{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

WORLDBUILDING

LAS RAÍCES DE TU HISTORIA

ENTREVISTA ESPERANZA CLARES

CULTURA SOLIDARIA EL PINTOR DE ALMAS ILDEFONSO FALCONES

DIEGO ARMARIO


REVISTA

Mangata MAGAZINE

M

angata Magazine no es una revista más. Con este trabajo, deseamos dar un sitio a todos los pequeños sueños que nacen de la creatividad de gente comprometida y a la que le gusta mover sentimientos. Existimos como prismáticos de sueños, en busca de trabajos que poder compartir para que tú, lector, te sientas transportado y engullido por toda la magia y el arte que este país es capaz de crear. Nosotros solo somos la herramienta que, con pasión y mucha dedicación, busca lo que sabemos te interesa. Consideramos necesario que existan publicaciones como estas, capaces de ponerse al servicio de los artistas para darles la visibilidad y el minuto de gloria que cada uno se merece. Intentamos crecer y poder ofrecer en cada número estilos diferentes para que todo el mundo, independiente de sus gustos, se sienta reflejado en nuestras líneas. Ser consciente de la gran competencia que existe y la dificultad de hacerse ver entre tanta oferta, es lo que nos impulsa a mejorar y a ser cada día más serios y profesionales con nuestro trabajo. Vuestro reconocimiento es nuestra satisfacción.

EDITORIAL EDICIÓN # 6 * ENERO 2020

Mangata Magazine issuu.com/mangatamagazine

EQUIPO: Aeryn Anders, Alba Cayuelas, Alejandro Moya, Asún Martínez, Chary Ca, Cristóbal Terrer, Diego Armario, José C. Gimeno, Judith Romero, Iratxe Ortiz, Raúl Gómez. REDACCIÓN: Alba Cayuelas, Alejandro Moya, Chary Ca, Cristóbal Terrer, Diego Armario, José C. Gimeno, Judith Romero, Iratxe Ortiz, Raúl Gómez. DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Aeryn Anders FOTOGRAFÍA: Ángel Moya Antonio Martínez Alejandro Moya Internet PORTADA: Aeryn Anders Imagen: cortesía Ediciones Dokusou COORDINACIÓN EDITORIAL: Chary Ca, Aeryn Anders PUBLICIDAD: mangatamagazine@gmail.com

Mangata Magazine MANGATA MAGAZINE EDICIÓN Nº 6 | ENERO 2020 ISSN 2530 - 6898 EDITADA EN MURCIA

FB MANGATA MAGAZINE TW @MANGATAMAGAZINE

SÍGUENOS EN:

IG

@MANGATAMAGAZINE


REVISTA

Mangata

DESTACADO

MAGAZINE

SUMARIO

22

DIEGO ARMARIO

04 SERIEMANIAC Cristóbal Terrer 12

MANGAGENDA

14

WORLDBUILDING Judith Romero

28

MIS OPINIONES Iratxe Ortiz

30

HACIENDO MEMORIA José C. Gimeno

34

LAS CRÓNICAS DE ALEJANDRO Alejandro Moya

DE PRIORIDADES 54 CUESTIÓN Raúl Gómez TROZO DE VIDA 56 UN Diego Armario

LA HORA DEL TÉ Diego Armario

22 MANGATA CLUB Esperanza Clares

42 DESCUBRIENDO A... SOLIDARIOS para el Desarrollo

62


mangata 4


Llega un western desde los confines de la galaxia

E

n una galaxia lejana, muy lejana, uno de los géneros más prolíficos de la gran industria del cine ha despertado desde ese lugar en el que descansan las cosas que han caído en el olvido. Disney+ desembarcó en Estados Unidos el pasado 12 de noviembre. Envuelta entre gran expectación por todos los amantes de la que se conoce como la tercera edad de oro de las series. La ampliación hacia otros países de nuestro sistema solar se realizará de forma paulatina, poco a poco. En España, por ejemplo, se halla prevista para el 31 de marzo de 2020. Que Disney+ se adentre en el mundo de las series es una gran noticia. De momento, su buque insignia es la serie The Mandalorian, una historia espacial con aires de western. O mejor dicho, un western espacial que amplía el ya de por sí interesante universo de Star Wars. En The Mandalorian las historias sobre imperios y espadas láser no son más que ecos lejanos de algún rincón de la galaxia. No. Esta serie no va de eso. La gran apuesta de la nueva plataforma focaliza toda su atención en un cazarrecompensas que malvive buscando misiones allá donde le conduzca el amasijo de hierros en el que se ha convertido su nave. Los mandalorianos son una raza austera, que no necesita más que un buen arsenal y un nuevo objetivo que atrapar. Nada más y nada menos. Embutidos siempre en su característica armadura y su casco, hacen de la guerra un arte, una religión.

Para este proyecto se ha confiado en el que ahora mismo es el hombre de confianza de Disney: Jon Favreau, director de una de las sagas más exitosas del género como Iron Man. Actor de múltiples papeles en los que siempre encarna al bonachón que acompaña al héroe. Por ejemplo, como agente especial en Los vengadores o siendo el noviete de la enésima Tía May de Spiderman (en este último reboot de la saga arácnida). Disney ha puesto toda la carne en el asador en su primera serie de producción propia. Visualmente, podría compararse con cualquier película de la saga ideada por George Lucas. No falta de nada: criaturas, androides, blasters, naves espaciales, planetas asombrosos. Como decía John Hammond, el director de Parque Jurásico: «No escatimamos en gastos». A la compañía de Mickey Mouse se le ha metido en la cabeza competir con Netflix y HBO por el control de este nuevo orden catódico que a todos nos tiene tan enganchados. La batalla parece que será tan cruenta como interesante, pues, no debemos olvidar otras plataformas como Hulu (El cuento de la criada, Castle Rock, The First), Amazon Prime (Goliath, The Boys, Too old to die Young, The Marvelous Mrs Maisel) que llevan tiempo haciendo muy bien las cosas, plantando cara a los consolidados gigantes de contenido on demand. Pero, además, tenemos a AppleTV. Otro gigante que a golpe de talonario se ha lanzado al mercado con series tan interesantes como See (con Jason Momoa espectacular), For All

5 mangata


Mankind (drama sobre la carrera espacial y el empoderamiento de la mujer), Servant (la serie de M. Night Shyamalan) o la nominada a mejor serie dramática The Morning Show (que reúne a Reese Whisterpoon y a Jennifer Aniston). Hagan juego. Pero volviendo a The Mandalorian, Disney+ nos ha regalado una pequeña joya en la que se cuida hasta el último detalle, con una producción tan ingente como brillante: fotografía espectacular, banda sonora insuperable, dirección, sonido… Solo poder disfrutar de los títulos de crédito finales ya hace que la serie merezca la pena. Muchos pensaban que Disney+ confeccionaría una serie para niños. Es cierto que la serie es apta para todos los públicos;

mangata 6

pero, bajo su capa de espectacularidad y cine comercial encontramos una historia que contiene muchas lecturas. La más llamativa, que toda la serie sea un western espacial con un protagonista que bien podría haber salido de cualquier película de Sergio Leone: andares, rictus impertérrito intuido a través de su inseparable casco, duelos con adversarios, saloons a los que las criaturas de la galaxia van para tomar bebidas de nombre impronunciable y los planetas desérticos entre los que se suele mover nuestro protagonista. El western es un género que siempre ha estado llamando a la puerta del cine y la televisión, pero nunca ha conseguido imponerse del todo. Después de su edad


dorada, hemos visto pocas incursiones interesantes salvo algunas excepciones. La primera fue la maravillosa Sin perdón (Clint Eastwood, 1992). Después llegaron algunas más: Valor de ley (de los siempre interesantes hermanos Coen) o Los odiosos ocho de Quentin Tarantino. En el mundo de las series siempre recordaremos Deadwood, una de las mejores series de todos los tiempos. Una de las responsables de que existan series como las que disfrutamos hoy en día. HBO cambió las normas del juego en 1999 apostando por la calidad como nicho de mercado y por grandes creadores cuyos guiones el cine había dejado de lado. Es el caso de Los Soprano (David Chase), The Wire (David Simon) y, sin lugar a dudas, Deadwood.

Deadwood revolucionó el género western de la misma forma que The Wire cambió el género policíaco. Esta historia de vaqueros se presentó sin esa pátina épica que recubría a las pelis con las que todos hemos crecido. El lejano oeste olía mal: a sangre, barro y fluidos corporales. Los personajes confundían sus roles continuamente y mostraban sus debilidades y bajezas. Claro, no estábamos ante una serie normal, nos encontrábamos ante HBO. AMC (responsable de Breaking Bad o de la inagotable franquicia zombi de The Walking Dead) intentó emular algo parecido con Hell on Wheels. Una serie con una propuesta interesante pero que, con el paso de los episodios, se diluyó como el whisky que resbala por la barra de algún bar.

7 mangata


Quizá solo Netflix logró colocar al género western en el lugar que se merecía. mangata 8


9 mangata


Quizá solo Netflix logró colocar al género western en el lugar que se merecía. Lo consiguió con su serie Godless: miniserie tan interesante como poco mediática que pasó desapercibida entre la multitud de proyectos que se estrenan cada año en televisión, unos 500. Westworld ha sido la apuesta más reciente de HBO. Un experimento que mezcla géneros tan variados como el western, la ciencia ficción o el shogun japonés. La serie ha ido perdiendo intensidad con el paso de los episodios, a la espera de ver qué nos deparará la próxima tercera temporada que amenaza con reinventar todas las tramas anteriores y partir de cero. De momento, salvo que algún forajido más venga a rescatarnos en su caballo, podemos disfrutar de The Mandalorian. Su personaje, Mando, es un cowboy galáctico interpretado por Pedro Pascal (el detective Peña de Narcos y Oberyn en Juego de tronos) –o al menos eso nos han hecho creer pues, el cazarrecompensas, no se quita el casco en ninguna ocasión– que tiene como compañero de viaje a un Baby Yoda –así lo han bautizado en los mentideros de Internet– el cual se ha ganado el corazón de todos los espectadores con su orejitas, sus ojos melancólicos y sus travesuras.

mangata 10

La única pega es que Disney+ no ha sabido entender el tipo de series que se realizan hoy en día. The Mandalorian adolece de profundizar más en el personaje principal y de no controlar los tiempos marcados por la nueva industria. Al fin y al cabo, no es más que una especie de procedimental en el cual cada episodio cierra su trama principal, sin mantener una historia que se alargue en el tiempo que permita desplegar todo el potencial de los personajes. Lo que está claro es que las expectativas se han fijado muy altas para las próximas series de la nueva plataforma. Viendo el trato especial que se le ha dado a esta historia no sería descabellado pensar que las nuevas adaptaciones del extinto universo Marflix (Daredevil, Jessica Jones, The Punisher) fueran más interesantes de lo que en un momento podíamos pensar cuando abandonaron la plataforma Netflix. Habrá que esperar. Mientras tanto, la televisión ha vuelto a ganar la partida al cine, pues ha encontrado una historia que expande el siempre interesante imaginario de Star Wars. Algo que hubiera sido más complicado en la pantalla grande. Si buscas pasar un buen rato, si eres un maníaco del género western, debes saber que The Mandalorian ha llegado para quedarse. Qué la fuerza le acompañe…


Enero recién comienza, pero la agenda cultural ya está repleta. Desde Mangata Magazine hemos elegido unos eventos que estamos convencidos que os gustarán. Sevilla, en Box Cartuja, acogerá la obra de teatro, Diez maneras de cargarte tu relación, el nuevo proyecto conjunto de las dos psicólogas top de nuestro país: Silvia Congost y Cristina Ramírez. Con muchas dosis de humor, esta pareja nos ayudará a identificar qué hacemos mal en el día a día con nuestra pareja. Y, según ellas, si asistes sin pareja puede que salgas con una. La obra se realizará el próximo 31 de enero. Los amantes del Hip-Hop y R&B tienen a su disposición la oportunidad de presenciar, por primera vez en nuestro país, el God Level Fest. El festival de Hip-Hop independiente número uno en Iberoamérica. Tendrá lugar el 26 de este mes en Madrid, en el Palacio de Vistabella.

mangata 12

Tras colgar el sold out en los teatros del Reino Unido, James Arthur anunció su gira The You Tour por Europa, la cual incluye dos paradas en España: 21 de enero en Madrid, La Riviera y el 22 en Barcelona, en la sala Razzmatazz. Los apasionados de Edgar Allan Poe están de suerte, sobre todo los murcianos, ya que en el Teatro Romea, el día 26 de febrero, se representará la obra de teatro Tic, Tac Poe. Donde el espectador podrá revivir el último día con vida del genial escritor.


