Page 1


Sumario Carta abierta 6

Juan Fernando García Arroyo

74

Yo quisiera, señor A la Inmaculada

8

Principales actos semanteros en 2011

76

¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Rafael Carmona Estrada

83

Saluda del Alcalde de Puente Genil 13 Saluda del Presidente de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas

Estrenos de la Cofradía de la Borriquita

87

15

Obituario

89

Saluda Delegado de Cultura de la Diputación

17

Bastoneros de la Soledad

93

Los Apostoles: significado y simbología

21

El Primero de San Juan del Barrio Alto

95

Mi opinión

97

A mis hermanos

99

José Cabello y Cabello

Luis de Góngora y Argote

Saluda del Arcipreste

REVISTA SEMANA SANTA Puente Genil 2012

Andrés Bojollo Arjona

Antonio Jesús Ruiz Carmona

Edita y Coordina: Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas

Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalen 24

Consejo de Redacción: Juan Miguel Granados Morillo Carlos Delgado Alvárez de Sotomayor Antonio J. Maiz López Francisco Pérez Márquez Joaquín Eugenio López Pérez Salvador González Gálvez Mario Reina Fernández

El culto a las imágenes y la religiosidad popular

Fotografía e Imágenes: Manuel Luna Juan Miguel Granados Agrupación de Cofradías Clemente Rivas Javier Aguilar Cejas

Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor

Portada: Cartel Semana Santa 2012 Autor: Javier Aguilar Cejas Gestión y Distribución: Agrupación de Cofradías Diseño, Composición e Impresión: GAVE artes gráficas Plgno. Ind. Llanos de Jarata C/ Isaac Peral esquina Marconi Tlfno.: 957 650 569 14550 MONTILLA (Córdoba) Depósito Legal: CO-476 La Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas no se responsabiliza del texto, de las opiniones y artículos de las colaboraciones publicadas.

Prohibida la reproducción total o parcial del texto o fotografías contenidas en esta revista.

Manuel Bueno García

Daniel J. Carmona Gutiérrez

Orgullo del Imperio Romano Carlos Aguilar Ortega Rafael Fernández Reina

Un Miércoles Santo de hace ochenta y tantos años

José Andrés Rivas Bachot, hermano de “Los Jetones” Jesús Asensi Díaz

Las Cofradías de la Puente en los Sínodos del siglo XVII Juan Ortega Chacón

28

Santiago Reina López

Antonio Illanes Velasco

Viva el Abuelo Decano

101

Recordando cosas de los Apóstoles

103

Memoria de Actividades 2011

108

Escuela de Saetas

117

Entrevista al Manantero Ejemplar 2012

118

Juan de la Cruz Urbano López

32

Ragarcha

35

36

Agrupación de Cofradías

Carlos Delgado Álvaez de Sotomayor

45

Antonio Illanes Velasco

Una deuda con Miguel Romero

Alberto Saldaña Caracuel

Ernesto Cáceres Molina

El camarín del Señor de la Humildad 53

El Cofrade Mayor del Señor de la Humildad y Manantero Ejemplar José Antonio Torres Aguilar 119 Rafael Jurado Carmona

Semblanza del Pregonero 54

Los Samaritanos

121

Pregón de la Semana Santa 2011 123

XXV años de María Santísima de la Victoria en Puente Genil

60

Pregón Día de la Cruz

50 Aniversario Virgen de las Lágrimas

62

Concesión de la medalla de Oro a la Agrupación de Cofradías a Juan F. García Arroyo 139

Los que dan sentido a nuestra vida y Hermandad

65

Manuel Montilla Castilla

Cofradía de San Juan y Virgen de la Cruz

67

El sueño hace 25 años convertido en recuerdos y vivencias

70

El Libro de la Patrona

73

2º Grupo de Ntro. Padre Jesús Preso

Juan Granados Luque

Nazaret Jiménez Delgado

134

Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor

XXV Aniversario de la Corporación Bíblica Reyes de Israel y Judá

Juan José Cabezas

4

11

José Lorenzo Aires Rey

Bases concurso carteles Semana Santa 2013

141

Bases concurso cartes Semana Santa Chiquita

143

Dispositovo de seguridad de la Policía Local

145

Plan especial de aseo urbano

147

Junta Directiva

149


E

n la primavera del pasado 2011 se produjo el relevo en la directiva de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas. Fue elegido presidente Juan Miguel Granados Morillo. Una de sus primeras acciones fue promover la concesión de la Medalla de Oro de la Institución al presidente saliente, el hermano Juan Fernando García Arroyo. En un emotivo acto, celebrado el 24 de septiembre, le fue impuesta la medalla. La línea trazada por Juan Fernando en sus siete años al frente de la Agrupación es clara y concisa. A partir de ahora se presentan nuevos retos que, unidos a los que se emprendieron en el anterior mandato, requieren la colaboración de todos los que nos consideramos amantes de nuestra Semana Santa. Es ésta en Puente Genil una fiesta complicada en cuanto a su organización e idiosincrasia. De ahí que sea necesario el esfuerzo colectivo. Su componente principal, el religioso, nos ha de llevar a la reflexión de la Pasión y Muerte de nuestro Salvador. Ese es el norte de nuestras celebraciones. Y los componentes colorista, artístico, turístico, etc., son los que dan el atractivo diferenciador respecto a otras semanas santas del resto del mundo. Esta revista es la carta de presentación de unas nuevas Cuaresma y Semana Santa. Está realizada con el cariño y esfuerzo de escritores, hermanos de corporaciones, casas comerciales, junta directiva... es decir, con la ilusión de todos los mananteros. Que sus páginas nos abran el corazón y el espíritu y nos den el aldabonazo de salida para entrar en la época en la que Puente Genil se viste de gala para, un año más, esperar el milagro de la Resurrección.

5


Yo quisiera, Señor. Yo quisiera, Señor, que en esta hora

Que, con la flor de la esperanza abierta, Llama mi fe con ánimo en tu puerta,

Me concedieras lo que mi alma añora. Tú sabes cómo sangra y cómo llora

Mi corazón cuando el dolor le acierta, Y cuánto sufro, si de frío yerta

La sangre helada mi conciencia atora. Tu mirada que ve todas las cosas

Y penetra en la hondura de mi duelo,

Conoce bien mi angustia y desconsuelo

Si en mi rosal de paz no hay blancas rosas. Por eso yo quisiera en este día,

Me dieras con tu amor, paz y alegría.

José Cabello y Cabello

6


Ă“leo de JesĂşs Nazareno, obra de A. Carmona.

7


A la Inmaculada Si ociosa no, asistió naturaleza

Incapaz a la tuya, oh gran Señora,

Concepción limpia, donde ciega ignora Lo que muda admiró de tu pureza.

Díganlo, oh Virgen, la mayor belleza Del día, cuya luz tu manto dora,

La que calzas nocturna brilladora,

Los que ciñen carbunclos tu cabeza. Pura la Iglesia ya, pura te llama

La Escuela, y todo pío afecto sabio Cultas en tu favor da plumas bellas

¿Qué mucho, pues, si aun hoy sellado el labio, Si la naturaleza aun hoy te aclama

Virgen pura, si el sol, luna y estrellas?

Luis de Góngora y Argote

8


Imagen de la Inmaculada pintada por Javier Aguilar

9


Saluda del Arcipreste

Q

uizás en estos años tan difíciles en los que tantas personas están sufriendo, Dios sabe cuánto las consecuencias de la famosa crisis, que, como he dicho en otras ocasiones, no es solo económica, ni siquiera es principalmente económica, sino que es una consecuencia del pecado: Ambición de muchos, endiosamiento de algunos, en su consecuencia ausencia de Dios en nuestra vida; en nuestra sociedad actual falta Él, JESUS NAZARENO; digo, en este ambiente de dolor, podemos aprender mejor el sentido auténtico de nuestra Cuaresma y sobre todo DE NUESTRA SEMANA SANTA: Jesús Nazareno el Hijo del Padre, que obedeciendo a su Padre y POR AMOR INFINITO, a cada uno de los hombres se abraza generosamente a su cruz y muere clavando en ella, perdonando a sus verdugos. Antes había dicho: “Amaros unos a otros como yo os he amado”, es decir amaros hasta dar la vida, si hiciera falta por los hermanos y gratuitamente, sin esperar nada de los demás a cambio. Os propongo este hermoso camino para VIVIR EN CRISTIANO NUESTRA CUARESMA Y NUESTRA SEMANA SANTA. Este camino supone austeridad imitando a Cristo pobre, para poder ayudar a tantos hermanos en nuestro pueblo que carecen de lo más necesario, supone ver con ojos de fe: Tenemos en nuestra Semana Santa imágenes preciosas que nos representan a Nuestro Padre Jesús en distintos momentos de su Pasión, a Nuestra Madre sufriendo con su Hijo…….. La imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, nuestro querido Patrón, al que tanto quiere su Puente Genil; yo, como un Pontanés … hace mucho tiempo que me siento Pontanés, y, ahora lo soy con orgullo hasta oficialmente por ser hijo adoptivo, quiero ser el primer devoto de nuestro Padre Jesús Nazareno: Para mi es un gran honor y una gracia de Dios especial celebrar todos los días desde hace unos 40 años por lo menos una vez el Santo Sacrificio de la Misa ante esta imagen bendita

de Nuestro Nazareno, muchos días dos o tres veces. Alguna vez se me ha acusado injustamente que yo estoy en contra de las imágenes, muchas veces por informarse mal, otras por malicia: Yo lo que he dicho siempre y tendré que seguir diciendo porque es la doctrina de la Iglesia que el culto a las imágenes no es absoluto, sino relativo, es decir: No se adora o venera a la imagen por la imagen, sino por lo que representa, lo contrario sería adorar un ídolo. La imagen de Nuestro Padre Jesús a mi me cautiva: Su mirada sublime me llega a lo más hondo; cuando en momentos difíciles de mi vida sacerdotal me voy a mi Sagrario, sí miro y hablo con Jesús Eucaristía que por mi fe se que está realmente presente, pero miro también a los ojos de mi Nazareno que me están ayudando a decir “Así eres Jesús como esta imagen tan llena de ternura”. Hermano Pontanés, te invito a que mires tú también a la imagen de Nuestro Padre Jesús y te dejes mirar por él, esa mirada del Señor que lleva una carga de afectividad, de Amor, de predilección, de fijarse en Ti para pedirte que le sigas, pero por favor recuerda que es solo una imagen representando a Jesús y Él, también lo ha dicho en su Evangelio, que está representado en los hermanos, sobre todo en los que sufren: “Lo que hacéis con estos de bueno o de malo lo estáis haciendo conmigo”. Nosotros unos días vamos a celebrar nuestra SEMANA SANTA, sacando a nuestras calles nuestras imágenes, con orgullo y con devoción, PERO NO PODEMOS OLVIDAR QUE LA SEMANA SANTA VIVA ESTÁ TODO EL AÑO: CRISTO ESTÁ DIARIAMENTE CRUCIFICADO, DIARIAMENTE ES VIERNES SANTO PORQUE ESTÁ MURIENDO EN LOS QUE TIENEN HAMBRE, EN LOS QUE SUFREN, EN LOS ABANDONADOS……….Esta Semana Santa los verdaderos creyentes en Jesús, la tenemos que vivir todos los días del año. Os quiere y reza mucho por vosotros vuestro Arcipreste José Joaquín Cobos Rodríguez Arcipreste de la Villa Párroco de Nuestro Padre Jesús Nazareno Consiliario de la Agrupación

11


Saluda del Alcalde dePuente Genil

L

os pueblos se recuerdan por sus costumbres y tradiciones, y por la forma en que sus gentes expresan todo tipo de sentimientos. En Puente Genil, desde el inicio de la Cuaresma hasta nuestra Semana Mayor, se rememoran de manera muy especial vivencias personales y colectivas, y se expresan valores espirituales, sociales y religiosos, que conviven en perfecta armonía. Como cada año, la Semana Santa de Puente Genil se convertirá en celebración litúrgica y representación popular. Las procesiones y nuestras figuras bíblicas reproducirán plásticamente los misterios que la liturgia actualiza sacramentalmente en los templos. La Semana Santa en las calles de Puente Genil engloba armoniosamente imágenes, sonidos, colores y movimientos: estupor en los ojos y estremecimiento en el alma. En definitiva, es el tiempo de abrir nuestro corazón pontano, el tiempo de Puente Genil… En estos días se suman centenares de ilusiones, de esfuerzos, de devociones, de sentimientos y recuerdos de pontanos y pontanas que año tras año viven intensamente la Semana Grande de Puente Genil. Es nuestra Semana de Pasión, es la semana

donde se manifiesta especialmente la devoción religiosa de nuestro pueblo. Y además, vivir la Semana Santa de Puente Genil es una manera de abonar la esperanza colectiva para construir un mundo mejor, en el que quepamos todas las personas iguales, solidarias y tolerantes, con unos valores que excluyen todos los fanatismos. Esta es la Semana Santa de Puente Genil: la suma de todos cuantos la hacen posible y le entregan lo mejor de sí mismos para hacerla cada año más grande y con mayor esplendor. No dejéis nunca que se altere la esencia de nuestra Cuaresma y de nuestra Semana Santa que espero compartir un año más con vosotros.

Esteban Morales Sánchez Alcalde Presidente Excmo. Ayuntamiento de Puente Genil

13


Saluda

del Presidente de la Agrupación de Cofradías Hermandades y Corporaciones Bíblicas

Querido Hermano: Ante la realidad que tenemos de un mundo que divide y separa a los hombres, un mundo que poco a poco se está deshumanizando, y con ellos aumentando la soledad de las personas, es una necesidad imperiosa que nos abramos y nos acerquemos más a nuestras iglesias y a nuestros párrocos, y qué mejor que ahora en la Cuaresma, pues es tiempo para escuchar la palabra de Dios. Y para eso nuestro pueblo es muy singular durante estos días, pues si nuestros corazones se abren a todos, debemos reconciliarnos y solidarizarnos con cuantos nos rodean. Debe de ser la Cuaresma en Puente Genil un punto de llegada y preparación hacia la Semana Santa, y para ello debemos vivirla con el verdadero sentimiento que nuestros antepasados utilizaron para ello. No debemos entender las subidas al Calvario fuera del entorno de la peregrinación al Pórtico de Jesús Nazareno, y mucho menos el bajar sin haber realizado una oración al Patrón y a María Santísima. Porque solo haciendo estos

actos, realizando estos rituales, nuestro sentimiento y nuestro amor a nuestras tradiciones se verán enriquecidos con el verdadero espíritu cristiano, y la satisfacción del deber cumplido. Con nuestros quinarios, triduos y ftunciones, tendremos la oportunidad de prepararnos y formarnos para la venida de la Semana Santa, y nuestras palabras fervientes y orgullosas que utilizamos en cuantos actos públicos alusivas a la Cuaresma y Semana Santa, deben de ser lo suficientemente sólidas para obligarnos a cumplirlas llegando los días grandes de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Y como resultado de estas vivencias inolvidables, llegará sin querer el olor a jazmín y rosas, olores a primaveras que deben destacar la doble vertiente de estas fechas, ya que por un lado la viviremos de forma exterior en las calles de La Puente, pero esta forma de vivirla no será completa sino la vivimos por dentro cada uno de nosotros, ya que nuestras calles en estos días se convertirán en templos y para ello necesitamos vivirlos con sentimientos cordiales e intelectuales, comprendiendo lo que verdaderamente en estas fechas se conmemora y ante lo cual hombres y mujeres de Puente Genil, creyentes, no podemos estar indiferentes, pues nuestra Fiesta Mayor, nuestra Semana Santa tiene una tradición, una originalidad peculiar. Pero, sobre todo, lo que destaca es un pasado y un presente y con nuestras actitudes debemos de hacer que nunca le falte un futuro.

15


No debemos olvidar nunca a cuantos hacen posible que las cofradías y figuras bíblicas salgan decorosas a la calle, a esas mujeres que con su labor callada durante todo el año castigan su vista realizando bordados, cortes y costuras, muchas veces desinteresadamente, para ellas mi más sentido respeto y admiración. Tampoco debo olvidarme de pintores, diseñadores, tallistas, floristas, sastres, orfebres, que aunque han convertido su artesanía en su forma de vivir, demuestran en sus trabajos el verdadero amor a nuestra Semana Santa. A nuestra Schola Cantorum Santa Cecilia que presta la riqueza de sus voces a cuantos actos religiosos son llamados, y con el valor añadido y enriquecedor, que lo hacen desinteresadamente, desde la Agrupación de Cofradías, nuestro más sincero agradecimiento y admiración. A todos los padres y a todas las madres, que son capaces de trasladar a nuestros hijos, el verdadero espíritu cristiano de la Semana Santa, convencidos de que lo que están viviendo es un momento único. Me gustaría agradecer a todos los que utilizan las nuevas tecnologías, para transmitir, a través de sus páginas web, la fe cristiana y el entresijo de muchos cuarteles, demostrando que lo que si algo es palpable, es el amor, la fe, y la religiosidad que demostramos a nuestros Titulares. No debemos olvidar cuantos actos culturales celebrará la Cofradía de la Purísima Concepción durante este año, a todos os invito a participar de la mejor manera en cada uno de ellos. También felicitar a las corporaciones y cofradías que cumplen Aniversarios, a todos les deseo un año de actos inolvidables, pues con estos eventos darán exaltación a la verdadera cultura de nuestro pueblo. Quisiera transmitir mi agradecimiento personal a todos cuantos colaboran con DISGENIL u otras organizaciones de fines sociales, pues demuestran solidaridad, que es la manera más privilegiada de relación con Dios, pues Jesús está en quien sufre, en quien nos rodea, por tanto debemos de tratar a estas organizaciones de una forma especial, pues solamente así, siendo compasivos y misericordiosos, estaremos dando ejemplo de Cristo. Un recuerdo muy especial a D. José Antonio Torres, manantero ejemplar en activo que nos ha dejado, dejando un hueco difícil de rellenar por cuantas facetas contemplaba su vida manantera. Junto a esta nueva junta directiva que me ha tocado presidir durante los próximos cuatro años, me gustaría mostrar mi agradecimiento, pues si desde el primer mes, tuvimos la suerte de organizar el acto de la entrega de la medalla de oro a D. Juan Fernando García Arroyo, he de reconocer que ha sido una prueba de fuego, pues no hemos tenido descanso, pero creo que todos nos alegramos de haber tenido esta oportunidad. Esa junta directiva se ha convertido en un núcleo de hermandad y cariño entre hermanos que queremos transmitir a todos con cuantos nos relacionaremos estos días. Su trabajo desinteresado durante la preparación, gestión y participación para que todos los actos del año incluidos la Cuaresma y la Semana Santa tengan el mayor lucimiento posible, creo que se verán recompensados, pues el cariño y la devoción a nuestro Padre Jesús Nazareno así lo requiere.

16

Es muy importante todo este trabajo, pero sería inútil si no contáramos con hombres y mujeres de cofradías y corporaciones dispuestas a mantener y cuidar de nuestras tradiciones, a enriquecer cada año nuestra Semana Santa, con el cariño de una madre que ve crecer a su hijo, y cada día lo ve más fuerte y grande. Esa debe ser la única obsesión que debemos de tener todos hacia nuestra Semana Santa, y solo se consigue si tenemos fe en lo que hacemos y representamos, adaptándonos poco a poco a los tiempos en que vivimos, sin perder la verdadera identidad con la que nuestros antepasados así lo quisieron para nosotros. Si se ha conseguido mucho durante los últimos años en cuanto a orden y compostura, aún nos falta. Que no entendamos este comportamiento como algo obligado, sino como algo que sentimos todos y que ha salido del beneplácito de la voluntad de cada uno de los hombres y mujeres que formamos cuantas cofradías, corporaciones, hermandades y grupos existen en nuestro pueblo. Así lo pido a Jesús Nazareno y a María Santísima.

Juan Miguel Granados Morillo Presidente de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas


Saluda Delegado de Cultura de la Diputación

C

uando tengamos esta revista en nuestras manos, habrán pasado casi 365 días de trabajo silencioso, sin alharacas, de muchos pontanos y pontanas, muchas veces anónimos para el resto de los ciudadanos, que con un amor increíble hacia lo nuestro, no cesan a lo largo de cada año de trabajar, por dar luz a un nuevo paño acompañado de alguna filigrana de filo hilo de oro, por obsequiarnos en nuestros momentos intermananteros con algún exquisito manjar, por recomponer algún rincón de nuestra casa cuartel o hermandad, por alentarnos a participar en algunas de nuestras ya tradicionales fiestas de encuentro (cruces de mayo, feria real, cabalgata de reyes…), por preparar alguna celebración religiosa, cabildos, triduos, quinarios, novenas, por…, en definitiva hacer más grande, más hermoso, más cercano lo nuestro. Vayan estas primeras líneas en agradecimiento, en homenaje a toda esa labor de gratuidad, que cada uno y cada una nos entregan año tras año, y nos permiten que cada Semana Santa reluzca con mayor brillo y esplendor entregándonos humildemente todo su trabajo y cariño para que redunde en generar bienestar y riqueza para todos en su más amplio término. Nuestra Semana Santa vive del esfuerzo de esa labor callada, oculta de muchas personas, vayan también desde estas líneas nuestro recuerdo y nuestro agradecimiento para todos los que ya

no están entre nosotros, vivamos unos instantes de soledad cargados de mil imágenes de ellos, como decía el poeta, y disfrutemos de lo que con ellos hemos vivido y de todo los que nos han legado; quien vive en el recuerdo de cada uno de nosotros ejerce su inmortalidad. ¡Una uvita, hermano! ¡Viva el Terrible! Para terminar desde estas páginas y en nombre de la institución que represento, nuestro agradecimiento a la Semana Santa de Puente Genil, a su Cuaresma, a su Semana Mayor, a sus hombres, a sus mujeres, por contribuir y regalar a la provincia, a Andalucía, a España, al mundo, el maravilloso Patrimonio Cultural que encierran sus valores, su actividad, su arte, su escenario natural, su inteligencia colectiva, su transferencia de conocimiento, su corazón y su especial forma de ser vivida. Nuestro reconocimiento a toda vuestra tarea que supone una clara repercusión en el bienestar social y en una economía productiva basada en la cultura y el conocimiento. Gracias y enhorabuena a todos por vuestra dedicación y esfuerzo. Buena Cuaresma y Semana Santa 2012. Un abrazo Antonio Pineda Bonilla Delegado de Cultura de la Exma. de la Diputación de Córdoba

17


Los Apóstoles:

significado y simbología En recuerdo a D. Andrés Bojollo Texto que se incluyó en la Revista del Tercer Centenario de la Corporación Bíblica “Los Apóstoles”

Si atendemos el sentido etimológico y amplio de la palabra apóstol, quiere decir “enviado”; designa propiamente a un embajador que representa con plena autoridad y poderes a aquél que le envía. Pero si nos atenemos al sentido estricto en el Nuevo Testamento, se refiere a los discípulos escogidos por Cristo.

D

os condiciones esenciales se requieren para ello: haber visto a Jesús resucitado y haber recibido el mandato de ser testigos de esta Resurrección y, a la luz de ella de la localidad de su persona y la obra de Jesús. Ambas condiciones fueron escogidas especialmente por Cristo para fundar en ellos, como en doce columnas, representantes de las doce tribus, el nuevo Israel, su Iglesia.

¿Quien eran los Apóstoles?.- ¿Cual era su formación?.- ¿Por qué fueron elegidos? Cristo sabe que ha de morir sin haber salido apenas de Palestina y conoce que su mensaje está destinado a todo el mundo. Para ello elige a doce hombres que lo llevarán, siendo testigos suyos, desde Judea a Samaria hasta los últimos confines de la tierra. Los evangelistas nos cuenta aquella elección:

21


“Salió Jesús al monte para hacer oración y pasó la noche orando a Dios. Y cuando fue de día llamó a sus discípulos, los que Él quiso; y vinieron a Él. Y escogió doce entre ellos, a los que también llamó Apóstoles, para que estuvieran con Él y para enviarlos a predicar: Simón a quien dio el nombre de Pedro, y Andrés, su hermano, Santiago el Zebedeo, y Juan, hermano de Santiago, a los que puso por nombre Boahorges, esto es: Hijo del Trueno, Felipe y Bartolomé, Mateo el publicano y Tomás, Santiago, el de Alfeo y Simón el Cananeo, apodado el Zelote, Judas Tadeo (hermano de Santiago) y Judas Iscariote, que fue el traidor” Casi todos eran pescadores, trabajadores manuales. El más ilustre de todos era cobrador de impuestos. Los once primeros eran galileos, el último, Judas, era de Judea. Es evidente que Jesús contaba para fundar su obra, con una fuerza superior a la de estos hombres. Era la fuera del amor que vence a los poderes visibles e invisibles. Lo insinúa el evangelista Mateo, cuando a continuación de la elección de los doce dice que Jesús les dio potestad.

“Curar a los enfermos, resucitad a los muertos, limpiad a los leprosos, arrojad a los demonios, gratis lo habéis recibido, dadlo gratis” Aquellos doce afortunados que recibieron la gracia inestimable de convivir con Cristo y cuya amistad inestimable con Jesús, han envidiado secretamente millones de almas, a través de los siglos, no siempre se mostraron dignos de la Suprema Felicidad que a ellos se les concedió. Hombres tardos de cabeza y pequeños de corazón, pero por otra parte hombres de buen sentido, capaces de progreso intelectual, llenos de fe y temerosos de Dios, de vida honesta, leales y humildes, probaron la paciencia del Maestro que día tras día les enseña, les ilumina y les perfecciona. Su educación será la obra maestra de Cristo. Jesús sabe que el sacrificio de su vida será eficaz en ellos, sabe que recibirán el Es-

22

píritu Santo y quedarán transformados en hombres que ganarán el mundo para el reino de Dios

“Iba Jesús de ciudad en ciudad y de un lugar a otro predicando y anunciando el Reino de Dios, los doce con él” Y el Maestro les instruye y advierte con palabras de vida eterna.

“He aquí que os envió ovejas en medio de los lobos” “Seréis entregados por mi causa y os azotarán en las sinagogas” “Pero no seréis vosotros los que habláis, es el Espíritu de vuestro Padre, que habla por vosotros....” “Al que confiese delante de los hombres, le confesaré también yo delante de mi Padre que está en los Cielos” “El que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mi.....” El amor de Cristo a los Apóstoles, se reflejará la víspera de su muerte encomendándolos al Padre en una oración sublime


“He manifestado tu nombre a los hombres que me has dado del mundo. Mientras yo estaba en el mundo, yo los guiaba en tu nombre” “Santifícalos en la verdad. Tu palabra es la verdad” “Como tu me has enviado al mundo, también yo los envío al mundo. Y por ellos me ofrezco en sacrificio para que ellos sean sacrificados en la verdad” Desde tiempos primitivos del arte cristiano hasta nuestros días, los Apóstoles han sido representados de diversas formas, unas bajo figuras humanas y otras por medio de símbolos. En estos últimos afectaban formas de corderos o de palomas. Algunas veces se les simbolizó con la letra A, repetida dos veces. En la Edad Media se consideraba como símbolo de los nombres de los doce Apóstoles las siguientes piedras preciosas: el jaspe de San Pedro, el zafiro de San Andrés, la carolina de San Bartolomé, la calcedonia de Santiago el Mayor, el topacio de Santiago el Menor; la esmeralda de San Juan; la crisolita de San Felipe; el

jacinto de San Simón; la crisopasa de Judas Tadeo; y el berilo de Santo Tomás. De las distintas representaciones en forma humana, innumerables en todos los aspectos del arte, se destacan: el frontal de plata repujada de la Catedral de Aquisgrán; las figuras del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela; los medallones de Lucas de la Robbia en la iglesia de Santa Cruz de Florencia; los esmaltes de Limoges de la Catedral de Chartres; los mosaicos de S. Vital de Rávena, las estatuas del coro de San Marcos de Venecia; las estatuas de la Catedral de Reims, bellísima obra del siglo XIII. De las más notables obras pictóricas destacan los Apóstoles de Alberto Durero del Museo de Munich; la colección de los cuadros de Ribera del Museo del Prado; los de Rubén en Roma y los diversos del Greco, que pintó varias colecciones diseminadas por iglesias y museos de España y el mundo Los atributos con que se han representado a los Ápóstoles, varían según las épocas y los artistas. En la Catedral de Chartres llevan reglas; en Albi, banderolas con palabras del Credo, en la Santa Capilla de París cruces de consagración; en las puertas de S. Pablo de Roma, los instrumentos de su suplicio, en la catedral de Amiens rollos desplegados, etc......

¿Que sabemos de ellos y cómo los simboliza nuestra corporación? Los apóstoles, que desfilan en nuestras procesiones, todos llevan prendida una placa en el pecho con el número de orden con que desfilan, su nombre y un fragmento del Credo hasta completarlo entre los doce. De las fotografías que hemos mostrado, las dos primeras pertenecen a los años anteriores al 1.963, cuando desfilaban con túnicas de distinto color. Y la otra pertenece a las actuales, donde todos llevan de color blanco la túnica para evitar un excesivo colorido y estar más en consonancia con su modestia y evangélica humildad.

23


Nuestro Padre Jesús Entrada Triundal en Jerusalén L Aniversario de la primera salida procesional Manuel Bueno García.

La Semana Santa de Puente Genil en el devenir de su historia ha tenido, como todo en la vida, momentos buenos, malos y regulares, periodos de estancamiento y de expansión, prohibiciones y persecuciones o apoyo de las instituciones, momentos de indiferencia y de olvido y momentos de unánime colaboración y participación, pero es evidente que se ha ido manteniendo a lo largo de la historia gracias al tesón, al trabajo, al esfuerzo y a la fe de una serie de hermanos que le han ido dedicando su vida, hermanos con sus defectos y sus virtudes, pero, sin lugar a dudas, con un entusiasmo y un cariño desbordante por nuestras tradiciones, y por todo lo que esta celebración supone en nuestro querido pueblo.

U

no de estos queridos y entrañables hermanos fue Francisco Luque Estrada, quien, contra los que manifestaban el declive de la Semana Santa pontana, allá por comienzos de la década de los años sesenta, ponía como ejemplo de su expansión a la Hermandad de Ntro. Padre Jesús en su Triunfal Entrada en Jerusalén, entre otras. Efectivamente, desde el colegio de los Hermanos de la Salle o Hermanos de las Escuelas Cristianas, como también se les conocía en Puente Genil, desde la Asociación de Padres de ese colegio, a comienzos del año 1962 surge dicha Hermandad, hoy Cofradía, de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén y María Santísima de la Estrella. Según un escrito del propio Francisco Luque,

24

fechado el 21 de marzo de 1962 con el título de Pórtico Semanantero, dos días antes, es decir el 19 de marzo de 1962, se constituye ésta. Aunque no se puede predecir con exactitud desde cuándo esa hermandad naciente se va configurando, pues el mismo Francisco Luque detalla en sus escritos, que, desde hacía varios años antes, venía saliendo en nuestro pueblo un paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén, no muy en concordancia con lo que se merecía nuestra Semana Santa. Unas veces, con carácter de préstamo venía la imagen desde Lucena, otras veces paseaban a un muchacho caracterizado de Divino Maestro que salía montado en un borriquillo de verdad. Cuando se funda la Hermandad, hoy Cofradía, es el hermano Samuel Alfredo quién en esa época dirige el colegio, junto con el hermano Julián y el hermano


Gonzalo Embid. Recuerdo cómo se accedía al patio del Colegio de los Hermanos, como así lo conocíamos familiarmente sus alumnos, desde una gran puerta verde situada frente a la antigua calle Tomás Mesa, actualmente Calle Lucena; tras esa puerta un gran patio, que finalizaba en dos escalones grandes, como gradas de un estadio y continuaba en un hondo campo de fútbol. Conforme se entraba por la gran puerta verde, a la derecha, unos grandes eucaliptos y la tapia de piedra que nos separaba del patio del Instituto Laboral Manuel Reina, a continuación de la puerta, por la izquierda, una escalinata con mástiles y banderas, frente a las que formábamos por cursos, cantábamos, según la costumbre de la época y rezábamos antes de entrar a las clases; y una fuentecilla haciendo rincón. En el lateral izquierdo, la puerta por donde se accedía a las aulas y al salón de actos, y a continuación de esa puerta y de las ventanas del salón de actos una pequeña estancia, la cantina, donde se podía leer: “El camello es el animal que más aguanta sin beber, no lo seas”. Por aquella época se comenzaba a desarrollar la televisión, aún no la había en las casas particulares por su precio, y en el salón de actos unas veces, o en la cantina o incluso en el patio durante el verano, otras, se podía ver esta los sábados y los domingos por la tarde, al módico precio de dos reales o cincuenta céntimos de las antiguas pesetas. Las aulas tenían las ventanas hacia el exterior y su distribución era en forma de “L”, se accedía a ellas mediante un pasillo también con forma de “L” que se iluminaba a través de unas amplias cristaleras que daban a un patio rectangular ajardinado rodeado por el salón de actos, la capilla y las amplias cristaleras del pasillo, en el recodo de este, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y al final, antes de llegar al recibidor, el aula de comercio con viejas máquinas de escribir, donde practicaban mecanografía los alumnos mayores. Por la calle de las Palmeras, que así era como se deno-

minaba la calle Cruz del Estudiante, debido a las palmeras, algunas datileras, del jardín que había en la fachada principal del colegio, se accedía a un amplio recibidor, donde en la derecha estaba el cuadro de honor con los nombres de los mejores alumnos de la semana y el pasillo de acceso a las aulas, al frente la capilla y a la izquierda las habitaciones y estancias de los hermanos. Sobre la puerta de la capilla una estrella de cinco puntas, idéntica a la que aparece en el escudo de la Salle, y una cinta rodeándola donde se podía leer “Signum Fidei”, que más o menos quiere decir Señal

la cual la Semana Santa Pontana estaría mermada, y a cuyo frente siempre estaba José Moyano Cosano. Como anécdota de esta primera salida, al ser una Semana Santa tardía y pendientes del calor que pudiese hacer, algunas madres, en los capillos que llevábamos los niños, en lugar de orificios para los ojos, abrieron uno para toda la cara, con el fin de que los más pequeños pudieran respirar mejor y de paso pudieran ser reconocidos, cosa que a mí no me gustaba. La primera salida se realiza desde el patio del colegio. era por la tarde, cinco o cinco y media, y lucía el

de la Fe. La base de la Cofradía éramos los niños del colegio, al calor de la asociación de padres de alumnos y bajo la protección de Jesús Nazareno, el Colegio se llamaba: “Escuelas Cristianas de Jesús Nazareno y Beato Benildo”. Los padres cofrades se reunían en la cantina para deliberar e ir organizando la primera salida, esta se realizó el Domingo de Ramos día 15 de abril de 1962. En toda esta movida estaba inmerso nuestro hermano Francisco Luque que de vez en cuando aparecía por el colegio de Los Hermanos de la Salle para hablar con el director, el Hermano Samuel, o con los padres: Serrano, Gómez, Molina, Postigo, Palma, Marcelino,... y tantos otros, cuyos nombres no recuerdo, pero todos ellos artífices del nacimiento de una nueva cofradía sin

sol, formados, tras el estruendo de los cohetes salíamos del colegio hacia la avenida Susana Benítez en procesión con el siguiente orden: primero los niños del colegio que no tenían túnica portando ramas de olivo y cantando el “Pueri ebreorum”, luego los niños cofrades con la siguiente vestimenta: túnica blanca con botones y cinturón forrados con el mismo tipo de tela que el capillo, este era de color rojo corinto y la tela de raso y llevaba como escudo en el centro bordado un Ave María blanca rodeada por palmeras verdosas y una estrella amarilla en la parte superior. A cargo de nosotros, ordenándonos y dirigiéndonos, un joven antiguo alumno, Villén, que trabajaba en una tienda de ropa y fue el que nos procuró la tela para las vestimentas, iba vestido igual que nosotros pero además con una espléndida

25


capa del mismo color que el capillo. A continuación los padres con túnica blanca y botones, cinturón y capillo de raso azul, dirigidos por José Moyano, también con capa del color del capillo, que actuó como primer hermano mayor. Todos llevábamos nuestras correspondientes palmas blancas traídas desde Elche. Tras el paso del Señor, la banda de cornetas y tambores de la Obra Social San Juan Bosco del Padre Celestino. El itinerario transcurrió por calle Cristóbal Castillo, Avenida Susana Benítez, Plaza del Romeral, Horno, Calzada, Calle Ancha, Don Gonzalo, Caño Carretas, Cuesta Baena, Aguilar, Paseo del Romeral y Cruz del Estudiante, hasta entrar de nuevo por Cristóbal Castillo al patio del colegio. Las andas que usamos para nuestra primera salida procesional fueron las de Jesús Resucitado, ya que también nuestro hermano Francisco Luque estaba muy bien relacionado con esta cofradía, habiendo sido fundador de la misma, en compensación por este y sucesivos préstamos, nos comprometíamos a acompañar también al Señor Resucitado desde su salida del pórtico de la parroquia de Jesús Nazareno hasta la estación y así se hizo unos cuantos años. Actualmente, las andas que tenemos son las antiguas del Cristo de la Misericordia. La imagen del Señor es de serie, confeccionada en escayola y traída desde Olot, Gerona, sin gran valor artístico, pero de gran valor sentimental. Yo personalmente recuerdo cuando llegó por vez primera al colegio, hacía algún tiempo que los alumnos la estábamos esperando. Ese día nos la pusieron en una mesita no muy alta, cerca del altar, en la parte derecha del mismo según se entraba, en el mismo lado donde había un antiguo órgano que tocaba el hermano Julián con los que formábamos el coro. Era la altura exacta para llegar a los pies del Señor y besárselos y así procedíamos cada vez que visitábamos la capilla. Como capellán de los hermanos teníamos a un todavía joven sacerdote, D. José María Campos, que

siempre iba con su túnica y tocado con su sombrero. Los primeros años, hasta que se marcharon los hermanos en 1965, las salidas procesionales se hicieron desde el patio del Colegio. A partir del curso 1963 - 1964 tuvimos que abandonar los alumnos el colegio por deterioro del mismo y peligro de derrumbe en las zonas de las aulas y nos alojamos en lo que hoy es la casa de Arteaga en la Avenida Manuel Reina. El hermano Julián fue trasladado y vinieron en su lugar el hermano Tomás y otro hermano bastante mayor que daba clase a los de Comercio. A partir del curso 1965 - 66 al no poder reconstruir el colegio abandonaron el pueblo, quedando su recuerdo y su labor como educadores, como un sello indeleble de los que hemos sido sus antiguos alumnos. Parte de esos antiguos alumnos como homenaje a estos Hermanos de la Salle, tras una serie de reuniones, consiguieron que el Ilustre Ayuntamiento les dedicara una calle como señal de su labor desarrollada durante los años que estuvieron en Puente Genil, 1950 a 1965, la cual fue inaugurada el día 26 de junio de 2010. Ese mismo día también se descubrió un retablo cerámico en el mismo lugar donde estuvo el Colegio. Desde sus comienzos la Hermandad ya pensó en otro paso con una imagen de María Santísima de la Estrella que acompañara al paso de Jesús, las primeras vestimentas y los bordados de estas así lo corroboran. A pesar de una serie de gestiones y de incluso desplazarse a Jerez de la Frontera para hacer un encargo de una imagen igual que la que se procesionaba en esta ciudad, la añorada Virgen de la Estrella no se hace presente en nuestros desfiles de Semana Santa hasta el año 1984, siendo una imagen esculpida por el pontanés Francisco Palos Chaparro. Las andas del paso de la Virgen de la Estrella también las confecciona la propia hermandad y es el hermano Salvador Palos Torres quien diseña y dirige su construcción.

