Page 1


1. Concepto del Análisis transaccional El Análisis Transaccional es una teoría de la personalidad y de las relaciones humanas que en la actualidad, se aplica para la psicoterapia, el crecimiento y el cambio personal u organizacional en numerosos campos. Busca facilitar la forma en que las personas se relacionan entre sí. Por lo tanto es necesario que el individuo tome la responsabilidad de:  Su conducta  Sus pensamientos  Sus sentimientos El análisis transaccional está basado en tres principios:  Todos nacemos bien  Todos tenemos capacidad de crecer  Todos podemos cambiar y tenemos los recursos necesarios para hacerlo.

2. Filosofía del Análisis Transaccional. El análisis transaccional fue creado por Eric Berne un siquiatra que nació en Canadá y vivió en EEUU en la ciudad de San Francisco por muchos años, allí experimento el sicoanálisis y luego de una desilusión cuando fue rechazado en su pedido para participar en la sociedad sicoanalítica de san francisco empezó a pensar en una teoría más sencilla que pueda llegar a la totalidad de la población aunque no tuviera gran nivel cultural.


Su gran objetivo era que hasta un niño de ocho años pudiera comprender los conceptos básicos de la sicología. Para ello dividió la personalidad en tres partes:  El padre  El adulto  El niño Y a cada una de estas personalidades las llamo estados del yo. A través de este conocimiento, y estableciendo objetivos de mejora personal se pueden corregir estilos inadecuados de comunicarse a nivel personal y organizacional y al mejorar permite que las personas se sientan más productivas y relacionadas, evitamos los conflictos emocionales que solo nos han mantenido disgustados y frustrados.

3. Los Estados del Yo y las comunicaciones. Estas comunicaciones se realizan desde algunos de los estados del yo padre, adulto o niño (PAN) que es una forma específica de pensar, sentir y actuar y que tiene su origen en regiones específicas del cerebro. Las personas pueden actuar desde su estado del yo Padre o desde su estado del yo Niño o estado del yo Adulto. Y en toda ocasión nuestras acciones provienen de uno de estos tres estados del yo.

3.1. Estado del yo NIÑO. Cuando estamos en este estado, es cuando aparecen los impulsos naturales, somos espontáneos y se manifiestan las primeras experiencias que se nos grabaron en la infancia y cómo respondimos ante ellas. Es la parte de nuestra persona que:  Siente, Piensa Actúa, Habla Y Responde igual que lo hacíamos siendo niños. El Niño maneja todos los sentimientos como:


    

Miedo Amor Ira Alegría Vergüenza, etc.

El Niño frecuentemente es culpado de los problemas de los adultos porque está centrado en sí mismo, es emocional y poderoso. Esta manera de ser la adquirimos en nuestra infancia, de acuerdo a nuestro temperamento y la forma como reaccionaban nuestros padres ante nuestra conducta y de acuerdo a nuestras decisiones. Si, las decisiones que tomamos de niños, nos condicionan a una manera de reaccionar. De esta manera:  Si todo el tiempo esperabas ser complacido reaccionaras exigiendo  Si te regañaban reaccionaras de manera sumisa o rebelde.

3.1.1. Tipos de Yo Niño: El estado Niño de Yo se divide en:  Niño Libre (NL)  Niño Adaptado (NA) El Niño Libre: Es espontáneo, creativo, intuitivo, curioso, expresa sus emociones auténticas y constituye la parte más bella y posiblemente más necesaria de nuestra personalidad, en ella se encuentra el placer y el amor, sus elementos negativos son el egoísmo y en ocasiones la crueldad.

El Niño Adaptado: Tiene a su vez dos formas de expresión, una en lo positivo tiende a la disciplina, el respeto, la capacidad de obedecer normas, en lo negativo se manifiesta por una actitud retraída, temerosa, confusa, desvalorizada, que tiende a la obediencia automática y la auto descalificación, esta actitud es


llamada de Niño Sumiso (NS), la otra forma de expresión Niño Rebelde (NR) también tiene elementos positivos, el espíritu no convencional, la inconformidad con lo establecido, que puede ser favorecedora del cambio, diversos aspectos negativos como son la agresividad, rebeldía, actitud retadora y desafiante, con frecuencia opositor por sistema o hábito, sin valorar adecuadamente sus propios intereses.

“Que fastidio, no quiero hacerlo!”... o “Más fino!”

“Me encanta!”

3.2. Estado del YO PADRE. Derivado de los padres que hemos tenido y de las personas mayores que han intervenido de manera directa en nuestra educación. Se encuentra relacionada con:  La cultura  Las normas  Los valores  Las reglas que hemos asumido como validas para nuestra vida  El desarrollo moral  Las condiciones ideales de la vida.


Sentimos, pensamos, actuamos y hablamos de una manera muy semejante a como lo hacían nuestros padres y madres cuando éramos niños, ya que ellos fueron modelos básicos en la formación de nuestra personalidad. Sus valores e ideas acerca de la vida, sus pautas de comportamiento, sus normas, reglas y leyes de convivencia, se van a ir grabando en el hijo o hija, e influyen de forma poderosa en la configuración futura de su personalidad. Y todo eso sucede sin que la persona sea consciente de ello, por lo que se terminan reproduciendo pautas aprendidas en la infancia sin darse casi cuenta. El Padre es como una grabadora. Es una colección de códigos de vida pregrabados, prejuzgados y prejuiciados. Cuando una persona está en un estado del yo Padre piensa, siente y se conduce como uno de sus padres o alguien que tomo su lugar. El Padre decide, casi sin razonar, como reaccionar a las situaciones, lo que es bueno y es malo, y como las personas deben vivir. El Padre juzga para o contra y puede ser controlador o dar apoyo y se le denomina: Padre Crítico: Cuando el Padre evalúa, crítica puede ser positiva o negativa en función de la crítica que haga. Padre Nutritivo: Cuando el padre da apoyo. Si la influencia de nuestro estado del YO Padre es muy poderoso o grande dentro de nuestra personalidad puede dominarla excluyendo los otros dos, el estado Niño o su Adulto, y se convierte en una persona normativa, inflexible, que nunca se relaja, vive obsesionada por lo que cree que es correcto persiguiendo a los demás para obtener ganancias de creer que tiene la razón. Esta persona está en gran desventaja porque para poder ser un ser humano con buen funcionamiento, deben tener disponibles todos estados del yo cuando sea necesario. A veces nuestro Padre contiene opiniones grabadas con tanta fuerza y énfasis, que no nos atrevemos a cuestionarlas con nuestra razón (Adulto) por lo tanto asumimos esas opiniones como hechos reales, e inclusive utilizando


nuestro Adulto para encontrar razones que comprueben su veracidad. Nuestra capacidad de recoger datos y pensar lógicamente queda perjudicada por nuestro estado Padre. Esto en A.T. se llama contaminación. Ejemplo: “No esperes nada de la gente… el mundo es malo”.

“Tú siempre tan desordenado!” “En que puedo ayudarte? “Recuerda que tienes que….”

3.3. Estado del YO ADULTO. Cuando la persona está en el estado del yo Adulto, funciona como una computadora humana, usando el pensamiento lógico para resolver problemas, asegurándose de que las emociones del Niño o Padre no contaminen el proceso. Esto significa que para ser racional y lógicos debemos ser capaces de separarnos a nosotros mismos de nuestras emociones.


Estamos utilizando nuestro estado del yo Adulto Cuando manejamos lo siguiente:  Información y datos  Procesamos lógicamente  Usando nuestra razón  Percibimos la realidad presente de forma objetiva  Percibimos la realidad de forma organizada  Calculamos las circunstancias y consecuencias de nuestros actos con la base de la experiencia y los conocimientos. Esto no significa que ser racional y lógico es la mejor manera de ser todo el tiempo. De hecho, igual que el Padre excluyente hace un ser humano incompleto, también un Adulto excluyente tiene un efecto negativo en las personas. Las personas siempre pueden objetar: "¡Yo soy un adulto y tengo emociones!" Y tienen razón. Ser un ser humano maduro o crecido no es lo mismo que estar en el estado del yo Adulto. Los niños pequeños pueden estar en su Adulto y las personas crecidas bien ajustadas pueden usar su Padre y su Niño todo el tiempo. Una función muy importante del Adulto es predecir resultados y proveer una crítica basada en hechos de la efectividad de la conducta de las personas en la persecución de las metas que eligieron. Por ello es importante el mantenerse actualizados y de esa forma llegar a conclusiones adaptadas a la realidad y para llegar a la resolución de problemas. A veces el Adulto usa información que tiene su origen en el Niño o en el Padre y que puede estar incorrecto. A esto se le llama contaminación. Cuando una contaminación viene del Niño se le llama Ilusión, ya que nuestro niño además de nuestras ilusiones contiene fantasías (“si le digo que no, no me va a querer”) y pensamiento mágico (“un vidrio roto es de mala suerte”), el contenido de estos temores proviene de nuestra infancia y también puede contaminar el pensamiento del adulto. Cuando una contaminación viene del Padre se le llama prejuicio. Por ejemplo, cuando alguien asume que las mujeres prefieren seguir el liderazgo


de un hombre en vez de tomar sus propias decisiones es un dato que viene al Adulto desde el Padre y es una contaminación porque es aceptado como un hecho sin cotejarlo con la realidad. “Cuál fue el promedio de la producción este mes?” “Qué hora es?” “Cuál es la fecha del taller de crecimiento personal?”

Resumamos: Estado del YO

CONDUCTA

DINAMICA

PC+

Energia positiva

Invita a crecer

PN+

Energía reconfortante

Invita a crecer

PC-

Conducta dominante y Agresiva

Descalifica

PN-

Dependencia

Descalifica

A

Conducta Racional

Facilita crecer


NL

NA+

Expresión autentica De sentimientos

Colma necesidades

Cdta. Positiva, adecuación a Las normas y reglas.

Adaptación

NR

Cdta Negativa Desafiante

NS

Cdta Negativa Paralizante

Rebeldía Detiene crecimiento Bloquea, sumisión

4.- Tipos de comunicación o transacciones. Nosotros los seres humanos somos seres sociales y por lo tanto nos interesa comunicarnos, lo hacemos a través de transacciones, es decir intercambios comunicacionales que realizamos entre dos personas. Durante una conversación vamos a comunicaciones o transacciones que pueden ser:

encontrarnos

múltiples

 Complementarias  cruzadas  Ulteriores

4.1.- Comunicaciones complementarias: Son aquellas en donde la respuesta proviene del mismo estado del yo siendo esta la apropiada, a través de esta comunicación se alcanza resultados positivos en las relaciones. Ejemplo. De padre a padre: PERSONA I “El mundo está perdido!”

PERSONA II “Si, es verdad, ya no hay valores…”


De adulto a adulto: PERSONA I “Para qué hora está fijada la entrevista?”

PERSONA II “Para las cinco de la tarde”

De de niño a niño: PERSONA I “Me apetece un whisky”

PERSONA II “A mí también”


De padre a niño: Padre: “Abrígate bien”

Niño: “Si, tengo frio”

De niño a padre: Niño: “Me provoca comerme un helado” Padre:“No lo hagas, eso engorda”

4.2.- Comunicaciones cruzadas Son aquellas donde la respuesta proviene de un estado del yo diferente, cortándose la comunicación, como por ejemplo:


A: “cuánto cuesta ese portátil?” P: “para que preguntas? Lo vas a comprar?”

4.3.- Comunicaciones Ulteriores: Este tipo de comunicación son las que llevan dos mensajes, uno verbal evidente y uno no verbal, transmitido por el tono de voz, gestos, expresión facial y postura, estos mensajes están dirigidos a dos estados del yo diferentes al receptor quien debe elegir a cuál va a responder.


N: “que rico parece ese dulce” Mensaje no verbal: (dame un pedacito) P: “toma un pedacito” Reflexión: Usas indirectas para comunicarte con los demás?

