo señalaba por vestirse distinto. «Tampoco era como David Bowie caminando en Roma, pero lucía bastante extravagante», dijo entonces. Siendo adolescente, viajó a Nueva York con sus padres: «Veía cómo se vestía la gente ahí y me compraba lo más moderno y diferente que encontraba. Siempre me sentí cómodo siendo diferente, aunque la reacción en Lima no era positiva». Sin embargo, al igual que él, existían excepciones en esa ciudad que aún no conocía el terrorismo. Testino recuerda, por ejemplo, la mamá de un compañero de clases en el colegio Santa María. Se llamaba Maruja Lavalle de Isola y, en palabras del fotógrafo, «era la más elegante, usaba turbantes y joyas». Muchos años después, cuando ya se había convertido en el


REGATAS / 49


REGATAS / 50


«Sigo lo que la vida me trae. Porque basta solo la decisión para que una idea se haga realidad». fotógrafo de las celebridades, recordaría a esa distinguida señora y se inspiraría en su look para la serie de fotos que hizo con Kate Moss para el número especial del Perú de Vogue París. La relación es recíproca: Testino también tiene un retrato de su mamá en el escritorio de su oficina en París. Y tiene cientos, repartidos en sus casas. «Le he hecho muchos retratos. Mi madre es sumamente especial, ya que tiene muchas cualidades y es difícil mostrarlas todas a la vez». Es más: Testino la llama desde donde esté para pedirle consejo. Recuerda con agradecimiento que ella fuera sumamente generosa con él y con las decisiones que tomó. En una época en la que las mamás controlaban el destino de sus hijos, la señora Silva fue una rara y genuina excepción. «Mi mamá siempre me ha dicho que lo que me hace diferente es la mezcla que tengo. Me gusta la elegancia y me gusta el underground. Me gusta la locura y me gusta la sobriedad y la tradición. Estoy hecho de muchas cosas diferentes», declaró Testino en una entrevista a El País de España. CUATRO Una suerte de Bowie limeño subió al cerro San Cosme en Lima cuando tenía quince años para enseñarles inglés a niños de escasos recursos. Ese mismo adolescente, de cinco hermanos en la casa familiar, tuvo inquietudes y, durante un tiempo, producto de la severa educación católica que recibió en su colegio, quiso ser sacerdote, hasta que, a los dieciséis años, conoció Río de Janeiro en unas vacaciones y todo cambió. Había ido con su hermana mayor, Elena, la misma a la que le traía hot pants a escondidas de sus viajes de Nueva York, y se quedó durante todo un verano. «Veía Río en la revista Machete que se publicaba en esa época en Brasil. Cuando fui me quedé enamorado y a partir de entonces fui todos los veranos que pude. Y voy, hasta ahora, no solo los años nuevos sino también durante cualquier época del año. Río resultó ser todo lo que prometía». Río fue la exuberancia, la misma que retrataría en su libro homónimo. En la portada, un río de cuerpos se entrelazan, transpirando sensualidad. En la ciudad brasilera de hedonistas playas como Copacabana e Ipanema, Testino se hizo un party boy. Conoció la fiesta, la juerga de noche, la que disfrutaría años después, a los veintidós y con una carrera de Derecho trunca, sin una sola libra en el

bolsillo, cuando aterrizó en Londres con el sueño de convertirse en fotógrafo. CINCO Estaba cantado. Hace unas semanas, Mario Testino, uno de los dos peruanos más universales, recibió la noticia de que sería condecorado por Isabel II, la actual reina de Inglaterra. Mario sería Sir Mario. Y estaba cantado, quizás por aquellas memorables fotos de Vanity Fair en 1997, cuando el mundo conoció a la princesa de Gales, a Lady Di, a Diana, simplemente; y, cuando trece años después, fue el fotógrafo oficial de la corona británica para contar en imágenes el noviazgo edulcorado del príncipe William y Kate Middleton. La imagen que dio vuelta al mundo, con la pareja sonriendo hasta el amelcochamiento, fue un rapto de inspiración que luego contaría Testino. Solo le habían dado una hora para la sesión de fotos y cuando todos pensaban que ya había acabado, el fotógrafo ubicó una esquina en la habitación, iluminada por el sol que entraba por la ventana. Lo más difícil, dice, es capturar momentos espontáneos. Pero ese espacio que no había usado en la sesión le pareció el escenario ideal. Entonces les pidió una sola foto más. Clic. Y esa fue. SEIS Antes, cuando Testino no era Testino, el que inmortalizó a la princesa Diana, solía pasear por Barranco. Lo acompañaba Martha Zegarra, amiga desde los tiempos de estudiantes en la Universidad Católica. Muchos años después se encontrarían de vuelta —nunca perdieron contacto: se llaman por sus cumpleaños y se han encontrado varias veces en lugares del extranjero—, cuando Zegarra trabajó en el área de exposiciones en el Museo de Arte de Lima. Ella fue una de las que propició el contexto ideal, hace tres años, para que Mario Testino exponga parte de su trabajo por primera vez en el país. La muestra Portraits del 2010 conmocionó la escena cultural y social en el país. Todos querían fotografiarse al lado de Testino, que regresaba como hijo pródigo a Lima, esa ciudad que ya había empezado a dar vueltas en su cabeza como una deuda —en realidad, como un desafío—. Tras treinta años de carrera, que lo convirtieron en un reconocido fotógrafo en todo el mundo —algunos dicen que es el más prolífico por sus extensas jornadas laborales—, era el momento de volver. Tras muchas cavilaciones, permisos y remodelaciones, se inauguró la Asociación Mario Testino (MATE) en una casona barranquina de la

avenida Pedro de Osma, la misma que recorrió de joven. Y para ayudarlo en ese proyecto, Testino llamó a su entrañable amiga, Martha Zegarra, que sería la directora. «Vimos Barranco como un distrito con potencial como espacio cultural para Lima. Es el más pequeño, pero conserva patrimonio arquitectónico republicano y, en ese sentido, apostamos por realizarlo aquí», dice Zegarra, una mañana en uno de los ambientes de la casona de 1930. Es un salón con una larga mesa de madera, gruesa, con sillas barrocas y cojines de terciopelo, coronado por un gran espejo oval con bordes de pan de oro y el reflejo marchito de puro viejo. «La verdad es que nunca siquiera lo soñé. Yo sigo lo que la vida me trae. Me da mucha pena que estas casas se pierdan, ya que las encuentro increíbles. Cuando supe que la vendían y que nadie la quería, decidí comprarla, casi solo por el amor al lugar. Basta solo la decisión para que una idea se haga realidad». La Asociación MATE hoy expone Alta Moda, una serie fotográfica de Testino sobre la moda andina en Cusco; acaba de ofrecer una temporada de conciertos con la violinista peruana Pauchi Sasaki; y ahora planea convertirse en un sello editorial que se dedique a la fotografía contemporánea de creadores locales. Su idea, como lo dijo Testino en la inauguración hace casi un año, es internacionalizar el arte peruano y que MATE funcione como una plataforma cultural, que ofrezca desde conferencias hasta visitas guiadas a colegios para formar nuevos públicos. Pero hay algo más: la recuperación de inmuebles que son Patrimonio de la Nación. Acaban de adquirir una nueva casona, contemporánea a MATE en su creación, y ahora se encuentran en pleno trabajo de puesta en valor. «Testino se siente afortunado de tener la posibilidad de hacer este tipo de labor. Se siente gratificado de los medios para recuperar y ayudar a que Barranco, con la recuperación de las casas, se embellezca, se conserve. Es un regalo a la ciudad. Lo hace sin ganar un sol. No veo que se sienta poderoso. Planea vivir en Lima: adora venir de vez en cuando porque vive viajando y, mientras el cuerpo se lo permita, lo va a seguir haciendo», dice Zegarra, quien tiene la sensación de que su amigo no ha cambiado desde la universidad. «Es el mismo de siempre, el que valora mucho a su familia y a sus amigos». Quizás de eso se trata la vida de Testino: viajar y tomar fotografías. En la entrevista a The Guardian recordó que otros grandes fotógrafos como Helmut Newton o Richard Avedon murieron trabajando. «Nosotros no nos retiramos. Solo seguimos adelante». REGATAS / 51


MUJERES DE MODA

ANÍS SAMANEZ A los tres años hacía esculturas con frutas y armaba libros de cuentos con recortes de las cajitas felices de McDonalds que luego vendía a su familia y a sus amigas del colegio. La top model rusa, Natalia Vodianova, se llevó uno de sus vestidos. Su papá siempre ha celebrado sus locuras, sus zapatillas de distinto color, sus huachafadas «Está bien: sé libre», le decía. De eso se trata ahora su próxima colección.

Escribe: Manolo Bonilla Foto: Alonso Molina Estilismo: Mozhdeh Matin

Su papá es asociado desde 1977.

REGATAS / 52


Por las tardes en el parque El Olivar de San Isidro, su

sitio preferido de la ciudad, a unos metros de la casa donde vive con su mamá, las nanas salen a jugar con los bebés que pasean en coches y los niños que intentan trepar el olivo, viejísimo, al medio. En una banca, Anís —que lleva el pelo suelto y tacos— recuerda su travesía europea del año pasado, de abril a agosto. Entonces viajó a Mallorca, a Cerdeña, a Saint-Tropez, a Bruselas, a Ginebra. Durante un mes, en Barcelona, la acompañó la actriz Stephanie Cayo, íntima amiga suya desde que coincidieron en una escuela de baile. Hubo un tiempo en el que Anís pensó dedicarse a la danza, pero sabía que no iba a durar toda la vida. «Quería saber cómo es estar sola; por eso viajé», dice la misma mujer que pasó una temporada en una ciudad alemana cuando era tan solo una adolescente. Sola. Fue el primer viaje en el que se alejaría por tres meses de su mamá, una mujer de temperamento fuerte, como ella, con la que ha logrado sobrellevar la convivencia entre risas y gritos. Fue ella quien alguna vez le recomendó: «Es preferible callar y quedar como estúpido a hablar y que no quede duda de ello». Anís había preferido tener el intercambio con una familia alemana antes que aceptar una beca en un prestigioso internado para los hijos de magnates europeos. Dijo entonces que el alemán sería un problema, que no le gustaban las clases de polo. En realidad, la verdadera razón es que se angustiaba de quedarse durante las vacaciones sola. A Anís Samanez le jode la soledad. En el eurotrip 2012 no llegó a Galicia, donde tenía una propuesta de trabajo que significaba renunciar a sus diseños. Le dijeron: «Tienes el talento para crecer en tu país; acá serías una diseñadora más. Anda y

quédate allá». Anís no sabía si tomarlo como un cumplido, así que siguió viajando. «Los viajes te abren mucho la mente en el tema del diseño». De pronto, en el parque ve un árbol, algo escuálido. «Me puedo inspirar en cualquier cosa si quiero... en ese árbol, por ejemplo», dijo sobresaltada sobre la banca. Dice que es un método que aprendió de José Ferrand durante sus clases en Mod’Art. «Hazlo tu para que veas también. ¿Qué ves? Ramas, tallos largos, rayas, colores verde y marrón. Directamente, es eso. Entonces diseñas algo entrelazado o con cruces, estampado de esos colores. Indirectamente, ¿qué te transmite? Vida, algo fresco, saludable. Entonces puedo usar telas frescas como gasas. Bueno, lo estoy haciendo muy rápido», dice, y luego hace el mismo ejercicio con un cochecito de bebé. Anís Fantasía Samanez —o, como le decían en el colegio, Manzanilla Ilusión— es una diseñadora que sale con transparencias a la calle sin importar el qué dirán, que empezó a practicar a los 18 diseñando piezas para niños para el Paris Ethical Fashion Show, que siempre ha usado encajes, aplicaciones y bordados a mano en sus colecciones, que prepara su primer desfile para octubre. Allí mostrará una nueva serie, a la que agrega tejidos a crochet que parezcan encajes. «Me gusta mezclar texturas y crear un vestido que parezca sacado de un sueño», dice Anís. Ahora ya no toma gaseosas ni come postres, aunque sigue pidiendo hamburguesas en Carnal. Usa solo una crema para las arrugas, está aprendiendo a comer ensaladas, no puede viajar al extranjero sin su propio shampoo porque el pelo se le reseca —«una mujer con el pelo horrible es antisexy»—, y colecciona perfumes de fragancias dulces como el anís.

REGATAS / 53


MUJERES DE MODA

LIA ALZAMORA Siempre ha tenido una fijación por las calaveras, sobre todo por la Catrina del muralista mexicano Diego Rivera —quizá por eso algunos piensan que tiene un lado gótico—. Durante un año, en el colegio, fue chiquipunk. Su estilo no es fijo sino ecléctico; dice que depende de sus emociones.

Escribe: Manolo Bonilla Foto: Alonso Molina Estilismo: Mozhdeh Matin

Su papá ingresó al Club en 1984.

REGATAS / 54


En una cafetería —muy a lo té de Jamaica y pétalos de

rosa, muy a lo muffin de Nutella, de paredes pintadas con variantes del rosa—, Lia Alzamora ha pedido waffles de blueberry, porque no pudo resistirse al ver su fruta preferida en la carta. No tiene un ápice de maquillaje —se excusa porque se amaneció trabajando un nuevo proyecto— y lleva un turbante turquesa — quizás la excusa sea la misma, cuando en realidad olvidó peinarse—. En tiempos en los que parece que cualquiera, sin estudiar, puede tener una marca de ropa, Lia piensa que es importante tener un estilo propio. Se dice que el segundo boom después de la cocina es el diseño de modas, pero aún falta mucho. Primero hay que tener fundamentos, dice Lia, que tengan igual cantidad de diseño que de arte. Porque la razón para estudiar diseño de modas no debe ser «porque me gusta vestir bien». Y a ella le gusta la historia del arte, que al inicio fue una simple curiosidad. «Me encanta el muralismo mexicano. De Diego Rivera, me gusta el exceso, los colores y, por supuesto, las calaveras. Me gusta el pop art, la obra de Roy Lichtenstein», dice la diseñadora que quiso representar al surrealista Salvador Dalí con un par de zapatos. Hubo un tiempo en que Lia Alzamora vivió la confusión de no saber a qué dedicarse, si ser make up artist o diseñadora. En realidad, quería varias cosas pero sobre todo una: diseño de producto. Acá no existe: solamente hay diseño industrial. Y ella quería hacer, digamos, una buena taza de té, coquetona. Como sus papás no querían enviar a la más pequeña de sus hijas al extranjero, estudió Arquitectura de Interiores. Para hacer sus diseños, ella no dibuja, sino que emplea Autocad y luego lo traslada a un software de arquitectura que genera modelos en 3D, donde puede apreciar los detalles mejor que en un boceto.