Desde estas sencillas líneas que hemos escrito rememorando aquellos años y la creación de esta humilde Cofradía, inicio de nuestra singular Semana Santa, quisiera manifestar mi agradecimiento a aquellos hombres, Hermanos de la Salle, que siguiendo el ejemplo de su fundador San Juan Bautista de La Salle, desde su humildad y pobreza, se entregaron en cuerpo y alma a la tarea de formar cristianamente a los niños procedentes del barrio de San José y de otras zonas de Puente Genil desde los años 1950 hasta 1965, años aún difíciles para muchas familias, ellos sin duda han dejado un grato recuerdo en nuestras vidas y una formación cristiana y humana sólidas en muchos de los que pasamos por sus aulas. También dar las gracias a todos los que desde aquellos años han trabajado por la Cofradía y lo siguen haciendo. Al grupo de la Crucifixión de Cristo, actualmente los Defensores de Israel, por estar siempre con la Cofradía. A la familia Rivas Caballero por su especial implicación en los Festivales de la Canción Española que se han venido realizando en beneficio de la Cofradía. A las hermanas bordadoras, a quienes les han enseñado y dirigido, a los que se han ido encargando del montaje, ornamentación y desmontaje de los pasos, a los bastoneros y su capataz del paso de la Virgen y a todos los que de una manera u otra han colaborado y trabajado para y por la Cofradía. Por último nuestro sincero y merecido homenaje y recuerdo para los hermanos que se nos han ido con Jesús en esta andadura de sus primeros 50 años, ellos ya llegaron a la “Ciudad Santa de Jerusalén” Solo me queda pedir a Jesús por todos los que actualmente somos hermanos y hermanas de la Cofradía para que en este recorrido con Él hacia su destino y su misión salvadora, nos vaya haciendo más humanos y más cristianos y por tanto más discípulos suyos, comprometidos con nuestro pueblo y con la sociedad en general.

27


El culto a las imágenes y la religiosidad popular LAS PROCESIONES Daniel Jesús Carmona Gutiérrez

“Adoración del becerro de oro” (1636) Nicolás Poussin – National Gallery. Londres

EL CULTO A LAS IMÁGENES Cuando nos encontramos cercanos al Miércoles de Ceniza e intuimos la entrada del Tiempo de Cuaresma, esa Cuaresma que Puente Genil vive de forma intensa, y prácticamente se presiente la explosión de color, luces, aromas y sentidos de una nueva Semana Santa, escribo estas breves líneas acerca de cómo la Santa Iglesia contempla el culto a nuestras imágenes sagradas y la religiosidad popular, para que, aún envueltos por esa vorágine que nos rodea durante estos días y los propios de la Semana Santa, no nos dejemos llevar por sólo lo meramente estético o cultural de la fiesta y nosotros, los hombres y mujeres de la Semana Santa, demos el sentido justo de lo que hacemos. Ese sentido que quizá, por el propio carácter que caracteriza a nuestra bendita tierra de Andalucía, en la que

28

casi todo lo convertimos en algo festivo, podemos dejar caer equivocadamente en el olvido, no conocemos o tal vez relegamos a un segundo plano centrándonos tan sólo en lo banal, estético, folclórico y material de todo ello. Sin ánimo de sentar cátedra, puesto que lo que a continuación expongo ya se encuentra registrado y más que establecido en numerosísimos escritos, considero, sino imprescindible al menos necesario, no sólo conocer la historia y la tradición de nuestra peculiar Semana Santa a través de los siglos como, entiéndanme, el movimiento cultural de un pueblo, paralelo a una fiesta principalmente de carácter religioso, sino que también debemos de entender los porqués y los orígenes de lo que a lo largo de los siglos los cristianos católicos y cofrades, venimos rememorando cada primera luna llena de primavera. Y para


ello, muy brevemente, nos vamos a remontar al origen. La prohibición veterotestamentaria1 de no fabricar ídolos ni figuras que el libro del Éxodo impone y el peligro de caer en la idolatría, ha hecho que el culto a las imágenes haya sido objeto de polémica desde los primeros siglos del cristianismo. Tanto el judaísmo como el islam excluyen de su culto a las representaciones de personas divinas interpretando de manera radical la prohibición de realizar imágenes. El Concilio Niceno II celebrado en el año 787 y último de los ecuménicos reconocidos tanto por la Iglesia Católica como por la Ortodoxa, defendió la veneración a las imágenes sagradas y que dichas imágenes deben ser expuestas en las iglesias, en los ornamentos y vasos sagrados, en paredes y cuadros, casas y calles. Las primeras representaciones de Jesús no pretendían en modo alguno ser un retrato, sino que iban por el camino del simbolismo y la alegoría. Así, la imagen del Buen Pastor es la más querida por los primeros cristianos.

Gótico hasta las dolorosas barrocas que veneramos como titulares de nuestras hermandades. La veneración de las imágenes, tanto en pinturas, esculturas, relieves, cerámicas u otras representaciones constituyen “un elemento relevante de la piedad popular” tal como el Directorio sobre la piedad popular afirma claramente. Pero hay que advertir que si esa veneración no se apoya en conceptos teológicos adecuados se corre el riesgo de caer en desviaciones que en definitiva hagan a los fieles sustituir lo representado por la materialidad de la figura concreta cayendo si no en idolatría, que tal vez sea excesivo, si al menos en prácticas ajenas a una auténtica religiosidad cristiana aunque estén llenas de buena fe.

Las imágenes según la enseñanza de la Iglesia son: signos santos, ayuda para la oración, estímulo para su imitación, forma de catequesis y en definitiva, traducción iconográfica del mensaje evangélico. La imagen no se venera por ella misma sino por lo que representa. No se puede tamFaustino Porras dice en uno de poco olvidar el aspecto artístico y sus artículos publicados en Círculo el decoro que las imágenes deben Románico: “los artistas paleocristener aunque siempre teniendo en tianos representaron a Cristo, entre cuenta que la función principal de otras formas, como el Buen Pastor, la imagen sagrada es ayudarnos a imagen que les permitía fundir la introducirnos en el Misterio y no Pintura datada en el siglo III de la catacumba de Calixto tradición helenística (moscóforo)2 el deleite estético. Cuando ambas con las Sagradas Escrituras: funciones se encuentran, gracias a la gubia o pincel de un genial artista, se produce el milagro de aquellas imágenes • «Yo soy el buen pastor. El buen pastor arriesga su que despiertan la universal devoción. Es lo que el recorvida por sus ovejas...» (Jn. 10, 11). dado y admirado maestro Hernández Díaz definía como • «Luego, al encontrarla (la oveja perdida) la pone “unción sacra”. sobre sus hombros lleno de alegría... » (Lc. 15, 5).” El cardenal Ratzinger, actual papa Benedicto Sería una temprana visión de la figura de Jesucristo XVI, en su libro sobre “El espíritu de la liturgia” al tratar como Buen Pastor, tratando de simbolizar a un pastor de sobre las imágenes concluye con las siguientes afirmacioalmas que guía a su rebaño, los cristianos, representados nes: en el cordero que porta en sus hombros. • Que la ausencia total de imágenes no es compatible Con la aparición de las imágenes de la Santa Faz en con la fe en la Encarnación de Dios. La iconoclastia no es el S. VI (el camulanium y el mandylion que se identifiuna opción cristiana. ca con la Sábana Santa de Turín) se imitan y reproducen • Que el arte sagrado encuentra sus contenidos en las apareciendo los iconos. Aunque no es objeto de este arimágenes de la historia de la salvación. tículo el analizar la evolución de la iconografía sacra se • Que las imágenes sirven para poner de manifiesto la puede ver una clara evolución que va desde el románico, unidad interna de la actuación de Dios. con una concepción de Cristo Rey hasta la humanización • Las imágenes no son fotografías: su sacralidad condel Gótico, el realismo renacentista y las representaciones siste en llevar a una contemplación interior, al encuentro naturalistas del Barroco. Lo mismo vale para las imágenes con el Señor. marianas, de un hieratismo muy acusado en el Románico y

29


damente posible, tanto a las Sagradas Escrituras como al contexto histórico y social del momento que se representa, para de esa manera llevar a cabo la finalidad de las Cofradías, mostrar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. En Puente Genil, además de la labor catequética de nuestras Cofradías, contamos con las corporaciones bíblicas. Elemento diferenciador claro, reflejo andante de la Biblia que, por consiguiente, se convierte en otra forma de catequesis plástica y complemento perfecto donde mostrar al pueblo aquello que semanalmente se da lectura en el ambón de cualquier templo. Así, cofradías y corporaciones bíblicas, tenemos en nuestras manos la importante misión de seguir predicando sin palabras que Cristo vivió, padeció, murió y resucitó por y para nosotros. Distinguimos por tanto, los siguientes aspectos, muy importantes de considerar:

El Mandylion de Edesa. Capilla privada del Papa en el Vaticano

RELIGIOSIDAD POPULAR ─Las procesiones ─ Un apartado de la religiosidad popular muy querido por las hermandades y cofradías son las procesiones. La procesión es una expresión cultual de carácter universal en la cual la piedad popular y la liturgia establecen una relación muy peculiar. Las procesiones son manifestaciones de la fe y piedad populares con grandes connotaciones culturales y que despiertan el sentimiento religioso de los fieles, tal como las define el Directorio sobre la piedad popular y la liturgia ya citado. Según el Código de Derecho Canónico3: “Con el nombre de procesiones sagradas se designan súplicas solemnes hechas por el pueblo fiel, guiado por el clero, yendo ordenadamente de un lugar sagrado a otro, para mover la piedad de los fieles, recordar los beneficios de Dios y darle gracias por ellos, e implorar el auxilio divino”. Así pues, la procesión debe ser objeto de una catequesis pastoral previa, que explique su finalidad y su significado (cf. Ritual Romano, Ibid.). A esto hay que sumar la importancia y la responsabilidad que tenemos los cofrades en esforzarnos a la hora de plasmar en nuestros pasos de misterio las escenas de la Pasión lo más ajusta-

30

• La procesión es un caminar en orden, y por lo tanto, supone el desplazamiento real de todos los que participan de la procesión de manera armoniosa. • Es un caminar del cual forma parte toda la Iglesia, pueblo fiel y clero. Es una “asamblea litúrgica” en movimiento, presidida y guiada por el clero. Por tanto, se debe hacer hincapié en el hecho de que si en la procesión no hay clero, o bien, no está siendo presidida por el clero (estando éste presente), no se considera procesión. • La procesión tiene su punto de partida y de llegada en dos “lugares sagrados”, que si en principio deben ser distintos no necesariamente tienen por qué serlo. Son lugares sagrados todo tipo de iglesias, catedrales, basílicas, santuarios, templos o iglesias conventuales. También pueden considerarse como lugares sagrados las capillas y los oratorios de todo tipo, público o privado. Existen diversas clases de procesiones. Litúrgicas y no litúrgicas; ordinarias y extraordinarias; festivas y penitenciales; conmemorativas, funcionales y lustrativas. Entre las procesiones litúrgicas con motivo de ciertas festividades se encuentran la de la Candelaria el 2 de febrero que conmemora la Presentación del Señor en el Templo; la de Palmas el Domingo de Ramos que conmemora la entrada mesiánica de Jesús en Jerusalén; las de la Vigilia Pascual con el rito del Lucernario y otras tienen carácter votivo como la del Corpus o las de rogativas. La procesión penitencial de las cofradías, que es el tema que nos ocupa en cuestión, recibe el nombre de estación de penitencia. Debemos aclarar que el objetivo de las cofradías al salir a la calle es hacer pública estación de penitencia. La palabra estación significa parada. Así entendido, el término estación se comprende mejor


cuando se habla de las estaciones del Vía Crucis. Estación, es pues, lo contrario de procesión, que significa “avanzar caminando”. La cofradía procesiona y hace estación. Por lo tanto, teniendo en cuenta estas aclaraciones, en nuestra Semana Santa las cofradías, si queremos utilizar el término exacto, debemos decir que realizan procesión y no estación de penitencia, al no tener un lugar marcado en su itinerario donde realizar parada, como ante la presencia del Santísimo, en el caso de visitar la catedral o parroquia mayor, o el palco de autoridades como punto culmen en el recorrido o carrera oficial, y regresar a su lugar de origen. Fue en la Edad Media cuando la piedad popular amplió el número de procesiones votivas que alcanzaron su punto álgido durante la época barroca, tanto para honrar a los santos como para meditar los aspectos de la Pasión. Los riesgos que tienen se refieren a que estas manifestaciones prevalezcan sobre los sacramentos, que quedarían relegados a un segundo plano o a considerar la procesión como el acto culminante de la Liturgia, lo cual puede degenerar en convertir la procesión en mero espectáculo o acto folclórico cultural. Para evitar esa mala interpretación se impone una catequesis adecuada sobre el sentido de las procesiones, en un triple sentido: • Teológico, como sentido de pueblo de Dios en marcha camino de la Jerusalén celeste. • Litúrgico, procurando que haya representación eclesiástica en la presidencia y con oraciones al inicio y al terminar, portando velas los asistentes. • Antropológico, poniendo de manifiesto el significado de procesión como camino que se hace juntos participando en el mismo clima de oración. Una catequesis adecuada sobre estos temas se impone y es función y responsabilidad clara atribuible a los respectivos directores espirituales de nuestras cofradías y a los vocales de formación. Sobre éstos y otros temas queda mucho por hacer.

Jesús Nazareno prendido Corporación Bíblica Los Judíos de Azote - “Los Jetones” (Viernes Santo 1956)

NOTAS Y FUENTES 1

Veterotestamentaria: Perteneciente o relativo al Antiguo Testamento. Moscóforo: Escultura griega datada en el año 570 a. C. esculpida en la región de la Antigua Grecia. Representa a un kurós, una estatua de un varón joven pastor que lleva la oveja sobre los hombros y es considerada un exvoto y ofrenda a Atenea. 3 Cf. C.I.C., Edición de 1917, can. 1290-1295. En el nuevo código de derecho canónico, vigente desde 1983, no existe alusión al tema, por lo que se considera vigente lo dicho en la edición precedente. 2

El presente documento ha sido elaborado en base a los documentos: «Procesiones, Peregrinaciones, Jubileos», de A.G. Martimort, contenido en el libro «La Iglesia en Oración» del citado autor. «Manual de Sagrada Liturgia del Pbro. M. de Antoñana». Publicaciones «Círculo Románico». «La liturgia» de Jesús Luengo Mena.

Nazarenos del Stmo. Cristo de la Misericordia (Viernes Santo 1956)

31


Orgullo del Imperio Romano

Carlos

Aguilar Ortega Rafael Fernández Reina Archivero Consultor Imperio Romano

C Continuando con el objetivo de dar a conocer a los más jóvenes la figura de mananteros que, a lo largo del tiempo, han sido y son los máximos responsables de que podamos disfrutar de la Semana Santa y del Imperio actuales, ya que con su labor han sabido transmitir lo que a ellos les inculcaron desde pequeños, traigo a estas páginas a CARLOS AGUILAR ORTEGA, romano leal y fiel.

32

arlos es hijo de uno de los fundadores de las Autoridades Judaicas, Wenceslao Aguilar Ortega, del cual aprendió su amor por la Semana Santa y el respeto a las tradiciones. Carlos Aguilar ingresó en el Imperio una vez terminado el servicio militar, el día 10 de abril de 1949. Ese año en que era presidente Fernando Estrada García Hidalgo ingresaron también otros romanos que ya nos dejaron en la tierra para velar por nosotros desde el cielo junto al Padre, Juan Pino Baena, Joaquín Velasco Arcos, Jose Cejas Lozano y Antonio Delgado Moret. Carlos Aguilar es un caso extraordinario en el Imperio Romano. Desde su ingreso destacó por su abnegada dedicación a la corporación, siendo uno de los pilares del actual Imperio Romano. En los años 50, mano derecha de Luis Reina de Porras, ya que al estar éste a caballo entre Puente Genil y Madrid, Carlos era su embajador en Puente Genil y el artífice junto al hermano Alejandro González Bordas y José Cejas Lozano de que el Imperio, a pesar de no tener cuartel propio, estuviera cada Cuaresma y Semana Santa dispuesto para su participación manantera. Montaba y desmontaba cada año trasladando todos los enseres de la corporación: cocina, cuadros, sillas, platos, etc. hasta el molino de sus padres “Molino de La Inmaculada Concepción” detrás de los Frailes, tan solo con la colaboración de Diego y Blas, los alpatanas. Con la ayuda de un carro manual que ponían a su disposición alternativamente los hermanos de Corporación anteriormente citados, y esto todos los años desde el Viernes de Dolores que daban las vacaciones en


la escuela, hasta después de Semana Santa, el Lunes de Pascua, ya que el Ayuntamiento nos cedía las instalaciones de las escuelas municipales de Doña Paca y Doña Julia, situadas donde actualmente está el cuartel en calle Casares. Todo esto, hasta que el año 1963 el presidente Francisco Baena Jiménez compró a la familia Galán los terrenos del actual cuartel del Imperio y no hubo que hacer más esos meteóricos traslados, ni organizar las tradicionales reuniones de Cuaresma el los graneros del hermano Fernando Estrada García-Hidalgo, donde venían celebrándose hasta entonces. Carlos ocupó puestos en la junta directiva prácticamente desde su ingreso, destacando por su labor callada y minuciosa siendo el gran defensor de las tradiciones dentro y fuera del Imperio. En 1950 fue nombrado tesorero durante 4 años, en la que se produjo una anécdota que dice mucho de la integridad de la persona que nos ocupa, “al finalizar cada año el ejercicio , en la Junta del Día de La Cruz, el tesorero Carlos, lee las cuentas a la corporación y en el apartado de multas y sanciones lee una multa no impuesta por el presidente, preguntándole este al hermano Carlos que esa multa de quien correspondía, le contesta que se la ha impuesto el mismo, por haber cometido un error durante la bajada del Pórtico de Jesús al cuartel, un día de Cuaresma, sorprendiendo a todos los hermanos presentes en la junta”. Posteriormente ocupa el cargo de vicepresidente, director artístico durante 18 años, artístico 8 años, destacando sobre todo por su labor como archivero consultor hasta el año 2000, -veintitrés años-, siendo una verdadera enciclopedia del Imperio, donde ha creado escuela por su forma de trabajar incansable y persistente hasta conseguir los datos necesarios. Actualmente es asesor de todos los presidentes aconsejando la forma de llevar la corporación siempre desde el respeto a las tradiciones y a los cánones marcados y colaborador fiel del capitán al que ayuda en los desfiles siempre pendiente de una simple mirada.

Por su destacada labor en todo cuanto se le encomendaba en la corporación y de forma especial, como director artístico en el cuido y preparación de trajes, el presidente Fernando Estrada García Hidalgo le impuso la MEDALLA DE ORO DEL IMPERIO ROMANO cuando tan sólo llevaba en el Imperio dieciséis años, el Lunes Santo del año 1965, junto con la llave de Oro a Juan Labrador Acosta, en medio de grandes aplausos y que el hermano Carlos agradeció, manteniendo que dicha medalla iría siempre sostenida con todas sus fuerzas en su corazón, siendo la tercera Medalla de Oro impuesta a un romano, galardón inalcanzable para la mayoría de los hermanos del Imperio y que tan solo se han concedido en toda la historia de Imperio Romano desde su unificación en 1871 hasta hoy, ciento cuarenta y un años después, nueve Medallas de Oro. Carlos, hasta su pase a situación de romano pasivo, vistió traje de la escuadra cardenal (púrpura) desde el año 1953, traje que actualmente, ya renovado, viste su hijo Fernando que le acompaña como Romano desde el año 1999 y que viste cada año en las salidas del Imperio. Su hijo Fernando sigue manteniendo su amor por Puente Genil y su Semana Santa, no faltando ningún año a su cita con el Imperio a pesar de estar ligado también a la Semana Santa de Málaga, ya que es gran devoto de la Real muy Ilustre y Venerable Archicofradía de Nazarenos del Santísimo Sacramento, Nuestro Padre Jesús de la Pasión y María Santísima del Amor Doloroso de Málaga desde hace 27 años, acompañando cada Lunes Santo su estación de penitencia. En 1990 la corporación le dedicó un emotivo homenaje durante la comida del Jueves Santo como reconocimiento a su labor. También en 1999 recibió la Medalla de 50 años ininterrumpidos en el Imperio junto a Jose Cejas Lozano y Antonio Delgado Moret. Está Semana Santa de 2012 cumplirá 63 años de permanencia. Tiene concedidos también dos pasodobles, el primero, compuesto por el hijo de José Baena Rivas (alias “El Cofre”), y el segundo, el pasodoble “Carlos Aguilar” compuesto por Don Germán Sanchís Morell en el año 1954, el mismo año que a otro gran romano José Villafranca Melgar se le dedicó el pasodoble “Villita”. Carlos Aguilar, un ejemplo de Manantero y Romano, orgullo del Imperio y de todos los que lo tratamos asiduamente por su sabiduría y respeto a las tradiciones, al orden y cordura de nuestra Semana Santa, ya que desde las filas del Imperio ha sabido inculcar su buen hacer a todos los como él, trabajan en la sombra por una Semana Santa de Puente Genil grande. Este año 2012 será testigo de la concesión de la Medalla de 50 años del Imperio Romano a los hermanos Lorenzo Carmona Arroyo y Antonio Borrero Torres, así como la Medalla de Plata a los hermanos Rafael Fernández Reina y Antonio Pachón Ruz.

33


Un Miércoles Santo de hace ochenta años Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor

L

a Semana Santa de Puente Genil, por su especial y diferente modo de celebrarse, ha atraído a los más variopintos personajes del mundo de la cultura que buscaban un motivo de estudio (caso de Caro Baroja con la antropología o el anglo hindú Deben Bhattacharya con la saeta cuartelera), inspiración poética (Eroles) o, simplemente, el hecho diferenciador. Estas mismas razones han propiciado que nuestra Semana Santa “diera que hablar” y fuera protagonista de artículos periodísticos desde finales del siglo XIX. Hace algunos años, Santiago Reina publicó uno en el que recogía la narración que de nuestra Fiesta hacía Rodolfo Gil. Sería una labor interesante poder recuperar cuantas publicaciones hay repartidas a lo largo y ancho de esos mundos de Dios sobre nuestra Semana Mayor. Por suerte, la aparición de Internet y la digitalización de las hemerotecas públicas nos han hecho un gran favor. Así, hoy día cualquiera puede acceder de forma rápida y gratuita a información que tan solo hace cinco años era casi imposible conseguir. Rebuscando en esos archivos virtuales, encontré un interesante artículo aparecido en el diario El Imparcial, en 1928, en el que se relataba el Miércoles Santo de esa época, es decir, hace ochenta y cuatro años. Concretamente, la crónica está fechada el 5 de abril de 1928. Su autor es Sabino A. Micón, crítico de cine y director que, por aquellos años, escribía asiduamente en este y otros periódicos sus críticas cinematográficas. Atraído por la fama de nuestra Semana Santa llegó a Puente Genil un poco asustado por aquellas leyendas negras que siempre la rodearon (sobre todo en la época de pre guerra civil). La lectura del artículo nos puede llevar a engaño en cuanto a los datos históricos y artísticos (dice que el Señor de la Humildad era obra de Martínez Montañés, mito que circuló durante mucho tiempo). También es curioso comprobar la disposición y número de las corporaciones que desfilaban junto a los pasos. Pero prefiero dejar al lector que disfrute de este relato en el que un curioso forastero encuentra lo que verdaderamente significa para el pontano su Semana Santa.

35


José Andrés Rivas Bachot, hermano de “Los Jetones” dibujante y pintor de imágenes y templos pontanos

Jesús Asensi Díaz

Sus primeros años. Sus estudios. Su vida profesional. El que esto escribe arribó a Puente Genil en el año 1957, con 19 años y como es normal en esa edad, enseguida contacté con un grupo de amigos, que me aceptaron, entre los que estaban Rafael Rivas, Francisco Velasco, Lorenzo Illanes, Juan Venegas, los hermanos Jesús y Rufino Rivas, Constancio del Val y otros. Entre ellos estaba, también, José Andrés Rivas que, aunque era tres o cuatro años más joven que los demás, alternaba perfectamente con este grupo de amigos. Desde entonces he mantenido con él una buena amistad, renovada constantemente. José Andrés Rivas Bachot, nació en Puente Genil, el 30 de noviembre de 1942, la misma noche en que su padre José Rivas Quintero “El Chiquito”, se encontraba en su Corporación de “Los Apóstoles” celebrando la Junta de San Andrés. Se cuenta que al ser avisado de la inminencia del parto, la noticia fue recibida con alborozo entre sus hermanos; uno de ellos, el recordado Curro Jurado, hizo un brindis y sentenció: “Si es niño, que lo será, se ha de llamar José, como su padre y

36

A la Corporación Bíblica “Judíos de Azotes y Defensores de Jesús” en la que José Andrés Rivas es bien querido

abuelo y, también, Andrés, por los Apóstoles”, constando así en el acta de aquella junta y marcándose, desde el mismo momento de su nacimiento, su impronta manantera. Vivió siempre en la casa familiar de la calle Elcano, que fue la que yo conocí de joven, muy cerca de la mía, en la Cuesta Vitas. Y que, ahora, cuando la visito me trae recuerdos del pasado porque ya quedan pocas casas en Puente Genil que se conserven intactas a lo largo del tiempo. Ha cambiado el nombre de la calle, ahora Angelita Martín Flores, vecina y amiga, también, y maestra y divulgadora del folclore local, pero la casa sigue igual, teniendo en su parte posterior una gran terraza, de grandes ventanales, mirador desde donde se contempla los campos que cercan el pueblo, el rio, los olivos, la Huerta de la Barca… Aquí, sigue viviendo su madre María Bachot que, a punto de cumplir sus 98 años, vive sola y conserva una gran lucidez mental para recordar hechos pasados. Y aquí tiene José Andrés su estudio de pintura, en una estancia luminosa que da a

la gran terraza, donde charlamos amigablemente y me enseña sus últimos cuadros. Esta casa y la calle Elcano fueron el lugar de sus juegos infantiles junto a sus hermanos Pedro y Miguel. También, vivió algunos años en la barriada de La Estación, en la fábrica de Industrias de Nuestra Señora del Carmen, donde su padre desempeñaba el cargo de Gerente; allí, en sus talleres de mantenimiento de carpintería, electricidad, herrería, forja y calderería, aprendió muchas cosas útiles de mano de sus empleados. Años después (en 2005-2006) publicaría, en la Revista local “El Pontón” una serie de artículos con el nombre de “Mis vivencias en “El Carmen” que, luego, completaría su hermano Pedro con otra, “Los niños de El Carmen”. Su primera escolaridad fue en los Colegios Parroquiales de la calle Aguilar, con la maestra Carmen Pineda, terminando después los estudios primarios en el Colegio de los Hermanos de la Doctrina Cristiana, los dos desaparecidos hace tiempo. Pasa, después, al Instituto Laboral,


Un jovencísimo José Andrés Rivas con pajarita (3º por la izq.) junto a Lorenzo Illanes (4º, vestido de mujer adúltera) y hermanitos de los Samaritanos (1957)

mediante examen de ingreso preparado en la academia de D. Jerónimo Alemán. José Andrés se matricula en el primer curso, destacando en estos estudios gracias a su predisposición y habilidad natural, obteniendo siempre matrículas de honor en la asignatura de Dibujo y en los diversos talleres. Con esta preparación básica, en 1960, teniendo 18 años, se matricula en Sevilla en la Escuela de Peritos Agrícolas, que estaba en el Cortijo del Cuarto, pero abandona estos estudios para pasarse a la Escuela de Aparejadores donde encuentra las materias que le gustan y la profesión que ejercerá con vocación. Termina la carrera en 1968, perteneciendo a la IV Promoción de estos estudios que se habían implantado recientemente. Su carrera profesional la inicia como técnico en una de las primeras empresas industriales del pueblo,

en la fábrica de viguetas de hormigón MADECEN. Poco después, en 1969, ingresa como interino en el puesto de Perito del Ayuntamiento de Puente Genil. Años después, realiza las pruebas para ingresar, ya de funcionario, como Perito Aparejador realizando en el Ayuntamiento una labor constante, preocupado de la construcción y del urbanismo que empezaba a desarrollarse. En realidad, en su tiempo, José Andrés se ocupaba de todo: obras municipales, urbanización de calles, temas de Protección Civil, incidencias de bomberos, inundaciones, derrumbes de viviendas, obras del paro y proyectos de obras diversas como las de las escuelas rurales, es decir todo lo relacionado con el Departamento de Obras y Urbanismo. Después de 38 años continuados de servicios se jubiló el 3 de diciembre de 2007, concediéndole el Ple-

no Municipal la Medalla de Oro al Mérito en el Servicio Municipal. El 5 de diciembre, se celebró en el restaurante “Alimón”, un almuerzo multitudinario, de despedida y homenaje, con la asistencia de autoridades, profesionales, hermanos de corporaciones y cofradías, amigos y toda su familia que le testimoniaron su adhesión y cariño.

Su vida manantera: cargos, pregones, distinciones. Desde muy joven José Andrés se siente atraído por el fenómeno de la Semana Santa de su pueblo influenciado por su padre y por su abuelo materno Pedro Bachot García que lo llevaba a la Diana y a visitar los cuarteles. En 1958, tenien-

37


Semana Santa de 1959. De izq. a der. Rufino Nieto, Jesús Asensi, Jesús Nieto, José Andrés Rivas y Francisco Jurado

do 16 años, ingresó, de la mano de Lorenzo Illanes, en la mítica corporación de “Los Samaritanos”, refundada en Córdoba en 1952, por los hermanos Juan y Luis Ortega Melgar, Ricardo Molina, Luís Melgar Reina y Gonzalo Reina Bajo. Con todas estas ilustres personas mayores se relaciona y aprende el saber estar y muchos valores mananteros, al tiempo que ellos necesitan savia nueva que revitalice la Corporación porque son pocos y casi todos están en Córdoba. Y así, ingresan un ramillete de jóvenes entusiastas a los que hay que enseñar: Rafael Rivas, Juan y Pedro Venegas, José Andrés Rivas, Antonio Pino, Antonio Illanes, Fernando Gamero y Lorenzo Illanes que ya estaba. El único que los atiende y se esmera, en ser un hermano mayor con ellos, es el recordado Juan Ortega Melgar que sirvió de ejemplo y de buen hacer y estar a aquella juventud. José Andrés ha expresado la dicha y la satisfacción que tuvo de convivir con este hombre, verdadero manantero ejemplar; pero no hay mucho entendimiento entre los mayores y los jóvenes y estos van desertando, hasta

38

que en 1969 se disuelve la Corporación, adquiriéndola los actuales propietarios en 1975, dándole por fin el esplendor que hoy tiene. José Andrés ingresa, después de este periodo de iniciación de varios años en “Los Samaritanos”, en otra corporación veterana, de hermanos mayores, que le satisfacen más. El mismo ha contado, en la “Revista 75 Aniversario de los Jetones”, cómo fue su entrada en ella, en 1964, como hermano meritorio, y su aceptación definitiva como hermano activo, el 11 de abril de 1965. Poco después, le siguieron otros hermanitos procedentes de “Los Samaritanos”, Pedro Venegas (1968) y Rafael Rivas (1970) que aún continúan junto a él y con los cuales he compartido amistad y hermandad en su Cuartel más de una vez. Sabemos que la Corporación “Los Jetones” se siente orgullosa de tener a José Andrés como hermano y también que éste lo está de pertenecer a ella durante 48 años (es el tercero en la lista de hermanos activos). El mismo nos habla de “sus excelentes ratos de convivencia entre hermanos y amigos, de “estar

José Andrés Rivas: Ermita del Dulce Nombre, plumilla

José Andrés Rivas: Inmaculada Concepción, plumilla

en el cielo” con aquellas personas llenas de sentir humano y cariño sincero, de los minutos de silencio que nos recuerdan a los que se fueron, emulando y teniendo presentes sus costumbres y tradiciones para conservarlas como un legado perpetuo”. José Andrés nos ha comentado más de una vez los antecedentes de la actual Corporación que se


José Andrés Rivas: la plaza de la Mananta

remontan a la Cuaresma de 1934 cuando un grupo de jóvenes compraron a “Las Virtudes Cardinales” unas figuras de cuatro sayones y un romano que llamaban “Judíos de Azote”. En 1947, se adquirió la casa nº 7 de la calle Santos que fue el primer cuartel en propiedad y que José Andrés conoció. Un acontecimiento importante lo supuso la incorporación, en 1951, de varios hermanos de la disuelta Corporación “Los Defensores de Jesús” que aportaron las figuras de Jesús, José de Arimatea y Ehiermo, denominándose, desde este momento, la Corporación “Judíos de Azotes y Defensores de Jesús” con el ya popular sobrenombre de “Los Jetones”. En 1968, a los tres años de estar José Andrés en la Corporación, se adquiere la casa nº 40 de la calle Santa Catalina, que es la actual sede o cuartel. A partir de esta fecha se van sucediendo reformas en el cuartel y ampliación de las figuras, en lo cual José Andrés participa activamente, incorporándose cuatro romanos, dos sayones y la figura de Nicodemus y, posteriormente, la figura de Jesús “Ecce Homo”.

Actualmente, son 15 Figuras las que participan en los desfiles procesionales: el Jueves Santo, en dos turnos, de tarde y noche; el Viernes Santo, en tres turnos de mañana, tarde y noche; y el Domingo de Resurrección, en un solo turno de mañana. José Andrés se vanagloria de que es la Corporación Bíblica que posee más figuras. Por eso, también, sus hermanos constituyen un grupo numeroso que actualmente es de 38 miembros.

Hemos comprobado como la autoridad moral de José Andrés Rivas, en su cuartel, se pone de manifiesto en su relación con los demás hermanos, en su influencia en los más jóvenes y cuando habla en el transcurso de las comidas. La misma que él concedió, en su día, a los mayores que le sirvieron de guía: Joaquín Rejano, Emilio Pérez, Enrique Cantos, José Dorado y otros ya desaparecidos. José Andrés aporta a la Corporación su respeto

José Andrés Rivas canta una saeta junto a su hermano de Corporación Pedro Venegas

39


la Semana Santa de su pueblo e incluso fuera de él. Y así, en el año 1972, fue hermano mayor de la Virgen de las Angustias y en 1991, hermano mayor del Señor del Lavatorio en cuya cofradía ha ostentado el cargo de Cofrade Mayor, durante dos periodos de mandato. Otra faceta suya ha sido la de Pregonero en diferentes eventos. Pregonero del Jueves Lardero, en el comienzo de la Semana Santa de Puente Genil, en José Andrés Rivas: Jesús, de los Jetones, óleo el año 1997, en la por los actos importantes, el saber típica plaza de la hacer ciertas cosas de acuerdo con Mananta. Pregonero del Jueves la tradición u otras como el aporte Lardero, en 2004, de la Asociación de solera de un vino viejo a la nueva Manantera de Puente Genil en Macosecha que ha de beberse. Otra dedrid, del que tuve el honor de ser su mostración de sabiduría y tradición presentador, en la sede de la Casa es cuando canta las saetas cuartede Córdoba, recordando que nos leras, heredadas de su padre, junto habló con el corazón abierto de a Pedro Venegas en las que todo el cómo ve y siente la Cuaresma de su mundo calla y pone atención. pueblo querido, desgranando toda Ahora, su gran alegría es el una serie de vivencias muy emotirelevo generacional que ha supuesvas. En 2009, fue el Exaltador de la to la incorporación de su hijo José Saeta Cuartelera en un acto organiAndrés Rivas Sillero, en 2005, a la zado por la Corporación “El Juicio Corporación. Esta es una gran fade Salomón y las Tres Marías”. Por milia pues casi la mitad de sus herúltimo, cuando esta Revista esté manos ya mayores, tiene la alegría siendo presentada, en febrero de y el privilegio de tener como her2012, José Andrés Rivas Bachot, manitos a sus hijos que comparten será el pregonero del Jueves Lardemesa y mantel y entonan a dúo una ro en Málaga, acto organizado por saeta cuartelera, sin que afecte a la la Asociación de Amigos de Puente convivencia. Genil, en dicha capital, “El IncienEl mananterismo de José Anso” y presentado, otra vez, por el drés Rivas ha trascendido a su proque esto escribe. pia Corporación para implicarse en

40

Su faceta como dibujante y pintor de la religiosidad popular Su profesión de Perito Aparejador en el Ayuntamiento de Puente Genil le obliga a realizar planos y dibujos a escala de edificios, viviendas y construcciones diversas que José Andrés realiza con toda perfección y minuciosidad, aplicando sus estudios de Delineante con rigurosidad. Esto fue derivando, poco a poco, a que lo puramente profesional fuera pasando a ser artístico. Con las mismas plumillas que utilizaba para delinear planos empieza a realizar sus dibujos. El año 1996, fue clave para sus inquietudes pictóricas porque dedica las tardes a su gran afición por el dibujo. Empezó ejecutar a plumilla una serie de dibujos y a tomar contacto con los estilógrafos, que estaban en desuso, ya que en la redacción de los proyectos, hoy se utiliza el ordenador, bien con los

Boceto para una figura, de José Andrés Rivas


planos, o con las mediciones, mediante programas preconcebidos. Los antiguos elementos de dibujo quedaron en el recuerdo. ¿Cuantos planos habrá realizado el amigo José Andrés, sobre los tableros de grandes proporciones, con aquellos utensilios de plástico verde “Páralex” que se deslizaban perpendicularmente de arriba para abajo?, ¿Cuantos cabezales de plumillas ha fundido y destrozado con el roce del papel vegetal? Toda esta experiencia de dibujar, una y otra vez, le ha servido para adquirir una destreza

nica de la plumilla, la tinta china, la escuadra y el cartabón, la regla, las diferentes perspectivas, el “rottring” y su habilidad y preparación va acometiendo sus obras con una gran laboriosidad. Es indudable, que con mucha práctica y mucha fuerza de voluntad, ha conseguido plasmar en el papel, con un estilo propio, magnificas plumillas, con sus distintas tonalidades, utilizando todas las tramas, jugando con las luces, dando al conjunto una realidad de lo representado. Pinta primero todas las iglesias

Jesús Asensi y José Andrés Rivas en su estudio de pintura (2011)

y una experiencia en el manejo de los instrumentos clásicos de la tinta china, hasta con grosores del 0.1 milímetros.

