Page 1

EL SIGLO XV ESPAÑOL El siglo XV representa el fin de la Edad Media y el comienzo del mundo moderno. Es la época en que el feudalismo entra en franca descomposición. La crisis económica, las plagas y las epidemias dan como consecuencia el desprestigio de los reyes en los dos grandes reinos peninsulares (Castilla y CataluñaAragón). Esta situación provoca el levantamiento de la nobleza frente a los reyes en frecuentes guerras civiles. Finalmente serán éstos quienes impongan su ley y se empieza a constituir el centralismo absolutista, sobre todo en Castilla, con la consiguiente pérdida del poder de la nobleza. Esto da como consecuencia en CataluñaAragón una secuencia de levantamientos populares contra los señores que hacían cada día más difícil la vida de los campesinos. La sociedad sigue estructurada en los tres estados medievales, pero se extiende ahora la burguesía mercantil por toda Europa. Era ésta una clase poco apreciada por la aristocracia. En general en esta época, los nobles consideraban denigrante cualquier trabajo manual. Por contra va creciendo el ideal caballeresco. El caballero se va haciendo cada vez más refinado. De ahí, el gusto por lo superfluo y lo lujoso, no sólo por parte de los nobles, sino también de esa clase burguesa que es cada vez más poderosa y que aspira a codearse con la nobleza (incluso llegan a serlo mediante la compra de títulos nobiliarios). Estamos en una sociedad que empieza a dar los primeros pasos en lo que actualmente llamamos 'capitalismo'. La relación feudal, basada en la fidelidad, da paso a relaciones sociales basadas en el dinero, llegándose a considerar un fin en sí mismo. Dijimos que durante el siglo XIII en el taller de Alfonso X trabajaban judíos, moros y cristianos, reflejo de la convivencia pacífica de los tres dioses, de las tres religiones. En cambio, ahora se rompe esta convivencia con la expulsión de los judíos y los moros, tras el final de la Reconquista y la idea de unificación religiosa que impusieron los Reyes Católicos. Había que convertirse al cristianismo o irse. De esta manera, el número de conversos aumentó vertiginosamente, formando una minoría tan poderosa como odiada. Reflejo de esta situación será la creación de la Santa Inquisición en 1478 para defender la fe católica; de ahí la constante preocupación por demostrar la limpieza de sangre, es decir, que se era cristiano viejo. En el apartado cultural, un aspecto importante será la invención de la imprenta por Gutenberg, la fijación de una norma escrita en la lengua y la progresiva desaparición de las variantes. En arquitectura, la sobriedad medieval se sustituye ahora Manuel López Castilleja (Departamento de Lengua Castellana y Literatura del IES Pablo Neruda de Castilleja de la Cuesta)


por los adornos del gótico florido y del plateresco, símbolo cultural de la pasión por aparentar propia del hombre de esta época. Y el siglo XV es el siglo de la difusión desde Italia de la mano de Petrarca del HUMANISMO. Se vuelven los ojos a la Antigüedad clásica, buscando los textos olvidados o perdidos. Buscan en la Antigüedad un ideal de vida que ellos piensan que tuvieron romanos y griegos. Por eso se estudian sus obras y se imita incluso su estilo. Se desarrolla el latín y se reclama que las lenguas propias alcancen la misma categoría que aquélla. Esto da como resultado que la literatura de esta época se llena de adornos, se complica la forma de expresión. Frente al teocentrismo anterior, el hombre reclama su puesto y se coloca en el centro del Universo. No deja de ser religioso el hombre del XV, pero sus actividades le dejan menos tiempo para dedicarlo a la divinidad. El humanista más destacado es Elio Antonio de Nebrija. La literatura del siglo XV En Castilla los tres grandes poetas cultos son El Marqués de Santillana, Juan de Mena y Jorge Manrique. Y la obra más conocida del siglo XV es La Celestina de Fernando de Rojas. Además, se desarrolla la poesía popular y el romancero, como géneros autóctonos. Procedentes del exterior la literatura española cultiva: * Prosa: - Libros de caballerías - Novelas sentimentales - La Celestina * Poesía cortesana, cultivada en dos metros diferentes, en octosílabo y en arte mayor (dodecasílabos). La lírica se cultiva en los palacios y en las cortes, con una marcada tendencia al octosílabo (arte real), aunque también se utiliza el arte mayor castellano, y con un tema básico, el amor, bajo el prisma del amor cortés: . Alabar a la mujer . Ennoblece el espíritu . Osadía, porque la mujer es casada normalmente y de clase superior . El amor no es correspondido; a la mujer se le considera la enemiga. . Se oculta el nombre de la dama . Se comunica el dolor del enamorado, pero

2


éste no puede dejar de amar. . Sufrimiento por no ver a la dama. La poesía se convierte en un pretexto para demostrar el ingenio. Es un poesía fría, sin sentimiento: No es a la dama a quien se canta; se canta al amor. Se trata de una poesía para leer en la corte en grupos de nobles ociosos que, para entretenerse, divagaban sobre el tema amoroso de una forma general. Por tanto, en este tipo de poesía domina la forma sobre el fondo. Se complica la forma con constantes juegos de palabras, políptotos, derivaciones, paronomasias,etc... que irán desapareciendo en la poesía del siglo XVI. Otro género que tiene un cierto cultivo en este siglo será la pastorela (encuentro de un caballero con una pastora), de origen provenzal como la anterior, y que aparece representada en las serranillas del Marqués de Santillana, con una protagonista mucho más refinada que las del Arcipreste de Hita. Esta poesía fue recogida en las cancioneros, algunos de los cuales eran acompañados de música: Cancionero de Stúñiga, Cancionero de Baena, Cancionero musical de palacio. El arte mayor se suele reservar para las materias nobles y suele recurrir con frecuencia a la alegoría. Estos poetas alardean de saber histórico, mitológico, geográfico, etc. Y no es de extrañar de esta manera que se use, y en algunos casos se abuse, de los cultismos, de los hipérbatos, de las metáforas, que en parte son el precedente de la complejidad formal característica del Barroco. En cuanto a los temas, los más característicos de la literatura prerrenacentista son el amor cortés, la muerte, la fama y la fortuna. En todos ellos se manifiestan los cambios que se han producido en la forma de pensar y de vivir. El amor es uno de los temas más desarrollados, especialmente en la lírica. El caballero prerrenacentista convierte al amor en el móvil que viene a sustituir a la guerra. La muerte, vista como el fatal destino de todos los hombres, es otro tema constante en la literatura de la época. Tras ella, la fama es el único rastro que queda del paso de los hombres por esta vida. esta idea de la fama podemos observarla en la palabras que la muerte dirige a un caballero moribundo en los siguientes versos de Jorge Manrique: No se os haga tan amarga la batalla temerosa que esperáis pues otra vida más larga de la fama glorïosa

