Issuu on Google+

LA PORTADA El niño es japonés. El padre es de otro continente. ¿Cuál? ¿? El adulto es marinero y su pelo es naranja. ¿Por qué? ¿? El autor de la portada, Ricardo Cavolo, no dibujó ninguna justificación. No ilustró la historia que hay detrás de estos personajes y de este mar. Dice que el relato de esa espalda tatuada, esas olas, ese barco y ese niño impecablemente vestido es responsabilidad del que lo mira. Es trabajo de su fantasía. “En todos mis trabajos intento crear una historia interna. Que haya una intrahistoria”, cuenta el ilustrador. “En este caso personifiqué a Yorokobu como un pequeño niño japonés con un padre marinero de otro continente (tiene barba castaña o pelirroja, así que japonés no puede ser). Y a partir de ahí ya dejo a la imaginación de cada uno que reconstruya la historia de un marinero de barba pelirroja que termina teniendo un hijo en Japón y, además, intento que se note que tienen una relación tan positiva como la expresión que refleja el pequeño Yorokobu en su tímida pero feliz cara”. Ricardo Cavolo dibujó esa escena y situó el lettering de Yorokobu en el dorso del marinero. El niño se llevó también su parte de tinta. En la frente. Es la imagen que se impuso ganadora en el concurso Hazlo Tú, convocado por Yorokobu + Volkswagen, para el diseño de la portada y la contraportada de este número de febrero.

La técnica utilizada es tinta y acuarela en papel. “He querido crear una gran masa llena de tatuajes para reflejar esa cantidad ingente de información que se trata en un medio como Yorokobu. Ese torso es como el universo de las ideas, repleto de cientos de fuentes de inspiración y diversos mundos de los que aprender”, especifica el diseñador. Cavolo tiró más de sus manos que de ordenador para dibujar la portada. Lo hace en todos sus trabajos. “Si hay algo que trato que sea una constante en mi trabajo es que todo sea hecho a mano. Primero, porque es como mejor sé contar las cosas, y segundo, porque me parece que algo hecho a mano tiene más calor o más alma. Trabajo mucho el color para que siempre sea impactante y llame la atención. Y en cuanto a estilo, se puede decir que es sencillo o un poco naïf, y lo uso precisamente para contar historias más complejas. Si el estilo es sencillo, es más directo y llega mejor al espectador”. Este ilustrador, nacido en Salamanca y licenciado en Bellas Artes, asegura que le interesa mucho “toda la faceta outsider del mundo, todo aquello a lo que, por rechazo o desconocimiento (o ambas), no se le presta la debida atención. Y trato de trabajar esa parte fuera de lo normal en mi obra, intentando darle la dignidad que merece a esa parte del mundo”. ricardocavolo.com

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 1


foto_ Olivier Lejade bajo licencia CC


UN BAOBAB LLENO DE EXPERIENCIAS Suerte que NH no hizo como El Principito y no arrancó de raíz su baobab cuando éste comenzaba a despuntar. Al protagonista del libro de Saint-Exupéry no le quedaba más remedio que eliminarlos cuando apenas eran unos arbustos porque en su pequeño planeta no había espacio para unos árboles tan tremendos…

En cambio, NH Hoteles no tenía ese problema. Su stand en FITUR 2012 era suficientemente espacioso. Tanto como para alojar al baobab, además de varias áreas de trabajo, otra de información… Hasta, incluso, convertirse en escenario de un show cooking. La cadena hotelera aprovechó su presencia en la feria para demostrar la especial atención que presta al paladar de sus clientes en todos y cada uno de sus establecimientos. Y lo hizo con un cartel que reunía a dos de sus grandes cocineros: Óscar Velasco, a la cabeza del restaurante madrileño Santceloni y nombrado mejor chef del año en los premios Mahou Millesime 2011, y Paco Roncero, chef de La Terraza del Casino. Ambos deleitaron con sus creaciones a los visitantes a la feria y demostraron lo merecidas que son

las cuatro estrellas Michelín que suman entre los dos.

No fue ésta la única actividad que se celebró a la sombra del baobab. NH Hoteles tampoco dejó pasar la oportunidad de rendir homenaje a la gente NH durante la celebración de FITUR. A todos los clientes que llenan de vida los 400 establecimientos que la cadena hotelera dispone en 25 países. Pero también a sus trabajadores. Sin ellos, todo ese mundo de experiencias NH no sería posible. Se le ocurrió que la mejor forma de rendir tributo a las personas y sus vivencias podría ser un concurso de experiencias. Y por eso organizó NH Experience Fitur. Para participar, los visitantes de la feria tenían que tomar una fotografía que fuese capaz de mostrar cosas como la experiencia de viajar al extranjero, peculiaridades culturales de países exóticos… En definitiva, el espíritu de viajar. Después tenían que compartirla en Twitter a través del hashtag #NHexperienceFITUR. El premio para el ganador no podía ser otro: disfrutar de una experiencia NH inolvidable.

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 3


YOROKOBU STAFF

DIRECTOR

JEFA DE PUBLICIDAD

REDACTORA JEFE

DEPARTAMENTO COMERCIAL

Juanjo Moreno juanjo@yorokobu.es Mar Abad mar@yorokobu.es

COMMUNITY MANAGER Marcus Hurst marcus@yorokobu.es

DIRECCIÓN DE ARTE LuisB luisb@luisbboy.com

REDACCIÓN

C/Acebo, 13 28016 Madrid t. 914 157 283 www.yorokobu.es twitter: @yorokobumag

HAN COLABORADO EN ESTE NÚMERO

David García david@yorokobu.es Gema Lozano gema@yorokobu.es Ximena Arnau ximena@yorokobu.es José Luis Colomina colo@yorokobu.es

Albert Gomez agomez@guerrillademedios.es Jordi Granja jgranja@guerrillademedios.es

SUSCRIPCIONES

Carmen Lago carmen@yorokobu.es

DIRECTOR DE PRODUCCIÓN

Belén Torregrosa

María Fernanda Ampuero

Caleb Condit

Mario Tascón

Edu León

relajaelcoco

Javi Creus

Ricardo Llavador

José Luis Moro

Sixto Arias

Fermín Abella fermin@yorokobu.es

Storyteller hola@belentorregrosa.com Fotógrafo www.calebcondit.com Fotógrafo ojala.es@hotmail.com

Julio Wallovits

4 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

DELEGACIÓN BARCELONA

José María Latorre jmlatorre@comunicartespp.com

Director general creativo de Remo jlmoro@redremo.com

Edita: Brands & Roses, S.L. Impresión: Rivadeneyra www. rivadeneyra.com. Depósito legal: M42701-2009

Macarena Velilla macarena@yorokobu.es Marisa Caballero marisa@yorokobu.es Pedro Monzó pedro@yorokobu.es Silvia Moreno silvia@yorokobu.es

DIRECTOR COMERCIAL

CEO de Ideas for Change javicreus@ideasforchange.com

Periodo de Control: Abril/2011-Septiembre/2011. Tirada media 30.900

Rocío Martí rocio@yorokobu.es

Director general creativo de La Doma jwallovits@ladoma.org

Escritora mariafernandaampuero@hotmail.com Director de Prodigioso Volcán www.prodigiosovolcan.com Diseñadores www.relajaelcoco.com Director creativo interactivo de Grey ultrallavador@gmail.com Managing director mobile marketing de Mobext sixto.arias@mobext.mobi

Velckro Artwork

Reggaetonero www.velckroartwork.com


ÍNDICE medidor de concentración

Perfeccionismo suena a parálisis

22

n´UNDO: Deshaciendo la arquitectura

50

Chinatown Usera

54

Las 3 fotos que Kodak podría haber hecho

24

La reconversión energética del Empire State building

52

La joya escondida del Mar del Aral

72

Las ciudades soñadas a base de puntadas con hilo

30

Hazlo tú

33

Apps

62

6 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

¿Es la tecnología un ser vivo?

74

Elogio de la edición y el ‘efecto Guaauu!!’

20

El enemigo de la obsolescencia programada

8

Un paseo por las nubes

26

El cristal

16

Be Happy

18

El papel milimetrado

64

Marketinadas

70

No leas. ¡Dibuja!

76


8 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


DE LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA POR

Marcus Hurst

FOTOS

Caleb Condit

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 9


Ian Schneller es una persona que se toma muy en serio

su trabajo. Tanto que dice que duerme más tranquilo por las noches, cuando se mete en la cama, al saber que ha contribuido a luchar contra ‘la chapucería’ que impera en la mayor parte de productos que nos rodean. “Cuando desmonto los objetos actuales me quedo horrorizado. Los tornillos están escondidos. Nada es intercambiable ni reparable. En los años 30, 40 y 50, los ingenieros siempre buscaban dar más de lo que se esperaba para aguantar imprevistos. Hoy solo veo a mi alrededor productos hechos para durar unos años y que, al poco tiempo, se acaban desechando. Se acabó el afán por comprar cosas de calidad y duraderas”, explica mientras camina de arriba abajo por su taller, en el barrio de Humboldt Park, Chicago. La protesta de Schneller podría ser interpretada, posiblemente, como el llanto impotente de alguien atrapado en el pasado contrario a la democratización y masificación de los instrumentos. Él dice no verlo así en absoluto. Comprar un instrumento, en su estimación, debería ser algo similar a adquirir un reloj que pasa de generación en generación. “Es una cuestión de permanencia. Mis guitarras no están hechas para durar unos años. Están pensadas para durar vidas”. Cada día, este cirujano de la acústica se encierra en su taller que utiliza como base de operaciones de Specimen Instruments. Una marca fundada por él mismo hace 25 años y que elabora guitarras, ukeleles, bajos, altavoces y sistemas de sonidos de forma completamente artesanal y bajo encargo. Sus propuestas más experimentales llegan incluso a considerarse obras de arte por coleccionistas de todo el mundo que buscan objetos especiales para escuchar música. Una de sus piezas más cotizada en este campo es el Horn Amp, un amplificador con forma de gramófono más cercano a una escultura que a un altavoz, que elabora con papel de periódico reciclado y madera reforzada. ¿El precio? Más de 1.000 dólares. La pasión con la que concibe los instrumentos le ha llevado a trabajar con músicos como Jeff Tweedy, de Wilco, o Jack White, de los ya difuntos White Stripes, a quienes proporciona equipo y arregla guitarras. Pero su relación más duradera y sólida es con el multiinstrumentista Andrew Bird, con quien colabora frecuentemente. Schneller es el científico loco siempre buscando ir más allá. Bird, su conejillo de indias, siempre dispuesto a probar sus nuevas creaciones. “Es una simbiosis que ayuda a explorar los límites de cada uno. Yo le intento proporcionar los mejores instrumentos para sus conciertos y él busca sacar lo mejor de los míos en esos conciertos”.