Y una vez jubilado, ocupa todo el día para realizar sus numerosos proyectos y encargos artísticos. Sus estudios y práctica como Delineante le preparan para afrontar más tarde la arquitectura compositiva de sus cuadros de edificios, templos y portadas en los que se aprecia el dominio de la canónica perspectiva, la cónica y la caballera que utiliza en cada una de sus obras. Con la téc-

y templos de Puente Genil, que posteriormente editaría en dos carpetas: - Iglesias de Puente Genil I (noviembre de 2000, serie limitada de 40 carpetas comprendiendo cinco láminas, tamaño DIN- A3): “la Parroquia de Santiago, la Parroquia de la Purificación, la Ermita del Dulce Nombre, la Iglesia de la Victoria y la Iglesia de la Concepción”. - Iglesias de Puente Genil II (2002, serie limitada de 40 carpetas comprendiendo cinco láminas, tamaño DIN- A3): “Antigua Ermita de Santa Catalina, Parroquia de

Jesús Nazareno, Parroquia de San José, Parroquia de El Carmen y Ermita de la Vera Cruz”. Causa admiración la perfección técnica de estos dibujos, sus logradas perspectivas –se nota muy bien la mano técnica-, sus airosos enfoques, sus veraces luces y sombras, en fin, el hermoso contraste con la mejor fotografía, lo que las hace, quizá, la mejor obra de José Andrés. Después de estas series de monumentos, el artista se centra ahora en dibujar, con el mismo esmero y minuciosidad, las imágenes más queridas y emblemáticas de Puente Genil que reseñamos, expresando donde se encuentran: - Señor de la Humildad (rostro), 40 x 30 cm., Cuartel de “El Cirio” - Señor de la Humildad, 40 x 30 cm., particular, Palma de Mallorca - Señor de la Humildad, 80 x 120 cm., particular, Puente Genil - Señor del Huerto, 40 x 30 cm., particular, fue portada de El Pontón - Señor de la Cena, 60 x 80 cm., particular, Madrid - Señor de la Cena, 40 x 30 cm., particular, Madrid - Virgen del Amor, 40 x 30 cm., particular, Madrid - Jesús del Calvario, 60 x 80 cm., particular, Montalbán - Jesús Nazareno (tres cuartos), 80 x 60 cm., particular, Puente Genil - Virgen Purísima, 80 x 60 cm., particular, Puente Genil Con motivo de su jubilación, en 2007, José Andrés, editó una nueva carpeta, de menor tamaño, la mitad de DIN- A4, en la que reunió cinco dibujos de templos, de imágenes (la Purísima) y de edificios civiles. Esta bella carpeta fue el obsequio que el artista regaló a sus

41


José Andrés con un grupo de hermanos ante su obra “El Cristo de la Buena Muerte”

amigos en el acto de homenaje que se le tributó en Puente Genil y que tenemos la suerte de tener dedicada de su puño y letra. Además, ha pintado, igualmente a plumilla, una copia de los grandes cuadros al óleo que existen en las paredes de la Parroquia de Jesús Nazareno: El Expolio, El Descendimiento y La Presentación del Niño en el Templo, así como la cabeza de El Cristo de Velázquez y San Pio de Pietrelcina, todos los cuales se encuentran en la colección particular del autor. José Andrés ha dibujado otros lugares típicos y emblemáticos de Puente Genil (El Puente sobre el Genil, la plaza de la Mananta, la fachada del Casino Mercantil, la Casa de los Franceses, el Puente de Hierro, Castillo Anzur, el Cortijo de las Yegüerizas etc.), de Córdoba, Santaella, Montalbán, Montilla y Sanlúcar de Barrameda (donde tiene pendiente una exposición). Y, también, retratos de niños de 4 a 8 años, nietos y familiares, que no reseñamos por quedar al margen de su pintura religiosa, objeto de este

trabajo. Más recientemente, y alternando con sus plumillas, José Andrés Rivas, ha acometido la empresa de realizar pintura al óleo sobre lienzo, de la cual hay testimonios en muchos cuarteles de las Corporaciones pontanas. En general, son de mayores proporciones y se refieren a devotas imágenes de las que procesionan en la Semana Santa de Puente Genil, siendo obras de gran valor, unas por encargo otras donadas por el pintor. Se trata de una pintura realista que trata de reflejar lo mejor posible el original, pero con el sello del autor. Tales son las siguientes: - Cristo de la Buena Muerte, 170 x 120 cm en “El Sudario de Cristo” - Señor de la Santa Cena, 90 x 120 cm., en “El Juicio de Salomón” - Jesús Preso, 70 x 90 cm., en el cuartel de “Los Macabeos” - Jesús de los Jetones, 90 x 120 cm., en “Los Jetones” - Virgen de los Dolores (antigua), 70 x 90 cm., en el Grupo 1º de los Dolores

Para conseguir estos magníficos óleos José Andrés Rivas trabajó mucho en hacer copias de pintores famosos que están diseminados entre amigos y particulares diversos, así como en retratos de sus padres y amigos, no pudiendo faltar, tampoco, los bodegones, “de cosecha propia”, como él mismo expresa. Ahora, nos confirma que está desarrollando una asignatura pendiente, como es la pintura, a la que se dedica con fervor en su jubilación Con mucha humildad también dice que sólo es un aficionado. Pero todos sabemos que es un gran artista.

Epílogo. El pintor y su familia. No es el título de un cuadro sino una realidad vital que envuelve la existencia de nuestro artista. A una vida tan plena que incluye una trayectoria profesional impecable, un mananterismo a toda prueba y una afición artística tan enriquecedora, hay que añadir que, nuestro querido José Andrés, se casó con una mujer ejemplar, amantísima esposa y madre, María Antonia Sillero Fernández, nacida en Montalbán y adoptada para siempre en Puente Genil, la cual le ha dado tres hijas, Cristina, Lourdes y Beatriz y un hijo, José Andrés, de los cuales se sienten orgullosos. En la actualidad cuatro nietos hacen las delicias de los abuelos: Cristóbal, Pedro, Pepe y Alejandra, con lo cual la vida de José Andrés Rivas Bachot transcurre plácidamente entre su pintura, su Semana Santa en “Los Jetones” y su querida familia.

43


Las cofradías de la Puente en los Sínodos del siglo XVII Juan Ortega Chacón

Hace ya bastantes años -mediados los ochenta del pasado siglo- a través de contactos coincidentes con mi buen amigo y compañero PEDRO PABLO HERRERA -ejemplar cofrade del Descendimiento, la emblemática cofradía del Campo de la Verdad- tuve la impagable y privilegiada oportunidad de acceder -en épocas todavía opacas a la investigación y sin disponer de las modernas tecnologías- a determinados fondos de la Biblioteca Episcopal de Córdoba, siendo prelado el inolvidable D. José Antonio Infantes Florido, de gratísima memoria para el mundo cofrade cordobés en general y el de Puente Genil en particular. Herrera investigaba sobre materiales y documentos que afectaran, sobre todo, a la capital, concretamente a los sínodos episcopales postridentinos del siglo XVII (1648 y 1662). A mí me interesaba rastrear si había algo de interés al respecto en fecha tan remota del entonces insignificante Pontón de Don Gonzalo. Con su inestimable ayuda -que hoy reiteroobtuve los documentos objeto de este artículo. Por esas cosas inexplicables, en aquel momento “aparqué” el tema, bien por no considerarlo prioritario o absorbido en cuestiones vitales o de acción cofradiera. Los archivé sin anotar su ubicación, los olvidé y los creía perdidos, pero mira por donde, entre un montón de papeles

Cuadro de “Los Flagelantes”. Ermita de la Veracruz.

-verdadero cajón “desastre”- buscando otra cosa topé con ellos y me animé a publicarlos -sin ningún tipo de pretensiones presuntuosas ni eruditasen nuestra revista de Semana Santa 2012, fijándolos históricamente y añadiéndoles algunos comentarios propios, de los que en mis modestas colaboraciones, tildo de “hipótesis deductivas”.

45


1566, inmediato a Trento, por el obispo Rojas de Sandoval, pero los que con firmeza afrontan el nuevo talante, encontrándose más documentados, son el de 1648, convocado por el obispo Pimentel y el de 1662, de Alarcón, que recogió todo el cuerpo de constituciones del primero, actualizándolas y siendo publicados con posterioridad (1). El dominico Fray Domingo PIMENTEL -de noble cuna, hijo de los Condes de Benavente- fue Obispo de la Diócesis entre 1633 y 1649 en que pasó a Sevilla, siendo nombrado Cardenal en 1652. Francisco ALARCÓN y Covarrubias lo fue entre 1658 y 1675. Para nosotros tiene especial significación al ser él quien en 1671 ratificó a nuestra Inmaculada Concepción como Patrona.

LA ÉPOCA Y LA SOCIEDAD

Jesús Nazareno. Oleo. Hermandad de las Cien Luces.

LOS SÍNODOS EPISCOPALES El Concilio de Trento (1545-1563) ha sido tal vez el más importante y trascendental de la Iglesia Católica. Si tuviéramos que resumir en dos sus objetivos fundamentales serían: por una parte combatir la Reforma Protestante en lo que se denominó Contrarreforma y por otra, reforzar, casi blindándola la disciplina y unidad, internas y jerárquicas, de la Iglesia. Por razones de índole histórica, su influencia en España fue casi inmediata. Sin embargo, hubieron de transcurrir varias décadas hasta que el espíritu tridentino fuera asimilado por completo. Así pues fue en el siglo XVII -el del triunfo del Barroco y primer esplendor de las cofradías- cuando las ideas conciliares se consolidan y llevan a la práctica. Uno de sus logros principales fue el de potenciar y magnificar los Sínodos Diocesanos. Los padres conciliares pusieron mucho empeño en la convocatoria de éstos -en principio se pretendió que fueran convocados anualmente y de manera obligatoria- para el cumplimiento de los férreos principios establecidos. Debían ser presididos por el Obispo de la Diócesis con presencia y/o comunicación de todos los vicarios, ordenandos y confesores de la misma. En Córdoba contaban con el antecedente del convocado por el obispo Alonso Manrique en 1520 -en el que por cierto intentó suprimir las cofradías- y el de

Vive España el controvertido reinado de Felipe IV. Curiosamente, 1648 es el año de la Paz de Wesfalia, que consumó la pérdida de Holanda y el inicio de una vertiginosa decadencia, con desintegración del Imperio y brotes secesionistas en la Península. Este periodo de tiempo es de gran importancia histórica para la Villa, inmersa en un clima que, Aguilar y Cano – Pérez de Siles en sus “Apuntes Históricos”, denominan, reiteradamente, de “preponderancia reli-

Obispo Pimentel. Oleo. Museo Diocesano.

47


Oleo de la Purísima Concepción. Autor: Javier Aguilar.

giosa”. Una sociedad eminentemente agraria y en permanente ruina económica. Todo ello sobre el dramático escenario de la terrible epidemia de peste -“pestilente contagio”- que propició, tras su milagrosa intervención, el voto de 1650 proclamando Patrona a la Purísima o la edificación de una ermita a la devotísima Virgen de la Piedad, en 1670, sobre el improvisado cementerio de las víctimas… La población podría cuantificarse en unos tres mil quinientos habitantes (2). Administrativamente, en el periodo que vamos a considerar fueron alcaides mayores los licenciados D. Luís Benavides y Piédrola y D. Baltasar de Sotomayor. El número de eclesiásticos podría rondar la treintena. Era el vicario principal de la parroquia de la Purificación D. Juan Ruíz Obrero de Doyamayor (hasta 1660) al que hay que sumar los rectores y curas beneficiados entre los que aparecen varios licenciados. Son éstos, coordinados por el Vicario, los que debieron de canalizar, tanto de los clérigos como de los seglares, las demandas que vamos a considerar.

EL SÍNODO PIMENTEL Y LA PUENTE El sínodo convocado por el obispo Pimentel tuvo lugar el dieciséis de agosto de 1648. Al analizar los documentos alusivos a las cofradías -que son los que nos interesan- sorprende la ausencia de demandas (solamen-

48

te podían ser agentes los clérigos y hermanos mayores) de las de la capital, en la Sierra sólo aparece Pozoblanco y hay un claro predominio de los pueblos de la campiña. De ello podemos deducir la importancia fáctica y popular de estas asociaciones y de la Semana Santa ya en épocas tan remotas. No menos el que sea de las que más destaque LA PUENTE DE DON GONZALO (con esta denominación aparece siempre) habida cuenta de su pequeña entidad. Las demandas y asuntos tratados en el Sínodo podríamos agruparlos en tres directrices: económicos; de piedad popular y reformas de reglas o estatutos. Curiosamente los que más privan son los tendentes a fijar los ESTIPENDIOS con los que las cofradías debían pagar los “servicios” prestados por el Párroco o demás religiosos con motivo de oficios, sermones o procesiones. Lógicamente, los de los hermanos mayores, iban en sentido contrario (rebajar estipendios, cuotas, mantener la costumbre de pedir limosnas…). En el apartado de PIEDAD se revela la cerrada ortodoxia y el decidido propósito de eliminar impiedades, abusos y excesos (se citan expresamente eliminar banquetes o “convites” de bebidas a costa de las hermandades). En la parte estatuaria se extrema el riguroso control y aprobación por el Obispado y que los “cargos” estén controlados, en tiempo y gestión, por el clero. Hechas estas necesarias consideraciones generales vamos a abordar estas interesantes referencias -seis asientos- que afectan a las cofradías de La Puente, tratados en este sínodo sobre las propuestas y demandas de los clérigos. Por razones de método agrupamos en primer lugar a las que hoy llamaríamos Sacramentales y de Gloria y luego las Penitenciales de Semana Santa, ya que no procede por temporalidad puesto que todas tienen la misma fecha. Los textos los ofrecemos reproduciéndolos, rigurosamente, tal como los obtuvimos, con las grafías transcritas y términos en que se redactaron, apareciendo la foliación exacta de su registro. Detrás de cada uno de ellos aportamos un breve comentario sin otra presunción que la de fijar algunas precisiones históricas de interés o de posteriores vicisitudes, acercándolos, en todo caso, al contexto actual.


Dos aspectos nos parecen oportunos destacar en esta primera demanda que cabría incluir en la estatuaria en tanto y cuanto afecta al gobierno de las cofradías por seglares, que reclaman los clérigos y al procedimiento de elección de cargos en lo que se insinúa como tendencia a perpetuarse en el poder. Es curioso cómo -en un abismo de tiempo- las modernas Reglas-Estatuto Marco reducen el mandato de los cofrades mayores a dos mandatos. Pero tal vez lo más sobresaliente que podemos deducir es que citan como más principales a las cofradías del Santísimo Sacramento, Rosario y Ánimas. La de Nuestra Señora del Rosario tiente plena justificación habida cuenta que en la fecha del documento aún era la PATRONA. En los Apuntes Históricos (3) se da la del ocho de Octubre de 1592 como la de su proclamación y el año 1622 como el de máximo esplendor de la hermandad. Tan sólo dos años más tarde de este sínodo -mayo de 1650- fue votada la Inmaculada Concepción. En la mencionada obra, los autores otorgan a la del Santísimo Sacramento la antigüedad de la propia parroquia de la Purificación y glosan el boato de los oficios y el fasto de sus celebraciones pretéritas. Otro tanto cabe testimoniar de la de Ánimas, fusionada con la de San Miguel, con capilla propia (la actual del Santo Entierro) y cuantiosos bienes.

Además del pertinente dato económico esta demanda nos ofrece, tangencialmente, otras informaciones. Alude a la festividad de la Purificación de María -que se celebra el dos de febrero con el apelativo de Candelaria- y es la Titular de la parroquia. Nos reafirma en la intensa devoción mariana de la época y su profunda raigambre en nuestro pueblo. La todavía Patrona -Virgen del Rosario- “tenía obligación” de procesionar hasta la ermita de la Concepción (en otras ocasiones aparece como Madre de Dios) que suponemos emergente tanto por el aumento de población en su entorno como por el apasionado fervor inmaculista que se vivía en España. Afecta a la piedad popular. Es de las demandas más enjundiosas de las que se relacionan y que ofrece

más perspectiva ya que podíamos transpolar su debate hasta el momento actual: los evidentes anacronismos introducidos en las imágenes, sobre todo en las de las Vírgenes. Y el permanente afán “humanizador” de la devoción popular que se inició en el Barroco hasta erigirse en una estética sensible y ostentosa. Parece que la primera Dolorosa de atuendo tradicional la esculpió en Madrid Gaspar del Águila (o Becerra) en 1564 y fue encargada por la Reina Isabel de Valois (tercera esposa de Felipe II) siendo vestida a la usanza de las viudas del siglo XVI. Esto fue evolucionando en las que hoy denominamos de “candelero” a ciertas galas “cortesanas”, cada vez más sofisticadas y de “moda” (miriñaques, bocamangas, encajes, mantos triangulares…) usando vestidos de mujeres particulares como ofrendas devocionales y sucesivamente alhajas y bordados. Sobre todo en Andalucía. Es lo que llamaban “usos malos” (collares, zarcillos…). De ahí que se demanden vestidos propios y “honestos”. Es un tema recurrente del que encontramos documentos en las actas y cuentas de la Cofradía de Jesús Nazareno.

Vuelven los omnipresentes datos de los estipendiarios que reclaman clérigos y sacristanes que, en ocasiones, se nos antojan crecidos para la época y situación. Aleatoriamente, extraemos una información capital respecto a las procesiones y cofradías que debían ser más relevantes y principales en el Pontón de Don Gonzalo a mediados del siglo XVII. Se precisa que la de la Concepción -Purísima- aún antes de ser Patrona, hacía “cuatro procesiones y fiestas”, para las que se piden siete reales, veintitrés maravedises y tres reales para el sacristán. Y se reseñan, preferencialmente, cuales eran las tres procesiones de Semana Santa: La del Jueves Santo “de los disciplinantes” de la Veracruz; la

49


de los “nazarenos” en la madrugada del Viernes y la del Entierro y Descendimiento de esa noche. A juzgar por la contundencia estipendial era ésta última la más importante y “cara”, tal vez en función del ceremonial y protocolo oficial, siguiéndole la de la madrugada. Es de valor la interpretación que podemos hacer del dato de la de la Veracruz. Parece documentarse un incremento en función de “andar lo mismo” y tener “sermón”, lo que nos lleva a pensar en su creciente popularidad con un “itinerario” más dilatado en tiempo y espacio y un ceremonial más asequible, algo desvaído su cruento rigorismo penitencial.

Aún reincidente en los contenidos netamente económicos es la información más oscura y controvertida que encontramos en las arbitrarias demandas de este sínodo. Parece que el estipendio que se fija y que comentábamos en el punto anterior es el que debían percibir los “curas aprobechados” (sic). No podemos determinar a quienes se refiere con el apelativo de “clérigos extrabavantes” (sic). Tal vez podría tratarse de los no ordenados o a los legos conventuales o regulares. El vestir “sobrepeliz” (sic) parece “beneficiarse” con dos reales de limosna. (Se llama sobrepelliz a la vestidura blanca, de mangas anchas que llevan sobre la sotana los eclesiásticos en las funciones) Puede deducirse que el “andar todo el pueblo la procesión” con gran acompañamiento propiciaba algún que otro abuso y cierto intrusismo.

Es, aún siendo la más breve de las demandas expuestas, la que nos ofrece un mayor interés histórico y social a la hora de aproximarnos, aunque sea de manera especulativa y en el marco de las conjeturas, en cual era

50

el estado de moralidad de una sociedad y en un tiempo concreto, en medio de un clima abigarrado y de fuertes contrastes éticos como era el del Barroco. Vayamos por partes. Lo primero que llama la atención es lo rotundo de la petición: “Que no se predique la Pasión el Jueves Santo a media noche (…) EN NINGUNA PARTE”. Esto nos induce a pensar que la Pasión de Cristo -casi con segura presencia y tal vez preponderancia de elementos alegóricos (¿figuras bíblicas?) u otros de contenido plástico y musical- eran superpuestos sobre el propio “sermón” que debía predicarse, al menos, en dos ocasiones congregando a fieles y devotos -y algunos oportunistas- que, a ciertas horas, aprovechando la nocturnidad y los lugares descampados pervertían los momentos de meditación y rezo en otros “menesteres”, más o menos deshonestos, que constituían graves “ofensas”… Se señalan exactamente esos lugares “arriba en la ermita de San Cristóbal extramuros de la Villa”. O sea en los “llanos del Calvario” y aledaños, hoy parroquia de Jesús Nazareno, escenario de las subidas cuaresmales y donde tiene lugar el momento sublime de la Diana. Es obvio recordar que la Veracruz y la calle de Aguilar quedaban extramuros ya que las murallas de la Villa llegaban al arranque de ésta. En este sentido podemos cotejar este documento en coincidencia con algunos de los recogidos en las actas de la Cofradía de Jesús Nazareno. También aparecen en los asientos de cuentas de los años 1647 y posteriores, un pago de veintidós reales por el pago al predicador “… del sermón que predicó aquella madrugada a los hermanos”. Puede ayudar a hacer una transpolación de valor comparativo si consideramos que la cuota que se data es de un real por hermano y que el número de éstos fluctúa en torno a los cien. En cualquier caso revela la importancia de este Sermón de la Pasión como acto principal de la Cofradía que congregaba una multitud penitente y a otros desconsiderados que aprovechaban la masificación. El cumplimiento de esta demanda sinodal debió de ser muy relativo y aparece recividante, en posteriores ocasiones, incluso mediado el siglo XVIII y en el primer cuarto del XIX originaron edictos prohibitivos y los durísimos Decretos de los denominados Obispos Ilustrados -Miguel Vicente Cebrián (1744) y Pedro Antonio Trevilla (1820)- que tuvieron, por su radicalismo, consecuencias en toda la Diócesis y en nuestra Semana Santa por el tema de las Figuras Bíblicas. Podríamos en una última aportación apuntar la hipótesis de que esto motivara a la larga el cambio de horario en la procesión del Viernes Santo, desde la madrugada -como se mantiene en numerosos lugares- a la hora del “alba” o amanecida ya con luz diurna.


Plaza del Calvario

El sínodo del obispo Alarcón, celebrado en 1662, aún recogiendo propuestas del anterior, las eleva a DECRETOS. Así regula, taxativamente, los estipendios que habrían de pagar las cofradías obligando a pagar el diezmo a las que tuvieran bienes raíces. Prohíbe que se hagan imágenes de barro o cartón; que se vistan con indumentaria apropiadas; que estén en las iglesias y no en las casas particulares. Se prohíben rotundamente las comidas y gastos ostentatorios y que sólo se erijan cofradías con la aprobación Episcopal, nombrándose provisores y visitadores al respecto para el cumplimiento

de las normas decretadas. Vistos algunos de los contenidos de estos sínodos con una perspectiva crítica, a más de trescientos cincuenta años vista, en una visión rápida, ofrecen una cierta paradoja. De una manera simplista podríamos pensar que hemos mejorado el grado de espiritualidad y autenticidad (?) con un cierto “orden” y compostura… También que alguna de las manifestaciones de devoción popular parecen de una “innata” imperfección. O que perseveran como males endémicos.

FUENTES DOCUMENTALES 1.- Materiales para el sínodo convocado por el Obispo Pimentel – Biblioteca Episcopal de Córdoba. - Constituciones sinodales Obispo Alarcón – 1667 – Biblioteca Catedral de Córdoba - “Las Cofradías cordobesas y los sínodos episcopales” – P. Herrera Mesa – Alto Guadalquivir – 1984. 2.- Este y otros datos posteriores aparecen en el libro “LA COFRADÍA DE JESÚS NAZARENO” – José Segundo Jiménez – Colección “Anzur” – 1986 3.- “Apuntes Históricos de la Villa de Puente Genil” – A. Pérez de Siles y A. Aguilar y Cano – Sevilla, 1874 – Edición original.

51


El camarín del Señor de la Humildad Antonio Illanes Velasco Cronista Oficial de la Villa.

Uno de los camarines más antiguos que hay en la antigua Puente de Don Gonzalo es el del Señor de la Humildad y Paciencia, construido en el primer tercio del siglo XVIII. Es una muestra, como todo el conjunto, del barroco andaluz. Primitivamente alojó en su interior la imagen de la Asunción de la Virgen María, titular del convento, de ahí que todo en el camarín sea alusivo a ella. Comenzando por

L

a decoración del camarín está basada primeramente en una bella cúpula con fajones, decorada con colores en estilo Barroco. Hay que ir planteando su restauración, al igual que la de la pintura que representa un descanso en la Huida a Egipto. Los otros cuadros de media naranja son un momento de la Huida caminando y el otro representa la Coronación de la Virgen, sirviendo para este menester la propia imagen que se encontraba en el camarín, largo tiempo atribuida a la famosa escultora del barroco Luisa Roldán conocida en su tiempo por la Roldana, obra que fue redescubierta en la operación Misión Rescate, un programa de la Televisión Española de los años sesenta. Aquí sabíamos que era de calidad, pero ya está. La suerte fue que la vio un

las pinturas , no olvidemos que la Virgen estuvo en su camarín hasta el año 1890 en que se colocó en este lugar al Señor de la Humildad que hasta entonces había estado en la ermita de la Caridad, donde primitivamente estuvo la Escuela de Cristo que junto con la cofradía llevaban la devoción por toda la Villa.

especialista del Barroco y así viene incluida en una monografía sobre la Roldana que publicó la Junta de Andalucía. Investigaciones más recientes la atribuyen con fundamento al escultor genovés Anton María de Marigliano. Para quien quiera saber más de esta imagen consultar el libro sobre este afamado escultor que ha escrito D. José Villafranca, que despejará muchas dudas. También resaltar los cuatro medallones con las efigies de los Evangelistas que pintara Domingo Bordas, artista local, que los hizo en la década de los ochenta y que fueron sufragados por varios hermanos, entre ellos D. Federico Muñoz Pérez de Siles. Vinieron a sustituir a unos viejos cartones pintados a la acuarela con símbolos pasionistas colocados en 1890. Otro elemento que merece destacar es el losado original del

camarín con sus azulejos gastados del uso, de azulejería de los alfares trianeros del siglo XVIII que conviene no cambiar solamente colocar cuatro tiras cruzadas de moqueta roja o de alfombra que venden por metros, al igual que la escalera de acceso al camarín también de la misma época, que vienen retratada sus escenas de cacería en una vieja revista que poseo en mi archivo que fue publicada por la Excma. Diputación de Córdoba, es conveniente dejarla como está, eso sí, con sus losas originales, sus mamperlanes de madera y su baranda del mismo material y contar los azulejos de escenas para que no se pierda ninguno, solamente cambiar el mortero antiguo por cemento y quedaría muy bien, es una idea barata aunque no se vea mucho.

53


Una deuda con Miguel Romero Santiago Reina López

No están los tiempos que corren para hablar de deudas (la dichosa palabreja nos acosa desde todos los frentes), ni creo que fuera muy del agrado de nuestro poeta dadas sus continuas penurias económicas, pero me refiero obviamente a otro tipo de deuda, a la que nace de la gratitud y de la admiración, y es, por tanto, satisfactoria de abonar.

C

reo firmemente que este pueblo fue injusto e ingrato con Miguel Romero, tanto desde las instancias políticas, como desde el comportamiento humano de sus ciudadanos. Políticamente, desde determinados Ayuntamientos de su época, fue acosado, cesado e, incluso, amenazado. De ahí la cruel emigración a la que estas circunstancias lo forzaron y que le impidió cumplir su “ardiente y vivo anhelo”: “morir tierra querida, morir bajo tu cielo, y al pie del Nazareno la Eternidad dormir”. Pero no fueron sólo ciertos políticos de aquel Puente-Genil los que lo empujaron a buscarse la vida en otros lares; también sus paisanos, a veces por miedo a caer en desgracia ante los políticos, y a veces por ninguneos, indiferencias y desafectos incomprensibles, colaboraron en aquel doloroso adiós. Así nos lo dice el mismo poeta con meridiana claridad en alguno de sus poemas, en los que afirma que el cariño aparente con que lo tratan sus amigos y las corporaciones que frecuentaba no se corresponde con los encargos profesionales que le permitirían el sustento familiar.

54

No obstante, creo también que, con altibajos, diversos Ayuntamientos posteriores, de distintos signos políticos, han intentado saldar, en lo posible, el maltrato al que Romero se vio sometido por sus antecesores; por ejemplo, la denomina-

ción de la Plazuela Lara con el nombre del poeta (a pesar de los avatares de la nomenclatura), la placa con sus versos en la Cruz de los Caídos o la publicación del libro de su Obra conocida que, me consta, fue editado con todo el cariño por


políticos pontanos de ideología radicalmente opuesta a la de nuestro poeta. No digo con ello que sea suficiente, pero sí que han trabajado a lo largo del tiempo (unos más y otros menos) para que su figura no quede en el olvido. También han colaborado en ello personas individuales y Asociaciones locales a lo largo de tantos años: cómo no recordar la reedición de Semana Santa en Puente-Genil del inolvidable Francisco Moyano, o la más reciente de la Comisión pro Restauración del Convento de los Frailes, o la Antología de Mendoza Carreño, o la edición de su Obra conocida, fruto de la colaboración ejemplar de tres corporaciones bíblicas, o el traslado de tierra del Campo Santo, o la placa en el cementerio de Alcaracejos, o la exposición sobre Miguel Romero y su tiempo de Antonio Illanes, o tantos Sábados-Domingos de Pasión en la Judea, o tantas otras actividades celebradas en su recuerdo. Pero echo de menos el homenaje perdurable de aquellos que más debemos al poeta: los mananteros, y digo que más le debemos porque estoy convencido de que esta Semana Santa no sería la misma sin él. Miguel Romero nos enseñó en la hondura de sus poemas cómo hay que sentirla y vivirla y, desde luego, las emociones que nos despierta la poesía en torno a la mesa del cuartel (algo único en el mundo) quizás no existirían si no hubiera sobrevivido esa costumbre de nuestros antepasados gracias a la enorme fuerza conmovedora, que las hace eternas, de las poesías de Miguel Romero. Descubrí al poeta en mi infancia gracias a mi padre, que me recitaba algunos de sus versos, aprendidos, sin duda, en sus muchos años en La Judea. Ya en mi adolescencia, en mis visitas al

cuartel de mis hermanos mayores, El Degüello, me recuerdo transido de emoción cuando Juan Ortega, aún veinteañero, nos recitaba entre composiciones de otros poetas pontanos legendarios, los versos estremecedores de Miguel Romero; y me veo llorando por primera vez ante las palabras y el sentir de otro hombre, y decidido a vivir mis semanas santas como él, con la misma intensidad, veneración y amor; y a querer a mi pueblo y a sus Santos Tutelares con la misma entrega y fuerza que aquellos añejos versos demostraban. Miguel Romero fue para mí un maestro de la vida, en mis relaciones con lo divino y con lo humano y en nuestra obligación de amar lo Nuestro. Pero mi historia es sólo una más; no he encontrado un manantero de mi edad que no haya vivido algo semejante ante los versos de nuestro poeta; y lo mismo ocurre con los que tienen más edad que yo y, lo más importante, la veneración al poeta, las lágrimas de emoción y el silencio admirativo ante sus palabras, siguen igualmente vigentes en los pontanos muy jóvenes que comienzan ahora su andadura manantera. Parece increíble, pero unos versos escritos hace más de un siglo tienen hoy la misma actualidad y el mismo magisterio, o más, que tuvieron en los pontanos para los que fueron compuestos. Por eso afirmaba antes que esta Semana Santa sería distinta sin Miguel Romero, afirmación que, creo, no se podría extender a ningún otro pontano (aunque es cierto que hay otros muchos que han dejado una impronta personalísima en la manera de vivir nuestra Semana Mayor). Por todo lo anterior, quiero plantear, humildemente, una propuesta: la colocación de un busto de Miguel Romero en la plaza de su nombre,

en la Plazuela Lara, que podría incluir algunos de los siguientes versos del poeta, a elegir entre otros posibles según se decida su finalidad: Si se quisiera recordar más explícitamente las subidas de Cuaresma, podría optarse por los siguientes de su “Brindis a las Autoridades Judaicas”: ¡Yo brindo con el alma, yo brindo, sí, señores, por estos mis hermanos que aquí presente están, y espero no me falten el Viernes de Dolores y a ver a nuestra Madre conmigo subirán! Serena está la noche, el pueblo está de gala: se escuchan las saetas y a Cristo Bendecir; al son de los tambores, con luces de bengala, ¡subamos al Calvario la bota a consumir! Si, por el contrario, se quisiera incidir más en su amor inmenso a Puente-Genil y en su carácter de emigrado, quizás serían más idóneos, por ejemplo, éstos de “¡Viva mi Judea!” Hoy, fugaz y rebelde, mi pensamiento, remontando estas sierras vuela sereno cual leve nubecilla que lleva el viento, por las ondas azules del firmamento a la Patria bendita del Nazareno. ¡A mi patria querida, rica y hermosa, que al cerrarme las puertas de mi ventura me alejó de dos madres: mi Dolorosa

55


y mi madre del alma que allí reposa brindándome un pedazo de sepultura! Pero, mis preferidos, acaso porque me gustaría imaginarme al “pobre Miguel Romero”, desde sus labios de piedra, musitarlos nuevamente al paso de Jesús por lo que fue su casa, son éstos, tan sencillos y tan significativos para todos, y que pertenecen a su poema “Plegaria a la Santísima Madre de Jesús”: Por allí, camina Cristo, sí, pero va a nuestras casas a aliviar nuestros enfermos y a endulzar nuestras desgracias. A cuidar que nuestros hijos desde el umbral de la infancia broten en sus corazones flores de virtud cristiana. A bendecir, poderoso, nuestros campos de esmeralda, para que brote la espiga y haya pan con abundancia. Por ser el Patrón bendito de esta Villa afortunada que, cual nido de palomas bajo su trono descansa

No obstante, estoy seguro de que cualquier manantero encontrará en Miguel Romero otros versos igualmente válidos. Opino que el lugar que propongo es el más idóneo por muchos motivos (también podría pensarse en la casa donde nació, o en la que transcurrió su infancia), fundamentalmente porque allí escribió gran parte de su obra, porque tanto la plaza como su antigua fuente (la Fuente del Chisme) aparecen profusamente reflejadas en sus poemas y porque hoy día está rodeada de un gran número de Corporaciones que, además, suelen tenerla como parada o escala en sus subidas cuaresmales a Jesús. Sería bellísimo reunirnos a su alrededor y pensar que nos está viendo desde la Gloria. El hecho de pensar en un busto del poeta nace de que sería deseable que fuera un homenaje permanente y que se prolongara a través de las generaciones; para ello, nada mejor que la piedra o el bronce, si se trata de inmortalizar sus rasgos para el recuerdo de los pontanos venideros. Hoy día, gracias a Dios, tenemos en PuenteGenil excelentes escultores que, por añadidura, son extraordinarios mananteros; y no nos faltan fotografías del poeta como referencia. El lugar de colocación del busto, en el entorno de la plaza, admitiría distintas posibilidades, pero me inclino a pensar en la casa-cuartel de los Apóstoles (siempre que estos hermanos, claro está, estuvie-

sen conformes), por varias razones: El Apostolado, por su historia y su magisterio pertenece a todos y representa a todos; Miguel Romero tiene un precioso poema dedicado a ellos; su antigüedad y su prestigio entre las demás corporaciones no admite dudas y suponen una garantía de futuro y digno mantenimiento del busto, y su rincón es tránsito obligado para muchos grupos en sus subidas mananteras. Y llegamos al planteamiento del principio ¿quién debe ocuparse de ello? ¿quién debe sufragar los gastos de este homenaje?. Creo que sería la manera más noble y más natural de que los mananteros, y no los políticos ni las Instituciones, pagásemos la deuda contraída con Miguel Romero, y los mananteros estamos adscritos a nuestras Cofradías, Hermandades y Corporaciones y, éstas, a su vez, asociadas en la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas, por lo que parecería lo más idóneo que fuera ésta, que nos representa y reúne a todos, la encargada de ir creando un fondo, que se podría implementar en colectas cada Semana Santa, de aportaciones personales o corporativas de los mananteros, con objeto de, a medio plazo, alcanzar la suma suficiente para llevar a cabo el proyecto. No importa tanto el tiempo que se tarde en reunir la cantidad, sino la voluntad decidida de hacerlo y de no cejar en el empeño. Miguel Romero no tiene, por desgracia, una tumba donde depositar las coronas del recuerdo, donde recibir el homenaje de admiración y cariño de sus paisanos, pero quizás así tenga por fin un sitio propio en su pueblo donde pueda “ la Eternidad dormir”.

57


Anivçr+sarios Anivçr+sarios

XXV años de María Santísima de la Victoria en Puente Genil En el pasado 2011 se celebró el XXV aniversario de la llegada de la Imagen de Mª Stma. de la Victoria a Puente Genil. Han sido años de duro trabajo en los que la Antigua Cofradía del Señor del Huerto ha recibido el empuje de la juventud que llegó a ella a la vez que lo hacía nuestra bendita Titular.

LA HISTORIA

C

orrían los últimos días del año 1985 cuando la junta de gobierno de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús en la Oración del Huerto, con Enrique Cosano y nuestro recordado D. Antonio Liébana a la cabeza, se afanaba en adaptar nuestros estatutos a instancias del Obispado de Córdoba. Para ello se estaban utilizando como modelo los de una cofradía de la capital que tiene como titulares una imagen de Cristo y una de la Virgen. Esto hizo que hubiera que ir eliminando los artículos que hacían mención a la Virgen, lo que causaba cierta incomodidad en los hermanos por lo que finalmente se decidió dejarlos y comenzar a dar forma a una idea que hacía tiempo que estaba sobre la mesa: el incorporar una imagen de María a la Cofradía. Llegó la Cuaresma, y en la comida de hermandad de la Cofradía de la Santa Cena dos grandes mananteros, Juan Ortega y Plácido Pérez, mostraron a varios hermanos del Huerto allí presentes unas fotografías de una Dolorosa del artista sevillano Juan Ventura que éste tenía intención de ven-

60

der. Días más tarde, al mostrar las fotografías en la comida de hermandad de nuestra Cofradía el júbilo fue general por lo que se decidió adquirir la imagen, que finalmente llegaría a Puente Genil el Martes Santo de 1986. El 7 de junio de 1986 y en una abarrotada Iglesia del Hospital se bendijo por parte del obispo de Córdoba, Monseñor Infantes Florido, la imagen de María Santísima de la


Anivçr+sarios Anivçr+sarios Victoria, siendo los padrinos del acto Sebastián Durán y Ana Durán. Desde ese día la imagen quedó entronizada en el altar lateral del Santuario de la Purísima Concepción junto a nuestro Titular. Tras dos años de duro trabajo, y salvando no pocas opiniones en contra de sobra conocidas por todo el mundo manantero y que no merece la pena recordar, el Miércoles Santo de 1988 Mª Stma. de la Victoria salía a la calle por primera vez, aunque una hora más tarde que el resto de los pasos de ese día. Lo hizo portada por una cuadrilla de costaleros venida de la localidad onubense de Moguer y en medio de una gran expectación que mostraba el resurgimiento que en esos años experimentaba nuestra Semana Santa. Al año siguiente el pueblo de Puente Genil supo poner las cosas en su sitio y toda nuestra Cofradía pudo hacer su estación de penitencia con sus dos imágenes en la tarde del Miércoles Santo. Desde ese momento todo fue crecimiento en la Cofradía: en 1991 se creó, con jóvenes de nuestro pueblo, la cuadrilla de hermanos costaleros del paso de la Virgen, en 1992 se quitaron las ruedas al paso del Señor, con el tiempo se fue completando el magnifico paso de palio y a la par el número de hermanos creció de manera muy importante con la incorporación en primer lugar de Los Testigos Falsos, verdadero sustento de la Cofradía y de donde han salido la gran mayoría de los hermanos mayores de Mª Stma. de la Victoria, y más recientemente de La Destrucción de Sodoma como primer grupo del Señor del Huerto.

largo tiempo. Tras la Función se celebró una cena en la que el ambiente familiar y de hermandad envolvió el incomparable marco del cuartel del Imperio Romano y durante la cual pudimos disfrutar de las intervenciones de hermanos que han sido parte fundamental en la Cofradía en estos veinticinco años. Al día siguiente salía Mª Stma. de la Victoria en procesión extraordinaria realizando un recorrido que llevó la imagen a lugares por los que hacía casi diez años que no lo hacía, como el Hogar Santa Susana y a otros por donde nunca pasó, como la parroquia de San José. En estos lugares se vivieron momentos muy emotivos tanto en las personas allí congregas como, sobre todo, en los hermanos de la Cofradía gracias al cariño con que fuimos recibidos por las hermandades de los Desamparados, la Entrada Triunfal y la Santa Cena. Vaya desde estas líneas el agradecimiento de la Cofradía a todas las personas que han hecho posible la celebración de estos actos, y también nuestro recuerdo a aquellos hermanos que ya no están entre nosotros y que nos enseñaron a amar a Mª Stma. de la Victoria desde el momento, hace veinticinco años, en que llegó a Puente Genil.

