Issuu on Google+


Edita: Filà Muntanyesos (Associacó de Sant Jordi) Diseño y maquetación: La guía del visitante S.L. Coordinación: Jordi Grau Fotografía: Elías Seguí, Estudios Cyan, archivo filà Muntanyesos, Nacho Bataller, Juani Ruz y varios particulares. Ilustraciones: Jordi Sellés, Alejandro Soler, Roberto Pérez y César Vilaplana. Imprime: Gráficas Alcoy S.A.U.

ISBN: Depósito Legal: Prohibida la reproducción total o parcial sin la debida autorización.


D e capità a capità 1992 - 2006


T

ras la magnífica alferecía de 1991 teníamos una deuda con la historia de la Filà o mejor con su memoria gráfica y escrita. Para saldarla se edita el presente libro en el que rememoramos todo aquello acontecido en nuestra Filà durante el periodo que va desde la capitanía de 1992 hasta la de 2006. Los festers de la Filà Muntanyesos, los que lo son y los que lo fueron, son los verdaderos protagonistas de esa historia y quienes han llevado a cabo en ese periodo dos capitanías, una alferecía, un mig, el cambio de local y el 75 aniversario de nuestra Filà entre otras innumerables actividades. Una vez más, el empeño e ilusión de los festers de la Filà Muntanyesos han hecho posible que ahora tengamos entre nuestras manos este resumen de lo que hemos vivido durante los últimos 15 años. Por ello, no podemos sino agradecer a todos ellos el trabajo realizado y felicitarnos por formar parte de una institución que ha evolucionado y crecido teniendo siempre muy presente su historia y raíces: Su verdadero patrimonio. Sólo nos queda apelar a la comprensión de todos pues tanto las actividades llevadas a cabo como el material recogido son demasiado extensos para comprimirlos en las páginas de un libro. Por ello, pedimos anticipadamente disculpas si algo se ha quedado al margen del libro. Tened por seguro que lo llevamos escrito en nuestra memoria y nuestros corazones. Finalmente, confiamos que el disfrute de este libro sea comparable al cariño que se ha puesto en su elaboración.

La Junta Directiva

–5–


E l porqué de este libro teros quienes se decidan a asumir semejante empresa tengan más tino y acierto que el demostrado en las siguientes páginas, deseo ferviente que ha estado presente en todos y cada uno de los minutos dedicados a la publicación que ahora se tiene entre manos.

S

e trata, con el presente libro, de fijar los acontecimientos más importantes que ha vivido la filà Muntanyesos en los últimos catorce años. El objetivo, por tanto, es dejar constancia de cuanto ha sucedido desde el Capitán de 1992 hasta la capitanía de 2006. Al plantear esta publicación, la intención velada es que, con el tiempo, otros se ocupen de hacer lo propio respecto de los catorce años futuros. El resultado puede ser la historia de nuestra filà, de cargo a cargo festero, que podría escribirse al tiempo que se hace Festa. En este sentido, se alberga la esperanza de que pasado un ciclo de cargos fes-

En las siguientes páginas se aspira a dar detallada cuenta de lo que han sido los desvelos e ilusiones, proyectos y realidades, problemas y soluciones de casi década y media. Al aproximarse el primer centenario de los Muntanyesos, esta publicación glosa una parte importante de su historia. Muestra el paso de muchos festeros que han aportado trabajo y dedicación al denominador común que heredaron para legar posteriormenete a

–6–


generaciones futuras y que todos conocen por el genérico de filà.

tenido el deporte para los muntanyesos, la voluntad de hacer 'festa al carrer' o el empeño de participar en los actos oficiales con una disciplina y estilo del que todos los que son o han sido de la filà se sienten orgullosos. Evidentemente si a alguien cabe dedicar este libro es precisamente a ellos, a todos los que, en algún momento de sus vidas, han dado sentido, carácter, vida y cuerpo a la filà Muntanyesos.

Algunas consideraciones cabe formular antes de adentrarse en el contenido del libro. Destaca el concepto original de filà, filosofía del diseño y la claridad con que se planteó una nueva comparsa allá por el año 1921. En algún capítulo ha sido inevitable hacer referencia a estas cuestiones que, aunque no se corresponden con los catorce años en que se centra su contenido, son de suma importancia para entender el presente de esta filà.

Queda por último agradecer la aportación de los ilustradores: Jordi Sellés y Roberto Pérez, que han prestado su tiempo, arte y colores a los caprichos de esta publicación. También a César Vilaplana y Alejandro Soler, autores de algunos de los bocetos. A todos ellos: el agradecimiento; y a quienes han sido muntanyesos en estos catorce años: la dedicatoria.

La filà Muntanyesos sigue la estela de lo que fue en los años setenta y ochenta al tiempo que se enriquece, amplia y evoluciona alguna de sus señas de identidad. Esta reflexión hay que entenderla al pensar en la importancia que ha

–7–


E ntrevista a Antonio Valor maravillosa, el nombramiento de Caballeros, que empecé diciendo, fue realmente fantástica en Monte Picayo, la bajada por San Nicolás se podría calificar de apoteósica… pero también tengo recuerdos muy especiales. En mi caso, que he tomado parte en todas las escuadras especiales de la filà desde los años setenta, lo que sumarán siete u ocho escuadras, tengo que decir que nada es parecido".

A

ntonio Valor Santonja fue el capitán de los Muntanyesos en 1992. Años más tarde, parece que se le renueva la emoción y trasciende cómo en su interior se revive el recuerdo. Asegura haber perdido la cuenta de las veces que ha visto de nuevo las imágenes, en video, en la tranquilidad de su casa y que cada vez que lo ha hecho se ha sentido embargado por una profunda satisfacción. Recuerda la primera escata que se cosió personalmente ("y no había cosido nada antes, ni después") o que S.M. Juan Carlos I, tocó con curiosidad su traje de Capitán en la Exposición Universal de Sevilla, ese mismo que llevó con tanto orgullo. Sabe que esas vivencias le acompañarán toda su vida y las guarda entre sus recuerdos más apreciados.

¿A qué recuerdo especial se refiere? "El momento de subir a la carroza en El Partidor, cuando Tomás Monllor me ató a la sujección, ver a toda la gente y la calle Sant Nicolauet… escuchar esa primera ovación y las palabras de 'avant l'Entrà..." genera una sensación que es inenarrable. La llegada al Cantó del Pinyó, cuando te entregan las llaves, tiene para mí la misma consideración… al final estás muy cansado pero 'molt devanit'.. te sientes volar como si te llevaran los ángeles".