10 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

En diciembre encabezaron Sonic Arboretum, una instalación en vivo que transmitía la música de Bird por los altavoces esculturales de Schneller repartidos por una enorme sala en el museo de arte contemporáneo de Chicago. En el pasado, también han expuesto su trabajo conjunto en el Guggenheim de Nueva York.

El escultor de instrumentos

Precisamente, una de las piezas que concibió originalmente para Bird es la que utiliza este artesano para hacer una demostración en vivo de lo que sus instrumentos son capaces de ejecutar durante nuestra visita a su taller. Dos de sus altavoces característicos en forma de gramófono yacen sobre una estantería. Schneller pulsa un botón y empiezan a rotar como una hélice. Coge una de sus guitarras y toca unos acordes de blues. El sonido es nítido y envolvente. El movimiento de los altavoces crea un efecto hipnótico. Una vez terminado el pequeño concierto, Schneller se acerca a su mesa de trabajo y demuestra una vez más que su imaginación transciende lo meramente artesanal. Se sienta y abre una libreta con un dibujo coloreado de un proyecto que espera llegar a realizar en los próximos años. Es una especie de carrusel en el que cuelgan seis altavoces giratorios. Su forma de concebir la artesanía está fuertemente influída por su formación. Estudió bellas artes y se especializó en escultura, aunque la fascinación que siente por cómo funcionan las cosas viene de antes. “Tenía 13 años. Recuerdo que se estropeó un coche que me había regalado mi padre. Localicé la pieza que fallaba y compré un repuesto por 6 dólares y lo instalé. Me acuerdo, como si fuera ayer, de la satisfacción que recorrió mi cuerpo cuando se encendió el motor”, rememora. Este némesis de la obsolescencia programada no se resigna a aceptar que su batalla esté perdida. No reivindica que todos sean tan de nicho como él, pero sí hace un llamamiento para que se revise cómo la gente afronta la fabricación de guitarras y productos hoy en día. Schneller tampoco quiere que este oficio se vaya con él. Para asegurarse, el estadounidense transmite, desde hace años, sus conocimientos en Chicago School of Guitar Making, los cuales imparte en su taller. Una escuela por donde han pasado más de 1.000 personas. Es su forma de asegurarse de que siga viva su manera de entender la fabricación de instrumentos y, de paso, dar la espalda a lo efímero en favor de lo duradero. Specimenproducts.com


DE LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 11


DE LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

12 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 13


14 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


DE LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 15


POR SIXTO ARIAS

EL CRISTAL He visto un impactante video en YouTube titulado Un día de cristal, o algo así. Lo firma una empresa llamada Corning. Es de esos vídeos que consiguen que millones de personas lo vean sin que nadie pague por ello. He buscado cuál es esa empresa que tiene esa visión tan acertada del futuro, no inmediato, pero sí próximo. Compraré acciones de ellos igual que hice con Apple cuando me enteré que existía algo llamado iPhone y que era muy muy parecido a lo que llevábamos años esperando los enamorados del internet móvil. Si sigue existiendo el mundo dentro de un buen puñado de siglos, si no nos lo cargamos antes, esos humanos hablarán de la edad del cemento y de la edad del cristal, que es exactamente la que estamos comenzando ahora.

16 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

Me da igual si nos llamarán homo conectatus u homo destructivus. El cristal tiene que ser mucho más listo que para únicamente protegernos de la luz, el viento, el frío, la velocidad o el calor. El cristal puede reflejar, proyectar, interpretar nuestro tacto, nuestros susurros o leer nuestra sangre sin necesitad de sacarla de nuestras venas. Claro que las vídeoconferencias de nuestro smartphone se arrastrarán para continuar en la encimera de la cocina, en la puerta de la nevera o en una lentilla. La nevera hablará con el coche, el lavaplatos con la televisión y todos entre si y contigo, primariamente, a través de tu teléfono inteligente.


POR BELÉN TORREGROSA

BE HAPPY El progreso es un poema que, a veces, se quiebra en favor del dinero y nos hace perder el hilo conductor de nuestra idea de felicidad. Un día, viajamos a una estación llamada consumo y al llegar nos dimos cuenta de que... Felicity no estaba esperándonos en el andén. “Los consumidores han descubierto que el consumo no da la felicidad y han comenzado a repensar sus estilos de vida, dando valor a las cosas que verdaderamente hacen felices a las personas, como las relaciones humanas o el disfrute del tiempo”. Lo dice Ezio Manzini, arquitecto, ingeniero, profesor en el Politécnico de Milán y uno de los pensadores más destacados del entorno del Design Thinking. En un artículo publicado por la Parsons School de Nueva York, Manzini habla del diseño como herramienta que favorece la innovación social y la sostenibilidad, donde “solo promoviendo nuevos modelos económicos, de producción y de bienestar seremos capaces de escapar de esta crisis mundial”. Manzini es, junto a otras voces preclaras como la de Tim Brown (IDEO), la unión que busca hacer fuerza en torno a un nuevo concepto de felicidad, donde la información genera conocimiento, el flujo de comunicación genera redes, los servicios se transforman en relaciones y el valor se genera consumiendo mejor... en lugar de consumiendo más. La punta de este iceberg que busca repensar nuestra idea de felicidad e incorporar nuevos parámetros de medición al concepto de progreso cuenta con bonitas muestras como The happy film, un documental que se estrenará este 2012. El diseñador Stefan Sagmeister explora las posibilidades que el ser humano

18 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

tiene para entrenar su capacidad de felicidad y descubrir, de una vez por todas, “si es posible para una persona tener un impacto real en su propia felicidad”. Miserias y esplendores del trabajo es el nombre del último libro de Alain de Botton, un viaje por la vida de distintas profesiones sin aparente relevancia: fabricantes de galletas, auditores, expertos en logística, emprendedores y hasta un pintor llamado Taylor. El libro pone de relieve que ganar dinero a costa del tiempo o la pérdida de calidad de vida ha dejado de ser la máxima prioridad para, cada vez, más personas. Draw happy es un experimento liderado por Catherina Young donde personas del mundo entero cuentan (pintando) qué les hace feliz. En su primer año de vida, Young ha diseñado una nueva versión de la Pirámide de Maslow donde el amor y el sentido de pertenencia son lo que, por ahora, más feliz hace a las personas que han participado en el proyecto (www.drawhappy.org/). “No es imposible”, afirma Manzini. “Y no empezamos de cero. De hecho, durante las últimas décadas, toda una serie de actores sociales —incluyendo instituciones, empresas, organizaciones no gubernamentales y, sobre todo, individuos comprometidos en diferentes asociaciones— nos han demostrado que son capaces de actuar”. Podría ser un buen deseo para este 2012 fabricar algo más de felicidad propia y ajena... sin necesidad de mudarnos a Buthan. Me apunto. ¿Te apuntas?


POR MARIO TASCÓN

EL EFECTO GUAUUU!! Cuando en las postrimerías del siglo XX fueron desapareciendo los editores en los diarios y revistas a nadie, le asombró demasiado. Parecía un oficio del pasado y más en el mundo de tradicion cultural hispana donde, en muchos casos, habían ido adquiriendo un mero papel de correctores de erratas. La aparición de software de autoedición y correctores automáticos parecía que desplazaban ese oficio. Pero los editores son/eran otra cosa. Conseguian que un mal texto interesante fuera un artículo soberbio, tensaban a los productores de contenidos para que el resultado fuera excelente, y, si no lo era, ellos mismos retocaban, cambiaban y mejoraban. Llamaban a las fuentes para comprobar datos y discutían con fotografía y diseño sobre la mejor foto para acompañar el artículo. En el fondo, eran los que unificaban contenido y forma de manera inteligente, los que construían el producto, los antiguos arquitectos de la información, los cocineros del restaurante de los contenidos. Estas labores han sido disueltas en las actuales redacciones y hoy están repartidas entre los diseñadores (que hay veces que son grandes editores), los redactores y, alguna vez, los propios directores de las publicaciones. Pero la responsabilidad sobre ese trabajo conjunto no siempre existe. Ahora en la ‘fabricación’ de productos informativos y de entretenimiento de la galaxia de la prensa, con su extensión digital, se produce más una acumulación de tareas que una sincronización de las mismas. La demanda de contenidos en diferentes dispositivos de salida, los nuevos mercados de las tabletas, los móviles y las televisiones interactivas han agravado el problema ya que en muchos casos solo se programan salidas automáticas para evitar costes altos, pero eso está haciendo que se pierdan características de desarrollo específicas de cada uno de los soportes y, por ello, la atención de los lectores hacia esos productos. Igual que hace muchos años se intentó que los periódicos en internet fueran un ‘volcado’ de sus ediciones impresas, asistimos hoy día a un intento de que, por ejemplo, las versiones