Worldbuilding Las raĂ­ces de tu historia

por Judith Romero

mangata 14


Cuando nos sentamos a construir una obra de ficción, existen algunos pilares claves que debemos plantearnos si queremos una estructura sólida que soporte bien el peso de nuestra historia. Por una parte está la construcción de personajes; también elaborar una trama con su planteamiento, nudo, desenlace y, los fundamentales, puntos de tensión. Hoy os hablaremos de otra de esas columnas fundamentales en vuestra historia: el worldbuilding o construcción de mundos. También se puede definir como demiurgia el proceso de crear el mundo en el que se desarrollará tu historia.

15 mangata


¿Por qué es importante detenerse en este punto? Sencillo: el mundo que crees determinará en muchos casos cómo son los personajes y las motivaciones de los mismos. Y esto tiene una incidencia clave en la trama de la obra. Si trasladamos este planteamiento a nuestro propio mundo, veremos que nunca podrán ser iguales las motivaciones de un ciudadano europeo acomodado, con un sistema político estable, que de alguien que vive en un país africano inmerso en la pobreza. Incluso diferirán dichas motivaciones, pensamientos y acciones si esa persona del continente africano se traslada a vivir a Europa. La forma de vida también cambiará según el mundo que construyas. Nosotros vivimos en casas en la superficie porque el planeta Tierra tiene una atmósfera respirable que nos permite hacerlo; pero ¿y si viviéramos en un planeta en el que fuera imposible salir a la calle?, ¿habitaríamos en hogares subterráneos?, ¿nuestra energía provendría del centro de la Tierra o de otro lugar? De aquí nos surge la primera premisa a la hora de construir mundos: 1. Para elaborar un mundo propio lo más importante es conocer bien nuestro planeta, nuestro sistema solar y nuestra historia. No podrás crear un mundo sólido si no conoces el tuyo. Tienes que saber por qué la Tierra funciona como lo hace, por qué tiene un sol y un satélite, qué es eso de las mareas, qué hace que midamos el tiempo en segundos y cuándo esto comenzó a ser así. ¿Cuándo empezamos a medir los años en 365 días? ¿Y los días en veinticuatro horas, podría ser de otra manera? ¿Por qué hay día y noche, cómo podría no haberlo? Lo más importante: ¿cómo afectaría a los habitantes del planeta Tierra que esto no fuera así? Después de todos estos interrogantes, ya estáis listos para la segunda premisa: 2. Si quieres construir un mundo de ficción, tienes que deconstruir todos esos interrogantes que hemos planteado y algunos más, después podrás volver a construirlos tal y como lo requiera tu historia. Por ejemplo, si yo quiero que mi personaje principal sea un ser de hielo que no está basado en el carbono, como los seres humanos, a lo mejor me tengo que plantear que en mi planeta no exista el sol. Si existe, puede que esté a una distancia tan grande que apenas llegue. Si esto es así, quizá mis personajes no respiren oxígeno, incluso

mangata 16


puede que no tengan que respirar porque su organismo se alimenta de otro modo. Ahora bien, tenemos que puntualizar que en la creación de mundos no siempre partimos de cero. Este es el supuesto más complicado, hay más opciones. En este artículo nos estamos centrando en crear mundos de ficción para novela de fantasía y ciencia ficción. Si estás escribiendo una novela histórica también será muy importante la creación del mundo, pero la base de esta creación será la documentación sobre algo ya existente. Cualquier obra de ficción necesita de este proceso de worldbuilding. Aquí os señalamos el tercer punto: 3. En fantasía y ciencia ficción puedes optar por crear un mundo basado en el planeta Tierra, o bien en algún planeta del sistema solar. Coger lo que ya está escrito en la ciencia, en la historia, y empezar a modelarlo a tu manera. La otra opción es empezar de cero, crear una cosmogonía propia, elegir cada uno de los detalles. Aquí nos gustaría señalar los pasos que Javier Miró, administrador del blog de Autorquía, apunta para la creación de mundos: a) Elige la forma que va a tener tu mundo: Nos referimos en este punto al aspecto más físico de tu mundo: ¿Se desarrolla en un planeta esférico como el nuestro, o puede que hablemos de un mundo plano o helicoidal? ¿Está dentro de un sistema solar? Si es así, ¿cuántos soles tiene este sistema, cómo afecta esto a nuestro mundo? ¿Hay una atmósfera? Si la hay, ¿es como la nuestra, o los seres respiran otro gas, o quizá no respiran en absoluto? ¿Es un planeta o un satélite? ¿Es sólido o gaseoso? ¿Se creó hace eones o es un planeta de nueva creación? ¿Está asolado o tiene flora y fauna? ¿Tiene mares, montañas? ¿Cómo se mide el tiempo y el espacio? Recuerda que en nuestro planeta no siempre se ha utilizado el sistema decimal. Para crear la parte física de tu mundo, puedes ayudarte de las herramientas que existen en Internet para la creación de mapas, como: Inkarnate, Azgaar´s, Donjon...

Todas tus elecciones tienen que tener un motivo, aunque crees tu mundo desde cero, tiene que tener una coherencia interna para que el lector no cuestione tu verosimilitud. 17 mangata


b) Cronología: Una vez que sepas cómo es tu mundo, toca otorgarle una historia. Qué ha pasado en ese mundo desde sus orígenes, cómo surgió la vida, por qué la vida es tal y como es en el momento en el que tú has elegido arrancar la historia. Puede que tu mundo se encuentre en su estadio más evolucionado o puede que después de una gran guerra el planeta esté asolado. Aquí te puedes fijar también en nuestra propia historia, sin perder de vista que las etapas que los historiadores emplean, responden a una parte del planeta Tierra y no a todas. La historia no ha sido igual en Europa que en América, en tu mundo puede haber ocurrido algo similar. Tampoco tiene que ser el tiempo actual el más evolucionado, puede que en tu escenario, la época dorada previa al momento en el que eliges tu historia haya dado paso a un apocalipsis. Dale vueltas a qué sistema político rige tu mundo: ¿hay reyes, impera una democracia, una dictadura? ¿Hay divisiones en la población, facciones rebeldes?

magia o la tecnología avanzada, ha afectado a su historia?

Aquí cabe destacar la ucronía, que se refiere a cambiar una parte de la historia que nosotros conocemos y crear la historia desde ese punto. ¿Qué pasaría si nunca se hubiera descubierto América?, ¿si el bando opuesto hubiese ganado una guerra?, ¿si tal golpe de estado hubiese triunfado? Que la historia, tal y como la conocemos, hubiese sido bien diferente.

d) Razas mágicas y seres inteligentes: Este es otro de los puntos críticos de tu historia. En

c) La maravilla: Se refiere a qué cosa hace especial tu mundo. Aquí te podrías detener en saber si en tu mundo va a imperar la magia o te vas a basar en la ciencia y tecnología más avanzadas. Una cosa no excluye la otra. Pregúntate: ¿qué hace esa magia o tecnología?, ¿quién la puede utilizar? Te puede dar mucho juego que esta magia solo la puedan utilizar algunas razas de tu mundo y no otras. Esto creará tensiones de poder entre razas, quizá solo pueda gobernar tu mundo aquella raza que maneje la magia. ¿Cómo afecta a tu mundo la

mangata 18

Cabe señalar el realismo mágico, que es la introducción de elementos fantásticos en una narración realista, de forma que el elemento fantástico es algo cotidiano o común. Por lo tanto, los personajes no son conscientes en absoluto de ninguna anomalía en su mundo. Imaginaos que en Europa tuviéramos asumido que cuando pisas una baldosa roja en la calle, caerás a la fosa más profunda del averno. Absurdo, ¿cierto? Pero es una forma de introducir la magia. ¿Qué pasaría si invitamos a un amigo americano y se aproximara a esa baldosa? Pues que habría que advertirle y si no, caería en una sorprendente trampa para él, aunque asumida para nosotros. Y habría que ir a rescatarlo. Ya tenemos una historia. Dentro de la maravilla también tienen cabida los dioses, qué función desempeñan, si son una presencia mística o real. ¿Qué religión imperará si estos existen?, ¿y si no?


cualquier obra es necesario hacer una buena elección de personajes, definirlos. No hablamos de las características físicas —que también son importantes sobre todo si elegís un rasgo distintivo y característico—, sino de aquello que les da su personalidad y, por supuesto, de su motivación. La motivación de un personaje lo es todo. Es el impulso que lo lleva a traspasar sus límites para conseguir aquello que necesita o quiere. La fantasía y la ciencia ficción te permiten construir personajes diferentes al ser humano. ¿Tienen la misma forma física que nosotros, o quizá las características de su mundo los hacen ser diferentes? ¿Son seres más o menos desarrollados que nosotros? ¿Poseen magia o alguna tecnología avanzada? ¿Tendrán una profesión conocida o en el mundo que has creado existen trabajos que en el nuestro no concebimos? ¿Quizá hay personas que no trabajan, qué hacen entonces en su día a día? ¿Viven en un sistema monetizado o utilizan el intercambio? ¿Comerán parecido a como lo hacemos nosotros o no comerán en absoluto? Recuerda que si creas varias razas, podrás definir cómo son las relaciones entre esas razas

y eso creará muchos puntos de tensión en tu historia. Para resumir, con ayuda de los diez mandamientos del blog El constructor de mundos y los siete pecados capitales que resume la web de Inteligencia narrativa, cabe señalar: — Al lector NO le importan todos los detalles de tu mundo, elige lo que quieres contar y por qué, no añadas detalles superfluos ni profundices hasta el aburrimiento. Muestra aquello fundamental para tu trama. Recuerda que tú amas ese mundo que tanto te ha costado construir, pero el lector solo quiere engancharse y pasarlo bien. — Describe con los cinco sentidos. No te quedes en lo visual, haz sentir los sonidos y olores de un lugar, el frío helador o el calor más extremo. — Fíjate en cómo construyen: J.R.R. Tolkien, George R.R. Martin, Isaak Asimov, Stephen King... y tantos otros autores de los que podemos aprender. Eso sí, ¡no copies! El lector lo notará y tendrás el riesgo de perder credibilidad. — Cuida a todos tus personajes y razas, que si están en ese momento y de esa manera sea por algo. Recuerda la teoría de la evolución, la poca probabilidad de que coexistan varias razas dominantes. No añadas paja, cuida tu coherencia aunque estés haciendo fantasía. Incluso la magia puede tener sus reglas. — No caigas en contradicciones respecto a la línea temporal que has creado, época en la que has ambientado tu historia... Ya sabemos que las comodidades que nos rodean existen solo desde hace un puñado de años. No des nada por sentado. — El worldbuilding no existe solo en fantasía o ciencia ficción, cuida cada detalle del mundo que describas, en el que se desarrolla tu historia. Las incongruencias pican en la nariz. Y tú quieres picar en el corazón.

19 mangata


mangata 22


DIEGO ARMARIO

LA HORA DEL TÉ por chary ca

H

oy tomamos el té con un escritor, Diego Armario, cuya experiencia en el ámbito del periodismo nos envuelve y nos da, con toda generosidad, la oportunidad de disfrutar de su experiencia a lo largo y ancho de las páginas de sus obras. Un hombre que bucea en la realidad para sacar personajes y situaciones que llevan al lector a compartir experiencias irrepetibles que lo obligan a cuestionarse preguntas a las que hoy tendremos la oportunidad de contestar. Seis novelas, cuatro ensayos y tres traducciones de sus libros son los culpables de que hoy Diego, un periodista y fotógrafo al que también le llamó la psicología, comparta un agradable rato con nosotros.