¿Cuál es el momento que recuerda con mayor intensidad? "Seguramente el nombramiento de Caballeros -se para y por un momento parece como si rebobinara aquellos recuerdos que ya suman catorce años-… bueno empezaré por el principio. La presentación de cargos en el Círculo Industrial fue

¿No le ha asaltado en algún momento ganas de reeditar esa sensación? "No (rotundo). Eso es irrepetible… no lo volvería a hacer, con toda seguridad. Sería, en mi opinión, muy poco inteligente repetir el cargo. No es lo mismo que una escuadra que sí se puede repetir…

–8–


–9–


narse… en mi caso podría decir que fue una satisfacción íntima y personal... hacia dentro".

una capitanía es otra cosa".

Más allá de la experiencia festera ¿en el ámbito personal qué aporta una capitanía? "El contacto especial con la gente, con el público… los abrazos con los amigos, familiares, con el alcalde… es probable que alguien que haya hecho un cargo festero lo hiciera pensando en lucirse, en promocio-

¿Y el alrededor? "La filà acompañó muy bien… quizá en algún momento tuve la sensación de que se relajó pero tampoco tuvo mayor importancia. Los caballeros, que eran 18, cubrie-

–10–


Cotos llegué más tarde de la una de la madrugada… y no soy de esas costumbres. En resumen la filà ha crecido mucho, lo que es bueno pero también me ha descolocado un poco".

ron a la perfección su cometido y me acompañaron en cada momento. Aquella relajación no sé si fue consecuencia de cierto distanciamiento que tras la capitanía observe respecto de la filà… sin embargo hoy puedo decir que esa distancia está felizmente solucionada".

¿Qué consejo o recomendación haría a quien sea el próximo capitán de los Muntanyesos? "Creo que le diré dos cosas que pueden serle de utilidad. Por un lado, la más importante, es que tenga claro que la familia esté de acuerdo. Que las circunstancias acompañen que no trate de forzar la situación. Por otra parte, es muy importante también que el traje, y en especial el calzado, sea cómodo y te olvides de que lo llevas puesto para disfrutar de todos y cada uno de los momentos que te brinda esta oportunidad".

De todas formas, no frecuenta mucho la filà… "Soy miembro de la filà Muntanyesos desde el año 1962. He conocido a dos capitanes que me precedieron, Rafael Moltó y Emilio Gisbert, y al que me ha sucedido, Roberto Pérez. Aquellos que conocí o no están o apenas van a la filà… con lo que ya no conozco a casi nadie…además no me gusta llegar tarde a casa y la última vez que estuve jugando una partida de

–11–


C apitanía 1992 carroza que sintoniza perfectamente con la estética de la filà, según concepción de Alejandro Soler, saluda la mañana soleada y recibe los primeros aplausos y ovaciones. El traje es una combinación de colores oscuros y metales tan brillantes como el espejo. A su paso se interpreta la partitura de Gregorio Casasempere, escrita para la ocasión, que lleva por título ‘Lloança’, con ricos matices de cientos de cascabeles. Le seguirán los perros de caza, una rehala guardada por sirvientes. Sus hijas, María Jesús y Ana siguen el camino del Capitán con una generosa compañía de servidoras y otra música escrita para la ocasión, por el mismo autor, que,

P

er Alcoi i per Sant Jordi avant l'Entrà. Con estas palabras pronunciadas por Javier Matarredona desde el balcón del Partidor, no exentas de emoción, la filà Muntanyesos rompía la tensión previa a su participación en la Entrada en año de capitanía. Sargento Cristiano, timbaleros y clarines abrían paso a la filà que encabezaba su puesta en escena con su guión, caballos y estandartes de cuero. Un ariete tirado por más de veinte esforzados porteadores se acompaña por cánticos al tiempo que se escucha el sonido de martillos sobre yunques, instrumentos de metal y enormes tambores que hacen temblar el pavimento de Sant Nicolauet. Un numeroso ballet preparado por Estrella Vilanova empieza a cobrar vida ante el ansioso público que espera, un año más, el renovado compromiso festero de los Muntanyesos. No tardaría en llegar la guardia del Capitán y sus Caballeros, en total dieciocho, anuncio inequívoco de la inminente llegada del cargo festero. Antonio Valor, sobre una

–12–


–13–


cabaña, tirada por bueyes, da continuidad al boato de la filà. Otra pieza de la puesta en escena de la capitanía de los Muntanyesos es el ballet de Inma Cortés, una coreografía ingeniosa donde las manos de las bailarinas llevan unos complementos que se asemejan a pájaros que baten sus alas al levantar los brazos cuando ejecutan el baile. Tras este grupo la escuadra especial, también obra de Alejandro Soler, con un atuendo donde predominan las pieles de tonos claros, con cuero negro y apliques de metal. El conjunto se completa con huesos, cuernos y plumas de faisán en un rústico yelmo. Su presencia se hace coincidir con el estreno en la calle de la marcha cristiana de Rafael Mullor Grau, 'Barranc del Sinc', obra ganadora de uno de los concursos de composición festera que convoca la Asociación de San Jorge. Otra carro-

tituló como ‘Gaudança’. Una carroza con humo, que representa una

–14–


za separaría la escuadra especial de la de 'blancos' con la Unión Musical de L'Orxa interpretando 'El desitjat'. El colofón de la puesta en escena de la capitanía se completaría con un grupo que, con reclamos sonoros de patos y otras aves, acompañaban otra composición escrita para este año de cargo. Tras esta sección, la carroza del Cop ponía el punto final a la presencia de la filà que en esta ocasión encabezaba la Entrada Cristiana que, por otro lado, se celebró el día 24 de abril puesto que se alteraron las fechas tradicionales por la proximidad con la Semana Santa.

