Issuu on Google+


La mirada del Nazareno

6

Actividades en el XXV Aniversario de la Hdad. de la Santa Cena

8

Las Virtudes en su CXXV Aniversario de su fundación 96

Jesús Álvarez de Sotomayor

La Purísima Concepción Manuel Mendoza Carreño

Saluda del Arcipreste

11

José Joaquín Cobos Rodríguez

Saluda del Alcalde

13

Manuel Baena Cobos

Saluda del Presidente de la Agrupación de Cofradías Juan F. García Arroyo

Saluda Subdelegado del Gobierno 17 Jesús Mª Ruiz García

Paisajes rotos

20

Jesús Álvarez de Sotomayor Reina

Antonio Mora Exposito, Un romano ejemplar... La Saeta cuartelera

Puente Genil 2009

Álvaro de la Fuente Espejo

Edita y Coordina: Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas Consejo de Redacción: Juan Fernando García Arroyo Jesús Gálvez Silva Rafael Jiménez Roldán Marco A. García Martos Francisco M. Pérez Márquez Antonio J. Maiz López Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor Fotografía: Manuel Luna Juan Leiva Agrupación de Cofradías Portada: Cartel Semana Santa 2008 Gestión y Distribución: Agrupación de Cofradías Diseño, Composición e Impresión: GAVE artes gráficas Plgno. Ind. Llanos de Jarata C/ Isaac Peral esquina Marconi Tlfno.: 957 650 569 14550 MONTILLA (Córdoba) La Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas no se responsabiliza del texto, de las opiniones y artículos de las colaboraciones publicadas. Prohibida la reproducción total o parcial del texto o fotografías contenidas en esta revista.

Agustín Aguilar y Tejera, Las raíces pontanas...

22 26 29

Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor

El “Crismón” de Los Arroyos

33

Francisco Esojo Aguilar

Juan del Pino García Hidalgo

36

A.C. Archivo del Imperio Romano

La Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno

45 47

111

Juan José Cabezas Martínez

En recuerdo a un entrañable amigo y hermano en el Fe, Manantero Ejemplar de 1997, Enrique Reina 112 Manuel Bueno García

In Memoriam

115

Francisco J. Sánchez Domínguez

Virtudes Cardinales y Sibila de Cumas a nuestro Presidente Honorario Julian Serrano Cantos 116

Otro cirio se enciende en el cielo

123

¿Donde me miraste que tan bien me retrataste?

127

Julio Moreno Crespo

56

Enrique Cosano Manantero Ejemplar 2007

128

La Destrucción de Sodoma

59

Salutación Manantero ejemplar 2007

129

66

Tesón e Ilusión La Historia de Tobías

131

68

II Congreso Internacional de Cofradías y Hermandades

132

E.B.T.

72

XXV Aniversario Asociación Manantera dePuente Genil en Madrid 75 Lucas Ramírez Cobo

Inauguración de la nueva casa-cuartel de la Corporación Bíblica 76 J.L.F.

80

Carmelita Cofradía de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia

83

25 Aniversario de la Corporación

86

Puente Genil por la Santa Cena

88

Alfonso Jesús Morales García

Rafael Chacón, se nos fue un Maestro

Corporación Bíblica El Cirio

Schola Cantorum Santa Cecilia

450 Aniversario de nuestra S.S.

110

120

Jesús María Ruiz García

Entrañables momentos

Recuerdos de Rafa Chacón

Luis Fernando Gómez de Cisneros

Juan Miguel Granados Morillo

Viaje a la Semana Santa de Puente Genil

106

Enrique Reina Carmona

Carta al hermano Rafael Ruiz Ligero

Rafael Sánchez Pérez

Exaltación a la Saeta Cuartelera

Adiós al romano Joseito Cejas

43

Santiago Reina López

La importancia de la música en nuestra Cuaresma...

105

Rafael Fernández Reina

119

Juan Ortega Chacón

Mi Calvario sea Moriles

Un manantero ilicitano

A mi hermano y amigo Rubio Trenas

Antonio Jesús Maíz López

Iconografía de la Cofradía de la Veracruz

103

Pedro B. Rivas Bachot

39

Antonio Illanes Velasco

Sigamos de frente

101

Juan Fernando García Arroyo

Virtudes Cardinales

Fco. Javier Reina Jiménez

La Capilla de la Hermandad del Sepulcro

A Óscar Reina Delgado medalla de oro de la Agrupación

Corporación La Espina

Jesús Asensi Díaz

REVISTA SEMANA SANTA

José Manuel Baena

En memoria de Manuel Gil Rivas 14

94

Creación de la página web de las Virtudes Teologales

135

Juan David Morón Rubio

Poesías

136

Memoria de actividades

142

Rafael Jiménez Roldán

Manuel Palma Ruiz

147

Carlos Delgado

Presentación del Pregonero 2008 Andrés Gálvez Palos 150 S.A.M.

Pregón de la Semana Santa 2007 154 Máximo A. González Jurado

Miembros de la Junta Directiva

182


C

on la llegada de febrero, Puente Genil comienza los preparativos de su Semana Santa. Con renovadas ilusiones, nuevos proyectos que se van a desarrollar y los mismos sentimientos de siempre, entramos en la época de nuestra Pasión. La revista de Semana Santa es un escaparate al exterior de lo que en la época litúrgica de la Pasión y Muerte del Salvador ocurre en Puente Genil. Por eso, intentamos dar calidad a la presentación e interés a los contenidos, con la esperanza de que muchas personas que no han venido nunca a Puente Genil sientan deseos de conocernos. Este año es de alegría para el mundo manantero, pues vamos a asistir a la vuelta a nuestras calles de la cofradía de San Juan “el del Barrio Alto”, como se le ha conocido castiza y tradicionalmente. Es un proyecto puesto en marcha por un grupo de jóvenes corazones que están llamados a ser los mananteros ejemplares del futuro. También es año de aniversarios importantes: el de corporaciones de solera, caso de Los Profetas, El Cirio y La Espina y el de otras más jóvenes que, con tesón y esfuerzo, cumplen sus bodas de plata (La Ballena y El Sudario). También el L Aniversario de la fundación de la cofradía del Cristo de la Misericordia. Al calor de estos acontecimientos, se organizan actos culturales y sociales que hacen de nuestras Cuaresma y Semana Santa, además de un encuentro religioso con nuestras más puras y sentidas creencias, un referente cultural. Y es que nuestras celebraciones mananteras han dado lugar, a lo largo de los siglos, al desarrollo de un folklore musical, literario y artístico que debemos mantener y enriqquecer. La Agrupaciión de Cofradíaas, a trravéés de sus distintas comisiones y equippos de trabajo, pretende catalizar y coordinar para dar ell lugar y esplenndor que corresponde a la maniffestación religgiosaa más im mportante de Puente Genil. Queremos que la revista sea punto de encuentro, órgano de difusión y archivo histórico del acontecer anual.

5


Soneto a Jesús Nazareno (Dedicado a mi querido amigo José Marta López Jiménez) Ya, de luna bañada, tu cintura

Se recorta en la tenue luz de plata. Ya la dulce y sentida serenata

De tu faz arderá en la noche oscura. ¡Va cargada de muerte tu figura! En el cielo teñido de escarlata

De la brisa, la mágica sonata,

Calmará con caricias tu amargura.

Otra vez eres Cristo, forma humana, Eres cruz y el pabilo del que reza, Devoción, la más íntima promesa,

La saeta, el tañer de la campana. ¡Otra vez eres sangre y eres verso,

Y eres Dios y Señor del Universo!

Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor.

6


7


La Purísima …Que seas Tú, Madre Purísima, quien alcance la paz y salvación

para todas las gentes y que el Eterno

Padre, que te quiso Madre Purísima del Redentor, renueve también en

nuestro tiempo, por mediación tuya, los prodigios de su amor misericordioso.

8


9


Saluda del Arcipreste i saludo, como cada año, al iniciar la Cuaresma, camino y preparación para celebrar la Muerte y Resurrección de Ntro. Señor tiene que ser una invitación a la conversión personal; esta conversión no se hace de una vez para siempre, sino que es un esfuerzo diario, nunca estaremos convertidos del todo. La llamada de Jesucristo, que nos repite tantas veces: “Si alguno quiere ser discípulo mío, que coja su cruz y que me siga; es decir, que viva como yo viví”. Es interesante subrayar las veces que Jesús comienza sus palabras con este respeto a la libertad, “El que quiera, si alguno quiere, ....”. Él sabía muy bien que serían muchos los que se iban a “apuntar”, vamos a decirlo así, a cristianos; pero muchos menos los que iban a serlo con todas sus consecuencias. Se trata, pues, de convertir las cofradías, corporaciones y grupos en instrumentos que nos ayuden a vivir mejor nuestra fe en Jesucristo. Os lo he dicho algunas veces: nuestra Semana Santa, con todo lo que encierra esta palabra para nosotros en Puente

Genil, es para la Iglesia una auténtica “mina de oro” con muchos valores de todo tipo: cristianos, humanos , culturales, …; por lo tanto, la Iglesia os apoya y os quiere; pero bien sabéis que el oro cuando se saca de la mina no viene puro, hay que purificarlo en el crisol; tenemos que reconocer con humildad que también tenemos imperfecciones que tenemos que corregir con la ayuda de Dios. Con este ánimo y estos deseos le piso al Señor que iniciemos este camino hacia Dios que debe ser nuestra Cuaresma y Semana Santa. Os saluda y os quiere vuestro Consiliario y Arcipreste.

José Joaquín Cobos Rodríguez

11


Saluda del Alcalde dePuente Genil a participación de los semanasanteros es una de las principales características de la Semana Santa de Puente Genil; es nuestra Semana Santa una celebración hecha por y para cubrir las expectativas que depositan en ella los hermanos que la hacen posible. La “sala de máquinas” de esta participación son los cuarteles que han servido para potenciar, engrandecer, concentrar y estimular el crecimiento y desarrollo de nuestra Semana Mayor. Estos cuarteles, desde primera hora, han cubierto las expectativas de la solidaridad, del compromiso entre hermanos, de la ayuda mutua, del objetivo común; en última instancia, del cimiento físico sobre el que se levanta la estructura de una de las celebraciones tradicionales más originales de Andalucía. Ojalá que en este difícil año consigamos que estas casas de hermandad hagan honor a su nombre y que contribuyan, en

la medida de sus posibilidades, a disminuir los efectos negativos de todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor; de constituirse en centros de solidaridad, amistad, cariño y apoyo para que los malos momentos sean menos perversos, y consigamos que los cuarteles sean elementos dinamizadores de la vida local que nos permitan sobrellevar, por lo menos, con mayor soporte afectivo, el recorrido a través de esta situación complicada para todos los españoles. Que esto sea así y que nuestra Semana Santa siga engrandeciéndose, pero gracias a que sus hermanos, los verdaderos protagonistas, la hagan más grandiosa.

Manuel Baena Cobos Alcalde Presidente Excmo. Ayuntamiento de Puente Genil

13


Saluda del Presidente de la Agrupación de Cofradías Hermandades y Corporaciones Bíblicas ueridos hermanos: De nuevo la memoria nos sorprende gratamente con una gran cantidad de recuerdos e instantes pasados que a las puertas de una nueva Cuaresma y Semana Santa regresan con la fuerza del deseo de volver a vivirlos y repetirlos con la misma intensidad que en años pasados. Esa es la grandeza que demuestran los pontanenses hacia nuestra querida Semana Santa, al notar en su interior año tras año durante los prolegómenos del tiempo de Cuaresma la necesidad de volver a vivir aquellos momentos indescriptibles, singulares y tan particulares que cada uno experimenta a los pies del Nazareno o en

1144

compañía de María, bien al acercase a Ellos por medio de la celebración de los triduos, quinarios y funciones de regla de cualquiera de nuestras cofradías y hermandades, bien compartiendo en la Eucaristía la verdadera razón de la celebración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, al rememorar su entrega plena por la redención de la humanidad. Y, como no, cuando el pontano acompaña con la mirada perdida en las lágrimas del dolorido pero bellísimo rostro de la Virgen, o descansa su ternura en el sereno y maltrecho rostro de Cristo en cada una de sus advocaciones. Muestra de esa necesidad de vivir intensamente la Cuaresma y Semana Santa se nota de manera tangible y palpable por la multitud, cuando todas las corporaciones, después de una agitada preparación, remodelación y puesta a punto anual del cuartel, abren sus puertas y llenan sus mesas de sentimientos y emociones, generando en los mananteros una verdadera manera de vivir y


confraternizar que se hace extensivo a todo el año, siendo una razón para la practica de la solidaridad, la ayuda al necesitado y la invitación a la practica de una vida en común intentando paliar las penas y compartir las alegrías como experiencias comunes de familia. Estoy convencido de que todos los hermanos de nuestras cofradías, hermandades y corporaciones siempre tienen presente los valores de la Semana Santa y trabajan para mejorarla cada año. Por eso, esta Agrupación, lo único que intenta es coordinar esos esfuerzos e invitar a los cofrades, hermanos y a cuantos nos visiten en esas fechas a participar en todos los actos y cultos, y así engrandecer y potenciar en lo posible nuestra Semana Santa, e invitar a que la convivencia se base en las tradiciones que nuestros mayores forjaron, en la fe que profesamos y en la devoción a nuestros titulares. Practiquemos la hermandad entre todos como el más sincero lazo de unión que nos deje ver a nuestra Semana Santa como el único objetivo e ilusión que nos une, olvidando los intereses particulares que no nos llevan por la senda de engrandecer, sino de dividir. Os invito a que participemos con el ánimo de que entre todos sigamos fomentando la hermandad y la fe con las actitudes responsables de cada uno de los que creemos que nuestra Semana Santa es la más grande, importante y la mejor, por la simple razón de que es la nuestra, la que queremos y la que nuestra historia de pueblo ha ido modelando con sus peculiaridades y singularidades. Roguemos a Nuestro Padre Jesús Nazareno y a Nuestra Madre Purísima, Patronos de está Agrupación, para que ilumine al Consejo de Redacción que hace posible la edición de está revista anual, a todos los que han tenido la oportunidad de hacer interesante con sus artículos esta publicación, a todos los hermanos de corporación, a los cofrades, a los que con su trabajo desinteresado colaboran y hacen posible que nuestra Semana Santa nos impresione y nos cautive. En definitiva, a todos los mananteros y paisanos que abren sus puertas para los familiares y forasteros que nos visitan y con su presencia nos engrandecen. Gracias y buena Cuaresma y Semana Santa de 2009.

Juan F. García Arroyo Presidente de la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas

15


Saluda Vicepresidente de la Diputación Queridos hermanos: En primer lugar, debo expresar mi gratitud a la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas por permitirme asomarme a esta magnífica revista y compartir con todos un afectuoso saludo. En breve comenzaremos nuestra anhelada Cuaresma. Sin temor a equivocarme afirmaría que nos adentramos en las fechas más deseadas de nuestro calendario. Pero estos momentos han sido precedidos de infinidad de laboriosas jornadas dedicadas a preparar todo aquello lo que hace que los pontanos quedemos atrapados por la fuerza de nuestra Semana Santa. Y esta fuerza especial, sin duda, es la expresión de nuestra mayor riqueza y patrimonio como pueblo: la fraternidad, la convivencia sincera, la eterna amistad. Las vivencias compartidas a través de nuestra Semana Santa, en los cuarteles, en nuestras procesiones, en las funciones de nuestras cofradías, despiertan tal infinidad de sensaciones para los que la viven desde la precoz niñez o para aquellos que se han ido acercando de forma casi casual a nuestra Cuaresma y Semana de Pasión que, puede parecer imposible que no produzca la admiración ajena y que no pase desapercibida entre cualquier otra expresión religiosa y cultural de nuestra

Andalucía. Nuestro patrimonio artístico es importantísimo y de particular belleza, nuestra música singular y prolífica, nuestras costumbres cercanas y entrañables, y nuestra fe indiscutible. Por ello, desde cualquier ámbito es preciso preservarla, desde cualquier arista de nuestra sociedad pontana suavizar su contorno y explicarla, y por supuesto, desde el corazón vivirla y mantenerla. “Tocad la trompeta en Sión”, decía el profeta Joel, y nos repite la liturgia. Aquí, en Puente Genil, ya esperan impacientes la campanita y nuestros músicos para anunciarnos la Pasión y subir del brazo unidos a la ermita del Nazareno. Se acercan tiempos de fraternidad, y este pueblo experimenta una verdadera transformación hasta el Domingo de Resurrección, reconociéndose hermano y entregando a todo el que llega lo que de nuestros padres hemos recibido, sin pedir nada a cambio, porque la mananta es el gran tiempo de Puente Genil. Disfrutémosla entre todos. Feliz Cuaresma y Semana Santa. Esteban Morales Sánchez Vicepresidente de la Diputación de Córdoba

17


18


La Saeta Cuartelera: Breve análisis musicológico Álvaro de la Fuente Espejo

l objeto del presente artículo es analizar, muy brevemente, la evolución histórica del Modo Musical sobre el que está edificada nuestra Saeta Cuartelera. El motivo, muy sencillo: para escrudiñar en el origen y evolución de cualquier manifestación cultural, además de proceder al correspondiente estudio histórico/ antropológico, habrá que investigar su materia prima, en este caso, su música. Utilizando el argumento esgrimido por el musicólogo Hipólito Rossy, si el examen de un trozo de columna nos sirve para reconocer el estilo de un edificio del que procede, el estudio del modo musical de una canto nos suministra datos suficientes para averiguar su estilo, procedencia y época de creación, con el margen generoso de tiempo que ha de darse a tales afirmaciones. Antes de nada os preguntaréis ¿qué es un Modo musical?, aunque ya quedó reflejado en mi artículo (La Saeta Cuartelera: Una visión musical) publicado en esta misma revista en la edición del pasado año, veo conveniente recordar, de una manera escueta, su conceptualización. El Modo o Modalidad en música hace referencia a la manera de ser de una canción u obra musical, es decir, a su personalidad. La Música Occidental, la que todos los días oímos en los distintos medios de comunicación(rock, música clásica, canción moderna, baladas…), se basa en dos modos palpablemente definidos: el Modo Mayor, que desprende alegría, viveza; y el Modo Menor, que emana todo lo contrario, tristeza, melancolía etc. Pues bien, si analizamos la estructura musical de nuestra Saeta Cuartelera y cogemos cualquier manual serio de Historia de la Música observaremos, incontestablemente, cómo ésta se construye con un modo musical radicalmente distinto a los dos anteriores: el denominado Antiguo Modo Griego Dórico o Frigio Medieval, inspirador, de acuerdo con lo

2222

señalado por el inmortal Aristóteles en su obra básica La Política , de “tierna dulzura”. Si los Modos Mayor y Menor aparecieron en el S. XVI d. C, el Modo Dórico es, clarísimamente, anterior al ser creado por la civilización propulsora de buena parte de las artes y cultura: la Antigua Grecia. Dicho modo penetraría, probablemente por primera vez, en la Península Ibérica-así nos lo advierte el musicólogo Ismael Fernández Cuesta- con las colonizaciones griegas instaladas a partir del S. VI a de C, siendo el modo musical matriz, generador de los demás modos utilizados por los griegos en la Antigua Grecia para componer canciones y melodías. Evidentemente, estimados lectores, esto no significa, en absoluto, otorgar la autoría de la Cuartelera a los griegos; ellos simplemente engendraron la base musical, la semilla sobre la que germinó la forma músico/ popular más genuina que conservamos los pontanenses. No hay que olvidar que la Saeta Cuartelera es una variante de la llamada Saeta Antigua la cual, con arreglo a la investigación de distintos autores, procede de los cánticos interpretados por las diversas congregaciones españolas de monjes Franciscanos durante sus Vía Crucis cuaresmales (S.XVII y XVIII d. C) celebrados en diferentes localidades de nuestra geografía andaluza (Marchena, Lucena, Puente Genil, Cabra, Alhaurín el Grande…); curiosamente todas ellas( y es un dato objetivo clave), en la actualidad, poseedoras de un tipo de Saeta Antigua. Antes resalté que el Modo Dórico penetró “por primera vez” en la Península Ibérica con las primeras colonizaciones griegas, e hice lo correcto, me explico; los griegos fueron los primeros en traerlo, pero muchas de las civilizaciones llegadas con posterioridad, también eran portadoras del mismo, generando, entre todas, el sin igual magma musical (éste alcanzó todo su esplendor en los S.XV y XVI d. C) utilizado por los forjadores de la Saeta Cuartelera. Vamos a dar un somero repaso de ellas y observaremos el largo proceso de elaboración y asentamiento del modo musical de nuestra Cuartelera. Después de los griegos, el pueblo más importante que arribó en nuestro país con un período de permanencia de 800 años fue el Romano. Éste heredó y asimiló a la perfección toda la cultura griega, encontrándose aquí con un folklore musical parecido al suyo, que alcanzó afamada categoría internacional con las bailarinas andaluzas Puellae Gaditanae tal como relatan en sus escritos el filósofo Estrabón de Posidonio, los poetas Valerio Marcial y


Juvenal y el historiador Polibio. Según el anteriormente mencionado Hipólito Rossy, dichas bailarinas interpretarían, seguramente, sus danzas con cantos basados en el Modo Dórico. De la misma manera, la presencia de los Bizantinos durante el siglo VI d. C adquiriría gran relevancia al inyectarnos nueva savia de la civilización greco-bizantina. Éstos asimilaron los modos musicales griegos aportándonos el Canto Litúrgico Bizantino denominado, por el profesor José Romero Jiménez, Canto Ortodoxo Griego. Dicho canto, siguiendo al estudioso y flamencólogo Gerhard Steingres, estaría estrechamente vinculado, en sus características musicales, con las Saetas Antiguas, haciendo de éstas unas preclaras receptoras de la herencia musical griega. Asimismo, esencial debió ser la contribución de los árabes y gitanos en el mantenimiento y desarrollo del Modo Dórico. Con relación a los primeros, es un hecho innegable considerar a este pueblo transmisor de las disciplinas griegas al mundo Occidental, incluyéndose, lógicamente, el arte musical (Modo Dórico); así cuando penetraron en la Península (S. VII d. C) hallaron una música popular similar a la suya. En este sentido, el arabista Julián Ribera nos dice que el arte musical de los pueblos musulmanes es heredero del desarrollado en Grecia. Y con relación a los segundos, los gitanos cuando aterrizaron en Andalucía (S.XV d. C) se toparon con unos sistemas musicales (Modo Dórico) análogos a los pertenecientes a su propio folklore debido a la demostrada expansión del arte musical griego por toda Asia, arte que conocerían al proceder éstos de la India. Los gitanos engrandecieron el Modo Dórico gracias a su incuestionable aptitud hacia la música, reflejada en el fundamental papel desempeñado en el proceso de elaboración y conservación del Cante Jondo basado, por cierto, en sus formas fundamentales, en dicho modo. También tenemos que considerar capital la aportación de la liturgia musical de la Iglesia Católica durante los quince primeros siglos después de Cristo. Dicha contribución se diferenciaría en dos vertientes musicales: el Canto Hispano-Visigótico o Mozárabe y el Canto Gregoriano. Con respecto al primero, se cree formó parte de la primitiva liturgia de la Iglesia Hispánica a partir del siglo II de C, fraguándose con los cantos vernáculos españoles y los traídos por los sacerdotes regresados de instruirse en Roma y Constantinopla, volviendo, una vez

más, renovada a España la simiente de los sistemas musicales griegos(Modo Dórico). Dicho canto, recopilado por los eruditos San Isidoro, San Braulio y San Eugenio (S.VII d. C), en opinión de Gerhard Steingress ha llegado a nuestros días - perviviendo a las dominaciones romana y musulmana- bajo la forma de las Saetas Antiguas(¡nuestra Cuartelera!). Y con respecto al Canto Gregoriano- apareció en el S.VII d. C gracias a labor reformadora y selectiva del Papa Gregorio VI-, destacar su papel de poseedor del Modo Dórico el cual debió extenderse, por el imponente protagonismo adquirido por dicho canto, entre la feligresía, entre el pueblo. Llegado a este punto, una reflexión: como señalé antes, según todos los investigadores a los que he tenido acceso, las Saetas Antiguas proceden de las melodías entonadas por los monjes Franciscanos en sus Vía Crucis, entonces ¿no se vislumbra un potencial carácter científico de tal hipótesis una vez advertido la presencia del Modo Dóricoestructura musical principal de las mismas- en los Cantos Hispano/Visigótico y Gregoriano, protagonistas de nuestra música litúrgica asumida, con toda probabilidad, por los Franciscanos? Otro pueblo a tener en cuenta en todo este proceso es el Judío. Son numerosos los estudiosos de la saeta defensores de un extraordinario parecido entre las Saetas Antiguas y los Cantos Sinagogales Medievales de los judíos españoles. Sinceramente, tal circunstancia puede tener su sentido al convivir los hebreos, intensamente, durante la dominación musulmana, con los mozárabes- portadores del ya mencionado Canto Visigótico o Mozárabe- estableciéndose entre ambos el inevitable intercambio de costumbres, formas culturales y musicales. Como conclusión , y ya para finalizar, está claro; en la actualidad, todavía no se sabe con certeza el origen de la Saeta Antigua, y por ende de la Cuartelera, aunque una cosa queda fuera de toda duda: la madre engendradora del sistema causante del comportamiento musical de nuestra Cuartelera es el Modo Dórico. A él he dedicado este artículo para que los pontanenses sepamos algo más de la joya musical que atesoramos y disfrutamos, cada Cuaresma y Semana Santa, en nuestros cuarteles y corporaciones, no olvidando, nunca, aquella premisa esgrimida por don Antonio Machado aplicable a la hora de abordar el estudio de cualquier manifestación cultural:”la pasión no quita conocimiento y el pensar ahonda el sentir”.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA: -Historia de la Música Española. Ismael Fernández Cuesta. ALIANZA EDITORIAL. -Teoría del Cante Jondo. Hipólito Rossy. CREDSA, S.A. -La Música Árabe y su Influencia en la Española. Julián Ribera Tarragó. PRE-TEXTOS, 2000. -El Flamenco y la Música Andalusí. Cristina Cruces Roldán. EDICIONES CARENA. -El Trasfondo Bizantino del Cante Cante Flamenco. Gerhard Steingres. UNIVERSIDAD DE SEVILLA. -La Saeta Cuartelera: una visión musical. (Conferencia celebrada con motivo de II Exaltación de la Saeta Cuartelera de 2008). Álvaro de la Fuente Espejo. -La Otra Historia del Flamenco. José Romero Jiménez. JUNTA DE ANDALUCÍA

23 23


Los dos Patronos Dos devociones fervientes en la Villa Antonio Illanes Cronista de la Villa

De todos es conocido el antiguo patronazgo de Ntra. Sra. de la Concepción sobre la entonces Villa de la Puente de Don Gonzalo y que arranca desde el año 1650, a consecuencia de la gravísima epidemia de peste (en concreto el cólera morbo asiático) que asoló Andalucía por aquellos años. Al ser la Puente de Don Gonzalo lugar de tránsito, a pesar de los cordones sanitarios impuestos por las autoridades, las cuarentenas forzosas y el aislamiento de los pueblos que la padecían, la epidemia llegó a Puente Genil y se cebó en ella hasta el punto de que fue tan grande la mortandad y hubo tal descenso de población, que el pueblo se encomendó con infinita devoción y con rogativas continuas a la Virgen en su ermita de Madre de Dios, prometiéndole que si desaparecía la epidemia la nombrarían Patrona Perpetua de la Villa, y defenderían la Limpia Concepción de nuestra Señora, como así se hizo. Fue ratificado por el obispo de Córdoba, D. Francisco de Alarcón, en el año 1661. La documentación al respecto se conserva y cada año se renueva el Voto en la función del día 8 de diciembre en la parroquia mayor de Ntra. Sra. de la Purificación.

ay quienes piensan, y así lo manifiestan, que el anterior Patrón de la Villa era San Cristóbal, no es cierto. Lo que pasa es que relacionan la imagen que de este santo se encuentra en la parroquia de Jesús Nazareno, que data de finales del siglo XVI, y que la primitiva ermita tuvo esta antigua advocación. Está constatada la existencia de una imagen antigua de Jesús en el año 1595. Sí es cierto que siempre se ha considerado a Jesús Nazareno Patrón de la Villa y en documentos antiguos así consta pero siempre son documentos de la propia Villa, principalmente actas capitulares, no hay una petición o ratificación expresa al Obispado de Córdoba hasta el año 1878, en el que una serie de señores: Agustín Aguilar y Cano (hermano de Antonio), José María Melgar Padilla, Manuel Morales, Dionisio Velasco o Aureliano Borrego Prada, entre otros, solicitan al Sr. Obispo la ratificación de la Iglesia para que el Patronazgo de la Villa sea compartido por ambas devociones y así lo concede. El documento que así lo acredita en cuestión, ha sido hallado por una joven investigadora pontanensa en el Archivo de la Catedral de Córdoba, hallazgo del que tuve noticia gracias a un amigo común, Clemente Rivas, y al que le he comentado que le hiciera llegar a esta investigadora, que sería interesante poder reproducirlo o comentarlo en esta revista de Semana San-

2244

ta del presente año 2009. Un espacio idóneo para que quede constancia del documento. Puente Genil a lo largo de los siglos ha tenido compartida esta devoción. La primera patrona sin embargo fue la Virgen del Rosario, a partir del año 1538. Con motivo de la batalla de Lepanto contra los turcos y la siguiente victoria de la cristiandad, muchas villas entonces de reciente fundación nombraron Patrona a la Virgen del Rosario y desde esa fecha hasta el año 1650 lo fue de la Villa de la Puente. Su primitivo retablo barroco en la parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación lo ocupa hoy día Ntra. Sra. de las Angustias y data hacia el año 1640.


Nuestros antepasados tenían una especial devoción a las dos imágenes titulares y guardianas de la Villa. Cuando había alguna calamidad especial a ellos se encomendaban con fervor, sobre todo en epidemias de peste o sequías a las que se hacían rogativas especiales. Al hallarse la imagen de Jesús en su ermita, entonces en las afueras de la población, con motivo de las epidemias de peste, con las consiguientes cuarentenas, la imagen del Patrón se llevaba a la parroquia para que no se contaminara la sagrada imagen y sus vestiduras y estuviese guardada , ya que en la ermita al quedar abandonada temporalmente y no poder ser visitada podía sufrir algún daño la bendita efigie. Estee año durante la función de la ddic icie ic iemb ie mbre mb re, re Inmaculadaa del día 8 de diciembre, f e impuesta fu impuestta al finalizar la misma, le fue

a la Virgen la Medalla de la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas. Días antes, el 23 de noviembre, durante el almuerzo que todos los años se celebra, una vez que la Virgen se traslada a la parroquia para la novena, tuvo lugar por parte del presidente de la Agrupación de Cofradías, Juan Fernando García Arroyo, la entrega de un artístico pergamino con el nombramiento de Patronazgo (compartido junto con Jesús Nazareno) de la Agrupación de Cofradías. Respecto a Miragenil, denominado primeramente “lugar· y posteriormente Villa, dependiente de la jurisdicción de Estepa y totalmente independiente de la entonces Villa de la Puente de Don Gonzalo, tenía su propio Patrón, Santiago, al igual que la cercana localidad de Herrera perteneciente a Estepa junto con otras villas y lugares. Debido a que stan nte tie ttiempo iemp ie mpoo a lla encomienda mp la villa de Estepa perteneció durante bastante an lo los se seño ñores ddel ño ell es stado ta de Estepa, de Santiago y sus comendadores eran señores estado ell si igl glo XVI Felipe II la vvendió la hasta que en la segunda mitad del siglo rig gen genovés y primeros ma villa a la familia Centurión de or origen marqueses de Estepa. enido desde siempre gran devoción d No obstante, Miragenil ha tenido a aculada Concepción, sobre todo a partir del año 1834 en que se la Inmaculada cconstituyeron consti o ti titu tuye tu yerron ye ro en una única Villa.

25 25


Andalucía bajo los pasos: la historia de una tradición (I) Antonio Jesús Maíz López Capataz y cruceta “Palio”: lienzo anónimo de finales del siglo XVII que representa un paso de palio de la epoca.

s conocido por todos los que nos movemos en el mundo de las cofradías, el auge y el interés que se ha despertado hacia todo lo relacionado con el estilo, manera y formas de portar los pasos de Semana Santa. Desde hace unos años podemos ver por Internet, páginas web y blogs dedicados exclusivamente a este mundillo tan peculiar, infinidad de foros donde se habla y opina, a veces muy a la ligera, haciendo críticas baratas de pasos que andan mejor o peor, de bandas que no “pegan” a determinados pasos, incluso la creación de modas a la hora de vestirse. Pero son muy pocas las páginas y los sitios donde podamos encontrar una visión histórica y profunda sobre este sector de nuestra Semana Santa que tanto hoy nos da que hablar. Es cierto que existen en toda Andalucía grandes lagunas donde históricamente no se hallan documentos, y que estamos huérfanos de datos sobre este tema hasta finales del s. XIX o principios del XX, apuntándose, sobre todo, a que las personas que se dedicaban a estas labores de porteo, eran hombres de muy baja clase social, personas marginadas por la sociedad de aquellos tiempos y que según los historiadores, cronistas y escritores de la época, su trabajo no fue digno de mencionar. Lo que ha llegado a nuestros días se lo debemos en parte a los pintores que a través de sus cuadros nos han trasladado como se componían aquellos cortejos y a los libros de las hermandades, donde se registran contratos de pasos, de personal para llevarlos etc.… Por ello me he armado de valor para intentar hacer un breve estudio sobre la evolución en la forma de llevar los pasos a través de la historia, desglosando después todas las variantes y estilos más importantes que atesora nuestra región Andaluza, finalizando con un estudio más pormenorizado de nuestra localidad.

Los inicios Como origen de todo, debemos de partir sabiendo que en las primitivas cofradías de disciplinantes, y más concretamente en las primeras procesiones o Vía Crucis, solo se procesionaba la imagen de un Crucificado de pequeñas dimensiones y que solía ser portado por un sacerdote. Con el paso de los años, se fueron introduciendo pequeñas andas donde se procesionaban imágenes de Crucificados de tamaño académico, siendo éstos portados

2266

por cuatro o seis hermanos de la cofradía vestidos generalmente con hábitos y con la cabeza cubierta por un capillo a modo de penitente, apareciendo más tarde imágenes de María, algunas veces bajo palio y otras no, presentando la misma estructura que los pasos de Cristo. Estos hermanos portadores llevaban consigo unas varas o bastones terminados en forma de “U” llamados horquillas o jurquetas. Serrano Ortega (mayordomo de la Hermandad del Gran Poder de Sevilla a finales del s. XIX) documenta la existencia de este artilugio en el inventario de la citada hermandad a finales del s. XVI y veremos como el uso de las horquillas está todavía presente en algunas localidades andaluzas, como por ejemplo en la vecina localidad de Lucena o sin ir más lejos, aquí en Puente Genil en el paso de traslado que la Hermandad del Calvario usa para portar a Nuestra Señora del Consuelo durante su Vía Crucis, y el paso de salida de Nuestra Señora de los Desamparados, por ello podemos deducir que la utilización de este artilugio que se usa para apoyar el paso durante las continuas paradas y que tiene forma de bastón, venga a dar a los hermanos portadores de nuestra Semana Santa el nombre único en Andalucía de “bastonero”, aunque, como ya veremos, en ninguno de los pasos actuales de nuestras Cofradías penitenciales se usen ya las citadas horquillas.


“Goya” : “Procesión de disciplinantes” , oleo donde se puede observar cómo la parihuela es portada por muy pocos hermanos y cómo delante de ellos alguien vestido a la usanza de la época ejerce de capataz.

“Grabado”: salida de una cofradía afinales del Medievo, contemplamos un Crucificado de tamaño natural llevado directamente sobre los hombros de los hermanos penitentes y una Virgen tocada de resplandores un el umbral del templo, además se observa los disciplinantes, penitentes, frailes, niños cantores...

Su Santidad Pio IV, que llevó a feliz término el Concilio de Trento en 1563, insta a las cofradías a plasmar y representar escenas de la Pasión con la idea de hacer catequesis a través del arte. Por ello, a partir de 1572 comienzan a ejecutarse por los imagineros de la época los distintos misterios de la Pasión en los que aparecen, además de Cristo, otras imágenes de personajes del Nuevo Testamento como: los Apóstoles (San Juan, San Pedro y Santiago, los que más), Santas Mujeres, sayones, romanos, etc… incluso en algunos pasos de misterio aparece también la figura de la Virgen María. Los pasos, para albergar dichas escenas compuestas de más personajes, son construidos con unas dimensiones bastante mayores, lo que conlleva que también las imágenes adquieren un mayor tamaño para poder ser observadas por los fieles desde el suelo y causen en éstos el efecto de conmover y hacer brotar de esta forma las oraciones. Todo esto supone, en los pasos, un incremento muy considerable

“Los fachini”: este dibujo realizado por Lucas Valdés en 1686, supone el documento más antiguo conocido sobre el mundo de los costaleros. Se observa cómo los mozos llevan un rudimentario costal y un cinturón a la altura de los riñones.

de su peso apareciendo, por un lado, cuadrillas de personas acostumbradas al ocedentes de los puertos uertos y los mercados, y que son contraporteo dee peso, procedentes p soos durante pa dura du rant ra ntee las nt las procesiones proc pr oces oc esiones y por otro tadas por lass cofradías para llevar sus pasos biierra un ttip ip po de ppor orte or teo te o mixto i c personas dentro del la hipótesis de quee hubi hubiera tipo porteo con paso que sustenta la mayor parte del peso y varios hermanos que portando el paso desde fuera eran los encargados de dirigir las maniobras del mismo, deri-

vando éstos posiblemente en los actuales capataces. Aunque no podemos descartar un modelo previo de procesionar los pasos en carrozas empujadas desde el interior por personal asalariado. En ese momento, del cual pocos datos poseemos, surge las dos grandes variantes en la forma de portear los pasos, una en la que los hombres se colocan en el interior de los mismos tras los faldones y que es más común en la Andalucía Occidental, como Jerez, Cádiz, Huelva o Sevilla y donde generalmente los porteadores suelen ser personas asalariadas contratadas a través de un capataz que es el responsable de la misma y el intermediario con la hermandad. La otra forma es, en la que los hermanos se colocan exteriormente alrededor del paso, y posiblemente sea la más lógica, pues lo único que hace es agrandar los pasos y prolongar sus travesaños longitudinales (varales de porteo) para tener más capacidad de porteadores, y que se da mucho más en la Andalucía Oriental siendo la Semague ueña ña su ggran exponente. na Santa malag malagueña De ent ntro ddee es esta tass dos ta dos grandes ga gr Dentro estas varians,, eexisten xiist steen varios modelos para pa fijar el tes, cu uerrpo del porteador al element cuerpo elemento de carga y muchos son los atalajes que se usan para ello, también existen mu pa muchas maneras en las formas de dirig girr los l pasos, dirigir en las formas de vestirse, en llas voces de mando, en las formas de andar etc… Por lo que te emplazo al próximo número de tra revista de S nuestra Semana Santa donde intentaré desglosar todas y cada una de ellas.

27 27


Las grabaciones sonoras y las emisiones sobre la Semana Santa de Puente Genil Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor. Director de la revista El Pontón.

Uno de los mayores problemas que encuentran los estudiosos de la historia local es la falta de datos o documentos que den luz o refrenden sus teorías, sobre todo cuando la búsqueda va más allá de la frontera imaginaria que supuso para la cultura la Guerra Civil de 1936 a 1939. A partir de esa época, la aparición de forma generalizada de medios de difusión, grabación y copia ha procurado una fuente rica de documentación. En este artículo se pretende hacer referencia a las distintas grabaciones sonoras y emisiones de carácter nacional que, a partir de los años 50 del pasado siglo, se han realizado sobre nuestras tradiciones mananteras.

