__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Un Espacio Para La Ciencia Libro Científico Arbitrado

ISSN 2631-2689 Diciembre, 2020 Publicación Anual

Vol. No.

3 1


ISSN 2631-2689 Diciembre, 2020 Publicación Anual

Un Espacio Para La Ciencia Vol. 3 - No. 1

Diciembre, 2020


Un Espacio Para La Ciencia Econ. Patricia Navarrete Zavala Editora General

Directora de ManglarEditores

Consejo Editorial Econ. Jorge E. González S., Mg.

Magíster en Evaluación de Modelos Educativos, Magíster en Desarrollo Económico, Economista. Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Central, Sucre, Bolivia.

Lcdo. Edgar Rivadaneira Ramos, Mg.

Magister en Gerencia Educativa. Máster en Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación. Diploma Superior en Gestión y Planificación Educativa y en Sistemas de Educación Superior Modular Basados en Créditos Acumulables y Transferibles. Licenciado en Informática. Docente, Decano de la Facultad de Ciencias Administrativas, Gestión Empresarial e Informática. Universidad Estatal de Bolívar.

Lcda. Carmita Ramírez Calixto, Mg.

Magíster en Gerencia Educativa, Licenciada en Ciencias de la Educación. Docente Investigadora. Universidad Estatal de Milagro..

Ing. Susana Rengel Rojas, MBA

Magíster en Administración de Empresas, Gestión Empresarial y Proyectos de Inversión, Ingeniera Agrónoma. Coordinadora Académica Área Desarrollo Sostenible. Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Central, Sucre, Bolivia.

Ph.D Darwin Ordoñez Iturralde

Doctor en Educación, Magíster en Negocios Internacionales y Gestión de Comercio Exterior, Diplomado en Economía Ecuatoriana, Ingeniero Comercial. Docente, Universidad Laica VICENTE ROCAFUERTE de Guayaquil.

Cuerpo Editorial Lcdo. Iván Murillo Arteaga

Responsable Científico de la Lengua Inglesa

Lcda. Ximena González Vásconez, Mg.

Gramatóloga. Profesora de Segunda Enseñanza en Castellano y Literatura. Licenciada en Ciencias de la Educación, especialidad Castellano y Literatura. Docente, Universidad de Bolívar.

Raúl Córvoda Layana Diseño Gráfico

Datos técnicos Un Espacio para la Ciencia Libro Científico Arbitrado Edición 1, diciembre de 2020 Vol. 3, No. 1. Publicación Anual ISSN 2631-2689 eISBN No. 978-9978-11-039-3 Derecho de Autor No. GYE-011828

5


Depósito Legal: GYE-000301 Edición digital disponible en CD-Rom

Sistema de arbitraje Para realizar el proceso de evaluación por pares del libro científico arbitrado Un Espacio para la Ciencia, se recurre a evaluadores externos, ajenos a la entidad editora, y se lo realiza bajo la metodología double blind peer review.

Suscripciones, canjes y sugerencias ManglarEditores

La Garzota II, Mz. 59, Sl. 37 Guayaquil, Ecuador Teléfono Oficina: (+593-4) 6026458 Celular: (+593-9) 92882503 Planta: Alcedo 407-409 y 6 de Marzo Teléfonos: (+593-4) 2410379 - 2410582 info@manglareditores.com www.manglareditores.com

Acerca de Un Espacio para la Ciencia

6

Un Espacio para la Ciencia es una publicación académico-científica arbitrada, de circulación anual, dirigida a investigadores, académicos, estudiantes y profesionales de las múltiples ramas del conocimiento. Publica contribuciones producto de investigaciones relacionadas con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Tiene como objetivo fomentar la investigación académica y la divulgación de conocimientos mediante la publicación de trabajos originales sobre cualquiera de las áreas relativas o relacionadas con los ODS. Un Espacio para la Ciencia se construye con el trabajo colectivo de muchos colaboradores. Los editores, agradecen la contribución de los miembros del Consejo Editorial, los Ad-Hoc Reviewers y a las personas que enviaron sus trabajos para una posible publicación. Los puntos de vista, argumentos y los datos presentados en esta publicación reflejan únicamente la opinión de sus autores. Los manuscritos que se reciben son enviados a evaluación, sin embargo, no se garantiza la veracidad o precisión de la información presentada por los autores.

Citas y referencias Un Espacio para la Ciencia se acoge al formato de citas y referencias de las Normas APA 7a. ed. Responsable de la publicación Econ. Patricia Navarrete Zavala Edición Digital Anual

Copyright CC BY-NC: Esta licencia permite a los reutilizadores distribuir, remezclar, adaptar y construir sobre el material en cualquier medio o formato solo con fines no comerciales, y solo mientras se otorgue la atribución al creador.


Líneas temáticas Para la presente edición, las líneas temáticas de la publicación se alinean con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que se enlistan a continuación: ODS

Líneas temáticas

Emprendimiento familiar.

Manejo y gestión sustentable del agua

Negocios Inclusivos Innovadores.

Desarrollo sostenible, económico, social y ambiental.

7

Lo expuesto por los autores en las contribuciones publicadas, son de su entera responsabilidad, y no reflejan las opiniones de ManglarEditores ni del Consejo Editorial. www.manglareditores.com


Editorial

E

l 2020 nos sorprendió a todos de una manera nunca antes vista, y la sorpresa no fue buena, todo lo contrario, el mundo entero se puso de cabeza por la aparición del virus del SARS-

Co-2 que desencadenó una pandemia universal, por la cual todos fuimos afectados. El COVID-19, como así lo denominó la Organización Mundial de la Salud, provocó un confinamiento masivo, encierro durante el cual tuvimos que continuar desarrollando nuestras actividades, mientras los gobiernos combatían contra un enemigo invisible que cada vez se abría paso entre la gente, dejando a su paso una estela de destrucción, muerte, pérdida de empleo, separación de la familia, y que cambió para siempre la manera en que ahora nos relacionamos. Esta situación, que a la presente fecha no hemos superado, nos

8

ha permitido redescubrir nuevas formas de realizar actividades tan cotidianas como trabajar, estudiar, reunirnos, y muchas más. En medio del aislamiento, y luego de que la primera ola de la pandemia ha pasado por casi todos los países del mundo, la esperanza de una vacuna que logre frenar el número de contagios y terminar con esta calamidad, nos regala nuevamente la ilusión de retornar a la forma en que antes vivíamos, aunque todos sabemos que, como lo hacíamos, no va a volver a ser. A pesar del duro golpe que ha sido para el mundo entero, la pandemia nos deja lecciones importantes, entre esas, que debemos reinventarnos para continuar, y ver los obstáculos como oportunidades de crecimiento. Un ejemplo de que, a pesar de las dificultades que se han presentado, lo mejor es continuar, es esta tercera edición del libro Un Espacio Para la Ciencia, en el que se presentan 7 investigaciones realizadas por docentes y estudiantes de posgrado de universidades ecuatorianas y extranjeras, como la Universidad Nacional de Loja, Universidad Nacional Autónoma de México y Universidad de San


Carlos de Guatemala, que superaron un proceso de revisión por pares bajo la metodología double blind peer review. En esta oportunidad, las líneas temáticas, de acuerdo al propósito de la publicación, se desarrollaron sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por las Naciones Unidas, que corresponden a los ODS 1, 6, 8 y 10: Emprendimiento Familiar, Manejo y Gestión Sustentable del Agua, Negocios Inclusivos Innovadores y Desarrollo sostenible, económico, social y ambiental. Comparto con ustedes que ManglarEditores fue evaluada y recibió la certificación de Empresa Verificada por ConnectAmericas®, la primera red empresarial de América Latina y el Caribe dedicada a promover el comercio y la inversión internacional. Iniciativa regional impulsada por el Banco Interamericano de Desarrollo, apoyada por Google®, DHL®, Sealand®, Facebook® y Mastercard®. También nos volvimos sponsors de CreativeCommons©, y esa novedad se ve reflejada en las páginas de esta edición, así como en todas las publicaciones de acceso abierto, a las cuales se les ha incorporado el DOI® y se encuentran indexadas en OpenAIRE® iniciativa de la Unión Europea para preservar los aportes académicos y científicos de autores de todo el mundo. Todas estas mejoras logradas en el 2020, muestran el esfuerzo que se realiza para que las publicaciones de nuestros autores se encuentren respaldados por un trabajo hecho no solo con calidad, sino también pensando en el éxito de los investigadores, docentes y posgradistas que depositan su confianza en nosotros. En el 2021, se implementará el sistema Open Journal System con miras a lograr la indización de Un Espacio para la Ciencia. Por ello, la quinta convocatoria que se realizará en abril, tendrá como uno de sus requisitos el registro de los autores en esta plataforma, así como contar con el código ORCID para investigador. Finalmente, agradecemos el trabajo Ad Honorem de los miembros del Consejo Editorial, así como de los pares evaluadores, y del cuerpo editorial, sin cuya valiosa ayuda no se habría logrado esta publicación. Econ. Patricia Navarrete Zavala Directora ManglarEditores

9


Índice

Prólogo

12-15

Capítulo 1

17-48

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua ETFS In Financing of Water Desalination Plants María de los Ángeles Mendieta Alonso Comisión Nacional del Agua (México) Arturo Morales Castro Universidad Nacional Autónoma de México

Capítulo 2

49-70

Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV Returns of Sustainable Companies on The Stock Exchange: The Case of the BVM Rony Estuardo Monzón Citalán Universidad San Carlos de Guatemala

10

Capítulo 3

71-96

FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global FinTech And Financial Inclusion in the 2030 Agenda for Sustainable Development: A Global Vision Karla Monserrat González Rodríguez Universidad Nacional Autónoma de México

Capítulo 4

México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera Mexico: Perception of FinTech and Its Role for Financial Inclusion José Miguel Mata Hernández Universidad Nacional Autónoma de México Socorro Alejandra Castro Ponce Universidad Nacional Autónoma de México

97-124


Capítulo 5

125-142

Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria Ecuador: Management of the social balance sheet for popular and solidarity economy financial entities Johanna Maribel Ochoa Herrera Universidad Nacional de Loja Jorge Baltazar Vallejo Ramírez Universidad Nacional de Loja Jesús Raquel Padilla Andrade Universidad Nacional de Loja

Capítulo 6

143-164

Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro Behavioral finance and public policy for enhancing retirement savings David Acevedo Campos Universidad Nacional Autónoma de México

11

María del Rosario Higuera Torres Universidad Nacional Autónoma de México

Capítulo 7

165-187

Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman Sustainable companies: Valuation and Prediction of bankruptcies applying Tobin’s Q and Altman’s Z Score Deisy Carmina Peña Ortíz Universidad Veracruzana Sandra Avendaño Cruz Universidad Nacional Autónoma de México

Directrices para Autores

189-191

Convocatoria 2021

192-195


Prólogo

La estadística es historia en reposo, la historia es la estadística en movimiento. Ludwig Von Schlozer

E

ntre el 25 y el 29 de enero del 2021 se realizó la emblemática reunión del Foro Económico Mundial 2021 (World Economic Forum [WEF]). La sede del WEF −como es ampliamente

conocido− normalmente es el pequeño pueblo de esquí de Davos, ubicado al este de Suiza. En esta ocasión la reunión cumbre se llevó a cabo de manera virtual, debido a la pandemia del Covid-19. El tema central fue El Gran Reinicio (The Great Reset), influenciado por los desafíos, secuelas y cambios estructurales asociados a la crisis actual de salud por la que atraviesa nuestro planeta.

12

En este cónclave de líderes políticos y empresariales, grandes pensadores y celebridades de todo tipo y más allá de la geopolítica, se resaltó la importancia de la Agenda de Desarrollo Sostenible impulsada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se llevó a cabo un llamado para mejorar las condiciones de la humanidad −y de todo el planeta en general−, a través de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como parte de la agenda 2030. En este contexto las series de Libros Científicos Arbitrados Un Espacio Para la Ciencia, de publicación Anual con base a la convocatoria de ManglarEditores [https://www.manglareditores.com/] toman mayor realce para contribuir en este llamado. El libro Un Espacio para la Ciencia vol. 3 núm. 1, con siete capítulos, trata los temas de instrumentos para el financiamiento de proyectos sostenibles; evaluación del rendimiento de la inversión en empresas sostenibles; inclusión financiera; finanzas conductuales; y metodologías para medir la sostenibilidad financiera de una empresa como la Q de Tobin y el modelo Z-score de Altman que


corresponden a los objetivos uno -erradicación de la pobreza-, seis -agua potable y saneamiento-, ocho -empleo digno y crecimiento económico-, y diez -reducción de la desigualdad- de la agenda 2030 y de los ODS. El primer capítulo ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua corresponde al objetivo ocho de la agenda 2030. En este capítulo se realiza una comparación entre la rentabilidad de los bonos ETFS (Exchange Traded Funds) contra instrumentos tradicionales como el crédito bancario o la colocación de acciones; para el caso de México en el uso de recursos fiscales. Se encuentra que los ETFS son instrumentos financieros que se pueden aplicar a este tipo de proyectos debido a que presentan un menor costo de financiamiento. El segundo, Rendimiento de las empresas sustentables en la bolsa de valores: el caso de la BMV, corresponde al objetivo ocho de la agenda 2030. Aborda un comparativo del rendimiento en el precio de la acción bursátil de las empresas del sector productos de consumo frecuente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) calificadas y seleccionadas en criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) contra las empresas no-ASG. Se encuentra que, para el periodo considerado, las empresas ASG superan en rendimiento de precio de la acción a las empresas noASG. El tercero, FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global, corresponde también al objetivo ocho. Presenta un análisis sobre los antecedentes de la FinTech, haciendo énfasis en la inclusión financiera, con el objetivo de comprender la industria, el futuro de las finanzas y la nueva banca. Los resultados exponen que, si bien el desarrollo tecnológico otorga un gran impulso en el sector de la Fintech, este se encuentra ante nuevos desarrollos, derivado de su desarrollo continuo. En relación al tema desarrollado en el capítulo tres, el cuarto, México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera, se corresponde también al objetivo ocho de la agenda 2030. Tiene por objetivo demostrar si los usuarios encuentran el uso de la FinTech más práctico y factible que las instituciones financieras tradicionales. Los resultados indicaron que las personas sí hallan más factible y práctico el uso de los servicios de las FinTech que los de las entidades

13


financieras tradicionales, aunque la banca tradicional aún tiene más usuarios. El capítulo cinco, Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria, corresponde al objetivo uno de la agenda 2030, en él se sintetiza la aplicación de instrumentos para medir la gestión del balance social en entidades financieras de la economía popular y solidaria, lo cual permite adaptarse a un contexto socioeconómico real. En el capítulo seis, Finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro; corresponde al objetivo diez de la agenda 2030. Analiza el efecto marco y la teoría de descuento temporal como estrategias para promover el ahorro para el retiro bajo un escenario hipotético. Realizando un test para maestrandos de universidades de México y Guatemala, se encuentra que, entre mayor era el monto acumulado y se tenía marco de pérdida, los participantes estuvieron dispuestos a esperar más tiempo para retirar sus recursos. En el capítulo siete, Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z-Score de Altman, que corresponde al objetivo ocho

14

de la agenda 2030; se analiza si la pandemia del Covid-19 afectó los resultados financieros de las empresas llamadas sustentables que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores. Encontrándose que, las empresas sustentables se encuentran en zona de quiebra, medido a través de la Z-Score de Altman, y que la coyuntura impactó negativamente los resultados financieros de esas empresas. Los escritos publicados, todos con participación de investigadores de la UNAM-México- [https://www.unam.mx/], USAC-Guatemala [https://www.usac.edu.gt/],

UNL-Ecuador

[https://unl.edu.ec/],

naciones hermanas y latinoamericanas que, con esta publicación convocada y auspiciada por Editorial ManglarEditores del país hermano Ecuador [https://www.manglareditores.com/] se suman al llamado del Foro Económico Mundial 2021 (World Economic Forum), y en especial al de la Agenda de Desarrollo Sostenible impulsada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como parte de la agenda 2030. Desde hace varios años el mundo ha tratado de navegar por


cambios de paradigma muy importantes como el avance tecnológico, cambios sociales y demográficos, así como los desafíos medioambientales. Sin embargo, este año ha sido muy especial por las condiciones económicas y de salud por las que atraviesa el mundo entero; y este Libro Científico y Arbitrado Un Espacio Para la Ciencia, de publicación anual vol. 3, núm. 1, es el resultado de investigaciones conjuntas entre universidades, por parte de México la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) [https:// www.unam.mx/], por Guatemala el Departamento de Estudios de Postgrados del Centro Universitario de Occidente de la Universidad de San Carlos de Guatemala. [http://postgrados.cunoc.edu.gt/], y se adhiere la investigación del grupo de docentes-investigadores de la Universidad Nacional de Loja (UNL - Ecuador). El documento en sí ya constituye un cambio paradigmático. La crisis de la ciencia y su dificultad por explicar los fenómenos actuales sitúan la década actual en el centro de un cambio de época, y no lo que se advertía como época de cambios.

Dr. Arturo Morales Castro Profesor-Investigador Universidad Nacional Autónoma de México Facultad de Contaduría y Administración http://fca.unam.mx/ Dr. Percy Iván Aguilar Argueta Director del Departamento de Estudios de Postgrado Centro Universitario de Occidente Universidad de San Carlos de Guatemala http://www.postgrados.cunoc.edu.gt/ M.Sc. Rony Estuardo Monzón Citalán Profesor de posgrado en CCEE Centro Universitario de Occidente Universidad de San Carlos de Guatemala http://www.postgrados.cunoc.edu.gt/

15


16


Cap.

ODS

6

1

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua ETFS In Financing of Water Desalination Plants

http://doi.org/10.5281/zenodo.4294835

María de los Ángeles Mendieta Alonso

17

Comisión Nacional del Agua (Mëxico) a.mendieta73@gmail.com

Arturo Morales Castro Universidad Nacional Autónoma de México amorales@fca.unam.mx https://orcid.org/0000-0002-3159-5057

Recibido: 26 de julio de 2020 Aceptado: 27 de noviembre de 2020 Publicado: 4 de diciembre de 2020

Indexado en:

Línea temática: Manejo y gestión sustentable del agua Código JEL: E22, G11, O16

BY

NC

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

https://orcid.org/0000-0001-6131-0182


Resumen

18

La escasez de agua se convierte en un asunto prioritario de orden mundial, y para asegurar su suficiencia y oportunidad, requiere de fuertes inversiones en infraestructura hidráulica que permitan llevar de manera segura agua potable a la población. Los mecanismos y metodologías para realizar inversiones responsables llaman la atención de las empresas públicas y privadas que buscan colocar sus capitales en inversiones socialmente comprometidas y ambientalmente sostenibles. En este contexto, el objetivo principal de esta investigación busca comparar la rentabilidad de los instrumentos financieros denominados bonos ETF frente a esquemas de financiación tradicionales o mayormente empleados, como el crédito bancario o la colocación de acciones y, para el caso de las inversiones de los Gobiernos, el uso de recursos fiscales. Se tomó como base de estudio a la planta desaladora de Los Cabos B.C.S., cuya infraestructura se encuentra desarrollada y operativa, con alianza público-privada. Los resultados demostraron que los bonos ETF son instrumentos viables para financiar este tipo de proyectos, ya que ofrecieron un costo de financiamiento inferior a otras fuentes de inversión analizadas de manera comparativa.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

Palabras claves: Financiación, Mercado financiero, Agua potable, ETF, Inversión.

Para citar este capítulo utilice el siguiente formato: Mendieta, M. y Morales, A. (2020, diciembre). Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 17-48. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294835


Abstract Water scarcity has become a global priority, and to ensure its sufficiency and timeliness, it requires strong investments in hydraulic infrastructure that allow safe drinking water to the population. The mechanisms and methodologies for making responsible investments draw the attention of public and private companies that seek to place their capital in socially committed and environmentally sustainable investments. In this context, the main objective of this research seeks to compare the profitability of financial instruments known as ETF bonds against traditional financing schemes or mostly used, such as bank credit or the placement of shares and, in the case of investments of Governments, the use of fiscal resources. The study was based on the Los Cabos B.C.S. desalination plant, whose infrastructure is developed and operational, with a public-private partnership. The results showed that ETF bonds are viable instruments to finance this type of project, since they offered a lower financing cost than other sources of investment analyzed in a comparative way.

To cite this chapter use the following format: Mendieta, M., & Morales, A. (2020, December). ETFS In Financing of Water Desalination Plants. In P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 17-48. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/zenodo.4294835

19

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

Keywords: Financing, Financial markets, Drinking water, ETF, Investment.


Introducción

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

La disponibilidad y calidad del agua para consumo humano, se

20

ha convertido en una preocupación constante y asunto prioritario a nivel mundial. Los recursos hídricos, distribuidos de forma irregular en el espacio y el tiempo, están constantemente sometidos a presión debido a un importante aumento de la población y, por consiguiente, al incremento de la demanda. Tal es así que el agua se está convirtiendo en una restricción para el desarrollo en varias regiones del mundo, afectando la competitividad y la sustentabilidad de la economía en general, y de los pobres en particular. El agua, además de ser un elemento indispensable para sostener la vida en el planeta, incide directamente en la salud, la pobreza, el desarrollo económico y en general, en todas las actividades del ser humano. Naturalmente, la encontramos en el aire, en la superficie terrestre, bajo el suelo y en los océanos. Sin embargo, las diferencias de disponibilidad y amplias variaciones de precipitación estacional y anual en distintas partes del mundo, plantean un grave problema de escasez. A ello, ha de sumarse el menoscabo en la calidad del agua por factores como el cambio climático, la contaminación por desechos industriales, químicos, vertidos humanos, fertilizantes y residuos de pesticidas, por mencionar algunos. De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (Conagua, 2010), en México, este fenómeno se ha agravado con el tiempo, toda vez que el número de habitantes se ha cuadruplicado en los últimos 50 años incrementándose con ello la demanda de agua y, por otra parte, la dispersión de la población en comunidades rurales y la rápida expansión de asentamientos irregulares, que dificultan la cobertura de agua potable, drenaje y saneamiento. Tradicionalmente, las aguas subterráneas y las aguas superficiales han sido la principal fuente de abastecimiento, sin embargo, la cantidad de agua que se extrae en más de la mitad del país es mayor de la que se recarga naturalmente, llevando a la sobre explotación de 101 de los 653 acuíferos que existen en el territorio


nacional. Otra de las causas de la escasez, tiene su origen en la geografía y variación espacial y temporal del agua. Dos terceras partes de la población mexicana y la actividad industrial, se encuentra localizada en la franja de los grandes desiertos, en zonas áridas y semi áridas donde llueve poco. El 67% de la lluvia media en el país se presenta de junio a septiembre de cada año, lo que dificulta su aprovechamiento dado su carácter torrencial. Estas precipitaciones, en la mayoría de los casos, derivan de fenómenos hidrometeorológicos de los océanos Atlántico y Pacífico, que algunas veces representa un beneficio al recargar los acuíferos y presas y, en otros casos, acarrean desastres naturales por inundaciones. Con respecto a la administración del agua en el país, esta se organiza en trece regiones hidrológico-administrativas y se encuentra a cargo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Órgano Administrativo Desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. En cada Entidad Federativa se cuenta con una institución contraparte de Conagua, que normalmente es con los municipios, entes responsables de la prestación de servicios de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de las aguas residuales. El suministro de dichos servicios se lleva a cabo a través de los Organismos Operadores de Agua Potable y Saneamiento1. En cuanto a la infraestructura hidráulica, esta se ha desarrollado para incrementar la oferta de agua en sus distintos usos. Presas de almacenamiento y para riego agrícola -sector que mayor cantidad de agua demanda-, embalses, diques, acueductos, plantas de tratamiento de aguas residuales, redes de drenaje y alcantarillado,

1. Un Organismo Operador es una entidad que administra y opera los servicios de extracción y distribución de agua potable, alcantarillado y saneamiento y en algunos casos, del tratamiento de agua para su reutilización. Normalmente los Organismos Operadores de Agua Potable y Saneamiento trabajan a escala de un municipio, por lo que pueden depender directamente del ayuntamiento o ser concesionado por éste a un particular.

21 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

denominada como Comisión Estatal del Agua, la cual es el vínculo


y para la generación de energía hidroeléctrica. En regiones con déficit de recursos hídricos, se ha recurrido al

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

trasvase entre cuencas hidrográficas como solución a la carencia de agua. Sin embargo, todos estos medios, por depender de las precipitaciones pluviales, no son garantía de disponibilidad de agua, especialmente en el contexto actual de variaciones extremas del clima en cuanto al régimen de lluvias, asimismo, el contar con agua disponible no significa que su calidad sea apta para el consumo humano, lo cual depende de diversos factores exógenos y en muchos casos, antropogénicos. Es en este contexto, que la desalación de agua marina ofrece una alternativa viable en regiones con escasez de agua que, al mismo tiempo, contribuye a evitar que los acuíferos se sigan sobreexplotando. “La desalación es un aporte de recursos externos de naturaleza no convencional que, en algunos países como Kuwait, que no cuenta con ríos, recurre a este método para proveerse del 75% del agua potable” (Europa Press, 2008); así como Qatar, desértico en un 90%, donde prácticamente la desalación es su única

22

fuente de agua. Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Libia, Estados Unidos, España y China, también han recurrido a la desalación de agua marina. En el mundo existen alrededor de 18.000 plantas desaladoras o desalinizadoras (Martins, 2017), y la tendencia mundial es que se continuará explotando esta tecnología. Como ejemplo tenemos a España, donde al 2011 ya contabilizaba más de 700 plantas que producían una cantidad diaria superior a 800.000 m3, de los cuales, el 47% correspondía a la desalación de agua de mar (Benavides et al., 2011). Esta industria ha crecido de prácticamente cero a más de 60 millones de m3 de agua tratada por día en solo 45 años. Prácticamente todos los sectores hacen uso de la desalación de agua: al sector municipal o públicourbano se destina el 63% de agua desalada que se produce en el mundo; 25% se emplea en la industria; 5.8%, para generar energía eléctrica; 1.9%, se aplica


para la agricultura; 1.9%, se suministra a complejos turísticos; 1.1%, se usa en la milicia; y 0.7%, se consume en diferentes usos como el recreativo y servicios. (Mendieta, s.f.). Los procesos de desalación más empleados a nivel mundial son la destilación, que funciona con energía térmica para calentar el agua hasta obtener vapor libre de sales, proceso predominante en medio oriente dado el acceso al petróleo. Por osmosis inversa, método más común en el mundo dado su relativamente bajo consumo de electricidad, ya que emplea energía mecánica y consiste en captar el agua, pretratarla, tamizar las partículas pequeñas a través de filtros de arena, aplicar un micro filtrado y bombearla a alta presión a través de membranas que retienen la sal. El impacto ambiental asociado a las plantas desaladoras puede catalogarse en dos vertientes. La primera, es la generación de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero, derivados del consumo energético, principalmente cuando la fuente de energía es el combustible fósil. La segunda, el agua de rechazo o desecho, en forma de salmuera.

23

al mar. Cuando existe superficie suficiente, como es el caso de los países del golfo que cuentan con extensas áreas de desierto, se lleva a lagunas de secado, donde el agua se evapora y la sal es confinada, puesto que no es apta para el consumo humano. El depósito de salmuera en el mar es el método más común de disposición, y este se lleva a cabo a través de difusores instalados mar adentro, donde se vierte la salmuera. El efecto del vertido de salmuera en el mar es prácticamente nulo, si consideramos que el agua que se extrae del mar vuelve en su mayoría en forma de agua dulce residual y como agua atmosférica. Sin embargo, se sabe que sobre la vida marina sí puede tener efectos negativos. La zona de vertido de salmuera evidentemente contiene altas concentraciones de sal hasta determinado horizonte donde se diluye completamente, este perímetro hipersalino daña a especies

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

La salmuera se desecha en lagunas de secado o vertiéndola


marinas que no son tolerables a alta salinidad, por lo que es muy importante que las descargas de salmuera no se realicen en sitios

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

bióticamente frágiles, como es el caso de los bancos de coral.

24

En algunos casos la salmuera es vertida en cauces superficiales, lo cual puede deteriorar gravemente la calidad natural de la flora y la fauna, además de contaminar las aguas superficiales y subterráneas de acuíferos conectados entre sí. La desalación no es una tecnología ajena a México, donde se cuenta con más de 400 plantas desaladoras distribuidas por todo el territorio, la mayoría de propiedad privada y destinadas al sector turístico. En Baja California Sur, estado al noroeste del país, con un clima desértico y precipitaciones pluviales escasas, cuyo suministro de agua depende de 39 acuíferos, de los cuales cinco se encuentran en circunstancias de sobreexplotación, se construyó en el municipio de Los Cabos, la primera planta desaladora para complementar la infraestructura de producción y suministro de agua potable para la población y el turismo. La planta con capacidad para producir 200 litros por segundo de agua potable se construyó con recursos del Fondo de Inversión en Infraestructura, fideicomiso operado por BANOBRAS, y del Programa para la Modernización de Organismos Operadores, mediante la captación de inversión privada a través de esquemas financieros de coparticipación BOT. En su ejecución también participaron la Comisión Estatal de Agua, el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos, el Gobierno del Estado de Baja California Sur y el Gobierno Municipal de Los Cabos, sumando una inversión total a precios del año 2007, de $336.333 millones de pesos, de los cuales $114.686 MP fueron aportados por la federación a través del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN) en calidad de no recuperables, y $221.647 MP de participación privada con una operación concesionada por 20 años. (Mendieta, s.f.).


La construcción de la planta se concluyó en el 2006 y, para el 2007 se había beneficiado a 10.200 familias, alrededor de 40.000 habitantes, estimándose que unas 8.000 familias de escasos recursos dejaron de pagar $100.00 pesos por m3 de agua, que se les suministraba a través de pipas, pasando a pagar una tarifa de $75.63 pesos por consumo doméstico de hasta 18 m3. En una zona con problemas serios de baja disponibilidad de recursos hídricos como es el caso de Baja California Sur, la desalación de agua marina es una opción viable para solucionar el problema de escasez; alternativa que pudiera replicarse en otras localidades costeras con problemas similares y financiarse al igual que la planta desaladora de Los Cabos, mediante un esquema de Asociación Público-Privada. El factor de financiamiento, del que se ocupa esta investigación, es un elemento indispensable para consolidar estas iniciativas de inversión en infraestructura y, para que el Estado Mexicano pueda estar en condiciones económicas para dar acceso al agua potable y saneamiento a la población, debería apoyarse en el financiamiento privado.

25

tradicionalmente utilizados bajo un criterio de costo de capital, para lo cual se analizan los fondos cotizados Exchange-Traded Funds, orientándolos a soportar financieramente, proyectos de inversión en plantas desaladoras de agua. Para este estudio, se toma como referencia el caso de la planta desaladora de Los Cabos B.C.S., desarrollando un comparativo de los costos de capital por financiamiento entre ETF y otras fuentes como el crédito bancario y la reinversión de utilidades, así como un análisis de los costos que cubre el Organismo Operador de los Cabos versus los rendimientos del ETF denominado CETETRAC, integrado por Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES) a cargo del Gobierno Federal.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

El trabajo explora emplear fuentes de recursos diferentes a los


Planteamiento del Problema Hoy en México, se reconoce el valor estratégico y económico

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

del agua considerándola un recurso de seguridad nacional. El

26

concepto de bien libre ha cambiado por el de bien económico a fin de reforzar las estrategias para su gestión integral, y se ha convertido en el elemento central de la política ambiental y en un factor clave de las políticas de desarrollo socioeconómico. No obstante, el país enfrenta serias dificultades en relación con la distribución espacial y temporal del agua, principalmente por la variabilidad del recurso en todo el territorio. La dispersión de los Estados y Municipios, todos con diferentes patrones de precipitación pluvial y problemática para acceso al recurso, obstaculiza la cobertura de agua potable y saneamiento, dados los altos costos financieros que representa llevar infraestructura hidráulica en algunas regiones. Anualmente, México recibe lluvias del orden de 1.521 miles de millones de metros cúbicos. De estos, se estima que el 73.8% se evapotranspira y regresa a la atmósfera, en tanto que el 20.2% se escurre por ríos y arroyos, y el 6% se infiltra en el subsuelo. Las aguas subterráneas (acuíferos) son indispensables para suministrar agua en las ciudades, especialmente en zonas áridas donde, con frecuencia, son la única fuente de abastecimiento. El país cuenta con 653 acuíferos de los que se extrae alrededor del 35% del agua para atender a dos tercios de la población nacional, pero su recarga es afectada por la deforestación y la urbanización. La presión sobre estos mantos subterráneos es tal, que ya no es posible que aporten volúmenes adicionales, de ahí la necesidad de explorar fuentes alternas de suministro de agua potable y de abordar la gestión del recurso de manera integral para armonizar el desarrollo económico con la sustentabilidad hídrica. Debido a factores de crecimiento demográfico, que provocaron que en los últimos 60 años la disponibilidad natural media per cápita haya disminuido más de cuatro veces, llevaron a México a ser considerado como un país de baja disponibilidad del recurso


hídrico. Esto sumado a que el Estado, por sí mismo, no cuenta con la capacidad para atender la demanda de agua de la población, por lo que debe involucrar la participación de los tres órdenes de gobierno, de la sociedad y del sector privado, a fin de garantizar la disponibilidad y acceso al agua en calidad y cantidad adecuadas para el desarrollo del país. En este sentido, desde el Programa Nacional Hídrico 2007-2012 (Conagua, 2008) se planteó la necesidad de desarrollar esquemas que permitan llevar a cabo inversiones con la participación de recursos federales, estatales, municipales, de los propios usuarios y del sector privado, considerando que la apertura a la inversión privada es fundamental para lograr la solidez económica del sector hídrico, toda vez que la problemática del agua requiere de la participación de todos los actores tanto en la infraestructura hidráulica como en la inversión público-privada, ya que es un mecanismo que complementa la capacidad del gobierno para garantizar la disponibilidad de agua a los ciudadanos. Es justamente por esta insuficiencia de capital público y privado, Exchange Traded Funds (ETF) para financiar proyectos de inversión en plantas desaladoras de agua y tomando como referencia, la planta desaladora de Los Cabos B.C.S. Para esto, se plantearon dos supuestos a fin de determinar el costo de capital de la mezcla de financiamiento para llevar a cabo esta inversión; y para valorar si los ETF son una mejor alternativa de financiamiento en comparación con las tradicionales.

