Page 1

Hoja Parroquial

Párroco Pbro. Silvestre García Suárez

San Felipe de Jesús “Parroquia en Oración, Parroquia Misionera”

Chichimequillas, El Marqués, Qro.

20 de Mayo de 2018

No.275 Año 8

Parroquia San Felipe de Jesús Chichimequillas

Tel. 2466223

DOMINGO DE PENTECOSTÉS ANTÍFONA DE ENTRADA Sb 1, 7 El Espíritu del Señor llena toda la tierra; él da consistencia al universo y sabe todo lo que el hombre dice. Aleluya. O bien: Rom 5, 5; cfr. 8, 11 El amor de Dios ha sido difundido en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que habita en nosotros. Aleluya. ORACIÓN COLECTA Dios nuestro, que por el misterio de la festividad que hoy celebramos santificas a tu Iglesia, extendida por todas las naciones, concede al mundo entero los dones del Espíritu Santo y continúa obrando en el corazón de tus fieles las maravillas que te dignaste realizar en los comienzos de la predicación evangélica. Por nuestro Señor Jesucristo...

Liturgia de la Palabra PRIMERA LECTURA Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y empezaron a hablar Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 2, 1-11 El día de Pentecostés, todos los discípulos estaban reunidos en un mismo lugar. De repente se oyó un gran ruido que venía del cielo, como cuando sopla un viento fuerte, que resonó por toda la casa donde se encontraban. Entonces aparecieron lenguas de fuego, que se distribuyeron y se posaron sobre ellos; se llenaron todos del Espíritu Santo y empezaron a hablar en otros idiomas, según el Espíritu los inducía a expresarse. En esos días había en Jerusalén judíos devotos, venidos de todas partes del mundo. Al oír el ruido, acudieron en masa y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma. Atónitos y llenos de admiración, preguntaban: "¿No son galileos todos estos que están hablando? ¿Cómo, pues, los oímos hablar en nuestra lengua nativa? Entre nosotros hay medos, partos y elamitas; otros vivimos en Mesopotamia, Judea, Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y en Panfilia, en Egipto o en la zona de Libia que limita con Cirene. Algunos somos visitantes, venidos de Roma, judíos y prosélitos; también hay cretenses y árabes. Y sin embargo, cada quien los oye hablar de las maravillas de Dios en su propia lengua". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

SALMO RESPONSORIAL Del salmo 103, 1ab. 24ac. 29bc-30. 31.34 R/. Envía, Señor, tu Espíritu a renovar la tierra. Aleluya. *Bendice al Señor, alma mía; Señor y Dios mío, inmensa es tu grandeza. ¡Qué numerosas son tus obras, Señor! La tierra llena está de tus creaturas. R/. *Si retiras tu aliento, toda creatura muere y vuelve al polvo; pero envías tu espíritu, que da vida, y renuevas el aspecto de la tierra. R/. *Que Dios sea glorificado para siempre y se goce en sus creaturas. Ojalá que le agraden mis palabras y yo me alegraré en el Señor. R/. SEGUNDA LECTURA Los frutos del Espíritu Santo. De la carta del apóstol san Pablo a los gálatas: 5,16-25 Hermanos: Los exhorto a que vivan de acuerdo con las exigencias del Espíritu; así no se dejarán arrastrar por el desorden egoísta del hombre. Este desorden está en contra del Espíritu de Dios, y el Espíritu está en contra de ese desorden. Y esta oposición es tan radical, que les impide a ustedes hacer lo que querrían hacer. Pero si los guía el Espíritu, ya no están ustedes bajo el dominio de la ley.  Son manifiestas las obras que proceden del desorden egoísta del hombre: la lujuria, la impureza, el libertinaje, la idolatría, la brujería, las enemistades, los pleitos, las rivalidades, la ira, las rencillas, las divisiones, las discordias, las envidias, las borracheras, las orgías y otras cosas semejantes. Respecto a ellas les advierto, como ya lo hice antes, que quienes hacen estas cosas no conseguirán el Reino de Dios. En cambio, los frutos del Espíritu Santo son: el amor, la alegría, la paz, la generosidad, la benignidad, la bondad, la fidelidad, la mansedumbre y el dominio de sí mismo. Ninguna ley existe que vaya en contra de estas cosas. Y los que son de Jesucristo ya han crucificado su egoísmo, junto con sus pasiones y malos deseos. Si tenemos la vida del Espíritu, actuemos conforme a ese mismo Espíritu. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. SECUENCIA 1 Ven, Dios Espíritu Santo, y envíanos desde el cielo tu luz, para iluminamos. 2 Ven ya, padre de los pobres, luz que penetra en las almas, dador de todos los dones. 3 Fuente de todo consuelo, amable huésped del alma, paz en las horas de duelo. 4 Eres pausa en el trabajo, brisa, en un clima de fuego, consuelo,

en medio del llanto. 5.Ven, luz santificadora, y entra hasta el fondo del alma de todos los que te adoran. 6 Sin tu inspiración divina los hombres nada podemos y el pecado nos domina. 7 Lava nuestras inmundicias, fecunda nuestros desiertos y cura nuestras heridas.


