Page 1

096-099_PT4676_EXPERTA_Maquetación 1 29/02/12 00:22 Página 96

LA DAMA DEL CIBERESPACIO La vida entre bytes. Silvina Moschini (40) es una de las pocas mujeres referentes del mundo de Internet. Es argentina y divide su tiempo entre Barcelona y Miami, desde donde maneja, de forma virtual, una exitosa empresa de social media. Piratería, negocios online y la relación entre las mujeres y la tecnología son algunos de los temas de los que habló con Para Ti. textos LUCILA PINTO fotos CARLOS LORENZ

iete u ocho horas por día, como mínimo. Ese tiempo pasa Silvina Moschini (40) conectada –frente a la pantalla de una laptop, tablet o celular– y no parece tanto si tenemos en cuenta que es la fundadora y directora de una exitosa empresa que tiene a Internet como medio y como fin; que es una de las pocas mujeres referentes en temas de tecnología, y que ya caminaba con soltura por el cibermundo cuando la mayoría de nosotros todavía miraba con recelo esa cosa abstracta que dio en llamarse Internet y que hoy da marco a nuestra forma de vivir. Por estos días, con temas relacionados a las nuevas tecnologías en el ojo público, como los polémicos proyectos de ley estadounidenses SOPA (Stop Online Piracy Act) y PIPA (Protect IP Act), y la discusión que generaron acerca de la piratería virtual, la argentina es una voz calificada y requerida por medios de comunicación de toda América Latina. En una breve visita a Buenos Aires, habló con Para Ti. Moschini es argentina y relacionista pública de origen, aunque después completó su formación con Marketing y Comunicación web, y emigró a Estados Unidos para luego terminar instalada entre Barcelona y Miami. Su primer acercamiento al mundo de Internet fue en 1998, cuando se trataba de una industria aún muy incipiente, y ella era una mujer muy

S

a 96 ACTUALIDAD

joven. El cruce de esas características, y verse rodeada de “gente brillante” la hizo “aprender como una esponja”. En ese contexto, dice: “Fue ahí donde descubrí que tenía dos pasiones: la comunicación y la tecnología. Quería trabajar en esa parte de la comunicación que permite a las compañías usar tecnología de Internet para llegar a su público, hablar con su gente y así poder dar un mejor servicio”. Luego de adquirir experiencia trabajando en el área de comunicaciones de grandes empresas, en 2003 dio el salto y fundó Intuic, una compañía de social media que actualmente cuenta con 84 empleados fijos y sedes en Nueva York, Londres, Miami, Barcelona y Buenos Aires. “Quería que fuera dinámica, flexible y lo más virtual posible. Ya había una tendencia muy marcada al trabajo remoto, desde las casas, que hoy sigue creciendo y ofrece muchas posibilidades de eficiencia”, asegura. ¿Cómo era trabajar en esa primera fase de Internet, cuando todavía no era masivo? ¿Tu familia y amigos entendían lo que hacías? La gente pensaba que eras programador. Y yo de temas técnicos no tengo ni idea, sé lo que hay que pedirle a un programador, que es el genio que todo lo decodifica, para que te dé algo que sirva. Pero costaba bastante, porque las personas no entendían que había una cosa llamada Internet. Hoy, gracias a ella, la gente trabaja dis-

tinto, se enamora distinto (N. de la R.: se señala a sí misma, ya que conoció a su marido en un sitio de online dating) y se relaciona distinto. Incluso se queja de las empresas de una manera diferente. Antes mandabas una carta de lector, hoy armás una campaña en Twitter defenestrando a un mal servicio. Hubo un giro radical en la vida de todos. Cambiaron los modelos de negocios. Esta semana, por ejemplo, Kodak anunció su quiebra. ¿Por qué pasó eso? Porque no se adaptó. Fueron los primeros en su tiempo, pero tenés que estar siempre un paso adelante. Para ser exitoso en negocios tenés que ver movimiento donde el resto ve algo quieto. Ellos en su momento lo vieron, pero después se les escapó la tortuga. Y esto le puede pasar a cualquier compañía si no se reinventa. La realidad del momento es ahora, no dentro de cinco años, porque entonces ya va a ser tarde. Internet generó una nueva economía, aunque a las industrias discográficas y del cine no les guste, y estén como locos con las famosas SOPA y PIPA. ¿Qué son, concretamente, las leyes SOPA y PIPA? ¿Por qué generan tanta polémica? Ambas leyes buscan combatir la piratería, es decir, la descarga ilegal de productos con propiedad intelectual. En síntesis, dicen: “vamos a perseguir, culpar y juzgar a los canales que permiten algún tipo de interacción con un proACTUALIDAD 97 a