Justificación El agua es el recurso natural base de toda forma de vida. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas, se estima que el planeta cuenta con unos 1,400 millones de km3 de agua de los cuales, el 97.5 % es agua salada y tan solo el 2.5% es agua dulce. (Consorcio de Aguas, 2019). El agua dulce se presenta en aguas superficiales –ríos, lagos, lagunas, arroyos– y aguas subterráneas –acuíferos–, en su conjunto

27 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

que se propone emplear los instrumentos bursátiles denominados


son utilizadas para proporcionar bienestar social mediante la construcción de infraestructura hidráulica como redes de agua potable, sistemas de drenaje y saneamiento, que elevan la calidad Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

de vida de la población pues además de permitir llevar a cabo las actividades cotidianas, contribuyen a mejorar la salud pública. También existen presas que al mismo tiempo que se usan para acopiar agua, se emplean para controlar inundaciones y generar energía eléctrica. Cerca de un 70% del agua dulce del planeta, no está disponible para el consumo humano por encontrarse en glaciares, capas de hielo, nieve y en depósitos subterráneos de difícil acceso, y el resto se encuentra en sitios accesibles como lagos, ríos, humedad del suelo y depósitos subterráneos poco profundos; sin embargo, mucha de esta agua disponible para el consumo humano, se encuentra apartada de las zonas pobladas, dificultando y encareciendo su acceso y disponibilidad. (Gómez-Gómez et al., 2010). El agua sostiene las actividades productivas, industriales, agrícolas, pesqueras y turísticas; su insuficiencia repercute sobre la

28

economía, la salud, el medio ambiente, el aumento de la pobreza, la seguridad alimentaria y la seguridad nacional. Problemas sociales, económicos y ambientales, como conflictos entre comunidades y países, muerte generalizada en caso de sequías prolongadas, daños por inundaciones y transmisión de enfermedades, son algunas consecuencias del deterioro y escasez de los recursos hídricos. Aunado a lo anterior, factores como el crecimiento demográfico, la contaminación por desechos industriales, domésticos y por pesticidas, el incremento en la demanda de alimentos y el cambio climático, impactan en la calidad y cantidad del agua disponible, y en última instancia desequilibran el ciclo hidrológico modificando la fisonomía de cuencas hidrológicas y acuíferos para finalmente destruir ecosistemas completos. Por ser factor clave de las políticas de desarrollo socioeconómico, resulta apremiante el diseño de políticas públicas que promuevan las inversiones en infraestructura hidráulica y en obras para almacenar


agua en las temporadas de baja precipitación pluvial; inversiones para lograr la cobertura universal de agua potable y alcantarillado; para obras de potabilización, desinfección y tratamiento; para modernizar los sistemas de irrigación y por ende, disminuir el consumo del principal usuario del agua en México, la agricultura; revertir la sobre explotación de acuíferos y fuentes subterráneas; para tener ríos limpios; para lograr el equilibrio en sus cuencas hidrológicas; para realizar acciones preventivas y de mitigación ante inundaciones y sequías; delimitar zonas de alto riesgo para evitar asentamientos humanos; optimizar el establecimiento de tarifas, facturación y recaudación, e impulsar y fortalecer la capacidad financiera del sector hídrico. Ante esta evidente crisis, se han tomado medidas coyunturales y de resonancia mundial. Por su estrecha relación con el derecho a la salud, a la alimentación y a la vivienda, el 28 de julio de 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua potable limpia y al saneamiento (Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, 2014), mismo que para el caso de México, se ha asumido como un compromiso que se

29

Diputados, 1917/2020). Así también, en torno al agua existen diversos hitos sobre los cuales las naciones han trabajado a fin de garantizar el acceso al agua potable y saneamiento. Durante la Cumbre de las Naciones Unidas celebrada en el 2000, fueron establecidos los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, que impulsaron una colaboración mundial para el desarrollo y fijaron sus metas para el 2015, las cuales se encauzaron, entre otros, en garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, estableciéndose como finalidad el de reducir a la mitad el número de habitantes que, en esa fecha inicial, carecían de los servicios de agua potable. Sin embargo, al concluir el año 2015, el entendimiento de que la actividad humana ha transformado el planeta, hizo necesario el replanteamiento de los objetivos transitando de los Objetivos de

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

declara en el Artículo 4° de su Constitución Política (Cámara de


Desarrollo del Milenio, enfocados en las personas, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a los que se suma el enfoque de sustentabilidad, es decir, la protección de la vida en el planeta sin Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

comprometer los recursos para futuras generaciones. En este contexto, México enfrenta un gran reto en el que su realidad hidrológica exige el fortalecimiento de las políticas públicas, el marco regulatorio y las finanzas del sector. De acuerdo con los datos de las cuentas públicas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, durante el periodo 2010 a 2019, el Gobierno Federal y únicamente a través de la Comisión Nacional del Agua, se destinaron más de 70 mil millones de pesos al desarrollo y mantenimiento de infraestructura hidráulica. Per se la inversión en infraestructura es un tema estratégico y prioritario para México, que representa el medio para generar empleo, desarrollo y crecimiento económico (Diario Oficial de la Federación, 2014), y tratándose de infraestructura hidráulica, es doblemente importante por su impacto en la salud, la pobreza, la educación, la economía y el ambiente, entre otros ámbitos

30

igualmente relevantes. No obstante que en México, de acuerdo a datos de la Encuesta Intercensal 2015, el 94.4% de la población, cuenta con agua entubada en vivienda o predio (97,2% urbana, 85.0% rural), y el 91.4% con servicio de alcantarillado a red pública o fosa séptica (96.6% urbana, 74,2% rural) (Conagua, 2018), la infraestructura disponible no es suficiente para atender las crecientes necesidades de la población y enfrentar la obsolescencia o deficiencias en el mantenimiento, o de los altos costos de operación e inadecuada medición y cobranza, entre otros problemas. Evidentemente,

los

niveles

de

inversión

para

lograr

la

sustentabilidad y disponibilidad del recurso hídrico son elevados, razón por la que se busca la participación coordinada de los gobiernos estatales, municipales, organismos operadores de agua potable y saneamiento, usuarios, sociedad civil y capital privado. Sobre este último, es a través de las Asociaciones Público-


Privadas, que se financia infraestructura pública. Estos esquemas de inversión de largo plazo para construcción y operación permiten al inversionista recuperar su capital con una utilidad determinada, así como generar y aplicar los gastos operativos y de mantenimiento del proyecto. No obstante, en materia de esquemas de inversión en el sector hídrico, a nivel global encontramos que se han desarrollado innovadoras formas de inversión en agua, mediante el diseño de índices para rastrear oportunidades de inversión. De estos, entre los más populares se encuentran el Índice de Agua Palisades, diseñado para dar seguimiento al rendimiento de las empresas involucradas en la industria del agua, fabricantes de filtros y de equipos de riego, así como prestadores de servicios de agua; S&P Global Water Index: constituido por 50 compañías de todo el mundo relacionadas con el agua (S&P Global Water Index, s.f.), o el Dow Jones Index Water EE.UU, compuesto por empresas nacionales e internacionales que están afiliadas al comercio de agua (González, 2013). Los fondos de índice cotizados o Exchange-Traded Funds (ETF por relacionadas con el agua, algunos de ellos son el iShares Global Water y el Lyxor World Water. (Estratega financiero, s.f.). Por lo anterior, se espera presentar a la inversión privada en este sector a través de los ETF, como una sólida fuente de financiamiento para la infraestructura hidráulica, y en particular para las plantas desaladoras, que tienen, entre otras ventajas, la facilidad de establecerse en zonas costeras que presenten una demanda inmediata y extraordinaria de agua potable para las comunidades y prestadores de servicios, así como una oferta de agua como materia prima (proveniente del mar directamente o de pozos costeros), las cuales ya en varios países del mundo representan una solución a la escasez de agua.

Los ETF Los fondos de inversión cotizados, mejor conocidos como Exchange Traded Funds (ETF), se consideran un patrimonio de

31 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

sus siglas en inglés), ofrecen otra opción para invertir en compañías


inversión colectiva, gestionado por una entidad financiera. Se referencian a un índice bursátil el cual replican con alto grado de precisión: si el índice sube 10%, la rentabilidad del ETF subirá en un Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

porcentaje muy cercano al 10%; si el índice baja 10% entonces bajará aproximadamente un 10%, de tal forma que el ETF proporcionará prácticamente la misma rentabilidad del mercado objeto de referencia. Este híbrido entre un fondo de inversión y una acción, se compra y vende en las Bolsas de Valores de todo el mundo, durante toda la sesión bursátil, por lo que ofrece al inversionista alta liquidez. Puede encontrarse de renta fija o variable; acepta una amplia variedad de subyacentes, replicando sectores, zonas geográficas, materias primas divisas o cestas de acciones. El primer ETF, el S&P 500 Depository Receipt, llamado popularmente Spider, por la fonética de su acrónico SPDR, nació en Estados Unidos en 1993. Para el 2000, los ETF llegaron al mercado europeo comercializándose simultáneamente en las bolsas de Alemania, Inglaterra, Suiza y Suecia. En la figura 1, se esquematiza la evolución

32

del mercado de fondos cotizados, mismos que se han desarrollado rápidamente, abarcando a la fecha toda clase de sectores, regiones o commodities. Su colocación en el mercado se lleva a cabo mediante una sociedad financiera gestora, que es la encargada de crear, emitir y reembolsar las participaciones de ETF también conocidas como creation units que se van a negociar en el mercado primario. Esta entidad gestora, también es responsable de calcular el valor liquidativo del fondo y establecer la política de dividendos y por lo general, también de promocionar el fondo. Cada ETF establece su política de reparto de dividendos, correspondiéndole al gestor recibir los dividendos que pagan las empresas que componen la cartera del fondo. Los títulos del fondo quedan en custodia de otra entidad financiera en calidad de depositaria, que va a verificar la composición de la cartera y que el índice de referencia sea replicado (figura 2).


Se lanza el segundo ETF.

Replica la evolución del S&P MidCap 400 Index.

Se negocia el primer ETF.

En 20 años ha acumulado más de 100 billones de dólares en activos.

Replicaban índices de Australia, Canadá, Suecia, Hong Kong, Alemania, Italia, Japón, Bélgica, Suiza, Malasia, Holanda, Austria, España, Francia, Singapur, Reino Unido y México.

Emite ETFs de renta variable.

1996 iShares

Permiten acceder a subsectores precisos de la economía de cualquier país.

Lanza gama de ETF por sectores.

1998 State Street

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

Figura 1. Desarrollo de los ETF.

Cuenta con alrededor de 10 billones de dólares en activos.

1995 MidCap SPDR

1993 S&P 500 SPDR Segundo ETF de renta fija. Cuenta con 23 billones de dólares en activos.

Surge el primer ETF de renta fija. 4 ETFs sobre bonos que cubrían la rentabilidad de los bonos del tesoro de estados unidos a diferentes

SHY entre 1 y 3 años. El TLT más de 20 años.

vencimientos:

2003 TIP

2000 iShares

33

Ofrece exposición al oro en lingotes. Es el segundo ETF más grande en gestión de activos con más de 70 billones de dólares

Gestiona 10 billones de dólares en activos.

commodities.

2005 iShares IAU Segundo ETF sobre oro.

Primer ETF sobre

2004 Gold SPDR (GLD)

Primer ETF sin comisión por trading entre cuentas de la gestora. Primeros ETFs que ofrecieron exposición a contratos de futuros de commodities.

2009 Charles Schwab

2006

Dow Jones USB (DJP) S&P GSCI (GSP)


Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

Figura 2. Formación y funcionamiento de los ETF.

Usualmente un ETF se crea a partir de un Fideicomiso. Las empresas listadas en la bolsa de valores que forman parte del portafolio de un ETF, son seleccionadas por el índice bursátil de referencia con base

34

en las características y requisitos establecidos por el propio índice. En el mercado secundario, las casas de bolsa o bancos (intermediarios financieros), negocian las participaciones del fondo cuyo precio se determina en función de la oferta y la demanda. Comprar participaciones de un ETF equivale a comprar en una sola operación, todas las acciones que componen el índice de referencia. Estos fondos cotizados cuentan con un precio teórico y un precio real. El precio teórico se compone por la cotización del índice, los costos y gastos; a este precio se pueden crear o destruir acciones del ETF. El precio real es el que pagan los inversionistas en el mercado, se forma en función de la oferta y la demanda y es muy similar al precio teórico debido al arbitraje que existe entre el ETF, el mercado de acciones y/o el mercado de futuros: en el momento en que un fondo cotizado sobrepasa su precio teórico, el gestor compra acciones, crea participaciones del ETF y las vende hasta que los precios se equilibren. Si, por el contrario, el precio cae por debajo de su precio teórico, el gestor compra participaciones


del ETF y las descompone vendiendo acciones en el mercado hasta equilibrar los precios. En México los ETF se denominan Títulos Referenciados a Acciones TRACs. El primer TRAC fue creado por Nacional Financiera, colocándose en la Bolsa Mexicana de Valores en el 2002, a través del listado del NAFTRAC 02, que replica el IPC de México. A septiembre de 2013, se encontraban listados 17 TRACs locales de renta fija o variable que replican diversos índices bursátiles mexicanos, cuyas carteras se integran por empresas mexicanas seleccionadas de acuerdo a su capitalización y bursatilidad, que emiten deuda corporativa de alta calificación crediticia con plazos de 1 a 10 años o, por las mayores empresas emisoras del mercado bursátil listadas en la Bolsa Mexicana de Valores o por carteras compuestas por Certificados de la Tesorería de la Federación CETES, Bonos de Desarrollo en Udis UDIBONOS y Bonos de Desarrollo, emitidos por el gobierno mexicano. Los ETF han evolucionado en diferentes sectores de la economía, ya sea financiero, industrial, tecnológico o energético. Existen industria del gas, del carbón, a la energía nuclear o a las energías limpias como la solar y la eólica. Otros se refieren a materias primas mediante inversiones en instrumentos derivados (futuros y opciones). Recientemente, y derivado de la escasez de agua a nivel mundial, surgen los ETF vinculados a este recurso natural, los cuales replican índices formados por grupos de empresas dedicadas a proporcionar diversos servicios como el abastecimiento, el tratamiento, la desalación o a la construcción de infraestructura hidráulica. Al igual que el resto de los fondos cotizados, esta clase de ETF se referencian a índices bursátiles, ya sean multisectoriales o que han sido diseñados para invertir concretamente en agua, y que sirven como subyacente para determinar el comportamiento de otros productos de inversión y ahorro. Existen varios índices específicos para el sector agua, éstos se caracterizan por componerse de entre 20 y 50 empresas, de todos los sectores vinculados al agua, por lo general abarcan determinadas zonas geográficas, suelen tener una

35 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

fondos cotizados relacionados con empresas petroleras, con la


mínima capitalización bursátil y cuentan con garantía de liquidez. Por el lado del inversionista, este instrumento puede clasificarse

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

en un nivel de riesgo medio-alto, por lo que la inversión en ETF está dirigida a inversores capaces de asumir los riesgos derivados de las fluctuaciones de los mercados secundarios; no obstante, invertir en ETF representa una cartera diversificada y el riesgo es menor a adquirir acciones. Por una parte, al adquirir participaciones del ETF se consigue replicar un índice sin tener que adquirir todos los activos que lo componen y, por otra parte, el inversionista tiene acceso a cualquier mercado vía la bolsa local y puede formar una cartera de ETF de determinada industria, región o sector con mayor o menor exposición o país. Por el lado de la empresa, con frecuencia las compañías requieren complementar sus propios recursos con otras fuentes de financiamiento, en especial, para llevar a cabo diversos proyectos e inversiones de largo plazo, obtener liquidez inmediata, consolidar o liquidar pasivos, optimizar costos financieros o financiar la investigación y desarrollo, entre otros, se puede recurrir a la emisión

36

de acciones. Las acciones son títulos que representan una parte del capital social de una empresa, que le dan al comprador de dicho título la propiedad en una parte proporcional de la misma. Por otra parte, la empresa puede optar por fondearse mediante ETF, creados a partir de una nueva emisión de acciones. Dado que cada ETF se compone de varias carteras, a diferencia de las acciones, el comprador del fondo no adquiere derechos sobre una parte de la empresa; asimismo, existe la posibilidad de determinar si el ETF pagará o no dividendos. No obstante, este instrumento puede resultar más atractivo para el público inversionista, puesto que le representa una cartera diversificada a menor riesgo en un mismo producto. Al formarse el ETF con acciones de distintas firmas, se disminuye el costo de adquisición de los activos, por lo tanto, la compañía a través de una inversión sólida y formal, tendrá la posibilidad de llegar a otros mercados y, dependiendo de la regulación, podría también tener algunos beneficios fiscales.


Si bien es cierto que los ETF, referenciados a algunos de los índices integrados por compañías vinculadas al mercado del agua, no son muy conocidos por el público inversionista, se trata de un sector que por la naturaleza del bien subyacente, el agua, como elemento indispensable para el ser humano al que se suma el problema de escasez a nivel mundial, mantiene una tendencia alcista, es por ello, que tanto las empresas desarrolladoras de plantas desaladoras de agua como el Estado, podrían recurrir al financiamiento de proyectos de inversión a través de ETF.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

37


Metodología

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

Se analizó el costo promedio de capital de las fuentes de financiamiento empleadas en la construcción de la planta desaladora de Los Cabos B.C.S., que, a precios de 2007, tuvo un costo de 336.333 millones de pesos de los cuales, el capital privado aportado fue de 221.647 millones de pesos, mientras que el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS) aportó, en calidad de apoyos no recuperables2, 114.686 millones de pesos. Se analizó y se comparó el costo promedio de capital que representaría para una empresa adquirir un crédito bancario, la reinversión de utilidades y el financiamiento a través de un ETF; y para el caso de la inversión pública, se comparó el costo que representa la contraprestación mensual versus la rentabilidad del ETF CETETRAC, compuesto por bonos del gobierno mexicano.

38

2. El apoyo no recuperable o a fondo perdido como también se le conoce, se refiere a recursos que no implican una tasa de interés y no serán reintegrados por el beneficiario. En este caso, el Organismo Operador de Los Cabos no realiza ningún pago a BANOBRAS por los recursos otorgados.


Resultados Del análisis comparativo realizado se obtuvo los resultados que se exponen a continuación. En el caso de la empresa privada, financiar la inversión de la planta desaladora a través de un ETF, representa un menor costo de capital en comparación con emplear recursos propios o adquirir un crédito de la banca de desarrollo. Para demostrar lo anterior, se plantearon dos escenarios. En el primero (tabla 1), la compañía utiliza como fuentes de financiamiento un crédito bancario a largo plazo, con una tasa de interés del 12%; y utilidades retenidas, para las que se empleó la tasa TIIE del 3.78% como referencia para la expectativa de rendimiento esperado por su reinversión. A la tasa TIIE se sumó 1.55 puntos porcentuales correspondientes al índice de riesgo país para México estimado en el momento en que se llevó a cabo esta investigación. Para el segundo escenario (tabla 2), se sustituyó el crédito a

39

específico de este componente se tomó como referencia la cartera y rentabilidad del Lyxor ETF World Water (tabla 3), que de conformidad con los datos publicados en la Ficha ETF Lyxor ETF World Water, reportó en el año 2012 una rentabilidad de 17.86%. La empresa Geberit Ag, una de las 20 compañías que integran el índice de referencia (World Water Index CW), representa la mayor cartera con una participación de 10.52%. Debido a que los dividendos percibidos por el fondo están en función de las acciones que componen el índice y en virtud de que no fue posible contar con el dato de los dividendos por cada una de sus carteras, se calculó la parte proporcional de rentabilidad correspondiente a su principal componente Geberit Ag. Para el Estado Mexicano y con base en la rentabilidad generada por el ETF de deuda del Gobierno Federal, denominado LATixx México

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

largo plazo por fondeo a través de ETF. Para obtener el costo


CETETRAC y referenciado al Dow Jones LATixx México Goverment CETES Index, por el periodo comprendido entre julio de 2009 y octubre de 2013, fue posible determinar que, comparando las Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

obligaciones adquiridas con la empresa que tiene concesionada la planta desaladora de Los Cabos B.C.S., el financiamiento a través de un ETF representa mayores beneficios en términos de costo de capital. El financiamiento a través de ETF no es nuevo para el Gobierno mexicano, puesto que ya existen emisiones integradas por deuda del Gobierno Federal. Como ejemplo se puede citar el iShares LATixx México CETETRAC3, ETF de renta fija referido al Dow Jones LATixx México Goverment CETES Index. Desde su creación en el año 2009 y al 31 de octubre de 2013, el índice ha presentado una rentabilidad anual que va del 4.50% en 2013 al 4.98% en 2010, mientras que la rentabilidad del ETF ha variado entre el 4.24% y el 4.64%. A octubre 2013, contaba con 639.33 millones de pesos mexicanos en activos netos y 6.200.000 de acciones en circulación a un valor liquidativo unitario de 103.12

40

pesos mexicanos4. La diferencia radica en crear un ETF para el sector agua, constituido especialmente para financiar proyectos de inversión de plantas desaladoras de agua, sin ser limitativo, ya que existen otros desarrollos como las plantas de tratamiento, acueductos y presas para el suministro a ciudades, así como para uso industrial y comercial, cuyos usuarios sí cuentan con capacidad económica para sufragar su consumo de agua. A fin de ilustrar lo anterior, supongamos que se crea un fideicomiso con la finalidad de colocar un ETF compuesto por certificados bursátiles del Gobierno Federal y de esta forma, allegarse de 221.647 millones de pesos, monto que corresponde al 3. A partir del 1 de enero de 2014, el Índice Subyacente de CETETRAC referenciado al índice Dow Jones LATixx México Government CETES Index; fue sucedido por el índice S&P/Valmer México Government CETES Index. 4. IShares (13 noviembre de 2013) Hoja Técnica iShares LATixx México CETETRAC.


Tabla 1. Escenario 1. Crédito a largo plazo y utilidades retenidas. Componente Crédito a largo plazo

Peso en porcentaje

Costo específico

137,564

62%

12.00%

7.45%

16,508

84,083

38%

5.38%

2.04%

4,522

221,647

100%

9.49%

21,030

Monto (MdP)

Utilidades retenidas Total

Costo de Capital (pesos)

Tabla 2. Escenario 2. Exchange-Traded Funds y utilidades retenidas. Componente ETF

Peso en porcentaje

Costo específico

137,564

62%

1.88%

1.17%

2,585

84,083

38%

5.38%

2.04%

4,522

221,647

100%

3.21%

7,107

Monto (MdP)

Utilidades retenidas Total

Costo de Capital (pesos)

Tabla 3. Índice World Water Index CW. Índice World Water Index CW Principal componente

Geberit Ag

Peso de activos

10.52%

Rentabilidad del Lyxor ETF World Water en el año 2012

17.86% 1.88%

Parte proporcional de la rentabilidad

41 B.C.S. y por la cual el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos, debe pagar mensualmente una contraprestación al inversionista. De

acuerdo

con

la

información

disponible,

dicha

contraprestación mensual se fijó para los primeros quince años, en 4.468.860 pesos y para los cuatro años restantes, en 3.243.322 pesos. Para determinar el costo de cada título que compone el ETF y su rentabilidad, se tomó como referencia el iShares LATixx México CETETRAC. De acuerdo con el suplemento definitivo, el valor nominal del iShares LATixx México CETETRAC es de 100 pesos; desde su inicio en julio de 2009 y, según puede observarse en la tabla 4, obtuvo una rentabilidad acumulada entre 1.03% a tres meses, 1.89% a seis meses, y 13.41% a tres años. En cuanto a su

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

financiamiento privado para la planta desaladora de Los Cabos


rentabilidad anual, esta fluctuó ente el 4.64% al 31 de octubre de 2010 y el 4.20% al 31 de octubre de 2013.

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

De esta manera, y como se muestra en la tabla 5, para obtener los

42

221.647 millones de pesos, se deberían emitir 2.216.470 certificados a un valor nominal de 100 pesos cada uno. Replicando en términos porcentuales los rendimientos del iShares LATixx México CETETRAC, el monto en pesos de los rendimientos a pagar a los tenedores de las participaciones del ETF, alcanzan los $2.282.964 trimestrales; $4.189.128 semestrales; $9.309.174 anuales y $29.722.863 a tres años. Tabla 4. Rentabilidad del iShares LATixxx México CETETRAC. Rentabilidad acumulada ETF

ÍNDICE

3 meses

1.03%

1.11%

6 meses

1.89%

1 año

Rentabilidad anual estándar del ETF ETF

ÍNDICE

31/10/12 - 31/10/13

4.20%

4.50%

2.04%

31/10/11 - 31/10/12

4.24%

4.56%

4.20%

4.50%

31/10/10 - 31/10/11

4.41%

4.76%

3 años

13.41%

14.47%

31/10/09 - 31/10/10

4.64%

4.98%

Desde su inicio

20.36%

21.98%

31/10/08 - 31/10/09

N/D

N/D

Fuente: iShares by BlackRock (31 de octubre de 2013). Hoja Técnica iShares LATixx México CETETRAC. Nota general. Se muestra el desempeño de la iShares LATixxx México, desde el 31 de octubre de 2010 al 31 de octubre de 2013.

Tabla 5. Comparativo Rendimientos ETF Vs. Contraprestación. Financiamiento con ETF

Desaladora Los Cabos, B.C.S.

Capital a obtener $221,647,000 Certificados 2,216.470 Precio $ 100

Rendimiento (con base en iShares LATixxx México CETETRAC)

Periodo

%

Monto

Invesión privada $221,647,000 Contraprestación $4,468,861 año 1 a 15

Contraprestación Periodo

Monto

Rendimiento ETF vs. Contraprestación

3 meses

1.03%

$ 2,282,964

3 meses

$ 13,406,583

$ 11,123,619

6 meses

1.89%

$ 4,189,128

6 meses

$ 26,813,166

$ 22,624,038

1 año

4.20%

$ 9,309,174

1 año

$ 53,626,332

$ 44,317,158

3 años

13.41%

$ 29,722,863

3 años

$160,878,996

$ 131,156,133


Discusión En el escenario 1, la contratación de un crédito a largo plazo con una tasa de interés del 12% anual, representa el 62% del financiamiento total y su costo de capital es 7.45%; mientras que, en el segundo componente, las utilidades retenidas, significan 38% del total a financiar y un costo de capital de 2.04%. Con esta mezcla de financiamiento y sin considerar los beneficios fiscales de la deducción de impuestos por intereses pagados, se obtuvo un costo promedio de capital de 9.49%. Con la combinación de financiamiento planteada en el escenario 2, se mantienen los montos de cada componente y peso en porcentaje de cada uno, sin embargo, al sustituir el crédito a largo plazo por el ETF, el costo específico se reduce considerablemente de 12% a 1.88% y, en consecuencia, el costo promedio de capital también se disminuye a 3.21%. De esta manera, cuando las acciones de la empresa se del ETF referido a éste, la compañía obtiene determinado flujo de efectivo y una vez que genera utilidades, únicamente aporta al índice, la parte proporcional de dividendos que corresponde a las acciones que forman parte de éste. A diferencia de la emisión de acciones, los tenedores del ETF no adquieren derechos sobre la empresa o participan en sus utilidades, a menos que el ETF defina el pago de dividendos. Por otra parte, los costos del financiamiento por medio de acciones son más altos, pudiendo incrementar el costo de capital. También es de considerarse que, al financiar un proyecto con deuda, la compañía consume una parte de su potencial para obtener nuevas deudas en el futuro y, a medida que se expanda, en algún punto, tendrá que obtener capital contable adicional para evitar que la razón de endeudamiento crezca de manera desproporcionada.

43 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

incorporan a la cartera de un índice y se colocan participaciones


Al realizar la comparación entre el rendimiento del ETF con la contraprestación, existe una sustancial diferencia en las cantidades. Trimestralmente el ETF paga rendimientos del Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

1.03% equivalente a $2.282.964 versus una contraprestación de

44

$13.406.583. Anualmente, el monto de los rendimientos del ETF son de $9.309.174, es decir, $44.317.158 menos que la cantidad que se paga por concepto de contraprestación. Del análisis anterior, pueden desprenderse los siguientes razonamientos: 1. El costo de capital por obtener financiamiento a través de un ETF de renta fija, en este caso compuesto por bonos emitidos por el gobierno mexicano, es inferior en comparación con el costo que representa la contraprestación pactada en el contrato de prestación de servicios, que se realizó entre el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos y la empresa privada. 2. Tomando como base el capital privado que financió la planta desaladora de Los Cabos, por la cantidad de 221.647 millones de pesos y la rentabilidad del iShares LATixx México CETETRAC a un periodo de un año, se encuentra que al 31 de octubre de 2013 el rendimiento reportado fue del 4.20%, y el monto que le correspondería es de 9.3 millones de pesos; mientras que la contraprestación anualizada que paga el Organismo Operador es de 53.6 millones de pesos, cantidad seis veces mayor. En este contexto, es importante considerar los derechos de registro de los certificados, la cuota y los gastos relacionados con la inscripción de los Certificados en la Bolsa Mexicana de Valores, los montos pagaderos al INDEVAL por el depósito inicial de los certificados, los gastos de asesoría financiera y notariales, los honorarios de las Agencias Calificadoras, gastos legales y por la aceptación de la designación del Fiduciario.


Conclusiones Con base en los resultados obtenidos, es posible concluir que los ETF son una opción de financiamiento a proyectos de inversión, que permiten a la empresa obtener recursos de largo plazo a bajo costo. Lo cual es de suma importancia para su permanencia, puesto que en la medida en que minimice su costo de capital mediante la óptima combinación de deuda y patrimonio, su valor en el mercado se maximizará y, en consecuencia, se incrementará la riqueza de los accionistas. Por tratarse de un instrumento respaldado por el gobierno federal mexicano, se considera un mercado potencial compuesto por inversionistas conservadores que prefieren contar con mayor certidumbre en el valor de su inversión y mantener su poder adquisitivo, aunque los rendimientos sean bajos; siendo este el caso de los títulos emitidos por el gobierno federal, que, dada su solvencia o capacidad de pago, se ubican entre los más seguros.

financiamiento a través de un ETF de renta fija, en este caso compuesto por bonos emitidos por el gobierno mexicano, resultó seis veces inferior en comparación con el costo que representa la contraprestación mensual que se paga al inversionista privado durante la vigencia del contrato de asociación público-privada. La planta desaladora de Los Cabos B.C.S., suministra agua para uso doméstico, comercial, industrial y turístico, condición que permite al organismo operador, establecer y actualizar periódicamente las tarifas acordes a cada uso y nivel socioeconómico de los usuarios. Esto sumado a los ingresos por productos, aprovechamientos y aportaciones de los tres niveles de gobierno, le permitiría cubrir los rendimientos del ETF.

45 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

Para el sector público, el costo de capital por obtener


Referencias

Los ETFS en el financiamiento de las plantas desaladoras de agua

Mendieta, M. y Morales, A.

Benavides, J., Fernández, C., Garrido, C., González, M., Espinoza, H., Melo, P., Acuña, S., Adasme, C., González, M. y Vallejos, W. (2011, julio 13). Plantas desalinizadoras de agua de mar. Aplicación en Chile. CCL 2230. https://bit.ly/36euK9O Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión. (1917, febrero 5). Constitución Política de los Estados Mexicanos [Última reforma DOF 8 de mayo de 2020]. https://bit.ly/36ddx0t Conagua. (2008, junio). Programa Nacional Hídrico 2007-2012 (1ª reimp.). https://bit.ly/379wT5O Conagua. (2010). El Agua en México: Cauces y Encauces. https://bit. ly/3mmmA4U Conagua. (2018, abril 10). Infraestructura hidráulica [Cap. 4]. https://bit. ly/3o5Ff5r Consorcio de Aguas. (2019, marzo 22). Día Mundial del Agua 2019. Información Centros Educativos participantes. https://bit.ly/39miOom Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas. (2014, febrero 7). El derecho humano al agua y al saneamiento [Nota

46

de prensa]. https://bit.ly/2JgTZzI Diario Oficial de la Federación. (2014, abril 29). Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018. Marco Normativo. https://bit.ly/2HL7QgQ Estratega financiero. (s.f.). Invertir en agua es la mejor inversión a largo plazo. Estratega financiero. https://bit.ly/3q893Aj Europa Press. (2008, julio 25). El 75 por ciento del agua potable que se consume en Kuwait procede de la desalación de agua marina. El Periódico de Aragón. https://bit.ly/36hDyMa Gómez-Gómez, M., Danglot-Banck, C. y Vega-Franco, L. (2010, noviembre/ diciembre). Disponibilidad de agua para la salud y la vida. Lo que todos debemos saber. Revista Mexicana de Pediatría, 77(6), 260-270. https://bit.ly/2VdSche González, J. (2013, enero 29). El Sector del Agua como Inversión. Iagua. https://bit.ly/3ld0u3z Martins, A. (2017, marzo 22). ¿Puede la desanilización ser la solución para la crisis mundial del agua? BBC Mundo. https://bbc.in/36gBVyf Mendieta, Á. (s.f.) Desalación, una tendencia de orden mundial. Revista Especificar. https://bit.ly/37fPTQr


S&P Global Water Index. (s.f.). S&P Global Water Index. S&P Dow Jones Indices. https://bit.ly/3lhdc11

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 17-48

47


48


Cap.