«Creo que lanzarte a una corta edad a hacer esto significa que vas a tener mil errores más pero también mil oportunidades para aprender que siendo mayor. Te parecerán tontos los errores, pero siempre se repiten», dice Lia. En Andrógena, su primera línea de zapatos, se equivocó: eran bonitos pero no eran cómodos. No sabía cuáles eran los mejores materiales, dónde podían salir ampollas; no investigó lo suficiente acerca de la antropometría del zapato y eso la llevó a cambiar a más de cuarenta maestros zapateros. Hoy trabaja con uno que conoció en el mercado de Caquetá. Un creador no está todo el tiempo feliz. Ella ha tenido, como todos, altibajos y momentos intensos, pero justamente durante ellos ha tenido un impulso de creación feroz. «Soy demasiado emotiva, voluble o hipersensible. No lo sé», dice Lia, la diseñadora que maquillaba a sus amigas y que también ha vestido a los chicos con los que salía. Entonces demora un bocado del waffle y se acomoda el turbante. No es usual toparse con una rubia que lleva turbante en Miraflores. «Estoy tan acostumbrada a que me digan posera y cosas así. Además, los uso desde hace tiempo». Para ella, Lima sigue siendo una ciudad conservadora. «Me visto diferente en invierno, sin los colores estereotípicos como el negro o el gris, y la gente voltea o me señala. No tengo restricciones al vestirme: si siento que va conmigo y me queda bien, es suficiente». Lia Alzamora quiere viajar a Londres, viviría por temporadas en Buenos Aires, pero le gusta el estilo de vida de Lima. Dice demorarse solo diez minutos en su walking closet, aunque puede tardar una hora maquillándose después de salir de la ducha. Entonces se sienta frente al tocador y experimenta con todo su maquillaje; se pinta un ojo distinto al otro. Tiene obsesión por las sombras y los delineadores. Y lo hace solo porque le encanta.

REGATAS / 55


REGATAS / 56


VE

CAMPEONES EN VELA

No es que se la pasaron sin dormir. Lo cierto es que, a mediados de julio, en el último Mundial de sunfish en Nueva Jersey, dos peruanos lograron el campeonato máximo de su categoría. Lejos de su país, Alonso Collantes, de 17 años, y Nicolás Gómez-Sánchez, de 14, descubrieron que debajo de la bandera del Perú habían forjado el espíritu durante las competencias con el Club. Quizás por eso ganaron, aún siendo adolescentes. ¿Cómo cambia tu vida cuando te conviertes en el número uno del mundo antes de tener DNI?

Escriben: Carlos Portugal y Andrés Talavera

Foto: Alonso Molina

REGATAS / 57


DESTAQUE

ALONSO COLLANTES Acaba de coronarse campeón mundial juvenil de sunfish. Una vitrina repleta de trofeos cuenta la historia de sus competencias desde los seis años, cuando decidió (por sí mismo) empezar a navegar. En los viajes, puede dejar toda la rutina y concentrarse solo en el mar. Alonso Collantes aprendió a definirse en el movimiento de una embarcación de 4,20 por 1,20 metros. UNO. Fue un correo electrónico lo que avisó a su familia que Alonso Collantes, con tan solo seis años, había tomado la decisión de empezar a navegar. Estaba de vacaciones e iba todos los días a la playa del Regatas con sus hermanos y su mamá, hasta que un día llegó al sector náutico, donde entrenaban optimist, y se quedó mirando. «Me habían inscrito en casi todas las academias deportivas y ninguna me llamó la atención, hasta que vi ese entrenamiento de optimist y el entrenador me pregunto si quería unirme — recuerda once años después—. A mi mamá le avisaron por correo, y estaba contenta porque yo mismo encontré algo que me gustaba». DOS. Alonso Collantes acaba de regresar de Brand Beach, Newport, en New Jersey, tras ganar el campeonato Mundial Juvenil de Sunfish. Está sentado en el sillón de la sala. Al frente suyo hay una vitrina repleta de trofeos, aunque el lugar esté reservado solo para los más importantes. Cada uno cuenta una historia: el campeonato Sudamericano de Optimist, el sub campeonato Bolivariano en Ecuador, los tricampeonatos Sudamericanos de Optimist por equipos, el campeonato Sudamericano Juvenil de Lazer en REGATAS / 58

Buenos Aires, y un ganso gigante que simboliza el último logro de Collantes, el Campeonato Mundial Juvenil de Sunfish. «En las riveras de Brand Beach, en la costa de New Jersey, estas aves son típicas y las veíamos cuando competíamos», cuenta. Son todo un símbolo y, por eso, el premio tiene la forma del pájaro. Ahora deja el trofeo a un lado del sillón, agarra unos adornos de la mesa de centro y arma, en el suelo, el escenario —que requiere un poco de imaginación— de una competencia de sunfish: la partida, el viento, la carrera. «Debes buscar que el viento te beneficie», dice mientras coge uno de los adornos y lo coloca en la línea imaginaria de partida, mientras otro en forma de punta simula el movimiento cambiante que podría tener el viento. Con la mano derecha y el objeto que sería su embarcación copia el zigzag que debería hacer si no tiene el viento a favor. En el sunfish la mirada no está adelante: es un giro de 360 grados, en el que hay que observar el entorno. El movimiento del viento es cambiante. «¿Si existe suerte? Sí, a veces ganas por suerte, pero por suerte ganas una vez y listo. Lo demás es esfuerzo, compromiso, habilidad. El viento puede soplar a tu favor, pero debes saber qué hacer».

TRES. Un viaje es un paréntesis. Un espacio de tiempo en el que solo están él, el campeonato, su embarcación y el mar. Un lapsus dentro de la rutina del colegio. «Me encanta viajar para competir: me olvido de todo», dice. La primera vez que lo sintió fue a los ocho años, en Ecuador. Era su primer viaje con amigos. «Fue increíble saber que estás saliendo solo para navegar, competir». Regresar es una avalancha de temas pendientes, exámenes, clases que ponerse al día, pero durante la semana de competición Collantes siente una concentración absoluta que no le produce estrés. «Mis amigos dicen que soy relajado», cuenta riendo. El día antes de competir, se acuesta temprano y escucha indie folk en la laptop hasta que se duerme o se termina la batería. En la mañana, los competidores revisan los nudos varias veces. Pero Collantes no. A él le alcanza una sola vez para estar tranquilo. Siempre fue así. Entrenar desde los seis años le ha dado confianza en lo que hace. Cuando ganó el campeonato mundial en Brand Beach, New Jersey, faltaba una regata y celebró con calma. En Lima se enteraron del triunfo por un correo del entrenador. Así es cuando Collantes está navegando. Nada lo distrae. «Esa semana soy yo, el mar y nadie más».


NICOLÁS GÓMEZ-SÁNCHEZ Su peso, edad y tamaño se confabularon para que pasara por alto el Optimist y se iniciara en el Sunfish a los once. Hoy, tres años después, Nicolás Gómez-Sánchez ya es campeón mundial Junior, salió en las noticias del portal web del colegio San Pedro y cambio su estado sentimental de soltero por “en una relación” un día antes de viajar. «Va a ser complicado. Primero es mi entrenamiento», fue lo que le dijo. Quiere que el viento siga soplando a su favor. La competencia ya terminó y a Nicolás GómezSánchez no le queda tiempo para detenerse sobre las aguas de New Jersey y ver el mar durante horas —como suele hacerlo—, esperando a ver si es que se asoma un delfín. Tenía que salir rápido para la premiación del Campeonato Norteamericano, uno de los dos torneos que se llevaron a cabo en el Brand Beach Yatch Club. «En el mar, cuando apenas terminó la última regata, no hay forma de saber si ganaste o no», dice Gómez-Sánchez, días después desde la sede del Regatas, mientras comienza a recordar cómo lo tomó por sorpresa su primer lugar. «El Campeonato Norteamericano no me lo esperaba. Pensé que ahí solo competían los estadounidenses y los canadienses. Había ido para el mundial y me enfoqué solo en eso. Cuando me nombraron ganador Junior en el Norteamericano, vi la tabla y me di cuenta de que podía pelear un puesto en el mundial». Su rival más cercano era el norteamericano Declan

Alvidrez y solo quedaban tres regatas por correr. El resultado final los dejó a un punto de distancia: Gómez-Sánchez en el puesto dieciséis, con 157 puntos, y Alvidrez en el diecisiete, con 158 puntos. «En el segundo día, a pesar del poco viento, le había sacado ventaja a Declan. En el tercer día, me ganó en las tres regatas, pero en esa última me ayudaron mucho Giuseppe y Luis Ángel, marcándolo bien para que no quedara primero. Si él hubiera quedado primero en esa regata, me habría ganado». Para el velerista peruano, este triunfo debe ser tan suyo como de sus otros cuatro compañeros —Karl Scroth, Luis Ángel Pinasco, David Shatwell y Giuseppe Petrozzi—, con quienes lleva tres años entrenando, navegando cada fin de semana, sin falta. «Siempre lo primero es navegar. Si mis amigos del cole me dicen para salir y tengo que entrenar al otro día, les digo que no puedo. Si no, no rindo», comenta y admite que el desgaste

físico que tiene lo cansa de tal manera que a las nueve de la noche ya está dormido. «Antes daba vueltas y vueltas y le costaba dormirse», dice su mamá, María Ximena Valdez, quien se enteró de las victorias de su hijo por un mensaje de Whatsapp del entrenador. Catorce años y campeón mundial. Eso debe bastar para presionar a un adolescente. Pero a él no. «Esto me alienta a mejorar más para poder ser campeón de la general algún día. Tengo de ejemplos a Alonso Collantes, Alexander Zimmermann y a mi primo Jean Paul de Trazegnies». La última regata del mundial había terminado y Nicolás, otra vez, no tenía tiempo para relajarse en el mar. Debía guardar su bote. Luego se dio cuenta de que se habían llevado su mochila. «Tuve que ir hasta la casa a recogerla para poder cambiarme. Cuando llegué me enteré de que ya había ganado y mi premio ya lo había tomado Giuseppe a mi nombre». El campeón llegó tarde a su premiación. Solo esa vez.

REGATAS / 59


REGATAS / 60


LA EXPERIENCIA

STROBACH

Anneke Strobach es golfista por sus papás. Antes de aprender a escribir ya paseaba por los campos, y cuando las distancias entre hoyo y hoyo se hacían muy largas, ellos la llevaban en brazos. Durante años detestó el golf, pero después de ser Campeona Nacional de Aficionados y de ganar un torneo en Miami, sueña con conseguir una beca para seguir jugando. Escribe: Gloria Ziegler

Foto: Alonso Molina

La niña tiene el ceño fruncido, la mirada perdida en algún punto impreciso del campo de golf y la mueca que hace ahora, con la boca, parece predecir que algo va a pasar. Parece a punto de llorar. Está parada junto a su hermano mellizo, que acaba de ganar la copa del torneo interno de golf en Villa, y junto a ellos está el chico que se quedó con el segundo puesto. Ella volvió a perder y ahora, mientras intenta contener el llanto, posa para que su padre les tome una foto. La pequeña se llama Anneke Strobach y detesta el golf con toda la rabia que es capaz de sentir a los cinco años, aunque en poco tiempo se convierta en campeona nacional y dispute los primeros puestos en los torneos sudamericanos Prejuvenil y Los Andes. Pero de eso, ahora, no tiene ni la sospecha.

Lone Kolind-Hansen estaba segura de que los golfistas no necesitaban un don para ser los mejores. Su disciplina —creía— era capaz de desarrollar campeones, por más que al inicio tuvieran un swing horroroso. Ella misma había comprobado que la habilidad solo dependía de varios años de práctica. Por eso, cuando sus hijos Anneke y Felipe tenían tres años, los empezó

a llevar al campo para que tomen sus primeras lecciones. Su marido, Felipe Strobach, también quería aprender y creyeron que era el momento ideal para compartir en familia el deporte que ella había aprendido cuando era niña, aunque entonces su hija lo detestara. «Cuando son chicos puedes preguntarles qué es lo que les gusta, pero también creo que los padres, que tienen más experiencia, tienen la obligación de guiarlos», dice Kolin-Hansen, doce años después en su casa en La Encantada de Chorrillos. Los primeros años, mientras Anneke tomaba las lecciones de golf con su hermano, también iba a jugar al tenis y estaba aprendiendo ballet, pero con el tiempo sus padres se dieron cuenta de algo: para ser la mejor, su hija necesitaba enfocarse en una sola cosa. En esa época una lesión ya la había dejado fuera del tenis y su padre se encargaría del ballet. Nunca podría olvidar el llanto de Anneke cuando la fue a buscar a su última clase, pero los Strobach no dudaban. «Me daba cuenta de que no le gustaba el golf — cuenta su mamá—, pero los chicos te dicen “Quiero tabla” y están dos meses felices y después lo dejan; “Quiero básquet” y al poco tiempo también lo dejan». Es una tarde de julio y acaba de regresar de la agencia de medios donde trabaja como administradora. Ahora está sentada en la sala de su casa, una habitación de techos altos, ventanales

y grandes sillones, decorada con dos réplicas a tamaño real de los guerreros de terracota que custodian el mausoleo del primer emperador de China, Qin Shi Huang. «Ella adoraba el ballet pero no tenía mucha flexibilidad —cuenta— y ahí es mucho más necesaria que en el golf. Pensábamos que más adelante se iba a sentir frustrada, y fue por eso que procuramos que se concentre en una sola cosa». Esa única cosa, está claro, era el golf.

