Issuu on Google+


Conociendo a tu bebé Este capítulo describe características normales de los recién nacidos. Te permitirá saber que es normal y que requiere la opinión del pediatra. El nacimiento de un nuevo ser es un proceso fisiológico, emocionante y de gran importancia. Hasta hace algunos años este proceso se consideraba tan normal, que las embarazadas daban a luz en sus propias casas, asistidas por comadronas. Actualmente las jóvenes parejas se atemorizan ante los gigantescos centros asistenciales, con enormes costos económicos y se plantean la posibilidad de regresar a lo natural y al parto domiciliario. No obstante, el vertiginoso desarrollo de la medicina moderna ha permitido brindar una atención más adecuada, lográndose prevenir sinnúmero de complicaciones obstétricas y pediátricas con un menor sufrimiento. Después de ingresar al hospital o clínica, la embarazada pasará en una habitación un tiempo variable, donde efectuará el llamado Trabajo de Parto, es decir, hasta que por medio de las contracciones uterinas logre alcanzar una determinada dilatación del cuello uterino. Su médico obstetra decidirá cuando es el momento de pasar a otro sitio, que pudiera ser una Sala de Anteparto, donde se monitorizan las contracciones uterinas, una Sala de Partos o un Quirófano. La Sala de Partos Es el ambiente donde el personal médico y paramédico asiste a la embarazada en el proceso de dar a luz. En este sitio se mantienen estrictas reglas de asepsia y antisepsia, iluminación intensa y aire acondicionado regulado con alto flujo y baja temperatura, de manera de evitar la contaminación bacteriana y prevenir las infecciones de la embarazada y su bebé. Esta sala cuenta con una camilla ginecológica, que permite variar la posición de la paciente, iluminación adecuada y equipos de reanimación del recién nacido. 4


¿Cómo “funciona” un bebé normal? Visión Los recién nacidos mantienen los ojos cerrados durante la mayor parte del día. Su capacidad visual es bastante limitada: perciben cambios en la intensidad de la luz y orientan su cabeza hacia ella. Pueden ver objetos ubicados a 20 a 30 cm del ojos, pero no los enfocan bien ni pueden apreciar sus contornos. Su visión periférica es escasa. Por falta de coordinación de los músculos oculares, desvían la mirada hacia adentro o hacia fuera y por ello carecen de percepción de la profundidad. Uno de los primeros estímulos visuales que será capaz de interpretar es el rostro de su madre. A las dos semanas de edad muestra interés por los objetos alargados y contrastados con el fondo. El “objeto” que mejor reúne estas características es el rostro humano; y dentro del rostro humano tiende a fijarse más en la zona que rodea a los ojos. A las 8-10 semanas puede seguir un juguete en movimiento lento, a una distancia de 30-60 centímetros. A partir de las 10 semanas es capaz de percibir detalles más pequeños, puede enfocar mejor y pasa largo rato mirando sus manos. La visión del color se desarrolla entre los 4 y 6 meses. La habilidad de enfoque mejora progresivamente hasta alcanzar una visión normal 20/20 a los 2 a 3 años de edad. Audición Durante el embarazo las madres sienten que el bebé patea o se mueve al percibir ruidos fuertes y se calma al oír música suave y relajante. Por eso sabemos que la audición comienza antes del nacimiento y los recién nacidos ya escuchan al momento de nacer. Los bebés con audición normal se mueven al percibir ruidos fuertes, prestan atención a la voz de la madre y dejan de moverse un poco cuando detectan una conversación. Se calcula que aproximadamente uno a tres de cada 1000 recién nacidos sanos presenta pérdida de la audición. Cuando esto sucede, se produce un retraso del desarrollo del lenguaje, su desarrollo emocional, social y su desempeño escolar. 31


¿Cómo alimentar a tu bebé? Lactancia materna Amamantar es una práctica natural y simple pero, debido a factores sociales, se ha complicado. Durante muchos años, la mujer ha recibido estímulos para abandonar esta práctica, provenientes de muchos sitios: a través de los medios de comunicación se le informa que la leche de vaca es pura y fresca e ideal para el crecimiento y desarrollo del niño, lo cual es falso. La rápida incorporación de la mujer a las fuentes de trabajo ha estimulado el uso de teteros y sustitutos lácteos. Además, la falta de información sobre las ventajas de la lactancia materna y las formas de cumplirla, y los "sabios" consejos de familiares y amigos, han desestimado esta costumbre, que es propia de todas las especies de mamíferos, incluyendo la raza humana. Amamantar constituye un deber de cada madre y un derecho que tiene cada recién nacido.

¿Cómo es la glándula mamaria? Las glándulas mamarias pueden imaginarse como un conjunto de "racimos de uvas", correspondiendo las uvas a pequeños sacos donde se produce la leche a partir de sustancias nutritivas que llegan a través de la sangre. Estas "uvas" (alvéolos) están unidas a pequeños conductos (canalículos) que se van uniendo entre sí, formando un canal más ancho, que se encuentra dentro de la areola y que se adelgaza, terminando en el pezón.