ODS

8

2

Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV Returns of Sustainable Companies on The Stock Exchange: The Case of the BVM

http://doi.org/10.5281/zenodo.4294839

Rony Estuardo Monzón Citalán

49

Universidad San Carlos de Guatemala ronymonzon@cunoc.edu.gt

Recibido: 31 de julio de 2020 Aceptado: 28 de noviembre de 2020 Publicado: 6 de diciembre de 2020

Indexado en:

Línea temática: Negocios Inclusivos Innovadores Código JEL: E22, G11, O16

BY

NC

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

https://orcid.org/0000-0001-9980-7944


Resumen Las empresas del mercado accionario mexicano acreditadas en materia de sustentabilidad se certifican en tres áreas (1) cuidado del medio ambiente, (2) responsabilidad social empresarial y (3) gobierno corporativo. Como resultado de esta certificación se esperaría que estas empresas sean beneficiadas por el mercado (atracción de capital, rendimiento del precio, generación del valor, entre otras) para compensar la inversión que realizan en cada rubro. Por esa razón, el objetivo de esta investigación es determinar si el rendimiento del precio de la acción de las empresas sustentables es mayor al rendimiento del precio de la acción de las empresas no sustentables para el sector productos de consumo frecuente de la Bolsa Mexicana de Valores. Al analizar el rendimiento del precio de la acción de las empresas sustentables y al contrastarlas con el rendimiento del precio de la acción de las empresas no sustentables, aplicando una diferencia de medias independientes se encontró que las empresas sustentables superan el rendimiento del precio de la acción de aquellas empresas que no lo son. Palabras claves: Mercado Financiero, Inversión, Empresa.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

50

Para citar este capítulo utilice el siguiente formato: Monzón, R. (2020, diciembre). Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 49-70. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294839


Abstract Mexican stock market companies accredited in sustainability criteria are certified in three areas (1) environmental care, (2) corporate social responsibility and (3) corporate governance. Consequently, from this certification, these companies would be expected to benefit from the market (capital attraction, price performance, value generation, among others) to compensate the investment they make in each market. For this reason, the objective of this research is to determine whether the performance of the share price of sustainable companies is higher than the performance of the share price of nonsustainable companies for the sector of Consumer Staples of the Mexican Stock Exchange. By analyzing the performance of the share price of sustainable companies and contrasting it with the performance of the share price of no-sustainable companies; applying a difference of independent averages it was found that sustainable companies outperform the share price performance than those companies that are not. Keywords: Financial markets, Investment, Business.

To cite this chapter use the following format: Monzón, R. (2020, December). Returns of Sustainable Companies on The Stock Exchange: The Case of the BVM. In P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 49-70. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294839

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

51


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

52

Introducción Las finanzas sustentables entendidas como aquellas que, dentro de su proceso de decisión de inversión, financiamiento y manejo de riesgo, incorporan factores ambientales, sociales, y de gobierno corporativo (ASG), y abordan la problemática de cómo los factores ASG influyen en la valoración de los activos. Además, contribuyen a un desarrollo económico respetuoso con el medio, para mitigar los daños físicos y económicos que podría desencadenar el cambio climático; y buscan promover la creación y difusión de instrumentos capaces de favorecer el crecimiento económico, evitando colocar en riesgo la vida del planeta y, en consecuencia, la vida humana. Producto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU, 2015), la inversión socialmente responsable toma fuerza en los mercados actuales, lo que alienta a los inversionistas a construir carteras de inversión que integren activos que estén certificados en tres áreas (1) cuidado de los recursos naturales, (2) responsabilidad social empresarial, y (3) gobierno corporativo. La tendencia mundial de invertir de manera responsable hace que los inversionistas utilicen como estrategia de inversión los factores ASG, debido a que el mercado los recompensa a través del rendimiento; en otras palabras, el mercado de valores con compañías certificadas en criterios ASG en países europeos, asiáticos y latinoamericanos, están obteniendo mayores rendimientos versus a aquellas empresas que no lo están (Nagy et al., 2016; Serafeim, 2018; Schröder, 2004)) . En los últimos años se ha observado que los activos sustentables atraen mayores flujos de capital, debido a las presiones sociales, la creación de políticas públicas y financieras por parte de las empresas que buscan luchar contra el cambio climático. Sin embargo, investigaciones previas de la inversión sustentable (IS) evidencian que no en todos los mercados se obtiene un rendimiento mayor que aquellos activos que no están certificados


en criterios ASG (Arvidsson y Ljungbergh, 2015; Bauer et al., 2005; Statman, 2000); de esta forma se presenta que los inversionistas por ser responsables están pagando una prima adicional al mercado (Auer y Schuhmacher, 2016; Rebodedo et al., 2017). Actualmente, los inversionistas realizan una discriminación entre los factores ASG, es decir, que, al decidir invertir, hay algunos que ponderan de mayor manera el desempeño de las empresas en el factor ambiental, mientras otros que se interesan más por el factor social y finalmente, habrá algunos que ponderen más como se desempeña el gobierno corporativo de las empresas sustentables. En ese sentido, Erragraguy y Revelli (2015) al integrar estos criterios indican que en las carteras islámicas no perjudican el rendimiento y generan un mayor rendimiento para los criterios de gobierno corporativo. Los factores son la base de todas las carteras, las fuerzas amplias y persistentes que han impulsado la rentabilidad de las acciones, los bonos, y otros activos. La inversión por factores aprovecha los avances actuales en materia de información y tecnología con el fin de buscar estos impulsores de rendimiento histórico en las carteras. Comprender cómo funcionan los factores puede ayudar a captar su potencial para generar exceso de rendimiento y reducir el riesgo,

53

activos de fondos lo han hecho durante décadas (BlackRock, s.f.) La tendencia actual de la inversión sustentable ha llevado a las principales bolsas de valores del mundo, tanto en los mercados desarrollados como en los emergentes, a crear índices bursátiles de sustentabilidad(1,2), en una respuesta por parte de las bolsas de valores ante el público inversionista; dicho de otra manera, al ofrecer al mercado benchmarks ASG fortalecen la transparencia de la información; además, ayudan al inversionista a distinguir las empresas que no sólo velan por los intereses de los accionistas sino 1. Un índice de sustentabilidad aglutina aquellas empresas certificadas en criterios ASG, cabe destacar que no todas las empresas por el simple hecho de ser sustentables forman parte del índice, esto quiere decir que pasan por una evaluación a través de una metodología ad hoc, y al final se seleccionan aquellas que estén por encima de la media. 2. Serie de índices ESG de S&P Dow Jones Indices.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70

al igual que los inversores institucionales líderes y los administradores


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

54

que también de sus grupos de interés, incluyendo a colaboradores, proveedores, clientes, y, todos aquellos con quienes la empresa se relacione de manera directa o indirecta. Hay estudios que también han presentado un constante interés en evaluar sí estos índices de sustentabilidad presentan mayor rendimiento que aquellos que no lo son, en ese orden, al analizar dos estrategias de inversión basadas en clasificaciones ASG MSCI3, la estrategia de inversión orientada en factores ASG sobrevalora el precio de las acciones con más altos puntajes en materia de sustentabilidad (misma que está vinculada al desempeño de la empresa a largo plazo). Por otro lado, una estrategia de inversión que considera la tendencia de los factores ASG también sobrevalora el precio de las acciones que han mejorado su calificación en los últimos periodos (debido que está orientada en el corto plazo). Estas estrategias basadas en factores ASG superaron al índice de referencia mundial MSCI en los últimos ocho años (Nagy et al., 2016). En contraste, Alessandrini y Jondeau (2019) utilizando puntajes ASG de empresas que pertenecen al universo MSCI World en el periodo enero 2007 a diciembre 2018, no encuentran la formación de Alpha4 positivo en estas empresas, pero tampoco presenta un Alpha negativo, lo que conduce a considerar que utilizar los elementos ASG como criterio de inversión no genera ni destruye valor para los inversionistas. Resultado de la revisión de la literatura se observa que los estudios no son concluyentes, en cuanto a determinar si el rendimiento de las empresas sustentables supera a aquellas empresas que no lo son, situación que se puede observar en mercados desarrollados, hacia donde se han enfocado estas investigaciones. 3. Las clasificaciones MSCI ASG (anteriormente conocidas como Evaluación del valor intangible) evalúan la exposición y la gestión de los riesgos y oportunidades de ASG de las empresas, en función de grandes datos como lo son, las divulgaciones de empresas y bases de datos gubernamentales. 4. Es un término utilizado en inversión para describir el exceso de rendimiento de un activo financiero.


Para el mercado de valores mexicano aún son exiguas las investigaciones al respecto, no obstante Morales et al. (2019) comparan el rendimiento de las empresas sustentables en la BVM a través del precio de sus acciones contra los puntos al cierre del índice S&P/ BMV IPC, encontrando que las empresas sustentables superan el rendimiento del principal indicador de la BVM, concluyendo que invertir en empresa con criterios ASG es recompensado por el mercado. En México los datos indican que nueve de cada diez millennials5, muestran interés por la inversión sostenible. Ante este dato las compañías que integren en su cadena de valor energías limpias, eficiencia energética, y las que minimicen o eliminen la emisión de carbono, estarán en una mejor posición de atraer inversión versus aquellas que sigan dependiendo de energías fósiles, con intensivo consumo de energía y altas concentraciones de gases. Los inversionistas al seleccionar instrumentos financieros, entre ellos las acciones para su cartera, ahora están valorando además de criterios financieros, aspectos ambientales y sociales de las industria de gestión de activos, tal es el caso de BlackRock (2020), el gestor de activos más grande del mundo, que ha anunciado que a partir de este año tendrá como estándar de selección de inversiones la sustentabilidad. “La reasignación de capital hacia empresas sustentables, es consecuencia de las constantes regulaciones climáticas que impactarán en los precios, costos, en la demanda de productos y en el valor de las compañías” BlackRock (2020). A pesar que existen empresas certificadas en los criterios ASG, el inversionista a menudo se preocupa por la pérdida en rentabilidad,

5. Definir la generación millennialls no es tarea fácil, pero la mayoría de expertos coinciden en que son jóvenes nacidos a partir de los años ochenta. Se dice que son una generación digital porque gran parte de su tiempo pasan al frente de multipantallas; están hiperconectados a través del internet; cuentan con altos valores sociales y éticos; tienen mayor preocupación por el cambio climático en comparación con generaciones pasadas, rasgos que los diferencian de sus predecesores.

55 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70

empresas. El tema del cambio climático está transformando la


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

esto es, si el invertir en estas acciones bursátiles le dará un rendimiento aceptable en comparación con el mercado, o por el contrario si el rendimiento en empresas que no están certificadas le daría un mejor rendimiento sobre la inversión, esto debido a que el inversionista que considera adoptar un enfoque sostenible precisa una inversión, es decir, le cuesta dinero. Lo anterior, da base para que los críticos de la inversión en compañías sustentables consideren que es un tipo de inversión pasiva y que reduce el campo para la diversificación de las inversiones, en consecuencia, el rendimiento sobre la inversión a lo sumo llega a equipararse con el rendimiento del mercado, tanto es así que consideran que la inversión en compañías sustentables no llega a batir el rendimiento del mercado. En México las empresas certificadas en sustentabilidad se agrupan en el Stándard and Poors índice de precios y cotizaciones sustentable6; 35.7% son empresas que pertenecen al sector productos de consumo frecuente de la BMV. A un inversionista le resultaría conveniente conocer si las empresas sustentables tienen un mejor rendimiento del precio de la acción que aquellas empresas que también pertenecen a un mismo sector pero que no están

56

certificadas, de allí la importancia de realizar esta investigación.

Sustentabilidad en las compañías Para que una empresa perdure en el tiempo debe de operar de tal forma que permita satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de satisfacción de las generaciones futuras, lo que responde a la visión del empresario que busca invertir en empresas que perduren al tiempo que recuperan la totalidad de su inversión (Morales y Abreu, 2015). Como se mencionó anteriormente, las empresas sustentables se certifican en ASG lo que implica cumplir con: 1) El cuidado del medio ambiente. Las empresas deben combinar la generación de riqueza con la preservación de los recursos

6. A partir del 22 de junio del 2020, el índice Stándar and Poors índice de precios y cotizaciones sustentable se convirtió en S&P/BMV Total México ESG Index.


naturales, las buenas prácticas incluyen la optimización de los recursos, la minimización de los desperdicios, la creación de programas de reciclaje, el reutilizar recursos, entre otros. Además, debe considerar dentro de su giro de negocio las externalidades que puedan generar los factores ambientales, y reflejar la eficiencia del manejo de los recursos con el entorno. Actualmente, el concepto de medio ambiente está ligado al concepto de desarrollo; esta relación nos permite entender los problemas ambientales y su vínculo con el desarrollo sustentable, el cual debe garantizar una adecuada calidad de vida para las generaciones presentes y futuras. (Cajiga, s.f.).

El cuidado del ambiente también involucra a las empresas que hacen uso de recursos para orientarlos hacia una cultura de reducción de energía, reutilización de recursos, reciclaje, entre otros. La certificación de las empresas en cuidado del medio surge como respuesta a la depredación que el hombre ha hecho de la naturaleza, por esto los gobiernos crean leyes que limitan la emisión de contaminantes, y así evitar poner en riesgo la vida del planeta.

2) Responsabilidad social. De acuerdo con Cajiga (s.f), la responsabilidad

social

es

el

compromiso

consciente

y

congruente de cumplir integralmente con la finalidad de la empresa, tanto en lo interno como en lo externo, considerando las expectativas económicas, sociales y ambientales de todos sus participantes, demostrando respeto por la gente, los valores éticos, la comunidad y el medio ambiente, contribuyendo así a la construcción del bien común. El concepto de responsabilidad social corporativa pretende fortalecer la cadena de valor y su relación con los grupos de interés de la empresa, a fin de que se cree sinergia entre estos y permita el bien común; este eje de sustentabilidad visualiza al sistema económico y social como los pilares de la perdurabilidad de las empresas. De forma precisa,

57 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

el factor social incluye “condiciones laborales (incluyendo la esclavitud, y el trabajo infantil), comunidades locales (incluyendo las comunidades indígenas), salud y seguridad y relación con los empleados y diversidad” (Iniciativa Financiera PNUMA y Pacto Global, 2019, p. 4). 3) Gobierno corporativo. De acuerdo con la Bolsa Mexicana de Valores el gobierno corporativo es el marco de normas y prácticas, que se refieren a las estructuras y procesos para la dirección de las compañías, por el cual, un consejo de administración asegura la rendición de cuentas, la equidad y la transparencia en la relación de una empresa con sus todas las partes interesadas (la junta directiva, los accionistas, clientes, empleados, gobierno y la comunidad). En el caso de México, las series accionarias del Universo Elegible deberán tener una calificación de sustentabilidad determinada por el Centro de la Excelencia de Gobierno Corporativo de la Universidad Anáhuac (CEGC), determinada en base a una evaluación exhaustiva de las prácticas a largo plazo en materia

58

ambiental, social y aquellas que sean específicas a las tendencias de sustentabilidad de la industria correspondiente. El CEGC asigna una calificación conjunta a cada compañía según el promedio alcanzado con base a s factores ASG, los que se promedian para obtener una calificación final, ordenada de manera descendente, de acuerdo a la cual únicamente las empresas que alcancen puntajes superiores al 80% serán consideradas como sustentables y pasarán a formar parte del índice de precios y cotizaciones sustentable.

Inversión responsable De acuerdo a los principios de la inversión responsable (Iniciativa Financiera PNUMA y Pacto Global, 2019), una inversión responsable es una estrategia y una práctica para incorporar los factores ASG en las decisiones de inversión y en el ejercicio activo de la propiedad. No se debe confundir a la inversión responsable con inversión ética, inversión socialmente responsable o inversión de impacto,


aunque todas buscan combinar los rendimientos financieros con consideraciones morales o éticas, la inversión responsable puede y debe ser adoptada incluso por los inversores cuyo único objetivo son la utilidades financieras (que ignoran los factores ASG) que no consideran los riegos y las oportunidades que tienen un efecto significativo en los rendimientos que se les entregan a los clientes y beneficiarios (Iniciativa Financiera PNUMA y Pacto Global, 2019). Los gestores de fondos comprenden que los factores ASG, llegan a afectar el rendimiento de los portafolios de inversión. Para alinear los intereses de los inversionistas con los objetivos de sostenibilidad de la sociedad se basan en los principios de inversión responsable propuestos por Iniciativa Financiera PNUMA y Pacto Global: 1. Incorporar asuntos ASG en los análisis de inversión y en los procesos de toma de decisiones. 2. Ser propietarios de activos e incorporar asuntos ASG en las prácticas y políticas de propiedad. 3. Procurar que las empresas en las que se invierta divulguen sus prácticas en asuntos ASG.

59

en el sector de las inversiones. 5. Trabajar de manera colaborativa para incrementar nuestra efectividad en la aplicación de los principios. 6. Presentar informes sobre las actividades y profeso con respecto a la aplicación de los principios. El sector de consumo frecuente de la BMV es el quinto dentro de los sectores analíticos de la BMV, es el más dinámico dentro del mercado accionario, debido al crecimiento en el nivel de consumo de la población mexicana y que varias de las empresas que lo integran realizan ventas al extranjero. A 31 de julio del 2020 este sector representa el 35.6% (S&P Dow Jones Indices, 2019) del total de las empresas que componen el principal índice bursátil del mercado mexicano.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70

4. Promover la aceptación e implementación de los principios ASG


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

60

La importancia del sector de productos de consumo frecuente en la economía mexicana, tanto por su notable contribución en el Standard and Poor´s (S&P) Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), como en el alto porcentaje de población activa que labora en las empresas que lo conforman, de esta cuenta se observa en la figura no. 1, que el sector de productos de consumo frecuente participa en un 33.3% en el principal índice del mercado mexicano.

Consumer Staples: 33.3% Communication Services: 18.5% Financials: 18.1% Materials: 13.8% Industrials: 12.3% Utilities: 1.8% Consumer Discretionary: 1.7% Health Care: 0.5%

Figura 1. Sectores que integran el S&P /BMV IPC 2019. Fuente: S&P Dow Jones Índices (2019). Nota general: Gráfico basado en sectores del GICS (R). Las ponderaciones de cada sector del índice se redondean al décimo más cercano de un porcentaje; por lo tanto, las poderaciones totales para el índice pueden no ser igual al 100%. Datos al 31 de diciembre de 2019.


Metodología Para el desarrollo de la investigación se tuvo como principal recurso, el precio al cierre de las acciones en su periodicidad diaria, obtenidos de investing.com. La muestra la comprenden las empresas que pertenecen al sector productos de consumo frecuente de la Bolsa Mexicana de Valores (Tabla 1), que, a enero 2020, estaba integrado por 22 empresas, sin embargo, en el caso de AGRIEXP, INGEAL y SAVIA sus acciones no se estaban cotizando, por lo que se estudiaron sólo 19 empresas. El periodo seleccionado fue del 1 de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2019. Para determinar el rendimiento mensual para las acciones de la muestra se utilizó la técnica de rentabilidad logarítmica, dada en la ecuación 1. (Ecuación 1)

Donde: ln = logaritmo natural. Precio final = es el precio de la acción al final del mes. Precio inicial = es el precio de la acción al inicio del mes.

Finalmente, para comprobar si el rendimiento promedio de las empresas sustentables supera a las empresas no sustentables del sector productos de consumo frecuente, se usó la ecuación 2. t=

(x1 - x2) - D0 2

2

S1 S2 + n1 n2

Donde: t = distribución t. x1 = media muestral del grupo 1. x2 = media muestral del grupo 2. D0 = diferencia hipotética entre x1 y x2. S = desviación estándar muestral. n1 = total de las observaciones del grupo 1. n2 = total de las observaciones del grupo 2.

(Ecuación 2)

61 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70

Precio final Precio inicial

Rentabilidad Logarítmica = ln


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

62

Tabla 1. Empresas emisoras que integran el sector productos de consumo frecuente de la Bolsa Mexicana de Valores. No.

Clave de la emisora

Razón Social

1

AC1

Arca Continental, S.A.B. de C.V.

2

ANB

Anheuser-Busch Inbev SA/NV

3

BACHOCO

4

BAFAR

Grupo Bafar, S.A.B. de C.V.

5

BIMBO1

Grupo Bimbo, S.A.B. de C.V.

6

CHDRAUIR

7

CUERVO

Becle, S.A.B. de C.V.

8

CULTIBA

Organización Cultiva, S.A.B. de C.V.

9

FEMSA1

Fomento Económico Mexicano, S.A.B. de C.V.

10

GIGANTE

11

GRUMA

Gruma, S.A.B. de C.V.

12

HERDEZ1

Grupo Herdez, S.A.B. de C.V.

13

KIMBER

Kimberly-Clark de México, S.A.B. de C.V.

14

KOF

15

LACOMER

16

LALA

17

MINSA

18

SORIANA

Organización Soriana, S.A.B. de C.V.

19

WALMEX

Wal-Mart de Mexico, S.A.B. de C.V.

Industrias Bachoco, S.A.B. de C.V.

Grupo Comercial Chedraui, S.A.B. de C.V.

Grupo Gigante, S.A.B. de C.V.

Coca-Cola Femsa, S.A.B. de C.V. La Comer, S.A.B. de C.V. Grupo Lala, S.A.B. de C.V. Grupo Minsa, S.A.B. de C.V.

Fuente: Elaboración propia con base en S&P Dow Jones Indices (2020). Nota 1. Las empresas se encuentran en el S&P/IPC sustentable.


Resultados Después de calcular el rendimiento del precio de la acción para las acciones de las empresas sustentables y no sustentables, de manera mensual se obtuvieron los rendimientos máximos y mínimos de cada una de ellas (Tabla 2). Los cálculos realizados, por su extensión, no se presentan en el documento. Tabla 2. Rendimientos en 5 años de las empresas de la muestra

AC

ANB

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

Máximo

15%

Máximo

Mínimo

-18%

Mínimo

-18%

Media

-2%

-0.01%

Desviación estándar

4.97%

Desviación estándar

BIMBO

6%

BACHOCO

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

Máximo

12%

Máximo

10%

Mínimo

-11%

Mínimo

-17%

Media

-0.45%

Desviación estándar

4.82%

Media

1%

Desviación estándar

6%

FEMSA

BAFAR

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

Máximo

13%

Máximo

10%

Mínimo

-9%

Mínimo

-3%

Media

1%

Media

1%

Desviación estándar

4%

Desviación estándar

2%

HERDEZ

CHEDRAUI

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

Máximo

21%

Máximo

19%

Mínimo

-13%

Mínimo

-25% -1%

Media

0%

Media

Desviación estándar

6%

Desviación estándar

KIMBER

CUERVO

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

7%

Máximo

12%

Máximo

12%

Mínimo

-13%

Mínimo

-20% -1%

Media

0%

Media

Desviación estándar

5%

Desviación estándar

7%

63 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70

Media

7%


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

64

Tabla 2. Rendimientos en 5 años de las empresas de la muestra. (cont.).

KOF

CULTIBA

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

Máximo

10%

Máximo

37%

Mínimo

-13%

Mínimo

-13%

Media

0%

Media

1%

Desviación estándar

5%

Desviación estándar

9%

LALA

GIGANTE

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

Máximo

18%

Máximo

17%

Mínimo

-19%

Mínimo

-16%

Media

-1%

Media

0%

Desviación estándar

5%

Desviación estándar

7%

WALMEX

GRUMA

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

Máximo

25%

Máximo

15%

Mínimo

-8%

Mínimo

-12%

Media

1%

Media

0%

Desviación estándar

5%

Desviación estándar

6%

LACOMER

MINSA

Rendimiento 5 años

Rendimiento 5 años

Máximo

16%

Máximo

21%

Mínimo

-10%

Mínimo

-3%

Media

1%

Media

0%

Desviación estándar

6%

Desviación estándar

3%

SORIANA Rendimiento 5 años Máximo

12%

Mínimo

-22%

Media

0%

Desviación estándar

6%


Discusión En el caso de las empresas con certificación sustentable, se observa que Walmart México alcanza un rendimiento en el precio de la acción de 25%; seguido por Herdez, que alcanza un rendimiento del 21%; para Lala, el rendimiento es del 18%; el grupo de las empresas sustentables lo complementan Arca, Bimbo, Femsa, Kimber y Kof. Para el periodo de análisis se observa que, en promedio, las empresas sustentables obtuvieron un rendimiento positivo sobre el precio de la acción del 16%. Todas las empresas certificadas en sustentabilidad, tienen acciones bursátiles, es decir que el inversionista las puede comprar o vender con facilidad en el mercado. En caso de los rendimientos negativos, se encuentra que la empresa que tuvo mayor pérdida a través del precio de la acción, fue Lala con el 19%; seguido por Arca que obtuvo el 18%; a estos rendimientos negativos se suman Kof, Kimber y Herdez, con el 1 %

65

8%. La desviación estándar de los rendimientos para estas empresas oscila entre 4 y 7%. Dentro de las empresas que no están certificadas en materia de sustentabilidad, se encontró que la de mayor rendimiento positivo durante el periodo fue Cultiba con el 37% (diciembre 2019), a pesar de que durante 34 de los 60 meses evaluados presentó rendimientos negativos. Igual caso se da con Minsa que presenta un rendimiento máximo de 21%, pero esta acción no es bursátil dado que solo cotizó en 13 de los 60 meses estudiados, y su rendimiento promedio fue 0%. También se encontró que existen empresas que pasan varios meses sin cotizar, lo que las hace poco bursátiles y poco atractivas para la inversión, este es el caso de Bafar, Gigante, Minsa y Cultiba. Para estudiar a las emisoras sin certificación en materia de sustentabilidad, se cuantificaron 600 observaciones: 248 son

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70

cada una. El menor rendimiento negativo lo presenta Walmex con el


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

66

rendimientos negativos; y 251, positivos. Se evidenció que durante 101 periodos las empresas no cotizaron. Por otro lado, de las emisoras sustentables se cuantificaron 480 observaciones: 232 son periodos negativos; y 248, positivos. No presentan periodos de no cotización, lo que demuestra que la bursatilidad es un requisito para que estas empresas sean sustentables, lo que se pudo comprobar en este estudio.


Conclusiones Al calcular los rendimientos del precio de las acciones sustentables y no sustentables del sector producto de consumo frecuente de la BMV se encontró que las emisoras con certificación en materia de sustentabilidad superan en rendimiento a aquellas que no tienen la certificación. Al analizar el rendimiento específico de ocho emisoras sustentables y compararlos con el sector productos de consumo frecuente, se encuentra evidencia que favorece claramente a las empresas sustentables y el rendimiento positivo del precio. El estudio demuestra que una empresa al adoptar los criterios de sustentabilidad se ve recompensada por un incremento del precio de la acción lo que lleva a mayores rendimientos que permite superar al sector que pertenece. Al determinar los rendimientos para la muestra, se observa que el precio de las acciones sustentables tiende a subir en ciertos periodos y bajar considerablemente en otros, debido a que el mercado no

67

la certificación de sustentabilidad suma valor a la acción en ciertos periodos y reduce valor en algunos otros. Las implicaciones de esta investigación son: la materialidad, es decir, el aumentar el conocimiento en la comunidad financiera de que los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo son indispensables en la selección de valores al proporcionar un mayor rendimiento y menor riesgo; evidenciar que la alta demanda mundial sobre valores sustentables está siendo rentable y que las personas al elegir estas compañías tienen mayor conocimiento de las acciones que se hacen con su dinero. Finalmente, la contribución de la investigación es sumar a la evidencia académica que apoya las prácticas de inversión responsable.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70

reconoce de manera sostenida la sustentabilidad, en otras palabras,


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

Referencias Cajiga, J. (s.f.). El concepto de responsabilidad social empresarial. CEMEFI. https://bit.ly/3jAk1dd Iniciativa Financiera del PNUMA y Pacto Global de la ONU (2019). Principios para la Inversión Responsable. https://bit.ly/35HzkMi Lefkovitz, D. (2016, enero 1). Sostenibilidad y rentabilidad. https://bit. ly/3jDXSe6 Morales A., Santiesteban, J. y Monzón R. (2019, diciembre) Invertir en empresas con criterios ASG no significa renunciar a la rentabilidad. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio para la Ciencia, 2(1), 103-130. Guayaquil, Ecuador: ManglarEditores. Morales, J. y Abreu, M. (2015). La administración financiera de las empresas sustentables del sector materiales que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores [Ponencia]. XX Congreso de Contaduría, Administración e Informática, Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México, 7-9 de octubre de 2015. https://bit.ly/34DTlUZ Naciones Unidas. (2015). Objetivos de Desarrollo Sostenible. https://bit.

68

ly/3oyhrYX S&P Dow Jones Indices. (2019, mayo 31). S&P/BMV Total Mexico ESG Index (MXN). https://bit.ly/3kBIqQW


References Alessandrini, F. & Jondeau, E. (2019, March). ESG investing: From Sin Stocks to Smart Beta. EconPapers, 19(16). https://bit.ly/2G87fVO Arvidsson, U., & Ljungbergh, E. (2015). Socially Responsible Investments: Are investors paying a price for investing ethically? (Dissertation). https:// bit.ly/3kBbPL5 Auer, B. R., & Schuhmacher, F. (2016, February). Do socially (ir)responsible investments pay? New evidence from international ESG data. Quarterly Review of Economics and Finance, 59, 51–62. https://doi. org/ggkrfx Bauer, R., Koedijk, K., & Otten, R. (2005, July). International evidence on ethical mutual fund performance and investment style. Journal of Banking and Finance, 29(7), 1751-1767. https://doi.org/c3fw3s BlackRock ESG. (2020, August 12). BlackRock ESG Integration Statement. https://bit.ly/3kDoAEU Clark, G. L., Feiner, A., & Viehs, M. (2015, March). From the Stockholder to

the

Stakeholder.

How

Sustainability

Can

Drive

Financial

Outperformance. https://bit.ly/3jIcJ7z Erragraguy, E., & Revelli, C. (2015, August). Should Islamic investors consider SRI criteria in their investment strategies? Finance Research Letters,

69

Khan, M. N., Serafeim, G., & Yoon, A. (2015, March). Corporate Sustainability: First Evidence on Materiality. Harvard Business School (Working Paper No. 15-073). https://bit.ly/3oBPAHA Nagy, Z., Kassam, A., & Lee, L. E. (2016). Can ESG Add Alpha? An Analysis of ESG Tilt and Momentum Strategies. The Journal of Investing, 25(2), 113-124. https://doi.org/ggkrmw Reboredo, J. C., Quintela, M., & Otero, L. A. (2017, June). Do investors pay a premium for going green? Evidence from alternative energy mutual funds. Renewable and Sustainable Energy Reviews, 73, 512520. https://doi.org/ff34 S&P Dow Jones Indices. (2020). S&P/BMV Sector Productos de Consumo Frecuente. https://bit.ly/3mkZrzG Schröder, M. (2004, June). The performance of socially responsible investments: Investment funds and indices. Financial Markets and Portfolio Management, 18(2), 122-142. https://doi.org/csh6fm Serafeim, G. (2018). Public Sentiment and the Price of Corporate

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 49-70

14, 11-19. https://doi.org/f7p3s6


Rendimientos de las Empresas Sustentables en la bolsa de valores: El caso de la BMV

Monzón, R.

70

Sustainability. Financial Analysts Journal, 76(2), 26-46. https://doi. org/ff35 Statman, M. (2000). Socially Responsible Mutual Funds [Corrected]. Financial Analysts Journal, 56(3), 30-39. https://doi.org/djnfxt


Cap.

ODS

8

3

FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global FinTech And Financial Inclusion in the 2030 Agenda for Sustainable Development: A Global Vision http://doi.org/10.5281/zenodo.4294851

Karla Monserrat González Rodríguez

71

Universidad Nacional Autónoma de México karmongonzalez@gmail.com

Recibido: 1 de septiembre de 2020 Aceptado: 27 de noviembre de 2020 Publicado: 6 de diciembre de 2020

Indexado en:

Línea temática: Negocios Inclusivos Innovadores Código JEL: O3

BY

NC

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

https://orcid.org/0000-0002-7738-0377


Resumen

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

72

La Tecnología Financiera (FinTech) es un término utilizado para describir la nueva tecnología que busca mejorar y automatizar la distribución y uso de los servicios financieros. El propósito de las empresas FinTech es ayudar a las compañías, empresarios y consumidores a manejar procesos y operaciones financieras de forma más eficiente; valiéndose de algoritmos y software especializado de uso informático. Ya que estos servicios son más accesibles, asequibles y presentan menores barreras para contratarlos, los consumidores encuentran una oferta adecuada a sus necesidades, particularmente si no cuentan los requisitos que suelen solicitar los bancos y otorgadores de crédito tradicionales. Por tanto, se argumenta que las FinTech contribuyen en gran medida a la inclusión financiera en los mercados donde operan; especialmente en los países en vías de desarrollo. Los avances en FinTech, como las transacciones digitales, préstamos persona a persona, crédito a MiPyMES y fondeo colectivo están llevando a cabo un esfuerzo en común para lograr este ideal de inclusión. Por lo que en este documento se explora la evolución del estudio de este sector y la elaboración de un análisis pertinente de sus antecedentes y su relación intrínseca con la inclusión financiera, con el fin de obtener un mejor entendimiento de la industria, el futuro de las finanzas y la nueva banca. Los resultados apuntan a que, si bien el desarrollo tecnológico otorga un gran impulso al sector, éste se encuentra también ante nuevos desafíos derivados de su desarrollo continuo. Palabras claves: Crecimiento económico, Cambio tecnológico, Tendencia de la investigación.

Para citar este capítulo utilice el siguiente formato: González, K. (2020, diciembre). FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 71-96. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294851


Abstract

Key words: Economic growth, Technological change, Research trends.

To cite this chapter use the following format: González, K. (2020, December). FinTech And Financial Inclusion in the 2030 Agenda for Sustainable Development: A Global Vision. In P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 71-96. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294851

73

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

Financial Technology (FinTech) is a term used to describe new technologies that seeks to improve and automate the distribution and use of financial services. The purpose of FinTech companies is to help traditional companies, entrepreneurs and consumers manage financial processes and operations more efficiently; using algorithms and specialized software to achieve this goal. Since these services are more accessible, affordable and present lower barrier to contracting them, this sector claims its consumers find an adequate offer to their needs, particularly if they don’t fulfill the requirements that banks, and traditional credit grantors usually request. Therefore, it is argued that FinTechs contribute greatly to financial inclusion in the markets where they operate; especially in developing countries. Advances in FinTech, such as digital transactions, person-to-person lending, MSMEs credit and crowdfunding are implementing a common effort to achieve this ideal of inclusion. Consequently, this document explores the evolution of the study of this sector and the elaboration of a pertinent analysis of its background and inherent relationship with financial inclusion, in order to obtain a better understanding of the industry, the future of finance and new banking. The results suggest that, although technological development gives a great boost to the sector, it is also facing new challenges arising from its continuous development.