Anneke Strobach está practicando el putt, ese tiro preciso que va directo al hoyo, en el campo de golf de Villa en Chorrillos. Es una tarde gris de invierno y desde el green solo se escucha la rompiente del océano Pacífico, justo detrás de las lomas que delimitan la cancha. Esta semana las olas están más altas que de costumbre y al llegar a la costa hacen un ruido seco, como el de un trueno. La golfista que acaba de ganar el Campeonato Nacional de Aficionados y en unos días se jugará la clasificación a los Sudamericanos no parece prestarles atención. Sigue concentrada, mira hacia el hoyo y golpea, suave, la bola. Hace trece años, cuando los mellizos Strobach empezaron a jugar en este mismo campo, necesitaban que sus padres los carguen de hoyo REGATAS / 61


DESTAQUE

OBSTINADA. «En el golf aprendes a ser paciente. No me gusta perder, pero no me doy por vencida. Sé que siempre puedo jugar mejor», dice la golfista que se consagró campeona nacional. Su padre es asociado desde 1990.

en hoyo. En esa época aún no existía la categoría Super Minis en el golf, y empezaron jugando nueve hoyos con los chicos más grandes. Para eso necesitaban caminar cuatro kilómetros y medio, una distancia que a los tres años les resultaba imposible. «Los palos eran más grandes que ellos —recuerda su madre—. Los primeros hoyos caminaban, pero los últimos ya no aguantaban más, así que le pegaban a la bola y los llevábamos en brazos hasta el siguiente para que hagan su tiro». Los chicos solían empezar a los cinco años, pero el profesor de la academia había probado a los hermanos Strobach como una excepción. No le tomó mucho tiempo darse cuenta de que eran obedientes y que sus padres eran extremadamente disciplinados. Por eso los tomó como alumnos. Aunque eso haya sido lo que menos deseaba la niña. «Lo odiaba —dice Anneke Strobach mientras camina al siguiente hoyo—. Quería estar con mis amigas y mis papas no me dejaban. Me decían que no, que tenía que ir a la academia y al día siguiente íbamos al colegio y todas hablaban de lo que habían hecho el día anterior y yo siempre me quedaba afuera», recuerda. Hubo días que hizo berrinches, que fue llorando, que simuló quedarse dormida y que se escapó de la clase, con alguna excusa, tantas veces como pudo. Pero nunca dejó de jugar. A su hermano,

REGATAS / 62

en cambio, le encantaba. Torneo que había, torneo que Felipe Strobach jugaba y ganaba. En su cuarto tenía una repisa llena de trofeos y Anneke, que también tenía su propio estante, tenía un solo trofeo. «Ella se esforzaba tanto como su hermano y no lograba ni la décima parte —cuenta su madre—. Lo máximo que podía llegar era al segundo puesto o tercero. Creo que por eso no le gustaba, se sentía frustrada, pero esto es un poco como apostar en el casino. Uno dice “En algún momento va a llegar. En algún momento”». Y el golpe de suerte llegaría poco antes de viajar a Miami, donde se convertiría en la campeona del torneo Doral-Publix Junior Golf Classic, que reúne a golfistas aficionados de todo el mundo. «Ahí, cuando empezó a ganar, le empezó a gustar —contará días después Lone Kolind-Hansen—. Mientras pasaba el tiempo más práctica tenía y por lo tanto iba jugando mejor». Ahora, Anneke camina hacia la pelota. La acompaña su padre, que mira a lo lejos a su hijo Felipe Strobach, tres hoyos adelante. —Siempre vengo con él —dice Anneke levantando la vista hacia su hermano—, pero se va y yo practico sola. Antes me ganaba siempre, pero ahora le gano yo y se pica. Llevan jugando juntos en esta cancha más tiempo del que pueden recordar. Piensan que después de los consejos, las discusiones, las burlas y de llegar a un punto donde no pueden más

que detestarse, no les queda más qué hablar. Pero en seguida se arrepienten y —aunque sea a una distancia prudente, como ahora— se sienten un poco menos solos. —A mí tampoco me gusta perder, pero no me doy por vencida —sigue contando mientras arrastra los palos por el campo—. Sé que siempre puedo jugar mejor. Acá aprendes a ser paciente y siempre estás rodeado de un montón de gente. Entonces no te queda otra que ser sociable. Strobach escucha por primera vez a su hija y le lanza una broma. —Lo bueno del golf es que si tienes un buen día le puedes ganar a Tiger Woods. —Estás loco —le contesta Anneke, mientras acomoda sus palos frente a una pequeña zona llana, rodeada de pinos. Se está preparando para golpear la bola. —Sí que puedo y tú también. —Nada que ver. Estás loco. La cabeza juega un montón pero tampoco como para ganarle. Fácil en cinco años, cuando juegue mejor y haya conseguido la beca en Berkeley, pero para eso todavía falta —le contesta confiada y se acomoda. Mira el hoyo, la pelota, el hoyo de nuevo, respira, y entonces sí le pega. En su voz, por un instante, no hay balbuceos. Parece tener la misma confianza de Lone KolindHansen cuando esperaba ese momento: después de tanto apostar, al fin llega el golpe de suerte.


PUBLIRREPORTAJE

UN ESTILO DE VIDA DIFERENTE

UN VISTAZO A LA QUEBRADA, UN NUEVO Condominio de lujo EN EL CAMPO GRACIAS A LA INMOBILIARIA Menorca INVERSIONES Imagina un día soleado en el campo. Estás sentado en la terraza de tu casa recién estrenada: aire puro, árboles, cielo celeste, y la vista te ofrece el espejo natural de una de las tres lagunas del condominio La Quebrada en Cieneguilla. Rodeados de extensas áreas verdes, Menorca Inversiones ofrece todo lo necesario para vivir una experiencia distinta en el campo. Menorca Inversiones, con más de diez años de experiencia en el mercado inmobiliario, presenta de esta manera su nueva línea de condominios; Menorca Collection, diseñando espacios de lujo y confort en el campo REGATAS / 64

para escapar de la rutina en la ciudad. El condominio, concebido por el arquitecto Ricardo Malachowsi, se ha convertido, por su estética y cuidado en los detalles, en una de las referencia para las casas de campo en el país. Para asegurar la armonía y el paisajismo, se contó con un reglamento de construcción y tres planos de casas modelos, disponibles para ser consultadas por los dueños de los terrenos. En La Quebrada existirán lugares de recreación para toda la familia, dos club house para adultos y jóvenes, una zona con juegos para niños, una capilla, dos piscinas, un


sofisticado spa equipado con sauna y salas de masajes, además de un amplio jardín zen. Para las actividades deportivas, el condominio contará con gimnasio, canchas de tenis, frontón, fútbol, skate park y un centro hípico Santuario del Caballo Peruano de Paso en Cieneguilla de uso exclusivo. A solo veinte minutos de La Molina, llegando a Cieneguilla, en La Quebrada también se pueden realizar paseos a caballo, practicar ciclismo de montaña y trekking, además de disfrutar de la oferta gastronómica con insumos locales, conocer las zonas arqueológicas cercanas en Huaycán o visitar el pueblo de Antioquía. El sistema de arborización en La Quebrada —único en Cieneguilla— tiene más de 510 000 metros cuadrados de bosques y árboles, un vivero de 6000 metros cuadrados que hará auto sostenible la forestación, tres lagunas y un centro de hidroponía. Como en otros proyectos de

Menorca Inversiones, las áreas naturales representan el 40 por ciento del área total. La seguridad en el condominio cuenta con agentes durante todo el día. Por todo esto, los terrenos en La Quebrada redefinen lo que es vivir en el campo y permiten aprovechar al máximo esta experiencia: una casa rodeada de naturaleza en la que puedes experimentar y gozar de buen clima durante todo el año.

LUJO EN EL CAMPO. Arriba, vistas de la piscina y el club house (Proyecto Finca Entre Ríos - Menorca Collection). Al medio, unos de los acogedores ambientes de la sala principal (Proyecto Finca Entre Ríos de Menorca Collection). A la izquierda, paseos campestres y caminatas en familia por Cieneguilla.

REGATAS / 65


DEPORTES

SACA VENTAJA

Equipo amarillo se mantiene como líder del Torneo de Confraternidad

Al terminar la tercera fecha del Segundo Torneo Confraternidad de remo, esta vez realizado en la filial de La Punta, el equipo amarillo continúa liderando la tabla con 45 unidades, cuatro más que su escolta, el equipo azul. A pesar de haber quedado terceros en las primeras dos regatas, fue en la última en la que el puntero del torneo se alzó con el primer puesto, gracias a la actuación de Agustina Gallegos, Diego Mejía, Augusto Cavero y Marcelo Ampuero. De esa manera, lograron ocho puntos más para sumar en el torneo. La tabla de posiciones la cierran el equipo rojo con 36 puntos y el verde con 24 unidades.

CATEGORÍA emb.

dist.

color

tripulación Michelle Knell Silvana Murguía Jimena Paredes Rafaella Ferro Arantza Valera Javier Ancajima Adriana Sanguinetti Marco Sanguinetti María Pía Rissi Luis Felipe de La Puente Sandra Ferrand Lucas Carbone Agustina Gallegos Diego Mejía Augusto Cavero Marcelo Ampuero Paula Parks Manuel Lama Sebastián Gracey Alejandro Laines Lozada Vanessa Cayo Gonzalo de La Puente Mauricio Paredes Fernando Woodman Karina Meier David Olaechea Gonzalo Granda Eduardo Waslli Gianfranco Colmenares Ariana del Corral Diego Rodríguez Gerónimo Hamann Raquel Murdoch Mauricio Chávez Nicolás Pezet Guillermo Pérez del Solar María Dongo Aurelio Serpa Guiseppe Brignetti Enrique Sabogal Gianluca Giacchetti Gonzalo del Solar Alessandro Nastasi Sebastián Castañeda

"B" Damas

1X

Mixto // "C" Damas - "B" Varones

Azul Rojo Amarillo Verde Azul

2X

Rojo Amarillo Verde

"A" Damas "A" Varones "B" Varones "C" Varones

Amarillo 4 KDT

3500 mts Rojo

Verde

Azul

Bote "A"

Bote "B"

4X

1000 mts

Bote "C"

Bote "D"

REGATAS / 66

puntos 6 3 2 1 8 4 3 2 8

Agustina Gallegos, Marcelo Ampuero, Diego Mejía y Augusto Cavero

4

3

2

Michelle Knell

-

-

-

Luis Felipe de La Puente y María Pía Rissi


CATEGORÍA emb.

dist.

1X

2X

LA RUTA DEL CAMPEÓN Primer puesto del Nacional MasterInfantil de Remo

El 14 de julio se volvió a escuchar el grito de campeón en la filial de La Punta. Los bogas del CRL se volvieron a quedar con el Campeonato Nacional Infantil- Master por segundo año consecutivo, gracias a los primeros lugares alcanzados en nueve regatas disputadas, además de otras posiciones de podio. De esta manera, el camino del campeón absoluto del 2012 comienza con buen pie en este año. Ahora viene el turno de los novicios (setiembre), juveniles y seniors (ambos en diciembre) que se preparan para alcanzar el primer lugar.

2-

4-

1000 mts

Master

8+

Infantil "C" Varones Infantil "B" Damas Infantil "B" Varones

Infantil "A" Damas

1X 1X

500 mts

1000 mts

2X 1X 2X 1X

2X

Infantil "A" Varones

4X

1500 mts

tripulación

PUESTO TIEMPO

Mauel Lama Ricardo Suito José Otero José Spihlmann Luis de La Puente Gonzalo de La Puente Augusto Farfán Gustavo de La Puente Gonzalo de Las Casas Carlos Pinillos Sebastián Gracey Diego Mejía Diego Mejía Víctor Aspíllaga Manuel del Castillo Augusto Farfán George Mulanovich Gustavo Noriega Alfredo Iriarte Fernando Jiménez José Spihlmann Jaime Crosby Carlos Pinillos Gonzalo de Las Casas Luis de La Puente N. Gustavo de La Puente Alfredo Iriarte Fernando Jiménez Tim: Cristhofer Rojas Augusto Farfán Manuel del Castillo Manuel Lama Diego Mejía Sebastián Gracey Luis de La Puente V. Gonzalo de La Puente José Otero Tim: Raphael Viacava Juan Rodríguez

2° 3° 1°

4'57"64 5'51"74 -

-

-

3'09"72

3'44"00

4'12"65

4'17"80

3'30"03

3'35"00

3'04"88

Silvana Murguía

4'59"78

Tarek Mikulak

4'42"50

Tarek Mikulak Guillermo Pérez del Solar Arantza Valera Mayte Francesqui Jimena Paredes Arantza Valera Sandra Ferrand Gonzalo del Solar David Olaechea Gonzalo del Solar David Olaechea Luca Devescovi Santigo Salgado Renzo Brignetti Luca Carbone Sebastiano Franchy Renzo Brignetti Luca Dvescovi Marcelo Ampuero David Olaechea Mauricio Pinto Santiago Salgado Tarek Mikulak Gonzalo del Solar Guillermo Pérez del Solar Luca Carbone Alejandro Laines-Lozada

4'21"10

1° 2° 3° 1°

7'53"44 8'47"12 9'09"19 -

1° 2° 1°

6'17"28 6'23"45 6'02"47

6'20"11

6'38"11

5'47"41

5'54"34

6'07"31

Augusto Farfán y Diego Mejía

REGATAS / 67


DEPORTES

VELAS POR FIESTAS PATRIAS Tradicional torneo de Sunfish en Paracas Desde hace años, por Fiestas Patrias, se realiza la competencia de sunfish Ramón Chiarella en Paracas, que este año contó con la participación de dieciseis embarcaciones y tuvo como ganador a Alex Zimmermann, quien triunfó en seis de las siete regatas realizadas. El viento, en Paracas, no sopló como es costumbre, pero eso no detuvo el entusiasmo de los navegantes. «Es un campeonato emblemático e importante en la asociación, una oportunidad de recordar al doctor Chiarella, quien siempre apoyó al sunfish en nuestro Club», dice Alex Zimmerman. Ramón Chiarella es recordardado por el constante aliento a las delegaciones, las veces que hizo de médico voluntario para los equipos y el entusiasmo que siempre demostró por el sunfish del Regatas.

