Issuu on Google+

3

Sin front ras

IRÁN

Las ruinas de un imperio

1970

CORRIERON UN TUPIDO VELO HACE 30 AÑOS LA SOCIEDAD IRANÍ PEDÍA A GRITOS UN CAMBIO DE GOBIERNO. LA MALA GESTIÓN DEL SHA LLEVÓ AL PAÍS A UNA REVOLUCIÓN ISLÁMICA QUE DURA HASTA HOY, Y QUE HA ARRASADO MUCHAS LIBERTADES. ASÍ ERAN Y ASÍ SON.

Texto: M&M. Ilustraciones: Susana Rico. No tiene una formación religiosa (su colegio fue laico), ni ella ni ninguna mujer de su familia lleva velo. El Sha, Mohammad Reza Pahlavi, ofrece derechos a las mujeres y ha prometido el sufragio femenino. Pero, ¿de qué sirve el voto si no existe una oposición? Sale a manifestarse a las calles.

Habla farsi (idioma oficial), francés y árabe. Viste con minifalda, pantalones o lo que le apetezca. Escucha la música que quiere y le encanta ir a bailar.

Uno de sus modelos es Shirin Ebadí, la primera mujer juez de Irán. Muchos años más tarde (2003) logrará el Premio Nobel de la Paz, reconociendo su atención a la "lucha por los derechos de mujeres y niños".

Tras las reformas de la ‘revolución blanca’ ve como el Sha está vendiendo el país a EEUU. Las compañías extranjeras sacan grandes ganancias de Irán, del 30% al 200% de las inversiones.

100

Firmó la campaña "No al hiyab obligatorio" lanzada en Facebook -cuenta ya con más de 20.000 apoyos- después de que la "policía moral" la amonestase en la calle por mostrar los tobillos y mechones de pelo.

Oye hablar de un ayatolá desconocido que critica la 'revolución blanca' del Sha. Se presentaba como un hombre del pueblo. Su nombre es Jomeini.

Fue al cine a ver “A Separation”, de Asghar Farhadi. Le asombró que la cinta iraní diese la vuelta al mundo y fuese nominada a los Oscar. Una pena que el gobierno de Ahmadineyad boicoteara “Innocence of Muslims”, la película que se presentaba este año a los premios.

Trabaja 22 horas semanales como administrativa de acuerdo con la decisión del gobierno de dividir un puesto a tiempo completo en dos parciales “para dar salida a tantas mujeres bien preparadas”. Su salario y seguros sociales también se reducen a la mitad.

No practica ningún deporte, no es nada fácil siendo mujer. Le enorgullece que las dos primeras musulmanas en alcanzar el Everest en 2005 fueran iraníes y que en 2006 unas valientes se atrevieran a fundar un equipo de rugby. Quizás algún día...

La igualdad de género estuvo presente en el origen de la cultura persa, le recuerda su madre. Fue Ciro II El Grande (s VI a. C) quien estableció cubrir a las mujeres para proteger su castidad.

Le encantan las sobremesas en que las mujeres se reúnen junto al samovar (recipiente metálico para el té). Es un momento de confidencias.

A través de Twitter pudo informarse sobre las manifestaciones a pesar de la censura gubernamental. Espera que no lo bloqueen.

Se ha operado la nariz, como el 50% de las iraníes, puesto que el rostro es la única parte del cuerpo que puede enseñar. La rinoplastia es señal de estatus social.

No cree en el matrimonio, pero si se casa está tranquila porque el divorcio no es difícil de conseguir en Teherán. El 25% ocurre en la capital.

Estudió en la escuela francesa de Teherán, forma parte del escaso porcentaje que ha recibido estudios superiores, sabe que los datos son desalentadores: el 60% de los iraníes son analfabetos.

Lee a Forugh Farrojzad, poeta feminista que escribía: “No estoy de acuerdo con encerrarse en las habitaciones. Hay que mirar para poder ver y para poder elegir”.

2012

Estudió Filología Inglesa. Ahora le sería imposible, en verano el Gobierno prohibió el acceso de mujeres a 77 carreras, como informática y hostelería.