Diego, bienvenido a La Hora del Té, es un placer poder entrevistarte. El placer es mutuo. Siempre me siento a gusto con gente que ama la literatura. ¿La situación de España en estos momentos es para tomar un té relajados o pasar directos al whisky? Yo creo que los que deberían tomarse un té, a ver si se relajan, son los que nos tienen a los demás de los nervios. Escribo con frecuencia artículos de opinión sobre ellos y procuro cargar de sarcasmo mis palabras porque no se merecen un análisis serio. En dignidad política estamos en uno de los niveles más bajos de nuestra historia democrática. En el mundo de la literatura siempre se ha cuestionado mucho la honestidad de los premios literarios y el que no sea todo oro lo que en ellos reluce. Dentro de tu carrera literaria destaca tu primera novela, La muerte de un señor de Quinta, como finalista del Premio Fernando Lara 2003. ¿Ese premio literario fue un trampolín de lanzamiento o por otra parte no resultó ser todo lo emocionante que esperabas? ¿Cómo ves la necesidad de participar en

23 mangata


LA HORA DEL TÉ premios literarios a la hora de darte a conocer? Personalmente, no soy muy partidario de presentarme a certámenes literarios, sobre todo si es a los grandes premios a los que concurren miles de escritores. Entiendo que la gente joven lo haga porque siempre existe la posibilidad de que suene la flauta, pero algunos concursos se han convertido en un carnaval al que los ganadores van disfrazados con un seudónimo para aparentar que todo es limpio. Los premiados son grandes y famosos escritores preseleccionados e incluso, a veces invitados a participar porque van a ganar. Para mí fue emocionante que mi novela fuese seleccionada para el Premio Fernando Lara, aunque aquella noche, durante las votaciones, los finalistas estábamos en una mesa y la persona que ganó el premio en otra con el dueño de la editorial que daba los premios. Tu trayectoria dentro del periodismo es extensa. Si nos centramos en tu etapa como Director de Radio Nacional, ¿qué decisión no volverías a tomar como director de volverse a dar el caso? No volvería a nombrar para algún cargo de responsabilidad a alguna de las personas a las que nombré. Pero hicimos cosas interesantes. Como importantes cambios tecnológicos, de imagen, contratamos a profesionales de primer nivel para algunos programas, sacamos la radio a la calle y la hicimos más participativa.

mangata 24

Un cargo como el de Director de una emisora de ámbito nacional tiene un componente complicado en su relación con los partidos políticos. Al ser una emisora pública todos intentan presionar para que su opción sea mejor tratada que otras. Al final me cesaron porque supe mantener un criterio no partidista. Ahondando en el periodismo, ¿en estos momentos es la profesión de periodista una profesión de alto riesgo? ¿Es la prensa todo lo transparente que debería ser? Hay que distinguir entre periodistas y opinadores de las tertulias. El periodismo es imprescindible en una democracia, porque consiste en contar cosas, especialmente aquellas que el poder quiere que permanezcan ocultas, y en ese sentido el buen periodismo sigue siendo una profesión de riesgo en todas partes aunque en algunos países lo es más que en otros. Por ejemplo, en España te puedes quedar sin trabajo si molestas al poder; pero en Venezuela, en Turquía, en Rusia, o en Guinea Ecuatorial te pueden matar. En España están sustituyendo a los periodistas por los opinadores en las tertulias, que son gente que cualquier día salen en la televisión con la camiseta de un partido político. Ser fotógrafo te daría la oportunidad de acumular experiencias capaces de alimentar la imaginación del escritor más locuaz, ¿de qué manera esta época pasa a formar parte de lo que a posteriori quieres contar? Como he dicho más de una vez, los fotógrafos en aquella época ganaban más dinero que los periodistas, a los que en el argot se les llama plumillas, y yo elegí la pasta antes que el honor durante mis primeros años de profesión. Ser fotógrafo te ayudaba a estar en primera línea, buscando la mejor noticia gráfica. Observabas más que los demás, aprendías las sensaciones. Fue una escuela singular. Uno de tus títulos publicados, La Segunda Virginidad: el poder sexual de la mujer madura, me lleva a preguntar: ¿La política y el erotismo podrían ir de la mano?


Siempre se ha hablado de la erótica del poder porque mandar tiene un componente excitante. Se han escrito grandes novelas y se han hecho series de televisión basadas en hechos reales en los que el pardillo era el poderoso que se enamoraba perdidamente de una mujer. Aquel ensayo sobre El poder sexual de la mujer madura habla de esa faceta que se da en todos los ámbitos del poder empresarial, político y religioso, llegado el caso. Se dice que no existe nada más peligroso que un tonto motivado. ¿Qué ocurre si, además, ese tonto motivado obtiene poder? El poder saca lo peor y lo mejor que lleva el ser humano dentro de sí, pero existe una ecuación que siempre se da: una persona que llega a ser poderosa al poco tiempo se convence de que es mejor que los demás y acaba actuando como un verdadero gilipollas. ¿Es Diego Armario un escritor políticamente correcto o, por el contrario, cuenta y transmite lo que quiere pese a quién pese? Creo que la corrección política es una forma de dictadura que mucha gente ha ido aceptando por miedo al qué dirán y se ha impuesto socialmente. A veces incluso se legisla con ese criterio aberrante. Una cosa es la educación y otra la estupidez, especialmente en el lenguaje donde los escritores debemos ser implacables contra la perversión que pretende hacer un indicé de palabras prohibidas. Yo jamás me autocensuro y mucho menos en mis novelas. El día que un escritor decide ceder a la corrección política es el momento en el que debe dejar de escribir.

HAWA, una mujer valiente en un país donde la vida no vale nada. 25 mangata


Tu última novela, Hawa, está teniendo buena acogida entre los lectores y, por ello, quiero que compartas con ellos tu experiencia a la hora de escribirla. Te daré una respuesta breve porque de lo contrario me llevaría a contar la novela. Hawa para mí ha sido un personaje de ficción que he convertido en una mujer real. A medida que iba escribiendo la novela me enamoraba de ella y de haber existido me habría ido a Mali para conocerla y amarla. Su historia es emocionante y excitante. ¿Cómo es ese momento en el que Diego se sienta frente la pantalla de su ordenador y escribe las primeras líneas de Hawa? ¿Cuál es la idea que hace nacer la base para tener algo que contar? Hawa es una historia fuerte, dura, a veces cruel, de gente valiente o degenerada. Por eso yo necesitaba, entre tanta maldad, a un personaje bueno, deseable, valiente y hermoso. Una mujer que reuniese todas las características que justifican creer en algo. He leído que con Hawa es la primera vez que te has enamorado de un personaje femenino. ¿Por qué tiene Hawa ese poder sobre ti? Es la primera vez que me enamoro de un personaje de ficción como te he dicho, y eso es algo muy extraño que tal vez algún día, hablando con un psiquiatra descubra por qué fue así, pero en otras novelas siempre han aparecido personajes femeninos reales de los que alguna vez estuve enamorado. Hawa es una novela de contrastes donde el terrorismo, el amor, el sexo, el odio y la pasión se dan la mano para transitar por mundos enfrentados. Una novela de la que nos gustaría saber, ¿cuánto de verdad y cuánto de ficción se puede encontrar entre sus páginas? Estoy convencido de que los escritores siempre escribimos sobre nuestras propias vidas, nuestras sensaciones, recuerdos, o ensoñaciones. En todas mis novelas hay algo o mucho de mí y de la gente a la que he conocido. Hasta en algunos párrafos en los que cuento una anécdota está un momento que he vivido,

mangata 26

unas palabras que he escuchado o una piel que he acariciado. Dentro de sus páginas nos encontramos con una novela donde salta a la vista el trabajo de investigación realizado, un trabajo que lleva al lector a transitar por cada rincón de Mali. Háblanos de ese proceso de investigación previo a escribir la novela. Yo investigo mientras escribo. Mi método no es el del escritor que, previamente, hace un gran trabajo de campo y luego con miles de datos anotados empieza a escribir la historia. Yo intento documentar hasta las características físicas de los personajes. A veces, me paso horas mirando fotos o videos, porque necesito que al menos en mi mente todos los personajes de ficción sean reales, tenga rostro, y cuerpo. En el proceso de elaboración de la novela necesito encontrarme con ellos cara a cara. ¿Por qué terrorismo islámico? Es la lacra de nuestro siglo. El regreso al fanatismo. La irracionalidad apoyada en creencias religiosas. Si existe una amenaza mundial para la que no hay fronteras es esa. En cualquier otro conflicto las partes se reconocen como rivales o enemigos, pero el terrorismo islámico está incrustado en todas las sociedades aunque sea en células durmientes y en cualquier momento puede actuar. Si dentro de cincuenta años aparecieras en un libro de historia, ¿qué te gustaría que dijeran de ti? No soy tan pretencioso. Me basta con que me quiera o respete la gente de mi tiempo. Sé que estás inmerso en un nuevo proyecto, ¿cuéntanos lo que puedas sobre él? La novela que estoy escribiendo abarca un periodo de varios siglos. Se desarrolla durante la invasión napoleónica de España y nuestros días. La trama es una maldición familiar que tiene como origen la muerte injusta de dos jóvenes. Diego muchas gracias por este rato que nos has brindado y, desde Mangata Magazine, seguiremos de cerca tu carrera.


is opiniones

por Iratxe ortiz


almas

EL PINTOR DE

E

n esta novela encontramos como personaje principal a Dalmau Sala. Huérfano de padre anarquista, se vale de su talento con la pintura para trabajar en un taller de cerámica. Pese a los pensamientos que tiene enfrentados hacia su patrón, se siente en deuda, podríamos decir que por diversos favores realizados por este. Con su pensamiento, un tanto crédulo, pasa por situaciones muy delicadas que le afianzan en la lucha anarquista, ganándose el odio de empresarios, burgueses, beatos e iglesia. A Emma Tàsies le daría el mismo nivel de protagonismo que a Dalmau. Es inteligente, guapa, fuerte, decidida y con las ideas muy claras. Lleva su vida con relativa tranquilidad hasta que una aparente traición de su gran amor, Dalmau, la pone en la calle sin recursos. Enseguida destaca como oradora y se convierte en líder de la lucha obrera y del feminismo naciente. La novela cuenta con unos grandes personajes secundarios. Sin duda, Josefa ocupa un lugar especial. Es la madre abnegada de Dalmau. Habiendo perdido a su marido por el ideal anarquista en un juicio injusto, sigue trabajando como costurera en su domicilio durante incontables horas, para poder llevar una peseta a casa y así seguir malviviendo. Aunque mantiene sus ideales, los palos que le da la vida le han enseñado que si se quiere sobrevivir, a veces hay que cerrar los ojos y hacer cosas con las que no se está de acuerdo. La trama nos sitúa en Barcelona en el año 1901. Dalmau trabaja como pintor y

ILDEFONSO FALCONES

ceramista en el taller de Don Manuel Bello, y Emma trabaja en una casa de comidas. Ambos provienen de familias con pensamientos anarquistas. Y las consecuentes pérdidas de familiares debido a ello. Esto convierte a Emma en una luchadora por las mejoras laborales. Dalmau, por su parte y debido a su talento, se ve cada vez más sumergido en círculos burgueses, donde obnubilado por ciertas compañías y sucesos conoce el infierno. Comete errores que pagará durante años. El libro está narrado en tercera persona con un lenguaje culto que no dificulta la lectura. Cuenta con capítulos bastante largos; pero, aun así, se hace entretenida la lectura. Es un libro cargado de documentación en el que aparecen personajes reales, y donde el autor consiguió encajar a la perfección la historia de Dalmau y Emma. Me ha gustado mucho que, pese a centrarse más en la lucha obrera y la diferencia de clases, se hable también del modernismo y cómo cambia la ciudad. La evolución de los personajes desde el comienzo de la lectura me pareció brutal. La forma en que cada uno avanza en sus ideales y cambia de prioridades, aprendiendo tanto de lo bueno (que no es mucho) como de los errores personales o daños cometidos por terceros. Recomiendo esta novela, ya que representa a la perfección la sociedad de ese comienzo de siglo y en especial, si te gusta la novela histórica bien documentada.