Karl Schroth, Estuardo Desmaison, Juan Carlos Suarez, Luis Angel Nemi, Alex Zimmermann, Carlos Larco y Guillermo Zavala

Sebastian Schroth y David Shatwell

Velas en altamar

Luis Angel Nemi y Andres Regal

REGATAS / 68


FUTURO ACUÁTICO Delegación de nadadores tuvo buen desempeño en campeonato chiclayano

El colegio Santa María Reyna, ubicado en Chiclayo, recibió la última semana de junio a la categoría Infantil del Regatas, como una de las delegaciones que iban a participar de la XI edición del Campeonato Aquareyna. En el evento destacaron nítidamente las nadadoras del Club, quienes alcanzaron el tercer lugar de la competencia general en Damas, solo empleando a deportistas de la categoría Infantil B2. Una de las más destacadas dentro de la delegación fue Daniela Salmón, quien consiguió tres medallas de plata en las pruebas de 200 metros combinado y en los 50 metros mariposa y espalda. «Me voy conforme ya que mejoré mis marcas individuales en estas tres pruebas. Las nadadoras del norte son chicas muy fuertes que nos obligan a prepararnos cada día mejor», dijo la celeste, quien junto a Flavia Romero, Milagros Carrera y Sabrina Cárdenas, también logró la medalla de oro en las postas libre y combinado.

CATEGORÍA

nADADOR

modalidad

MEDALLA

Mateo Rodríguez

25 mts espalda 25 mts mariposa 25 mts libre 25 mts pecho 25 mts pecho 4 x 25 libre 4 x 25 combinado

Bronce Plata Bronce Bronce Plata Oro Oro

4 x 25 libre 4 x 25 combinado

Plata Plata

50 mts libre 50 mts mariposa 50 mts pecho 4 x 50 combinado

Bronce Bronce Bronce Plata

4 x 50 libre

Plata

50 mts mariposa 50 mts espalda 200 mts combinado 50 mts libre 50 mts espalda 50 mts espalda 50 mts libre 4 x 50 combinado 4 x 50 libre

Plata Plata Plata Bronce Bronce Oro Oro Oro Oro

50 mts espalda

Oro

9 años

10 años

11 años

Felipe Sánchez Lucas Vega Mateo Rodríguez, Lorenzo Rodríguez, Felipe Sánchez y Rodrigo Ventura Jose Antonio Pereira, Lucas Vega, Nicolás Contreras y Alonso Carpio Daniela Torres Jose Manuel Alonso Fabio Heresi Miranda Nieto, Paula Valdéz, Ana Paula Meier y Camila Salcedo Miranda Nieto, Paula Valdéz, Ana Paula Meier y Vanessa Fort Daniela Salmón

12 años Flavia Romero Cristóbal Espejo

13 años

Daniela Salmón, Flavia Romero, Milagros Carrera y Sabrina Cárdenas Alberto Figari

Sabrina Cárdenas

Milagros Carrera

REGATAS / 69


DEPORTES

ENTRE LOS MEJORES Nadadores del Regatas ocupan el segundo puesto del Nacional Interclubes

El 14 de julio finalizó el Torneo Nacional de Interclubes en la piscina de Campo de Marte, donde la delegación celeste consiguió el segundo puesto del certamen. Muchos de los nadadores celestes fueron elegidos como los mejores nadadores de su categoría. Esos fueron los casos de José Neumann (14 años), Alan Ostolaza (16 años), Alejandra Valle y Jorge Luis Aspíllaga (17 años), Doménica Vallejos y Mauricio Fiol (18 años); y Kaori Miyahara junto a Sebastián Jahnsen (19 años a más).

CAT

NADADOR Daniela Salmón

Flavia Romero 12 años Valeria Mejía

13 años

Belén Torres, Daniela Salmón, Flavia Romero y Valeria Mejía Diego Pérez Camila Mendoza Sergio Zavala Piero Puccio Andrea Malarín

Melanie Napravnik María Fe Helera

14 años

Fiorella Silva José Neumann

Héctor Figari Julio Mejía Hernando Tejada

Christian Mayer Giancarlo Milla-León Cynthia Álvarez 15 años

REGATAS / 70

Joaquín Guerrero

modalidad

PTO

50 mts espalda 100 mts pecho 100 mts espalda 50 mts mariposa 100 mts libre 50 mts libre 100 mts espalda 400 mts libre 50 mts espalda 100 mts espalda Posta 4 x 50 libre Posta 4 x 50 combinado

2° 2° 1° 2° 2° 3° 3° 1° 1° 2° 1° 1°

50 mts mariposa Posta 4 x 100 combinado 800 mts libre 50 mts pecho 200 mts combinado 100 mts libre 50 mts libre 50 mts pecho 50 mts mariposa Posta 4 x 100 libre Posta 4 x 100 combinado 800 mts libre 50 mts libre Posta 4 x 50 libre 50 mts libre 100 mts libre Posta 4 x 100 libre Posta 4 x 100 combinado Posta 4 x 100 libre 200 mts libre 400 mts libre 800 mts libre 200 mts combinado 400 mts combinado 50 mts mariposa 50 mts pecho 100 mts pecho 50 mts pecho 100 mts pecho 200 mts mariposa 200 mts pecho 200 mts espalda 800 mts libre 100 mts espalda 100 mts libre 50 mts libre 100 mts pecho 50 mts pecho 200 mts libre 800 mts libre 50 mts espalda

2° 3° 3° 3° 2° 1° 1° 3° 1° 3° 3° 3° 2° 3° 3° 3° 3° 3° 3° 1° 1° 1° 1° 1° 3° 1° 2° 3° 1° 3° 2° 2° 2° 2° 2° 1° 2° 3° 3° 3° 2°

CAT

NADADOR Miguel Alonso Castillo

15 años

Gianluca Massignan José Ignasio Quintana Doménico Peñaloza Alessandra Gallegos

Andrea Pinto 16 años

Estefano Mandriotti

Alan Ostolaza

Gerardo Huidobro Alejandra Valle

17 años

Ana Paula Carneiro

Adriana Elera

Aldo Valle Jorge Luis Aspíllaga

18 años Doménica Vallejo

modalidad

Pto

50 mts pecho 200 mts pecho 100 mts pecho 100 mts libre 50 mts libre 200 mts mariposa 50 mts pecho 100 mts libre 50 mts libre 400 mts libre 800 mts libre 50 mts pecho 50 mts libre Posta 4 x 100 libre Posta 4 x 100 combinado 50 mts espalda 100 mts espalda 50 mts mariposa 100 mts libre 50 mts libre 100 mts espalda 200 mts libre Posta 4 x 100 libre 200 mts espalda 100 mts libre 100 mts espalda 50 mts espalda 100 mts mariposa Posta 4 x 100 combinado 200 mts combinado 200 mts pecho 50 mts mariposa 200 mts mariposa 200 mts combinado 100 mts mariposa 400 mts combinado Posta 4 x 10 libre Posta 4 x 10 combinado 100 mts espalda 100 mts mariposa 200 mts espalda 50 mts espalda 200 mts combinado 200 mts espalda 50 mts espalda 100 mts espalda 50 mts pecho 50 mts espalda 50 mts mariposa 100 mts mariposa 200 mts mariposa 100 mts espalda 800 mts libre 200 mts libre

1° 1° 1° 2° 1° 2° 2° 3° 3° 2° 3° 2° 1° 1° 1° 1° 2° 3° 2° 2° 3° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 2° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 2° 2° 2° 2° 3° 3° 3° 3° 2° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1°


CAT

NADADOR Doménica Vallejo

Santiago Won 18 años Alonso Luna

Mauricio Fiol

Rodrigo Recavarren Kaori Miyahara

19 años a más Massie Carrillo Lorena Figueroa Pedro Luna Sebastián Jahnsen

Sebastián Arispe

Nicolás Salmón Gonzalo Valderrama Tomás Luna

El Regatas ocupó el segundo lugar del torneo.

modalidad 100 mts espalda 200 mts espalda Posta 4 x 100 libre Posta 4 x 100 combinado 50 mts pecho 100 mts pecho 200 mts combinado 200 mts pecho 400 mts combinado 50 mts pecho 100 mts pecho 100 mts libre 50 mts libre 200 mts pecho Posta 4 x 100 libre Posta 4 x 100 combinado 100 mts espalda 200 mts espalda 200 mts libre 200 mts mariposa 100 mts espalda Posta 4 x 100 libre 200 mts libre 100 mts libre 400 mts libre 800 mts libre 50 mts libre 200 mts libre Posta 4 x 100 libre Posta 4 x 100 combinado 50 mts espalda 100 mts espalda 50 mts mariposa 200 mts pecho 100 mts pecho 50 mts pecho 50 mts libre 200 mts combinado 400 mts libre 200 mts libre 100 mts libre Posta 4 x 100 libre Posta 4 x 100 combinado 50 mts libre 400 mts libre 200 mts libre 100 mts libre 100 mts espalda 50 mts espalda 50 mts espalda

Pto 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 2° 2° 2° 2° 2° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 2° 2° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 3° 2° 2° 3° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 1° 2° 2° 2° 2° 2° 3° 2°

REGATAS / 71


DEPORTES

windsurf en polonia Experiencia europea para la formación de destacados deportistas En el Mundial de windsurf, con casi 400 competidores inscritos, procedentes de más de 30 países de los cinco continentes, los representantes del CRL lograron buenas posiciones. El torneo realizado del 27 de junio al 3 de agosto en Sopot, la ciudad de veraneo más conocida de Polonia, bañada por el mar Báltico, contó con la participación de María Belén Bazo, Michela Botteri, Simon Sousa, Santiago Bazo, Alessio Boteri y Juan Fernando Bazo, liderados por el coach Santiago Canseco. En la clase Techno Plus, para mayores de 17 años, Juan Fernando Bazo obtuvo

un importante resultado ubicándose en el octavo puesto. Techno Plus es una clase olímpica que se está iniciando en el Perú, dominada aún por navegantes europeos y asiáticos. Mientras que en Techno 293, María Belén Bazo logró ubicarse en la flota de oro, con el puesto 36, en la categoría mujeres sub 17. «Fue una experiencia de muy alto nivel e importante. Aprendes a conocer un sitio de condiciones climáticas diferentes -cuenta María Belén, quien participó en el Mundial junto a sus hermanos Juan Fernando y Santiago-. Participar con ellos fue increíble, nos apoyamos y felicitamos mutuamente».

En el medio, Juan Fernando Bazo junto a competidores extranjeros

Santiago Bazo y Simón Sousa

REGATAS / 72

María Belén Bazo


EN LA FLOTA DE ORO Representantes del CRL en Mundial de Lazer Balatonfüred es una antigua y pequeña ciudad, considerada el centro cultural, turístico y de navegación del lago Balaton, uno de los atractivos emblemáticos de Hungría. Precisamente en el lago Balaton se desarrolló el mundial de Lazer 2013, donde los representantes del CRL lograron ubicarse dentro de la flota de oro, en los campeonatos de las categorías Lazer 4.7 y Radial sub 21. A pesar de la falta de viento y las corrientes fuertes, en el primer campeonato del 6 al 13 de Junio, Javier Arriba, en lazer 4.7, logró el puesto 54 de 239, ubicandose dentro de la flota de oro, grupo que reune a los mejores participantes de la

competencia. En este torneo, Renzo Sanguineti y Rudolf Roder entraron dentro de la flota de plata. En la segunda competencia, de Radial sub21, desarrollada la semana siguiente, Jean Paul de Trazegnies logró ingresar a la flota de oro, culminando la competencia en el puesto 51 de 139 participantes. Las condiciones climáticas se mantuvieron parecidas a los primeros días. «El viento no sopló, no estuvo a nuestro favor, de seis días de regatas solo se pudieron culminar tres, pero la oportunidad de medirme con los mejores del mundo y de navegar en un lago fue importante», señala de Trazegnies.

Jean Paul de Trazegnies

Renzo Sanguineti

REGATAS / 73


DEPORTES

VELAS EN ALTAMAR Competencia de optimist en Las Bermudas

Con más de 35º grados en la ciudad de Hamilton en Las Bermudas, se disputó el Norteamericano de Optimist 2013. La competencia desarrollada del 3 al 11 de junio contó con la participación de 176 competidores de 19 nacionalidades. La flota que representó al Regatas estuvo compuesta por Andrea Eguiguren, Luciana Díaz, Mauro Pretto, Alejandro Mago, Stefano Viale, Matías Mufarech, Guillermo Velaochaga, Araceli Velaochaga y Christian Ledgard. En los resultados finales, Matías Mufarech logró una buena partipación con el puesto 42, Mauro Pretto alcanzó el 64 y Stefano Viale el 76. «Fue genial conocer y competir contra flotas de otros países, mucho más experimentadas, además de participar junto a mis amigos con lo que siempre entreno», cuenta Mufarech. Los adolescentes saben que el camino es largo aún, pero son justamente estas competencias, las verdaderas pruebas que templan su carácter.

