Page 1

Una vez dios bajo del cielo y vino a este mundo y vio lo que había en el. Todo le intereso,pero mas que nada ,un viejo,porque en el se manifestaba el misterio de la muerte. Se acerco Dios hasta donde estaba el viejo y dijo: -Tu seras el tiempo. Te daré ese poder. Tendrás una varita mágica. Con ella tocaras las cosas y les pondrás su duración. El viejo tiempo se fue por el mundo,tal como lo había mandado Dios ,llevando en sus manos la varita mágica. Camino por una antigua ciudad y vio que había una terrible tormenta,de agua,viento y truenos. Dios pregunto: -¡Oh,viejo Tiempo!¿Cuanto durara esta tormenta?. Y el Tiempo dijo: -Solo seis horas y limpiara la atmósfera. Siguió el viejo Tiempo ´por el mundo,mientras Dios lo seguía. Llego a la cárcel y tuvo la visión de un condenado. Entonces inquirió: -¡Dime,gran Tiempo!¿cuanto estará preso este hombre?. El Tiempo dijo: -Un año nada mas,porque solamente es un vulgar ladrón. Siguió caminando el Tiempo,y observo a un hombre que estaba trabajando. Dios pregunto: -¿Cuanto tiempo trabajara este hombre?. Contesto el viejo: -Unicamente una semana,porque es un haragán. Poco después, el Tiempo vio un rosal que crecía esbelto como en tierras de sueños. Interrogó Dios: -¿Cuándo dará rosas el rosal..? El Tiempo respondió: -Mañana mismo, el capullo se abrirá una fragancia. Hora más tarde, el Tiempo tuvo la visión de un hombre que padecía de locura Preguntó Dios: -¡Oh Tiempo! ¿Cuánto le durará la locura a este hombre? Y el Tiempo contestó: -Siete años y luego morirá. Camino el Tiempo y vio gente que vivía feliz. Dios preguntó: -¿Hasta cuándo vivirá feliz esa gente? El Viejo contestó: -Toda la vida. Es gente buena. Siguió caminando el Tiempo y contempló a un hombre leyendo un libro. Dios quiso saber: -¿Cuánto tardará este hombre en leer su libro? -Mucho libros más leerá y tardará mucho años. Es un sabio. De pronto el Tiempo vio a un Rey que pasaba en sus carrozas. Dios preguntó: -¿Cuántos años Rey reinará? -Muchos años durarán las cosechas de su Reino. El Tiempo avanzó por el mundo y tuvo la visión de una pareja de amantes. Dios preguntó: -¡Oh Tiempo! ¿Cuánto durará el amor de los amantes? -No sé... quizás, hasta que los lirios se marchiten... Por fin, Dios se acercó al Viejo Tiempo y le preguntó:


-¿Cuándo morirás...? Y el Viejo respondió: -Cuando el Libro de mi Vida se cierre para siempre...

El tiempo pastica  
Advertisement