LOS ACTOS Para celebrar este XXV aniversario, la Cofradía preparó una serie de actos que pretendieron, por un lado, homenajear a algunas de las personas que más han trabajado por nuestra bendita Titular durante este tiempo, y por otro que Mª Stma. de la Victoria pudiera volver a algunos lugares por los que, debido a los cambios de itinerario en la procesión del Miércoles Santo, hacía tiempo que no se paseaba. De esta forma, el día 30 de septiembre se celebró una Función en nuestra sede canónica oficiada por nuestro Consiliario y en la que contamos con la participación de la Schola Cantorum Santa Cecilia. Durante la misma se llevó a cabo la imposición de la Medalla de Oro de la Cofradía a D. Antonio Cortés García, cofrade mayor durante nueve años y persona que ha luchado por nuestra Cofradía y especialmente por Mª Stma. de la Victoria desde el primer día que la vio. También durante la misa se bendijo la imagen chiquita de Mª Stma. de la Victoria, hecho anhelado por muchos hermanos durante

61


Anivçr+sarios Anivçr+sarios

L Aniversario Virgen de las Lágrimas

Manuel Montilla Castilla Cofradía del Santo Entierro

La Cofradía del Santo Sepulcro, a raíz del cambio de liturgia que promulgó el Papa Pío XII en el Concilio Vaticano II, se planteó salir en procesión el Sábado Santo, acordándose en junta del 22 de marzo de 1960 su salida en el próximo año de 1961.

S

e vio la necesidad de que el Señor fuera acompañado de su Madre la Virgen. Fue a instancias de su cofrade, D. José Estepa Moyano, quien sufragó la mayoría de los gastos, si bien hay que decir que también colaboraron otros hermanos con distintas aportaciones a su coste. Fue realizada por el escultor de Alcalá de Guadaira (Sevilla) Manuel Pineda Calderón, llegando a la Cofradía el día 13 de abril de 1962 (Viernes de Dolores), siendo bendecida por el Rvdo. Antonio Liébana Santiago (q.e.p.d.), arcipreste de la Villa y consiliario de la Cofradía, bajo la advocación de Nuestra Señora de las Lágrimas. Fué ubicada en un principio junto al Señor del Sepulcro en la capilla del Perpetuo Socorro, posteriormente se ubicó en frente de la imagen de la Virgen de las Angustias. Desde el año 1963 la Cofradía paso a denominarse del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de las Lágrimas y su sede canónica en la parroquia de la Purificación.

62


Anivçr+sarios Anivçr+sarios Por fin llega el año 1963 donde hace su primera salida procesional con el siguiente recorrido: iglesia de la Victoria (parte de atrás), Ancha, San Sebastián, Calzada, Plaza de Lara, Horno, Paseo del Romeral, Aguilar, Baena, calle La Plaza, Capitán de Corbeta Reina Carvajal y a su templo. Debemos consignar que este primer año fue llevada por costaleros llegados de la localidad de Estepa y fue el primer paso que salió a costaleros en nuestra Villa. Su primer hermano mayor, D. Luis Reina Porras de la Corporación del Imperio Romano, por tal motivo dicha corporación le acompañó en su desfile, un poco deslucido a causa de la lluvia teniendo que refugiarse en el Santuario de la Concepción.. El primer paso lo hizo el artista pontano D. José García Navas adaptado a trabajaderas, después a bastoneros y por último a ruedas. Desde el principio hasta nuestros días han sido varios quienes se han ocupado de cuidar y velar por nuestra Virgen de las Lágrimas, citaremos como mayordomos a Manuel y Agustín Mendoza Morón, Cándido Pérez Gálvez y actualmente Placido Pérez Ruiz. Como camareras a Pilar Ramos Cornejo, Loli Romero del Pozo, Esperanza Luna Moreno entre otras. En la actualidad la imagen de la Virgen se venera desde 1974, en la capilla del Sepulcro, antes de Ánimas y del Carmen en la parroquia de Nuestra Señora de la Purificación.

EL MAR LA TIERRA Y EL CIELO

LLORAN Y SE VISTEN DE LUTO

QUE VIENE EL HIJO DE DIOS

ENCERRADO EN EL SEPULCRO. PARA UNIRSE A TUS PESARES Y SENTIR CON TUS AMORES,

TE DÉ EL VIENTO SUS CANTARES Y LLOREN PLANTAS Y FLORES, LOS ARROYOS Y LOS MARES.

F.L.E.

63


Anivçr+sarios Anivçr+sarios Los que dan sentido a nuestra vida y Hermandad

La Cofradía

E

“Conocer nuestras raíces culturales e históricas es parte fundamental para saber quiénes somos y de dónde venimos...”

n el libro de actas de la Cofradía de Jesús Nazareno, la imagen de San Juan Evangelista y su primigenia hermandad aparecen datadas como muy antiguas, pues están documentadas en el año 1640. Ha pasado por épocas de decadencia que le llevaron incluso a no procesionar. En 1969 se refunda la Hermandad y a su vez se incorpora la imagen de una dolorosa bajo la advocación de Nuestra Señora de la Cruz, realizada por el pontanés Domingo Bordas Esojo, la cual es sustituida en 1985 por otra nueva que realizó Francisco Palos Chaparro y policromada en el taller sevillano de José López Egreja. En el año 2001 la Hermandad deja de procesionar debido a diferentes problemas y es ya en el año 2008 cuando se reorganiza gracias a un grupo de jóvenes entusiastas y mananteros. Desde el año 2009, estos hermanos tienen como meta restaurar a las Sagradas Imágenes, por lo que se aprueba en los cabildos generales ordinarios las restauraciones de las imágenes de los Titulares de la Hermandad, con el visto bueno del consiliario de la Hermandad, párroco de Jesús Nazareno y arcipreste de la Villa D. José Joaquín Cobos Rodríguez. La de San Juan Evangelista en el año 2009, por ser la de mayor urgencia, y en el año 2010 la de Nuestra Señora de la Cruz. La restauración de las imágenes fue realizada

65


Anivçr+sarios Anivçr+sarios

por el imaginero y restaurador José Francisco Blasco Rivero, como muestra por la apuesta de nuevos y renovados talentos andaluces. Nacido en Écija en 1983, comenzó a estudiar el bachillerato de Arte, terminándolo en Sevilla a los 17 años de edad. Ya una vez en la capital estuvo de aprendiz con el ceramista Manuel Parejo Conde y más tarde entró en el taller de Miguel Bejarano. En 2004 recibe el Diploma de Honor de la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría y estuvo en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla. En los meses de verano de 2005 estuvo con el ebanista ecijano Juan Ruiz y en el año 2009 abre su propio taller en el barrio de Triana. La restauración llevada a cabo a San Juan Evangelista constó básicamente de unos elementos necesarios para el correcto mantenimiento de éste. Se sustituye el cuerpo por uno nuevo, de madera de cedro, de mayor durabilidad al desgaste del tiempo y más acorde proporcional con la imagen. Se realizan también unos brazos nuevos con el mecanismo de bola para mayor comodidad a la hora de vestir. El busto es restaurado a causa de las numerosas

66

grietas que amenazaban con el desprendimiento de parte del rostro añadiéndole además pestañas de pelo natural. También se le realiza una nueva peana de mayor tamaño para más estabilidad, ya que el deterioro de la anterior no lo permitía. La mano izquierda que actualmente tiene viene a sustituir a la original. La mano derecha es restaurada, hallando numerosas grietas y puntillas. Con respecto a los pies, se realizan la réplica en madera de cedro, ya que los originales eran prácticamente imposibles recuperarlos debido a la carcoma, grietas y a la grandísima variedad de puntillas que contenían en su interior. Por último, la talla fue policromada a partir del resto más antiguo encontrado con sus correspondientes veladuras. Actualmente, la Hermandad está llevando tareas de investigación acerca de la historia de San Juan Evangelista y es por ello por lo que se guardan todas las partes de la imagen en las dependencias de la Hermandad, ya que en un futuro es la intención de restaurarlas y exponerlas al público (mano, cuerpo, pies y peana). A Nuestra Señora de la Cruz le fueron cambiados algunos elementos para realzar la calidad de la talla y solucionar el deterioro ocasionado por el tiempo. Se le sustituye el candelero por uno nuevo en madera forrada, ya que el antiguo era de otro material y su peso no era el adecuado. Se realizan brazos con mecanismo de bola, se le incorporan nuevos ojos de cristal y nuevas pestañas. El busto es modificado para que cumpla con los cánones de proporcionalidad facial y craneal. Por último, fue policromada recuperando la primera policromía de 1984 cuando se realizó. “…pero más importante es saberlas y hacerlas perpetuar” Eternamente agradecidos estaremos, y desde estas líneas lo queremos transmitir, a aquellas personas, cofradías, corporaciones bíblicas y empresas que en su día colaboraron tanto en la restauración de San Juan Evangelista como en la restauración de Nuestra Señora de la Cruz. Agradecer siempre a los propios hermanos por poner el empeño y entusiasmo a la hora de enfrentarnos a cualquier proyecto. Que las puertas de nuestra pequeña y acogedora Hermandad estén abiertas a todo el que desee formar parte de nuestra familia. Deseos afectuosos para la Cuaresma y Semana Santa de 2012.


Anivçr+sarios Anivçr+sarios Corporación Bíblica Reyes de Israel y Judá 2º Grupo de Nuestro Padre Jesús Preso En 2011 hemos celebrado nuestro XXV ANIVERSARIO desarrollando una serie de actos que habíamos planificado con bastante antelación.

E

l primero de estos actos comenzó con una misa en honor a nuestro Titular (Jesús Preso) en la ermita de la Veracruz, a la cual asistieron todos los hermanos (activos de honor y honorarios) con sus respectivas parejas. Una vez terminada la misa, nos trasladamos al cuartel del Imperio Romano donde teníamos preparado una exquisita comida y a la que asistieron los representantes del Ayuntamiento, de la Diputación Provincial y de la Agrupación de Cofradías. Allí se presento nuestro tríptico con las actividades programadas para nuestro XXV aniversario. En el transcurso de la comida los hermanos e invitados que intervendrían en los actos de nuestro aniversario tomaron la palabra y expusieron de una forma bastante resumida como seria cada uno de los actos programados.

Fue un placer compartir mesa, pan y vino con tanos asistentes. Los Reyes este día se vistieron de lujo.

67


Anivçr+sarios v

El segundo de los actos se realizó en las dependencias de la Cooperativa Vitivinícola La Purísima, donde pudimos disfrutar de una jornada de saetas espectacular.

Este fue el tercero de nuestros actos:

Esta foto refleja nuestro acto dedicado a la poesia y que nosotros titulamos como “SENTIMIENTO DE LA POESIA ANDALUZA”

En esta ocasión el publico asistente no dejó de aplaudir entusiasmado, interrumpiendo constantemente al Orfeón y al poeta. Ernesto logró llegar al corazón de los asistentes una y otra vez y el público respondia con constantes aplausos. Como en todos los actos, terminamos en nuestro cuartel disfrutando de las comidas tan excelentes de nuestro personal de cocina

A cargo de: Fundación Centro de Cultura Andaluza (Málaga) Intervienen: Don Antonio Fernández Díaz (Fosforito) Don Pablo Franco Cejas Don Juan Antonio Miguel Berlanga Don José Luis Gabaldon Martínez

Lugar: Teatro Circo 19 de Febrero de 2011 Hora: 20:00 Día de emociones incontroladas debido a la calidad de los poetas y a la forma de recitar los poemas llegando a tocar la sensibilidad de todas las personas que estuvimos allí. Y con la PRESENTACIÓN DEL LIBRO Y CARTEL CONMEMORATIVO, dimos por cerrado esta serie de actos de nuestro XXV ANIVERSARIO.

Presentan:

Don Juan Ortega Chacón (Desarrollo del libro) Don Andrés Alcaraz Alcaraz Don Miguel Lavado Delgado

Hay que decir que este día, todas las corporaciones y grupos asistentes nos agasajaron con sus regalos.

68


Anivçr+sarios Anivçr+sarios

Para terminar, decir que este XXV aniversario nos ha dejado un gran numero de amigos, una multitud de anécdotas y un mayor conocimiento de las personas, que estando ahí, no sabíamos como eran ni el corazón

TRIPTICO DE NUESTRO 25 ANIVERSARIO

tan grande que tienen. Desde aquí nuestro especial agradecimiento a todas las personas y entidades que han participado en los actos de nuestro ANIVERSARIO y decirles que gracias a ellos, casi hemos tocado el cielo con las manos. Miguel Lavado Delgado Secretario de los REYES DE ISRAEL Y JUDÁ

69


Anivçr+sarios Anivçr+sarios

El sueño hace 25 años

convertido en recuerdos y vivencias Juan José Cabezas

Escribir sobre 25 años de recuerdos y vivencias, de algo que quieres y amas profundamente desde todo el corazón, puede convertirse en algo casi dramático para mí. Siento la presión del pintor que se enfrenta al lienzo en blanco sin saber cómo plasmar un sentir transformado en sentimiento con el cariño de mis amigos y el paso del tiempo, Como quien busca y necesita de inspiración, me refugio en el cuartel, me envuelvo de su magia y su maravilloso encanto, encontrando entre fotos de juventud, carteles de años vividos, poesías de siempre, acompañado de fondo por una suave melodía de tambores y pasodobles romanos. Cuando el olor a incienso, que me entretengo en prender, comienza a impregnar todo

70

para lograr transmitir todo aquello que quieres reflejar y es que siempre tendré la duda de no haber estado a la altura de todo el cariño que me han demostrado mis hermanos e, inevitablemente la cantidad de momentos que se quedan atrás pues no es fácil resumir tanto y tan bueno, en tan poco espacio.

el aire del salón de cultos, Cuaresma y Semana Santa encuentro tu dulce mirada, siempre atenta Madre mía, me emociono y una vez más solo puedo agradecer tu cariño y protección para con nosotros, veo tus siete puñales y al mirar tu escudo asiento pues “Servir a María, es reinar”. En medio de ese ambiente casi místico, revoloteo en mi pensamiento, como en la poesía “Sueño

de primavera” de Sergio Mª Velasco y a mí cabeza fluyen de repente cuaresmas, semana santas, ferias, navidades, fiestas, verbenas... y brota en mi cara una enorme sonrisa picara. Como diría mi abuelo “marditamadres” que buenos años me han hecho pasar estos canallas, pues tengo de todo y para todos y por supuesto con todos….. Esto también me hace pensar que podría hablar de


muchos recuerdos y vivencias de estos 25 años pero seguramente todos aquellos que tienen cuartel ya las han vivido, eso sí, como propias por supuesto y los que no están en ellos, ya las han escuchado muchas veces. De repente vuelvo en mí, curiosamente como por obra y gracia de nuestra Madre estoy junto al pilar del primero, nuestro futuro más tierno e inmediato, ese que alberga en unas pequeñas fotos, una idea, la de plasmar la magia, el cariño y todo el amor de sus padres hacía sus hijos, como en su día, así lo hicieron con nosotros nuestros padres. A estos últimos, me gustaría poder decirles a todos, a los que están y a los que desgraciadamente me faltan muchas felicidades, por haber sabido transmitir e inculcar sus valores, su Fe, su compromiso y su amor por la Semana Santa y porque tienen unos hijos para estar tremenda-

mente orgullosos de ellos en todos los aspectos y en todos los sentidos, como personas, como amigos, como padres y por supuesto como mananteros de pro. Amantes de la Semana Santa desde edad temprana hemos mamado unos de otros nuestra tradición manantera, podría deciros maravillas de ellos, bueno y alguna que otra maldad pero ya los conocéis, son “güena gente” y como dice Francisco Jiménez (Padre) “la pasión me ciega el conocimiento” pero es normal es mi cuartel y son mis amigos, desde pequeño, si alguna vez lo fui. Es muy bonito, la verdad no hay palabras al ver transmitir a tus amigos de la infancia lo que a ti te han enseñado desde edad temprana. Es volver a vivir casi en primera persona la niñez manantera, cuando veo como les explican las figuras, las del Nuevo y las del Antiguo Testamento, los tronos y sus santos, las

distintas advocaciones de María en la Pasión y en las fotos del grupo ya nos van nombrando en ellas, con un balbuceo casi inteligible con esa lengua de trapo, vestirlos de figura, con el tambor, cantando, desfilando como romanos... un escalofrío recorre tu cuerpo y te sientes parte de una historia que vuelve a nacer en ellos. Un volver a nacer, al igual que la historia del Primero de los Dolores en la Semana Santa, que por lo que sabemos, ha sido como un ave fénix, que aparece y desaparece en el tiempo en distintas generaciones, de hecho uno de nuestros hermanos, Antonio Torres que tendrá la dicha y la suerte de ser hermano mayor de nuestra titular de este año, según nos contó el año pasado su padre, nuestro querido Manantero Ejemplar de este año 2.011, D. José Antonio Torres, “Sansón” para nosotros, me permite usted esta licencia

71


Anivçr+sarios Anivçr+sarios para eso también somos sus niños, que su padre estuvo en el Primero de los Dolores. Pero no solo él, son muchos los que a lo largo de estos 25 años se han acercado a nosotros diciéndonos con distintas edades las frases “mi abuelo fue del Primero” “mi padre fue del Primero” .. incluso alguno que otro “yo fui del Primero” . Ahora somos nosotros los escogidos por María Santísima y arropados bajo su manto los que decimos con orgullo “Yo soy del Primero” y paseamos por la Semana Santa de Puente Genil nuestro corazón Doloroso, acompañando a nuestra Madre y titular, en su penoso y triste caminar detrás de su Hijo, el Viernes Santo. Sin duda nuestro día más grande aquel que se entremezclan sentimientos encontrados, alegría de una parte por pasear a nuestra Titular por su pueblo, evangelizando como dice siempre nuestro párroco D. José Joaquín, y la pena tras su encierro de ver un poquito más cerca el final de nuestra Semana Santa. Es en ese encierro, con la fatiga de la falta de horas de descanso acumuladas. Tras el largo día, que comenzó al alba con las notas de la Diana y con las voces ya rotas tras

72

los días de canticos, saetas y vivas, cuando se produce ese momento mágico de comunión con la Virgen que todos resaltamos en estos 25 años que hemos hecho tan nuestro y que durante todos estos años nos fue enseñando, nuestro querido y añorado cofrade Rafa Chacón, allí donde estés eternamente gracias, te gustara saber que tu hijo Rafa volvió a tú Primero para convertirlo en suyo una vez más. Todavía hoy recuerdo su voz, tan particular “venga niños vamos a cantarle a la Virgen” y nos reunía entorno a ella para cantarle y hacer un encierro mucho más digno, humano y bonito, dadas las circunstancias, cantar para transmitir todo eso que nuestros padres nos enseñaron y que lo tenemos como herencia a transmitir a los pilares del Primero y al resto de personas que allí se congregan cariño, fe y amor. A medida que uno va cumpliendo años tiene la imperiosa necesidad y obligación de llamar a las cosas por su nombre y agradecer todo lo bueno recibido durante tantos años. Así pues este 25 aniversario va dedicado a nuestras familias, padres, madres, mujeres algunas de ellas con el titulo de santas por su capa-

cidad de aguante, hermanos e hijos. Ya que en algunos casos el roce y el cariño con algunas de vuestras familias me hicieron sentir como si fueran la mía propia. A todos los cuarteles que siempre nos han abierto las puertas de su casa y nos han recibido como si estuviéramos en la nuestra. A todos los que han compartido grandes momentos con nosotros a lo largo de estos años, a los que nos animaron a seguir alentando nuestro sueño, a los que creyeron en nosotros, MUCHAS GRACIAS de todo corazón. Aprovecho desde aquí para invitaros a compartir con nosotros este 25 aniversario ya que si vuestra compañía y sin vosotros no habría sido igual. Varios días después de escribir este artículo, el 5 de diciembre de 2011 fallece D. José Antonio Torres Aguilar (D.E.P). Manantero Ejemplar 2.011, Cofrade del Señor de la Humildad, padre de nuestro hermano Antonio Torres y un poco “padre manantero” nuestro. Gran artista y mejor persona tu Primero de los Dolores te recordara siempre por haberte ganado su corazón, con el cariño de tu fuerza “Sansón”, te echaremos mucho de menos.


Anivçr+sarios

El libro de la Patrona 1586-2011 Juan Granados Luque Presidente de la Comisión Organizadora de los Aniversarios.

Puente Genil está celebrando el 250 aniversario del Nombramiento de Patrona de España y el 25 aniversario de la Coronación Canónica de la Purísima Concepción. Con tal motivo la Cofradía confirió una comisión para organizar actos en su honor.

D

esde el pasado octubre venimos celebrando actos que han tenido buena respuesta, como la presentación del cartel del pintor Antonio Carmona, religiosos presididos por su eminencia el cardenal Amigo, la Muestra el Salón Cofrade de noviembre en Córdoba y el 27 de enero la conferencia de Ramón de la Campa. Pero quizás lo más destacado, por quedar en constancia escrita para la historia de Puente Genil haya sido la presentación del libro de la Historia de la Patrona. Sus autores, Antonio Illanes y Clemente Rivas, han recopilado interesantísimos datos de los libros de la Cofradía así como de las Actas Capitulares desde el año 1586 hasta nuestros días. Todo lo recaudado irá destinado al arreglo del Reloj de la Villa y campanas de la Concepción. Nos quedan grandes acontecimientos como la Exposición de Arte Cofrade que la Agrupación de Cofradías nos brinda desde el 16 al 24 de marzo, el pregón que Juan Ortega nos ofrecerá el próximo 20 de abril y las procesiones a todas las parroquias de Puente Genil en el mes de mayo, en donde tendremos conciertos y eventos de formación religiosa y caritativa. Puente Genil ha devuelto a la Purísima un esplendor insólito, solo hay que ver la celebración de la masiva Novena, ofrendas florales o visitas a su Santuario. Como colofón a esta devoción concluiremos con estos actos que restituirán la magnificencia que merece nuestra milagrosa Patrona.

73


Anivçr+sarios Anivçr+sarios “Para obrar, el que entrega debe olvidar pronto, y el que recibe, nunca”. Séneca

Q

Carta abierta

ueridos hermanos/as: Es una verdadera satisfacción poder sentir intensamente la más profunda y general gratitud hacia todos y cada uno de los que componen la Semana Santa de Puente Genil. Hace ahora siete años, cuando con el beneplácito de la Asamblea General Extraordinaria del día 4 de noviembre de 2004, los allí presentes tuvieron a bien nombrarme Presidente de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas, hicieron posible que a lo largo de este tiempo personalmente me llenara de momentos desconocidos, instantes de la trastienda de la Semana Santa pontana que son muy difíciles de llegar a ellos si no te involucras de lleno en ella. Con ese nombramiento, hicieron posible que aglutinara junto a mi un importante grupo de hermanos, hoy verdaderos

74

Juan Fernando García Arroyo

amigos, fieles, incondicionales, trabajadores, profundos conocedores de nuestra Semana Santa, personas de gran corazón y servicio, verdaderos amantes de las tradiciones y llenos de fe. Entre todos, NADIE MÁS QUE NADIE, todos uno solo. Nos dispusimos a intentar llevar a cabo un proyecto que fuera consensuado y puesto a la aprobación de todas y cada una de las partes que forman la Agrupación. Cada cosa que se pensara, gestionara o se propusiera tenía que pasar por junta directiva, por los plenos de corporaciones y de cofradías y ratificado o no en asamblea general. Era un empuje importante el que había que hacer, para conseguir impulsar la nave de la hermandad. Y se fue haciendo con la fe de sentirnos protegidos por nuestro Padre Jesús y asistidos por nuestra Madre María, con la voluntad férrea de creer

en lo que se hace, con la esperanza de poder levantarnos cada vez que nos cayéramos, con el orgullo de ser acompañados en el camino por numerosos hermanos que tendían su mano para ayudar e insuflar el animo preciso para continuar con la labor. Así hasta que se acabó el tiempo del mandato y la asamblea quiso reconocer ese tiempo en mi persona con el nombramiento de MEDALLA DE ORO de la Agrupación. Nunca tal honor estuvo ni siquiera en mis sueños. Nunca me sentí tan orgulloso y agradecido por tal distinción como en aquella asamblea y en su entrega y posterior almuerzo homenaje. Ahora bien, siempre tuve muy claro que fuesen como fuesen las cosas durante los años de mi presidencia, no eran ni aciertos ni desatinos míos, eran las decisiones de un conjunto de hermanos que proponían desde la junta directiva ideas para intentar mejorar nuestra tradi-


Anivçr+sarios Anivçr+sarios ción, valorar nuestra idiosincrasia de la manera de vivir la Semana Santa y ajustar responsabilidades a los actuales tiempos que nos toca vivir en la inigualable muestra de fe, de arte y de cariño que ponen los cofrades y hermanos en su sacra representación. Por eso la Medalla de Oro que se me entregó es recibida con el orgullo de saber que tiene infinidad de dueños. Los más cercanos en su derecho de compartir tal honor, todos y cada uno de los miembros de la junta directiva, a todos ellos muchas gracias por su tiempo y su vocación de entrega a los demás. Miembros de las directivas, hermanos, con los que codo con codo he trabajado y hemos puesto todo nuestro humilde esfuerzo y dedicación. Hermanos entregados y resueltos a ceder su tiempo para intentar hacer grande e importante nuestra Semana Santa. Hermanos que en ese homenaje estaban recibiendo esta medalla de oro al mismo tiempo, cada uno en su solapa, pues se merecían, si es que algo se merece, el agrado y la oportunidad de abrazar ese regalo tan lleno de sentimiento de hermandad y afecto por parte de los todos los hermanos de nuestra Semana Santa. Medalla de merecimiento, dedicación y paciencia es la parte principal de la misma la que pertenece a mi esposa Mª Carmen. El agradecimiento hacia ella y a mis tres hijas, de las que recogí todo su cariño y amor con el beso de sentimiento de orgullo y felicidad al estar junto a mí y verme feliz y satisfecho en este día tan significativo para la familia. Agradecimiento a Mª Carmen al hacer sencillamente posible el permitirme involucrarme en el desarrollo de mi cargo sin limitaciones ni peros por su parte, agradecimiento eterno por su cariño comprensivo y por sus consejos, sabios consejos de la manera de hacer las cosas, pues en el si-

lencio exterior y público de ella, está la mente lúcida, pontana, manantera y de conocimiento claro y profundo de nuestra manera de vivir. Medalla compartida con mis hermanas y con mi hermano Emilio Manuel en particular, pues decidieron fundir en el seno de la Medalla de Oro las alianzas de bodas de nuestros padres Juan García y Lola Arroyo. Muchas gracias a ellos al otorgarme tal honor y hacer que aflore en mí el sentimiento más profundo de cariño y orgullo por mi familia, y conseguir sentirme muy cerca, en ese momento, de nuestros padres que tan orgullosos se sentirían si nos pudieran ver. Medalla que tengo que compartir con todos mis HERMANOS del PEZ, de los cuales me siento verdaderamente orgulloso, pues no creo que haya existido presidente más acompañado que yo durante todos estos años. Han sido todo atenciones, que no me faltara nunca nada, que no se sienta solo, tan solo una pregunta salía de todos ellos: ¿Dónde, cuando y cuantos hermanos te hacen falta?. En ningún momento de estos años he sentido su ausencia pues siempre estaban allí donde los necesitara y sus brazos han permanecido perennes dispuestos para cada una de las veces que volvía al cuartel sentir su abrazo. Sus otros propietarios, todos y cada uno de los hermanos y hermanas que hicieron posible, con la fuerza de su pasión por nuestra Semana Santa, dar credibilidad a las decisiones y aplicarlas en su entorno con la vehemencia, la alegría y la confianza de saberse parte importantísima de un proyecto que nos hizo caminar juntos durante todos estos años. A ellos mi más sincero agradecimiento por su bondad y labor impagable. Y como no, parte de la Medalla que se otorgó es de los miembros de nuestra Iglesia pontana. Mi agradecimiento y reconocimiento eterno a todos los sacerdotes de nuestra lo-

calidad colocando a su cabeza a mi buen amigo y nuestro arcipreste D. José Joaquín Cobos Rodríguez, por su buenísima disposición y colaboración para con mi persona en particular y para con la Agrupación en general durante todo este tiempo. Actitud de confianza, de libertad, de confidencia y cordialidad que han sabido mantener estando siempre cerca de nosotros. Mi agradecimiento a las autoridades provinciales y locales. Al Ayuntamiento desde su Alcalde y Concejales, hasta los trabajadores, por su servicio de total disponibilidad que han sabido cubrir con creces las necesidades que la Agrupación les solicitaba para la mejora de nuestra Semana Santa. Muchas gracias por vuestra labor y atención hacia nosotros. Quiero transmitiros que me siento orgulloso de todos y cada uno de los que me han apreciado y conmovido, al compartir conmigo esta distinción que se quedará en mi mente y en mi interior cómo uno de los momentos más agradables, sinceramente agradables, que durante estos siete años de mi presidencia he tenido la ocasión de vivir. En definitiva esta Carta Abierta tan solo pretende compartir los sentimientos que he tenido la oportunidad de vivir durante este tiempo y agradecer a todos vuestro compromiso, las responsabilidades contraídas y las obligaciones cumplidas que han hecho posible que estos años nos sintamos llenos de orgullo por nuestra Semana Santa y de satisfacción por haber podido disfrutar de hermanos y hermanas de tanta calidad personal y tan llenas de fe, como sois todos vosotros. A todos muchísimas gracias por vuestro cariño y espero devolvéroslo cada uno de los minutos de mi vida. Así sea. GRACIAS.

75


Anivçr+sarios Anivçr+sarios

Principales actos semananteros en 2011 José – Lorenzo Aires Rey

Durante el pasado año celebraron aniversarios fundacionales las corporaciones bíblicas de Los Reyes de Israel y Judá, Las Tentaciones de Jesús, El Pentatéuco y El Centurión, así como el 350º de la presencia de las figuras bíblicas de los Evangelistas. El hecho más destacable durante la Semana Santa fue que el Jueves, Viernes y Sábado Santo las hermandades y corporaciones bíblicas no pudieron realizar sus respectivas salidas procesionales a causa de la lluvia. Por otra parte a principios de marzo en un ignominioso acto sacrílego perpetrado en la parroquia de Ntro. Padre Jesús Nazareno le fue sustraída a la Soberana Imagen de Nuestro Amantísimo Patrón la corona con las potencias y los regatones de la cruz, además de robar el Sagrario del templo con los copones que en su interior se hallaban conteniendo las Sagradas Formas. Otros robos se produjeron anteriormente en el santuario de la Concepción y en la parroquia de San José. La Semana Santa del 2011 presentó las restauraciones de Ntro. Padre Jesús Resucitado,

E

l día 5 de febrero, organizado por la corporación bíblica de los Reyes de Israel y Judá con motivo de su 25º aniversario fundacional, tuvo lugar en la iglesia de la Asunción y Ángeles un extraordinario concierto polifónico y recital poético a cargo del Orfeón

76

Ntra. Sra. de la Cruz, Ntro. Padre Jesús Preso, la escultura de San Mateo del paso de la Santa Cena y los cuatro angelitos pasionistas que acompañan a Ntro. Padre Jesús Nazareno, asimismo el Paso del Cristo de los Afligidos contó con el estreno de la figura de Claudia Prócula dentro del grupo escultórico que lo compone. En cuanto a las corporaciones bíblicas estrenaron ropajes y rostrillos las figuras de las Tentaciones de Jesús y la Historia de Tobías y en el Imperio Romano se renovaron los trajes de la escuadra verde. Por su parte el Primer Grupo de Ntra. Sra. de la Soledad estrenó para Semana Santa su cuartel totalmente nuevo en el mismo domicilio donde se encontraba el anterior, que fue derribado para levantar el actual y a su vez la Cofradía del Santo Sepulcro empezó a edificar su propia casahermandad en el Parque de la Galana. A lo largo del año destacaron la procesión extraordinaria de Ntra. Sra. de la Victoria con motivo de su 25º aniversario y el inicio de los actos programados para los aniversarios de la Patrona.

Universitario de Málaga y de Ernesto Cáceres Molina. Asimismo el día 19 del mismo mes y organizado también por la citada Corporación tuvo lugar en el Teatro Circo un acto cultural titulado “Sentimiento en la poesía andaluza”. De otra parte el día 19 organizado por la Tertulia Pontana en Sevilla, tuvo lugar

en la ciudad hispalense una nueva edición del Pregón de Cuaresma que anualmente lleva a cabo y el día 25 fue la Asociación <<manantera de Puente-Genil en Madrid la que organizó un año más en la citada ciudad el Pregón del Jueves lardero que estuvo a cargo de Enrique Aguilar Díaz.


Anivçr+sarios Anivçr+sarios El 27 de febrero se presentaron y bendijeron en la iglesia del Dulce Nombre los nuevos ropajes, rostrillos y martirios de las figuras bíblicas de Las Tentaciones de Jesús (Querer, Ser y Poder), acto encuadrado dentro del 25º aniversario (1986-2011) que el 2º Grupo de Ntra. Sra. de la Soledad celebró de la primera salida de las mismas. Este mismo día fue repuesta al culto la imagen de Ntra. Sra. de la Cruz tras varios meses de haber permanecido en Sevilla donde fue restau-

reno fue objeto de un acto sacrílego en el cual fue sustraído el Sagrario del Altar Mayor conteniendo dos copones con las Sagradas Formas de S.D.M. la corona y potencias de la Imagen de la Venerada Imagen de Nuestro Patrón y los regatones de la cruz. Por dicho motivo la Adoración Nocturna de Puente-Genil ofreció en la parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación la Vigilia del día 25 del mismo mes como acto de desagravio por la profanación al Santísimo Sacramento y el día 26 tuvo lugar

El Arzobispo de Sevilla durante el acto inaugural de la exposición de Javier Aguilar en Sevilla.

rada por el artista Francisco Blasco Rivero. En febrero finalizaron las obras del nuevo cuartel del Primer Grupo de Ntra. Sra. de la Soledad y dieron comienzo las de la casa-hermandad de la Cofradía del Santo Sepulcro y Ntra. Sra. de las Lágrimas en el Parque de La Galana. El 3 de marzo la Asociación Amigos de Puente-Genil en Málaga llevó a cabo su Pregón del Jueves Lardero que este año estuvo a cargo de Jesús Asensi Díaz. La madrugada del día 5 de este mismo mes la parroquia de Nuestro Padre Jesús Naza-

una misa igualmente de reparación y desagravio en la parroquia de N. P. Jesús Nazareno que estuvo oficiada por el obispo de Córdoba Mons. D. Demetrio Fernández González. Del 7 al 20 de marzo el artista pontanés Javier Aguilar Cejas, mayordomo de la Purísima Concepción y hermano de la corporación Los Jetones, expuso en la casa-hermandad de la Esperanza Macarena de Sevilla una colección de obras pictóricas todas ellas de temática cofrade que fue inaugurada por el arzobispo de Sevilla Mons. D. Juan-José Asenjo Pelegrina. El día 12 de marzo la Imagen de N. P. Jesús Resucitado, tras nueve meses de permanencia en Sevilla donde fue restaurada por el restaurador pontanés José-Manuel Cosano, regresó nuevamente a la parroquia del Carmen de nuestra localidad y fue devuelta al culto, celebrando ese día su Hermandad una misa de acción de gracias El día 24 de marzo se llevó a cabo en el cuartel de Los Evangelistas la edición anual de la Exaltación de la saeta cuartelera con una conferencia titulada “Saetas: el rezo jondo” que estuvo a cargo de Antonio Sierra Aranda y en el que participaron hermanos de las varias corporaciones bíblicas.

Vista general de la exposición de Arte cofrade de 2011.