Mauro Pretto, Santiago Canziani, Guillermo Velaochaga, Alejandro Mago, Matías Mufarech, Andrea Eguiguren, Luciana Díaz, Araceli Veleochaga y Christian Ledgard

REGATAS / 74


¡CAMPEONES! Equipo A de waterpolo se consagra campeón del Torneo Apertura Open El miércoles 17 de julio se disputó una nueva final que enfrentó a los equipos del CRL A contra el club Campo de Marte. Jugando de visita, los dirigidos por Luis Fernando Muñoz volvieron a consagrarse campeones del Torneo Apertura de waterpolo, categoría Open, que también contó con la participación del Club Barracuda. La escuadra celeste, con base juvenil y la ayuda de cuatro deportistas mayores, terminó invicta en el torneo tras jugar seis fechas (cinco victorias consecutivas y un empate contra Campo de Marte en la final). Eso bastó para acumular los once puntos –dos más que CDM– que significaron el título. Destacaron el boya Augusto Otero, con cuatro goles en la final; el alero Nicolás Rodríguez, quien mantuvo su desempeño en marca y desequilibrio ofensivo a lo

largo del torneo; y Aldo Rodríguez, alero de movilidad ofensiva. «Continuamos siendo un equipo ordenado defensivamente, con buenas coberturas, cambios de marca, cierres defensivos, robos de balón y buena respuesta de nuestros arqueros, lo que nos permite ser ofensivamente precisos y manejar los tiempos», dijo el entrenador Muñoz. Por otro lado, el CRL B logró el tercer lugar del certamen. Este equipo juvenil viene trabajando para convertirse en el recambio generacional que necesitará el equipo principal en el futuro. Tienen grandes promesas como el arquero Mathias Bromberg, quien a sus quince años ya fue convocado para la preselección nacional juvenil Sub 17; como Javier Chueca, el alero Giancarlo Milla León y el defensa Rodrigo Costa.

LAS ESCUADRAS CELESTES CRL A: Friederik Paternoster, Felipe Del Pozo, Antonio Del Pozo, Max Bromberg, Aldo Rodríguez, Bruno Gervasi, Rodrigo Recavarren, Nicolás Rodríguez, José Del Pozo, Bruno Mosto, Augusto Otero, Fernando Rodríguez y Fernando Acevedo. CRL B: Mathias Bromberg, Renzo Gervasi, Javier Chueca, Carlos Boza, Rodrigo Costa, Roberto Vallejo, Eduardo Tolmos, Giancarlo Milla León, Roberto Milla León y Alejandro Gracia.

REGATAS / 75


DEPORTES

R DE REGATAS Concluyó la XV Copa Regatas de Vóley Master

Cuarenta y ocho equipos de Lima se dieron cita del 3 al 9 de julio en la sede de Chorrillos para jugar la décimo quinta edición de la Copa Regatas Master. Al final del evento, el equipo Regatas R, uno de los cinco conjuntos celestes que participaron, ocupó el tercer lugar en la categoría AB. La clausura se realizó en la filial de Villa Deportiva, donde además se premió a Gladys Barreto, del Regatas R, como la mejor líbero, mientras que Carmen García Guerra, del Regatas G, se llevó el trofeo al mejor ataque. La escuadra ganadora de la medalla de bronce cerró de esta forma una buena jornada. En junio, habían participado en un torneo

en Mar del Plata, Argentina, donde obtuvieron el primer puesto de la categoría 35, además que Karina del Castillo fue la mejor atacante y jugadora de la final. Los otros cuadros del Club que compitieron en la Copa Regatas fueron el Regatas B, Regatas D, Regatas G y Regatas H. Este último, además, acaba de celebrar sus veinte años de formación. Las cuatro fundadoras fueron Betzy Brou, Any Canaval, Susy Monge y Meche Vilallonga, quienes luego se juntarían con Aurora Tovar, Rossie Gautier, Dorothy del Solar, June Berrios y Lucy Arrisueño.

Arriba: Teddy Riera (entrenador), Cynthia Palomino, Cecilia Garrido, Lilian Mejía, Verónica de Pardo, Paola Reátegui, Mónica Burga, Karina del Castillo y Gloria Velasco. Abajo: Judith Alburquerque , Roxana Darcourt, Janny Navarro, Gladys Barreto, Leonor Sánchez y Clara Velarde.

REGATAS / 76


TRADICIÓN POR LA MAÑANA Bádminton de Los Mañaneros por Fiestas Patrias Estar en la cancha cuando el día empieza. Jugar, para despertar, antes que avancen las horas. El grupo Los mañaneros es una tradición en el bádminton del Regatas. Varias generaciones se acostumbraron a empezar el día con buen pie, a las seis de la mañana, en un partido de bádminton. Este 18 de julio, para honrar esta costumbre, por Fiestas Patrias, se disputó el Torneo Confraternidad 2013. A través de cartas de naipe, sacadas al azar por los participantes, se decidió el orden de los enfrentamientos y la composición de las parejas, las cuales rotaban después de cada partido de cinco minutos de duración. Fieles a la costumbre, el torneo comenzó temprano, a las 6 am, con los veinte participantes disputando trece rondas. La ganadora general y de damas fue Tania Matuk, el segundo puesto en esta categoría lo obtuvo Patricia Luna. Por otro lado, en varones triunfó Gianfranco Brassini y el segundo lugar quedó en manos de Alfonso Bringas. Tania Matuk, la campeona, empezó en el badminton hace once años «Llegué por casualidad. A unas amigas les faltaba una contendiente y así empecé», recuerda. Juega con Los Mañaneros desde hace diez años, cuando ir por las mañanas se le hizo una costumbre natural.

Raúl García Rodriguez, Gian Franco Brazini, Alfonso Bringas, Tania Matuk Ratto y Paty Luna Gastelu

REGATAS / 77


DEPORTES

ESTÁN EN LA PRE Seis jugadores del Club forman parte de la pre-selección nacional que participó en el campeonato en Mar del Plata

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia en el básquet?

Strobach: En un partido de Adecore, jugando por mi colegio (Santa María), perdíamos por dos puntos. Antes de que termine el partido, me llegó el pase, lancé de tres puntos y entró. Eso fue el año pasado. Saponara: En julio del año pasado fui a una universidad en Los Ángeles, de donde salieron varios jugadores de la NBA como Kevin Love. Jugamos ocho horas diarias durante cuatro días. Bagagnini: Todos los campeonatos que hemos ganado. ¿Jugador modelo?

Strobach y Saponara: Kobe Bryant. Cruz-Saco: Rajon Rondo. Bragagnini: Michael Jordan siempre será el mejor para mí. Merzthal: LeBron James. ¿Por qué el básquet?

Strobach: Me gusta más el juego en el equipo que el individual. Y no me gusta el futbol porque en el básquet creo que contribuyes más. Metes más canastas. Para mí, una canasta vale mucho más que un gol. ¿Qué tipo de jugadores son?

Arriba: Nicolás Cruz-Saco, José Luis Ferreyra y Dieter Merzthal. Abajo: Alonso Saponara, Nicolás Bragagnini y Eric Strobach

Ninguno llega al metro noventa de estatura. Es más, no están ni cerca del promedio que tienen los jugadores de la NBA –liga a la que sueñan llegar– con sus dos metros y tantos. Pero eso poco les importa a Dieter Merzthal, Nicolás Cruz-Saco, Eric Strobach, Alonso Saponara, Nicolás Bragagnini y José Luis Ferreyra, los basquetbolistas que llegaron en el 2012 a la pre-selección Sub 15 a punta de talento. Ahora buscan tener un buen desempeño en el Sudamericano y más adelante jugar en el extranjero. Cada uno sobresalía en sus equipos de colegio, siendo figuras y encestando hasta cuarenta puntos en sus partidos. Ahora, con una competencia más fuerte, bordean los veinticinco y treinta puntos jugando por el Regatas. REGATAS / 78

Hace poco regresaron de un torneo realizado en Mar del Plata, donde se midieron con clubes de Paraguay, Venezuela, Uruguay y Argentina. Sin duda, una oportunidad que aprovecharon para mejorar individualmente y como equipo, con partidos diarios y llegando hasta las semifinales. ¿Llevan el número de camiseta por alguna razón en especial?

Strobach (21): Porque mi papá jugaba con el mismo número Bragagnini (23): Mi jugador preferido siempre fue Jordan. Merzthal (14): Toda mi familia tuvo el mismo número. Ferreyra (26): Fue con el que empecé de pequeño.

Strobach: Tengo un buen timing para hacer las jugadas y buena visión. Saponara: Lo mismo que Eric, aunque a veces mi temperamento me juega en contra. Cruz-Saco: Me gusta penetrar al aro y no me da miedo juntarme con uno más alto o fuerte que yo. Bragagnini: Saco lo bueno y lo malo de cada partido para mejorar en lo individual y hacer mejorar a mis compañeros. Merzthal: Soy muy atlético. Me gusta mucho saltar, clavarla y los rebotes. Ferreyra: Apoyo bastante al equipo, tanto en lo moral como dentro del partido. Me esfuerzo siempre por jugar en equipo. ¿Prefieres una jugada de dos puntos, triple, pase de fantasía, rebote o tapa?

Strobach: Jugada de dos puntos. Saponara: Los triples. Cruz-Saco: Me gustan las jugadas de dos puntos. Bragagnini: Los triples o los dos puntos. Aunque siempre se siente bien cuando haces pases que nadie espera. Merzthal: Me encantan las clavadas. Ferreyra: Las tapas son increíbles.


A TODO FRONTÓN Se disputaron las finales del XIV Campeonato de Confraternidad Cesar "Negro" Delgado 2013

En la categoría mayores de 60, Guillermo Tovar y Benjamín Swayne forzaron un cuarto set, ya que venían de la llave de perdedores, y lograron vencer a la dupla conformada por Claudia Valdeiglesias y David Martens por 21-15, 12-21, 21-13 y 21-18, mientras que la tercera posición la obtuvo Miguel de Las Casas junto a Madelaine Flores. Por otro lado, en dobles 90 años, la pareja campeona fue la de Dennis Mac Cunn y Enrique León Porta, quienes derrotaron a Freddy Villafuerte y José Bossio por 21-10 y 21-9. César Odría y Manuel Villavicencio quedaron en tercer lugar. Finalmente, en la categoría libre, Ramiro Zamorano y Leonardo Benique se consagraron como campeones luego de vencer a Kevin Martínez y a Jan Paul Jiras por 22-20, 19-21 y 21-18, mientras que en el tercer lugar quedó

la dupla conformada por Milton Castro y Bruno Semino. Terminado los encuentros finales, la ceremonia de premiación y almuerzo de clausura de este tradicional evento se realizó en el segundo piso del Hall Principal. Need For Speed Minutos antes de jugar las finales, se realizó un torneo de frontón rápido el 20 de julio, adelantando las Fiestas Patrias, en el que participaron 36 deportistas durante poco más de treinta minutos. El ganador resultó ser Daniel Castro, mientras que Manuel Villavicencio lo siguió en el segundo puesto y Carlos Vial, en el tercer lugar. Vial, como director del Club, estuvo presente, junto a Juan Carlos Zevallos, en la reinauguración de las canchas 9, 10 y 11, que ya están operativas para todos los amantes de la paleta.

Juan Fry

Ramiro Zamorano

Daniel Castro


DEPORTES

FIESTA EN MESA Amantes de las billas y el billar vivieron las Fiestas Patrias como mejor saben

En julio, la familia de las billas y el billar celeste se juntaron para realiza el campeonato de Fiestas Patrias, desarrollado en la sede de Chorrillos. Fueron 24 participantes que se midieron con taco y tiza en mano en las modalidades de billas y billar banco. En billas resultó campeón Javier San Miguel, luego de derrotar a Martín Rosell y a Gustavo Sánchez por dos mesas a cero. Rosell y Sánchez quedaron en la segunda y tercera ubicación, respectivamente. Por otro lado, en billar banco, Jhonny León superó a Rogelio Martínez y a Manvel Aicardi en las mesas finales, conquistando el primer lugar.

Javier San Miguel y Jhonny León

PRIMERO LAS DAMAS Culminó la quinta fecha del Regatas Damas Open de tenis

Se sigue viviendo la fiebre del tenis en la filial de Villa Deportiva, donde ya van cinco fechas jugadas del V Torneo Regatas Damas Open, realizadas los primeros miércoles de cada mes, de ocho a cuatro de la tarde, para las tenistas mayores de 35 años. Recordemos que el torneo cuenta con la participación de cien tenistas, seleccionadas en tres categorías, provenientes de los clubes La Planicie, Lima Golf, Los Inkas, Club de Villa, Jockey Club, AELU, Club Exagonal y el Regatas. La próxima fecha se jugará el 4 de setiembre.

Mariella Rojas

REGATAS / 80

Cathy Ruillón


VAN POR EL RANKING Esgrimistas del Regatas participaron en Campeonato Sudamericano Infantil Juvenil de esgrima consiguieron seis medallas.

Perú redondeó una buena participación en el último Sudamericano realizado a finales de junio en Antofagasta, en Chile, obteniendo siete medallas. Seis de ellas fueron de esgrimistas celestes –cada una en categorías distintas–, quienes compitieron contra representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Venezuela y el país anfitrión. Este evento se convirtió en el más concurrido de los últimos años al tener más de 250 esgrimistas participantes en las modalidades de florete, espada y sable. Entre los más destacados estuvieron Matías Shion (Pre-Infantil) y Jean Michel Borit (Infantil), quienes alcanzaron su primer podio en campeonatos sudamericanos, obteniendo dos medallas cada uno. Siguiendo su racha, Nicolás Palza conseguió la medalla de oro en la categoría Cadetes, luego de derrotar al brasilero Gabriel Bonamigo que llegaba como favorito. Fue la revancha justa de Palza, después de cuatro participaciones sin haber conseguido una medalla.

Nicolás Palza

Eduardo García

Por otro lado, Eduardo García consiguió una medalla más de bronce para su récord personal -tres de oro y tres de bronce-, siendo éste su sexto sudamericano. Ahora los esgrimistas se estan preparando para el Primer Ranking Nacional que se realizará a finales de agosto.