20 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

iPad de un web sean un ‘volcado’ más o menos ingenioso de su material. En el fondo estamos sustituyendo parte de los trabajos de edición por automatismos desarrollados por ingenieros (con todo el respeto) sin visión global de los productos. Lo mismo pasa con las versiones en PDFs interactivos de las revistas: Hacemos encajar de la mejor manera que la tecnología nos permite, sin el mas mínimo coste pero con poca atención en lo que hacemos, productos de una industria en ventanas de otra. Mucho de esos sistemas tienen incorporado el ‘efecto Guauuu!!’, que consiste en que a todos los que lo ven la primera vez les fascina, pero cuando hay que usarlo a diario no nos interesa, incluso nos sobra. El ‘efecto Guauuu!!’ es una variante de la expresión mexicana: “Ese/a chico/a tiene un buen lejos”: una persona que se ve estupenda a distancia pero de cerca no nos gusta. Y es que el ‘efecto Guauuu!!!’ sin un trabajo especial e intensivo de edición de contenidos (más o menos automático) no sirve de nada. Y no se trata solo de una mejora formal (que también). Se trata de pensar en cómo se deben presentar esos contenidos en cada uno de lo aparatos en los que la gente lee/consulta. Es aplicar en cada momento y caso técnicas de edición específicas de cada canal para que el producto resulte atractivo, usable e interesante al lector. Piensa en lo cómodos y legibles que son en iPad los agregadores Zite o Flipboard que, teniendo varios “efectos Guauuu!!”, lo son sobre todo por sus contenidos, pero también por la propia edición de los mismos adaptada a esas pantallas. Piensa en cambio en cuántos contenidos ‘directamente’ volcados, pasado el primer momento fascinación por la pirotecnia técnica nunca más los hemos arrancado desde aquellos iconos que con ansia grabamos en nuestro escritorio por primera vez. No te dejes arrastrar por el ‘efecto Guauuu!!’. Cuando prepares un producto, o alguien lo haga para ti, concéntrate en lo más básico, la edición, y tu producto, si el contenido es bueno, será candidato al triunfo.


POR JULIO WALLOVITS

PERFECCIONISMO SUENA A PARÁLISIS La frase no es mía. Solía decirla el gordo e impaciente Winston Churchill cuando sus colaboradores tardaban demasiado en poner algo en marcha bajo la, excusa de que todavía no estaba todo “atado y bien atado”. La traigo a colación aquí, y ahora porque, al igual que seguramente le sucedía a Churchill, tengo la sensación de que el perfeccionismo está encubriendo un miedo, que no es más que una excusa nacida de la corrección política para evitar poner en marcha todo lo que podría fracasar, o sea, TODO. Para empezar, lo perfecto no existe. La actitud perfeccionista sí debe existir: hacer las cosas bien es más necesario hoy que nunca, pero el legítimo perfeccionismo está asociado a un tipo de inteligencia específica –nunca es general-. Es importante hacer bien la distinción. El perfeccionismo legítimo pertenece al mundo de la pasión y de la fuerza. El perfeccionismo arquetípico es, simplemente, conocimiento y experiencia impostados. Y la experiencia impostada no es más que un billete de lotería ganador comprado después del sorteo. Parece que en España el asumir riesgos no está bien visto. Es un tema cultural. En otros países, el asumir riesgos está visto como algo importante, necesario, casi heroico. De todas maneras, sea en la cultura que sea, el hecho de intentar algo, el arriesgarse, implica siempre necesariamente liberarse de las cadenas de lo enseñado y aceptar el error como base del conocimiento humano. Como decía George Clooney en Up in the air: “Todo el que

22 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

ha construido un imperio ha pasado algún vez por esto: el despido“. No debería darnos miedo, bajo ningún concepto, el tener que enfrentarnos a un mundo que está roto. Todo está roto, no pasa nada. Y nosotros, como seres humanos, tenemos la obligación de amar ‘lo que es’ tal como es. Si aceptamos esta premisa, la de que todo está roto, y miramos todo desde este prisma, la ansiedad desaparece, el miedo se diluye. El intentar cosas no-perfectas se vuelve algo natural. Es fundamental que nos enamoremos de lo roto; lo roto es el otro. Lo roto somos, incluso nosotros. La perfección no solo no existe, ni siquiera es deseable. Por tanto, neguemos el perfeccionismo cuando se presenta de forma arquetípica, cuando no es más que una forma de ejercer el control por parte del tiempo, cuando solo esconde su intención de mantener a raya el entusiasmo. Neguemos el perfeccionismo como manera de detener el avance de la juventud. Arriesguémonos, intentemos, hagamos. Sabiendo que hacerlo entraña el riesgo de perder, conociendo que podemos equivocarnos. Entendiendo que nada, al menos al principio, puede ser perfecto. “El hombre cuerdo se amolda a la realidad; el loco, intenta amoldar la realidad a lo que él cree. Por tanto, todo el progreso del hombre dependerá siempre de los hombres locos”. La frase es de Shaw. Casi perfecta.


POR JAVI CREUS

LAS TRES FOTOS QUE KODAK PODRÍA HABERSE HECHO (Y QUE, INEXPLICABLEMENTE, NO SE HIZO) 1975: El ingeniero de Kodak Steve Sason inventa la cámara digital. 1991: Kodak lanza junto a Nikon una cámara profesional de –atención– 1.3 megapíxeles. 1995: Primera cámara ‘apunta y dispara’. El 19 de enero de 2012 se acoge al concurso de acreedores confiando en poder vender sus 1.100 patentes a alguno de los grandes actores de la fotografía digital o a un especialista en la explotación de patentes. El problema de Kodak no ha sido la innovación. Pero hay tres fotos que Kodak podría haberse hecho y que, inexplicablemente, no se hizo. foto 1. La campeona de la foto digital La adopción de la fotografía digital empezó lentamente, cogió velocidad con la extensión de internet y ha explotado con los móviles. Kodak lo inventó, pero no tuvo cintura para cambiar un modelo de negocio basado en subvencionar las cámaras y generar margen en las películas y el papel. Nadie lo quiso ver o nadie tuvo el valor de asumir las consecuencias. Nadie supo poner al usuario en el centro y darse cuenta de que, para la mayoría, la foto es el momento, por encima de la calidad. Velocidad de disparo demasiado lenta, sobrecarga de luz: el objeto no se distingue. foto 2. La del álbum de fotos social Las fotos se hacen para capturar un momento especial con

24 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

el propósito de verlas en otras ocasiones y revivirlo, o bien de compartirlas con otros. Las fotos no solo se hacen, se usan. Si llevas 130 años en la industria de la foto, lo sabes. Si has decidido llamar “carrousel” a tu rueda de diapositivas para evocar a los caballitos de feria de la infancia, lo usas. Cuando asocias vacaciones a Kodak, lo proclamas. Kodak fue la comunidad de amantes de la fotografía más grande que jamás había existido. Hasta que llegó Flickr y fue el álbum de fotos social. Instagram, la app para compartir fotografías, es la mayor comunidad móvil nativa, por encima de Foursquare. Si lo sabes, úsalo. Profundidad de campo mal ajustada. El conocimiento clave está fuera de foco, oculto en medio del paisaje. foto 3. La de plataforma tecnológica de la imagen digital Cuando Kodak inventó la cámara digital no inventó solo un producto, sino una industria completa, la misma que la ha llevado a su práctica desaparición. Sorpresa: el 85% de las cámaras digitales y teléfonos interactivos usan alguna tecnología de Kodak. Quizás no estés en condiciones de cambiar el rumbo de un portaviones a tiempo. Pero seguro que no estás preparado para detener un tsunami. Puedes, quizás cobrar del seguro –los litigios jurídicos– después, pero será ya demasiado tarde. Decidir cuánto compartir para mantener una posición crucial en el sistema y, a la vez, cuánto reservarse para explotar un valor exclusivo supone probablemente la decisión estratégica más relevante en escenarios abiertos.


YOROKOBU.ES USUARIOS ÚNICOS*

PÁGINAS VISTAS*

VISITAS*

266.337 334.180 473.254

14.782

FACEBOOK FOLLOWERS

Desde el 13 de septiembre 2010

31 10.000 DE

BITACORAS.COM

posición 31 de 10.000 blogs habla hispana

16.683 ER 1 BLOG

* Datos ofrecidos por Google Analytics a 01/12/2011

TWITTER FOLLOWERS

WIKIO.ES

1er blog de la sección de cultura


26 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


UN PASEO POR LAS NUBES Con Passing Cloud, Tiago Barros propone un nuevo concepto de viaje en el que no tienen cabida ni los horarios ni el destino POR

Gema Lozano

Hubo un tiempo en el que viajar significaba eso mismo,

viajar. Los transportes eran precarios y, por eso, quienes emprendían un trayecto sabían que a lo largo de él pasarían vicisitudes, que conocerían gentes y lugares interesantes pero, también, que se les haría largo y, a veces, agotador hasta la extenuación. Con el tiempo, la evolución de las vías de comunicación y los medios de transporte redujo las distancias. Los viajes se volvieron más agradables y, sobre todo, más cortos. El confort y la velocidad cambiaron para siempre el concepto de viajar. El trayecto en sí quedaría relegado a un segundo plano. Una especie de trámite necesario para poder recalar en el lugar deseado. Lo importante a partir de entonces sería el destino. Tiago Barros no comparte el concepto actual del viaje. Por eso, cuando el diseñador y arquitecto decidió participar en el certamen Life at the Speed of Rail, organizado por el Instituto Van Alen y financiado por el Departamento de Asuntos Culturales de la ciudad de Nueva York, su propuesta fue Passing Clouds. Su proyecto no fue uno de los ganadores. No era ni de lejos el más rápido. Aunque, en realidad, no era ese

el propósito de Barros. Lo único que quería demostrar era que existen otras formas de viajar. “Passing Cloud es un medio de transporte innovador y respetuoso con el medio ambiente que no necesita caras autopistas ni vías ferroviarias para funcionar”, aclara Barros. El ‘vehículo’ se compone de un conjunto de esferas de acero inoxidable y cubiertas de nylon unidas entre sí. Dice el precursor del proyecto que se inspiró en los antiguos zepelines, aunque la forma de Passing Cloud recuerda más a la de las nubes. Algo que no es casual porque el nuevo medio de transporte funciona con el mismo combustible que ellas: el viento. Será el dominante el que decida el camino que recorrerá Passing Cloud. La esencia del proyecto es esa: concebir un vehículo con el que el viajero se centre en disfrutar del trayecto y se olvide de las prisas y del destino. “Es un viaje único. La sensación de flotar en la atmósfera, en la parte superior de una nube, sin horarios y sin conocer el rumbo. El propio viaje se convierte en el destino”. FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 27


UN PASEO POR LAS NUBES

28 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 29


30 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


LAS CIUDADES SOÑADAS A BASE DE PUNTADAS CON HILO No hay mucha diferencia entre un anciano que recita un poema o un joven rapero que canta unos versos acerca de Fez. Al final, la mayoría de los que habitan una ciudad la aman de una u otra manera. Así lo cree Liz Kueneke, una artista estadounidense que pensó que esos sentimientos se podían bordar en forma de mapas sobre una sábana. El Tejido Urbano es un proyecto que apela al contacto humano, al intercambio de opiniones entre vecinos y a la creación colectiva como herramientas de debate urbanístico.