–15–


Dia de Sant Jordi El segundo día de la Trilogía Festera, el que reservan los alcoyanos para dedicarlo al patrón de la ciudad, San Jorge, es de gran relevancia para las filaes que asumen cargos festeros. Fue la Procesión de la Reliquia el siguiente acto que contó con la presencia del Capitán, Antonio Valor que, con los otros cargos festeros y el Sant Jordiet, asistió a la misa mayor que se celebra en la iglesia de Santa María. La

–16–


–17–


–18–


procesión fue luminosa y radiante gracias a la soleada mañana con que se saludó al Dia de Sant Jordi. Más numerosa, como es habitual, fue la presencia de festeros en la Procesión General de la tarde que el Capitán de los Muntanyesos cerraba tal y como se dispone en el guión de este acto.

sentación personal de la capitanía fue asumida por el hijo del titular, Antonio Valor Cuartero, quien personificó al cargo festero con el vigor de la juventud que le caracterizaba. La participación de festeros de la filà en el disparo fue numerosa para mayor lucimiento de la capitanía que ya tocaba a su fin.

Dia dels Trons

Con todo, la filà cerró, con excelente impacto y agrado para el público y el resto de festeros, el reto de la quinta capitanía de su historia desde aquel primer cargo que asumieron los Muntanyesos de 1930 en la persona de José Gisbert Cerdà.

En la última jornada de la Trilogía, Dia dels Trons, la repre-

–19–


F ent filà Encontrar un nuevo local que albergara a la filà Muntanyesos parecía una necesidad a los ojos de muchos festeros habida cuenta del aumento de individuos que, de forma continuada y mantenida, se observaba año tras año. Precisamente en los años de cargo 1991 y 1992, la filà ya tuvo que acomodarse de forma provisional en el local que se encuentra en la confluencia de las calles Casablanca y Gonzalo Barrachina. Propiedad del festero Juliàn Silvestre (que lo cedió para su uso), cumplió a la perfección la función que se le suponía. No obstante, estaba ya en la mente de todos que la búsqueda de una nueva casa para los Muntanyesos

E

l periodo que media entre los dos capitanes de la filà del que se ocupa el presente libro ha sido de gran trascendencia para la filà Muntanyesos. En líneas generales se podría resumir con el cambio de sede social y la celebración del 75 aniversario de la fundación. Sin embargo, y a pesar de que estos dos capítulos serían los acontecimientos más destacables, resulta más importante para el festero el significado de ‘fent filà a lo largos de estos 14 años.

–20–


Antes de que los Muntanyesos se mudaran, exactamente cuatro años después de la Capitanía de 1992, la filà se planteó la celebración del 75 aniversario de su fundación. La Asociación de San Jorge no permitía una escuadra

era objetivo común e inaplazable. Sin prisas, pero sin descanso se inició la búsqueda. Algunos inmuebles fueron candidatos pero por unas u otras razones se fueron desestimando hasta que se presentó la ocasión de una antigua hilatura en la calle Santa Ana. El esfuerzo económico era considerable pero se valoró que merecía la pena. El destino quiso que aquella decisión se viera tocada por la fortuna en el sorteo extraordinario de Navidad de la Lotería Nacional al ser agraciado el número participado por la filà con una aproximación al Segundo Premio. Aquello significó un alivio económico y las cosas se vieron un poco más claras.

–21–


Trofeu de filaes, Romeria a la Font Roja o la visita a Fontilles, por citar alguno de los hitos más señalados en el calendario festero anual. Tanto o más destacadas han sido las iniciativas de ‘festa al carrer’ a la que se ha aficionado la familia muntanyesa, en especial, para el mediodía del Dia dels Trons. La imaginación al poder, los festeros han montado desde una corrida de toros hasta un marathón de aerobic, pasando por un encierro de toros o un partido MadridBarça. Esa filosofía se ha instalado ya entre los festeros de la filà Muntanyesos y ha generado expec-

especial, pero se consideraron diversos actos culturales para tal conmemoración. Se pensó en alguna iniciativa que perdurara en el tiempo, lo que finalmente cristalizó con el encargo de una marcha cristiana.

tativas entre el público que acude a la plaza de España.

Estos acontecimientos merecen más atención en las páginas siguientes, pero no es menos importante el desarrollo de la vida en la filá, el ambiente de cada viernes, la animada participación en el

Otras noticias de importancia para los Muntanyesos en estos catorce años han sido la designa-

–22–


ción del fester Rubén Mullor como Embajador Moro, los cambios parciales de diseño de la filà y contar en la filà con un ganador del concurso de sainetes de la Asociación (Jordi Grau con ‘Estic de tu que bufe’). Otra circunstancia que habla del ambiente de la filà es la

creación de ‘taulaescoti’, conocido como el foro oficioso de la filà donde los festeros que lo desean pueden opinar y comentar en internet aquellas cosas que interesan desde el punto de vista festero. ‘Taulaescoti’ es un motivo más para el ambiente de filá puesto que, a su

–23–


estela, se han organizado comidas y encuentros muy animados. La llegada de las nuevas tecnologías así lo permite y lo aprovecha la filà Muntanyesos. También cabe destacar la recuperación de la costumbre consistente en llevar a los glorieros a lomos de burros, como se hacía tiempo atrás y que se rescató a partir de 1996 de los recuerdos colectivos de los Muntanyesos, coincidiendo con el 75 aniversario de la fundación de la filá. Otra de las actividades que ha servido para estrechar lazos entre los miembros de los Muntanyesos fue la designación de la filá como entidad para que diera vida y acompañara a uno de los tres

–24–


Reyes Magos que participa en la Cabalgata de la ciudad. No faltaron voluntarios para llevar antorchas, hacer de guardia real o subir a los niños para que S.M. les diera ese beso que llevan un año esperando. La oportunidad que se presentó en 2005 fue la segunda que llamó a la puerta de la filà. Lo que contrasta con la escasa fortuna que hasta la fecha se ha venido sufriendo para contar entre los Muntanyesos con un Sant Jordiet, posibilidad que se sigue resistiendo denodadamente a pesar de los candidatos que con regularidad se presentan en el sorteo del Casal.

ramente, la participación de la filà en la romería en la Font Roja para los preparativos de los licores, pastas y las populares infusiones de ‘timonet’ que se reparten.