77


Anivçr+sarios Anivçr+sarios

Un librea ayuda a unos niños en el Besapié a Ntro. Padre Jesús Nazareno, el Martes Santo de 2011

El 26 de marzo, dentro de los actos organizados por la corporación bíblica Los Reyes de Israel y Judá, fue presentado un libro conmemorativo del 25º aniversario de dicha corporación coordinado por Miguel Lavado Delgado y Andrés Alcaraz Alcaraz y conteniendo colaboraciones de varios autores. Del 26 de marzo al 2 de abril tuvo lugar en la Casa de la Cultura una exposición de arte cofrade donde se expusieron 27 trajes de figuras bíblicas, varias imágenes de San Juan Evangelista, una túnica bordada y la cruz de plata de Jesús Nazareno y dos estandartes de herman-

78

dades, entre otros enseres cofrades. El día 28 de marzo la imagen de Ntro. P. Jesús Nazareno fue trasladada a Sevilla donde en la sede del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía se le verificó un estudio de urgencia para determinar su exacto estado de conservación tras los sucesos ocurridos el día 5 de marzo cuando la Imagen sufrió una manipulación en el transcurso del robo de varias piezas de su ajuar iconográfico y devocional. La Imagen regresó a su camarín cuatro días después para la celebración del anual Quinario de

Cuaresma y posterior Función de las Cien Luces que en su honor se celebraría del 5 al 10 de abril. El día 1 de abril, con motivo del 375º aniversario que la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Resucitado celebró de su Imagen Titular, tuvo lugar en la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen una conferencia a cargo del restaurador José-Manuel Cosano Cejas que versó sobre la iconografía de Jesús Resucitado y la restauración que le había practicado a la citada Imagen en los últimos meses en su taller de Sevilla. Este mismo artista pontanés restauró igualmente los cuatro angelitos pasionistas que acompañan a Ntro. Padre Jesús Nazareno tanto en su camarín como el paso procesional, habiendo regresado a Puente-Genil de dicha restauración el día 12 de este mismo mes y el día 9 de abril se presentó en la iglesia del Dulce Nombre el libro conmemorativo del 250º aniversario de la Soberana Imagen de Ntra. Sra. Soledad publicado por su Cofradía con motivo de esta efeméride que el año 2010 celebró. Los días de la Semana Santa transcurrieron con unas condiciones meteorológicas variables y un tiempo inestable. Las noches fueron desapacibles y con temperaturas frescas. Como cada año centenares de fieles se acercaron el lunes y martes santo a los devotos Besapié del Señor de la Humildad y Ntro. Padre Jesús Nazareno respectivamente. Del Sábado de Pasión al Miércoles Santo las cofradías realizaron sus salidas procesionales con gran brillantez y orden, si bien el viento reinante hizo que las candelerías de los pasos fueran durante casi todo el recorrido apagadas mientras que el cielo nuboso presagiaba lluvia que hizo su aparición hacia la media tarde del Jueves Santo en la que un aguacero impidió la procesión de este día. El Imperio Romano hizo


Anivçr+sarios Anivçr+sarios sólo una salida hasta la parroquia de Ntro. Padre Jesús Nazareno, a su regreso se detuvo en la Plaza de la Veracruz donde, ante la ermita en la que se hallaban los pasos de las tres cofradías que no habían podido procesionar, su grupo de música interpretó el Miserere y el Stábat Máter. Una gran muchedumbre se dio cita en este lugar para presenciar los pasos de Jesús Preso, Ntra. Sra. de la Veracruz, el Señor Amarrado a la columna y Ntra. Sra. de la Esperanza mientras que grupos de hermanos de todas las corporaciones allí presentes entonaron cánticos coreados y saetas cuarteleras. La madrugada del Viernes Santo fue bastante lluviosa, lo que provocó que ninguna hermandad de la mañana de este día pudiera realizar su salida procesional. Antes del amanecer el Imperio Romano subió hasta el Calvario para que su grupo de música interpretara la Diana en honor del Patrón de Puente-Genil. La lluvia no fue obstáculo para que toda la plaza estuviera inundada de gente. Los pasos no pudieron ni siquiera salir ante las puertas del templo debido al intenso aguacero que descargaba a esa hora de las claras del día, circunstancia ésta que hizo que el Imperio Romano se adentrara en el Pórtico y en la iglesia para interpretar la centenaria Diana así como el Miserere y el Stábat Máter entre la emoción contenida y la aflicción de centenares de devotos pontanenses que estuvieron presentes. Las Soberanas Imágenes de los Excelsos Titulares de las hermandades quedaron expuestas durante toda la mañana a la contemplación y veneración de los fieles mientras que en el transcurso de este tiempo gran número de figuras bíblicas subieron hasta el templo para realizar las reverencias a Ntro. Padre Jesús Nazareno. En numerosas ciudades y pueblos de Andalucía quedaron

igualmente sin poder procesionar las cofradías del Viernes Santo debido a la intensa lluvia. Sevilla se quedó sin madrugá y en Jaén sólo pudo hacerlo El Abuelo aunque tuvo que recortar el itinerario. Por la tarde el Imperio Romano volvió a visitar a Jesús Nazareno que ya se encontraba alojado en su camarín. Por la noche, debido asimismo a la persistente lluvia, la procesión que debía salir del Dulce Nombre quedó también dentro del templo y las imágenes a la veneración de los devotos al tiempo que la banda de música interpretó varias marchas en el interior de la ermita. Lo mismo ocurriría el Sábado Santo, que debido a una tarde cerrada en agua la procesión de este día tampoco pudo efectuar su salida desde el templo parroquial de San José, donde se rezó un Padrenuestro y un Avemaría por los cofrades de la Hermandad y se interpretaron el In Exitu, el Stábat Máter y el Gloria el Muerto además de la marcha Recuerdo.

El Domingo de Resurrección se pudo llevar a cabo con un gran esplendor y brillantez la procesión de este día con el desfile de todas las figuras bíblicas por la calle Aguilar y Matallana, si bien, cuando la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Resucitado terminaba ya su recorrido le sorprendió un fuerte aguacero antes de llegar al templo por lo que el paso del Señor tuvo que ser rápidamente preservado de la lluvia. Entre el Jueves, Viernes y Sábado Santo habían descargado en Puente-Genil entre 35 y 40 litros/m2. El día 30 de abril la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Resucitado realizó un Vía Lucis claustral en la Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, aunque tenía previsto haberlo llevado a cabo por las calles del entorno de su sede canónica de no haber sido por el tiempo inestable que se tuvo. Este mismo día tuvo lugar las XVII Loas Marianas en honor de Ntra. Sra. de los Desamparados que estuvieron a cargo este año de la Schola Cantorum Santa Cecilia.

Desfile de las figuras bíblicas de los Hermanos Macabeos el Domingo de Resurrección de 2011

79


Anivçr+sarios Anivçr+sarios El mes de mayo dio comienzo con la Semana Santa Chiquita,

que se presentó en los primeros días también con lluvia aunque se pudo disfrutar de un Día de la Cruz espléndido y de gran brillantez. Asimismo se celebraron los cultos (Septenario y Función de Regla) y solemne procesión en honor de Ntra. Sra. de los Desamparados por las calles del entorno de la Matallana (Susana Benítez, poeta Manuel Reina, Pablo Picasso, José Ariza, Ramón y Cajal, Cruz del Estudiante, Paseo El Romeral y Susana Benítez) con asistencia de representaciones de las hermandades pasionistas y de Gloria. En junio, el día 6, llegó al mediodía a Puente-Genil la cruz peregrina de la JMJ que se celebró en agosto en Madrid, siendo recibida ante las puertas de la parroquia de San José por varios centenares de personas, entre ellas numerosos cofrades, recorriendo posteriormente toda la Matallana hasta llegar a la iglesia de la Compañía de María. A este acto asistieron representantes del clero y religiosas de la localidad junto al obispo de la diócesis, Mons. Demetrio Fernández. El día 23 por la tarde con un sofocante calor tuvo lugar la Solemne procesión del Corpus Christi,

cuya Custodia que albergaba la Sagrada Forma de S.D.M. fue transportada por undécimo año consecutivo por una cuadrilla de

80

veinte costaleros. Tras partir de la

parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación el itinerario que se siguió fue Don Gonzalo, Borrego, Antonio Baena, Madre de Dios, Santa Catalina, Horno, Paseo de El Romeral y Aguilar, para finalizar en el Santuario de Ntra. Sra. de la Purísima

Nuestra Señora de la Victoria

Concepción. A la misma asistieron miembros de la Corporación Municipal junto al alcalde, Esteban Morales, representaciones del clero, de comunidades religiosas de la localidad, de la Archicofradía del Corpus Christi, de la Asociación de la Adoración Nocturna y de todas las hermandades de Pasión y Gloria todas ellas portando sus respectivas insig-

nias. En el itinerario hubo instalados dos altares eucarísticos y acompañó la Agrupación Musical Ntro. Padre Jesús de los Afligidos. El día 3 de julio en el barrio de Miragenil se celebró la tradicional procesión del Santísimo Sacramento con la que se culminaron los cultos (Tríduo y Función Principal) en honor de S.D.M. asistiendo el clero, autoridades civiles y representaciones de las hermandades de Pasión y Gloria. Acompañó la Asociación Musical Ntro. P. Jesús de los Afligidos. Por su parte el día 16 del mismo mes, festivi-

dad de Ntra. Sra. del Carmen, tras los cultos (Novena y Función de Regla) celebrados en su honor la imagen de la Santísima Virgen salió en procesión, la cual partiendo de su parroquia recorrió la Avda. de la Estación, las calles Hermandad, Madrid, Fray Luis de León, Francisco de Quevedo y nuevamente la Avda. de la Estación para finalizar en su templo. A la misma, que resultó de gran esplendor y brillantez, asistieron junto al párroco, representaciones cofrades de todas las hermandades pontanensas portando sus insignias así como numerosos fieles y devotos, y tras el paso de la Virgen, que fue llevado por bastoneros, acompañó la Banda de Música Inmaculada Concepción.


Anivçr+sarios Anivçr+sarios Una vez pasado el verano en cepción, donde está erigida canóniciscanas de la Santa Cruz y de las septiembre se inició el curso cocamente, la Cofradía, recorrió las Penas celebraron la onomástica de frade y como cada año la Hermancalles Aguilar, Paseo del Romeral, San Francisco de Asís con una fundad del Calvario fue la primera en Susana Benítez y Poeta Manuel Reición religiosa en su honor que tuvo celebrar cultos. El día 10 de sepna, hasta llegar ante la parroquia de lugar en la iglesia del exconvento de tiembre esta hermandad celebró San José para volver a realizar a la Ntra. Sra. de la Victoria. El día 4 la en la parroquia de Ntra. Sra. de la inversa el mismo itinerario y finaliimagen de San Juan Evangelista del Purificación, donde tiene su asienzar en su templo. A dicha procesión Dulce Nombre fue llevada a Sevilla to canónico, una Solemne Función asistieron el Alcalde, el Presidente para ser sometida a una restauración en honor y gloria de su Cotitular de la Agrupación de Cofradías y por José-Manuel Cosano Cejas. Ntrª Srª del Consuelo y al término CC. BB. así como representaciones El día 8, en la iglesia de los de la misma la Venerada Imagen de todas las hermandades de PeniFrailes, hubo un devoto acto de quedó expuesta a la veneración y tencia y Gloria portando sus insigBesamanos y Función religiosa en contemplación de los fieles con denias. Los momentos más emotivos honor de Ntra. Sra. del Rosario con voto acto de Besamanos. El día 17 se vivieron tanto al inicio como a motivo de su festividad y el día 9 del mismo mes la Cofradía de Ntra. la finalización en el santuario de la de este mismo mes un Rosario de la Sra. de los Dolores celebró con una Solemne Función religiosa el día de los Siete Dolores Gloriosos de Ntra. Sra. Por su parte la Hermandad de la Santa Cruz celebró con motivo del día de la Exaltación de la Santa Cruz una Solemne Función y posterior salida procesional de su Cotitular y partiendo de la ermita del Dulce Nombre recorrió las calles del casco histórico Delgado, Lemoniez, Pza. Emilio Reina, Alcalde, Don Gonzalo, Cap. de Corbeta, Guerrero, Godínez, Lemoniez, Cruz de San Juan y Jesús para recogerse en la casa de hermandad de la Cofradía en la calle Casares. Estuvo acom- El Cardenal Amigo Vallejo durante la celebración de la Misa en la Concepción pañada musicalmente por la Agrupación ‘Ntro. Padre Jesús de Concepción así como la llegada ante Aurora por las calles del entorno de los Afligidos’. las iglesias de los Desamparados y la iglesia de los Frailes con la SobeEl día 1 de octubre, en una San José donde la Virgen fue recibirana Imagen de Ntra. Sra. del Rotarde-noche con un cielo límpido y da por las juntas de gobierno de las sario organizado por la Hermandad en la que se pudo disfrutar de una Hermandades de los Desamparados de la Santa Cruz. El día 16 sería la temperatura espléndida, la Cofradía y de la Santa Cena respectivamente, Cofradía de la Santa Cena la que orde Ntro. Padre Jesús en la Oración presentando la ocasión el momento ganizara igual acto piadoso por las en el Huerto y Ntra. Sra. de la Vicinédito de que Ntra. Sra. de la Viccalles del entorno de la parroquia de toria celebró el 25º aniversario de toria pasara por primera vez por la San José en honor a Ntra. Sra. del la Venerada Imagen Cotitular de la Avda. Manuel Reina y llegara hasta Amor, Cotitular de la Cofradía, reHermandad y para ello llevó a cabo las puertas del templo de San José. corriendo las calles Manuel Reina, una salida procesional extraordinaMusicalmente estuvo acompañada Susana Benítez, Paseo del Romeria de la Virgen en su paso de palio por la banda de música ‘Ciudad de ral, Cruz del Estudiante, Cristóbal portado a costaleros que partiendo Porcuna’ (Jaén). Castillo, José Ariza, dos de mayo de la iglesia de Ntra. Sra. de la ConEl día 2 las hermandades frany nuevamente Avda. Manuel Reina

81


Anivçr+sarios Anivçr+sarios para regresar a su templo. Los días previos a este Rosario la Cofradía celebró cultos (Tríduo de Gloria) en honor de su Excelsa Titular Ntra. Sra. del Amor. El día 29 de octubre, con motivo de los actos programados por la Cofradía de la Purísima Concepción, Patrona de la Villa, en conmemoración del 250º aniversario del nombramiento como Patrona de España y a su vez del 25º aniversario de su coronación canónica en Puente-Genil tuvo lugar en su santuario una Solemne Misa Pontifical que fue presidida por S.E.R. el Cardenal Mons. Fray Carlos Amigo Vallejo, arzobispo emérito de Sevilla y concelebrada por el clero local. En noviembre todas las hermandades celebraron misas de réquiem en sufragio por las almas de los hermanos fallecidos. El día 3 de este mes la Consejería de Cultura la Junta de Andalucía a través de la Dirección General de Bienes Culturales inició el procedimiento para inscribir como BIC en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz la iglesia de la Asunción. Las cofradías de Ntra. Sra. de la Soledad y Ntra. Sra. de la Amargura celebraron los días 5 y 6, la primera, y 19 y 20, la segunda, un Besamanos y una Solemne Función en honor de sus respectivas Imágenes Titulares. El día 26, la Hermandad de la Santa Cruz fue la que celebró una Función religiosa en la iglesia de los frailes con motivo de la festividad de Cristo Rey. El día 27 de este mismo mes, con asistencia de numerosos devotos y un tiempo espléndido, la Patrona de la Villa fue solemnemente trasladada desde su santuario a la Parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación para realizarle la tradicional Novena que en su Honor se viene celebrando desde 1650 con motivo de su onomástica. El itinera-

82

rio que se siguió fue calle Madre de Dios, Cuesta Romero, Campanas, Borrego y Don Gonzalo. Del 29 de noviembre al 7 de diciembre se llevó a cabo en la parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación la tradicional y Solemne Novena en Honor de la Patrona de Puente-Genil. Por las mañanas fueron cientos de escolares los que se acercaron a realizar a la Virgen su ofrenda floral y el último día estuvo dedicado a las cofradías y corporaciones bíblicas que, junto a otras asociaciones y devotos, igualmente realizaron su ofrenda a nuestra Excelsa Patrona coronada, estando presente en este acto el cardenal Soldini. El Sr. Alcalde en nombre del Ayuntamiento y el presidente de la Agrupación de Cofradías y CC.BB. representando a todas las hermandades y corporaciones bíblicas de Semana Santa hicieron sus respectivas ofrendas florales a la Patrona. Del 2 al 8 de diciembre tuvo lugar en el cuartel del Primer Grupo de Ntra. Sra. de la Soledad la exposición de pinturas presentadas al XVI concurso de carteles para la Semana Santa de 2012, siendo ganador del mismo la obra titulada Pedro y Pablo cuyo autor es el pintor Javier Aguilar Cejas. El día 8 en la parroquia matriz de Ntra. Sra. de la Purificación, inundada de flores e incienso y totalmente repleta de fieles, se celebró con gran solemnidad la tradicional Función religiosa de renovación del Voto con la que culminó la Novena en Honor de Ntra. Sra. de la Purísima Concepción como viene haciéndose desde hace 361 años. Dicha Función estuvo presidida por el cardenal monseñor Sergio Mauricio Soldini y concelebrada por el clero local, asistiendo representantes del Ayuntamiento bajo mazas y el presidente de la Agrupación de Cofra-

días y CC.BB. El alcalde de la Villa, Esteban Morales, leyó este año el acta de renovación del Voto por el que el pueblo de Puente-Genil juró y eligió por Patrona a Ntra. Sra. de la Purísima Concepción en 1650. Al inicio de la Función religiosa el Prelado de S.S. hizo entrega a la Sra. Cofrade mayor de un Rosario para la Patrona de Puente-Genil y de una reliquia del Beato Juan-Pablo II. La Santa Misa estuvo cantada por la Schola Cantorum Santa Cecilia. Ya en el ocaso de una gélida tarde, aunque espléndida y radiante, fue la solemne procesión de nuestra Venerada Patrona que estuvo acompañada por miembros de la Corporación Municipal, representaciones de todas las cofradías y hermandades de Puente-Genil y una gran multitud de fieles devotos de la Virgen junto al cardenal Soldini, el párroco de Ntra. Sra. de la Purificación, el Alcalde, el Jefe de la Policia municipal y el Presidente de la Agrupación de Cofradías y CC. BB, estando asistida musicalmente por la A. M. Ntro. Padre Jesús de los Afligidos, que abría el cortejo procesional, y la Banda de música Inmaculada Concepción que acompañó tras el Paso de la Virgen. Durante todo el itinerario, engalanado con celestes colgaduras y los tradicionales farolillos, se sucedieron numerosas e intensas lluvias de pétalos lanzados a la Patrona de Puente-Genil desde los balcones por donde fue transcurriendo la procesión que partiendo de la parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación llegó hasta el santuario de la Patrona recorriendo la calles Don Gonzalo, Borrego, Antonio Baena, Madre de Dios, Santa Catalina, Linares, Veracruz, Horno, Paseo de El Romeral y calle Aguilar.


Anivçr+sarios Anivçr+sarios ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?

Rafael Carmona Estrada Diácono Permanente

C

on profunda emoción recibí el nombramiento que la Agrupación de Cofradias, Hermandades y Corporaciones Bíblicas ha tenido a bien concederme como Diácono de Honor Permanente el pasado 10 de junio, a la cual agradezco infinitamente y acepto con orgullo. He tenido la suerte de colaborar con dicha institución desde el año 1989 a las órdenes de nuestro añorado y querido amigo José Segundo Jimenez Rodriguez (q.e.p.d.) y posteriormente con Manolo Bueno y nuestro querido Juan Fernando Garcia Arroyo. Desde éstas paginas me pongo incondicional a disposición del recien nombrado presidente, el hermano Migueli Granados, para cuanto le pueda servir, pues Diácono, significa eso: “servidor “. Algunos paisanos míos pensarán: ¿ Cómo un hombre casado, está vestido de cura ? Me explico: El orden del diaconado puede ser transitorio, como un paso adelante en el camino hacia el sacerdocio, o per-

manente. Los diáconos permanentes pueden ser hombres casados. < Tiene su fundamentación biblica en el Nuevo Testamento, en el libro de los Hechos de los Apóstoles. Surgen nuevas necesidades en la primitiva comunidad cristiana de Jerusalén, la atención a los huérfanos, las viudas, los necesitados de la comunidad helenísta. Ante esta necesidad los apóstoles instituyen a siete varones dignos y respetables para este servicio. Desde la instauración impulsada por el Concilio Vat. II el desarrollo de este ministerio no ha sido igual en toda la Iglesia. Ha habido Diócesis dónde es una realidad significativa, otras dónde el número es pequeño y en muchas no se ha descubierto la necesidad de la ordenación de Diáconos Permanentes >. Actualmente en Andalucia, está instaurado en las diócesis de Sevilla, Málaga, Cadiz, Almeria, Huelva y Jaen, ejerciendo un total 89 diáconos. El Diácono Permanente recibe el sacramento del orden en el grado inferior de la jerarquía y por la consagración sacramental y la imposición de manos queda constituido ministro de la Iglesia y colaborador del Obispo (L.G. 29. Ad Gentes 16). Tiene por tanto el diaconado permanente su especificad ministerial y no se restituye en la Iglesia para remediar la crisis vocacional al sacerdocio ni el problema del envejecimiento del clero. La tarea específica de los diáconos permanentes, desde su vinculación muy estrecha con el Obispo, está determinada por el servicio a la Palabra y a la Caridad. Las funciones del diácono en la Iglesia Católica son: proclamar el Evangelio, predicar y asistir en el Altar; administrar el sacramento del bautismo, presidir la celebración del

sacramento del matrimonio, conferir los sacramentales (tales como la bendición, el agua bendita, etc.), llevar el Viático (sacramento de la eucaristía así llamado cuando se administra particularmente a los enfermos que están en peligro de muerte) pero no puede administrar el sacramento de la unción de los enfermos. Además, y siempre de acuerdo con lo que determine la jerarquia, puede dirigir la administración de alguna parroquia, ser designado a cargo de una diaconía; presidir la celebración dominical, aunque no consagrar la Eucaristía (lo cual corresponde solo al presbítero). Puede además efectuar otros servicios, según las necesidades específicas de la diócesis, particularmente todo aquello relacionado con la realización de obras de misericordia, y la animación de las comunidades en que se desempeñan. Hasta aquí, he querido dar una pincela del significado del Diáconado Permanente. Finalmente termino con el salmo 50: ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho ? . Este salmo, ha sido el lema que he escogido para mi ordenación diaconal. Esta pregunta es la que nos hacemos numerosos creyentes a medida que avanzamos por los senderos de Dios. Especialmente, muchos sacerdotes y diáconos, que tenemos la misión de abrir a todos la puerta de la fe. Sabemos que para hablar de Dios, hay que hablar mucho con Dios y dejar que el Espíritu nos lleve por sus caminos sorprendentes hasta la Belleza y la Bondad divinas. Es la misión mas apasionante que se le puede confiar a una persona: hablar de Dios a los hombres y de los hombres a Dios. Así sea.

83


Cofradía de la Borriquita: estrenos en el L Aniversario de su fundación Antonio Jesús Ruiz Carmona Cofrade Mayor

L

a Cofradía de la Borriquita celebra durante este año el 50 aniversario de su fundación, y para conmemorar este evento vamos a contar con dos nuevas insignias para el cortejo de nazarenos, y que sin duda alguna engrandecerán el patrimonio de nuestra Cofradía. La primera es la realización de una cruz de guía que irá abriendo el tramo de nazarenos del paso de la Borriquita, y que está realizada en madera con imitación a carey y cantoneras de orfebrería en metal plateado. La segunda insignia es un estandarte en forma de bacalao, como habitualmente son llamados, y que ha sido realizado en terciopelo azul y orfebrería. En el centro destaca una cartela con el escudo de la Hermandad repujado y cincelado en metal bañado en plata. Este bacalao fue estrenado durante la procesión de nuestra patrona el pasado 8 de diciembre. Ambas insignias han sido realizadas y donadas por nuestro hermano orfebre Jesús María Cosano, al que queremos agradecer desde nuestra Cofradía la elaboración desinteresada de estos enseres.

87


Anivçr+sarios Anivçr+sarios

Obituario ANTONIO CHAPARRO MANSILLA

fue llamado por el Señor el 15 de octubre de 2011, cuando cumplía 57 años de edad. En nuestro hermano coincidían una serie de cualidades humanas y valores espirituales que hacían de él una persona extraordinaria. De gran corazón, era generoso por naturaleza, humilde en su comportamiento, de trato sencillo y afable, amable y comedido en su expresión, paciente ante la adversidad, sincero y acogedor en la amistad; poseía un alto concepto de la hermandad manantera, en fin, era un hombre íntegro, noble y virtuoso. Rafael Jurado Carmona En la bandera rojo amapola de El Imperio Romano que tremolará en sus desfiles procesionales en la Semana Santa del año 2012, junto al Águila Imperial, lucirá una sencilla cinta negra en señal de luto por nuestros inolvidables hermanos José Berral Contreras, Julio Aranda Aroca y Antonio Baena Janini. Pepe, Julio y Antonio, fuisteis excelentes hombres y también grandes romanos: a ti PEPE BERRAL te contemplan sesenta años de pertenencia a la Corporación, y fuiste afortunado hermano de aquella inigualable escuadra Azul, en la que desfilaste junto a tu intimo amigo Carlos Moyano, Antonio Velasco, Francisco Moyano, Paco Muñoz, Ricardo Ureña, Manuel Herrador... y otros hermanos mas jóvenes que siempre admiraron tu trato humano, tu simpatía, tu gracejo y tu elegancia, amen de tu amor al Nazareno y a tu Imperio Romano. Tú, JULIO, ¡cabo sempiterno de la subida a la Diana!. Te ponías al frente de la Corporación y con paso marcial nos encaminabas, junto a la campanita, en el amanecer del Viernes Santo a la ermita del Nazareno. Este año un hermano de la escuadra grana ocupará ese lugar y tú oirás la campanita y verás la bengala que iluminará el camino que tu Imperio subirá eternamente en busca de El Terrible para ofrecerle nuestra oración musical de la Diana. Tus hermanitos de la tabla alta, los veteranos del Imperio nunca olvidarán en sus tertulias citarte y recordarte con emoción ya que echaran de menos tu alegre presencia y generosa entrega. Y a ti, querido ANTONIO, alma de la escuadra cardenal, ¡cuánto te vamos a añorar!. Heredaste de tu padre Francisco, la maestría en ser y vivir como romano. Alegre y reservado a la vez, generoso y sencillo, nos diste una verdadera lección de resignación cristiana cuando ya conocías que partirías pronto hacia la eternidad para dormirte para siempre a los pies del Nazareno. Cuando suenen gloriosas las notas de Recuerdo, tus hermanos volveremos a sentirte siempre presente, a nuestro lado, y quisiéramos todos volver a desfilar contigo cerrando, como última pareja, tu venerada escuadra cardenal. Pepe, Julio, Antonio, gracias por vuestra entrega y amor a la Corporación. Vuestra estirpe romana continua en vuestros hijos Daniel, Julio y Francisco. Ellos os engrandecerán a vosotros y al Imperio Romano. La llama que encendisteis nunca se apagara.

Agustín Moyano Carmona

89


Bastoneros de la Soledad Alberto Saldaña Caracuel Secretario de la Cofradía de Mª. Stma. de la Soledad y Dulce Nombre de Jesús

B

ien saben los bastoneros de entrega, de dar sin esperar recibir, de amor sincero a María Santísima, pues no es sufrimiento el del bastonero, cuando año tras año vuelve al Dulce Nombre. Es trabajo compartido y recompensado con los rostros de la muchedumbre cuando ven pasar la SOLEDAD. Los bastoneros son valientes peregrinos que en la noche del Viernes Santo pasean a María a la voz de su capataz y cuando las fuerzas les faltan, a buen seguro, se escudan en el tintineo de las bambalinas y en los sones de las marchas para no desfallecer y aliviar así el cansancio. Como si fuese la campana con su sonido convocando la atención de los hermanos bastoneros para meterse bajo el paso, así acuden solícitos los bastoneros de la Soledad a la llamada de la Cofradía. Así, como siempre, lo hicieron también el pasado año, pero el cielo entristecido por la lluvia no quiso que en 2011 los pontanenses viesen la calle Don Gonzalo iluminada por los ciriales de los cofrades y vislumbraran al fondo el paso de palio de una Madre triste y enlutada por la muerte de su Hijo. Pero como si de un ritual se tratara, esa noche, a pesar de la lluvia, los bastoneros de la Soledad acudieron preparados, dispuestos a pasear con entusiasmo a su Madre, y aun sabiendo que no iba a ser posible, allí estaban todos, listos para su cita con María Santísima. Allí permanecieron impasibles, junto a su varal, ataviados con sus túnicas y como si el sentido de la Semana Santa esa noche se hubiese tornado, pues en lugar de desfi-

Es el Bastonero una figura fundamental en nuestra Cofradía, sin ellos nada sería igual, son los que le dan la vida al caminar de Nuestra Madre por las calles de la Isla. Son los que a las órdenes precisas del capataz, con todo su corazón y empeño perfilan y moldean la sombra del palio al pasar por las calles más estrechas.

lar ellos llevando en sus hombros a María, se convirtieron en testigos excepcionales del desfile de centenares de devotos que esa noche anhelantes de ver a la Madre de la Isla pasaron por la ermita del Dulce Nombre. La única recompensa a su fidelidad, a su constancia, fue poder portar durante unos minutos a María Santísima de la Soledad, dentro del templo, mientras escuchaban los sones de las marchas que le interpretaron y que no sé por que, esa noche parecían sonar de forma especial. Quizás fueron los sentimientos, quizás la emoción contenida por ver tantos hermanos queriendo acercarse a ver de cerca la Virgen, o tal vez, la sensación de que así finalizaba lo que esa noche no había podido comenzar. Esa noche seguro se vieron frustradas las ganas de estos hermanos de poder lucir una vez más a la Virgen, de demostrar su ya probada capacidad para portar el paso, de hacerlo de nuevo, por segundo año, con el acompañamiento musical, pero todo ello se convirtió en la impotencia enmudecida de un grupo de hombres dispuestos y entregados a su Cofradía. Sea por todo ello, que es justo y necesario agradecer y valorar la labor del bastonero y su silenciosa generosidad, pues es parte fundamental del “patrimonio humano” de nuestra Cofradía, vayan por tanto estas líneas a poner en valor y a reconocer de forma extensiva el trabajo de cuantos bastoneros y costaleros con alegría y entusiasmo colaboran a engrandecer nuestra Semana Santa y muy especialmente a los BASTONEROS DE LA SOLEDAD.

93


Anivรงr+sarios Anivรงr+sarios


El Primero de San Juan del Barrio Alto Por una serie de circunstancias ajenas a mí, este artículo no pude incluirlo en la revista de Semana Santa 2011. Pero bueno, Dios quiso que la meteorología nos dejara sin ver a Jesús, al Cristo de la Misericordia y a su madre del Mayor Dolor, a la Señora de la Cruz con su hijo San Juan y a la siempre majestuosa Virgen de los Dolores . Así, que no costará mucho remontarse a la madrugada del Viernes Santo de 2010, pues es la que tenemos todos en la memoria. En ese momento en concreto y durante ese año, es donde transcurre mi vivencia, y lo que escribo a continuación, es el artículo que yo quería que saliese publicado, como he dicho anteriormente. “Dicen que es de buen nacido ser agradecido, y que es mejor hacerlo con hechos que con cualquier otra cosa”.

M

e voy a ir un poco atrás en el tiempo, en concreto a la Semana Santa de 2010. Estamos en la madrugada del Viernes Santo, la Real Cofradía de María Santísima de la Cruz y San Juan Evangelista va a hacer por segundo año consecutivo, tras su regreso, su estación de penitencia por las calles de Puente Genil. Es verdad, que la cofradía ha vuelto con mucha fuerza, con gente joven y con ganas (la cofradía pasa los 150 cofrades), pero señores, el Viernes Santo es muy “especial” en este pueblo. De nuevo, como el año anterior, los hermanos que acompañaríamos al paso seríamos escasamente una decena. La verdad, que es un poco triste no sentirse lo arropado que uno quisiera, pero en esos momentos sólo queda resignarse. Pero este año San Juan y la Virgen no querían que nos viésemos tan solos. Cuando fuimos a sacar el paso, me di cuenta que nos estaban esperando un grupo de hermanos,

eran “El Beso de Judas”. Es verdad, que yo había oído que podrían acompañarnos este Viernes Santo, pero como alguien comentaría después ¡Es que no faltó ni uno! Bueno, la alegría que produjo no os lo podéis imaginar, San Juan iba a ser acompañado por un bueno número de hermanos, tal como él y la Virgen se merecen. Tengo que decir que a pesar de que la Semana Santa me encanta, y que me encuentro unido a ella en muchos aspectos, sobre todo en el tema musical, nunca me había mostrado muy afecto a los grupos de Semana Santa. Pues bien, así como San Pablo se convirtió en el camino a Damasco, yo me “he convertido” hasta tal punto, de comprender y admirar lo que significa una corporación para la Semana Santa y para el propio pueblo. A ello sin duda ha contribuido muy especialmente, esta joven, humilde, pero gran corporación bíblica “El Beso de Judas”.

Y no es sólo el hecho de lo acontecido el Viernes Santo. La cofradía, cuando ha necesitado hacer alguna reunión (junta directiva, cabildo…etc), siempre ha contado con ellos abriendo de par en par sus puertas, haciéndote sentir uno más del grupo. He podido comprobar la manera que tienen de hacer las cosas, su unión, sus ganas y su implicación. Desde luego para mí, son todo un ejemplo de lo que tiene que ser una corporación bíblica. Se han convertido, en este tiempo que llevan unidos a la cofradía, en un pilar fundamental. Aportan, entre otras muchas cosas, lo que a veces puede llegar a escasear, el ánimo. Y es que tiene más valor el que da lo poco que tiene, que el que tiene mucho y de ese mucho da un poco. Han sido varias las corporaciones, que desde antaño han estado vinculadas con San Juan. Pero ha tenido que ser un grupo joven y valiente, el que se ha atrevido a entrar por derecho, y con todas las consecuencias en la historia de esta cofradía, para de esta manera llegar a ser “El Primero de San Juan del Barrio Alto”. Muchas gracias por todo. “ Un Hermano.

95


Mi opinión

H

e escrito muchas veces en esta Revista de la Agrupación de Cofradías y Corporaciones de la Semana Santa de Puente Genil, está vez lo hago en defensa de los chavales, algunos de ellos con más de treinta años y muchos años en su grupo, pues no pueden pasar a ser corporación bíblica con sus figuras, aunque alguno de sus miembros esté en la junta directiva de la Agrupación. Todos ellos en estos años han demostrado que quieren a la Semana Santa, son formales, amantes de las tradiciones del pueblo que les vio nacer. Y yo me pregunto ¿tan malo es no querer dejar a sus amigos de toda la vida cuando se forjan las amistades que durarán siempre y no quieren meterse en otras corpora-

Antonio Illanes Velasco Cronista Oficial de la Villa.

ciones en que serán muy bien recibidos, pero que a la larga, no estarían todos los componentes? Se ha dejado el listón muy alto por parte del anterior presidente, Juan Fernando García, pero todavía quedan muchas cosas por hacer, que no dudamos que poco a poco, con voluntad y arduo trabajo como sé que me consta que hará el nuevo presidente de la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas, Juan Miguel Granados, un enamorado de la Semana Santa. Pues bien, como iba diciendo, me estoy refiriendo principalmente a los hombres jóvenes de los grupos de la Lanza y de la Sentencia de Jesús entre otros que no quieren, y están en su derecho, disolverse en otra corporación. No puede ser uno tan permisivo en décadas pasadas y ahora hace ya años

cerrarse en banda y no permitir ninguna nueva corporación, cuando llevan ya años cumpliendo todo lo que le ha dicho la Agrupación. Las figuras no se hicieron para especular con ellas, solamente para comprar unos derechos, pues lo hacen todo nuevo, sería más lógico que siendo como son el patrimonio cultural de nuestro pueblo, sea la Agrupación la única dueña de todas las figuras. Una corporación, unas figuras. Nada de tener dos grupos de figuras, se saquen o no, puesto que muchas veces se sacan con amigos o conocidos que no son de la corporación y así como diría nuestro recordado Lorenzo Reina la sangre nueva aportaría todavía más a la gran Semana Santa de Puente Genil.

97


A mis hermanos Ernesto Cáceres Molina

A los hombres y mujeres de la Mananta. Gracias por el honor concedido. Intentaremos no defraudaros. Ser quisiera pasodoble romano, blanca y dúctil voluta de incienso, do de pecho sostenido y tenso, cada abril envolver a mis hermanos.

A mi partida, tras de ser humano, ruego a Dios etéreo ser, ser extenso, que se esparza cual rocío este inmenso amor a la Mananta y lo pontano. Y en el aire quedarme suspendido, vuestro ser, dulcemente respirado, y en suspiros al aire regresado, tras besaros el corazón herido. En las noches abrigar, de fe transido, al Jesús que me tuvo enamorado, y en mesa de cuartel gozar, callado, la sonrisa de quien hube perdido.

Portar en mis manos transparentes mil saetas a la Madre Dolorosa, y enredarme en tanta copla hermosa que en quinarios cantáis ardientemente. En niebla de bengala sea trocado, caricias al Terrible sea mi ascenso; aquí quiero quedar, hálito denso en derredor del Pórtico trenzado. Mi vuelo no enturbie ningún lamento; si “el Cristo” me reclama, no lloréis, música dejadme ser donde piséis, que iré abrazándoos, señor del viento. Ser quisiera pasodoble romano, ser quisiera voluta de incienso, brindaros el abrazo más intenso, por los siglos de los siglos ser pontano.

99


Viva el Abuelo Decano Juan de la Cruz Urbano López El Clan de Quehat

En todas las corporaciones de nuestro pueblo hay una figura que destaca, un hermanito al que se le suele tener un cariño especial: el decano. Puede ser fundador de la corporación (o no), según la antigüedad de ésta, pero casi siempre se trata de uno de los hermanos más activos en la historia de la misma, habiendo formado parte de numerosas directivas, con uno u otro cargo; pero lo más destacable de estas personas, es su inmenso amor a su grupo, a sus hermanos, a sus titulares, y cómo son capaces de contagiar ese amor al resto de sus hermanos, sirviendo como elemento de unión entre ellos, buscando el acuerdo antes que la polémica, y siempre mirando al futuro, sin estancarse.

E

l decano de mi grupo encaja en gran medida con lo expuesto anteriormente, aún contando con un hándicap, no viene de familia manantera, y lo que ha ido aprendiendo ha sido junto con sus hermanos de corporación. Aún así, el cariño que muestra al grupo le hace superar las dificultades que se encuentra en el camino. No destaca por su verbo fluido, sus dotes para el canto, ni por dominar las artes culinarias, pero no se arredra por ello, sino que intenta superarse e intenta que los demás nos superemos. El trabajo constante y callado es más efectivo y transmite más que otras actitudes más rimbombantes. Tanto en la mesa, como en el día a día, se ha ganado justamente su sitio, el que se le preste una atención especial. No necesita elevar el tono de voz (tampoco es su estilo), pero suele dar el enfoque adecuado, buscando siempre lo mejor para su Clan. Sirvan estas palabras como humilde homenaje a todos esos hermanos que tanto han contribuido al engrandecimiento de su corporación, y por ende, de nuestra Mananta, a todos esos decanos, y en especial a mi hermanito Franci. Así que, hermanos, permitidme levantar mi copa y decir

¡QUE VIVA EL ABUELO DECANO!

101


Cora+zon de puçblo Cora+zon de puçblo

Recordando cosas de los Apóstoles Ragarcha

Me cuenta mi amigo José Andrés en una noche de “tet a tet”, noche de añoranzas y recuerdos sentados en el cuartel entre copa y copa de suave vino de “Moriles”… Cuenta José Andrés cómo su abuelo materno Pedro Bachot García cuando llegaba “la Cuaresma” limpiaba su bombardino y empezaba a tararear los primeros compases del Miserere, y como cuando en la barriada de la Estación deseaba el llegar del Lunes Santo, día en que se cargaban “los bártulos” y todos a la casa de abuela Florinda y… se expresaba así “botábamos de alegría cuando aquella noche dormíamos en la Cuesta Vitas”.