POR

David García

Cuando Liz Kueneke se inspiró en los situacionistas de los años 60 para intentar leer los lugares a través de las experiencias de quienes los habitaban, no consideró que tendría que explicar esta corriente de pensamiento al ciudadano de a pie. La artista, nacida en Chicago pero de suela incansable, pensó que una aguja y un poco de hilo se podía utilizar en cualquier parte del mundo. Así comenzaron sus experimentos de confección participativa de mapas, de conglomerados de experiencias y de sentimientos que definían cada rincón del planeta. El Tejido Urbano surge en la Barceloneta en 2008. “Me di cuenta de que cuanto más tiempo pasaba la gente participando en la creación de los mapas, más conversaban y más se implicaban. Bordé un mapa del vecindario en una sábana. Me llevó más de cien horas de trabajo. Una amiga arquitecta, Sigrid Ostlund, creó una estructura que estiraba la sábana para hacer más fácil el bordado. Me lo llevaba todo a la plaza, bajo mi casa, y esperaba a que los transeuntes se acercasen”. Ahí comenzaba la relación con los vecinos y las largas conversaciones en las que Liz dejaba que le contasen qué significaba cada lugar del barrio para ellos. Entonces les hacía señalar los puntos neurálgicos del vecindario: un corazón rojo sería el núcleo del lugar; un pez negro, el punto donde ocurrió algún hecho histórico; un círculo verde mostraba un lugar con connotaciones positivas para los habitantes y una cruz amarilla, lo que necesitaba ser cambiado. Así, esa sábana, que salió de casa para hablar con la gente, escuchaba lo que cada ciudadano tenía que decir. “La experiencia fue asombrosa. Los vecinos comenzaban a hablar entre ellos por primera vez y debatían la belleza o utilidad de un nuevo mercado o el impacto de los turistas en el entorno”. Más allá de la dimensión social del proyecto, del buscado objetivo de tejer relaciones entre vecinos que nunca habían

cruzado una palabra, el Tejido Urbano aporta un interesante material urbanístico creado por los propios habitantes de las ciudades, por gente que suda en las calles y que luego describe con aguja e hilo. “Como poco, este sería un buen punto de partida para el debate”, explica Kueneke. Además, “lo que queda al final, el objetivo más poético, es el de crear una especie de retrato de cada lugar”. Tras las primeras puntadas con hilo en Barcelona, Kueneke empaquetó el costurero y cogió carretera y manta con destino a Manhattan. Y luego a Los Ángeles. Y después a Bangalore. Quito. Ecuador. Fez. Y de vuelta a casa, en Ibiza, donde sigue haciendo crecer la paleta de hilos de color sobre una sábana blanca. “En cada lugar había factores culturales que suponían diferencias a la hora de participar en el proyecto”, dice la artista norteamericana. “Mientras que en India los hombres cosían sin que eso supusiera un tabú, en Ecuador era una tarea reservada a las mujeres. Lo que no cambia de un lugar a otro son los sentimientos y experiencias de las personas en relación a sus ciudades y las ganas de hacer visibles recuerdos y pensamientos invisibles”. Lo que queda es una huida de esa visión por encima del hombro que nos acostumbró a pensar que las ciudades tenían que ser planificadas por estirados urbanistas alojados en lujosos despachos. “Una ciudad está hecha a base de un sentimiento de propiedad compartida. Cuando las personas piensan que la ciudad es de ellos, se sienten responsables de hacer de ella un lugar bello y se sienten motivados para realizar cambios a mejor”, cuenta Kueneke. Al final de todo, el asunto no va de eliminar de un plumazo el planeamiento de la manera en que se ha concebido en los últimos años, sino de que los arquitectos sean capaces de beber de la inspiración de los ciudadanos. El cambio de cultura bien podría comenzar a dibujarse con el centenario idioma de la aguja y el dedal. FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 31


32 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


HAZLO TĂš

En febrero cambiamos el orden de las cosas. La portada y la contraportada del ejemplar que tienes en tus manos proceden de un concurso convocado por Yorokobu + Volkswagen. Esta es la historia...

Yorokobu.es/hazlotu FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 33


SE BUSCA TALENTO Más de 1.300 trabajos se han presentado al primer concurso de creatividad de Yorokobu + Volkswagen ‘Hazlo tú’

Queríamos reconocer el talento que sabemos que tienen muchos de nuestros lectores. Les propusimos presentar propuestas de portada y contraportada para la revista del mes de febrero y, como premio, publicarlas. Sabemos que la gente joven tiene pocas oportunidades de mostrar lo que sabe hacer y quisimos ofrecerles una más. Y el nivel de participación nos ha demostrado que ha sido una buena idea. Más de 600 personas, la mayoría vinculada al mundo del diseño gráfico y editorial, enviaron 1.307 piezas, algo totalmente inesperado cuando planteamos a Volkswagen si nos quería acompañar en esta iniciativa. Aunque la mayor parte de los participantes procedían de España, llegaron trabajos de Italia, Reino Unido, Francia, Alemania, Estados Unidos, Argentina, México, Colombia, Perú y Chile. Febrero ya está aquí. Y tal y como prometimos, los ganadores abren y cierran este número de Yorokobu que tienes en tus

manos. Son estos porque así lo ha decidido un jurado de profesionales. Pero también porque tú, lector, con tus votos así lo has querido. La portada es para los coloristas tatuajes de Ricardo Cavolo. La contraportada correspondió a la exaltación de la amistad, la diversión, el optimismo y los viajes en coche de Victoria Zamora. En esta primera edición del concurso nos sorprendió algo. Muchos participantes han relacionado el lettering de la portada con la creatividad de la contraportada dedicada a Volkswagen. Y, en algunos casos, los resultados han sido brillantes. Tanto que para próximas ediciones nos planteamos que esta relación entre los dos trabajos sea condición imprescindible. ‘Hazlo tú’ ha sido una buena oportunidad para conocer nuevos talentos. Puede, incluso, que alguna vez encontréis una obra suya en estas páginas. Pero también ha servido para que Volkswagen conozca lo que la gente joven piensa de su marca. Ha quedado plasmado en más de 650 piezas.

JURADO

Wences Sanz, director del área de arte y diseño de la Universidad Europea de Madrid y director del estudio Stereo/Chromo David Ruiz, diseñador y fundador de Ruiz + Company Miguel Olivares, director creativo de La Despensa Rafa Soto, director creativo de HerráizSoto & Co Albert García, advertising manager de Volkswagen LuisB, diseñador y director de arte de Yorokobu Y cientos de lectores que, con sus votos, se han convertido en el 7º jurado

34 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


01

Ricardo Cavolo Ricardo GarcĂ­a-Miguel ricardocavolo.blogspot.com

PORTADA

01

Victoria Zamora vickyzamora.blogspot.com

CONTRAPORTADA

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 35


02 PORTADA

Oscar Gutierrez oscargutierrez.carbonmade.com

36 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


03 PORTADA

Marc Valls marcvallspla@gmail.com

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 37


04 PORTADA

Mike Castello Miguel PĂŠrez Soriano mikecastello.es

38 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


05

Denis Galocha tweemuizen.com

PORTADA

06

Victoria Zamora vickyzamora.blogspot.com

PORTADA

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 39


07

Javier Bueno javibueno.es

PORTADA

08 PORTADA

40 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

Miguel Sรกnchez Santa Cecilia yositengoabuela.com


09

Helena Melo helenamelo.com

PORTADA

10

Iban Vaquero jrz1974@gmail.com

PORTADA

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 41


02 CONTRAPORTADA

Angel Mellizo angelmellizoguazo.blogspot.com

42 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


03 CONTRAPORTADA

Ricardo Cavolo Ricardo GarcĂ­a-Miguel ricardocavolo.blogspot.com

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 43


04 CONTRAPORTADA

Jordi Roca foixcervera.blogspot.com

44 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


05

Giuseppe de Cessare giuseppedecesare.com

CONTRAPORTADA

06

Judit Quecuti jquecuti.blogspot.com

CONTRAPORTADA

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 45


07

Helena Melo helenamelo.com

CONTRAPORTADA

08 CONTRAPORTADA

46 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

Pablo Pérez García old6q.wordpress.com


09

Denis Galocha tweemuizen.com

CONTRAPORTADA

10

Fernando Vallespín youonlyliveonce.es

CONTRAPORTADA

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 47


50 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


El colectivo n’UNDO ha creado, a través del debate y la crítica, una propuestas en la que el cero es el nuevo menos. Ya no se trata de reducir las construcciones. Se trata de dejar de ejecutarlas o de eliminar aquello que sobra. POR