CATEGORÍA DEPORTISTA Pre -Infantil

Matías Shion

Infantil

Jean Michel Borit

Pre-Cadetes Cadetes

Eduardo García Nicolás Palza

MODALIDAD

MEDALLA

Florete Espada Florete Espada Espada Espada

Bronce Plata Bronce Bronce Bronce Oro

Matías Shion

REGATAS / 81


DEPORTES

MASIVA PARTICIPACIÓN Gimnastas destacan en el Campeonato Metropolitano y consiguen más de cien medallas

El último fin de semana de junio se realizó el Metropolitano de Gimnasia Artística en el coliseo del colegio Santísimo Nombre de Jesús y en la Videna. Fueron tres fechas en las que destacaron gimnastas de la selección del Club como Tamara Ortíz, quien se llevó cinco medallas de oro (máximo acumulado, salto, barras, mano libre y por equipos) y Micaela Ibárcena, quien obtuvo cuatro medallas doradas y una de plata. Mientras que, en el grupo de varones, los destacados fueron Ignacio Zevallos y Juan José Rubio quienes destacaron al llevarse tres y cuatro preseas, respectivamente. Este campeonato tuvo un elemento especial al contar también con cuarenta y cinco deportistas de la academia, quienes participaron por primera vez en este tipo de competencias, consiguiendo treinta y ocho medallas. Entre ellas, Celeste Ames, Luciana Ingunza, Macarena Blondet, Giancarla Gallo y Valentina Rosas, quedaron primeras en sus categorías. En total, la delegación celeste contó con setenta y tres competidores.

CATEGORÍA 8 años

11-12 años

9-10 años

13-14 años Pre Infantil Infantil

Juvenil

GIMNASTA

MÁXIMO ACUMULADOR

SALTO

María José Beteta Brisa Portillo Luiciana Peñaloza Gracia Álvarez-Calderón Paloma Estrada Antonella Petrozzi Isabella Arizola Tamara Ortiz Thais Llosa Francesca Tirado Micaela Ibárcena Larissa Tapia Alessandra Sempértegui Lia Pestana Caetana Mogrovejo Tamara Fernández Rafaela Romero Sandra Bermúdez Giuliana Vindrola Ximena Barrutia Valeria Protto

Plata Oro 4º Bronce 5º 4º Oro Oro Oro 6º Oro Plata 8º 4º Bronce 5º Plata

Bronce Plata Oro Bronce Bronce Oro -

CATEGORÍA GIMNASTA 7-8 años 11-14 años

Isabella Arizola en Piso

REGATAS / 82

Juan José Rubio Ignacio Zevallos

Oro Plata Plata Oro No compitió Plata Plata -

BARRAS

VIGA

MANO LIBRE

Bronce Plata Oro Oro Plata Plata Plata Bronce Plata Oro Bronce Bronce Oro Oro Bronce No hubo premiación por aparatos Plata Oro Oro Oro Bronce Oro Plata Oro No compitió No compitió Plata Bronce Bronce Plata No compitió No compitió Bronce Bronce Plata Plata

EQUIPO Oro

Oro Oro Oro

Plata

MÁXIMO ACUMULADOR

MANO LIBRE

arzón

anillas

salto

barras paralelas

barras

-

Plata Bronce

Oro

-

Plata Plata

Bronce

Oro -

Isabella Arizola en Barra

Tamara Ortiz Piso


CATEGORÍA

6 años

7 años

8 años

9-10 años

11-12 años 13-14 años 15 a +

GIMNASTA

MÁXIMO ACUMULADOR

SALTO

Taisia Kasianov Ariana Álvarez Calderón Ivana Pinasco Ariana Mendoza Francesca Viale Emilia Cortés Nicole Castritus Valeria Vargas Celeste Ames Luciana Ingunza Marcela Polastri Macarena Blondet Indhira Carmona María Julia Vergara Ivana Patiño María Fernanda Arévalo Fernanda de la Torre Gracia Méndez Cristina Gálvez Catalina Lizárraga Swe Carvallo Paula Reátegui Florencia Quirós Michela Melzi María Pía Lindley Samantha Gallart Valeria Ciriani Avril Wieland Roxana Pinedo Imari Moxter Giancarla Gallo Melissa de Lellis Valentina Rosas Fiorella Panfichi

4º 8º 7º 5º 6º Oro Oro 4º Oro 8º 5º 8º Plata 7º 6º 8º 7º 4º 5º 4º Oro Plata Oro Plata

Plata Oro Plata Plata Bronce Plata Oro Plata Plata Plata Bronce -

BARRAS

VIGA

Plata Oro No hubo premiación por aparatos Oro Oro Plata Oro Plata Oro Oro Plata Plata Oro No hubo premiación por aparatos No hubo premiación por aparatos No hubo premiación por aparatos No hubo premiación por aparatos

MANO LIBRE Plata Bronce Oro -

EQUIPO Oro

Plata

Oro

Bronce

Plata -

*Cuadro medallero de la academia competitiva

Francesca Tirado en Viga

Francesca Tirado, Thais Llosa y Fatima Romero

REGATAS / 83


DEPORTES

BRONCE EN BRASIL

Nicolás Alfaro consigue el tercer lugar de la categoría 18-20 años en el sudamericano de Karate

En los campeonatos sudamericanos, Nicolás Alfaro ya había sido campeón cuando pasó por las categorías 14-15 y 16-17 años, además de un subcampeonato en el Sudamericano del año pasado realizado en Lima. Ahora regresó al país con la medalla de bronce, la primera en la categoría 18-20 años, del Campeonato Sudamericano desarrollado del 28 de junio al 2 de julio en la ciudad de Fortaleza, en Brasil. En el certamen hubo deportistas de todo el continente y Alfaro se midió contra rivales de Venezuela, Argentina y Brasil, siendo el combate contra el brasilero Alisson Sobrinho, el que determinó su tercer lugar, venciéndolo por 7-2. «No lo conocía, pero junto a mi entrenador le planteamos una pelea bastante estratégica que funcionó», dijo el karateca celeste, que ya se está preparando para el Panamericano juvenil en Colombia, el Mundial juvenil en España para octubre y los Bolivarianos de noviembre en Trujillo.

MISTI CELESTE

Delegación de taekwondo volvió de Arequipa con cuarenta medallas

La tarde del 20 de julio, la ciudad del Misti se tiñó de celeste cuando la delegación del Regatas ocupó la primera posición del Torneo Nacional Zona Sur, en la modalidad Poomse. Entre ellos, destacarons Jucara Mier y Terán, Julio Piccini, Ignacio Garavito y Alejandro Paz. Además, el Club ya cuenta con clasificados para el próximo torneo Campeón de Campeones: Aittana Moya, Ignacio Garavito, Alejandro Paz, Armando López-Torres, Camila Zamalloa, Alejandro Rodríguez, Sebastián Barrutia y las hermanas Alarco.

Ignacio Garavito, Jucara Mier y Terán y Julio Piccini REGATAS / 84

DEPORTISTA

POOMSAE

KYORUGUI

Arahel Boza Amadeo Boza Santiago Samnder Jacira Mier y Terán Francesca Piccini Daniel Vargas Jucara Mier y Terán Luzcarime Saco Vértiz Julio Piccini Ignacio Garavito Alejandro Paz Sebastián Barrutia Aittana Moya Camila Zamalloa Daniela Alarcón Esther Alarcón Pareja: Amadeo y Jucara Pareja: Daniel y Luzcarime Pareja: Camila y Alejandro Trío: Amadeo, Arahel y Santiago Trío: Luzcarime, Jacira y Jucara Equipo: Esther, Diana y Claudia Pareja: Francesca y Julio Piccini Pareja: Arahel y Jacira Rommy Hübner Alejandro Rodríguez Juan José Zevallos Armando López-Torres

Plata Oro Plata Oro Oro Oro Oro Oro Bronce Plata Oro Plata Oro Oro Lesión Bronce Oro Oro Oro Oro Oro Oro Oro Plata Oro -

Plata Oro Oro Oro Plata Oro Plata Oro Oro Oro Oro Oro Oro Oro Bronce Plata


ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA De conformidad con lo dispuesto en los artículos 68, 69, 77 y 78 inciso b) del Estatuto, se convoca a ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA DE ASOCIADOS para los días sábado 17 y domingo 18 de Agosto de 2013, a realizarse simultáneamente en la sede de Chorrillos, sita en la Av. Chachi Dibós N°1201 del distrito de Chorrillos, provincia y departamento de Lima; en la filial de La Cantuta, sita en la Av. Circunvalación s/n, La Cantuta, del distrito de Lurigancho-Chosica, provincia y departamento de Lima; en la filial de San Antonio, sita en el km 79 de la Carretera Panamericana Sur, del distrito de San Antonio, provincia de Cañete y departamento de Lima; y, en la Filial Villa Deportiva, sita en el km 21 de la Carretera Panamericana Sur, del distrito de Villa El Salvador, provincia y departamento de Lima; con el objeto de someter a consideración la agenda siguiente: a) Aprobación de la ampliación del muelle de la sede principal de Chorrillos, que comprende la construcción del amarradero derecho para embarcaciones náuticas tipo lanchas, la construcción del amarradero izquierdo para remo y equipos de vela; y la construcción de la plataforma del ingreso al muelle y embarcaderos, por un monto aproximado de S/.2’166,280.00. La Asamblea se llevará a cabo, en primera convocatoria, a las 09:00 horas, y en segunda convocatoria, a las 10:00 horas del día sábado 17 de Agosto de 2013, hasta las 18:00 horas; continuando la votación al día siguiente, domingo 18 de Agosto de 2013, desde la 09:00 horas hasta las 18:00 horas. De acuerdo a lo establecido en el Art. 72 del Estatuto, los señores asociados podrán ser representados en la Asamblea únicamente por otro asociado, que no podrá representar a más de un asociado. La representación se puede otorgar por carta poder específica para esta asamblea, con firma legalizada ante Notario Público, o por Escritura Pública. Para ejercer la representación, se deberá entregar los poderes al Consejo Directivo hasta las 17:30 horas del día martes 13 de agosto de 2013, en la Secretaría del Club. Asimismo, y de conformidad con lo preceptuado en el Art. 82 del Estatuto, la reunión informativa previa tendrá lugar el día miércoles 14 de Agosto de 2013, a las 19:00 horas, en el Auditorio de la sede de Chorrillos.

Chorrillos, agosto de 2013

PRESIDENTE DEL CONSEJO DIRECTIVO

SECRETARIO DEL CONSEJO DIRECTIVO

REGATAS / 85


SOCIALES

¡FELICES FIESTAS!

Las Fiestas Patrias se vivieron en la sede de Chorrillos con un gran evento que incluyó entretenimiento para los más pequeños, números de marinera infantil y del grupo de Marinera del CRL, así como una presentación del grupo A Todo Cajón. Además, todos los asociados pudieron gozar del espectáculo de música negra de Los Farfán – la familia emblemática de los jueves de pavita– y de la agrupación Perú Negro. Para cerrar con broche rojiblanco: las embajadoras de la marca país Julie Freundt y Damaris. Al final, el inolvidable Guajaja.

Thalía Von Bischoffshausen, Daniela Araujo, Karelle Cayo y Francesca Forcelledo

Pablo y Vasco Ramírez

Gabriela Gálvez y Lily Eyzaguirre

Luis Rubio y Virginia Vásquez

Antonella Viale y Valeria Villagre

REGATAS / 86

Pedro Kovacic y Liliana Goñi

Amanda Rojas y Martín Kierszenblat


Liliana Otero y Anamari Iriarte

Silvana Pérez, Casey Koechlin y Manuel Koechlin

Valeria Dammert, Daniela Sánchez y Blanca Sánchez

Franco de la Puente, Antonio Román, Luis Carlos de la Puente y Santiago Robles

Martín Velarde

Carlos Ossio y Cecilia Merino

Rodrigo Montero, Melissia Montgomery y Hanni Ilmann

Arantxa Barnechea, Valeria Salinas y Mariana Barnechea

Mariano Pastor y Denise de Rutté

REGATAS / 87


Andrea Aranda y María Ojeda

Patricia Ibarra, Brunella Lingua, Bruno Lingua y Julieta Lingua

Andrea García y María Varillas

Nathaly Alarcón, Helga Rodríguez y Daniela Herrera

Emilio Namihas, Daniel Namihas, Gael Namihas, Marines Cabral y Salvador Namihas

Alejandra Lugón, Santiago Lugón y Marisol Ortíz

Antonella Pessagno y Renzo Fernández

¡FELICES FIESTAS! (BIS) La filial de La Cantuta no se quedó atrás y entregó un verdadero festival con sabor nacional para todos los asociados. Hubo casi cinco mil asistentes durante los tres días de actividades. Baile latino, juegos para los más pequeños, bingo, concurso culinario, Toro Night, caballos de paso, mini circo, paseo de antorchas, quema de castillo y el fin de fiesta con Fallo Muñoz para cerrar la jornada. Martina, Juliana y Hugo Peredes

REGATAS / 88

Luis Pastor, Micaela Bernales y Gabriel Bernales


Lorenzo Ortíz de Zevallos, Veronica Ortíz de Zevallos y Joaquín Obando

Andrés Ferrero, Peggy García e Isabella Ferrero

Rafaela y Alejandro Martínez

Fabiana Salgado y Abril Carpio

REGATAS / 89


AIRES DEL CAMPO La tarde del sábado 27 de julio, en la filial de invierno del CRL, se realizó la segunda edición de Aires del Campo, un concierto al aire libre que contó con la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional, que ejecutó las mejores composiciones de la música clásica, sudamericana y, sobre todo, peruana. Luca Llovaniori

Milka Molina y Alfredo Parra

Esther Tendler

Vanessa Salgado y Jorge Zanatti

Elisabeth Franciere y Claudio Ortíz

Susana Bustamante

Aissa Ibarraena y Tiffany Auza

REGATAS / 90

Chichi de Ray

Chicho Irribarren


Mary Ann Fletcher

Joaquín Ortíz

Talía Rivera

Marisa Noriega

Ian Angell


COCTEL DE GALA DEL PAM

El Programa del Adulto Mayor se vistió con su mejor traje para recibir las Fiestas Patrias en un Coctel de Gala celebrado el jueves 25 en el comedor de verano del Hall Principal. La velada contó con el acompañamiento musical de la Orquesta de Cámara. Ahora preparan las celebraciones especiales por los cinco años de fundación del PAM.