“Seco Hijo”, Francisco Moyano Reina y José Rivas Quintero, el 10 de marzo de 1954

Las primeras grabaciones. Francisco Moyano Reina Siempre he defendido que, en la mayoría de los casos, la continuidad de una tradición se basa en la existencia de una figura que se da cuenta de que la única forma de que pervivan las cosas es haciéndolas públicas, abriendo al conocimiento general su experiencia, aprendida de la misma forma. Indudablemente, en Puente Genil Francisco Moyano Reina ha sido maestro en el arte de enseñar lo nuestro no sólo a los más cercanos, sino a España

entera. Desde su puesto de ingeniero de telecomunicaciones en Radio Nacional de España soñó con programas que dieran a conocer al mundo que existía un pueblo, su pueblo, que poseía un patrimonio musical y cultural fuera de lo común. Sabedor, como hombre de mundo que era, de la importancia futura de las viejas coplas y canciones de Carnaval que, irremisiblemente y a causa de la prohibición de la época de Franco, se estaban perdiendo, dedicó unos años a aprender las melodías y a copiar las letras de muchas de ellas. Para esa labor utilizaba una pequeña flauta. Además, ideó una forma de dar a conocer a España entera la genuina saeta cuartelera y otros cantes de nuestro folclore: haciendo una grabación para emitirla por Radio Nacional, en la que se incluyeran las letras de las cuarteleras de la Pasión de Jesucristo que se cantaban (y cantan) en Puente Genil, y otras señeras de la tradición andaluza, acompañadas del texto de San Mateo. Es, creo, la primera vez que se recogían de forma “oficial” y con trascendencia estos cantes. Fue en 1953. Moyano reunió en el cuartel del Imperio Romano a la flor y nata de los cantaores

29 29


Carátula del casete de 1981

locales de la época: Juan García Hierro, Antonio Rodríguez El Remendao, Manuel Herrador Borrego, José Bedmar El Seco (padre e hijo), Antonio Velasco El Balilla, José Cejas, Antonio Illanes y Antonio Fernández (que todavía ni había triunfado ni era conocido como Fosforito). También intervino el llamado Niño de Castro. Tras una introducción de D. Calixto Doval Amarelle (notario afincado en Puente Genil que, entre otras cosas, fue portavoz del Imperio Romano), el inmortal locutor Matías Prats (la voz más conocida de las ondas en aquellos años) fue relatando el texto sagrado de San Mateo. Se emitió el Lunes Santo de ese año a través de la emisora de Madrid (sólo un fragmento) e íntegra el Martes Santo desde la emisora de Sevilla. Aquella obra ha sido de las más regrabadas y copiadas de las que circulan por nuestro pueblo. Este año 2009, con motivo de ser hermano mayor de la Hermandad de las Angustias, Agustín Moyano Carmona (hijo de Francisco Moyano) ha reeditado esta joya en disco compacto, una vez remasterizada. El éxito del trabajo citado hizo que el año siguiente Francisco Moyano acometiera otro nuevo proyecto: hacer saltar a las ondas distintos aspectos musicales y literarios de nuestra Semana Santa. Ideó una emisión radiofónica a la que puso el título de Semana Santa

3300

en un pueblo de Andalucía. Sobre la base de un texto escrito por él mismo y relatado de nuevo por Matías Prats, se fueron desgranando saetas y marchas del Imperio Romano. En el mismo participaron Juan Hierro, Fosforito y el Grupo de Música de Los Romanos. Fue emitido el 17 de marzo de 19541. También por esa época, y para dejar constancia de otra de las peculiaridades de nuestra música, se grabó el Rosario de la Aurora. Para ello, Moyano contó con la inestimable colaboración de Joaquín Ruiz Millán que puso a su disposición al coro y capilla que formaban la Schola Cantorum, de la cual era director. Participaron cantores de voces inolvidables, como Manuel Velasco Cosano, e instrumentistas como Tabares, Dorado, el P. Andrés Orellana, etc. También intentó grabar las coplas del Coro, pero diversos motivos hicieron inviable el proyecto. Con esta última, terminó de completar la serie que recogió la música de Puente Genil. Posteriormente, en 1972, haría otra aportación impagable a nuestra cultura: la reedición del libro de Miguel Romero (publicado por su autor en 1911). No cabe duda de que estas emisiones radiofónicas sirvieron para que el mundo conociera el folclore de Puente Genil. Prueba de ello es la venida a nuestro pueblo, en 1956, del antropólogo inglés Deben Bhattacharya. Además de cantes flamencos y saetas de Sevilla, grabó la ambientación y las cuarteleras del Apostolao (cajas destempladas y cadenas del Demonio y la Muerta incluidas) en el cuartel de esa corporación. Participaron los saeteros Juan y Manuel Hierro, Chiquito Rivas y El Balilla. Todo el trabajo fue recogido en un disco de vinilo que se tituló Portrait of Andalusia – The living tradition, cuya portada es una foto de la procesión del Viernes Santo por la calle de la Plaza. Tras estos años, vendría una época de profunda crisis y recesión de nuestra Semana Santa. Incluso hubo eruditos iluminados (caso del famoso Caro Baroja), que vaticinaron la desaparición de este tipo de fiestas populares por falta, entre otras cosas, de interés y relevo generacional.

Los años setenta y ochenta. Aparición de los casetes Echando por tierra esas que podríamos llamar “teorías eruditas”, se produjo a partir de finales de los sesenta un renacer de la Semana Santa. Poco a poco se fueron refundando corporaciones casi extintas y aparecieron otras nuevas. Lo mismo ocurrió con las cofradías y hermandades. Eso también trajo consigo la generación de un interés por poder escuchar nuestras músicas, en unos momentos en los que había aparecido un elemento tecnológico que ponía a disposición de todo el mundo la manera de recoger y escuchar el ambiente vivido en los días de Cuaresma y Semana Santa: el radiocasete. Todos los que pasamos de los treinta y muchos, recordamos la imagen de la plaza del Calvario en la Diana, con los casetes sobre las cabezas para recoger las notas de tan sublime melodía. En 1968, visitó Puente Genil un equipo de TVE que grabó las procesiones de Miércoles, Jueves y Viernes Santo. Volvió a emitirse en TVE nuestra Semana Santa, mas esta vez sólo la tarde del Viernes Santo, el año 1972. En 1977 fueron varios días los que aparecieron en un reportaje (Sábado de Ramos, Miércoles, Jueves y Viernes, así como el Domingo de Resurrección). Todos estos documentos circulan últimamente en soporte informático (DVD) e incluso los hemos visto en Internet, en el sitio de Youtube. En este ambiente surgió una nueva idea de la mano de un gran pontanés, Manantero Ejemplar 2005: Miguel Velasco. Éste, en el año 1976, con la participación de Alfredo Asensi y Antonio Muñoz Reina, en las instalaciones de la Cadena Cope de Córdoba (en la que trabajaba como técnico) montó la grabación que denominaron Semana Santa en Puente Genil, con textos tomados casi íntegros del pregón de Joaquín González Estrada (1959).


Participaron, además de los dos citados que pusieron sus inconfundibles voces como hilo conductor (Asensi narrando y Muñoz Reina recitando), los saeteros Luis de Córdoba, Juan Hierro y Pepe Valle. Se incorporaron cánticos del Coro y pasodobles y marchas del Imperio. La ambientación fue bastante buena, pues hasta se “pegó” la grabación del momento en que las campanadas del reloj de la Concepción tocan, cuando Jesús Nazareno pasa por ese lugar en la tarde del Viernes Santo. Igual que Francisco Moyano, hubo otro romano de casta, José Rivas Carmona, cuya labor en pro de nuestras tradiciones es impagable. Miembro de la Schola Carátula del casete de 1986 Cantorum y conocedor de la música del Imperio, tuvo la idea de recoger en una grabación doble varios aspectos de nuestro folclore manantero: saetas cuarteleras y flamencas, pasodobles y marchas del Grupo de Música de Imperio Romano, cantos de la Schola Cantorum (que en esa época comenzaba a remontar el vuelo tras la profundísima crisis de los años sesenta y parte de los setenta) y un poema de Pérez Carrascosa que, desde entonces, se convirtió en un clásico: Las fiestas de La Puente. Coordinados por Pepe Rivas, en los estudios Sonisur de Montilla se grabaron dos casetes. En los mismos participaron, además de la Schola Cantorum y el Grupo de Música, los cantaores Juan Hierro, Frasquito de Puente Genil, Antonio Velasco El Balilla, José Rivas Chiquito, Los Miguelones (Miguel y Antonio Martín Flores), los hermanos Lavado (Juan y Pedro), y Juan Ortega Chacón (que recitó el poema de Pérez Carrascosa). El hilo conductor lo llevó Pepe Rivas con textos de Francisco Luque Estrada. Este trabajo vio la luz en 1981. Las portadas de los volúmenes fueron las fotos de Jesús Nazareno (volumen I) y la Virgen de la Soledad (volumen II). A principios de los años ochenta, el músico cordobés Luis Bedmar creó un poema sinfónico titulado Viernes Santo pontano, en el que armonizó para banda sinfónica los pasodobles y marchas que se suelen interpretar ese día en nuestro pueblo. Incluía fragmentos de la Diana, Gloria al Muerto, Trípili, Viernes Santo triste día,… Este interés de Bedmar por la música de Puente Genil es debido a que su esposa es natural de aquí y entusiasta de nuestra Semana Santa. El concierto en que se estrenó, celebrado en la iglesia del Hospital, fue grabado de forma artesanal y todavía circula en cintas de casete. No sería mala idea volver a tocarlo y grabarlo como es debido, pues nos muestra una forma distinta (y no menos preciosa) de escuchar nuestras músicas emblemáticas. Con el nombre de Frasquito canta al Nazareno, Francisco Baena Diéguez publicó un casete en 1984, en el que recogía saetas y cuarteleras (cuatro cuarteleras y ocho flamencas). Tuvo también bastante difusión y es inencontrable hoy día. En 1986 se designada pregonero de la Semana Santa de Puente Genil a la Schola Cantorum Santa Cecilia. En una mañana memorable de Domingo

de Ramos, desgranaron un pregón basado en los cantos. Para recoger éstos, se realizó una grabación en Sonisur al año siguiente, en la que se incluían todos los interpretados. El trabajo salió al mercado con el nombre de Semana Santa en Puente Genil – Volumen 3. Schola Cantorum Santa Cecilia. Aparecen voces inolvidables como las de José Luis García García, Joaquín Ruiz, etc. Los organistas fueron el director hasta ese momento, Antonio Cuevas Núñez, y el actual, Rafael Sánchez. Los solos corrieron a cargo de Javier Velasco, José Luis García, Joaquín Ruiz Millán y Antonio Cuevas. Desde mediados de los ochenta comenzaron a aparecer programas radiofónicos de forma regular en las distintas cadenas que fueron abriendo emisoras en los alrededores (Cope, Ser, Onda Cero,…). Mención aparte merece Francisco Luque Estrada con su programa de Radio Atalaya La Puente al día, en el que, al llegar la Cuaresma, dedicaba bastante espacio a entrevistas y fragmentos de pasodobles y cantos. Hoy día las grabaciones de esos programas son una joya documental de valor incalculable. También a partir de esa época, con la creación de la televisión por cable, menudearon los programas sobre la Semana Santa. La década de los ochenta, como todos sabemos, fue la del auténtico resurgir de nuestra Semana Santa. Proliferaron actos culturales y de exaltación de cantos, saetas, músicas, etc. Y no sólo en el ámbito local. El 6 de abril de 1987 se celebró en la Catedral de Madrid un magno concierto titulado Músicas andaluzas de la Semana Santa, bajo los auspicios del Ministerio de Cultura a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, enmarcado en el Festival Cumbre Flamenca. En el mismo participaron artistas e instituciones musicales de Sevilla, Marchena, Castilleja de la Cuesta, Archidona, Arcos de la Frontera y Puente Genil. Nuestros representantes fueron el Grupo de Música -que interpretó Gloria al Muerto, Legiones romanas, Miserere, Stábat Máter, Recuerdo y Enriquetilla- y un grupo de saeteros -formado por Miguel y Antonio Martín Flores, Fernando Matas Cejas y José

31 31


Ruiz Mancilla El Pinto- que ofreció un conjunto de cinco cuarteleras -Lleno de polvo y sudando, ¿Quién me ayuda a mi a llevar?, Eres la flor más temprana, Las lágrimas de María, Ya está el infierno cerrao- La obra fue grabada, bajo patrocinio de la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, en dos discos de vinilo de 33 rpm y se difundió por toda España.

Los años noventa En la última década del siglo XX surgirían dos innovaciones técnicas que vendrían a revolucionar de nuevo el mundo de la difusión de información. Fueron los grabadores de discos compactos por medio de la informática, y la aparición del DVD. Además, los programas de la televisión local comenzaron a emitir en directo las procesiones y actos culturales relacionados con la Semana Santa. Desde mediados de esta década comenzaron a venderse las grabaciones completas de los días de Semana Santa (en videocasete primero y en DVD años después). La primera obra que salió al mercado, en 1993, fue un nuevo trabajo de Frasquito, titulado El Sentir Pontano. En él se intercalan saetas cuarteleras y flamencas con algunas marchas procesionales y toques de cornetas y tambores. Ese año, la imagen del Terrible es trasladada a Madrid para su restauración. A su vuelta se organizaron una serie de actos culturales. Entre ellos, un concierto de música sacra a cargo de una joven coral que había nacido dos años antes: la Coral Mixta Polifónica Miguel Gant. Los temas que se interpretaron fueron grabados en CD y casete, bajo el título Concierto en honor a Nuestro Padre Jesús Nazareno. Al tratarse de una coral mixta, hubo participación de voces femeninas. Fue una vuelta a los ancestros, aunque no exenta de polémica, que se cantaran temas de la tradición musical por voces mixtas (casos del popular Batido, Alondras, Stábat Máter), etc., porque la mayoría de las coplas tradicionales se hicieron para canto de mujeres (que eran, en muchos casos, las componen-

3322

Portada del disco grabado en 1987

tes de las capillas cuaresmales hasta la Guerra Civil). Fue una preciosa aportación al acervo musical pontano que tuvo una magnífica acogida. Ese mismo año también, el Coro Virgen del Amor (formado en 1987 en el seno de la cofradía de la Santa Cena y Virgen del Amor) grabó su primer disco. Lo titularon Siempre a Tu “lao”, y en el mismo se incluían algunos temas semananteros como Jesús de la Santa Cena, Mi valiente costalero y Cuando la veo salir. Volverían a grabar en 1997, con motivo de su X aniversario, otro CD titulado Mi corazón en La Puente, que también incluía temas relacionados con la Semana Santa (Cuando sea mayor, Madre de Dios, Costalero, etc.). Desde 1981, el Imperio Romano no había vuelto a publicar documentos sonoros. Había ganas por parte de todo el mundo manantero de tener algún disco del Grupo, pues los señalados anteriormente eran inencontrables. El hermano Javier Velasco Carvajal acometió el proyecto de recoger un ensayo en Bodegas Delgado. Fue el 14 de marzo de 1996. En un improvisado (pero singular y romántico) estudio de grabación, entre botas de vino, se recogieron “de un tirón” catorce pasodobles. Aunque no tuvo difusión oficial (era una grabación para los hermanos de Los Romanos), fue el punto de partida para futuros proyectos. En 1997, en una iniciativa pionera en el mundo de la Semana Santa, a propuesta de Antonio Velasco Carvajal y Javier Morón, la Agrupación de Cofradías editó un CD rom multimedia que recogía diversos aspectos de nuestra Semana Santa (música, poesía, fotografía, información turística e histórica). Pese a ser algo innovador, no tuvo la difusión esperada. En el mismo aportaron sus voces Javier Velasco, María José Morgado, Jesús Álvarez, Santiago Reina, Carlos Delgado, etc. El fin de la década trajo tres trabajos. La Schola Cantorum editó, en 1999, uno formado por un pequeño libro que contaba su historia y un CD en el que se incluyeron todos los cánticos de autores locales. En este disco com-


pacto están recogidas por última vez las voces de Joaquín Ruiz Millán y Pepe Rivas, que cantan a dúo un evocador Envuelto en blanco cendal. Esta obra se tituló Entre Quinarios, Sermones y Letanías. La emisora de radio Puente Genil Radio (que regentaban Javier Velasco, María José Morgado, Paco Díaz y Javier Morón) dio luz a Semana Santa en Puente Genil volumen IV, formado por grabaciones en directo y que, como nota de interés, tiene la colaboración de la artista Nati Mistral, que pone su voz a la prosa poética denominada Ráfaga (de Agustín Rodríguez). Este disco se entregó gratuitamente con la revista de Semana Santa de ese año. El trabajo técnico corrió a cargo de Javier Velasco. Y, por fin, ese mismo año, a iniciativa del joven aficionado Manuel Montilla, se llevó a cabo la edición del último casete que –que sepamos- ha visto la luz en nuestro mundo manantero. Me refiero a la obra Por artistas que sepan cantarla… que está hecho con las voces, los versos y el sentimiento de jóvenes hermanos que en aquellos años (hace ya una década) comenzaban su vida manantera y que hoy día son la base de nuestra música.

La Década actual Lejos de ser la odisea de los años cincuenta, la grabación de cualquier tipo de trabajo audiovisual está hoy día al alcance de casi cualquiera. Los programas informáticos avanzados pero fáciles de adquirir y usar, el bajo coste de este tipo de material, etc., han hecho que proliferen grabaciones sonoras y visuales. Mas no dejan de ser, en la mayoría de los casos, trabajos particulares y de poca difusión. La década y el siglo se inician con la grabación por parte de la Agrupación Musical Nuestro Padre de los Afligidos de Cruz de Pasión, en el Teatro Circo. Incluye saetas cuarteleras, flamencas y marchas. Volverían a editar en 2004, esta vez un trabajo titulado Y fui tu costalero, que incluye temas de autores locales (como el gran compositor de este tipo de música de banda, Moreno). En 2004 fue recogido su desfile procesional por las calles de Jaén del Miércoles Santo en otro disco a beneficio de la cofradía de Ntro. P. Jesús del Perdón, Ntro. P. Jesús del Amor en su Prendimiento y María Stma. de la Esperanza. A instancias del Manantero Ejemplar 2009, Rafael Montero Urbano, Javier Velasco y Carlos Delgado grabaron gran parte del patrimonio musical y poético de la cofradía de la Virgen de la Soledad en el CD titulado A María Stma. de la Soledad. En su realización participaron los hermanos Lavado, Rufino Rivas, Rafael Sánchez, Daniel Matas y los dos anteriormente citados. Siguiendo el guión narrativo de Carlos Delgado, se fueron introduciendo saetas, cantos, marchas, etc., con una ambientación nunca montada antes en Puente Genil que fue gracias al artesanal trabajo de Javier Velasco. En 2005 la hermandad de la Virgen de las Angustias editó un trabajo del mismo tipo, con textos y narraciones de Jesús Álvarez de Sotomayor, las voces de Mª José Morgado, Santiago Reina, Javier Villafranca, Lorenzo Reina, familia Sierra, Rafael Salas, etc., así como la participación de miembros de la Schola (Iván Fernández, Antonio A. Pino, Carlos Delgado, Rafael Sánchez), con acompañamientos musicales a cargo de Miguel Velasco Ruiz. Fue a instancias del hermano mayor Martín Reina Carmona. También fue Javier Velasco el encargado de todo el trabajo técnico y artístico (grabación mezclas, remasterización, etc.). En 2002 se presentó también un disco esperado. Se trata de un doble CD que recogía música de Los Romanos. El primero era la reedición de los temas que aparecieron en 1981. El segundo recogía tres marchas estre-

nadas en las últimas décadas (Soledad pontana, Madre de la Isla y Virgen de la Guía) y La maga (que se había recuperado dos años antes gracias al trabajo de Rafael Sánchez Pérez); además, quince pasodobles. La grabación se realizó en enero de 2001 en el cuartel del Imperio Romano. Su artífice fue, de nuevo, Javier Velasco Carvajal. Hablábamos al principio de que La Pasión según San Mateo en saetas fue la primera grabación hecha en Puente Genil. En 2003, cincuenta años después, la corporación de Los Apóstoles editó una nueva versión en la que se mezclaba lo viejo y lo nuevo. Viejas voces ya desaparecidas (Balilla, Chiquito, Ranchal), veteranas (Miguelón y Antoñín Martín) y nuevos valores (José Carlos y Jero Martín, José Luis Andújar) se fundieron en un trabajo dirigido por Javier Velasco (que puso su voz a la narración evangélica). También publicarían (pero en el ámbito íntimo de la corporación) otro disco con los temas recuperados que no pudieron (por motivos de espacio) incluirse en el CD. El último disco de saetas que se ha publicado fue el titulado Más que Pasión, que en 2005 vio la luz y en el que vuelcan todo su arte tres de las más importantes figuras de la saeta en Puente Genil y resto de España: Juan Lavado, Rufino Rivas y Julián Estrada. Por último, queremos reseñar el doble disco que la Schola Cantorum publicó en 2007 bajo el título Schola Cantorum 1890 2007. Se grabó en el coro del Hospital y en la Escuela Municipal de Música ubicada en Los Frailes, entre enero y noviembre de 2006. Además de las coplas más señeras de nuestra tradición, incluye los himnos de los dos patronos: Jesús Nazareno y la Inmaculada. De nuevo su artífice técnico fue Javier Velasco Carvajal. Creo que la historia de Puente Genil, en lo que a música manantera se refiere, tiene asegurada su continuidad o, por lo menos, está a salvo del olvido con todos estos trabajos que no han hecho otra cosa que perpetuar la memoria de nuestros antepasados.

1

Todos estos datos están tomados del magnífico estudio que sobre la saeta cuartelera ha realizado Juan Ortega Chacón en la obra publicada este año titulada Medio Siglo de Semana Santa en Puente Genil: 1959 2009, editada por la corporación bíblica La Espina, con motivo del cincuentenario de su fundación.

33 33


Nuestro Padre Jesús Nazareno Patrón indiscutido de Puente Genil “Tributen gloria a tu grande Nombre, por cuanto él es terrible y santo”. [Sal 99 (98), 3] Francisco Javier Reina Jiménez Cofrade Mayor

Muchos son los nombres con los que se conoce y que se otorgan a la bendita imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Puente Genil, y entre ellos siempre destacó el título de Patrón con que los hijos de esta Villa, desde tiempo inmemorial, quisieron distinguirlo, dando así cumplido y agradecido testimonio de fe, amor y devoción hacia tan venerada imagen -receptora de sus incontables súplicas y plegarias- en cuyo bello semblante el pueblo ha visto el verdadero rostro de Dios y, en tan cautivadora mirada, la más sublime dispensadora de las numerosas mercedes y gracias que nos ha concedido a lo largo de más de cuatro siglos, siendo el bálsamo infalible y constante alivio de cuantos a Él nos encomendamos.

n el año 2003, en el capítulo que tuve el honor de escribir para el libro que sobre la Cofradía de Jesús Nazareno editó la Excelentísima Diputación de Córdoba, decía al hablar del título de Patrón con que los pontanos lo distinguimos: “Por más que algunos objeten, cuando tildamos de Patrón a Jesús Nazareno, que no hay reconocimiento oficial que así lo confirme, para la inmensa mayoría de Puente Genil, Nuestro Padre Jesús Nazareno es y seguirá siendo el Patrón del pueblo [...] Desde siempre fue sentir unánime de los pontaneses aclamar y vitorear a Jesús Nazareno como Patrón de la Villa, correspondiendo así a los incontables favores atribuidos por su divina mediación y a tantas gracias derramadas sobre esta tierra y sus moradores. Título indiscutible con el que se le ha querido designar y distinguir desde muy antiguo y que aparece repetido profusamente en actas y documentos de lo más variado. Diversos avatares y circunstancias históricas impidieron que fructificaran los intentos efectuados en el último cuarto del s. XIX y primero del siguiente para obtener ese reconocimiento oficial. Después, según parece, simplemente no se insistió más, al menos no constan acuerdos en este sentido aunque es cierto que el asunto se ha comentado en alguna Junta pero sin recogerse ni concretarse nada en acta, al no querer for-

Sandra Carvajal y Francisco Javier Reina, cofrade mayor de Jesús Nazareno

35 35


Obispo Ceferino González

zar una situación que por demás, para todo el mundo está bastante clara. Para aquellos que aún le quepa alguna duda sobre si Jesús Nazareno es el Patrón de Puente Genil sólo queda invitarles a observar la peregrinación diaria de fieles a su ermita-santuario, o preguntarles si han visto algún domicilio de nuestro pueblo donde falte una pintura, fotografía o estampa del Terrible, o que se fijen en las lápidas de nuestro campo santo que responderán por sí solas de la esperanza de los que aguardan la resurrección del final de los tiempos y que anuncian calladamente que el Nazareno es Patrón de vivos y muertos. La devoción a Jesús Nazareno traspasa el ámbito estricto de la fe y sustentada en ella, se plasma hasta en lo más cotidiano y se extiende a las más variadas expresiones artísticas que, a lo largo de siglos, se han puesto al servicio del Terrible y han desbordado incluso a la propia cofradía para convertirse en la ofrenda interminable y el testimonio inmarcesible de tantos pontaneses que con su entendimiento y saber han ido construyendo como sólido edificio, un hermoso y gigantesco himno de alabanza a la mayor gloria del Hijo de Dios y Patrón de Puente Genil”. Al releer lo escrito hace tan sólo un lustro, uno no puede por menos que

3366

sonreír. Y digo esto, claro está, por que Jesús Nazareno pone las cosas en su sitio en el momento que Le parece más oportuno. Hace tiempo que el saber y el conocimiento, que la capacidad de hurgar en la historia y escudriñar en el pasado –archivos, legajos, yacimientos, objetos, vestigios- dejaron de estar al alcance de unos pocos estudiosos y eruditos, de unas pocas mentes privilegiadas para, con la universalización de la enseñanza, pasar a ser legión aquellos a los que sus estudios y capacidad les ha permitido bucear y hacer aflorar muchos de los episodios más recónditos y ocultos de nuestra rica historia local. Del caso aislado de aquellos sesudos, pacientes y sapientes hombres, como Agustín Pérez de Siles y Prado, Antonio Aguilar y Cano y algunos más, brillando con luz propia y potente a finales del s. XIX, se pasó a un letargo ignominioso tan sólo explicable por los duros episodios que marcaron a España en general y a Puente Genil en particular en buena parte del s. XX, convertidos en años oscuros y de silencio de los que volvemos a salir, para riqueza de nuestro patrimonio local, en torno a los años setenta de la pasada centuria. Serán estudios y publicaciones de hombres eminentes como el catedrático de Historia del Arte, Jesús Rivas Carmona, o el incansable profesor José Segundo Jiménez Rodríguez, quienes saquen a la luz, junto a otros muchos enamorados de la historia de Puente Genil, buena parte de los datos sobre los que hoy seguimos trabajando quienes escribimos de aspectos artísticos y devocionales de la religiosidad popular. Quiero decir, tras esta larga parrafada, que NADIE, ni antes ni hasta el pasado mes de diciembre -a pesar de todo lo investigado y escudriñado sobre Puente Genil incluso en el propio Obispado- había descubierto ni podía sospechar que existiera el nombramiento “oficial” de Patrón a favor de Jesús Nazareno. Ha tenido que ser una joven licenciada en Filosofía y Letras, paisana nuestra, Sandra Carvajal Ruiz, la que providencialmente, mientras realiza unas prácticas profesionales en el archivo del Obispado, se topa con la solicitud que elevan un 24 de diciembre de 1877 los componentes del Ayuntamiento, el numeroso clero de aquel tiempo, cofradías de Jesús Nazareno e Inmaculada y finalmente una representación de los vecinos de Puente Genil al erudito filósofo dominico Fray Zeferino -solía firmar así, en vez de Ceferino- González y Díaz Tuñón, a la sazón obispo de Córdoba (1875-1883), solicitándole este reconocimiento de patrones para Jesús Nazareno y la Purísima, el cual dicta su Decreto de aprobación apenas un mes después, el 20 de enero de 1878, quedando redactado el mismo en el margen de la bellísima solicitud que se le había cursado. Decreto del que, según parece, nunca se llegó a tener conocimiento porque quedó para siempre archivado y no consta que hubiese llegado a Puente Genil algún tipo de oficio informando a los solicitantes de la decisión tomada. Las palabras de la súplica elevada al Obispo y su respuesta, redactadas con los giros lingüísticos de la época, no tienen desperdicio. Veamos sólo algunos de sus primeros párrafos: “Excmo. e Iltmo. Sr: El Ayuntamiento, Clero, Cofradias de Nuestro Padre Jesus Nazareno y Maria Santisima de la Concepción y vecinos de la villa de Puente- Genil, cuya representación llevan respectivamente los que suscriben, con todo el respeto y veneracion debida, á V.E.I. hacen presente: Que desde tiempo inmemorial ha considerado esta villa por sus Custódios Protectores á Jesus bajo la advocación de Nazareno y á Maria en el Misterio de su Purisima é Inmaculada Concepción á quienes ha recurrido y recurre en cuantas calamidades pesan sobre estos habitantes que siempre recibieron


inmediato socorro y prodigo beneficio á su peticion. Esto ha engendrado la grande devocion y solemne culto que perpetuamente se ha dado a Jesus y María […]”. La confirmación no pudo llegar más rápida: “Córdoba 20 de Enero de 1878. Atendiendo a los laudables deseos del Ayuntamiento y pueblo de la Villa de Puente Genil y por lo que á Nos toca aprobamos la eleccion por patronos de dicha Villa a Ntro. P. Jesus Nazareno y la Purisima e Inmaculada Concepción de Maria Santisima por patronos y especiales tutelares de ella […]”.

Solicitud de 1877

Oficialmente, por tanto, son ya 131 años los que lleva Jesús Nazareno siendo Patrón de Puente Genil. Espero que esos pocos mentecatos que a la menor oportunidad intentaban negar la evidencia arguyendo con cierto dejillo hilarante que Jesús “no era patrón oficial” con idea de molestar o de influir en no sabemos quien y sin querer reconocer ese patronazgo que ya el pueblo desde lo más profundo de su corazón le había otorgado desde todavía mucho antes –y que al fin al cabo es lo que tiene más valor y no lo que diga cualquier papel oficial-, respondan ahora con la misma alegría que nos ha asaltado a la inmensa mayoría de los pontanenses ante la confirmación de lo que ya tantos sabíamos por que así lo venimos sintiendo y se nos ha ido transmitiendo de generación en generación. Y tan profundo y constante ha sido siempre ese sentimiento -a la vez prueba evidente de que la concesión del patronazgo nunca llegó a conocerse, o, en todo caso, de que nuestros paisanos querían elevar más si cabe este reconocimiento- que sólo cinco años después vuelven a pedirlo. Si la solicitud de 1877 -recién hallada por Sandra Carvajal- la encabezaba el alcalde Rafael Reina Carvajal y se cursaba al excelentísimo e ilustrísimo prelado cordobés, la de 18 de enero de 1883 –que si conocíamos- estará encabezada por un nuevo alcalde, Francisco de Paula Méndez Campos y dirigida nada menos que a Su Santidad el Papa León XIII, no habiéndonos llegado hasta hoy, tampoco, noticia alguna sobre la respuesta que obtuvo la misma. Invito desde aquí a seguir esta pista y quien sabe si las pesquisas futuras nos depararán nuevas e interesantes sorpresas.

Solicitud de 1883

Reproduzco, sólo algunas líneas de esta segunda solicitud: “Sanctisimo Pater. Los que suscriben individuos del Ayuntamiento de Puente Genil provincia de Cordoba á Su Santidad exponen: Que deseando contribuir en gran manera al bien de la sociedad y especialmente de este pueblo, cuyos intereses materiales y morales le estan confiados, solicitan de Su Santidad una Bula que declare á Nuestro padre Jesus nazareno y a Nuestra madre y Señora Maria Santisima de la Concepción, Patrones de esta Villa. La devocion á Nuestro Padre Jesus nazareno, es tan antigua, como el Culto Católico que tiene cierta predileccion por aquella Imagen que representa á Dios hecho hombre y que unido á nosotros intimamente en su encarnacion hizo suyas nuestras miserias sintiendo aquél dulce afecto de compasión, que solo esperimenta, quien ha padecido el mal que vé sufrir á sus semejan-

37 37


tes. Existe una Cofradía ó asociacion piadosa dedicada no solo á dar culto á la Imagen de Jesus de Nazareno sino á dar ejemplo a la sociedad entera, practicando las virtudes cristianas que han de redimir nuevamente á la humanidad apartandola del vicio del egoismo é interes personal, que parece dominar al mundo. Para dar impulso á dicha sociedad que prosigue fines tan religiosos y humanos como los expuestos, cree la Corporacion, que tiene la alta honra de elevar sus suplicas a Su Santidad, que ningun medio es mas seguro y eficaz que el propuesto de declarar a Nuestro Padre Jesus, patrono de esta villa, para alentar y despertar el espiritu cristiano de todas las clases sociales que con la mayor complacencia se confunden en esa asociación piadosa. Ya por Bula de Nuestro Santo Padre Gregorio XVI, fué incorporada mencionada cofradía, á la que con igual advocacion existe en la Iglesia de Santa Elena de Roma desde cuya época se acrecienta el fervor y culto á Jesus en terminos que por todos se proclama y reconoce como Patron, no faltando mas que la sancion de Vuestra Beatitud á cuyo efecto pedimos se sirva declararlo con la Santisima Virgen Maria en el Misterio de la Inmaculada Concepcion”. […] Tras esta exposición que demuestra el continuo interés de nuestro pueblo por coronar con las más altas glorias a sus patronos, sólo me resta expresar públicamente mi gratitud a Sandra Carvajal por este emocionante y providencial hallazgo. Para mi, la divina providencia, la mano protectora de Jesús Nazareno ha estado de por medio y ha venido en nuestra ayuda, sirviéndose de Sandra, para recordarnos que Puente Genil, por encima de otros intereses, siempre estuvo a su lado y lo quiso por Patrón. Esto ha bastado para poner definitivamente en su sitio a las posibles mentes calenturientas y desinformadas que de vez en cuando intentan contaminar los más puros y leales sentimientos que en nosotros despierta el Patrón indiscutido de Puente Genil, nuestro ben-

Agustín Aguilar y Cano

dito Nazareno. Otros, con sus acciones, puede que intenten causar mella y merma en el respeto debido a nuestro Patrón, pero la historia, en este caso con dos corporaciones municipales distintas, siempre llega para recordarnos una y otra vez esa gran verdad: JESÚS NAZARENO ES EL PATRÓN QUERIDO Y VENERADO DE LOS PONTANENSES. Un Cofrade Mayor recién llegado al cargo, Agustín Aguilar y Cano –gobernó la cofradía desde 1877 a 1889- firmó la solicitud pidiendo se nombrase oficialmente a Jesús Nazareno, patrón de Puente Genil. Que el hallazgo del documento se haya producido al comienzo de mi recién inaugurado mandato, me llena de orgullo y satisfacción y lo interpreto como un auténtico privilegio, por lo que pido a todos, que como ya veníamos haciendo desde antes de que hubiera de por medio un papel “oficial”, sigamos teniendo en Jesús Nazareno al Patrón de nuestras vidas. Que en estos momentos de crisis y de dificultad, en que muchas familias se ven abocadas a situaciones de angustia y verdadera necesidad, sigamos confiando y encontremos en nuestro Nazareno y Terrible pontano la ayuda y las fuerzas para superar los malos momentos de todo tipo. Que Él sabe corresponder siempre a la fe que le tenemos y no nos defrauda. Que esta Cuaresma sigamos teniendo en Él ese faro que guía y alumbra nuestros caminos mananteros y el Viernes Santo volvamos a arroparlo y acompañarlo con la devoción y el amor que Puente Genil siempre le ha demostrado. Y por supuesto: ¡VIVA NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO, PATRÓN INDISCUTIDO DE PUENTE GENIL!