David García

ILUSTRACIÓN

Si se saca la cabeza del entorno conocido, ese que rellena eficientemente las cuotas de aquello que queremos escuchar, veremos que el mundo está mudando la piel. Lo está haciendo la política, la organización social o la forma de crear y consumir. La arquitectura también está en pleno proceso de replanteamiento. En ese debate entra n’UNDO, un movimiento creado por los arquitectos Verónica Sánchez y Alejandro del Castillo que aglutina a filósofos, geógrafos, ambientólogos o periodistas en la búsqueda de una arquitectura más sostenible. “La arquitectura se ha olvidado de servir a las personas”, dice Del Castillo “y se ha olvidado que el territorio no es infinito. Arquitectura no es construir, es mejorar el entorno; es hacer lo necesario, lo imprescindible”. Por eso, en ocasiones es necesario dejar de levantar tabiques. nÚNDO lo llama rearquitectura y lo pone en práctica instando a la reutilización cuando es posible, pero también borrando de un plumazo todo aquello que sobra mediante la demolición selectiva, “una actividad que permite recuperar gran cantidad de material del derribo, generando beneficios económicos y medioambientales claros. Es, además, un sector que tiene un futuro asegurado y que puede

Velckro Artwork

generar mucho empleo”, señala Del Castillo. N’UNDO colabora con entidades como Greenpeace o Arquitectos sin Fronteras además de con otros colectivos que hacen urbanismo o geografía social. Entre los frentes abiertos, destaca el concurso de ideas que, hasta el 3 de marzo, intenta recopilar propuestas para el desmantelamiento del Hotel de El Algarrobico, en la costa de Almería. “La iniciativa pretende visibilizar la otra cara de los desmanes urbanísticos y mostrar que la creatividad soluciona problemas”, dice Verónica Sánchez. También se encuentran en pleno proceso de desarrollo de un plan n’UNDO para un municipio entero. “El plan está basado en localizar, mapear y analizar elementos ‘nundeables’ para que los ciudadanos y las instituciones vean otras maneras de mejorar su localidad”. El colectivo piensa que la crisis no es excusa, sino una llamada a la reflexión. “La crisis ha puesto en evidencia parte de la problemática y, sobre todo, ha dado un respiro para poder parar, analizar lo que se había hecho hasta el momento con perspectiva, ver todos esos errores y poder reinventarse”, explica Sánchez. “Creemos que la utopía sigue siendo factible y deseable“. FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 51


POR

54 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

Mar铆a Fernanda Ampuero

FOTOS

Edu Le贸n


FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 55


Antes de empezar, una advertencia: Quítese de la

cabeza, amable lector, las ideas previas que tiene sobre Madrid. En esta ciudad, en la que caben tantos mundos, cabe, incluso, uno gigantesco como China.

En el número 11 de la calle Nicolás Sánchez funcionará muy pronto el restaurante Baishun. Un grupo de jóvenes, bañados de pintura y polvo, arreglan el local con velocidad y tenacidad de hormigas:

Nada más bajarse en la estación de metro de Usera, occidente se vuelve oriente. Se llama Usera, pero podría llamarse Shanghai.

—¿No les preocupa que en esta misma calle, casi enfrente, exista otro restaurante chino? Sonríen. Niegan con la cabeza. Vuelven al trabajo.

Solo en este barrio viven 8.000 de los 50.000 chinos residentes en la Comunidad y son dueños ya de más del 50% de los comercios de la zona.

La competencia no es un problema en el Chinatown madrileño: las agencias de viaje, inmobiliarias, peluquerías, tiendas de alimentación y bares chinos se suceden uno tras otro. Hay de todo para todos. A pesar de la crisis, muchos de los más exitosos empresarios autónomos pertenecen a la comunidad del sol naciente.

Los principales bancos tienen empleados chinos e, incluso, sus escaparates están escritos en ideogramas. Hay colegios y guarderías, salas de baile, tiendas de novia, spas, templos budistas y taoístas, gestorías, gimnasios, librerías y hasta una residencia de ancianos donde nadie habla ni una palabra de español. Ni una. No hablamos de farolillos y dragones para turistas como otros barrios chinos del mundo; Usera ‘es’ China en Madrid. Pasear por sus calles es viajar a una ciudad oriental por donde caminan algunos españoles, y no al revés.

Empanadillas de carne y opio

Muy cerca del metro está una empresa que se dedica al sabroso negocio de las ‘jiaozi’, esas empanadillas de harina de arroz. Son un vicio. Literalmente. En la carta de variedades hay unas jiaozi de carne y opio. ¡Opio! Imágenes de fumaderos y decadencia que rápidamente se desvanecen cuando el joven encargado nos explica sin pizca de humor: —Es apio. No lo hemos podido corregir.

56 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

Juan y no Cheung

‘Juan’ sale de su restaurante, Tang. —¿Habla español? Tres de sus empleados han huído murmurando “español, no”. ‘Juan’ lo habla, sí, pero a su manera. Por supuesto que no se llama Juan, ese es su “nombre para España”. Tampoco sus compatriotas se llaman Miguel, María, Ana o José, sino Cheung, Zong Chan Ye, Yi Min o Xian. Españolizar el nombre, por practicidad, es uno de los primeros pasos que dan los inmigrantes chinos cuando llegan al país. La comunidad china, cada vez más numerosa, es también una de las más herméticas. No se suelen mezclar, procuran pasar desapercibidos, usan poco o nada los servicios y los espacios públicos. Tan poco, que se generó la leyenda


FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 57


urbana de que no hay chinos enterrados en España. El misterio se resuelve fácilmente: su último deseo siempre es descansar en su tierra natal y durante su vida ganan más que suficiente para pagar la repatriación. Porque trabajadores son, muchísimo, sin horarios. “Se viene con objetivo”, dice ‘Juan’, “hacer dinero, ahorrar, traer a la familia, poner restaurante, dar un futuro”. ‘Juan’, fiel al mito, emigró a España sin dinero y sin idioma. Tras 21 años de amasar fideos, freír pollo y lavar platos, es dueño de varios locales en Usera. Ya no entra en la cocina ni lleva los números. Una mujer de negro, con uñas larguísimas pintadas a juego, es la que se encarga ahora de todo. —Este, ese, uno de la avenida principal hacen la lista de sus propiedades. Próspero es la palabra que mejor lo podría definir. También excéntrico, también parlanchín. El ‘Juan’ del Tang pide que se le recuerde. Suelta una carcajada estridente que rememora al personaje oriental de una película de aventuras. Escrito en la fachada de su restaurante está el siguiente texto: “Al príncipe Felipe le gusta comer los fideos ramen y de la mano”. Más allá de la redacción, la curiosa referencia al heredero de la corona española es porque le gustan los fideos hechos a mano de un amigo de ‘Juan’, el dueño del famoso restaurante de Plaza de España, El Rey de Tallarines. Todo muy monárquico.

“Como si el demonio los hubiera cocinado”

Cuatro cosas fascinan a los chinos a la hora de comer: las gelatinosas, las que flotan en líquidos, las deshidratadas 58 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

y las de colores. Estos descubrimientos y muchos más se pueden hacer en curiosísimos supermercados chinos de las calles Dolores Barranco y Rafaela Ibarra. Lo primero que envuelve, al entrar, es el olor: penetrante, agudísimo, inclasificable. No se sabe si gusta o no, si es dulce o salado, marino o vegetal. La nariz se esfuerza, pero el cerebro no procesa: lo que no se ha percibido nunca no se sabe lo que es. Y luego entra por los ojos la explosión de colores: el dorado, el rojo, el verde. Los paquetes son tan fascinantes, tan exóticos, que dan ganas de probarlos todos. Bueno, casi todos. Están los “huevos milenarios”: la yema es entre verdosa y negra y la clara es marrón. Estos huevos han estado enterrados durante meses bajo arcilla, cal y sal. En un artículo, un periodista calificó el sabor como “si el demonio los hubiera cocinado”. También hay que tener valor para probar la venganza china contra las enemigas del bañista: medusas salteadas flotando en un líquido viscoso. Para estómagos aventureros, en el supermercado hay anguilas y crustáceos enormes, ¡vivos!, raíces, frutas de colores y formas imposibles, zumos donde flotan trocitos de… algo, caramelos de los que puedes comer el envoltorio, galletas dulces con ingredientes salados, gaseosas de calabacín… A la hora del almuerzo, ‘Juan’ del Tang recomienda su menú de comida “china para chinos” por cuatro euros. Una metáfora del barrio: no hay arroz tres delicias ni pollo con verduras. Esto es Usera.


FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 59


60 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 61


APPS QUE HACEN DEL MUNDO UN LUGAR MEJOR POR

David García

NBA.Tv

Marvel Cómics

Any.DO

Con el lockout superado y la liga en marcha, los adictos [a las noches en vela y las hemorragias estadísticas que supone seguir] la mejor liga de baloncesto del mundo, dejarán de tener temblores y sudores fríos. Si, además, utilizan la app oficial de NBA.tv tendrán acceso a vídeo, resúmenes, noticias, análisis y (mediante pago de 80 euros) acceso a todos, absolutamente todos, los ‘partis’ de la temporada, tanto en directo como en diferido, desde ordenador, portátil, iPhone y iPad. Los pases de Ricky Rubio en presencia ubicua, alta definición y avance y retroceso. Alabado sea Magic Johnson.

Sigamos ociosos, pero esta vez en rollo androide. Vamos a suponer que es usted un aficionado a las mallas ajustadas de color, los mutantes, los martillos de los dioses o a dios en sí mismo, es decir, Stan Lee. Es normal, le pasa a mucha gente. Si, además, tiene conciencia ecológica (coltán aparte) y quiere evitar la tala masiva de bosques amazónicos, esta es su apps. Cientos de referencias en una app preparada para llevar siempre encima a los superhéroes que uno considere oportuno. La app es gratuita pero, claro, hay que pagar por cada cómic.