3


acá dejáis. La fortuna aparece en la literatura como una diosa mudable e inestable que mueve los hilos del mundo y hace cambiar de un día para otro del destino de los hombres. MARQUÉS DE SANTILLANA Verso octosílabo: Canciones y Decires. Poesía popular. Verso de arte mayor: Comedieta de Ponza, El infierno de los enamorados. Obras de carácter alegórico. Verso endecasílabo: Sonetos fechos al itálico modo. Obra importante porque supone el primer intento de utilizar la métrica italiana en la poesía española; un intento que no tuvo sus frutos hasta el siglo XVI con Garcilaso y Boscán. Verso de arte menor: las serranillas. La estructura de la serranilla se repite en casi todas ellas: 1.- El caballero, mientras pasea por el campo, encuentra a una serrana. 2.- Entabla un diálogo con ella, alabando su hermosura y le pide su amor a cambio de regalos, favores e incluso matrimonio. 3.- La serrana, una veces accede, otras se niega a las pretensiones del caballero. 4.- Éste puede despedirse en ese momento o insistir, en este caso ella llama a sus familiares, que se encargan de ahuyentar al caballero. JUAN DE MENA Escribió versos amorosos en octosílabo, pero su obra culminante está escrita en arte mayor: El laberinto de Fortuna, obra de carácter alegórico sobre el tema de la Fortuna, tan de moda en la Edad Media. JORGE MANRIQUE Empezó escribiendo poemas amorosos de arte menor, pero su fama se debe sin duda a las Coplas por la muerte de su padre, obra alegórica acerca de la muerte. Una de las claves de su originalidad está en haber tratado un tema tan denso como éste en un metro de arte menor, cuando lo normal era valerse del arte mayor, más ceremonioso y de curso más lento. Escrito en coplas de pie quebrado, las 40 estrofas son una elegía por su padre, don Rodrigo Manrique. Lamenta melancólica y sentenciosamente la inestabilidad de la

4


Fortuna, la fugacidad de la vida y de las glorias humanas y el poder igualatorio de la muerte (Danzas de la muerte). Para Manrique sólo la fama bien fundada vence al tiempo. En las 17 últimas estrofas hace el elogio de su padre, y son un anuncio del Renacimiento, ya próximo. La Edad Media hablaba de dos 'vidas', la terrenal (valle de lágrimas) y la sobrenatural, tras la muerte. El Humanismo del siglo XV va imponiendo la idea de que también en este mundo hay un modo de perdurar: el heroísmo, la perfección religiosa y también el buen hacer en las artes, la ciencia y la religión; todo aquello que conduce a una fama debida al valor, al sacrificio y a la inteligencia. El poema condensa los principios fundamentales de la filosofía cristiana. Su estilo se caracteriza por la sencillez y la sobriedad. La emoción no se desborda como cabría esperar, sino que se contiene por un tono reflexivo. El poema tiene tres partes claramente definidas: - Estrofas I-XIV: idea general de la muerte - Estrofas XV-XXIV: ejemplificación en personas poderosas y adineradas. - Estrofas XXV-XL: elogio de don Rodrigo Manrique.

Después que nací,

A ella volví

no vi tal serrana

diciendo: "Lozana,

como esta mañana.

¿y sois vos villana?"

Allá en la vegüela

"Sí soy, caballero;

a Matalespino,

si por mí lo habedes,

en ese camino

decid ¿qué queredes?,

que va a Lozoyuela

hablad verdadero."

de guisa la vi

Yo le dije así:

que me hizo gana

"Juro por Santa Ana

la fruta temprana.

que no sois villana

Garnacha traía de oro, presada con broncha dorada, que bien parecía.

5


Mozuela de Bores,

Por lo cual: "- Señora"

como a servidor:

allá do la Lama,

(le dixe), "en verdad

mayores dulçores

púsome en amores.

la vuestra beldad

será a mí la brama

Cuidé que olvidado

saldrá desde agora

que oír ruiseñores."

amor me tenía,

dentre estos alcores,

Así concluimos

como quien se avía

pues merece fama

el nuestro proceso

grand tiempo dexado

de grandes loores."

sin fazer exceso

de tales dolores,

Dixo: "- Caballero,

e nos avenimos.

que más que la llama

tiradvos afuera:

E fueron las flores

queman amadores.

dexad la vaquera

de cabe Espinama

Mas vi la fermosa

pasar al otero;

los encubridores.

del buen continente,

ca dos labradores

la cara plaziente,

me piden de Frama,

fresca como rosa,

entrambos pastores."

de tales colores

"- Señora, pastor

cual nunca vi dama

seré si queredes;

nin otra, señores.

mandarme podedes,

(Serranillas del Marqués de Santillana) 1.- Resume el argumento de estas serranillas. 2.- Establece la estructura de las mismas 3.- Índice los versos en los que se idealiza a la pastora 4.- Establece la diferencia entre ambas serranillas. 5.- Otro autor español que también cultivó este género poético fue el Arcipreste de Hita. Él describía a las pastoras con las características de los machos, hombrunas, fuertes y carentes de la delicadeza con las que las adorna el Marqués de Santillana. Resalta los rasgos con los que éste la retrata. 6.- Como podemos ver con la lectura del segundo texto, la literatura no estaba concebida como un negocio para vender libros y ganar dinero, sino para ser leída en voz alta. ¿Dónde se nota esto?