39 39


Y Picasso pintó una Vieja Cuaresmera Jesús Asensi Díaz

A los hermanos de La Judea con quienes he convivido en su cuartel, ejemplo de tradición, de hermandad y de mesura

La amistad de Picasso con la familia Dominguín-Bosé ace unos meses la prensa se hizo eco de una noticia que, al principio, leí sin mucha atención pero que al ver una de las ilustraciones que la acompañaba mi interés se hizo cada vez mayor. Su titular decía así. “Los Picasso y los Dominguín compartieron amistad, vacaciones y regalos. Lucía Bosé saca a subasta todo ese legado para buscar fondos para su museo”. El pintor Pablo Picasso y el torero Luis Miguel Dominguín se hicieron buenos amigos en 1959. Desde entonces, el célebre torero y su esposa, la actriz italiana Lucía Bosé, pasaron, durante algunos años, sus vacaciones en La Californie, la villa que poseía Picasso en Cannes. Cuando Lucía Bosé se quedó embarazada por tercera vez, decidió ponerle el nombre de Pablo al nuevo hijo que nacería. Como fue una niña le puso Paola y Picasso fue su padrino. Los tres hermanos –Lucía, Miguel y Paola- estuvieron muy unidos al pintor al que llamaban “el padre Picasso”. El artista al que, como se sabe, le gustaban mucho los toros iba a ver a Luis Miguel Dominguín cuando toreaba en las plazas del sur de Francia que le caían cercanas y se inspiró en el propio torero para algunas de sus obras. Fruto de esta amistad compartida fueron los regalos que en forma de cerámicas, grabados y dibujos sobre papel hizo Picasso a Lucía Bosé y sus hijos. El torero murió en 1996, pero ya estaba separado de Lucía desde 1967 que, desde entonces, ha guardado este valioso legado picasiano y lo ha expuesto en muchos lugares. En 2004, se realizó una exposición “Picasso-Dominguín. Arte y amistad”, en el Museo del Tabaco, en Sant Julià (Andorra) donde se expuso este material recordando Lu-

4400

“La Chumbera” versus “Vieja Cuaresmera” (1963), dibujo de Pablo Picasso

cía Bosé el trato afectuoso del genio malagueño con los niños a quienes llegó a dedicar algunas obras. “Es un Picasso más humano, más familiar. No era el gran pintor. Más bien un amigo. Eramos una familia”, decía entonces Lucía Bosé. En mayo de 2008, Lucía Bosé anuncia la venta de esta colección que muestra los felices momentos que Pablo Picasso pasó con la familia del torero y la actriz. De la subasta se encargaría la famosa Casa Christie´s de Londres que dice ofrecer “la cara más familiar de Picasso” en 40 lotes. Por su parte Lucía Bosé explica que el dinero recaudado lo destinará al Museo de los Ángeles, en la localidad segoviana de Turégano, un proyecto al que dedica todas sus energías y que alberga una colección permanente de obras de arte relacionadas con los ángeles. La subasta se realizó el 25 de junio de 2008 y se


obtuvieron 426.600 libras (más de 530.000 euros) y eso bujó así y enseguida me puse a investigar. que quedaron sin vender algunas cerámicas y grabados. Como se sabe, Picasso, en su juventud vivió alreDetrás de cada una de estas piezas hay una maravillosa dedor de diez años en Barcelona y en algunos pueblos historia de camaradería y de amistad entre Picasso y la catalanes. En 1895 su padre, profesor de Dibujo en La familia Dominguín-Bosé. Historias como la del retrato Coruña y antes en Málaga, se traslada Barcelona cuando “Portrait en bonnet de nuit”, vendido por 135.000 euros, el joven Picasso contaba 14 años. En 1898, se hospeda en que Picasso dejó sobre la cama de Lucía Bosé para que casa de la familia de su amigo Manel Pallarés, en Horta alguien velara su sueño cuando Dominguín estaba toreande Saint-Joan, pueblecito de la provincia de Tarragona, do. O la del dibujo “La poupée”, vendido por unos 62.000 lindando ya con el Bajo Aragón, donde pasó una larga euros, que el artista hizo para la hija mayor Lucía, en temporada, unos ocho meses, reponiéndose de una en1961, que deseaba tener una muñeca para su cumpleaños. fermedad. Tenía entonces 17 años y, vestido de pana y La niña quería una Mariquita Pérez y se quedó un poco calzando alpargatas, vivió allí en un ambiente rural, trasorprendida y disgustada al ver el dibujo por lo que estutando a gentes rústicas pero sencillas y bondadosas que le vo llorando hasta que le compraenseñaron muchas cosas… Piron una muñeca de verdad. casso lo absorbió todo y todo lo También el dibujo “Taureau almacenó en su espíritu, tal vez aux quatre orilles”, de 1962, esesperando el día en que podría timado en 35.000 euros, se refieaprovecharlo plenamente en su re a una anécdota protagonizada ingente labor pictórica (1). Cierpor el pequeño Miguel Bosé tos lugares se sabe que le intequien llegó un día al estudio del resaron mucho como una cueva, artista diciendo que su padre le la balma de Els Ports, el pueblo había cortado las cuatro orejas encaramado en una colina entre a un toro en su última corrida. cultivos de almendros y olivos, Picasso trató de explicarle que la bassa de agua y el convento los toros no tenían cuatro orejas, de San Salvador, donde salían ante lo que Miguel le respondió las procesiones y los carnavaque si las mujeres que él pintaba les. tenían cuatro ojos, también teEn 1904, se instala en Panían cuatro orejas los toros que ris y puede decirse que, defisu padre mataba. Otro dibujo, nitivamente, en Francia. Tenía de 1961, es un retrato con trazos 23 años pero no deja de venir a muy simples y sencillos que reCataluña. Así, en 1906, viene a presenta a la hija mayor, Lucía, Barcelona en compañía de Ferque tenía entonces cuatro años, nande y pasa el verano con ella adornada con un vestido tradi- La Vieja Cuaresmera más antigua (1906) que se conserva en La Judea. en Gósol, una aldea del Pirineo cional español que le llega hasta leridano, cerca de Andorra. Allí los pies y cuyo precio estaba alrededor de los 25. 000 pintó paisajes, aldeanos, tipos pintorescos y objetos caeuros rentes de importancia, que la adquirían por la magia de sus pinceles, según el testimonio de Fernande en su obra Picasso et ses amis. En 1909, vuelve a veranear en Horta La Chumbera versus la Vieja Cuaresmera de Saint-Joan con Fernande y su amigo Pallarés- su antiguo compañero en la Escuela de Bellas Artes, la Llotja, El dibujo que alcanzó el precio más alto fue “La 0, vveranea eran er anea een an n Ca C da de Barcelona- y, en 1910, Cadaqués en comChumbera” vendido por 198.607 euros y que es el que los Pi Pich chot. t pañía de los Derain y lo Pichot. tiene el máximo interés para nosotros. Representa a la mu u cha has ha experiencias y vivenci Picasso tuvo muchas vivencias en Caniñera o la cuidadora de los hijos de la familia, al parecer stí t tí a y existe, como en otros lug taluña, donde existía lugares de muy querida, de nombre Reme y a la que cariñosamente mbr mb de representar a la Cuaresma meEspaña, la costumbre decían “ Chumbera”. Picasso, que le tenía gran afecto, vestidu ur s negras uras n ras y diante una vieja seca y enjuta, con vestiduras le hizo varios dibujos que ella utilizó en sus bordados. a austeras que porta un cesto de verduras y lleva en su mano En el dibujo que nos ocupa, fechado el 16-2-1963, la n bacalao. un Esta vieja, con sus siete patas, simboliza las ntó como una mujer con siete piernas, tocada con representó siete seman d Cua ana semanas de la Cuaresma. En la comarca catalana de tico ti colo co lorr y al lo algo go eexxuna especiee de mantilla y un vestido multi multicolor os lugares que qu ue frecuentó f el Solsones –uno de los Picasso- y rando, en ccad adaa ma ad mano no, se no send ndos pesca nd travagante y agarrando, cada mano, sendos pescados. cina en otras, la cuelgan en la cocina, en las ventanas y en los Dicho dibujo me sorprendió por su similitud con nuestra balcones. Cada semana se le corta una pata hasta terminar “Vieja Cuaresmera”. Me pregunté por qué Picasso la di-

41 41


Santiago Reina, Pregonero de la Semana Santa de Puente Genil en Madrid (1997) quita la cuarta pata a la vieja cuaresmera

con ellas el domingo de Pascua en que se la arroja al fuego. En Blanes y en el Vallés, existe la costumbre de “serrar la vieja”; un grupo de muchachos recorren el pueblo portando una sierra, un tronco o trozo de madera y una cesta, parándose en las casas donde uno de ellos serraba la madera y los demás cantaban al compás una cantinela que comenzaba “serra la vella que fá de bon serrá…” mientras esperaban un aguinaldo. En cada lugar se nombra a la vieja de una manera: “la sarracena”, “la sarraína”, “la bacaladera” o como en la cercana isla de Menorca, la ”abuela Corema”… Estas costumbres catalanas, seguro que las vivenció Picasso en algún lugar y se les quedó grabadas en su retina para en cualquier momento sacarlas a la luz y fijarlas en el papel con sus trazos enérgicos y definitivos y dotándolas de un simbolismo.

La llegada de la Vieja a Puente Genil Hay constancia histórica de figuras que representan a la Cuaresma como una vieja, en nuestros clásicos – Arcipreste de Hita, Lope de Rueda, Quevedo, etc.- en las costumbres madrileñas de los siglos XVIII y XIX, en Baleares, en Cataluña, y también de ritos como el de partir o aserrar la vieja. (2) Incluso en Andalucía -cuenta Blanco White- que vio a niños y a mayores, por las calles tocando tambores y matracas y gritando: “Aserrar la vieja, la pícara pelleja”, sucediéndose, en efecto, el hecho de cortar por la mitad la figura de una vieja. En Puente Genil, se tiene constancia de la aparición de la Vieja hacia finales del siglo XIX. En 1895, se funda la Corporación Biblica de “La Judea” por cuatro jóvenes

4422

y entusiastas amigos: Alberto Álvarez de Sotomayor Castillo, Wenceslao Aguilar Ortega, Miguel Gálvez Muñoz y Adolfo Garat García, quienes comienzan la andadura de esta emblemática Corporación (3). Se tiene noticia, muy confusa, de que fueron unos empresarios catalanes que vinieron a Puente Genil para comerciar con el aceite – y que terminaron estableciéndose aquí- los que introdujeron en el pueblo la tradición catalana de la Vieja. Fueron, al parecer, Agustín Espuny, los hermanos Garat (Adolfo, uno de los fundadores de la Judea y, Enrique, que ingresó en 1902), y Feliú. (4) La naciente Judea acogíó con entusiasmo esta costumbre y le puso su nombre de pila “Vieja Cuaresmera”, depositándola en el cuartel, no en las casas, y empezando a regular desde entonces el tiempo cuaresmal con sus siete patas. La primera y más antigua constancia gráfica que hay de la “Vieja Cuaresmera” se conserva en la Judea, en una carta de 1899 que, desde Granada, donde se encontraba realizando el servicio militar, envía a sus hermanos judeos, el fundador Alberto Álvarez de Sotomayor. En dicha carta manuscrita –que fue publicada íntegra en la Revista que editó La Judea, en 1995- aparece en su primera página, y como encabezamiento, un pequeño recuadro, donde su autor hace un dibujito de la Vieja. Estos primeros judeos utilizaron una vieja de cartón que desapareció. En 1906, se realiza el primer dibujo de una “Vieja Cuaresmera” que es el que se conserva, como un tesoro, en el Cuartel de La Judea. Se trata de una acuarela, de autor desconocido, que representa a la que fue casera de Wenceslao Aguilar en el molino, sito en la calle Guerrero, 13. Es una imagen bastante realista y muy alejada del aire caricaturesco que caracteriza a las que se elaboran después teniendo, además, un elemento que tampoco se suele repetir, un gato negro. El rito de la “Vieja Cuaresmera” estuvo desarrollándose, con un cierto hermetismo, unos cincuenta años, en La Judea, corporación de carácter un tanto aristocrática y celosa de su singularidad y, en unos años, en que la Semana Santa no tenía el auge y la magnitud actuales. En 1955, un judeo, de nombre Francisco Ortega Reina, pinta por encargo de El Imperio Romano la que va a ser la segunda “Vieja Cuaresmera” que se instala en un cuartel. En 1963, es la emblemática Corporación de Los Apóstoles la que decide incluir el rito de la “Vieja Cuaresmera” entre su ceremonial y colgarla en la pared principal (5). A partir de esta fecha, relativamente reciente, la imagen y su rito se fue propagando por el resto de los cuarteles constituyendo hoy día una ceremonia muy singular que se cuida mucho en la dinámica de la vida cuartelera de la corporación. La “Vieja Cuaresmera” preside el lugar principal del gran salón cuartelero, rodeada de cuadros, pergaminos, fotografías y recuerdos históricos. Generalmente es una silueta recortada en madera y pintada, de la que cuelgan las patas que aparecen o desaparecen a voluntad. El poeta local Agustín Rodríguez (6) la describe así:


…Y mire usté en la paré esa vieja cuaresmera con ese gesto de arisca y con la cara de fiera. Y esos ojos ensendios y esa narí aguileña con su túnica morá y en la mano esa gran cesta por donde asoman los patos con otras cosas que encierra. …Y que de las siete patas que debe tené la vieja sólo verá que son dos las únicas que le quedan porque se las van quitando una a una en la Cuaresma, costándole un buen parné al hermano que se empeña en quitarle la patita a la cuaresmera vieja.. La Vieja en Puente Genil es, pues, el reloj que marca el devenir de la Cuaresma y cada una de sus patas tiene un nombre, sintetizado, que se corresponde con el pasaje evangélico de cada domingo: Carnaval, Tentaciones, Transfiguración, Diablo Mudo, Pan y Peces, Pasión y Ramos. El rito popular, que aun se mantiene con diversas variantes en muchos lugares, se adaptó al ceremonial y a la idiosincrasia del “cuartel”. La concesión de honor de “quitar la pata” a un invitado distinguido es quizá la que más se realiza aunque suele ser, también, a uno de los “hermanos” de la corporación, según considere el presidente, que es quien tiene potestad para designar a la persona que ha de cumplir el rito. En otros casos, se suele subastar la pata al mejor postor; o se realiza “el baile de la pata”, mientras cantan a coro los hermanos, como tienen costumbre en La Judea; o bien, se marcha y desfila con los palos al hombro, como es preceptivo en El Imperio Romano. En casi todos los cuarteles se lee con atención el pasaje correspondiente del Evangelio y la persona o “hermano” señalado para “bajar la pata” le corresponde hacer un discurso previo de carácter fraterno y emotivo que es vivamente aplaudido y da lugar a vivas y a cánticos corales o de “saetas cuarteleras”.

El buen humor, la amistad, el clima de euforia y de hermandad que se respira en el cuartel queda reflejado en este poema, del año 1948, firmado por El Poeta, que no es otro que el hermano de la Judea D. Manuel Reina de Porras, nieto del poeta Manuel Reina, y que se canta con la música del can-can parisino: Tenemos una vieja, ¡Maldita sea! que nos hace en Cuaresma coger la “pea” y cuando cada lunes más coja está el domingo que viene sin otra pata se quedará. Y así será, lo digo de verdad. Tenemos una vieja “la Cuaresmera”, la decana del pueblo, la más flamenca, ninguna aunque lo digan la igualará pues preside las juntas de una manera fenomenal. La Vieja Cuaresmera es, pues, uno de los símbolos más queridos de la Semana Santa de Puente Genil, puesto que en esta localidad se vive la Cuaresma de un modo muy especial, siendo en la interioridad de los cuarteles -sedes de las corporaciones bíblicas- donde se hace presente su emblemática figura y su ancestral rito. Saber que el gran pintor Picasso, también pintó una de ellas nos ha llenado de satisfacción y así hemos querido transmitirlo junto a su tradición para que quede constancia en esta revista de Semana Santa.

Vieja Cuaresmera, tomada del libro El Carnaval, de Jilio Caro Baroja.

NOTAS: (1) TAYLOR, William (1989): Picasso, Editors, Barcelona, p. 35-36 (2) Véase el capítulo 8, “La Cuaresma y su quema” en la obra El Carnaval, de Julio Caro Baroja, en su última edición (2006), de Alianza Editorial, donde realiza un análisis histórico- cultural del tema que nos ocupa, p. 138-154 (3) Véase el artículo “Cuatro fundadores”, de Jorge J. MERINO ALCAIDE, Secretario de la Judea, en “Contra viento y marea La Judea”. Más de cien años de tradición manantera (2005), Puente Genil, p. 5-6 (4) Estos nombres los da Rafael FERNÁNDEZ, Archivero consultor de El Imperio Romano en un breve artículo, titulado “La vieja cuaresmera”, publicado en el nº 288 de la revista local El Pontón (2007) (5) Datos recogidos del artículo “Memorias de una vieja cuaresmera”, de José GONZÁLEZ CANTOS, en “Contra viento y marea La Judea”.Más de cien años de tradición manantera( 2005), Puente Genil, p. 37-38 (6) RODRÍGUEZ GARCÍA, Justo y RODRÍGUEZ SÁNCHEZ, Justo Agustín (1995): Algunas pinceladas del poeta Agustín Rodríguez Sánchez, Puente Genil,

43 43


Los Testigos Falsos Una corporación de abolengo con raigambre flamenca Juan Ortega Chacón

El pasado 2007 se cumplieron ciento veinticinco años de la fundación (1882) de esta Corporación señera de nuestra Semana Santa que, a lo largo del tiempo y con las lógicas vicisitudes, ha sabido siempre estar y actuar con personalidad propia: con su marchamo externo, que puede ir desde el andar majestuoso de sus figuras, al arrogante flamear de sus plumeros polícromos; desde el golpe de las conteras de sus lanzas al reiniciar sus desfiles, al bronco redoblar de sus tambores como reclamo sonoro, en el Barrio Alto los sábados cuaresmales …

uchas veces he proclamado -y hoy lo reitero- mi gran cariño a esta gran Corporación de los Testigos Falsos, que es uno de los espejos sonrientes en los que me miré durante un tiempo feliz de mi vida manantera, en la que compartí mesa, vino, emociones y sentimientos, con unos hermanos -hoy casi todos en el Cielo- que me dejaron una imborrable huella. Los recuerdos florecidos de aquellos años de juventud, las vivencias acrisoladas en horas irrepetibles, serán siempre en mí fragante añoranza... Pero no quiero que nos devore la nostalgia como si fuera una lápida con epitafio. Cada año, con su sangre valiente y emprendedora, permanentemente renovada, los Testigos derrochan el caudal de su amistad entrañable y entusiasta abrazo. Una de las enseñas que, a través de su historia, ha distinguido a esta Corporación es la de que sus hermanos y simpatizantes han sido -y lo siguen siendo- extraordinarios aficionados al flamenco, e incluso cultivadores, con buenas facultades y excelente oído, de algunos palos. Esto tiene especial destello en sus saetas entre las, que además de cuarteleras, han relucido las flamencas por seguiriya, toná o carcelera. Sobre todas, una: Se descorrieron los velos al templo sol y luna ennegrecieron, temblaron los elementos. Cuando murió el Redentor los Falsos se arrepintieron.

4444

Todo un ramillete de aficionados de ley, de cabales de los de antaño, compartieron su amor a los Testigos Falsos con su pasión por el Cante. Y esto en una época en la que esta afición no estaba bien vista, ni era reivindicada. Tiempos oscuros -no tan lejanos- en los que, incluso, se llegó a algo infamante: en todos los bares, cafés y tabernas aparecían letreros conminativos en los que se leía: “Se prohíbe el cante”. Fueron entonces los cuarteles los que lo acogieron. Era habitual que después de las juntas, cuando la reunión tenía un clima propicio, se sacara una guitarra y se cantaran, junto a coplas populares, amorosas o letrillas de Carnaval, una parte “seria”, reservada a los que supieran “decir” el cante. De ello encontramos numerosos testimonios, gráficos y escritos, sobre todo en corporaciones tan representativas como Los Apóstoles, Ataos, Judea, Dones, Cien Luces… Y en los Testigos Falsos.


Ignoramos en qué momento se nucleó esta afición, pero si podemos reseñar que, a mediados de los años veinte, fue hermano de la misma uno de los grandes referentes flamencos de La Puente: Juan García “Niño Hierro”. Esta fecha es importante por varias razones: la principal porque, en esa década es cuando se consolida en su forma dialogada, tal como hoy se prodiga, la saeta cuartelera. Decisiva aportación de Juan y su hermano Manuel, que permitió lucir en los remates las extraordinarias facultades del primero. Y al mismo tiempo porque, cuando en 1926 Juan Hierro se fue en la Compañía de Pepe Marchena, como profesional, era hermano de los Testigos Falsos. Así me lo contó en entrevista que conservo grabada: “mis amigos de la Corporación me animaron a que me fuera”. A principios de los cincuenta, esta afición era sustancial, promovida, entre otros, por el gran aficionado José Estrada Santos (Pepito “el de los caramelos” afectivamente) al que se sumaban: Manolo Márquez, Curro Rivas, Francisco Jiménez, Ignacio Velasco, “El Machi” y el entonces jovencísimo Antonio Rivas Chacón -uno de los pilares del flamenco local- que por su íntima amistad con Fosforito acabaría integrándolo como habitual.

De las últimas sedes cuarteleras que tuvo la Corporación, antes de la calle Lemoniez que conocimos vivencialmente, están en la memoria Santa Catalina, el molino de Varo detrás de los Frailes... Pero el cuartel más representativo a este propósito fue el de la calle Tintor. Aquí Fosforito -todavía “Antonio del Genil”que acababa de venir de Cádiz, tras el percance que lo dejó casi sin voz, convivió intensamente con los hermanos de la Corporación, donde empezó a “sentirse” y a ser valorado por ese puñado de hombres cabales de los Testigos, que le dieron confianza e ilusión en un momento crucial en que el artista, deprimido y sin facultades, estuvo a punto de abandonarlo todo. Su cante, quebrado pero puro, rotundo y por derecho, resonó en aquel cuartel de la calle Tintor, en aquellas calles entonces en penumbra y todavía empedradas… Como estimamos que los testimonios gráficos son mucho más elocuentes que las palabras y que esta revista ha de tener un marcado fondo documental, vamos a comentar algunos (los tres primeros procedentes de mi archivo particular) que por sí solos constituyen interesantísimas aportaciones -tanto por las personas que aparecen como por los lugares en que se ubicanpara la Corporación y para el conjunto de la Semana Santa.

Documento I

I.- En “Industria y Comercio” -Revista Ilustrada nacida en 1923- en el número segundo del año1924, aparece un artículo, más bien un “suelto”, con el título “Los Testigos Falsos”, junto a una fotografía bastante

fiel para la época. Aún no se había añadido la escuadra de romanos. Pueden advertirse la belleza de los ropajes, atributos y calidad de los rostrillos e, incluso, las zapatillas bordadas que la acreditan como “lujosa y brillante”,

45 45


según puede leerse. A destacar, por su carácter de dato, los componentes en esa fecha, entre los que aparece Juan García (HIERRO).

Los dos primeros números de esta revista se editaron en formato horizontal y reducido, con gran profusión de anuncios. Aquí ofrecemos la reproducción.

Documento II

II.- Esta fotografía se puede situar a finales de los años veinte. Está tomada en el patio de la casa, histórica y palaciega, de los Ximénez de Montilla, sita en calle Madre de Dios, número veintiuno. Consta que fue el año en que se estrenaron las ropas de los cinco romanos que componen la escuadra que acompaña a las figuras. Estos ropajes llegamos a conocerlos -y vestirlos- en 1968. Pese a su diseño, anacrónico, eran de una gran riqueza, con bordados en oro en el cuerpecillo de la coraza. No podemos -desgraciadamente- identificar a ninguna de las personas que aparecen. Sí resaltar, aparte de su carácter acreditativo, dos detalles singulares: la garrafa-damajuana del vino que aparece en primer término y aunque, algo desvaído, en el centro, un hermano, tocado con un sombrero, que está rasgueando una guitarra, lo que “testifica” la vitola flamenca de la Corporación. Pudo tomarse en la mañana del Viernes Santo tras el desfile o realizada “ex profeso”, en la del entonces “Sábado de Gloria”, que es cuando se sacaban las guitarras y se cantaba flamenco. Nos inclinamos más por esto último. El patio de la suntuosa mansión -tristemente arrumbada- debió utilizarse por su especial prestancia.

4466

Documento III

III.- Es una fotografía de 1935, último año en que hubo Semana Santa antes de la Guerra Civil. Está tomada en la mañana del Viernes Santo, en la calle Madre de Dios. Obsérvense el original empedrado de la calle, el hieratismo de las figuras y romanos, así como el escaso público que los contempla.

Documento IV


IV.- Damos un gran salto en el tiempo con esta foto de 1954. Me la suministró Francisco Padilla, gran amante de todo lo nuestro, y amigo personal de Fosforito. Está tomada en la papelería “La Ideal” de la calle de la Plaza donde, además de material escolar, libros y todo lo relacionado con las artes gráficas, había juguetes e infinidad de artículos, como puede apreciarse en las estanterías del fondo. Es curioso el clásico y monumental mostrador en el que, ostensiblemente, aparecen unos platos con tapas y algunos vasos de vino. Pepe Labrador -secretario y archivero de la Corporación durante mucho tiempo- me apuntaba de que pudiera tratarse del Viernes Santo, a mediodía, lo que suscribimos por el detalle de los trajes con los que todos aparecen y el sitio -comprobado- en el que durante muchos años Manuel Aguilar Morales -propietario del establecimiento y hermano de la Corporación- acostumbraba -a aquellos que no se vestían- ofrecer un pequeño refrigerio en el intervalo de la procesión. Aparecen de izquierda a derecha: Pepe Estrada; Curro Rivas; Manuel Aguilar; Fosforito; Antonio Rivas -ambos con copas en la mano-; José Janini; Manuel Serrano; Máximo Pérez; Ángel Cugat; Manolo Márquez. Todos eran componentes o allegados a la Corporación. Desgraciadamente, sólo Fosforito y Manolo Márquez, ya nonagenario, viven en la actualidad. En mayo de 1956, Antonio Fernández Díaz “Fosforito” -impulsado por muchos hermanos de la Corporación- gana todos los Premios del Concurso Nacional de Córdoba iniciando un reconocimiento de la ortodoxia. Una segunda Edad de Oro del Cante. Pese a su encumbramiento como primera figura del Flamenco y la gloria de una fama eminente, conquistada por todos los rincones del Mundo, cuando llegaba Semana Santa, recalaba en Puente Genil el Miércoles o Jueves Santo, fiel a la cita con su pueblo y con su Corporación de Los Testigos Falsos. En 1967 cuando “El Degüello” compartimos con los Testigos dos años inolvidables en el cuartel de la calle Lemoniez, pudimos vibrar con su privilegiada presencia, siempre con Antonio Rivas, repartiendo abrazos, acompañado de gentes de fuste del flamenco y departiendo - aunque rara vez cantara- con aquellos Testigos emblemáticos: Manolo Cabello, Márquez, Curro Rivas, Gamero… Su presencia y compañía eran un fasto de honor en la Corporación y uno de sus momentos álgidos. Cuando Fosforito grabó su excepcional e irrepetible Antología lo hizo de una “Saeta Vieja de Puente

Genil” dejando inmortalizado el vínculo con los Testigos Falsos con esta letra, que también cantó en 1972, en directo, en la retransmisión que Televisión Española realizó de nuestro Viernes Santo: A Jesús de Nazareno en una cruz enclavaron por unos Falsos Testigos, que faltando a la verdad su divinidad negaron. Tanto se adentró que se hizo carne de la Corporación en la que acabó ingresando como hermano, pero no honorario, sino con todos los derechos y deberes, abonando incluso su cuota como “activo”. En ello se reafirmó al producirse la refundación y traslado al Barrio Alto con la entrada de gente extraordinaria, joven y entusiasta que, recogiendo las esencias de los “viejos hermanos” supervivientes y con la base de los tres históricos veteranos (hermanos- puente) -Antonio Sebastianes, Pepe Labrador y Antonio Rivas- artesonaron la gran realidad de esta gran Corporación y de su hospitalario cuartel en la calle García Lorca que encierra, entremezclados, testimonios de las vivencias más añejas con los entusiasmos más fervientes. Este cuartel también acogió a Antonio -que aparecía siempre puntual el Jueves Santo- como hermano, compartiendo incluso la comida de mujeres con su esposa Maribel, ya que apareció como activo y de “cuota” hasta finales de los años setenta.

Documento V

V.- Del archivo particular del hermano Labrador -depositario de tantos recuerdos y referente de aquella “vieja guardia” de la época grande- procede esta curiosí-

47 47


sima fotografía que es toda una síntesis de la hermandad y FLAMENQUERIA que han sido siempre divisas de esta Corporación, más que centenaria. Puede situarse alrededor de 1962, ya que el cuartel de la calle Lemoniez se vio afectado por la terrible riada de 1963. Pepe cree recordar que tuvo algo que ver con el anuncio, por parte de Fosforito, de su compromiso y posterior boda con Maribel Barrientos, la cual tuvo lugar en 1964. Es toda una galería de personas y de afectos. Incluso testimonio de una época -menos ostentosa pero felicísimaen nuestros cuarteles. En ella, sonriente, aparece Fosforito y un grupo muy numeroso de “Testigos” y allegados. Aparte de algunos “históricos” (Pepe Estrada, Márquez, Currito, Ignacio…) descubrimos a otros como Fernando Documento VI Gamero, padre, (que se decía los cantes fenomenalmente, por lo bajini), “Cafelito” (que también cantaba muy bien) y esos puntales de la transición: Rivas, Labrador, Sebastianes. Y otros. Es muy de apreciar por su tipismo, la “mesa cuartelera”, donde aparecen platos con tapas y las, inevitables entonces, “medias noches”. Currito Rivas -tan flamenco y castizo- aparece en primer término, apoyado en una silla de las de madera, en amago de servir una copa al que lo contemple, desde un tiempo infinito... No me resisto a resaltar el detalle de las botellas de vino -también una de “La Casera”- de aquel exquisito “Natillas” que las Bodegas Reina etiquetaba, especialmente, con el nombre de “Testigos”. Por si fuera poco, esta fotografía tiene un valor añadido como muestra de un pasado irrepetible: junto a Fosforito, con corbata y bufanda blanca, echándole el brazo por encima, aparece todo un símbolo del cante antiguo: el viejo cantaor “Diego el Perote”. Amigo personal de Fosforito, era de Álora y frecuentó bastante Puente Genil. Conocido también por “El Pijín”, alternó con todos los grandes de su tiempo. Aunque interpretaba casi todos los cantes brillaba singularmente por Malagueñas, en las que llegó a crear su propio estilo: la malagueña perota. Influyó en Antonio que grabó algunos de sus cantes, enriquecidos con sus registros personales, como aquella famosa malagueña de: “Que yo sigo con mi pena…”

VI.- Es la más reciente. Corresponde al diez de octubre de 1986 en el paraje de la “Huerta de la Barca”, donde tuvo lugar el acto final del homenaje a Fosforito con motivo de su nombramiento como Hijo Predilecto de la Villa. Entre otros obsequios y condecoraciones, su íntimo amigo Antonio Rivas Chacón, en nombre de la Corporación, le impuso la insignia de oro de Los Testigos Falsos. *

*

*

Fosforito ha demostrado en multitud de ocasiones su cariño a la Semana Santa, magnificándola con sus saetas y en su devoción profunda y proclamada a su NAZARENO DE LA PUENTE, que preside su casa y que siempre que viene visita. Pero su Corporación, su único vínculo “manantero”, han sido LOS TESTIGOS FALSOS. No creo que haya mayor vitola que la de honrarse con haber tenido entre los suyos, como preclara enseña, a la LLAVE DE ORO DEL CANTE.

49 49


Fernando Estrada García Hidalgo Capitán del Imperio Romano 1966-1987 Rafael Fernández Reina AC Imperio Romano.

Fernando Estrada nació en Puente Genil, el día 5 de mayo de 1898, de profesión agricultor, fue encargado de las fincas de Don Fernando de la Cámara, llevó la finca Cordobilla hasta su expropiación, para establecer el poblado de colonización del mismo nombre. Fernando estuvo casado con Doña Concha Romero Borrego, de cuyo matrimonio nació su hijo Fernando y sus hijas Pilar y Margarita.

on 29 años ingresa en la corporación del Imperio Romano cuando el Imperio contaba con cerca de 60 años desde su fusión. Procede de la corporación Los Dones a la que perteneció durante 10 años, ocupando desde su entrada cargos de gran responsabilidad. Cuando ingresó, el Imperio Romano pasaba por una época de vacas flacas, tan solo había 17 hermanos, en su mayoría de una situación económica débil y no había ni para pagar la música. Había tan solo una escuadra, la escuadra azul para los hermanos fundadores y la blanca para los lanceros. En los momentos buenos que recordaba Fernando Estrada, destacaba la disciplina, el cariño y la responsabilidad que existía, exaltando al nutrido grupo de jóvenes que habían ingresado recientemente, la mayoría hijos de romanos. Como integrante de la junta directiva fue: • Presidente de la corporación los años: 1931, 1936, 1939, 1945, 1948, 1949, 1951, 1956, 1957, 1960, 1961, 1965 (en 12 ocasiones). • Vicepresidente los años 1932, 1942, 1943, 1946, 1947, 1950,1955 (en siete ocasiones). • Jefe de abastos en 1943. Estos cargos los alternó prácticamente en la dirección de la corporación con otro romano de los que han marcado una época, Luis Reina Porras, tanto es así que todavía avía se refiere a esa época como la de “tanto tanto monta, monta tanto, Luis como Fernando”. actuales romanos ando”. Los verdaderos artífices de los ac ctu tual ales al es rrom oman om a os que hoy disfrutamos y que nunca podremos agradecer unca less ppod odre od remo re mo os ag agra raade dece cerr su llabor ce abor b a llo largo del tiempo.

El cargo que verdaderamente le marcó fue el de Capitán; siendo nombrado el día 20 de febrero de 1966, sustituyendo a Don Juan del Pino García Hidalgo, su primo. Fue capitán desde 1966 hasta 1988, durante 23 años, una época en al que se consiguió mucha igualdad entre músicos y la corporación. Sus ayudantes fueron José Cejas Lozano, Juan Pino Baena y Rafael Fernández Velasco que posteriormente le sustituiría. Vistió traje desde V istió traj is je grana g an gr anaa bordado b 1927 hasta 277 hhas assta 1987 (sesenta años), años) traje que actualmente se conserva en la sa sala de hoac ctual alm al nores nor no res del Imperio Romano, donado a la corporación, medallas, cor co oración, junto unto con sus m edaallas, por ed su nieto Víctor Almeda quee también t fue Romano por algunos años. El 1 de nnoviembre vieemb de 1961 se acordó

51 51


se llenaban. Aunque Los Romanos, eso si llevaban los escudos sobre el pecho por lo que pudiera ocurrir, no pasó nada en absoluto. Aquel Viernes Santo salió todo fenomenal y la procesión siguió excepto el Santo Sepulcro que del porrazo se rompió. La verdad es que una gaseosa de bolita reventó y con la psicosis que había se desencadenó todo. En 1971 Doña Concha Romero su esposa fue la madrina de la Bandera de la Corporación. Era una pareja muy querida para jóvenes y veteranos en el Imperio, era un hombre con una gran personalidad por lo que algunos hermanos más revoltosos y a su los más queridos, le gastaban bromas para escucharlo cuando se enfadaba.

entregar las medallas de oro a los hermanos Juan Pino García Hidalgo y Fernando Estrada García Hidalgo. Medalla que se le impuso el Lunes Santo de 1962, siendo impuestas por sus respectivas esposas, según nos relató Luque Estrada “La fecha de este homenaje quedará grabada con letras de oro en la gloriosa bandera de las legiones. Siendo un acto familiar e íntimo, un acto donde todo el afecto que se demostró sabía a poco, pues para ello, por primera vez en la Historia de Imperio Romano, asistían al merecido homenaje los familiares de todos los hermanitos”. La corporación, por mediación del Grupo de Música, le dedicó el pasodoble Presidente en la cena homenaje con motivo de la imposición de la Medalla de Oro en 1962. La relación de Fernando Estrada con el Grupo de Música fue ejemplar, teniendo un gran recuerdo de él. Los más veteranos del Grupo, recuerdan cuando por su mediación se le hizo la Escuadra Ratón (llamada así por el color pardo de los trajes) y posteriormente la actual escuadra tabaco que se estrenó el año 1972. Durante la celebración del XV aniversario de La Espina, fueron invitados una serie de mananteros ilustres de la Semana Santa y en el transcurso de esas conversaciones Fernando Estrada, contó algunas de las anécdotas más importante que le habían sucedido en el Imperio. Por ejemplo el año que el Viernes Santo de 1931 cuando el Imperio desfilaba por la Plaza de Emilio Reina para entrar en la procesión por el Casino Mercantil pero unas mujeres le advierten que se detengan que han pegado unos tiros y han tirado a los “santos” al suelo. Fernando que en ese momento ejercía de capitán ordenó al caja, “Vámonos” con lo que siguieron su desfile entrando por el Ayuntamiento a la calle Don Gonzalo. Al sentir la música, la calle que estaba desierta, refugiados todos en los portales empezaron a salir y las ventanas y balcones a abrirse que

5522

Durante la celebración del 50 aniversario en el Imperio año 1977, Francisco Moyano Reina le dedico unos entrañables tangos que fueron presentados en el homenaje que la Corporación le tributo por tal onomástica y que generosamente me ha cedido su hijo Agustín.


IMPERIO ROMANO Tangos del Capitán Fernando Estrada García-Hidalgo (1) Fernando Estrada, Fernando Fernando Estrada, Fernando Capitán de los Romanos Capitán del Jueves Santo El Jueves de los pontanos. (2) Dale fuego a la bengala dale fuego a la bengala Dominguitos de Cuaresma Fernando mira el reloj son más de las diez y media. (3) Esquina de Cuesta Vitas esquina de Cuesta Vitas balcón en calle La Plaza Concha Romero hace palmas Imperio y Fernando pasan.

(4) Ya está Jesús esperando ya está Jesús esperando ya clarea la mañana ¡ay mi capitán Fernando, dí que toquen la Diana! (5) Tarde de plumeros negros tarde de plumeros negros nochecita de bengala Viernes Santo de Romanos Capitán bordado en grana.

(8) Cincuenta Semanas Santas cincuenta Semanas Santas lo aplaudió Puente Genil al Gran Águila Romana Fernando el del espadín.

Al cumplir el Capitán Fernando Estrada sus cincuenta años de Romano. Tangos compuestos y cantados por Francisco Moyano Reina. Cántese estilo Tangos del Piyayo Cuartel del Imperio Romano – Puente

(6) Angustias pena no tiene Angustias pena no tiene Soledad, para su llanto porque los Romanos vienen en medio brilla Fernando. (7) Azules, Oros, Tabaco, Azules, oros, tabaco, verde, cardenal y grana ¡Viva el Imperio Romano! ¡que Viva Fernando Estrada!

Genil - Lunes Santo 1.977

Fue nombrado Manantero Ejemplar por la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas en el año 1977, reconociéndole así su labor al frente del Imperio Romano como gran integrador del Imperio en la Semana Santa de Puente Genil.

53 53


Jesús Nazareno y La Purísima Concepción ¿PATRONOS DE PUENTE GENIL? Sandra Carvajal Ruiz

¿Es realmente Ntro. Padre Jesús Nazareno el Patrón de Puente Genil junto a Ntra. Sra. María Santísima de la Purísima Concepción? Esta es una de las preguntas que algunos de los pontaneses se han hecho, sobre todo en los últimos tiempos, pues hasta el momento no existía ningún documento que así lo indicase. Recientemente, desde finales del 2.008, esta pregunta tiene una respuesta afirmativa y contrastada con su respectivo documento oficial del Obispado y una antigüedad de 130 años. le viene aclamado como consecuencia de la gran devoción que se le tiene desde hace más de 400 años cuando, fruto de esa devoción, se fundó su Hermandad, aunque los primeros documentos sobre la misma son más tardíos, 1640. Son malos años para nuestra población debido a las guerras, epidemias y sequías sufridas, ante lo que acuden a pedir ayuda y alivio a estas veneradas imágenes.

omo todos sabemos, la Purísima Concepción fue nombrada patrona del pueblo por un cabildo abierto celebrado en 1650, ratificado por el Obispo de Córdoba años más tarde, 1671. Sin embargo, el caso de Ntro. Padre Jesús Nazareno es distinto. No existía documento alguno, o eso es lo que se creía, en el que se nombrase al Nazareno como Patrón de Puente Genil, lo cual nunca ha supuesto ningún impedimento para que todos los pontaneses lo sintiésemos como tal. Ese sentir de Patrón

Alentándose en esa devoción, el 24 de diciembre de 1877, fecha del documento hallado en el Archivo General del Obispado de Córdoba, tanto el propio Ayuntamiento, con su alcalde Rafael Reina a la cabeza, como el “… clero, las cofradías de Ntro. Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Concepción y los vecinos de la villa…” piden que sean nombrados patronos, al ser considerados por los habitantes del lugar como Custodios Protectores. En él se indica que el titulo de Patrona de la Stma. Virgen Maria en el Misterio de su Purísima e Inmaculada Concepción esta confirmado, pero no en el caso de Jesús, por lo que lo piden que se declaren patrones a los dos.

55 55


Llegados a esta parte del documento, y contrastado por el que en 1883 suscribe el Ayuntamiento de Puente Genil a Su Santidad pidiendo una Bula que declare a Ntro. Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Purísima Concepción, Patronos del pueblo, y que Don José Segundo Jiménez Rodríguez nos muestra en su libro Antropología cultural de Puente Genil II, hay que pararse a pensar si lo hallado ahora realmente no llegó a Puente Genil, o es que se ha perdido. Para ello, el Ayuntamiento alega seis años más tarde los mismos argumentos de devoción que desde siempre se le ha tenido a Jesús, basada en el hecho histórico y secular de la existencia de una cofradía en su honor, y la devoción hacia la Virgen, añadiendo la aprobación como Patrona por el pueblo y por el Obispo.

La respuesta de la aprobación de este nombramiento la concede el Obispo el 20 de enero de 1878, por lo que desde entonces, hace ya 130 años, Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de la Purísima Concepción pueden ser considerados patronos de Puente Genil.

Junto a la petición de patronazgo se solicita que la aprobación sea ratificada por la Santa Sede:

t “…ordenando a la vez se despache el correspondiente atestado para que pueda solicitarse la espedición de la Bula Pontificia que declare y sancione el Patronato de esta villa…”. A ello, el Obispo responde que su Provisor será el que les indique si “los exponentes han de recurrir a la S. Sede en solicitud de la confirmacion y sancion de sus deseos.”.