Oscar Franco y María Fernandez

Luis Morales y Flor Gorrio

Leticia Rodríguez-Larrain y José Avendáño

María Ruíz y Guillermo Revilla REGATAS / 92

Tere Noya y Julio Sarmiento

Manuel Flores y María Martin

Arturo Carreño, Carlos Vidurrizaga, Antonio Ramírez-Gastón Wicht, Pablo Cabral, Pepe Ruiz, Guillermo Illescas, Manuel Flores y Félix Núñez del Arco


Jorge Vargas , Yolanda Granthon y Norma Granthon

María Mendoza y Manuel Arnillas

Alicia de Aicardi y Nelson Aicardi

Felicia Flores y César Puente

Marta Tuccio y Luis Ortíz REGATAS / 93


Convenio por la peruanidad Para desarrollar y difundir la cultura peruana en la Institución, el Club de Regatas “Lima” firmó un acuerdo con la Asociación Nacional de Criadores y Propietarios de Caballos Peruanos de Paso, en la que los asociados recibirán, gratuitamente, cursos, conferencias, exposiciones culturales, exhibiciones y cabalgatas, entre otras actividades que se podrán realizar en la sede o en cualquiera de las filiales. Para cumplir con estos objetivos, el Regatas contará con seis Caballos Peruanos de Paso que descansarán en el Fundo Mamacona y facilitarán las clases para todos los asociados que quieran aprender a montar a caballo. Con estas facilidades acordadas en el convenio, se espera poder crear en el futuro próximo una Escuela de Chalanes y Amazonas en el CRL. Antonio Ramírez-Gastón firmando el convenio junto a Jorge Villacorta Díaz

Gustabo Urbina

Directivos de las dos instituciones embajadoras de la Marca País se unen en un convenio fraterno

Martin Vargas y Joanie Jochamowitz

Lucha de Hartley y Patricia Zavala

REGATAS / 94

Camila Navarro, Carlos Villacorta, Sindel Hernández


Patricia Balestra, Edwin Dyer, Moni Branbilla y Claudio Zaavedra

Alberto Velasquez, Arturo Cavero, Virginia Portugal y Mart铆n Molina

Carlos Luna y John Hartley

Patricia Quiroga y Stefano Sugobono

Demostraci贸n de caballos de paso REGATAS / 95


Criadores yAperos

El jueves 18 de julio tuvimos una muestra completa de Caballos Peruanos de Paso. Primero con una exhibición de aperos como las monturas y riendas del Museo de la Asociación Nacional de Criadores y Propietarios de Caballos Peruanos de Paso (ANCPCPP). Esta exposición contó, además, con una presentación de caballos peruanos de paso, acompañados de una marinera a pie en la Terraza 1. Cinco días después, se dictó una conferencia sobre la historia de nuestros Caballos Peruanos de Paso, realizada por los especialistas y criadores Mariano Cabrera y Domingo Delgiudice.

María Teresa Carrera, María Eugenia Carrera y Carmen Berrocal

Gustavo Buena y Nelly de la Piedra

Francisco Hernández y Josefina Arias-Ponce

Marice Calle y Rosario Jimenez

Presidente Antonio Ramírez-Gastón, Jorge Villacorta Díaz y Vicepresidente Guillermo Illescas. REGATAS / 96

Teresa de Trujillo y Norma de Moane

José Antonio Ugarte, Luciano Boggio y Marcelo Rusca


Chalanes exhibiendo destreza

Eduardo Montero y Alberto Pérez

Hernán Vásquez

Fernando Zavala, Ana Lucía Valdéz y José Zavala

Jorge Villacorta, Belisario de las Casas y Nasario Villafuerte

Evelyn Sobrino y Carlos Tarazona

Eximia marinera a caballo y a pie REGATAS / 97


EXPOSI CIONES Un recorrido en imágenes por la historia del Regatas en la exposición Nuestro Club, una serie de fotografías que retratan la vida de la institución en sus 138 años. La conferencia sobre La Historia del Automóvil ofrecida por el divulgador científico Tomás Unger, además de director de la revista Automás. Además, lo mejor de la banda inglesa AC/DC, interpretada por el grupo Crazy Dizzy en el 4 Kids 2 Rock. Antonio Ramírez-Gastón y Guillermo Illescas en la inauguración de la exposición Nuestro Club

Teresa Fletchelle y Yolanda de Iturreaga

Oscar Más, Emiliana Más y Lucero Reyes rockeando en el concierto

Gachi Castilla, Aitana Rizo Patrón, Cayetano Rizo Patrón y Rafael Rizo Patrón disfrutando de Crazy Dizzy REGATAS / 98

Jorge Marchena disfrutando de la exposición Nuestro Club

Ulices Quiroga y Pablo Cabral en el coctel de la exposición de los 138 años

Franco Negrón, Andrea Segura, Tony Negrón y Vasco Negrón

Martín Gálvez, Joaquín Gálvez y Daniel Gálvez en el 4 Kids 2 Rock

Pedro y Juan Diego Garcés, junto a Ignacio y José Ignacio Castro


Miguel Unger, Sandra Cancalaya y Antonio Madres en la exposición de La Historia del Automóvil

Robert Elliot, León Diez, Olga Ruiz-Eldredge, Antonio García y Eduardo Diez Ruiz momentos antes de la conferencia de Tomás Unger

Orlando Banino, Tomás Unger y Esther Santibañez

Eduardo Araujo y José Guzmán en la conferencia

REGATAS / 99


ESPACIOS

JORDI PUIG arquitecto DISEÑA UN NUEVO RESTAURANTE PARA EL CRL Escribe. Carlos Portugal / Foto. Sanyin Wu

Jordi Puig es un reconocido e hiperactivo arquitecto que podría pasar toda una semana sin pisar un solo espacio que él no haya diseñado (o al menos, haya intervenido en su concepción). Desde despertar en su departamento en Miraflores, ir a su estudio, almorzar y cenar en distintos restaurantes de Lima, tomarse unos tragos en un bar de San Isidro, cortarse el pelo, visitar una galería, viajar por un barco de lujo en el Amazonas, darse una vuelta en yate por la Costa Verde, hospedarse en un hotel frente al Titicaca, almorzar en el primer restaurante que hizo en Barcelona y conducir un programa de televisión por cable sobre arquitectura, transmitiendo desde alguna casa de playa que lleva su sello. Entre tantos lugares en la ciudad que Jordi Puig ha creado, ahora sumará a esa lista el nuevo restaurante en la sede de Chorrillos. «Vamos a sacarle provecho a la increíble ubicación frente al mar, con esa vista privilegiada. Queremos que el nuevo restaurante esté relacionado con el nuevo muelle para crear un todo, en relación al diseño. Va a dar la sensación de estar flotando sobre el mar», explica Puig sobre el proyecto que estará listo para el próximo verano. El arquitecto se involucrará en todos los detalles: los uniformes de los mozos, las sillas, los platos, los materiales de construcción, la iluminación, la grifería. «Todo tiene que marcar una línea. El proyecto debe tener un nombre y apellido. Tener un concepto propio». En cada espacio que imagina, busca transmitir una idea, tanto en la construcción como en el diseño de interiores. En su departamento logró recrear el espacio sociable que buscaba, su oficina es una construcción abierta que permite la interacción entre los trabajadores, y quiere que el futuro restaurante vaya más allá de ser solamente un lugar para ir a comer: quiere que se convierta en una experiencia. Un sitio donde puedas pasarla bien, disfrutar del lugar. «Como llegar a buen puerto, un lugar donde puedas ir a tomarte una copa, conversar con tus amigos, ver el mar, disfrutar del entorno. Que se convierta en un punto de encuentro». Esta fascinación por transmitir emociones en sus espacios llevó a Jordi a estudiar arquitectura de interiores como segunda carrera en Barcelona. Allá tuvo la oportunidad de diseñar su primer restaurante. «Fue una experiencia bastante buena porque pude aprovechar toda la riqueza de la arquitectura del lugar». Con los años, ya son bastantes los restaurantes que ha intervenido: Picas, Rafael, Rodrigo, y Pantagruel, entre otros. Cuando termina con uno, lo visita varias veces para ir puliendo detalles. Luego de un tiempo, les deja seguir su camino. «Vas viendo cómo se desarrollan, cómo funcionan, cómo es la comida, cómo los manejan. Son como hijos que debes ir soltando».


¡QUE VIVA EL PERÚ! La séptima edición de la Jarana Criolla llegó a su edición más importante del año con la celebración de Fiestas Patrias. Todo el criollismo y algarabía de los asociados se expresó en este evento que contó, además, con la presentación del conjunto EnCanto de Jarana.

Isabel de Pásara, Carlos Salcedo, Rose Moreno y Nino Marrese

José Alayza y Carmen Carrillo

Anne Maquet y Luis Vera

Marcela Elbers y Jaime Estabridis

María De La Jara y Pedro Lluen

María Serra y Mario Fasce


CORO

TREINTA AÑOS DE CORO El Coro Polifónico del CRL celebró sus tres décadas con un gran concierto Escribe. Andrés Talavera / Foto. Sanyin Wu

Desde su primera aparición oficial, el 12 de setiembre de 1983 en la Sala Alzedo durante los recordados Lunes Corales de la Ciudad, el Coro Polifónico del Regatas ha participado en innumerables celebraciones y presentaciones. La de la Sinfónica de Lima y el recibimiento que le dieron, junto a miles de coristas, a Juan Pablo II en su visita al Perú en 1985, son definitivamente las más recordadas, además de las presentaciones en el Congreso de la República, en eventos patrióticos, festivales corales, misas criollas y viajes al interior del país. Por eso, el 12 de julio fue una fecha especial para los Ponchos Celestes –nombre que les acuñó el ex Presidente del CRL, Alfredo Salazar, luego de su debut oficial–. Se presentaron en el auditorio del Club en REGATAS / 102

una velada donde interpretaron distintos temas que narran estas tres décadas de existencia coral. Como Treinta Años de Amigas, tema compuesto por Andrés Arriaza y dedicado a aquellas cantoras que estuvieron desde el inicio –Violeta de Guerra, July de Pastor, Helda Chocano y Nelly de Miró Quesada–, cuando en 1975 se juntaron en aquella primera formación del Coro. «Estaba jugando básquet en el coliseo, cuando entraron Bertha Rivva y Marisa Correa a pedirme, en pleno entrenamiento, que las acompañe a hacer una prueba en el auditorio. Fue así como entré para la audición y luego el profesor Chumpitazi dijo: “Ya tenemos un tenor más”», recuerda José Chocano, ex corista que también vio nacer este grupo. En estos treinta años los directores se fueron renovando:

desde Héctor Chumpitazi, pasando por Rubén Mayer (durante dos periodos), Deborah Bedoya, Gerardo Loyola, Mina Maggiolo, Wilfredo Tarazona y Juan Carlos Rodríguez, hasta Andrés Arriaza, quien desde hace ocho años encabeza el grupo. «El trabajo con las voces ha sido muy hermoso y gratificante, porque mantener, a la edad de mis cantores, la calidad interpretativa y la ductilidad de la técnica vocal es digno de aplaudir», dijo Arriaza en la presentación. El nivel de compromiso que han adquirido los ha llevado a estar dispuestos a cantar en la misa del matrimonio de alguno de sus hijos o en las bodas de oro de algunos de ellos. Han pasado treinta años y siguen cantando con el alma, porque saben que pertenecer a este grupo es una distinción.


CORO

PEQUEÑOS CANTORES Ellos siguen el ejemplo de los mayores -que en muchos casos resultan ser sus padres- y no han dejado de ensayar cada sábado por la tarde. El número creció de 15 a 33 cantores, con el trabajo que brinda Marcela Chocano, luego de tomarle la posta a Pupi, su madre, en octubre de 2010. «Días después de la muerte de mi mamá, me llamó el vicepresidente Juan Morante y me pidió que tome la posta. Eso fue un reto para mí porque estaba en duelo, pero si yo no daba ese paso, el coro pudo haberse perdido», recuerda Chocano.

Daniela Raygada, Nicole Giuffra, Jorge Barcenas y Estrella Mejía fueron parte de la primera etapa de este coro que se formó en 1996. Ahora cuenta con pequeñas promesas en el canto como Alexia Da Silva, Bianca Ursini y Miranda Cabieses, entre otras, con un desarrollado gusto por la música clásica, inaudito en un adolescente de trece años. Ellas confiesan que en muchos momentos estuvieron nerviosas en sus presentaciones, así como lo estuvo la primera generación, pero luego de los primeros aplausos, todo desaparece. «Me

fascina cantar, siento que estoy en un mundo donde puedo expresarme y nadie me va a juzgar», dice Alexandra Revilla, una cantora de once años que disfruta de una sinfonía de Mendelssohn. «Los niños son como esponjas que absorben todos los conocimientos y los interpretan con una ingenuidad muy profunda. Ellos serán la continuidad del quehacer coral dentro del Regatas». Ese fue uno de los pensamientos que el profesor Arriaza trasladó a escena durante el aniversario por los treinta años.