29 mangata


mangata 30


Remedios LaPiPoeticósa por José c. gimeno

«Esta que veis de soñadores ojos, desnudo el busto, corta melena, siente el orgullo de saberse buena, sin molestia lo digo y sin sonrojos.

de sus paisanos, Azorín. Si nos remontamos a la época y tenemos en cuenta su condición de mujer, nos podemos hacer una idea de las dificultades de nuestra protagonista.

De blancas rosas y claveles rojos cual búcaro gentil mi alma está llena. Prendida llevo al corazón la pena con el broche sutil de mis enojos.

Escribió en una ocasión que a los quince años todavía no sabía leer ni escribir; sin embargo, cuando le llegaba la inspiración componía sus poemas cantando y editándolos por repetición en su memoria. Por lo tanto, de formación literaria autodidacta fue la primera mujer de la localidad en publicar un libro y la única que formó parte de un círculo cultural a principios del siglo xx, conocido como el Rolde Literario.

A pesar de mi gesto serio y grave, en mi vida ideal soy como el ave, tierna y locuaz, inadaptable, inquieta». Y en mi boca, tristísima en exceso, brilla eterno el rubí del ardiente beso… ¡Soy toda amores porque soy poeta! He de confesar que me estreno en este tipo de artículos, no obstante, un amante de las letras se debe a los lectores, y es su obligación aprovechar cualquier oportunidad para llegar a ellos; eso es lo que pensé cuando acepté este reto, a la vez que tenía decidido con quién empezar. Nació en Monóvar, un pueblecito del interior de Alicante el 1 de agosto de 1885, un lugar en donde cualquiera que se dedicara a la literatura en tiempos pretéritos tendría que aceptar hacerlo bajo la sombra del más ilustre

Su obra es, principalmente, de corte romántico e intimista, con claro predominio modernista en las primeras etapas. Valiente por naturaleza, gran parte de su obra es autobiográfica, y es ahí donde radica su trasgresión y modernidad, en sacar a la luz sus secretos a sabiendas de ser criticada por el pueblo a causa de su sinceridad. Claramente, influenciada por las desgracias que le persiguen a lo largo de su vida, escribe sobre la muerte de sus seres más queridos. El amor,

31 mangata


la amistad, los temas populares, sociales y políticos son plasmados en sus poemas, así como su devoción religiosa. «Yo

soy una romántica que vivo de mi pena, una cantaora incrédula que canto lo increíble, soy una triste loca, como atrevida, buena, soy una soñadora que sueño lo imposible».

La poetisa Remedios Picó cuenta con más de quinientos poemas publicados en revistas, diarios y semanarios de la época a lo largo de la geografía de nuestro país, así como un sinfín de artículos en revistas locales. Entre la publicación de Flores de mi locura (1913) y El libro de los Cien Sonetos (1927), sus dos libros publicados de mayor relevancia, encontramos su etapa más fecunda a nivel creativo, con la participación en certámenes literarios en donde obtendrá numerosos reconocimientos; su intervención en actos sociales, culturales y políticos en donde su poesía estaría presente; tertulias literarias en compañía de los hermanos de Azorín y otros literatos, y hasta escribiría una obra teatral en verso inedia, a día de hoy titulada Amor acecha entre flores. Remedios Picó, La Poetisa como se la acabó conociendo, ha estrenado esta sección merecedora de este reconocimiento por haber traspasado la frontera del analfabetismo, y la marginación social y cultural de la mujer en la que estaba instalada la época. Su manera de narrar, con ritmo y medida, herramientas de los mejores poetas, es un ejemplo de la presencia de la mujer en la cultura en donde la crítica especializada solo consideraba al hombre como único representante del canon literario. El 1 de abril de 1969 falleció en la misma ciudad que la vio nacer. Tres años después

mangata 32

un acuerdo plenario puso su nombre a una de las nuevas calles que se abrieron gracias al desarrollo urbanístico y que provocó la desaparición de unos huertos que una vez fueron cuna de su infancia, inspirando en ella la poesía con la que pondré fin al artículo. A lo largo del 2019 se han llevado a cabo innumerables actos en su honor recuperando así su memoria, al declararse en dicha localidad, año de la poesía, al cumplirse cincuenta años de su óbito. «El

rosal de tu entrada no tiene rosas ni tendrá ya más nidos de mariposas. ¡Serán tristes, muy tristes, siempre mis cantos, porque en ti ya no veo dulces encantos».


DRAGONFLY AVALANCH

mangata 34


por Alejando moya

V

olvemos a la carga. Volvemos a por más magia de la mano de los valencianos DragonFly y de los asturianos Avalanch. La segunda vez en unos meses y la tercera después de la presentación del mítico El Ángel Caído, regrabado con el epígrafe de All Star Band. Agradecer la amabilidad del equipo de la sala Republicca y el trato de los componentes de ambas bandas. Disfrutar de esta gente sobre el escenario fue un verdadero placer y hay que decir, que deleitarse con un concierto en directo de ambas fue, como ya he comentado, poco menos que mágico. 
Después de un concierto acústico maravilloso, tocaba ponerse las pilas y electrificar el ambiente. Comenzaron DragonFly que, después de unos minutos de rodaje, nos presentaron Estrella fugaz, perteneciente al que es su nuevo disco Zeitgeist, el cual salió a la venta el 25 de octubre. Si hace unos

meses disfrutábamos del maravilloso acústico del paberse, esa noche, lo disfrutamos mucho más porque íbamos con los deberes hechos. Una gozada Juanba Nadal y sus agudos en coros y estrofas... nada que ver con el acústico, canela fina. Si para los adultos fue una gozada, cuando ves sobre el escenario que todo funciona como un reloj suizo, no os podéis hacer una idea de la cara de expectación y maravilla que podía tener una niña de once años y eso que no era su primer concierto. Emulando al monstruo que vendría después, Jorge Alcázar se marcó un solo de batería tal que mi hija, que acababa de empezar a aporrear los platos, se encontraba en una nube. Flipó con las sacudidas de melena de Pablo y me dijo: «¿Y tú tenías el pelo así de largo, papá?». ’( Enarbolando por bandera riffs contundentes, pasamos por Vuela conmigo. Las canciones de los valencianos nos demostraron que tienen todo lo que hace falta tener para ser un grupo de referencia

35 mangata


en los años venideros, una sólida discografía y una maquinaria bien engrasada, como el momento balada con Esclavo de tu amor, donde Isauro Aljaro salió de entre las sombras de la segunda línea para brillar por méritos propios. Después de presentar una segunda canción de lo que es Zeitgeist (Alter ego), le llegó el turno a dos de las canciones que más nos conocíamos la familia y con las que cerraron un grandísimo concierto: No lo verán caer y Solo depende de ti, las cantamos muchos de los presentes. Me consta que mi hija no fue la única niña que había en la sala, también debo decir que todo el público asistente se comportó de lujo y más si cabe, cuando veían niños cerca de ellos. Un diez para todos. Cosas así hacen que me sienta orgulloso de la comunidad heavyrockera y ver que no solo vamos las viejas glorias, sino que dentro de unos pocos años pasaremos, definitivamente, el testigo a nuestras pequeñas huestes, es motivo para sonreír. Pensar que estos mismos niños se volverán a encontrar en muchos más conciertos y, posiblemente, no serán conscientes de que hayan compartido sala con sus padres. Después del pequeño interludio que nos dio para hablar de churumbeles, hicieron acto de presencia los todopoderosos Avalanch. Siguía al frente Jorge Berceo mientras Isra Ramos terminaba

mangata 36

de recuperarse de su problema de garganta. No sabía que Magnus Rosen no formaba parte de la banda y en su lugar estaba Dirk Schlächter de los incomparables Gamma Ray. Sobre el escenario, Jorge Berceo apareció el último y lo hizo cómodo, con fuerza. Como si llevase años encargándose del repertorio. Sigue ocurriéndome, hace ya veinte años que los vi por primera vez; pero cuando aparecen en el escenario, sigo sintiendo que tengo veinte años. No sé si Alberto me reconoció del último concierto y, sin embargo, creo que me sonrió al efectuar un ligero movimiento de cabeza en mi dirección (momento ego, él sabe por qué). Este hombre parece tener una segunda juventud y esa fuerza, esa energía, casi se puede medir desde abajo, mirando a través del objetivo de mi Canon. Lo volvió a hacer, si bien, cada vez que un grupo que me gusta mucho y saca un disco nuevo, no son pocas las veces que me cuesta decidirme a escucharlo, creo que Avalanch añadió un peldaño más a su evolución. Avalanch se sacó de la manga un álbum sólido y poderoso. El secreto se abrió paso con Demiurgus y El Peregrino, con un fantástico solo de guitarra que se marcó nuestro querido Jorge Salán. Menudos dos hay al frente de las seis cuerdas en este grupo. La complicidad de Berceo con Alberto fue evidente y supo cómo meterse en el bolsillo a los asistentes de la sala como hizo con Otra vida o Delirios de grandeza, o el que fue uno de los momentos de la noche, en el que sobre el escenario


37 mangata


mangata 38


quedaron Alberto, Jorge y Manuel para tocar Alborada, con un solo de Rionda que arrancó una más que merecida ovación. Debo hacer un pequeño inciso y añadir mi admiración a los fotógrafos con los que compartí foso. Normalmente, es mi compañero Ángel Moya el encargado de tan ardua labor y solo puedo decir que esa noche, pese al poco espacio que había en el foso, todo parecía encajar como un Tetris. No os imagináis lo que fue para mí estar en el foso, girarme, y ver a mi hija en primera fila cantando tanto, que al día siguiente estaba afónica. Canción tras canción desgranaron temas clásicos junto con la nueva hornada de canciones que seguro, seguiremos disfrutando como clásicos en los próximos años. Jorge Berceo se me antojó verlo crecer con cada canción, cada vez me gusta más sobre el escenario y es fantástico ver lo cómodo que estaba con canciones que han pasado por muchas gargantas y no le tembló la voz para hacernos olvidar, por un ratito, a los que quedaron en el camino. Llegó el turno de la bestia a la que emulaba Jorge Alcázar, el inconfundible Mike Terrana quien, durante un tiempo que, a los que nos quedamos

embelesados, se nos hizo corto (unos catorce minutos), desplegó sus poderosos brazos sobre la imponente batería de platos rojos. Alas de cristal siguió a las poderosas baquetas para continuar con Baal o Alma vieja, que vino después de un solo del ex de Gamma Ray y que nos ofreció la sorpresa de la noche. Ante una enorme ovación, Isra Ramos hizo aparición, como el día anterior hizo en Murcia, del que me habían comentado que parecía totalmente recuperado y así lo pudimos constatar, aunque según sus propias palabras, no lo estaba del todo. Tras finalizar la canción, Isra pidió un merecido aplauso para Jorge Berceo y continuó con otra de las nuevas canciones, con la que nos deleitaron en un acústico de hacía unos meses: La flor en el hielo. Si hubiera faltado Xana, habría sido imperdonable, pues el feeling que se produjo cantando a capela todos los asistentes antes de que la banda se uniera, fue mágico, como lo fue el retorno de Berceo para cantar junto a Isra la maravillosa Lucero, desde la zona VIP de la sala. Si Xana supuso un antes y un después en el concierto, la llegada de Torquemada hizo explotar la sala dejándonos con ganas de más y poniendo el broche final a una noche llena de epicidad, música y semillas de futuro.