8 Doblega nuestra soberbia, calienta nuestra frialdad, endereza nuestras sendas. 9 Concede a aquellos que ponen en ti su fe y su confianza tus

siete sagrados dones. 10 Danos virtudes y méritos, danos una buena muerte y contigo el gozo eterno.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO R/. Aleluya, aleluya. Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. R/. Aleluya, aleluya. EVANGELIO El Espíritu de la verdad los irá guiando hasta la verdad plena. Del santo evangelio según san Juan: 15, 26-27; 16, 12-15

E

n aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando venga el Consolador, que yo les enviaré a ustedes de parte del Padre, el Espíritu de la verdad que procede del Padre, él dará testimonio de mí y ustedes también darán testimonio, pues desde el principio han estado conmigo. Aún tengo muchas cosas que decirles, pero todavía no las pueden comprender. Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, él los irá guiando hasta la verdad plena, porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que haya oído y les anunciará las cosas que van a suceder. Él me glorificará, porque primero recibirá de mí lo que les vaya comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho que tomará de lo mío y se lo comunicará a ustedes". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Credo PLEGARIA UNIVERSAL Oremos, hermanos, e invoquemos a Cristo, que, entronizado a la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido, y pidámosle que lo derrame sobre la Iglesia y sobre todo el mundo diciendo: Ven Señor, Espíritu Santo Oremos a Cristo, el buen pastor de la Iglesia, que nos mereció la efusión del Espíritu Santo, y pidámosle que sean iluminados por este mismo Espíritu el Papa N., nuestro obispo N., y todos los demás pastores de la Iglesia, a fin de conduzcan a su rebaño por las sendas de la salvación. * Pidamos también al Señor resucitado, que envió su Espíritu en forma e lenguas para destruir la división de Babel, que congregue en la unidad y conceda la paz a todos los pueblos y naciones del mundo. * Supliquemos al vencedor de la muerte que envíe el Consolador a los que sufren, para que encuentren fuerza y consuelo en la contemplación del misterio pascual, y les dé la firme esperanza de que están llamados a la resurrección y a la felicidad de su reino. * Pidamos al Hijo de Dios, que desde el Padre nos ha enviado el Espíritu Santo, que este mismo Espíritu nos recuerde constantemente sus palabras y nos dé la fuerza que necesitamos para dar testimonio de El hasta los *

*

confines del mundo. Terminemos nuestra oración pidiendo al mismo Espíritu que resucitó a Cristo de entre los muertos, que permanezca en nosotros y nos disponga así para ser piedras vivas del templo eterno de Dios.

Escucha, Señor, las oraciones de tu pueblo y haz que quienes nos disponemos a clausurar, con la solemnidad de hoy, las fiestas pascuales, renovados y fortalecidos por tu Espíritu, vivamos continuamente la novedad pascual y lleguemos también a las fiestas de la Pascua eterna. Por Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina, inmortal y glorioso, por los siglos de los siglos. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Concédenos, Señor, que, conforme a la promesa de tu Hijo, el Espíritu Santo nos haga comprender con más plenitud el misterio de este sacrificio y haz que nos descubra toda su verdad. Por Jesucristo, nuestro Señor. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Hch 2, 4, 11 Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y proclamaban las maravillas de Dios. Aleluya. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Dios nuestro, tú que concedes a tu Iglesia dones celestiales consérvale la gracia que le has dado, para que permanezca siempre vivo en ella el don del Espíritu Santo que le infundiste; y que este alimento espiritual nos sirva para alcanzar la salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Reflexión dominical: El poder del Espíritu Santo. Está claro que el Espíritu Santo es Dios y forma parte de la Santa Trinidad de Padre, Hijo, y Espíritu Santo porque se describe la manifestación del Espíritu con los mismos acontecimientos con cuál Dios se manifestó en el Antiguo Testamento. En Pentecostés, también se manifiesta la Iglesia, el Nuevo Pueblo de Dios, la Nueva Israel. En Pentecostés, no nace la Iglesia como se oye decir algunas veces. La Iglesia nació durante el ministerio público de Jesucristo cuando Jesús escogió los Doce y le dio su misión evangélica. En Pentecostés lo que pasó fue la manifestación universal de esa Iglesia ya fundada por Jesucristo durante su ministerio. Y acuérdense que es casi cierto que María la madre de Jesús estaba presente en Pentecostés reunida con los apóstoles como se indica anteriormente en Hechos 1:14. Así se completa las referencias al Antiguo Testamento con María que es la Nueva Eva. Como la Eva primera era «la madre de todos los vivientes» (Gn 3:20), ahora María por medio del Espíritu Santo es madre no solamente de Jesús sino también de la humanidad nueva viviendo por el poder del Espíritu Santo. En el mismo Evangelio de san Juan que también se lee hoy, Jesús mismo ya había apuntado a María como madre de los creyentes: «Ahí tienes a tu madre» (Juan 19:26). En el Evangelio, Jesús le da a los discípulos el don del Espíritu Santo y el poder de perdonar los pecados y de no perdonar a los pecados (Juan 20:23). Este poder se refiere en