Las actividades de la filà, más alla de lo estrictamente festero son muy diversas. Con todo, la más antigua que se mantiene es, segu-

–25–


L otería de Navidad

L

as participaciones de lotería para el sorteo extraordinario de Navidad vienen teniendo en muchas filaes tratamientos especiales que las hacen singulares. En la filà Muntayesos, tras usar varios años el lienzo del diseño original para ilustrar las participaciones, se optó por encargar en 1994 acuarelas a Jordi Sellés. De sus pinceles han salido diversos parajes urbanos o naturales de la ciudad con lo que se ha conseguido una notable colección de obras originales. Se han ido coleccionando en el local de la filà que, de esta forma, se decora con algunos rincones de la ciudad, algunos de ellos ya desaparecidos o cambiados hasta el punto de ser ya irreconocibles. También se suman paisajes que para la parte más joven de la

población, y por ende de la filà, son casi descubrimientos arqueológicos (si se permite la licencia). Si tuviéramos que clasificar las ilustriaciones por temática se podría iniciar la relación por el entorno natural de la ciudad. En

–26–


cuanto a parajes naturales destaca el santuario de la Font Roja, Barxell (con los restos de su castillo medieval), el Barranc del Cint (que es la puerta alcoyana a Mariola) o el Salt (con el salto de agua, segundo más alto de la Comunidad Valenciana). En cuanto a imágenes urbanas, se descubren viejos rincones desaparecidos como el Touet, la vieja marquesina de la plaza de España o el portal de San Roc (este último ahora recuperado). Algunas de estas obras encargadas por la filà a Jordi Sellés generan una sensación entrañable al evocar recuerdos urbanos colectivos como el desaparecido cine Monterrey o el cuartel en Alzamora del regimiento Vizcaya 21. Al contemplar estos dibujos se piensa en alcoyanos de otros tiempos que tuvieron estos paisajes como cotidianos, casi como un reto a lo invariable y hoy totalmente disueltos con los años.

Ese ambiente, perdido ya en la ciudad moderna de finales del siglo XX o principios del XXI, se recupera de la mano del artista Jordi Sellés en otra acuarela que representa la entrada del puente de San Jorge. En este caso no se advierte una gran diferencia con lo que se puede ver en la actualidad, pero a poco que se observen los detalles se advierte con claridad que la imagen se corresponde con una estampa de los años cincuenta o cuarenta. Pero la más celebrada de todas es la que muestra el citado cine verano Monterrey. La razón no es otra que el número que se juega invariablemente, el 17.914, resultó ser la aproximación del Segundo Premio del sorteo del año 1999. Fue una auténtica revolución y desde entonces son muchos los que no quieren llegar al día 22 de diciembre sin una participación de la lotería de la filà Muntanyesos... por si aquello fue un primer aviso.

–27–


E l 75 aniversari La exposición se ofreció en la sede de la misma filà, por entonces en el local de la calle Sor Elena Picurelli.

E

n 1996 la filà Muntanyesos cumple su 75 aniversario, efemérides que es celebrada con distintas iniciativas que significaban los tres cuartos de siglo de existencia. Para la ocasión se creó una comisión cuyo encargo fue organizar eventos que tuvieran por objeto divulgar dicho aniversario. Se proyecto una exposición con cuantos objetos tuvieran relación con la filà y que fueron creándose en el transcurso de estos 75 años.

También se encargó un logo institucional que fue creado por el artista Jordi Sellés donde quedaba representado el 7 con una ingeniosa hacha que enlazaba con el 5 para expresar los años que cumplía la filà. Este logo estuvo presente en todos y cada uno de los documentos que filà generó desde finales de 1995 hasta 1996. Paralelamente se contactó con los festeros veteranos para que compartieran recuerdos y costumbres antiguas. En estas conversaciones saltó una sorpresa al revelarnos que, antiguamente, los glorieros de los Muntanyesos acudían a la Gloria montados sobre los lomos de un burro. Resultó tan simpático este recuerdo que allí mismo se decidió que a partir de ese momento los glorieros acudirían al acto como antaño. Para que quedara constancia imperecedera de esta efemérides se decidió encargar una marcha cristiana que pasara a formar parte del patrimonio festero y cultural de la filà. El encargo recayó en el músico Rafael Mullor Grau cuyas dos marchas cristianas anteriores, 'L'ambaixador cristià' y 'Barranc del Sinc', habían sido premiadas

–28–


–29–


otras muchas poblaciones. La composición que finalmente escribió para los Muntanyesos se título 'Alcoi, escata i destral' y pasó, desde el primer día, a ser considerada como una de las piezas de su género más elaboradas y sorprendentes. Su interpretación traspasó a los pocos años las fronteras nacionales y ha sido elegida en programas de conciertos ofrecidos por formaciones extranjeras en lugares tan lejanos como Holanda o Cuba. Además ha sido grabada por la Sociedad Musical 'El Trabajo' de Xixona y en un DVD por parte de la banda sinfónica de la Sociedad Musical 'La Artística' de Buñol bajo la batuta del mundialmente prestigioso director holandés

por la Asociación de San Jorge en los concursos de composición festera. Ambas piezas gozaban de una inmejorable aceptación ya no sólo entre los festeros de Alcoy sino en

–30–


merar-les, i a la nostra ciutat la premsa assegurava que després de l'època de les vaques grosses venien temps més difícils amb una reducció en els salaris del 22'5 per cent respecte dels jornals que regien en temps de guerra, dies en que A lcoi va fer grans negocis... L'any 1921 va ser també un dels més decisius per a l'ampliació de la ciutat, ultrapassant els barrancs, en allò que començava a anomenarse coma 'Ensanche'... V a ser també l'any en que el Primer Batalló del Regiment V izcaya

Henrie Adams. Dicho DVD, titulado 'Música de tot un segle' se seleccionaron las 13 piezas que han marcado pautas de interés en lo que ha sido la música festera durante el siglo XX. La marcha cristiana se presentó en un mini-concierto que se ofreció el 26 de noviembre de 1995, en el Salón Rotonda del Círculo Industrial, interpretado por el Ateneo Musical de Cocentaina dirigido por el músico y compositor, José Vicente Egea Insa. Previamente a la nueva marcha se interpretó el pasodoble ‘El desitjat’ (pieza que rondaría el medio siglo acompañando a las escuadras de los Muntanyesos) y el pasodoble ‘Muntanyesos dianers’ que compuso para la filà Vicente Sanoguera Rubio en 1985, y que desde entonces acompaña a los dianeros de la escata. El concierto estuvo precedido por una presentación que elaboró el cronista de la filà Jordi Grau y que enmarcaba el nacimiento de la filà en el momento social que atravesaba Alcoy. Algunos de los pasajes más importantes pasamos a reproducirlos: "El 1921 A lcoi comptava amb una població de 36.463 habitants. El continent eixia de la Guerra Mundial, com així es deia abans que haguérem d’enu-