39 mangata


por Alba Cayuelas

mangata 42


E

speranza Clares Alquibla, actriz, dramaturga y directora de producción de Alquibla Teatro, es, a día de hoy, una figura clave en el panorama teatral tanto de la Región de Murcia como a nivel nacional. Luchadora incansable a favor del reconocimiento social y político que las Artes Escénicas merecen, hemos querido entrevistarla para conocer un poco más su trayectoria profesional y, sobre todo, la persona que hay detrás de la misma. Para empezar, dejando a un lado todas tus facetas profesionales, dinos: ¿quién es Esperanza Clares? Queremos conocer a la mujer que hay detrás. Creo que es difícil definirse uno mismo porque siempre tendemos a describir aquello que queremos que los demás vean de nosotros, así que diré, simplemente, que soy una hija, hermana, esposa, madre y actriz que intenta cada día dar lo mejor de sí y que rara vez lo consigue.

como niña-actriz. Aún hoy, a sus ochenta años, sigue manteniendo esta actividad y disfrutando de ella con la misma pasión del primer día.

¿Cuándo surgió tu vocación por actuar? ¿Lo tuyo con el teatro fue amor a primera vista o se coció a fuego lento?

Creo que el desencadenante fue algo genético, esa parte de artista que mi padre incluyó con acierto en mi ADN. El atrayente imán del escenario ha hecho el resto atrapándome de tal modo que el teatro no solo se ha convertido en mi profesión, sino en mi forma de vida y la de la gente que me rodea.

Realmente, tengo la sensación de que nací sobre un escenario. He tenido la fortuna de vivir en una familia tremendamente aficionada al teatro y a la música, y ese fue un gran caldo de cultivo para mi vocación de actriz. Pisé los escenarios por primera vez a los ocho años y nunca me he bajado de ellos hasta ahora. Con apenas veinte años, Antonio Saura y yo creamos Alquibla Teatro y lo hicimos desde el más absoluto rigor profesional, tanto en estructura empresarial como en intención de calidad y seguimos por ese difícil camino a pesar de las adversidades. ¿Tu familia tenía relación con la actuación? Mi padre estudió la carrera de violín y siempre ha sido el director musical de la Agrupación Lírica Saavedra Fajardo, una asociación cultural amateur apasionada por la zarzuela y en la que hice mis primeros pinitos

¿Cómo empezaste a hacer teatro? ¿Cuál fue el elemento desencadenante?

¿Cómo ha sido tu trayectoria profesional? Desde el inicio de Alquibla, Antonio Saura y yo deseábamos desempeñar nuestra profesión desde nuestra tierra, Murcia, y poderla proyectar a nivel nacional. Así ha ocurrido a pesar de que en nuestra región las Artes Escénicas no son, ni han sido nunca, consideradas un pilar cultural importante y necesario para el desarrollo de nuestra sociedad. A pesar de ello, cumplimos treinta y cinco años de actividad teatral ininterrumpida en la que Alquibla ha formado parte del panorama teatral nacional, con incursiones internacionales y en la que he podido

43 mangata


desarrollar mi trabajo como actriz y directora de producción plena y satisfactoriamente. ¿Por qué teatro y no otra expresión artística? El teatro es el arte en el que pueden confluir la mayoría de las disciplinas artísticas, la música, la danza, la pintura, escultura, audiovisuales, nuevas tecnologías… Es un arte completo con la especial particularidad de que ocurre en el “aquí y ahora” de cada representación y eso lo hace especial. Los espectadores disfrutan de unos momentos únicos e irrepetibles en los que la comunión entre la acción que ocurre en el escenario y la percepción en el patio de butacas es completa, real y sincera. Y ese compartir es la mayor grandeza del teatro. Sabemos que este es un camino lleno de obstáculos, ¿has tenido que hacer algo con lo que no estabas de acuerdo, o traspasar alguna línea no deseada, para llegar a donde estás o avanzar en tu carrera? Nunca he hecho nada de lo que no estuviera convencida ni a nivel artístico ni personal. Sí he sido combatiente activa en favor de las Artes Escénicas de nuestra región a nivel individual y colectivo, desde MurciaaEscena, Asociación de Empresas Productoras de Artes Escénicas de la Región de Murcia, de la que he sido presidenta hasta el pasado mes de mayo. En ella he descargado toda mi energía, he batallado políticamente con los responsables culturales de cada momento y he tenido pequeños momentos de satisfacción y muchísimos de derrota, impotencia y desgaste ante la pasividad política. Y volvería a hacerlo una y otra vez convencida de que el Teatro es bastión de la cultura y de que los políticos tienen la obligación de atenderlo del mismo modo que a la educación o sanidad con las que, en todo caso, se complementa, sin lugar a dudas. Empezaste como actriz, profesión a la que se ha sumado la de dramaturga y directora de producción. ¿Cómo se compagina el trabajo del día a día de todas estas vertientes? ¿Cómo te organizas?

mangata 44

Soy muy organizada, vaya por delante. Tengo una gran capacidad de concentración, buena memoria y mucha energía, ingredientes fundamentales en mi trabajo. Pero lo cierto es que le saco más partido al día de lo que este debería dar de sí y eso empieza a ser agotador llegada ya cierta edad. Y aun pensando que debo echar un poco el freno, sigo pasando por la vida a la velocidad del rayo perdiéndome, seguramente, muchas cosas, aunque empapándome de muchas otras que me compensan. ¿Y cómo se concilia todo esto, imagino que sin horarios fijos, con la vida familiar y de pareja? ¿Te queda tiempo para todo lo que te gustaría hacer, al margen del teatro? El reloj y el calendario no existen para mí. Puedo estar en la oficina un domingo a las 12 de la noche, estudiando el texto de un nuevo personaje mientras cocino, o moviendo con disimulo los pies en medio de la calle para recordar una coreografía. Hasta ahora no había tenido ningún hobby especial; pero desde hace un año y medio, comparto con mi marido, Antonio Saura, el gusto por la música swing y su baile, el lindy hop, y esa práctica ocupa buena parte de nuestro escaso tiempo libre. ¿Te arrepientes de algo que hayas tenido que sacrificar, en el ámbito personal, para llegar hasta dónde estás? No tengo la sensación de haber sacrificado nada. He tenido una familia que me ha apoyado desde el principio, una pareja y una hija maravillosos que comparten mi profesión y pasión, y un trabajo del que puedo vivir y que me ha aportado tantos valores, experiencias, vivencias y placeres, que no puedo, no debo, quejarme de nada. ¿Qué vertiente te gusta más: la de actuar o la de dirigir? ¿Con cuál te sientes más realizada? ¿Y cuál te parece de mayor utilidad, o a la que puedes aportar más? Sin lugar a dudas mi predilección reside en la interpretación, en jugar a ser otra, en vivir vidas ajenas haciéndolas propias… pero con la docencia, desde la vertiente de Alquibla como Escuela de Teatro, disfruto también


45 mangata


del placer de la dirección. El teatro es un arte vivo y por tanto activo, creativo y esa creación se tiene que dar a todos los niveles, desde el actor que juega a vivir su personaje al director que compone la partitura escénica y los parámetros estéticos del espectáculo. Todos creamos desde nuestra parcela, somos complementarios, somos necesarios para que el resultado final sea el deseado. Después de tantos años, ¿sigue quedándote algo de temor a quedarte en blanco durante una actuación? ¿Cuál es tu receta para controlar los nervios? Somos humanos y el teatro es un arte vivo por lo que puede pasar cualquier cosa; pero no suele ocurrir, no suele existir ese temor y en caso de que ocurra, el propio personaje te indica el camino para salir airoso. En cuanto a los nervios, son siempre incontrolables antes de salir a escena, pero desaparecen al contacto con el público como por arte de magia. Para ti, ¿el texto es sagrado? ¿Qué opinas de la improvisación? El texto es sagrado sin lugar a dudas. Las palabras han sido escritas por alguien que quiso que ese texto fuese exactamente así y debe ser respetado. Otra cosa es la improvisación, una técnica específica muy enriquecedora para el actor, pero que nada tiene que ver con el texto escrito. Con ello no me refiero, evidentemente, al hecho de en un momento determinado y sobre el escenario, tengas que improvisar una situación o frase para resolver cualquier incidente, eso es otra cosa. Sabemos que tu compañía paga a los actores los días de ensayo, una práctica que, aunque justa considerando que es una profesión, no es la habitual. Esto supone hacer un gran desembolso de dinero sin saber realmente cómo va a funcionar la obra a posteriori, cuando se estrene y el tiempo que esté en cartel. Cuando empiezas a preparar una obra, o incluso a escribirla, ¿tienes ya desde el principio en cuenta los costes de producción? ¿Te condiciona este tema a la hora de elegir una u otra obra, o de programarla de una u otra forma?

mangata 46


Al hacer el proyecto de producción tienes que afinar los números muy bien antes incluso de tomar la decisión de llevar a cabo esa producción y hacer un mínimo tanteo de mercado para calcular el impacto que pueda tener a nivel de contratación. Como productora siempre juego a equilibrar la pasión y la razón. No siempre el proyecto deseado es el empresarialmente adecuado, o no precisamente en ese momento, aunque algunas veces me dejo llevar por el corazón y olvido los números a sabiendas de que el resultado artístico será excelente y el empresarial catastrófico. Es lo que tiene esta peculiar profesión. Fuiste presidenta de MurciaaEscena durante ocho años. ¿Qué significó para ti dicho nombramiento? ¿Qué pretendías conseguir durante el mismo? ¿Te plantearías retomar este puesto, o uno similar, en el futuro? ¿Qué crees que aportaste durante tu mandato? ¿Con qué te quedas de esa experiencia? Presidir MurciaaEscena ha sido para mí todo un honor, pero reconozco que también un gran desgaste físico y emocional. Encabezar una cruzada a priori perdida, precisaba de mucha energía que forzosamente se consumiría en el camino. Yo creo que aporté esa energía, mi capacidad de trabajo y considero que defendí y luché a capa y espada por y para las Artes Escénicas de nuestra Región. Han sido muchos los logros conseguidos de los que me considero partícipe activa e incluso impulsora: Los premios Azahar de las Artes Escénicas, el aumento del número de empresas asociadas, la unión entre todas las asociaciones del sector (UARM, Drem, Demurcia), y con ella la creación consensuada del Plan Estratégico para las Artes Escénicas de la Región de Murcia, el inicio de las líneas de ayuda a la producción, la recuperación del Circuito Regional… Y con todos estos logros, entendí que era el momento de una presidencia más joven, con energías renovadas que mantuviese, reforzase e impulsase nuestro sector. Mi tiempo ya pasó. ¿Qué legado te gustaría haber dejado tras tu partida?