la tradición católica como «el poder de las llaves» con referencia al poder dado por Jesucristo a Pedro: «A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos» (Mateo 16:19). Por eso, en ciertos templos antiguos se puede ver la insignia de las llaves sobre el confesionario donde el cura da la absolución sacramental. Jesús, el Nuevo Moisés, prepara a Pedro para actuar con la autoridad de Moisés después que Jesús vuelva al Padre. Y en los Hechos de los Apóstoles se ve claramente a Pedro actuando con la autoridad del Nuevo Moisés. Con ese poder, salen los apóstoles del cuarto con las puertas cerradas por miedo a los judíos, y empiezan a predicar con el poder del Espíritu Santo el evangelio a todo el mundo.

La Sagrada Biblia Libros del Antiguo Testamento Libros Históricos < REYES > Los dos libros de los R e y e s f u e r o n compuestos más o menos entre el año 562 y el 538 a.C. Ÿ El autor de los libros de los Reyes ha tenido a su disposición fuentes escritas, los anales de los reyes de Judá y de Israel. Ÿ Reyes: Narran la evolución de las instituciones básicas de Israel: el pueblo, el culto, el sacerdocio y la monarquía, a lo largo de 400 años (desde el 971 hasta el destierro de Babilonia, en el 561). La consolidación y esplendor de la monarquía con Salomón durará poco tiempo, ya que el reino se divide en dos a la muerte de Salomón. Es la época de máximo esplendor de los profetas, entre los que destacan Elías, Eliseo, Isaías. Se consolida la institución del templo con el sacerdocio, como pilares de la comunidad religiosa de Israel. Estructura del libro: Ÿ

-Historia de Salomón: 1 Re 1-11 -División del reino e historia de Judá e Israel: 1 Re 1222. Los profetas Elías y Eliseo. -Continuación de la historia de Judá e Israel: 2 Re 1-17 -Reino de Judá hasta el destierro: 2 Re 18-25 Contenido Teológico y espiritual *Dios ha delegado en el rey sus poderes. Por eso, el rey llega a ser representante de Dios cerca del pueblo y del pueblo ante Dios. Dios lo elige mirando el corazón, y no siempre las cualidades externas. *La misión y la autoridad del rey es misión de servicio a Dios y al pueblo. El rey, a pesar de estar consagrado, sigue siendo hombre. Por eso, debe vivir él primero en el amor y temor de Dios para caminar por el sendero del bien, pues tiene las mismas pasiones de todo hombre: lujuria, mentira, envidia, etc. Baste recordar 1 Sam 18-24, las relaciones entre David y Saúl, y 2 Sam 11 y 12, el pecado y el arrepentimiento de David. El fracaso del pueblo de Dios se debe a la infidelidad de los reyes que gobiernan y al pueblo. *La palabra de Dios se realiza a pesar de los reyes impíos. Es Dios y su Palabra que construye la historia de Israel, a través de la voz de los profetas (Elías y Eliseo). El éxito o el fracaso en las empresas depende de la fidelidad o