L

e contó su padre cuando tuvo edad para comprender que el día de su nacimiento, el 30 de noviembre de 1942, estaban en junta Los Apóstoles y llegó al “cuartel” la tía Josefa, bueno tía abuela-, diciendo a su padre Pepe Rivas “El Chiquito Rivas”… “niño”, ya está aquí y es varón… entonces la alegría de su padre fue compartida por todos los apóstoles, era secretario “Currito Jurado” que anotó en el acta de aquella junta, lo de “se llamará José por su padre y por su abuelo, y Andrés por San Andrés de Los Apóstoles, por eso José Andrés, persona extraordinariamente humana y sentimental, se considera de siempre apóstol de derecho aunque no lo sea de hecho. Recuerda José Andrés cómo, cuando tenía unos ocho o diez años aquel Miércoles Santo estando en un “mano a mano” la pareja de Adán y Eva-, vamos “poniéndose a tono” con la costumbre de entonces a base de brandy y vino viejo, vistiéndose entre bromas… como Marcelino Juradocon el hacha de San Mateo y haciendo como que le cortaba la cabeza a Eva, que iba a procesionar Manuel García “Manolillo Hierro”, ya ves-

tido, le dijo “te he hecho sangre”… Manuel se llevó la mano a la cabeza y la retiró toda llena de “colorao” (le habían puesto tomate frito, al quedarse, anteriormente, adormilado unos minutos), se asustó, respiró hondo y cuando comprobó el engaño se levantó y dijo “me voy a la huerta, ya estoy harto de estas bromas”… y se iba hacia la puerta, destino a la calle, sin sopesar que vestía a Eva… le hicieron volver con una copa de vino y un “perdón y brindis”… señal entre hermanos de zanjar cualquier discusión. Señala José Andrés el cariño entrañable que sentía por –Antonio García- “García”… quién no recuerda al maestro de los maestros en el menester diario de camarero, cocinero, ama de llaves, decorador y cuidador incansable del “cuartel”. José Andrés lo describe como “hombre ya un poco mayor, bajito, regordete que tenía en aquellos entonces el –cuartel- que daba gloria entrar con aquellos escalones de ladrillo y aquella solería de barro, con su paño blanco al hombro, entrando y saliendo de la cocina… que no se cansaba de limpiar los vasos de vino. Recuerda especialmente José Andrés a Antonio. “El Toto”, con su

“capacha” al hombro, especialista de los especialistas en servir la “uvita de vino”, imborrable en su mente ese movimiento de la boca de la botella en el vaso… ese “Clic” rápido y seco… y siempre la pequeña cantidad de líquido que mantiene pero que no emborracha, siempre a la misma altura en el vaso… al beber te parece poco y sin embargo te llena de sabor, la cantidad precisa para cumplir tu deseo pero insuficiente para saciarlo…, esas noches de Viernes Santo en el patio de “Los Cristalitos”-casa de José María Reina- el “Toto” dando “uvitas”; José Andrés no olvidará aquel año que subió la ”Soledad” a la Plaza del Romeral porque fue la primera vez que se vistió de tambor. José Andrés, en el ocaso de sus relatos con lágrimas en los ojos…, pero observo que son lágrimas que relucen ternura, bondad y algunos reflejos de alegría por poder recordar estas cosas “tan suyas” y de “tan adentro”…, entrecortadamente empieza a decir nombres con una expresión en su cara de tanto cariño que no dejó de impresionarme… nombra a Bernardino Solano y aclara “padrino de mi hermano Pedro”… a Manuel García “Manolillo Hierro”… a

103


Esta exaltación se realizó en dos Actos. El primero, se celebró en el Cuartel del Imperio Romano, el día 21 de febrero de 2008, con una conferencia titulada La Saeta Cuartelera: una visión Musical, así como se homenajeó a los hermanos del Viejo Pelicano: Eduardo Muñoz Cruces y Manuel Cosano Logroño, por su peculiar forma de entonar nuestra tradicional Saeta Cuartelera. Esta conferencia fue llevada a cabo de forma exquisita por D. Álvaro de la Fuente Espejo, profesor de Educación Musical y entre los muchos títulos y honores que posee, le honra ser un gran manantero y hermano de la corporación El Viejo Pelícano. Después de esta magistral conferencia, se dio paso a otro hermano del Viejo Pelícano, para que nos presentase a los hermanos homenajeados, tomando éstos la palabra, y deleitando a todos los presentes con sus vivencias, anécdotas y cuarteleras típicas de los mismos; cuarteleras que, pese a su avanzada edad, nos hicieron vivir unos momentos inolvidables e irrepetibles. El segundo acto se celebró en el cuartel de las Cien Luces, el día 27 de febrero de 2008, dedicado a exaltar la Saeta Cuartelera por las corporaciones Los Profetas, I Grupo del Lavatorio, Las Virtudes Cardinales, El Degüello y Las Potencias del Alma. Por la corporación El Pentateuco, se hizo una presentación de cada corporación, y cada una de éstas, hizo una breve exposición de su corporación y, en especial, de la forma particular del cante de su saeta cuartelera. Acto seguido, se realizaron dos rondas de saetas cuartelera por corporación, logrando con ello ensalzar de forma magistral nuestra Saeta Cuartelera.


Miguel Leiva “El Palillos”… y sigue melancólicamente sonriente “padrino de mi hermano Miguel”… a Pepe Leiva, a Currito Jurado, a Manolo Santos, a Marcelino Jurado, a Pérez Carrascosa, a Antonio Domínguez, a Antonio Velasco “El Balilla”, a Manuel Quirós… a … entre dientes relataba y a cada nombre añadía motivos que le relacionaban a él con el apóstol nombrado… pero lo entrecortaba y difuminaba como contándoselo “pá dentro”, “pá él”…, seguía Francisco Molina –elevó el susurro y clarificó la voz con un sorbito de vino y le podía otra vez entender- “que se decía pariente de su padre por ser su compadre”… a Luis Carvajal, a su tío Ángel Mendoza… y así un montón más ininteligibles…, por último –otro sorbito, otro respiro y elevó su tono- entre chorros de lágrimas nombra al “tío Manolo” –Manolo Reina- “tan de su padre”… siempre recordará a su padre “El Chiquito” llorando aquel día, ese infeliz día…, después una pausa y un suspiro y en tenue voz… y también vistiendo “El Credo” a Francisco Merino. Después de un alargado silencio continuó José Andrés, ya recuperado de la emoción pasada, con voz clara, segura, firme y convincente… con el fallecimiento de mi padre concluyó una época en el Apostolado que hará historia en los tiempos y asentará unas conductas y unas vivencias de mucha clase por amor a los hermanos de corporación y dedicación a ellos, y por otro lado de “estilo” por su cariño a la Semana Santa. Y por sus cualidades humanas que quedaron en el recuerdo de los que le conocieron, con su forma de ser (se refería al “Chiquito”), no sabiendo la mano derecha lo que hacía la izquierda… ejemplo claro del “Evangelio del Maestro”-… y tras esta guisa se quedó mi amigo José Andrés mirando al techo de caballones gruesos de madera buscando o contemplando a no sé quién …, callado, muy callado.

Segunda Parte En esa noche de “tet a tet” con mi amigo José Andrés Rivas, recordando las añoranzas y recuerdos… sentados en el cuartel entre copa y copa de suave vino de “Moriles”… Por mi parte le miraba y queriendo añadir algo… vino a mi memoria un hecho que enlazaba con la forma de ser y de relacionarse con los hermanos del “Chiquito Rivas”…, no recordaba muy bien las fechas exactas, pero eso era lo de menos… corría el año 1970 en esos años vivía con mi familia en Úbeda (Jaén), el año anterior por Navidad había nacido mi tercera hija Mª Carmen, y Olga y Nuria tenían tres y dos años… por aquel menester mi economía era bastante precaria y apenas llegaban mis ingresos de “Delegado de Ajuria” a final de mes, y por si fueran pocas mis penurias y precariedades nos habían embargado hacía unos días – por mil pesetas-… así es que me plantee que para esta próxima Semana Santa de ese año 1.970 me sería imposible desplazar a mi familia y mucho menos pagar la “cuota” de “Los Apóstoles”… era Lunes Santo y no sé por qué fuentes se enteró, ¿quizás porque la persona que me embargó era del pueblo?, nunca me lo dijo – se cumplía una de sus máximas y de sus modos para con los apóstoles: su mano derecha no sabía lo que hacía la izquierda-, lo cierto es que me espetó “Ochi Minh” que tal, te esperamos el Miércoles Santo, Paco Leiva te espera para vestiros de Santos Varones… estamos”… yo intenté explicarle y aclarar mi situación… él continuo “ni hablar, te enteras, ni hablar… todo está solucionado, además tu cuota ya la han pagado, así es que NI HABLAR”… y colgó… por más vueltas que le di al asunto…, pensé que Paco que más o menos podía sospechar algo de mi situación, habría pagado

o se había comprometido a cubrir la cuota. Ese año siendo Miércoles Santo por la mañana y con la familia preparada para la marcha, ya en el coche con bártulos hasta los topes… saliendo de la calle Arjona, donde vivíamos, nos paró Pedro Poyatos, compañero de trabajo, y me escupió chillando “Jefe nos han “tocao” los ciegos… nos han “tocao” los ciegos… no me lo podía creer, era un milagro, me subió un nudo a la garganta, enfilé hacia la carretera y durante todo el viaje recé en silencio… por mí, por mí familia, por mis hermanos apostólicos… y una gran emoción de amor hacia los demás me invadió… no todo iban a ser pesares – por supuesto no recuerdo la cantidad pero fue suficiente para cubrir las necesidades de esa Semana Santa…” empero lo que verdaderamente me llenó de amor a mis semejantes y de manera singular a este hombre Pepe Rivas- “El Chiquito” al que yo, a partir de este episodio siempre lo consideré y lo traté como si fuese mi padre (mi padre murió en 1.965)… pasó que llegado al cuartel ese Miércoles Santo supe que Paco Leiva no sabía, ni tenía nada que ver con lo de la cuota… y que Pepe había obrado por iniciativa personal y eludiendo cualquier intención de servilismo o de gratitud. Con Pepe Rivas se me fue mi hermano, mi segundo padre, mi confesor, mi amigo y siempre que entro en el “cuartel” siempre… siempre le saludo y le rezo una plegaria… y siempre seré “apóstol”… por él y por El Maestro. Corría el mes de mayo de 1995 y aquella noche mí amigo y hermano José Andrés Rivas Bachot, abandonamos la “Casa-Cuartel” de “Los Apóstoles” estando al caer las tres de la madrugada, contentos, muy contentos por haber compartido unas horas inolvidables con nuestros seres queridos… nuestros “Apóstoles”.

105


Memoria de actividades 2011 Agrupación de Cofradías

JUEVES LARDERO El pasado día 3 de marzo, tuvo lugar en la parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación, la Exaltación del Jueves Lardero y de la Cuaresma Pontana. El pregón corrió a cargo del hermano Antonio Jesús Maíz López en representación de la Cofradía del Santísimo Cristo del Calvario y Ntra. Sra. y Madre del Consuelo que en este año celebra el XXV Aniversario del Vía Crucis y Vía Matris del Viernes de Dolores. A su finalización, con la incesante campanita abriendo el cortejo y tras el Grupo de Música del Imperio Romano y por el itinerario D. Gonzalo y Capitán de Corbeta, llegamos al patio trasero del Exconvento de La Victoria (al encontrarse el patio principal en obras), donde se pudo compartir una uvita, al son de pasodobles y coplas de la Schola Cantorum que sirvieron como viene siendo tradicional de apertura a nuestra Cuaresma.

ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA DE VIERNES LARDERO 2011 El viernes 4 de marzo, en las Bodegas Delgado se celebro la Asamblea General Extraordinaria de apertura de la Cuaresma y Semana Santa de 2011.

108

El hermano presidente, Juan Fernando García Arroyo, comenzó la asamblea con un saludo de bienvenida a todas las autoridades y a todos los hermanos presentes, al mismo tiempo que aprovecho para agradecer a las Bodegas Delgado, como a la empresa Iluminaciones Ximénez su continua colaboración con la Agrupación de Cofradías y a la Cofradía de Ntra. Sra. de la Amargura por el extraordinario fondo que nos colocó, formado por el techo de palio realizado por las Hermanas Adoratrices de Málaga a principios de los años 50, además de la Cruz de Guía en madera calada y el estandarte, así como dos ángeles de capilla. A continuación, el Rvdo. P. D. José Joaquín Cobos Rodríguez, consiliario de esta Agrupación, realizó las preces. El hermano secretario, Marco Antonio García Martos, continúa

con el segundo punto del Orden del Día, dando lectura del Acta Protocolaria del año 2010. El hermano presentador del acto protocolario, Juan Miguel Granados Morillo, procedió a diversos reconocimientos que se llevaron a cabo en esta asamblea. En primer lugar muestra la más sincera enhorabuena a los hermanos pregoneros de la exaltación realizada el Jueves Lardero, la Cofradía del Santísimo Cristo del Calvario y Ntra. Sra. y Madre del Consuelo y se le hace entrega a su cofrade mayor, Tomas Jesús Herrería Gómez, de una placa conmemorativa y de agradecimiento de manos del Sr. vicepresidente de la Diputación D. Esteban Morales Sánchez. Se procede a la presentación del cartel anunciador de la Semana Santa de 2011, obra titulada “Fervor Pontano” cuyo autor es el hermano Juan José Aguilar Lozano;


fotografía que fue seleccionada por el jurado entre las expuestas en el cuartel de la Corporación Bíblica “Las Tentaciones de Jesús” (II de la Soledad), durante la primera semana de diciembre de 2010. A continuación, en el cuarto punto del orden del día, toma la palabra el Presidente de la Agrupación para hace la apertura oficial del año manantero, invitándonos a reforzar en nuestro interior el amor a Jesús y a María como punto cardinal sin el cual todo esto no tendría ningún sentido. A continuación agradece a todos los que han participado en el III Salón Cofrade de Córdoba, en el Día de las Puertas Abiertas (Día de las Corporaciones) y en todas y cada una de las citas que esta agrupación ha convocado. El Presidente de la Agrupación felicita a las corporaciones y cofradías que celebran algún aniversario durante este año manantero, siendo: la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Resucitado por sus 375 años de la imagen, a la Corporación Los Evangelistas por el 350 aniversario de la primera anotación escrita de las figuras bíblicas, a la Cofradía del Calvario por el XXV del Vía Crucis y Vía Matris y a la Corporación Bí-

blica Las Tentaciones de Jesús por su 25 aniversario. Y muestra su agradecimiento al Grupo de Música del Imperio Romano, Schola Cantorum y a la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno, por su participación en el pasado Jueves Lardero. Los hermanos Rafael Jurado Carmona y Lorenzo Reina Reina, presentaron, respectivamente al hermano José Antonio Torres Aguilar, Manantero Ejemplar de la Semana Santa 2011, y al hermano Javier Villafranca Muñoz, que será (D.m) el Pregonero de la Semana Santa 2011 en la mañana del Domingo de Ramos; ambos, Manantero y Pregonero, tomaron la palabra para transmitir a todos los presentes sus emociones ante tales nombramientos. Toma de nuevo la palabra el presidente de la Agrupación, Juan Fernando García para presentar la campaña de Acción Social 2011, este año consistente en tres campañas, la primera de ellas la denominada “Un hermano, un euro” continuamos en este año con el compromiso adquirido el año anterior de “24 meses con Amigos de África”, y con la que conseguimos enviar paquete de

medicamentos a las zonas del mundo mas desfavorecidas y la ultima campaña es “Felicita con Disgenil”, en la que mediante la compra en Navidad de tarjetas de felicitación podemos colaborar con esta asociación que tan buen trabajo viene haciendo en Puente Genil. El hermano Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor presentó la Revista de Semana Santa. En su exposición destacó los distintos artículos y autores, y las distintas secciones de la misma. El presidente cedió la palabra a D. Esteban Morales Sánchez, vicepresidente de la Diputación de Córdoba, a D. Manuel Baena Cobos, alcalde-presidente del Excmo. Ayuntamiento de Puente Genil y al arcipreste de la Villa y consiliario de la Agrupación D. José Joaquín Cobos Rodríguez. Como conclusión del acto se entregaron botellas de vino etiquetadas con el cartel de Semana Santa a las autoridades y a los homenajeados, así como el cartel y la revista junto con la hucha de la campaña “Un hermano, un euro”, al final de la asamblea se degustaron unas tapas y unas copas gentiliza de las Bodegas Delgado.

109


EXALTACIÓN DE LA SAETA CUARTELERA. El pasado 24 de marzo de 2011, se celebró el acto de “Exaltación a la Saeta Cuartelera” en el cuartel de “Los Evangelistas”, encuadrado dentro del programa de actos que esta corporación organiza por el 350 aniversario de creación de sus figuras bíblicas. Contamos con el magisterio inestimable de Don Antonio Sierra Aranda, para exaltar la saeta cuartelera a través de la conferencia titulada “Saetas: El rezo jondo”. Participaron Los Apóstoles, Los Profetas, El Arca de la Alianza, La Lanza, La Historia de Tobías y Los Evangelistas. Este acto, también sirvió para rendir un sentido y merecido homenaje a los hermanos de la Corporación Bíblica “Los Apóstoles”, Miguel Martín Flores y Antonio Martín Flores.

ARTE COFRADE 2011 Con motivo del CCCL Aniversario de las figuras bíblicas “Los Evangelistas” tuvo lugar durante la semana del 25 de marzo al 1 de abril de 2011, la Exposición de Arte Cofrade, donde se mostró buena parte del legado histórico de la Corporación, así como una muestra icnográfica de las imágenes de San Juan de Puente Genil y una representación cronológica de las distintas Figuras Bíblicas que han ido apareciendo en el transcurso de los siglos, todo ello pudo contemplarse en la Casa de la Cultura “Alcalde Manuel Baena Jiménez”.

ASAMBLEA GENERAL 7 DE ABRIL DE 2011 110

La primera de las asambleas generales de la Agrupación de Cofradías del ejercicio 2010/2011 tuvo lugar el 7 de abril en el cuartel de Imperio Romano, calle Casares, a las 21 horas, tomándose principalmente los siguientes acuerdos: En primer lugar, se hace constar la repulsa de esta Agrupación ante los hechos acontecidos en la profanación del Sagrario de la parroquia de Jesús como ante la agresión a la imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno, como con las cofradías de la Purísima Concepción y Ntro. Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén que se han visto afectados por una cadena de robos y asaltos que están sufriendo nuestras iglesias. Se felicita a la corporación bíblica “Los Evangelistas” por la organización y montaje tanto de la Exaltación de la Saeta Cuartelera como de la Exposición de Arte Cofrade. Se hace constar la cesión por parte del Ayuntamiento del cuadro “Los Jetones” de Martínez Ribes que se expondrá a partir de ahora en la sede de la Agrupación de Cofradías en Los Frailes. Ingresa como miembro de la Agrupación el grupo “Las Llagas-V del Santo Sepulcro” Se planifica la Semana Santa 2011, finalizando en el día de la Asamblea el plazo para presentar incidencias

PREGÓN SEMANA SANTA 2011 En la mañana del 17 de abril, Domingo de Ramos, a las 12.30 horas y en la iglesia del Hospital se celebró el Pregón de la Semana Santa 2011 a cargo del hermano Javier Villafranca Muñoz, de la Corporación

Bíblica “La Corona de Jesús”. El hermano Francisco Manuel Pérez Márquez fue el designado presentador por la Agrupación de Cofradías para dar la bienvenida y realizar el acto de apertura. Seguidamente, se hizo entrega de título y capilla por parte del presidente de la Agrupación, Juan Fernando García Arroyo y el Sr. alcalde de Puente Genil, D. Manuel Baena Cobos, al pregonero de la Semana Santa 2010, hermano Lorenzo Reina Reina, en representación de la Corporación Bíblica “El Arca de la Alianza”, así como al Manantero Ejemplar del año 2011, hermano José Antonio Torres Aguilar. Tras este acto protocolario, toma la palabra el hermano Manuel A. Delgado Álvarez de Sotomayor como presentador del Pregonero, considerándolo un amante fiel de las tradiciones y costumbres de su pueblo. En este momento, toma el atril el Pregonero y tras sus primeras palabras de agradecimiento desglosa pausadamente todos aquellos aspectos que le han ido marcando en su vida manantera, sus vivencias, sus devociones, su forma de sentir y vivir la Semana Santa.

SEMANA SANTA 2011 Sin apenas darnos cuenta, nos encontramos en Viernes de Dolores, ya esta esto aquí, se suele escuchar entre los hermanos y sí, llega la Semana Santa. A las 22 horas desde la parroquia matriz de Ntra. Sra. de la Purificación y en su vigésimo quinto Aniversario, de los hombros de sus hermanos sale el Stmo. Cristo del Calvario y Ntra. Sra. del Consuelo, que con el solo alumbrado de unas antorchas y la cera de los hermanos y con el acompañamiento de música de capilla nos trae a la memoria la


Semana Santa del ayer. El Sábado de Pasión, de Ramos o de Guía, como lo llamamos en este pueblo, tras celebrar Santa Misa, hizo salida procesional Ntra. Sra. de la Guía a las 20 horas desde el Santuario de la Concepción y a hombros de sus hermanos para hacer estación de penitencia, ante un pueblo ansioso y que disfruta un año más de su Semana Santa. A las 00.30 horas y en la calle San Sebastián desde su casa de hermandad, inicia estación la Cofradía de Ntro. Padre Jesús de las Penas y Ntra. Sra. de los Ángeles, sin incidencias. Tras el Pregón del Domingo de Ramos, ya por la tarde y tras la Bendición de Palmas realizó estación de penitencia la Cofradía de Ntro. Padre Jesús en su Entrada Triunfal de Jerusalén y María Stma. de la Estrella, destacando su transcurrir por la Matallana no teniendo que destacar ninguna incidencia de importancia. El Lunes Santo, como viene siendo tradicional, la Sacramental Cofradía de la Santa Cena y Mª Stma del Amor, hacen estación de penitencia desde la iglesia de San José, hizo que por cada rincón, por cada lugar por donde discurría la procesión se encontrara repleto de público. El Martes Santo y en la calle Casares, hacen estación la Cofradía de Ntro. Padre Jesús de los Afligidos y Ntra. Sra. del Rosario, de resaltar la incorporación al paso de misterio de la imagen de Claudia Procura. Posteriormente y desde la calle Lemoniez y desde su casa de hermandad inicia estación de penitencia la Cofradía del Stmo. Cristo del Calvario y Ntra. Sra. y Madre del Consuelo. A altas horas de la noche y desde la parroquia del Carmen, comienza Vía Crucis el Stmo. Cristo del Silencio, que como siempre fue muy acompañado de fieles. El Miércoles Santo, las cofra-

días de Ntro. Señor en el Lavatorio de los Pies, Ntro. Padre Jesús del Huerto, María Stma. de la Victoria, Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia y María Stma. de la Amargura, congregan a la hora de la salida procesional a cientos de hermanos, para poder contemplar la hermosa estampa de cada Miércoles Santo. La procesión discurrió según los horarios establecidos, sin incidencias. El Jueves Santo, Día del Amor de Fraterno, nos invita el Señor a compartir y dar gracias por todo lo que nos concede en la Santa Misa que el arcipreste de la Villa, D. José Joaquín Cobos Rodríguez, tiene a bien celebrar para las corporaciones, cofradías y hermandades y hacer que busquemos dentro de una agitada Semana Santa, un rincón para la reflexión para que seamos conscientes de lo que estamos celebrando en estos días y que tengamos presente “Que un mandamiento nuevo nos dio el Señor, que nos amemos unos a otros como Él nos amó”. La tarde-noche del Jueves Santo, se presentó lluviosa, por lo que reunidos los miembros de las cofradías del Ntro. Padre Jesús Preso, Ntro. Señor Amarrado a la Columna, Ntra. Sra. de la Veracruz y María Stma. de la Esperanza con la Agrupación de Cofradías, decidieron agotar el protocolo de la misma para ocasiones como esta, pero la lluvia no daba tregua por lo que tuvo que suspenderse definitivamente la estación de penitencia, quedándose las puertas de la ermita de la Veracruz de par en par para la visita de fieles, la tristeza de los hermanos cofrades y un silencio generalizado, solo roto por algunas marchas procesionales que desafiantes a la lluvia entonaron en la misma plazuela las bandas de música allí congregadas y la llegada del Imperio Romano, que fiel a la cita hace visita al Santísimo en

la ermita de Jesús Nazareno. El amanecer del Viernes Santo apareció lluvioso y cuando el Imperio Romano se dirigía hacia la Plaza del Calvario se convirtió en tormenta copiosa que hizo que el paso de Ntro. Padre Jesús Nazareno quedara dentro de la ermita y los pasos de San Juan y Ntra. Sra. de la Cruz, el Stmo. Cristo de la Misericordia y María Stma. de los Dolores, en el cocherón adjunto, escucharan una atípica Diana interpretada en el mismo Pórtico, tras decisión de los cofrades y la Agrupación, por los pronósticos nada halagüeños en los que se encontraban avisos de lluvia, con posibilidad de fuertes aguaceros, decidieron suspender definitivamente y completamente la estación de penitencia, quedando las puertas abiertas para la visita de devotos. La noche, cerrada en agua, hizo suspender la estación de penitencia de las cofradías del Stmo. Cristo de la Buena Muerte, Nuestra Sra. de las Angustias, San Juan y María Stma. de la Soledad, que tuvieron a bien, tener durante un horario determinado las puertas de la iglesia abiertas para que los fieles y devotos pudieran acercarse a sus imágenes. El Sábado Santo, tras un mañana que invitaba a pensar que hoy podríamos disfrutar de la procesión, la tarde se tornó en tormenta, violenta por momentos, que ya acompañó buena parte de la noche, que hizo que a las 20 horas la directiva de la Cofradía del Santo Sepulcro y Ntra. Sra. de las Lágrimas, apuraran el protocolo establecido por la Agrupación para definitivamente suspender la procesión, silencio más que nunca en el entierro del Señor, roto por las notas de Inexitu, la marcha Recuerdo y el pasodoble Gloria al Muerto. Sería el Domingo de Resurrección, donde nuestro Señor Resu-

111


citado vence a la muerte, y como presagio, Puente Genil se levanta del letargo al que le ha llevado unos días que la tan ansiada lluvia, pero en otros días, que ha hecho que se suspendieran completamente el Jueves, Viernes y Sábado Santo y permite que todas las figuras bíblicas desfilaran por una abarrotada Matallana, dejándonos disfrutar del broche de oro de la Semana Santa de Puente Genil, pero quiso aun en este día, que apareciera la lluvia una vez la procesión se dirigía a la iglesia del Carmen que hizo cubrir la imagen y pedir de los hermanos bastoneros, que de nuevo volvían a llevar a Ntro. Señor, a un esfuerzo extra.

ASAMBLEA GENERAL 10 DE JUNIO DE 2011 En 10 de junio, en el cuartel del Imperio Romano y a las 21 horas se celebró Asamblea General Ordinaria de Cierre del Ejercicio 2010/2011 y posterior Asamblea General Extraordinaria de elecciones a Presidente de la Agrupación de Cofradías. De la primera de ellas, los puntos y acuerdos más importantes fueron los siguientes: Presentación de cuentas por parte del hermano tesorero, Rafael Jiménez Roldán, que fueron aprobadas con un fuerte aplauso a la labor realizada, destacando su detalle y exactitud de las cuentas presentadas. Se procede al análisis de la Semana Santa 2011 y la aplicación del Régimen Interno. El presidente, Juan Fernando García, informa de los últimos acuerdos de la junta directiva entre

112

ellos, la donación de un Copón de plata a la parroquia de Jesús Nazareno, para reponer en parte y como colaboración de esta Agrupación, tras el robo sufrido en la pasada Cuaresma. Se informa también que se están barajando por parte de la organización las fechas del 4-5 y 6 de Noviembre para la celebración del IV Salón Cofrade de Córdoba. Se presenta la propuesta de rotonda presentada a la Agrupación de Cofradías, donde según el autor, se refleja a toda la Semana Santa de Puente Genil, quedando pendiente por falta de financiación. Se informa que la Exposición de pinturas para la elección del Cartel de Semana Santa 2012 tendrá lugar en el Cuartel del “Primero de la Soledad” y que el Pregón del Jueves Lardero, correrá a cargo del hermano David Cuenca en representación de Los Apóstoles. El hermano Francisco Navajas presenta informe detallado de la acción social de la Agrupación de Cofradías del que aparece resumen en esta memoria. En otro punto del orden del día se nombra al hermano Ernesto Cáceres Molina en representación de la Cofradía del Stmo. Cristo de la Misericordia, como pregonero de la Semana Santa 2012. Se da de alta en la Agrupación de Cofradías a los grupos “El Pecado de Caín-IV de la Veracruz” y al “Desprecio de Herodes-I de la Guía”. A propuesta del arcipreste y consiliario de la Agrupación de Cofradías, el Rvdo. Padre D. Jose Joaquín Cobos Rodríguez, se concede el título de diacono permanente de la Agrupación a D. Rafael Carmona Estrada, por su abnegada dedicación dentro de la Agrupación de

Cofradías. Finalmente, y dentro también del apartado de Reconocimientos y Honores de la Agrupación, D. Jose Joaquín Cobos Rodríguez, propuso, y fue aprobado por los asistentes, el concederle la Medalla de Oro de la Agrupación de Cofradías al ex presidente de la misma hermano Juan Fernando García Arroyo, por la labor realizada en sus años de mandato. Posteriormente y en Asamblea General Extraordinaria, se celebró la elección de nuevo Presidente, presentándose a tal efecto solo la candidatura del hermano Juan Miguel Granados Morillo, siendo votada por todos los presentes y quedando elegido en consecuencia como nuevo Presidente de la Agrupación de Cofradías para el periodo 2011-2015.

PLENO DE COFRADÍAS 16 SEPTIEMBRE DE 2011 El pasado 16 de septiembre se convocó en pleno ordinario a todas las cofradías, para presentar oficialmente a la nueva junta directiva ante todos los cofrades y ponerlos al día sobre las nuevas propuestas. Entre los diversos asuntos tratados, se pide la colaboración de las cofradías, para que informen de los nuevos cuarteles de jóvenes adolescentes que viven sus primeros momentos en el mundo manantero adultos, y que aun no forman parte de la Agrupación de Cofradías. Queremos con esto, poder acoger en el seno de la Agrupación a estos jóvenes y tener un trato vigilante y formativo con ellos hasta que cumplan los requisitos de pertenencia en nuestra Agrupación.


PLENO DE CORPORACIONES 12 DE SEPTIEMBRE DE 2011 Y 21 DE NOVIEMBRE. En el pleno de corporaciones que se celebró el día 21 de noviembre de 2011, se cuajaron y llevaron a término importantes propuestas que la junta directiva había consultado previamente en el pleno anterior, correspondiente al día 12 de septiembre. Se aprobó el Reglamento de Uso de la Sede de la Agrupación. Mediante el cual se cubre un vacío reglamentario en este aspecto. Las normas de utilización están publicadas en la web de la Agrupación, al alcance de cualquier asociado que quiera conocerlas y poder solicitar el uso de la instalación. También se entregaron los títulos de propiedad de figuras bíblicas, como documento legal acreditativo de la propiedad del derecho a desfilar sus figuras. Se aprobó la interpretación que la Agrupación hace sobre el artículo XV del reglamento de régimen interno. Este artículo hace referencia a la compra-venta de figuras bíblicas entre asociados. En esta interpretación, en resumidas cuentas, se concluye que la Agrupación de Cofradías debe ser un interlocutor ineludible entre las partes negociadoras, teniendo el derecho a no considerar válida la transacción, si hay indicios de una especulación o un sobreprecio abusivos. Además, se obliga a ofrecer las figuras en venta al primer cuartel que esté en lista de espera para reci-

birlas. Esta lista queda ordenada por la antigüedad con la que los grupos hayan solicitado por escrito su deseo de poseer figuras bíblicas. Se aprobó, mediante votación, que la hora límite de permanencia en la Plaza del Calvario, durante los sábados de Cuaresma, consumiendo cualquier bebida alcohólica, sea las 1:30 de la madrugada.

APERTURA DEL AÑO MANANTERO - MEDALLA DE ORO A JUAN FERNANDO GARCÍA ARROYO El pasado 24 de septiembre, a las 12:00 se ofició en la parroquia de Nuestro Padre Jesús Nazareno la Misa de Apertura del Año Mantero 2011-2012. Oficiada por el arcipreste de la Villa y consiliario de la Agrupación de Cofradías don José Joaquín Cobos Rodríguez, y con la inestimable colaboración de la Schola Cantorum Santa Cecilia, a la cual asistieron gran cantidad de fieles. Posteriormente nos dirigimos al cuartel del Imperio Romano, donde iba a dar comienzo a partir de las 14:00, el homenaje de imposición de la Medalla de Oro de la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas a don Juan Fernando García Arroyo. Tras las intervenciones protocolarias correspondientes, la esposa de Juan Fernando le impuso la medalla de oro, mientras don José Joaquín explicaba que dicha medalla llevaba fundidas las alianzas de sus padres, que sus hermanos habían cedido para dicho fin. Tras el emotivo homenaje, Juan

Miguel Granados, como presidente de la Agrupación cerró el acto con el deseo de que en años posteriores repitamos el éxito de la convocatoria en la apertura de próximos años mananteros.

SALÓN COFRADE DE CÓRDOBA Puente Genil estuvo presente en la cuarta edición del Salón Cofrade de Córdoba que se ha venido celebrando en IFECO del 4 al 6 de noviembre, evento organizado por la Diputación de Córdoba en colaboración con la institución ferial. El viernes 4, nuestro Alcalde, junto con el Subdelegado del Gobierno, el Delegado de Cultura de la Excma. Diputación y el Presidente de la Agrupación de Cofradías presentó la sexta edición del “Día de las Corporaciones” y posteriormente, Álvaro de la Fuente pronunciaba la conferencia “La musicología de la saeta cuartelera”. El sábado día 5 el turno fue para Daniel Jesús Carmona Gutiérrez, quien disertó sobre “La Purísima Concepción: Dogma, iconografía e historia de 361 años de devoción en Puente Genil”, por último, el domingo 6 de noviembre, la Banda Inmaculada Concepción ofreció un concierto intercalado con una conferencia sobre la música de la Semana Santa a cargo de Antonio Jesús Maíz López. En lo correspondiente a la exposición, este año todo ha corrido a cargo de la Cofradía de la Purísima Concepción con motivo del aniversario de la proclamación de la Inmaculada Concepción como patrona de Puente Genil y la coronación canónica de la Purísima.

113


ACCIÓN SOCIAL DE LA AGRUPACIÓN DE COFRADÍAS La Agrupación de Cofradías en su labor y conciencia cristiana es sensible a las carencias y necesidades de las personas que nos rodean y por ello desde hace ya algunos años viene trabajando en colaboración con distintas asociaciones sin ánimo de lucro y reflejando en su Campaña anual de Acción Social. En el año 2011, a través de la vocalía de Acción Social los resultados obtenidos y que de forma resumida son los siguientes:

Colaboración con CÁRITAS. Con la campaña “UN HERMANO, UN EURO” y que consistía en entregar a cada cofradía y corporación bíblica una hucha para que esta fuese puesta en cada cuartel en sitio visible, para que durante la Cuaresma, Semana Santa y hasta el Día de la Cruz, todos los hermanos, fueran depositando en ella, el supuesto euro o la cantidad que cada cual creyera oportuno. Una vez recogidas las huchas y hecho el correspondiente recuento de las mismas, la cantidad recaudada fue de 7.437 euros, completando la Agrupación hasta 7.500 euros. Por consiguiente y según el acuerdo tomado por parte de la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas, se le hace entrega personalmente a cada responsable de las cinco Cáritas existentes en Puente Genil, la cantidad de 1.500 Euros y que son las siguientes: - Cáritas de la parroquia de Santiago el Mayor de Miragenil - Cáritas de la parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación -Cáritas de la parroquia de Ntro. Padre Jesús Nazareno - Cáritas de la parroquia de San

José - Cáritas de la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen

Colaboración con la Asociación Amigos de África. Amigos de África, es una Asociación o grupo de amigos voluntarios, que funciona en Puente Genil desde el año 1993, su principal objetivo es colaborar con los pueblos más desfavorecidos del Tercer Mundo, y en especial los de África, de ahí su nombre. El año pasado consiguieron de la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas, el compromiso de hacerse cargo durante 24 meses el envío de los consiguientes paquetes, bien a través de las distintas cofradías o corporaciones, haciéndose cargo cada mes una cofradía o corporación del pago del correspondiente paquete, o haciéndolo en otras ocasiones la propia Agrupación.

Colaboración con DISGENIL La Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas, colabora con la Asociación Disgenil, habiéndolo hecho en su campaña “Esta Navidad felicita con Disgenil”. Consiguiendo que hayan sido muchos los componentes de esta Agrupación y amigos, los que felicitaran las Navidades con las tarjetas de dicha Asociación, superando el número de ventas de estas al de años anteriores.

DÍA DE LAS CORPORACIONES 2012

VI Día de las Corporaciones, Jornada de Puertas Abiertas. Como en años anteriores, el acto de apertura, tuvo lugar a las 12.00 de la mañana en la Plaza de la Mananta, con la presencia del Sr. alcalde de Puente Genil, D. Esteban Morales Sánchez, D. Antonio Pineda Bonilla como delegado de Cultura de la Diputación de Córdoba y D. Juan Miguel Granados Morillo como presidente de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas de Puente Genil. Acto que estuvo guiado por el hermano Antonio Jesús Maíz López con presencia de multitud de pontanenses y de excursiones organizadas de otros pueblos. En esta año participaron 23 corporaciones, divididas en tres rutas “Oro, Grana y Morada” y dedicada en este año, como monográfico, a la figura del “Alpatana”; personaje singular de nuestra Semana Santa y al que Puente Genil quiso rendir homenaje en forma de monumento en 1987, por su incansable trabajo, dedicación y convivencia fiel en cada una de las corporaciones. Con motivo del su XXV Aniversario, el Coro Virgen del Amor intervino en varios emplazamientos interpretando su repertorio cofrade. Un grupo de músicos, con sus marchas y pasodobles puso música a la jornada, comenzando su itinerario desde el mismo pórtico de la ermita de Jesús Nazareno, discurriendo por las calles donde residen las corporaciones participantes hasta llegar al Ex Convento de La Victoria para el acto de clausura, que tuvo lugar a las 18.30 horas, con las presencia de muchos asistentes que pudieron obtener un obsequio por completar las rutas propuestas, además se le entrego un recuerdo a todas las corporaciones participantes, Coro Virgen del Amor y Grupo de Música.