47 mangata


A estas alturas de mi vida he aprendido que todo lo que uno haga en la vida debe hacerlo por sí mismo y para los demás sin esperar ninguna recompensa y eso evitará decepciones, reproches y vacíos. Me quedo y me llevaré la satisfacción de haber hecho en todo momento lo que creía más conveniente y, sobre todo, de haber estado siempre en primera fila de batalla. ¿Qué opinas del valor que le dan los distintos gobiernos regionales a este arte cultural? ¿Piensas que se fomenta lo suficiente el teatro desde los organismos públicos? ¿Hay algo que les reprochas o que les exigirías? Tal y como he expresado antes, en nuestra región, el teatro no recibe la consideración que su importancia requiere en el desarrollo cultural de nuestra sociedad. Los políticos regionales y municipales han descuidado e incluso olvidado su obligación de facilitar al ciudadano que este servicio público les llegue en óptimas condiciones. Ha costado mucho empezar a concienciar a los políticos de que esta obligación existe y debe ser un compromiso firme, de que aportar dinero para las Artes Escénicas no es “subvencionar” sino invertir en progreso y de que el teatro existe porque las empresas exprimimos nuestro talento trabajando en pésimas condiciones, hipotecando nuestra vida y los bienes materiales que no tenemos; pero que del mismo modo podría desaparecer con solo un chasquido de dedos en el momento en que dejásemos de hacerlo y si eso ocurriese, ellos serían los responsables. ¿Cómo trata el periodismo al teatro? En Murcia tenemos mucho contacto con los pocos periodistas especializados en teatro. En general somos bien acogidos y cuidados en nuestros trabajos, sobre todo de cara a los estrenos. Este verano estrenasteis Mucho ruido about nothing en el 50 Festival Internacional de Teatro de San Javier. Con esta obra, le disteis una vuelta de tuerca al clásico de Shakespeare al combinarlo con la música swing. ¿Cómo surgió esta idea? ¿Opinas que

mangata 48

es necesario actualizar las puestas en escena de los clásicos como forma de acercar dichas obras al público de hoy día? ¿Crees que fue demasiado arriesgado? ¿Cómo respondió el público? La idea de musicalizar a ritmo de swing este texto, surgió casi de consenso familiar. Desde hacía tiempo, la pareja de mi hija Alba, Álvaro Imperial, músico de Jazz, nos inculcó el gusto por este tipo de música. Un poco después, Antonio Saura y yo entramos a formar parte de la comunidad swing, comenzando así a disfrutar del placer de bailar Lindy hop. En esta coctelera se mezcló el deseo y necesidad de celebrar el 35 aniversario de Alquibla con un espectáculo que supusiese una fiesta, tanto para el equipo técnico y artístico como para los espectadores que acudieran a verlo. Contábamos con nuestra hija Alba Saura, que ya había trabajado con nosotros haciendo la versión de La Malquerida de Benavente y Macbeth de Sakespeare, para hacer la adaptación. Contábamos con Álvaro Imperial para componer la música y formar una banda potente. Y de todo ello surgió este maravilloso espectáculo, esta locura de producción que te envuelve en la fiesta que desde el principio deseamos hacer. ¿Te planteas volver a repetir la experiencia con algún otro proyecto que siga esta línea? No seré yo quien diga de esta agua no beberé; pero sí te garantizo que, de momento, necesito descansar un poco. La producción de Mucho Ruido… ha sido difícil y muy costosa. Ahora toca reponer fuerzas e intentar amortizarla. Hablando del Festival de San Javier, ¿qué repercusión tiene este tipo de eventos en la sociedad? ¿Se observa un aumento de afluencia año tras año? ¿Se llega a nuevos públicos? En Murcia contamos con Festivales de larga trayectoria y reconocido prestigio a nivel nacional e internacional (Festivales de Teatro y de Jazz de San Javier, Festival de Teatro de Molina de Segura, La Mar de Músicas, Festival del cante de las minas…) Todos ellos impulsan la cultura de nuestra región y


49 mangata


traspasan fronteras, y eso siempre es positivo. El creciente aumento de público asistente es notable y cada vez se amplía más el sector de edad que consume cultura en nuestra región por lo que el balance es muy positivo. Pasando a tu faceta de dramaturga, te has enfocado más en escribir obras para niños que para adultos. ¿Te gusta más dirigirte a ese público? ¿Consideras que es más fácil o, por el contrario, más difícil llegar a los niños? ¿Esperas transmitirles o enseñarles algo en especial? El público infantil siempre ha contado con mi simpatía profesional. Hace bastantes años trabajé mucho como cuentacuentos y animación a la lectura en bibliotecas y colegios y en nuestra escuela de teatro, los niños y niñas tienen un lugar privilegiado para nosotros. Todo el público debe ser y es exigente independientemente de la edad; pero es cierto que a edades tempranas, precisan de estímulos de duración más corta y de ritmo más rápido para captar su atención y si lo consigues, son un público extraordinariamente generoso, crítico y sensible. El teatro debe ser para ellos una herramienta de expresión, de formación en valores, de participación, de crecimiento personal, de potenciación del sentido crítico, del gusto por la belleza y de la generosidad. ¿Consideras que hay suficiente cultura teatral en nuestro sistema educativo? ¿Crees que el teatro debería fomentarse más en los colegios? No ya solo desde el punto de vista de espectadores, sino como partícipes. ¿Debería impartirse como asignatura? Sin lugar a dudas el teatro, y cualquiera de las artes, debería estar incluido en los proyectos curriculares. De hecho, desde la Unión de Actores y Actrices de la Región de Murcia y apoyados por las demás asociaciones del sector, se ha presentado en la Consejería de Educación un proyecto para la inclusión del teatro en las aulas. Confiamos en que llegue a buen puerto. ¿Qué beneficios culturales crees que aporta el teatro?

mangata 50

Como arte vivo supone una experiencia emocional única. Por sus sinergias con otras disciplinas artísticas es capaz de estimular y potenciar sensibilidades en mayor medida que otras artes. Es un arte compartido en el que necesariamente tienen que confluir generosidades, la de los actores y actrices que transmiten sus vivencias escénicas y la de los espectadores que las reciben y las impulsan de nuevo hacia la escena. ¿Escribes tus obras solo para ser representadas, o te gustaría tener también un público lector de las mismas? Que fueran publicadas y llegaran al consumidor como cualquier otro cuento o novela. Realmente, siempre he escrito con la intención de que el texto fuese representado, nunca me he planteado la escritura de otra manera. Digamos que siempre han sido textos con más interés escénico que de mera lectura. Has recibido varios premios de interpretación, entre otros, el Premio a la Mejor Interpretación Femenina en el Certamen Garnacha de Rioja, Haro en 2002, y la nominación a Mejor Interpretación Femenina en los Premios Azahar Región de Murcia, de MurciaaEscena, en 2018. ¿Los premios y reconocimientos son vitales en el mundo de teatro? No son vitales, pero estimulan lo suficiente como para querer recibirlos. Es una manera de hacerte saber que tu trabajo es considerado, respetado y valorado. Pero, igualmente, puedes estar haciendo un excelente trabajo que nunca haya recibido reconocimiento alguno. Por eso hay que valorar los premios recibidos en su justa medida y relativizar los no recibidos de forma positiva. ¿Hay algo que desearas conseguir en tu carrera, y no hayas podido (todavía)? Supongo que haber podido tener una economía personal holgada. Esta profesión, aquí en Murcia, con nuestro nivel de producción, me ha dado muchas satisfacciones artísticas, personales y emocionales, pero me ha condenado a vivir al día con la incertidumbre de no saber nunca lo que tendré mañana.


Nos gustaría saber cuál ha sido el montaje teatral que más te ha impresionado, aquella representación que jamás podrás olvidar (disfrutada como espectadora). Podría mencionar, afortunadamente, más de una; pero si me pides que mencione una sola, me viene de inmediato a la cabeza el Urtain dirigido por Andrés Lima. Vi el espectáculo tres veces en días consecutivos. Impresionante. Un papel que hayas interpretado con el que te quedas. Esto es como pedirle al niño o la niña que decida si quiere más a papá o a mamá. Todos los personajes, por pequeños que sean, deben dejar una huella imborrable en los actores o actrices que los interpretan. Todos deben dejarnos una pequeña o gran enseñanza, un asidero nuevo al que agarrarnos para poder vivir el personaje siguiente. Fifí, Helena, La Novia, Electra, Angustias, Raimunda, Lady Macbeth, Eduarda, Beatriz… de todas guardo algo, a todas las he vivido con intensidad y a todas espero volver aunque solo sea en el recuerdo. Y una obra de las producidas/dirigidas. Por la dificultad para abordar su elevado presupuesto de producción, el trabajo con un equipo técnico y artístico tan grande, el excelente resultado y la celebración de nuestros treinta y cinco años, me quedo con Mucho Ruido Abouth Nothing. Muchísimas gracias, Esperanza, por este ratito que nos has dedicado, en el que hemos podido conocerte mejor, a ti y a tu gran pasión que es el teatro. Te deseamos todo el éxito en tus proyectos presentes y futuros, que seguiremos muy de cerca. ¡Hasta pronto!

El teatro, y cualquiera de las artes, debería estar incluido en los proyectos curriculares.

51 mangata


Cuestión de prioridades por Raúl Gómez

H

oy quiero hablar, desde mi condición de editor, sobre los escritores y sus virtudes y vicios, no de nadie a título personal, sino como conjunto. En alguna ocasión, he declarado —a quien ha querido escucharme— que vivimos una época que facilita en gran medida que quién quiera realizar una labor artística lo haga, cosa aparte será que pueda vivir de ello; pero sin duda convendrán conmigo que, volviendo a los escritores, quién desee escribir ya sea prosa o poesía, ensayo o teatro, puede encontrar gran cantidad de herramientas y medios para hacerlo. Hablar de si merece la pena lo que esté escrito o no, me parece innecesario, pues quien lo ha hecho sí que lo ha visto así y, por lo tanto, este punto queda fuera de toda discusión. Es pues virtud del escritor, esa creación, nacida como resultado de un anhelo de compartir historias y sentimientos, de dar rienda suelta a ideas que vuelan por su cabeza o de aleccionar a quienes, valientes, se adentren en las lecturas que se les propongan. Escribir pues, es o debería ser, como pintar, tocar música o danzar, una actividad que

mangata 54

provoca la continua evolución de nuestra especie, que hace milenios comenzó a engalanar sus utensilios y a narrar, junto al fuego de la caverna, fábulas para transmitir los conocimientos de la tribu. Pero la virtud se vuelve vicio cuando se corrompe y esa necesidad de compartir y hacer avanzar se torna en deseo de reconocimiento, y los títulos publicados se cuentan como preseas en un medallero olímpico. Publicar cualquier cosa, y a cualquier coste, está llevando a una devaluación de la palabra escrita, sí cualquiera puede escribir y es bueno y necesario para nosotros como sociedad que así sea. Pero ¿cualquier texto debe ser publicado? Soy publico defensor de la autopublicación, eso también lo he declarado en múltiples ocasiones. ¿Eso quiere decir que mi respuesta a la pregunta anterior es afirmativa? No, en absoluto, la autopublicación es una herramienta que permite que aquellos textos que, a pesar de su calidad, no tienen cabida en el mercado editorial tradicional y no puedan ver la luz. Y es que a pesar de las más de 4.000 editoriales que puede haber en este momento


en España es mucho mayor la producción de obra, (¿sabías que en nuestro país hay una editorial por cada 300 bares?). La autopublicación permite al escritor demostrarse así mismo que ha podido conseguirlo; pero más allá le da una carta de presentación cuando, tras enfrentarse de nuevo al proceso creativo, vuelva a contactar con editoriales. Esos libros autopublicados, sean uno o cinco, les están gritando al editor que quien los ha escrito tiene una voluntad de ser leído, tiene una necesidad de seguir escribiendo. Y eso, sumado a la calidad de lo escrito, es lo que va a terminar haciendo que la balanza se decante a su favor. Por todo ello, es por lo que defiendo el proceso de autopublicación, ¿a cualquier precio? No, con la ayuda necesaria de lectores cero, correctores, maquetadores, ilustradores... Porque no todo vale, y que cuando hablamos de las herramientas que hoy en día se tienen para autopublicar no nos referimos exclusivamente a las plataformas donde se envían textos de cualquier forma y los imprimen tal cual, para optar por esa opción habla con cualquier imprenta o mejor, directamente, ahórrate el dinero. Es el correcto uso del conjunto de servicios a nuestra disposición lo que nos va a permitir obtener una ventaja competitiva, si cualquiera puede escribir y cualquiera puede publicar no todo el mundo puede escribir bien y no todos pueden publicar bien. Así pues, amigo escritor novel, está bien que mandes tus textos a los grandes grupos editoriales, aunque si no llevas un buen padrino pasarán meses o, posiblemente, nunca recibas respuesta. Es una gran idea que participes en premios y concursos, y magnífico que te dirijas a editoriales pequeñas, que al fin y al cabo somos más del 90% del sector, con tus manuscritos. No será la primera vez que por motivos de plazos y/o económicos tengamos que dejar pasar un buen trabajo. Pero recuerda que existe otra opción, y que si usas bien los recursos te abrirán más de una puerta.