no a la Alianza. *A pesar de los enemigos externos, la fuerza de la fe del ungido logrará la victoria, como le pasó a David frente a Goliat (1 Sam 17, 4-11) *Dios es presentado como Señor Supremo, el Dios de las fuerzas y de la Naturaleza; un Dios nacional, celosamente reivindicado por el pueblo elegido, tan estrechamente apegado al suelo de la tierra prometida que no se le pueden ofrecer sacrificios fuera de esa pequeña región donde Israel realiza su voluntad. Es un Dios tan próximo, tan vivo, que colma de amor y protección. *La idea de la justicia divina hace progresos. Si bien protege a su pueblo, Yahvé no deja de manifestarle un rigor justo. Y si hay arrepentimiento, Dios manifestará misericordia. Todo cuanto se narra en los libros es un canto de reconocimiento y alabanza a la justicia divina. El castigo no es sino el cumplimiento de lo que en el Deuteronomio aparece reservado a los que son infieles a la Alianza (cf. Dt 28, 15). *Aletea en todas las páginas de estos libros el rayo de esperanza: Dios es fiel y cumple sus promesas. Una página central en la historia de la salvación es 2 Sam 7, 1-16, donde Dios renueva la alianza con David con una promesa grandiosa: la continuación de la dinastía de David en el trono. Se habla, pues, del Mesías. *Prefiguraciones: anticipación del bautismo (2 Re 4, 1-37: Naamán el leproso que se baña en el río).

Catecismo de la Iglesia Católica CAPÍTULO SEGUNDO LA RELACION ENTRE LA TRADICION Y LA SAGRADA ESCRITURA Una fuente común… La tradición y la Sagrada Escritura “están íntimamente unidas y compenetradas. Porque surgiendo ambas de la misma fuente, se funden en cierto modo y tienden a un mismo fin”. Una y otra hacen presente en la iglesia el misterio de Cristo que ha prometido estar con los suyos “para siempre hasta el fin del mundo”. Dos modos distintos de transmisión “La Sagrada Escritura es la palabra de Dios, en cuanto escrita por inspiración del Espíritu Santo”. “La tradición recibe la palabra de Dios, encomendada por Cristo y el Espíritu Santo a los apóstoles, y la transmite integra a los sucesores, para que ellos, iluminados por el Espíritu de la verdad, la conserven, la expongan y la difundan fielmente en su predicación”. De ahí resulta que la iglesia a la cual está confiada la transmisión y la interpretación de la revelación “No saca exclusivamente de la escritura la certeza de todo lo revelado. Y así se han de recibir y respetar con el mismo espíritu de devoción. Tradición apostólica y tradiciones eclesiales La tradición de la que hablamos aquí es la que viene de los apóstoles y transmite lo que estos recibieron de la enseñanza y el ejemplo de Jesús y lo que aprendieron por el Espíritu Santo. En efecto la primera generación de cristianos no tenía aun un nuevo testamento escrito y el nuevo testamento mismo atestigua el proceso de la tradición viva. Es preciso distinguir de ella las tradiciones teológicas, disciplinares, litúrgicas o devocionales nacidas en el transcurso del tiempo en las iglesias locales.


¿Quién es el Espíritu Santo? Según el Catecismo de la Iglesia Católica, el Espíritu Santo es la "Tercera Persona de la Santísima Trinidad". Es decir, habiendo un sólo Dios, existen en Él tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta verdad ha sido revelada por Jesús en su Evangelio. El Espíritu Santo coopera con el Padre y el Hijo desde el comienzo de la historia hasta su consumación, pero es en los últimos tiempos, inaugurados con la Encarnación, cuando el Espíritu se revela y nos es dado, cuando es reconocido y acogido como persona. El Señor Jesús nos lo presenta y se refiere a Él no como una potencia impersonal, sino como una Persona diferente, con un obrar propio y un carácter personal. El Espíritu Santo, el don de Dios "Dios es Amor" (Jn 4,8-16) y el Amor que es el primer don, contiene todos los demás. Este amor "Dios lo ha derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado". (Rom 5,5). Puesto que hemos muerto, o al menos, hemos sido heridos por el pecado, el primer efecto del don del Amor es la remisión de nuestros pecados. La Comunión con el Espíritu Santo, "La gracia del Señor Jesucristo, y la caridad de Dios, y la comunicación del Espíritu Santo sean con todos vosotros." 2 Co 13,13; es la que, en la Iglesia, vuelve a dar a los bautizados la semejanza divina perdida por el pecado. Por el Espíritu Santo nosotros podemos decir que "Jesús es el Señor ", es decir para entrar en contacto con Cristo es necesario haber sido atraído por el Espíritu Santo. Mediante el Bautismo se nos da la gracia del nuevo nacimiento en Dios Padre por medio de su Hijo en el Espíritu Santo. Porque los que son portadores del Espíritu de Dios son conducidos al Hijo; pero el Hijo los presenta al Padre, y el Padre les concede la incorruptibilidad. Por tanto, sin el Espíritu no es posible ver al Hijo de Dios, y, sin el Hijo, nadie puede acercarse al Padre, porque el conocimiento del Padre es el Hijo, y el conocimiento del Hijo de Dios se logra por el Espíritu Santo. *Vida de fe. El Espíritu Santo con su gracia es el "primero" que nos despierta en la fe y nos inicia en la vida nueva. El es quien nos precede y despierta en nosotros la fe. Sin embargo, es el "último" en la revelación de las personas de la Santísima Trinidad. El Espíritu Santo coopera con el Padre y el Hijo desde el comienzo del Designio de nuestra salvación y hasta su consumación. Sólo en los "últimos tiempos", inaugurados con la Encarnación redentora del Hijo, es cuando el Espíritu se revela y se nos da, y se le reconoce y acoge como Persona. *El Paráclito. Palabra del griego "parakletos", que literalmente significa "aquel que es invocado", es por tanto el abogado, el mediador, el defensor, el consolador. Jesús nos presenta al Espíritu Santo diciendo: "El Padre os dará otro Paráclito" (Jn 14,16). El abogado defensor es aquel que, poniéndose de parte de los que son culpables debido a sus pecados, los defiende del castigo merecido, los salva del