21 embarcà per a la Guerra del Marroc. La circumstància fou recollida a la ciutat amb nombroses mostres de solidaritat, arreplegantse tabac per als soldats. També van ser moltes les protestes dels alcoians pels continuats talls de fluid elèctric, que genera queixes per part dels indus-

–31–


trials que se sentien perjudicats. En aquesta época, segons es desprén del publicat, preocupava greument la inauguració d'un 'Music hall', especialment perquè allò era més un "antro de perdición", comdeien a l'any 21, on el nom no era per altra cosa que per despistar de la autèntica casa de cites que escandalitzava tots els benpensats.... encara que estava plena segons recollia l'edició d'un periòdic alcoià anomenat "El Comunista Libertario"... D'això parlaren els alcoians de fa 75 anys... i de què una nova filà s'assomaria pels carrers d'A lcoi amb el nom de Muntanyesos... l'animador no va ser altre que l'industrial paperer Francisco Laporta Boronat... L'origen de la filà Muntanyesos es

pot situar en la setmana del 22 al 30 de gener... En la primera de aquestes dates, 22 de gener, s'aprovà el disseny i en la segona, 30 de gener, la decisió va ser ratificada per la Junta. El primer any que els Muntanyesos van fer Festa va ser aquell mateix 1921, quan se celebrava el III Centenari de la proclamació del Patronat de Sant Maure. A mb aquest motiu van vindre a la ciutat el capità general de la Tercera Regió, Miguel Primo de Rivera, el nunci de la Santa Seu, Francisco Ragonesi i l’arquebisbe de Burgos, el cardenal Benlloch. Tots ells van acudir a l'Exposició d'A rt A lcoià que es va presentar al Saló Rotonda del Círcul Industrial el 19 d'abril de 1921, alhora que les bandes alcoianes inter-

–32–


pretaven peces de Cantó, Espí, Jordà i Barrachina." En cuanto a la nueva marcha, su estreno en la calle se hizo coincidir con una entradeta (por San Nicolás) a la que se invitó a cuantos Muntanyesos veteranos, no en activo, habían participado en la historia de la filà. Fueron ellos quienes estrenaron y arrancaron con la primera interpretación de ‘Alcoi, escata i destral’. La filà organizó una exposición en la que se trató de reunir cuantos efectos se habían creado con motivo de los 75 años de los Muntanyesos. Bien es cierto que no estaba todo, pues se trata de una

cantidad tan inabarcable como imposible de recuperar en su totalidad, no obstante, jamás se había conseguido tan elevado número de detalles, adhesivos, aleluyas, encendedores, llaveros, escudos, programas internos, figuras… La exposición se ofreció en los locales de la filá y se nutrió de numerosas aportaciones de festeros, ex festeros y de parte de los fondos de la Asociación de San Jorge. En especial destacó la colección de fotografías antiguas, la mayoría inéditas para casi todos los Muntanyesos, y una escultura en yeso policromado que estaba en el Museo de la Festa que representa a dos muntanyesos (seguramente fue la gran atracción de la muestra).

–33–


E squadra del Mig siendo el Capitán de la filà en 2006, Roberto Pérez, fue también el autor del diseño de esta escuadra.

L

a Escuadra del Mig aún conserva para las filaes algo realmente especial. La filà Muntanyesos fue la primera del bando cristiano en tener la oportunidad de brindar a sus festeros esta oportunidad, lo que ocurrió en 1971, por lo que la de 1999 fue la tercera de la particular historia de la filà. Por eso tiene un carácter tan especial, por el hecho de que apenas se ha incorporado al sentir común de los festeros y, esencialmente, porque no está revestida por todo lo que representa para una escuadra especial el cargo festero.

La escuadra optó por un diseño de clara inspiración forestal. El empleo de materiales naturales, como la madera, la caña o la piel, unido al maquillaje, conferían al conjunto una imagen muy apropiada en cuanto tiene que ver con la

Ese carácter especial lo pudieron vivir en primera persona los doce escuadreros que accedieron a las plazas de la Escuadra del Mig. Además de estas consideraciones, este grupo de festeros tuvo una trascendencia especial por cuanto de entre sus componentes saldría el próximo alférez y buena parte de sus caballeros, y el capitán. Quienes dieron vida a esta Esquadra del Mig fue un grupo que sumaba no poca veteranía como lo venía demostrar que incluía a tres ex-Primers Trons. Además cabe añadir que el que acabaría

–34–


línea estética de la filà. Estas cuestiones son las que trascienden al público, pero más allá de esta propuesta visual, lo realmente interesante fue el funcionamiento como

grupo y los lazos que estrecharon sus miembros que empezaron antes de las Fiestas de 1999 y se mantuvieron en el tiempo. El propio Alférez de 2005, José Francisco

–35–


to que al cerrarse la primera jornada de la trilogía festera, su función concluye. No obstante, cierta actividad se mantuvo para el día siguiente, puesto que de esta escuadra se nutrió el grupo que transportó a hombros la reliquia de San Jorge en la procesión matinal que se celebra el día que se consagra al patrón de Alcoy. Aquella experiencia fue realmente destacable, tanto como para que los propios escuadreros quisieran perpetuarse en una fotografía vestidos con la dalmática y entregarla a la filà inmortalizar el momento.

Juliá (Pita) acabaría reconociendo años más tarde la influencia directa de los miembros de la Escuadra del Mig para que se decidiera a asumir el cargo festero. De hecho, confirmó que el apoyo de sus compañeros de escuadra, además del de su familia, determinó la decisión. Otra de las cuestiones importantes fue la música. La opción final se decantó por la marcha cristiana 'Cid', obra de José Joaquín Francés, que estuvo interpretada por la Sociedad Musical Nueva de Alcoy, acompañada por dulzainas y grupo de percusión. La sintonía estética y musical entraron en conjunción con un espléndido día soleado que contribuyó al éxito de esta escuadra el 22 de abril en el momento en que se marca el ecuador de la Entrada.

Escuadra especial: Francisco Palomera Durá, Roberto Pérez Jordá, Francisco Escrig García, José Cabanes Vilanova, Juan Francisco Giménez Seguí, Héctor Botí Pla, Alvaro Pérez Monllor, Jordi Miró Mira, Agustín Martínez Lopez, José Francisco Juliá Espí, Alberto Martínez Segura y Jordi R. Pérez Botí (cabo batidor). Música: ‘Cid’ (Pedro Joaquín Francés). Banda: Sociedad Musical ‘Nova’ de Alcoy. Diseño: Roberto Pérez Jordá. Confección: Roberto Pérez.