43


¿Cómo se preparan los teteros? Cuando el bebé necesita pocas tomas al día puedes preparar cada tetero a medida que lo necesites, mediante la técnica de esterilización individual. Coloca un tetero lleno del agua que se consume normalmente en tu casa, en un esterilizador eléctrico, en una olla de esterilización o en un horno de microondas, durante 25 minutos. De esta manera obtienes agua estéril, que además podrás utilizar para la limpieza de los pezones y del bebé, al mismo tiempo que esterilizas el tetero, la tetina y la tapa. Para preparar un tetero, se mezcla un medidor (vienen dentro de la lata) raso y compacto de leche por cada onza de agua previamente esterilizada, sin embargo, algunas marcas traen un medidor más grande, por lo que se utiliza un medidor por cada 2 onzas de agua previamente esterilizada. Por eso, antes de preparar la fórmula, es conveniente que leas las instrucciones impresas en la etiqueta. Deberás preparar los teteros cuidadosamente, ya que una fórmula muy diluida no lo alimentará bien, por consiguiente no crecerá debidamente; por el contrario, si la fórmula queda muy concentrada, se recargará el trabajo de sus riñones, pudiendo ocasionar otros problemas. Tampoco crecerá adecuadamente. Una vez preparada, caliéntala al baño de María o en microondas, hasta lograr la temperatura que tu bebé prefiera. Algunos la toman fría, otros la prefieren a temperatura ambiente y a otros les gusta tibia. Antes de ofrecerla a tu bebé, comprueba que no esté demasiado caliente, vertiendo unas gotas en tu muñeca. Los calentadores de teteros tardan más tiempo que un baño de María. Si prefieres utilizar el horno de microondas, cuida que la leche no esté demasiado caliente. No introduzcas tetinas ni chupones en el microondas, pues se dañan rápidamente.

60


¿Cómo cuidar a tu bebé? Cordón umbilical El cordón umbilical tiene un alto contenido de agua. Para que se seque es importante que el agua que contiene se evapore. Por esto es conveniente que el cordón se mantenga "al descubierto" el mayor tiempo posible. Para ello te sugiero que dobles la parte superior del pañal para que no roce el cordón. De esa forma se secará más rápido. El alcohol absoluto también contribuye a desecar el cordón. Por este motivo te sugiero que lo “pintes” con alcohol absoluto cada vez que le cambies de pañal. Esto hay que hacerlo hasta que el cordón se caiga, lo cual ocurre generalmente después de la primera semana de edad. Después que caiga, sigue limpiando el ombligo hasta su curación total. No le pongas fajas ni introduzcas monedas o botones en el ombligo con la intención de prevenir la hernia umbilical. No lo lograrás y puedes ocasionar infecciones y retardo en el cierre del anillo umbilical. El ombligo normal no debe tener secreción ni oler mal, aunque en algunas ocasiones puede presentar gotas de sangre, que no deberán alarmar. Higiene del bebé Hasta que el cordón umbilical se haya cicatrizado (y la circuncisión de los varones, si es que se ha realizado) deberás bañar al bebé fuera del agua, con una toalla suave con agua y jabón, excepto en la cara, donde no es convenirte usar jabón. Esto se llama baño de esponja y contribuye a mantener seco el cordón umbilical y la circuncisión.

62


¿Cómo crece tu bebé? El crecimiento y desarrollo adecuado de su bebé depende de muchos factores., tales como: las características genéticas que hereda, sus niveles hormonales, alimentación, exposición solar, estado general de salud y otros. Por estos motivos, nunca debes comparar el crecimiento de tu niño con el de otros. En los primeros días de vida el recién nacido pierde hasta un 10% del peso con que nació y lo recuperará a los 10 días de edad. A partir de ese momento, los bebés aumentan un promedio de 20 a 30 gramos diarios, lo que corresponde a 600 a 900 gramos por mes. En los primeros meses de vida, los bebés aumentan aproximadamente de 2 a 2,5 centímetros de estatura cada mes. La circunferencia cefálica o perímetro craneal aumenta 1,5 cms cada mes, en los primeros seis meses. Tablas de crecimiento Niños

Peso (Kg)

Edad Bajo Promedio Alto (meses) 0 3,150 3,530 3,880

Talla (cms)

Circunferencia craneal (cms)

Bajo Promedio Alto

Bajo Promedio Alto

48,2

50

51,8

34,5

35,8

37

0,5

3,600

4,000

4,390

50,9

52,6

54,4

35,9

37,2

38,3

1,5

4,430

4,880

5,330

54,9

56,6

58,3

38

39,2

40,2

2,5

5,180

5,670

6,180

57,9

59,6

61,3

39,6

40,6

41,6

3,5

5,870

6,390

6,940

60,4

62

63,8

40,7

41,7

42,7

70


Muestra de "Mis Primeros 3 Meses"