5566

Sin embargo, dado que se indica la aprobación por el Obispo de Córdoba del nombramiento de María Santísima de la Purísima Concepción, y no la de Jesús Nazareno, pocos años antes, podemos pensar que la respuesta del Provisor en 1878 fue que tenían que escribir a Roma para que fuese Su Santidad la que aprobase tal nombramiento. También podemos creer que la respuesta nunca llegó, y por eso el Ayuntamiento de Puente Genil, ante la devoción y proclamación de todo el pueblo de patrones de Jesús Nazareno y de la Purísima Concepción, decidió mandar correspondencia directa a la Santa Sede. Pero este documento no obtuvo respuesta alguna. Lo extraño en este asunto es que no se menciona en ningún momento nada sobre la petición de 1877. Sorprende, al menos, que un documento que salió del Ayuntamiento no quedase registrado, ni ningún historiador se haya echo eco de este dato hasta el día de hoy, teniendo presente, además, que nuestro historiador local Antonio Aguilar y Cano era hermano de dos de los principales firmantes. Así mismo, varios de los firmantes en 1877, como es el caso de de Manuel Morales (sindico en 1877), Francisco Luque e Isidoro Gil (pertenecientes a las cofradías) y Marcos Bajo (vecino), refrendan de nuevo la petición de 1883. Por ultimo, haremos una breve mención sobre los firmantes de la súplica ahora encontrada en el Archivo General del Obispado de Córdoba. A la cabeza del mismo


se encuentra el Alcalde Rafael Reina, su sindico Manuel Morales, el primer teniente José Mª Melgar, los regidores Francisco de Paula Pérez de Siles, Francisco Labrador, Dionisio Velasco, Aureliano Borrego y Antonio Gálvez. Tras las autoridades civiles refrendan la suplica todas las autoridades eclesiásticas de Puente Genil: el cura rector Juan Fernando Almanzo, el cura párroco Enrique Muñoz, el cura propio Rafael Cano, el cura ecónomo Manuel Estepa y Sánchez y el cura coadjutor Francisco de Paula Valverde. Los presbíteros Antonio Lucena, Pedro Cuenca, Rodrigo Carmona, Francisco A. Labrador, Diego Pérez, José Moret, Manuel Quintero y Agustín Cano, con la firma del cura José Víctor Ibarra, que siendo natural del pueblo era el cura de Villanueva de Córdoba.

Los siguientes firmantes son miembros de ambas cofradías con los cofrades mayores de ambas a la cabeza: Agustín y Laureano Aguilar y Cano, seguidos de Teodoro Carmona, Francisco de Luque y Gomez Tortolero, Rafael Muñoz, Isidoro Gil, Francisco de Paula Muñoz, Faustino Montero, Francisco Carrera, Manuel Melgar y Villalva, Manuel Pérez de Siles, José Varo y Francisco Baena Peña. Finalmente, 25 vecinos de la villa en nombre de todo el pueblo: Andrés Jiménez, José Mª Campros(sic), José Morales, José Pérez de Siles, Marcos Bajo Martínez, Eduardo Morales, Joaquín Morales Ariza, Manuel Solís, Francisco Gomes Cervero, Joaquín Morales Rivas, Manuel Melgar y Padilla, José Mª Sánchez, Antonio Cantos Carrillo, Emilio Rojas, Cristóbal Aguilar y Rivas, Pedro Estepa, Pedro Padilla, Julián Galves(sic), José Estepa, Francisco de Paula Muñoz Morales, Antonio Melgar, Juan Pandeli(sic), José Gálvez, Manuel Galbez y Joaquín Mena Borrego, notario ecónomo. Como hemos podido comprobar, si bien la petición de patronazgo de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. María Santísima de la Purísima Concepción no se refleja en un acta de cabildo municipal al que se remita tal solicitud, si estuvo respaldada por todos y cada uno de los estamentos políticos, religiosos y sociales de Puente Genil en el último tercio del siglo XIX. Los argumentos históricos, devocionales y protectores de estas imágenes con nuestros convecinos fueron motivos más que suficientes para que Fray Zeferino González y Díaz de Tuñón, Obispo de Córdoba entre 1875-1883, otorgara de derecho un patronazgo que Puente Genil ya sabía como suyo desde siglos atrás.

57 57


Francisco Flores Arenas Santiago Reina López

Francisco Flores Arenas nació en Cádiz el 4 de septiembre de 1801. Su padre, D. Francisco Flores Moreno, médico militar de origen sevillano, estaba destinado en esta ciudad como director del Colegio Militar de Medicina y Cirugía, por ello el niño fue bautizado en la Parroquia Castrense. iguiendo la profesión paterna, en 1814 (según Rubio 1817) ingresó de cadete de zapadores en la Academia de Ingenieros de Alcalá de Henares y aprobó en 1819 el examen de aspirante al cuerpo de ingenieros, ascendiendo a subteniente en 1820 y a teniente en 1823. Precisamente ese año invade España el ejército francés conocido como los Cien mil Hijos de San Luis para acabar con el Trienio Constitucional y reponer el régimen absolutista deseado por Fernando VII. Flores Arenas apoya a los liberales y es fiel al Ministerio constituido en Sevilla. Nombrado auxiliar del Estado Mayor del Tercer Regimiento de Operaciones, intenta, por orden superior, burlar por mar el bloqueo a que los franceses tenían sometido Cádiz, ciudad donde se había refugiado el Gobierno y las Cortes y que resistía casi en solitario el empuje del Duque de Angulema. El 23 de agosto, pocos días antes de la caída del Trocadero y, por tanto, la rendición liberal, es hecho prisionero por la escuadra francesa. Posiblemente esta desgracia fue su salvación, ya que los absolutistas reprimieron y masacraron a los liberales hasta tal punto que el propio Duque de Angulema se vio obligado a promulgar la Ordenanza de Andújar en defensa de los vencidos. No obstante, ya liberado y negándose a abjurar de sus ideas políticas, pidió y se le concedió inmediatamente la licencia indefinida, aunque no el retiro. También continuando la vocación del padre, tres años más tarde, en 1827, entró como externo en el Colegio de Medicina y Cirugía de Cádiz, pasando dos años después a interno, con tan excelentes calificaciones que obtuvo el premio al alumno más sobresaliente. Son claves para la vida de Flores Arenas los años quee transcurren entre 1827 y 1833. Prácticamente omedias, aunque aunqque alg gunas ass ffue uera ue rann re ra repr pres pr esen es enta en tata todas sus comedias, algunas fueran representaho má máss ta tard rdee eestán rd stáán escritas en das por primera vez much mucho tarde, estas fechas, coincidiendo con sus estudios de Medici-

na. Así: El Ecarté (1827), Pagarse del exterior (1831), Coquetismo y presunción (1831) y Hacer cuentas sin la huéspeda (1833). En 1834, coincidiendo con la obtención de la licenciatura en Medicina y Cirugía, abandona definitivamente el ejército, con retiro de teniente y “uso de uniforme y fuero”, por «[no] ser desleal a su bandera», según Rubio. Estas enigmáticas palabras de su biógrafo entrañan una incógnita que no hemos sido capaces de solucionar. Sólo podemos estudiar las circunstancias en que se produjo el abandono. A finales de 1833 muere Fernando VII y se establece la Regencia de María Cristina. Planteado el problema sucesorio, se declara la Primera Guerra Carlista. Los antiguos enemigos del Rey, los liberales, son los que ahora apoyan a su hija. El mismo Flores Arenas tiene escritos dos poemas de exaltación a Isabel II. La Regente encarga Gobierno a Cea Bermúdez, pero presionada por los militares, lo cesa y sustituye a comienzos de 1834 por Martínez de la Rosa, liberal, aunque cada vez más moderado. Empiezan a sucederse los cierres de periódicos y las conspiraciones de liberales radicales. La única explicación posible es que nuestro escritor se viera envuelto a su pesar en las conspiraciones, motines, levantamientos y asonadas tan frecuentes en aquel tiempo y que presionado por sus mandos, ya moderados, ya progresistas, viera ilic il icia ic ia.. El hecho cierto es ia como única solución dejarr la m milicia. ecib ec ibió ccar ib argo ar goss y ho go hono n r bajo los que posteriormente rec recibió cargos honores oss ten enddencias. Así, porr ejem en gobiernos de las dos tendencias. ejemplo, sólo ño ddee su retiro, le fue concedid transcurrido un añ año concedido el tío de la Orden de Carlos III. tulo de caballero Olvidada yaa definitivamente Ol nitivamennte ssu carreombrado Catedrático de Lite ra militar, fue nombrado Literatura del Colegio de Isabel II, al mismo tiempo que impartía las rimental al, Historia y Literatuasignaturas de Física exp experimental, n Agustín.. A l ra en el Colegio de San Alcanza el Doctorado en Medicina y Cirugía a mediados de 1836. Declarada

59 59


una epidemia de tifus en la provincia, es encargado de la asistencia de estos enfermos aunque, con una clara vocación por la docencia más que por la práctica, consiguió una plaza en la Facultad de Medicina de Cádiz como ayudante de profesor; ascendió a catedrático numerario en 1841. Obtenida otra cátedra en Barcelona, no llegó a desempeñarla por alcanzar en 1845 la de catedrático propietario en Cádiz de las asignaturas de Moral, Historia y Bibliografía Médica. Desde 1837 participa en la redacción de El Tiempo, periódico que había sido cerrado por los moderados tres años antes y que posteriormente cambiaría su título por El Globo, colaborando en las secciones de ciencias y literatura, sus dos claras vocaciones. Cinco años más tarde, 1842, se funda en Cádiz un precioso semanario, La Moda, dedicado en un principio exclusivamente a la literatura. Flores es su primer director y alcanza tal éxito que es comprada por el propietario de La Ilustración Española y Americana, Abelardo de Carlos, y trasladada a Madrid con el nombre de La Moda Elegante. En ella aparecen muchísimos artículos, de diversa temática, de nuestro autor. Poseer un periódico por aquellos años era labor ardua y peligrosa, no sólo por la enorme cantidad de dinero que había que depositar como fianza, sino por los requisitos personales y las influencias que se necesitaban. Hay que recordar que en 1834, el ministro Javier de Burgos aprobó un Reglamento de imprenta en el que se hablaba del «editor responsable», para ello se pedía una fianza previa. En 1847 es nombrado censor de teatros de Cádiz, labor que no debía de ser fácil dado que una ley de 1849 vuelve a establecer la censura previa teatral y hace depender a los censores de los gobernadores civiles, es decir, directamente del Gobierno Central. Por decreto de 1852 se crea el cargo de censor de novelas, que también asume Flores Arenas. No acaban aquí las actividades de D. Francisco. De la importancia que iba alcanzando su figura en la Cádiz de mediados del XIX dan fe los demás nombramientos y honores que acapara: Vocal de la Junta de Beneficencia (1848-1849); director del Hospital de Nuestra Señora del Carmen (1849); académico de Bellas Artes, institución de la que fue consiliario (1850); numerario de la Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz y corresponsal de las de Madrid, Sevilla, La Coruña, Lisboa, Santiago y Murcia; corresponsal de la de Buenas Letras de Sevilla; miembro de la Asociación de Artistas

6600

y Escritores Gaditanos; individuo de la Comisión provincial para la Exposición Universal de Francia (1866); profesor de Retórica y Poética en el Instituto Provincial (1866) y de Anatomía pictórica en la Escuela de Bellas Artes (1869); Decano de la Facultad de Medicina, cargo que ejerció hasta su muerte (1871); Cruz de Isabel la Católica (1871); presidente de la Sociedad Gaditana Protectora de los Animales y las Plantas (1872); presidente de la Sociedad de Cervantistas gaditanos (1874); fundador y primer Presidente de la Academia de Ciencias y Letras de Cádiz (1876)... El 22 de octubre de 1877 falleció el Excmo. Sr. D. Francisco Flores Arenas como consecuencia de una “fiebre perniciosa”. Llama la atención que habiendo vivido los años más convulsos de la historia de España fuera respetado y honrado por todos los gobiernos que se fueron sucediendo tan vertiginosamente, como así demuestra la relación de honores anteriormente expuesta. De la conmoción que produjo su muerte en los ambientes culturales gaditanos, da constancia la certera frase de su biógrafo Vicente Rubio: «... deja huérfanas casi todas las corporaciones científicas y literarias de Cádiz». Su ciudad lo despidió con sentidos discursos de duelo de los representantes de la Facultad de Medicina, de la Real Academia de Ciencias y Letras, de sus alumnos..., pero, especialmente, reponiendo el 28 de octubre en el Teatro Principal de Cádiz su comedia Hacer cuentas sin la huéspeda y leyendo sus compañeros de letras, en el transcurso de la misma velada, siete composiciones dedicadas a su figura. Se preguntarán mis paisanos el porqué de extenderme tanto en la figura de este gaditano ilustre. El motivo es que él nunca intuyó que su sangre acabaría instalada en Puente-Genil, pero así fue: su hija Gertrudis, casada con el jerezano Narciso López, fue madre de una numerosa prole, entre ellos, el más pequeño, José López Flores, mi abuelo materno. Mi madre, Carmen López García-Pantaleón, llegó a Puente-Genil al casarse con mi padre, Manuel Reina de Porras, recién acabada la Guerra Civil. Pueden los lectores entender mi sorpresa al descubrir hace años a este tatarabuelo y más después de leer el siguiente poema que escribió para María al pie de la Cruz, precisamente la imagen mariana de mis mayores devociones:


Ved el Gólgota allí: mirad su cumbre; allí una Cruz descuella; apiñada y revuelta muchedumbre se agita en torno de ella. De esa Cruz enclavado pende un Hombre: ese es el Redentor, Jesús su nombre.

Aún iba a proseguir la triste madre, cuando el hijo adorado, sintiéndose morir exclama: “¡Oh Padre! todo está consumado” Luego a su madre mira; a sus verdugos da el perdón, y expira.

Taladrada de espinas y de abrojos sangre de su sien brota, la luz velando de sus claros ojos; sangre que, gota a gota, si al mundo salva cual metal hirviente, del deicida caerá sobre la frente.

¡Hora de sangre! La creación entera se estremece de horror, los cielos gimen, y de Judá la plebe vocinglera huye espantada de su propio crimen; del templo de Sión rásgase el velo, las piedras saltan y retiembla el suelo.

Al pie de aquella Cruz, en llanto acerbo contemplad a María, la pura Madre del Divino Verbo: ved allí la agonía en su rostro santísimo pintada: su seno hirió, como punzante espada.

¡Muere Jesús! Trocado en noche el día densísima tiniebla cubre el mundo, cunde el pavor en la ciudad impía, espantoso huracán ruge iracundo, las tumbas se abren, crujen los osarios y hasta los muertos desgarran los sudarios.

“Si para redimirnos del pecado, dice, a verter tu sangre te condenas, ¿Por qué a mí no me es dado derramar cuanta corre por mis venas? ¿Y no es bien que así arguya si fue mía esa sangre que hoy es tuya?

Y Tú, Madre de Amor, madre afligida, que esa Cruz riegas con angustiado llanto, templa el dolor de tu inefable herida, que a ti te brindan ya, tras penar tanto, y por la angustia que tu pecho encierra, corona el Cielo, adoración la tierra.

Yo, tu madre, tu cuerpo destrozado por los azotes vi, yo, escarnecido, yo de espinas por burla coronado, yo vi tu hermoso rostro ennegrecido, y afanoso arrastrando ese madero te vi subir el áspero sendero. Yo las trompas oí, yo los pregones que publicaban la sentencia impía, yo te vi conducir entre baldones la cuerda al cuello como res bravía, y clamar escuché a la turba fiera: “Sálvese el asesino, Jesús muera”. Yo vi horadar tus santos pies y manos con clavo agudo y con feroz martillo, y cada golpe, torpe e inhumano, era a mi corazón atroz cuchillo. Tú ¡oh Dios! que mi alma ves y su tormento ¡Di si hay dolor como el dolor que siento!

61 61


Una Corporación con setenta y cinco años de historia El Cirio y los Pecados de David l Cirio es el Primer Grupo de Alumbrado de la Real y Pontificia Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, de Puente Genil. Fue fundado por un grupo de jóvenes amigos el día 1º de mayo de 1933, que de común tenían la ilusión de la juventud, el apoyo de su amistad, la voluntad de participar en la conmemoración de la Semana Santa y una gran devoción al Señor de la Humildad. En el año 1941 El Cirio recupera el conjunto de figuras bíblicas Rey David, Profeta Natán y Simeón (que representan la promesa y confirmación de la dinastía perpetua, la que implica la promesa mesiánica) con las que participa en los desfiles de Semana Santa. A partir de ese hecho la denominación completa del Grupo es El Cirio y los Pecados de David. Desde su fundación El Cirio ha vivido un constante crecimiento en devoción y compromiso cristiano con la Cofradía y de hermandad renovada entre sus componentes, y así en sus estatutos hace una declaración de principios inalterables, diciendo: “La Asociación Cívico-Religiosa denominada “El Cirio” es una Corporación compuesta por un conjunto de buenos amigos que se llaman Hermanos, y cuya principal finalidad es pregonar y enaltecer nuestras tradiciones semanasanteras, siendo fieles portavoces de las mismas y dando en todo momento prueba de lo que debe ser ejemplo de hermandad, convivencia y armonía entre hombres de buena voluntad. De manera muy especial, cultivar y dar fe de su gran devoción

68 68

por Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, asistiendo a todos los cultos que anualmente se celebran en su honor y acompañarle revestidos de túnicas de nazareno en el desfile procesional del Miércoles Santo”. Aplicando estos principios en nuestras convivencias en El Cirio se puede asegurar la consecución de las características que deben concentrarse en una corporación: hermandad, alegría, ilusión, generosidad, simpatía, comprensión, integración, humildad... que aunándose en un todo constituyen el amor al Señor de la Humildad, a nuestra Semana Santa y a nuestras cuestiones mananteras, con todos los valores espirituales que ello conlleva. Después de trasladar su cuartel a 22 domicilios en los primeros 26 años de su historia, siendo amante de las


tradiciones y dispuesto a la evolución positiva de los años, El Cirio adquirió en el año 1959 la casa nº 29 de la calle Santos, donde fijó su cuartel y disfrutó 31 años de magnífica fraternidad manantera, cabiendo destacar la celebración del 40 aniversario en 1973, en la que se homenajeó a los hermanos fundadores y desde ese momento “Hermanos de Honor”, y en 1983 conmemoró sus “Bodas de Oro” con una serie de actos difícilmente igualables, por el alto contenido en todas sus expresiones, y sobre todas, la felicidad compartida por la totalidad de “los cirios” en el homenaje tributado a los cinco Hermanos Fundadores en activo. En 1990, y atendiendo las nuevas necesidades del Grupo traslada definitivamente el cuartel a la calle Santos, nº 8, donde progresa en sus actividades, entre las que podemos significar los ciclos de jornadas culturales, en las que a través de la música y la poesía se ha exaltado, con la participación de notables artistas, a Puente Genil y su Semana Santa. También señalamos como efeméride de entrañable recuerdo los actos conmemorativos del 60º aniversario de su fundación, renovando solemne tributo de amor fraternal a los cinco “Hermanos Fundadores” (así titulados para la posteridad) que todavía continuaban dando luz a El Cirio. Por su devoción a nuestro Santo titular, popularmente llamado “El Humilde”, por el respeto a nuestras tradiciones y por su entrega a la Semana Santa de Puente Genil, cinco hermanos de El Cirio fueron nombrados “Mananteros Ejemplares” (años 1980, 1991 y 2001), títulos que honran a la Corporación y nos animan y fortalecen en nuestro destino manantero. Tres hermanos del Grupo han sido distinguidos con la responsabilidad de pregonar la Semana Santa de nuestro pueblo (años 1971, 2002 y 2008). También la Real y Pontificia Cofradía del Señor de la Humildad y Paciencia concede el título de Cofrade de Honor a la Corporación Bíblica El Cirio en reconocimiento a su fervor, cariño y lealtad como Primer Grupo de la Cofradía (1988). Durante 75 años de historia han sido muchos los sucesos dignos de mención, la mayoría bien recogidos en

sus libros de actas y en el libro El Cirio, 70 Años de Historia editado en 2003. Afortunadamente aún están entre nosotros dos hermanos fundadores, fieles testigos de lo acontecido. Para dar gracias a Dios por tanto bien recibido a lo largo de nuestra historia y como acto principal entre los conmemorativos por el 75 aniversario de la fundación de esta Corporación, decidimos peregrinar a Roma para testimoniar nuestra fe cristiana y manifestar nuestro respeto y cariño al Papa Benedicto XVI, viéndose cumplido tan ferviente deseo en la audiencia pública concedida por el Santo Padre en la Ciudad del Vaticano en la mañana del día 30 de abril de 2008, durante la cual y por el Presidente de la Peregrinación le fue impuesta la Gran Medalla de Oro de El Cirio y entregado el diploma con el nombramiento de Hermano de Honor de nuestra Corporación. Por la tarde, el Embajador de España cerca de la Santa Sede tuvo a bien recibirnos en la embajada, donde celebramos el solemne acto institucional conmemorativo del 75º aniversario de la fundación de nuestro Grupo. La peregrinación fue seguida de un viaje cultural por otras ciudades italianas de feliz recuerdo. Culminarán los actos conmemorativos en 2009 con una serie de conferencias, misa de acción de gracias y comida de fraternidad en la que reiteramos nuestro cariño a los Hermanos Fundadores y Decanos de esta Corporación, quedando El Cirio dispuesto a seguir alumbrando en la Semana Santa de Puente Genil el tiempo que disponga el Señor.

6699


Anivรงr+sarios Anivรงr+sarios


La Salvación de Jonás

La Ballena cumple veinticinco años n “grupo” de Semana Santa es un término a la vez fácil y difícil de definir. En nuestro medio, sirve para denominar vulgarmente a una corporación bíblica de la Semana Santa de Puente Genil y también el cuartel o casa de reunión de los hermanos. Cuando en la década de los 80 varios colegiales se reúnen para formar un “grupo” no disponen de figuras para procesionar, ni tan siquiera de la posibilidad de alquilar un local para sus reuniones. Pese a estas trabas, con la inocencia y el empuje propios de la edad deciden formar un grupo de Semana Santa cimentado únicamente en la ilusión de imitar a sus mayores. Corría el año 1984, cuando varios de estos niños se aplican concienzudamente en buscar en la Biblia de sus padres un pasaje que nos diera nombre, y deciden comunicar al resto el fabuloso hallazgo: el libro del profeta Jonás en el Antiguo Testamento. A todos nos sonaba aquello de que se lo tragó una ballena, por lo que nos pareció buena la elección y le dimos al grupo el nombre de La Salvación de Jonás. Y así comenzaron nuestras andanzas por la Semana Santa de Puente Genil. Nuestro primer cuartel fue en la calle Aguilar, en una vieja casa propiedad de los padres de nuestro antiguo hermano Carlos Herrería. Colgamos algún viejo cartel de Semana Santa, una marioneta de “doña Rogelia” nos servía de vieja Cuaresmera y un tablón para las comidas en fiambrera que traíamos de nuestras casas elaborada por nuestras madres. Posteriormente nos trasladamos a la calle Tintor (1987), calle Pilar (1988), calle Tintor nuevamente (1989 – 1990), Santa Catalina en la antigua confitería de Teodorito (1991 – 1998) y finalmente y hasta la fecha en la Plazuela de Lara (desde 1999). El final de la década de los 80 fueron años de instituto en los que se realizaron numerosas incorporaciones de hermanos y se cimentó la base del cuartel durante años, tanto en lo humano como en lo espiritual y formal. Así, en 1989 se crea la primera acta oficial y a partir de ese momento se llevan a cabo numerosas actividades destinadas a recaudar fondos para los futuros proyectos mananteros que nos

ilusionaban: años de caseta de Feria, barras de verbenas, cotillones de Nochevieja, etc. En el año 1994, cumplimos el anhelo de procesionar nuestras propias figuras bíblicas, hecho que nos daba entidad y razón de ser dentro de nuestra Semana Santa. Y por fin, desde 1998, tenemos nuestro propio cuartel, que tras una ardua obra estuvo listo para la cuaresma de 1999. Desde entonces, savia nueva ha venido a nutrir la corporación en forma de nuevos hermanos, amigos dentro y fuera de la Semana Santa. Y es que La Ballena siempre se ha sentido orgullosa de ser ante todo un grupo de personas donde la amistad se cultiva en todo momento, primando valores como la lealtad, la sinceridad, la confianza y la convivencia. Esta es la esencia de nuestra corporación. En 2009 se cumple nuestro XXV Aniversario para lo que estamos elaborando un programa de actividades, que contará entre otros con varios eventos culturales, como el acto principal de conmemoración, en el que participará nuestro paisano y artista flamenco David Pino y la Schola Chantorum “Santa Cecilia”, una velada poética, o la exposición de la obra del artista imaginero y restaurador Carlos Herrería. También presentaremos una revista conmemorativa y página web y una obra pictórica del artista Julio Cámara Romero realizada para la ocasión. Esperamos compartir con nuestros paisanos estos actos que con gran ilusión y dedicación estamos preparando y con todo ello dar a conocer al pueblo de Puente Genil esta efeméride tan importante para nuestra corporación.

71 71


Cincuenta años de vida manantera de La Espina Historia de una amistad Alfonso Cruz Jurado

Decía Francisco de Quevedo que “la alegría comunicada crece y la tristeza compartida, disminuye”. Cuando las personas se unifican en un fuerte sentimiento de amistad, ese que es capaz de sufrir los embates de la vida a través del tiempo, es que por afinidad se atraen y disfrutan el compartir gustos, puntos de vista y actitudes de vida. Y si a esto añadimos el aglutinante del común amor a las costumbres ancestrales del terruño transmitidas por nuestros mayores y, particularmente, a las que giran en torno a nuestra Semana Santa y a la forma tan particular que tenemos de vivirla en Puente Genil, nos encontramos con el secreto, con el ingrediente principal de la argamasa que une esos sentimientos de amistad entre los hermanos de una corporación durante cincuenta años.

72 72

La Espina, en 1969

n una corporación asistimos a una envidiable escuela y excelente fragua en donde se templa el carácter y aprendemos a lo largo del camino compartido a valorar aspectos del amigo, a respetarlo y considerarlo más y mejor en sus etapas de lucha, buenas o malas, y a apoyarlo más afectivamente, comprendiendo que el sentimiento de amistad se nutre cada día con cada acto, cada palabra y apoyo sincero, llegando un momento en que se confunden los términos amigo y hermano, dentro de nuestra particular escala de valores mananteros. No recuerdo ahora el sitio donde leí una vez que cada etapa de la vida le dará a la amistad un enfoque y una particularidad especial en la infancia, la adolescencia, la juventud o en la madurez del ser; pero en todas, los valores del respeto, la comprensión y la generosidad serán los pilares donde se construirá y cimentará. Es indudable que una de las bases, uno de los pilares fundamentales


de nuestras corporaciones bíblicas, con independencia de otros ingredientes, es la amistad. La historia de esta particular amistad que me propongo esbozar brevemente y que nos ha unido a tantos hermanos de La Espina, empezó hace cincuenta años. Corría el año 1.959 cuando un puñado de jóvenes amigos comenzamos a reunirnos para dar forma a una ilusión y sentar las bases de nuestra actual corporación bíblica. Recuerdo que estas reuniones se tuvieron en el Bar Central (C/ Don Gonzalo, 21) y en la cerámica La Victoria (C/ Nueva, s/n), ambos lugares hoy desaparecidos, siendo el fruto de esas reuniones la fundación de la Corporación de La Espina, el Domingo de Resurrección de aquel mismo año. La constituimos jóvenes de entre 13 y 16 años de edad y más concretamente: Antonio Adriano Hernández, José Manuel Cabello Cobos, Emilio Moreno Campos, José Luis Parejo Melero, Francisco Ramón Reina Campos, José Reina Montero, Fernando Robledo Reina, Antonio Villafranca Porras y el que esto suscribe, Alfonso Cruz Jurado. Se crea la corporación con el fin de alumbrar el Miércoles Santo al Señor de la Humildad y el Viernes Santo a la Virgen de las Angustias, que son los dos titulares de la misma. A tal objeto, las Madres Filipenses nos confeccionaron las correspondientes túnicas, que eran de color granate, con la vuelta de la bocamanga en raso blanco (para alumbrar a la Humildad) que sustituíamos el Viernes Santo por otras de terciopelo azul (para alumbrar a la Virgen de las Angustias). También las Madres Filipenses nos bordaron dos banderines, representan-

Grupo de picoruchos, alumbrando al Humilde

do una corona de espinas. Dichos banderines iban cogidos a unas mazas de madera que portaban los dos hermanos primeros de las filas de penitentes. Los demás componentes llevaban un cirio de color blanco y el presidente un bastón y además una capa blanca. Tengo que indicar que el nombre de La Espina fue propuesto por José Luis Parejo Melero y, como gustó a todos, fue aprobado por unanimidad como nombre de nuestra Corporación. Las figuras se incorporarían en 1963 a nuestros desfiles procesionales, no sin problemas, que se vencieron gracias a la generosidad de La Judea que permitió que fuéramos delante de ellos, ya que nadie quería que desfiláramos poniéndonos delante de ellos y tampoco nos permitían ir los primeros ni los últimos del desfile, por ser lugares de privilegio. Téngase en cuenta que en 1959, año de la fundación de La Espina, no existía aún una agrupación de cofradías que regulase estos temas y por tanto no teníamos un sitio concreto asignado. En este sentido, quiero recordar que por aquellos años aún no se diferenciaba en los desfiles el Antiguo del Nuevo Testamento y las corporaciones tenían su sitio de toda la vida, que se respetaban unas a otras celosamente. Nuestro primer cuartel fue en la calle Santos, nº 24 (fábrica de aceite de oliva), allí estuvimos durante los años 1960 y 1961. Después, en el año 1962, pasamos a la casa situada en la calle Aguilar, nº 42 (parte de lo que hoy son “Las Torres”). Esta casa estaba en muy mal estado y al año siguiente plantamos el cuartel en la calle Madre de Dios, nº 16 y aunque sólo nos dejaban esta casa para Semana Santa, aquí vivimos las Semanas Santas de 1963 a 1968. Después estuvimos en la calle Ancha, nº 9, durante 1969 (año que se quemarían todos nuestros enseres el mismo día que los americanos pusieron el pie en la Luna) y 1970; y, en el año 1971, volvimos de nuevo a la calle Santos, esta vez al nº 31 (actual cuartel de las Virtudes Teologales).

73 73


Las figuras de La Espina, el Domingo de Resurrección

En el año 1972 nos fuimos a la calle Guerrero nº 27 (graneros de la finca Lentiscoso) que fue arrendada por la Corporación ya para todo el año y sucesivamente hasta el año 1977. Hasta el año 1972 el cuartel funcionó de forma muy diferente. Por ejemplo, durante los dos primeros años, 1960 y 1961, los hermanos nos teníamos que llevar cada uno una silla, platos y cubiertos; ya en 1962 teníamos nuestro menaje correspondiente y fuimos adquiriendo sillas nuevas, etc. para mejor funcionamiento; es decir, que hasta 1972, todos los años en vísperas de Semana Santa montábamos en los lugares antes señalados nuestra casa cuartel a la que empezábamos siempre poniendo la instalación eléctrica, que por supuesto hacíamos nosotros mismos. Luego colocábamos los cuadros de fotografías, tanto de los diferentes Titulares, como de las nuestras propias. Como eran casas vacías, tenían los clásicos desconchones, que tapábamos con los carteles de los triduos, quinarios, etc. que en aquellos años eran de un tamaño bastante grande y nos venían a nosotros de maravilla. Después, entre baúles y cajas de madera, íbamos sacando todo el menaje de la cocina, los platos, bandejas, vasos, etc. que poco a poco iba siendo más abundante. Cuando terminaba Semana Santa volvíamos a recoger y guardar todos nuestros enseres, es decir, que estos años los podríamos comparar con los que anduvo el pueblo de Israel en el desierto, buscando la tierra prometida, montando y desmontando ellos sus tiendas y jaimas durante años, lo mismo que nosotros el cuartel hasta que llegamos a la calle Guerrero. Y al igual que el pueblo de Israel tenía el “maná” para sobrevivir, nosotros también recibimos el “maná” de la amistad y el cariño para poder aguantar y seguir para adelante en aquellos años. Nuestra llegada a la tierra prometida fue cuando en el año 1977 compramos la casa de la calle Guerrero nº 21, operación

74 74

realizada el día 18 de mayo, sobre las 10 de la noche, cosa que es totalmente normal en cualquier operación de compraventa de inmueble, pero lo que no fue normal es que dicha compraventa tuviera lugar en un dormitorio, donde el dueño del inmueble estaba descansando. A petición de él y de su hijo mayor subimos al dormitorio y, después de buscar la escritura en una bolsa de plástico, mandó que se subiera una máquina de escribir que se colocó en la mesilla de noche, donde fue redactado el contrato de compraventa, siendo firmado por los tres representantes de la Corporación de La Espina (Benito Reina Melgar, José Reina Montero y el que suscribe) y los dos corredores. Según hemos podido saber por los antiguos del lugar, esta casa fue escuela de baile y de cante, también fábrica de fideos, entre otras actividades. Nosotros hemos querido mantener el sabor típico de una casa con sus paredes blanqueadas, las vigas de madera, el portaje, etc. También la acompaña una decoración en sus paredes en la que hay un abanico de antigüedades y de recuerdos de todo tipo, gracias a la labor de muchos años y a los donativos de algunos hermanos. Durante estos cincuenta años hay, como en cualquier cuartel, muchísimas cosas que contar y recordar que nos llevaría a repetir los mismos detalles que vemos en cualquier corporación, sólo he querido señalar unos años que han tenido una importancia mayor: Año 1963. Creamos nuestras propias figuras bíblicas, Los Libertadores de Israel, que la forman Moisés, Aarón y Josué. Año 1973. En este año la corporación de Los Patriarcas de Israel se fusiona con La Espina, incorporándose las figuras bíblicas de Abraham, Isaac y Jacob.


Año 1984. Se celebran nuestros 25 años fundacionales con una serie de actos, destacando las tertulias mananteras que hicimos con todos los veteranos mananteros de aquellos años que nos narraron todas las historias vividas por ellos. También nuestro hermano Jesús Álvarez de Sotomayor Reina dio el Pregón de nuestra Semana Santa, que fue un total éxito. Año 2002. Fuimos visitados por el Presidente y Junta de Gobierno del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, que pudieron comprobar “in situ” las vivencias propias de un cuartel. Año 2005: Nuestro hermano Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor fue pregonero de nuestra Semana Santa y como es normal en él, brilló a gran altura su intervención. Tengo que manifestar que aunque no están en el acta fundacional de esta Corporación, por haber solicitado su incorporación a La Espina dos meses después de su fundación, tenemos dos hermanos que llevan en ella cincuenta años ininterrumpidos y son Manuel F. Estepa Giménez y Juan Villafranca Porras, por tanto son también decanos de hecho y de derecho.

Quiero darles las gracias a esos hermanos que durante estos cincuenta años nos han alegrado a todos, cuando se han levantado en cualquier junta y han dicho en prosa o en verso cosas que llegan a lo más profundo de los corazones. Gracias a esos hermanos que nos han hecho reír, y como no, gracias también a los que nos han hecho llorar. Gracias a los que han trabajado en sus distintos puestos, sin el esfuerzo de ellos no hubiéramos llegado a estos días. Gracias a los hermanos que saben cantar, por ser un gozo y un lujo el poder oír sus voces. Gracias a todos por saber estar en una corporación. No quiero terminar sin tener un recuerdo para nuestro hermano Rafael Chacón Villafranca, pues todos aprendimos de él muchísimas cosas. A él doy las GRACIAS. Tal vez, en estos tiempos de confusión social y económica, valores como los que se desarrollan en cualquier corporación, y por supuesto en nuestra Espina, tales como la convivencia, alegrarse de los buenos y apoyarse en los malos momentos, o el compartir con los demás amistad, fe y sentimientos, puedan revitalizarse e irradiarse a los demás con la fuerza que merece lo importante y trascendente de la vida. Confiar en los afectos, provocar los encuentros, gratificarse con el disfrute sencillo de lo que amamos o con la simple compañía de quien queremos demostrarle todo nuestro afecto y consideración, llamándolo y sintiéndolo de verdad HERMANO, puede ser enriquecedor para los otros y sobre todo, para nosotros mismos. Sólo le pido a nuestro Terrible, que me de salud e ilusión para poder seguir disfrutando entre mis HERMANOS, en este gran cuartel que es La Espina.

75 75


CXXV Aniversario Corporación Bíblica Los Profetas Francisco Ruiz Chía Presidente de “Los Profetas”

l celebrar el CXXV Aniversario de la inscripción de la Corporación Bíblica Los Profetas en el registro del Ilustre Ayuntamiento de Puente Genil, el 13 abril de 1884, hemos tenido claro que una corporación centenaria como la nuestra, tiene que poner en valor lo más importante que tenemos, que para nosotros no es otra cosa que la tradición manantera y la hermandad, que nuestros hermanos mayores nos han sabido transmitir a lo largo de muchas décadas, algunos de ellos con un bagaje de más de 50 años. Así mismo queremos destacar que aunque celebramos el CXXV Aniversario, “Los Profetas” ya desfilaban en procesión acompañando a Jesús Nazareno desde mediados del siglo XVI. Por tanto es mucho el peso de nuestra historia en la Semana Santa pontana. Bajo esta premisa hemos querido realizar algunos actos conmemorativos. El primero de ellos, el más íntimo, será el reunir a todos los hermanos que en alguna ocasión han pertenecido a nuestra corporación. Queremos que sirva para que afloren todos los sentimientos, y todo el amor fraternal que el tiempo ha ido grabando en nuestros corazones. Otros actos ya de carácter más abierto serán la elaboración de una página Web, a cargo de nuestro hermano Antonio Luis Carrillo, que abrirá las puertas de nuestro Cuartel a todo el mundo. Se va a editar un libro con poesías de nuestro “hermano – poeta” Pedro Quintero, quien para nosotros representa todos los valores del verdadero manantero, es un hombre sencillo, humilde, nunca tiene una mala palabra, en definitiva un buen profeta. Este reglamento de la Corporación Bíblica Los Profetas es uno de los más antiguos que se conservan en nuestra Semana Santa.

Con motivo de este Aniversario, la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas lica li cass ha ca ha eelegido legi le giid a Los Profetas para elaboración araa la ela ar abo bora raci ra ción ci ón del ell ppregón del Jueves Lardero, correrá ves L ardd ro, quee corr ar rá a ccargo de nuestro Joaquín Borrego, uestrro hermano José Joa nB o quien al mismo tiempo realizará qu n rá un ccartel Aniverel cconmemorativo del CXXV XXV XV A iveersario. arii

77 77


Cincuenta Aniversario Cofradía del Stmo. Cristo de la Misericordia Antonio Pérez Melgar

Con motivo del L Aniversario de la reorganización de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima del Mayor Dolor vamos a dar una pequeña reseña, con la venia del lector, de la historia de la misma.

acia 1930 se empezó a procesionar el Viernes Santo un Cristo Crucificado solo, y al poco tiempo después se incorporó al pie de la Cruz la imagen de una Virgen Dolorosa; y el año 1932 se constituyó la Hermandad del Santísimo Cristo de las Misericordias y María Santísima en su Mayor Dolor para acompañar a estas imágenes en su estación de penitencia. En los sucesos del 1936 ambas imágenes fueron pasto de las llamas, y hasta el año 1940 no se restituyó al Cristo que actualmente se venera en la antigua Iglesia de los Frailes, el llamado Cristo de Doña Celia, y en el 1941 se restituyó la Virgen situándose de pie y con la mirada puesta en el Cristo crucificado. Esta imagen de la Virgen desapareció por un infortunio hacia el 1966. En 1943 se reformó completamente el paso de la Hermandad, introduciéndosele una nueva repisa de madera tallada color caoba, y se amplió el número de imágenes con la adquisición de las de San Juan Evangelista, la Magdalena y un centurión romano. Así estuvo procesionándose durante algunos años yendo cada vez a menos y estando a expensas del que lo quisiera sacar en procesión el Viernes Santo, hasta que en el 1958 se reorganiza la Hermandad, merced a la labor del nunca olvidado Manantero Ejemplar Juan Cristo en 1943 Ortega Melgar, haciéndose cargo de la misma los dependientes de comercio de la Villa de Puente Genil, que con el ímpetu de la juventud comenzaron a trabajar intensamente para superar la etapa anterior formando el 16 de febrero de 1959 la primera junta directiva presidida por Pedro Ramos Pérez y se nombra el siguiente 22 de febrero como primer hermano mayor al nunca olvidado Enrique Reina Delgado.