En principio, por la propia naturaleza de las Escuadras del Mig, se podrían calificar estas propuestas como 'flor de un día', pues-

–36–


E ls Primers Trons J

uan Pedro Ferri Cruz. 1990-1993. Primer Tro para la alferecía de 1991 y capitanía de 1992.

J

uan Francisco Giménez Seguí. 1993-1995. Creó la roda de Negres y escuadras especiales. Miembro de directiva de la Asociación de San Jorge al corresponderle por turno de Primers Trons

A

gustín Aura García. 1995-1997. Coincidió su mandato como Primer Tro con la polémica del ‘calendario festero’ y con el 75 aniversario de la filà.

J

osé Ramón Montava Rico. 19972001. Bajo su mandato se cambió de local, heráldica, nombre de la filà (al valenciano) y diseño de las niñas; escuadra del Mig y nuevos estatutos de la filà.

J

osé Jorge Llopis Abelló. Primer Tro desde 2001. Asumió el cargo para la alferecía de 2005 y la capitanía de 2006. Cambio de diseño del calzado.

–37–


F esta al carrer do en número hasta convocarse prácticamente todos los festeros muntanyesos. En esta dinámica se llegó su máxima expresión cuando en 1998 y 1999, aprovechando que las estaciones de servicio Total colocaron en el techo de sus instalaciones unos enormes balones de goma (con motivo del Mundial de fútbol disputado en Francia), la filà consiguió uno de estos ejemplares para estas actividades tan divertidas.

E

l origen de las actividades que la filà Muntanyesos ha venido desarrollando en la plaza de España a mediodía el Dia dels Trons tiene un carácter eminentemente espontáneo. Quizá sea esta la razón del éxito mantenido, tanto para festeros como para público en general. En un principio, se tomó la plaza de España como cancha improvisada para jugar con un balón de playa, lo que se podría fechar en el año 1996. Con el tiempo el balón fue ganando tamaño y los participantes crecien-

Durante un par de años se usó este balón, cuyo diámetro superaba los dos metros, llegando a jugar a fútbol, volley e incluso bolos. Tras el uso intensivo que se

–38–


le dió su estado fue irreparable y se entendió que para el año 2000 no se podría contar con él de nuevo y que sería realmente difícil encontrar otro balón que superara su diámetro. Para el siguiente año parecía obligado encontrar otra actividad, porque la asistencia parecía garantizada pero había que idear un nuevo contenido. El maestro ‘Chamaco’ y la corrida de toros Si estos fueron los inicios de una de las actividades más diverti-

das que organiza la filà Muntanyesos, su continuidad llevó a organizar una parodia de corrida de toros en la plaza de España. Se imprimieron carteles que se colgaron en distintos puntos de la ciudad y fotografías del torero dedicadas de su puño y letra para repartir a la ‘afición’. El anuncio de la ‘corrida’ fue recogido incluso por los medios locales de comunicación. Se da por cierto (hay varios testigos que lo afirman) que hubo espectadores que llegaron a creer que se trataba de una corrida real. Tal caso fue, engrosando el anecdotario, el de un matrimonio de Xátiva que a mediodía del 24 de abril preguntaba a los

–39–


Del reparto se recuerda a: Vicente Mira 'Chamaco', como él mismo; Tomás Monllor y Jesús Sanz, como las fuerzas del orden (Guardia civiles); Norberto y Sergio Almiñana, como alguacilillos; José Antonio Aura 'Picaeta', como pica-

festeros dónde iba a tener lugar el espectáuclo taurino. Este divertimento, sin lugar a dudas, marcó la pauta de lo que serían otras iniciativas similares que se sucedieron en los años siguientes. La ‘corrida’ tuvo lugar finalmente el Dia dels Trons del año 2000. Dos años antes empezó como una humorada, imaginada con Vicente Mira 'Chamaco', como cabeza de cartel y maestro y a su alrededor todo un reparto de figurantes. Se asignaron papeles a distintos festeros de la filà. La propuesta obligaba a que el atrezzo y los preparativos fueran sencillos, tanto como para poder prepararlo el mismo día por la mañana.

dor; Rafael Pedraza y ‘Tiriti’, como banderilleros; José Evaristo Cabanes, como ganadero; Ramón Juárez como apoderado del torero; Francisco García 'Bodega', Emilio Gisbert y Juan Pedro Ferri, como 'manolas'; Jordi Miró, Carlos Palomera y Juan José Iniesta, como vendedores en el tendido; Vicente Reig y Agustín Martínez ‘Canari’ como monosabios; Francisco Palomera, como Matías Prats retransmitiendo la corrida… la nómina de personajes para los que repartieron complementos superó las 30 personas. El resto de la filá

–40–


hasta el cruce de la calle San Lorenzo con la de Mossén Torregrosa, por allí siguió para buscar el carrer L'escola y ganar la

con grandes cartones rodeaba el perímetro a modo de coso taurino. Tras finalizar el disparo de la mañana, los festeros se concentraron en la filà. Allí tenían ya preparados los complementos (a modo de 'medios disfraces') que se fueron repartiendo y material para maquillarse. Se improvisó una capilla para que 'Chamaco' imitara a los toreros reales y poco después se inició un pasacalles torero desde la filà hasta la plaza de España. Se salió hasta la avenida del País Valencià, allí se cruzó con la filà Llana que regresaba a su local con su capitán, José Luís Córcoles, quien no se privó de saludar al torero montañés. El pasacalle continuó

–41–


'Chamaco', daba naturales, pases de pechos, verónicas… Al cambiar de tercio, con las banderillas, el subalterno salió empitonado precisándose la asistencia de los servicios sanitarios que, ataviados con batas de quirófano, salieron a por el

plaza de España subiendo por Santo Tomás. Al llegar a la plaza, no menos de 130 festeros y la banda de música se llevaron una gran sorpresa al encontrarla llena de público. Centenares de personas habían acudido para ver la corrida. En el momento de empezar, quienes llevaban los paneles de cartón se desplegaron por el perímetro de la plaza de España para transformarla en un coso taurino. Mientras, la banda de L’Orxa interpretaba alegres pasodobles toreros para amenizar la espera. La filà se preparó rápìdamente y en unos minutos el trompeta dio la señal del 'primer toro de la tarde'. Un toro de cartón piedra sobre una rueda empezó a correr entre vítores y olés mientras el maestro, Vicente Mira