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

74

Introducción De acuerdo con la Política Nacional de Inclusión Financiera, en México y en el mundo se define la inclusión financiera como el “acceso y uso de servicios financieros formales bajo una regulación apropiada que garantice esquemas de protección al consumidor y promueva las competencias económico–financieras” (Gobierno de México et al., 2020). Es importante enfatizar en esta definición, que el acceso se refiere a la penetración del sistema financiero en términos de infraestructura. El uso, apunta a la compra y contratación de productos financieros por la población objetivo; mientras que la protección al consumidor se relaciona directamente con la disponibilidad de información clara, mecanismos de defensa y un trato justo. Se considera que dicha inclusión juega un papel vital en la reducción de las condiciones de pobreza. Para que ésta impacte efectivamente sobre la movilidad social de los individuos, es decir, que les permita tener la capacidad de mejorar su calidad de vida y acceder a mejores condiciones sociales, requiere de un sistema financiero incluyente que soporte este desarrollo a lo largo de la vida de una persona. (Delajara et al., 2018). Al verse excluido del sistema financiero, un individuo puede cargar con mayores costos, inseguridad y riesgos al momento de intentar acceder al ahorro o el crédito. No contará con protección de sus activos en caso de inconvenientes tales como siniestros o desastres naturales; ni contará con una calificación crediticia favorable que lo respalde para obtener una vivienda, conseguir financiamiento para un negocio o adquirir un automóvil. La Tecnología Financiera (FinTech) es un término utilizado para describir la nueva tecnología que busca mejorar y automatizar la distribución y uso de los servicios financieros. El propósito de las FinTech es ayudar a las compañías, empresarios y consumidores a manejar procesos y operaciones financiera de forma más


eficiente; valiéndose de algoritmos y software especializado de uso informático. En sus inicios, el término se aplicó a la tecnología empleada en los sistemas de fondo de las instituciones bancarias establecidas. Desde entonces, se ha desarrollado un cambio hacia servicios dirigidos directamente al cliente, lo cual ha modificado su definición e implementación. Actualmente abarca un crisol de servicios financieros que van desde el manejo de finanzas personales, banca de consumo, medios de pago y wealth management, hasta criptomonedas y fondeo colectivo por mencionar algunos. La característica más llamativa de las startups del sector radica en que fueron diseñadas para retar, combatir y eventualmente sustituir a los proveedores financieros tradicionales; al presentarse como alternativas ágiles que atienden directamente a los sectores poblacionales de poco interés para la banca establecida, además de proveer mayor rapidez y calidad en el servicio. Una palabra que puede describir cómo las innovaciones FinTech es disrupción. Gracias a la amplia penetración de los teléfonos móviles y el internet, la accesibilidad de estos productos se vuelve más amplia que la de los servicios bancarios tradicionales. Asimismo, frecuentemente los productos ofrecidos por las empresas FinTech son más baratos; ya que las plataformas atienden directamente con los clientes sin requerir intermediarios y su proceso de desarrollo e implementación optimizados por el uso de tecnología reduce costos. Ya que estos servicios son más accesibles, asequibles y presentan menores barreras para contratarlos, los consumidores encuentran una oferta adecuada a sus necesidades, particularmente si no cuentan los requisitos que suelen solicitar los bancos y otorgadores de crédito tradicionales. Por tanto, se argumenta que las FinTech contribuyen en gran medida a la inclusión financiera en los mercados donde operan; especialmente en los países en vías de desarrollo.

75 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

han afectado el trading tradicional, la banca y sus diversas ofertas


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

En el primer capítulo se presentan teorías de la inclusión financiera que ofrecen un marco de referencia en el estudio de la tecnología financiera y su relación con el público usuario, buscando contribuir con la literatura incipiente de este tema novedoso. El resto de este documento ahonda como sigue: desarrollaremos una breve historia del origen de la inclusión financiera, para posteriormente explorar la aparición de la tecnología financiera y lo que la hace distintiva. En la tercera sección, vincularemos ambas buscando describir la sinergia que ha dado pie a diversos desarrollos actuales. La cuarta sección describirá el debate actual en el que se encuentran diversos estudiosos del impacto de las nuevas tecnologías en el usuario, el uso de sus datos personales y los ofertantes de productos FinTech. Presentaremos resultados en la sección 5, concluyendo en la sexta sección.

Relevancia del tema de acuerdo con la Agenda 2030 Como expone las Naciones Unidas (2020), al darle impulso al crecimiento económico de forma sostenida e inclusiva se fomenta la creación de empleos decentes para la población en general,

76

favoreciendo el progreso y por tanto mejorando los estándares de vida de aquellos beneficiados. De los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible, encontramos relevante el Objetivo 8: Promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos como parte del marco rector para el presente trabajo, ya que la meta 8.2 de dicho objetivo consiste en “lograr niveles más elevados de productividad económica mediante la diversificación, la modernización tecnológica y la innovación, entre otras cosas centrándose en los sectores con gran valor añadido y un uso intensivo de la mano de obra” (Naciones Unidas, 2020). Asimismo, la meta 8.10 se enfoca en “fortalecer la capacidad de las instituciones financieras nacionales para fomentar y ampliar el acceso a los servicios bancarios, financieros y de seguros para todos” (Naciones Unidas, 2020). Como veremos más adelante, la búsqueda de la diversificación fue uno de los catalizadores para la aparición de la nueva oferta


de servicios financieros, los cuales se cimentan en la modernización tecnológica que ha acompañado el desarrollo social durante el último siglo; dando pie a una industria incipiente que se apoya fuertemente en la innovación. La conveniencia, accesibilidad y rapidez a los que se puede acceder a esta oferta de servicios se convierten en el valor añadido que aportan a la experiencia del usuario y para llegar a este fin, las empresas de tecnología financiera hacen un uso intensivo de mano de obra cualificada en los últimos desarrollos. Además, al introducirse en el sector mediante la oferta de sus productos, las empresas FinTech aportan a la ampliación al acceso a los servicios bancarios, financieros y de seguros (en el caso de las InsurTech) en los países donde se encuentran. De acuerdo con Yáñez (2019), la inclusión financiera es considerada un mecanismo indirecto para disminuir la pobreza por algunos estudiosos del tema. Esto, debido a que, en las comunidades desplazadas, como aquellas que se encuentran en un entorno rural la adquisición de un producto financiero se realiza mediante un programa social y no por iniciativa propia.

77

de servicios financieros a la par de la organización social propia de una comunidad, al tiempo que favorece la confianza en dichos productos, ayudaría a que el ideal de una sociedad con mayor inclusión financiera sea alcanzable. Como ejemplo, en la Política Nacional de Inclusión Financiera, se desarrolla un diagnóstico de la situación del escenario mexicano a la fecha, en el cual se establece que los problemas a los que se enfrenta una considerable sección de nuestra población abarcan una alta incidencia de pobreza y desigualdad, limitada salud financiera y la exclusión del sistema financiero, lo que conlleva una serie de aspectos negativos que limitan su desarrollo y movilidad social. Los avances en FinTech, como las transacciones digitales, préstamos persona a persona, crédito a MiPyMES y fondeo colectivo

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

Si dentro de la política pública es posible introducir la adopción


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

están llevando a cabo un esfuerzo en común para lograr este ideal de inclusión. Por lo que en este documento se busca explorar la evolución del estudio de este sector y la elaboración de un análisis pertinente de sus antecedentes y avances en la inclusión financiera, con el fin de obtener un mejor entendimiento de la industria FinTech, el futuro de las finanzas y el mercado y cómo se pueden dirigir adecuadamente los esfuerzos realizados al desarrollo de productos acertados, puntuales y útiles.

FinTech e Inclusión Financiera Actualmente, es sabido que las empresas de tecnología financiera

(FinTech)

se

encuentran

innovando

radicalmente

la industria. La inteligencia artificial, aprendizaje automático, tecnología de blockchain, identificación biométrica, cómputo en la nube y el uso de big data son innovaciones disruptivas que están revolucionando la recopilación y procesamiento de información financiera. Esto se extiende a procesos relativos a las transferencias entre dinero electrónico y las carteras físicas, los medios a través de los cuales se pagan bienes y servicios, las formas de intermediar

78

los recursos financieros y la manera en que los individuos ahorran y solicitan crédito, tanto al interior como al exterior de sus respectivos países (Hannig, 2017). El nuevo sector FinTech apunta a ofrecer soluciones habilitadas mediante tecnología que puedan satisfacer las necesidades del cliente a medida, mediante la oferta de productos más accesibles y convenientes. Como resultado, ha logrado cierta disrupción en los procesos de las instituciones financieras tradicionales y obligado al sector a unirse a la nueva ola de innovación para mantenerse competitivo. Existe una importante variedad de definiciones del término FinTech. Esto en parte dependiendo de qué lado de la industria provenga: ya sea una FinTech emergente, el equipo de marketing de un proveedor de soluciones, una plataforma de pago tradicional, o una rama digital de un banco establecido, FinTech significa cosas muy diferentes para diferentes personas (Findexable Limited, 2019).


Para la Financial Stability Board (FSB) FinTech se define como “innovación habilitada por la tecnología en servicios financieros que podría dar como resultado nuevos modelos de negocios, aplicaciones, procesos o productos con un efecto material asociado en la provisión de servicios financieros” (Financial Stability Board, 2019). El origen del término puede ubicarse a inicios de los 90s, referido al Financial Services Technology Consortium, un proyecto liderado por Citigroup que buscaba facilitar esfuerzos de cooperación tecnológica en la industria financiera. Actualmente, se tiene la noción de que esta relación de servicios financieros y tecnologías de la información es un producto único de esta época. No obstante, ambas disciplinas tienen una larga historia de cooperación mutua (Arner et al., 2015). De acuerdo con la CEPAL, se ofrece una definición de la innovación financiera como “acciones emprendidas para canalizar el financiamiento a diferentes agentes, inversiones y necesidades productivas, incluida la innovación en materia de productos, que dichos tipos de innovación promuevan la inclusión tanto de hogares como empresas, logren mejorar la gestión del riesgo mediante herramientas novedosas y proporcionen diversas opciones de financiamiento para lograr objetivos y prioridades de desarrollo que vayan generándose sobre la marcha. Tomando en cuenta el aspecto disruptivo de este sector, de acuerdo con Gomber et al. (2018) los fundamentos de lo que ellos denominan Revolución FinTech descansan en tres pilares de innovación específicos: Primero, la disponibilidad de grandes cantidades de capital de riesgo buscando invertir en innovación tecnológica de servicios financieros en un área altamente fértil de la economía global. En segundo lugar, estas empresas emergentes han desarrollado nuevas tecnologías y diseñado nuevos servicios para la industria financiera que generalmente abordan las necesidades de los

79 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

procesos e instituciones” (Pérez y Titelman, 2018). Es recomendable


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

consumidores de servicios financieros en forma muy directa, valiosa y con vistas al futuro, a diferencia de lo que el sector tradicional ha podido ofrecer. Tercero,

han

transformado

los

modelos

comerciales,

la

intermediación financiera y la accesibilidad al ampliar el servicio al consumidor fuera de las sucursales y más allá del horario comercial normal, logrando niveles más altos de personalización basados en detección digital y análisis de big data; por tanto, sustituyendo a los bancos tradicionales y sus servicios de nuevas maneras. Con la explosión de las nuevas empresas FinTech alrededor del mundo y los desafíos de desarrollar e implementar entornos normativos apropiados, los bancos centrales y los reguladores financieros se enfrentan a un cambio importante en sus roles: desde una función tradicional de supervisión bancaria como se desempeñó a lo largo de varias décadas, a permitir la innovación entre bancos, empresas de telecomunicaciones y compañías de medios de pago para proporcionar dinero electrónico a los no bancarizados. La magnitud de este cambio no debe subestimarse

80

(Alliance for Financial Inclusion, 2018). Debe mencionarse que la innovación financiera presenta características específicas que la hacen destacarse entre otra clase de innovaciones. Con el paso del tiempo, el modo de utilizar una innovación, su estructura y tipo de comercialización se modifica. Este cambio abarca también su patrón de riesgo y perfil, haciendo más difícil una evaluación integral. Ya que el sistema financiero está conformado de redes intrínsecas de factores externos e internos que se entrelazan entre sí, la innovación puede influir sobre los niveles micro y macroeconómico (Pérez y Titelman, 2018). En su nivel más amplio y básico, FinTech se refiere a la aplicación de tecnología en los servicios financieros. Esta definición da lugar a tres observaciones específicas. En primer lugar, FinTech no es un desarrollo inherentemente novedoso de la industria de servicios financieros. Puede considerarse que, de hecho, la introducción del telégrafo (cuyo primer uso


comercial data de 1838) y la colocación del primer cable transatlántico exitoso en 1866 por la Atlantic Telegraph Company proporcionó la infraestructura fundamental para el primer período importante de globalización financiera a fines del siglo XIX. Se estima que este período comienza desde 1870, con la ya mencionada colocación del cable transatlántico y otras conexiones similares, hasta inicios de la Primera Guerra Mundial. Una vez establecido este período, la introducción del cajero automático (ATM) en 1967 por Barclays Bank posiblemente marca el comienzo de la evolución moderna del FinTech a como lo conocemos hoy (Barbiroli, 1997; Hills, 2002; Lerner, 2013; citados en Arner et al., 2015). Actualmente, es posible catalogar a los prestadores de servicios financieros digitales en cuatro categorías principales: 1. Institución bancaria de servicio completo con oferta de cuentas básicas, que permitan realizar almacenamiento de dinero, transferencias y pagos. Esto a través de tarjetas (físicas o digitales) más terminales punto de venta o dispositivos móviles.

similar de medios de pago y cuentas simplificadas. 3. Emisor de dinero electrónico mediante la operación de una red de telefonía móvil. 3. Emisor de dinero electrónico que no pertenezca a la categoría de institución bancaria ni operador de telefonía. Estos modelos requieren tres componentes para funcionar: una plataforma digital donde realizar transacciones, una red de agentes y el dispositivo que permita al cliente acceder al sistema del operador (Lauer y Lyman, 2015). De acuerdo con los estudios llevados a cabo por AFI, existen varios elementos clave que conforman su estrategia enfocada en FinTech para la inclusión financiera e integran el núcleo de su flujo de trabajo. Estas incluyen: 1. Crear condiciones para construir sistemáticamente un repositorio

81 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

2. Institución bancaria de nicho con servicios limitados, con oferta


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

de conocimiento en FinTech para la inclusión financiera que pueda servir como acervo para los reguladores financieros. 2. Fomentar una aproximación al FinTech para la inclusión financiera mediante un enfoque de prueba y aprendizaje. 3. En colaboración con organismos mundiales de estandarización (SSBs por sus siglas en inglés) y expertos en campo, brindar orientación regulatoria adicional sobre proporcionalidad del riesgo y esfuerzos de aprendizaje entre pares; todo esto basado e ​​ n ejemplos prácticos de reguladores en la red AFI que conducirán a mejores políticas para la inclusión financiera. 4. Facilitar

el

aprendizaje

entre

pares,

el

intercambio

de

conocimientos y el desarrollo de capacidades entre los reguladores, incluido el intercambio de lecciones sobre enfoques efectivos para equilibrar las innovaciones financieras con otras políticas públicas clave de estabilidad e inclusión financiera. 5. Incorporación del FinTech a las estrategias nacionales de inclusión financiera.

82

6. Mejorar el diálogo entre el sector público y privado y el diálogo global con éste mismo, las empresas tecnológicas, investigadores, socios de desarrollo y reguladores de economías desarrolladas y en desarrollo. (Hanning, 2017).


Metodología Se analiza la evolución histórica de los hechos como un marco de referencia para posteriormente, contextualizar la discusión de diversos puntos de vista respecto al estado actual del fenómeno y así obtener conclusiones que a su vez pueden fungir como punto de partida para investigaciones posteriores.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

83


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

84

Resultados Conforme se ha ampliado la oferta de servicios financieros con base tecnológica en los mercados emergentes, la narrativa consiguiente se ancla en la idea de que un mayor uso y variedad de servicios pueden empoderar a los sectores más vulnerables, más allá de los créditos. Una vez llegada la revolución digital, el nuevo punto de vista se enfocó en cómo al cambiar las reglas del juego, los costos de conectar a los grupos excluidos del sistema financiero formal se reducirían considerablemente. Actualmente, continúan emergiendo

nuevas

narrativas

conforme

aparecen

nuevas

tecnologías y modelos de negocio (El-Zoghbi, 2019). Si bien el sector FinTech ha contribuido mediante un floreciente ecosistema financiero digital de dinero móvil a la inclusión financiera en muchos países, actualmente están surgiendo nuevas tecnologías y enfoques centrados en el desarrollo de ecosistemas financieros digitales integrales que ofrecen una promesa significativa (Alliance for Financial Inclusion, 2018). No obstante, a pesar de los beneficios que conlleva el uso de servicios financieros digitales por parte de los clientes excluidos del sector tradicional, también hay riesgos asociados a éste en parte debido a las mismas características de los consumidores de bajos recursos: pueden ser entre otros, desconocimiento de los derechos de los consumidores y falta de experiencia con los servicios financieros formales (Lauer y Lyman, 2015). Hoy en día, el estudio de la inclusión financiera se ve confrontado por autores como Mader (2017) quien pregunta si ¿la inclusión financiera realmente promueve el desarrollo? ¿los pobres se benefician de forma significativa al usar servicios financieros? ¿la inclusión financiera es un buen negocio? Aunque el propósito original de la inclusión financiera era contribuir a solucionar los grandes problemas del desarrollo, actualmente sus proponentes se pronuncian en menor medida


acerca de sus bondades para reducir la pobreza. En vez de ello, se ha llevado a cabo un cambio a enfatizar el rol de los servicios financieros como herramientas para el mejor manejo de las finanzas personales (Piiroinen, 2018). Mader (2017) sugiere que la inclusión financiera aporta en realidad dos tipos de intermediación que favorecen el manejo monetario de los hogares de bajos recursos:

la intermediación

intertemporal, que se contrapone al conflicto que las personas de bajos ingresos encuentran entre los momentos que cuentan con dinero y los momentos en que lo necesitan, debido a que sus flujos de ingresos no son estables; y,

la intermediación interespacial-

interclase, teoría a nivel macroeconómico que establece que las finanzas favorecen el crecimiento económico al reducir costos de transacciones y distribuir capital y riesgo. Así, la inclusión financiera busca conectar un mayor número de proveedores de capital con usuarios de capital, elevando el crecimiento económico (cuyos beneficios eventualmente alcanzarán a los más pobres). Mucho del bombo y platillo que rodea a la nueva ola de la FinTech. Actualmente, presenciamos el desarrollo de una nueva infraestructura diseñada para llevar a cabo pagos digitales, o lo que Bill Gates define como “rieles digitales” (Piiroinen, 2018). Las tecnologías financieras como el dinero móvil aportan posibilidades

emocionantes

para

democratizar

la

inclusión

monetaria y financiera. Los pobres no siempre se comportan cómo lo anticipan las tecnologías, sino que remodelan activamente los espacios monetarios a través de innovaciones como los mecanismos informales de transferencias de dinero (Gabor y Brooks, 2017

).

Parte del proyecto actual de inclusión financiera hace énfasis en abandonar el uso de efectivo como medio de pago, favoreciendo las transacciones digitales. Hay mucho en juego al realizar la transición de dinero físico a digital. Como apunta Piiroinen (2018), si en un momento dado los usuarios no tuvieran otra opción más que el dinero físico, podrían

85 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

inclusión financiera se debe a la aparición de las nuevas tecnologías


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

enfrentarse a tarifas de uso por parte de los medios de pago. Otro motivo de preocupación es que las compañías FinTech pueden usar los datos obtenidos de sus usuarios para fomentar ciertos comportamientos que se consideren favorables en el manejo de sus finanzas personales. Esto convertiría a las tecnologías financieras en transportes de técnicas de manejo del comportamiento y pondrían en entredicho ciertas cuestiones éticas que podrían aparecer en el caso de que se comercializaran estos datos. La rápida difusión de tecnologías móviles en los países en desarrollo provee la infraestructura tecnológica a través de la cual los proveedores financieros pueden acercarse al sector no bancarizado de la sociedad y modelar los comportamientos y subjetividades financieras, promoviendo la mercantilización de un nuevo tipo de consumidor de servicios financieros y particularmente, de sus datos personales (Gabor y Brooks, 2017). En el meollo de esto se encuentra el potencial de que las tecnologías digitales capturen los datos personales de los usuarios recientemente incluidos en el sistema financiero de modo que los

86

prestamistas puedan mapear, conocer y regular a las poblaciones de riesgo. Los datos y algoritmos se vuelven críticos para impulsar la frontera del riesgo en los países en desarrollo, al tiempo que las empresas FinTech crean, recopilan y comercializan datos de comportamiento dentro de un ecosistema fomentado por redes de inversores filantrópicos, instituciones de finanzas del desarrollo, donadores y formuladores de políticas públicas en los países participantes (Gabor y Brooks, 2017). Es debido a esta evolución del término y sus orígenes que existe cierto escepticismo respecto a sus intenciones. En opinión de Mader (2017), existe aún algo de verdad en la sugerencia de que la transición de microfinanzas a inclusión financiera se trata de un mero cambio de marca, ya que mucha de la actividad enfocada en la inclusión financiera aún se trata de microfinanzas: créditos pequeños a corto plazo con altos intereses,


dirigidos a las personas de ingresos bajos. No obstante, como explica el autor, considerar a la inclusión financiera como un simple cambio terminológico pasaría por alto los aspectos que genuinamente han refrescado el enfoque de las finanzas de los individuos de bajos recursos: - Nuevas prácticas: Aparición de un nuevo grupo de agentes y prácticas, organizados con el fin de negociar con la población de bajos ingresos. Este grupo conformado por grandes bancos, prestamistas, firmas tecnológicas, empresas de tarjetas de crédito y operadores de telefonía móvil se integra a los ya conocidos jugadores

como

ONGs,

microfinancieras,

programas

de

desarrollo y cooperativas. Mientras que las microfinanzas solían considerarse una industria independiente al sector financiero convencional, la inclusión financiera difumina las líneas entre los diferentes tipos de proveedores de servicios y sus prácticas. - Nueva ideología: Combina la lógica financiera con el vernáculo de la justicia social contemporánea, alinea a las finanzas con el discurso de inclusión social que permea varios objetivos de el mundo. En un nivel ideológico, la inclusión financiera combina mayores aspiraciones de justicia y equidad al tiempo que reprueba la expansión financiera discriminativa. - Nuevas teorías del cambio: Promueve un cambio en las expectativas de cómo las finanzas benefician a las personas pobres. La teoría original de las microfinanzas abogaba por el uso del crédito como inversión para abatir la pobreza y fomentar las actividades microempresariales, particularmente en el caso de las mujeres. En el caso de la inclusión financiera, se caracteriza por su neutralidad respecto a dichas acciones. - Nueva invitación a vivir a través de las finanzas: La transformación de microfinanzas a inclusión financiera emite una señal del cambio de mentalidad acerca de cómo los clientes deberían interactuar con los servicios financieros. Actualmente, se espera más del usuario en comparación a cuando sólo debía ser

87 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

desarrollo y bienestar alrededor de gobiernos y sociedades en


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

88

microempresario. Ya que la inclusión financiera implica combinar y transferir tanto flujos de efectivo como gastos a través del tiempo, las personas deben desarrollar comportamientos aún más responsables y calculados.


Discusión Es una realidad que las personas pobres comúnmente enfrentan riesgo al no poder participar en el mercado, pero incorporarlos indiscriminadamente en condiciones adversas también lo es. La inclusión en el mercado en estas circunstancias puede exacerbar inequidades ya existentes y producir nuevas formas de exclusión; además que los mercados financieros inclusivos no ofrecen automáticamente condiciones justas para los más vulnerables ya que generalmente ofrecen servicios de menor calidad a precios más altos, al menos en los escenarios donde se carece de la regulación adecuada y alternativas viables (Hickey y du Toit, 2013; Meagher, 2015; citados en Mader, 2007). Existe evidencia de que la inclusión financiera permite a las personas realizar muchas transacciones financieras cotidianas de manera más eficiente y segura y ampliar sus opciones de inversión y gestión de riesgos financieros mediante el uso del sistema financiero formal. Esto es especialmente relevante para las personas que viven en el 40 por ciento más pobre de los hogares.

89

efectivos para alcanzar objetivos de desarrollo, como la reducción de la pobreza y la desigualdad. La evidencia actual sugiere que los mayores impactos provienen de las cuentas de ahorro, siempre que sean económicas y tengan un propósito específico, y los pagos digitales. La investigación sobre el impacto del microcrédito es mixta y muestra efectos modestos, si los hay. Algunos estudios muestran que las personas con seguro invierten en tecnologías más riesgosas y de mayor rendimiento, aunque se sabe poco sobre su impacto en las medidas de bienestar (Demirguc-Kunt et al., 2017). Y es por ello que, en opinión del Consultative Group to Assist the Poor (CGAP) la comunidad dedicada a la inclusión financiera requiere una narrativa que incluya mayores matices, basada en evidencia para darle un verdadero sentido holístico a las investigaciones ya existentes (El-Zoghbi, 2019).

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

Sin embargo, no todos los productos financieros son igualmente


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

Hay una genuina preocupación de parte de los observadores acerca de que, si bien la inclusión financiera no es dañina ni está destinada a fallar, es posible que actualmente no se cuente con evidencia suficiente para justificar la atención y los recursos que el sector obtiene bajo la narrativa de que consiste en una panacea contra la pobreza y la falta de desarrollo (Mader, 2017). Por otro lado, las características especiales de la innovación financiera complican su análisis y evaluación respecto al impacto social y económico. Los estudios empíricos son escasos y no suelen realizar análisis cuantitativos, ya que no existe por el momento un mecanismo coordinado por el cual se ordene, registre y mida el impacto y sus consiguientes beneficios de cada innovación (Pérez y Titelman, 2018). Además, la relación entre la inclusión financiera, la inequidad y el crecimiento macroeconómico aún no se comprende del todo. La falta de disponibilidad de datos complica su estudio ya que establecer una correlación requiere series de tiempo a largo plazo de indicadores de inclusión financiera (Demirguc-Kunt et al., 2017).

90

Al final, es la falta de contextualización y matices lo que dificultan explicar por qué diversos estudios aparentemente obtienen resultados contradictorios al analizar productos similares alrededor del mundo. Asimismo, complican obtener conclusiones relevantes que puedan ser de utilidad para los responsables de modelar políticas públicas (El-Zoghbi, 2019). Es importante darle una nueva perspectiva la innovación financiera. La CEPAL considera que, aquellas que logran aproximarse a los objetivos de desarrollo sostenible, equilibran la inclusión financiera y ayudan a perfeccionar la infraestructura del sistema deben considerarse un bien público por encima de la no competencia y la no exclusión. Por ello, los productos y servicios financieros podrían incluirse dentro de los servicios universales a la par de la salud pública y la educación, siempre y cuando sean indispensables para el desarrollo y la inclusión social (Pérez y Titelman, 2018).


Haya o no estado en lo correcto el movimiento de las microfinanzas al ofrecer microcréditos para pequeñas empresas, su mayor aportación representa un paso adelante en el proceso de llevar confiabilidad a las vidas financieras de los hogares más vulnerables. Mediante su comportamiento financiero, estos hogares demuestran su impaciencia por servicios de mejor calidad, su disposición a pagar por ellos y su anhelo por contar con socios financieros más confiables (Collins et al., 2009).

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

91


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

92

Conclusiones Como podemos observar, los críticos de la inclusión financiera parecen compartir un consenso de opiniones a través de tres elementos principales: una aparente cruzada a favor de la digitalización del dinero y la sustitución del efectivo por transacciones electrónicas desdeñando el efectivo; la formación de un colectivo FinTech filantrópico cuyo estandarte aboga por la mejora del bienestar de los más pobres, pero puede incurrir en faltas éticas y mal uso de los datos personales-de comportamiento de los usuarios; y, finalmente, la bursatilización del sector; que parece enfocar sus esfuerzos en la maximización de rendimientos para los inversionistas por encima de la obtención de un verdadero impacto positivo sobre las vidas de la población vulnerable. Existen

cuestionamientos

éticos

razonables,

tomando

en

cuenta la rapidez con la que se mueve el sector FinTech, el cual se encuentra en amplio desarrollo. Es importante que dichas empresas no pierdan de vista a los clientes a los que se dedican, más allá de monetización y algoritmos. El recordar que existen personas detrás de cada número de cliente en sus plataformas ayudará a que estas startups no pierdan de vista los intereses de sus consumidores, quienes finalmente serán los que les ayuden a posicionarse y mantenerse en el mercado. Además, no se debe perder de vista que estos consumidores son quienes ayudan a la propia evolución del desarrollo de servicios y productos financieros, al modificar el uso original para el cual fueron concebidos. En cuanto a la regulación, también debe ponerse del lado del consumidor, particularmente en la protección de sus datos personales. Un equilibrio entre la salvaguarda adecuada de información sensible y un buen espacio para permitir al sector crecer podría ser la clave para que agentes, consumidores y reguladores encuentren un espacio de común acuerdo. El sector FinTech cuenta con una buena gama de elementos que lo hacen accesible, útil y flexible. Estas bondades le permitirán


mantener una evolución constante que efectivamente puede impactar en los ideales de inclusión, además de contar con procesos cuantificables cuyas bases de datos pueden ser de gran ayuda para perfeccionar y desarrollar nuevas maneras de medir el impacto de los productos y servicios financieros, ayudando a que puedan mejorarse a sí mismos, al sector y a la sociedad a la que atienden en general. La inclusión financiera es una de las principales inspiraciones de la industria FinTech y, por tanto, guía de muchos de sus esfuerzos. La democratización del acceso a los productos y la no discriminación de los consumidores deberían ser ideales que se mantengan en la mente de los creadores y desarrolladores para asegurar así que el usuario final sea el eje central de su labor.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

93


FinTech y la inclusión financiera en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: Una visión global

González, K.

Referencias Delajara, M., Torre de la, R., Díaz-Infante, E. y Vélez, R. (2018). El México del 2018. Movilidad Social para el Bienestar. Centro de Estudios Espinosa Yglesias. https://bit.ly/35cBSmI Gobierno de México, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Secretaría de Educación Pública. (2020, marzo 11). Política Nacional de Inclusión Financiera. https://bit.ly/32rdBHS Lauer, K. y Lyman, T. (2015). Inclusión financiera digital: Implicancias para clientes, reguladores, supervisores y organismos normativos. CGAP. https://bit.ly/2UeTzeQ Naciones Unidas. (2020, agosto 30). Objetivo 8: Promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos. https://bit.ly/3pc5IzC Pérez, E. y Titelman, D. (Eds.). (. (2018). La inclusión financiera para la inserción productiva y el papel de la banca de desarrollo [Libros de la CEPAL, 153]. CEPAL. https://bit.ly/32pmBx5 Yáñez, N. (2019, septiembre 17). Inclusión financiera y pobreza, una línea aún tenue que podría dejar de serlo. Nexos. https://bit.ly/3pdxVpP

94


References Alliance for Financial Inclusion. (2018). Fintech for financial inclusion: A framework for digital financial transformation. https://bit.ly/35d04oP Arner, D., Barberis, J., & Buckley, R. (2015, October 1st.). The Evolution of Fintech: A New Post-Crisis Paradigm? https://bit.ly/3kg2BmL Collins, D., Morduch, J., Rutherford, S., & Ruthven, O. (2009). Portfolios of the Poor: How the World’s Poor Live on $2 a Day. Cape Town Univesity Press.. Demirgüç-Kunt, A., Klapper, L., & Singer, D. (2017). Financial inclusion and inclusive growth: a review of recent empirical evidence. World Bank Group. https://bit.ly/3keD7pC El-Zoghbi, M. (2019, October). Toward a New Impact Narrative for Financial Inclusion. Reflections on the impact of financial services. CGAP. https://bit.ly/3eMbtzo Financial Stability Board. (2019). FinTech and market structure in financial services: Market developments and potential financial stability implications. Financial Stability Board. https://www.fsb.org/wpcontent/uploads/P140219.pdf Findexable Limited. (2019). The Global Fintech Index 2020. City Ratings Report. https://bit.ly/38tXTj0

95

international development in the fintech era. New Political Economy, pp. 423-436. ISSN 1356-3467. https://doi.org/10.1080/13563467.2017.1 259298 Gomber, P., Kauffman, R., Parker, C., & Weber, B. (2018). On the Fintech Revolution: Interpreting the Forces of Innovation, Disruption, and Transformation in Financial Services. Journal of Management Information Systems (35)1, 220-265. https://doi.org/gf52b9 Hannig, A. (2017, December 17). FinTech: What’s in it for Financial Inclusion?. AFI. https://bit.ly/2U8UnSv Mader,

P.

(2017,

December

26).

Contesting

Financial

Inclusion.

Development and Change, 49(2), 461-483. https://doi.org/gdg2rp Piiroinen, A. (2018, October 3). Financial services promoted to the poor despite their failure to address the causes of poverty. Finnish Society for Development Research. https://bit.ly/32u0lCl

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 71-96

Gabor, D., & Brooks, S. (2017). The digital revolution in financial inclusion:


96


Cap.

ODS

8

4

México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera Mexico: Perception of FinTech and Its Role for Financial Inclusion

http://doi.org/10.5281/zenodo.4294853

José Miguel Mata Hernández Universidad Nacional Autónoma de México josemiguelmata@hotmail.com

97

https://orcid.org/0000-0003-0132-6881

https://orcid.org/0000-0003-3541-3043

Recibido: 25 de agosto de 2020 Aceptado: 25 de noviembre de 2020 Publicado: 8 de diciembre de 2020

Indexado en:

Línea temática: Negocios Inclusivos Innovadores Código JEL: G28, G29, O16, D14

BY

NC

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

Socorro Alejandra Castro Ponce Universidad Nacional Autónoma de México alecp09s@gmail.com


Resumen

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

98

Las empresas de tecnología financiera (FinTech) ofrecen productos y servicios financieros, adaptables y prácticos para todo público, a través de plataformas digitales. Esto las convierte en una alternativa para impulsar la inclusión financiera y así mejorar las condiciones de vida de la población. Con el objetivo de demostrar que las personas encuentran el uso de las FinTech más práctico y factible que el de las instituciones financieras tradicionales, se aplicó una encuesta virtual, para someter estos datos a la prueba estadística T de student. Los resultados indican que las personas sí hallan más factible y práctico el uso de los servicios de las FinTech que los de las entidades financieras tradicionales, aunque la banca tradicional aún tiene más usuarios. Además, existen diferencias en los usos de las cuentas bancarias de acuerdo con el tipo de institución y hay poca adopción de tecnologías financieras (CoDi y Criptomonedas). Las FinTech pueden mejorar la inclusión financiera al permitir un fácil acceso al sistema financiero. Sin embargo, estas instituciones innovadoras deben hacer una evaluación de la tecnología para comprender qué productos o servicios tienen mayor potencial entre la población; ya que esto podría ser clave no solo para las FinTech sino para todo el sistema. Palabras claves: Instituciones financieras, Condiciones de vida, Evaluación de la tecnología, Encuesta.