5.- Triangulo Dramático El análisis transaccional, nos ofrece una forma de entender la dinámica poco armónica del grupo. En numerosas oportunidades nuestra forma de comunicación se repiten esquemas y pautas que generan malestar y resentimientos, en el asumimos una serie de posturas ante los hechos que pueden variar en la misma persona a lo largo del proceso. Cuando en una organización se mantiene un clima de discordia o poca armonía se dice que se encuentran envueltos en un juego en donde existen tres posiciones básicas que interactúan entre sí, para mantener la disfunción o la situación inarmónica del mismo. Un salvador o rescatador, una víctima y perseguidor.


La esquematización de la dinámica básica del triángulo del drama: 5.1.- Victima: Este jugador se percibe a sí mismo como víctima de las circunstancias, y de las personas a su alrededor. Culpabilizan a los demás de sus problemas y son incapaces de admitir responsabilidad sobre sus actos. Para comunicarse utilizan mucho la manipulación por el sentimiento de culpa. Las personas dependientes e inseguras utilizan este papel.

5.2.- Perseguidor: El perseguidor está convencido de que hay una necesidad imperiosa de controlar a las demás personas y someterlas. De esta manera establece sus acciones como enmarcadas en la tarea de disciplinar, o de controlar la conducta que perciben como inadecuada o intolerable. Las razones de fondo pueden estar justificadas, pero al utilizar la fuerza de manera irrazonable e imponer sus criterios, no sólo está deteriorando mas las ya dañadas relaciones, sino que terminan justificando aún más la visión de la víctima. La agresión es el método de comunicación que el perseguidor utiliza y muchas veces es contra los demás y contra el rescatador, a quien culpa también de la conducta de la persona “que lo hace mal”.


5.3.- Rescatador: El rescatador se impone la tarea de proteger a la victima de las consecuencias de su comportamiento, y asume responsabilidades por el. Al salvarlo constantemente, le quita la capacidad de aprender de las consecuencias de sus actos y de responsabilizarse. Estos roles son parte de la dinámica básica de la disfunción tanto familiar como dentro de la organización. Los roles no son fijos, sino intercambiables y siempre habrá alguien ocupando las posiciones para poder cerrar el triángulo. También es importante que los participantes hagan conciencia de su parte en este juego y lo suspendan, pues es una pérdida de energía, y se produce una tensión acumulada que termina explotando en una situación de conflicto.


Reflexión: Piensa en una situación de conflicto reciente… en cual posición te podrías identificar tu? 6.- Resumen: El modelo de Análisis Transaccional. Es un modelo que permite:  Comprender nuestras relaciones.  Sentir y tomar conciencia de nosotros mismos.  Actuar para cambiar. Las metas del Análisis Transaccional son:  Descubrir nuestras verdaderas percepciones y nuestras fantasías internas que proyectamos en los demás.  Darnos cuenta de nuestras propias necesidades emocionales y actuar en consecuencia a ellas.  Conocernos y conocer al otro respetando los espacios y siendo auténticos.


 Comprender como entramos en relación con los otros, lo que buscamos en nuestras relaciones.  Sentir y tomar conciencia de qué es lo que pasa en nosotros y por tanto que necesitamos, deseamos y cuáles son nuestras metas.  Actuar y tomar la iniciativa para poner en marcha los cambios personales, en nuestras relaciones y en nuestro trabajo.


ANEXOS

1.- Caricias y Descalificaciones .

Revisa las siguientes frases: . La gente que recibe elogios se echa a perder . Que cumpla con su obligación que para eso le pagan . Si ella ya sabe que la quiero, para que se lo voy a decir . Todos los padres quieren a los hijos, no hace falta estar siempre repitiéndolo. . Dar caricias a personas del mismo sexo es de homosexuales . Cuanto más elogies mas te pedirán. . No se van a forzar más si los felicitamos . Hay otras cosas más importantes que estar diciendo tonterías . Pueden pensar mal de nosotros .No aceptes las caricias positivas que merezcas . Es de vanidosos o es falsa modestia . Van a pensar que estoy creído . Algo querrá cuando viene con estas . Van a pensar que soy un "blandengue"

Cuantas veces nos decimos estas cosas, a nuestros empleados, jefes, o a nuestra propia familia o amigos?. Lo cierto es que las caricias, hacen referencia a la necesidad básica del ser humano de sentirse reconocido y aceptado. Todos necesitamos que nos tomen en cuenta, o nos lo hagan sentir de alguna manera. La caricia es el medio por el cual nos comunicamos a otra persona, valorándola por lo que es o por lo que hace, estas pueden ser de diferentes tipos, positivas, negativas, incondicionales o condicionales o plásticas.