096-099_PT4676_EXPERTA_Maquetación 1 29/02/12 00:22 Página 98

“Cuando las mujeres emprenden hacen negocios artesanales que tienen que ver con su buen gusto y su actitud creativa, pero que rara vez toman escala. Creo que las mujeres todavía tienen miedo de plantear un negocio de mil millones de dólares.”

ducto falso en el mercado estadounidense”. Si tenés un sitio con un contenido que falte el respeto de la propiedad intelectual, como puede ser Wikipedia o incluso Google, te bajan toda la página, no solamente ese material. Y si linkeás ese tipo de contenido también te pueden multar. Muchas veces, si abrís una plataforma para que la gente ponga material, no sabés si es propio o robado. Con Megaupload, que fue cerrado por el FBI, sucedió que mucha gente lo usaba genuinamente para poder pasar archivos pesados de un usuario a otro. Pero otros para subir una película trucha y que otros la bajaran. ¿Cuál es tu opinión personal respecto a la piratería? ¿Está bien mirar películas online y bajar música? No creo que nadie pueda estar a favor de la piratería. El tema es a 98 ACTUALIDAD

cómo la combatís. La gente que está en contra de estos proyectos de ley argumentan que volar el puente por el que la información llega al usuario no es el camino, sino perseguir a quienes hacen las copias truchas.

más masivo. Si tengo mejor calidad, ¿para qué voy a ensuciarme? Aunque la gente muchas veces no percibe a la piratería como un delito, hay un sentir social diferente sobre lo que es un bien público o privado en Internet.

¿Puede existir una manera efectiva de combatir la piratería? No. Creo que tiene que cambiar la industria. Las discográficas y todas las compañías que producen contenidos tienen que diseñar una estrategia de Internet, una manera mucho más flexible de licenciar sus productos. Si bajar una película te saliera tres pesos, probablemente no andarías pirateando algo de mala calidad. Si te sale cincuenta pesos, seguramente lo vas a pensar dos veces. Entonces, un camino sería tener una política mucho menos agresiva en el precio, y hacer que esto se haga

¿Y qué pensás de las reacciones en el bando contrario a estas leyes? Por ejemplo, el hecho de que el hacker Anonymus haya respondido al cierre de Megaupload hackeando las bases de datos de las discográficas? Parece la pelea entre el bien y el mal, y no queda claro quién es quién. Ahora la opinión pública está del lado de Anonymus. Viene a ser como la figura del justiciero, el que ataca a los malos, desde el poder que tiene, que es tecnológico. Esto también marca que tal vez en el mundo, en la próxima guerra, la

