Issuu on Google+


Visión General: En el cristianismo, un obispo (del latín episcopus) es un sacerdote que recibe el sacramento del orden sacerdotal en su máximo grado, que es el episcopado. Casi todas las confesiones cristianas cuentan con obispos, como la Iglesia católica, las Iglesias ortodoxas y algunas iglesias protestantes.


Desde un punto de vista etimológico, el obispo es aquella dignidad eclesiástica encargada del control y vigilancia del cumplimento de las leyes de la Iglesia o Derecho canónico en el territorio de su jurisdicción o diócesis.


La Iglesia católica, de acuerdo con su derecho canónico, considera al obispo como el miembro de la Iglesia que ha recibido la plenitud del sacerdocio ministerial por el sacramento del orden, sucesor de los apóstoles y pastor encargado del gobierno de una diócesis; en virtud de la colegialidad, comparte con el papa y con los demás obispos la responsabilidad sobre la Iglesia entera. Los obispos poseen símbolos distintivos que muestran su dignidad.


En el catolicismo, usan vestiduras de color, un anillo y una cruz. En las ceremonias solemnes, llevan la mitra y el báculo.


Algunas clases de Obispos son: •Obispo auxiliar: es el asignado a un obispo ordinario para que le supla o ayude en el gobierno de la diócesis. •Obispo preconizado: actualmente son aquellos que han sido nombrados por el papa pero que todavía no han sido ordenados o tomado posesión del gobierno de su diócesis. •Obispo regionario: era aquel que, sin tener silla episcopal asignada, iba a ejercer su ministerio a diferentes lugares en virtud de las necesidades de la Iglesia. •Obispo sufragáneo: es el de una diócesis que, junto con otras, forma la provincia eclesiástica o territorio gobernado por el arzobispo. Monseñor Pedro Ossandón Buljevic Obispo Auxiliar de Santiago y Vicario General 


Cada obispo tiene a su cargo el gobierno y cuidado de una Iglesia local, organizadas territorialmente como diócesis (a modo de las romanas). Cada diócesis se estructura habitualmente alrededor de una ciudad, y en esa ciudad se encuentra la iglesia principal (catedral), de la que es titular su obispo y en donde se encuentra su cátedra (sitial), lugar desde donde preside las celebraciones litúrgicas, eventualmente imparte justicia y confiere los sacramentos.


Orden de los obispos según Isidoro de Sevilla: En sus Etimologías del siglo VII, Isidoro de Sevilla considera al obispo como el mayor grado de clérigo y distingue para él, cuatro órdenes: •Patriarca: "padre de los príncipes", "el más eminente de los padres", ocupa el primer lugar, el apostólico, como es el caso de los patriarcas romano, Constantino politano, antioqueno, jerosolimitano o alejandrino.


•Arzobispo: "príncipe de los obispos", "el más importante de los obispos", desempeña una función vice apostólica y preside a los metropolitanos y a los demás obispos. •Metropolitano: "episcopado", obispo colocado por encima de los demás, denominados así por la importancia de la capital de una provincia a quien le ha sido confiada su custodia. •Obispo propiamente dicho.

Ex arzobispo de Santiago, Francisco Errázuriz


Forma de elección de los Obispos: En la actualidad, los obispos son nombrados de manera directa por el papa en el caso de la Iglesia católica o el patriarca en el caso de la Iglesia ortodoxa y copta. El modo que sigue la Iglesia católica es el siguiente: El nuncio apostólico de cada país reúne información en cada provincia eclesiástica del país sobre los candidatos al episcopado, enviándola a la Santa Sede.

El nuncio apostólico


Una vez estudiado cada caso, se procede a la elecci贸n. El nuncio consulta al sacerdote si acepta su elecci贸n como obispo. Una vez que el presb铆tero ratifica su deseo, se emite la bula y se hace p煤blico el nombramiento episcopal.


En la Iglesia los obispos son los sucesores de los apóstoles, y como tales, son constituidos como pastores para que sean maestros de la doctrina, sacerdotes del culto sagrado y ministros para el gobierno. 


El obispo tiene la plenitud del sacerdocio, con potestad total, por la que gobierna una iglesia local o particular en comunión con el papa. El obispo en cada diócesis ocupa el centro de la iglesia local, y, ayudado por su presbiterado, tiene autoridad máxima en materia de magisterio, santificación y gobierno. El obispo tiene también la responsabilidad de la pastoral de la diócesis.


Obispos