¿QUIÉNES SON? Alejandra Medina Ody, Alejandra del Castillo Flores, Alejandra Paz Reyes, Alexandra Revilla Rojas, Alexia Da Silva Rodríguez, Andrea Boggiano Vargas, Antonella Polastri Díaz, Antonella Ojeda Martínez, Arantza Souza Bruce, Bianca Ursini Olivet, Camila Vela Cornejo, Carla Castoldi Darcourt, Isabela Villalobos Chocano, Isabella Bresani Cuadros, Juliette Guevara Gaillard, Macarena Gloria Paz Reyes, María Ruesta Capurro, María Barrantes Arce, Marianne Merkelj Abi-Fadel, Micaela Callirgos Trelles, Miranda Cabieses Barzola, Natalia Salinas Castro, Oriana Elizalde Sangiacomo, Paloma Florez Perea, Paola Matos Rodríguez, Rafaella Paz Reyes, Romina Timoteo Gómez, Valeria Suárez Arce, Vanessa del Castillo Flores, José Antonio Merkelj Abi-Fadel, Egidio Molteni Salazar, Paola Mattos Rodríguez y Nicolás Bustos Franco.

REGATAS / 103


compromisos

ASOCIACIÓN KANTAYA

SUEÑOS EN LA ARENA En aymara, la palabra kantaya significa ‘iluminar’. Durante nueve años como institución, esa ha sido su razón de ser. Hoy cuentan con tres salones donde estudian más de trescientos chicos de Mi Perú, un asentamiento humano en Ventanilla escondido entre el arenal, asesorados por diecisiete profesores y auxiliares. Están convencidos de que la educación es la única manera de avanzar en la arena. Escribe. Carlos Portugal / Foto. Sanyin Wu

—¿Por qué empezaste a venir a los talleres de Kantaya? —Porque quiero salir adelante y que mi familia esté orgullosa de mí —dice Manuel, de ocho años. Está sentado en uno de los tres salones que la Asociación Kantaya construyó en los asentamientos humanos Mi Perú y Pachacútec, ubicados en el distrito de Ventanilla, al norte de la ciudad de Lima. El lugar está lleno de niños sentados en grupo mientras resuelven ejercicios del Plan Lector. Vienen aquí a seguir aprendiendo después de sus clases del colegio. Los profesores Félix Estrada y Yessica Jiménez van recorriendo el salón —con papelógrafos y dibujos en las paredes, y juguetes y libros en los estantes— mientras supervisan y conversan con los niños. Este espacio fue el primero de una historia que empezó hace nueve años, el día en que esos mismos profesores conocieron a Yessica Flores y Fabiola Portocarrero. Cuando Flores trabajaba en una agencia de publicidad, entendió que no le hacía feliz conseguir dinero para otras empresas. Trabajó en un colegio, pero tampoco pudo llenar esa satisfacción que buscaba en actividades sociales esporádicas, como las chocolatadas benéficas que organizó. Por su lado, Portocarrero había regresado de una maestría en los Estados Unidos, donde entendió que la situación de pobreza en el Perú no era algo normal. En una actividad social en la que coincidieron, escucharon relatar a los profesores Yessica y Félix la situación que se vivía en Mi Perú: «Había muchos niños que después de clases no encontraban en sus hogares una situación beneficiosa y no tenían las oportunidades para salir adelante», recuerda Yessica Flores. Entonces entendieron que habían encontrado una meta. Conversaron con los profesores y decidieron ir al lugar y centrar su proyecto en la educación: «El Perú está en los puestos más bajos de la prueba PISA, que evalúa matemáticas, ciencias y lectura. En educación, según un informe global de competitividad, estamos 133 de 139», dice Fabiola. Por esta razón, crearon tres programas en Kantaya: i) Refuerzo Escolar en las llamadas «Casitas Felices», donde se trabaja el plan lector, manualidades, matemáticas y danzas para complementar lo aprendido en el colegio; ii) Campañas Regulares con donaciones de ropa, útiles, además de un espectáculo por Navidad, chocolatadas y las Olimpiadas Kantaya; y iii) Iluminando Vidas, donde se promueve el estudio de carreras técnicas o universitarias de jóvenes mediante el padrinazgo, convenios o auspicios —como Engor Cunza, que hoy estudia para Sub Oficial de la FAP, o José Ramírez, que lleva cursos de Administración Comercial en SENATI—. Ambos son apoyados por la asociación y han prometido ayudar a las siguientes promociones de jóvenes en Kantaya. Se trata de mirar el futuro y saber que pueden lograrlo. El futuro es ahora: cuando Nicole, de doce años, estudie para ser científica; cuando Nataly deje de soñar con ser doctora y lo haga; o cuando Manuel, de ocho años, se vista con el uniforme de bombero porque quiere ayudar a los demás. REGATAS / 104

ENTREGA. Fabiola y Yessica no tienen hijos, pero cada uno de los niños de Kantaya es como si lo fueran. Su ayuda es genuina y no solo le dedican sus ratos libres.

¿CÓMO AYUDAR? 1. Del 30 de agosto al 1 de setiembre puedes hacer llegar tus donaciones de útiles escolares a la terraza 1 del hall principal en la sede de Chorrillos del CRL. 2. Mediante el programa Cambia la vida de un niño por 1 sol diario. Se trata de una colaboración que asegura la educación de un niño Kantaya. 3. A través de donaciones personales o de empresas, de dinero o materiales. Para más información, contactarse con donación@kantayaperu.com


MEMBRESÍA ASOCIADOS FALLECIDOS César Alejandro Acevedo Hartley Celso Pedro Fuentes-Rivera Romero José Antonio Amaro La Rosa

Petar Dragui Nestorovic Razzeto Jorge Segersbol Simbala Guillermo Pacheco Zúñiga

Augusto Pedro Elías Sarria Amílcar Gil Pareja

Pedro Castro Lanfranco Aldo Cochella Pace Carlos Villacorta Díaz

Luis Adrianzen Subiria

Pablo Armando Cabral Larrea Cesar Bouillon Eyzaguirre Jorge Jesús Banda García Víctor Espinosa Casos María Arbaiza Vda. de Cabrera María Blanca Ibaceta Vda. de Kulisic Manuel Estévez Moreno Antonio Kuljevan Pagador

Mauro Ocampo Carafa Javier Oscar Flores Araoz Polanco Cesario Edgardo del Pino Aguilar Miguel Porto Burga Eithel Mc Gowen Lagos Luis Barragán Otero Luis Soberon Álvarez

ASOCIADOS VITALICIOS Cesar Fernando García Ruiz Ricardo Lanfranco Barrios Carlos Diez Canseco Terry

ASOCIADOS PREVITALICIOS Leoncio Arellano Raffo Enrique Rodríguez Pastor Mendoza María Rosario Del Solar Vda. de Sevilla Antonio Del Campo Bocanegra José Arce Helberg Pedro Cateriano Delgado Juan Manuel Soyer Martínez Carlos Buezo de Manzanedo Zúñiga

hijoS DE ASOCIADOS María Fe Álvarez Calderón Campos Jorge Augusto Ernesto Álvarez Linares Daniella Andrade Dargent Daniela Añorga Granados María José Añorga Granados Jorge Luis Aspillaga Seminario Mariana María Bazán Stewart Renán Pedro Belaunde Samohod Jorge Manuel Bellina García-Rosell Carlos Guillermo Betin Del Negro Carolina Brigneti Rouillon Diego Alberto Bustamante Berry Cecilia María Carpio Schultz Elías Alonso Castro Orrego Diego Alonso Checa Ormeño José Antonio Contreras Mellado Stefano Controni Manzur Lia Crovetto Bonilla Carlos Felipe Dancuart Mendoza Juan Pablo De La Guerra De Urioste Claudia Patricia De Los Ríos Garland Alejandro José Desmaison Ibarra Sylvia María Desmaison Ibarra Daniella Francesca Fiscalini Herz Belisario Francisco Flores Valdivieso Enrique Franco Moreno

Melissa Yasmin Fuentes Pastor Luis Carlo Gálvez Haro Elisa Giannoni Chávez-Ferrer Claire María Gloaguen Arizaga Jean-Marie Hernán Gloaguen Arizaga Christian Goñi Harrisson, Jose Miguel Guibovich La Rosa Valeria Gutiérrez Rivasplata Ariana Blanca Hanke Roos Ricardo Felipe Jiménez Aguilar Andrea Estefanía Jiménez Carranza Rodrigo Alonso Jiménez Carranza Lorena Blanca Larrabure Bertorini Giuliana Lazo Paredes Nicolás Lembcke Berninzon Axel Ljubicic Ponce Sergio López Rivera Jorge Santiago Málaga Suero Erika Mayer Martinelli Juan José Miranda Budge María Alejandra Miranda Budge Sayuri Mariana Montes Yasuoka Carlos Andrés Odria Pinillos Manuel Alonso Odria Pinillos Marines Olcese Aramburu Alessandra Carina Olivos Benavides

Claudia Ortiz De Zevallos Roda Uldarico Ossio Seminario Jorge Luis Panizo Putnam Juan Carlos Panizo Putnam Samuel Pérez Barrios Ivo Poblete Lora Charles Walter Pye Gunther Carolina Ramírez-Gastón Canseco María José Reyes Medina Milvia Ripamonti Mangini Fernando Rosell Lanfranco Borja Samudio Jochamowitz Renzo Eduardo Scerpella Manrique Camila Ugaz Heudebert Alessandra Valle Ibáñez Daniel Felipe Vargas Aguilar Francesco José Vasi Mesa Eduardo Vidalón Pastor Michelle Wenzel Terry Mariana Ychicawa Vélez Melissa Zazzali Valdez Úrsula Zegarra Reátegui Nicolás Zeña Valdez

viudas de ASOCIADO Edith Montes Vda. de Puelles Rosa María Klinge Vda. de Vega Jessica Sánchez Alfaro Vda. de Fuentes

Nelly Arrisueño Vda. de Fogliani María Sánchez Gutiérrez Vda. de Valdez Marta Elena Valdivieso Vda. de Corzo

Sara Ruiz Vda. de Velazco

José Manuel García Ponce Hugo Gonzales Castañeda Viviana Mariela Melinchón Espinosa Axel Calixto Pozo Hammar

Miguel Ángel Quijano Doig Wilfredo Santiago Ruiz Ávila

NUEVOS ASOCIADOS Viviana Patricia Alarcón, Lino Battilana Riva Carlos José María Bresani Tamayo Patricio Fernando Carpio Sardón

HIJO POLÍTICO

NIETOS DE ASOCIADO Octavio Edwards Alayza Luis Alejandro Fuller Chueca Alejandra Izquierdo Saona

Ximena Cecilia Francisca La Hoz Astengo Natalie Eva Nicholson Landi María Inés Thorne Marrero

Chiara Orlandini Camino

REGATAS / 105


TRADICIóN

PAM

Sanyin Wu

SE CUMPLEN cinco años desde la creación del Programa del Adulto Mayor (PAM) Cuenta la historia que en las antiguas fiestas de carnavales del Club los asociados solo podían bailar alrededor de la piscina olímpica. Unos pasos más allá, solo había arena y mar. El hall principal aún estaba en construcción y las terrazas todavía eran muy pequeñas. Pero el Regatas ya no era como al inicio: había crecido. Y muchos de esos asociados fueron los que contribuyeron para construir los espigones que le ganaron terreno al mar. Ahora, treinta años después, muchos de ellos ya son adultos mayores. Carlos Vidurrizaga es uno de esos hombres. Ahora, en una mañana de julio, se pasea por el Club. Camina por las terrazas del hall, las áreas deportivas y culturales y se reúne con los asociados para preparar las actividades del Programa del Adulto Mayor, que coordina desde octubre del 2008. Desde entonces no ha faltado un sola mañana a ese ritual que tiene con la metrópolis, como llama al Club. La idea fue de Hernán Arízaga La Torre, Vicepresidente en el periodo de Willy Iturriaga. Ese año, Vidurrizaga se había dado cuenta que 5400 asociados pertenecían al grupo de los adultos mayores —personas que están entre los sesenta y ochenta años— y los directivos le propusieron liderar la nueva comisión. Tenía setenta y cinco años pero no lo dudó. «Él hacía unos almuerzo maravillosos en el Club para festejar sus cumpleaños», dice Arturo Carreño, uno de los asociados que lo ayuda en la comisión, junto a Dora Lercari, quienes lo conocen desde hace más de treinta años. La primera vez que fue a una de sus reuniones fue en los años ochenta, cuando recién se había inaugurado la cancha de bochas. Vidurrizaga, Carreño y Lercari, con la ayuda de César del Risco, pusieron en marcha lo que hoy se conoce como el PAM, que también cuenta con el apoyo de Lucho Ortiz, ex miembro de la Junta Calificadora, desde hace un año y medio. «Lo que buscamos es que los asociados participen en constantes actividades, tanto en la sede como en las filiales. Sabemos que no quieren ver más museos ni estar sentados mucho tiempo en largas conferencias», explica Vidurrizaga, que junto a sus coasociados se encargó de programar las fiestas temáticas, almuerzos, paseos a las filiales, gymkanas y jornadas de cine. A cuatro años de iniciar el programa, ya tiene 1200 inscritos y su trabajo ha sido reconocido no solo por sus miembros sino también por sus hijos. «Nos dan las gracias y dicen que hemos renovado la vida de sus padres al sacarlos de sus casas, donde se pasaban el día frente al televisor», dice Carreño. No hay nada peor que la soledad: ellos lo tienen claro. Por eso están obsesionados con seguir trabajando y reivindicar a todos aquellos que ayudaron a que el Regatas crezca. «Ahora estamos preparando un proyecto grande para todo el grupo del adulto mayor. Va a ser algo extraordinario, pero no podemos adelantar nada más», cuentan (Andrés Talavera).

REGATAS / 106

INCANSABLES. Luis Ortiz, Arturo Carreño y Carlos Vidurrizaga rodean a Dora Lercari.


REGATAS / 107


REGATAS / 108


REGATAS 236  

Mario Testino, el fotógrafo peruano más universal, habla sobre la fama, su mamá, sobre Río y sobre sus retratos definitivos. Un perfil de Te...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you