–42–


maltrecho banderillero. Poco después se anunciaba otro cambio de tercio, la suerte de varas. En este caso, sobre uno de los caballos que utiliza la filà Realistas para la Diana Vespertina (que prestó amablemente), se castigó en exceso al

astado lo que fue protestado por una monumental y sorprendente bronca que le dedicó el público convocado en la improvisada plaza. De nuevo saldría 'Chamaco' para rematar la faena, una estocada certera acabó con la vida del animal, con la ‘corrida’ y con la humorada. El maestro salió a hombros y se llevó la gran ovación de la tarde (la única) y recibió muchísimos aplausos. Más aún, fue entrevistado en directo por las cámaras de televisión de Canal 9 y explicó que esta corrida era la única que iba a dar en España y que ya sólo le restaba volar a América para triunfar en Colombia donde le estaban esperando. Tras esta entrevista la filà se retiró a su local después de haberse divertido durante algo más

–43–


de media hora en el centro de la ciudad para goce y espectáculo de cuantos se acercaron al lugar. Aerobic: Village People versión Muntanyesos Al año siguiente, se organizó un maratón de aerobic. Se construyó un pequeño escenario y sobre él se colocaron cinco personajes. Por una parte, y con una idea muy clara, una profesora de aerobic. Por otro lado, con las ideas bastante menos claras, una imitación del mítico grupo musical americano de los años 80: Village People. Así se anunció y se presentó la actuación en la plaza de España. Para todos

nes del citado grupo. Los personajes con que se identifican los 'Village people' (policía, motero, albañil, indio y marinero) tras la bailarina, también en el escenario,

los festeros y público en general se entregó un peto para que se participara siguiendo las indicaciones de la profesora al ritmo de las cancio-

trataban de seguir, como el resto de los presentes, los pasos de aerobic, con más error que acierto, lo que convirtió el acto en una divertida

–44–


parodia. La música sonaba desde la megafonía que se instala para las Embajadas, con lo que se podía escuchar desde todos los rincones de la plaza de España. San Fermín en San Nicolás En el 2001, la iniciativa cambió por completo y se programó un

improvisado San Fermín. En esta ocasión se construyeron en madera y cartón piedra consiguiendo un auténtico efecto visual, un total de ocho toros de gran tamaño montados sobre unas estructuras con ruedas que les hacían correr con todos los festeros que se ataviaron con un pañuelo rojo atado al cuello y un periódico en la mano. El 'encierro'

–45–


llegó hasta la plaza de la Estrella, donde se paró para hacer el saludo a 'San Fermín'. Continuó la carrera hasta la calle San Lorenzo y subió corriendo por la calle San Francisco hasta el cruce con la calle San Mauro. Al llegar a la intersección

pañuelos rojos a la carrera que acabó al llegar al espacio abierto, frente al Ayuntamiento donde alguno hizo algún pinito toreando. Allí esperaba la banda de música que interpretó pasodobles toreros.

con la calle San Nicolás se bajó a la carrera, con todos los festeros rodeando a los toros y en más de una ocasión, alguno de ellos recibiendo algún revolcón. El tramo de la calle San Nicolás hasta la plaza de España se llenó de festeros con

Bar ç a-Madrid, en directo En el año 2004 se organizó un partido de fútbol entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona. El partido de máxima rivalidad de la Primera División Española se juga-

–46–


ba apenas unos días después del particular simulacro y se iba a retransmitir por Canal +, lo que impediría a mucha gente poder verlo. Así pues, la filà Muntanyesos decidió hacer un derbi paralelo, en abierto y en directo para todo el público. El montaje fue bastante espectacular habida cuenta que ya se salió desde la filà en unos autobuses hechos con grandes piezas

Para tal efecto se pintaron a mano camisetas para los once jugadores de cada equipo y los festeros que las vistieron se caracterizaron. Así fue realmente divertido cómo quedó Ronaldinho, Ronaldo, Figo o Pujol. El suelo de la plaza de España se marcó para delimitar el campo, se colocaron unas porterías hechas con tubo de cartón a las que no les faltaba ni la red reglamenta-

de gomaespuma, con los laterales rotulados con los escudos de ambos equipos. Se contó con el trío arbitral, también con fuerzas de seguridad (es un partido de alto riesgo) y con las dos hinchadas para animar a sus colores. El partido se jugó en la plaza de España.

ria, en el palco de autoridades se sentaron los presidentes, saltó al campo al trio arbitral y… empezó el partido. Hubo de todo: emoción, goles, tangana, penalti… El resultado fue lo de menos, el montaje fue de gran impacto y resultó muy divertido festeros y público.

–47–


En los dos aĂąos siguientes, con motivo de los cargos festeros, estas actividades bajaron de inten-

sidad puesto que los preparativos y el protocolo festero marcan compromisos y responsabilidades pro-

–48–


pias de años tan especiales, por lo que la iniciativa quedó reducida. La intención para años venideros que se manifestaba era continuar esta línea que tanto gusta a festeros y público. Cabe destacar que la esen-

cia de este tipo de actividades es preparar algo en lo que participe de forma activa la mayor parte de la filà, que el público se pueda involucrar y que sea de bajo coste y de ágil preparación. Los próximos años deben dar más de sí y ampliar esta forma de sacar la Festa a la calle, puesto que es una forma más de celebrar las fiestas de Moros y Cristianos más allá del programa oficial, pero no por eso menos importante. Por otro lado hay que considerar que el futuro de este tipo de actividades de ‘Festa al carrer’ depende del apoyo de los festeros y de que, de forma rotativa, se participen en su concepción y organización.

–49–


D iseño de la filà Muntanyesos que el diseñador debió documentarse en gráficos y documentos de origen medieval o similar. Hasta ahí no encontramos mucho más que suposiciones pero algo nuevo aparecería para hacer pensar que hay algo más que una hipótesis.