Para citar este capítulo utilice el siguiente formato: Mata, J. y Castro, S. (2020, diciembre). México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 97-124. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294853


Abstract Financial technology companies (FinTech) offer financial products and services, which are adaptable and practical for all audiences, through digital platforms. This makes them an alternative to boost financial inclusion and thus improve the living conditions of the population. With the aim to demonstrate that people find the use of FinTech more practical and feasible than traditional financial institutions, a virtual survey was applied to subject this data to the student T statistical test. The results show that people find more feasible and practical to use FinTech ‘s services than those of traditional financial institutions, although traditional banking still has more users. There are differences in the uses of bank accounts according to the type of institution and there is low adoption of financial technologies (CoDi and Cryptocurrency). FinTech s can improve financial inclusion by allowing easy access to the financial system. However, these innovative institutions must make a technology assessment to understand which products or services have the greatest potential among the population; as this could be key not only for FinTech s but for the whole system.

To cite this chapter use the following format: Mata, J., & Castro, S. (2020, December). Mexico: Perception of FinTech and Its Role for Financial Inclusion. In P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 97124. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294853

99

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

Key words: Financial institutions, Living conditions, Technology assessment, Surveys.


México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

Introducción

100

En años recientes las empresas de tecnología financiera, mejor conocidas como FinTech, han despertado el interés del público debido a sus productos y servicios innovadores e inclusivos1, así como por la forma de hacerlos llegar a las personas. Esto las ha convertido en una nueva alternativa para impulsar la inclusión financiera de la población que ha sido excluida por la banca tradicional.

FinTech La tecnología financiera es aquella industria en la que las entidades usan la tecnología para brindar servicios financieros de manera ágil, cómoda, eficiente, confiable y práctica para el usuario. La palabra FinTech tiene su origen en la combinación de los vocablos ingleses de las palabras finanzas y tecnología, formando el acrónimo de FinTech. Sus actividades comprenden el desarrollo y oferta de productos y servicios tales como: medios de pago, infraestructura para distintos servicios financieros, sistemas y soluciones para entidades, asesoría financiera y finanzas personales, fondeo colectivo, la intermediación y mediación en mercados financieros, seguros, y blockchain (Figura 1). Los inicios del sector FinTech se remontan a 1918, cuando los bancos de la Reserva Federal de Estados Unidos introdujeron un sistema electrónico de transferencia de fondos, utilizando código morse y el telégrafo. Después, se dio la aparición de la primera tarjeta de crédito por parte de Diners Club y el lanzamiento del primer cajero automático. Con el desarrollo de la tecnología financiera apareció el comercio

1. Productos y servicios de calidad con un acceso asequible, que permiten aumentar las oportunidades de subsistencia de las poblaciones excluidas; también buscan reducir la desigualdad, aumentar la productividad asi como la competitividad.


Seguros

Métodos de pago alternativos

Cadena de bloques y cripto divisas Otras entidades de tecnología financiera

Trading Social

Robo asesoramiento

Gestión financiera personal

Inversiones y Banca

Fondeo Colecitvo basado en donativos

Fondeo Colecitvo basado en recompensas

Fondeo Colecitvo como Inversión y Préstamos

Crédito y Factoraje

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

Nota general: Elaboración propia con datos obtenidos de FinTech México.

Figura 1. Actividades a las que se dedican las FinTech.

Fondeo (Financiamiento) Colecitvo

Otras entidades de tecnología financiera

Tecnologías de la información e infraestructura

Motores de búsqueda y sitios de comparación

Otros

Pagos

Financiamiento

Administración de activos

Empresas de Tecnología Financiera

101


electrónico, la innovación en los medios de pago a través de PayPal2 y la creación del primer banco virtual, Security First Network Bank.

México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

En el siglo XXI la tecnología financiera avanzó de manera acelerada, especialmente después de la crisis financiera del 20072009, al crearse la primera moneda digital criptográfica: Bitcoin3. Después aparecieron diversas criptomonedas y nuevos medios de pago como Google Pay y Apple Pay. Estos dos medios de pago, permiten realizar transacciones desde dispositivos móviles al agregar a su cartera digital la información de las tarjetas de crédito o débito que se desean utilizar; de esta manera solo basta acercar el dispositivo a una terminal de pago para efectuar la operación deseada. Google Pay funciona para dispositivos con sistema operativo Android, mientras que Apple Pay con el sistema IOS. Sin embargo, la industria FinTech no se ha desarrollado de la misma manera en todos los países ya existen factores que pueden facilitar u obstaculizar este proceso, tales como la adopción de la industria dentro del país, el marco regulatorio nacional, la manera en que la población usa sus servicios y las facilidades que puedan

102

existir para la industria como la infraestructura disponible. Zavolokina et al., (2016) indican que la evolución de la tecnología, la implementación de diversas regulaciones y las crisis financieras que han ocurrido en el mundo son factores que han tenido que ver con el crecimiento de esta industria. Philippon (2016) comenta que la innovación en servicios y productos financieros, así como sus mejoras, han servido para que este tipo de entidades especializadas tengan una gran aceptación. Por último, Weichert (2017) describe que el éxito de las FinTech se encuentra en los factores tecnológicos disponibles, destacando el papel de los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles.

2. PayPal fue creada en 1998 y llego a México en 2015, donde se ha posicionado como un medio de pago alternativo a las tarjetas de crédito y débito. Al finalizar abril de 2019, PayPal México contaba con 3.5 millones de usuarios activos. 3. En 2009, Satoshi Nakamoto (サトシ・ナカモト) publicó el sistema Bitcoin, creando la red del BTC y las primeras unidades de moneda del Bitcoin.


En México, con el paso del tiempo y debido al rápido crecimiento de este sector, las autoridades y organismos reguladores detectaron vacíos legales respecto a la seguridad en este tipo de entidades y sus operaciones. Ejemplo de esto se dio en el 2018 cuando la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) encontró cerca de 436 empresas relacionadas con innovaciones tecnológicas aplicadas a los servicios financieros. Desde 2015 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Banco de México (Banxico) y la CNBV trabajaron en conjunto para elaborar una ley que regulara a este tipo de empresas. Después de varios anteproyectos y el proceso deliberativo en el Congreso de la Unión para su aprobación, el 9 de marzo del 2018 se publicó de manera oficial la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera o Ley FinTech con el objetivo de proteger al consumidor, prevenir operaciones ilícitas, preservar la estabilidad financiera y promover la competencia del sector. En los meses siguientes, la CNBV continuó desarrollando diversas disposiciones relativas a la operación de las Fintechs. Para marzo de 2020, ya había 441 empresas de tecnología financiera en México, de acuerdo con

Así, México se convirtió en el primer país de América Latina en generar una regulación para el sector FinTech. Esta ley regula a las Instituciones de Tecnología Financiera (organización, operación y funcionamiento) que ofrecen servicios financieros, así como todos aquellos servicios financieros que sean ofertados o realizados por modelos novedosos o disruptivos con el uso de medios y herramientas tecnológicas. Palomino (2018) menciona que esta ley tiene como puntos principales el fomentar la inclusión e innovación financiera, así como la protección al consumidor. A pesar de la promulgación de esta ley, las FinTech no tienen el respaldo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario por lo que el dinero de sus usuarios no está respaldado en caso de que la empresa deje de operar.

103 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

Finnovista (2020).


Además, el Banco de México (Banxico) aún guarda una postura conservadora con respecto a las criptomonedas ya que considera

México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

que este tipo de activos virtuales pueden presentar alta volatilidad

104

de precios, asimetría de información y prácticas de manipulación de mercado. Ya que las empresas de tecnología financiera aun presentan ciertas barreras en México, Banxico ha trabajado para brindar a la población mejores herramientas tecnológicas para que realicen sus transacciones de manera rápida, fácil y segura, como lo ofrecen las FinTech; ejemplo de esto es la plataforma de Cobro Digital (CoDi), que inicio operaciones oficialmente el 30 de septiembre de 2019.

CoDi Es una plataforma de pago desarrollada por Banxico, que surge como alternativa de pago electrónico para los usuarios del sistema financiero con el fin de realizar operaciones de pago y cobro de manera inmediata a través de transferencias electrónicas usando dispositivos móviles. Para utilizarla es necesario que los usuarios tengan los siguientes elementos: (1) una cuenta de una institución financiera participante, (2) una aplicación que genere mensajes de cobro (esta aplicación puede ser la desarrollada por el banco del usuario o la de Banxico) instalada en una computadora o dispositivo móvil con acceso a Internet, y (3) capacidad de generar o imprimir códigos QR estáticos. Su uso es gratuito para operaciones no mayores a $8,000.00 (ocho mil pesos 00/100 M.N.), para montos superiores las comisiones son establecidas por cada banco. Es una forma de cobro digital que aprovecha la infraestructura de pagos de alto y bajo valor del SPEI. La plataforma utiliza dos tecnologías: códigos QR (del inglés Quick Response barcode,) y NFC (del inglés Near-field communication). La tecnología QR o de respuesta rápida es un sistema que permite almacenar información dentro de un código de barras de última generación (bidimensional), el cual tiene una forma cuadrada integrada en su interior por tres pequeños cuadrados: uno en cada


esquina superior y otro en la esquina inferior izquierda. Con la ayuda de un teléfono celular o un dispositivo móvil y con una aplicación previamente instalada que lea estos códigos, se puede recuperar la información almacenada al apuntar la cámara del dispositivo al código QR estático. La comunicación de campo cercano (NFC, por sus siglas en inglés) es una tecnología de interconexión inalámbrica de dispositivos que permite comunicar diferentes dispositivos con un enlace por radiofrecuencia segura, estableciendo comunicación en distancias de hasta aproximadamente 10 metros. Permite transferir información de un dispositivo a otro con solo aproximar los dispositivos (ya sean celulares, consolas o terminales punto de venta). Banxico estableció el requerimiento de ser participantes obligados en esta plataforma a los bancos participantes en el SPEI que tengan más de 3 mil cuentas de clientes, para ofrecer la recepción y procesamiento de los mensajes de cobro que utiliza CoDi; por lo que los gigantes de la banca tradicional como Banamex, BBVA, Santander, Banorte, HSBC, Scotiabank, entre otros, participan ya con esta plataforma.

105

promuevan la incorporación de usuarios y comercios a la plataforma; a la vez que impulsarán esquemas para que el público no bancarizado tenga acceso a cuentas de fácil apertura.

Criptomonedas La comercialización de activos digitales ha crecido mucho en años recientes, sus operaciones crecieron tanto que las autoridades competentes de distintos países han buscado regularlas (Vardhman, 2019). Por su parte, la ley FinTech contempla la operación ya sea de compra o venta de este tipo de activos. El activo digital más utilizado en el medio financiero, principalmente en las FinTech, se denomina criptomoneda, y esta es una tecnología financiera. Una criptomoneda es un activo digital, está diseñada para funcionar como un medio de intercambio y utiliza la criptografía con

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

Con esto se pretende que las instituciones bancarias obligadas


el fin de verificar y asegurar transacciones, así como para controlar la emisión de nuevas unidades de una criptomoneda.

México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

Este activo virtual funciona bajo la blockchain que significa cadena de bloques, esta es una tecnología que consiste en realizar un registro compartido y digitalizado que no se puede modificar una vez que la transacción llegó a ser registrada y verificada. El lugar donde se pueden comprar y vender criptomonedas son las plataformas de intercambio conocidas como Exchange. Tapscott y Tapscott (2017) exponen que este tipo de plataformas de intercambio son un ejemplo del uso que se le ha dado a la Blockchain, ya que a través de ellas se permite intercambiar criptomonedas por otras o por dinero fiat. El dinero fiat se entiende como aquel dinero que es fiduciario porque proviene de su declaración por parte del Estado como tal.

Inclusión Financiera Aquellos participantes del sector financiero que aprovechan y hacen uso de los avances tecnológicos, como las FinTech, han

106

logrado ofrecer servicios con costos menores y han sido capaces de proporcionar productos financieros accesibles a sectores desfavorecidos, lo que ha incentivado la sana competencia del sector, así como una mayor inclusión financiera. A nivel mundial, alrededor de mil cien millones de adultos no bancarizados cuentan con un celular y cerca de 480 millones tienen acceso a internet (Demirgüç-Kunt et al., 2018). Esto representa un gran campo de oportunidad para la inclusión financiera mediante el acceso y uso de servicios y productos digitales. En México solo el 36.9 % de personas con 15 años o más indicaron tener una cuenta en un banco u otro tipo de institución financiera (Banco Mundial, 2017). La inclusión financiera debe ser entendida como una política de inserción productiva cuyo objetivo es usar el sistema financiero como una herramienta para brindar más y mejores posibilidades de ahorro y consumo a todas aquellas personas que han sido marginadas de


los servicios ofertados por las instituciones bancarias formales, al permitir el acceso y uso de los servicios y productos financieros que se adecuen a sus necesidades (Pérez y Titelman, 2018). La importancia de la inclusión financiera radica en que ayuda a proporcionar a los individuos, hogares y empresas un mayor acceso a los recursos necesarios para financiar el consumo y la inversión, sirviendo como catalizador para aumentar el nivel de actividad económica de cada país y mejorar sus condiciones de vida al reducir la pobreza. Se considera como un mecanismo que permite la generación de empleo, un crecimiento económico sostenible y la igualdad de ingresos para los países avanzados y en desarrollo (Omar e Inaba, 2020). Puede evitar que las personas caigan en pobreza ya que permite que sea más fácil enfrentar situaciones como el desempleo o gastos inesperados; esto a través de la inversión, la gestión de los riesgos financieros y suavizando el consumo de las personas. (Demirguc-Kunt et al., 2017). En Níger se demostró que las transferencias móviles de los programas sociales del gobierno redujeron los costos administrativos

107

(Aker et al., 2016). En Argentina, se descubrió que el cambio de los pagos en efectivo a pagos en las cuentas bancarias para un programa nacional contra la pobreza redujo la corrupción. La digitalización para los pagos de programas sociales y los salarios de servidores públicos tienen el potencial de introducir en el sistema financiero a millones de adultos de las economías emergente (Klapper et al., 2016). Además, la inclusión financiera permite captar más información acerca de la población, aportando datos fundamentales para poder profundizar y mejorar el alcance del sector financiero. En Estados Unidos, la incorporación de la información acerca de pagos de servicios públicos y telecomunicaciones en los archivos de crédito redujeron del 12% al 2% la proporción de adultos para los que no se podía calcular una puntuación crediticia (Demirguc-Kunt et al., 2017).

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

en un 20% en comparación con la distribución manual del efectivo


El estudio realizado por Omar e Inaba (2020) concluye que existe una relación negativa muy significante entre la inclusión financiera

México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

y la pobreza en varios modelos estudiados, es decir, que las economías con mayor inclusión financiera tienen tasas de pobreza muy inferiores, en los países en desarrollo. Además, se encontró que existen factores con los cuales la inclusión financiera es eficaz para influir de manera positiva en la pobreza, tales como el crecimiento del PIB y la matrícula escolar de nivel secundario. Esto debido a que un mayor nivel de educación aumenta los conocimientos y la productividad de los hogares pobres, con lo que se mejora su nivel de ingresos y se contribuye a reducir la tasa de pobreza. Klapper et al., (2016) encontraron la siguiente evidencia empírica acerca de cómo la inclusión financiera es un facilitador clave para algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): Al proporcionar los servicios financieros necesarios para recibir dinero y guardar ahorros, la inclusión financiera facilita la eliminación de la pobreza extrema y permite

108

a la población dirigir mayores recursos en alimentación, educación, salud o en negocios (Brune et al., 2015). Se promueve la igualdad de género ya que el acceso al crédito y a servicios digitales permite a las mujeres crear un historial crediticio y su empoderamiento económico; esto a su vez les permite fomentar la formalización de sus empresas, reducir los riesgos de robo e incrementar su poder de negociación y decisión. Las mujeres jefas de familia de Nepal a las que se les proporciono una cuenta de ahorro, distribuyeron sus gastos de mejor manera y su situación financiera general mejoró (Prina, 2015). Tener acceso a créditos, seguros y productos financieros digitales permite que los agricultores realicen inversiones que podrían aumentar el rendimiento de los cultivos, aumentar su producción, generar mayores ganancias y expandir sus negocios; además de facilitar la distribución


de los salarios, subsidios o apoyos de programas sociales. Brune et al. (2015) encontraron que los agricultores de cultivos comerciales de Malawi, que utilizaron un producto de ahorro, aumentaron la inversión en un 13% e impulsaron la producción de cultivos en un 21%. En materia de salud se dan mejoras ya que los servicios digitales, seguros médicos y el ahorro permiten afrontar de mejor manera los gastos médicos (en algunos casos se podrían reducir) y aumenta la transparencia en la entrega de apoyos como subsidios de salud. Los hogares de Nepal que tenían una cuenta de ahorro, al sufrir alguna problemática de salud, tuvieron menores afectaciones en sus ingresos que los hogares sin cuentas de ahorro (Prina 2015). Los servicios financieros permiten a las personas y empresas realizar ahorros e inversiones, obteniendo rendimientos, lo que aumenta sus ingresos. Además, estos recursos se pueden dirigir para financiar algún emprendimiento o hacer crecer los negocios experimento en Kenia encontró que los vendedores (en su mayoría mujeres) podían ahorrar más dinero cuando se les proporcionaba una cuenta de ahorro, registrándose aumentos del gasto privado en un 38% y de la inversión empresarial en un 60% en comparación con un grupo de control (Dupas y Robinson, 2013). La educación se ve beneficiada con productos de débito, ahorro y préstamo (tradicionales o digitales) ya que las familias pueden planificar y administrar los gastos de educación. Prina (2015) encontró un aumento del 20% en gastos de educación en los hogares que abrieron una cuenta bancaria en Nepal. Por estos motivos, la inclusión financiera y el seguimiento al sector FinTech han sido objetivos comunes en diversas agendas de trabajo por parte de gobiernos, organismos internacionales, bancos centrales y el sector privado.

109 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

ya existentes, creando oportunidades de empleo e innovación. Un


México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

Metodología Se aplicó una encuesta virtual, dirigida a un público con conocimientos en materia de inversiones y de entidades FinTech, que constó de 10 preguntas. Para la realización del formulario y la recolección de datos se utilizó la aplicación de administración de encuestas Google Formularios. El formato de dicha encuesta se encuentra en el anexo A de esta investigación. Para las respuestas obtenidas de las preguntas 8 y 9 de la encuesta, se aplicó una prueba T de Student con dos muestras de forma independiente. Se ponderó con una calificación de 10 a las respuestas Sí; mientras que las respuestas No, se ponderaron de 5. Para su análisis se tomaron como datos el número de personas que usan los servicios financieros de las FinTech y de las instituciones financieras tradicionales, comparando la factibilidad y practicidad de los servicios ofrecidos por ambas entidades, con un nivel alfa del 5%. Por lo anterior, este es un estudio transversal y la variable

110

aleatoria es el nivel de factibilidad y practicidad en el uso de los servicios de las FinTech. Se buscará probar si existe o no una diferencia de practicidad y factibilidad entre el uso de los servicios FinTech en comparación con el uso de los servicios financieros tradicionales: H1, mostrará que Sí; y H0, que No. En la prueba T de Student para tomar la decisión sobre estadística se deben tener dos valores, el de P y el de alfa. Por lo tanto, el criterio para tomar una decisión es: Si la probabilidad obtenida de valor P≤ α, rechazar H0 por lo que se acepta H1. Si la probabilidad obtenida de valor P ≥α, no rechazar H0 por lo que se acepta H0. Las demás preguntas de la encuesta brindaron información acerca del nivel de acceso a FinTech e instituciones bancarias tradicionales, los usos que se les da a las cuentas por tipo de institución, las principales causas para tener una cuenta con una FinTech, el nivel de uso de tecnologías financieras (CoDi y Criptomonedas) y la


percepción que tienen las personas sobre aperturar y mantener una cuenta con una empresa de tecnología financiera.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

111


México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

Resultados

112

Con un total de 85 encuestas aplicadas, para la prueba T se obtuvo un valor crítico de t (dos colas) de 1.974185191 esto quiere decir que se usaron los dos extremos de la distribución normal y se obtuvo un valor P de 0.000002251695 (Tabla 1). El resultado del valor P, considerando el nivel de significancia de .05, indica que las medias sí muestran una diferencia significativa y con el valor crítico que se inclina hacia la cola derecha se acepta H1. Esto quiere decir que las personas consideran más práctico y factible usar los servicios de una FinTech que los de las entidades financieras tradicionales. Por otra parte, las demás respuestas obtenidas de la encuesta arrojaron la información que se desarrolla a continuación. Las personas encuestadas a un porcentaje de 95.3% del total, tienen una cuenta con alguna institución financiera tradicional y el 76%, del total de los encuestados, tienen una cuenta con alguna FinTech. Se puede observar que la banca tradicional aún capta a la mayoría de los usuarios, sin embargo, las FinTech han ganado terreno en el sector. Cabe resaltar que 62 (72.9%) de los encuestados tienen una cuenta con ambos participantes del sector financiero. Las personas encuestadas que tienen una cuenta con la banca tradicional la utilizan principalmente para realizar pagos (63%); mientras que las cuentas de FinTech son utilizadas mayormente para invertir en mercados financieros (50.8%) (Figuras 1 y 2). Dentro de los principales factores por los que las personas tienen una cuenta en una FinTech se pueden observar los mejores rendimientos y las facilidades para la apertura de una cuenta (Figura 3). En cuanto al uso de nuevas tecnologías en el sector financiero, se observa que la plataforma CoDi no ha tenido mucho ya que el 78.8%


63,0%

Para pagar (medios de pago)

13,6%

Invertir en mercados financieros

12,3%

Para financiamiento (fondo colectivo, préstamos, créditos y factoraje)

11,1%

Otros servicios

Figura 1. Usos de cuentas de entidades financieras tradicionales.

Para pagar (medios de pago)

50,8% 33,8% 7,7%

Invertir en mercados financieros

Para financiamiento (fondo colectivo, préstamos, créditos y factoraje)

113

Otros servicios Figura 2. Usos de cuentas FinTech.

61,5% 26,2%

Mejores rendimientos

Facilidades para abrir una cuenta

6,2%

Mejores tasas

3,1%

Mejor servicio y atención

3,1%

Otros

Figura 3. Factores para abrir una cuenta FinTech.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

7,7%


de los encuestados no lo han utilizado. Es importante señalar que solo un 15.3% ha usado CoDi y esto ha sido mediante una entidad

México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

financiera tradicional; mientras que con FinTech s solo el 1.2% lo ha

114

utilizado (Figura 4). Esta diferencia se puede explicar ya que 63%, de los encuestados con una cuenta en la banca tradicional, indicaron que usan su cuenta para realizar pagos; por lo que CoDi tiene más potencial con usuarios de la banca tradicional que los de Fintechs. El uso de Criptomonedas es mayor al de CoDi (8,2%), sin embargo, aún es bajo ya que el 60% de los encuestados señalaron no haber operado con este activo virtual. Por otra parte, las personas que han utilizado criptomonedas, ha sido básicamente por medio de una Exchage (31.8%). La mayoría de los encuestados consideran que es más factible y práctico usar los servicios de las FinTech por encima de las entidades financieras tradicionales (Figura 5). Por último, el 78.8% de los encuestados considera que es más fácil abrir y tener una cuenta con una FinTech que con una entidad financiera tradicional (21.2%).

78,8%

No

15,3%

Si, mediante una entidad financiera tradicional.

1,2%

Sí, mediante una FinTech

4,7%

Sí, mediante una FinTech y una entidad financiera tradicional Figura 4. Uso de la plataforma de cobro digital CoDi


¿Es más factible y práctico usar los servicios de las entidades financieras tradicionales por encima de las FinTech?

65% 35%

NO

¿Es más factible y práctico usar los servicios de las FinTech por encima de las entidades financieras tradicionales?

29%

NO

71%

Figura 5. Percepción de servicios financieros FinTech vs entidades financieras tradicionales.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

115


México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

Discusión A pesar de que los resultados de la encuesta mostraron un alto nivel de inclusión financiera, las cifras de Banco Mundial indican que en México más de la mitad de la población de 15 años o más, no tienen una cuenta bancaria. Además, aunque el país avanzó en materia de regulación FinTech, debe existir más cooperación entre estas empresas y el gobierno federal para que las condiciones del sector financiero puedan igualarse a todos sus participantes, ya que la falta de protección por parte del IPAB ante las cuentas FinTech, y la postura conservadora de Banxico respecto a los activos virtuales, podrían ser factores que influyan en la confianza de los usuarios. Por otra parte, existe una buena adopción de las Fintechs en el país, sin embargo, el bajo uso de activos virtuales como la criptomoneda no coincide con lo dicho por Philippon (2016), ya que no es la innovación en servicios o productos financieros lo que

116

les ha dado su gran aceptación; los resultados demuestran que su aceptación ha sido por sus mejores rendimientos y la facilidad para aperturar una cuenta con estas empresas. Los resultados obtenidos dan indicios de que las empresas de tecnología financiera pueden impulsar la inclusión financiera al permitir a las personas un fácil acceso a sus productos y servicios innovadores, por lo que la expansión y adopción de las FinTech en el país podrían significar mejoras en los niveles de pobreza y permitir a la población mejores condiciones de vida, como en los estudios realizados por Klapper et al. (2016), Dupas y Robinson (2013), Brune et al. (2015) y Prina (2015).


Conclusiones Las FinTech son empresas que han abierto una amplia gama de posibilidades para poner a disposición de toda la población productos y servicios financieros con mayor facilidad, esto las convierte en una nueva alternativa para impulsar la inclusión financiera. También han contribuido para que el sistema financiero se actualice, lo que ha posibilitado una mayor competitividad del sector. Existen factores que pueden facilitar u obstaculizar el desarrollo de las FinTech, tales como el marco regulatorio nacional, la infraestructura disponible, pero sobre todo la adopción por parte de la población de este tipo de empresas inclusivas e innovadoras. El análisis realizado mostró que las personas consideran más práctico y factible usar los servicios de una FinTech que los de las entidades financieras tradicionales. Sin embargo, los bancos tradicionales aun captan a la mayoría de las personas, aunque los tales como mejores rendimientos y la facilidad para abrir una cuenta bancaria. La facilidad que las Fintechs proporcionan para abrir una cuenta bancaria, vislumbra que estas empresas pueden ser un medio perfecto para promover la inclusión financiera al permitir un fácil acceso al sistema financiero y poder así contribuir a que cada vez más personas mejoren sus condiciones vida. Por otra parte, el bajo uso de la plataforma de pago CoDi y de los activos virtuales denominados Criptomonedas, indica que debe haber una mayor promoción y difusión de los productos y servicios financieros disponibles para los usuarios. Se debe analizar con mayor profundidad, ya que esto demuestra que la tecnología está al alcance de la población, pero no es utilizada. Además, hay una diferencia en el uso que las personas dan sus cuentas bancarias dependiendo del tipo de institución, por lo que

117 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

encuestados consideraron mejores a las FinTech por características


las empresas de tecnología financiera deben hacer una evaluación de la tecnología para comprender qué productos o servicios tienen

México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

mayor potencial entre la población, ya que esto podría ser clave no

118

solo para las FinTech sino para todo el sistema financiero.


Referencias Banco Mundial. (2017). Global Financial Inclusion [Estadísticas en línea]. The World Bank Group. https://bit.ly/3pnzeTb Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos. (2018, marzo 9). Ley para regular las instituciones de tecnología financiera. Diario Oficial de la Federación. https://bit.ly/3kjIT9C Finnovista. (2020, marzo 26). El número de startups Fintech en México creció más de un 14% en un año, según Finnovista (Nota de prensa). Finnovista. https://bit.ly/3njIUMu Palomino, M. (2018). Comentarios a la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera. Revista de la Facultad de Derecho de México, 68(271), 959-964. https://doi.org/fhvk Pérez, E. y Titelman, D. (Eds.). (2018). La inclusión financiera para la inserción productiva y el papel de la banca de desarrollo (Libros de la CEPAL 153). CEPAL. https://bit.ly/36uoQjJ Tapscott, D. y Tapscott, A. (2017). La revolución blockchain. Descubre cómo esta nueva tecnología transformará la economía global. Ediciones Deusto.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

119


México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

References Aker, J. C., Boumnijel, R., McClelland, A., & Tierney, N. (2016). Payment mechanisms and anti-poverty programs: Evidence from a Mobile Money cash transfer experiment in Niger. Economic Development and Cultural Change, 65(1), 1–37. https://doi.org/fhvg Brune, L., Giné, X., Goldberg, J. & Yang, D. (2015, February). Facilitating Savings for Agriculture: Field Experimental Evidence from Malawi. National Bureau of Economic Research [Working Paper 20946]. https://bit.ly/2UlyPCr Demirguc-Kunt, A., Klapper, L, & Singer, D. (2017). Financial Inclusion and Inclusive Growth: A Review of Recent Empirical Evidence [Policy Research Working Paper 8040]. World Bank Group. https://bit. ly/2UmYNp2 Dorfleitner, G., Hornuf, L., Schmitt, M., & Weber, M. (2017, March 18). The Fintech Market in Germany. In: FinTech in Germany. Springer. https:// doi.org/fhvh Dupas, P., & Robinson, J. (2013, January). Savings Constraints and Microenterprise Development: Evidence from a Field Experiment in

120

Kenya. American Economic Journal: Applied Economics, 5(1), 163192. https://bit.ly/3kxcz3i Klapper, L., El-Zoghbi, M., & Hess, J. (2016). Achieving the Sustainable Development Goals. The Role of Financial Inclusion. CGAP. https:// bit.ly/3eRHMN8 Omar, M. A., & Inaba, K. (2020). Does financial inclusion reduce poverty and income inequality in developing countries? A panel data analysis. Journal of Economic Structures, 9(37). https://doi.org/fhvj Philippon, T. (2016). The Fintech Opportunity [Working Paper 22476]. National Bureau of Economic Research. https://bit.ly/35qTRpm Prina, S. (2015, July). Banking the poor via savings accounts: Evidence from a field experiment. Journal of Development Economics, 115, 16-31. https://doi.org/ghdvk6 Vardhman, R. (2019). The Growth of Fintech: From the First Wire Transfer to Blockchain Technology & Beyond. XPrimm. https://bit.ly/32BfbXK Weichert, M. (2017). The future of payments: How FinTech players are accelerating customer-driven innovation in financial services. Journal of Payments Strategy & Systems, 11(1), 23-33. Zavolokina, L., Dolata, M., & Schwabe, G. (2016). The FinTech phenomenon:


antecedents of financial innovation perceived by the popular press. Financial Innovation, 2(16). https://doi.org/ggchs4

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

121


México: Percepción de las FinTech y su papel en la inclusión financiera

Mata, J. y Castro, S.

Anexo A

122

Formulario elaborado en Google “Percepción de las FinTech en México y su papel en la inclusión financiera”. Percepción de las FinTech en México y su papel en la inclusión financiera Esta encuesta tiene fines de investigación académica. Está enfocada a personas que tengan conocimiento sobre entidades de tecnología financiera, de finanzas y/o de inversión. *Obligatorio 1. ¿Usted tiene una cuenta en alguna institución financiera tradicional?* Marca solo un óvalo. Si No 2. ¿Para qué usa su cuenta de la entidad financiera tradicional?* Marca solo un óvalo.

Para financiamiento (fondo colectivo, préstamos, créditos y factoraje).

Invertir en mercados financieros.

Para pagar (medios de pago).

Otros servicios.

3. ¿Usted tiene una cuenta en una FinTech?* Marca solo un óvalo. Si No 4. ¿Para qué usa su cuenta de FinTech?* Marca solo un óvalo.

Para financiamiento (fondo colectivo, préstamos, créditos y factoraje).

Invertir en mercados financieros (incluyendo criptomonedas).

Para pagar (medios de pago).

Otros servicios.

5. ¿Qué le llamó la atención para abrir una cuenta en una FinTech?* Marca solo un óvalo.

Mejor servicio y atención.

Mejores rendimientos.

Mejores tasas.

Facilidades para abrir una cuenta.

Otros.


6. ¿Ha utilizado la plataforma de Cobro Digital (CoD)?* Marca solo un óvalo.

Sí, mediante una FinTech.

Sí, mediante una entidad financiera tradicional.

Sí, mediante una FinTech y una entidad financiera tradicional.

No.

7. ¿Ha efectuado operaciones con criptomonedas o las ha adquirido?* Marca solo un óvalo.

Sí, con una Exchange.

Sí, con intermediarios o mediadores financieros.

No he operado con criptomonedas.

8. Según su consideración, ¿es más factible y práctico usar los servicios de las Fintech por encima de las entidades financieras tradicionales?* Marca solo un óvalo. Si No

9. ¿Es más factible y práctico usar los servicios de las entidades financieras tradicionales por encima de las Fintech?* Marca solo un óvalo.

123

No

10. Según su consideración ¿es más fácil abrir y tener una cuenta en una Fintech o en una entidad financiera tradicional?* Marca solo un óvalo. Fintech.

Entidad financiera tradicional.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 97-124

Si


124


Cap.

ODS

1

5

Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria Ecuador: Management of the social balance sheet for popular and solidarity economy financial entities http://doi.org/10.5281/zenodo.4294864

Johanna Maribel Ochoa Herrera Universidad Nacional de Loja johanna.ochoa@unl.edu.ec

125

https://orcid.org/0000-0003-2530-7108

Universidad Nacional de Loja varajor@unl.edu.ec https://orcid.org/0000-0003-0354-5375

Jesús Raquel Padilla Andrade Universidad Nacional de Loja jesus.padilla@unl.edu.ec https://orcid.org/0000-0002-5261-8094

Recibido: 1 de septiembre de 2020 Aceptado: 26 de noviembre de 2020 Publicado: 8 de diciembre de 2020

Indexado en:

Línea temática: Emprendimiento familiar Código JEL: P13

BY

NC

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

Jorge Baltazar Vallejo Ramírez


Resumen El presente capítulo tiene como propósito sintetizar la aplicación de instrumentos para medir la gestión del Balance Social en entidades financieras de la Economía Popular y Solidaria, que permita adaptarse a un contexto socioeconómico real. Está basado en una revisión sistemática de literatura, en publicaciones, y en modelos de Balance Social, establecidos mediante indicadores cuantitativos y cualitativos generados a través de los siete principios cooperativos universales. La aplicación de indicadores se ejecuta bajo la utilización de fórmulas que permitirá identificar falencias fundamentadas en los resultados obtenidos que podrán ser comparables de un año a otro contribuyendo a generar responsabilidad social, teniendo como prioridad al ser humano ante las actividades económicas y financieras de las instituciones que lo realicen. Palabras claves: Finanzas, Cooperativa, Responsabilidad social.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

126

Para citar este capítulo utilice el siguiente formato: Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J. (2020, diciembre). Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 125-142. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/zenodo.4294864


Abstract The purpose of this article is to synthesize the application of instruments to measure the management of the Social Balance in financial entities of the Popular and Solidarity Economy, which allows adaptation to a real socioeconomic context. Based on a systematic review of literature in Social Balance publications and models, established through quantitative and qualitative indicators generated through the seven universal cooperative principles. The application of indicators is executed under the use of formulas that will allow the identification of shortcomings and possible solutions based on the results obtained, which may be comparable from one year to the next, contributing to generate social responsibility, having as a priority the human being before the economic and financial activities of the institutions that carry it out. Key words: Finance, Cooperatives, Social responsibility.