6


I

XXXIV

Recuerde el alma dormida,

diciendo: "Buen caballero,

avive el seso y despierte

dejad el mundo engañoso

contemplando

y su halago;

cómo se pasa la vida,

vuestro corazón de acero

cómo se viene la muerte

muestre su esfuerzo famoso

tan callando;

en este trago;

cuán presto se va el placer;

y pues de vida y salud

cómo después de acordado,

hicistes tan poca cuenta

da dolor;

por la fama,

cómo a nuestro parecer

esfuércese la virtud

cualquiera tiempo pasado

para sufrir esta afrenta

fue mejor.

que os llama.

III

XXXVI

Nuestras vidas son los ríos

El vivir que es perdurable

que van a dar a la mar,

no se gana con estados

que es el morir;

mundanales,

allí van los señoríos

ni con vida deleitable

derechos a se acabar

donde moran los pecados

e consumir;

infernales;

allí los ríos caudales,

mas los buenos religiosos

allí los otros medianos

gánanlo con oraciones

e más chicos;

y con lloros;

allegados, son iguales

los caballeros famosos

los que viven por sus manos

con trabajos y aflicciones

y los ricos.

contra moros." V

XL

Este mundo es el camino

Así, con tal entender,

para el otro, que es morada

todos sentidos humanos

sin pesar;

conservados,

mas cumple tener buen tino

cercado de su mujer

para andar esta jornada

y de sus hijos y hermanos

sin errar.

y criados,

Partimos cuando nacemos,

dio el alma a quien se la dio

andamos mientras vivimos,

(el cual la dio en el cielo

y llegamos

en su gloria),

al tiempo que fenecemos;

que aunque la vida perdió,

así que cuando morimos

dejónos harto consuelo

descansamos.

su memoria.

XXXIII Después de puesta la vida

7


1.- Resume el contenido de cada una de estas estrofas. 2.- Indica en qué estrofa o estrofas se destaca el poder igualatorio de la muerte. 3.- Explica qué opina el poeta acerca de los siguientes temas: - La finalidad de la vida - El paso del tiempo 4.- La estrofa I es una advertencia: explica a quién se dirige el poeta y qué observaciones le hace. 5.- En la literatura medieval es muy frecuente la alegoría, es decir, una serie de metáforas relacionadas entre sí, que representan distintos componentes de una realidad. Interpreta el sentido figurado de la estrofa III. Para ello, debes explicar el significado metafórico de ríos, mar y de las diversas clases de ríos. 6.- Comenta el valor de la alegoría del camino en la estrofa V. 7.- Siguiendo las normas de la elegía, se hace un elogio de las virtudes morales y de las hazañas del difunto, y finalmente se presenta la Muerte, que dialoga con él. Lee la estrofa XXXIII y explica qué virtudes de don Rodrigo se resaltan en el momento de la llegada de la muerte. 8.- En las estrofas XXXIV y XXXVI la Muerte habla con don Rodrigo: explica cuál es la actitud ante su víctima, qué consejos le da y las diferencias que establece entre el vivir perdurable y la vida mundana. 9.- En la estrofa XL se ofrece una visión positiva y consoladora de la muerte de don Rodrigo. Comenta la escena y la sensación que se deriva de ella. 10.- El poema está compuesto en coplas de pie quebrado, estrofas de seis versos agrupadas por parejas, en las que la combinación de versos de desigual número de sílabas da lugar a un ritmo solemne y ágil. Esta estructura recibe también el nombre de manriqueña.

LA LÍRICA TRADICIONAL Y EL ROMANCERO 1.- La lírica tradicional Junto a la poesía culta de los cancioneros y de estos autores, durante el siglo XV se desarrolla un tipo de poesía popular, que, como ya vimos al ocuparnos de las jarchas, nunca ha dejado de existir y que ha estado presente en la mayoría de las actividades humanas. Eran canciones de carácter oral, transmitidas de padres a hijos.

8


Lo que sucedió fue que en Castilla, durante mucho tiempo, los hombres cultos rechazaron los cantares del pueblo. Y sólo a partir del siglo XV se fijaron en ellos y en su belleza. Este gusto por los cantarcillos populares se fue desarrollando y se recogieron en cancioneros incluso con su música, o bien se incluyeron en comedias. Llamamos, por tanto, lírica tradicional castellana al conjunto de aquellos poemillas anónimos que cantaba el pueblo de Castilla. Hay cantarcillos de trabajo y de fiesta, canciones de cuna, cantares religiosos o fúnebres; pero, como es natural, las canciones de amor son las más abundantes y, entre ellas, destacan por su cantidad y su belleza aquellas en que es una mujer enamorada la que habla, cancioncillas de amigo. Frente al carácter épico de los cantares de gesta, las canciones tradicionales descubren el sentir lírico del pueblo castellano en canciones breves que encierran un sentimiento sencillo, pero hondo e intenso. Su lenguaje es muy sencillo, pero a la vez sugerente, es decir, deja de decir mucho de lo que quiere decir, pero lo da a entender. A ello se suma una métrica variada, siempre en versos cortos y ágiles. 2.- El Romancero Los romances son recitaciones de carácter épico-lírico, en general breves, compuestas originalmente para ser cantadas o recitadas al son de un instrumento. Son de carácter narrativo y están formadas por un número indeterminado de versos octosílabos; riman en asonante los pares y quedan libres los impares. A finales del siglo XIV, el interés por las creaciones épicas fue decayendo y los cantares de gesta dejaron de interesar al público castellano, que prefería formas poéticas más breves. Por eso los juglares dejaron de recitar los larguísimos cantares y centraron su atención en los momentos cumbres de los poemas o en aquellos pasajes que más éxito tenían entre el público. Estos fragmentos se conservaron en la memoria de la gente y adquirieron vida propia. A éstos es a lo que se llama romances. Aunque en un principio pudo existir un autor que realizara la primera redacción, su labor fue rápidamente oscurecida y transformada por la tradición, es decir, por los miles de personas que memorizaron estos poemas. Las continuas recitaciones particulares fueron haciendo que el poema cobrara una nueva fisonomía; y así sucesivamente. De esta manera, se explican las diferentes versiones que podemos encontrar de un mismo romance. Los documentos más antiguos conservados acerca de los romances corresponden al siglo XV.