55 mangata


por Diego Armario

P

ablo Neruda confesó que había vivido y lo hizo sin ocultar algunos de los peores errores que cometió a lo largo de su azarosa vida, porque convirtió en literatura algunos de sus pecados más inconfesables. El Premio Nobel chileno escribió sobre sus excesos y no los disfrazó, atribuyéndolos falsamente a terceros o a personajes de ficción. No tuvo ningún pudor en contar cómo abandonó a su exmujer con su hija discapacitada, de la que decía que era «un ser perfectamente ridículo, una especie de punto y coma, una vampiresa de tres kilos», ni tampoco le hizo ascos a reconocer que había violado a una trabajadora pobre en su residencia de la embajada de Ceilán, siendo él un joven funcionario.

mangata 56

Podía haberse llevado a la tumba, en el año 1973, estos secretos vergonzantes; pero no quiso hacerlo, necesitaba contarlos y sobre todo escribirlos, no porque le impulsase a hacerlo su conciencia de hombre arrepentido, sino porque esas dos malditas experiencias eran una materia literaria que solo él podía contar, solo él las había vivido y solo él conservaba las sensaciones que sintió en ambos casos. Imagino que también conservaba en algún rincón de su memoria otros sucesos similares o peores, y me malicio que si no los incorporó a su literatura no fue porque se sintiese avergonzado de haber sido el protagonista o provocador de alguna otra indecencia, sino porque consideró que carecían de una carga literaria suficiente como para resucitarlos entre las páginas de una de sus novelas. Después de leer su obra, Confieso que he vivido, publicada por primera vez en la colección Biblioteca breve de la editorial


Seix Barral en 1974, unos le han criticado duramente y otros, le amnistían de sus pecados con el argumento de que cada momento histórico tiene distintas exigencias morales, o incluso los más fervientes seguidores de su literatura han manifestado su tolerancia y su disposición a disculpar lo que consideran excentricidades de un genio. No me corresponde a mí hacer reflexiones morales sobre la conducta privada de un escritor excepcional, pero incorporo esta historia a mi relato para subrayar mi coincidencia con su pulsión por incorporar a su literatura sus vivencias más extremas. Los escritores vivimos de los recuerdos de nuestra propia piel y me malicio que, al igual que me sucede a mí, muchas obras literarias de otros autores contienen experiencias personales de las que unas veces se avergüenzan y otras, no; pero, con frecuencia, las disfrazan bajo la apariencia de una imaginación desbordante.

Estoy persuadido de que la mayor parte de los escritores no reconocen como vivencias propias algunos pasajes de sus obras en los que ellos fueron protagonistas directos u observadores de unos hechos imprescindibles para la trama que construyen; pero las recuperan de su memoria y las trasladan al papel porque lo necesitan, porque no pueden renunciar a la fuente inspiradora de aquellos recuerdos que, por más duros o provocadores de sensaciones adversas que sean, saben perfectamente que muchos de los que disfrutan con la lectura de esas historias serían capaces de masturbarse en soledad y, al mismo tiempo, reclamar la hoguera para el libro, y la cárcel para su autor. Yo también —como tantos otros escritores, mujeres u hombres— alimento mis novelas de situaciones con las que me he topado a lo largo de mi vida, porque he recorrido caminos que sabía que no eran de ida y vuelta, y por lo tanto irrepetibles; y jamás la preocupación, el

57 mangata


miedo, el riesgo o el arrepentimiento hicieron mella en mi voluntad de patear esos tramos aunque me salpicara el polvo o me manchase el fango del camino. En esos momentos mis pasos iban hacia adelante sin detenerme a mirar atrás, y sin pensar en documentar una historia que por entonces ni siquiera había imaginado que llegaría a escribir. Algunas huellas de aquellos días han permanecido en mi memoria y en mi piel, y otras fueron fugaces momentos que me cuesta recordar salvo cuando, sin esforzarme, regresan a mi memoria como un regalo inesperado del subconsciente. Desnudar la metáfora para convertirla en una verdad confesada no es algo que todo el mundo se atreve a hacer, y a veces yo tampoco, y por eso, en esas líneas sobrevuelo unas realidades que insinúo sin llegar a concretar por no restarle emoción a la incógnita ni comprometer ningún secreto compartido, aunque reconozco que en cada una de mis novelas hay más de uno inconfesable. Resulta imposible escribir algunas historias sin haberlas vivido, sin haberlas sentido o sufrido, sin haber estado antes entre el cielo y el infierno, sin compartir algún secreto incómodo o peligroso, o sin tener nada de lo que avergonzarse. Porque solo con esa maleta vieja, testigo de mil viajes, portadora de cien recuerdos, poseedora de innumerables noches de insomnio, de miedo, de amor o sexo de un rato con alguien cuyo nombre no recuerdas aunque no olvidas su mirada, puedes caminar hacia un destino cierto en el mundo real de la literatura de ficción. Es muy conveniente tener una biblioteca de experiencias, propias o robadas a la vida de los otros, incorporada a la memoria para

mangata 58

tirar de ella cada vez que nos encontremos ante una página muerta, que es la antítesis de la hoja en blanco. La inspiración ausente siempre tiene remedio tras unas horas o unos días de desconexión en las que la mente descansa, se oxigena y cobra fuerzas para una nueva batalla, pero el callejón sin salida es una condena para el que se empecina en caminar bajo los efectos de la amnesia. Por eso creo que cada uno, a su manera, confiesa que ha vivido cuando vuelca sobre las páginas de un nuevo libro historias, anécdotas, sucedidos y sensaciones. No negaré que existe otro tipo de literatura cuyos autores toman distancia de los hechos que describen porque se convierten en notarios u observadores que relatan con cierta asepsia un mundo al que no se


incorporan porque prefieren verlo sin que ninguna emoción salpique la objetividad de su relato, pero esa sería una historia que debería escribir otro.

Después de los meses o años que exige la construcción feliz de una historia que servirá para que la vivan quienes después la leen, es el momento de las confidencias con los lectores a los que hay que mirar cara a cara para descubrir lo que han sentido, porque todo ese esfuerzo de creación sería

inútil si no fuésemos capaces de recibir a cambio el eco que provocan nuestras palabras escritas. Por eso, envidio a los contadores de historias que caminaban por los pueblos en la Edad Media y las recitaban ante la expectación reverente de los iletrados que alimentaban su alma de los relatos que escuchaban con más atención que la que prestan los creyentes en misa cuando el sacerdote eleva un trozo de pan y una copa de vino. Esos difusores de la cultura oral eran imprescindibles en una sociedad pobre pero hambrienta de algo más que la comida que se llevaban a la boca. Eran libros vivientes para hombres y mujeres, niños y viejos, artesanos y militares que no sabían de letras pero sí de vivencias ajenas atribuidas a unos seres privilegiados

59 mangata


poseedores de rostros que nunca vieron y de voces que tampoco escucharon. Para ese menester estaban los recitadores que recogían la atención, el aplauso y hasta alguna moneda en señal de reconocimiento por la historia que les había contado o cantado en las plazas de los pueblos y ciudades. El contacto directo con los destinatarios de las palabras que escribimos y las historias que les regalamos forma parte de la paga que los escritores recibimos por nuestro esfuerzo creativo en soledad. Hace siglos la cultura se conservaba en los estantes de las bibliotecas de los monasterios, recogidas en libros que contenían más admoniciones y amenazas que promesas de una vida mejor, y si algún autor religioso hablaba de un pecado era para condenarlo; pero jamás para que lo disfrutasen los lectores de aquella hazaña clandestina, y así se dividía la sociedad entre tristes prohibicionistas y un pueblo ansioso por vivir historias de pasión, aventura y libertad. Desde que la cultura fue pan para todos y la industria editorial acercó los libros a quienes hasta entonces no habían podido disfrutar de ellos, aumentaron los lectores; pero también los escribidores que se lanzaron, con distinta fortuna, a hacer realidad su sueño de alcanzar a cuantos más seguidores mejor, mediante un trabajo persistente, una pasión de pasiones que alimenta la razón de ser de quienes se dedican a él. Ese camino lo han recorrido todos, independientemente del resultado de sus esfuerzos, porque no basta con mirarse el ombligo para escribir una historia que enganche al lector. Es importante que el escritor bucee en su propia alma y en la de los demás, con la intención de descubrir las distintas facetas de una misma verdad o de una persistente mentira. Mientras se escribe no existe público lector al que satisfacer ni crítico de oficio por el que preocuparse, porque esa ceremonia creativa solo puede celebrarse en soledad y en libertad.

mangata 60

El mejor crítico de una novela es su propio autor, salvo que sea incapaz de reconocer sus errores, porque un elemental sentido de la dignidad por las cosas bien hechas y de respeto por quienes al comprar su libro buscan algo más que un ejercicio de redacción correcto, obliga a ser muy exigente consigo mismo. A partir de ese momento, la suerte convive con la incertidumbre o con unas reglas de mercado que no está en las manos del escritor controlar, porque algunos de los grandes éxitos de ventas no siempre se corresponden con las grandes novelas, y sí con la condición de personaje famoso de quién las firma, aunque su popularidad le haya llegado por caminos ajenos a la literatura. Así que conviene tener en cuenta que el primer éxito de un escritor siempre es personal, porque lo consigue al concluir la historia que está escribiendo y sentirse honestamente satisfecho con su trabajo. Después se reafirma en él cuando un editor se enamora de su texto y se arriesgue a invertir su dinero en publicarlo y distribuirlo, y, finalmente, lo corona al comprobar que los lectores aplauden su trabajo y los libros se venden. Cuando llega ese momento el autor ha regresado de nuevo a la soledad de su cubículo, a la frialdad del silencio nocturno, a la luz artificial del flexo y a la búsqueda dolorosa de un nuevo amor.


mangata 62

por Aeryn Anders


L

Solidarios PARA EL DESARROLLO

a cultura no tiene límites, a menos que algún desaprensivo desee interponérsela con la subida del IVA. Cuando hablamos de cultura no solamente nos referimos al hecho de apoyarla yendo al cine a ver una película, o a un museo para ver una exposición, o pasar una tarde en el teatro, o disfrutar de un concierto o leer la novela que arrase en ventas. La cultura va más allá, y por todos es sabido que son muchos los profesionales que traspasan la barrera y deciden donar sus beneficios a una acción solidaria, también están los que dedican su tiempo a coordinar una antología benéfica. En ambos casos admiro a cada una de las personas implicadas en esos proyectos. Pero no solo existe este tipo de gente que se acuerdan de los más desfavorecidos, también hay personas que —aún no dedicándose a nada relacionado con la cultura— deciden ceder su tiempo para llevarla a lugares donde su acceso es limitado, sobre todo por las circunstancias que los rodean. Sería fácil hacer una recopilación de los actos benéficos o antologías solidarias que hay en estos momentos para que nuestros lectores —si lo desean— tenga la posibilidad de adquirir uno para contribuir a una causa benéfica, pero desde Mangata Magazine queremos abordar este tema desde el punto de vista de esa gente que nada tiene que ver con este mundo. Que son personas de a pie, normales y corrientes, que optan por donar su tiempo para que gente sin recursos, o recluidos, puedan disfrutar de lo

que la inmensa mayoría tenemos a un clic de ratón. En esta ocasión, hablamos con la ONG, SOLIDARIOS para el desarrollo, que durante treinta años una de sus labores es acercar la cultura a varios centros penitenciarios de España —cada sábado invitan a un profesional para que hable con los internos—, aunque no es su única iniciativa respecto a este tema que hoy abordamos, también son los impulsores de un club de lectura para personas en riesgo de exclusión social y los meses de estío, proyectan su cine de verano. Sin más preámbulos, conozcamos a la directora de la sede que SOLIDARIOS tiene en Murcia. Ángeles, muchas gracias por hacernos un hueco en tu apretada agenda para mantener esta pequeña charla que nos hará conocer un poco mejor el trabajo de esta ONG. Para situar a nuestros lectores, ¿cuéntanos qué es SOLIDARIOS para el Desarrollo? Es una ONG de voluntariado social que nació hace tres décadas. Hoy estamos en Murcia, Sevilla, Granada y Madrid. Queremos una sociedad sin exclusión donde todas las