Comprar el pan, ordeñar la cabra, escribir una obra mestra, enterrar el cadáver del repartidor de publicidad en el jardín... A poco que uno tenga una vida medianamente ajetreada, comenzaremos a tener cada vez más olvidos. El olvido lleva a la decepción de nuestros congéneres y ello, directamente a la frustración. Para evitar que todo esto termine en forma de paliza a nuestra persona en la puerta de un bar, recomendamos encarecidamente llevar un orden con una lista de tareas. Any.DO es una gran opción en Android para llevar todo al día.

62 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


APPS QUE DEJAN EL MUNDO EXACTAMENTE IGUAL POR

Ricardo Llavador

The Breakup Notifier

Tiger Text

Period Tracker

No se esconda, caballero, que lo sé todo sobre usted y sus malos hábitos. Pero no se preocupe porque no he venido hasta aquí para criticar su pérfida vida, sino por lo contrario. Traigo fresquitas un trío de apps con herramientas diseñadas específicamente para crápulas como usted, que se saltan la monogamia a la torera sin ningún tipo de remordimiento. Puede ver la increíble utilidad, por ejemplo, de The BreakUp Notifier, una práctica aplicación que escanea diariamente tu Facebook y te avisa, al instante, de cualquier cambio de estado sentimental de tus amigas. De ese modo, ante una dolorosa ruptura, puedes ser el primer gañán que le ofrezca un hombro sobre el que llorar e intentar arrimarse un poquito más que ayer.

Usted sabe muy bien lo complicado que es mantener cinco relaciones a la vez sin que al final, algunas de las incautas, hablen entre sí y descubran horrorizadas que les has mandado el mismo mensaje a todas. Créame cuando le aseguro que eso no les va a hacer ni pizca de gracia. Por eso le traigo la revolucionaria Tiger Text, una app para crápulas que destruye los mensajes enviados (tanto de su teléfono como del de ella) al poco tiempo. Porque una cosa es no tener vergüenza y otra ir dejando evidencias por ahí desperdigadas.

El tema del periodo de las mujeres y sus cambios de humor es algo que, en general, preocupa a ambos sexos. Pero lo que la gente desconoce es lo complicado que puede llegar a ser para un crápula, ya que ha de combinar cinco o más calendarios al mismo tiempo, pudiendo equivocarse y toparse con que la novia número tres tiene un día realmente insoportable, habiendo dejado a la número cinco risueña y cariñosa plantada en el Spar con la nómina recién cobrada. Pues gracias a Period Tracker estos problemas ya son del pasado, ya que nos permite combinar diferentes calendarios con las direcciones y teléfonos de nuestras incautas concubinas, clasificándolas según el día en ‘Visitar hoy’ y ‘Mejor llamar por teléfono’. Perverso pero pensado, las cosas como son.

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 63


64 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


EN PAPEL MILIMETRADO POR

Mar Abad

Marco Goran dibuja. Mucho. Un día encontró a un

cosmonauta. Estaba frente a él. Dentro de una pantalla. Era su dibujo. Pero sintió que era más que eso. Era la imagen de sí mismo. “Describe perfectamente mi estado de ánimo actual y por eso me gusta considerarla mi autorretrato”. Eso es lo que piensa este diseñador gráfico e ilustrador italiano residente en Milán. Eso es también lo que hace que El cosmonauta sea su ilustración preferida. Dice Goran que le gustan “las formas básicas”. Evidente. Pero, a la vez, se considera “una víctima del horror vacui”. “Si fuera por mí, nunca pararía de dibujar y rellenar todos los espacios vacíos de la ilustración en la que estoy trabajando”. Marco Goran Romano hace infografías, iconos, letterings e ilustraciones para la versión italiana de la revista Wired. También trabaja para otros clientes que, según explica, le permiten aplicar su estilo en campos distintos. Da un ejemplo. “Hace muy poco he comenzado a dibujar una colección de camisetas que empezará a venderse en EEUU a partir del próximo mes de junio. Lo estoy pasando muy bien con este proyecto”. Hablemos de estilo. Goran considera que el tipo de trabajo que hace le obliga a elegir un cierto estilo de dibujo. “Para simplificar las cosas, digamos que uno podría creer que es como dibujar en un papel milimetrado, donde el cuadro más pequeño es la unidad de medida para construir todos los elementos de la ilustración”, comenta. “Esta es la razón por la que normalmente utilizo formas geométricas. Me permiten ajustarme fácilmente a estos parámetros”. “Una vez que estoy satisfecho con la composición, elijo los colores” continúa. “Normalmente, no son más de cuatro. Pero

recientemente me he vuelto adicto al monocromo porque creo que la simplicidad en el trazo debe reflejarse también en el uso del color”. Obligamos a elegir a Goran. Tiene que escoger entre sus ilustraciones las que, por alguna razón, le resultan mejores que las demás. “Debo confesar que nunca estoy totalmente satisfecho con mis trabajos. Por eso me parece muy complicado destacar alguna. Aunque, por otro lado, hay algunas piezas que, no sé por qué razón, acaban consiguiendo que me involucre profundamente en ellas”. Una es, “sin duda” —matiza—, Hand made with love. “Nació por accidente el invierno pasado y tuvo una acogida enorme. De hecho, después me hicieron muchos encargos por esta pieza”. Otra es Firenze (Florencia). “Es mi tributo personal a mi amada ciudad que me acogió durante seis años y me dio la posibilidad de crecer, hacer nuevos amigos y vivir muchas experiencias importantes”. Durante esos años, y durante algunos más, Goran ya dibujaba. Lo hizo desde pequeño. “Siempre me ha encantado dibujar. Recuerdo las clases de la época del instituto como una de las mejor aprovechadas. Me pasaba el día dibujando porque las clases de matemáticas me aburrían hasta la muerte... En vez de atender, hacía garabatos en los libros de texto. Era lo único que me mantenía ocupado hasta que sonaba el timbre que anunciaba el final de la clase”. La cosa estaba clara. Goran no acabaría en un laboratorio. El italiano estudió diseño industrial en la universidad. Pero hace hincapié en un detalle. “Nunca estudié ilustración. Hasta hace poco trabajaba en algo completamente diferente” y eso, según dice, lo ha convertido en un “ilustrador atípico”. FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 65


66 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 67


68 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


Servicios integrales de tratamiento de revistas y publicaciones

LA PIEZA INDISPENSABLE

Retractilado Cristal - Marketing Directo Marketing Promocional - Almacenaje/Picking Devoluciones GESTIÓN INTEGRAL DE PROCESOS DE SUSCRIPCIONES Creación y mantenimiento de BBDD // Atención a suscriptores // Procesos informáticos Manipulados // Franqueo // Depósito en correos // Atención a devoluciones Almacenaje/Picking // Gestión de incidencias // Gestión de cobro RETRACTILADO POSTAL Proceso informático // Franqueo mecánico // Embolsado mecánico Clasificación y paletizado // Transporte // Devoluciones

Avda. del Sistema Solar nº 3 - A. 28830 San Fernando de Henares - Madrid Tel: 91 - 674 93 00 - Fax: 91 - 674 93 01 www.maxipack.es


MARKETINADAS SEGUNDA TEMPORADA

La primera sitcom protagonizada por logotipos de marcas y personajes que aparecen en los anuncios CAPÍTULO 10

EL BLOQUE PUBLICITARIO PÓSTUMO POR JÓSE LUIS MORO

Sube el telón. Nos encontramos en una especie de cabaret. Es un local amplio con mesitas redondas dispuestas alrededor de un escenario. Todas están ocupadas por personajes de los anuncios, viejos conocidos de esta serie: el Gigante verde, Pato WC, el payaso de McDonalds, el erizo de Génesis, los hombres Balay, etc. También, cómo no, vemos a nuestros eternos protagonistas, Mister Proper y Mimosín, que esperan ansiosos el comienzo del show. MIMOSÍN: Reconozco que me tienes en ascuas con tu sorpresita, Proper. ¿Qué clase de lugar es este al que me has traído? Si se trata de un club de striptease, espero que los chicos estén mejor dotados que en nuestra última despedida de soltero… MR. PROPER: No seas impaciente. Te va a encantar. Mira, ya empieza. Efectivamente, en ese momento las luces de la sala se apagan. Comienza a sonar música clásica y se abre el telón. Sobre el escenario vemos un decorado que recrea un rincón de una ciudad de provincia, engalanada con luces y adornos típicos de Navidad. Es de noche y nieva. Hay varios grupos de personas paseando. Entre ellos, una figura destaca. Es un hombre alto y calvo ataviado con una gabardina oscura.

MIMOSÍN: ¡El Calvo de la Lotería!, Hacía siglos que no le veía.

El calvo, fiel a su rol, se dedica a ayudar a la gente. Cuando ha hecho el bien un rato, saca de su bolsillo unas bolas de cristal que llevan números dentro, las coloca sobre su mano y sopla, haciendo que rueden por el escenario. Pero, entonces, ocurre algo extraño. Uno de los ciudadanos pasa por detrás de él y le da un codazo en la espalda. El calvo se trastabilla y pisa sin querer una de las canicas. Al hacerlo, resbala y pierde el equilibrio, con tan mala suerte que, al caer, su cabeza se golpea con un bordillo y se desnuca. Mimosín se levanta horrorizado, pero el resto de los asistentes, Mister Proper incluido, permanecen impasibles en sus asientos.

MIMOSÍN: ¡¡¡Pero qué os pasa, que alguien llame a un médico, se está desangrando!!!

MR. PROPER: Tranquilo, observa…

70 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


De pronto, dos hombres vestidos de uniforme de la funeraria salen al escenario. Tras comprobar que el calvo no tiene pulso, le meten en una bolsa para cadáveres y se lo llevan. El telón se cierra y la audiencia aplaude. Mimosín les mira sin dar crédito a lo que ve.

MIMOSÍN: ¿Pero qué clase de espectáculo satánico es este?