To cite this chapter use the following format: Ochoa, J., Vallejo, J., & Padilla, J. (2020, December). Ecuador: Management of the social balance sheet for popular and solidarity economy financial entities. In P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 125-142. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/zenodo.4294864

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

127


Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria

Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J.

Introducción Con el pasar del tiempo, los organismos de control buscan generar mayor transparencia y confianza en las cadenas productivas, a sabiendas del impacto que generan a corto y largo plazo en el sector económico y social. Al igual que la acostumbrada presentación de estados financieros y económicos periódicos, se plantea el objetivo de presentar información social periódica estableciendo de esta forma metas sociales que contribuyen a crear lazos sostenibles entre sociedad, estado y mercado. El Balance Social, constituye un instrumento fundamental para expresar el nivel de aporte social de las organizaciones que integran la Economía Popular y Solidaria (EPS), encabezadas principalmente por las cooperativas de ahorro y crédito que proyectan mayores cambios en la colectividad. En la actualidad las entidades financieras que componen la EPS no tienen como prioridad aplicar este tipo de instrumento, debido

128

a la falta de conocimiento y desinterés que muestra su gestión empresarial, dando como resultado un bajo nivel de aporte al desarrollo comunitario. Minimizar el desequilibrio social es un reto que las organizaciones deben asumir para preservar su identidad cooperativa, para lo cual es necesario conocer el sistema metodológico para aplicar este tipo de herramientas de medición, orientado a la adaptación en términos y condiciones propias de cada realidad. Como antecedente se consideró modelos de Balance Social existentes que utilicen los principios cooperativos y que puedan ser modificables para ajustarlos al tamaño, tipo y sector de la cooperativa que lo desarrolle, sin cambiar el fondo y los resultados que tiene este tipo de modelo. La presente investigación pretende promover la ética y responsabilidad empresarial por medio de la ejecución de indicadores cuantitativos y cualitativos de los siete principios


cooperativos. Los grupos de interés se constituyen como prioridad para su realización, por la participación activa de los socios, trabajadores y representantes de cada organización. La opinión de cada uno de estos actores genera realismo al momento de obtener resultados, los cuales, en primera instancia, se expresan en términos numéricos, seguidos por el informe que establece el análisis de la parte cuantitativa del balance.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 125-142

129


Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria

Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J.

Metodología La obtención de un proceso metodológico es resultado del estudio de modelos de balance social e informes de responsabilidad social probados, enfocados principalmente en direccionar la selección de un modelo y darle cumplimiento en las distintas organizaciones que se interesen en desarrollar una gestión socialmente responsable. La presentación de los indicadores financieros necesita –como complemento– datos financieros, económicos, y socio-laborales de cada entidad en estudio; además de datos estadísticos, encuestas y entrevistas, análisis de cuentas, actas de asambleas, números de socios, y documentación que genere información de utilidad de los distintos indicadores cuantitativos y cualitativos que permitan identificar el nivel de cumplimiento de los siete principios cooperativos. Los resultados de los indicadores son expuestos de forma prioritaria dentro de la organización para tomar las acciones correspondientes

130

en pro del desarrollo sustentable ya la mejora de la gestión y liderazgo interno de cada entidad. En un segundo plano, es presentado a la colectividad como muestra de la transparencia en el manejo de sus recursos y en la preocupación por perfeccionar el nivel de vida de todos quienes sean partícipes de una economía popular y solidaria.

Revisión Literaria Para la Real Academia Española (2014), la palabra balance es el “estudio comparativo de las circunstancias de una situación, o de los factores que intervienen en un proceso, para tratar de prever su evolución” y, económicamente, como el “análisis del activo y el pasivo para determinar el estado económico de una empresa o entidad.” González y San Bartolomé (2010) (1998) conceptúan al Balance Social como el “informe que emite una organización, cuya finalidad es brindar información metódica y sistemática referida a la responsabilidad social asumida y ejercida por ella. Constituye


una herramienta para informar, planificar, evaluar y controlar el ejercicio de dicha responsabilidad” (p. 11). El balance social es una herramienta de gran importancia para alcanzar los objetivos y metas sociales propuestos por las organizaciones en el lapso de un tiempo determinado, en otras palabras, es “un instrumento de información de la empresa (…) que influye a la hora de la toma de decisiones, provee el mayor número posible de datos de tipo social que juegan un papel importante en el éxito o fracaso de su actividad” (Cabra de Luna, 2001). En otro concepto, Sáenz de Miera (1992), enfocado en las entidades no lucrativas utiliza la expresión “balance social para reflejar el conjunto de informaciones que las fundaciones pueden presentar a la sociedad –con independencia de las relaciones estrictamente legales que hayan de mantener con el Estado– para justificar el adecuado cumplimiento de su función social.” Gonzáles y San Bartolomé (2010) sostienen que “el balance social es una herramienta de la gestión socioeconómica que les facilita a dueños/as– especialmente y a todos los demás grupos de interés.”

Antecedentes de balance social La elaboración e implementación de un modelo de balance social en una organización, nace en el continente europeo donde el capitalismo era primordial, pero la constante lucha por la igualdad y los derechos sociales en los años sesenta y setenta crea la expresión y término Balance Social. En la década de los setenta, específicamente en 1972, se implementó en Francia el primer Balance Social en la empresa Singer; y en 1973, en Alemania, en el Grupo Steag. Por esto, se promovió principalmente entre los países europeos, y luego el resto del mundo acogió esta iniciativa de igualdad social. A raíz de un resultado favorable para las organizaciones que implementaron el balance social, y que contribuyeron al cumplimiento de los derechos humanos e igualdad social. Es

131 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 125-142

las cooperativas medirse y rendir cuentas a los/as asociados/as –sus


Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria

Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J.

necesario indicar que en Francia “la preparación y presentación

132

del Balance Social ha tomado un desarrollo significativo. El gobierno francés aprobó en el año 1997, una ley estableciendo que todas las empresas de cierto tamaño deben realizar un Balance Social anual junto al Balance Económico” (Desarrollo de Responsabilidad Social [DERES], 1999). En los ochenta y noventa muchos países abordaron el concepto de balance social en sus organizaciones empresariales y no gubernamentales. En un enfoque más local, en América Latina se difundió el sistema social principalmente en países como Brasil y Chile, seguido por Argentina donde existió un gran impacto social.

Importancia del balance social Su importancia radica en la complementación a los balances financieros de las organizaciones, donde no solo se reflejen valores económicos sino también la parte humana y sensible de la entidad ante los problemas sociales que les compete, como organismos hacedores de una economía justa. Permite hacer público el nivel de compromiso que tienen las organizaciones con sus colaboradores, la sociedad y el medio ambiente; promoviendo lazos más fuertes con el resto de organizaciones e incrementando la confianza en el Sistema Financiero Popular y Solidario. Ressel y Coppini (2012) sostienen que: El Balance Social debe reflejar el grado y el cumplimiento de la responsabilidad social de la organización frente a la sociedad; ello permitirá a la cooperativa: 1) dar a conocer sus objetivos éticos y sociales; 2) reforzar la lealtad y el compromiso para con los vinculados a ella; 3) facilitar sus procesos decisionales y mejorar el conjunto de su actividad económica y social; 4) mostrar las bondades del cooperativismo para facilitar a los entes gubernamentales de supervisión y control los elementos suficientes para certificar las buenas prácticas


cooperativa; 5) añadir valor social a sus operaciones económicas. (p. 9).

Grupos de interés Stakeholders Los grupos de interés o más conocidos como stakeholders, comprendidos principalmente por todos quienes trabajan en equipo por un interés u objetivo en común, son el punto clave para el proceso en este tipo de balances, debido a la gran cantidad de información confiable que se puede rescatar de la interrelación que puedan tener estos con la entidad en estudio. Para Freeman (1984) “los stakeholders son cualquier grupo o individuo que puede afectar o ser afectado por la consecución de los objetivos de la empresa” (p. 24).

Objetivos del balance social Los objetivos principales del Balance Social según la Organización Internacional del Trabajo, la Asociación Nacional de Industriales y la Cámara Junior de Colombia, capítulo Antioquia (2001) son:

al cumplimiento de su responsabilidad social en un período determinado, lo cual le permite definir políticas, establecer programas y racionalizar la efectividad de las inversiones sociales, con miras a la promoción de sus trabajadores y de la sociedad. - Como herramienta de gestión empresarial el balance social le permite a la gerencia la planificación de acciones tendientes a aumentar la productividad y la eficiencia de sus trabajadores. Además, le permite evaluar las acciones en términos de costobeneficio. - Disponer de la información que se refiere a los recursos humanos de la empresa y a los sectores con los cuales ella tiene relación, para poder informar adecuadamente a la opinión pública acerca de su desempeño social como empresa. - Como instrumento de gestión le permite a la empresa actualizar políticas y programas relacionados con su responsabilidad social,

133 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 125-142

- Realizar el diagnóstico de la gestión empresarial en torno


Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria

Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J.

ya que crea instrumentos más efectivos para medir, controlar las

134

consecuencias, los costos y los beneficios que se desprenden de sus acciones.

Ventajas - Provee a las gerencias de las organizaciones y a los directivos de datos explícitos que permitan tomar decisiones acertadas en cuanto aspectos sociales de la organización. - Permite tener una visión más recóndita del desempeño social que tienen los miembros de la empresa y cuanta contribución ha tenido a su desarrollo personal. - Promueve la fomentación al proceso humano de la localidad. - Organiza las políticas sociales de las organizaciones y los recursos ocupados en las mismas. - Brinda a los miembros de la organización de forma pública y periódica, las fortalezas y debilidades en el ámbito social, cultural.


Resultados Luego del análisis minucioso se determinan los indicadores para cada principio cooperativo.

Principio cooperativo 1: Asociación voluntaria y abierta La aplicación de indicadores correspondiente a este principio permite medir el grado de apertura que tiene la entidad con el público en general, y la capacidad que tienen estos al demostrar derechos y responsabilidades al formar parte una organización (Tabla 1). Los resultados obtenidos generarán información comparativa con años futuros para tomar acciones correctivas o progresivas, sobre el nivel de ingreso y egreso de socios, presentando las posibles causas que comprometen a estas variables.

Principio cooperativo 2: Control democrático de los asociados sistema

participativo

en

las

organizaciones

conlleva

gran incidencia en los socios al formar parte de las decisiones institucionales, esto involucra la indistinción de género que evalúa la intervención de hombres y mujeres (Tabla 2), promoviendo –

Tabla 1. Asociación voluntaria y abierta. Dimensión

Apertura cooperativa

Asociación Voluntaria y Abierta

Principio

Indicador

Ecuación

Ingresos asociados

x=

Egreso de asociados

x=

Indicador causas de egreso de asociados

x=

Indicador causas de egreso de asociados desagregado (fallecidos)

x=

Cantidad de socios ingresantes Total socios al inicio del período

Cantidad de socios egresantes Total socios al inicio del período Cantidad de socios que perdieron su condición de tal Total socios que egresaron Cantidad de socios egresantes por fallecimiento Total socios que egresaron

x 100

x 100

x 100

x 100

135 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 125-142

El


Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria

Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J.

en base a estos conceptos– la equidad y la veracidad de la información que debe entregarse en tiempo y condiciones adecuadas para el socio.

Principio cooperativo 3: Participación económica de los asociados Encaminado a medir la retribución económica al dinero o aportes de los asociados para su beneficio. También actúa como regulador democrático de las remuneraciones y honorarios emitidos a los trabajadores en el lapso de un periodo determinado, comparándolo con los topes establecidos por el Estado (Tabla 3). De esta forma, muestra la satisfacción o desacuerdo de quienes conforman la entidad en estudio concerniente a la oferta económica y las tablas salariales correspondientes a cada sector, relacionado con los servicios sociales que presta la misma.

Principio cooperativo 4: Autonomía e independencia Las decisiones dentro de una organización son propias y dadas por sus partícipes, por ende, deben ser independientes. Este

136

principio busca medir el nivel de aportes económicos o de capital que tengan otras organizaciones con la entidad en estudio, verificando de esta forma si se goza de libertad y autonomía, que otras instituciones no intervengan ni afecten su integridad y propiedad (Tabla 4). Es importante identificar los cargos que ocupa cada individuo en la entidad en estudio o en otras instituciones para evitar posibles conflictos de intereses o problemas legales al tomar medidas y decisiones que generen cambios organizacionales.

Principio cooperativo 5: Educación, capacitación e información La

educación

cooperativa

es

fundamental

para

el

correcto actuar y desarrollo de los socios dentro de una organización, brindando los conocimientos propicios para asumir responsabilidades y reclamar sus derechos. La capacitación a los empleados y trabajadores permite fomentar un ambiente laboral de conciencia y desarrollo (Tabla 5).


Tabla 2. Control democrático de los asociados.

Participación y gestión democrática

Dimensión

Información

Control democrático de los asociados

Principio

Indicador Asistentes a asamblea ordinaria

Ecuación

x=

Asistentes a asamblea extraordinaria

x=

Hombres y mujeres en cargos institucionales

x=

Hombres y mujeres en cargos jerárquicos

x=

Inversión en información y comunicación

Cantidad de socios asistentes asamblea ordinaria Total socios en el período Cantidad prom. de socios asistentes asamblea extraord. Cantidad promedio del total de socios Cantidad socios con cargos institucionales Cantidad total de cargos institucionales Cantidad socios o no con cargos jerárquicos Cantidad total de cargos jerárquicos Monto total invertido en información desagregado

x=

Monto total invertido en información

x 100

x 100

x 100

x 100

x 100

Tabla 3. Participación económica de los asociados. Indicador

Ecuación

Remuneración a cuotas sociales y préstamos

x=

Servicios sociales a asociados y trabajadores

x=

Remuneración mínima anual

x=

Remuneración media mínima mensual

x=

Horas perdidas por accidentes laborales

x=

Trabajadores accidentados x =

Tasa interés promedio que ofrece la cooperativa Tasa de interés referencial anual del BCE

Monto invertido en servicios sociales desagregado Monto total invertido en servicios sociales Monto de remuneración mínima anual Remuneración máxima anual Monto de remuneración mínima anual / 12 Salario básico Horas perdidas por accidentes laborales Cantidad total de horas laborables en el ejercicio Total de trabajadores accidentados en el ejercicio Cantidad total media de trabajadores en el ejercicio

137 x 100

x 100

x 100

x 100

x 100

x 100

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 125-142

Remuneración a los asociados por sus aportes financieros

Dimensión

Política social interna de la cooperativa

Participación económica de los asociados

Principio


general, convirtiéndose en un punto clave y crítico dentro de las entidades, principalmente en las de menos tamaño, al no poseer un presupuesto direccionado a este sector educativo. Los resultados obtenidos de forma desagregada –según cada fórmula – permitirán una corrección en los niveles de instrucción que brinda la entidad, generando la participación activa y de utilidad mejorando sus operaciones, actividades, beneficios y obligaciones.

Principio cooperativo 6: Cooperación entre cooperativas Tiene como finalidad determinar las falencias de gestión mutua, el cooperativismo consiste en prácticas de ayuda recíproca que Tabla 4. Autonomía e independencia. Dimensión

Acuerdos con otras organizaciones

Principio

Autonomía e Independencia

Indicador

Ecuación

Aportes de la cooperativa al capital de otras organizaciones

x=

Cargos en otras organizaciones

x=

Participación de otras organizaciones asociados en cargos cooperativos

x=

Aporte de capital a otras organizaciones Capital total de la organización en la que participan Cargos inst. o jerarq. ocupados por representates de la coop. Total de cargos de las otras organizaciones Cargos inst. o jerarq. de la coop. ocupados por otras org. Total de cargos cooperativos en el ejercicio

x 100

x 100

x 100

Tabla 5. Educación, capacitación e información. Principio

Dimensión

Política educativa de la cooperativa

138

e información brindada a los socios, trabajadores y público en

Educación, Capacitación e Información

Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria

Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J.

Este principio busca medir el nivel de educación, capacitación

Indicador

Ecuación

Inversión en educación, capacitación e información

x=

Asistencia media de trabajadores a todo tipo de actividades educativas

x=

Asistencia general a las actividades organizadas por la cooperativa

x=

Monto invertido en educación, capacitación e inform. desag. Monto total invertido en actividdes educativas ejercicio Promedio trabajadores asistentes act. educ. desagreg. Cantidad total de trabajadores al cierre del ejercicio Cantidad asistentes en general activid. educativas desagreg. Total de asistentes actividades educativas en el ejercicio

x 100

x 100

x 100


fortalezcan un determinado sector, al no existir reciprocidad entre entidades del mismo sector no se está cumpliendo el presente principio (Tabla 6). Para lo cual el apoyo económico, la participación en asambleas, y la compra y venta, son características que encabezan la aplicación de indicadores.

Principio cooperativo 7: Preocupación por la comunidad Toda entidad que mueva montos económicos, debe velar por su equilibrio socioeconómico preparando anualmente un presupuesto para actividades y servicios sociales direccionados a la comunidad en general (Tabla 7). Esto genera que la responsabilidad social sea asumida y aceptada, mejorando el desarrollo sociocultural y medioambiental de los que dependemos día a día.

Tabla 6. Cooperación entre cooperativas. Indicador

Ecuación

Ventas a cooperativas

x=

Compras a cooperativas

x=

Préstamos otorgados a cooperativas

x=

Préstamos recibidos de cooperativas

x=

Representación institucional en cooperativas de grado superior

x=

Monto neto de ventas de bienes y servicios Monto neto total de ventas en el ejercicio Monto neto de compras de bienes y servicios Monto neto total de compras en el ejercicio Monto neto de préstamos otorgados a cooperativas Monto total de préstamos otorgados en el ejercicio Monto neto de préstamos recibidos de cooperativas Monto total de préstamos recibidos en el ejercicio Cargos institucionales de miembros coop. en otras cooperativas de grado superior Total de cargos institucionales en cooperativas de grado superior Asambleas de cooperativas

139 x 100

x 100

x 100

x 100

x 100

de grado superior que están Participación en asambleas adheridas x 100 x = de cooperativas de grado Total de asambleas superior convocadas por cooperativas de grado superior

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 125-142

Intercooperación

Dimensión

Integración cooperativa

Cooperación entre cooperativas

Principio


140

Principio

Dimensión

Preocupación por la comunidad

Política social externa de la cooperativa

Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria

Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J.

Tabla 7. Preocupación por la comunidad. Indicador

Contribuciones para el desarrollo comunitario

Ecuación

x=

Monto invertido en contribuciones al desarrollo comunitario Monto total invertido para el desarrollo comunitario en el ejercicio

x 100


Conclusiones El presente trabajo muestra de qué manera se puede dar un seguimiento a cada uno de los principios cooperativos en las instituciones financieras de la Economía Popular y Solidaría. La apertura que las entidades tengan con la sociedad, muestra el nivel comparativo de gestión gerencial que maneja. Fomentar la interacción activa de los partícipes de la organización permite tener una visión más realista de la situación socioeconómica, y del nivel de información y conocimientos que mantienen. La autonomía institucional es fundamental para tomar acciones que generen reacciones positivas para realizar una gestión socialmente responsable. La aprobación de un presupuesto destinado a la instrucción de socios, empleados y público en general contribuye al correcto

La ayuda mutua genera desarrollo del sector económico al que pertenecen, es un medio de sostenibilidad con beneficios para ambas partes. Gestionar un presupuesto anual direccionado a brindar servicios para la comunidad, rescata la identidad donde prevalece la humanidad ante los movimientos económicos.

141 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 125-142

cumplimiento del quinto principio.


Ecuador: Gestión del balance social para entidades financieras de la economía popular y solidaria

Ochoa, J., Vallejo, J. y Padilla, J.

Referencias Cabra de Luna, M. (2001). Propuesta de Balance Social para las Fundaciones. CIRIEC España, 56. https://bit.ly/36hPoox DERES. (s.f.). Manual para la preparación e implementación del Balance Social en el Uruguay. https://bit.ly/32pm8ed Freeman, E. (1984). Strategic Management: A Stakeholder Approach. Cambridge University. González, L y San Bartolomé, J. (2010). Balance Social Cooperativo: Una responsabilidad intrínseca de la empresa cooperativa [Presentación PPT]. XVII Conferencia Regional IX Asamblea de ACI-AMÉRICAS, Buenos Aires, Argentina, 22 al 26 de noviembre de 2010. https://bit. ly/354qvNB OIT, ANDI y JCI. (2001, julio). Manual de Balance Social. Versión Actualizada. https://bit.ly/3n81585 Real Academia Española. (2014). Balance. En Diccionario de la RAE (23ª ed.). https://bit.ly/2Ifj1P1 Ressel, B. y Coppini, V. (septiembre, 2012). El Balance Social y su importancia como instrumento de medición en las organizaciones de la economía

142

social, particularmente en las cooperativas [Ponencia]. VII Congreso Internacional Rulescoop. Economía social: identidad, desafíos y estrategias. Valencia, España, 5 al 7 de septiembre de 2012. https:// bit.ly/38hCGZv Sáenz de Miera, A. (1992). Las fundaciones en la Europa del 93. Cuenta y razón, 65-66, 39-40.


Cap.

ODS

10

6

Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro Behavioral finance and public policy for enhancing retirement savings http://doi.org/10.5281/zenodo.4294870

David Acevedo Campos Universidad Nacional Autónoma de México davek24@hotmail.com

143

https://orcid.org/0000-0003-2383-9696

María del Rosario Higuera Torres rhiguera@fca.unam.mx https://orcid.org/0000-0003-3120-4834

Recibido: 8 de septiembre de 2020 Aceptado: 30 de noviembre de 2020 Publicado: 9 de diciembre de 2020

Indexado en:

Línea temática: Desarrollo sostenible, económico y ambiental Código JEL: G41

BY

NC

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

Universidad Nacional Autónoma de México


Resumen Las finanzas conductuales han brindado herramientas útiles para mejorar la aplicación las políticas públicas al reconocer la existencia de errores sistemáticos en la toma de decisiones. En esta investigación se analiza el efecto marco y la teoría de descuento temporal como estrategias para promover el ahorro para el retiro bajo un escenario hipotético. Participaron 117 estudiantes de posgrado de dos universidades de México y Guatemala a los que se les aplicó un instrumento de alfabetismo financiero y una tarea de ahorro para el retiro presentado desde marcos de ganancia y pérdida en el que debían decidir cuándo retirar los recursos. Se encontró que, entre mayor era el monto acumulado y se tenía un marco de pérdida, los participantes estuvieron dispuestos a esperar más tiempo para retirar sus recursos. Los resultados pueden ser de utilidad para mejorar el diseño de políticas públicas para incrementar el ahorro para el retiro. Palabras claves: Comportamiento gubernamental, Ahorro, Jubilación.

económico,

Política

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

144

Para citar este capítulo utilice el siguiente formato: Acevedo, D. e Higuera, M. (2020, diciembre). Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 143-164. ManglarEditores. doi: http://doi. org/10.5281/zenodo.4294870


Abstract Behavioral finance has provided useful tools to improve public policy application by acknowledging the existence of systematic errors in decision making. This research analyzes the framing effect and temporal discount theory as strategies to enhance retirement savings under a hypothetical case. 117 graduate students of two public universities from Mexico and Guatemala participated in the study. The first task consisted in a financial literacy survey, and the second consisted in a multiple-choice task presented in profit and loss frames, in which the participant must choose when to withdraw the savings. It was found that, the higher the amount accumulated and the greater the loss frame; the longer participants were willing to wait to withdraw their funds. The results may be useful for improving the design of public policies to increase retirement savings. Key words: Economic behavior, Government policy, Savings, Retirement.

To cite this chapter use the following format: Acevedo, D., & Higuera, M. (2020, December). Behavioral finance and public policy for enhancing retirement savings. In P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 143-164. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294870

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

145


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

Introducción El aumento en la esperanza de vida y la disminución de la tasa de natalidad a nivel mundial han contribuido a la transición hacia una población cada vez más envejecida que representará distintas necesidades y retos para los gobiernos. Uno de estos retos será el de una adecuada sostenibilidad de los sistemas de ahorro para el retiro, que actualmente presentan distintos problemas, como una baja tasa de ahorro, un alto costo financiero para los gobiernos y niveles muy bajos de pensión para los trabajadores, que para países como México o Guatemala se estima entre el 30 y 40% del último salario recibido. El interés del gobierno por mejorar el ahorro para el retiro se ha reflejado en distintas políticas públicas, como en el establecimiento de tasas mínimas de ahorro que se descuentan automáticamente del salario, o pensiones mínimas garantizadas (CONSAR, 2020), sin embargo, las altas tasas de informalidad laboral y un bajo nivel de ahorro siguen poniendo en riesgo la posibilidad de una jubilación digna para miles de trabajadores.

146

Las políticas públicas aplicadas hasta el momento se han basado en el modelo de la economía neoclásica, partiendo de que los individuos responderán a mejores incentivos en las condiciones de retiro, que destinarán una parte de sus ahorros para el momento en que se retiren de la vida laboral, y que buscarán planes de inversión que les garantice mayores recursos en su jubilación. Sin embargo, un nuevo modelo basado en evidencia empírica muestra que las personas suele cometer errores sistemáticos en su toma de decisiones, como en el caso de comparar beneficios recibidos en diferentes momentos, prefiriendo beneficios pequeños pero recibidos de forma inmediata en lugar de elegir beneficios más grandes pero por los que deban esperar más tiempo (Ainslie, 1975), o que sus decisiones pueden variar dependiendo de si la situación se presenta como una pérdida o una ganancia (Kahneman y Tversky, 1979). Este nuevo modelo que analiza y describe la forma en que los individuos toman decisiones en situaciones reales, ha recibido el


nombre de economía y finanzas conductuales o del comportamiento, en las cuales se busca integrar el conocimiento de la psicología, la antropología y la sociología a problemas económicos y financieros (Kirchler y Hoelzl, 2018; Ricciardi y Simon, 2000). El desarrollo de esta nueva rama económico-financiera que integra las ciencias del comportamiento se vio impulsado en primer lugar por el otorgamiento del premio nobel de economía al psicólogo Daniel Kahneman en 2002, que, junto al matemático Amos Tversky, elaboró la teoría del prospecto o de las perspectivas, que propone un modelo de toma de decisiones bajo incertidumbre en el que se suele tener aversión a la pérdida, y plantea que los individuos no toman decisiones arbitrariamente, sino que siempre lo comparan con un estado inicial. Posteriormente, su aplicación en políticas públicas se reforzó después de que el economista Richard Thaler recibiera el nobel de economía en 2017 por sus contribuciones a la economía conductual, entre las que se listó el concepto de nudge o pequeños empujones, son estrategias de bajo costo y fácil aplicación para empujar a las personas a elegir la alternativa que los beneficie en el largo plazo.

sobre los modelos clásicos, radica en que, en lugar de presentar un enfoque normativo y alejado de la realidad, parte de un enfoque descriptivo y empírico, aunque esto incrementa la complejidad de las intervenciones. Como menciona el grupo de trabajo The Behavioural Insights Team (Service et al., 2018), lejos de ofrecer una solución universal a los problemas, consideran que para cada problema debe definirse primero el resultado que se desea alcanzar y entender el contexto del problema junto con las barreras que afectan una buena decisión, para después construir la intervención y evaluar su impacto, de forma que se pueda entender y mejorar. Una de las aplicaciones exitosas de la economía y finanzas conductuales, fue en una intervención que se realizó en Estados Unidos para incentivar que una población de mujeres se realizara estudios preventivos de cáncer de mama (Schneider et al., 2001). La intervención consistió en invitar a una muestra de 752 mujeres con

147 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

Una de las ventajas de la economía y finanzas conductuales


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

una edad superior a 40 años, a ver videos educativos sobre cáncer de mama y la mamografía. De forma aleatoria, se asignó a cada una a un grupo que tenía videos con un marco de ganancia, donde se presentaban los beneficios de realizarse una mamografía de forma periódica, o a un marco de pérdida, en el que se presentaban los riesgos de no realizarse una mamografía periódicamente. Adicionalmente, se les aplicaron distintos cuestionarios para evaluar su grado de conocimiento sobre el cáncer de mama y sobre su actitud al respecto. Los resultados mostraron que aquellas participantes a las que se les había presentado la información desde un marco de pérdida fueron más propensas a realizarse una mamografía en los seis meses siguientes y al año de la intervención en comparación a aquellas que vieron los videos con un marco de ganancia. Esto contribuye a la hipótesis de que en general somos aversos al riesgo, por lo que saber las consecuencias negativas de un evento puede motivarnos más a la acción que el conocer los beneficios por dicha conducta. Basado en este y otros estudios, la presente investigación buscó analizar dos fuentes sistemáticas de error en la toma de decisiones

148

que se han estudiado desde las ciencias del comportamiento, el efecto marco y el descuento temporal, en la forma de presentar distintas alternativas de ahorro para el retiro, de forma que los hallazgos puedan contribuir a mejorar el diseño de políticas públicas para esta problemática, para lo cual se analizará primero los efectos mencionados y para posteriormente abordar la metodología y los resultados encontrados.

Teoría de las perspectivas, aversión a la pérdida y efecto marco Derivado de la colaboración de Kahneman y Tversky (1979), surgió la teoría las perspectivas y la propuesta de que existen varios errores en las percepciones cognitivas y atajos mentales que ocurrían de forma sistemática y que afectaban el proceso de toma de decisiones. Aunque en un inicio se consideró prematuro concluir que estas deficiencias en las percepciones cognitivas jugaban un papel determinante en el comportamiento del mercado de


valores, el creciente interés en este tema incrementó el número de investigaciones que han abordado el impacto de estos errores en las finanzas ha ido en aumento, lo cual ha brindado más argumentos para cuestionar un comportamiento racional en los mercados. El efecto marco forma parte de la teoría de las perspectivas desarrollada por Kahneman y Tversky (1979) en la cual se resumen los puntos siguientes (Campos, 2017): Al tomar una decisión, los individuos no valoran la magnitud de pérdidas o ganancias en términos absolutos, sino que lo hacen respecto a un punto de referencia de un estado previo; se tiene aversión a las pérdidas; y, subjetivamente, la utilidad de ganar una unidad adicional de riqueza es menor la pérdida en utilidad por una unidad menos de riqueza. La figura 1 presenta dos partes separadas por un punto de referencia (que sería el status quo de no ganar ni perder nada), la parte de la derecha incluye a las ganancias, mientras la izquierda a las pérdidas. Además, la utilidad esperada (o valor subjetivo) está representada por la función en forma de S, mostrando una conforme estas aumentan. Un rasgo característico de esta función es que la pendiente cambia abruptamente en el punto de referencia, donde el valor estimado tiende a ser mayor para las pérdidas que para las ganancias de la misma magnitud (Kahneman y Tversky, 1979). Una contribución más de la teoría de las perspectivas (Kahneman y Tversky, 1979) al estudio de la toma de decisiones desde diferentes contextos, es que considera varios factores que influyen en el proceso de decisión y que están ligados directamente a la forma de presentar un problema de decisión. El primero de estos factores es la expectativa que tiene un individuo sobre las alternativas disponibles, esta expectativa se traduce a los resultados que el individuo cree que obtendrá de escoger una alternativa sobre las demás, y puede ser considerada como la utilidad global que se espera de una alternativa. Otro

149 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

disminución de la sensibilidad a las ganancias y a las pérdidas


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

Utilidad esperada

150

Pérdidas

(-)F

-E

-D

-C

-B

-A

A

B

C

D

E

F

Ganancias

Figura 1. Función hipotética de utilidad esperada. Esta función representa gráficamente la forma en que asignamos valor a distintos resultados. En el caso de las ganancias, la curva tiende a aplanarse debido a un efecto de utilidad marginal en disminución, tener más es mejor, pero las ganancias adicionales se valoran menos que las mismas cantidades obtenidas en ganancias adicionales. Este efecto también se observa en el caso de las pérdidas. También se observa una tendencia de aversión a la pérdida, la curva de pérdidas es más pronunciada que la curva de las ganancias, indicando que la utilidad de una pérdida suele estimarse con mayor valor que una ganancia de la misma magnitud. Fuente: Adaptación a partir de la figura 3 en Kahneman y Tversky (1979).

factor es que la valoración de las opciones disponibles es relativa a un punto de referencia neutral, definido la mayoría de las veces por el status quo. Esto influye en el siguiente factor, que implica una desensibilización gradual al cambio en los estímulos conforme aumenta su magnitud. Esto se observa tanto en las dimensiones sensoriales como en la evaluación de cambios en el patrimonio de los individuos. Por ejemplo, una persona que gane $3,000 mensuales, percibirá un mayor incremento en su bienestar si incrementa sus ingresos a $6,000 mensuales (duplicando su salario) que otra persona que gane $15,000 por mes e incremente sus ingresos a $18,000 mensuales (representando un aumento del 20 por ciento de su salario), aunque en ambos casos ambos trabajadores incrementaran su salario en $3,000. El efecto marco se refiere a cómo en una misma situación se pueden generar preferencias de acción distintas dependiendo de si se presenta desde un marco positivo (ganancia) o negativo


(pérdida), aunque su estructura lógica sea la misma (Kahneman, 2014), presentando aversión al riesgo cuando una situación se presenta como ganancias y buscando el riesgo cuando la situación se presenta bajo pérdidas. En un experimento clásico, Kahneman y Tversky (1979) presentaron la siguiente situación bajo diferentes marcos a muestras distintas. La primera versión se describió desde un encuadre de ganancia y la segunda desde un encuadre de pérdidas, ambas versiones se presentan a continuación. Versión 1 (n=152): La nación se está preparando para el brote de una rara enfermedad asiática que se espera acabe con la vida de 600 personas. Las autoridades sanitarias han propuesto dos programas alternativos para combatir esa enfermedad, ¿Cuál apoyaría usted? Programa A. Se salvarán 200 personas. Programa B. Hay una probabilidad de un tercio de que 600 personas se salven y una probabilidad de dos tercios de que no se salve ninguna.

las cuales 72% escogió la opción A (resultado seguro) frente a 28% que escogió la opción B (mayores beneficios con menor seguridad). Mientras que la segunda versión se aplicó a una muestra de 155 personas, de las cuales 22% optó por la opción C (pérdida segura), mientras el 78% eligió la opción D (mayor riesgo con menor pérdida). Versión 2 (N=155): (mismas indicaciones que versión 1). Programa C. 400 personas morirán. Programa D. Hay una probabilidad de un tercio de que nadie muera y una probabilidad de dos tercios de que mueran 600. A pesar de que las propuestas A y C son matemáticamente equivalentes (salvar a 200 personas implica que 400 personas morirán) al igual que las opciones B y D (un tercio de probabilidad de que todos se salven o nadie muera y dos tercios de que nadie se salve o todos mueran), el hecho de que los participantes eligieran

151 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

La primera versión se aplicó a una muestra de 152 personas, de


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

distintas opciones debido al contexto en el que se presentaron

152

implica una transgresión directa al principio de invariancia. Al usar un contexto de ganancia en la Versión 1, los participantes mantuvieron una actitud de aversión al riesgo, pero al presentar la misma situación bajo un contexto de pérdida en la Versión 2, los participantes mostraron una actitud de búsqueda de riesgo, lo cual refleja otro de los sesgos conocidos como aversión a la pérdida, en el cual se estima que los individuos evitan las opciones riesgosas cuando están en un marco de ganancia y buscan el riesgo bajo un marco de pérdida.