9


- Romancero Viejo y Romancero Nuevo El Romancero Viejo está formado por los romances tradicionales y juglarescos que cantaban los juglares y la gente del pueblo desde mediados del siglo XIV hasta finales del siglo XV. Recibe el nombre de Romancero Nuevo el conjunto de romances escritos en los siglos XVI y XVII por autores cultos como Cervantes, Lope de Vega, Góngora o Quevedo, etc... Pero hay que tener en cuenta que se trata de un género que se sigue cultivando hasta nuestros días por los autores más destacados de nuestra poesía lírica, como Zorrilla, Duque de Rivas, Unamuno, Juan Ramón Jiménez, Lorca, Alberti, etc. - Clasificación de los romances Según el tema de que traten pueden ser: a) Tradicionales.- Aparecen cuando decaen los cantares de gesta. Son principalmente históricos y narran las hazañas del Cid, Fernán González, los siete Infantes de Lara o de Salas, Bernardo del Carpio, Don Rodrigo y la pérdida de España. b) Juglarescos: * De tema francés: . Carolingios.- Cuentan las hazañas de Carlomagno y los personajes de su corte: Roldán, Gaiferos, Gerineldo,... . Bretones.- Recogen las leyendas del rey Arturo y las caballeros de la Tabla Redonda. * Noticieros: fronterizos y moriscos, es decir, tratan de las batallas entre moros y cristianos en las fronteras de sus territorios. * De invención, es decir, fruto de la imaginación de los juglares. . Líricos.- Tratan el tema amoroso, en ellos interesa destacar el sentimiento del protagonista; predomina la descripción y la acción es mínima. . Novelescos.- Destacan el elemento narrativo, la acción tiene gran importancia y abundan los diálogos entre los personajes. Según su estructura hay dos tipos de romances: - Romances cuento: relatan una historia desde el principio hasta el final. - Romances escena: son los más abundantes. En ellos todo el interés de la escena se concentra en un episodio que se presenta al oyente o lector como si estuviera sucediendo en ese mismo momento. Los romances presentan los rasgos propios de lenguaje de la lírica tradicional, es decir, repeticiones de palabras, aliteraciones, frecuentes paralelismos, fórmulas para

10


actualizar los hechos y atraer la atenci贸n del oyente o lector, libertad en el uso de los tiempos verbales.

11


12


Romance de cómo vino el Cid

Rodrigo se queda solo

a besar las manos al rey

encima de su caballo: Entonces habló su padre,

Cabalga Diego Lainez

bien oiréis lo que ha hablado:

al buen rey besar la mano;

- "Apeaos vos, mi hijo,

consigo se los llevaba

besaréis al rey la mano,

los trescientos hijosdalgo.

porque él es vuestro señor,

Entrellos iba Rodrigo,

vos, hijo, sois su vasallo."

el soberbio castellano;

Desque Rodrigo esto oyó

todos cabalgaban a mula;

sintióse más agraviado;

sólo Rodrigo a caballo;

las palabras que responde

todos visten oro y seda;

son de hombre muy enojado:

Rodrigo va bien armado;

- "Si otro me lo dijera,

todos espadas ceñidas,

ya me lo hubiera pagado;

Rodrigo estoque dorado;

mas por mandarlo vos, padre,

todos con sendas varicas,

yo lo haré de buen grado."

Rodrigo lanza en la mano;

Ya se apeaba Rodrigo

todos guantes olorosos,

para el rey besar la mano;

Rodrigo guante mallado;

al hincar de la rodilla,

todos sombreros muy ricos,

el estoque se ha arrancado.

Rodrigo casco afinado,

Espantóse desto el rey,

y encima del casco lleva

y dijo como turbado:

un bonete colorado.

- "Quítame, Rodrigo, allá,

Andando por su camino,

quítateme allá, diablo,

unos con otros hablando,

que tienes gesto de hombre,

allegados son a Burgos;

y los hechos de león bravo."

con el rey se han encontrado.

Como Rodrigo esto oyó,

Los que vienen con el rey

apriesa pide el caballo:

entre sí van razonando;

con una voz alterada,

unos lo dicen de quedo,

contra el rey así ha hablado:

otros lo van preguntando:

-"Por besar mano de rey

- "Aquí viene entre esta gente

no me tengo por honrado;

quien mató al conde Lozano."

porque la besó mi padre

Como lo oyera Rodrigo,

me tengo por afrentado."

en hito los ha mirado:

En diciendo estas palabras

con alta y soberbia voz

salido se ha de palacio:

desta manera ha hablado:

consigo se los tornaba

- "Si hay alguno entre vosotros,

los trescientos hijosdalgo

su pariente o adeudado,

si bien vinieron vestidos,

que le pese de su muerte,

volvieron mejor armados,

salga luego a demandallo;

y si vinieron en mulas,

yo se lo defenderé

todos vuelven en caballos.

quier a pie, quier a caballo." Todos responden a una: - "Demándelo su pecado"

13


1.- Resume el argumento de este romance. 2.- Según el tema de que trata, clasifica este romance 3.- Señala la estructura del romance siguiendo el siguiente esquema: - Planteamiento: presentación, descripción de don Rodrigo - Nudo: * Encuentro con el rey: diálogo de Rodrigo con las gentes del rey * Reacción de Rodrigo ante el besamanos del rey: . Diálogo entre Rodrigo y su padre . Rodrigo va a besar la mano del rey . Diálogo entre Rodrigo y el rey - Desenlace: marcha de Rodrigo y los suyos. 4.- Compara la descripción que el romance hace de Rodrigo y de los trescientos hijosdalgo. ¿Qué aspectos de la personalidad y la situación de Rodrigo se pretende destacar? 5.- ¿Qué significa, según se desprende de la lectura de este texto, besar la mano en la Edad Media? 6.- Compara este romance con el fragmento del Poema del Cid en que éste besa la mano al rey. ¿Qué diferencias encuentras? Compara la personalidad del héroe del poema y el del romance. 7.- Señala las anáforas y los versos paralelísticos que encuentres.

