Page 16

J.Carlos de la Concha Macias

La caída (el ángulo) debe de ser normal en forma de U invertida y nunca tocará el borde de la maceta, huiremos de la forma de media luna, clásica en los principiantes, será necesario que la curvatura empiece desde la misma base y en el primer tercio del tronco no existirá ninguna rama. Esta curva tiene que ser lo mas natural posible y nunca se ocultará es la que da naturalidad y personalidad al árbol y trasmitirá su fuerza por sobrevivir. Pueden hacerse cascadas con varios troncos. El tronco debe de tener un adelgazamiento según lleguemos al ápice natural. Si tiene dos troncos el vertical se tratara como un recto formal o un inclinado, la otra rama será la que bruscamente caiga como una cascada. En la Semicascada esta rama es más horizontal y de menos longitud. La rama que baja tendrá sus ramas secundarias a derechas e izquierda y delante y atrás, alternándose y estas se alambraran rectas para darle un mejor movimiento y la sensación de flotar en el aire. Las ramas deben de alternarse siguiendo la curvatura natural del tronco, es decir que saldrán de la parte convexa y no de la cóncava. Hay cascadas clásicas: En ellas sus ápices superior e inferior están unidos por una línea imaginaria y perpendicular al borde de la maceta, esta línea a su vez pasara por el centro de la base del tronco. Este estilo se consigue a base de mucho alambrado y con gran suavidad para no resquebrajar al tronco. Los espacios vacíos entre ramas tienen que ser muy delimitados y sin nada que estorbe este vació. El árbol puede caer a derecha o izquierda, dando más sensación de caída si se inclina a la derecha, aunque también pueden ser muy interesantes los árboles que caen a la izquierda. 16

los estilos del bonsai  
los estilos del bonsai  

los estilos del bonsai

Advertisement