Autocontrol y descuento temporal De acuerdo con la teoría racional de toma de decisiones, la elección de un individuo debería ser consistente sin importar el momento en el que reciba una recompensa, pero cuando un individuo tiene la disyuntiva entre obtener una pequeña recompensa de forma inmediata o conseguir una recompensa mayor en el futuro, se ha observado que no siempre escogen la opción con la mayor recompensa. y que, a mayor tiempo de espera, suele descontarse el tiempo que transcurre entre la primera recompensa y la segunda puede influir en la decisión de esperar o tomar la recompensa inmediata (Ainslie, 1975; Loewenstein et al., 2003; Rachlin y Green, 1972). Para explicar este efecto se introdujo desde la Psicología y la Economía el concepto de descuento temporal, el cual plantea que el valor de una recompensa futura está determinado por una función decreciente del valor a partir del tiempo que debe pasar antes de recibir la recompensa, si la demora en la recompensa es muy prolongada, el valor subjetivo de una recompensa grande puede ser menor que el de una recompensa más pequeña e inmediata (Green et al., 2013). La teoría de descuento temporal parte del supuesto de que las preferencias de decisión de un individuo pueden variar a través del tiempo a pesar de la ausencia de nueva información sobre las alternativas disponibles, debido a la disminución del valor subjetivo de las alternativas conforme los


resultados son demorados en el tiempo (Ainsle, 1975; Green et al., 2013; Loewenstein et al, 2003).

Planteamiento del problema En la actualidad, factores como el aumento en la esperanza de vida debido a los avances tecnológicos y la disminución de las tasas de fecundidad, han provocado una transición en numerosos países, de una población de jóvenes a una población cada vez más envejecida. Este cambio poblacional implica que, en los años por venir, los gobiernos tendrán que hacer frente a una crisis en los sistemas de ahorro para el retiro, pues una alta proporción de la población comenzará a jubilarse y a reclamar su pensión. Además de que, al aumentar la esperanza de vida, el tiempo que deberán hacerse los pagos se verá extendido, incrementando la carga fiscal para las naciones y disminuyendo el gasto en otros proyectos de igual importancia. Esto ha incrementado el interés a nivel mundial por mejorar la sostenibilidad financiera de los sistemas de ahorro para el retiro. Ya que, a pesar de que a nivel mundial 68% de las personas que superan la edad de jubilación reciben una pensión el 20% tiene acceso a una pensión, de acuerdo con el Informe Mundial sobre la Protección Social 2017-2019 de la Organización Internacional del Trabajo (2017). Adicionalmente, aportaciones de las finanzas y economía del comportamiento presentan evidencia de que los individuos no siempre se comportan de forma racional y que están sujetos a sesgos, factores emocionales y límites en el procesamiento de la información al tomar decisiones. Por esto, se presenta una investigación sobre el uso de estos factores para aumentar la disposición de los individuos a mantener invertidos sus recursos hasta la jubilación.

Objetivo La investigación en ciencias del comportamiento ha mostrado que la forma de presentar un problema puede afectar las decisiones que se tomen, como preferir aquellas alternativas con beneficios en corto plazo. Esta investigación busca responder si el encuadre desde

153 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

contributiva o no contributiva, en los países con ingresos bajos sólo


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

el que se presente la información de diferentes planes para el retiro

154

y el plazo para retirar los recursos acumulados podrían contribuir a mejorar las decisiones de ahorro de los participantes de México y Guatemala,

Preguntas específicas Una vez analizado si los participantes presentan un efecto de encuadre o de descuento temporal, se analizarán las siguientes preguntas: - ¿El nivel de alfabetismo financiero afectará la preferencia de las alternativas de ahorro para el retiro? - ¿Se puede incrementar la preferencia por alternativas a largo plazo al cambiar el encuadre en el que se presenten los rendimientos de los planes de ahorro para el retiro? - ¿Los participantes evaluarán la tasa real de rendimiento de los planes de retiro (descontando la inflación) o decidirán a partir de los rendimientos nominales? - ¿El sector laboral o el área de estudio afectarán las preferencias de alternativas de ahorro para el retiro?


Metodología Diseño Se realizó un diseño experimental, de 2 encuadres por 5 montos acumulados, con un muestreo aleatorio.

Instrumento El instrumento se compuso por tres secciones. La primera sección constó de un cuestionario de alfabetismo financiero desarrollado por la Calificadora Standard & Poor’s Rating Services (Kappler et al., 2015), con el objetivo de tener una medición sobre el nivel de conocimiento financiero básico que tenían los participantes. Dicho cuestionario está conformado por cinco preguntas que evalúan conocimientos sobre (a) diversificación de riesgos, (b) inflación, (c) interés simple y (d) interés compuesto. La segunda sección se realizó ad hoc con base en la teoría de los prospectos y los ejercicios presentados por Kahneman y Tversky (1979). su retiro, se habían acercado a una institución de ahorro para elegir entre diferentes alternativas sobre su jubilación. Estas alternativas fueron escenarios hipotéticos donde se le informaba al participante cuánto dinero había acumulado hasta el momento, y se le daba las alternativas de retirar dicho monto el día de hoy, o retirarlo en 15 o 30 años, con sus rendimientos correspondientes. Adicionalmente se informó a los participantes que el gobierno había logrado estabilizar la economía y que el aumento de los precios (inflación) se mantendría en un 4% anual durante los siguientes 30 años. Debido a que los rendimientos fueron calculados con una tasa de interés compuesto de 4%, el valor presente de cada alternativa era el mismo independientemente del plazo en el que el participante decidiera retirar su ahorro acumulado. La tercera sección mantuvo el mismo diseño que la sección dos, con la diferencia de que en esta sección se presentaron primero

155 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

En esta sección se comentó a los participantes que, interesados en


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

los montos que los participantes recibirían si retiraban su dinero en

156

30 años, presentando las alternativas de retirar su dinero antes (en 15 años o el día de hoy) como una reducción en el monto recibido. Los montos presentados a los participantes eran los mismos que las alternativas de la sección dos, pero, basado en la teoría de los prospectos y en el efecto marco, se encuadraron dichas alternativas como una pérdida en caso de retirar el dinero con antelación.

Muestra Inicialmente se aplicó el instrumento a un grupo piloto de 31 voluntarios de nivel licenciatura. Tras validar que se entendieran las instrucciones, se aplicó la versión corregida a la muestra final. Esta se compuso de la participación voluntaria de 117 alumnos universitarios del nivel de licenciatura y posgrado, 80 (68.4%) pertenecientes a una universidad de Guatemala y 37 (31.6%) de una universidad de la Ciudad de México. El 57.3% (67) eran mujeres y el 42.7% (50) hombres, con una edad promedio de 30.05 años, una desviación estándar de 6.97 años y un rango de edad de 18 a 56 años. El 4.3% (5) de los participantes contaba con carrera técnica, 56.4% (66) con estudios de licenciatura, y el 39.3% (46) ya tenían o se encontraban estudiando un posgrado, y el 84.6% (99) contaba con estudios relacionados con áreas financieras o numéricas, 7.7% (9) provenía de áreas no financieras, y el resto no proporcionó esta información. El 77.8% reportó ser soltero mientras el 21.4% se encontraba casado, y el 79.5% contaba con un trabajo remunerado mientras el 15.4% restante mencionó ser estudiante. El 84.6% de los participantes procedían de áreas numéricas-financieras, mientras el 15.4% contaba con estudios en otras áreas no financieras.


Resultados La Tabla 1 muestra el puntaje de alfabetismo financiero que obtuvieron los participantes, del cual 87.2% tuvieron un puntaje alto (3 a 5 puntos). Al analizar las respuestas, se encontró que el mayor número de errores fueron correspondieron a la pregunta sobre interés compuesto, y que el 75.7% de los participantes de México tuvieron puntajes de 4 y 5, mientras que el 47.6% de los participantes de Guatemala obtuvieron estos puntajes. Como se expuso en la teoría de las perspectivas, los individuos de estos estudios mostraron una diferencia en su toma de decisiones cuando se presentaba una situación desde diferentes encuadres. Con el objetivo de validar si estos hallazgos también se presentarían en la muestra de México y Guatemala, se aplicó una prueba de Wilcoxon, encontrando un efecto significativo del encuadre (p < 0.01) en la decisión de cuánto estarían dispuestos a esperar los participantes para recibir el monto acumulado de su ahorro para

Tabla 1. Respuestas del cuestionario de alfabetismo financiero y puntaje. Preguntas del cuestionario de alfabetismo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo Diversificación del riesgo

Inflación

Interés simple 1

Interés simple 2

Interés compuesto

MX

GTM

MX

GTM

MX

GTM

MX

GTM

MX

GTM

Participantes con respuestas correctas

35

70

30

62

33

69

30

49

28

30

Participantes con respuestas incorrectas

2

10

7

18

4

11

7

31

9

50

Puntaje 1 # México

2

3

4

5

%

#

%

#

%

#

%

#

%

0.0%

2

5.4%

7

18.9%

9

24.3%

19

51.4%

Total 37

Guatemala

2

2.5%

11

13.8%

29

36.3%

21

26.3%

17

21.3%

80

Total

2

1.7%

13

11.1%

36

30.8%

30

25.6%

36

30.8%

117

Nota: Distribución de respuestas por pregunta y por puntajes del cuestionario de alfabetismo financiero.

157 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

el retiro. Bajo un encuadre de pérdida los participantes estuvieron


se muestra en la Figura 2. Por otro lado, se observa que, a pesar de que en todas las alternativas el Valor Presente era el mismo para el monto que hubieran acumulado los participantes, hubo una marcada tendencia a elegir la opción de recibirlo Hoy cuando dicho monto era bajo, mientras que aumentaba la preferencia por esperar más tiempo conforme el valor presente fuera mayor, tanto para el encuadre de ganancia como el de pérdida. Esto indica que, en lugar de basarse en el rendimiento porcentual real, los participantes eligieron a partir del rendimiento nominal que percibían. No se encontraron efectos significativos del puntaje de alfabetismo financiero o de los reactivos del cuestionario en la elección de los participantes, lo que puede sugerir que no fue un factor relevante, o bien, que el cuestionario no cuenta con un grado de validez

HOY

15 AÑOS

30 AÑOS

60% 50% 40% 30% 20%

GANANCIA (por esperar)

$3,200,000

$160,000

$8,000

$400

$3,200,000

$160,000

$8,000

0%

$400

10%

$1

Porcentaje de participantes

158

$1

Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

dispuestos a esperar más tiempo antes de recibir su dinero, tal como

PÉRDIDA (por retiro anticipado)

Valor presente de la inversión Figura 2. Elección de los participantes en función del plazo de retiro del monto acumulado, el valor presente de la inversión y el encuadre.


apropiado para explicar el concepto de alfabetismo financiero. De igual modo, no se encontró un efecto significativo del sector laboral o área de estudio del que procedían los participantes.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

159


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

Conclusiones Después de analizar los resultados, puede concluirse que los participantes mostraron sensibilidad al efecto de encuadre, ya que, como reporta la literatura en los países desarrollados, el hecho de presentar la información desde un encuadre de ganancia o pérdida modificó significativamente la preferencia por el plazo para retirar los recursos acumulados en las alternativas de planes para el retiro. Debido a que el poder adquisitivo de las alternativas era el mismo independientemente del plazo que se eligiera, si los participantes se hubieran comportado racionalmente como el Homo economicus descrito en el modelo económico tradicional, se hubieran esperado dos posibles escenarios, uno donde hubiera indiferencia entre recibir el monto el día de hoy o esperar 30 años, u otro en el que siempre se hubiera elegido retirar los recursos hoy, pues de esta forma se podrían destinar los recursos a una inversión con rendimientos superiores a la inflación. Sin embargo, se encontró que entre mayores fueran los montos acumulados, estaban dispuestos a esperar más tiempo

160

para recibir un monto mayor de retiro, indicando que la decisión pudo basarse mayormente en la percepción de tener un mayor rendimiento nominal en lugar de considerar las tasas de rendimiento real. Considerando que en México el ahorro obligatorio de los trabajadores asalariados ronda el 6.5% mensual, este efecto podría explicar que no existiera un incentivo muy grande de aumentar las contribuciones, pues representaría un monto muy bajo que sólo se vería reflejado tras muchos años de ahorro, influyendo en la percepción de que, si el rendimiento es tan bajo, sería mejor gastarse ese dinero en lugar de ahorrarlo. Los resultados también mostraron que el puntaje de alfabetismo financiero no tuvo un efecto significativo en la decisión de cuándo retirarían los montos acumulados. Sin embargo, es necesario profundizar más en este análisis, pues la ausencia de relación pudiera deberse a que el cuestionario utilizado no explica adecuadamente


el concepto de alfabetismo financiero al consistir únicamente en cinco preguntas, por lo que, de ser el caso, debería construirse un nuevo cuestionario siguiendo la metodología de las ciencias sociales que cuente con un mayor poder explicativo. Por otro lado, debe considerarse que un mayor conocimiento financiero también permitiría identificar la tasa real de rendimiento de los distintos planes de retiro, por lo cual los participantes podrían preferir el retiro de sus recursos lo más pronto posible con el objetivo de buscar alternativas con una mayor rentabilidad en el largo plazo. En caso de cumplirse este supuesto y considerando las tasas actuales de las Afores en México (Forbes, 2020), se podría desincentivar el ahorro en estas instituciones, aunque al pasar a un plan personalizado para el retiro, seguiría disminuyendo la carga fiscal para el estado. Por otro lado, aunque la situación laboral de los participantes no tuvo un efecto significativo en la preferencia por el plazo para retirar los recursos, aquellos que procedían de carreras no financieras mostraron una mayor preferencia por retirar los recursos antes en comparación a aquellos que procedían de carreras financieras o administrativas. Aunque no se contó con suficiente información aquellos participantes con experiencia financiera consideran en mayor medida la importancia de planear a largo plazo, así como los beneficios de invertir para obtener mayores rendimientos. Sin embargo, nuevamente se requeriría diseñar un cuestionario de alfabetismo financiero más completo que pudiera considerar el tipo de experiencia previa de los participantes, los conocimientos de inversión o sus hábitos de ahorro.

Implicación el desarrollo de políticas públicas Retomando las políticas públicas actuales orientadas al ahorro para el retiro, los resultados del estudio podrían brindar un mejor entendimiento de porqué se sigue manteniendo un bajo nivel de aportaciones. En el caso de México, la ley determina que, del salario del trabajador, el patrón deberá retener el 6% para destinarlo a la cuenta del retiro del trabajador, por lo que en realidad este monto de ahorro es muy pequeño. Considerando que entre menor

161 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

sobre los motivos de estas preferencias, pudiera atribuirse a que


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

era el monto acumulado los participantes preferirían recibir su dinero el día de hoy, los trabajadores también pudieran percibir que sus aportaciones son demasiado bajas, por lo que valorarían más el poder gastar esos recursos que ahorrarlos para el futuro. Visto desde otra perspectiva, ahorrar para el retiro implica un sacrificio (tangible) en el consumo de hoy, mientras que sólo existe la posibilidad (incierta) de disfrutarlo en un futuro lejano, pero al presentar la situación desde un encuadre de pérdida, se centra la atención en el beneficio futuro que se tendría en caso de mantener invertidos nuestros ahorros, por lo que retirar nuestros recursos antes de ese plazo implicaría una pérdida de nuestra inversión. Si bien no es posible garantizar los rendimientos de los planes para el retiro, utilizar un encuadre de pérdida podría ayudar a que los ciudadanos lo pensaran dos veces antes de hacer retiros prematuros (por desempleo o matrimonio, por ejemplo), y a disminuir la sensación de sacrificio que implica ahorrar en el presente. Como reflexión final, es necesario considerar que, aunque las aportaciones de la economía y finanzas conductuales pueden mejorar la aplicación de las políticas públicas existentes, no deben

162

usarse como un sustituto de éstas, pues sin la estructura política, económica y social, serán insuficientes para motivar a que la población ahorre para su retiro, para lo cual será necesario atacar problemas estructurales como las altas tasas de informalidad laboral, el acceso a servicios públicos, disminución en las brechas salariales, mejorar los rendimientos de los fondos de ahorro para el retiro y un incremento en el desarrollo económico de los países.


Referencias Campos, R. (2017). Economía y psicología: Apuntes sobre economía conductual para entender problemas económicos actuales. Fondo de Cultura Económica. Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro. (2020). Panorama General del SAR [Estadísticas en línea]. https://bit.ly/2U3fqGf Forbes. (2020, julio 16). Retiros por desempleo de Afores se disparan 101%, máximo histórico. Forbes MéxicoK (Economía y Finanzas). https://bit. ly/369dW2O Kahneman, D. (2014). Pensar rápido, pensar despacio (Thinking, Fast and Slow). Debolsillo. Organización Internacional del Trabajo. (2017). Informe mundial sobre la protección social. La protección social universal para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 2017-2019. https://bit.ly/3lafLTh

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 143-164

163


Las finanzas conductuales y políticas públicas para la promoción del ahorro para el retiro

Acevedo, D. e Higuera, M.

References Ainslie, G. (1975). Specious reward: A behavioral theory of impulsiveness and impulse control. Psychological Bulletin, 82(4), 463-496.  https:// doi.org/bx7xnp Green, L., Myerson, J., Oliveira, L., & Chang, S. E. (2013). Delay discounting of monetary rewards over a wide range of amounts. Journal of the experimental analysis of behavior,  100(3), 269–281. https://doi.org/ f5gzx5 Kahneman, D., & Tversky, A. (1979, March). Prospect Theory: An Analysis of Decision under Risk. Econometrica, 47(2), 263-291. https://bit. ly/3eDkaeY Kappler, L., Lusardi, A., & Van Oudheusden, P. (2015). Financial Literacy Around the World: Insights from the Standard & Poor’s Rating Services Global Financial Literacy Survey. McGraw Hill Financial. https://bit. ly/32pq4eS Kirchler, E., & Hoelzl, E. (2018). Economic Psychology: An Introduction. Cambridge University Press. Loewenstein, G., Read, D. & Baumeister, R. (2003). Time and Decision:

164

Economic and Psychological Perspectives on intertemporal choice, New York, Russell Sage Foundation. Rachlin, H., & Green, L. (1972). Commitment, choice and self-control. Journal of the experimental analysis of behavior,  17(1), 15–22. https://doi. org/dckgkw Ricciardi, V., & Simon, H. K. (Fall, 2000). What is behavioral finance? Business, Education and Technology Journal, 2(2), 26-34. https://bit. ly/2I7vQeu Schneider, T. R., Salovey, P., Apanovitch, A. M., Pizarro, J., McCarthy, D., Zullo, J., & Rothman, A. J. (2001, July). The effects of message framing and ethnic targeting on mammography use among lowincome women. Health psychology: official journal of the Division of Health Psychology, American Psychological Association,  20(4), 256–266. https://doi.org/drt47w Service, O., Hallsworth, M., Halpern, D., Algate, F., Gallagher, R., Nguyen, S., Ruda, S., Sanders, M., Pelenur, M., Gyani, A., Harper, H., Reinhard, J., & Kirkman E. (2018). EAST: Cuatro maneras simples de aplicar las ciencias del comportamiento (The Behavioural Insights Team) [Resumen ejecutivo]. https://bit.ly/2U0aSAx


Cap.

ODS

8

7

Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman Sustainable companies: Valuation and Prediction of bankruptcies applying Tobin’s Q and Altman’s Z Score http://doi.org/10.5281/zenodo.4294885

Deysi Carmina Peña Ortíz Universidad Veracruzana dpena@uv.mx

165

https://orcid.org/0000-0003-2383-9696

Sandra Avendaño Cruz sandyuamyunam@gmail.com https://orcid.org/0000-0002-2888-6136

Recibido: 31 de julio de 2020 Aceptado: 30 de noviembre de 2020 Publicado: 10 de diciembre de 2020

Indexado en:

Línea temática: Negocios Inclusivos Innovadores. Código JEL: E22, E27, G11, G33, O16

BY

NC

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

Universidad Nacional Autónoma de México


Resumen La presente investigación tuvo como finalidad validar si la pandemia del COVID-19, afectó los resultados financieros de las empresas mexicanas llamadas sustentables y, a la vez, por medio de los valores que arrojan los indicadores Q de Tobin y Z de Altman, evidenciar si se observó un incremento, estabilidad o decremento del valor de dichas empresas, y con ello predecir su posible quiebra, con la finalidad de proporcionar a los inversionistas indicadores que les ayuden a la toma de decisiones a la hora de invertir en empresas sustentables. Para la investigación se consideró dos sectores de las empresas que forman el Índice de Precios y Cotizaciones Sustentable de la Bolsa Mexicana de Valores: productos de consumo frecuente e industrial. Como resultado se obtuvo información confiable para inversionistas, que analizó el comportamiento de las empresas a través de modelos basados en datos validados. Palabras claves: Bolsa Mexicana de Valores, Inversiones sustentables, Q de Tobin, Sustentabilidad, Z de Altman.

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

166

Para citar este capítulo utilice el siguiente formato: Peña, D. y Avendaño, S. (2020, diciembre). Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 165-187. ManglarEditores. doi: http:// doi.org/10.5281/zenodo.4294885


Abstract The purpose of this research was to validate if the COVID-19 pandemic affected the financial results of Mexican companies called sustainable and, at the same time, through the values ​​of the Q indicators of Tobin and Z of Altman, to show if an increase was observed, a stability or decrease in the value of these companies, and thereby predict their possible bankruptcy. In order to provide investors with indicators that help them make decisions when investing in sustainable companies. The research considered two sectors of the companies that make up the Sustainable Price and Quotations Index of the Mexican Stock Exchange: consumer products and industrial products. As a result, reliable information was obtained for investors, which analyzed the behavior of the companies through models based on validated data. Key words: Mexican Stock Exchange, Sustainable investments, Tobin’s Q, Sustainability, Altman’s Z.

To cite this chapter use the following format: Peña, D., & Avendaño, S. (2020, December). Sustainable companies: Valuation and Prediction of bankruptcies applying Tobin’s Q and Altman’s Z Score. In P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 3(1), 165-187. ManglarEditores. doi: http://doi.org/10.5281/ zenodo.4294885

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020)

167


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

Introducción La inversión sustentable en bolsa es una actividad que en las últimas décadas ha tomado notable interés, debido a una mayor precaución de la sociedad en general por fomentar las sanas prácticas en la economía (De la Torre y Martínez, 2015), es por ello que la investigación se centra en empresas pertenecientes al Índice de Precios y Cotizaciones Sustentable de México. Con base en lo expuesto en Morales y Abreu (2014), se evidenció que las empresas que cotizan en las Bolsas de Valores han instaurado índices bursátiles sustentables, los cuales van más allá del cuidado de los recursos naturales, que exigen a las empresas tres aspectos para listarse en él: (1) cuidado del medio ambiente, (2) responsabilidad social, y (3) gobierno corporativo. Con

la

sustentabilidad,

las

empresas

han

adoptado

la

Responsabilidad Social Empresarial (RSE) ­–que forma parte de sus herramientas de gestión– y que se ha convertido en un elemento

168

fundamental del manejo empresarial, estrategia que transforma la estructura organizacional, su vinculación con el entorno social y la naturaleza. Lo anterior no solo propicia cambios en los procesos de producción y comercialización, sino que impacta en las relaciones de las empresas con sus trabajadores, clientes, proveedores y accionistas. Lo que inició como una mezcla un tanto indefinida de altruismo y conveniencia por parte de algunas corporaciones privadas, ha desembocado en un componente de creciente importancia del moderno manejo empresarial estratégico (Solís , 2008). En 2011, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) sacó al mercado el Índice de Precios y Cotizaciones Sustentable (IPCS) con el objetivo de alentar a las empresas a mejorar sus prácticas en materia ambiental, social y de gobierno corporativo (ESG por sus siglas en inglés); en el 2020, el Standard & Poor’s 500 (S&P 500) y la BMV lanzaron conjuntamente un nuevo índice (S&P/BMV Total México ESG Índex) que incluye las mismas prácticas mencionadas. Lo


anterior, confirma que el contexto actual exige a las empresas no solo mantener buena salud financiera sino operar con un enfoque dirigido a la sustentabilidad económica, del ambiente y de la sociedad. Dentro del tema de sustentabilidad se hacen presentes los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) también conocidos como Objetivos Mundiales, propuestos por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y adoptados por los países miembros para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Los ODS nacen precisamente con la vocación de promover la cooperación entre actores y buscan movilizar los esfuerzos a nivel global en torno a un conjunto de metas comunes. Por este motivo, los ODS reconocen explícitamente el rol fundamental que las empresas pueden y deben desempeñar en su logro (Remacha, 2017) y que se relacionan con los objetivos del IPCS descritos por el Grupo BMV en su Guía de Sustentabilidad propuesta.

comprometido con la ESG. 2. Fomentar en las Emisoras Mexicanas la adopción de políticas y sistemas de medición en materia de ESG. 3. Proyectar internacionalmente a las emisoras locales que han adoptado un compromiso en materia de sustentabilidad y que se han destacado por ello. 4. Fomentar la entrega continua de información en materia de sustentabilidad demandada por inversionistas para la toma de decisiones. 5. Posicionar a la BMV dentro de las tendencias en materia de sustentabilidad. 6. Concientizar a emisores e inversionistas que las empresas sustentables buscan su permanencia en el largo plazo por su compromiso con su comunidad, el medio ambiente y la

169 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

1. Posicionar a México como un país cuyo mercado bursátil está


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

170

transparencia en la toma de decisiones hacia los inversionistas minoritarios. 7. Ofrecer un vehículo de inversión referenciado al índice para todo tipo de inversionista. 8. Integrar una cartera de empresas líquidas e invertibles cuyo compromiso con la responsabilidad social y ambiental es destacable a nivel local y comparable a nivel internacional. 9. Proyectar a las emisoras sustentables a nivel global. 10. Monitorear el rendimiento bursátil del portafolio de emisoras sustentables. Se han hecho diversas investigaciones donde se estudia el desempeño del IPCS. Morales et al. (2019), hicieron uso del IPCS y del IPC de la Bolsa Mexicana de Valores para obtener los rendimientos a través del precio de la acción, considerando un grupo de 8 emisoras que forman parte del S&P IPC-S de la BMV, estudiaron su comportamiento de diciembre, 2011 a agosto, 2019, utilizando la rentabilidad logarítmica, con el objetivo de identificar si las empresas sustentables superan mes a mes al rendimiento presentado por el IPC de la BMV, encontrando en su estudio periodos en los que el 54% de las empresas superaban al índice en referencia. Actualmente, el mercado mexicano se encuentra ante una nueva crisis financiera provocada por el virus COVID-19 que inició a finales del 2019 en Wuhan, China, de acuerdo con datos de Organización Mundial de la Salud (OMS) y que actualmente está afectando mundialmente a todas las economías. De acuerdo con el Banco Mundial (World Bank Group, 2020), el coronavirus ha provocado la recesión global más profunda que se ha experimentado en décadas. Sin embargo, se prevé que para América Latina y el Caribe las perturbaciones originadas por la pandemia harán que la actividad económica se desplome un 7,2 % en 2020. En este punto cabe preguntarse ¿las empresas listadas en el IPCS de la BMV se han visto afectadas por el COVID-19, según su comportamiento antes y durante la contingencia?


Para responder a la interrogante, se hará uso de modelos financieros que basan sus resultados en información contable, y son capaces de evaluar el valor real de las empresas, pronosticar posibles quiebras y conocer su salud financiera, facilitando así la toma de decisiones de gerentes e inversionistas. Haciendo notar que una de las características de las empresas de los índices bursátiles sustentables es que usan eficientemente los recursos y reducen la contaminación asociada a sus operaciones: Adoptar modelos de consumo sostenible en toda la cadena de valor redunda en una mayor resistencia a los choques con el ambiente exterior, dado que mitiga el impacto de los riesgos ante una posible escasez o incremento de los precios en ciertos recursos. (Morales y Abreu, 2014). Lo dicho reafirma que la finalidad de una empresa es generar rendimientos, y atraer inversionistas que deseen invertir su capital en empresas que presenten oportunidades de inversión y que no se

En el presente estudio se consideraron dos modelos para realizar el análisis: la Q de Tobin y la Z de Altman.

Q de Tobin La Q de Tobin es un modelo desarrollado por James Tobin y William Brainar en 1976, el cual toma en cuenta el valor de mercado de una empresa, para saber si está sobrevaluada o subvaluada. Su cálculo depende del valor presente de los beneficios esperados derivados de la inversión en capital físico y de todos los activos intangibles que generan renta. Este indicador se utiliza para la identificación de oportunidades de inversión y para su cálculo se considera la fórmula de la ecuación 1, que se la puede expresar de otra manera como se lo muestra en la ecuación 2.

171 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

encuentren al borde de una quiebra financiera.


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

172

Q de Tobin =

Q de Tobin =

Precio de cierre de la acción Propiedad, planta y equipo neto Número de acciones en circulación VA A

(Ecuación 1)

(Ecuación 2)

Donde: VA = Valor de mercado de la firma. A = Valor de reposición o contable de los activos.

De acuerdo con Carrington et al. (2019), los resultados de la ecuación de la Q de Tobin se interpretan de la siguiente manera: Q>1: Inversión de calidad. Q<1: Inversión de no calidad. - Si el valor Q es mayor que 1, la empresa está valorada por encima de su valor real material, esto constituye un estímulo para que la empresa invierta más, por lo tanto, el valor de la empresa y de la acción están sobrevaluadas. - Si el valor Q es menor que 1, significa que el mercado no valora adecuadamente el esfuerzo de inversión realizado por la empresa, por lo tanto, el valor de la empresa y de la acción están subvaluadas. - Si el valor Q es igual a 1, significa que la empresa está valorada correctamente, tiene un resultado de valor real material justo. Milei (2011), señala que la Q de Tobin se usa como una herramienta superadora que se sostiene en cinco pilares: 1. Igual que en el caso de los múltiplos, permite encontrar un resultado de manera rápida. 2. Puede ser utilizado como cualquier otro múltiplo de mercado casi de manera mucho más natural. 3. Permite su descomposición en los determinantes fundamentales del valor como cualquier otro múltiplo.


4. El no pago de dividendos no violenta de manera impropia su implementación. 5. Pese a todas sus ventajas como múltiplo, no deja de ser un modelo de flujo de fondos.

Z de Altman El modelo Z score de Altman (1968) mide la salud financiera y las probabilidades de quiebra que tiene una empresa, a través del cálculo de razones financieras que incluye razones de liquidez, de apalancamiento, de actividad y de rentabilidad. Anjum (2012) comenta que se puede decir con seguridad que el modelo Z score de Altman se puede aplicar a la economía moderna para predecir la angustia y la quiebra de las empresas con uno, dos o hasta tres años de anticipación. La fórmula de Z score de Altman para esta investigación se presenta en la ecuación 3. Z score de Altman = X1*1.2 + X2 *1.4 + X3 * 3.3 + X4 *0.6 + X5*0.99)

Donde: X1 = Capital neto de trabajo / total de activos. X2 = Utilidades acumuladas / total de activos. X3 = Utilidad antes de impuestos e intereses / total de activos. X4= Valor de mercado / pasivos totales. X5= Ventas / total de activos.

La ecuación 3, de acuerdo a Saavedra (2019), se interpreta de la siguiente manera: Z > 2.99 = Zona libre de riesgo. 1.81 < Z < 2.99 = Zona gris o de precaución. Z < 1.81 = Zona de riesgo. - > a 2.99: Zona libre de riesgo o baja probabilidad de quiebra. Un valor Z suficientemente alto, por encima de determinado parámetro, implica que la empresa es financieramente saludable

173 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

(Ecuación 3)


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

174

- Entre 1.81 y 2.99: Zona de alerta. Hay posibilidad de que la empresa pueda quebrar aproximadamente en 2 a 3 años. Un valor intermedio de Z, coloca a la empresa en una zona de incertidumbre llamada zona gris o zona nublada. - < a 1.81: Zona de peligro. Es posible la quiebra inminente. Un valor de Z suficientemente bajo y menor que el parámetro determinado, significa que la empresa tiene alta probabilidad de quebrar.