MR. PROPER:

Deja que te lo explique… Verás, en la tele, cuando un personaje se harta de una serie o quiere un aumento y su productora pasa de dárselo, los guionistas le buscan un final, vamos, que le matan. Así ha sido toda la vida. A Loles León, cuando pidió más pasta en Aquí no hay quien viva, la tiraron por la ventana. Al Duque, cuando quiso dejar Sin tetas no hay paraíso, le acribillaron a balazos. A la hija de Rocío Dúrcal en Al salir de clase, la atropelló un coche, igual que a Belén Rueda en Los Serrano o a Isaac en Física o química…

MIMOSÍN: Bueno, sí, vale, ya veo que eres una enciclopedia televisiva, ¿Adónde quieres llegar?

MR. PROPER:

Pues a que eso en la publicidad no pasa. Cuando una marca se cansa de un personaje, no se molesta en matarle. Lo elimina, sin más, y continúa haciendo anuncios sin él ¿Y qué ocurre? Pues que a esa pobre criatura le pasa lo mismo que a Bruce Willys en El sexto sentido o a Nicole Kidman en Los otros: está muerto, pero él no lo sabe. Por eso, unos cuantos de nosotros hemos creado este lugar. Para proporcionarles un final digno a todos esos zombies del marketing. El calvo era uno de ellos, pero hay muchos más, fíjate.

El telón vuelve a abrirse. Ahora el decorado es como un limbo blanco en el que cientos de bebés gatean felices. Entre ellos aparece caminando un hipopótamo enano de color azul.

MIMOSÍN: ¡Es Pipo, el hipopótamo de Ausonia! Mientras Pipo canturrea risueño, a sus espaldas, dos bebés sacan de su pañal dos pistolas con silenciador y empiezan a dispararle sin parar. El hipopótamo cae. A su alrededor se forma un inmenso charco de sangre.

MIMOSÍN: ¡Qué horror! ¡Qué manera más horrible de morir!

MR. PROPER La forma en que mueres es lo de menos. Lo importante es que Pipo ha dejado ya de ser una especie de vampiro publicitario. Los dos operarios de la funeraria vuelven a salir y se llevan al hipopótamo. El público aplaude. Mimosín se levanta indignado.

MIMOSÍN: Dirás lo que quieras, pero a mí esto no me mola nada. Sois una pandilla de sádicos. Me largo. Mister Proper también se levanta y se acerca a él.

MR. PROPER Espera… Y sin que el osito de peluche se dé cuenta, saca de su bolsillo una navaja y se la clava en el pecho. Mimosín abre mucho los ojos. Ve su herida, de la que empieza a manar sangre, y mira incrédulo a Mister Proper.

MIMOSÍN: Pero…, que…

MR. PROPER: Sí, osito, tú también eras uno de ellos. ¿No te habías dado cuenta? ¿Cuanto hace que no sales en un anuncio?

MIMOSIN: Yo…, no…

MR. PROPER: Perdóname, amigo mío. Sé que debía habértelo dicho hace tiempo, pero no tuve valor. Ahora ya puedes dormir. Mimosín muere en los brazos de Mister Proper, que llora amargamente. El resto de la concurrencia aplaude. Baja el telón.

Todos los capítulos anteriores de Marketinadas en marketinadas.blogspot.com

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 71


LA JOYA ESCONDIDA DEL MAR DEL ARAL POR

72 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

Miquel Silvestre


Asia Central es un lugar remoto, difícil de visitar. Interminables estepas, infinitos desiertos e inaccesibles montañas. Con sistemas políticos heredados de la Unión Soviética. Ser extranjero es ser sospechoso, espía o traficante de heroína. Las nociones de inglés de habitantes y funcionarios son mínimas. Los visados no son sencillos ni baratos. La estadía requiere temple de estoico y estómago de Carpanta; los hoteles suelen ser decrépitos muladares y la gastronomía, por llamarla de algún modo, monótona y pobre cuando no corrosiva. Fundada sobre el delta del Volga por Iván el Terrible se encuentra Kazajjstán. Caballos y camellos campan a su antojo. A pesar de la aridez de la tierra, el horizonte infinito embriaga. Viajando hacia oriente, aparece Atyrau, urbe de altos edificios de cristal y acero, el reciente brillo del petróleo. El infierno comienza cincuenta kilómetros hacia el este. Ante el delirio de piedras, grava y agujeros, una mirada al mapa parece una broma surrealista. En el papel hay pintados la línea roja de una carretera y la mancha azul de un mar. En realidad, no existe ninguno. Tal vez en tiempos de Stalin, pero no hoy. Los camiones han abierto pistas en la arena. Muchos, con la amortiguación desecha, permanecen varados como ballenas moribundas. Los conductores se toman el naufragio con paciencia de siglos. La mancha azul es un desierto inundado de arena, el Mar de Aral. Una vez fue el mayor lago del mundo, pero lo secaron los proyectos soviéticos de irrigación a gran escala de campos de algodón. El área que circunda el antiguo mar es hoy un deshidratado montón de nada. Barcos muertos en un muelle vacío, grúas portuarias inútiles y toneladas de arena. La frontera oeste entre Uzbekistán y Kazajstán es un inmenso desierto que nadie se molesta en proteger. En Nukus, capital de la uzbeca región autónoma de Karapalkastan, está Nukus, un verdadero agujero polvoriento en medio de la desolación. Sin embargo, aquí se encuentra una de las más desconocidas joyas del arte vanguardista europeo: el Museo Savitski. Fundado en 1966, reúne más de 90.000 piezas de las vanguardias artísticas de los años 30, 40 y 50 que trataron de sobrevivir durante la época soviética. Es el arte prohibido por los comisarios políticos de la URSS. Para los europeos occidentales, las vanguardias pictóricas de comienzos del XX se hacían en Francia o Italia, en el despreciable mundo burgués de entreguerras. Pero en Rusia, en Ucrania, en Uzbekistán y en el resto de repúblicas socialistas soviéticas también había artistas que perseguían expresarse por los caminos del figurativismo, el puntillismo, el dadaísmo o el industrialismo. Del mismo modo que aquellos vanguardistas del Oeste no toleraban seguir pintando bodegones y retratos para los ho-

gares pequeñoburgueses, los del Este no deseaban glorificar los musculosos héroes de la revolución socialista, tan solo pretendían iluminar la vida con colores. Pero mientras aquellos se arriesgaban a una mala crítica en un cenáculo parisino, estos podían enfrentarse a una prisión en Siberia. Esto fue lo que le ocurrió al pintor V. Lysenko, nacido en 1903. Declarado culpable de fomentar la contrarrevolución con pinturas tan superficiales como El Toro, pintado en 1929 y hoy emblema del museo. Se ignora la fecha de su muerte, ocurrida en alguna sórdida isla del Gulag. Su arte no pretendía romper más cadenas que las de la fealdad. Pero para los comisarios políticos estalinistas todo pincel y toda pluma debían estar al servicio exclusivo de la causa socialista. Cualquier camino alternativo era el de la contrarrevolución, la prisión y la fosa colectiva. Igor Savitsky fue un pintor y arqueólogo nacido en Kiev. En los cincuenta se trasladó a Nukus. En aquellos años muchos artistas del norte viajaron al Asia Central persiguiendo la inspiración que una realidad gris les negaba. Nombrado responsable del Museo Estatal en 1966, Savitsky tuvo la oportunidad de poder buscar objetos para su exhibición. Inicialmente se limitó a los descubrimientos arqueológicos y las piezas de etnografía local, pero poco a poco se fue interesando en el arte moderno. Comenzó así una arriesgada actividad. Igor Savitsky asumió la misión de coleccionar el arte maldito por la Unión Soviética. Savitsky también corría el riesgo de ser denunciado como enemigo del pueblo. Pero su desértico y pobre refugio en el noroeste de Uzbekistán le protegía de los comisarios. Nukus es un invernadero demasiado caliente y aislado como para que nadie se preocupase de lo que allí pasaba. Tuvo más suerte que sus artistas. Aconteció la implosión del castillo de naipes socialista en 1991, y al final de sus días fue condecorado y reconocido como un héroe por los gobernantes del nuevo Uzbekistán, quienes, como ocurre en el resto de repúblicas centroasiáticas, son los mismos del periodo soviético. Paseando por sus climatizadas salas y contemplando la belleza de sus obras, viene a la memoria aquel chiste de Dalí sobre otro famoso pintor cubista. El gran cuerdo de Cadaqués dijo un día, probablemente ya harto de que le preguntaran por su relación con el malagueño: “Picasso es un gran pintor, yo también. Picasso es un genio, yo también. Picasso es comunista, yo tampoco”. Delante del azulado cuadro de El Toro, imaginé que a V. Lysenko probablemente también le hubiera gustado repetir el mismo chiste sin que ello que le costara la vida. www.savitskycollection.org FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 73


POR

Mar Abad

Antes de Charles Darwin había reptiles, dinosau-

rios, homo erectus y mariposas. Por separado todo iba bien. Juntos no tenían ningún sentido. Hasta que el científico inglés puso orden en el tema. Trazó una cadena de animales que iban del pez al humano y mostró así que los seres vivos están en constante evolución. Mezclar los animales con el hombre y dotarles de un origen común marcó una nueva era en el pensamiento científico. Pero puede que el inglés olvidara algo. Quizá en el origen de la vida hubiera algo más. La tecnología. Esa es la teoría de Kevin Kelly, fundador de la revista Wired. “Darwin introdujo una lógica a esta procesión infinita de organismos con la teoría de la evolución”, explica el estadounidense en su artículo The Positive Balance of Technology. “Hoy, con la tecnología, estamos en una situación similar. Estamos rodeados de millones de variedades de inventos, pero no tenemos una buena teoría para entenderlos. Tendemos a ver nuestro mundo tecnológico como una colección interminable de cosas nuevas. Para la mayoría de nosotros, la tecnología es simplemente ‘una cosa tras otra’”. Kelly se propuso hace años elaborar una teoría en la que la tecnología tuviera su lugar en el mundo. A veces “tenemos una idea retorcida de qué es la tecnología”, dice el editor. Otras, olvidamos que no es solo una cuestión informática. “Por supuesto, la tecnología incluye viejas invenciones, como relojes, palancas y materiales antiguos que funcionan muy bien como el ladrillo o el cemento. La tecnología es también