Cuando Marzieh Vahid-Dastjerdi se puso a la cabeza del Ministerio de Sanidad se le saltaron las lágrimas, ¡la primera ministra iraní! Su alegría se desvaneció cuando comenzó a promover la segregación por sexo en hospitales.

No dudó en 'restaurar su virginidad' antes de casarse. Si hubieran descubierto que no era virgen habría tenido problemas. Las himenoplastias son muy populares en Irán y cuestan unos 2.000 €.

continúa


3

Sin front ras

A pesar de tener formación de ingeniero no encuentra trabajo; todas las empresas de la industria petrolera son estadounidenses y solo emplean a una élite ‘muy selecta’.

Él, como el resto de sus compañeros, opina que el Sha está vendiendo todo el petróleo a EEUU (las inversiones ‘yanquis’ han aumentado en 200 millones de dólares). El historiador Amin Saikal escribe: "Las compañías americanas tienen tanto poder que pueden dirigir la industria petrolera iraní según sus intereses”.

Han detenido a amigos suyos por pertenecer a una ‘organización política’ pero era una simple reunión literaria. Los arrestos en masa y las detenciones sin justificación están a la orden del día a manos de la policía secreta, el SAVAK.

Sale a manifestarse contra el régimen del Sha. Dentro de unos años (1978) estará en la plaza Yalé en Teherán, en el llamado 'viernes negro'. Será el preludio de la 'Revolución Islámica'.

102

Critica al Gobierno del Sha de actuar como gendarme estadounidense en el Golfo Pérsico y en la frontera sur de la Unión Soviética.

1970 Se distrae viendo por la televisión local Rangarang, un programa de música que en persa significa "Arcoíris". Un 'Operación Triunfo' de la época que da la oportunidad a muchos músicos y cantantes de pop jóvenes.

No encuentra qué leer con libertad. Han prohibido los periódicos, las revistas o los libros que critican al Gobierno o a Estados Unidos.

Se reúne con sus amigos y hacen fiestas secretas para poder bailar y beber. En ellas también hablan de un tal Jomeini, muy crítico con el régimen del Sha, pero a él le da mala espina su religiosidad.

Una revista inglesa (que lee clandestinamente) dice de Irán: “Por todas partes hay plantas de Pepsi y CocaCola pero en las barriadas la población toma 'jubes', el agua que corre por las calles”.

2012

Su último coche es iraní, por algo tienen la industria del motor del tamaño de la China. Le ha costado 11.000 € (uno extranjero puede salir por el doble) pero el litro de gasolina le sale a 0,44 euros.

El 14 de febrero de 2012, el “Día de la Rabia”, acudió a la Plaza Azadi, en Teherán junto con cientos de miles de personas (un par de miles, según la policía) en apoyo al líder de la oposición, Mousavi.

La férrea dictadura islámica también dicta los peinados de los hombres, el largo de sus mangas o si pueden o no llevar corbata, pero se sabe más libre que las mujeres.

Las ruinas de un imperio

Alucinó cuando el Gobierno dijo que Google era un arma de espionaje. No quiere imaginarse lo que será ese "internet nacional" que planean.

Con un salario de 4.2 millones de rials (260 €) no le alcanza para sostener a su familia. Eso sí, cuando nació su segundo hijo, este recibió 950$ en un banco del Gobierno y recibirá 95$ más cada año hasta que cumpla los 18.

Si un hombre "besa con deseo o lujuria a otro" el castigo son 60 latigazos, 74 si se rozan con sus muslos. La sodomía puede ser penada con la muerte. Por supuesto, él nunca admitiría que la homosexualidad existe en Irán. Se hartó de escuchar a Ahmadineyad diciendo que el control de la natalidad es una malvada importación de Occidente. Años antes casi regalaban las vasectomías para reducir la población.

Su casa siempre está preparada para recibir a algún 'mehman' (invitado). Junto al té le gusta servir frutas y dulces. Además, todos tienen que descalzarse antes de entrar al salón.

103


Iran: Corrieron un tupido velo