Issuu on Google+

Alegoría del agua en la pintura. La representación del agua en la pintura es un tema típico en el arte oriental, pero en Europa aparece más tarde. El agua en la pintura llega con el desarrollo del género paisajístico. En la Edad Media no se pintaban paisajes, pero en el siglo XV comienzan a aparecer vistas en los fondos de las escenas religiosas. Desde entonces vemos la evolución del paisaje, pero no fue plena hasta el siglo XIX, con la llegada del Romanticismo. Hay muchas obras que tratan la alegoría del agua, pero yo voy a mencionar y a hablar sobre tres excelentes obras: La primera obra se llama “Alegoría del agua” y es del artista Giusseppe Arcimboldo: ARCIMBOLDO Giuseppe Arcimboldo nació, al parecer, en Milán en 1527. Su padre, Biagio Arcimboldo, trabajaba como pintor en la catedral de Milán y el hijo pronto aprendió el oficio paterno, con solo 22 años ya debía de realizar diversos trabajos para la catedral y era un artista reconocido cuando en 1562 viajó a Praga invitado por el emperador Fernando I para convertirse en uno de los retratistas de la corte. Sin embargo, era tal su ingenio que no tardó en sobrepasar las funciones de su profesión para embarcarse en todo tipo de investigaciones, organizar eventos y aconsejar al emperador en materia de artes e inventivas .En 1587 abandonó Praga, y volvió a

Milán donde moriría años después en 1593.

ALEGORÍA DEL AGUA. Agua, uno de los cuatro elementos pintados por Arcimboldo en 1566 y conservado hoy en Viena, es una obra maestra absoluta. Es imposible enumerar todas las criaturas del mar que componen la cabeza, una alegoría del agua. Es extraordinaria la armonía que une a todos los animales, a menudo enemigos en la naturaleza y aquí en cambio amansados para simbolizar el dominio del agua.


Jan Brueghel ,el Viejo (Bruselas, 1568 - Amberes, 1625), fue un pintor flamenco, hijo de Pieter Brueghel el Viejo y padre de Jan Brueghel el Joven. Fue apodado Brueghel "el Terciopelo", "la Flor" o "el Paraíso", debidos los dos últimos nombres a sus temas favoritos y el primero a su costumbre de vestir terciopelo. Prolífico pintor de naturalezas muertas, a menudo de flores y paisajes. Sus primeras obras son paisajes con escenas bíblicas o históricas, en particular escenas boscosas.

Su obra Los cuatro elementos es una escena alegórica en la que el Agua es representada por un riachuelo con abundante agua.

Jerónimo Ezquerra Jerónimo Ezquerra (c. 1660-1733), fue un pintor barroco español, nacido en Alfaro (La Rioja) y establecido en Madrid, donde debió de formarse en el taller de Juan Carreño de Miranda. En tiempos de Felipe V mereció el nombramiento de pintor del rey.

Su obra Alegoría del agua es una obra maestra del Barroco. Este trabajo era una de las cuatro alegorías de los elementos, tierra, aire, fuego y agua, creadas por el pintor para Palacio del Buen Retiro.

Antonio Ortiz, 2º F


Alegoria del agua[1]