78 78

El progreso continúa, y en el año 1960 se estrena un nuevo trono, obra artística del artesano de Puente Genil D. Francisco Montilla Pérez y el 30 de junio de este mismo año, al ser aprobados los estatutos, que redactados por el Rvdo. Padre Fray Claudio López,


O.F.M., por todos los hermanos en junta general, fueron presentados al Obispado de Córdoba; se consigue de S. E .R. el Sr. obispo de Córdoba Don Manuel Fernández-Conde y García del Rebollar el título de Cofradía, erigida en la iglesia de la Victoria, convento de los Rvdos. Frailes Franciscanos. El año 1962 se incrementa el patrimonio de esta ya cofradía con el magnifico estandarte bordado, al que seguían las nuevas túnicas, capillos y preciosos faroles metálicos. Como complemento a las fervorosas actividades de esta cofradía merece destacarse el impresionante Vía Crucis, curiosamente solo para hombres, que en la noche del Martes Santo tiene lugar desde el templo donde radica la cofradía hasta el santuario de Jesús Nazareno en cuyas benditas cumbres del Calvario tiene lugar un emotivo besapiés.

Grupo en 1959

En 1966 se considera ejecutar la construcción de la nave aledaña a la parroquia de Jesús Nazareno para poder efectuar el montaje de los pasos de una forma más fácil. En posteriores años y con motivo de las desavenencias provocadas por los portadores del paso se hace imprescindible que el paso disponga de un “carrito” que haga más llevadero su transporte, mejorándose el mecanismo gracias a los trabajos del inolvidable Julián Serrano Cantos. Con el tiempo fue necesario, debido a motivos técnicos el colocarle un motor al carrito y gracias a Julián de nuevo se hizo en un tiempo record, desde 1982 el trono del paso del Cristo de la Misericordia va a motor. En 1972 se ejecutaron por el escultor pontanés Francisco Palos Chaparro las nuevas imágenes de la Virgen, María Magdalena y San Juan Evangelista. Como nota curiosa hay que hacer constar que el paso del Cristo fue el que mas estuvo en pantalla durante la retransmisión

Primeras túnicas

que TVE efectuó en directo la tarde del Viernes Santo de este año. La Virgen, Nuestra Señora del Mayor Dolor, es una dolorosa de candelero, colocada de pie al lado de la cruz. Viste saya de terciopelo grana bordada en oro por Juan Ojeda, en Écija, llevando manto de terciopelo azul, toca sobremanto en malla sobredorada y corona de metal sobredorada, de 1979, disponiendo además para su altar de una diadema. En 1987 fue restaurada por el mismo autor de la talla, Francisco Palos. San Juan aparece de pie, al otro lado de la cruz y en actitud dialogante con la Virgen. Viste túnica grana y mantolín de raso bordado verde. La Magdalena aparece genuflexa, junto al Discípulo Amado, con larga cabellera tallada y vistiendo túnica azul turquesa y mantolín de raso marrón.

79 79


Por último el centurión romano es una figura de aspecto robusto, cogiendo en su mano derecha una lanza y con la izquierda se recoge una capa roja que lo cubre. Lleva coraza marrón y casco. La actual efigie del soldado se procesionó por primera vez en 1973. En este lapso de tiempo de 1973 a 1974 según en el libro de actas de la Cofradía se pierde la “s” pasando a ser Cristo de la Misericordia en vez de las Misericordias. ¿Se debe al Concilio Vaticano II o a un olvido del secretario? En 1974 se celebra la junta general ordinaria del 27 de julio en el cuartel de las Cien Luces por el motivo de haber comenzado las obras del nuevo cuartel que es entregado para su uso cofradiero el 25 de marzo de 1975, creándose la Asociación de Hermanos del Cristo de la Misericordia y María Santísima del Mayor Dolor para hacerse cargo de los gastos administrativos que ello conlleva: alquiler, contribución, agua, teléfono… En 1975 se acuerda nombrar Hermano Honorario a Don Agustín Beltrán Labrador, por sus desvelos y asesoramiento hacia esta Cofradía. Con posterioridad al año 2000 se le concedió este honor de Cofrade Honorario a la Schola Cantorum “Santa Cecilia” con la que tantos lazos nos unen. Cristo en 1965

En este mismo año 1975 Francisco Palos Chaparro realiza la talla del Cristo de la Misericordia, con mirada hacia el cielo, en actitud de estar dirigiéndose a Dios Padre en el momento de estar pronunciando las siete palabras. La talla después de indagar en Sevilla fue policromada en el taller del conocido imaginero Don Francisco Buiza. Se procesionó por primera vez el Viernes Santo 16 de abril de 1976, actuando el autor de la talla como hermano mayor invitado por el que le tocaba el turno que no era otro que Antonio Aguilar Aguilar de inolvidable recuerdo. Iconográficamente el pasaje que representa este “paso” es el momento en que Cristo está agonizando en la cruz y pronuncia las siete palabras. Primitivamente el “paso” consistía en una sencilla repisa llevada a hombros con horquillas, según era costumbre en la época, que desapareció en 1936. Al inicio de la década de los cuarenta se procesionó otra repisa que llevaba cuatro faroles góticos en las esquinas. En 1960 se encargó un nuevo trono de color caoba que en las esquinas llevaba cuatro hachones, siendo en el que actualmente se procesiona Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, “la Borriquita”. En 1976 se presenta para su aprobación al Obispado, obtenida el 15 de junio de este año, los nuevos estatutos de esta

Grupo en 1977

80 80


Cofradía, redactados con la ayuda de nuestro capellán Don José Joaquín Cobos Rodríguez, a la vez que nos es concedida la autorización del cambio de sede canónica y así pasamos a estar erigidos, como era el deseo de esta Cofradía como tal, desde el 1º de marzo de 1975 en la parroquia de Jesús Nazareno. En 1982 se acuerda nombrar Cofrade Mayor de Honor a S. M. el Rey Don Juan Carlos I de España, recibiéndose con posterioridad un escrito del Marqués de Mondéjar, jefe de la Casa Civil de S. M. el Rey que así lo acepta, con gran alegría y satisfacción de todos los cofrades. Desde este año somos la Real Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima del Mayor Dolor.

Con el Obispo

En 1986 se encargó el actual “paso” donde se procesiona el Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora del Mayor Dolor, siendo una canastilla entonada en caoba claro realizada por Francisco Palos Chaparro, llevando en las esquinas unas esculturas policromadas de los Evangelistas, así como a todo alrededor unos medallones y relieves con escenas pasionistas.

Pasando el puente

Hay que hacer constar las diferentes corporaciones que pertenecen en la actualidad como grupos de picoruchos a la Cofradía: Los Samaritanos, El Centurión y Los Hijos del Zebedeo. Vaya desde estas líneas el recuerdo imborrable a los que ya no están entre nosotros y que nos enseñaron a amar, en el seno de esta Cofradía, las tradiciones de nuestro pueblo en la Semana Santa, porque sin su labor estos 50 años no existirían. Y como olvidarnos de los que nos han de seguir, los que están mamando Cristo desde el Día de la Cruz. ¡Va por ellos! Diana del Día de la Cruz 2000

8811


Veinticinco Aniversario Corporación El Sudario de Cristo Juan Carlos Castilla Presidente de la Comisión del XXV Aniversario

arece que fue ayer pero hace ya Veinticinco Años (1984) que un grupo de chavales decidieron unirse a este gran cónclave manantero que es la Semana Santa de Puente Genil. La primera intención, imbuidos por el saber manantero de nuestros padres en algunos casos y en otros por esa necesidad de participar de la alegría que nos da la llamada de Nuestro Padre Jesús Nazareno “El Terrible” de Puente Genil, era crear un grupo que naciera vinculado a un Titular a procesionar el Día de la Cruz, ya que nos imponía mucho respeto la Semana Mayor, pero la edad manda y decidimos lanzar un órdago a nuestro valor y nos echamos adelante con nuestra idea. Antes de iniciarnos como Grupo de Semana Santa y tras barajar varios nombres con nuestro arcipreste don José Joaquín Cobos, comenzamos nuestra andadura como “ El Martirio de Eleazar” a la que le tenemos un gran cariño por lo que significó, ya que fue el germen de nuestra actual corporación. Es en el Año 87 cuando a raíz de la llamada de un amigo de la que hoy es nuestra Corporación Hermana, Las Sectas Judaicas, cuando comenzamos a procesionar El Cristo de la Buena Muerte, y decidimos Incorporarnos como III Grupo de Picoruchos de la Hermandad del Santísimo Cristo del Buen Morir, hecho este que nos hizo solicitar la entrada de pleno derecho a la Asociación de Hermandades, Cofradías y Corporaciones de Puente Genil. Tras un largo caminar, en el que pasaron muchos de nuestros hermanos a llevar bajo sus hombros Titulares tan emblemáticos, como La Santa Cena, La Virgen del Amor, El Humilde, o El Nazareno, muchos de los

cuales aún seguimos en la brecha, comenzó nuestra fase de asentamiento en la Mananta de Puente Genil, en primer lugar con el procesionamiento de Nuestras Figuras en el año 99 y por último con la adquisición e Inauguración de Nuestra Casa Cuartel en el año 2002. A lo largo de todos estos años hemos crecido en número y en ilusión, tanto con la incorporación de nuevos hermanos, como con el nacimiento de nuestros hijos y esperamos seguir creciendo en todos los aspectos de la vida Manantera, bebiendo de nuestros mayores y dejando nuestro sello como entidad, para conseguir que esta idea que nació hace 25 años prevalezca “Per Secula Seculorum”. Nada más hermanos, espero poder compartir con vosotros algunos de los eventos que celebraremos en este Año Mantero 2009. Gracia por vuestra atención. ¡¡Viva EL SUDARIO DE CRISTO!! ¡¡VIVA EL TERRIBLE!!

8833


El taller de bordados de la Hermandad del Calvario Veinte años de trabajo entre bastidores Tomás Jesús Herrería Gómez Secretario

Cuando nuestra Hermandad celebró la primera función religiosa y el primer besamanos a Nuestra Señora del Consuelo, allá por el mes de septiembre del año 1986, tan solo contábamos con una sencilla saya blanca y un manto negro o un manto negro y una saya blanca. ra lo único que había. Menos mal que había algunas almas caritativas y nos prestaban algo, para honrar a María Santísima. Fue entonces y por estos motivos cuando por el año 1989, contando con la experiencia de nuestro hermano, y bordador ya, Antonio Aguilar Cosano y con la ayuda de un grupo de hermanas, surge la idea de hacer un taller de bordados en el seno de la Hermandad, para hacerle un ajuar a la Virgen. Hacía falta otra cosa, el sitio, “no hay problema”, la casa de la familia Cosano en Cantarerías 9, estaba abierta ya, como siempre lo ha estado. Se comenzó con la saya blanca de damasco para la festividad de la Inmaculada. En diciembre de 1990, el sueño se hizo realidad, sale la primera pieza del TALLER DE BORDADOS DE LA HERMANDAD DEL CALVARIO. Y aquello gustó. Así, se siguieron realizando distintos enseres, cada vez de mayor envergadura, los baldaquinos de los nuevos altares para el traslado de nuestras imágenes a la Capilla del Sagrario, que se estrenaron en septiembre de 1991. Le siguieron los estandartines y la insignia de la hermandad (el bacalao) para la Semana Santa de 1992. Fue para este año, cuando con la confianza de los trabajos realizados y la ilusión de un futuro próspero, se comienza la gran obra del taller, EL PALIO DE NUESTRA TITULAR, estrenándose el exterior de la bambalina frontal en la Semana Santa de 1993. Quién no recuerda venir el palio desde las naves de Expogenil, por la Matallana hasta San José, aquello parecía un Martes Santo, allí estaba toda la hermandad, en el rostro de las bordadoras se reflejaba la satisfacción del trabajo bien hecho. Tardamos dos años en ver las bambalinas laterales y trasera. Entretanto también se fue bordando ya algunos festones del techo de palio y piezas de la toca sobremanto bor-

84 84

dada en oro y que se estrenó en la Semana Santa de 1997, siguiendo todos estos años con el bordado del techo y que fue bendecido en la Función Principal de los cultos del año 2000. La siguiente pieza que se borda, aprovechando que se cumplía el XXV Aniversario de la salida procesional de la Virgen del Consuelo, fue el simpecado, en el año 2001, continuándose con el estandarte del Cristo bordado en oro y sedas de colores. Con la ilusión de completar el palio, se siguen bordando los interiores de las bambalinas que se estrenan en el 2002. Ya lo habéis visto, diez años se tardó en hacer el palio, diez años de puntada tras puntada de 5 de la tarde a 9 de la noche, diez años de trabajo, dedicación, esfuerzo y mucho, mucho cariño, diez años de lunes a viernes y algún sábado que otro. Se había completado el palio, era el momento de enriquecer el ajuar de la Virgen para los distintos cultos que la Hermandad celebra durante el año. Gracias a bordados antiguos donados a la


Hermandad, se han podido realizar varias vestimentas de gran valor. Con bordados de plata del s. XIX se realiza la saya de damasco y terciopelo negro y el manto de estrellas que luce la Virgen en el Vía Crucis del Viernes de Dolores. Otra saya de tisú blanco para la vestimenta de purísima, la saya azul de los soles que luce el Martes Santo, y el manto de rocallas que tras una minuciosa restauración estrenó Ntra. Titular en los cultos cuaresmales del año 2006, esta labor de pasado ha venido a evidenciar, el esmero, primor y delicadeza que ponen las manos de nuestras bordadoras en su labor diaria. Paralelamente a estos trabajos de mayor envergadura se ha realizado el palio pequeño para la Virgen del Consuelo Chiquita, los estandartines de la Virgen, la restauración del paño de tul bordado en lentejuelas para la mesa de altar de los cultos cuaresmales, el repostero de la Hermandad y también algunos trabajos, para otras hermandades que han servido para ir sufragando los gastos de hilos y materiales del taller. Cabe destacar la túnica y mantolín realizada para el San Juan del Dulce Nombre, el estandarte que para esta hermandad se bordó, y como no, el banderín que se realizó para la Banda Local de Música “Inmaculada Concepción”, que fue un regalo a la banda en el certamen de saetas del año 2002 como muestra de agradecimiento por su participación. En el año 2006 se comienza a bordar la que será otra gran obra de este taller para el paso del Cristo del Calvario, el conjunto de respiraderos y faldones, labor que pudimos contemplar en la pasada Semana Santa y que veremos completa el próximo Martes Santo, trabajo que pone de manifiesto la evolución en la técnica y pulcritud en la ejecución que este taller ha alcanzado con los años y que han dado al paso del Señor la sobriedad y elegancia que requiere. El Taller de Bordados de la Hermandad es parecido a un convento, de donde salen obras de arte de bordados tratados con delicadeza y esmero, y… llegadas las fechas de Navidad, los aromas a pestiños se expanden por toda la calle y si llega alguien a buena hora, se abre el torno y hay un café y un pestiño o bien de almendra o de los tradicionales, además de la pestiñada de Navidad, también se hace carne de membrillo, ya que cuenta

con un gran manijero, siendo el día culmen el día del Pilar, donde hay merienda para todo el que llega. Los viernes hay degustación de bizcochos, tartas o tortas de aceite, aunque lo que más gusta de todo, es el “acabo”, entorno a la verbena de San Pedro y San Pablo cuando se cierra el taller por vacaciones veraniegas, ese día hay chocolate y sopaipas del maestro José para todo el hermano que aparezca. Y así poco a poco se nos han pasado casi 20 años de historia de nuestro taller y nos encontramos que hoy sigue la misma constancia, la misma ilusión y el mismo cariño para acabar los proyectos de la próxima Semana Santa, que son los faldones del paso de Cristo y el manto de vista procesional para la Virgen que esperamos ver el próximo Martes Santo. Hasta ahora solo he dicho el valor patrimonial que nuestras HERMANAS BORDADORAS han aportado con su trabajo a la Hermandad, pero se ha conseguido algo más, la Cofradía está viva todo el año, estrechando cada vez más los lazos de amistad, son modelo a seguir para nuestra Hermandad por su trabajo, por su labor callada y por su sencillez. Hace años que esta Hermandad quería manifestar públicamente su agradecimiento a esta duradera y constante labor, por ello acordamos en Cabildo Extraordinario celebrado el pasado 20 de junio, OTORGAR la MEDALLA DE ORO de la Hermandad al TALLER DE BORDADOS y manifestar nuestro más sincero y profundo agradecimiento a todas aquellas personas que han estado, a las que están y las que vendrán, que con su trabajo y dedicación durante días, meses o años de su vida, pusieron su granito de arena en este taller. No podemos olvidar a nuestra hermana Mari Conchi que de estar hoy aquí, estamos seguros que seguiría sentada entre bastidores. También a nuestro hermano Eugenio que tanto desvelo puso para que no faltara ningún material. A todos los que de alguna forma colaboran directa o indirectamente con este Taller, nuestro más sincero agradecimiento y desearos que sigáis trabajando con la misma constancia, ilusión y cariño con que lo habéis hecho hasta ahora para ver realizados nuevos proyectos y seguir formando parte de nuestra GRAN FAMILIA DEL CALVARIO.

8855


Veinticinco aniversario de María Santísima de la Estrella Antonio J. Ruiz

Cuando este año llegue la Semana Santa y más concretamente nuestro querido Domingo de Ramos, estaremos ante un año muy importante para nuestra Cofradía. Yo lo definiría como de HOMENAJE Y RECUERDO a nuestro querido hermano FRANCISCO MOYANO, a través del cual, fue posible, la llegada a Puente Genil de nuestra preciosa imagen de María Santísima de la Estrella, para que nuestro Titular, Nuestro Padre Jesús tuviese la compañía de su madre, el Domingo de Ramos. Todo empezó en el año 1.984, cuando con toda la ilusión del mundo y con los medios disponibles en aquel momento, se completó el deseo de los hermanos cofrades, que no fue otro, que el completar el cortejo procesional del Domingo de Ramos con la imagen de María Santísima de la Estrella y así ofrecer al pueblo de Puente Genil, una imagen de María de bella factura. Nos trasladamos al año 1.990, cuando un grupo de amigos, ya atraídos por el mundo cofrade y con la ILUSION de que algún día pudiésemos formar parte de alguna cofradía, íbamos de acá para allá, de local en local, como todos los comienzos de los jóvenes mananteros. En ese mismo año y a través de un amigo común, contactaron con nosotros miembros de la cofradía, que a través del hermano Francisco Moyano, nos trasladaron la noticia de abrirnos las puertas, para que nos pudiésemos incorporar lo antes posible a ella, ofreciéndonos participar en todo lo relacionado a la cofradía y dándonos túnicas, para salir de nazarenos con Nuestra Señora. Nuestra respuesta fue inmediata, naturalmente positiva, como al niño el regalo, y ese mismo año cumplimos nuestro sueño, que no fue otro que el de formar parte de una cofradía, que sin darnos cuenta, iba a ser el comienzo de un maravilloso y largo camino.

86 86

Llegó el año 1.993, nosotros lo denominamos como el año del RETO. Sí, porque hubo la mezcla perfecta entre veteranía y juventud, a través de la cual, se propuso el cambiar el trono mecánico del paso de la Virgen, por el humano. Todos nos embarcamos, con toda la ilusión del mundo en este gran cambio, el cual, tiene nombre propio, nuestro querido hermano Salvador Palos, que sin poner pega alguna, se puso manos a la obra y realizó el nuevo trono de María Santísima, para ser portado a bastoneros, que hizo su primera salida el Domingo de Ramos de 1.993. Año de arranque de la cuadrilla de bastoneros, a la cual, estoy orgulloso de pertenecer. Y llegó el año 2.009, año del ORGULLO de pertenecer a esta entrañable, humilde y magnifica Cofradía. Año en


el que se celebra, el XXV Aniversario de la primera salida procesional de María Santísima de la Estrella, año que estará repleto de actos y novedades y de, por su puesto, toda la ilusión del mundo. GRACIAS, si gracias, a todos los hermanos, (algunos ya no están entre nosotros pero otros sí), que nos inculcaron el amor hacía esta cofradía y que nosotros nos hemos encargado de fortalecer día a día. GRACIAS, si gracias, a la cuadrilla de bastoneros de María Santísima, los cuales, año tras año, ponen el corazón en cada salida, además de ser uno de los pilares fundamentales de esta cofradía, participando y colaborando activamente en todo lo que propone ésta. Como bastonero de esta maravillosa cuadrilla, aprovecho estas líneas, para transmitir a todos mis hermanos bastoneros, a mis hermanos contraguías y a mi querido hermano capataz, que me siento orgulloso de compartir año tras año, el peso de la devoción hacía María Santísima de la Estrella sobre nuestros hombros con ellos. Son ejemplo a seguir.

CAMINAR BAJO TU ESTRELLA Un largo caminar de una cuadrilla que se forjó con sacrificio y que comenzó muy pronto a ilusionar, una gran idea, un ambicioso proyecto, el de llevar a Maria Santísima de la Estrella a lo más alto del cielo, a hombros de sus hermanos, de sus hermanos bastoneros. Muchos fueron los que pasaron por esta familia de mananteros y sus ánimos y sus fuerzas a todos nos dieron, para pasear a nuestra señora por el pueblo con respeto. Ellos nos alentaron, sin parar ni un momento, para que continuásemos hacía delante con fuerza y empeño. Y ahora por fin, contamos con una gran cuadrilla de hermanos bastoneros, en la que llevamos con orgullo a nuestra señora con ilusión, cariño y respeto. Por eso, os doy las gracias, a vosotros hermanos bastoneros, por dejarme compartir el misterio, de llevar a hombros a María Santísima de la Estrella, con todas las fuerzas de mi cuerpo. Dedicado a los bastoneros que están en el Cielo y en nuestro recuerdo y a la cuadrilla de bastoneros que esperan con ilusión el Domingo de Ramos.

Y por su puesto, GRACIAS, si gracias, a todos los hermanos y hermanas , que con su trabajo en silencio, tanto en bordados, orfebrería, adorno floral, organización y por supuesto DEVOCION, hacen cada día mas grande a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén y María Santísima de la Estrella. DESEO que el año 2.009, al amparo de nuestros titulares, sea un año imborrable para todos los hermanos de esta cofradía y para que, a lo que a nosotros respecta, también para que el pueblo de Puente Genil comparta con nosotros este gran año. GRACIAS.

8877


Fue bonito mientras duró... Francisco Javier Cabeza Roa Presidente de la Corporación Bíblica Las Virtudes Cardinales y Sibila de Cumas ras el claro ejemplo de perfecta fusión, armonía y adaptación entre juventud y veteranía, la corporación bíblica Las Virtudes Cardinales y Sibila de Cumas tuvieron la enorme satisfacción y a su vez la gran responsabilidad de acoger como sede manantera a la “XIII” edición del Concurso de Carteles de la Semana Santa 2009, recogiendo así el testigo de su corporación hermana Las Virtudes Morales. Fue el día 4 de diciembre de 2008 cuando la corporación abrió sus puertas para llevar a cabo el acto de inauguración, resultando ser una de las ediciones con mayor afluencia de asistentes. Cabe destacar la presencia entre ellos del delegado de Desarrollo Económico de la Diputación de Córdoba, D. Esteban Morales, el primer teniente alcalde D. José Alberto Gómez como representante del Iltre. Ayuntamiento de Puente Genil, y del presidente de la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas D. Juan Fernando García Arroyo, que junto a los medios de comunicación locales, Onda Cero radio y Grupo Comunica televisión, resaltaron la oficialidad del acto. Todo ello, ligado al esfuerzo y dedicación de los hermanos anfitriones de Las Virtudes hizo que se respirara un acogedor ambiente manantero. En esta edición, la exposición contó con una nutrida participación en la modalidad de Fotografía, albergando un total de 20 carteles aspirantes y que estuvieron expuestos a votación durante los días 5, 6, 7, y 8 de diciembre en horario de mañana y tarde.

Una vez llegada la noche del 8 de diciembre, tras el correspondiente acto de clausura, el jurado, seleccionado previamente por la Agrupación de Cofradías y Corporaciones, y compuesto por miembros pertenecientes a la junta directiva de la misma, al Iltre. Ayuntamiento, a las cofradías, hermandades y corporaciones, así como a personas de reconocido prestigio vinculadas a la cultura, al arte, a la pintura y a la fotografía, deliberó sobre los resultados obtenidos y decidió fallar a favor del montaje fotográfico titulado Misericordia como cartel representativo de la Semana Santa de 2009 de nuestra Villa. Una vez conocido el veredicto, se procedió a conocer el nombre del diseñador, hasta el momento anónimo ya que en el motivo de la obra no debe figurar ningún tipo de texto ni distintivo del autor, resultando ser el artista pontanés Antonio Fco. Carmona Ruiz. Dicha nominación supuso en mí una sensación cuanto menos agridulce, ya que ponía fin al “reinado” de nuestra emblemática Sibila de Cumas, encargada de anunciar la pasada Semana Santa de 2008, y que durante un año, nos ha hecho soñar y sentirnos más orgullosos de lo que representamos. No obstante, vaya desde aquí mi más sincero homenaje y la más grata felicitación para el nuevo ganador de tan preciado do galardón. g Como Presidente C omo oP residente de la l Corporación C esperamos haber cumy en ssu u nombre, es ramoss ha hab expectativas pplido lidoo todas las ex ctativas hhabiendo aportado apo o tado nuestro granito dee aarena ren na en eese se deseo tradiciode e o de engrandecer nnuestras estrass tradic oPuente Genil nnes ess y agradar al pueblo de P u supuesto, y po pporr su supu pues esto to,, aagradecer radecer enormemente, e, la cconfi anza dep depositada onfi on fianza epossi ada en nosotros por por habernos partícipes de esta inolvinos hec hhecho echo ho part t dable experien i n

9933


Exaltación a la Saeta Cuartelera Corporación El Pentateuco Corporación Bíblica El Pentateuco El Fariseo y el Publicano

El pasado año 2008, en los días 21 y 27 de febrero, la Corporación Bíblica El Pentateuco, Fariseo y Publicano, tuvo el honor de celebrar la Exaltación a la Saeta Cuartelera.

Esta exaltación se realizó en dos Actos. El primero, se celebró en el Cuartel del Imperio Romano, el día 21 de febrero de 2008, con una conferencia titulada La Saeta Cuartelera: una visión Musical, así como se homenajeó a los hermanos del Viejo Pelicano: Eduardo Muñoz Cruces y Manuel Cosano Logroño, por su peculiar forma de entonar nuestra tradicional Saeta Cuartelera. Esta conferencia fue llevada a cabo de forma exquisita por D. Álvaro de la Fuente Espejo, profesor de Educación Musical y entre los muchos see, le honra ser un gran ran manantero y herm man anoo de títulos y honores quee posee, hermano aci ción ón El Vie V iejo jo Pelícano. elícano la corporación Viejo est staa magistral magi ma g stral conferencia, conferenci cia, a, se se dio di paso a otro hermano Después de esta del Viejo Pelícano, para que nos presentase a los hermanos homenajeados, tomando éstos la palabra, y deleitando a todos los presentes con

sus vivencias, anécdotas y cuarteleras típicas de los mismos; cuarteleras que, pese a su avanzada edad, nos hicieron vivir unos momentos inolvidables e irrepetibles. El segundo acto se celebró en el cuartel de las Cien Luces, el día 27 de febrero de 2008, dedicado a exaltar la Saeta Cuartelera por las corporaciones Los Profetas, I Grupo del Lavatorio, Las Virtudes Cardinales, El Degüello y Las Potencias del Alma. Por la corporación El Pentateuco, se hizo una presentación de cada corporación, y cada una de éstas, hizo una breve exposición de su corporación y, en especial, de la forma particular del cante de su saeta cuartelera. Acto seguido, se realizaron dos rondas de saetas cuartelera por corporación, logrando con ello ensalzar de forma magistral nuestra Saeta Cuartelera. Desde estas líneas, la corporación El Pentateuco quiere dar nuestro más sincero agradecimiento a todos los asistentes a los actos, colaboradores y en especial a los ponentes, homenajeados y a la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas.

9955


Estrenos y novedades de las hermandades y cofradías para la Semana Santa de 2009 IMPORTANTES ESTRENOS EN LA HERMANDAD DE LA BORRIQUITA EN EL XXV ANIVERSARIO DE LA PRIMERA SALIDA PROCESIONAL DE MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESTRELLA Numerosos son los estrenos que nos presenta la Cofradía del Domingo de Ramos, año en el que se celebran las bodas de plata de la bendición y primera salida procesional de María Santísima de la Estrella. En el paso de misterio, las imágenes secundarias que representan al pueblo de Jerusalén, irán luciendo ropas de terciopelos y damascos confeccionadas por las hermanas camareras de la Hermandad, bajo la dirección del hermano Antonio Aguilar Cosano. El Señor lucirá túnica de color ocre con mantolín o capa de terciopelo burdeos bordada en aplicación y oro, y ejecutada por dicho hermano de la Cofradía. Como novedad, podemos decir que el paso de misterio irá alumbrado por cuatro candelabros arbotantes de metal plateado, ubicados en las esquinas del paso y que han sido cedidos a la Cofradía. En el segundo paso, el manto azul de la Santísima Virgen, ha sido bordado en aplicación y oro bajo la dirección y el diseño de Antonio Aguilar Cosano y en el que también han puesto toda su devoción y cariño a la Virgen de la Estrella, un grupo de hermanas camareras. La piadosa cara de la Virgen irá enmarcada por un tocado realizado con un encaje de blonda, regalo de un hermano de la Cofradía y traído desde la capital de España. La corona de salida ha sido dorada para tal ocasión por el orfebre pontanés y cruceta de la Virgen, Jesús María Cosano Cejas, quien a la vez, y por encargo de los hermanos bastoneros, ha realizado una nueva y preciosa candelería en metal plateado. Por último, y como novedad en lo que se refiere al cortejo, decir que hermanos bastoneros de María Santísima de la Estrella, irán ataviados con la túnica blanca y azul de su cofradía.

LA HERMANDAD DE LAS PENAS CONCENTRA TODOS SUS ESTRENOS EN EL PASO DE PALIO Este año la Hermandad Franciscana de Jesús de las Penas, ha decidido volcar todos sus esfuerzos en estrenos para su paso del duelo y las

tres imágenes que lo componen. Comienzan dichos estrenos y novedades por la hechura de una nueva estructura del paso y una remodelación en la peana procesional, siendo ambos trabajos realizados en Paula Orfebres de Lucena. Siguiendo en sentido ascendente, los faldones también serán motivo de estreno, pues este año lucirá unos nuevos confeccionados en terciopelo én,, en Paula én Pa negro. También, Orfebres se eal aliz izado unos os m magní íficcos respirahan realizado magnífi os de ppla llata brillante, di dise s ña deros plata diseñados por lácid cido do Pérez Ruiz y el mencio ionn Plácido mencionado taler, habiendo h biendo sido donados po por el her hhererller, m ann Juan Carl asco S olís ol íss En llo o mano Carlos Velasco Solís. efe ass iimágenes, m referente a las ropas de las

9977


cabe destacar que San Juan estrenará túnica en terciopelo verde y un nuevo mantolín realizado en terciopelo rojo inglés, estrenando Santa María Magdalena una nueva túnica de terciopelo morado. Por último, y para coronar a la Reina de los Ángeles, el hermano Juan Carlos Velasco Solís ha donado una impresionante corona de salida de estilo antequerano, realizada en plata de ley en su color natural por el orfebre local Jesús María Cosano Cejas con el diseño del artista Javier Aguilar Cejas.

LA VIRGEN DEL AMOR ESTRENARÁ SU NUEVO PALIO EN SEMANA SANTA El pasado año, y con motivo del XXV Aniversario de la refundación de la Hermandad de la Sagrada Cena, Nuestra Señora del Amor, salió de forma extraordinaria en la tarde noche del sábado día 31 de mayo, estrenando para tal ocasión un magnífico techo de palio bordado por mujeres de la Corporación Bíblica El Juicio de Salomón, ya que ha sido un regalo de esta corporación hacia la Virgen. Tanto la dirección del taller como el diseño de la obra es de Plácido Pérez Ruiz siendo de estilo rococó acorde con el resto del paso, estando realizado en malla, con tisú de aplicación, oro y algunas piezas de orfebrería. Además de esta obra, la Virgen ha estrenado un manto de hebrea regalado por sus camareras y realizado por Mariceli Luque además de varios elementos para cultos realizados y donados por David Gámiz Torres y Antonio Morales Delgado.

LA HERMANDAD DEL CALVARIO SIGUE AUMENTANDO SU PATRIMONIO En el paso del Santísimo Cristo, se continua con el laborioso proceso de dorado de la canastilla presentando

98 98

este año el medallón frontal y cresterías traseras que, como el resto del conjunto, se viene realizando en oro fino en los talleres de Carmen y Alicia Ocampos de Priego de Córdoba. También se ha completado el conjunto de bordados de respiraderos y faldones en el taller de la hermandad. El respiradero se ha rematado con un fleco de fabricación artesanal encargado expresamente para la hermandad en talleres especializados en la ciudad de Viena , Austria. En el paso de palio se estrenan diversas piezas con el objetivo de redefinir por completo la presentación de la imagen de la Virgen del Consuelo, contextualizándola en un estilo arcaizante afín a esta valiosa imagen que data de la segunda mitad del siglo XVII. Se ha completado la peana en madera de cedro dorada en oro fino con aplicaciones de orfebrería en plata cincelada. En las vistas frontales del manto se han pasado y restaurado bordados italianos fechables en el siglo XIX ornamentados con roleos vegetales y motivos florales. Se está completando una saya de terciopelo color jacinto bordado en oro con motivos vegetales y florales rematada por la figura del Espíritu Santo en canutillo de plata. También se estrena el tocado de antiguo encaje de Bruselas en punto de aguja. Además estrena una excepcional corona, cuya ráfaga es original del siglo XVII, restaurada y completada por el orfebre Jesús María Cosano Cejas para la que ha confeccionado un canasto de nueva creación. La ráfaga con decoración de hojarasca y cabezas de ángeles presenta una típica forma oval rematada por alternancia de rayos flamígeros y rectos rematados por pequeñas estrellas. La obra está realizada en plata de ley sobredorada y enriquecida por esmaltes, amatistas y topacios. El mismo orfebre se ha encargado de la reposición del corazón con puñal en plata de ley.

NUEVAS PIEZAS DE ORFEBRERÍA PARA EL PASO DE MARIA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA El próximo Jueves Santo podremos contemplar en el paso de la Virgen de la Esperanza, dos candelabros realizados en alpaca cincelada con acabado en plata brillante “modelo cono” de ochenta centímetros de altura y obra de Paula Orfebres de Lucena, estos candelabros irán a ambos lados de la imagen portando las grandes matas de cera rizada, habiendo


LA COFRADÍA DE SAN JUAN EVANGELISTA DEL BARRIO DE LA ISLA CONTINUA RENOVANDO SU ENSERES

sido donados a la cofradía por las familias: Gálvez Berral y Gómez Hidalgo. También cabe destacar las ocho ánforas en alpaca plateada y cincelada, de cuarenta centímetros de altura y obra de los mismo orfebres lucentinos que irán ubicadas en los entrevarales del paso de palio, siendo ofrenda de su hermano mayor 2009, Don Francisco Guerrero Rivas.

LA COFRADÍA DE JESÚS NAZARENO ENRIQUECE SU PATRIMONIO MUSICAL

Continuando con el ánimo de que la Cofradía esté representada lo más dignamente posible en cuantos actos y procesiones participe, esta Semana Santa va incorporar dos estrenos a destacar. El primero, y prioritario debido a su deterioro, atañe a los candelabros del paso, esas luminarias de brazos con tulipas iluminadas mediante bombillas serán sustituidas por unos faroles en latón pulido que desprenderán luz por tres velas y que han sido diseñados y realizados por Jesús María Cosano. El segundo cambio se ha realizado para mejorar las ropas de los nazarenos, ya que las actuales contaban con muchos años. Para confeccionarlas se ha respetado la forma originaria siendo su composición la siguiente: capillo rojo, capa blanca, túnica verde aunque más oscuro y cinturón rojo bordado con el emblema.

Preciosa composición para música de capilla, dedicada al Patrón de Puente Genil, la que ha compuesto nuestro paisano Manuel Moreno Pozo, consta de quince piezas musicales de corta duración en alusión a las XV estaciones del Vía Crucis. Las podremos escuchar durante la mañana del Viernes Santo y seguro que ayudarán a elevar el alma, hasta los pies de Nuestro Padre Jesús Nazareno. En lo que consta a los enseres, unos antiguos bastones han sido restaurados y plateados en los talleres de los Hermanos Angulo de Lucena, gracias a la donación de un hermano de la Cofradía.

NUEVOS HÁBITOS PARA LOS HERMANOS DE SAN JUAN En la mañana del próximo Viernes Santo, el pueblo de Puente Genil volverá a disfrutar de la Cofradía San Juan y la Virgen de la Cruz, que tras un largo proceso y gracias al ímpetu de un grupo de jóvenes, realizará, después de varios años de letargo, su estación penitencial. Para ello, y más concretamente para vestir a sus hermanos nazarenos, el artista pontanés y vestidor de los titulares ha diseñado un nuevo hábito compuesto de: túnica blanca ceñida a la cintura por un cordón verde rematado con borlas, siendo del mismo color la botonadura y el cubrerrostro o capillo, luciendo este el escudo de la Cofradía a la altura del pecho.

9999


Plaza de Sor Gregoria Francisca de Santa Teresa Rafael Fernández Reina Vice Cofrade Mayor

l 13 de Febrero de 2008 la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia y en su nombre el cofrade mayor, José Antonio Torres Aguilar remite una carta al Sr Alcalde trasladándole un acuerdo del cabildo de la Cofradía donde se le exponen una serie de razones para que Puente Genil reconozca a Sor Gregoria Francisca otorgándole el nombre de una calle de nuestra localidad. Expone que después de haber celebrado el pasado año el 300 aniversario de la llegada de la imagen del Señor de la Humildad a nuestro pueblo, imagen que trajo personalmente al Pontón de Don Gonzalo en 1706 Sor GREGORIA FRANCISCA DE SANTA TERESA, superiora del Convento de las Carmelitas que se ubicó en está población hasta 1720 y como broche de oro a los actos celebrados por tal motivo quiere homenajear a la V.M. SOR GREGORIA, por haber traído “por mandato divino” (según contaba la venerable madre), depositándolo en nuestra población definitivamente, para protección de los pontanos se solicita: Que dada que la ubicación del Convento de Clausura Carmelita, estuvo ubicado en la antigua calle Gradillas hoy Lemoniez, y que al principio de ésta calle se encuentra una pequeña placita, esquina con calle Cruz de san Juan, que en la actualidad se denomina Ricardo Molina y que al nombre de este poeta se le ha dado ya a otra calle de Puente Genil, rogamos. Sea denominada esta plaza como:

SOR GREGORIA DE SANTA TERESA CARMELITA DESCALZA A lo cual se nos contesta el día 27 de marzo de 2008 sobre la resolución con un dictamen favorable emitido por la Comisión Informativa de Desarrollo y Gobierno Interior Municipal, en sesión celebrada el día 17 de marzo de 2008 en el punto séptimo del orden del día. El Ayuntamiento Pleno, en votación ordinaria y por unanimidad de los asistentes que son en la totalidad 21 que lo componen, acordó aprobar el dictamen transcrito y la propuesta que en el mismo se contiene de la concesión de la plaza a Sor Gregoria Francisca. La junta directiva de la Real Pontificia y Carmelita Co-

fradía de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, agradece a todos los que han apoyado la iniciativa de la Cofradía, de un hecho que hará público reconocimiento para una humilde carmelita que hace más de 300 años, hizo que Puente Genil fuera destino final y depositario de una de las imágenes más bellas y con más devoción de las que se veneran en nuestro pueblo. Iniciativas individuales como Juan Ortega Chacón, el Ilustre Ayuntamiento y corporación municipal en pleno, Amigos de Puente Genil, Asociación de Vecinos Barrio de la Isla, Agrupación de Cofradía, Cabildo de la Cofradía, etc. Creemos que se zanja una deuda de reconocimiento con Sor Gregoria rotulando una placita a pocos metros de donde estuvo ubicado el desaparecido convento de las Carmelitas de Puente Genil con el nombre de Plaza de Sor Gregoria Francisca Carmelita Descalza. En breves fechas se va a proceder a la implantación de un monolito en el jardín de dicha plaza obra del artista pontanes Julio Camara Romero el cual ha reflejado el instante en que Sor Gregoria se despedía del convento de las Carmelitas de Sevilla para iniciar su traslado a Puente Genil y oyó la voz que le dijo “Llévame”. Rincón que la Semana Santa de Puente Genil recupera para los mananteros.

1001


Vuelta a los orígenes El Cristo de la Sangre

José Merino Alcaide

Aún resuena en nuestra memoria y late en nuestra alma manantera el recuerdo de aquel viernes de Cuaresma de 2008. En él bebimos de la tradición más pura de Puente Genil. Jamás pudimos imaginar el cúmulo de emociones, sentimientos encontrados, de sombras furtivas en la noche, de miradas de eternidad o suspiros mananteros que en nosotros dejó impresa la velada.

11002

oche de misterio donde la placita arrinconada de la Veracruz se convirtió en talismán del más entrañable sentir manantero. Pocos pudimos imaginar el tremendo golpe emocional que recibiríamos al abrirse las puertas de la ermita. Previamente en la antesala del Vía Crucis, la Veracruz fue llenándose de curiosos, piadosas mujeres velas en mano, mananteros de gala pues la ocasión así lo requería y algún despistadillo al que la gran afluencia hizo interesarse. Multitud de chiquillería con el infantil ánimo de adelantar las fechas de la Semana Santa y como no la cofradía de la Columna al completo y un tanto cariacontecida, no en vano la apuesta de esta noche era arriesgada. Cuando menos osada por que no es fácil en Puente Genil rescatar antiguas tradiciones y


porque el Cristo de la Sangre, protagonista de la noche, por su significado, antigüedad y presencia demandaba alejarse del entusiasmo, colorido y grandilocuencia propios de la Semana Santa actual. Y así cuando la noche azulada salpicada de estrellas lucía sus mejores galas y la luna descorría el velo nocturno proyectando sus mejores deseos en la Veracruz, hizo su salida el Cristo de la Sangre; cabello al viento, matices damasquinados y luces tenues de cirios encendidos que marcaban su fisonomía. Cuántas miradas al correr de los años, cuántos siglos le contemplan, cuántos creyentes buscaron en Él un camino a la fe. Cuántos favores concedidos y prendados a su vera. Pero esta noche su semblante era diferente; después de varios siglos suya era la calle, suyos los barrios más castizos y suyo iba a ser el espíritu manantero de la Puente. Calle Santos. Sobriedad y seriedad en la comitiva, olores marcados a incienso, a cera, a flores frescas, y, en medio de tan solemne procesión, un joven sacerdote de rostro amable y capa morada que bien parecía sacado de las crónicas de Miguel Romero. Sacerdote entregado que fue desgranando el camino al Calvario entre rezos y letanías. Todas las miradas buscaban al Cristo de la Sangre que suave fluía por las calles sobre sus bastoneros. Las calles se estrechaban y nuestros corazones iban rebosando fe y sentir manantero. Santa Catalina; las antorchas iban abriendo el Vía Crucis y los balcones abrían sus brazos, no en vano el Cristo de la Sangre volvía reflejándose en sus fachadas. La música de capilla sembraba el ambiente de notas pasionales y los devotos caían en el regazo de la fe. Plazuela Lara. El tiempo detuvo su caída y el abrazo de la Puente se hizo certero. El espacio se llenó de mananteros de ayer y de hoy, piadosas mujeres, fieles devotos, el Apostolao, el Coro, Cofrades y hermanos de luz, todos hoy fervorosos de nuestro Crucificado. Saetas volaron en pos de la cruz desde las rejas del cuartel cerca-

no. Plegarias y cánticos de suave melodía y estremecedores versos iluminaron nuestros rostros y bañaron nuestras mejillas con el rumor de la fe. La noche no quería final, y los corazones acongojados se llenaron del más dulce sabor a tradición. Madre de Dios. Silencio y evocación. El Vía Crucis señaló una nueva caída de nuestro redentor y allí una luz iluminó la desgarrada noche, una pura e inmaculada luz reflejada en la luna brilló en el cortejo, nuestra Patrona saludaba a la Hermandad de la Veracruz con el calor que sólo una madre sabe ofrecer. Calle Aguilar. Jesús hacia el Calvario. Últimas notas del Vía Crucis que nos acompañaron de regreso a nuestra placita de la Veracruz, para que en una sentida despedida, más de 450 años después de su primera salida en aquel origen de nuestra Semana Santa, quedase prendada y prendida en nosotros la fe de nuestros antecesores con la misma fuerza con la que los franciscanos encendieron su mecha. Agradecer a la Cofradía de la Columna y en especial a la familia Ortega sus desvelos para ofrecernos este maravilloso regalo. Destacar por encima de todo el sentimiento religioso y el verdadero camino al Calvario que en todo momento pudimos convivir, así como el acierto en cómo sé procesionó la imagen más histórica de nuestro pueblo. Y por último, animar a la Cofradía para que en próximos años, con la cadencia apropiada y necesaria para no perder el respaldo y devoción conseguidos vuelva a regalarnos otro viaje al origen de nuestra Semana Santa.

1003


Obit+uario Obit+uario Obit+uario


Hermanos y vecinos J.E.L.P. Los Apóstoles

Tan lejos y tan cerca, tan cerca y tan lejos. Tan lejos: hola y adiós ceremonioso en cada encuentro, para la mayoría de quienes pertenecemos a alguna de las dos corporaciones (salvo contadas excepciones). Tan cerca: apenas 60 ó 70 metros separan a ambos cuarteles; Ataos y Apóstoles, desfilan unos tras de los otros en cada uno de los turnos establecidos para el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección. Hasta hace bien poco, nosotros, Los Apóstoles nos limitábamos a comprobar a través de nuestras rejas, como ellos Los Ataos forman cada sábado de Cuaresma en la Plaza de Lara, para iniciar la subida al Calvario, y como desde nuestro punto de encuentro frente a la Cuestecilla de Jesús vuelven en perfecta armonía al son de sus pasodobles a su casa cuartel, tras la visita al Terrible. Esto tenía que cambiar, algo había que hacer, y desde que el actual presidente de Los Ataos, Salvador González, se puso en contacto con el nuestro, Francisco Javier Gómez, ambos nos plantearon a todos, la necesidad imperiosa de celebrar un acto conjunto, que nos acercara definitivamente. El paso siguiente fue crear una comisión conjunta que hilvanara el encuentro; trabajo sencillo por otra parte, dadas las ganas por ambos lados de llevarlo a cabo. Acordamos pues, realizar un almuerzo de confraternización y la fecha elegida para ello, fue la del 18 de octubre del 2.008. La preparación se efectuó al más puro estilo apostólico, es decir, con hermanos de las dos corporaciones enfrascados en la cocina, preparando el carrusel de tapas que sirvieron de excusa para el rato memorable, que por intuido, no fue menos intenso. La mesa, presidida conjuntamente, tanto por los presidentes ya nombrados, como por los hermanos decanos José Gómez Reina y Manuel Gálvez Silva, lució esplendorosa; mezclados unos con otros, el cuartel a rebosar completado fielmente por la banda de músicos de Los Ataos. El ambiente estaba servido, y no se hizo esperar, propiciado en primer lugar por una emotiva coincidencia no buscada, en la fecha del evento. De pronto alguien recordó que se cumplía exactamente un año

108 10

de la desgraciada muerte del hermano atao Francisco Sánchez Ligero El Rubio Trenas. Todos nos miramos, y mientras esto ocurría, sin darnos cuenta ya sonaba la marcha Recuerdo, en su honor. No deseamos que terminara nunca, y mientras los acordes flotaban en el aire, a todos nos pareció ver durante estos momentos al Rubio, sentado en su esquina de siempre con su semblante bonachón y risueño, tal como era. A lo lejos, en el altozano de su palo, creí ver en el pico del gallo de los Ataos, una lágrima furtiva que se escurría voluntariosa, para fundirse con el suelo que tantas veces pisó nuestro querido hermano.

Una copa por el Rubio, un abrazo compartido, sostenido… y de la emotividad pasamos a la euforia de palabras de agradecimiento, de cantos coreados, de intercambio de vivencias de cada uno que ya por siempre quedarán entrelazadas, y de copas, muchas copas de hermanamiento ¡que ya hacía falta hombre!.


Por unos momentos el San Pedro de Los Ataos ejerció de guardián de las puertas del cielo portando las llaves del otro San Pedro, y el de Los Apóstoles, alzó el gallo que sirvió como prueba viviente del pecado cometido, tras negar aquél al Maestro. Se entregaron presentes y se escucharon palabras emotivas por parte de hermano. No pudo faltar tampoco la etiqueta conmemorativa en las botellas de vino, confeccionada con la entrega y amor del hermano Juan Miguel Granados (Migueli), y la sentida poesía del hermano Pablo Carmona.

Gallo y llaves, símbolos unánimes de ambas corporaciones, ya unidos, fueron la muestra palpable de lo que en este día había ocurrido.

Al final los unos y los otros abandonamos juntos la casa cuartel de Los Ataos, bien entrada la noche, dispuestos a seguir la fiesta hasta que el cuerpo de cada cual aguantó. Sin duda jamás volveremos a emplear la expresión “tan lejos”, porque desde ahora y para siempre, Apóstoles y Ataos, Ataos y Apóstoles, estamos ya tan cerca, tan cerca…. “Al Rubio Trenas extraordinario Atao y mejor persona”. Pax Vobis.

1009


Dieciséis años de hermandad D

El Presidene de las Apariciones de Jesús

n el año 1992 ocurrieron en España dos cosas muy importantes, una los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla que fue en nuestra Comunidad Autónoma. Bien, como no hay dos sin tres, en ese año nace en Puente Genil la corporación bíblica Las Apariciones de Jesús, fundada un 26 de octubre de 1992. Sus primeros componentes, se juntaron en la manantera calle Adriana Morales al lado del bar de Los Jarales y por debajo de la corporación bíblica El Clan de Quehat. Empezábamos a tener las primeras inquietudes por el cuartel a aprender, respetar y a cuidar el legado que nos han dejado nuestros mayores. Ganas teníamos e ilusión no nos faltaba. La primera casa la tuvimos en calle Calzada, en frente de Los Ataos, al lado de Las Potencias y Prendimiento y a unos metros de Los Apóstoles. “Casi ná”, pues el sitio era feo. Allí empezamos a fraguar la hermandad, la amistad y la fraternidad, amén. En 1993 decidimos integrarnos en la cofradía de la Esperanza siendo en ese mismo año su quinto grupo, hoy en la actualidad su tercer grupo. En 1994 decidimos meternos de lleno en la Semana Santa y la Agrupación de Cofradías nos aceptó como grupo de nazarenos. Ese mismo año empezaron a entrar nuevos hermanos. En 1995 estrenamos las túnicas de nuestra cofradía. En 1996 tuvimos que mudarnos a la casa de nuestro hermano Manuel Jiménez. Ese mismo año siguieron incorporándose más hermanos. En la junta extraordinaria de verano de 1998 fue aprobada la solicitud de presentar la carta de las figuras en la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas. Fue un verano muy exaltado y concurrido para el cuartel. En el año 1999 se produce uno de los sueños mas deseados, procesionar por las

calles de nuestro pueblo las figuras de Las Apariciones de Jesús. Ese mismo año no trasladamos a la casa del hermano Tomás Aranda, arriba del bar Aranda. En el año 2000 nos volvimos a mudar de nuevo, nos fuimos al lado de una de las plazas más mananteras de este pueblo sin par como es la plaza de la Mananta. En el año 2001 se hizo realidad otro de nuestro sueño, adquiriendo la casa donde actualmente estamos ubicados en calle Fuensanta nº 18 donde se ha acondicionado para celebrar los acontecimientos de la Semana Mayor, Cuaresma y otros acontecimientos. La verdad es que esta corporación se ha consolidado. Nos ha costado mucho esfuerzo pero ha merecido la pena. Seguiremos en la lucha de mantener las tradiciones de nuestro pueblo. De mantener la hermandad, la amistad, sociabilidad, confraternización y la pasión. Sin más dar las gracias a la corporación de Los Evangelistas por darnos su apoyo y confianza. A los hermanos de Los Milagros de Jesús por demostrarnos su hermandad. A nuestros amigos de Los Siete Diáconos que han estado con nosotros en esta carrera manantera. A la Agrupación de Cofradías y Corporaciones Bíblicas por que lo sigan haciendo igual o mejor y a su presidente manantero donde los haya y por supuesto a nuestros padres que han sido la escuela que hemos tenido, ellos son nuestra referencia y nuestro orgullo de haber sabido transmitirnos toda la esencia de Puente Genil, la Semana santa, orgullo de nuestra tierra. “viva el Terrible” “viva la Inmaculada Concepción”

1111


Diez años después Manuel Ramón Núñez Guerrero

a Juan Ortega Chacón

Veintiocho de marzo del año del Señor de mil novecientos noventa y nueve, en el altozano del siglo XXI, en el alborear de esta nueva centuria, que nos ha llenado y nos colma ya de dolor, ante tantas violencias e injusticias, impropias del noble ser humano.

eintiocho de marzo. Domingo de Ramos. Era un mediodía frío y un día claro, que anunciaba la cercana plenitud de la primavera. Una jornada, para el que estas líneas escribe, única; una fecha de las más importantes de su vida; horas plenas de emoción e inquietud, de ufanía y parabienes, de felicidad, en suma. Quise cantar entonces, con mi feble pluma, lo inefable. Intenté expresar, con mi yerma palabra, lo inexplicable. Dediqué muchos ratos de ocio al afán de pregonar aquellas maravillas que sólo la presencia, con la atención de sentir y vivir, puede hacer comprender y gozar al aborigen y al foráneo. Ser pregonero en La Puente es tratar de ser cantor de una de las más singulares y valiosas manifestaciones de religiosidad popular, como es su sin par Semana Santa. Si hay alguien que, al leer estas páginas, aún carece de noticias de nuestra Semana Mayor –lo que es harto improbable en cualquier localidad de España-, brevemente le señalaré que, en siete intensos días se suceden, en las vías de nuestra alegre villa, decenas de desfiles procesionales con imágenes espléndidas de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, cientos de Figuras Bíblicas del Antiguo y Nuevo Testamento, las cuales, desde Adán y Eva, Los Siete Hermanos Macabeos, Los Profetas o Los Pecados de David, prosiguiendo, entre otras, con Los Ataos, Las Autoridades Judaicas, Los Judíos de Azote, Los Testigos Falsos, Los Apóstoles…hacen patentes los personajes y pasajes más relevantes del Libro de los Libros, de Las Sagradas Escrituras. Son figuras henchidas de vida, de color, de simbolismo, que ocultan, bajo sus ropajes y rostrillos, a los ufanos pontanos, quienes las lucen con marcial elegancia, mientras los señeros tonos de las saetas cuarteleras, los acordes de las bandas y el majestuoso desfilar del Imperio Romano, multicolor tapiz de arte y señorío, dejan en el entendimiento y en las almas,

11112

sensaciones imborrables de belleza, paz y armonía. Esta ha sido, es y será siempre la Semana Santa de Puente Genil, que con tanto sacrificio, tanta dedicación y constancia, Cuaresma tras Cuaresma, los hombres buenos de La Puente Bella, las hacendosas damas de nuestros lugar, todos los pontaneses, preparan y miman, para que brille, cada vez más, si ello cupiera, este gran mundo de fervor religioso, de sincera hermandad y rica magnificencia, que se vive en las centenarias cofradías y corporaciones, en las rúas de esta risueña villa. En el mismo corazón de la Andalucía eterna, la Puente se sabe y es protagonista de unos días irrepetibles, manifiesta el nobilísimo orgullo de mantener, desde ha más de quinientos años, este sagrado ramo de dulces esencias, pluriformes policromías, tesoros magistrales e ingentes labores, que es su Semana Santa, joya y honra de esta blanca nave que se mece feliz en el océano verde de la campiña cordobesa, junto a las fértiles riberas del provechoso Genil, con la protección cierta de su Patrona, la Inmaculada Concepción, bajo el santo mando de su amado y “Terrible” Capitán, Jesús Nazareno. Que Dios, desde su inaccesible altura, Padre Bueno, bendiga a todas las familias y moradores de Puente Genil, patria de mi esposa y de mis hijos, a fin de que, en los tiempos que hayan de venir resplandezca, por años y siglos, tan extraordinaria y fastuosa Semana Santa, en sus vivencias religiosas, en sus grandezas artísticas.


En Cuaresma PRELUDIO DE LA SEMANA GRANDE Julio Moreno Crespo

l tiempo que ha transcurrido durante pasadas estaciones recreándose en cada segundo, aprieta acelerado el paso, hacia los cuarenta días que se avecinan; por eso los pontanos sentimos ya como propios unos días que durante un año hemos podido esbozar Como deseos. Ya los minutos no son horas, ya las horas no son semanas, ni los meses años; ha llegado la cuenta hacia atrás; ya es Cuaresma. Los corazones latirán con más fuerza y más bravío. Ya se siente en el aire .Los días grandes lo serán a partir de ahora para todos nosotros y para los que vendrán a entusiasmarse de cómo los de aquí vivimos y disfrutamos una Pasión hecha a la medida de nuestro pueblo. Los mananteros, subiremos durante estas semanas todos los sábados cuaresmales hacia la emblemática ermita. Los templos serán testigos de los numerosos cultos que las hermandades y cofradías dedican a sus titulares. Los cuarteles abrirán sus puertas y corazones a todos sus componentes y por extensión a

todos los pontanos y foráneos. Ya empezaremos a oír la singular saeta cuartelera, misereres y stábat máter, así como nuestros coros en las funciones religiosas. Los “Ataos”, subirán todos los sábados igual que los Romanos al Calvario. A su vuelta la pata de la Vieja se desgranará siendo testigo el singular gallo. Jesús y su pueblo se está preparando para la añorada madrugada del Viernes Santo para oír bajo el arco la tan ansiada Diana. Pasada la Cuaresma, nos encontraremos sin darnos cuenta, con la Semana Santa pontana; esa semana donde un año más, Puente Genil gracias a sus hijos vuelve a convertirse en la Jerusalén de hace mas de dos mil años. ¡Jesús, nuestro Patrón, ya nos espera! Cuaresma 2009

Muchas Gracias José Antonio García Millán Pregonero del Jueves Lardero 2008 Como reza el encabezamiento de esta misiva, esto es una carta de agradecimiento que quiero expresar en nombre de todos los hermanos que formamos parte de Las Virtudes Morales, hacia Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas, por habernos permitido abrir las puertas de nuestra Cuaresma, en un acto tan significativo como es el Pregón del Jueves Lardero, en el año de nuestro CXXV aniversario, oportunidad que nos ofrecieron muy amablemente. Para también decirles a todos los mananteros de Puente Genil que no dejen que se pierdan nuestras tradiciones pues sin ellas no seriamos nada.

para representarlos en dicho acto, deuda que nunca les podré pagar y que me llenó de orgullo, orgullo pontano y manantero.

También expresar una deuda de gratitud para todos mis hermanos de Corporación, que tuvieron a bien, elegirme a mi

¡VIVA LAS VIRTUDES MORALES!

Sin más me gustaría despedirme con un brindis Virtuoso. Virtudes Morales son Un grupo Manantero Que quieren de corazón Al Divino Nazareno.

1113


Reseña del año cofrade manantero 2008 José Lorenzo Aires Rey

onforme fue transcurriendo el calendario el pasado año fueron numerosos y variados los actos que se sucedieron en Puente-Genil, ora desde el ángulo cofrade, ora desde el manantero. Además de los institucionales y habituales, habiendo sido todos ellos dignos de los mayores elogios y estado a una gran altura, sí quisiera destacar el devoto y piadoso Vía Crucis llevado a cabo el viernes día 29 de febrero con la procesión de la muy antigua y Soberana Imagen del Cristo de la Sangre con el que la Cofradía del Señor amarrado a la columna celebró el 450º aniversario de su fundación. Entre los días del 28 de febrero al 2 de marzo esta Hermandad llevó a cabo sus anuales Cultos de Cuaresma y en el ecuador de los mismos, una vez finalizado el ejercicio del Tríduo, tuvo el enorme y loable acierto de llevar a cabo un Vía-Crucis procesionando el Crucificado del Cristo de la Sangre que recibe culto en la iglesia de la Vera-Cruz. Igual podría decirse del devotísimo Rosario de la Aurora que la misma Hermandad llevó a cabo dentro del marco de la efemérides que celebraba procesionando en las primeras horas de la mañana a la Cotitular de la Cofradía, Nuestra Señora de la Vera-Cruz, en septiembre del año 2007 por las calles del entorno de la iglesia donde se erige canónicamente, subiendo hasta la cima de Puente-Genil y así llegar hasta el pórtico de la iglesia de Nuestro Padre Jesús Nazareno pasando, entre otras, por calles como Aguilar, Amargura o Adriana Morales. A tan temprana manifestación de religiosidad popular fueron muchos los hermanos y hermanas de la Cofradía que asistieron en una mañana que se llenó de fe y canto de coplas marianas que resaltaron las excelencias de María Santísima. Aprovechamos estas líneas para felicitar al artista pontanés Javier Aguilar por el cartel de la Semana Santa del pasado año y también por el otro magnífico lienzo que presentó igualmente al concurso en el que se veía en primer término al Señor amarrado a la columna y de fondo la salida del Jueves Santo. Dos grandes carteles de nuestra Semana Santa. Otros actos que tuvieron lugar, en este caso musicales, fueron el concierto que ofrecieron la Agrupación musical de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos y la de Nuestra Señora de los Reyes, de Sevilla, el día 28 de febrero en los jardines de Santa Filomena; los conciertos de la Banda de música La Inmaculada Concepción el domingo día 2 de marzo en la iglesia de Nuestra Señora de los Desamparados (Asilo) y el

11114

del día 14 del mismo mes en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. El día 8 de febrero la Corporación bíblica de El Cirio celebró las XI Jornadas culturales que el pasado año dedicó al flamenco, interviniendo el artista y profesor del Conservatorio Superior de música de Córdoba, David Pino, que estuvo acompañado a la guitarra por el también profesor en el mismo Conservatorio, Daniel Navarro. Hay que reseñar, aunque sea brevemente, la notable participación que tuvo Puente-Genil en la V Muestra Cofrade tenida lugar en la vecina localidad de Montilla durante el mes de enero de 2008, donde se expusieron diversos enseres de varias Cofradías pontanensas, como pudieron ser la túnica bordada de Oller (año 1864) de N.P. Jesús Nazareno; la túnica bordada del Señor en la Oración del Huerto y la corona de la salida procesional de Ntra. Sra. de la Victoria; el Paso de palio de traslado de la Hermandad del Cristo del Calvario y Ntra. Sra. del Consuelo, con la saya, manto y diadema de la


Virgen; el estandarte de la Cofradía del Señor de la Humildad; La Cruz de Guía y la campanita de la Cofradía del Santo Sepulcro, así como la diadema de la Virgen de las Lágrimas, y por último los cuatro evangelistas del Paso del Señor de la Humildad. El 7 de marzo, al finalizar el Ejercicio del Quinario de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno ésta organizó un acto que denominó Meditación poético-musical en Honor y Gloria a su Excelso Titular y con tal motivo se presentó la Capilla musical que lleva por título el del Patrón de PuenteGenil. Se fueron alternando varias meditaciones espirituales con obras de música de capilla, saetas y poesías. El sábado de Pasión se bendijo la Capilla de la Cofradía del Cristo de las Penas y Ntra. Sra. de los Ángeles, la cual quedó entronizada en honor de San Sebastián, encontrándose en la calle de igual nombre, a la misma orilla del río Genil y aproximadamente donde otrora se ubicaba la extinta ermita que tenía por nombre la de este santo mártir asaeteado. Dicho acto se llevó a cabo una vez que la procesión de la Virgen de la Guía había pasado por este lugar, donde previamente hubo un acto de confraternidad entre los bastoneros y costaleros de ambas cofradías. Y entrados de lleno en la Semana Santa hay que destacar que el Miércoles santo debido a la inclemencia de la lluvia no pudieron hacer sus respectivas Estaciones de penitencia las Cofradías que les correspondía este día, que ni siquiera llegaron a salir de sus templos. Asimismo la procesión del Sábado Santo se vio sorprendida por la lluvia cuando iba hacia la mitad de su itinerario y el Domingo de Resurrección, una vez iniciado el desfile de figuras bíblicas, descargó un fugaz aguacero que no impidió que la procesión de este día se celebrara. El resto de los días todas las procesiones transcurrieron con normalidad y gran brillantez. De la Semana santa chiquita hay que destacar que transcurrió durante todos los días con gran animación, brillantez y participación de numerosos niños y niñas, estando todas sus procesiones muy concurridas, tanto en las salidas, como la Diana, las reverencias, etc. contándose igualmente con gran

número de infantes vestidos de figuras y romanos. El 3 de mayo, como es ya tradicional, tuvo lugar en la iglesia de la Purísima Concepción el Besamanos y presentación de los niños a la Patrona de Puente-Genil, pasando durante todo el día por dicho Santuario centenares de personas que se acercaron a contemplar a la Virgen que estuvo expuesta en devoto acto de Besamanos. El domingo día 25 de mayo tuvo lugar la Solemne procesión del Corpus Christi, que partiendo de la Parroquia de San José recorrió las avenidas poeta Manuel Reina y Susana Benítez para continuar por la Plaza del Romeral y la calle Aguilar, hasta llegar al Santuario de la Purísima Concepción, donde se recogió Su Divina Majestad que estuvo portada por costaleros en su Paso procesional. El acompañamiento musical estuvo a cargo de la Banda de música de La Inmaculada Concepción. A dicha procesión asistieron representaciones de todas las Hermandades y Cofradías de Puente-Genil, tanto Penitenciales, como Sacramentales y de Gloria, así como numerosas personas que quisieron acompañar a S.D.M. Para esta celebración se instalaron varios Altares eucarísticos, que estuvieron situados ante las iglesias de los Desamparados, de la Compañía de María y de la Vera-cruz, todos ellos con gran gusto artístico. Por su parte la Cofradía Sacramental de la Sagrada Cena de Jesús y Nuestra del Amor celebró el 25º aniversario de su reorganización con varios actos cofrades entre los que se destacaría la procesión extraordinaria de la Virgen del Amor, el 31 de mayo. En este día, cuando el sol declinaba en el horizonte, se iniciaba el cortejo procesional en medio de una abigarrada multitud que se dio cita en la Plaza de España entre naranjos y esbeltas palmeras, para adherirse a una lucída celebración con la que finalizaban los actos del XXV aniversario refundacional de la Cofradía. La Virgen fue procesionada en su Paso del Lunes santo en una tarde-noche completamente primaveral y esplendorosa, estrenando para esta ocasión un nuevo techo de palio en malla dorada bordado en tisú con cartelas en plata conteniendo

1115


las letanías a Nuestra Señora y cuyo Gloria está ocupado por una custodia. Este nuevo palio fue confeccionado por un grupo de bordadoras pontanensas, dirigidas por Plácido Pérez, que iniciaron el trabajo en noviembre de 2006 y dispusieron el taller en una de las dependencias de la Casa-Cuartel de la Corporación El Juicio de Salomón. El acompañamiento musical estuvo a cargo de la Banda de música local ¨La Inmaculada Concepción¨. A dicha procesión asistieron representaciones de Hermandades y Cofradías de Puente-Genil, tanto Penitenciales como Sacramentales y de Gloria. Asimismo fue numerosa la asistencia de personas que acompañaron a la Virgen durante todo el itinerario, que partiendo de San José recorrió las avenidas poeta Manuel Reina y Susana Benítez para llegar al Romeral y tomar la calle Aguilar para subir posteriormente por la calle Amargura y la Plaza del Calvario hasta llegar a la cima de Puente-Genil, el pórtico de N.P.Jesús Nazareno, donde la banda de música interpretó el Stabat Mater y a la Virgen se le cantó una Salve en un memorable acto que quedará reflejado en los anales históricos de PuenteGenil y se conservará en la memoria colectiva de todos los asistentes. Una vez finalizada esta visita a Jesús Nazareno se tomó la calle San Cristóbal para seguir por las de Cruz del estudiante, Cristóbal Castillo, José Ariza y Rodolfo Gil hasta llegar a la Plaza de España y recogerse pasada la medianoche en su sede canónica de San José. Monseñor Giovanni Lanzafame predicó del 4 al 11 de mayo el Septenario y Solemne Función de Regla en honor de Nuestra Señora de los Desamparados, que el año pasado no pudo culminar como cada segundo domingo del mes de mayo con la procesión debido a las inclemencias de la lluvia. El domingo 4 de mayo, por su parte, tuvo lugar las Loas marianas dedicadas a Ntra. Sra. de los Desamparados, que corrió a cargo de Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor. El domingo día 1 de junio en una tarde-noche también esplendente se llevó a cabo asimismo la Solemne procesión del Santísimo Sacramento por las calles del pontanés barrio de Miragenil, que, tal como lo hicieran el domingo del Corpus, asistieron representaciones de Hermandades y Cofradías de Puente-Genil y numerosos fieles. El acompañamiento musical estuvo a cargo en esta ocasión de la Agrupación musical Nuestro Padre Jesús de los Afligidos. El día 7 de junio por la tarde fue cuando nuevamente abrió

sus puertas al Culto la restaurada iglesia franciscana de Ntra. Sra. de la Victoria, en la que se bendijo una nueva Imagen de San Francisco, cuyo autor es el artista pontanés Clemente Rivas Jiménez. Para asistir a este acto la iglesia estuvo repleta de fieles que la llenaron por completo. El templo durante dos años estuvo cerrado al culto por obras en su segunda fase de reparación, que ha consistido en el embellecimiento artístico interior, instalación de nueva iluminación y megafonía, electrificación del cuerpo de campanas, reposición de elementos que estaban deteriorados, pintura de toda la iglesia, pulimento de la solería, cambio del voltaje eléctrico, pasando a ser de 125 v. que tenía anteriormente a 220 v. etc. En el camarín del retablo mayor, que hasta esta obra de restauración estuvo ocupado por una escultura de S. Francisco, se aloja la imagen de Ntra. Sra. de la Victoria, que hasta entonces ocupaba una hornacina en la parte superior del retablo, lugar éste que ahora ocupa una imagen de San Rafael. El día 14 de junio, en la Casa-Cuartel de la Corporación El Imperio Romano, tuvo lugar un homenaje al Arcipreste de la Villa y Párroco de N. P. Jesús Nazareno, D. José-Joaquín Cobos Rodríguez, con motivo de cumplir el 50º aniversario de su ordenación sacerdotal, al cual se adhirieron Hermandades y numerosas personas que quisieron estar junto a él para testimoniarle su afecto y felicitación. En el transcurso del acto recibió diversos presentes como recuerdo de esta celebración, pudiéndose destacar dos bellísimos retratos pintados al óleo por los artistas Javier Aguilar Cejas y Clemente Rivas Jiménez que las Cofradías de N. P. Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de los Dolores le entregaron, así como un cáliz con el que la Agrupación de Cofradías y Corporaciones bíblicas le testimonió su reconocimiento y afecto. La Cofradía de la Purísima Concepción le hizo entrega de un cuadro con la fotografía de la Patrona de Puente-Genil


y una placa conmemorativa. Tras el periodo estival, el sábado día 6 de septiembre, con motivo de la festividad litúrgica de la Natividad de la Virgen María (lunes 8 de septiembre), tuvo lugar en la parroquia matriz de Ntra. Sra. de la Purificación una Función religiosa en Honor de Ntra. Sra. del Consuelo, quedando a la conclusión de la misma en devoto de Besamanos la Soberana Imagen de la Virgen. Con este acto dio comienzo el curso cofrade 2008-09. Una semana después, el sábado 13 de septiembre, en el Santuario de Ntra. Sra. de la Purísima Concepción, Madre de Dios y Patrona de Puente-Genil, se llevó a cabo la Función de Regla que la Cofradía de la Santa Cruz, N. P. Jesús de los Afligidos y Ntra. Sra. del Rosario celebró en Honor a su primera Titular con motivo de la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz (domingo 14 septiembre). Al término de la misma hubo una procesión del Paso alegórico, la cual partió del mencionado templo y recorrió las calles Aguilar, Veracruz, Linares, Santa Catalina, Cosano y Aguilar, para llegar nuevamente al punto de salida, donde finalizó. Este mismo día la Cofradía Servita de Nuestra Señora de los Dolores celebró la onomástica de su Soberana Titular (15 de septiembre) con una eucaristía en su honor que tuvo lugar en su residencia canónica, la Parroquia de Ntro. Padre Jesús Nazareno. Por su parte la Cofradía de Ntro. Padre Jesús en la Oración en el Huerto y Ntra. Sra. de la Victoria celebró Función de Regla con motivo de la onomástica de la Natividad de la Virgen el viernes 19 de septiembre en la iglesia de Ntra. Sra. de la Concepción, templo en el que se halla asentada canónicamente la Cofradía desde que se trasladara de la iglesia de la Asunción donde residía en otro tiempo pretérito. La Virgen de la Victoria estuvo ese día expuesta a la veneración de los fieles y en devoto acto de besamanos ante la capilla donde todo el año se encuentra, ocupando el altar la Venerada Imagen del Señor en la Oración en el Huerto. Hay que felicitar al nuevo vestidor de la Virgen, Javier Aguilar Cejas, como al Mayordomo de la Cofradía, Antonio Guevara, por la presentación que se hizo de los Titulares de la Cofradía. El sábado 4 de octubre las Cofradías de la Santa Cruz y de las Penas celebraron una Misa en honor de San Francisco de Asís en la iglesia de la Victoria, donde ambas Hermandades tienen su asiento canónico. El día 11 del mismo mes la Hermandad de la Santa Cruz celebró una Solemne Función religiosa en Honor de Ntra. Sra. del Rosario, Cotitular de la Cofradía, con motivo de su onomástica (7 de octubre). Ese mismo día la Soberana Imagen de la Dolorosa estuvo expuesta en devoto besamanos en la iglesia de Ntra. Sra. de la Victoria y al día siguiente (12 octubre) se procesionó en un Rosario de la aurora, recorriéndose, entre otras, las calles Don Gonzalo, Luna, Modesto Carmona, Madre de Dios y Cuesta Vitas. La semana siguiente, los días 16, 17 y 18 de octubre, sería la Cofradía Sacramental de la Santa Cena y Ntra. Sra. del Amor la que celebrara en la Parroquia de San José, donde se halla erigida canónicamente, Cultos (Tríduo de Gloria) en Honor de su Cotitular. Durante el último día, sábado, la Venerada

Imagen de Ntra. Sra. del Amor estuvo expuesta en devoto Besamanos. El domingo, 19, la Virgen del Amor salió en procesión por la mañana para realizar un piadoso Rosario de la aurora por las calles del entorno de la Parroquia citada anteriormente. A su finalización, una vez de regreso al templo, se ofició una Solemne Función de Regla. El martes, día 28, con motivo de su onomástica, esta misma Cofradía celebró Solemne Función religiosa en honor del apóstol San Judas Tadeo. Este mismo día, en la Casa-Cuartel de la Agrupación de Cofradías, sito en el exconvento de los frailes, tuvo lugar una reunión para contraer el compromiso de reorganizar la Cofradía de Ntra. Sra. de la cruz y S. Juan evangelista y volver a procesionar estas Imágenes la mañana y tarde del Viernes Santo tras ocho años de no haberlo hecho. Al mismo tiempo fue elegido Cofrade mayor de esta Cofradía el hermano Tomás Cabezas. El día 1 de noviembre, festividad de todos los Santos, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno celebró cabildo general en el salón de la Asociación de las Cien Luces con un único punto en el Orden del día, la elección de Cofrade mayor, para cuyo cargo fue elegido Francisco J. Reina. Los días 7, 8 y 9 de noviembre, en la iglesia del Dulce Nombre, tuvo lugar un Solemne Besamanos a Nuestra Señora de la Soledad y el día 9, por su parte, estuvo expuesta también a la veneración de los fieles y en devoto acto de besamanos la Bendita Imagen de Ntra. Sra. de los Desamparados. El día 15 la Hermandad del Señor de las Penas y la Reina de los Ángeles celebró una Función religiosa en la iglesia de la Victoria en Honor de su Excelsa Titular, a la que le fue impuesta una nueva corona diseñada por el artista Javier Aguilar y cincelada por Jesús Mª Cosano. El día 22 la Hermandad de la Santa Cruz celebró una Solemne Función religiosa en Honor del Cristo de los Afligidos con motivo de la festividad litúrgica de Cristo Rey, teniendo lugar en la iglesia de Los Frailes. El domingo día 23 la Cofradía de la Purísima realizó el traslado de su Titular desde el Santuario de la Concepción a la parroquia matriz de Ntra. Sra. de la Purificación para celebrar en ella la tradicional novena y la Solemne Función del voto en Honor a Nuestra Excelsa Patrona coronada. Por su parte este mismo día la Cofradía de Ntra. Sra. de la Amargura celebró en la iglesia de la Asunción Solemne Función de Regla en Honor a su Amantísima Titular, cuya Sagrada Imagen estuvo expuesta en devoto Besamanos. Durante este mes todas las Hermandades tuvieron misas en sufragio de sus hermanos difuntos. Comenzó diciembre con la exposición de fotografías participantes al XIII Concurso de carteles para la Semana Santa de 2009 que tuvo lugar en la Casa-Cuartel de las Virtudes Cardinales. Se continuó con la Novena a Nuestra Excelsa Patrona, que tuvo como colofón la brillante y Solemne Función del Voto y procesión por las calles de Puente-Genil. Y así, a grandes rasgos, sirva esta crónica a modo de reseña cofrade-manantera de los hechos más sobresalientes acontecidos en el año 2008 para que consten en los anales de nuestra intrahistoria.

1117


In memóriam Tu hijo Juan A la memoria de un buen manantero, y, sobre todo, de un hombre bueno. ACRÓSTICO: a mi padre, cofrade y costalero – cruz de guía. Jesús, tu Jesús te ha llamado junto a Él. Un cúmulo de sensaciones nos invade. Afrontar el inevitable trance de la muerte siempre duele. Nunca es fácil superar el doloroso desconsuelo. Jamás se olvida y siempre se recuerda. Óbito, fallecimiento, irse de este mundo es ley de vida. Sin embargo, qué duro es, cómo cuesta superar tu ausencia. Entiendo que, tarde o temprano, el momento llega. Cómo podemos evitar recordarte aquella triste noche, Amortajado con tu túnica de tu cofradía de la Santa Cena, Morimos todos un poco sabiendo que habías de irte ya. Papá, nos has dejado muy solos con la pena. Otra vida distinta viviremos desde ahora, tras tu muerte. Sólo hallaremos consuelo en los felices recuerdos. Gustábate acudir a todas las procesiones. Andabas abrazado a la Cruz de Guía de la Santa Cena Recorriendo las calles de tu pueblo que tan bien conocías. Comprar la leche de tu nieta te hacía ilusión. Intentabas, ya enfermo, recordar el nombre de tus nietos. Acordarte de tu intensa vida de Trabajo y de Familia.

11118


Carta a Herodes Cuando vea desfilar por las calles de mi pueblo los ropajes de la figura de Herodes, te veré a ti, ENRIQUE PORRAS. Querido Porritas: Siempre estuviste en primera línea, luchando en tantas batallas: la banca, la política, la Cruz Roja, la enseñanza, la Hermandad de la Virgen del Rocío, la Cofradía de la Virgen de la Purísima…Has dejado en todas ellas, y en todos los que tuvimos el honor de conocerte, tu vitalidad, tu fuerza, tu ingenio, tu honradez, y la alegría que a todos nos transmitías. Siempre inventando, organizando, preocupado por todos, y deseando que todo saliese bien. Seguro que estás con todos los judeos que ya se nos fueron. Has tocado a zafarrancho y los tienes a tus órdenes. Porritas ¡que presidente nos hemos perdido! Allí arriba, ya te habrán elegido. En las juntas, en nuestro Sinedrio de la Judea, miraré a mi derecha y sentiré que ya no estás. Que ya no hablas de Roma…

In memóriam Hermano Andrés del Río IHermanito “Virtuoso” de gran corazón y excelente colaborador. Amante de las tradiciones mananteras, arraigado a lo más profundo de los valores sentimentalistas de tus aficiones y tus virtudes como persona, has estado siempre luchando para que este mundo el que nos rodea sea un poquito más placentero y prospero. Con tu colaboración con el deporte (como a ti te encantaba el balonmano), y lo has dado todo incluido tu propia vida, tus hermanos de Corporación siempre te tendrán presente, esperando goces de estar formando parte activa con Nuestro Padre Jesús Nazareno, junto al resto de los hermanos que ya están en el Reino del Señor, formando como no una Gran Hermandad de Pontanos en el Cielo. Descansa en Paz. JMBR.

In memóriam Hermano decano: Antonio Gutiérrez Rodríguez Que pasaste a formar parte de esa gran hermandad de fieles pontanos. Junto a tus hermanos de Corporación, que formaban parte de la presencia, junto a nuestro Padre Jesús Nazareno. Que seguro, estarás disfrutando de tan hermosa distinción. De pertenecer al coro de ángeles para deleitar, con esa forma tan maravillosa, de cantar “Saetas y Cuarteleras”. Como todos los Palos del cante flamenco, hemos escuchado infinidad de veces disfrutado con tu presencia. De tu garganta; prodigiosa, al igual que el canto de ruiseñores.

1119


Poesías Hombres de Lirio y Alba Ernesto Cáceres Molina Hombres de lirio y alba llegaron del olivar, despacio, como agua calma, los ojos y el alma en paz. Hombres de malva y luna, ya en flor el membrillar, Viernes Santo, aún oscura La Huerta del Rabanal. - ¿Quién viste capillo, madre, venido del olivar? - Hombres buenos, hijo, sangre, vida, lumbre de este hogar...

Hombres de lirio y alba, hombres de luna y malva, séquito de un rosal en que dos rosas heridas amantísimas se miran, llorando de la otra el mal.

Madre, cuando sea hombre quiero a Cristo acompañar, quiero un capillo morado, y venir del olivar, quiero una Diana eterna, seré lumbre de este hogar...

Océano el firmamento, plata y sombra el olivar, túnicas lirio y alba, y un relente boreal.

¡Hombres de lirio y luna en la Edad del azahar!

El Calvario semeja espuma que se alza desde el mar al clarín y los plumeros conjurar la `alboreá´.

Se abre un pórtico viejo, las miradas, de cristal, surge un rostro nazareno, sangra su cuerpo moreno, hiere a su Madre un puñal.

Amanece, Viernes Santo, Tradición, `alboreá´... Y entre leves luminarias van y vienen las plegarias como las olas del mar.

Y amanece, se derrama el cielo en el pedregal, se hacen cirios los luceros y las almas caridad.

En Una de tus Espinas. Plegaria a Jesús Nazareno Francisco Javier Reina Jiménez A mi buen amigo Alfonso Cruz Jurado, con el mayor afecto, en el 50 aniversario fundacional de “La Espina”,

120 12

En una de Tus espinas convertirme yo quisiera y que al traspasar las sienes Tu sangre me redimiera.

Rostro terrible y sereno ayúdame a caminar clava en mi tus pupilas de perdón, de fe y de paz.

Con Tu dulce faz divina Nazareno Redentor nos das amor por espinas y consuelo al pecador.

Con tu dulce faz divina Nazareno Redentor nos das amor por espinas y consuelo al pecador.


Soneto al Santísimo Sentimientos de Fe Cristo de la Misericordia Justo Agustín Rodríguez Sánchez

Ernesto Cáceres Molina De esa herrumbre soy fragua detestable, miserere, Jesús de mis amores, que tan vil como fueron tus captores sigue el hombre, sustancia invariable. De esa cruz soy astilla imperdonable, Pan moreno Tú, Mártir de traidores: si sumamos, de Ti los estertores, el arma, mía, ileso yo, culpable. Madera soy, y, a mis brazos tendido, las mías sueño en Tus manos benditas, mas, pues no sana mi amor, por descreído, Jesús del alma mía, cuando gritas, vénz vé nzam amee la edad eeda dadd de aalb lbaa ve vest stid idoo vénzame alba vestido a la ribera malva de Tu ermita.

No se expresar en mi inquieto tormento el abismo que embriaga mi corazón, que en su voraz lucha titánica al son de la verdad ajena, en un momento

ha sentido cual motivo de aliento en pecador trascendente la razón existencial de mi vida a la sazón que elevo mis ojos con sentimiento

de fe ante mi Dios crucificado, más cuando la llama de Su mirada aparto y olvido en desventurado

encuentro, siento de forma imperiosa cual torrente que busca en la cascada el perdón de Su gracia generosa.

1221


Memoria de Actividades 2008 corporaciones para continuar con la celebración del Jueves Lardero.

ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA DE COMIENZO DE CUARESMA

JUEVES LARDERO La exaltación del Jueves Lardero y de la Cuaresma Pontana de 2008 se celebró en la parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación y corrió a cargo del hermano José Antonio García Millán, en representación de la Corporación Bíblica “Las Virtudes Morales”, que este año celebraba el 125 aniversario fundacional. En su exposición explicó el significado de este día, el sentido que tiene en este pueblo y cómo lo celebran en su corporación. A la finalización de la exaltación, sobre las diez de la noche, los asistentes a la misma junto a muchos mananteros que se fueron congregando a las puertas de la iglesia se dirigieron hasta el patio claustral del convento de los Frailes acompañados por el tañido de nuestra tradicional campanita y el Grupo de Musica del Imperio Romano. Ésta fue otra de las novedades de este día, pues por acuerdo de la asamblea general se ha cambiado el anterior escenario de la Plaza de la Mananta por el patio de los Frailes, ya que en éste se encuentra el cuartel de la Agrupación y por considerarse que en los últimos años la asistencia era cada vez menor. Este cambio de ubicación posibilitó recuperar la costumbre, perdida desde hace varios años, de que la Schola Cantorum participe en este acto y entone cánticos cuaresmales. Tras compartir unas uvitas al son de pasodobles romanos, los asistentes se trasladaron a sus respectivas

124

El viernes día 1 de febrero, en las instalaciones de Bodegas Delgado –calle Cosano nº 2– se celebró la Asamblea General Extraordinaria de apertura de la Cuaresma y Semana Santa del año 2008. El hermano presidente, Juan Fernando García Arroyo, comienza la asamblea con un saludo de bienvenida a las autoridades y a todos los hermanos presentes, al mismo tiempo que agradece a Bodegas Delgado su continua colaboración con la Agrupación de Cofradías y a la Cofradía de Ntro. Padre Jesús de los Afligidos el haber expuesto el palio del paso de Ntra. Sra. del Rosario en sus Misterios Dolorosos. A continuación, y por ausencia de Don José Joaquín Cobos Rodríguez, consiliario de esta Agrupación, realizó las preces el Rvdo. Padre Don Antonio Tejero Díaz, párroco de Santiago el Mayor del barrio de Miragenil. Como siguiente punto del orden del día, el hermano secretario, Rafael Gómez López, dio lectura del acta protocolaria del año 2007. El presentador del acto, el hermano José Joaquín Borrego Serrano, procedió a los diversos reconocimientos que se lleva-


ron a cabo en esta asamblea. En primer lugar expresa la sincera enhorabuena a la corporación de Las Virtudes Morales por la exaltación realizada el día anterior y se le entrega una placa conmemorativa y de agradecimiento como pregoneros del Jueves Lardero. Se procede a la presentación del cartel anunciador de la Semana Santa de 2008, obra titulada “Sibila de Cumas” cuyo autor es el hermano Javier Aguilar Cejas; óleo que fue seleccionado por el jurado de entre los expuestos en el cuartel de la corporación Las Virtudes Morales durante la primera semana de diciembre de 2007. Los hermanos Jesús María Ruiz García y Rafael García García presentaron, respectivamente, al hermano Manuel Palma Ruiz, Manantero Ejemplar de la Semana Santa de 2008, y al hermano Andrés Gálvez Palos quien, en representación de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Amarrado a la Columna, fue el elegido para pregonar nuestra Semana Santa en la mañana del Domingo de Ramos; ambos, Manantero y Pregonero, tomaron la palabra para transmitir a los presentes sus emociones ante tales nombramientos. Siguiendo con el orden del día, el hermano Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor presentó la revista de Semana Santa. En su exposición destacó las novedades de la misma: creación de un consejo de redacción para la configuración de la misma y nuevo formato en lo referente al tamaño, diseño y calidad del papel e impresión. Antes de cerrar la sesión, el hermano presidente cedió la palabra a D. Esteban Morales Sánchez, vicepresidente de la Diputación de Córdoba; a D. Jesús María Ruiz García, subdelegado del Gobierno en Córdoba y a D. Manuel Baena Cobos, alcalde–presidente del Excmo. Ayuntamiento de la Villa. Como conclusión del acto, se entregaron botellas de vino etiquetadas con el cartel de Semana Santa a las autoridades y a los ho-

menajeados, así como la revista a las cofradías y corporaciones y el cartel a todos los presentes mientras se degustaban unas copas y unas tapas preparadas por gentileza de Bodegas Delgado.

PREGÓN DE SEMANA SANTA En la mañana del día 16 de marzo, Domingo de Ramos, en la iglesia del Hospital se celebró el pregón de apertura de nuestra Semana Santa a cargo del hermano Andrés Gálvez Palos, en representación de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Amarrado a la Columna, cofradía a la que se le había concedido tal honor tras haberlo solicitado por la celebración del 450 aniversario de la fundación de la antigua Cofradía de la Veracruz. El hermano Tomás Jesús Herrería Gómez fue designado presentador por de la Agrupación de Cofradías para dar la bienvenida a los presentes y realizar el acto de apertura de la Semana Santa. Seguidamente, se hizo entrega de título y capilla al Pregonero de la Semana Santa de 2007, la Cofradía de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia representada por el hermano José Antonio Torres Aguilar, cofrade mayor de la misma, así como al Manantero Ejemplar del año 2008, el hermano Manuel Palma Ruiz. La entrega fue realizada por el Presidente de la Agrupación de Cofradías y Don Manuel Baena Cobos, alcaldepresidente del Excmo. Ayuntamiento de la Villa. Como conclusión del acto protocolario que antecede al pregón, el presentador cede la palabra al hermano Diego Siles Fernández, presentador del pregonero, quien destacó las virtudes de su hermano de cofradía. En el desarrollo del pregón, el hermano Andrés Gálvez nos dio una clase magistral de historia local de los siglos XVI y XVII y nos trasladó al tiempo en el que el Cristo de la Sangre y los disciplinantes hacían estación de penitencia en la procesión del Jueves Santo. En esta ocasión, el fondo de escena del extraordinario retablo de la iglesia de la Asunción se complementó con la imagen del Cristo de la Sangre, trasladada desde la ermita de la Veracruz, y los estandartes de las cofradías que procesionan el Jueves Santo.

125


SEMANA SANTA Después de la asamblea general preparatoria de Semana Santa y celebrados los cultos a nuestros Sagrados Titulares, comienza nuestra Semana Mayor con el estallido de color, de olor y sensaciones tan esperadas y deseadas que se manifiestan de manera clara y diáfana con el atardecer del pontano Sábado de Guía que se mezcla con la cálida noche y la fría madrugada para dar el banderazo de salida a siete maravillosos días de Pasión. El Domingo de Ramos amaneció reluciente y lleno de esperanza para las corporaciones y las cofradías en el deseo de que Nuestro Padre Jesús nos bendiga y nos conceda buen tiempo que nos permita procesionar nuestros bellos pasos y nuestras singulares figuras bíblicas. Así transcurrió el Lunes y Martes Santo en la normalidad y cumplimiento de los horarios, junto a una gran afluencia de hermanos y visitantes que observaban las procesiones. Y llegó el Miércoles Santo rompiendo los anhelos de los cofrades y hermanos de las corporaciones que expectantes esperaban la salida de las imágenes en la recoleta plaza del Convento y en la calle Aguilar, cuando la lluvia vino a ser la protagonista de tan particular día en Puente Genil. No se pudo iniciar la procesión tras el acuerdo de la Agrupación de Cofradías con los cofrades mayores para evitar posibles desperfectos. Pero ante la tristeza de no poder hacer la estación de penitencia surge de inmediato la reacción tan particular de nuestra propia idiosincrasia de hacer una visita continua, cual procesión, de multitud de grupos, cofrades

126

y devotos que no faltaron literalmente en ningún momento y que abrazados a las trabajaderas, los unos; y agarrados a lo bastones, los otros, continuaron entre saeta cuartelera y canto coreado hasta bien entrada la madrugada, momento en el que se cerraron las puertas dando por terminado el singular Miércoles Santo de 2008. El Jueves Santo, entre nubes amenazantes y grandes claros esperanzadores, nos invitó antes de compartir el almuerzo del Día del Amor Fraterno, a dar gracias al Señor por todo lo que nos concede en la Santa Misa que el arcipreste de la Villa, D. José Joaquín Cobos Rodríguez, tiene a bien celebrar para las corporaciones, cofradías y hermandades y hacer que busquemos entre la agitada Semana Santa que se nos presenta, un hueco para la meditación y la reflexión para ver con claridad la verdadera razón de los días que se nos avecinan, la Redención del hombre por la entrega plena de Jesucristo en la Santa Cruz. La tarde-noche del Jueves Santo nos permitió que disfrutara Puente Genil de la grandeza impresionante de su Semana Santa, con la salida procesional de todas las cofradías y figuras bíblicas. La oscuridad de la madrugada del Viernes Santo se fue muy despacio aclarando con la alborada, no sin antes reunir en la Plaza del Calvario a una multitud dispuesta a escuchar la tradicional Diana. Y desde el instante que se vislumbra con claridad el pórtico y la última nota se pierde en la plaza, un río de gente invade Puente Genil para acompañar la procesión hasta su regreso a la ermita, entre la inmensa fila de figuras y el Imperio Romano, que cambian sus plumeros para asistir a la procesión de la noche del Viernes Santo. Noche en la que se plasma, entre el ronco son de los tambores y el espeso humo de la bengala, el sentimiento de un pueblo que rememora la muerte de Jesús. Después, la tarde del Sábado de Gloria, deja en un principio la duda de si la lluvia permitiría iniciar la procesión, tomándose la decisión de comenzar el recorrido. Teniendo la mala fortuna de que cuando la procesión entraba en la calle Santa Catalina la lluvia rompió la procesión, obligando a proteger las imágenes y proceder a su encierro. En la mañana del Domingo de Resurrec-


ción las figuras bíblicas realizaron su recorrido delante de la imagen del Señor Resucitado, aún teniendo que dejar por unos instantes la procesión por un aguacero que la interrumpió por unos minutos, volviendo a reorganizarse para poner el broche final a la Semana Santa de 2008.

CONCURSO DE CARTELES PARA EL DÍA DE LA CRUZ. Con la finalidad de que los más pequeños sean los autores del cartel que representa a la Semana Santa Chiquita, la Agrupación de Cofradías convocó un concurso de carteles en colaboración con los profesores del área de Religión Católica de los I.E.S. Profesor Andrés Bojollo”, “Ingeniero Juan de la Cierva” e “Infantas Elena y Cristina” y del Colegio “Rafael Alemán. Una vez que cada centro hizo una preselección de las obras realizadas por sus alumnos de Educación Secundaria Obligatoria, el día 25 de marzo de 2008 se inauguró la exposición de las obras en la Casa de la Cultura y se pudo visitar durante los tres días siguientes. Finalizada la exposición y conocido el fallo del jurado, el día 17 de abril en el cuartel de la Agrupación de Cofradías se celebró el acto protocolario de presentación del cartel de la Semana Santa

Chiquita de 2008 y entrega de premios. En el acto presentado y coordinado por el hermano Antonio José Ortega Cáceres, vicepresidente de la Agrupación, intervinieron D. Juan Perales Torres, delegado de Educación y Deportes del Ayuntamiento, y D. José Luis Recio Reina, profesor del IES Andrés Bojollo y coordinador de la actividad realizada en los centros. Las autoras de las tres obras premiadas fueron: Vanesa Luna García-Obledo (1er premio), Lidia Porcel Ruiz (2º premio) y Alba Mª Estepa Jiménez (3er premio) quienes recibieron un lote de libros y cheques-regalo canjeables por material escolar aportados por la Editorial S.M. Para finalizar el acto se hizo entrega de diplomas a las premiadas y a los centros escolares participantes. El cartel ganador fue impreso en Gráficas Consolación, empresa a la que mostramos nuestro reconocimiento y gratitud por su trabajo desinteresado, desde mitad de la década de los 70, en la realización e impresión del cartel del Día de la Cruz. A partir de este año de 2009, sobre este cartel, se podrá imprimir Declarada de Interés Turístico de Andalucía según la comunicación recibida en septiembre de 2008 en la que La Delegación de Turismo, Deporte y Comercio de la Junta de Andalucía declara a la Semana Santa Chiquita de Puente Genil como Fiesta de Interés Turístico de Andalucía porque tiene de por sí una notable tradición histórica e interés cultural, antropológico y turístico.

HOMENAJE A D. JOSÉ JOAQUÍN COBOS La Agrupación y la Cofradía de Jesús Nazareno organizaron un homenaje a su consiliario, D. José Joaquín Cobos Rodríguez, arcipreste de Puente Genil, con motivo del cumplimiento de las bodas de oro de su ordenación sacerdotal, el 14 de junio. El acto se inició con una misa en la parroquia de Jesús Nazareno concelebrada por los sacerdotes de Puente Genil, Campiña de Córdoba y varios compañeros del homenajeado. Intervino con sus cantos la Schola Cantorum. Tras la ceremonia religiosa, se celebró una comida en el cuartel del Imperio Romano. La asistencia de cofradías, corporaciones e instituciones de diversa índole fue masiva. Fueron muchos los regalos y recuerdos que testimoniaron a D. José Joaquín el reconocimiento de su pueblo de adopción por la gran labor pastoral que ha desarrollado en este tiempo.

127


AGRUPACIÓN DE COFRADÍAS SOLIDARIA

DÍA DE LAS CORPORACIONES El día 7 de febrero, antes de que empezara esta cuaresma, veintinueve corporaciones abrieron las puertas de sus cuarteles para celebrar la III Jornada de puertas abiertas: Día de las Corporaciones. Tras la apertura de la Jornada a las doce de la mañana en la Plaza de la Mananta, una multitud de pontanenses junto a las personas que se desplazaron de diversos puntos de Andalucía recorrieron las calles de nuestro pueblo, a la vez que visitaban los cuarteles de las corporaciones que integraban alguna de las tres rutas. En estos museos vivos pudieron conocer sus costumbres y sus tradiciones más singulares y peculiares que distinguen a unos de otros, así como sus figuras, la historia de las mismas y su significado bíblico. En esta ocasión se planteó “La Saeta Cuartelera” como tema central de la Jornada. El Grupo de Música recorrió el itinerario al son de marchas y pasodobles romanos hasta llegar al patio claustral de los Frailes, donde tuvo lugar el acto de clausura en el que se le entregó en recuerdo a las corporaciones participantes y un obsequio a las personas que habían completado su Cartón de Ruta con los sellos de todas las corporaciones con banderola del mismo color: oro, grana o morada.

La Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas en asamblea general, toma la decisión de que debe ser una entidad que tienda la mano a las necesidades de la localidad, participando y colaborando con otras asociaciones que desarrollan proyectos de integración, de apoyo y asistencia a las personas que necesitan ayuda. Por lo que se implanta un programa desde 2007 llamado Navidad solidaria el cual se desarrolla con la cooperación y participación de sus asociaciones, cofradías, hermandades y corporaciones que adquieren su felicitaciones de navidad a la asociación Disgengil, para ayudar con esta compra a paliar los gastos de dar una calidad de vida mejor a los discapacitados físicos y síquicos que la asociación acoge en nuestra localidad. Además, la Agrupación mantiene su aportación a Cáritas de Puente Genil con la que viene colaborando desde hace tiempo, intentando asistir a las necesidades que está asociación tiene en el desarrollo de varios programas asistenciales y de ayuda, así como de las parroquias pontanas. Agradecer siempre de manera incansable la participación de todas y cada una de las cofradías y corporaciones, que además de sus propias e internas colaboraciones en infinidad de actos, bolsas de pobreza, asistencia a necesitados, etc., mantienen su participación con los programas que desarrolla esta Agrupación. Muchísimas gracias a todos.

1299 12


Primer Salón Cofrade La Diputación de Córdoba organizó el I Salón Cofrade de Córdoba en el recinto de IFECO durante los días 7 al 9 de noviembre de 2008. Este evento nace con el objetivo de promocionar la Semana Santa de la provincia de Córdoba, poner en valor el patrimonio cultural y artístico de sus cofradías y hermandades, así como dar a los jóvenes artesanos que empiezan a trabajar el arte cofrade un punto de encuentro con las hermandades para facilitar la realización de nuevos proyectos.

ara esta primera edición se puso a disposición de las Agrupaciones de Cofradías de la provincia más de 1.000 metros cuadrados de exposición en la que mostrar pasos, imágenes secundarias, figuras, estandartes, sayas, túnicas y demás enseres representativos de los diversos pueblos cordobeses. A la par, durante los tres días, se desarrolló un amplio programa de actividades: conciertos, conferencias, mesas redondas, talleres y representaciones de la pasión. En estos actos complementarios a la exposición, el sábado día 8 fue la jornada en la que Puente Genil brilló con luz propia con el siguiente programa: A las 12:30 de la mañana se llevó a cabo la presentación de la “III Jornada de puertas abiertas de los cuarteles: Día de las Corporaciones”, acto en el que tras la presentación de dicha jornada por parte del Presidente de la Agrupación, tomaron la palabra D. Esteban Morales Sánchez, vicepresidente de la Diputación; D. Alberto Gómez Velasco, delegado de Cultura del Ayuntamiento de Puente Genil y D. Jesús Mª Ruiz García, subdelegado del Gobierno en Córdoba. A continuación, se inauguró la exposición fotográfica titulada “Puente Genil, Fe en el Sur” en la que su autor, Francisco Téllez, tuvo a bien concedernos el placer de contemplar una figura de cada una de

1300 13

nuestras corporaciones bíblicas; fotografías tomadas en el desfile procesional del Domingo de Resurrección de este año. Para completar la presentación del Día de las Corporaciones, cuyo tema central de este año era la Saeta Cuartelera de Puente Genil, nuestro querido paisano Juan Ortega Chacón impartió una interesante y amena conferencia sobre el tema que además fue complementada con cuarteleras cantadas por su hijo Juan Ortega y Mario Quero. A las 5:30 de la tarde la “Schola Cantorum Santa Cecilia” ofreció un magnífico concierto de Música Sacra en el que pudimos emocionarnos con las tradicionales coplas y plegarias


compuestas para nuestros cultos cuaresmales. Seguidamente, en el mismo auditorio, la Agrupación Musical “Ntro Padre Jesús de los Afligidos” nos ofreció un extraordinario concierto de marchas procesionales y a continuación la Banda de Música “Inmaculada Concepción” deleitó a los presentes con la interpretación de marchas procesionales recorriendo el recinto ferial, acompañados de numerosos paisanos que visitaban el Salón Cofrade. En la zona del recinto ferial destinada a Puente Genil, la Agrupación de Cofradías con la colaboración de las cofradías,

hermandades y corporaciones a las que solicitó elementos de su patrimonio, diseñó una composición con los siguientes enseres: saya del ajuar al de Ntra. de los Ángeles de terciopelo verde bordado en oro a realce; simpecado de Ntra. Sra. del Amor; potencias de Ntro. Padre Jesús de los Afligidos y los candelabros arbóreos del paso de misterio; Saya de terciopelo azul marino y manto de terciopelo azul bordados en oro de Ntra. Sra. del Consuelo; estandarte procesional y campana de la Pontificia y Real Cofradía Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia; tallas de los cuatro evangelistas del paso de Ntra. Sra. de la Amargura; la túnica más antigua que se conserva de Ntro. Padre Jesús Nazareno, el estandarte procesional y la campana de la Cofradía; corona procesional de María Stma. de los Dolores; estandarte procesional de la Pontificia Hermandad de la Virgen de las Angustias; corona de Mª Stma. de la Soledad y entrecalle del paso; cruz de guía y estandarte de la Cofradía del Santo Sepulcro y Ntra. Sra. de las Lágrimas; cruz de guía de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Resucitado; las figuras de Moisés, Aarón y Josué de la Corporación Bíblica “Libertadores y Patriarcas de Israel” (La Espina); tres trajes del Imperio Romano, uno de ellos el bordado del capitán, y representando a la Semana Santa “Chiquita” el paso de misterio del Stmo. Cristo de la Misericordia y Mª Stma. del Mayor Dolor.

1311 13


Patronazgo de la Agrupación Jesús Nazareno y Purísima Concepción Para dar honra y gloria a Ntro. P. Jesús y a la Santísima Virgen, cuyos intereses morales de los hermanos de la Semana Santa de Puente Genil les están confiados por los siglos de los siglos.

n Solemne Función de Regla de la Real y Pontificia Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, celebrada en la ermita del Calvario el día 9 de marzo de 2008, y en Solemne Función del Voto de la Pontificia y Real Cofradía de Nuestra Señora de la Purísima Concepción, celebrada en la parroquia de Nuestra Señora de la Purificación el día 8 de diciembre de 2008, la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas hizo entrega de las Medalla de Oro que certifican el acuerdo de otorgar la gracia de Patrón y Patrona de la misma a favor de Nuestro Padre Jesús Nazareno y de Nuestra Señora de la Purísima Concepción. Resolución tomada, en votación ordinaria y por unanimidad, en la Asamblea General Extraordinaria celebrada el jueves día 5 del mes de junio del año dos mil siete en la Corporación Imperio Romano, sito en la calle Casares nº 7 de esta villa. En ambas Funciones, que estuvieron cargadas de emotividad y devoción, nuestro presidente, el hermano Juan Fernando García Arroyo, tras dar lectura del acuerdo y de la exposición de motivos hace entrega de la Medalla de Oro de la Agrupación para su custodia a los respectivos Cofrades Mayores: D. Javier López Jiménez, de la Cofradía de Jesús

1322 13

Nazareno y Dª Encarnación Estepa Franco, de la Cofradía de la Purísima Concepción. Ocuparon la Sagrada Cátedra los sacerdotes D. José Joaquín Cobos Rodríguez, consiliario de la Agrupación, en la primera Función y D. Miguel Castillejo Gorráiz junto con Don José Manuel Gordillo Márquez en la segunda. Finalizaron los solemnes cultos con los himnos de ambos Patrones entonados por la “Schola Cantorum Santa Cecilia”, cuya participación engrandeció los mismos. ¡Viva Jesús Nazareno y la Purísima Concepción¡


Rafael Montero Urbano Manantero Ejemplar 2009

ste año, el hermano elegido para Manantero Ejemplar ha sido una sorpresa, pues no estaba en ninguna lista de posibles candidatos, pese a ser merecedor por edad, saber y méritos. Y por eso se sorprendió sobremanera cuando recibió la llamada del Presidente de la Agrupación. Es Rafael Montero Urbano, nacido en 1939 en el seno de una familia de raigambre pontana.

E: Rafael, ¿qué se siente al recibir la noticia inesperada de que has sido nombrado Manantero Ejemplar? R: Pues, si te digo la verdad, al principio una gran sorpresa porque ha sido algo que no había pasado por mi cabeza. Después, una profundísima emoción y preocupación, pues es el mayor honor que te pueden dar en el ámbito de la Semana Santa y una enorme responsabilidad porque tienes que estar a la altura de tantos y tan buenos mananteros que han ostentado este honor. También una enorme sensación de gratitud a todos los que, durante estos años, han estado conmigo y me han enseñado. En especial a mi esposa, mis hermanos del Primero de la Soledad y a mi cofradía de la Soledad.

E: Rafa, tu familia es conocida, en tu casa se han fraguado muchos proyectos, cuéntanos algo de tus primeros años, de tu infancia. R: Soy el menor de los cinco hijos del matrimonio formado por Pablo Montero Ramírez y Teresa Urbano Belmonte. Me pusieron Rafael porque nací en Córdoba. Según me contaba mi padre, el parto venía difícil y por eso trasladaron a mi madre a Córdoba, a la Cruz

133


Roja. Ten en cuenta que era el año 39… Como todo fue bien, mi padre dijo que Rafael, el Custodio de Córdoba. Crecí en un ambiente influenciado por el negocio familiar. Mi padre tuvo un bar en la Matallana, junto a la esquina de Susana Benítez con Cristóbal Castillo. Después, pasada la Guerra Civil, se quedó con el local que había sido cuartel de la Guardia Civil de Caballería, en donde puso la fonda y el bar Verde Limón. La obra la hizo él mismo, porque era maestro de obras, además de “tabernero”. Ese fue lugar de encuentro y de organización de eventos de diversa índole. Allí se formó la hermandad de los Desamparados, por ejemplo. Además había en el patio un cine de verano. Siempre recuerdo la llegada de Los Romanos al patio del bar, ya que Agustín Beltrán, que vivía enfrente, convidaba a esta corporación a una arroba de vino. De esa época viene mi amistad con Manolo Reina, actual capitán del Imperio. Estudié en el colegio de Las Palmeras (más o menos en donde está Correos), luego con D. Cristóbal en la cuesta Romero, en el colegio Alemán (que estaba en el Tropezón) y con doña Luisa la Francesa. A los once años decidí que quería ser sastre, como mi amigo José Antonio Pérez. Mi padre me puso de aprendiz con su amigo Jesús Rivas, que tenía la sastrería en el Pasaje del Carmen. Ese fue el punto de partida de mi amor a las “cosas” del Barrio Bajo. E: Estar de aprendiz con un hermano de los antiguos de la Soledad y del Primero ha debido influir algo en ti. R: Sí. Recuerdo con mucho cariño y nostalgia aquellos primeros años. Jesús era el encargado de conservar los ropajes de picorucho del Primero. Cuando pasaba la Semana Santa, me iba con el después de comer (antes de abrir la sastrería por la tarde) a guardar las túnicas en unos grandes cajones. Disfrutaba mucho con aquellos detalles. Y, bueno, influencia en mí de mi jefe, lo que se dice influencia… que es mi suegro… En la sastrería conocí a su hija, la que hoy es mi esposa y a la que tengo que agradecer que siempre esté a mi lado y me haya apoyado en todos los momentos de mi trayectoria laboral y como manantero. E: ¿Cómo te iniciaste en el mundo cofradiero?

134

R: Como ya he comentado, en mi casa había siempre ambiente alrededor de la Semana Santa. Pero, curiosamente, mi primera cofradía es de Gloria. Es la de los Desamparados. Esta hermandad nació a mediados de los cincuenta en el Verde Limón. Por eso estoy muy vinculado a ella. Fui presidente durante dos años. Además, cuando se cambió la imagen primitiva (de cuerpo entero) por otra de candelero, vino la antigua por unos meses a mi casa, hasta que se le encontrara acomodo en otra ermita. Esos meses fueron, afortunadamente, dieciocho años. Cuando se llevó a la ermita de La Mina tuve el honor de ser el hermano mayor del traslado. También he sido miembro de la directiva de la Virgen de la Esperanza y fui hermano mayor a finales de los setenta. Estuve en la época en que se construyó la casa de hermandad de la calle Santos. Y, cuando Pepe Rivas fue elegido cofrade mayor de la Soledad, entré a formar parte de la directiva. Después pasé a ser cofrade mayor durante ocho años. También soy de la Santa Cena, pues mi padre era de la Cena antigua y siempre me habló con cariño de ese santo. E: ¿Y en el mundillo de los cuarteles? R: Desde pequeño sacaba con otros amiguitos unas ropas de Los Jetones que tenía el círculo de amigos de mis hermanos. Después de vestirnos los de mi edad, lo hicieron otros niños del entorno. Al final, como yo estaba hecho cargo del tema y era el que las arreglaba y preparaba, terminé quedando como propietario. Hay un detalle con respecto a esto que me llena de emoción. Y es que, de vez en cuando, me paran hermanos de distintas corporaciones los sábados de Cuaresma y me invitan a una uvita y me recuerdan que se vistieron de las figuras de “Los Jetones de Montero” y que gracias a eso se interesaron por las corporaciones… (N. de E.: se le quiebra la voz cuando me cuenta esto). Lo del Primero podíamos decir que fue un “flechazo”. Yo no estaba en ninguna corporación. Un año estaba la mañana del Viernes Santo esperando a mi novia para ir a la calle de la Plaza a ver la procesión. Llegó el alpatana (José El Grillo) y me dijo que fuera al Primero porque me llamaba mi suegro. Era para que me vistiera de figura del Templo, pues el hermano que le tocaba se había indispuesto. Oír las campanitas del Templo, mientras estás haciendo el desfile, llega al alma. Luego estuve unos años de aspirante, pues en aquella época era muy difícil entrar porque era un grupo muy cerrado. En 1970 me incorporé, gracias a la insistencia de Juan Pino, que me arropó e hizo lo posible para que se abriera el cupo. Las figuras del Primero (Los Dones y Los Fundadores del Templo) las llevo en el corazón. Ahora soy el vicedecano y, además, tengo la satisfacción de que mis dos hijos estén conmigo. E; ¿Han cambiado mucho las cosas en las celebraciones cuaresmales desde esos años? R: Indudablemente. En el Primero, la Vieja Cuaresmera la introdujo Juan Pino. No había protocolo como hoy día. Tras la cena y después de cantar muchas cuarteleras y saetas, nos íbamos a Los Faroles hasta que el cuerpo aguantara. Los horarios eran los mismos y, a pesar de tener que trabajar al día siguiente, había ambiente hasta muy tarde. Era otra época y el tiempo se medía de otra forma. E: ¿Quiénes han sido las personas que más te han marcado en el mundo de la Semana Santa? R: Mi mejor recuerdo y mis mejores vivencias me las dio mi amigo y hermano del alma Juan Pino. En aquellos años primeros en la Corpo-


ración era el que lo movía todo. Era un hombre serio para sus cosas pero, al mismo tiempo, dicharachero y bromista. También mi suegro, como ya te he comentado antes, pues fue el que me inició en lo que era el ambiente de la Semana Santa. E: Rafael, cuando te haces cargo de la cofradía de la Soledad tienes que acometer muchos proyectos. Bajo tu mandato se sacó la Virgen a hombros y se hizo una gran reforma a la ermita. Cuéntanos cómo te nombraron y algunos detalles de esa labor. R: Lo mismo que con el nombramiento de Manantero Ejemplar, yo estaba ajeno al tema. Me lo propusieron y no acepté. A la segunda, tras consultarlo con mi esposa, “tiré para adelante”. Me puse delante de la Virgen y Jesús Nazareno, y les dije que fuera lo que Ellos quisieran. Fue en el año 1995. Me estrené con lluvia, por lo que mi primer año como cofrade la Virgen no salió. Aquello dio ocasión a que se vivieran momentos preciosos en la ermita. Un devoto se ofreció a financiar lo que costaba la reforma del paso. Al año siguiente, salimos con una cuadrilla de cien bastoneros. Además de esto, una de las cosas que más me sorprendían era que la ermita estaba siempre cerrada. El estado de conservación era pésimo. Acometimos la obra de restauración y pudimos abrirla al culto de forma regular. Recibí muchas ayudas. A todos los que me echaron una mano estoy muy agradecido. Aquello era urgente porque recuerdo que cuando llovía había infinidad de goteras. En resumen, ha sido una etapa muy positiva y enriquecedora en el aspecto personal y, además, tengo la satisfacción de haber contado con un equipo estupendo y hemos trabajado para que nuestra cofradía sea más grande. E: ¿Cómo ves la evolución de la Semana Santa? R: Aunque tenemos la añoranza del pasado, si nos paramos a pensar, lo de ahora es mucho mejor con diferencia. Aunque haya una crisis de valores y, en cierto modo, menos asistencia a los cultos y celebraciones religiosas, la gente tiene más seriedad en las procesiones. Aunque, en parte, hay quien obvia el carácter religioso, el respeto y la seriedad es mayor ahora. Ten en cuenta también que muchísimas cofradías tienen cultos en otoño, fiestas onomásticas, rosarios de la aurora, etc., que se han ido imponiendo en los últimos lustros. E: ¿Cómo ves el futuro de nuestra Semana Santa? R: Utilizando el dicho jocoso, ¡que me quede como estoy! Hemos doblado el número de imágenes. Cada cofradía tiene bastoneros, hermanos, cultos, etc. Estamos en un gran momento. Creo que, si somos capaces de enseñar a los que se están incorporando, el futuro está asegurado. Está en nuestras manos. E: La cofradía de la Soledad es una de las primeras, de las antiguas, que ha incorporado a la mujer al cabildo. ¿Qué te parece ese tema? R: Que ya era hora. Hay mujeres muy válidas que pueden hacer un gran trabajo en nuestras cofradías. Es el sino de los tiempos y nosotros no podemos negarnos a una cosa natural. Lo malo es hacer las cosas “por las bravas”. Las cosas lógicas terminan cayendo por su propio peso. E: ¿Crees que es bueno que se formen nuevas corporaciones?

rar a las corporaciones que hay, porque es la forma de que continúen. Hay que conservar lo que tenemos, y esto enlaza con lo que te decía antes del futuro. Creo que las corporaciones, en muchos casos, tienen unas cuotas muy altas. Habría que buscar fórmulas para que los jóvenes tengan fácil el camino. La juventud imita lo que ve en sus mayores. Con veinte años están en una edad magnífica para formarse como buenos mananteros. E: Para terminar, qué nos diría el Manantero Ejemplar 2009. R: Quiero mostrar mi más sincera gratitud a los que han depositado su confianza en mi. Desde estas líneas hago mención especial a mi esposa, que es responsable en gran medida de todo cuanto soy. También las gracias a mi familia y a mis hermanos del Primero de la Soledad, que son un verdadero remanso en donde encuentro amistad, cariño y hermandad. Gracias a la cofradía de María Santísima de la Soledad y a todo el mundo manantero de nuestro pueblo. Y, por encima de todo, mis gracias a Jesús Nazareno y a la Virgen de la Soledad.

R: Es un error querer hacer más figuras. La juventud se debe incorpo-

135


136


Un Pregón que lleva escribiéndose cincuenta años El Domingo de Ramos es un día grande para La Espina. Celebraremos la comida oficial para celebrar el cincuentenario de la fundación. Pero antes, en la iglesia del Hospital, ofreceremos al pueblo de Puente Genil nuestro pregón. ueremos hacer un acto sencillo, sin grandes pretensiones. Queremos hablar de las cosas cotidianas de nuestra Semana Santa, de cosas que, por sabidas, quizás no nos llamen la atención. Para ello contamos con la experiencia de Jesús Álvarez de Sotomayor Reina y Carlos Delgado Álvarez de Sotomayor, que fueron pregoneros en 1984 y 2005, respectivamente. También con la inestimable presencia de Rafael Sánchez Pérez, director de la Schola Cantorum, y las voces de Iván Fernández Reina, Jesús y Joaquín Ruiz García y Carlos Rivas Durán. Nuestra Corporación tiene un caudal humano formado por personas aficionadas a las letras, la música, las artes, etc. Nuestras esposas e hijos también tienen inquietudes musicales y artísticas para colaborar de forma activa en tan importante evento. Quizás no vaya a ver el pueblo de Puente Genil este año un acto literario de grandes pretensiones. Queremos que sea un rato entrañable en el que la familia de La Espina ofrezca a los mananteros de nuestra Puente un pregón que lleva escribiéndose cincuenta años. LA ESPINA.

137 137


Pregón de la Semana Santa 2008 Andrés Gálvez Palos INTRODUCCIÓN Somos hijos del Pontón del Maestre o de don Gonzalo, pueblo nacido al final del siglo XIII, como baluarte para la defensa del paso del Xenil y que doscientos años después, al comienzo del reinado de los Reyes Católicos, todavía seguía siendo frontera con el reino de Granada. Cuando se indaga en la historia de nuestro pueblo y sobre todo de nuestra Semana Santa sobresale inmediatamente la egregia figura del Católico Rey Fernando que llegó al Pontón, a la frontera de su reino, el Santo Jueves de la Cena del año de Cristo de 1482, acampando muy cerca. Y venia sólo, su Católica Majestad doña Isabel de Castilla estaba embarazada de Maria que nacería en Córdoba el 29 de junio, pero nuestro rey, no cruzó la frontera. Ante las buenas noticias, se quedó aquí hasta que acabó la Semana Santa y luego pasó Nuestro admirado Francisco Moyano dice en su Pregón que don Fernando “cambia, con ventaja, el Cetro de Rey de Castilla y Aragón por el Bastón de Hermano Mayor de la Hermandad de Nuestro Padre El Señor Amarrado a la Columna”. Exceso de cariño por su parte, seguro. Ya que nuestra cofradía no existía por aquellos años. No hay ninguna duda acerca de la realidad histórica de la estancia por dos veces del rey Fernando en nuestra villa, refrendada por varios autores, incluso hubo de pasar por aquí en bastantes mas ocasiones puesto que este era el Camino Real de Castilla y con la finalidad de su defensa al paso del río, se fundó el pueblo. Sabemos, que vuelve a acampar aquí tres años después, a principios de mayo de 1485, y seguro acompañado ahora de doña Isabel y quizá también de alguno de sus hijos ya que Isabel tenía 15 años, Juan ya tenia 7, Juana tenia 6 años y la cordobesa Maria tenia 3. Nuestro querido Francisco, al saber la fecha exacta quizá hubiera dicho: “Ah, entonces vinieron para el día de la CRUZ, esos niños no podían quedarse sin ver la Semana Santa Chiquita”

SALUDO Señor Arcipreste de la Villa, señor Presidente de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas, señor Alcalde Presidente del IlustreAyuntamiento, señor Subdelegado del Gobierno, señor Vicepresidente de la Diputación,

138

reverendos padres, autoridades, cofrades, hermanos mayores, vecinos, hermanos presentes y ausentes...¡Buenos días nos dé Dios! Gracias hermano Diego por esas alabanzas que no merezco y en tu persona las extiendo al grupo de valientes que se atrevieron a entregarme en esta solemne ocasión la voz de La Cofradía de la Santa VeraCruz de la Puente por boca de mi querido Cofrade Mayor, mi amigo Federico Abaurre. Gracias Tere por tu compresión, tu mesura y tu continuo aliento. Gracias amigos del alma, corazones abiertos. Hoy hermanos me gustaría que nos fuéramos de aquí con el convencimiento y el orgullo de saber que somos un pueblo antiguo, con una Semana Santa Antigua, muy antigua, con unas tradiciones antiguas, muy antiguas, que naturalmente han evolucionado, pero que han sobrevivido a todos los avatares y que vale mucho la pena conocer y conservar.

LA ANTIGUA COFRADÍA ¡Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor! Así se presignaban cuando entraban y salían a su ermita, hace 450 años, los hermanos de la Cofradía de la Santa Vera Cruz en un pequeño núcleo de población que ya, con 250 años de agitada vida, al abrigo de su atalaya y en defensa de un pontón en la orilla derecha del Xenil, empezaba a despertar los recelos del Concejo de Estepa, que estaba favoreciendo la creación de núcleo de población al otro lado del río, al ver el auge de la otra orilla. Esta forma de signarse, se la habían enseñado unos frailes, que habían tomado por bandera el orgullo de ser discípulos de Aquel que murió en la Cruz. Una vez finalizada la guerra de Granada, los franciscanos empiezan a predicar con asiduidad por nuestras tierras. Hombres pobres y sencillos que llevan una vida de recogimiento y oración pero que traen un mensaje nuevo y contundente: ¡Sí, Cristo murió crucificado! A Jesús, a nuestro Dios, lo habían matado, le habían dado la muerte mas vergonzosa que existía en el Imperio Romano, la muerte reservada a los parias, la muerte mas indigna, que solía aplicarse a los criminales mas sanguinarios, jamás impuesta a un ciudadano romano, y de la que hasta entonces se hablaba muy poco.


Pero ellos con orgullo dicen ¡Si, murió clavado en una Cruz, gritadlo a los cuatro vientos, no es ninguna vergüenza, ese final lejos de empañar su mensaje, lo refuerza y hace que su desgarrador sacrificio se convierta en una inmensa lección para nosotros! Este mensaje de Cristo como sujeto del más grande y doloroso sacrificio por la humanidad hay que trasmitirlo al pueblo y con ese motivo incentivan la fundación de las hermandades y cofradías de la Santa VeraCruz, La Santa y Verdadera Cruz. A partir del año 1538, en que el Papa Paulo III concede beneficios espirituales a la Hermandad de la Veracruz de Córdoba y sobre todo entre 1541 y 1557 durante el mandato del obispo Leopoldo de Austria, es cuando se fundan en la provincia la mayoría de las hermandades de la VeraCruz y con seguridad la nuestra. Por la reglas fundacionales de la de Cañete de las Torres de 1554, que es de las pocas que se conservan, y que todos los historiadores coinciden en que se copiaban unas a otras, podemos saber con toda seguridad que nuestros hermanos por ejemplo estaban obligados a celebrar dos fiestas “en honor y reverencia de la santísima vera cruz”, el día de la invención, el 3 de Mayo y el día de la exaltación el 14 de Septiembre. Sabemos que es obligación del que entre en la cofradía que: “sea hombre de buena fama, no sea jugador, tahúr, ny ladrón, ny frequentador de tavernas, ny afectado por la justicia en caso feo, ni borracho..”· Y que las penas establecidas casi siempre consistían en cantidades de cera, en aquellos tiempos la única luz de la procesión la daba la cera y el cariño al titular se expresaba dándole luz. Media arroba por abandonar la cofradía, media libra por murmurar de los acuerdos del cabildo, una libra por injuriar a un hermano, tres libras por NO aceptar un cargo y las limosnas que en la procesión se pedían, también eran para comprar cera para

alumbrar al Señor. ¡Para alumbrar al Señor......! pedían ¡Para hacerlo más visible, mas grande! ¡Para mostrarlo al mundo! ¡Para eso alumbramos! Y tenemos detalles de la disciplina: “Otrosí hordenamos que estando todos juntos el jueves santo en la noche en el lugar y la hora que por nuestro prioste les fuere dicho, todos estén con mucho silencio aparejados para la disciplina hasta que las señas se hagan. Que serán de esta manera, que en oyendo tocar una campanilla que allí se ha de llevar y teniendo cogidas las rosetas en la mano, se den con los cordeles ......” ---- Suenan las disciplinas de la Cofradía de la Santa Veracruz de San Vicente de la Sonsierra “hasta que la segunda vez oigan la campanilla y entonces suelten una o dos rosetas como quisieren.” ---- Suenan las disciplinas de la Cofradía de la Santa Veracruz de San Vicente de la Sonsierra “Que a la tercera vez que la tornaren a tocar la campanilla las suelten todas o las que cada uno quisiere y se aperciban para salir cada uno muy hordenadamente (a)guardando cada uno a su compañero con todo silencio...” De esta manera, nuestros hermanos de la primitiva hermandad se flagelaban siguiendo el ejemplo del maestro. Quieren ellos también ayudar con su propio sacrificio a lavar los pecados del mundo, quieren sentir en sus propias carnes los sufrimientos de Jesús, para estar mas cerca de El y demostrarle su entrega total. Mientras, según no cuentan las crónicas, Él, clavado en la Cruz contemplaba desde un balcón de la plazuela de Lara como poco a poco la sangre brotaba de las espaldas de sus hijos.

139


---- El Coro interpreta “La sangre pura brotaba” La sangre pura brotaba por cuantas venas tenía y un sudor frío le entraba y el alma se le salía a cada paso que daba. Muy pronto con el auge del barroco, la luz, el color, y la ornamentación protagonizan el arte y las manifestaciones religiosas. Los Cristos abren los ojos y miran al cielo, ya no solo se representa la tragedia de la muerte. Ya no solo están en la Cruz, ahora la llevan a hombros y nos miran directamente a los ojos y nos hablan de su sufrimiento. Las vírgenes ya no solo muestran Dolor y Soledad, ahora también nos hablan de Esperanza y de Amor. Las Cofradías siguiendo las directrices del Concilio de Trento, pasan a mostrar la Pasión a través de las figuras de sus Pasos. Entonces nuestra cofradía trata de representar los sucesos del Jueves Santo, y además de La Santa Cruz que les fundamenta, sacan La Santa Cena, El Prendimiento a través de Jesús Preso, la Flagelación a través del Señor de la Columna de cuya existencia en nuestra Cofradía tenemos datos desde 1615 y como no a su Santa Madre, que devino a ser de la Esperanza quizá por el característico color verde de la cruz que usaban como signo y a la que ahora también acompaña Maria Santísima de la Veracruz. Agradezco profundamente la presencia aquí de los estandartes de las Cofradías de la Veracruz, que rodean al Cristo de la Sangre, primitivo receptor de nuestras plegarias y Padre Común de todos nosotros y a las que felicito de todo corazón porque ellas indudablemente también cumplen los mismos 450 años de historia y pertenecen a la misma gran familia de cristianos practicantes que fundaron unos “Valientes” allá por la mitad del siglo XVI Casi desde el principio los flagelantes son contemplados con admiración pero a la vez con cierta reticencia porque su testimonio de fé va mas allá de la simple demostración de fervor, su compromiso llega al sacrificio personal y está apartado del boato y la solemnidad. Empiezan a ser acusados de brutalidad y a ser descritos como una cosa del pasado, hasta que finalmente, tras varios intentos infructuosos, Carlos III a través de un decreto de 20 de Septiembre de 1777 mandó a los corregidores: “que no se permitan en las rogativas públicas, procesiones de Semana Santa y otras funciones religiosas, los disciplinantes, empalados y otros espectáculos semejantes, impropios de la gravedad de aquellos actos”. A partir de ahora los cofrades, a su pesar. deben conformarse con contemplar al Cristo azotado, la figura del Señor de la Columna empieza a cobrar protagonismo y acaba centrando el afecto de muchos de los hermanos. De tal manera que ahora estamos celebrando el centenario de la llegada a la dorada protección de su templete, de la bendita y bella imagen actual de Nuestro Señor Amarrado a la Columna, cuya mirada se eleva al Cielo y al que muchos con fervor llamamos “papa”. No puedo dejar de mencionar aquí, que esta es una Cofradía humilde y sencilla, pero apretada alrededor de unos pocos valientes hermanos que dedican su esfuerzo y su tiempo, muchas veces robándoselo a su familia, a procurar que su Cofradía sea mejor y mas grande cada día, pero sobre todo a quererse y ayudarse unos a otros, a tratar de vivir cristianamente

140

y a procurar que el que llega nuevo, algún día escuche en su corazón ese grito que muchos escuchamos en su momento y que nos ha hecho columneros para siempre ¡Amarrao te veas! ---- El Coro interpreta “A una columna fría” I A una columna fría te amarraron los romanos maltratándote inhumanos con odio y con maldad. II Y, entre tanto con fiereza tus carnes laceraban, tus ojos perdonaban su odio y su crueldad. III Hoy vengo arrepentido llorando mis pecados que ya han sido borrados devoto hasta tu altar. CORO La sangre que brotaba del cuello a la cintura las culpas nos lavaba nos dio la eternidad. Digo que es una cofradía humilde y sencilla, y a partir de hoy también una Cofradía orgullosa de ser, sin ninguna duda, la depositaria de una antigua, muy antigua, la más antigua tradición procesional de nuestro pueblo.

CAMPANA DEL JUEVES SANTO Y como amante de lo sencillo y de lo autentico, debo ahora recordar una sencilla pero emocionante costumbre conservada por nuestra Cofradía y que tiene que ver con la campanita. Porque, si la música es la expresión mas culta, y el canto la expresión de unidad mas viva de nuestra Semana Santa, la campanita marca los tiempos y nos dá el ritmo del corazón de nuestros desfiles, y es el sonido de fondo de los sueños de los ausentes por volver. Me refiero al relevo de la campanita que los hermanos de la Columna hacen en el encierro del Miércoles Santo, si tenéis curiosidad y la muchedumbre os lo permite, en cuanto la campanita de la procesión deja de sonar, se puede escuchar lo siguiente: ---- Un Grupo de Cofrades grita:...¡Viva el Jueves Santo!

LOS TIEMPOS DE LA ANTIGUA COFRADÍA ¿Y....qué tiempo es ese de mitad del siglo XVI en que se funda la Cofradía de la Santa Veracruz? Es un tiempo antiguo, pero ..como diría un hermano... ¿Cuándo es antiguo? Es la segunda mitad del siglo XVI, es el año 1558 en que, por ejemplo, acaba de morir San Ignacio de Loyola en Roma y también “Carlo(s) Quinto, de felice memoria” en el monasterio de Yuste. Están a punto de nacer William Shakespeare, Lope de Vega y el cordobés Luís de Góngora. Estamos en pleno siglo de Oro. Es el año en que sube al trono Isabel I de Inglaterra y su cuñado Felipe II, que sería a la postre su peor enemigo, está


en el esplendor de su reinado. Y en nuestro pueblo..... Ese año todavía tenemos el pontón de madera, que se empezará a construir de piedra tres años después, por el mismo maestro Hernán Ruiz, que a la vez está construyendo la ampliación cristiana de la Giralda mora de Sevilla y dando remate a las obras de la Catedral de Córdoba, casi ná, aunque parece ser que era mejor constructor de torres que de puentes. Justo en ese mismo año de 1558, Tomás Luís de Victoria, según algunos el mejor compositor español de todos los tiempos y desde luego el mejor polifonista, entraba con diez años a formar parte del coro de la Catedral de Ávila y con el tiempo llegaría a componer las mas bellas obras de polifonía vocal y religiosa de nuestra historia. Es el único que se atrevió a componer obras para los responsorios de Tinieblas de Semana Santa, que así se llamaban los Oficios, a los que por cierto en esos tiempos y hasta hace muy pocos años se llamaba a los fieles al son de la Matraca y cuyo sonido ronco y antiguo debiéramos recuperar. ---- Suena el ronco tronar de la matraca Correspondiente al responsorio de la Feria V, In Coena Domini, o sea Jueves Santo, oigamos este Judas Mercator Pessimus que ha tenido la valentía de abordar este grupo selecto formado por: Alicia Illanes, soprano 1ª; Ester Alfaro, soprano 2ª; Pilar Venegas, contralto y Rafael Sánchez, tenor, director y amigo, y que he tenido el honor de que me acompañen. Sumerjámonos en pleno siglo XVI. -El Grupo de Polifonía interpreta “Judas Mercator Pessimus” Judas mercator pessimus osculo petiit Dominum; ille ut agnus innocens non negavit Iudae osculum. Denariorum numero Christum Iudaeis tradidit. Melius illi erat, si natus non fuisset. Denariorum numero Christum Iudaeis tradidit. Traducción: (Judas, pésimo mercader, entregó con un beso al Señor; El como un cordero inocente no le negó el beso de Judas. Por un puñado de denarios Cristo fue entregado a los judíos. Más le hubiera valido, si no hubiese nacido. Por un puñado de denarios Cristo fue entregado a los judíos) Otro niño de la misma edad de Tomás Luís de Victoria, Miguel de Cervantes Saavedra, anda estos años en Córdoba, en casa de su abuelo Juan, y precisamente en 1558 consta que baja a visitar a su tío Andrés nombrado Alcalde Mayor de Cabra. Volverá por estas tierras cuando ya tiene 40 años. Después de una intensa vida, con un brazo menos y convertido en comisario de abastos para la Armada Invencible, está documentado que anda por La Rambla, Estepa, Ecija, Osuna, Montilla ...¿Cuantas veces cruza el río por nuestra puente de piedra?. le ocurre de todo, desde excomuniones a pleitos y acusaciones, encarcelamientos, pero a la postre y retirado ya en Madrid de la vida pública entró en la Orden Tercera de San Francisco. Todo esto os lo cuento porque preparando este pregón e interesado por los acontecimientos de esos tiempos y por los avatares del inmortal manco, he dado con una carta apócrifa de don Miguel, que aunque, por ser apócrifa, no está probada su autenticidad, voy a seguir sus propios consejos cuando dice: “Hanse de casar las fábulas .... con el entendimiento de los

que las leyeren, escribiéndose de suerte que, facilitando los imposibles, …., suspendiendo los ánimos, admiren, suspendan, …. y entretengan, de modo que anden a un mismo paso la admiración y la alegría juntas; y todas estas cosas no podrá hacer el que huyere de la verosimilitud ....” (Quijote, I, 47) .. Y por lo tanto la voy a leer: Carta a su amigo y Contador Mayor de Hacienda D. Agustín de Certina, que le nombra, en Agosto de 1594, comisionado para el cobro de varios atrasos de impuestos en el reino de Granada. Muy magnífico señor: Vuesa merced me disculpe, por no mandar relación de lo que ya hayamos hecho en estas dos trabajosas jornadas, que hubiéronnos de llevar del Castro del Río a la Estepa con intención de desfacer algunos entuertos y proseguir luego a Ecija. Yendo pués el pasado Domingo del señor en diez y ocho del corriente mes de Septiembre, que a las de la oración serian, por el pago del Cerro termino de la villa que llaman del Pontón o de la Puente en la vereda que llaman de Aguilar por ser camino de la dicha villa, quedéme atónito y suspenso, Fué de que ví que por un recuesto bajaban muchos hombres vestidos de blanco, ajaezados de antorchas y hachones los unos, siguiendo a una imagen benditísima que traían cubierta de luto de la Virgen sin mancilla, que por inmaculada ya la tienen y veneran por estos pagos y portando disciplinas y el rostro cubierto los otros, que seguían a un Cristo a modo de “desceplinantes”. Dígolo así, porque mucho he procurado informarme y muy bien de los propios vocablos y nombres de los lugares que transito y si algunos no se escriben como deben, nadie se maraville, pues así los nombran las buenas gentes de la Puente. Seguímoslos pués hasta una plaza que llaman de Lara. Y a esta sazón que acaecen dos o tres cosas que reclaman la fijanza de los sentidos, que el Cristo aparece en un balcón, que restallan las disciplinas y las sombras de las antorchas asemejan gigantes, y por no quebrar el hilo de lo uno, por decir de lo otro, acordé de seguir buen rato en su compaña admirando la valentía de aquellos buenos hombres hasta que las diez dieron, de tal suerte que hubimos de llegar tarde a la cena del mesón que junto a la puente de piedra se haya, en aquesta orilla del Xenil. Habíale platicado yo a su Hermano Mayor antes de partir al mesón: ¡Cuando haya lugar, debiárades de haceros pintar, puestos todos en la mesma postura que agora os he contemplado, porque grande es la estampa y magnifico el sequito! Que yo he de tomar la pluma y contar esta admirable historia de los desceplinantes en un grande libro que hace años escribir pretendo y dalle fin, que aunque no sea al pie de la letra, esta averiguación no es de importancia, ni turba ni altera la verdad de la historia, que como dicen en Sicilia, donde lo aprendí: “Se non é vero, é ben trovato” Llegado que hubimos al mesón, una reunión encontramos de jugadores de naipes, que era la que llaman de la ronda y de la báciga y a la que no pude acomodarme por los vapores que me subían de las “uvitas” que llaman, que nos ofrecían por doquiera y que dieronme dulces sueños, hasta el alba. Señor, de que ví que Vuestra Merced podía sospechar de la tardanza, me dije, vóime raudo por esa puente a la ciudad de Estepa, donde tengo de aclarar algunos asuntos sucedidos en Teba. De allí pasaré a la de Ecija, donde tras desfacer los entuertos que allí amenazan mi buena honra, me inclinaré ante vos y os daré fé de mis gestiones. Quedo obediente hijo de vuestra persona, y a lo que mandardes,

141


obedeced. En La Puente a diez y nueve de Septiembre del año del señor de mil y quinientos y noventa y cuatro.

cultos y fervorosos crearon para sus pasos, y no me digáis que no le gustaría a aquel niño cantor de la catedral de Ávila escuchar cosas como esta: ---- El Coro interpreta “Envuelto en blanco cendal”

Miguel de Cervantes Saavedra.

LOS ANTIGUOS VÍA CRUCIS Otra de las cosas muy antiguas, en nuestro pueblo, son los VIA CRUCIS, creados en nuestra tierra en el siglo XV por el beato dominico Álvaro de Córdoba a media hora de aquí en los alrededores del convento de Escalaceli. Que nombre mas evocador, ¡La escalera del Cielo! Y que pronto empiezan a extenderse como repetición del camino de Cristo hacia la Cruz. Son los frailes los que traen a nuestro pueblo esa bella forma de devoción, de rezo y acercamiento al Cristo y sus sufrimientos. Se marcan con cruces los hitos hacia el Calvario, y en cada cruz, ese grupo de hombres con capucha, con túnica, todos iguales, sujeta la cintura con una simple cuerda, se paran y entonan unos cantos tristes monótonos, que hablan de la larga tortura y la dura muerte del Maestro ---- El Coro interpreta a modo de canto primitivo del que pudiera derivar la cuartelera: ESTANDO JESÚS EN EL HUERTO LLEGÓ UN NUTRIDO ESCUADRÓN PEDRO SACÓ LA ESPADA CON FURIA CONTRA UN SAYÓN UNA OREJA LE CORTABA ENTONCES EL SOBERANO USANDO DE SU PODER COGIÓ LA OREJA EN LA MANO VOLVIÉNDOSELA A PONER QUEDANDO BUENO Y SANO. Y el pueblo observa, con sorpresa, incrédulo, con curiosidad y algunos, quizá los mas, hasta con cierto desdén ¡Que hacen estos! ¡Que hacen fuera de su casa! ¿Estos no tiene un sitio para reunirse? Se cuchichea. ¡Es la hora de vísperas!, ¡La hora de la cena y tendrían que estar ahora en esa mesa larga que dicen que tienen! ¡Compartiendo todos los alimentos, mientras dicen que algunos de ellos leen y hablan de los maestros! Sin embargo hay otros pontanos, que observan con atención, parece que captan algo especial en ese grupo, parece que notan sentimientos muy profundos de hermandad, hay algo que brota y atrae con fuerza en ese ritual. Esos hombres comparten algo más que casa, comida y oración. ¡Hermanos, la semilla está echada! Con el tiempo, los VIA CUCIS de los frailes también acaban. Pero, pasa algo extraño, otros grupos de hombres del pueblo llano, quizá muy pocos todavía, siguen reuniéndose para los Domingos de Cuaresma y siguen haciendo el recorrido por esas Cruces de piedra. Algunas ya no están, pero siguen parándose y siguen cantando, lo que recuerdan. Se paran y cantan..... aquellas coplas u otras que pontanos

142

Envuelto en blanco cendal El Hijo de Dios reposa Y por su muerte Gloriosa Es el duelo universal. En el funeral concierto A su Divina memoria Los hombres tocan a muerto Y los Ángeles a Gloria CORO Viernes Santo, triste día Murió Cristo en el Calvario Y de la Cruz descendía Al Sepulcro solitario. Y en quejidos lastimeros Llenos de terror y espanto Se estremece el orbe entero La noche del Viernes Santo. Entonemos los mortales, Llenos de dolor profundo, Tristes cantos funerales Por el Redentor del mundo. Andan y se paran y cantan cuarteleras y alondras y ruiseñores, y otras coplas que pontanos enamorados de su pueblo crearon desde el corazón, con la intención de unir a los suyos en un canto coral y no ser meros espectadores de músicas maravillosas que pensaron, quizá en su candor, que deberían tener letra. Yo sé que y todos nosotros sabemos que esas músicas se crearon así sin letra, y que por ejemplo “La Maga”, es una marcha lenta que nos llegó sin letra y así debería seguir. Pero sabiendo eso y respetándolo, ¿vamos a negar la fuerza del canto de todo un pueblo a su Madre en el encierro del Miércoles Santo?, o ¿vamos negarnos a nosotros mismos escuchar a los hermanos de Florencio Barahona, con cuanto respeto, cuanto amor, y cuanto orgullo cantan en su rincón de la Veracruz su, como ellos lo llaman, “Como a luz..”? ---- El grupo 1º de La Columna “El Ancla” interpreta “Como a luz” Como a luz que alumbra en el cenit, hoy El Ancla te viene a adorar Y te implora humilde desde sus Xenil que cuides siempre de su pueblo y su ideal. Oh Señor que pena dá tu actitud contemplar, míranos desde tu trono con mucha piedad. Y si alguno de tus hijos olvida su Cruz, haz que recuerde que al Calvario fuiste Tú. Jueves Santo día inmortal, para el pontanés, que nos hace recordar, su pasión por El Y te rinde fiel su adoración, Señor, y se une en este día entero a Tu dolor, y si alguno de tus hijos te ofendió, Señor, guíale los pasos, no le niegues el perdón


La cuestión es que siguen subiendo al Calvario, ahora aman y reverencian con fervor todos a un Nazareno bello y bondadoso que una Cofradía trajo a la ermita de San Cristóbal donde siempre habían terminado los Vía Crucis. ¿Será verdad, entonces? ¿Nos estamos reuniendo los Domingos de Cuaresma porque estamos reproduciendo aquellos vía crucis que tanto habían impresionado a nuestros antepasados? ¡Yo creo que sí! Porque, esta noche, todos subimos, unos por un lado y otros por otro. Nos han quitado las cruces, pero todos paramos, unos más veces y otros menos. ¡Es que nos han quitado las cruces! Y andamos y nos paramos y cantamos y visitamos al Nazareno y le pedimos que nos proteja y que claro me lo decía un hermano hace unos días, no le pedimos grandes cosas, sino que nos deje como estamos, que nos permita siempre querernos como nos queremos. Es el Nazareno al que tuve la oportunidad de conocer a fondo y quedar clavado para siempre a su corazón, aquel año que estuvo muy lejos y se convirtió en el Gran Ausente. El Nazareno que se ha convertido en el depositario de nuestras cuitas, en el Mas Grande, en el Terrible. El Terrible, un nombre tremendo y atronador, de significado misterioso, un nombre antiguo. Antiguo como nuestro pueblo. Antiguo como nuestra Semana Santa. Antiguo como esa peculiar forma que tenemos en nuestro pueblo de entender lo nuestro. Pueblo antiguo pero vivo, vivo pero siempre fiel a la tradición, bendita palabra. Recordad, por lo tanto, cual es el que yo creo, autentico motivo de subir a Jesús y seguid siempre así, no traicionemos nunca el corazón de aquellos frailes que iniciaron la tradición.

LO NUESTRO Después de hablar de lo antiguo y de ver como incluso con muchos cambios termina llegando hasta nosotros, quiero que este sea, además, un pregón que ponga de relieve y defienda las raíces profundas en las que se asientan nuestras especiales, raras y valiosas peculiaridades. Admiro profundamente a los hermanos a los que yo llamo los hermanos líricos, que consiguen emocionarnos, que consiguen que sintamos ese pellizco que nos estruja el corazón, que sacian ese hambre de sentimientos limpios y profundos con la que acudimos a nuestras citas rituales. Pero resulta que la gran mayoría, no somos líricos, no tenemos esa virtud de emocionar con la simple palabra. Pero sí que somos unos románticos, es decir, sí que somos capaces, de emocionarnos con lo que nuestros hermanos nos dicen, es más, buscamos, necesitamos, emocionarnos con lo que nos cuentan. Yo creo, que en definitiva, en esta Semana Santa somos un montón de románticos, unidos a unos cuantos líricos y algún que otro despistado que viene a comer y de pronto pregunta ¿Porque llora el de ahí enfrente? Hermanos. ¡Este pueblo es grande, grande desde hace siglos! Hay una fuerza inmensa dentro de él, tiene algo, una energía que muchos reconocen casi a primera vista.

Lo nuestro no es una fachada a la que encalamos para la primavera, es un tesoro intangible, es un valor del alma, del corazón, y eso posiblemente nos haya permitido conservar esa riqueza sin que nadie haya sentido nunca la tentación de robárnosla. Hay un ramillete de valores que hacen fuerte y duradero lo nuestro. La amistad, el cariño, la constante de la sintonía con el otro, la búsqueda del alma pura de nuestros semejantes que no es otra cosa que la exploración de los rincones de nuestra propia alma. ¡Ese es el camino que nosotros hemos elegido! El mismo que eligió Jesús. Lastima que solo pongamos algunos ratos al año para intentarlo. Quinientos años después, y por encima de cambios, avatares, buenos y malos tiempos, ahí estamos. Hemos hecho nuestro, todo lo valioso que nos ha pasado. La fraternidad, el ritual, siempre lo mismo, todos juntos El valor de la palabra de un hermano. La emoción de un canto compartido. El calor de un abrazo sincero y limpio. El imán poderoso de una lagrima a cara descubierta. El desgarro del momento de ponerte en pie y abrir tu corazón delante de tus hermanos. La satisfacción de una uvita recibida tras una sincera sonrisa. La soledad emotiva que defiende el rostrillo. Un tesoro que, adaptándose a los tiempos, hemos recibido siempre a través del puro ejemplo, de la tradición oral y sentimental de un pueblo de artesanos, labradores y hortelanos, que no ha necesitado nunca ni catedráticos, ni filósofos. Nos bastaron, la humildad de los hermanos azotados de la sangre. Los cantos de los frailes descalzos de los vía crucis. Los poetas del corazón y de la palabra. Los hermanos hablándonos directos al corazón, después de arrancarse la capa de la dura vida diaria. Y todos emocionados, en silencio, colmándonos el alma con gotas de pasión. Somos un grupo de privilegiados que nunca ha necesitado de casas-palacio y menos de casas-cuartel, ni de sillas tapizadas, ni de aire acondicionado. Siempre nos han bastado “cuatro paredes limpias, veinte sillas y un tablón”. Un grupo de románticos sentimentales que nunca ha exigido manjares a la mesa, hemos tenido siempre suficiente con una uvita y lo que “aiga”. ¡Hermanos! No cambiemos nuestras tradiciones por oropeles. No prefiramos nunca un cuartel lujoso ante un solo ¡viva! de un hermano. No nos perdamos nunca la cuartelera peor cantada de nuestro mejor amigo. No cambiemos una sola subida a Jesús por todas las cenas del mundo. Recordad que nuestro tesoro es volátil, esta hecho de sentimientos y emociones que se dan de frente siempre con el lujo y la comodidad.

143


No olvidemos nunca el carácter colectivo de nuestra celebración, donde se mezclan lo sagrado y lo mágico con lo profano. Haciendo protagonista en realidad al alma humana en su manifestación de religiosidad mas profunda, que no es ni más ni menos que la mezcla perfecta de todos estos elementos. Y no os refugiéis en vuestros grupos, salid y hablad unos con otros, recordad que el tesoro no es propiedad de nadie, que existe precisamente porque se comparte. Que la riqueza se hace uniendo las pequeñas joyas que cada grupo guarda. Debemos recordar siempre porqué estamos aquí, y para que nos juntamos. ¡No perdamos nunca el Norte! Somos hijos de nuestra historia, preservemos siempre limpio y fuerte el corazón de nuestra mananta. Manteneos siempre firmes en la búsqueda de lo autentico, de lo esencial, de lo imprescindible, de aquello sin lo cual no seriamos lo que somos. Tenaces en la búsqueda del buen camino, del camino recto, que podemos enriquecer continuamente, pero del que no debemos desviarnos, por muchas distracciones y comodidades que encontremos a nuestro paso. Porque este fuego que mantiene viva la llama de nuestra pasión está en las en las Corporaciones, en los Grupos, en las Cofradías, en cualquier reunión de pontanos sentados en torno a una mesa y que de no existir convertiría nuestra especial y maravillosa Semana Santa, en la Semana Santa que hay en todos lados.

AUSENCIA y AUSENTES No podría antes de afrontar el final de mi Pregón, dejar de hacer una mínima reflexión sobre un concepto del que se habla mucho, la ausencia, el ausente, y que parece ser que define a todos los que vivimos fuera de nuestro pueblo. Pero yo tengo por mas verdad, que la ausencia no es sólo la “no presencia”, el hecho simple de no estar aquí, sino que es un estado emocional, un sentimiento, pero no tanto un sentimiento de tristeza por no estar, ni de morriña por estar lejos, sino mas bien unas ganas inmensas de volver, de saber, de conocer, de leer, de escuchar cosas sobre tu pueblo y de saber de tu gente. Este sentimiento convierte la ausencia, en una atracción, en un cariño inmenso hacia todo lo que huela al pueblo, a sus calles y a sus plazas, pero sobre todo un deseo de compartir momentos con vosotros, mis hermanos del abrazo y de la uvita. ¿Pero soy un ausente, solo porque estoy lejos? ¿Por qué siento cariño por mi pueblo? ¡No! Porque ser ausente, es mucho más que no estar presente. Un ausente es aquel al que se echa de menos, aquel que quisiéramos que estuviera entre nosotros, aquel sin el cual no estamos todos. Por lo tanto, para mí, a un ausente no le basta con sentir la ausencia, con echar de menos a su pueblo, un ausente necesita obligatoriamente también que su pueblo lo eche de menos, que lo recuerden y que lo añoren, que lo reclamen. Así que, ya sabéis, los ausentes necesitamos, sobre todo vuestro cariño, vuestros pensamientos de vez en cuando, vuestra queja por nuestra falta. ¡Hermanos! no os olvidéis nunca de nosotros.

EL EJEMPLO DE LOS NUESTROS Finalmente me gustaría insistir en que esta es una Semana Santa coral, de todo el pueblo

Una Semana Santa en la que ha sido el pueblo llano el que continuamente ha ido mostrando el camino. Una Semana Santa donde todos somos protagonistas, una Semana Santa, donde todos tenemos mucho que aportar. Que duda cabe que tenemos personas que destacan por su valía intelectual o personal, hoy tenemos muchas en este templo y a las que debemos reconocer su valiosa aportación. Pero por cada una de ellas tenemos cientos de hermanos anónimos que uno tras otro, uno junto a otro le dan el corazón, la vida y la luz a nuestro tesoro. ¡Cuantos Mananteros Ejemplares! Que titulo mas grande y mas hermoso y siempre tan merecido. Pero que poquitos se lo llevan, que pena dá, que cada vez que se dá a alguien, insisto, con todo merito, se queden sin él tantos y tantos hermanos que con todo el amor han dedicado lo mejor de si mismos a hacer mas grande y autentica nuestra Hermosa Tradición. Al final, ¿Se olvidaran de ellos? ¡No importa! Se habrán ido con el corazón abarrotado de cariño y la conciencia limpia y orgullosa del deber cumplido. Pero ahora que puedo, ahora que os tengo a muchos aquí, Ahora ..... os voy a dar las gracias. A los que estáis, y a los que no están. A los que ya estuvieron y a los que seguro vendrán. ¡Gracias! ¡Gracias de todo corazón! • A todos los que no tienen trofeos, a todos los que no les han dado diplomas y quizá nunca se los den. • A los que nunca protestan porque la comida es poca. • A los que lloran cuando otro hermano llora. • A los que siempre están cuando se les busca. ¡Gracias! • A los que cantan cuando todos cantan. • A los que enmudecen cuando otro hermano habla. • A los que te buscan con la mirada, para echar un brindis. • A los que nunca tienen una palabra de reproche. ¡Gracias! • A los que te echan de menos, dándote así el hermoso titulo de ausente. • A los que miran a Jesús a los ojos y le llaman Padre. • A los que nunca demuestran cansancio. • A los que siempre trabajan en la sombra. ¡Gracias! • A los que siempre perdonan y • A los que piden perdón. • A los que abren su corazón y nos cuentan sus verdades. • Y también, a los que nunca se atreven a contarnos los secretos de su gran corazón ¡Gracias! • A los que nos recuerdan las alegrías • A los que no se acuerdan de las penas • A los que siempre aparecen • A todos vosotros, columnas imprescindibles del templo del corazón ¡Gracias! • A los Ejemplares Mananteros de la Sin Igual Semana Santa de este Pueblo Ejemplar.

GRACIAS

144


BASES XIV CONCURSO DE CARTELES PARA LA SEMANA SANTA DE 2010 DE PUENTE GENIL PARTICIPANTES: Todas las personas que lo deseen y cumplan las bases que a continuación se establecen. TEMÁTICA: El tema será obligatoriamente un motivo de la Semana Santa de Puente Genil. TÉCNICA: Para este año el concurso será únicamente de PINTURAS (El próximo año será únicamente de fotografías y así sucesivamente, alternando cada año entre pinturas y fotografías). OBRAS: Cada concursante podrá presentar el número de obras que desee. FORMATO: Las obras deberán presentarse sobre soporte blanco de lienzo, cartón o similar, en sentido vertical. Las pinturas tendrán tamaño entre P15 y P20. Además contendrán el siguiente texto: PUENTE GENIL - SEMANA SANTA 2010 – DESFILE DE FIGURAS BÍBLICAS, así como los escudos de la Agrupación y de Puente Genil (todo incluido en la pintura). ENVIOS: Las obras se entregarán al actual Presidente de la Agrupación de Cofradías y en la siguiente dirección: C/ Inmaculada Concepción nº 4 – 2º de Puente Genil (Córdoba), indicando XIV Concurso de Carteles de para la Semana Santa de 2010. Las obras han de estar en poder de la Entidad Organizadora antes de las 20 horas del día 29 de noviembre de 2009, fecha en la que finalizará el plazo de admisión. IDENTIFICACIÓN: Los originales, sin firma ni seudónimo, llevarán un lema o título escrito al dorso el cual se escribirá también en la cubierta de un sobre cerrado en cuyo interior se harán costar los datos de identificación del autor: nombre, apellidos, dirección y teléfono de contacto. En el motivo de la obra no deberá figurar ningún distintivo del autor, siendo ello causa de descalificación. JURADO: Se designará por la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas y estará compuesto por miembros pertenecientes a la junta directiva de la misma, al Excelentísimo Ayuntamiento de la Villa, a las cofradías, hermandades y corporaciones; así como a personas de reconocido prestigio vinculadas a la cultura, al arte, a la pintura y a la fotografía. Levantará acta de la deliberación del jurado el Secretario de la Agrupación de Cofradías o a quien el Presidente denomine para tal fin. PREMIO: A criterio del jurado, y si lo considera oportuno, se concederá un solo premio de 900 euros a la obra que por su valor artístico, simbólico y promocional resulte más idónea para ser el cartel anunciador de la Semana Santa del año 2010. Es condición indispensable que las obras presentadas sean inéditas y no hayan sido presentadas ni premiadas en ningún otro certamen ni concurso. OBSERVACIONES 1ª. El hecho de presentarse a este concurso implica la aceptación de estas bases, quedando facultada la Entidad Organizadora para resolver los casos no previstos. 2ª. Las obras premiadas quedarán en propiedad de la Entidad Organizadora, reservándose el derecho de publicación y reproducción con indicación del nombre del autor de conformidad con la Ley de Propiedad Intelectual. Las no premiadas podrán ser retiradas en el plazo de 30 días a partir de la publicación del fallo. 3ª. El jurado podrá declarar desierto el premio si lo considerase oportuno, en cuyo caso la Agrupación de Cofradías Hermandades y Corporaciones Bíblicas encargará directamente el cartel a un artista. 4ª. El fallo del jurado será público tras la exposición a realizar y una vez sea conocido en la primera junta directiva de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas a celebrar tras la misma.

145



Revista Semana Santa 2009