14


ROMANCE DE FONTE FRIDA

ROMANCE DEL PRISIONERO

Fonte frida, Fonte frida,

Que por mayo era por mayo,

Fonte frida y con amor,

cuando hace la calor,

do todas las avecicas

cuando los trigos encañan

van tomar consolación,

y están los campos en flor,

si no es la tortolica

cuando canta la calandria

que está viuda y con dolor.

y responde el ruiseñor,

Por allí fuera a pasar

cuando los enamorados

el traidor del ruiseñor;

van a servir al amor,

las palabras que él decía

sino yo, triste, cuitado,

llenas son de traïción:

que vivo en esta prisión,

- Si tú quisieses, señora,

que ni sé cuándo es de día

yo sería tu servidor.

ni cuándo las noches son,

- Vete de ahí, enemigo,

sino por una avecilla

malo, falso, engañador,

que me cantaba al albor.

que ni poso en ramo verde

Matómela un ballestero;

ni en prado que tenga flor,

¡déle Dios mal galardón!

que si hallo el agua clara, turbia la bebía yo; que no quiero haber marido porque hijos no haya, no: no quiero placer con ellos ni menos consolación. Déjame, triste enemigo, malo, falso, mal traidor, que no quiero ser tu amiga ni casar contigo, no.

- Resume el contenido de ambos romances - Clasifícalos por su tema - ¿Quién habla en cada uno de ellos?

15


1

7

Si la noche hace escura

Si te vas a bañar, Juanilla,

y tan corto es el camino,

dime a cuáles baños vas.

¿cómo no venís, amigo?

Si te entiendes de ir callando,

La media noche es pasada,

los gemidos que iré dando;

y el que me pena no viene;

de mí compasión habrás:

mi ventura lo detiene

dime a cuáles baños vas.

porque soy muy desdichada.

8

Véome desamparada;

¡Qué bonica labradora

gran pasión tengo conmigo.

matadora!

¿Cómo no venís, amigo?

Su lunar en su mejilla

2

lindo es a maravilla;

En la cumbre, madre,

creo que en toda la villa

canta el ruiseñor;

no hay más linda labradora.

si él de amores canta,

¡Matadora!

yo lloro de amor. 3

9 Si el pastorcico es nuevo

Van y vienen las olas, madre,

y anda enamorado,

a las orillas del mar,

si se descuida y duerme,

mi pena con las que vienen,

¿quién guardará el ganado?

mi bien con las que se van.

- Digas, el pastorcico,

4

galán y tan pulido,

¡Ay, que non era,

¿cúyas eran las vacas

mas ay, que non hay

que pastan par del río?

quien de mi pena se duela!

- Vuestras son, mi señora,

Madre, la mi madre,

y mío es el suspiro.-

el mi lindo amigo

Si se descuida y duerme,

moricos de allende

¿quién guardará el ganado?

lo llevan cativo:

10

cadenas de oro,

Chapirón de la reina,

candado morisco.

chapirón del rey.

¡Ay, que non era,

Mozas de Toledo,

mas ay, que non hay

ya se parte el rey,

quien de mi pena se duela!

quedaréis preñadas,

5

no sabréis de quién.

¡Ay, luna que reluces,

Chapirón de la reina,

toda la noche m' alumbres!

chapirón del rey.

¡Ay, luna tan bella,

11

alúmbresme a la sierra

¡Ay, mezquina,

por do vaya y venga!

que se me hincó una espina!

¡Ay, luna que reluces,

¡Desdichada,

16


- Lee todas las canciones tradicionales e indica en cuál de ellas: a) Habla la enamorada b) Habla el enamorado c) Aparecen confidentes. Señala cuáles. d) Se nombran lugares relacionados con el agua como lugar de encuentro de los enamorados. e) Se hace alusión a las fiestas de amor (San Juan) f) Se trata el tema de la Reconquista. g) Dialogan enamorado y enamorada h) Está presente el tema picaresco. i) Se hacen alusiones a la virginidad o a la pérdida de ella. 3.- La novela sentimental y La Celestina. Las historias de la épica y del mester de juglaría pasaron a las crónicas donde se prosificaron. De ahí surgió, a partir de las últimas décadas del siglo XIII, una nueva forma narrativa en prosa llamada novela. La narración de los grandes hechos de armas, unida al gusto por la maravilla, da lugar a las novelas de caballerías. El desarrollo del amor cortés será el origen de la novela sentimental, en la que los valientes caballeros se convierten en valientes amadores. La novela sentimental surge a mediados del siglo XV. Son narraciones de corta extensión cuyo argumento es el análisis de una pasión amorosa. La concepción del amor que desprenden estas narraciones es la del amor cortés. la dama está divinizada y el amado debe servirla y obedecerla. Los protagonistas son nobles y la acción se desarrolla en un ambiente cortesano de grandes príncipes y reyes. Son obras feministas en las que la amada ocupa un lugar principal. La entrega y la lealtad a ellas es absoluta. Al ser la pasión tan intensa y no ser posible su consecución, el final suele ser desdichado: los amadores se retiran a un lugar apartado o inhóspito o se suicidan. El mejor representante español es Diego de San Pedro con Cárcel de amor. La Celestina es una obra escrita completamente en forma dialogada, pero no es representable debido a su gran extensión. Pertenece a un género característico de la Edad Media llamado Comedia humanística, creado por Petrarca en el siglo XIV, que alcanzó gran difusión en Italia, pero está destinada a la lectura en voz alta ante un grupo de personas. Hay dos versiones de la obra:

17


- La primera, publicada en Burgos en 1499, constaba de 16 actos y se titulaba Comedia de Calisto y Melibea. - En 1502 aparece una segunda versión titulada Tragicomedia de Calisto y Melibea; tiene 21 actos (se ha alargado la acción intercalando cinco actos más entre el acto 14º y el 15º de la versión antigua). En los preliminares del libro leemos que el manuscrito del primer acto, escrito por un desconocido, llegó a manos de Fernando de Rojas, que, entusiasmado al leerlo, decidió continuar la obra. Con respecto a Rojas, pocos son los datos biográficos de que disponemos. Al parecer nació en Puebla de Montalbán (Toledo), en el seno de una familia de judíos conversos (convertidos al catolicismo) hacia el año 1476 y estudió Leyes en Salamanca. Murió en Talavera de la Reina. Seguramente fue su condición de converso la que le llevó a ocultar su nombre tras las iniciales de unos versos que, leídos en vertical, nos permiten descubrir este texto: EL BACHILLER FERNANDO DE ROJAS ACABÓ LA COMEDIA DE CALYSTO Y MELYBEA E FUE NASCIDO EN LA PUEVLA DE MONTALVÁN La obra desarrolla la historia de un amor apasionado. Calisto se enamora de Melibea y es rechazado por ella. Por consejo de Sempronio, acude a Celestina, que visita a la joven y consigue que ésta se enamore de Calisto y concierte con él una cita. Celestina se niega a compartir con Sempronio y Pármeno una cadena de oro que le ha dado Calisto por lo que los criados la matan. Los coge la justicia y son degollados en la plaza pública. Una noche, estando con Melibea en su jardín, Calisto oye un ruido en la calle, y al intentar escalar la tapia, resbala y muere. Melibea, desesperada, se encierra en la torre y a la vista de su padre se suicida, tirándose desde lo alto. La obra termina con el llanto de Pleberio y Alisa, padres de Melibea. El mismo autor confiesa en el prólogo de la obra una intención claramente didáctica: Síguese la comedia o tragicomedia de Calisto y Melibea, compuesta en reprensión de los locos enamorados, que, vencidos en su desordenado apetito, a sus amigas llaman y dicen ser su dios. Asimismo hecha en aviso de las alcahuetas y malos y lisonjeros sirvientes.

18


Este mismo propósito vuelve a aparecer en las coplas finales, donde, en vista de lo ocurrido a los amantes por seguir sus locas pasiones, se nos invita a amar a Dios: Pues aquí vemos cuán mal fenecieron aquestos amantes, huigamos su danza, amemos a aquel que espinas y lanza, azotes y clavos su sangre vertieron. Rojas trató en La Celestina muchos temas propios de la literatura medieval, pero los abordó desde una perspectiva original. De todos ellos destacan el amor, la muerte y la magia. El amor es en esta obra la fuerza que mueve a sus personajes. Lo nuevo por parte de Rojas es que este sentimiento afecta no sólo a los personajes de las clases altas -Calisto y Melibea-, sino también a los propios criados. Al principio de la obra parece que la relación entre Calisto y Melibea va a desenvolverse dentro de los límites del amor cortés, pero poco a poco se deja llevar por un impulso erótico y se convierte en pasión alejada de toda regla. La fuerza del amor es tan grande que en ocasiones llega a suplantar el culto a Dios y a convertirse en una especie de religión, como podemos ver en estas palabras de Calisto: SEMPRONIO. ...Lo que dices contradice la cristiana religión. CALISTO........ ¿Qué a mí? SEMPRONIO...¿Tú no eres cristiano? CALISTO........ ¿Yo? Melibeo soy y a Melibea adoro y en Melibea creo y a Melibea amo. Rojas aborda el tema de la muerte desde una perspectiva prerrenacentista. Los personajes se mueven con prisa, con conciencia de la brevedad de la vida y guiados por el impulso de aprovecharla al máximo. Sin embargo, cuando menos lo esperan aparece la muerte; y lo hace como consecuencia de las pasiones desordenadas a las que se abandonan. Prueba de ello es que la mayoría de los personajes van muriendo en cuanto se entregan al loco amor. Los personajes de La Celestina so conscientes de la irreversibilidad del tiempo, lo que les impulsa al goce frenético del momento presente. Las trágicas consecuencias del amor están puestas en boca de Pleberio, quien le acusa de ser el causante directo de varias muertes: Si amor fueses, amarías a tus sirvientes. Si los amases, no les darías pena. Si alegres viviesen, no se matarían, como agora mi amada hija. ¿En qué pararon tus sirvientes y sus ministros? La falsa alcahueta Celestina murió a manos de los más fieles compañeros que ella para tu servicio emponzoñado jamás halló. Ellos murieron degollados; Calisto, despeñado. Mi triste hija quiso tomar la misma

19


muerte por seguirle. esto todo causas. Dulce nombre te dieron, amargos hechos haces. En varios lugares de la obra están presentes la magia y los hechizos, ambos de gran interés en la época. El pasaje donde más claramente se observa el tema de la hechicería pertenece al acto III, donde Celestina conjura a Plutón para conseguir doblegar la voluntad de Melibea: Yo, Celestina, tu más conocida cliéntula, te conjuro por la virtud y fuerza de estas bermejas letras, por la sangre de aquella nocturna ave con que están escritas, por la gravedad de aquestos nombres y signos que en este papel se contienen, por la áspera ponzoña de las víboras de que este aceite fue hecho, con el cual unto este hilado; vengas sin tardanza a obedecer mi voluntad y en ello te envuelvas y con ello estés sin un momento te partir, hasta que Melibea con aparejada oportunidad que haya lo compre y con ello de tal manera quede enredada, que cuanto más lo mirare, tanto más su corazón se ablande a conceder mi petición, y se le abras y lastimes del crudo y fuerte amor de Calisto. La Celestina presenta a unos personajes dotados de una gran vida interior, que se van haciendo a lo largo de la obra. hasta entonces, la literatura había creado "personajes tipo" que respondían a un modelo de comportamiento fijo. Los creados por Rojas se caracterizan por su individualidad, con sus pasiones, deseos y contradicciones. a) Melibea es una mujer enérgica, que toma sus propias decisiones, incluso la de su suicidio. Es arrogante, apasionada, hábil para improvisar y salir de apuros. Le gusta imponer su voluntad. b) Calisto es egoísta, soñlador, no le importan las obligaciones sociales, sólo piensa en sí mismo y en su interés sexual por Melibea. c) Celestina es vital, amante del vino y del sexo, vieja, bruja y hechicera, con un gran poder sobre los demás personajes. Ha llevado una juventud desahogada y ahora, en su vejez, la miseria amenaza; por eso su rasgo fundamental es la codicia, por dinero hace cualquier cosa. d) Los criados no guardan fidelidad al amo. Se quejan de "los señores de este tiempo" y de ser explotados. Son la manifestación más clara del derrumbamiento de la sociedad feudal y de los primeros pasos del capitalismo. Las relaciones sociales se mueven por el dinero, no ya por los conceptos de la fidelidad y vasallaje.

20


En La Celestina confluyen dos estilos: el culto, retórico y erudito, y el coloquial, más expresivo. Los personajes, ya sean nobles o plebeyos, utilizan uno u otro según las necesidades de la situación comunicativa. Celestina, por ejemplo, cuida su lenguaje en presencia de los señores y, en cambio, suelta retahílas de dichos y modismos en conversación con los rufianes y prostitutas. Textos CALISTO.- ¿Ves? Mientras más me dices y

CALISTO.- Pero no de Melibea. Y en todolo

más inconvenientes me pones, más la

que me han gloriado, Sempronio, sin

quiero. No sé qué es.

proporción ni comparación se aventaja

SEMPRONIO.-No

para

Melibea. Mira la nobleza y antigüedad de

mozos, sergún veo, que no se saben a razón

su linaje, el grandísimo patrimonio, el

someter,

administrar.

excelentísimo ingenio, las resplandecientes

Miserable cosa es pensar ser maestro el

virtudes, la altitud y la inefable gracia, la

que nunca fue discípulo.

soberana hermosura, de la cual te ruego

CALISTO.- Y tú, ¿qué sabes? ¿Quién te

me dejes hablar un poco, porque haya

mostró esto?

algún refrigerio. Y lo que te dijere sea de lo

SEMPRONIO.- ¿Quién? Ellas. Que desque

descubierto, que si de lo oculto yo hablarte

se descubren, así pierden la vergüenza, que

supiera, no nos fuera necesario altercar

todo esto y aún más a los hombres

tan miserablemente estas razones.

manifiestan. Ponte, pues, en la medida de

SEMPRONIO.- (¡Qué mentiras, y qué

honra, piensa ser más digno de lo que te

locuras dirá ahora este cautivo de mi

reputas. Que cierto, peor extremo es

amo!)

dejarse hombre caer de su merecimiento,

CALISTO.- ¿Cómo es eso?

que ponerse en más alto lugar que debe.

SEMPRONIO.- Dije que digas, que muy

CALISTO.- Pues, ¿quién yo para eso?

gran placer tendré de oír. (Así te medre

SEMPRONIO.- ¿Quién? Lo primero, eres

Dios como me será agradable ese sermón.)

hombre, y de claro ingenio. Y más, a quien

CALISTO.- ¿Qué?

natura dotó de los mejores bienes que tuvo;

SEMPRONIO.- ¡Que así me medre Dios

conviene

como me será gracioso de oír!

no

es

se

este

saben

juicio

a saber: hermosura, gracia,

grandeza de miembros, fuerza, ligereza. Y

CALISTO.- Pues, porque hayas placer, yo

allende

lo figuraré por partes mucho por extenso.

desto,

fortuna

medianamente

partió contigo lo suyo en tal cantidad, que

SEMPRONIO.- (¡Duelos tenemos! Esto es

los bienes de tienes de dentro con los de

tras lo que yo andaba. De pasarse habrá

fuera resplandecen. Porque sin los bienes

ya esta importunidad.)

de fuera, de los cuales la fortuna es señora,

CALISTO.- Comienzo por los cabellos. ¿Ves

a ninguno acaece en esta vida ser

tú las madejas de oro delgado que hilan en

bienaventurado. Y más, a constelación de

Arabia? Más lindos son, y no resplandecen

todos eres amado.

menos. Su longura hasta el postrero asiento de sus pies; después, crinados y

21


atados con la delgada cuerda, como ella se

rubíes entre perlas. Aquella proporción que

los pone, no ha más menester para

ver no puedo, no sin duda, por el bulto de

convertir los hombres en piedras.

fuera, juzgo incomparablemente ser mejor

SEMPRONIO.- (¡Más en asnos!)

que la que Paris juzgó entre las tres

CALISTO.- ¿Qué dices?

dehesas.

SEMPRONIO.- Dije que esos tales no serían

SEMPRONIO.- ¿Has dicho?

cerdas de asno.

CALISTO.- Cuan brevemente pude.

CALISTO.-

¡Ved

qué

torpe,

y

qué

SEMPRONIO.- Puesto que sea todo eso

comparación!

verdad, por ser tú hombre eres más digno.

SEMPRONIO.- ¿Tú cuerdo?

CALISTO.- ¿En qué?

CALISTO.- Los ojos, verdes, rasgados; las

SEMPRONIO.- En que ella es imperfecta,

pestañas, luengas; las cejas, delgadas y

por el cual defecto desea y apetece a ti, y a

alzadas; la nariz, mediana; la boca,

otro menor que tú. ¿No has leído el filósofo

pequeña; los dientes, menudos y blancos;

donde dice: “Así como la materia apetece a

los labios, colorados y grosezuelos; el torno

la forma, así la mujer al varón”?

del rostro, poco más luengo que redondo;

CALISTO.- ¡Oh triste, y cuándo veré yo eso

el pecho, alto; la redondez y forma de las

entre mí y Melibea?

pequeñas

podría

SEMPRONIO.- Posible es. Y aún que la

figurar? Que se despereza el hombre

aborrezcas cuanto ahora la amas podrá

cuando las mira. La tez, lisa, lustrosa;

ser, alcanzádola y viéndola con otros ojos,

elcuero suyo escurece la nieve; la color,

libres de engaño en que ahora estás.

mezclada, cual ella la escogió para sí.

CALISTO.- ¿Con qué ojos?

SEMPRONIO.- (¡En sus trece está este

SEMPRONIO.- Con ojos claros.

necio!)

CALISTO.- Y ahora, ¿Con qué la veo?