Metodología El enfoque del presente estudio cuantitativo es descriptivo longitudinal. Para desarrollar la investigación se recurrió a estados financieros y cotizaciones de las empresas seleccionadas, con información tomada de la base de datos financieros Economatica,en miles de pesos y con una periodicidad trimestral. Se busca: 1. Evaluar a las empresas entre aquellas con oportunidades de inversión de calidad o de no calidad, mediante la construcción de la Q de Tobin. 2. Medir la quiebra de las empresas, a través de la Z score de Altman, buscando conocer la situación financiera de la empresa en el futuro y sus opciones para disminuir los riesgos. Se eligieron los dos modelos (Q de Tobin y Z score de Altman) ya que permiten predecir y facilitar la toma de decisiones,

Se aplicará el modelo Z score de Altman para determinar si la solidez financiera de las empresas se localiza en alguna de las tres zonas: (1) de no peligro, (2) de alerta, y (3) de quiebra. El periodo de estudio abarca el cuarto trimestre de 2019 (4T2019), y el primer trimestre de 2020 (1T-2020), tiempo que considera el inicio del COVID-19 declarado en Wuhan, China, y termina en marzo de 2020, cuando México declaró su estado de alerta por la pandemia. Durante este ciclo, se analizará si las empresas en estudio se vieron afectadas por la crisis sanitaria, ya que desarrollan actividades de exportación. El IPCS está integrado por 29 empresas, que pertenecen a 7 sectores: industrial, productos de consumo frecuente, servicios y bienes de consumo no básico, materiales, energía, salud y servicios de telecomunicaciones. Para este análisis se seleccionaron 14 empresas de los sectores productos de consumo frecuente y e industrial.

175 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

colaborando con la dirección de las empresas.


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

176

Resultados La tabla 1 muestra el listado de las 14 empresas seleccionadas que pertenecen al IPCS. Los resultados de la Q de Tobin y Z Score, se muestran en la tabla 2 para las empresas del sector de consumo frecuente, y en la tabla 3 para las empresas del sector industrial, abarcan los periodos 4T2019 y 1T-2020, para comprobar si la contingencia sanitaria tuvo un impacto negativo en el desempeño financiero de las empresas seleccionadas. En la figura 1 se puede observar que para el 4T-2019 todas

Tabla 1. Empresas seleccionadas para el estudio, que pertenecen al IPC sustentable

Emisora Alfa SA A

Símbolo

Sector

ALFAA

Industrial

Arca Continental, SAB de CV

AC

Productos de consumo frecuente

Grupo Rotoplas S.A.B. de CV

AGUA

Industrial

Grupo Aeroportuario del Sureste SAB de CVB

ASUR B

Industrial

Fomento Económico Mexicano S.A.B. de CV Grupo Aeroportuario del Pacífico, S.A.B. de CV

FEMSA UBD

Productos de consumo frecuente Productos de consumo frecuente

GAP B

Industrial

Grupo Herdez SA

HERDEZ

Grupo Bimbo S.A.B.

BIMBO A

Kimberly Clark de México S.A.B. de KIMBER A CVA Coca-Cola Femsa SAB de CV UBL Grupo Aeroportuario del Centro Norte, S.A.B. de CV ORBIA ADVANCE CORPORATION SAB de CV Corporación Inmobiliaria Vesta, S.A.B. de CV Walmart de México SAB de CV

KOF UBL

Productos de consumo frecuente Productos de consumo frecuente Productos de consumo frecuente

OMA B

Industrial

ORBIA

Industrial

VESTA

Industrial

WALMEX

Productos de consumo frecuente


Tabla 2. Empresas del Sector Productos de consumo frecuente.

Empresa

Periodo

Q de Tobin

Estatus

Z Score

Zona

Arca Continental*

2019 4T

2.39

Sobrevaluada

2.49

Gris

20201T

1.97

Sobrevaluada

1.61

Riesgo

2019 4T

1.86

Sobrevaluada

2.06

Gris

20201T

1.63

Sobrevaluada

1.11

Riesgo

Fomento Econ

2019 4T

27.91

Sobrevaluada

7.76

No Riesgo

Mex UBD

20201T

21.73

Sobrevaluada

4.73

No Riesgo

2019 4T

2.66

Sobrevaluada

2.09

Gris

20201T

2.25

Sobrevaluada

0.94

Riesgo

Kimberly Clark Mex A

2019 4T

6.69

Sobrevaluada

3.92

No Riesgo

20201T

6.58

Sobrevaluada

2.42

Gris

KOFUBL Coca Cola Femsa UBL

2019 4T

22.23

Sobrevaluada

7.88

No Riesgo

20201T

17.94

Sobrevaluada

5.30

No Riesgo

Wal Mart de México*

2019 4T

7.12

Sobrevaluada

5.90

No Riesgo

20201T

6.98

Sobrevaluada

4.12

No Riesgo

Bimbo A

Herdez*

Fuente: Elaboración propia con datos de Economatica.

Empresa Alfa A Rotoplas * Asureste B Gpo Aeroport Pacif B OMA B Orbia * Vesta *

Periodo

Q de Tobin

Estatus

Z Score

Zona

2019 4T

0.24

Subvaluada

1.55

Riesgo

20201T

0.20

Subvaluada

0.88

Riesgo

2019 4T

2.89

Sobrevaluada

2.45

Gris

20201T

2.53

Sobrevaluada

1.77

Riesgo

2019 4T

208.49

Sobrevaluada

4.53

No Riesgo

20201T

122.71

Sobrevaluada

2.74

No Riesgo

2019 4T

8.87

Sobrevaluada

4.89

Gris

20201T

4.72

Sobrevaluada

2.82

Riesgo

2019 4T

20.99

Sobrevaluada

6.45

No Riesgo

20201T

11.91

Sobrevaluada

3.87

No Riesgo

2019 4T

1.29

Sobrevaluada

1.53

Riesgo

20201T

0.71

Subvaluada

0.94

Riesgo

2019 4T

332.73

Sobrevaluada

1.14

Riesgo

20201T

245.35

Sobrevaluada

0.69

Riesgo

Fuente: Elaboración propia con datos de Economatica.

177 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

Tabla 3. Empresas del Sector Industrial.


pequeñas disminuciones en el valor del indicador. Para el sector industrial sucede lo mismo, se puede observar que los valores disminuyeron (Figura 2). Para el indicador Z score de Altman, la Figura 3 muestra que disminuyó significativamente, y con ello se dio una baja en el precio de las acciones de todas las empresas. Finalmente, para el sector industrial, la Z Score tuvo un comportamiento a la baja como se observa en la figura 4.

30 25 20 15 10

Q de Tobin 2019 4T

Wal-Mart de México*

KOFUBL Coca Cola Femsa UBL

Kimberly Clark Mex A

Herdez*

Fomento Econ Mex UBD

0

Bimbo A

5

Arca Continental*

Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

178

las empresas están sobrevaluadas, y para el 1T-2020, presentan

Q de Tobin 2020 1T

Figura 1. Comportamiento de la Q de Tobin en Sector productos de consumo frecuente. Fuente: Elaboración propia con datos de Economatica.


350 300 250 200 150 100

Figura 2. Comportamiento de la Q de Tobin en el Sector Industrial. Fuente: Elaboración propia con datos de Economatica.

Vesta*

Orbia*

OMA B

Q de Tobin 2020 1T

179 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

Q de Tobin 2019 4T

Gpo. Aeroport Pacif B

Asureste B

Rotoplas*

0

Alfa A

50


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

0 Wal-Mart de México*

KOFUBL Coca Cola Femsa UBL

Z de Altman 2019 4T

Kimberly Clark Mex A

Herdez*

Fomento Econ Mex UBD

Bimbo A

Arca Continental*

180 10

8 Z de Altman 2020 1T

6

4

2

Figura 3. Comportamiento de la Z de Altman en Sector productos de consumo frecuente. Fuente: Elaboración propia con datos de Economatica.


7,0

Z de Altman 2019 4T

Z de Altman 2020 1T

6,0 5,0 4,0 3,0 2,0 1,0

181 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

Figura 4. Comportamiento de la Z de Altman en Sector industrial. Fuente: Elaboración propia con datos de Economatica.

Vesta*

Orbia*

OMA B

Gpo. Aeroport Pacif B

Asureste B

Rotoplas*

Alfa A

0,0


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

Discusión Como se observa en la tabla 2, los resultados para la Q de Tobin del 4T-2019, muestran que todas las empresas del sector de productos de consumo frecuente (SPCF) tuvieron valores superiores a 1, lo que mostraría que el valor del precio de las acciones del SPCF se encuentran sobrevaluadas. De este grupo, la empresa Fomento Económico tuvo una Q de Tobin mayor en ambos periodos, obteniendo un 27.91 en 4T2019, y 21.72 para 1T-2020, debido al crecimiento y a la expansión que tiene en la República Mexicana, al aumento del 19% de su activo total de 2019 a 2020, y de sus ventas del 1T-2019 a 1T-2020 en un 5.47%. Cabe mencionar que esta empresa fue parte del IPCS desde que el indicador fue creado. Para el 1T-2020 observamos que el indicador tuvo disminuciones para todas las empresas, lo que pudo deberse a la contingencia mundial por la pandemia del COVID-19.

182

Los resultados obtenidos del Z score para el 4T-2019, fue muy positivo para las empresas del SPCF, pues la mayoría se sitúo en zona libre de riesgo y el resto en zona gris o de precaución. Para el 1T-2020 las empresas Arca Continental, Bimbo y Herdez situadas en el área de precaución, cayeron a zona de riesgo, disminuyendo hasta en un 55% el valor del indicador. Herdez fue la empresa que tuvo la mayor disminución en su Z score, para el 1T-2020 sus acciones cayeron un 10.20% con relación al 4T-2019, debido al bajo desempeño esperado por el mercado, lo que afectó la bursatilización de su acción. Las tres empresas mencionadas se vieron afectadas de distintas maneras por sus operaciones, sin embargo, todas lo fueron por las constantes fluctuaciones en el precio de sus acciones. Los resultados que se observan en la tabla 3 para el sector industrial son positivos para la mayoría de las empresas en ambos


periodos. Particularmente la empresa Alfa, obtuvo valores para la Q de Tobin menor a 1 lo que se puede interpretar como que es una empresa subvaluada o que el mercado no la valora adecuadamente. Al 4T-2019 el precio de su acción era de 16.80 y para el 1T-2020 cayó a 6.4, lo que corresponde a una disminución del 60% de la misma. Por su parte, Orbia pasó de estar sobrevaluada a subvaluada en 2020, debido a una baja en el precio de sus acciones. El valor de una acción en el 4T-2019 era de 38.81, y en el IT-2020, de 25.64, presentando una disminución del 33.9%. Vesta obtuvo la mayor valoración en la Q de Tobin, con un 332.73 en el 4T-2019 y en 1T-2020 de 245.35. El valor registrado se debe al crecimiento de su activo total, registrado en el 4T-2019 por $39,495,938, y para el 1T-2020, de $51,204,161. A pesar de que la mayoría de las empresas presentaron valores por arriba de arriba, considerándolas como sobrevaloradas, observamos que el indicador se vio disminuido para todas las

Con la Z de Altman, en el periodo 4T-2019, las empresas que estuvieron libre de riesgo en ambos periodos fueron Asureste B y OMA B, al tener un indicador mayor a 2.99. Mientras que empresas como Alfa, Orbia y Vesta estuvieron en zona de riesgo al obtener una Z<1.89. Es importante observar cómo Vesta, a pesar de estar sobrevaluada, mantiene un riesgo financiero como empresa. Para el 1T-2020, la única empresa que no pierde su categoría de empresa saludable es OMA B, mientras que Rotoplas y Gpo Aeroport Pacif pasaron de estar en zona gris a estar en zona de riesgo, tal vez debido a afectaciones económicas del COVID-19 que se reflejaron en sus estados financieros, así como una baja en el precio de su acción. Rotoplas A se vio afectada en menor medida pasando de valer su acción de $15.54 en el 4T-2019 a $14.47 en el 1T-2020; Grupo

183 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

empresas.


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

184

Aeroport Pacif registró al 4T-2019 un precio por acción de $224.67 y para el 1T-2020 de $127.39, teniendo una disminución del 43.3%. Las empresas que registraron un valor de Z menor a 1.81 para el 1T-2020, y por lo tanto se encuentran en riesgo de quiebra o bancarrota, son Alfa A, Rotoplas, Orbia y Vesta. Todas las distorsiones y baja en el valor de las acciones de las empresas estudiadas se dieron durante el periodo de mayor impacto de la pandemia del COVID-19 a nivel mundial, y específicamente en México, provocó que las empresas disminuyeran su valor, con lo cual se demuestra que la contingencia sanitaria repercutió no sólo en el sector salud, sino que también afectó en lo económico.


Conclusiones La

contingencia

del

COVID-19

creó

un

ambiente

de

incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros globales. Las empresas sustentables que forman parte del Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores se vieron afectadas por este fenómeno. Los resultados obtenidos del indicador Z score de Altman, muestran que las empresas a pesar de ser sustentables, se encuentran en una zona de riesgo de quiebra, y esto afecta el precio de sus acciones. Por su parte, la Q de Tobin nos presenta la valoración bursátil de las empresas, si está sobrevaluada o subvaluada y con esta información buscar oportunidades de inversión. El comportamiento de los resultados obtenidos, en el periodo 1T-2020 para los dos sectores estudiados, revela que estos se vieron creó, afectó el valor de las acciones, datos que se reflejaron en los estados financieros como deuda y ventas. Los resultados también indican que las empresas socialmente responsables se vieron afectadas por la crisis sanitaria del COVID-19 aunque en menor medida de lo esperado. Por todo lo anterior, se puede concluir que la Q de Tobin y el Z score de Altman son de gran relevancia para el análisis financiero ya que a partir de su cálculo se pueden tomar decisiones estratégicas de inversión.

185 Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

disminuidos en presencia del COVID-19, y la incertidumbre que se


Empresas sustentables: Valuación y Predicción de quiebras aplicando la Q de Tobin y Z Score de Altman

Peña, D. y Avendaño, S.

Referencias Carrington, S., Padilla, L. y Cárdenas, M. (2019). Estimación de la q de Tobin y su impacto en la inversión privada ecuatoriana: periodo 2005-2015 [Artículo 3]. Valor Agregado, (11), 77-100. https://bit.ly/36QbQoT De la Torre, O. y Martínez, E. (2015, julio/diciembre). Revisión de la inversión sustentable en la bolsa mexicana durante periodos de crisis. Revista Mexicana de Economía y Finanzas. Nueva Época, 10(2), pp. 115-130. https://bit.ly/2KfwMhk Grupo BMV. (s.f.). Guía de Sustentabilidad. Hacia el desarrollo sustentable de las empresas en México. https://bit.ly/2Kp0KzG Milei, J. (2011). Teoría de la Inversión y Mercados Financieros: La “q” de Tobin y su uso para la Valuación de Empresas. Actualidad Económica, 21(74), 7-17. https://bit.ly/2HkRoUu Morales, A., Santiesteban, J. y Monzón, R. (2019, diciembre). Invertir en empresas con criterios ASG no significa renunciar a la rentabilidad. En P. Navarrete (Ed.), Un Espacio Para la Ciencia, 2(1), 103-130. ManglarEditores. Morales, J. y Abreu, M. (2014). La gestión financiera de las empresas

186

sustentables del sector de productos de consumo frecuente que cotizan en la bolsa mexicana de valores [Ponencia]. XIX Congreso Internacional de Contaduría, Administración e Informática, Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México, 8-10 de octubre de 2014. Recuperado de https://bit.ly/3pIjcDx Organización Mundial de la Salud. (2020). Brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19). https://bit.ly/3kFYvo0 Remacha, M. (2017, abril). Empresa y objetivos de desarrollo sostenible [Cuadernos de la Cátedra CaixaBank de Responsabilidad Social Corporativa, 34]. Universidad de Navarra. https://bit.ly/3pGwIYd Saavedra, M. (2019, mayo). La especulación con derivados y el riesgo de quiebra: el caso de controladora comercial mexicana. Horizontes Empresariales, 19(1), 4-27. https://bit.ly/36NKvDT Solís, J. (2008). Responsabilidad social empresarial: un enfoque alternativo. Análisis Económico, 23(53), 227-252. https://bit.ly/2Kp0WPq


References Altman, E. I. (1968, September). Financial Ratios, Discriminant Analysis and the Prediction of Corporate Bankruptcy. The Journal of Finance, 23(4), 589609. https://doi.org/10.2307/2978933 Anjum, S. (2012, August 13). Business Bankruptcy Prediction Models: A Significant Study of the Altman’s Z-Score Model [8 pages]. Asian Journal of Management Research, 3(1), 212-219. https://doi.org/fjk8 Economatica. (2020, July 23). Latam Financial Data. https://bit.ly/2UE30F8 Tobin J., & Brainard, W. C. (1976, March 26). Asset Markets and the Cost of the Capital [Discussion Paper, 427]. Cowles Foundation for Research in Economics. 1-45. https://bit.ly/332AotQ World Bank Group. (2020, June). Global Economic Prospects [Flagship Report]. https://bit.ly/3nFKA3i

Un Espacio Para La Ciencia, vol. 3 - núm. 1 (diciembre, 2020), pp. 1165-187

187


Un Espacio Para La Ciencia Un Espacio para la Ciencia es una publicación académico-científica arbitrada (double blind peer review), de circulación anual (diciembre), dirigida a investigadores, académicos, estudiantes y profesionales de las múltiples ramas del conocimiento. Publica contribuciones producto de investigaciones relacionadas con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Tiene como objetivo fomentar la investigación académica y la divulgación de conocimientos mediante la publicación de trabajos originales sobre cualquiera de las áreas relativas o relacionadas con los ODS. Sus artículos se encuentran indexados en OpenAIRE.

Dirección para correspondencia: ManglarEditores

La Garzota II, Mz. 59, Sl. 37 Guayaquil, Ecuador Teléfono Oficina: (+593-4) 6026458 Celular/WhatsApp/Telegram: (+593-9) 92882503 Planta: Alcedo 407-409 y 6 de Marzo Teléfonos: (+593-4) 2410379 - 2410582 info@manglareditores.com www.manglareditores.com

Directrices para autores Un Espacio para la Ciencia tomará en cuenta para su posible publicación, únicamente trabajos inéditos y originales que, al momento de su presentación, no se encuentren sometidos a un proceso de selección similar en otro medio. La no observancia de esta instrucción impedirá la evaluación de trabajo presentado así como de futuros trabajos que sean enviados por parte del/la autor/a o los/las autores/as. También podrá ser causa para el retiro de la contribución. 1. De las contribuciones Se contempla la publicación de trabajos realizados sobre las líneas temáticas que se desarrollan en cada convocatoria, basadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) identificados por las Naciones Unidas. Las contribuciones se publicarán como capítulos de libro arbitrado, no obstante por ser una publicación seriada de circulación anual, se presenta en forma de volúmenes. 2. De la originalidad Se considerará como trabajo original (inédito) aquel que no esté publicado en revistas, libros, compilaciones, Internet, blogs, redes sociales, páginas personales, correos masivos o cualquier formato electrónico o impreso. Todo original que se recepte deberá ser un trabajo terminado, tanto en su redacción, notas, referencia bibliográfica, tablas y, figuras, como en su presentación y estilo, por lo tanto se sugiere una completa revisión del texto antes de ser presentado. Se admiten artículos escritos en Español o Inglés. La demostración de la originalidad del trabajo corresponde a/al autor/es. 3. Forma de presentación Portada: El trabajo deberá ir precedido de una primera página que contenga: Título: 2 idiomas (en español y en inglés). MAYÚSCULAS, NEGRITAS, CENTRADO, LETRA TIMES NEW ROMAN, TAMAÑO 14 (Nombres científicos en cursiva). Resumen: En español y en inglés (máximo 250 palabras). No se aceptarán traducciones automáticas (p. ej.: Traductor de Google). Palabras clave: Entre tres y cinco; en español y en inglés, de Tesauro de la UNESCO (http://vocabularies.unesco.org/browser/thesaurus/es/ ).

189


190

Código JEL: A dos dígitos (http://zbw.eu/beta/external_identifiers/jel/about). ODS: Línea temática a la cual tributa el trabajo. Identificación de los autores: Nombre completo del autor(es). Filiaciones en mayúsculas y minúsculas, sin abreviaturas: nombre de la Institución, dirección postal, teléfono y correo electrónico institucional de todos los autores (no se aceptará dirección de correo no formal). Se entenderá que el autor corresponsal es el primero en ser listado, a menos que se indique de otra manera. ORCID: Dirección de registro ORCID de cada autor (https://orcid.org/). Envío de la contribución: Los autores deberán darse de alta en la página OJS de la publicación para enviar su manuscrito, no se aceptará envío por correo electrónico. Estructura del Contenido: Las contribuciones tendrán la estructura IMRDCR, por lo tanto, el trabajo deberá contar con una Introducción en el que se incluya los antecedentes, planteamiento del problema, justificación y objetivos. Metodología, en la que se indique los métodos, técnicas y materiales empleados en el desarrollo de la investigación, así como el diseño estadístico en su caso. Resultados, presentados siguiendo una secuencia lógica en el texto, anexando, figuras y tablas. Discusión, para presentar el análisis de los resultados y su aporte al conocimiento. Conclusiones, que se consideren importantes en función a los objetivos y resultados del trabajo. Referencias se colocarán al final del documento. Tipo de letra: Times New Roman 12 ptos., interlineado de 1,5, texto justificado. Escritura a una sola columna. No añadir saltos de hoja. Tamaño de hoja: A4, márgenes de 2,5 cm por lado. Notas a pie de página: De ser necesario se utilizarán notas a pie de página, que irán numeradas correlativamente y a espacio sencillo. Figuras y tablas: Todas las figuras y tablas irán intercaladas en el texto, en formato editable. Tendrán una calidad suficiente para su reproducción y han de acompañarse con un título suficientemente explicativo y con sus respectivas fuentes. Las figuras y tablas irán numeradas correlativamente (figura 1, figura 2,...) (tabla 1, tabla 2,…). Estos recursos, incluidos en la comunicación, deberán ser enviados adicionalmente en archivos adjuntos en su formato original (Excel, JPG, STATA, etc.) tendrán como nombre el título de la figura o la tabla, tal y como se encuentran en la comunicación escrita. No se aceptarán tablas enviadas como imagen. Ecuaciones: Las ecuaciones irán numeradas, integradas en el texto utilizando el editor de ecuaciones. Extensión del documento: La extensión total no deberá ser menor a 15 carillas ni exceder las 20 carillas. Incluido tablas, figuras, referencias y anexos (se excluye la portada). Referencias: Las referencias irán al final del artículo en el epígrafe Referencias, ordenadas alfabéticamente por autores de acuerdo con las normas APA 7ma. edición. Para mayor información visitar www.apastyle.org. 4. Proceso de evaluación de manuscritos Todos los trabajos presentados serán sometidos a evaluación, con la finalidad de garantizar la calidad y originalidad de los mismos, así como su pertinencia. Esto se lo realizará bajo el siguiente procedimiento: a) El/la editor/a verificará que el documento cumpla con las Directrices para autores. Queda a su criterio reenviar el trabajo para que se realicen los ajustes que sean necesarios. b) De la misma forma, se evaluará la pertinencia temática del manuscrito. c) Si el documento cumple con las normas indicadas y es pertinente, se enviará una comunicación informando de este particular al/la autor/a o los/las autores/as. d) Se empezará el proceso de evaluación bajo la metodología double blind peer review.


e) Los/las revisores pares emitirán su opinión en un plazo no mayor a 3 semanas, siguiendo los lineamientos establecido en la Matriz para evaluadores pares. f) Si ambos revisores coinciden en una opinión favorable, la contribución será aceptado para publicación. Si dicha opinión es desfavorable, la contribución será rechazada. De existir un dictamen positivo y otro negativo, se recurrirá a un tercer evaluador, cuyo fallo será definitivo. g) El veredicto de los evaluadores será comunicado al autor o los autores, conservando el anonimato del evaluador. h) El autor o los autoress deberá/n observar las recomendaciones de los evaluadores y realizar las correcciones sugeridas o, caso contrario, enviar una comunicación sustentando el motivo por el cual no se lo ha realizado. Para efectuar esta actividad se considera un plazo de 5 días, cumplido el mismo, y de no recibir el documento, será tratado como un nuevo manuscrito. i) La contribución final, se enviará al Consejo Editorial para su aprobación final y será publicada en el volumen que designe la editorial. 5. Derechos de titularidad y publicación Al enviar las contribuciones para su evaluación, el autor o los autores acepta/n transferir los derechos de publicación (no de autoría) del documento a ManglarEditores, para su difusión en versión impresa y electrónica. Esta cesión se realizará por medio de una comunicación expresa, en formato enviado por la Editorial al autor o autores para que sea debidamente llenado, adjuntando la documentación correspondiente. 6. Código de ética El autor o los autores declara/n y asume/n la responsabilidad de la autoría original de toda contribución enviada, señalando que: a) Todos los datos contenidos en la misma son exactos y que las declaraciones afirmadas como hechos se basan en una cuidadosa investigación realizada por el autor o los autores. b) El autor o los autores ha/n participado en la elaboración del documento de una manera sustantiva y está/n preparado/s para asumir la responsabilidad pública del trabajo. c) Se trata de un documento original, que nunca ha sido publicado en su totalidad o en parte, y que no será sometido a otro proceso de evaluación en cualquier otra publicación, salvo que el Comité Editorial emita un dictamen desfavorable y expresamente comunique al autor o los autores que la contribución no será publicada. d) El autor o los autores se compromete/n a respetar lo estipulado en las Directrices para los autores, de Un Espacio Para la Ciencia. e) El autor o los autores declaran que no existe conflicto de intereses entre ellos o ante terceras personas, que pueden ser directa o indirectamente beneficiados o no con el trabajo publicado. Por lo expuesto el autor o los autores deslindan de toda responsabilidad a ManglarEditores, su director, su editor y Consejos Editoriales, Interno y Externo, de cualquier controversia que pudiera surgir de la publicación del documento. 7. Preservación de documentos Los artículos publicados cuentan con DOI, e indexada en OpenAIRE, con lo cual se garantiza su preservación; adicionalmente, la Editorial guarda copias de los mismos en la última versión publicada en discos duros externos y CDs de respaldo. 8. Notas importantes Cualquier otro aspecto que no se encuentre contemplado en estas directrices, será resuelto por el editor, cuyo fallo será definitivo y no podrá apelarse. Para mayor información respecto al proceso de publicación dirijirse a info@ manglareditores.com

191


Un Espacio Para La Ciencia: Convocatoria 2021 ManglarEditores convoca a docentes, investigadores, estudiantes de posgrado y autores independientes, con filiación o no a universidades ecuatorianas y extranjeras para que publiquen sus trabajos académicos y/o científicos, como capítulo de libro, en el libro arbitrado Un Espacio para la Ciencia Vol. 4 No. 1, ISSN 2631-2689, que además tendrá ISBN, Derecho de Autor, QR, Depósito Legal, e indexados en OpenAIRE, de acuerdo a las bases que se exponen a continuación.

1. Estructura de las Contribuciones Portada: El trabajo deberá ir precedido de una primera página que contenga: Título: 2 idiomas (en español y en inglés). MAYÚSCULAS, NEGRITAS, CENTRADO, LETRA TIMES NEW ROMAN, TAMAÑO 14 (Nombres científicos en cursiva). Resumen: En español y en inglés (máximo 250 palabras). No se aceptarán traducciones automáticas (p. ej.: Traductor de Google). Identificación de los autores: Nombre completo del autor(es). Filiaciones en mayúsculas y minúsculas, sin abreviaturas: nombre de la Institución, dirección postal, teléfono y correo electrónico institucional de todos los autores (no se aceptará dirección de correo no formal). Se entenderá que el autor corresponsal es el primero en ser listado, a menos que se indique de otra manera. Palabras clave o descriptores: Entre tres y cinco; en español y en inglés, de Tesauro de la UNESCO (http://vocabularies.unesco.org/browser/thesaurus/ es/).

192

Código JEL: A dos dígitos (http://zbw.eu/beta/external_identifiers/jel/about). ODS: Línea temática a la cual tributa el trabajo. ORCID: Dirección de registro ORCID de cada autor (https://orcid.org/). Envío de la contribución: Los autores deberán darse de alta en la página OJS de la publicación para enviar su manuscrito, no se aceptará envío por correo electrónico. Estructura del Contenido: El trabajo deberá contar con una Introducción en el que se incluya los antecedentes, planteamiento del problema, justificación y objetivos. Metodología, en la que se indique los métodos, técnicas y materiales empleados en el desarrollo de la investigación, así como el diseño estadístico en su caso. Resultados, presentados siguiendo una secuencia lógica en el texto, anexando, figuras y tablas. Conclusiones, que se consideren importantes en función a los objetivos y resultados del trabajo. Referencias se colocarán al final del documento. Tipo de letra: Times New Roman 12 ptos., interlineado de 1,5, texto justificado. Páginas numeradas secuencialmente, números colocados en la parte inferior, centrada. Tamaño de hoja: A4, márgenes de 2,5 cm por lado. Procesador de textos: Word. Notas a pie de página: De ser necesario se utilizarán notas a pie de página, que irán numeradas correlativamente y a espacio sencillo. Figuras y tablas: Irán intercaladas en el texto. Tendrán una calidad suficiente para su reproducción y han de acompañarse con un título suficientemente explicativo y con sus respectivas fuentes. Serán numeradas correlativamente (figura 1...) (tabla 1…).


Adicionalmente, deberán ser enviados en archivos adjuntos en su formato original (Excel, JPG, STATA, etc.) tendrán como nombre el título de la figura o la tabla, tal y como se encuentran en la comunicación escrita. No se aceptarán tablas enviadas como imagen. Ecuaciones: Las ecuaciones irán numeradas, integradas en el texto utilizando el editor de ecuaciones. Extensión del documento: Entre 10 a 15 carillas, sin exceder este número, incluido tablas, figuras, referencias y anexos (se excluye la portada). Referencias: Las referencias irán al final del artículo en el epígrafe Referencias, ordenadas alfabéticamente por autores de acuerdo con las normas APA 7ma. edición.

2. Evaluación Los trabajos enviados se someterán a un proceso de evaluación bajo la metodología double blind peer review. Los autores de las contribuciones con observaciones que requieran modificaciones, serán notificados por correo electrónico, y contarán con 5 días naturales, desde su notificación, para realizar las correcciones y enviar el nuevo archivo al correo info@ manglareditores.com. La inobservancia de la estructura de las contribuciones, o el incumplimiento de los plazos para la realización de las correcciones, dará como resultado el rechazo automático del trabajo enviado.

3. Cesión de Derechos e Inversión Los autores de las contribuciones que sean seleccionadas para su publicación en el libro Un Espacio para la Ciencia 2021 Vol. 4 No. 1, deberán llenar completamente la carta de cesión de derechos de publicación, conservando sus derechos de autor en su totalidad. El formato se encuentra disponible en la página OJS de la publicación, y debe ser cargada en el sistema junto con la contribución. Edición: El libro Un Espacio para la Ciencia 2021 Vol. 4 No. 1, será editados en formato digital (EPUB y PDF interactivo). Estará alojado en la pagina web de la editorial (www. manglareditores.com) y en el sistema OJS de la publicación. Edición impresa/cd: Se pondrá a disposición de los autores y del público en general, una edición impresa de la publicación, cuyo costo será determinado por la Editorial. No existe ninguna obligación de compra. Se lo solicitará directamente a la editorial al correo info@manglareditores.com. Inversión: Publicar en el libro Un Espacio para la Ciencia 2021 Vol. 4 No. 1, no tiene ningún costo para los autores, cuyos trabajos sean seleccionados en este volumen, para lo cual deben sujetarse a las directrices de la publicación, tanto en el formato del manuscrito como en la sujeción al dictamen de la evaluación por pares.

4. De los Autores Se considerará autor a quien en forma individual o colectiva (máximo en grupos de 3), envíe su contribución de acuerdo a las bases expuestas en este documento. El autor o autores es/son responsables del contenido de cada trabajo enviado para publicación. Por lo tanto la Editorial quedará excenta de cualquier reclamo presentado por terceras personas al respecto.

193


5. Copyright Un Espacio para la Ciencia se encuentra bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0). Esta licencia permite a los reutilizadores distribuir, remezclar, adaptar y construir sobre el material en cualquier medio o formato solo con fines no comerciales, y solo mientras se otorgue la atribución al creador. Un Espacio para la Ciencia es una publicación OpenAccess, en virtud de la adhesión de ManglarEditores a la Declaración de San Francisco sobre la evaluación de la investigación (DORA), por lo tanto no se requiere registro, suscripción o pago, para acceder al material académico-científico que publica a través de los capítulos de libros, a los cuales se les ha aplicado un proceso de revisión por pares.

6. Cronograma Recepción de contribuciones: Desde el 1 de abril de 2021 hasta el 31 de julio de 2021. Comunicación de aceptación/rechazo de contribuciones: 15 a 30 de agosto de 2021. Plazo para solucionar las observaciones de los evaluadores: 1 al 15 de septiembre de 2021. Publicación del libro: Vol. 4 No. 1. Diciembre de 2021.

6. Líneas Temáticas Para la presente convocatoria, las líneas temáticas de la publicación se alinean con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como se enlista a continuación:

194

ODS Objetivo 1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo. Objetivo 2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible. Objetivo 3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Objetivo 4. Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. Objetivo 5. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. Objetivo 6. Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos. Objetivo 7. Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos. Objetivo 8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

Línea temática Emprendimiento familiar Tendencias y perspectivas de la agroindustria Vida Sana y Bienestar Comunitario Liderazgo docente en las universidades de Latinoamérica Management y Benchmarketing en los Emprendimientos Femeninos Manejo y gestión sustentable del agua. Modernas tecnologías de generación de energía. Negocios Inclusivos Innovadores


ODS Objetivo 9. Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación. Objetivo 10. Reducir la desigualdad en y entre los países. Objetivo 11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Objetivo 12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. Objetivo 13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. Objetivo 14. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible. Objetivo 15. Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad. Objetivo 16. Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas. Objetivo 17. Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Línea temática Diseño arquitectónico sustentable Desarrollo sostenible, económico, social y ambiental. La Docencia y la Investigación Universitaria en el Ordenamiento Territorial Métodos de producción sustentable y sostenible. Cambio climático, calentamiento global y prevención de desastres Gestión de los recursos marinos. Políticas públicas del cuidado del medio ambiente y los recursos naturales. Políticas públicas inclusivas. Promoción de la inversión.

195

info@manglareditores.com www.manglareditores.com


Profile for ManglarEditores

Un Espacio Para la Ciencia, vol. 3, núm. 1, 2020, diciembre 5  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded