Page 1


benetton.com


CHARLOTTE FREE SUPPORTS THE UNHATE FOUNDATION unhatefoundation.org


QR code generated on http://qrcode.littleidiot.be


EDITORIAL

EL PRIMER NÚMERO DE MALAMAG: LA SUERTE Una de las cosas que ocurren cuando un equipo trabaja siempre con imágenes, es la necesidad de comunicarse utilizando otros medios diferentes a los habituales: explorar otros recursos, vincular la gráfica con las palabras, los significados con su sombra, con la broma y con el juego que a menudo ocultan. Y es así como surge esta Malamag que invita a unir en un mismo espacio, digital y físico, a distintas personas. Un baúl/revista con muchas opiniones y miradas de los colaboradores invitados a participar en éste, su primer envío. Todos los que participamos en ella tenemos curiosidad por una lectura que va más acá y más allá de la contigencia. Optamos por hacer una revista temática y de espaldas al acontecer diario. Es una revista que, cuando no existen verdades absolutas, recoge la importancia de las visiones y experiencias personales y de grupos, otorgándoles calidad de propuestas. Es así como nuestro objetivo es ser un contenedor y difusor de diferentes miradas en torno a ciertos temas. Para ello, invitamos a colaboradores distintos para cada número de Malamag con el fin que elaboren una respuesta al tema propuesto a través de su lenguaje (narrativo o visual), aportando su visión del tema planteado. Dentro de nuestra editorial de moda queremos romper con el formato tradicional para acercarnos a otros lenguajes, como el documental o el cinematográfico. Además, cada publicación estará acompañada por un código QR que nos llevará a contenidos audiovisuales relacionados. Cada número propondrá un tema distinto. El que tienes en tus manos trata de la Suerte. En él encontrarás contenidos que giran alrededor de sucesos afortunados y desafortunados. Ahondamos en ese eterno afán humano por darle una vuelta al azar para que se ponga de nuestra parte y así la suerte nos favorezca. Fuimos a México a buscar una pócima para el amor, pasamos por Las Vegas, nos apareció un tarot de zombies en una librería, se nos cruzó un gato mientras jugábamos al Pachinko en Japón y agarramos las patas de un conejo para entender el fenómeno de la sugestión con una psiquiatra. Cocinamos con un chef supersticioso, pero que decía no serlo; probamos las galletas de la fortuna; le dimos de fumar al Ekeko; nos llegaron cuentos de alfileres en Madrid, de destinos escritos y enfrentamos la suerte y el Karma, entre muchas otras historias que empiezan al dar vuelta la página. Xaviera Lechner

Equipo Editora Xaviera Lechner Director de Arte Carlos Romo Periodista Alexis Reyes Producción Gráfica Daniela Saldaña Prod. Ejecutiva General Sabrina Zúñiga Prod. Ejecutiva Malamag Dana Radic Fotógrafos: Gabriel Schkolnick, Claudio Robles y Álvaro Puentes Asistentes de Fotografía: Matías Mondaca y Roberto Olivares Publicado por Estudio 9. Las opiniones vertidas por diferentes autores en esta revista, como también el contenido y forma de los avisos publicitarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten o pagan por su inclusión, no teniendo MALAMAG, por tanto, ninguna responsabilidad al respecto. Corresponde en forma exclusiva de MALAMAG la decisión de aceptar o rechazar avisaje publicitario. Santiago de Chile, Noviembre 2013.


LA SUERTE

Colaboradores Esteban Cabezas Periodista y escritor de libros para niños. Ha sido crítico de cine y, actualmente, es crítico gastronómico en El Mercurio. Martín Caparrós Periodista y escritor argentino. En sus 40 años de carrera ha escrito 9 novelas y recibido varios premios internacionales, entre los que destacan el Premio de Periodismo Rey de España (1992) y el Premio Herralde (2011). Además participó en la creación de dos medios escritos argentinos: el diario Página/12 y la revista Babel. Ximena Dávila Ximena Dávila estudió Orientación en Relaciones Humanas y Familia con mención en Relaciones Laborales. Desarrolló un modo particular de entendimiento llamado “conversar liberador” bajo los fundamentos de la Biología del conocer y de la Biología del Amar. En el 2000 fundó, junto con Humberto Maturana, la escuela Matríztica de Santiago donde desenvuelve como investigadora y docente.

Iván Melnick Artista visual titulado de la Universidad Finnis Terrae. Su obra ha sido exhibida en distintas galerías de Chile así como del extranjero integrando colecciones internacionales de arte contemporáneo. Su afición temprana a las películas y a la literatura lo destinaron a una vida ligada a las artes. Ha escrito críticas de cine para la revista La Pollera y actualmente se encuentra escribiendo su primera novela. Eloy Sanjuán Arquitecto titulado por la Universidad Politécnica de Madrid. Allí permanece hasta hoy, incluso tras titularse, aunque mediante diversas excusas ha abierto paréntesis profesionales con temporadas en Londres, París, Río y la India. Pablo Santidrián Director y guionista madrileño. Lidera el proyecto de microcortos “La Breve Historia”. Sus cortometrajes abordan temas como la soledad, el aislamiento y las relaciones de pareja. Actualmente se encuentra preparando su primer largometraje y la grabación de la décima breve historia.

Angélica Dharma Médico Tibetano, doctor en Nutrición y filósofa budista. Tiene estudios en diagnóstico por medio del aura, numerología, pulso, expresión corporal, test de piel, Reiki y medicina sinergética, cuántica y ayurveda.

Bruna Truffa Artista visual, Licenciada en Arte en la Universidad de Chile y Magíster en Estética y Teoría de las Artes en la Universidad Autónoma de Madrid. En sus 15 años de carrera ha desarrollado un lenguaje que se inscribe dentro del Arte Pop, exponiendo en países como Alemania, España, Italia, Ecuador, México y Brasil.

Sandra Gobet Ilustradora, grabadora, creadora de diseños textiles y artista visual multifunción. Estudió grabado y diseño gráfico en la Real Casa de la Moneda de Madrid e Ilustración en la Escuela Arte 10. Ha trabajado con editoriales como Aache, MN, y Dix, además de colaborar con varias publicaciones artísticas como Pez Globo, Leerté, Rumba Magazine.

Maliki Dibujante de cómics y pintora. Ha expuesto en ciudades como Nueva York y Toronto, además del MAC, la Galería Gabriela Mistral y el MAVI. Ha publicado sus comics en The Clinic, Revista 180 y El Desconcierto. Es autora de “El diario íntimo de Maliki 4 ojos” y “Maliki en tinta china”. Realiza talleres de pintura, acuarela y cómic.

Giulia Massarenti Licenciada en Literatura Moderna en la Universidad de los Estudios de Padova y en Periodismo y Comunicación de Moda y Belleza en la Universidad Carlos III de Madrid. Desarrolla su carrera entre Barcelona, Madrid, París, Lyon y Tokio. Tomás Meersohn Publicista especializado en el área de dirección creativa en moda. Con 22 años, Tomás ha dirigido campañas de publicidad, participando en editoriales de moda para revistas nacionales y como columnista para distintos medios.


NOMBRE DEL NÚMERO

Gracias Alexis Reyes - Santiago, Chile Ángel J. Morales Rizo - México DF, México Angélica Dharma - Santiago, Chile Bernardita del Solar - Santiago, Chile Boris Ponce - Santiago, Chile Bruna Truffa - Arica, Chile Bryan Furst - Los Ángeles, California Bucky Fuller - Los Ángeles, California c31913 - Santiago, Chile Carolina Hito - Santiago, Chile Ciro Watanabe - Santiago, Chile Cobalt - Elgin, Illinois Cori Richards - Columbus, Ohio Cristián Araya - Santiago, Chile Daniel Borman - Washington, DC Edmundo Lazo - Santiago, Chile Ellis Fiori - Los Ángeles, California Eloy Sanjuán - Madrid, España Esteban Cabezas - Santiago, Chile Fernando Vesga - Palma de Mallorca, España Gabriel Ebensperger, Santiago, Chile Gabriella Fono - Budapest, Hungría Garry Ing - Toronto, Canadá Giulia Massarenti - Tokio, Japón Guen Togden - Santiago, Chile Iuliana Moraru - Gerona, España Iván Barría - Punta Arenas, Chile Iván Melnick - Santiago, Chile Jade Deakin - Hong Kong, China Javiera Díaz de Valdés - Santiago, Chile Jessica R. Anderson - Portland, Oregon Jorge Pérez - Lima, Perú Jose P. Isern Comas - Bruselas, Bélgica Karthick Nagarajan - Bangalore, India Katie Swanson - Myrtle Beach, South Carolina Marc Hanauer - Rennes, Francia Marcela Trujillo - Santiago, Chile Margarita Nilo - Santiago, Chile Mario Rojas - Santiago, Chile Martín Caparrós - Buenos Aires, Argentina Matteo Valfrè - Turín, Italia Nancy Castillo - Santiago, Chile Natha - Bogotá, Colombia Nathan Keirn - Tokyo, Japón Néstor Cantillana - Santiago, Chile Nik Daum - San Francisco, California Pablo Santidrián - Madrid, España Patricio de la Paz - Santiago, Chile Paulina Gutiérrez - Santiago, Chile Pei Ketron - San Francisco, California Pierre Fauré - París, Francia Quirk Books - Philadelphia, Pensilvania Raúl Serrano - Madrid, España Robin Nystrom - Chicago, Illinois Sam Horner - Santa Mónica, California Saman Bernel-Benrud, Washington, DC Sandra Gobet - Santiago, Chile Sarah Yusko - Reston, Virginia Simón Ramirez - Santiago, Chile Stamen Design - San Francisco, California Stefan Parnarov - Sofia, Bulgaria Stephan Geyer - Dubai, Emiratos Árabes Steven Bley - Northern, New Jersey Thomas B. Roach - Lincoln, California Tomás Meersohn - Santiago, Chile Trini Id - Santiago, Chile Vicente Reyes - Santiago, Chile Ximena Dávila - Santiago, Chile Ximena Sepúlveda - Santiago, Chile


R DESTINO

Fortuna oriental POR ESTEBAN CABEZAS

Tras una visita a Hong Kong, al crítico de cine y gastronomía, Esteban Cabezas, le quedó algo muy claro: en Oriente el tema de la suerte no se toma en broma. Para nada.

A diferencia de Occidente, en China se consideran múltiples matices para llamar a la suerte. Un color, un número o un determinado día son importantísimos para cerrar un negocio, para contraer matrimonio o para comprar un bien. En estas tierras el amarillo se traduce como nobleza -y también como Tierra, aparte de ser el color de la túnica budista- y el rojo siempre atrae, para ellos, la suerte. Es cosa de ver la paleta que predomina en los restaurantes de esta etnia en Santiago. Otra cosa son los números. “Si dejan cuatro monedas sobre tu silla, es porque te desean la muerte”, comenta el cónsul chileno en Hong Kong. Porque así es: ése es un número maldito –porque suena como a “muerte”, y es evitado también en Japón y Corea-, mientras otros guarismos llaman a distintas facetas de la fortuna. El tema es cómo suenan al ser pronunciados, ya que esa semejanza atrae diversos dones. El seis suena parecido a “fluido”, por lo que se considera muy bueno para los negocios. Al nombrarlo, el ocho se parece a la palabra “prosperar”. Por eso la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Beijing comenzó el día 8 del 8 de 2008, a las 8 horas, 8 minutos, 8 segundos. Por esto las grandes mansiones o los autos de lujo buscan estos números, los que se rematan y tienen alto valor. Tras unos días en Hong Kong, esa parte de China que agrupa parte de sus costumbres y otras tantas de Occidente, es

6

1

2

3

1 SHUTTERSTOCK 2 PEI KETRON - A LITTLE PRAYER (2010) 3 DEAKIN JADE - WONG TAI SIN TEMPLE (2013)

fácil darse cuenta de la importancia de estas señales. Por ejemplo, en la numeración de la casa de Jackie Chan, en la patente de un Audi y –sumando otro factor más- en la distribución de sus rascacielos. Porque allí entra el Feng Shui, una disciplina que coloca los objetos en armonía con las fuerzas de la naturaleza. Por eso hay dos grandes leones de bronce a los costados de la puerta del banco HSBC (Hong Kong and Shanghai Banking Corporation), los que les han traído fortuna. Caso contrario fue el del Banco de China, ya que su forma afilada fue entendida como muy agresiva con su entorno. Por lo mismo, se le agregaron canales de agua a su alrededor, con peces dorados que llamaran a la riqueza, aparte de rediseñar sus ventanas. También en los templos –budistas, sintoístas o de seguidores de Confucio- se respira otro tanto, entre el humo espeso de los inciensos y observando las generosas ofrendas. El creyente, arrodillado, agita un pequeño tubo lleno de varillas de bambú, todas con algún pequeño escrito. Las que caen al suelo revelarán la suerte en los meses próximos. Mientras tanto, otros creyentes se sacan fotos junto a la estatua de un dios serpiente, el que domina este año. Colores, números, búsqueda de armonía o mera devoción. Todos son caminos para encontrarse con la fortuna, según este hemisferio que, a las finales, es puro misterio para los occidentales.