63 mangata


personas tengan cabida y encuentren un lugar para ser y sentir. Acompañamos a personas que sufren la exclusión social, la soledad y el aislamiento, y nos proponemos romper prejuicios y cambiar nuestro entorno para que sea más amable, más humano. La acción social, la sensibilización y la incidencia son las bases de una propuesta de cambio que cree en el voluntariado como respuesta a un compromiso, a una ciudadanía activa y solidaria. SOLIDARIOS para el Desarrollo nació hace treinta años de la mano del Profesor Emérito de la UCM, José Carlos García Fajardo, con visitas a la cárcel, ¿sabrías decirnos qué le impulsó a realizar la primera visita? El profesor José Carlos García Fajardo comenzó la andadura de SOLIDARIOS con visitas a centros penitenciarios. Más tarde lo empezaron a acompañar alumnos y alumnas de sus clases en la facultad, con los que puso

mangata 64

en marcha el Seminario Solidaridad, que surgió hace treinta años, cuando un grupo de jóvenes estudiantes le preguntaron si podrían reunirse para hablar de la pobreza, los derechos humanos, las injusticias, etc. Miles de universitarios y universitarias se han formado en temas relacionados con la justicia social, y los distintos programas de voluntariado. Durante más de diez años, SOLIDARIOS para el Desarrollo realizó programas de formación de voluntarios en Universidades de Latinoamérica. Durante los veranos, voluntarios universitarios españoles viajaban a países de América para crear grupos de voluntarios que pudiesen ayudar a sus comunidades mientras realizaban un servicio en algún proyecto de cooperación. SOLIDARIOS ha sido creación del Manual del herramienta para todos sociales. Debates, charlas,

pionero en la Voluntario, una los voluntarios conferencias en


colegios mayores y congresos universitarios, exposiciones fotográficas, encuentros con estudiantes… son actividades de sensibilización que programamos cada año. Además, participamos en foros donde el voluntariado y la cooperación al desarrollo son protagonistas, y trabajamos en red con otras organizaciones, con las Administraciones locales, regionales o nacionales. SOLIDARIOS mantuvo proyectos de cooperación en varios países de África y América Latina, sobre todo relacionados con la educación y la salud. A partir de 2010 nos hemos centrado en la formación y en el voluntariado, nuestra razón de ser, para luchar contra la exclusión y las desigualdades injustas. Aunque SOLIDARIOS se fundó en Madrid, a día de hoy tenéis presencia también en Sevilla, Granada y Murcia. ¿Tenéis previsto que se abran más sedes en otras ciudades españolas?

SOLIDARIOS para el Desarrollo nació en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, aunque se ha vinculado también a las universidades de Sevilla, Granada, Murcia y otras. No tenemos previsto abrir nuevas sedes en estos momentos. Son varios los programas con los que trabajáis: atención a personas mayores, atención a personas sin hogar, Cultura en prisiones (Aula de cultura y talleres socioculturales), actividades de ocio y tiempo libre con personas diagnosticadas de enfermedad mental y acompañamiento en hospitales. En nuestro caso, queremos profundizar en el programa de Cultura en prisiones: Aula de cultura y talleres socioculturales. Cuéntanos, ¿de qué trata este programa? El programa lleva la cultura a los centros penitenciarios como un vehículo en el camino a la reinserción, la reeducación y la

65 mangata


La cultura es rehabilitadora, es transformadora y es vida.

mangata 66


resocialización de las personas privadas de libertad, que en muchos casos, además, sufren situaciones de exclusión previas a su entrada en el centro penitenciario. Este programa está integrado por dos proyectos, el Aula de cultura y los talleres socioculturales, todos ellos realizados semanalmente en cada uno de los siete centros penitenciarios en los que trabajamos en estos momentos. El Aula de cultural es un espacio en el que, cada semana, invitamos a personas profesionales y expertas del mundo de la cultura en su más amplio sentido (literatura, artes, deporte, historia, investigación, ecología, etc.), de manera que se convierten en puentes con la vida en el exterior. El Aula de cultura rompe el aislamiento y es una invitación a ver la vida con valores positivos y necesarios en cualquier proceso de reinserción. La cultura es rehabilitadora, es transformadora y es vida. Los talleres socioculturales son una oportunidad de aprender, crecer y reflexionar, que aportan elementos y herramientas interesantes a las personas internas. Además, de trabajar con población reclusa, desde hace varios años hemos comenzando a trabajar con población residente de los CIS, organizando y desarrollando salidas de carácter cultural. Háblanos un poco de las personas que, durante todo este tiempo que SOLIDARIOS está activo, han visitado el Aula de Cultura y las sensaciones que les genera la experiencia una vez finalizada su intervención. Por el Aula de cultura pasan cada año personas muy relevantes del mundo de la cultura. Escritores y escritoras reconocidos a nivel local, regional, nacional e internacional. Por ejemplo,: Mario Vargas Llosa, Rosa Montero, Marisa López Soria, Natalia Carbajosa, Vega Cerezo, José Daniel Espejo, Juan De Dios García, Juan José Millás, Jerónimo Tristante, entre otros muchos. Artistas del mundo de la música, las artes plásticas, artes visuales, artes escénicas, historiadores/as,

investigadores, chefs reconocidos, como Pablo González-Conejero... La lista es larga, os invito a seguirnos en nuestras redes, donde podréis ver imágenes y testimonios de muchos y muchas de nuestras invitadas. Además, de las personas que cada sábado acuden al Aula de Cultura, SOLIDARIOS tiene varias actividades dentro de los centros penitenciarios vinculadas con la cultura, uno de ellos es el taller de poesía. El pasado mes de septiembre se publicó y presentó la plaquette que recoge los poemas que escribieron los residentes del centro. ¿Cómo surgió la idea de crearlo y por quién es impartido? Uno de los talleres que desarrolla SOLIDARIOS en el centro penitenciario Murcia II, por hablarte del centro en el que trabajamos en Murcia, es el de Escritura creativa, que es impartido a lo largo de todo el año por escritores y escritoras profesionales. En 2019 hemos desarrollado un taller de poesía, que invitamos a impartir a dos poetas muy reconocidas a nivel nacional e internacional y que han recibido numerosos premios y reconocimientos en el mundo de la poesía: Katy Parra e Inma Pelegrín. Tenemos la inmensa suerte de que vivan en la región y fue invitarlas y aceptar desde el primer minuto. Ha sido un placer verlas trabajar y facilitar el taller que ha fluido de una manera muy bella. Las personas internas no necesitaban tener conocimientos previos, se trataba para muchas, de descubrir un nuevo lenguaje, y a todas les emocionó ver el resultado, una plaquette en la que cada una eligió que poema quería mostrar y compartir con los lectores y lectoras que a día de hoy son ya muy numerosos, porque la hemos hecho accesible a todas aquellas personas interesadas, colgándola en nuestra web para descargarla. Esta plaquette nos está dando muchas alegrías; pero la mayor sin duda, es ver cómo cada interno e interna participante la lleva con el orgullo y el gozo de sentirse parte de algo hermoso, algo cuidado, algo que hemos construido con amor y cariño entre todos y todas.

67 mangata


Sé de buena mano que la plaquette se ha presentado en el Festival Deslinde de Cartagena, para quien no lo sepa es uno de los festivales de poesía más importantes a nivel nacional, también que desde hace tres años un miembro del festival ofrece una charla/coloquio en el Aula de cultura. ¿Cómo nació esta colaboración? Sí, la hemos presentado en noviembre en el Festival poético Deslinde, que para SOLIDARIOS es un festival de referencia, por su calidad y por la calidez con la que acogieron la propuesta que les hice hace tres ediciones

de llevar el festival, como otros que llevamos a lo largo del año, al Aula de cultura. De ahí nació Poetas a la cárcel que cada edición nos permite disfrutar de un/a poeta relevante y con larga trayectoria en el mundo de la poesía. Por este espacio han pasado Antonio Aguilar, Katy Parra, Inma Pelegrín y Diego Sánchez Aguilar. Y seguimos, con muchas ganas de Deslinde 2020. En mi caso, tengo el placer de decir que soy una privilegiada al tener uno de los

mangata 68

ejemplares de la plaquette del taller de poesía; pero si nuestros lectores quieren leerlo, ¿dónde pueden comprarlo o descargarlo? En nuestra web: www.solidarios.org.es La edición es muy cuidada y hemos tenido la suerte de poder contar con la diseñadora y poeta Cristina Morano, que entendió el encargo de la edición muy bien desde que le planteé la idea. Otra de las labores de SOLIDARIOS, a parte de las citadas anteriormente, es fomentar la lectura y para ello, junto a

la Biblioteca Regional de Murcia, habéis creado un club de lectura. ¿Está abierto a todo el público que desee participar o existe algún tipo de restricción? Y ya que estamos, ¿cuándo y dónde tiene lugar? El fomento de la lectura en los centros penitenciarios es uno de nuestros objetivos en los centros penitenciarios en los que trabajamos. En 2017 recibimos un reconocimiento que nos dio mucha alegría, El Premio Nacional de Fomento a la Lectura, que


otorga el Ministerio de Cultura y Deportes. Este premio reconoce nuestra labor de fomento a la lectura en las Aulas de cultura que desarrollamos en los centros penitenciarios, desde hace treinta años.

SOLIDARIOS, ¿qué debe de hacer? ¿Dónde debe dirigirse para formar parte de este proyecto?

El club de lectura que coordinan los monitores ocupacionales con la Biblioteca Regional, no ha sido impulsado por SOLIDARIOS, pero estamos muy contentos viendo cómo internos e internas que acuden a él, asisten también a nuestros talleres de escritura creativa, de poesía, de guion de cine, etc. Para escribir es importante leer y este mensaje se lo transmitimos a las personas internas y cala, porque acuden a nuestros talleres de escritura y van teniendo un hábito lector que poco a poco crece.

Par ser voluntario o voluntaria de SOLIDARIOS, basta con entrar en nuestra web e inscribirse en alguna de nuestras sesiones informativas, que ofrecemos todos los miércoles a las 11:00 horas y a las 18:00 horas en nuestra sede en C/ San Martín de Porres 4, 3 A, 30001, Murcia. Si la persona no puede inscribirse o no tiene acceso a Internet, puede venir a vernos directamente en esos horarios. En todas las delegaciones de SOLIDARIOS, además de Murcia, realizamos estas sesiones semanalmente y en días diferentes, que pueden consultarse en nuestra web.

SOLIDARIOS ha recibido de la mano del Rey el Premio Nacional de Fomento a la Lectura. ¿Qué significó para todo el equipo este reconocimiento? ¿Solidarios ha sido premiado con algún otro premio?

Ángeles, déjame agradecerte de nuevo que hayas hecho un hueco en tu agenda para hablar con nosotros y también felicitarle por la enorme labor que hacéis todo el equipo de SOLIDARIOS.

Hemos recibido numerosos reconocimientos en todos estos años. El Premio Nacional de Fomento a la Lectura nos ha tocado especialmente el corazón. Como decimos en nuestra web este premio es un honor y supone un aliciente para seguir trabajando para combatir la exclusión social de personas en el entorno penitenciario y de otros grupos vulnerables y desfavorecidos.

Estoy encantada de que hayas puesto tu interés en nuestra entidad y en la labor que hacemos en los centros penitenciarios. El agradecimiento es mío y nuestro, de SOLIDARIOS.

Esta es una pregunta algo más personal, pero nos encantaría conocer tu opinión, ¿crees que la cultura debería ser más solidaria para que así llegue a todo el mundo?

Muchas gracias por tus palabras e invito a los lectores y lectoras a que nos conozcan entrando en nuestra web y siguiéndonos en las redes sociales. También quiero aprovechar la oportunidad que me ofreces, para animar a la gente a hacerse socia de SOLIDARIOS, para ampliar nuestra base social y poder seguir creciendo.

La cultura y las artes nos permiten no perder cuota de humanidad, tan necesaria en los tiempos complejos en los que vivimos y en los que encontramos discursos que duelen mucho y hacen daño. La cultura para mí siempre ha de ser social y por tanto, estar conectada con valores como la solidaridad, tan importantes para vivir en un mundo diverso como el nuestro. Para ir finalizando, si alguno de nuestros lectores desea ser voluntario en

69 mangata


PRÓXIMO NÚMERO: MARZO

MANGATAMAGAZINE.WORDPRESS.COM

Profile for Mangata Magazine

Mangata Magazine N.6  

Advertisement
Advertisement
Advertisement