peligro de perder la vida y la salvación eterna. Esto es lo que ha realizado Cristo, y el Espíritu Santo es llamado "otro paráclito" porque continúa haciendo operante la redención con la que Cristo nos ha librado del pecado y de la muerte eterna. *Espíritu de la Verdad: Jesús afirma de sí mismo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida" (Jn 14,6). Y al prometer al Espíritu Santo en aquel "discurso de despedida" con sus apóstoles en la Última Cena, dice que será quien después de su partida, mantendrá entre los discípulos la misma verdad que Él ha anunciado y revelado. El Paráclito, es la verdad, como lo es Cristo. Los campos de acción en que actúa el Espíritu Santo, son el espíritu humano y la historia del mundo. La distinción entre la verdad y el error es el primer momento de dicha actuación. Permanecer y obrar en la verdad es el problema esencial para los Apóstoles y para los discípulos de Cristo, desde los primeros años de la Iglesia hasta el final de los tiempos, y es el Espíritu Santo quien hace posible que la verdad a cerca de Dios, del hombre y de su destino, llegue hasta nuestros días sin alteraciones.

Fiesta de Corpus Christi 31 de Mayo de 2018 “Cuerpo y Sangre de Jesús pan de vida, Cáliz del Señor en la Eucaristía”. “Alabemos al Divino y Santísimo Sacramento del Altar”. <PROGRAMACIÓN> Día GHĖ Sábado Ĭ ábado 26 De Mayo Domingo 27 De Mayo Martes 29 De mayo Miércoles 30 De Mayo

Hora ĢÎ ĪĖ 5:00 pm 7:00 pm 12:00 md 5:00 pm 7:00 pm 7:00 pm

Jueves 31 De Mayo

7:00 pm

Sábado 2 De Junio

5:00 pm

ĬSector ĜFİ Î Ī Santa Cruz Santa María Begoña San Rafael Tierra Blanca Santa María de los Baños Los Pocitos San Vicente Ferrer Dolores Chichimequillas San Gabriel La Laborcilla

Î Organiza Ī ĠĖÍ HĶĖ

*Liturgia *Cofradía del Santísimo Sacramento *Adoración Nocturna

Matanzas

* Los responsables de la organización serán principalmente la Cofradía del Santísimo Sacramento, Adoración Nocturna y Liturgia. * Cada sector se organizará de acuerdo a las necesidades de la comunidad al igual que respetará los usos y costumbres de estas. * Acuerdo No.060518 Consejo Parroquial. DIRECTORIO Coordinador Parroquial de Comunicación Profesora Ma. Luisa Martínez Galicia CORRESPONSALES Juan Alberto Córdoba Camacho (Sta. Cruz) Isabel (Sta María de los Baños) Daniel Díaz Rivera (San Rafael) Juan Carlos Díaz Rivera (San Rafael) David Isaac Romero Becerra (San Rafael)

Estas constituyen formas particulares en las que la gran tradición recibe expresiones adaptadas a los diversos lugares y a las diversas épocas. Solo a la luz de la gran Tradición aquellas pueden ser mantenidas, modificadas o también abandonadas bajo la guía del magisterio de la Iglesia.

Hoja parroquial no 275  

Parroquia San Felipe de Jesús Chichimequillas Hoja Parroquial

Hoja parroquial no 275  

Parroquia San Felipe de Jesús Chichimequillas Hoja Parroquial

Advertisement