¿Qué cambios traerá la nueva política de privacidad de Google que acaba de entrar en rigor? ¿Cómo afecta a los usuarios? La intención de Google es crear una experiencia perfecta para los usuarios que los haga relacionarse con la compañía no como un buscador, sino más como un asistente personal de confianza. Más usuarios de Gmail comenzarán a utilizar y compartir el Calendario, el Chat, Fotos o Documentos de Google. Comenzarán a confiar más en los servicios de localización de Google, que les indicarán dónde comer o comprar, o cómo encontrar la ruta más corta para llegar a alguna reunión de la cual ya han sido alertados gracias al Calendario de Google. Cada nuevo servicio conocerá el idioma y cómo se escriben los nombres de sus contactos de manera correcta, mejorando la experiencia del usuario aún más. Creo que hace la vida más simple al tener una política de privacidad centralizada. ¿Por qué creés que cuando de Internet y tecnología se trata hay pocas referentes mujeres? Es sorprendente que en todos los proyectos que hay en Internet, que son muchos, haya prácticamente cero mujeres. En Estados Unidos hay más o menos un 15% de compañías de Internet que tienen mujeres en su directorio. Y de ese 15%, sólo un 8% tiene mujeres que han recibido un capital de riesgo. Yo tengo la teoría de que cuando las mujeres emprenden hacen negocios artesanales, que tienen que ver con su buen gusto y su actitud creativa, pero que rara vez toman escala. Creo que las mujeres todavía sienten temor de plantear un negocio de mil millones de dólares. Y tienen miedo de sentarse ante un inversor y negociar con esas cantidades de dinero de por medio. Todavía no se ha pegado la vuelta donde la mujer sea lo suficientemente valorada intelectualmente como para sentarse a negociar plata con un hombre. Y seguro que la capacidad la tienen, pero eligen enfocarse en cosas mucho menos escalables. ❑

Amor a primera búsqueda Silvina Moschini hace todo a través de Internet. Todo. Desde las compras, comunicarse con sus seres queridos y trabajar hasta, incluso, enamorarse. Y, en este último caso, el proceso fue tan rápido como navegar con banda ancha. Envalentonada por una amiga, Silvina hizo su primera búsqueda en el sitio de citas online Match.com. Ingresó una lista detallada de lo que buscaba en un hombre y un procesador y una base de datos hicieron el resto. Saltó el nombre Alex Konanykhin, un ruso cosmopolita, empresario y emprendedor, que coincidía, según el cálculo que hizo esa plataforma, en un 99 por ciento en lo que Silvina consideraba la pareja ideal. Después del primer contacto virtual, chatearon cinco horas diarias durante once días. “Antes de conocernos, Alex ya había cambiado la patente de su auto por una con mi nombre (SILVI) y tenía listos los pasajes en primera clase que me llevarían a conocer su casa en Washington. Por mi lado, yo ya sabía que había encontrado lo que había buscado durante toda mi vida, aún antes de conocerlo personalmente”. Ese momento, el de verse las caras, era el paso siguiente, y sucedió. Ella estaba en Buenos Aires, él en Washington, y eligieron Miami, su “segundo hogar”, como tierra neutral para encontrarse. Veinticuatro horas más tarde, Alex le propuso matrimonio y ella aceptó, sin dudarlo. Se casaron en Miami.“No fue una locura. Estábamos locos el uno por el otro”, dice ahora, cinco años más tarde. Según ella, la principal ventaja de esta forma de buscar amor es una mayor apertura de los sentimientos de cada una de las partes. Además, está la magia extra que se genera con la expectativa. Y agrega: “La desventaja es que la hora de la verdad es cuando te conocés personalmente. La química no se puede mentir”. La especialista web remarca lo natural que le resulta haber conocido a su hombre por ese medio: “Internet es la base de datos más grande del mundo y las probabilidades de encontrar a alguien especial son mucho mayores que en la vida física”.

Agradecemos a: Cristina Bertolotti, maquilladora.

mayor área de riesgo sea la vulnerabilidad tecnológica. Entonces, me parece que un poco se les va la mano, pero por otro lado es como un check and balance de poder; un mensaje de que las industrias no pueden hacer lo que quieran. Antes de la economía de Internet no había ninguna posibilidad de que un consumidor tuviera una voz pública cuando era maltratado por una compañía. Hoy, con las tecnologías de contenidos generados por los usuarios, como Twitter, Facebook y YouTube, las empresas se agarran de los pantalones cuando se empiezan a hacer movidas críticas, porque escalan enseguida. También pasa con las causas sociales, como fue la primavera árabe. Es el poder de la masa que ahora se reúne en el fogón virtual para plantar una bandera o expresar sus ideas.

Silvina y su marido, el ruso Alex Konanykhin

ACTUALIDAD 99 a

Intuic en revista Para Ti  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you