El pasado día 4 de febrero de 2012 se celebró en Puente Genil el

115


Escuela de saetas La Agrupación de Cofradías, junto a D. Alvaro de la Fuente (director del Colegio Público José María Pemán) han organizado uan escuela de INICIACION a la Saeta Cuartelera, con el objetivo de las personas que no tengan idea, adquieran una nociones básicas. Para ello se divide esta Escuela en tres tramos.

Nivel Infantil Enfocada para niños entre 10 y 14 años. Aquí el objetivo básico es dar unas breves pinceladas sobre la entonación y líneas melódicas de la saeta. En esta franja de edad es cuando los niños empiezan realmente a interesarse de manera consciente por la Semana Santa, y muchos de ellos empiezan a configurar sus primeros “cuartelillos”. Por lo que sería interesante que supiesen entonar más o menos las cuarteleras de una manera decente. Luego ya cada uno, dependiendo de sus capacidades e interés, irá alcanzando un nivel u otro. Este nivel sería eminentemente práctico.

Nivel Adulto Enfocado para personas que, estando en cuarteles o no, no tienen ni idea de cantar una cuartelera. Se les daría unas muy breves nociones melódicas básicas para que se introduzcan en la manera de cantar cuarteleras. También aprovecharía para darles unas nociones teóricas sobre la misma.

Seminario Teórico Enfocado a la gente que no le interesa aprender a cantar, porque no quiera, no puedan o porque ya sepan, pero si quieren aprender nociones básicas sobre la Saeta Cuartelera, su

estructura musical, evolución histórica, estilos…etc. Desde la Agrupación de Cofradías, queremos agradecer la labor de nuestro querido Álvaro de la Fuente, que se ha ofrecido desinteresadamente para resaltar ese cante autóctono de nuestro pueblo. Asímismo agradecer, tanto a hombres como mujeres, niños y niñas que han conseguido que la inscripción se haya tenido que cerrar antes de tiempo debido a que se ha completado el número de alumnos de cada nivel o seminario.

117


Entrevista a Jesús Gálvez Silva Manantero Ejemplar 2012

L

e preguntamos por sus sentimientos, al ser el cuarto miembro de su familia que es Manantero Ejemplar, ya que lo fueron anteriormente su padre y sus hermanos Fernando y Antonio. Es para él un signo de que la educación recibida en valores mananteros fue sólida. Ésta se inicia en su niñez. Para la familia Chifarri la Virgen de la Guía y Los Ataos es decir lo mismo. A los dos años su padre le hizo un traje de romano para el Día de la Cruz con un trozo de tela de color verde que había en Los Ataos procedente de la capa de Judas. Posteriormente, sus hermanos Fernando y Antonio hicieron unos rostrillos para Los Ataos chiquitos y también se vestía de esas figuras. A los catorce o quince años forma su primer grupo con amigos y alumbraban al Sepulcro con ropas de Mansilla. Al año siguiente pasó a Los Azotes, que eran el Primero de los Dolores. En el año 1971 Pedro Rivas les dejó las ropas de Los Dones y esas fueron sus primeras figuras en la Semana Santa. Otro año estuvo en Los Fundadores de Israel.

Jesús Gálvez es el nuevo Manantero Ejemplar. Procedente de una familia de arraigo y tradición en la Semana Santa, nos da algunas pinceladas de su biografía y de sus vivencias. A lo largo de una hora conversamos con él para saber algo más de su vida. En el taller de talla de su hijo, rodeados de bocetos modelados en barro y elementos típicos del arte, nos contó que sus padres, Manuel Gálvez Linares y Ascensión Silva Mairén siempre han sido vecinos del barrio de Miragenil. Y allí nació él el día 25 de marzo de 1954. Es el menor de nueve hermanos, de los cuales viven siete. Tras sus estudios primarios, empezó a trabajar en el negocio familiar. 118

Después de esos primeros pasos, le preguntamos que cómo entró a Los Ataos. El Día de la Cruz de 1972, al cumplir los 18 años, pasó a formar parte de esa corporación en la que estaban sus hermanos. En 1974 entra en Los Romanos. Nos dice que gracias a que su padre (que era hermano de esa corporación desde 1964) tiró detrás de los jóvenes de entonces, Manolo Estrada y Agustín Moyano, para que lo convencieran. Así, aunque al principio le costó trabajo por su vinculación familiar a Los Ataos, pasa a ser parte importantísima del Imperio. En tantos años de romano ha aprendido que donde se bebe de las buenas fuentes es en la mesa de los mayores. Desde el principio se sentó con ellos. Pepe Robledo, Antonio Morales, Juan José Medina, Rafael Fernández Velasco, Francisco Baena, Julio Aranda, Paco Yerón Cuando este último fue presidente entró en la directiva y desde entonces siempre ha formado parte de la misma. Empezó como artístico. Desde entonces ha sido director


artístico, encargado de abastos, vicepresidente y presidente. Además ha tenido una vinculación especial con los músicos. Por ello, en 1981 le dedicaron el pasodoble Banderas moradas. Fue rey mago en 1984, en 1999 recibió la medalla de XXV años y en 2000 la Llave de Oro por méritos contraídos y su desvelo hacia su corporación. Perteneció a la escuadra grana y, al morir su padre, ocupó su puesto en la escuadra oro. Además de esas vivencias en Los Romanos, Jesús ha sido un hombre muy prolijo en su vida manantera. Nos relata que pertenece a diez cofradías. Ha sido directivo de la Guía durante doce años, fue Cofrade Mayor durante cuatro. Está muy vinculado a la de la Virgen de la Soledad. Participó, como tesorero, en la comisión que se formó para restaurar la ermita del Dulce Nombre y, además, desde su etapa de presidente en los Romanos es directivo. También es miembro de la directiva de la Humildad desde principios del 2000. Actualmente es mayordomo del Señor de la Humildad, una de las cosas más impresionantes que ha sentido como manantero, por la cercanía al Humilde. Piensa seguir en la nueva etapa que se abre tras la muerte del cofrade mayor José Antonio Torres. Como artista, Jesús está muy vinculado a las corporaciones. Le preguntamos que de dónde le viene su afición por hacer rostrillos. Ha hecho más de trescientos no solo en Puente Genil, sino también en pueblos de toda Andalucía (Baena, Priego, Alhaurín, etc.). También ha

hecho miniaturas de figuras. Siempre ha modelado en barro de forma autodidacta y fijándose en cómo lo hacía su hermano Fernando y Antonio. Comenzó con los del Día de la Cruz. El primero que hizo para los mayores fue el del Rey David, de Los Profetas. La vinculación a esos grupos para los que ha hecho rostrillos es muy fuerte. Es hermano honorario de Los Evangelistas y El Degüello. Su participación en la Agrupación de Cofradías ha sido importante. Desde la etapa de José Lorenzo Aires (entonces era presidente

de Los Romanos y, por tanto, vocal nato), ha trabajado por nuestra Semana Santa. También con Manuel Bueno y Juan Fernando García, de vicepresidente de la Agrupación. En esa etapa ha tenido relación con mananteros excepcionales como Rafael Jiménez, mano derecha de Juan Fernando, que trabajan en la sombra. Jesús formó su familia en 1983. Contrajo matrimonio con su novia de toda la vida, María del Car-

men Palos Aguilar. Tienen un hijo, Jesús, y una hija, Carolina. Jesús es imaginero. Ha modelado y tallado imágenes para distintos lugares de Andalucía. Nuestro Manantero Ejemplar se siente orgulloso de que su hijo esté vinculado profesionalmente a la Semana Santa, que pertenezca a su misma corporación y que tenga ese gusanillo manantero corriéndole por las venas. Para finalizar, Chifarri nos dice que la Semana Santa de Puente Genil tiene unos tesoros culturales, religiosos y humanos muy importantes. Que se deben respetar las tradiciones, que las familias deben volver a ser protagonistas de las cofradías, que los decanos de cada corporación deben ser el punto de referencia para los más jóvenes Por último, quiere tener un recuerdo especial para tantos mananteros buenos con los que ha convivido en los Romanos, en las cofradías y en toda nuestra Semana Santa. Especialmente a su cofrade mayor, José Antonio Torres, y a los romanos fallecidos recientemente; a su familia, a su padre y, cómo no, a la Agrupación de Cofradías que lo ha nombrado. Jesús Gálvez Silva tiene una serie de valores que hacen de él un hombre de bien, un hermano que ha luchado y lucha diariamente por nuestra tradición, que ha trabajado y trabaja en la sombra y como cabeza de diversas iniciativas dentro del mundillo de nuestra singular Semana Santa. Creemos por eso que es un título merecido por lo cual le damos nuestra más sincera enhorabuena.

119


El Cofrade Mayor del Señor de la Humildad y Manantero Ejemplar José Antonio Torres Aguilar Rafael Jurado Carmona

El Viernes Lardero de 2011 el hermano José Antonio Torres Aguilar fue proclamado con todos los honores y por la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas de Puente Genil Manantero Ejemplar para ese año. Título refrendado en Asamblea General y reconocido y aplaudido no solo por el mundo manantero sino por clamor popular, reconociendo en él los valores y méritos que durante tanto tiempo había demostrado en pro de la Semana Santa. Fue evidente su emoción en uno de los momentos culminantes de su vida.

D

ecía D. Antonio Machado, a través de su personaje Juan Mairena, que los honores hay que concedérselos a aquellos que, mereciéndolos, los desean, porque para éstos es un elemento vitalizador y así no llega a malograrse una valiosa y bella obra por una torpe economía de lo honorífico. A José Antonio se le concedió un premio bien merecido y por él deseado, pese a su sincera modestia, porque ese honor es muy

120


satisfactorio para una persona de sus características y por la magnificencia de su procedencia. José Antonio lo tomó con humildad y agradecimiento, responsabilidad, alegría e ilusión. Consideraba que su vocación y destino era la Semana Santa y conservar y propagar sus valores humanos, espirituales y tradicionales, y a ello dedicó toda su vida sin darle importancia a su quehacer y a su entrega generosa y desinteresada. Lo mucho y bueno realizado hasta la fecha era el pasado, a partir de ese momento eran los nuevos proyectos e ilusiones, pese a su delicado estado de salud, que le exigía menos preocupaciones y más descanso. Pero José Antonio asumió con responsabilidad su nueva función compartiendo cultos, juntas y conmemoraciones con diversas cofradías y hermandades, aceptaba invitaciones de las corporaciones que deseaban honrarse con la presencia del Manantero Ejemplar, participaba en cuantos actos estuviesen relacionados con su amada Semana Santa, pues todo ello era para él un modo de pregonar los valores que consideraba fundamentales para las cuestiones mananteras. A ello se entregó con todo su ser hasta el límite de sus fuerzas, pero con suma devoción, con alegría, con amor cofrade y corporativo, dando ejemplo en todo momento del mejor proceder manantero. Cumplió con su misión más que como un héroe como un iluminado, como una persona que había alcanzado el conocimiento y la felicidad,

como un consagrado a la Semana Santa, a la Cofradía del Señor de la Humildad y a su Corporación El Cirio. Y se sintió inmensamente feliz, totalmente realizado, pese a los frenos y recomendaciones que la familia y los amigos continuamente le hacían. Su fe en Nuestro Señor y su ilusión eran superiores a todas las recomendaciones. Lamentablemente su delicada salud se resintió y durante meses batalló para recuperarla. Cuando parecía que renacía, que iniciaba un nuevo periodo lleno de fuerza y de ilusión, recibió una noticia largamente acariciada por la que había trabajado intensamente: al fin la iglesia de la Asunción, del antiguo Hospital, quedaba incluida en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como bien de Interés Cultural, con la tipología de Monumento. Al fin había conseguido un bien extraordinario para la Cofradía del Señor de la Humildad y para el pueblo de Puente Genil. Fue buena nueva que mejoró su ánimo y su fortaleza, y por la que una vez más dio gracias a Nuestro Señor. Inesperadamente, el Señor de la Humildad, a quien tanto amaba, decidió llevarlo a su lado el 5 de diciembre de 2011, desde donde intercederá por todos nosotros, por su desconsolada familia, por sus hermanos de El Cirio, por la Cofradía de la que era Cofrade Mayor y por su pueblo. Descanse en Paz.

121


122


E

Semblanza del

Pregonero Los Samaritanos

Abogado en ejercicio en Málaga desde 1998, Ernesto Cáceres Molina completa por placer en la actualidad su formación académica con estudios de Filología Hispánica. Casado con Beatriz Jiménez, su novia de toda la vida, y padre de dos hijas preciosas de 6 y 4 años, hermanas ya de más cofradías pontanas que él mismo, nuestro pregonero pertenece a las del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Stma. del Mayor Dolor, portavoz de la que será el próximo Domingo de Ramos, el Señor de la Humildad y Paciencia, Nuestro Padre Jesús Preso y María Santísima de la Soledad.

rnesto Cáceres se acerca en 1994 a la Corporación “Los Samaritanos” atraído por la figura literaria poderosísima de Ricardo Molina, y, a pesar del vínculo íntimo e inquebrantable que mantiene con El Humilde (del que es bastonero desde 1992 y del que fuera Hermano Mayor en 2004), tras conocer la maravillosa y modesta Cofradía de la Misericordia decide quedarse con nosotros a trabajar también por ella. No sabemos: en uno de tantos momentos de inspiración que llenan su vida, parece que Cristo quiso traerlo a este puerto y por estas riberas pasea de vez en cuando echando versos, cual pétalos de rosa, a los pies de nuestras imágenes. Es fácil verlo en nuestros almuerzos de Hermandad abstraído y emocionado, porque, como él mismo se define, es un cristiano convencido, que adora nuestra particular forma de celebrar la Semana Mayor. Ganador en 1997 del Certamen de poesía “Juvegenil” convocado por nuestro Ayuntamiento, también sería galardonado en agosto de 2003 con la medalla de bronce del premio internacional de poesía “Ciudad de Archidona”, entre 547 participantes de todo el mundo. Entre uno y otro premios, su dedicación literaria plena ha estado orientada a la Mananta: pregonero del Jueves Lardero en Puente Genil en febrero de 2003, pregonero de la Semana Santa de Puente Genil en Madrid en 1998, pregonero del Jueves Lardero en Málaga en 2005, intervenciones en decenas de actos culturales desde 1995, conferencias, artículos en diferentes publicaciones, poemas,… Autor de letras de coplas de nuestra Schola Cantorum, colaborando con nuestro querido Rafael Sánchez Pérez y con Miguel Velasco Ruiz, de su pluma han nacido las dedicadas a la Misericordia, al Preso, y recientemente, en un ejercicio más de esa inevitable predilección que siente por los humildes, las dedicadas a La Borriquita (“En un jumento de pobres”) o al apóstol San Juan (“Discípulo Predilecto”). Sólo a algunas personas de su círculo más estrecho nos ha confesado que tiene preparado un pregón que pretende ser sencillo, directo, sincero y con algunos momentos de intensidad. Que el Cristo lo proteja y le dé luz, y no fallen los nervios. Lo aguardamos ansiosos. Así sea. Primer Grupo de la Real Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima del Mayor Dolor.

123


124


Pregón de la Semana Santa 2011

E

n alguna ocasión he comentado que cuando hace unos meses recibí una llamada de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas comunicándome mi designación como Pregonero de la Semana Santa de Puente Genil, lo primero que sentí es un temor absoluto a la palestra que hoy me esperaba. Pasados unos días, unos días en los que me despertaba de noche soñando que llegaba este Domingo sin tener nada preparado, aquel temor absoluto se convirtió en un pavor infinito. Pregonar la Semana Santa de Puente Genil, aquello que rige nuestras vidas, por la que nuestros muertos hicieron tantos sacrificios, pregonar una Semana Santa con raíces de fe y cuerpo de tradición, pregonar una Semana Santa que ha contado con la portavocía de tantos buenos y queridos mananteros suponía, supone, una tremenda responsabilidad, un honor inmenso del que desde luego no soy merecedor y, por lo tanto, una osadía y una temeridad por mi parte.

Queridos hermanos: Habéis escuchado hace unos momentos la exagerada presentación a este pregonero por parte de Manuel Delgado. Con él he recorrido todo el sendero manantero, desde las primeras escapadas los Sábados de Cuaresma hace más de veinticinco años hasta hoy Domingo de Ramos. Siempre de su brazo, es además de mi hermano de Corporación, primo, vecino, cuñado y eterno confidente y amigo con mayúsculas. Comprenderéis entonces que sus palabras, más que expositoras de la realidad, sean las propias de un buen amigo. Muchas gracias Tete.

Desde luego a lo primero que renuncié al enfocar la preparación del Pregón es a ser original en punto alguno. Como en aquellos versos del Pregón de 1990 en los que Santiago Reina se dirigía a su hijo Manuel y le advertía de que “lo que tu veas, ya lo vieron tus abuelos lo que tu sientas, ya lo he sentido yo”, todo lo que pueda decir y soñar de nuestra Semana Santa, de nuestra Cuaresma, ya ha sido dicho y soñado. Solo me queda por ello apelar a vuestra paciencia y a vuestra comprensión. Lo que sí quisiera, en capitulo de agradecimientos, es mostrar el más sincero a la Agrupación de Cofradías, a su entrañable Presidente y Junta Directiva por este honor, que tanto miedo me dio y que tan feliz me ha hecho. Quiero agradecer y enviar un fuerte y eterno abrazo a mis hermanos de La Corona de Jesús. A ellos que a lo largo de cinco lustros siempre han querido compartir los momentos más duros de mi existencia y han sido los primeros en abrazarme en mis alegrías. A ellos, a mi entrañable Corona, que siempre ancló mis pies a la tierra y mi alma a Puente Genil. A vosotros, mis hermanos, sin cuya sonrisa, hombros y compañía hubiera desfallecido hace mucho tiempo.

125


Gracias desde luego a mis padres, felizmente los dos conmigo en esta tarde. Siempre han sabido ser amigos, cómplices y padres, en cada momento de mi vida y a ellos les debo la fe y los valores que son el motor de cada uno de mis días. Gracias a mi esposa y compañera, que a lo largo de estos meses ha utilizado la paciencia tanto como yo el mal humor ante la impotencia de plasmar en los papeles lo que estaba en el corazón. Almudena y yo somos padres de tres hijos, pequeños aún, de 3, 5 y 7 años. No sé qué inquietudes tendrán mañana, desconozco si compartirán y practicarán la fe de sus mayores que sinceramente hemos intentado transmitirles, ni si se enamorarán o no de esta Semana Santa. El libro de sus vidas tiene aún todas las páginas en blanco. Pero sé que algún día escucharán este Pregón y por si entonces mi voz ya se hubiere apagado, no quisiera dejar escapar la ocasión

de decirles que sois libres de escoger vuestro camino, que no tiene por que ser el mío o el de vuestros abuelos. Pero transitéis el camino que escojáis, procurad sea siempre un camino recto, un camino de verdad, de esfuerzo, de honradez y honestidad. Y si algún día decidís que vuestro sendero es otro, contad con mi bendición y mi aplauso, pero amad siempre a Puente Genil, respetad siempre esta Semana Santa, esta fe y estas tradiciones. Y si no queréis o no sabéis compartirlas, no lo hagáis, pero sabed que han sido el báculo de muchos hombres y mujeres, la esperanza y el anhelo de muchos ausentes con el corazón roto. Por eso, respetad siempre los sentimientos y expresiones del manantero, respetad sus silencios, sus lugares sagrados, el bastión bendito del Nazareno, y si una sonrisa o una burla nace en vuestros labios ante una escena que no comprendéis, sabed que vuestro padre y antes vuestro abuelo, y antes el abuelo

de vuestro padre, fue un hombre de aquellos. Y si es una lágrima la que brota en vuestros ojos, desde donde sea que yo esté, hijos míos, sabré que lo habréis comprendido. Con la llegada de la Cuaresma los sentidos de Puente Genil entran en alerta máxima. En los hogares comienzan a averiguarse túnicas, cordones, capillos y picoruchos. El correveidile en los comercios es incesante, que hay que averiguar qué estrenaremos el próximo Domingo de Ramos. Las Hermandades y Cofradías, aún con el olor del mantecado reciente, comenzaron ya hace tiempo a preparar sus enseres, palios, glorias, el dorado del paso que está sin terminar, o simplemente a organizar flores y velas… que hay que tenerlo todo previsto. La calle comienza a hablar de tal o cual partitura que han preparado en honor de este Cristo o aquella Virgen. Y en los Cuarteles la actividad es frenética: pintura y cal en las pare-


des, rostrillos, pelucas, menaje de cocina, reparar el cristal roto de la ventana, terminar esa pequeña obra que maldita la hora en que la empezamos, o preparar el homenaje que daremos a un hermano que este año cumple muchos en la Corporación, o a aquel que nos ayudo a conseguir la casa o a quien simplemente queremos mucho. Homenajes sin más trascendencia que el saberse querido por un grupo de hombres a quien un día decidiste entregar tu corazón y con él tus lágrimas. Pero para que todo tenga sentido, para que todas las piezas del puzzle muestren una imagen coherente, hundimos y apoyamos todo en la fe. Nada de esta Cuaresma, nada de esta Semana Santa tiene sentido, si no es de la mano del Evangelio. Y para vivir la Palabra en plenitud y que Cristo se presente luego en la mesa del Cuartel, asistimos a los Cultos Cuaresmales haciendo frente al frío del invierno. Pero también con la Cuaresma comenzaremos a intuir el canto de las aves, nos serán más gratos los sonidos del río a su paso por el puente, y cohetes y campanas que nos llaman a los cultos se harán habituales de las noches pontanas. Pero por encima de todo, sobre los sonidos de un tiempo que anuncia primavera, sobre el crujir del azahar que bosteza y el crepitar de los leños que aún se intuyen bajo los sombreros de las chimeneas, sobresale el sueño, la evocación, el recuerdo, el lazo que nos une con el ayer, el alma de la Cuaresma, el Coro. Y decir Coro o Schola Cantorum en Puente Genil es evocar el sonido hermoso de una sonrisa, es recordar cómo suena el palmeo del abrazo en la espalda del amigo o atragantarse de lágrimas al recordar aquella mano inmensa que en cada apretón regalaba un trocito de su alma. Decir Coro, decir Santa Cecilia, es un tratado de respeto y

compromiso con Puente Genil. Es saber que tras unos minutos sobre un banco del Templo cerrando los ojos transportados allí donde un día debemos volver, se esconden horas, meses de ensayos y generosidad, de encuentros, de carreras de templo en templo y de bromas,… porque, como ángeles, en este Coro hasta las almas son inocentes. Suena la melodía de “Envuelto en blanco cendal”

Por los años y los sinsabores con la espalda encorvada camina, mas sus labios dibujan la forma de la más inocente sonrisa. Ese hombre que ves caminando en silencio por la noche fría se dirige hacia el Templo a cantar en los cultos de Cristo o María. Sabe que está paseando por la tarde de sus días, la noche se lo recuerda y su voz ya no es la misma, pero entrará en la Iglesia y doblará sus rodillas y dará gracias a Dios por ese rato, por ese día rodeado de mil voces de hermanos cuya sonrisa le reconfortan el alma entre sonidos de misa. El aire de sus pulmones suena como aquella brisa que antaño silbaba leve y su sien no era ceniza y acompañaba a su madre, aquella madre bendita, a alumbrar al Nazareno hasta Santa Catalina. Y las notas de ese coro y el incienso de la misa lo transportan hacia un tiempo del que sus protagonistas hace mucho que partieron a la cuaresma infinita. Se hace el silencio en el templo, eleva el alma hacia arriba

y descubre que la Virgen le dedica una sonrisa y que el dolor de su cuerpo se transforma en alegría y en la luz de su mirada no existe melancolía… Y entre nubes de alborozo dirige abajo la vista y escucha cantar al Coro su eterna copla divina. Si la Cuaresma explosiona en las noches de los sábados, dejándonos paréntesis de días en los que seguimos emocionándonos con lo acontecido en el Cuartel, con la entrega emocionante de la pata de la Vieja Cuaresmera o recordando la subida a Jesús del brazo de un hermano con quien aquella noche hicimos de confesor y confidente, la Semana Santa es un torbellino de color que nos envuelve y eleva a lo infinito y del que entre procesiones, reencuentros, abrazos e íntimos sentires no bajaremos hasta el Domingo de Resurrección, en que con rostro extraño de despedida nos preguntaremos con la mirada qué ha pasado. Y como queriendo anticipar a María Santísima el final de una Semana Santa que aun no comienza, Dolor, Buena Muerte y Soledad cierran con sus cultos una nueva Cuaresma pontana. Y entramos en Semana Santa. El sábado de Guía en la liturgia pontana, viene siendo aún día de celebración de almuerzos de Hermandad, de Cofradías, homenajes a nuestras mujeres en los Cuarteles, encuentros de Bastoneros… alfombra de sentimientos a los días de la Pasión. Y así hasta la hora en que la noche hace un guiño a la tarde pidiéndole cómplice su retirada. Entonces y sólo entonces, como a las ocho de la tarde, la Virgen, siempre la Virgen, siempre la

127


Madre, congregará en torno suya a los hijos de este pueblo. Y la Virgen de la Guía, con sus fieles Ataos y su pueblo todo, bendecirá cada una de las casas por cuya puerta transita, convocándonos al inicio de la cuesta Baena. Y allí, al inicio de esa cuesta, por algún extraño misterio nos parece que ahora es Ella la que nos empuja, la que como siendo niños nos agarra de la mano tirando de nosotros, arrastrándonos casi, para llegar a su Santuario. Y estoy plenamente convencido de que sólo hay un lugar, una situación, que la Virgen prefiere al recogimiento del Templo. Y es viendo el río, llorando en Santa Catalina y rozando con su manto azul el alma de los Jetones, del Juicio, de la Ballena, los Apóstoles, las Potencias, los Ataos y el Prendimiento, y siempre, siempre, sobre los hombros comprometidos con la fe y la tradición de su hermanos bastoneros. Y cuando en esa madrugada casas y cuarteles cierren sus puertas, la noche soñará entonces con la solemnidad franciscana de un Cristo con Cruz de Plata, cargando con las Penas de una ingrata humanidad y con una Virgen de los Ángeles que, con San Juan de la mano, recorrerá las calles de La Isla siguiendo el rastro bendito de Dios. Y con el día, tras la alegría y el bullicio del Domingo de Ramos recibiendo a Cristo en su entrada a Jerusalén, con la Virgen del Amor damos comienzo a una Semana Santa de la que, por aquellas cosas del corazón, en Puente Genil habremos transitado ya por dos días de prórroga anticipada que convierten estas fechas, como ya dijera un Pregonero, en lugar de en una Semana Santa, en una Novena Santa. Y de esta forma abrimos el Lunes Santo con el color de la pureza, con hermosísimas marchas procesiona-

128

les y con el nombre más hermoso que una madre pueda tener, Amor. Cada año más hermosa la Virgen, nos pide, nos grita, nos implora que doblemos la mirada, que miremos adelante. Que si ella es puro Amor, la máxima expresión de la entrega y del amor ilimitado está en la Eucaristía, justo delante, en la Santa Cena. Virgen, Madre, Amor, apóstoles, redención Santa Cena, cornetines, Lunes de procesión, flores blancas, costaleros, Purísima Concepción, aldabonazo, llamada, el Maestro y el traidor ese Cordero Inocente… Lunes Santo de Pasión. Y así, tras unas horas de ilusión y de emoción, el Lunes Santo habrá arrancado a nuestro particular calendario una hoja blanca y hermosa, dejándonos a la vista el corazón del Martes Santo. Y el Martes será día de ultimar preparativos, de esperar ansiosos a los hermanos y familiares más rezagados, aquellos que por los motivos que fueran no veremos hasta dentro de unas horas. Y será día de carreras en las salidas de calle Casares a Lemoniez, para ver a Jesús de los Afligidos en su cada vez más hermoso y solemne paso, a la Virgen del Rosario, al Cristo de Calvario y a la Virgen del Consuelo. Y en cada salida la Madre y el Hijo, el dolor sin más consuelo que su esperanza y la promesa infinita de la Resurrección. Y como sacado de otro tiempo, vestida con el recogimiento y solemnidad de otros siglos y haciendo suya la Cruz del Cristo, la procesión del Silencio al llegar su madrugada despacio querrá morir sobre los hombros sin queja

de todo Puente Genil. Y una infinita tristeza sin esperanza o consuelo en la Gloria prometida, en la esperanza del cielo, rompe el alma al contemplar muerto al Cristo del Silencio. Y fruto de una herencia sentimental de siglos, una inmensa solemnidad y un profundo silencio propiciarán en estos días momentos de recuerdo y recogimiento. En ellos, emocionados, también seremos felices. Suena la melodía de “Cantemos tu Gloria”

Hermanos, hoy quisiera contaros una historia que forma parte de lo más íntimo de este pregonero. Una mañana, debía ser entonces sobre 1920, una señora vestida de oscuro entre los 25 y los 30 años, en su ronda matutina entraba en algún comercio del Barrio de la Isla para proveer los diarios comestibles de su hogar. Colgaba del brazo derecho un cesto de mimbre y un niño de entre 8 y 10 años se aferraba inseguro a su mano izquierda. Unas sombras oscuras bajo los ojos de aquella mujer, daban cuenta de alguna pena, de muchas lágrimas. Al penetrar en el comercio, otra señora mucho mayor, la saluda rápida y fraternal, al modo como hacen las cosas las gentes sencillas. Y aquella anciana, viendo al chiquillo aferrar tembloroso la mano de su madre sin atreverse a soltarla, la interroga. La madre responde que desde hace unos días aquel niño ha perdido completamente la vista, ha quedado absolutamente ciego, y ningún galeno alberga esperanzas serias de curación. La viejecita lo mira, sonríe y con una seguridad absoluta, con una fe que estremece, conmina a la madre para que encomiende al niño al Señor de la Humildad, aquel que trasladaron de la vieja Ermita de la


Caridad a la Iglesia de la Asunción. Una semana después de aquello, una semana después de haberse arrodillado y llorar sus plegarias ante esta Imagen bendita, los ojos de aquel chiquillo vieron de nuevo la luz. Y vieron las lágrimas de su madre y vieron los ojos tristes y serenos de este Señor de Humildad y Paciencia, de los que ya nunca se separaron. Aquel niño era mi abuelo, José Villafranca Melgar. Como tantos, su alma subió a la Gloria, su cuerpo envuelto en un sudario cofrade. Y vosotros entenderéis, hermanos, que a nadie importe y nadie se pregunte si fue aquello milagro o feliz coincidencia en el tiempo. Aquel acontecimiento bastó para fortalecer una fe, entonces infantil, para consagrar su vida al Cristo a través de su Cofradía, y para transmitir fe, valores, tradición, sacrificio, Humilde… a sus hijos y éstos a sus nietos, y comenzar así una cadena de la que soy, como él lo fue, un simple eslabón. Sirvan estos pobres versos para rendir homenaje a aquéllos mayores nuestros. Aquéllos cuyo equipaje fueron la fe y el esfuerzo por hacernos comprender que Sus pasos son los nuestros, Su martirio nuestra fe, Su humildad nuestro consuelo. Como mi abuelo, son miles o cientos de miles los pontanos, que un día desesperados se arrodillaron ante esta Imagen Suprema a rogarle salud, fuerza, resignación, esperanza,… y cientos de miles los que encontraron consuelo, apoyo, un báculo de fe para descansar en Él todos sus miedos. Por eso, hermanos, cada Miércoles Santo es sagrado. Desde que la campanita recorre las calles recogiendo a sus hermanos, desde el momento en que el mismo Dios descansa en la

reja del compás a escuchar cómo un Álvarez se desgarra en un grito desesperado, desde que un bastonero se aleja dos metros del Paso para mirarlo a la cara y vuelve raudo a su varal donde hunde su frente, donde seca sus lágrimas. Por eso cada Miércoles Santo es sagrado, porque hasta envueltos en alegres notas musicales, subiendo de espaldas la Cuesta Baena sólo vemos el Cielo, la promesa ya cumplida de la Gloria, y al Señor de la Humildad sobre lágrimas de sangre. Así, el Miércoles habremos dormido y soñado con el paso del Lavatorio, máxima expresión de la Humildad del Cristo, con el amargor de la más terrible soledad, representada en la Oración del Huerto, y el amor sublime a la madre, a María, cuyo tránsito hacia la Victoria pasa a la fuerza por la más desoladora… por la más desgarradora Amargura. Y el Jueves Santo comienza en Puente Genil al abrigo del sonido de las campanas llamando a Misa de las Corporaciones. En la Parroquia de la Purificación, encuentro de amigos, de mananteros de distintos Cuarteles y Cofradías, que inician el Día del Amor Fraterno bebiendo del Evangelio y comentando entre risas vivencias y ocurrencias de estos días, como si fueran algo ya pasado. Y de ahí, tras saludar rostros sonrientes y felices, marcharemos a nuestros Cuarteles donde viviremos, año tras año, los momentos más intensos de estos días. Y no porque así se dispongan las cosas, es que hay algo especial, algo predefinido en el alma cuartelera que nos lleva indefectiblemente a ello. Será que las sensaciones de estos días, han actuado de lubricante en la cerradura de nuestras almas, de forma que un simple comentario, un abrazo o una palabra de amor, dejan al aire, al descubierto, nuestro

ser más sensible, nuestro corazón mismo. Y cuando eso ocurre, amigo…, cuando eso ocurre la felicidad es plena. Y así, como en una nube, siempre flotando entre sonrisas, entre miradas cargadas de complicidad fraterna, de sobreentendidos, de comentarios y sensaciones que no se manifiestan pero que todos entienden, porque es alma quien los expresa, marcharemos a la calle de La Plaza. Allí túnicas de rebate competirán en prestancia con los trajes y chaquetas que, elegantes, aguardan la salida del Imperio. Suena de entrada el pasodoble Banderas Moradas, dedicada a Jesús Gálvez Silva “Chifarri”

Imperio Romano de la Puente el de los blancos plumeros, el de los trajes bordados y los estandartes al viento; el que pasea orgulloso por las calles de este pueblo luciendo el porte marcial, que es el porte del Imperio. Y aunque muestren insolentes las armas que van blandiendo a su paso nos regalan emociones entre arpegios. Imperio Romano de la Puente, sueño infantil, sueño eterno, que ayer vestido de chusma buscabas al Nazareno y con Judas de la mano recorrías nuestro pueblo. Imperio que nunca explicas el mayor de los misterios: cómo puedes desfilar, mantener tu porte recto, si tu rostro está llorando oculto tras ese yelmo; cómo mantienes el paso cómo evocas el recuerdo de los amigos que faltan y que subieron al Cielo. Bendito Imperio Romano santo y seña de este pueblo

129


Principio y Final de todo, y ensueño del manantero. Precisamente del Jueves Santo, de esa noche extraña y mágica del Jueves Santo, proviene uno de los más hermosos recuerdos cuarteleros que acuño en mi alma. En el año 1987, contaba entonces quien os habla unos catorce años, teníamos La Corona de Jesús el cuartel en la Pío XII, hoy calle Pósito, en la Bodega de Jesús Pérez de Cisneros. La noche del Jueves Santo es para quienes comienzan a recorrer las calles de la Semana Santa una noche casi iniciática. Con el alma dispuesta, las ganas intactas y una salud y un cuerpo que con esas edades, hermanos, se tragan una Semana Santa sin inmutarse, queremos vencer a

130

la noche, aguantar despiertos hasta que al alba los sones de los Romanos nos llamen a la Diana. Aquella noche, en el patio de la bodega comenzamos a escuchar los tercios de mil saetas cuarteleras que desde el vecino cuartel de El Degüello saltaban las tapias para llegar a nosotros. Tras un rato en silencio escuchando, un hermano, un valiente de doce años, se atreve a contestar aún con la voz aflautada, una saeta que de aquellas voces recias llegaban a nuestros oídos. Desde el Degüello siguen la cuartelera. Iniciamos entonces lo que tantas veces se ha llamado diálogo de hermanitos. Oraciones lanzadas al cielo desde Puente Genil, conversaciones a ciegas entre hermanos que nunca nos hemos visto, que no sabemos nues-

tros nombres, pero que ya nunca serán desconocidos. Al cabo de un buen rato una de aquellas voces nos grita desde el Degüello “Hermanos, vamos o venís!?” Y nosotros que lo único que teníamos eran ganas y algún refrigerio, escaso y sin peligro, tras mirarnos un segundo gritamos a una “¡No, no, no… vamos nosotros!”. Y en El Degüello se abrazaron entonces unos hombres y unos niños, y todos fueron hermanos. Y La Corona recibió entonces una lección de humildad, de generosidad y de hermandad, de unos hombres, que como antes otros, han sabido sembrar Semana Santa. Saeta Cuartelera “Redentor que estás en la cumbre del mundo” (Pedro M. Rivas Almeda y Juan Ortega Cruz)


A partir de ahí, hermanos, en nuestras casas, en nuestras almas, en nuestros cuarteles, el torbellino se desata, el Jueves se entrelaza con el Viernes y todo es uno. Mañana, al volver la vista atrás, apenas recordaremos si sucedió un día u otro. Sólo las pistas que en nuestras vivencias dejen la Imagen Bendita de Jesús o el colorido de una figura, podrán trasladarnos, podrá explicarnos, cómo sucedió y que fue lo que pasó. Suena “La Matraca”

Entre alegres pasodobles ya se ha muerto el Jueves Santo y una fría madrugada anuncia negros presagios y el orbe entero se esconde porque conoce que el látigo, la vergüenza y la columna mañana será escarnio y risas, muerte y burla sobre un Madero Santo. Y hasta la Madre transida por la pena y por el llanto quisiera ser Esperanza y es solo Dolor amargo. No quiere vendar heridas ni llorar en el Calvario y sufre por aquel Niño a quien Ella tuvo en brazos cubriendo su piel de besos de caricias y de abrazos. No quiere ser dolorosa, ni quiere llorar más llanto y no quiere a Cristo preso entre sayones romanos. Y quiere ser Madre y Virgen, limpia de todo pecado, pero Madre de un hijo vivo, sólo Madre al fin y al cabo. Y al amanecer el día ya amanece en Viernes Santo (suena La Diana)

y en un pórtico divino rodeado de pontanos, está Jesús en la calle

sobre sus lirios morados.

y que griten a la Muerte que Jesús ya está en la calle.

Romano: Sube la calle Aguilar que Jesús ya está en la calle, lleva al pueblo a la Diana antes que el viernes estalle en amalgama de luces y de emociones dispares.

Hermano: Corre al Cuartel a vestir las figuras, los ropajes, corre a Santa Catalina que Jesús ya está en la calle y espera impaciente a verte con tu martirio humillarte.

Mujer: Abra usted de par en par las ventanas, los herrajes, los balcones y las puertas que Jesús ya está en la calle y asome al niño al balcón y que su alma se empape del amor hacia el Terrible hasta que el tiempo se acabe.

Miragenil: De nuevo empieza a soñar, que Jesús ya está en la calle y viene de nuevo a verte y vendrá después su Madre, la Virgen de los Dolores, la de los Siete Puñales. Calma el curso de las aguas, que hasta las cigüeñas paren de golpear con los picos, que Jesús ya está en la calle y solo San Juan lo sigue con Magdalena y su Madre.