CALISTO.-

tetas,

manos,

te

la

en

SEMPRONIO.- Con ojos de alinde, con que

carne

lo poco parece mucho y lo pequeño grande.

acompañadas; los dedos, luengos; las uñas

Y porque no te desesperes, yo quiero tomar

en ellos, largas y coloradas, que parecen

esta empresa de cumplir tu deseo.

mediana

Las

¿quién

manera,

de

pequeñas dulce

1.- Resume el argumento del fragmento que has leído. 2.- Señala los personajes que intervienen en el diálogo. A lo largo de la conversación se describe a dos personajes ¿quién describe a Calisto? ¿Y quién a Melibea? 3.- ¿Cómo son Calisto y Melibea según estos retratos? Fíjate en los rasgos físicos que se destacan en Melibea. Escríbelos en tu cuaderno. Señala el orden en que se describen. 4.- Analiza los sentimientos que expresan Calisto y Sempronio. ¿Cómo describirías el amor que siente Calisto por Melibea? ¿Cómo definirías la actitud de Sempronio hacia su amo?

22


5.- En el texto hay varios “apartes”. Esto es una convención propia del teatro en la que se supone que uno de los personajes habla sin que lo oiga el otro. Subraya en el texto estos apartes. ¿Qué misión crees que tienen? 6.- ¿Por qué Sempronio dice “qué locuras dirá ahora este cautivo de mi amo”? ¿A qué cautividad se refiere? 7.- ¿Qué concepto y valoración de la mujer expresa Sempronio en comparación con el hombre?

CELESTINA.- Yo dejo un enfermo a la

entrabas! No se dice en vano que el

muerte, que con solo una palabra de tu

más

noble boca salida, que le lleve metida

hombre

en mi seno, tiene por fe que sanará,

¡Quemada

según la mucha devoción tiene en tu

enemiga de la honestidad, causadora

gentileza.

de secretos yerros! ¡Jesús, Jesús!

empecible o

miembro

mujer seas,

es

del

la

alcahueta

mal

lengua. falsa,

no

te

¡Quítamela, Lucrecia, de delante, que

no declaras

tu

me fino, que no me ha dejado gota de

demanda. Por una parte me alteras y

sangre en el cuerpo! ... ¡Jesús! No oiga

provocas a enojo; por otra me mueves

yo mentar més ese loco, saltaparedes,

a compasión. No te sabría volver

fantasma

respuesta conveniente, según lo poco

cigüeña, figura de paramento mal

que he sentido de tu habla.

pintado. ¡Éste es el que el otro día me

CELESTINA.- Bien tendrás, señora,

vio y comenzó a desvariar conmigo en

noticia en esta ciudad de un caballero

razones, haciendo mucho de galán! ...

mancebo,

¿Qué palabras podías tú querer para

MELIBEA.entiendo,

Vieja

si más

honrada,

gentilhombre

de

clara

de noche, luengo como

sangre, que llaman Calisto.

ese tal hombre, que a mí bien me

MELIBEA.- ¡Ya, ya, ya! Buena vieja,

estuviesen? Responde, pues dices que

no

no has concluido, y ¡quizá pagarás lo

me

digas

más,

no

pases

adelante.¿Ése es el doliente por quien

pasado!

has hecho tantas premisas en tu

CELESTINA.- Una oración, señora,

demanda, por quien has venido a

que le dijeron que sabías de Santa

buscar la muerte para ti, por quien has

Apolonia para el dolor de muelas.

dado

pasos,

Asimismo tu cordón, que es fama que

desvergonzada barbuda? ¿Qué siente

ha tocado todas las reliquias que hay

ese perdido, que con tanta pasión

en Roma y Jerusalén. Aquel caballero,

vienes? De locura será su mal. ¿Qué te

que dije, pena y muere de ellas. Ésta

parece? ¡Si me hallaras sin sospecha de

fue mi venida...

ese

tantos

loco,

con

dañosos

qué

palabras

me

23


MELIBEA.- Si esto querías ¿Por qué

facciones, disposición, desenvoltura,

luego no me lo expresaste? ¿Por qué me

otra lengua había menester para las

lo dijiste por tales palabras? ... Pero

contar. Todo junto semeja ángel del

pues todo viene de buena parte, de lo

cielo. Por fe tengo que no era tan

pasado haya perdón. Que en alguna

hermoso

manera es aliviado el corazón, viendo

enamoró de su propia figura, cuando

que es obra pía y santa sanar los

se vio en las aguas de la fuente. Ahora,

apasionados y enfermos.

señora, tiénele derribado una sola

CELESTINA.- ¡Y tal enfermo, señora!

muela, que jamás cesa de quejar...

Por Dios, si bien le conococieses, no le

MELIBEA.- ¡Oh cuánto me pesa con la

juzgases por el que has dicho y

falta de mi paciencia! Porque siendo él

mostrado con tu ira. En Dios y en mi

ignorante

alma, no tiene hiel; gracias, dos mil; en

padecidolas alteraciones de mi airada

franqueza, Alejandro; en esfuerzo,

lengua...

Héctor; gesto, de un rey; gracioso,

sufrimiento,

alegre; jamás reina en él tristeza. De

demanda y darte luego mi cordón. Y

noble

gran

porque para escribir la oración no

justador, pues verle armado, un san

habrá tiempo sin que venga mi madre,

Jorge. Fuerza y esfuerzo, no tuvo

si esto no bastare, ven mañana por ella

Hércules

muy secretamente.

sangre,

tanta.

como

La

sabes

presencia

y

aquel

y En

Narciso,

que

inocente,

pago quiero

de

se

habéis

tu

cumplir

buen tu

1.- Deduce de los insultos que le dirige Melibea, cuál es el oficio y la fama que tiene Celestina entre la gente. 2.- Explica cómo desarrolla Celestina su estrategia para atraer la atención de Melibea e interesarla por Calisto, desde la primera mención del enamorado hasta el desenlace final. 3.- Analiza la evolución del comportamiento de Melibea. 4.- Melibea dirige una serie de insultos a Calisto, de los que puedes deducir qué opinión le merece. 5.- En cambio, Celestina hace un encendido e interesado elogio del joven. Explica con qué virtudes físicas y morales lo adorna y qué recursos expresivos utiliza para hacer eficaz el retrato. ¿Crees que un personaje así resultaría atractivo para una joven de aquella época? 6.- Busca información sobre quiénes fueron Narciso, Alejandro Magno, Héctor, San Jorge y Hércules.

24

Literatura del siglo XV  

Esquema de la literatura del siglo XV

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you