74 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

una serie de objetos comunes como calendarios, leyes, softwares... Incluye algo tan complejo como las organizaciones sociales y las ciudades. La tecnología es todo esto, lo antiguo, lo invisible, lo grande y lo nuevo. Esa acumulación de cosas útiles que nuestras mentes han inventado”. Pero, además, es “una fuerza cósmica. No comenzó con la aparición de la especie humana. Nació con el Big Bang. Es una fuerza extrópica, de autoorganización, que comenzó antes de la evolución biológica y que dirige planetas y la vida”. Darwin creó una lógica entre los seres vivos y nacieron las especies en el pensamiento humano. Kelly llama technium a la “suma de tecnologías que forman un todo interactivo”. Lo define, también, en una entrevista por correo electrónico, como un “supersistema de invenciones codependientes” o un “ecosistema de cosas inventadas”. “No podemos percibir el comportamiento del technium en un iPhone, un cuchillo o un frigorífico aislado. La verdadera influencia de la tecnología se siente en su totalidad”, asegura. “Los elementos individuales, como un teléfono, un zapato o un bolígrafo, no están vivos. Pero todo el sistema de tecnología evoluciona del mismo modo y bajo los mismos principios que la vida”. Darwin encontró un patrón de comportamiento. Lo llamó evolución. En la tecnología ocurre lo mismo, según el estadounidense. Nada apareció sin una razón. “Los patrones por los que los organismos vivos mutan y se diversifican tiene un paralelismo con la forma en la que los objetos tecnológicos se transforman a lo largo del tiempo”.


la tecnología y eso es lo que estamos haciendo ahora mismo con internet. Estamos contribuyendo a que la red evolucione, y dentro de unas décadas podremos identificarla con un organismo en todo el sentido de la palabra”.

existen civilizaciones extraterrestres inteligentes, o bien no las podemos ver porque no se pueden distinguir de los sistemas naturales. Yo pienso que es esto último”. La teoría de Schroeder lleva a Kelly a pensar que “el universo nos provee con una imagen de la finalidad última del desarrollo tecnológico. En el Gran Silencio vemos el futuro de la tecnología. Consiste en alcanzar una eficiencia cada vez mayor, hasta que nuestras máquinas consigan un equilibrio termodinámico con el medioambiente y nuestras economías se reemplacen por una ecología en la que nada se desperdicia. Después de todo, la búsqueda de inteligencia extraterrestre es, esencialmente, una búsqueda de productos tecnológicos desechados: calor desaprovechado, luz desaprovechada, señales eletromagnéticas desechadas...”.

¿Es el humano una tecnología?

“La mejor tecnología que ha inventado la humanidad es el humano en sí mismo. Nosotros nos hemos domesticado a nosotros mismos y nos hemos convertido en parte del technium porque, como especie, no podemos vivir sin la tecnología”. Es decir, el humano, definitivamente, “es una invención porque las personas estamos rehaciéndonos constantemente”, argumenta Kelly. “Los genes humanos están evolucionando por la cultura. Por lo que leemos y escribimos. Ese conocimiento va transformando constantemente nuestras mentes. Nosotros veremos que el uso de Google y la nube para almacenar datos transformará nuestros cerebros. Nos estamos cambiando a nosotros mismos”. Los dos inventos, personas y máquinas, interfieren inevitablemente en el desarrollo del otro. “La tecnología es determinista. Tiene una agenda y contiene ciertos aspectos inevitables. Pero de las personas depende su evolución y que surjan modelos abiertos o cerrados. Los humanos tenemos que dirigir a

¿Tiene la tecnología vida en sí misma?

Kelly siempre pensó que la “la tecnología quiere ser natural”. Hablaba de “biológicamente natural”, pero hace unos días publicó un artículo llamado Undetectable Technology en el que asegura que es también “geológicamente natural o un organismo que se autocontrola, como hace Gaia”. La idea procede de un texto que escribió el autor de ciencia ficción Karl Schroeder sobre la paradoja de Fermi. Esta teoría indica, según Kelly, que “si hay un universo infinito, debe haber un número infinito de civilizaciones inteligentes que deberían emitir señales de su presencia. Pero, hasta ahora, no hay ninguna prueba”. La explicación que Schroeder da de este fenómeno es que “una tecnología suficientemente avanzada es igual que la magia”, como afirmaba Arthur C. Clarke, pero, además, es “idéntica a la naturaleza. Básicamente, o bien no

¿Más allá del bien y del mal?

“La tecnología no es una panacea”, sostiene. “Nunca acabará con las enfermedades o las injusticias de la sociedad. La tecnología solo puede hacer una cosa por nosotros (algo asombroso): proporcionar un aumento de nuestras oportunidades”. FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 75


NO LEAS. ยกDIBUJA!

76 / YOROKOBU / FEBRERO 2012


NO LEAS. ยกDIBUJA!

FEBRERO 2012 / YOROKOBU / 77


AGENDA SELECTED GRAPHIC DESIGN FROM EUROPE Evento que reúne a profesionales de toda Europa para intercambiar ideas sobre el diseño gráfico y que contará con una decena de conferencias y exposiciones. Alhóndiga Bilbao

23-24.03.2012

MOBILE WORLD CONGRESS 2012 La feria de telefonía móvil más importante del mundo vuelve a Barcelona. Fira de Barcelona Barcelona

27.0201.03.2012

DÍA C Ponentes destacados y sorprendentes inventos en la feria de la creatividad española. Teatro Calderón Valladolid

19-20.04.2012

UN CARRIL BICI EN MADRID ES POSIBLE Un taller que propone el diseño colaborativo de un carril bici basado en cartografía y aplicaciones libres para proponer una alternativa en Madrid que favorezca la movilidad urbana. Medialab Prado Madrid

10-20.02.2012

78 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

GRAFISTAS Más de 300 trabajos que muestran lo mejor del diseño gráfico español entre los años 1939 y 1975. Museo Nacional de Artes Decorativas Madrid hasta el

29.04.2012

FILM&COOK Nueva apuesta por unir cine y gastronomía a partir de largometrajes, cortometrajes y documentales en torno al mundo culinario. CCCB Barcelona

9-11.03.2012

DA VINCI EL GENIO Concibió terroríficas armas de guerra que traerían muerte y destrucción. Diseñó formas de llegar hasta el fondo del mar. Inventó máquinas de vuelo 400 años antes de que el hombre conquistase los cielos. La otra faceta del genio toscano. Centro de Arte Canal Madrid hasta el

02.05.2012

AFFORDABLE ART FAIR 120 galerías se reunen para ofrecer piezas de arte contemporaneo asequibles de entre 50 y 4.000 libras esterlinas. Battersea Park London

14-18.03.2012

MADRID, UNA CIUDAD PARA LAS PERSONAS La crisis económica debe marcar el comienzo de una nueva forma de entender el desarrollo urbano que no tiene por qué ser sinónimo del aumento de la población o de la expansión del asfalto y los ladrillos. Casa Encendida Madrid

26.0123.05.2012

BALLET NATIONAL ALGERIÉN El espectaculo Nya surge de un proyecto creado por Abou Lagraa para promover la danza en Argelia. Mercat de Les Flors Barcelona

17.02.2012

MARK LANEGAN Gira española y un disco nuevo para el solista Mark Lanegan. Madrid, Barcelona, Santiago, Bilbao

27.02-2.03.2012


¿DÓNDE PUEDES ENCONTRAR YOROKOBU?

VIPS (Madrid) // FNAC (Barcelona) // Vueling // NH Hoteles // Museo miBA // En nuestro blog www.yorokobu.es Facebook Facebook.com/Yorokobu Twitter Twitter.com/Yorokobumag Tumblr yorokobumag.tumblr.com RSS feeds.feedburner.com/yorokobu Encuéntranos en la App Store Suscríbete a la newsletter en yorokobu.es


LA CONTAPORTADA “Es uno de los primeros coches que recuerdo de mi vida. Un tío mío tenía un escarabajo azul marino antiguo. Hacía mucho ruido. Me acordé de todos esos viajes que hacíamos apretados en el auto. Esa sensación de compartir y estar felices viajando suscitaron en mí una cierta añoranza”. Ese era el sentimiento. El trazo vino después. Luego se hizo el dibujo. Unos personajes radiantes viajaban en un Beetle. Y, al final, un premio para Victoria Zamora. La ilustración fue elegida como la mejor contraportada en el concurso Hazlo tú. En recompensa, mil euros para la autora y una publicación para el dibujo. La pieza se ha convertido en la página que cierra todas las revistas de febrero. Entre el sentimiento y el trazo se filtró una idea. “Quiero dibujar como un niño”, pensó Zamora. De ahí procede ese tono infantil y esos colores bási-

80 / YOROKOBU / FEBRERO 2012

cos. La sensación que desprende el dibujo nació del primer encuentro entre Yorokobu y la ilustradora chilena. “Ser feliz es compartir”, indica. “La revista tiene una comunidad en la que comparten ideas e información. Este tema de comunidad lo vi como el que uno tiene con sus amigos. Ser feliz, disfrutar de buenos momentos y compartir información, al final, te une. Asocié Yorokobu a la amistad, la felicidad, los amigos”. La diseñadora gráfica no había visto nunca antes Yorokobu. Pero un día encontró la revista. Leyó las bases del concurso y descubrió qué significa esta palabra japonesa (ser feliz). “Apliqué algo de humor. Pensé que unos amigos decidían irse de viaje a la playa en un beetle. Todos viajábamos juntos” y por ahí andaban “la felicidad, el amor y las ganas de compartir”. vickyzamora.blogspot.com


26