7


R AZAR

Zapping Las Vegas POR MARTÍN CAPARRÓS

En el extracto de La Guerra Moderna (1999), uno de sus libros de crónicas de viaje, el escritor argentino va a la ciudad del pecado y nos describe la incansable esperanza de quienes buscan más de una oportunidad para cambiar su suerte con los juegos de azar.

Quizás los aviones existen para hacer que el mundo sea un juguete. Desde cualquier avión, el mundo –las casitas, laguitos, cochecitos, personas como hormigas– parece de juguete. Pero Las Vegas, desde cualquier avión, es el cuarto de juegos de un niño millonario loco caprichoso desmedido rubio malcriado: la salita rosa de América. Desde cualquier avión, Las Vegas es sobre todo una calle larga y ancha, el Strip, flanqueado por los delirios del rubio malcriado: una pirámide negra apenas más chica que la de Keops, una torre Eiffel casi terminada, un castillo hecho de Rasti de Taiwan, una estatua de la Libertad, la batalla de dos galeones en el agua, un Empire State Building de colores pastel, la torre de 135 pisos con su montaña rusa arriba, la piazza di San Marco con canales, un volcán en erupción perfectamente regulada, los racimos de millones de luces. Durante siglos, la arquitectura fue el arte de disimular los límites del hombre con volutas y gárgolas. Después alguien pensó Las Vegas para que nadie pueda decir que nada es imposible. Por eso –quizás por eso– Las Vegas es la ciudad que más creció en los Estados Unidos en los últimos diez años: de 500.000 a 1.200.000 habitantes, y cada año llegan 75.000 más. Desde cualquier avión, Las Vegas es una promesa incandescente: –Hey, ahora en cuanto nos bajemos nos bañamos en el jacuzzi de la habitación, nos cambiamos y nos vamos a jugar. Después con lo que ganemos nos vamos a buscar unas chicas y...

4

2

12

1

5

3 6

7

Le dice un coloradote de treinta y pico a su acompañante, un pelado muy flaco de bermudas grises. –¿Y qué...? Cada año, 32 millones de turistas –casi 100.000 por día– llegan al medio del desierto. Las Vegas es Australia: una isla enorme en un océano –de arena. Igual que Australia, Las Vegas recibió como primera población a hombres y mujeres rechazados de su lugar de origen. Si no, pocos habrían ido. “Nuestra expedición es la primera y seguramente la última partida de hombres blancos que visitan estos peladales inútiles”, escribió en 1855, visionario, el teniente Joseph Ives, tras conocer el lugar. Sólo que, en Australia, putas y criminales tuvieron que empezar una vida distinta. En Las Vegas, en cambio, las putas, jugadores y capomafiae pudieron hacer legalmente lo que era ilegal en sus ciudades: para eso fueron. La frontera del estado de Nevada era una varita mágica; era, también, la prueba de que las leyes, las normas, las morales, son lo más relativo y variable que inventaron los hombres. (…) Once de los doce hoteles más grandes del mundo están aquí, sobre el Strip, y nadie sabe si realmente existe el duodécimo. El mayor –el MGM– tiene 5.000 habitaciones, y lo están ampliando: en toda la ciudad hay 120.000 cuartos disponibles. Los grandes hoteles de Las Vegas, ahora, tienen “temas”: como los “parques temáticos”

1 JASON PATRICK ROSS - LAS VEGAS: MAY 23 (2012) 2 SONGQUAN DENG - LAS VEGAS (2010) 3 ELEONORA KOLOMYETS - JUEGO (2012) 4,7 JOSE P. ISERN COMAS - LAS VEGAS (1991) 5 JOHN WARDELL - GAMBLING (2013) 6 STAMEN DESIGN


a la Jurassic Park –que reproducen batallas de la Guerra Civil, escenas de la selva africana, alunizajes o guerras galácticas. Entre los grandes hoteles de Las Vegas hay uno que se llama New York New York –un inmenso edificio hecho de los perfiles de todos los rascacielos famosos de Nueva York–, otro Excalibur –un castillito súpertrucho–, otro Caesar´s Palace –lleno de estatuas y columnas romanas– y así sucesivamente. –Sí, pero dormir en una tumba... Erna y yo paramos en Luxor, un hotel que ya tiene como cinco años, al final del Strip, cerca del aeropuerto. El Luxor es “egipcio”. A la entrada hay una esfinge tamaño baño, un pequeño Nilo falso y bosques de columnas, pero lo que más impresiona es el edificio principal: una pirámide negra de treinta pisos de alto. Por adentro, la pirámide es un agujero enorme: las 2.500 habitaciones están en sus paredes oblicuas y, en el medio, hay un pueblito egipcio con casas, mezquitas, templos y obeliscos. Todo lo cual, por supuesto, es un casino rodeado de restoranes y tiendas. Para entrar en los hoteles de Las Vegas o salir o ir a sus restoranes o a sus tiendas hay que atravesar hectáreas de casinos en penumbras. –No, en serio, dormir en una tumba... En los grandes hoteles de Las Vegas, las referencias –edad Media, Roma, Egipto o lo que sea– son puramente decorativas. Son chistes, recuerdos de una película de sábado a la tarde. Erna quiere un hotel que sea una pirámide azteca con sacrificios, gente a la que le sacan el corazón. Se cree que es tan fácil. Sólo a mí. –Este lugar te afecta el sentido estético. –Yo siempre tuve esta estética. –Más bien tendrían que hacer uno de Atenas clásica, con muchas columnatas y Sócrates fornicando a Alcibíades entre frases pomposas de un maniquí recitando a Platón, y Sócrates bebiendo y bebiendo su gin-tonic mortal. (…) A los americanos siempre los salvó su ignorancia perfecta de la historia: así, ahora, aquí dentro, nadie repara en que

14

las pirámides servían para enterrar a cierta gente, y que es raro venir a pasarse un par de días en un nicho. (…) Una cereza es una cereza es una cereza, pero tres cerezas juntas son tanto más que eso. Tres cerezas juntas pueden ser la gloria hecha cascada de monedas. La vieja baja la palanca mientras murmura una plegaria antigua: una cereza se para a la izquierda, una cereza al centro, una campanita a la derecha jode todo. –¡Por la salvación de Jesucristo! Grita la vieja en camiseta blanca con un loro estampado, bermudas rojas y várices violetas. Yo me paro a mirarla: la podría mirar horas y horas, y ella nunca me vería. Me pregunto para qué querría mirarla horas y horas. ¿Sólo para probar la idea de que cualquier cosa merece ser mirada horas y horas, que una buena mirada hace que cualquier cosa merezca ser mirada? Horas y horas, y ella no me vería: –Estoy trabajándome a esta máquina desde hace dos semanas. Ya se me va a entregar, la muy... Sobre la fila de tragamonedas hay un reloj electrónico que dice que el gran premio está en 19.882.331 dólares, y la cifra aumenta todo el tiempo. En Nueva York hay otro cartel así, que dice que la deuda externa de cada familia americana es de setenta y pico mil, pero sube mucho más despacio. En el casino del Circus Circus hay mesas de póker, blackjack, baccarat, dados y ruleta, y las filas y filas de tragamonedas: el paisaje de todos los casinos es igual. Como todos, éste está lleno de lucecitas, y la música es, como en todos, una sucesión de bips, sirenas y pitidos interrumpidos de vez en cuando por la catarata de monedas que cae sobre la chapa y los gritos de quien se las ganó. La señora sigue batallando. –Ya se me va a entregar. Dice, y le da a la palanca. En Las Vegas hay 120.000 de estas máquinas, y los capitalistas del juego ganan más con las tragamonedas de 25 centavos que con los dados, ruleta y blackjack juntos. La señora insiste: de tanto en tanto, unas cuantas monedas caen para reconfortarla. Después, la


15


señora Ruth me dirá que está jubilada, que cada mes recibe su pensión desde Chicago y se la gasta acá. –En Las Vegas se puede vivir con poca plata. Me alquilo un departamentito por 300 al mes, como todos los días en los buffets de los hoteles, que son tan baratos, y por lo menos tengo esto para divertirme. ¿Si no qué haría, me quiere decir? Uno de los problemas más graves del Occidente rico es que hay demasiados viejos y nadie sabe qué hacer con ellos. Acá hay muchos como la señora Ruth. Quizás a alguien se le ocurrió que la solución era atraerlos al desierto y, alguna tarde, ahogarlos bajo una lluvia de monedas. Sería una muerte dulce, casi envidiable, y seguramente muchos otros vendrían, desde todo el país, para esperar su turno. –Acá por lo menos tengo algo que hacer, sabe. Insiste la señora. Más allá, un tipo en silla de ruedas con dos tubitos de oxígeno conectados a la nariz respira con mucha dificultad antes de lanzar los dados, mirarlos alejarse, saltar, decidir un pedazo de su suerte. Es tan obvio que ya perdió, hace mucho. Pero quizás muchos juegan para convencerse de que, pese a las evidencias, todavía pueden ganar algo. (…) Ya llevó casi tres días en Las Vegas, y nunca nada para ni un momento. Todo el tiempo la furia, la música chillona, las luces titilantes, las falsas catedrales, las estatuas vivientes, las batallas antiguas, las ofertas de comidas imposibles, los cientos de negocios, los gordos entusiastas, los miles de turistas, los flashes de sus cámaras, el tintineo de los premios que nadie va a ganar, el corcoveo de las tetas que cualquiera puede comprar si puede, los esfuerzos por sorprenderte siempre. –¡Hey, amigo, éste es el mejor espectáculo del mundo! En cualquier hotel de Las Vegas a cualquier hora hay gente ganando, perdiendo, comiendo, bebiendo, paseando, trabajando. Supongo que durmiendo, que cogiendo. En cada momento del día, aquí pasa todo lo que en los otros lugares sólo pasa a ciertas horas, en orden sucesivo. Aquí todo sucede al mismo tiempo. Lo que hace a Las Vegas en verdad diferente es que, aquí, el tiempo se confunde.

16


A

FORTUNA

Ekeko

POR EQUIPO MALA

Con tan sólo 20 centímetros de altura, se dice que este objeto de culto puede cumplir tus deseos. Quizás lo hayas visto en ferias artesanales, vitrinas esotéricas o en algún viaje. Proveniente de América del Sur, este muñeco se ha apoderado de la zona andina de Bolivia, Perú, Chile y Argentina, países que hasta el día de hoy se disputan su origen. La historia se remonta hacia siglos antes de la conquista española. Se dice que su función era apartar la desgracia de los hogares y atraer la fortuna. Desde creyentes hasta simplemente turistas se fascinan con las bondades que ofrece, pero no todos están consciente del poder de este particular objeto. El mito dice que se debe cargar su espalda con pequeños objetos que simbolicen cosas que deseas materializar. Estos objetos se llaman “Alasitas”. Puedes pedir deseos sin límites, sólo debes amarrar las pequeñas figuras en su espalda o en alguna parte de su vestimenta. Puedes pedir desde una casa hasta un viaje, desde un televisor hasta un auto o simplemente, llenarlo de dólares. Por eso también lo llaman “dios de la abundancia y la fortuna”. Una vez cargado, debes enterarte de las técnicas para echar a andar tus deseos porque, tal como un ser vivo, el Ekeko debe ser alimentado, pero de manera particular: con alcohol y cigarrillos. Esta figura tiene la boca abierta para situar el cigarrillo prendido. Se comenta que cuando el muñeco consume la totalidad del tabaco, vendrá una semana de buena suerte y cumplirá tus deseos. De lo contrario, vendrán días de mal augurio. Sin embargo, hay personas que lo llaman muñeco perverso debido a algunos misterios oscuros que lo rodean. Por ejemplo, se dice que puede ser vengativo, especialmente con aquellos hombres que cortejan a las mujeres solteras que son dueñas de un Ekeko. Además, si no se le hace fumar los martes y los viernes, se pone de muy mal humor, trayendo desgracias como consecuencia. Para evitar los efectos negativos, es necesario saber que el Ekeko debe ser regalado o robado, pero jamás comprado. Además, se le debe tratar bien, proporcionándole un buen espacio en la casa y siempre hay que conversar con él, ya que odia la soledad.

1 C31913

18

1


A

de donde abastecerse, los chinos tuvieron que aprender a hacer sus propias galletas de la fortuna. Y de esa manera, las galletas japonesas se convirtieron en chinas por default.

FORTUNA

La fortuna comestible POR EQUIPO MALA

¿Funcionan?

Un poco de harina, azúcar, vainilla y semillas de sésamo. Todo esto horneado, más un pequeño trozo de papel con un mensaje impreso enrollado al interior de todo lo demás. Una masa dulce que al momento de partirla en dos, revela una pequeña verdad sobre el futuro.

El mensaje de la galleta puede consistir en frases de sabiduría popular, vagas profecías y hasta números de la lotería, pero es precisamente con los últimos donde la fortuna de la galleta ha probado su efectividad. Al menos, en un par de casos.

Las galletas de la fortuna son el postre indiscutido en cada restorán chino de Estados Unidos. Se trata de un juego de suerte y azar en forma de comida que ha conquistado el gusto de muchas personas alrededor del mundo. Sin duda, una muestra tradicional de la fascinación cultural china con la fortuna. ¿O no? Bueno. Quizás no sea tan así. Lo primero que se debería saber es que si uno viaja a China como turista e intenta buscar las verdaderas galletas de la fortuna, lo más probable es que no las encuentre en ningún restorán tradicional. De hecho, si el objetivo es buscar el verdadero origen de las galletas, el avión tendría que dar la media vuelta y aterrizar en la costa oeste de Estados Unidos. Específicamente, en el Jardín Japonés del Té, ubicado en el parque Golden Gate de San Francisco.

En el 2004, los organizadores de la lotería nacional de Brasil sospecharon de fraude cuando en uno de sus sorteos se registró una cantidad particularmente alta de ganadores del premio mayor del concurso. Sin embargo, éstos se llevarían una sorpresa aún más grande al investigar el caso y darse cuenta que todas las pistas los dirigían a un mensaje puesto en las galletas de la fortuna de una de las cadenas de comida china más populares de Brasil, llamada China Town. En Chile, las galletas de la fortuna se pueden encontrar sólo en algunos restoranes de comida china, pero también se pueden comprar en paquetes en el mall chino ubicado en el Metro Universidad de Chile.

Fue en aquel lugar, durante la feria mundial celebrada en 1894, cuando el diseñador nipón Makoto Hagiwara habría creado la galleta de la fortuna como la conocemos hoy. Basado en la receta de una tradicional galleta japonesa llamada Tsujiura Senbei, originaria de las cercanías de Kyoto, la creación de Hagiwara se diferencia de la original en que es más pequeña, contiene vainilla y mantequilla en vez de sésamo y miso, y en que la fortuna se encuentra en el interior hueco de la masa y no en el vértice exterior como la original. La galleta fue un éxito y todos los restoranes japoneses de la Costa Oeste de Estados Unidos la integraron al menú como parte obligatoria del postre. Pero ¿por qué hoy se le asocia con China? Simple: fue gracias a la Segunda Guerra Mundial. Tras el ataque japonés a la base militar estadounidense de Peal Harbor, la mayoría de los restoranes japoneses de la Costa Oeste tuvieron que cerrar debido a la evacuación forzada de muchos de los inmigrantes nipones que vivía en el área. Esto provocó que el número de restoranes chinos aumentara dramáticamente, y ante la demanda por la galleta, y sin japoneses

1

20

3 2

4 5

1 C31913 2 STEVEN BLEY - GOLDEN GATE FORTUNE COOKIE FACTORY (2011) 3 SARAH YUSKO - AND IT BEGINS... (2011) 4 CORI RICHARDS (2010) 5 ELLIS FIORI - DAY 109 (2010)

Ingredientes: Harina 0000 1/2 taza Almidón de maíz 1 cda Azúcar 1/4 taza Aceite 50 cc Claras 2 Agua de azahar 1 cda Ralladura de 1/2 naranja Vainilla Semillas de Sésamo Preparación: Precalentar el horno a temperatura media (180° C). Mezclar la harina junto con el almidón, el azúcar, el aceite, las claras, el agua de azahar, la vainilla, las semillas de sésamo y la ralladura hasta obtener una masa. Colocar la preparación por pequeñas cucharadas sobre una placa siliconada y extenderlas bien finas, dándoles formas de disco. Es importante no hacer más de 3 por vez ya que se deben moldear en el momento. Llevar al horno y cocinar durante 10 minutos aproximadamente o hasta que se doren. Retirarlas con la ayuda de una espátula. En caliente colocar en el centro de cada disco un trozo de papel manteca con un deseo escrito con un marcador indeleble, cerrar como una empanada y después enfrentar las puntas, dándole forma de media luna. Tener en cuenta el ayudarse con un lienzo para el armado porque la masa va a estar muy caliente. Guardar en recipientes herméticos.


22


A

AZAR

Ca-chi-pun POR EQUIPO MALA

Ca, chi, pun. Piedra, papel, tijera. Dicen que tiene su origen en China, durante el periodo de la dinastía Han. En esa época era llamado “shoushiling” o literalmente, orden de mano. Es un juego de origen chino que fue importado por Japón, donde se hizo popular. En su primitiva versión japonesa, el juego contaba con tres símbolos de animales. El sapo, representado por el dedo gordo, vence al caracol, que era simbolizado por el dedo pequeño, que a su vez vence a la serpiente, figurada por el índice, la cual vence al sapo. Los elementos actuales, piedra, papel y tijera pertenecen al periodo Edo y Meiji de la historia de Japón, a finales del siglo 19. En el siglo 20 el juego se popularizó en Occidente gracias al contacto con Japón. En el resto de Asia, el gesto de papel simboliza capa. Es imposible obtener ventaja de un oponente que defina sus jugadas de manera realmente aleatoria. Sin embargo, es posible obtener ventaja de aquellos jugadores que no juegan de manera aleatoria. De hecho, la mayoría de los jugadores lo hace con alguna estrategia de por medio. Algoritmos Muchos algoritmos han aparecido a raíz de este juego. Usa una compilación de estrategias heurísticamente diseñadas. Para cada estrategia que utiliza tiene seis meta estrategias que vencen a la doble y triple adivinación, además de vencer la doble adivinación del oponente. La estrategia óptima se elige basándose en las jugadas pasadas. La principal estrategia a utilizar son history matching, la cual trata de buscar una secuencia en el pasado que coincida con los últimos movimientos, para así predecir el siguiente algoritmo. El análisis de frecuencia, simplemente identifica el movimiento más jugado. La adivinación al azar es una carta bajo la manga usada para prevenir perder una partida en caso que el resto de las estrategias fallen.

1 KATIE SWANSON - CHOOSE YOUR WEAPONS WISELY (2012)

24

1


E LÓGICA: ENTREVISTA A XIMENA SEPÚLVEDA, PSIQUIATRA

Mentes sugestionadas POR EQUIPO MALA

La doctora Ximena Sepúlveda, experta en psiquiatría de la Clínica Las Condes, nos explica cómo la suerte guía nuestras mentes MALA: ¿Cómo se manifiesta la suerte en el trabajo de la psiquiatría? XIMENA SEPÚLVDA: En mi trabajo, el tema de la suerte tiene que ver con una queja: “qué mala suerte tengo”, “¿qué he hecho para que me pase esto?”. Siempre está relacionada con una explicación frente a un evento. Nuestro trabajo apunta a desmitificar la suerte y a tratar de mostrarle a la persona cuáles son los factores para que esas cosas le pasaran. Separar esto de la suerte y tratar de mostrarle que tiene que ver con él. Con esa persona, con su realidad. ¿Qué hizo él para que eso pasara? M: ¿Qué tipo de creencias sobre la suerte deben enfrentar? XS: Hay distintas creencias sobre la suerte que van desde lo que tiene que ver con el destino, que es algo que está predeterminado según si naces con suerte o no, hasta el libre albedrío total, que es algo que tú construyes. Pienso que las personas que creen que la suerte no tiene nada que ver contigo son personas que tienden a esconder o a refugiarse de su propia responsabilidad en la vida. Es decir, esto me pasó por mi mala suerte. Son personas que tienden a deshacerse de su rol en los hechos que tienen que ver sobre todo con lo negativo. En cambio, las personas que creen que la suerte de alguna manera se construye, son personas que se hacen mucho más cargo de lo que les va pasando en general. M: ¿Qué pasa con los rituales de la suerte? XS: La suerte, en el fondo, es un evento positivo que ocurre fuera de ningún control. No asociado a ningún deseo, a ningún criterio estadístico. Una superstición, en cambio, es algo que ocurre, pero que está asociado a alguna causa, pero que no está asociada a la razón. No es lógico. Yo hago una asociación de un acto a un hecho que puedo encontrar fortuito y de buena suerte. Cada vez que hago esto creo que me va a pasar lo mismo y voy con una actitud positiva. M: ¿Es como un efecto placebo? XS: Yo creo que es más que un efecto placebo, es un pensamiento mágico. Es creer que un lápiz, que no tiene ningún efecto real, ninguna racionalidad, te puede ayudar en algo. ¿Cómo un lápiz te va a proveer un conocimiento que se obtiene por otra vía?

M: ¿Qué pasa en la cabeza de las personas con el pensamiento mágico? XS: Te da confianza en el momento de enfrentar la situación. M: ¿Pero es sano? XS: El pensamiento mágico no es necesariamente una alteración del juicio de realidad como un delirio. Si tú usas como recurso el pensamiento mágico, entre muchas otras cosas, en momento de vulnerabilidad o como algo más, es una ayuda más. No tiene por qué ser negativo. Ahora, si tú eres una persona que pasa muchos años de su vida sólo apoyado en eso y no evoluciona, no desarrollarás otras áreas de confianza quedándote pegado en eso, ahí estamos en un problema. M: ¿Existen diferencias en torno a la noción de la suerte a medida que se avanza en la vida? XS: Sí. La gente joven es muy omnipotente. Respetan poco lo que es la suerte. No les pasa nada, la vida es eterna, las enfermedades están allá lejos, no hay responsabilidades, no manejan plata. Pero, a medida que va pasando el tiempo, empieza a haber más temor, más incertidumbre, más responsabilidad. Yo creo que es ahí donde la suerte empieza a tomar un rol de más peso en la vida. Pero los jóvenes son unos omnipotentes totales. Por eso la primera causa de muerte en ellos son los accidentes, los traumatismos. De eso se mueren porque se sobreexponen, porque no miden los riesgos. Creen que tienen muy buena suerte y que siempre la van a tener. M: ¿Y, qué pasa cuando hay gente que siente que otros le desean mala suerte? XS: Ese tipo de pensamiento mágico sí se acerca a la patología psiquiátrica. El otro puede ser un poco más adaptativo y se ve con más frecuencia dentro de la población normal. Este otro tiene una línea más paranoide, como llamamos nosotros, que sí puede estar relacionado a ideas delirantes o trastornos psiquiátricos. Cuando alguien te hace ese tipo de comentarios es más delicado, porque el pensar que otra persona está ejerciendo fuerzas malignas sobre ti es una idea que se aleja más de la realidad. Es terrible porque también significa depositar en otros tu bienestar, pero ya ni siquiera depende de una fuerza superior, sino que de otros pares. 1 РЕШИЛА ВОНАСАX - COMPUTED TOMOGRAPHY (2009) 1

27


A

CASUALIDAD

Un golpe de suerte que te lleva a un lugar llamado fin(landia)

POR PABLO SANTIDRIÁN

La suerte y el destino son algunos de lo temas más recurrentes en el cine. En esta entrega, el director y guionista madrileño, Pablo Santidrián, nos muestra cómo estos elementos interactúan en la obra del destacado realizador español Julio Medem. Casualidad, suerte, destino. El director español Julio Medem (San Sebastián, 1958) vertebró su carrera en torno a estos inestables conceptos. Una inestabilidad en la que viven inmersos los personajes de sus películas, conejillos de indias metidos en jaulas que sólo se mueven por golpes -de azar-. En Los amantes del círculo polar (1998), Medem crea un relato que avanza exclusivamente cuando el destino actúa. La estructura de la película va uniendo casualidades. Ana y Otto, la pareja protagonista, comparten no sólo nombres capicúas, sino también una vida simétrica. Los dos funcionan como uno, son puntos de vista diferentes a una misma vida, a un amor lleno de encuentros y desencuentros. Pero Otto y Ana no son más que el resultado de una historia mayor. Forman parte de algo más grande, de un árbol genealógico lleno de casualidades en las que ellos son la última hoja. El destino les ha juntado, pero la suerte está echada.

una isla alejada de todo y de todos, justo el que fue el mismo refugio de su amor años atrás. Lo que Lucía no sabe es que esa huída hacia delante le llevará a la raíz de todo el dolor de su pasado. Si Los amantes del círculo polar construye un relato enfadado con el amor y con el destino, Lucía nos devuelve el control sobre éstos, sobre lo que ya está escrito, dándonos la última palabra o, al menos, la posibilidad de tenerla. Así, cuando el final de una historia no te gusta, uno tiene el poder de volver atrás y cambiarlo todo: “la primera ventaja es que cuando el cuento llega al final no se acaba sino que se cae por un agujero y el cuento reaparece a mitad del cuento. Ésta es la segunda ventaja, y la más grande, que desde aquí se le puede cambiar el rumbo. Si tú me dejas, si me das tiempo.” Las casualidades, la suerte y el destino continuarán siendo parte fundamental en la filmografía de Medem con Caótica Ana y Habitación en Roma, como también lo fueron en obras como Vacas o La ardilla roja. Su cine nos presenta historias en contra de todo aquello que malogra una historia, que no es otra cosa que el destino, la suerte y la casualidad. Como bien afirma una derrotada Ana cuando pierde por primera vez a Otto, “ya no quedan casualidades buenas. Es culpa mía, las gasté muy pronto”. Los amantes del círculo polar | Año: 1998 | Duración: 114 min | País: España | Guión: Julio Medem | Música: Alberto Iglesias | Fotografía: Gonzalo Fernández-Berridi | Reparto: Fele Martínez, Najwa Nimri, Nancho Novo | Productora: Sogetel | Género: Drama romántico. Lucía y el sexo | Año: 2001 | Duración: 129 min | País: España | Director: Julio Medem | Guión: Julio Medem | Música: Alberto Iglesias | Fotografía: Kiko de la Rica | Reparto: Paz Vega, Tristán Ulloa, Najwa Nimri | Productora: Sogecine | Género: Drama erótico

Así es como se convierten en dos personajes indefensos en manos de la fortuna. Su primer encuentro, su primer beso, su primera separación, etc. Todo lo que les ocurre escapa de su control. Sus actos están dominados por casualidades y no por causalidades; y sus decisiones son sólo meros intentos de rebeldía en contra de su maldita suerte. El resto, aceptación. Aceptación ante un destino frente al que no se puede luchar, sólo doblegarse a él y dejarse llevar: “voy a quedarme aquí todo el tiempo que haga falta, estoy esperando la casualidad de mi vida, la más grande, y eso que las he tenido de muchas clases”. Si bien Ana espera su casualidad, Lucía, la protagonista de Lucía y el sexo (2001, también de Medem) huye de/hacia ellas. Atrapada en una historia llena de fatalidades, Lucía se refugia lo más lejos posible de su pasado y de su amor perdido. Las casualidades perseguirán a Lucía hasta 1 IULIANA MORARU - A BATH IN THE MAGNETIC NORTH POLE (2011)

28

1


code generated on http://qrcode.littleidiot.be

luces rojas FOTOGRAFO GABRIEL SCHKOLNICK CÁMARA MATÍAS MONTECINOS ARTE XAVIERA LECHNER MAQUILLAJE MARGARITA NILO VESTUARIO MASSIEL MUÑOZ ASISTENTE DE ARTE DANIELA SALDAÑA ASISTENTES ROBERTO OLIVARES ELLA JAVIERA DÍAZ DE VALDÉS ÉL NESTOR CANTILLANA MARIDO EDMUNDO LAZO 30


31


32


33


34


35


36


37


38


39


40


41


Vestuario Javiera Vestido Stella McCartney (Sarika Rodrik) Zapatos Montemarano Aros Sarika Rodrik Pulseras Hermès Cartera de piel Ferragamo Maquillaje Dior Vestuario Néstor Trench Burberry Pantalón Versace (Sarika Rodrik) Corbata Armani (Sarika Rodrik) Sujeta corbata Hermès Reloj Hermès Colleras y cinturón Burberry 42


43


R code generated on http://qrcode.littleidiot.be

La diplomacia de la infortuna DIRECCIÓN Y FOTOGRAFÍA ÁLVARO PUENTES CÁMARA MATÍAS MONTECINOS MAQUILLAJE IVÁN BARRÍA VESTUARIO MASSIEL MUÑOZ ASISTENTE MATÍAS MONDACA AMBIENTACIÓN EDGARDO DELGADILLO PRODUCCIÓN ANTONIETA ALIAGA EMBAJADORA DANIELA RAMIREZ PRESO POLÍTICO DARKO PERIC MILITAR RICARDO LUCHSINGER GENDARMES OMEIRY Y RAÚL

Jamás pensé que aquello que visualizaba como mi infierno, era en realidad el castigo de quienes se cruzaron conmigo.


45


Abrigo Lanvin (Montemarano) Aros, pa単uelo Salvatore Ferragamo

47


code generated on http://qrcode.littleidiot.be

three witches watch FOTOGRAFÍA CLAUDIO ROBLES DIRECCIÓN DE ARTE TOMÁS MEERSOHN MAQUILLAJE Y PELO PATI CALFIO VESTUARIO ESTEBAN POMAR MODELO RIEKE SPROTEN 48

Vestido Matías Hernán Cinturón Dimensión Azul Zapatos:Tienda Vintage


buscando la suerte

New York City nació y se ha mantenido como una ciudad de inmigrantes, convirtiéndola en el área con mayor densidad de población en Estados Unidos y a la que muchos inmigrantes llegan año a año buscando la suerte, a vivir el sueño americano. Una forma de atraer esta buena suerte es con amuletos, objetos que protegen a las personas frente a algún problema. Los que usualmente son creados en la naturaleza, descontextualizados y utilizados para atraer las buenas energías. Pola Thomson en su colección AW13 toma como referencia sensaciones, paisajes y momentos mágicos. Sus accesorios están hechos con materiales orgánicos, como madera chilena atada por cuerdas de algodón en un contexto minimalista, con inspiraciones tecnológicas. Amuletos de la buena suerte en el mundo moderno. FOTOGRAFÍA CLAUDIO ROBLES DIRECCIÓN DE ARTE TOMÁS MEERSOHN MAQUILLAJE Y PELO TALY WAISBERG VESTUARIO POLA THOMSON AW13

50

Túnica Nunu Collar Fugaz


51


Vestido Minta Collar Gene

52


Blus贸n Manuta Pantal贸n Onata Abrigo Pina Bolso de mano Aire


Trench Ilena Pantal贸n Onira

54


Chalequillo Verun Pantal贸n Onata Brazaletes Gil 55


Blus贸n Minta Pantal贸n Onata Collar Gia

56


Blus贸n Manuta Pantal贸n Onira Collar Gio 57


58 Blus贸n Manuta


59


pesadillas FOTOGRAFÍA ALVARO PUENTES PRODUCCIÓN Y VESTUARIO MASSIEL MUÑOZ MAQUILLAJE IVÁN BARRÍA MODELO IZABELLE 60


61


62

Polera y pollera MatĂ­as HernĂĄn


Polera y pollera MatĂ­as HernĂĄn

63


64

Body Claudia Vitali


Chaqueta AdeAntonio

65


66

Chaqueta AdeAntonio


JACK DANIEL’S CHILE TUS AMIGOS DE JACK DANIEL’S TE RECUERDAN BEBER RESPONSABLEMENTE. Jack Daniel’s and Old No. are registered trademarks. 2013 Jack Daniel’s.


A

ESPIRITUALIDAD

Suerte vs Karma

POR MARÍA ANGÉLICA GONZÁLEZ (ANGÉLICA DHARMA)

Entre Tunquén y Algarrobo hay un monumento funerario budista o estupa. Su creadora, que se define como sanadora, cuenta su historia personal que pareciera marcada por la suerte. Pero, según ella, no existe tal cosa. “Soy budista. Llevo muchos años con los monjes budistas, mi gurú o representante oficial en la India es Gangchen Rinpoche. Con él aprendí que el dominio de la mente es fundamental. La mente es lo más poderoso. Es un caballo desbocado al que si uno no aprende a tener con las riendas firmes, se escapa de una manera impresionante. El karma es algo que viene con nosotros, pero que no debería existir, es como deberle al banco. El dharma es como tener plata a favor. El karma te lo vas creando en esta vida. Te lo vas quitando mientras vas haciendo cosas por los demás y para ti mismo. Primero eres tú. Es muy importante en el karma aceptar lo que nosotros tenemos. Hay que luchar pero no contra la corriente, hay que ir buscando la orilla. A veces debes buscar la parte más caudalosa e ir para que pase. Si cosechas bien, todo se te da. Cuando puse mi parcela en Tunquén, no tenía agua, sin embargo, invité a la gente a plantar árboles. Todos me dijeron que estaba loca. Llevé a los Lamas y ellos me dijeron: “ahí hay agua”, apuntaron tres lugares. Hicimos un pozo donde el agua brotó como si fuera petróleo.

La plata que necesitaba para el monumento la conseguí en el Casino de Viña. A los monjes les pido permiso, también para bailar tango, que me gusta. En Viña me senté con un trío de reinas en la mano. Miré a todos. Tenía la certeza. Siempre me siento en el mismo puesto. Todos me conocen en el casino. Y lo más increíble es que siempre me dicen: ¿Cuánto se va a llevar señora Angélica? Yo les digo 2 millones. Cuando reúna mi plata me voy. Como soy una sacerdotisa, necesito un póker de damas. Pongo las manos de una manera especial (sobre las cartas). Necesito que el universo me ayude. Cuando me tiraron la última carta, dije: póker de reinas. Me pagaron y me fui con la plata para mi estupa. No te puedo decir que las máquinas me hablan, pero sí que me llaman. El otro día fui al Monticello a ver un show. Faltaba mucho tiempo para que empezara el espectáculo y le dije a mi hijo: voy a jugar a esa máquina que me está llamando. Nunca había jugado a esas máquinas. Yo le dije a la máquina que explotara. Y empezó a gritar: win win. Me gané $ 1.200.000, me fui al espectáculo y luego pasé a buscar el cheque. Pero, la suerte no existe, la suerte es algo de la mente. Si yo tengo una mente positiva, me va a ir bien en la vida. Y la mente es algo que nosotros educamos. Llevo 40 años educando mi mente. Mucha gente me dice a mi “Angélica, tú tienes mucha suerte”. ¡No! –les respondo- yo creo mi suerte”. *Estupa: Palabra que viene del sánscrito. En su origen, en la India, se trataba de una estructura funeraria. Con los años y la expansión del budismo (y del jainismo) pasó a tener carácter religioso, y ser vista como lugar de peregrinación. Su estructura está llena de simbolismos.

En Tunquén levantamos una estupa* que esperamos sobreviva 100 años, la hicimos con muchos ladrillos y fierros. Además los maestros que trabajaron en la construcción recibieron nombres tibetanos de iniciación para que pudieran poner la energía que se necesitaba. En la parte baja de la estupa están todas las religiones. Pusimos una torá, un tarot y todas las creencias que son nuestros fundamentos de vida. Más arriba pusimos lo que queríamos proyectar en la vida: amor, felicidad, etc. En unas piedras grandes y otras pequeñas, escribimos lo que queríamos para la familia, para los pacientes, para todo el mundo. Pedimos tolerancia, paz, amor, felicidad y esas piedritas las recubrimos de cemento y las amarramos con fierro. Arriba, al final de la estupa, está el Gran Buda de la medicina.

1 JESSICA R. ANDERSON - BAD KARMA MACHINE (2008)

68

1


G DESTINO

Mapa de las supersticiones POR C31913

Cruza los dedos para que una escalera o un gato negro no se interpongan en tu camino, ya que si se te aparece alguno tendrรกs que cambiar de ruta para no tentar a la suerte.

71


G DESTINO

Tarot Zombie

TEXTO DE STACEY GRAHAM ILUSTRACIONES DE PAUL KEPPLE & RALPH GERONI EDITA QUIRK BOOKS

El Ăşnico mazo de cartas del Tarot que te ayuda a encontrar un futuro lleno de felicidad, amor y dinero, pero en un apocalipsis zombie.

72


73


74


75


Haz el siguiente ejercicio: imagínate el celebrado “Rider Deck”, el mazo más usado en el mundo de habla inglesa, pero ahora mézclalo con las horrorosas imágenes de La noche de los muertos vivientes. ¿El resultado?: el Tarot Zombie. Una interpretación un poco loca de un sistema de adivinación clásico. En el universo zombie paralelo de este particular tarot, las varitas mágicas se convierten en extremidades, los tentáculos son símbolos de riesgo biológico y el símbolo de la Arcana Mayor está llena de cadáveres caminantes. Junto con las 78 cartas del mazo, los lectores van a recibir instrucciones en un libro a color de 98 páginas. En él se explica cómo sobrevivir el apocalipsis zombie y cómo predecir tu futuro usando tres diferentes diseños de cartas. ¡Los secretos del tarot zombie te esperan! Paul Kepple es el creador e ilustrador del galardonado Tarot de las amas de casas (Quirk 2004). Stacey Graham es una escritora con residencia en Washington, D.C. que ha leído las cartas del tarot de manera profesional por más de 10 años.

76


DESTINOS

Sahumerios POR LUCIANA COX

Con el propósito de mejorar nuestra suerte, viajamos a Ciudad de México buscando una especie de supermercado de lo esotérico donde se venden insumos mágicos para pócimas y maldiciones.

El barrio de Colonia Merced, en la delegación de Venustiano Carranza de la Ciudad de México, es un verdadero ecosistema de mercados y ferias urbanas. Los dos más importantes son el de La Merced y el de Sonora. El primero, dedicado a la venta de alimentos tradicionales. El segundo… bueno, el segundo corre con otra suerte. A ambos mercados los separa una extensa avenida, pero están conectados gracias a un puente peatonal. A simple vista parecen ser iguales, pero al cruzar la pasarela que sobrevuela la avenida Fray Servando desde La Merced en dirección a Sonora es entrar a otro mundo. Mientras avanzo por la larga estructura de metal, a lo alto se me aparece un cartel gigante del Ministerio de Salud mexicano con la caricatura de una mujer embarazada con cara de preocupación, cuyo mensaje dice “¿Embarazada y desesperada?”. Inmediatamente recuerdo que alguien me contó que cuando el aborto aún era ilegal en México, muchas chicas acudían al lugar al que me dirijo en busca de una hierba mágica que interrumpía los embarazos. Desciendo los últimos peldaños del camino. Me interno en una selva de toldos verdes y amarillos junto a bolsas y cajas repletas de productos plásticos. Colgados en rejillas, arriba de los techos, desparramados por todas partes. El tránsito de la gente desborda la caletera de la avenida principal, provocando que los taxis del DF disminuyan su velocidad cada vez que pasan por ahí.

Logro cruzar e ingreso a un gigantesco galpón amarillo cuyo techo en forma de ondas sigue el ritmo de las sucesivas oleadas de vendedores que se me aproximan tras cada paso que doy al interior del recinto. “¿Qué se le ofrece?”, “lo tenemos todo”, “pídanos lo que quiera”. Entre juguetes de plástico, jaulas vacías, banderas mexicanas y remolinos tricolores comienzo a encontrar figuras religiosas, como vírgenes y crucifijos hechos de madera. Junto a ellos, imágenes antropomórficas de cuatro brazos, esqueletos con túnicas, cadenas de ajo, herraduras, polvos de oro, lociones aromáticas, jabones, velas de múltiples formas y colores, además de una serie de restos animales disecados en canastos: “serpiente de cascabel para el cáncer”, “cola de zorrillo para fortalecer la sangre”, “estrella de mar para la buena salud”, “ojos de venado para el mal de ojo”. La variedad y rareza de los productos y personajes del lugar aumenta en la medida que avanzo hacia el final de la nave central. Me detengo por un instante y observo. Una mujer de edad avanzada compra piedras de cuarzo y botellas rotuladas como “Agua de San Ignacio”, mientras al interior del local, una anciana fabrica un amuleto con imanes. A mi otro lado, una chica se lee las cartas del tarot con un hombre que dice ser adivino. Todo me causa curiosidad.

El Mercado de Sonora es uno de los mercados tradicionales de México, D.F. localizado justo al sureste del Centro Histórico de la Ciudad de México en la colonia Merced Balbuena. Hay dos tipos de productos que lo diferencian del resto de los mercados de la ciudad: la herbología y artículos relacionados con la magia y el ocultismo. Llamado anteriormente “Mercado de los brujos o Mercado de los animales”, es uno de los mercados más emblemáticos y populares del Distrito Federal en México, conocido mundialmente por la magia y esoterismo y en años recientes por la venta de productos relacionados a la Santa Muerte y San Judas Tadeo.

3

78

2 1

4 5 6

1 STAMEN DESIGN 2 ROBIN NYSTROM - EN EL MERCADO DE LOS BRUJOS (2006) 3,5 NIK DAUM (2012) 4 RAB SOLÍS (2010) 6 ÁNGEL RIZO - DON SUERTE (2012)


¿A qué vienes al mercado? le pregunto a una de las mujeres que transita por el lugar. “A hacerme mis limpiezas. A buscar algo para el amor. Una pareja estable que me quiera y me apoye. Para eso estoy buscando el jabón de amansa guapos. Y la veladora para el amor y baños con albahaca, miel, azúcar y canela”, responde. Y ¿tienes a alguien en la mira? “No, pero lo estoy esperando”, me dice y sigue su camino. “Atrapa hombres”, “chuparosa”, “ven a mí”, “velo de novia”, “miel de amor”, “amansa guapos”, “quédate en casa”, “embrujo sexual”, “amarre total”. Éstos son algunos de los nombres de las pócimas para el amor que veo en las estanterías de cada local. Pregunto por la última, ya que su nombre me parece de lo más radical: “Está hecha de feromonas. Te lo aplicas y al hacer contacto con la piel desprendes la feromona y atraes al ser amado. Lo conquistas para siempre”, sentencia la chica que atiende el lugar. Sin embargo, las pócimas no son más que líquidos. Naranjas, rojos, morados; espesos, acuosos y cristalinos; de aromas amargos, dulces y picantes. De no aplicarse como parte de un ritual, no poseen mayor propiedad contra la mala suerte. “Hay que ponerse tres cruces en la frente, tres en la nuca y tres en las palmas de la mano”, dice un brujo que se gana la vida prestando esta clase de servicios en el mercado. Y, como él, hay muchos otros comerciantes de la suerte que repletan los pasillos del mercado vendiendo todo tipo de productos mágicos y realizando toda clase de rituales esotéricos. Los más baratos, como la lectura de cartas, pueden costar 200 pesos mexicanos (8.000 pesos chilenos), mientras que los más costosos, que incluyen desde magia negra, vudú, hasta sesiones de espiritismo, pueden llegar a los 300.000 pesos mexicanos (12 millones de pesos chilenos).

80


MÚSICA

One hit wonders

Chumbawamba - Tubthumping Obtener fama no siempre es sinónimo de buena suerte, si es que la fama que adquieres no es la que tú querías. Eso le pasó en 1997 a la banda británica Chumbawamba con el lanzamiento de su single Tubthumping: una canción pop de discoteca que básicamente narra los efectos de la resaca después de emborracharse en una fiesta. Para una banda que durante casi 30 años se definió a sí misma como anarquista, componiendo temas con letras de contenido político que mezclaban el punk con el folk, hacerse popular por una composición de este tipo puede ser lo peor: Tubthumping fue el primer single de un disco experimental en tono de broma que por accidente terminó siendo lo más popular de su carrera. El single se convirtió en un hit mundial alcanzando el número uno de los rankings del Reino Unido, Australia, Canadá y conquistó el puesto número seis de los favoritos de Estados Unidos. El éxito de la canción los llevó a vender los derechos de Tubthumping a Electronic Arts para ser usada como la canción principal de la banda sonora del juego de fútbol FIFA 98. Como forma de reivindicarse con su público, cuando fueron al Show de Bill Maher invitaron a que la gente robara sus discos de las tiendas, lo cual indignó a la disquera, pero también a sus antiguos fans que los consideraron vendidos al sistema. El siguiente single del disco se tituló Amnesia, y fue precisamente los efectos de está última enfermedad lo que mejor define lo que sucedió con su música: nos olvidamos por completo de ella.

82


New Radicals You Get What You Give Dicen que siempre es bonito recibir lo que uno da, pero eso puede ser bastante desagradable si es que lo que diste fue una serie de amenazas contra una estrella de rock como Marilyn Manson. A finales de 1998, la banda norteamericana New Radicals conquistó los rankings de Estados Unidos y el mundo con “You Get What You Give”, que en español significa algo así como “recibes lo que das”. El single llegó a ser tan conocido que The Edge, el guitarrista de U2, confesó a la revista Time estar celoso y que le habría encantado ser él quien escribiera la canción. Sin embargo, lo que más llama la atención de la canción es el contenido de una de sus últimas estrofas en las cuales la banda critica a ciertas instituciones gubernamentales norteamericanas, a los bancos, pero donde además trata de gente falsa y amenaza con golpear a artistas como Beck, Courtney Love, Hanson y Marylin Manson. Dicen que cuando Manson escuchó la canción lo que más le molestó no fue el hecho que lo insultaran públicamente o que amenazaran con golpearlo, sino que lo que realmente lo indignó fue que lo incluyeran en la misma frase junto a Courtney Love.

Nena 99 Luftballons

Gloria Jones Tainted Love

Blind Melon No Rain

Los 80’s eran una época extraña donde componer una canción pop contra la guerra nuclear podía ser algo cotidiano e incluso, exitoso. En 1983, la cantante alemana Nena (y su banda del mismo nombre) alcanzó el primer lugar de los rankings musicales de su país con 99 Luftballons, o en Castellano, 99 globos rojos.

No puede haber peor suerte que después de intentarlo e intentarlo y fracasar en cada intento, otros se lleven el crédito por tu trabajo. Esto fue lo que le sucedió a Gloria Jones con su canción de 1964, Tainted Love.

Eran una extraña mezcla entre hippies californianos y grunges con pantalones rasgados. Prometían ser la próxima gran banda, pero todo salió mal. Con una discreta recepción del público, en 1992 Blind Melon lanzaba el primer single de su disco homónimo, “No Rain”. No tendrían muchos más.

Para los que han escuchado la pegajosa melodía, esto puede sonar un poco extraño, pero 99 Luftballons es una canción de protesta. Si, de protesta contra la guerra nuclear y las políticas armamentistas de Estados Unidos al mando de Ronald Reagan durante la Guerra Fría.

Al momento de su lanzamiento, el single pasó sin pena ni gloria por las radios, pero Jones no se rindió y 11 años después volvió a grabar la melodía, pero sin mayor éxito. Por esta razón, la cantante puso fin a su carrera de solista y se dedicó a escribir canciones para artistas como Diana Ross, Marvin Gaye y The Commodores. Sin embargo, lo que Gloria Jones en ese momento no supo fue que al otro lado del Atlántico su canción había comenzado a ser escuchada en el ambiente underground británico. Fue precisamente en dichos círculos de artistas donde Marc Almond y Dave Ball conocieron la melodía y posteriormente, en 1981, decidieron hacer una versión New Wave y Tecno Pop de la composición de Jones, pero con su propia banda llamada Soft Cell.

Si traducimos la letra al español, la historia es más o menos así: un día una persona inocentemente suelta 99 globos rojos en el aire. Inmediatamente, éstos son confundidos por misiles nucleares por parte de la milicia de un país vecino, el cual manda 99 jets de combate a interceptarlos, acto que genera alarma, disparos y una guerra nuclear que dura 99 años, destruyéndolo todo. El cover de Tainted Love se convirtió rápidamente en Con el propósito de conun éxito mundial, alcanquistar el mercado anglozando el número uno de sajón, la banda grabó una los rankings en 17 países y versión en inglés con una permaneciendo en las listas letra modificada y más de favoritos de Estados Uniamigable que su versión dos por más de 43 semanas. original en alemán. Sin De Gloria Jones, nunca más embargo, no funcionó y fue se supo. la versión en alemán la que alcanzó los primeros lugares en los rankings británicos y estadounidenses.

Sin embargo, eran los 90’s y existía MTV. El video del single que había pasado casi desapercibido por las radios, rápidamente se convertía en uno de los con mayor rotación el primer canal de televisión dedicado a la música. “No Rain” se hizo popular gracias a la televisión, llegando a estar dentro de los 20 primeros lugares de los rankings musicales. La banda también: llegaron a tocar junto a agrupaciones consagradas en el intento de reedición del festival de Woodstock, en 1994. Un año más tarde, no quedaba nada. En 1995 Shannon Hoon, vocalista y líder de la banda moría por sobredosis de cocaína en un bus mientras la agrupación se encontraba en uno de los tours promocionales del único disco que tuvieron. Años más tarde se reunirían, sumarían un nuevo vocalista, pero nunca más tuvieron un nuevo éxito. Al menos, ninguno como “No Rain”.

83


ILUSTRACIÓN

Quiromancia POR SANDRA GOBET

Una ilustración sobre la legibilidad de la mano, sus historias ocultas y la subjetividad de nuestras interpretaciones. Extracto de Pequeñas teorías del cuento Teoría del cuento nº14 (Incompletitud) Jorge Martin Mora-Rey «Una mano son muchas manos, pero el cerebro elimina las diferencias para poder entender algo, aún así no entendemos gran cosa porque no siempre distinguimos lo suficiente o confundimos lo necesario. Las proporciones son fundamentales e inalcanzables. Nos volvemos locos buscándolas y después de estar locos seguimos sin encontrarlas. Estamos incompletos, somos indecisos y llamamos igual a las cosas diferentes. En un principio, sabemos que son diferentes pero después, llamándolas igual, las confundimos con su nombre y no podemos distinguirlas. Llamamos manos a cosas tan distintas, como mis manos torpes, tus manos pequeñas y suaves, sus manos fuertes y sucias. Llamamos manos a todas las manos y después escribimos: “los amantes llegaron agarrados de la mano”. Y esa mano es todas las manos, las que recordamos recorriendo la piel, las que besamos o mordimos justo después, las manos que imaginas cuando lees. Y también el amante. Y también el cuento».

84


MANO Sandra Gobet

85


GASTRONOMÍA: ENTREVISTA A CIRO WATANABE, CHEF

Suerte fue haber venido POR JAVIERA ITURRIAGA

Ciro Watanabe es un reconocido chef peruano-japonés que está a cargo de la cocina del restorán Osaka del Hotel W. Este último ofrece una gastronomía que mezcla los orígenes del chef. Bajo su dirección, el restorán quedó incluido en el ranking organizado por La Academia de los 50 Mejores Restaurantes de América Latina

MALA: En la cocina ¿tienes alguna cábala o superstición? CIRO WATANABE: La verdad es que no, pero el cuchillo no lo doy en la mano directamente, sino que lo dejo en la mesa antes que otra persona lo tome. Es como la sal. Cuando hice la práctica me dijeron que pelearía con la persona que le pasara el cuchillo en la mano. No sé si es verdad, pero lo empecé a hacer por inercia. M: ¿Tienes otra superstición, como por ejemplo los japoneses con los palillos? CW: Bueno, los japoneses nunca ponen los palillos encima del arroz porque eso es muerte. Por eso nunca clavo los palillos en la comida. En Japón, cuando tú vas a visitar a los muertos les dejas ofrendas. Ahí sí les dejan los palillos clavados para el muerto, pero en una mesa eso no se hace porque obviamente tiene el significado de la muerte. M: ¿Y no tienes alguna otra costumbre un poco absurda? CW: Cuando voy a un restorán, siempre me siento mirando hacia la puerta, pero eso lo hago más de mafioso. No sé por qué lo hago. Ahora, si voy al estadio y mi equipo gana, tiendo a pensar que sucedió gracias a que fui con esa polera. Entonces, al otro partido voy con la misma polera y no la lavo. M: ¿Crees en la suerte? CW: Sí, creo en la suerte. Creo que tienes que tener una cuota de suerte para lograr algo. Si bien el mayor porcentaje radica en el esfuerzo, la dedicación y el talento, si no existe esa cuota de suerte, no vas para ningún lado. Yo me considero una persona con suerte.

M: ¿Te ha pasado algo que puedas decir que fue sólo suerte? CW: Haber escogido la carrera que elegí. Eso fue sólo suerte, ya que no sabía lo que quería hacer. Mi hermano un día me dijo: “oye, ponte a estudiar cocina”. Fui y me gustó. Creo que fue suerte que se diera cuenta que yo tenía ciertas habilidades para la cocina, porque no lo había notado. También fue suerte el haber sido uno de los primeros en llegar a Chile. Llegué en mayo del 2007. La cocina que nosotros hacemos en Perú es muy conocida pero en Chile no había ningún restorán de este tipo. Hemos tenido suerte y nos ha ido muy bien aquí. Si bien es cierto que tiene que ver mucho la cuota de trabajo, sacrificio y dedicación, hay grandes cocineros que tienen tremendas propuestas pero les falta esa cuota de suerte, porque no terminan de hacer el ruido que deberían. Por eso creo que tiene mucho que ver la alineación de ciertos factores: como el lugar, el momento, y ese no sé qué, que hace que las cosas funcionen. M: Cuando das un servicio con mucha gente y dentro de la cocina hay caos, ¿sientes un poco la suerte cuando todo fluye? CW: Sí, pero esa es la parte rica de la cocina. Nos gusta estar al filo del abismo. Es como un descontrol controlado. Por ejemplo, un día estuvimos escasos de pescado, pero teníamos el del día anterior que aún estaba fresco. Sabíamos que la cantidad que quedaba no iba a rendir para más de sesenta personas. Ese día llegaron 85 personas. Sin embargo, muchos de ellos tenían ganas de comer otras cosas y nos alcanzó el pescado para los otros. Eso es suerte. Pero así como una persona que cree cosas, no soy.

1 CARLOS ROMO 1

87


ARTE

chama dinheiro POR BRUNA TRUFFA

La serie surge por el deseo de hacer un acercamiento o relación entre el culto a lo religioso, la adoración a falsos ídolos o las buenas prácticas y actos de fe y la obra de arte. Así es como Truffa+Cabezas recrean esta serie de obras: Pomba Gira, Santa Carola y San Camilo (Rodrigo Cabezas), y el Ekeko, Santa Julieta y Sahumerio (Bruna Truffa). En la obra “Sahumerio”, sirviéndome de una bandeja de mesa plateada bruñida y brillante, exhibo una señorita (pin-up) ofertándose con pocas prendas y muchas curvas al espectador. Esta obra de técnica mixta, pintada al óleo, sembrando el deseo de posesión y expuesta entre perlas, lentejuelas y terciopelos dorados. Con textos que la coronan, como “Chama Dineiro” y “Éxito” hace alusión a una simple caja de Sahumerio, común, específicamente para conseguir suerte y bonanza económica. El uso del Sahumerio es una práctica antiquísima para generar armonía, atraer o atrapar lo deseado, obtener paz y tranquilidad, renovar y fortalecer las energías que nos rodean, como así también nuestra propia energía vital. La caja de Sahumerio se expone vestida de gala, con un gesto irónico, tras un acrílico que la protege, enaltece y la eleva a la condición de obra de arte.

88


SAHUMERIO “Si vas para el Mall” (galería Animal, Truffa+Cabezas, 2003), serie SANTERIA.

89


TENDENCIAS

talismanes, pócimas & amuletos Dicen que regalar origamis de papel da un día de buena suerte a quien lo recibe y, si utilizamos amuletos, aleja las malas vibraciones de nuestro entorno o, al contrario, si abrimos un paraguas en un cuarto encerrado y si dejamos un sombrero en la cama nos llega la mala suerte. A pesar de todas las creencias, nosotros estamos de acuerdo que hay que ir en busca de la suerte para obtenerla. Nos pusimos a averiguar y en nuestra búsqueda encontramos diseñadores que se han inspirado en la suerte para crear alguno de sus productos. Seleccionamos 16 trabajos de distintos creativos que transmiten la suerte a través de la mitología o, simplemente la forma. Entre ellos, destacamos la edición limitada de la silla de Zaha Hadid (14), obra presentada en Milán Design Week, productos de porcelana como los conejos de Scott Patt (10) y las galletas de la fortuna de Aleksandra Pollner (13). Quizás si utilizamos alguno de estos productos atraeríamos la fortuna o, quién sabe, lo contrario. Por mientras, disfrutemos y veamos qué nos prepara la suerte en nuestra primera edición.

90

1 Lámpara Origami ‘Hunter’ Sistudio.cl 2 Tarot thewildunknown.com 3 Pulsera Starburst venessaarizaga.com 4 Sales de baño Tomorrow no.68 tokyo-milk.com 5 Bolso Super Lucky luckipocki.com 6 Perfume Crushed no.32 tokyo-milk.com 7 Reloj Goldfish x Clock haoshi.com.tw 8 Pulsera Shamballa shamballajewels.com 9 Pulsera para el amor braccialetticruciani.it 10 Escultura Good Luck Rabbit scottpatt.com 11 Cartas doradas idea-in.com 12 Budas de colección pink-elephant.com.ar 13 Galletas de la fortuna cerámicas hereisobject.com 14 Silla ‘kuki’ sawayamoroni.com 15 Polerón ‘Tarot’ iheartdropdead.com 16 Pulsera Dolce & Gabbana net-a-porter.com


1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

91


PLAYLIST

Suerte POR CRISTIÁN ARAYA

tracks: 1. Wings – With a little luck 2. Magnetic Fields - The Luckiest Guy on the 3. Lower East Side 4. Chet Baker – Everything happens to me 5. Nick Drake – Poor boy 6. Dinah Washington – Wheel of fortune 7. Bob Dylan – Simple twist of fate 8. Pulp – Something changed 9. Blondie – Accidents never happen 10. Happy Mondays - Wrote For Luck 11. Kylie Minogue – I should be so lucky

92


TECNOLOGÍA

Pictarot

El Pictarot está acompañado de un folleto detallado que incluye cinco patrones de adivinación, el significado secreto de cada carta, las instrucciones de cómo jugar con el mazo y una introducción sobre la historia y las interpretaciones en torno a las cartas del Tarot. Cualquiera sea tu decisión, ten cuidado. Los poderes mágicos de las cartas no se pueden controlar. ¡Ahora también está disponible como aplicación de iPhone en App Store! La versión digital cuenta con las 78 cartas del mazo que ilustran los más increíbles diseños de personajes. Ojo, que la aplicación ofrece un nivel experto de adivinación, por lo que tus predicciones serán aún más precisas. Con cuatro patrones de lectura, los usuarios pueden elegir las cartas tocando la pantalla. 93


dueño del casino. The Cooler habla del azar, la predestinación, los valores y las casualidades.

CINE

The Cooler POR IVÁN MELNICK

Bernie Lootz (Wiliam H. Macy) es el mayor perdedor de Las Vegas. Siendo joven, la mala suerte en el juego le dejó una deuda considerable en el casino Sharngri-la, cuyo dueño, Shelly Kaplow (Alec Baldwin), perdonó con la condición que Bernie trabajara los próximos seis años en el casino como “cooler”, un tipo que se dedica a esparcir la mala suerte en las mesas de juego. Todo cambia cuando Bernie conoce a Natalie (Maria Bello) una seductora mesera que se interpondrá entre los dos, pocos días antes que Bernie salde su deuda. Lo mejor de la película es la evolución narrativa que tienen los tres personajes que, dicho sea de paso, están magníficos. Bernie Lootz deja de ser el “mala suerte” del casino cuando se enamora de Natalie, la “mujer de la suerte”, quien le dará una segunda oportunidad en la vida. Shelly Kaplow, un inigualable Alec Badwin en el mejor papel de su carrera, se interpondrá en su romance al ver que Bernie ya no consigue traerle mala suerte a los jugadores. Larry Sokolov es un joven ejecutivo que intentará persuadir a Shelly para que renueve su casino y se integre a la modernidad de Las Vegas, mientras que Shelly, reticente, sigue pensando en la imagen mítica de Las Vegas de los años 70 como un sueño hermoso donde los verdaderos jugadores van a derrochar y ve estos cambios como un “McDonalds del juego” para familias y jugadores de poca monta. Este elegante filme, mezcla de noir y thriller, del entonces guionista Wayne Kramer, fue una pequeña joya del año 2003 que pasó desapercibida. Sin embargo, Baldwin estuvo nominado al Oscar por una actuación soberbia como el horrible, aunque noble, dueño del casino (personaje que te cae bien pero lo detestas al mismo tiempo) y Maria Bello saltó a la fama dejando de ser “otra rubia más” de Hollywood para convertirse en futura musa de grandes directores (Cronenberg, Oliver Stone) con esa actitud de chica sexy, pero con cerebro. William H. Macy, como siempre, da la talla con un personaje que le queda como anillo al dedo: el arquetipo del perdedor simpático de Las Vegas al que le cambia la suerte cuando conoce el verdadero amor. El filme funciona como reloj suizo. The Cooler es una pequeña obra de arte para los amantes de Las Vegas, del juego, del destino versus la suerte, de los personajes clásicos de Hollywood, del perdedor que le cambia la suerte, de la mesera-prostituta con corazón de oro y del bruto mafioso 1 FURST FILMS - THE COOLER (2003)

94

1

Con The Cooler no encontrarás grandes historia de mafiosos, ni de atracos,ni de autodestrucción personal. Más bien encontrarás una pequeña historia llena de esperanza cuya banda sonora, a cargo de Mark Isham, te transportará a Las Vegas de los años 70 donde todo era seducción y clase. La película es una curiosa mezcla de romance, violencia y melancolía por un tiempo pasado y nos recuerda que todo en la vida es una especie de apuesta y que si no juegas, no ganarás.

Título original: The Cooler | Año: 2003 | Duración: 103 min | País: Estados Unidos | Director: Wayne Kramer | Guión: Wayne Kramer & Frank Hannah | Música: Mark Isham | Fotografía: James Whitaker | Reparto: William H. Macy, Alec Baldwin, Maria Bello| Productora: Furst Films, Gryphon Films / Visionbox Pictures | Género: Drama.


A

FORTUNA Y AZAR

El juego de la Yakuza: locuras del universo del Pachinko japonés POR GIULIA MASSARENTI

¿Máquina de juegos o dispositivo de azar? Desde tierras niponas, la periodista de moda, Giulia Massarenti, nos relata la historia del Pachinko: el Pinball japonés que se convirtió en casino informal. Dando vueltas por Tokio, la vista y el oído son arrastrados por un tsunami de luces y ruidos procedentes de los millares de salones de juego diseminados por la ciudad: adentro hace furor el Pachinko. Nacido como entretenimiento para niños en 1920, devino en una diversión para adultos durante la Segunda Guerra Mundial y fue convertido en un negocio en la ciudad de Nagoya, en 1948. El ruido de su funcionamiento mecánico, “pachin-pachin”, fue usado de manera onomatopéyica para crear su nombre. El sistema de juego es simple. Los clientes entran en las salas ruidosas y perennemente inmersas en el humo, cambian el dinero por pequeñas esferas de metal que se ponen en carritos y se dirigen hacia las máquinas. El Pachinko es una mezcla entre una máquina tragaperras pero vertical, y una slot machine. Como en las tragaperras, el objetivo es dirigir según la propia voluntad el movimiento de las bolitas, intentando no perderlas. Todo el resto del juego se resume en la observación pasiva del recorrido de las esferas a través de pasajes compuestos por clavos y huequitos. Se gana cuando una de las bolitas, evitando los obstáculos, se enhila en un hueco preciso, venciendo el jugador con más esferas. Además de esto, empujando botones se tienen que alinear combinaciones vencedoras que permiten la salida de las bolitas. Para disfrutar de esta diversión, la gente está dispuesta a hacer largas colas, incluso a primeras horas del día. La mayoría de las salas abren a las 10 de la mañana: los primeros jugadores acuden a esta hora, cosa que sorprende en un país como Japón, cuya religión más importante es el trabajo. ¿La razón de llegar pronto? Muy simple. Como todos los rituales que no tienen racionalidad intrínseca, el motivo estriba en la superstición. Los clientes aficionados son “fieles” a la misma máquina, intentan llegar lo antes posible para asegurarse “el sitio afortunado”, y de paso, la victoria. En algunas de las salas más populares se hace la cola antes que abran. 1

96

2

3

4

5

1&2 NATHAN KEIRN - PACHINKO (2009) 3 THOMAS B. ROACH - PACHINKO PLAYER (1960) 4 PIERRE FAURÉ - PACHINKO (2007) 5 MARC HANAUER - PACHINKO! (2012)


97


Incluso en algunos lugares a las 6:00 am. se ven personas esperando. La lógica de lo ilógico. La absurda pretensión de ponerle un sentido, una regla, a un concepto tan evasivo como el azar. En el pasado, el sistema de lanzamiento de las esferas era manual, así que el jugador confiaba en sus habilidades en el uso del pomo para lanzar, usando la justa dosis de fuerza. También existían trucos: se podía controlar la posición de los clavos. Las máquinas que los tuviesen más retorcidos permitían ganar más fácilmente. Con la llegada de la automatización, todo eso es simplemente un recuerdo. Hoy en día no se habla de jugadores buenos, sino se dice que tienen “la suerte”. Como si fuera algo que le toca a una persona desde el nacimiento. Lo único que escapa de la cabeza de los niponcitos cuando hablan de este entretenimiento como si fuera el más normal e inofensivo del mundo es esto: todo el universo del Pachinko se relaciona con la Yakuza, la mafia japonesa. Sus miembros gestionan todas las salas. De hecho, la ley japonesa no permite el juego al azar. Pero el problema ha sido solucionado por la mafia de manera sencilla. Los clientes no ganan dinero, sino recibos. Al termino de la sesión acuden a unas taquillas –situadas en la trastienda – donde se convierte el recibo en Yenes. Aún así este tipo de entretenimiento no está sometido a ningún tipo de juicio moral. Es más, es un fenómeno que forma parte de la vida cotidiana y representa el 5% del PIL niponcito. Desde 1968 hasta los primeros años 2000, el número de las salas ha aumentado vertiginosamente, hasta llegar a casi 19.000 ejercicios en 2012. El valor de este negocio entre 1991 y 2012 está situado alrededor de los 5.547 millares de euros. Cifras que, tristemente, son destinadas a subir, ya que se están poniendo en marcha unas medidas para atraer clientes jóvenes: referencias a la cultura Manga, anuncios con grupos musicales o actores famosos, bebidas gratis y espacios especiales para las parejas. El Estado y el Ministerio del Trabajo y del Social observan la situación, impotentes, o incluso resultando cómplices, ya que no son ninguna novedad los escándalos de financiamientos ilícitos a los partidos políticos de parte de los dueños de las salas de juego. Como la prostitución y la pornografía, el juego al azar es prohibido por la ley, pero al mismo tiempo, es tolerado por la policía y las instituciones que no parecen tener en cuenta el número creciente de personas con graves adicciones a este entretenimiento – en 2000 y en 2006 dos niños de unos pocos meses murieron asfixiados porque las madres los abandonaron en el coche durante horas por jugar al Pachinko – y las cifras de las deudas. Detrás de las luces, del ruido y de los colores alegres de las salas de Pachinko se esconde la otra cara de la modernidad alienante de Japón.

98


A

LÓGICA

Suerte

POR XIMENA DÁVILA (MATRÍZTICA, FUNDACIÓN DE HUMBERTO MATURANA)

Nacer con o sin suerte. Ximena Dávila, co-fundadora del la escuela Matríztica de Santiago junto a Humberto Maturana, reflexiona en torno a la importancia del azar en los orígenes de la vida y cómo esto influye en el desarrollo de los seres humanos. Decimos habitualmente ¡qué suerte que ha tenido esa persona en su vida! o ¡si esa persona no hubiese tenido la suerte que tiene, no estaría hoy donde está! ¿Será la suerte un designio divino, y que es por esas causas misteriosas que nos depara la vida que hay algunas personas más favorecidas que otras? Sin duda, ninguno de nosotros/as elige dónde, cómo y cuándo nacer. A veces decimos que hemos tenido la suerte de nacer en una familia amorosa, donde todo se conversa, donde se escuchan los unos a los otros en un modo de vida que nos da cobijo, amor y ternura. Desde ese modo de vivir nos empinamos a ser adultos con mayores recursos emocionales para enfrentar cualquier catástrofe que se nos presente. Otras veces decimos que hemos tenido la mala suerte de nacer en una familia donde la conversación es muy escasa, donde no se escuchan los unos y los otros, y donde el espacio psíquico es de mal-estar, y hay muchas discusiones, peleas y sinsabores. Este modo de vivir genera angustia e inseguridad para enfrentar lo que nos toque vivir. Sin embargo, la pregunta es: ¿estos dos modos de vivir, determinarán el cómo vivo mi vida? Yo pienso que no, ya que al nacer cada uno de esos modos de vida es sólo un punto de partida. Vivimos un presente continuo cambiante, y en cada momento de nuestro vivir podemos elegir desde nuestras sensaciones íntimas y los deseos que conllevan hacia dónde nos orientamos en nuestro vivir. Una persona puede nacer en una familia amorosa y elegir un modo de vida que genera dolor y sufrimiento. Y, por otro lado, una persona que nace en una familia donde hay mucho mal-estar puede elegir, desde su sentir íntimo, generar una vida llena de amor y respeto. Entonces ¿de quién depende la suerte o la no suerte? Siempre el vivir que se vive depende de cada persona y de lo que él o ella quiera conservar en su vivir, ya sea parecerse a la familia de origen o hacer con su vida algo distinto. Hay una ley sistémica que dice: “cuando en un conjunto de elementos se comienzan a conservar 1 FUNDACIÓN MATRÍZTICA

102

1

ciertas relaciones, se abre espacio para que todo cambie en torno a las relaciones que se conservan” por lo tanto, la pregunta reflexiva iluminadora podría ser: “¿qué queremos conservar en nuestro vivir?” La suerte es posterior a la experiencia; surge con la opinión del observador que dice a otra persona: “por dios que suerte que has tenido”. Y esa otra persona puede mirar su vivir y reflexionar: “no fue suerte, fue esfuerzo, mucho trabajo y ganas de salir adelante”. La suerte es una opinión relacional de un observador que no distingue que esa persona hizo buenas elecciones, y vio y tomó las oportunidades que la vida le puso en su camino desde ella, y piensa que lo bueno que vivió le sucedió por casualidad. Al igual que la suerte, las oportunidades son dinámicas relacionales que surgen como oportunidades sólo si uno las ve. Cuando una persona dice, “he tenido mucha suerte en mi vida”, oculta con ese decir las elecciones que hizo en un determinado momento. La persona no hizo elecciones al azar, eligió estudiar y trabajar para tener una profesión que le permitiera tener un buen vivir, se movió desde los deseos que surgían en ella, desde su sensorialidad íntima. Esa disposición en su vivir ¿fue suerte o fue elección? Los seres humanos nos orientamos en nuestro vivir desde nuestros gustos, deseos y preferencias y es desde estas emociones que generamos los mundos que vivimos. Siempre hay sólo dos caminos fundamentales con innumerables derivas: un camino de vida hacia el bien-estar o un camino de vida hacia el mal-estar. No cabe duda que es más fácil cuando la persona nace en una familia con recursos económicos, emocionales e intelectuales. Sin embargo, el nacer en ese modo inicial de vivir no garantiza que esa persona tendrá bien-estar en el futuro. Y, por otro lado, nacer en una familia de escasos recursos con menos posibilidades tampoco va a determinar que esa persona esté condenada a un vivir en el mal-estar. La suerte o no suerte depende siempre de nosotros, de las elecciones que hagamos en el vivir. ¿Qué queremos conservar?


A

DESTINO

Maneki neko POR EQUIPO MALA

En Japón existe la creencia que cada vez que un gato se lame la cara y las patas, significa que pronto llegarán visitas. Probablemente esa sea una de las razones porque en las vitrinas de las tiendas, en los restoranes, en las entradas de las casas, en los autos, en los letreros de las calles y en básicamente todas partes, aparece la figura de un gato sentando, con una de sus patas alzadas en gesto de invitación. Se trata del Maneki-neko, el amuleto japonés en forma de felino que se ha convertido en ícono pop de la suerte a nivel mundial. Pero, ¿qué pasa con este gato? ¿por qué llegó a ser tan popular? El Maneki-neko es tremendamente famoso en Asia, pero se hizo conocido en Occidente gracias a la expansión de los restoranes de comida oriental, las ferias y barrios chinos y japoneses de diversas ciudades del mundo. Si bien existe un sin fin de leyendas sobre el origen del Maneki-neko, en todas el gato le salva la vida al protagonista de la historia o le retribuye sus cuidados brindándole fortuna y buena suerte. Pero ¿cómo funciona? bueno, la respuesta no es simple. La creencia popular dice que con su particular saludo el Maneki-neko atrae la buena suerte y la fortuna. Otros sañalan que cuando levanta la pata izquierda atrae la riqueza, y cuando levanta la derecha atrae la buena suerte. Otros dicen que no. Que cuando levanta la izquierda lo hace para atraer la buena suerte en los negocios y que cuando lo hace con la derecha es para atraer la buena suerte en el hogar. Algunos dicen que mientras más alto levante la pata, mayor será la suerte que atraerá, pero otros dicen que la altura de la pata sólo determinará la distancia desde donde la suerte llegará. Y ¿de dónde vino? la historia es curiosa. El Maneki-neko nace durante la era Edo de la historia de Japón (1603 - 1868), pero se hizo popular en el periodo Meiji (1868 - 1912), época de cambios culturales y apertura hacia Occidente en donde los amuletos de la suerte más populares del país fueron prohibidos por tener forma fálica. Fue en reemplazo de los anteriores que el gato de la suerte encontró un espacio para hacerse popular dentro de la cultura de la nación nipona. En Japón también se dice que si un gato se lame la cara mirando hacia el oeste, el clima estará despejado, pero si lo hace mirando hacia el este, significa que una tormenta se aproximará. Asegúrate de que tu Maneki-neko esté mirando hacia el lugar correcto, para que lo que invite con su saludo sean fortunas dignas de un día soleado. 1 ROBERTO OLIVARES

104

1

El color más común es el blanco, seguido del negro y el dorado. Ocasionalmente el rojo también es usado. Estos colores son tradicionales del Maneki-neko. Algunos consideran que el blanco generalmente se usa para la buena suerte, el negro para la salud y el dorado para la riqueza. Para algunos occidentales pudiera parecer que el Maneki-Neko está saludando, en vez de hacer una llamada de invitación. Esto es debido a ciertas diferencias en el lenguaje corporal entre los occidentales y los japoneses. El gesto de invitación de los japoneses se hace alzando la mano con la palma hacia fuera y luego cerrando los dedos hacia abajo y luego hacia arriba repetidas veces. Por eso la apariencia del gato. Algunos Maneki-Neko están hechos especialmente para Occidente y tienen las patas del gato dando la cara hacia atrás para generar un gesto de invitación más familiar con la cultura occidental.


A

FORTUNA

La belleza áurea POR TOMÁS MEERSOHN

La belleza, sinónimo de perfección. Una experiencia perceptiva que nos llena de placer y satisfacción. En esta entrega, el director creativo, Tomás Meersohn, nos explica la suerte de nacer bellos. La suerte siempre ha sido considerada por el ser humano como un conjunto de eventos que favorecen a una persona, dando paso a la sensación de que lo conseguido es a través de la “buena fortuna”. Así se crea un modelo de la buena suerte y de esta manera, distintos ritos para poder conseguirla. Todo esto se exagera en el momento en que el humano cree que en la sociedad existen brujas; mujeres que han pactado con el diablo, otorgándoles la belleza externa y el poder de maldecir a otro con el mal de ojo, “la mala suerte”. Es así como se crean códigos en torno a la buena y mala suerte, el cómo controlarlas, cómo atraer o alejarlas. La suerte ha cambiado junto a la sociedad, aumentando su valor y su imagen de marca, transformándose en un servicio de alto alcance para todos aquellos que se han obsesionado con la racha de la buena suerte, dándole un carácter capitalista a un factor incontrolable. La real causa del boom por la buena suerte es una sociedad que está en búsqueda constante del bienestar económico y material, lo que en una sociedad capitalista significa un mejor estatus frente al resto y una imagen de poder, que hace la diferencia entre los que tienen más y los que tienen menos. Esto, ligado a los distintos beneficios del poder económico, como las cirugías plásticas y los viajes, son códigos factibles que representan el éxito de la buena vida. Pero, si el éxito es realmente la buena suerte, ¿cómo se consigue? No existe una ecuación que nos otorgue la buena suerte cada vez que la necesitemos, pero sí existen algunos que de forma innata parecieran ser los favoritos de la buena suerte; personas que logran el éxito con sólo aparecer en el lugar indicado, aquellos que han sido premiados con la belleza áurea. Distintas investigaciones y teorías se han desarrollado en torno a la belleza en el humano como un factor fundamental para el éxito. Científicamente, las personas más bellas tienen más amigos, tienen mejores trabajos y ganan más. Matemáticamente, estas personas se encuentran en el umbral de la proporción divina, una regla de medición que, a través de distintos recursos, analiza la forma perfecta del rostro, del cuerpo, de una pintura de arte o una fotografía. Aquello que tenga la proporción

divina impacta a la audiencia, ya sea una pieza de arte o una persona, transformándose en un objeto de belleza. Aún así, la forma más cercana para obtener la perfección a través de la belleza áurea es la creación de piezas visuales que nos permitan matemáticamente controlar la composición para conseguir la belleza divina. Un ejemplo de esto es la Mona Lisa de Da Vinci, un cuadro que ha cautivado a la masa a pesar de ser tan pequeño. La clave está en la composición de su estructura facial que, a través de análisis e investigaciones, se ha descubierto que está compuesta de proporción áurea, haciendo de la pieza un objeto de deseo, al igual que el tríptico del cuerpo que está perfectamente creado a través de las proporciones: el cuerpo perfecto. Ni la cirugía estética puede conseguir que un rostro “imperfecto” logre la perfección de la proporción divina, transformándola en un factor natural que se da sólo en aquellos que nacen con la suerte de ser perfectos matemáticamente. Día a día nos vemos enfrentados a la belleza y a la percepción que nos manipula para creer que algo es bello, confiar en ello e identificarnos, deseando alguna vez llegar a ser lo que consideramos perfección. Las personas más cercanas a la perfección, según la industria, son los modelos: personas que representan un estereotipo social de la belleza, lo más parecido a la proporción divina. Favorecidos por nacer con la suerte, los modelos son la herramienta más rentable del mercado y se han transformado en íconos que identifican al consumidor. El retail y la industria de la moda son los principales clientes de los modelos, llevándolos a tener un nivel social distinto a cualquier otro que exista en nuestra cultura. Las casas de diseños más importantes del mundo son las encargadas de transformar a los modelos en súper modelos, subiendo aún más alto en el “éxito” y la “perfección”, socialmente reconocidos por un gran poder económico y material. La belleza se ha transformado en la nueva suerte, el ticket al éxito y el buen vivir. La belleza es uno de los tópicos más importante del ser humano. A través de ella se ha definido nuestra historia y la necesidad como raza de evolucionar para conseguir la perfección, tanto física como matemática. La belleza es el recurso más utilizado por las marcas y los medios masivos. Se basa en la belleza humana, comprando el derecho de imagen por sobre el hombre para crear un producto o servicio que sea confiable, cercano o representativo de los sueños del consumidor. La imagen construida por la belleza áurea se vuelve irresistible a cualquier observador. Los componentes matemáticos que existen en ella la hacen única e irrepetible.

1 DOMENICO GHIRLANDAIO - GIOVANNA TORNABUONI (1488) 1

106

2

3


F FORTUNA

alfileritos POR ELOY SANJUÁN ILUSTRACIÓN c31913

San Antonio, trece de junio. No importa tanto el año. Milagros se despierta especialmente pronto, sobre las seis. No compite con los gallos porque en Lavapiés, uno de los barrios más saturados del centro de Madrid, no abundan. Su hermana ya está en la cocina desayunando, con el mantón a medio poner y el moño a medio recoger. Su madre le pega un grito. Milagros, ¿has escogido ya tus trece alfileritos? En realidad es a ella a quien le hace ilusión la tradición. Modista de toda la vida y socialmente hiperintegrada en el gremio. No se reclamó la opinión de ninguna de las hermanas cuando con el primer acné se encontraron de modistillas aprendiendo el oficio en el taller. Ermita de San Antonio de la Florida, junto al río. Echar trece alfileres en la pila bautismal. Introducir la mano. Contar cuántos alfileres se quedan clavados a la piel. Esto predice el número de pretendientes desde ese día hasta el año que viene. El santo lisboeta tiene fama de casamentero desde que se le imputó en Roma un milagro que acabó en la boda de una devota fiel. Pero la fecha es perfecta para Madrid: a punto de comenzar el verano, San Antonio de la Florida estrena la temporada de verbenas. Allí, con la excusa de la música, los muchachos se atreven a proponer micro-citas en formato baile. Por eso, la superstición de los alfileres se queda en anécdota. El año pasado, Milagros sacó cinco y no pasó del mismo único pretendiente de cada año. Su hermana tuvo que meter la mano dos veces para lograr un alfiler en el meñique, pero como siempre, pasó de los trece pretendientes anuales. Al ser una chica con gracia y radiante, confirmó que lo de los trece alfileres puede quedar redondo por coincidir con el número de las arras en las bodas y hasta por el día del mes. Pero atiende poco a la realidad. Milagros, hermana y madre, ya con claveles en el cabello, caminan a coger el tranvía que les lleva a la Ermita. Suben por la calle Toledo. Casualidad también que en la ciudad de Toledo hay una calle que se llama Alfileritos, donde en un hueco en un muro hay una virgen a la que las mujeres arrojan un alfiler para pedir marido. Todo desde que le resultó bien a una señora que se llamaba quizás casualmente doña Soledad.

108


109


F EL DESTINO

está escrito POR IVÁN MELNICK

John Belushi murió a los 33 años en un lujoso hotel de Sunset Boulevard debido a una sobredosis de speedball, una mezcla de heroína y cocaína. James Ellroy escribió su primera novela a los 33 cuando acababa de salir de una vida dedicada al vagabundeo y las drogas (benzedrina principalmente). Belushi coqueteaba con la muerte hace años, incluso su doctor le advirtió que si seguía con esa vida exuberante no pasaría los 35. Ellroy estuvo apunto de morir congelado en una casa abandonada por sobredosis de estimulantes de farmacia en sus años de locura infernal. Ya había sobrevivido a siete años de inhaladores y psicosis. Uno murió a los 33 siendo famoso. El otro, un desconocido, sobrevivió. Es extraño cómo terminan las cosas para unos y para otros. Belushi lo tenía todo. Una carrera prominente como comediante que sería reconocida mundialmente, una mujer que lo amaba incondicionalmente y mucho dinero. Ellroy, por el contrario, vagabundeaba por las calles de Los Ángeles cometiendo pequeños hurtos y espiando mujeres en sus habitaciones mientras se drogaba con un algodón untado con benzedrina. Belushi llegó a ser millonario antes de los 30 y se perfilaba como una superestrella, mientras Ellroy pasaba una temporada en la cárcel con una crisis nerviosa. Sin embargo, la superestrella murió con un sobrepeso grotesco y una jeringa en el brazo acompañado de una dudosa mujer en un hotel en California y, el desconocido aspirante a escritor, publicaría la novela que lo catapultaría como el maestro de la novela criminal americana. Prefiero llamarlo destino. Creo que uno sobrevivió y el otro murió de acuerdo con las leyes a partir de las cuales vivieron. Era necesario para crear su propio mito como Hendrix, Joplin y Morrison ( es extraño que la mala suerte se los haya llevado a los 3 a la misma edad y en similares circunstancias). De haber sobrevivido Belushi habría perdido la chispa, su carrera habría sido una copia decadente de lo que fue su juventud como comediante en películas tan memorables como “Desmadre a la americana” y “Mis locos vecinos”.

110


Se habría puesto más gordo, más paranoico, más egomaníaco. Morir significó vivir entre nosotros como leyenda. En cambio, para Ellroy, sobrevivir significó crear el mito. Dejó la hierba y los estimulantes de farmacia, dejó de robar en las tiendas y colarse en las casas. Su nueva vida era la abstinencia. Sobriedad significaba eficacia y eficacia significaba fama. Estaba escrito. En cuanto a la suerte versus el destino, me gusta creer que estamos predeterminados a seguir un camino que ya está trazado. Dejárselo a la suerte me parece muy fácil. Belushi se dirigía hacia el abismo y lo sabía. Las drogas lo mataban lentamente mientras su carrera alcanzaba un punto álgido. Lo mataban mientras lo ayudaban como inflamable combustible de creación. Belushi se convertiría en un ícono de la comedia de finales de los setenta y se perfilaría como el mejor comediante de su generación. Se la pasaría en fiestas de Hollywood y en cócteles interminables de vodka y cocaína. Crearía los personajes más desquiciados y memorables con esa actitud de gordito picaresco. Su ego y la creencia de que es indestructible acabarían con él siendo muy joven y entre el guión de “The joy of sex” , una copa de vino y una jeringa, su amigo Wallace lo encontraría muerto. En cambio Ellroy, yonqui desaforado y vividor, sabía en su interior que saldría del agujero oscuro en que se hallaba. Escribiría una novela criminal gloriosa (La dalia negra) y se le apodaría “El Guardián de las Pesadillas de L.A.”, vendería sus libros en Inglaterra y Francia y pasaría los 60 años sobreviviendo a la maldición de una madre asesinada en los años 40. Una juventud solitaria marcada por la depravada sed de conocer mujeres y litros de alcohol y drogas sería rutina. Se puso sobrio a los 29 y escuchó la llamada de su destino que era escribir novelas. Buscó sexo trascendente y la sobriedad estimuló su poder de creación. Se podría hablar de la buena suerte de uno y la mala suerte del otro. O se podría decir que estaba escrito.

111


guarda final retiro


Malamag nº1 - La suerte  

Fuimos a México a buscar una pócima para el amor, pasamos por Las Vegas, descubrimos un tarot de zombies en una librería, se nos cruzó un ga...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you