1.1.- Concepto de Caricia: El reconocimiento, los elogios bien recibidos, la atención y satisfacción de las necesidades básicas son caricias: “Te quiero” ”Que bien que aprendiste a hacerlo rápido” “Se nota que te esfuerzas y eso es importante” ”Eres importante y tus ideas son excelentes” En el terreno laboral, la necesidad de reconocimiento forma parte de la motivación de la persona que siente en su rol de trabajo, su principal fuente de energía para la creatividad y resolución de conflictos. En la sociedad convulsionada de hoy, la prisa por llenar los horarios, llegar a tiempo, o cuando el tiempo conspira contra el hombre hacen que las personas sintamos mas la necesidad de un ambiente franco, comunicativo y afectivo. Muchas investigaciones actuales señalan que el mayor grado de productividad y satisfacción laboral se logra cuando la comunicación es efectiva y afectiva en el trabajo. Esto no significa que se involucre lo personal dentro del mismo, la oportunidad de reconocer el esfuerzo individual y que cada uno de los miembros se sientan integrados con los objetivos comunes, hace que exista una mejor disposición a relajarse y así dejar fluir el potencial creativo que tenemos como seres humanos.

1.2.- Concepto de Descalificación: Como la palabra lo indica, la descalificación hace referencia a la parte de nosotros mismos, los demás o el contexto que estamos ignorando o minimizando para reconocerla. Cuando ignoramos la realidad, nuestro potencial o inclusive elogios, estamos


descalificándonos como personas e inclusive a la persona que lo realiza: Elogio:

“Eres muy inteligente”

Respuesta: “A veces se me prende el bombillo!” En el siguiente intercambio: Secretaria: “Leyó el informe que le redacte?” Jefe:

“Ni lo leí”

Se observa una descalificación total de la importancia de la secretaria como persona así como de su trabajo…. Reflexión: Cuantas veces al día podríamos descalificándonos a nosotros mismos o a otros?

estarnos

Diálogos Internos. Analiza estas oraciones: o “Algo me decía que yo iba a fracasar” o “Me siento muy mal cuando me equivoco. A veces no duermo por eso” o “Cuando alguien me critica, me deprimo y me siento mal por un momento, luego reflexiono y siento que puedo mejorar mi conducta y me siento mejor” Constantemente nos hablamos a nosotros mismos, a veces de una manera tal veloz, que nos es difícil percatarnos de eso, sin embargo, son estos diálogos internos los que nos condicionan y predisponen a sentir, pensar y actuar en determinado momento. Puede ser una conversación de nuestro padre crítico negativo a nuestro niño adaptado, o a nuestro niño rebelde, dependiendo de la intervención del adulto será la agresión o no del padre. “A veces nuestro peor critico somos nosotros mismos sin saberlo” esto hace referencia a nuestro estado del YO Padre


Reflexión:  Recuerda una situación reciente en donde te criticaron o te equivocaste:  Que te dijiste a ti mismo?  Como te sentiste?  Recuerdas situaciones similares en tu infancia?  Que te decía mama? ¿Papa? ¿Respondes de la misma forma y con esta misma emoción actualmente? Si te das cuenta de que te estás castigando, ¿qué podrías hacer?, puedes repreguntarte a ti mismo: ¿Quién dice que no sirvo? O puedes apoyarte “No es cierto, yo si valgo”, o simplemente chequear con la realidad si ese argumento es válido, encontraras que no es así, y que Tu si vales!

Curso Análisis Transaccional  

Curso Análisis Transaccional

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you