Amargura: Suaviza tus adoquines que lo acaricien, que no arañen al amo de toas las cargas, que en su caída salvaje tus piedras se vuelvan plumas, que lo besen, que lo abracen, que sean pañuelos de lino y que le sequen la sangre

Implacable, el tiempo nos roba el Viernes Santo. Y nuestras retinas se habrán empapado de imágenes con las que regar mañana nuestros corazones: cuarteles enteros acompañando a sus figuras o esperando el fin de la procesión para abrazar a sus hermanos y aliviar su martirio; familias que se encuentran y se completan en este día sonrientes, felices de volver al escenario de su niñez, a las calles donde un día pasearon de la mano de sus padres que hoy, allá donde estén, se mostrarán soberbios y orgullosos; la incorporación alegre y risueña a la larga fila de figuras que solemnes se humillan a los pies del Nazareno; la generosidad de los Samaritanos, del Centurión, que ni por un momento se separan del Cristo de la Misericordia; la majestuosidad recobrada por un San Juan, por una Cofradía llena de hombres y mujeres valientes, como todos los que se mueven por la fe; romanos que desfilan, que abrazan, que sonríen tras la celada; o una escuadra tabaco que ama sobre todas las cosas. Y habremos visto, sentido y vivido la llegada de la Virgen de los Dolores a Miragenil, envuelta en sus callejuelas por los cánticos y alabanzas del Primero de los Dolores, de sus mujeres, sus hijos,… familias enteras queriendo y cantando a la Madre de Dios. Y alzando la vista mirando a la Madre descubrimos allá, entre las nubes que cubren el balcón del cielo de la Virgen de los Dolores, una sonrisa de pura felicidad, una mirada cómplice y chispeante, una risa que sabemos de aquel amigo y hermano, hoy –querido Rafa- su Eterno Cofrade del Cielo. Y habremos visto, en fin, subir figuras, cofrades, hermanos por la calle de la Amargura queriendo compartir el Calvario

131


con el Hijo, con la Madre, con el Discípulo Amado y murmurar entre dientes, “hasta el año que viene”. Saeta larga “Como perla preciosilla” (Javier Carmona Márquez)

Pero todas las miradas, absolutamente todas las almas se ha parado en Jesús Nazareno. Incluso en medio de una conversación, de una risa, todo se para al ver llegar a Jesús. Las devociones inquebrantables en nuestras benditas Imágenes, el recuerdo de nuestros mayores, el deseo de que nuestros hijos crezcan sanos y a salvo, la esperanza de que nuestro hermano, nuestra esposa o nuestra madre sane de la enfermedad, todo se deposita con una callada plegaria a los pies del Terrible. Y lo que no fuimos capaces de pedirle en la Diana porque allá -en la cumbre del Gólgota- nos miraba directamente no a los ojos, al fondo del alma, se lo pedimos en la procesión. Cuántos labios al paso del Nazareno murmuran palabras de agradecimiento, de súplica. Cuántas miradas se bajan al no poder soportar la dulcísima de este Dios de La Puente. Cuántos padres o abuelos alzan a niños en brazos, como un día hicieron con ellos, mostrándoles al Señor de La Puente, al amo de toas las cargas, a Jesús Nazareno, el Terrible, Señor y Patrón de Puente Genil. Plegaria a Jesús Nazareno “Y camina en silencio” (Antonio J. Vílchez Moreno y Miguel Velasco Ruiz)

La noche, la noche del Viernes Santo, vendrá ya triste y fría. Y al Dulce Nombre irán llegando por grupos, en orden no acordado ni establecido, pero sagrado, los hermanos y cofrades precedidos de su estandarte. Los saludos se repiten, pero los rostros, las miradas son

132

ahora diferentes de la mañana. Es la Noche del Sumo Dolor y todo, absolutamente todo, es serio y es triste.

Los truenos que lo acompañan ocultan callado llanto que asustado y temeroso reprime el apostolado.

Todo es tristeza en la noche extraña del Viernes Santo todo el orbe está en silencio, todo el mundo está llorando porque el Divino Mesías se ha ofrecido el holocausto. Su cuerpo ya cuelga inerte desde un Árbol Sagrado. Y aun expuesto en sus despojos y exhibido y mancillado por la impudicia suprema de este vil linaje humano, se muestra en su Buen Morir compasivo y perdonando. Quisiera poder mirar a la que lo está mirando y enjugarle las mejillas y devolverle su abrazo, que al pie de la Cruz postrada, la Virgen lo está abrazando.

Sólo San Juan se atreve a señalar con el brazo el camino verdadero hacia el Cordero Sagrado. Como portando una antorcha cual apóstol lazarillo, va señalando San Juan a la Virgen el camino que ha de seguir la Madre para llegar a su hijo.

Ya no hay sangre en sus mejillas ni lágrimas resbalando, solo dolor y muerte y angustias, callado llanto. Al llegar a la Parroquia parece que los Romanos se muestren arrepentidos de la afrenta, del pecado, y presentan sus disculpas entre sonidos sagrados. Pareciera que la Madre, a quien todo lo ha creado le pidiera explicaciones, y cogiéndolo en sus brazos alzara su cuerpo al cielo entre sollozos y llantos. Los apóstoles se esconden, el demonio paseando de la mano de la muerte se divierte demostrando que el Rey del Mundo ha muerto y que el mundo está en sus manos.

Y María se viste de noche y la luna se posa en su cara y la brisa que llega del puente acaricia sus mejillas blancas. Y a su paso por la calles va derramando sus lágrimas y cada piedra que riega se encrespa y se levanta lanzando al cielo suspiros que se clavan en el alma. Y va sola tras el Hijo sola detrás de San Juan sola en la noche triste, sola en la oscuridad de quien solo encuentra muerte angustia y soledad. Sola en el Dulce Nombre, sola con el dolor de sentirse abandonada, de conocer la traición con que a su Hijo han pagado aquellos que tanto amó. Y María se viste de noche y la luna se posa en su cara y la brisa que llega del puente acaricia sus mejillas blancas. Tras los vivas del Viernes Santo aún quedara tiempo para, queriendo llenar y vivir cada minuto que reste hasta el encierro del Cristo Resucitado, quizás celebrar Junta en la Corporación, o una Comida Ho-


menaje a las mujeres del Cuartel, o acompañar un tramo al Santo Sepulcro y a la Virgen de las Lágrimas. Y cuando todo haya acabado, entre despedidas, abrazos y promesas de retorno buscaremos un momento para estar a solas, para el sueño, para el agradecimiento y, siempre, siempre, para el recuerdo... De fondo suena la marcha “Recuerdo”

Gregorio Aguilar Rejano, Manuel Roldán Morales, Gonzalo Reina Bajo, Lorenzo Reina Melgar, Joaquín Ruiz Millán, Francisco Álvarez de Sotomayor Reina, José Rivas Carmona, Máximo Pérez Chavarrías, Antonio Pérez Luque, Emilio Pérez Luque, José Villafranca Melgar, Antonio Almeda Campos, José Rivas Quintero y Antonio Pineda Morales y Francisco Moyano Reina y Ernesto Herrería Moret, y Antonio José Ortega Herrerías, Juan Ortega Melgar, Fernando Es-

trada García Hidalgo, Antonio Velasco Labrador, Rafael Fernández Velasco, Manuel Gálvez Linares, Luis Reina Porras, Manuel Reina Porras, Domingo Reina López, José Ruiz Mansilla, Óscar Reina Delgado, Miguel Velasco Velasco, Rafael Chacón Villafranca y Manuel Gil Rivas y Rafael Fresno Gómez y Miguel Reina Reina... y tantos y tantos y tantos. Todos ellos partícipes y protagonistas de una Semana Santa cuyos valores supieron transmitirnos. Hoy hay en Puente Genil generaciones de mananteros cuya presencia y esencia la deben al compromiso y entendederas de estos hombres. Perdonadme, hermanos… Sé que faltan muchos, nombres que todos conocéis. Son vuestros padres, vuestros abuelos, seguro algún amigo,… tu hermano. Hay quien dice que en Puente Genil todos formamos parte de una gran cadena transmisora de sentimientos

y tradiciones. Y a ella nos debemos. Hermanos permitidme que para finalizar os pida que, imaginariamente, todos cojamos una copa de vino, de esas con las que por tantas cosas brindamos, una uvita de aquellas con las que, elevándolas al cielo, mantenemos el recuerdo de quienes nos enseñaron a hacerlo. Permitidme pues que con vosotros coja esa copa y elevándola a la morada del Nazareno termine este Pregón con un brindis que antaño se recitaba en la Comida de Hermandad del Domingo de Pasión: Hermanos,

“POR ELLOS, POR SU GLORIA Y POR SU ETERNA MEMORIA”. Muchas gracias.

133


Pregón Día de la Cruz Pronunciado por Nazaret Jiménez Delgado

S

eñor Presidente de la Agrupación de Cofradías, Corporaciones Bíblicas, padres, alumnos y compañeras. Buenas noches y bienvenidos, Quiero agradecer la confianza que en mí ha depositado la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas, al confiarme este Pregón de la Semana Santa Chiquita 2011 y pedir a Jesús Nazareno el acierto necesario para que el mensaje que pretendo transmitiros cale a vosotros. Entre mis vivencias, mis realidades y mis sueños, he estado buscando los mejores argumentos y formas de expresión con los que yo fuera capaz de presentaros como he vivido la Semana Santa Chiquita de Puente Genil: mis vivencias, experiencias y mi participación en ella. Igualmente, manifestar mi gratitud a todos vosotros por la asistencia a este acto y, con la antelación necesaria, pedir disculpas si vuestra paciencia no es correspondida por el pregón que vuestra amabilidad merece. De esta manera accedo hasta esta tribuna con la modestia y humildad necesaria en mi condición de pregonera de la Semana Santa

134

Chiquita de Puente Genil. Es obligado, también manifestar mi agradecimiento a mis familiares y amigos que habéis tenido a bien acompañarme en este día tan especial para mí, a mi familia ausente, que no han podido venir, pero sé que están acompañándome con sus corazones, a la Corporación Bíblica El Pentateuco por haber sido una escuela, donde comenzamos a caminar y a conocer las tradiciones mananteras, a mis padres, Manolo y Loli, por el apoyo y por estar siempre ahí, a mi hermano Alejandro y especial recuerdo a los pilares fundamentales y responsables de que mi familia sea manantera, a mis abuelos Dolores y Capón, que por desgracia ya están en el Cuartel del Paraíso Eterno. A mis amigas y mi profesora Mari Carmen, que me han estado apoyando desde que inicié esta aventura de ser pregonera.

Quiero agradecer de forma muy sincera, las palabras de presentación que mi amiga Mireia me ha obsequiado, gracias por “los cristales de aumento” con los que has querido mirarme para presentarme ante todos los asistentes, en este acto tan importante para mí. Y a otra persona a la que no se me puede olvidar dar las gracias es a Celia, por su colaboración en el Pregón. ¡Sinceramente, gracias! Para mí la Semana Santa es una semana llena de pasión, sentimiento por todo aquello que se vive en este periodo tan especial: escuchar la


llamada de la campanita, escuchar saeta tras saeta, oler a incienso las calles de Puente Genil, el repiqueteo de tambores, el racheo del esparto y algún que otro sentimiento que se me hace difícil de expresar con palabras. Desde que eramos pequeños, hemos querido imitar a nuestros mayores, sacando aquel paso tan particular que te hacían tus padres con cuatro palos, un muñeco y tocando un tambor de plástico, lo posesionábamos o bien por tu calle o detrás de una procesión desfilando al ritmo tan particular del imperio romano con un casco de cartulina hecho a mano. Había veces que ir a ver la procesión era un momento de susto, ya que para nosotros los capiruchos eran monstruos, ese ruido de tambores que nos hacían parpadear más rápido, aquellos familiares que se nos acercaban vestidos de figuras y que no conocíamos. Cosas que en ese momento hacían sacarnos unas lágrimas y ahora nos hacen sacar una sonrisa. La Semana Santa Chiquita es un periodo muy especial y esperado por los niños de Puente Genil e incluso para aquellos que están fuera, y todos sentirnos protagonistas de esta Semana Santa en miniatura, sobre todo el Día de la Cruz. ¡Qué día tan feliz !. Recuerdo que cuando tenía unos 10 años mi padre y Paco, unos amigos de toda la vida, nos hicieron a su hija Cristina y a mí un paso para sacarlo ese día, me acuerdo que lo llamábamos “san retorcio”. Acabábamos peleándonos por llevarlo y siempre acababa de un lado para otro y siempre “torcio”. Un año hasta se nos cayó el Cristo en

una levanta que hicimos pero lo que más nos gustaba era levantarlo cuando pasaban los romanos y mecerlo con la música. Unos días antes del Día de la Cruz, había que bajar a la Corporación, en mi caso al Pentateuco, para saber qué turnos de figura te había tocado, y cuando estábamos leyendo los turnos, lo que nos hacia sacar una sonrisa de felicidad, era ver nuestro nombre en el turno de hacer las reverencias a Jesús Nazareno. Me gustaría pararme un momento, para hablar del significado que para mí ha tenido y tiene esa querida Corporación y todos sus hermanos. Grupo en el que me inicié a vivir como una manantera. En el que se palpaba el cariño con el que nos trataban, siempre con una sonrisa. En él me enseñaron a vestir a una figura, aprendí esos canticos populares típicos, cuarteleras y saetas, como aquellas que desde muy pequeña ya había oído entonar en casa a mi abuelo Capón o a mi tío Jose “caponcillo”, sus costumbres, aprender a respetar las tradiciones, vivir desde muy cerca lo que se hace en un grupo, lo que consideramos como la cuna del manantero. Hoy día me siento orgullosa de formar parte del Pentateuco. Grupo que me ha hecho aferrarme cada vez más a la Semana Santa. ¡El día de la Cruz!... volver a escuchar la Diana, vestirse de figura, de rebateo, ver el desfile de los Romanos, procesionar los pasos, tocando un tambor aunque esté mal templado… El día anterior, siempre me acostaba más temprano porque me ponía nerviosa, le decía a mi madre que no se le olvidara levantarme para no llegar tarde a la cita con mis

hermanitos, pero no hacía falta que me llamara, yo me levantaba sola, nerviosa y alegre, y me iba a escuchar la Diana y luego con la ilusión de vestirme de figura. Todos los años como de costumbre nos íbamos a tomar unas magdalenas y un cola-cao a casa de los padres de los hermanos Triviño, Ramiro y Paca, amigos también de la familia, y allí después del desayuno, nos vestíamos de figura y nos preparábamos para escuchar la Diana y para más tarde comenzar a desfilar cuando Jesús Nazareno bajase de su ermita. Cuando terminábamos el desfile nos íbamos al grupo para quitarnos las túnicas o porque les tocaban a otros niños o para esperar a que Jesús llegase a Santa Catalina para hacerle las reverencias. Me gustaba vestirme de la figura de Números aunque no siempre podía ser. Luego nos quedábamos todo el día en el cuartel, con nuestras túnicas de rebateo y cogíamos los tambores de la chusma y empezábamos a entonar alguna que otra cuartelera. Me acuerdo de la que siempre cantaba con mi hermano que dice así: Eres la flor más temprana y el más hermoso clavel hija de Joaquín y Ana prima de Santa Isabel Madre de Dios Soberana Era un día de felicidad estabas disfrutando con ellos con los hermanos mayores, en el lugar donde no tenemos acceso durante la Semana Santa, y siempre mostrándonos sus atenciones para hacernos felices. Me viene a la memoria la figura de “San Entretenío”, esta figura especial fue bautizada en El Pentateuco, y es que mi primo Aitor, de Madrid, se puso a llorar y a patalear

135


porque no se vestía de figura para subir al pórtico de Jesús, y visto y no visto, los hermanos de la Corporación con una túnica de alguna figura más antigua, atada con imperdibles y por martirio los palos de un tambor unidos por un cordel, supieron hacer feliz a otro niño y allá iban las cinco figuras del Pentateuco y “San Entretenio”. Hoy día mi primo ya hace sus primeros pinitos en una joven Corporación de Puente Genil. No me gustaría olvidarme de mi abuelo Capón, el me supo transmitir el amor hacia la Semana Santa, pertenecía al grupo de las Virtudes Morales y me contaba cómo se celebraba ese día en tiempos antaños, en su grupo las Virtudes Morales. Días antes de ese día cogían los rostrillos que cubrían las caras de esos niños y los llevaban a que los retocasen, a que peinaran las pelucas y limpiasen los martirios. También llevaban las túnicas de las figuras para que las arreglasen, pero no como ahora, antes las arreglaban las mujeres de los hermanos de la Corporación. Decía que no había tanta vivencia, ni sentimiento como el que hay ahora. Había veces que ni salían las figuras porque no había niños y tampoco había tantos pasos como se sacan hoy día. Ahora como veis en la Semana Santa Chiquita se procesionan tantos pasos como en la Grande. Como se suele decir, tenemos una Semana Santa grande pero en miniatura. No solo se vivía ese día de la Cruz, también disfrutábamos antes en el colegio. Recuerdo que con 6 años, cuando iba llegando el Día de la Cruz, el colegio dedicaba un día para hacer una procesión en el pa-

136

tio. Las profesoras nos ayudaban a hacernos unos cascos de romanos, que hacíamos con una cartulina dorada unas tijeras y pegamento. Nos pedían que los que tuviésemos tambores que los lleváramos y los tocásemos, que lleváramos pasos y que cantásemos algunas cuarteleras o saetas. Ese día salíamos a la pista del patio, aquello parecía una procesión de verdad; nos ponían las marchas del Imperio Romano para desfilar, tocábamos los tambores y se escuchaban esas saetas que nos pedían. Ahora de adolescentes vemos la importancia de esos momentos que nos hacían felices y son inolvidables. Voy a referirme al cómo ha evolucionado la Semana Santa Chiquita. Creo que las mujeres tenemos el mismo derecho a disfrutar de la Semana Santa Chiquita y sobre todo cuando somos pequeñas. Yo en particular se una anécdota. Me contaba un familiar mío que sobre los años 70 en Puente Genil las niñas vestidas de figuras eran mal vistas, no se podían vestir. El Día de la Cruz que era cuando se vestían, tenían que ponerse zapatillas de niño, con el pelo recogido y sin pendientes, para que aquellos hombres que pasearan por la procesión no vieran que era una niña la que iba vestida. Cuando menos te lo esperabas venían y les decían “correr, correr quitarse las túnicas” y en un portal se las quitaban y vestían a un niño. Hoy en día veo esto absurdo.

Gracias a Dios eso no se ha vuelto a ver otra vez. Las niñas no tenemos el honor de disfrutar de la Semana Santa Chiquita como los niños pero por lo menos nos dejan vestirnos de figura hasta una cierta edad e incluso ahora hay cuadrillas de niñas en la Semana Santa Chiquita. Yo llegué a vestirme de figura hasta pasada la edad para ello. Hubo año que supuestamente para mí era el último en vestirme de figura pero en realidad, no lo fue. Estando en el Pentateuco estaba vistiendo a los niños y pedí que si me podía vestir y me dijeron que las túnicas ya me iban a quedar pequeñas. Vestí a los más pequeños y cuando estábamos por la puerta faltaba Deuteronomio por vestirse y no había niños. Subí corriendo las escaleras me puse la túnica y bajé a hacer las reverencias a Jesús, en Santa Catalina. Con la túnica por las rodillas, las mangas remangadas, parecía la madre de todos pero para mí eso no tenía importancia, en ese momento era la niña más feliz del mundo. A lo largo de estos años he ido aprendiendo que para ser manantera no solo se vive en el grupo, desde chica, el Sábado Santo de la Semana Santa Mayor, era un día muy especial para mí familia Mi casa y la de mi tía Olga se revolucionaba con túnicas negras, nos las probaban mil veces, la túnicas de los grandes para los chicos y a los grandes nos sacaban el falso, siempre de arreglos de última hora, era una locura, se acercaba la hora de ir a San José, la salida del Santo Sepulcro y María Santísima de las Lágrimas, con capiruchos de


cartulina negra y los cirios de palos de los recogedores, y de la mano de nuestros tíos, Lucas y Capón no encaminamos al recorrido de penitencia, con nuestros padres al lado por si acaso nos poníamos revoltosos nos sacaban hasta calmarnos y continuar. Nos comíamos los bocadillos en el Caño Carretas y después hasta el encierro. Hoy día como adolescente continúo participando en esa procesión junto a muchos de los niños que en aquel entonces comenzamos nuestra andadura. Y en la procesión chiquita, desde San José hasta el Dulce Nombre, buscábamos amigos y amigas para que nos ayudasen a llevar a nuestros pasos, pesaban mucho y éramos pocos, y si no, teníamos la ayuda inestimable de nuestros padres y hermanos de la Corporación y así hasta el encierro. Y después a recuperar fuerzas con aquellos deliciosos bocadillos que siempre nos tenían preparados que sabían a gloria. Si me gustaba vestirme de figura, más me gusta ser costalera. Todo empezó cuando mi amiga Mireia me dijo que preparase un costal, unas zapatillas de esparto y una faja, no sabía lo que hacer, pero en mi interior algo me decía que fuese. Ya había hablado esto con ella y sabia lo que me gustaba y el Miércoles Santo en el encierro de la amargura me lo dijo. El martes que viene te espero que nos tallan para sacar a Nuestro Padre Jesús de las Penas Chiquito. Lo que más nos gustaba y nos gusta, es enrollar el costal con las zapatillas de esparto, ponérmelo bajo el brazo y bajar a los ensayos.

Mis primeros ensayos fueron de pasión aunque simplemente eran unos ensayos, en si el paso no estaba ni montado, solo eran palos de madera con cuatro trabajaderas pero si ya sentía algo en los ensayos no os podéis imaginar la emoción del día de la salida. Cuando ya estas dentro, se oye hablar a la gente, empieza a oírse lentamente la campanita, la capataz ya está con la mano en el llamador y de su boca sale una frase: “tos por igual valientes, a esta es”, la banda ya está sonando, tu cuello ya está sintiendo el peso del Cristo y las zapatillas de esparto se oyen rachear sobre el suelo. Y por la mente se me agolpan recuerdos, emociones, se mezcla el dolor, el amor, la angustia y la alegría, y notas como por la mejilla descienden tímidas gotas de sudor pero continúas con ese lento caminar. Y así hasta terminar el recorrido de penitencia, ¡alguien puede pedir más ..! Son estas las cosas que no se ven, pero que también están ahí, ese sentimiento por dentro, esa pasión que te aflora desde lo más intimo, son las emociones que aunque las hayamos vivido día a día en los ensayos o año tras año, siempre nos parecen nuevas. Como podéis ver, es una mujer la que este año y por primera vez está dando el pregón de la Semana Santa Chiquita 2011. Ese día que me eligieron como pregonera me sentí orgullosa y privilegiada de poder expresaros mis sentimientos hacia la semana grande. A esos jóvenes que no se presentaron decirles que no pierdan la oportunidad de estar aquí de expresar lo que se siente. Espero que otra vez no se pierda el decir el Pregón de la Semana Santa

Chiquita. Esto que voy a hacer ahora no estaba previsto. Sé que a esa persona ni le gusta el protagonismo ni le gusta que le nombren. El jueves pasado estuvimos aquí organizando este día y me dijo que ni se me ocurriera nombrarla pero tengo que hacerlo porque ella fue la que me dijo que tenía que hacer el pregón. Ese día llego a clase y lo comunico le dije corriendo “yo lo hago, yo lo hago”. Cogí una libreta y un bolígrafo y empecé a escribir mis primeras palabras y desde día hasta hoy ha estado apoyándome para que esto saliera bien. Yo creo que esa persona ya sabe que estoy hablando de ella. Por favor Mari Carmen sube al escenario, que como agradecimiento quiero hacerte entrega de ese presente. Voy a terminar, perseverando en la necesidad de que las tradiciones se sigan pasando de abuelos a padres y de padres a hijos, es fundamental que nosotros también participemos en todo lo que nos sea posible, con entusiasmo, con ilusión por que nosotros cogeremos el testigo del legado de nuestros mayores, y aunamos nuestros corazones con el objetivo de latir al unísono, y sigamos formando parte de este gran corazón que es nuestro Puente Genil. Y ahora voy a terminar tal y como mi hermano me lo pidió y es cantando con él una cuartelera: Silencio, silencio guardar silencio no gritéis con desenfreno que son las tres de la tarde que ha muerto ya el Nazareno por voluntad de su Padre. Muchas Gracias……………

137


Concesión de la Medalla de Oro de la Agrupación de Cofradías al hermano Juan Fernando García Arroyo Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor

El pasado 24 de septiembre de 2011 tuvo lugar el acto de entrega de la Medalla de Oro de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas al hermano Juan Fernando García Arroyo, presidente de la Institución entre 2004 y 2011. Con este galardón se premia una labor inconmensurable por nuestra Semana Santa.

A

finales de la pasada primavera, y a propuesta del arcipreste y consiliario de la Agrupación, D. José Joaquín Cobos Rodríguez, se decidió por unanimidad conceder el más alto galardón de la Institución al presidente saliente. Para organizar los actos se formó una comisión compuesta por hermanos de distintas cofradías, hermandades y corporaciones que querían sumarse de manera especial a tan merecido homenaje. La fecha que se fijó para la entrega del galardón fue el 24 de septiembre. Antes de la comida, la jornada comenzó en la parroquia de Jesús Nazareno, a los pies del Bendito Patrón, con una misa de inicio del curos manantero que presidió D. José Joaquín y en la que intervino la Schola Cantorum Santa Cecilia que interpretó la misa a tres voces de Antonio Cuevas, bajo la dirección de Rafael Sánchez. Tras la celebración religiosa, en el más emblemático de nuestros cuarteles, el del Imperio Romano, se reunieron más de 250 hermanos representantes de casi todos los estamentos mananteros, civiles y eclesiásticos de Puente Genil. Así, se sumaron al acto el ex alcalde, Manuel Baena Cobos, el jefe de la Policía Local, Lorenzo Humánez, el delegado de Cultura de la Diputación, Antonio Pineda Bonilla, el subdelegado del Gobierno Central, Jesús María Ruiz García, el alcalde de Puente Genil, Esteban Morales Sánchez, el párroco de Miragenil, D. Antonio Tejero Díaz, el arcipreste y consiliario de la Agrupación, D. José Joaquín Cobos, bajo la presidencia de Juan Miguel Granados Morillo. A lo largo de la tarde se sucedieron las intervenciones de representantes de cofradías (Tomás Jesús Herrerías), corporaciones (Manuel Reina Gómez), ex directivos de la Agrupación (Antonio José Ortega Cáceres), así como los ya citados.

El acto central, la imposición de la medalla, fue emotivo hasta la médula, con un Juan Fernando García que derrochó agradecimientos, lágrimas y sentimientos. Estuvo acompañado por toda su familia: su mujer, Mari Carmen Velasco, y su hijas, hermanos, familia política, etc. Todos ellos participaron de la emoción del homenajeado. Entre la música del Grupo del Imperio, los cantos de la Schola Cantorum y el generoso vino de nuestra tierra, los ánimos se elevaron y todos los presentes vibraron de la misma forma que Juanfer, porque todos eran conscientes de que estaban asistiendo a un acto histórico y de justicia, en el que un hombre generoso, de un corazón enorme, estaba recibiendo la cosecha de muchos años de desvelos, trabajo callado y esfuerzos familiares. El sabor de boca que quedó a los hermanos que estuvimos presentes es el de que ha habido presidentes, y los habrá, que hayan trabajado con el mismo ahínco e ilusión que Juanfer. Pero estamos seguros de que será difícil superar el listón. Puente Genil, pueblo generoso que sabe premiar la labor de sus buenos mananteros, hizo en ese memorable día gala de lo que es la hermandad. En los anales de nuestra historia quedan los inmensos logros sociales, espirituales y materiales alcanzados gracias a la labor de Juan Fernando García Arroyo. Y en todos los que nos consideramos sus amigos, la alegría de haber querido devolver aunque sea una minúscula parte de lo que él nos ha regalado.

139


BASES XVII CONCURSO DE CARTELES PARA LA SEMANA SANTA DE 2013 DE PUENTE GENIL PARTICIPANTES: Todas las personas que lo deseen y cumplan las bases que a continuación se establecen. TEMÁTICA: El tema será obligatoriamente un motivo de la Semana Santa de Puente Genil. TÉCNICA: Para este año el concurso será únicamente de FOTOGRAFÍAS, admitiéndose fotomontajes y tratamiento por ordenador. (El próximo año será únicamente de pinturas y sucesivamente el concurso será un año de fotografía y al siguiente de pintura). OBRAS: Cada concursante podrá presentar el número de obras que desee. FORMATO: Las obras deberán presentarse sobre soporte blanco de cartón o similar, en sentido vertical. Las fotografías tendrán un tamaño de 36 X 54 cm. y el soporte de 40 X 60 cm. ENVIOS: Las obras se entregarán al actual Presidente de la Agrupación de Cofradías y en la siguiente dirección: C/ Sol, 55 Casa F (Tfno.: 687812545) de Puente Genil (Córdoba), indicando XVII Concurso de Carteles de Semana Santa. Las obras han de estar en poder de la Entidad Organizadora antes de las 20 horas del día 30 de noviembre de 2012, fecha en la que finalizará el plazo de admisión. IDENTIFICACIÓN: Los originales, sin firma ni seudónimo, llevarán un lema o título escrito al dorso, el cual se escribirá también en la cubierta de un sobre cerrado en cuyo interior se harán costar los datos de identificación del autor: nombre y apellidos, dirección y teléfono de contacto. En el motivo de la obra no deberá figurar ningún tipo de texto, ni distintivo del autor, siendo ello causa de descalificación. JURADO: Se designará por la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas y estará compuesto por miembros pertenecientes a la Junta Directiva de la misma, al Excmo. Ayuntamiento, a las cofradías hermandades y corporaciones, así como a personas de reconocido prestigio vinculadas a la cultura, al arte, a la pintura y a la fotografía, actuando de Secretario el que lo sea de la Agrupación de Cofradías o a quien ésta determine para tal fin. PREMIO: A criterio del Jurado, si lo considera oportuno, se concederá un solo premio de 900 euros a la obra que por su valor artístico, simbólico y promocional resulte más idónea para ser el cartel anunciador de la Semana Santa del año 2013. Es condición indispensable que las obras presentadas sean inéditas y no hayan sido presentadas ni premiadas en ningún otro certamen ni concurso. CONSIDERACIONES: 1ª. El hecho de presentarse a este concurso implica la aceptación de estas bases, quedando facultada la Entidad Organizadora para resolver los casos no previstos. 2ª. Las obras premiadas quedarán en propiedad de la Entidad Organizadora, reservándose el derecho de publicación y reproducción con indicación del nombre del autor de conformidad con la Ley de Propiedad Intelectual. Las no premiadas podrán ser retiradas en el plazo de 30 días a partir de la publicación del fallo. 3ª. El Jurado podrá declarar desiertos los premios si lo considerase oportuno, en cuyo caso la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas encargará directamente el cartel a un artista. 4ª. El fallo del Jurado será público tras la exposición a realizar y una vez sea conocido en la primera junta d irectiva de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas a celebrar tras la misma.

141


BASES CONCURSO DE CARTELES DE LA SEMANA SANTA “CHIQUITA” DE PUENTE GENIL 2012 1ª.- Este concurso está organizado por los profesores del área de Religión Católica de los centros de primaria y secundaria de la localidad y la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas de Puente Genil. 2ª.- Podrán participar todos aquellos alumnos de enseñanza primaria y secundaria obligatoria (ESO) que lo deseen, que estén matriculados en los centros participantes en la asignatura de Religión. 3ª.- El cartel deberá presentarse en tamaño A-3 ó F-10 (lienzo), con las técnicas de pintura o dibujo que se desee y con la inscripción siguiente: Semana Santa “chiquita”. Día de la Cruz. 3 de mayo del 2012 Puente Genil. Córdoba. Declarada de Interés Turístico Andaluz 4ª.- Las obras no deberán ir firmadas, ni llevar ningún distintivo que identifique al autor. Éstas se presentarán acompañadas de un sobre (tamaño cuartilla), cerrado con todos los datos del autor (nombre, curso, edad y centro educativo). A dicho sobre, así como a la obra, se le asignará un número identificativo en cada Centro. 5ª.- El cartel se deberá entregar antes del día 30 de Marzo, éste será entregado al profesor de Religión Católica correspondiente, que lo remitirá a la Agrupación de Cofradías. 6ª.- El premio será una dotación económica, de la editorial SM de 150 euros y lote de libros para el primer premio, 100 euros y lote de libros para el segundo premio, y 50 euros y lote de libros para el tercero. Todo ello será destinado a material escolar. 7ª.- Habrá una primera selección de las obras presentadas realizada por parte del profesorado de religión católica, que será expuesta entre el 10 y el 15 de abril en la Sala de Exposiciones de la Oficina de Turismo situada en Avda. Susana Benítez, número 46 8º.- El veredicto se hará público en la misma sala de exposiciones el día 15 de abril. Y la entrega de los premios será el día 27 de abril, tras la celebración del Pregón de Semana Santa Chiquito, cuyo horario se indicará en la cartelería correspondiente y en la página web de la Agrupación www.mananta.net y tendrá lugar en la sede de la Agrupación de Cofradías (Antiguo Convento de los Frailes). 9ª.- Los carteles expuestos serán entregados a la Agrupación de Cofradías que los guardará en archivo. El cartel ganador anunciará la Semana Santa “Chiquita” del 2012, si así se estima oportuno. 10ª.- El jurado estará compuesto por: un profesor de la asignatura de Religión Católica de cada centro participante o en su ausencia algún miembro de dicho centro Escolar, un profesor de E.P.V. de la localidad, representantes de la Agrupación de Cofradías de Puente Genil (Presidente y Secretario), o las personas en quienes deleguen.

143


144


DISPOSITIVO DE SEGURIDAD DE LA POLICÍA LOCAL PARA LA SEMANA SANTA - AÑO 2012 1º Dispositivo para los seis sábados de subidas de Romanos: Consistente en la regulación del tráfico en los distintos cruces y el control de la seguridad en Plaza del Calvario y las confluencias de las calles Aguilar, Veracruz y Fernán Pérez. A la una y media de la madrugada la Agrupación de Cofradías da por terminado la peregrinación de cofradías, hermandades y corporaciones al pórtico de Jesús, por lo que la concentración de personas no autorizadas y consumiendo alcohol en la Plaza del Calvario pueden ser sancionado según la legislación vigente. 2º Dispositivo especial de procesiones: Abarca desde el Viernes de Dolores al Domingo de Resurrección, ambos inclusive. Se da especial importancia a las salidas y encierros de cada desfile procesional, intentando garantizar la llegada de los servicios de emergencias, caso que fuese necesario, dando una respuesta policial rápida y eficaz en caso de necesidad. Retirada de vehículos de todos los itinerarios de las procesiones, control y regulación del tráfico en

los cruces pertinentes, vigilancia de la venta ambulante y de todas aquellas actividades relacionadas con las Ordenanzas Municipales, Orden Público y Seguridad Ciudadana. 3º.- Dispositivo Especial Plaza Emilio Reina: Con el objetivo de garantizar el paso de los desfiles procesionales por dicha plaza y controlar cualquier actividad que pudiera alterar el descanso de los vecinos u originar cualquier tipo de desorden, impidiendo que los vehículos que estacionen en la plaza, conecten algún tipo de música: se monta el siguiente servicio estático los siguientes días: Miércoles Santo de las 00:00 a las 03:00 horas; Jueves Santo de las 22:00 a las 06:00 horas; y Viernes Santo de las 00:00 a las 03:00 horas. Se ruega la colaboración de los vecinos y vecinas para que los desfiles procesionales puedan desarrollarse con el máximo esplendor posible redundando en un mayor realce de nuestra Semana Santa.

145


PLAN ESPECIAL DE ASEO URBANO SEMANA SANTA 2012 Como es habitual todos los años Egemasa pondrá en marcha a partir del Jueves Lardero el Plan Especial de Semana Santa. En él se recoge la organización de los servicios extraordinarios que prestamos en esas fechas para garantizar el aseo y la higiene pública del entorno de templos, plazas, calles donde se ubican las corporaciones bíblicas y los recorridos procesionales principalmente. El Plan Especial Semana Santa 2012 vuelve a incluir la recogida separada puerta a puerta de vidrio a las corporaciones y el reparto de tulipas para los cirios de los nazarenos y hermanos de luz de las procesiones. Después de los buenos resultados que se obtuvieron el año pasado y la colaboración y acogida mostrada por corporaciones y cofradías, estas iniciativas se han consolidado como parte integrante de nuestra cartera de servicios especiales en Semana Santa. El resto de servicios que integran el Plan Especial son a grandes rasgos los siguientes: Servicio especial de limpieza viaria con motivo de la celebración del Día de las Corporaciones. Servicios especiales de limpieza viaria y baldeo con máquinas barredoras y camiones con dispositivo de agua a presión de las zonas asociadas a la celebración de los Sábados de Romanos. Estos servicios se realizarán todos los sábados y domingos de Cuaresma. En Semana Santa se realizarán tres servicios diarios de máquina barredora acompañada de dos operarios cada una que recorrerán el casco antiguo, las calles de los recorridos procesionales, templos y plazas. También se realizará un servicio diario de baldeo y otro de barredora peatonal que recorrerá las calles más significativas como Don Gonzalo, Santos, Aguilar y Matallana. Asimismo, operarios con carro realizarán barrido de repaso en horarios de mañana y tarde en los puntos de mayor tránsito y afluencia de público. En cuanto a la recogida de residuos, además del cambio diario de los contenedores tanto de fracción orgánica como de envases ligeros y vidrio de los recorridos procesionales, se seguirá recogiendo como en años anteriores los residuos de los cuarteles puerta a puerta y realizando un servicio de repaso en horario de tarde en los contenedores de las zonas de ubicación de estas corporaciones. El horario de estos servicios es: La recogida en turno de mañana se realizará todos los días en horario de de 8:00 a 14:00 horas en la puerta de cada cuartel. La recogida en turno de tarde se realizará en horario de 16:00 a 19:00 horas, debiendo depositarse los residuos en los contenedores de residuos más próximos a cada cuartel antes del comienzo del servicio. Les recordamos que estamos a su disposición en el teléfono 957 60 90 00 de 08.00 a 15.00 h de lunes a viernes. En Semana Santa además habilitaremos un teléfono que estará operativo las 24 h a disposición de la presidencia de la Agrupación de Cofradías donde nos podrán dar traslado de cualquier incidencia que requiera de la prestación de nuestros servicios. Por último, pedir la colaboración de vecinos y hermanos de corporaciones y cofradías para alcanzar el propósito que persigue este Plan Especial, que no es otro que conseguir la limpieza de nuestras calles y plazas para el lucimiento que se merece la Semana Santa de Puente Genil. En Puente Genil, a 4 de enero de 2012

147


Junta Directiva Agrupaci贸n de Cofrad铆as

149


Revista Semana Santa 2012  

Revista de Semana Santa 2012, publicada por la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas de Puente Genl