Page 1

LOS DOSCIENTOS ENIGMAS QUE

HAN DESAFIADO A LA HUMANIDAD,

DESDE LA ANTIGÜEDAD HASTA

NUESTROS DÍAS.

TIM DEDOPULOS dedopulos@gmail.com


Esta adivinanza es Sumeria. Hay una casa en la que se entra ciego y de la que se sale vidente. ÂżQuĂŠ casa es?


Os propongo una adivinanza. Está datada en la Antigua Grecia y dice así: Cuantos más de ellos acumulas, más de ellos dejas para los que vienen detrás. ¿Qué son?


Este sencillo acertijo procede de la Antigua Grecia y ha sobrevivido hasta nuestros días. Dice así: Por la noche vienen sin ser llamadas. Por el día se pierden sin haberse ido ¿Quienes son?


Este corto pero intrigante acertijo procede de la Antigua Grecia y dice así: ¿qué es lo que tiene raíces que nadie ve, y es mucho más alto que los árboles, que se eleva, se eleva y se eleva, pero nunca crece?


Esta antigua adivinanza griega puede desafiar el ingenio moderno. Dice asĂ­:

Hay una casa verde. Dentro de la casa verde hay una casa blanca. Dentro de la casa blanca hay una casa roja. Dentro de la casa roja, muchos niĂąos.


Este es un acertijo popular de la antigua época romana. Dice así:

Quien lo tiene no lo dice. Quien lo toma no lo sabe. Quien lo conoce no lo quiere. Pero los hombres mueren por él. ¿Qué es?


Año 780. Inglaterra. Un animal llegó de repente a esta mi casa, un animal maravilloso, que tenía dos cabezas, a pesar de lo cual solo tenía una mandíbula. Mostraba dos hileras de tres veces diez horribles dientes. Su alimento crece sin pausa en este mi cuerpo, y no es carne, sino fruta. No come con los dientes, no bebe. Cuando abre la boca no se observa caries alguna. ¿De qué animal se trata?


Este acertijo data del 950 y está recogido en un libro de literatura inglesa antigua conocido como "El libro de Exeter". Es el nº 25. Dice así: Soy una criatura maravillosa: objeto de deseo para las mujeres, servicial para los vecinos. No hago daño a ningún ciudadano, excepto a mi asesino. Mi tallo está erecto y es largo -en la cama estoy erguido-, y peludo en la parte baja (no diré donde). Algunas veces la hermosa hija de un campesino se atreve, moza orgullosa, a echarme la mano. Ataca mi rojez, saquea mi cabeza, y me confina en un lugar estrecho. La que así me maltrata, esa mujer de ensortijado bucles, muy pronto sentirá el efecto de su encuentro conmigo: habrá ojos humedecidos. ¿Quién soy?


Este acertijo data del 950 y está recogido en un libro de literatura inglesa antigua conocido como "El libro de Exeter". Dice así: A menudo debo batallar con las olas, pelear con el viento –luchar con ambos al mismo tiempo- cuando parto para buscar tierra bajo las aguas. Para mi, mi casa es ajena. Soy fuerte en la pelea, si puedo aferrarme a mi territorio. En cuanto aflojo, aunque sea poco, mis enemigos se hacen más fuertes, y, al zarandearme, enseguida me obligan a huir, robándome el tesoro que debo mantener a salvo. Lo impediré mientras mi cola resista; las piedras pueden contrarrestar mi fuerza. ¿Cuál es mi nombre?


A単o 1200. Inglaterra. Las adivinanzas han sido una parte importante de las culturas orales de todo el mundo durante siglos. Probemos con esta: Aunque vieja soy, en la jaula sigo con mi larga cola y una sola oreja. Tengo la boca redonda y a la gente alegre dedico mi canto con voz clara y hermosa.


Año 1300. Inglaterra. Este tradicional acertijo inglés parece sencillo pero no lo es. Para descubrirlo hay que conocer la manera de vivir de entonces. ¿Qué es lo que camina todo el día sobre su cabeza?


AĂąo 1400. Inglaterra. Esta adivinanza inglesa lleva dando vueltas por lo menos desde la ĂŠpoca medieval:

La anciana comadre Twitchett tiene un solo ojo, y una cola movediza que no para de volar. Siempre que salta una brecha, una parte de su cola se engancha en una trampa.


Año 1500. Inglaterra. La tradición inglesa nos ofrece esta adivinanza. Dice así: Por dentro soy blanca como la nieve, verde por fuera como la

hierba que crece; soy más alta que un caserón, pero más pequeña que un ratón.


Año 1450. Alemania. Es un interesante y tradicional acertijo de la Alemania medieval. Dice así:

Recorro bosques y campos todo el día, por la noche me tiendo bajo la cama en compañía, con mi larga lengua colgando, que alimenten estoy esperando.


España. Año 1525 Esta adivinanza española plantea un interesante desafío intelectual. Dice así:

Es tuyo. Tú lo creas. Se lo das a otro, que lo atesora y se lo guarda. Tú lo sigues conservando, ya que también lo valoras. ¿Qué es?


Francia 1600 Este acertijo procede de la época de los tres mosqueteros, aunque tiene una naturaleza más modesta que algunos de los excesos de esa época. Dice así: ¿Qué da vueltas alrededor de la casa y entra en ella sin tocarla jamás?


Alemania 1700 Cinco hombres iban de camino a la iglesia un domingo. Se abrieron las cataratas del cielo y empezó a llover. Cuatro de ellos corrieron a resguardarse y acabaron mojados. El que no se movió de su sitio acabó seco. ¿Cómo es posible?


Suiza 1700 Es uno de los acertijos tradicionales más enigmáticos. Dice así: Viajé a la ciudad. Me detuve en ella. Nunca fui allí. Volví al punto de donde salí.


Estados Unidos 1800 Tengo un gallo que no necesita grano, lo conservo como una maravilla. Cada vez que mi gallo canta, relampaguea, graniza y truena.


RESPUESTAS

RESPUESTAS

2.- la escuela

12.- un clavo en la herradura de un caballo

3.- los pasos

13.– la aguja y el hilo

4.- las estrellas

14.- la nuez

5.- la montaña

15.- el zapato

6.- la sandia

16.- la propia palabra

7.- el dinero falso

17.- el sol

8.- peine de marfil

18.- en un funeral, no se moja el que va en el ataúd

9.- la cebolla

19.- el reloj

10.- el ancla

20.- la escopeta

11.- la campana en un campanario


LOS DOSCIENTOS ENIGMAS QUE

HAN DESAFIADO A LA HUMANIDAD,

DESDE LA ANTIGÜEDAD HASTA

NUESTROS DÍAS.

TIM DEDOPULOS dedopulos@gmail.com

Adivinanazas en la historia  

Del libro Enigmas y juegos de ingenio de Tim Dedopulos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you