L

os orígenes del diseño de la filà Muntanyesos están relativamente documentados y siempre se ha tenido por cierto que su traje pretendía lanzar un mensaje de historicismo. Así queda plasmado desde que se pintó el primer boceto, un óleo que se encuentra en su sede social y que los festeros de esta filà lo han bautizado cariñosamente como 'el abuelo'. Sin embargo, la inspiración que motivó este diseño festero es toda una incógnita puesto que sobre este aspecto sí que no existe ningún tipo de documento. Es bien sabido que la filà Muntanyesos nació del seno del Círculo Industrial, entre cuyas paredes se gestó su futuro y se sentaron las bases de lo que iba a ser uno de los trajes más originales de cuantos componían las fiestas de Alcoy. Ese cambio bastante acentuado e innovador respecto de la mayoría de las filaes y, más aún, con aquellas más antiguas, abrió un lenguaje estético revolucionario al tiempo que suponía un guiño al atuendo medieval que supuestamente debieron llevar los hombres de armas del medievo.

Un hallazgo casual Si bien está claro que el origen de la filà Muntanyesos se centra en el Círculo Industrial, cabe pensar que fue allí mismo donde se debatieron y comentaron los pormenores del diseño. Hay que recordar que en el primer cuarto del siglo XX esta institución social fue punto de encuentro de numerosos artistas locales, músicos y pintores que rebosaban alcoyanía. Una casualidad hizo que en un suplemento cultural del diario El Mundo, de fecha 16 de mayo de 2000, mostrara una ilustración donde se ve claramente el escudo de los Muntanyesos. La ilustración viene acompañada por un texto donde se relaciona con las armas que usaron los templarios. Al ponerse en contacto con la Redacción de este suplemento, su responsable se mostró sorprendido al asegurarle que el dibujo se correspondía con uno de los iconos con que se identifica a una de las

Efectivamente cabe pensar

–50–


catorce filaes cristianas de las fiestas de Alcoy. Al hacerle las preguntas pertinentes acerca del origen de esta ilustración, no tuvo más remedio que reconocer que había sido descubierta su pequeña e inocente trampa y que en realidad no tenía relación alguna con los pertrechos

de guerra que usaron los miembros de la Orden del Temple. Sí, en cambio, facilitó el nombre del libro del que había sido extraída tal ilustración: La Historia General de España, por Modesto Lafuente, publicada por la editorial barcelonesa de Montaner y Simón en 1879.

–51–


a la fundación de la filà, a lo que añadió que se trata de unos libros de excepcional factura y cuidada presentación. Sus tapas son de piel y su interior se encuentra salpicado con gran cantidad de ilustraciones de alta calidad gráfica.

El número 1 de la biblioteca del Círculo Industrial Siguiendo con la investigación se preguntó al librero anticuario de Alcoy, José María Grau, por la existencia de este libro y su loca-

Una señal de lápiz Al solicitar el volumen, que es el primero de los seis que componen esta enciclopedia, entre sus páginas se encuentra finalmente dicha ilustración. La primera circunstancia que llamó la atención fue que no supuso gran dificultad su localización ya que parecía que este ejemplar había estado abierto durante muchas horas por esa página y el volumen había adquirido, lo que se llama en el argot de los libreros, memoria. La ilustración se

lización. Efectivamente dichos volúmenes resultaron ser muy conocidos y apreciados en el mundo del libro antiguo y además añadiría este experto consultado que estos volúmenes se encuentran en la biblioteca del Círculo Industrial. El administrador de esta entidad fue preguntado por la citada enciclopedia y a los dos días avisó para confirmarla entre los fondos bibliográficos del Círculo y, además, catalogada con el número 1 de cuantos libros se tienen registrados. Esta circunstancia evidencia que estos volúmenes se encuentran en el Círculo con anterioridad

–52–


refiere exactamente al atuendo bélico que usaban los francos (con lo que nada tiene que ver con los monjes guerreros de la Orden del Temple). Pero la sorpresa aún sería mayor al descubrir sobre la página

una ligera, y casi imperceptible, señal de lápiz se podía advertir justo al lado del dibujo. Esa pequeña señal había quedado oculta durante ochenta años y ahora volvía a reclamar una atención similar.

–53–


–54–


El cúmulo de circunstancias, casualidades quizá, hacen pensar que ese mismo dibujo, y de ese libro exactamente, fue alrededor del cual los padres de la filà Muntanyesos, allá por los años 1920 y 1921, debatieron mientras permanecía abierto. El gráfico inspiró el escudo y guión que finalmente saldría a la calle, además de haber podido basar parte del mismo traje que se presentaría a la Asociación de San Jorge para su aprobación. Escudo, lorigón de escamas y casco medieval.

Si se observa la ilustración y se compara con el escudo del primero de los bocetos se puede observar que la inspiración es inequívoca. El escudo de 'el abuelo' es más alargado y grande que el que actualmente utilizan los escuadreros (modelos cuya factura se encargó en los años sesenta) mucho más corto y plano. También su forma ligeramente abombada (teóricamente para cubrir más el cuerpo) es sorprendentemente similar. Según la terminología el punto, o clavo central, donde confluyen las tiras de metal que llegan desde los bordes recibe el nombre de bloca, mientras que el refuerzo

–55–


(nasal), lo que describe de forma bastante clara lo que fue el casco del primer diseño que dio origen a la filà.

de metal que recorre el perfil del propio escudo se le conoce como cantel. Según se desprende de la investigación hecha por el historiador Gonzalo Menéndez Pidal en su libro la España del siglo XIII, se podría concluir con que el escudo de los Muntanyesos pasaría perfectamente por un diseño medieval. El mismo historiador especifica que otros adornos o señales no empiezan a verse hasta mitad del siglo XIII y siempre pertenecientes a caballeros. Por otro lado, el mismo Menéndez Pidal asegura que el casco más frecuente con que se protegían las tropas cristianas era uno semicircular rara vez protegido por una pieza que cubría la nariz

Otro elemento, en este caso el más característico del diseño Muntanyés, es la escata. Con ese nombre se conoce y se identifica popularmente a la filà, pero de nuevo se trata de una adaptación genuinamente medieval de lo que se conoce como el lorigón de escamas (curiosamente, el médico e historiador especializado en temas alcoyanos, Julio Berenguer Barceló, en una colaboración que firmó para la revista del anterior Capitán, denominaba la escata como lóriga). El lorigón es una evolución de la loriga, que estaba confeccionada

–56–


por cota de malla (generalmente de anillas), pero que llegó a evolucionar a un corte más reducido (no más alla de las rodillas con lo que no eran necesarias las aperturas delanteras y traseras) y con mangas cortas (que nunca superan los codos para tener mejor movilidad). La descripción de un lorigón de escamas es una túnica sobre la que se cosían escamas de "metal, cuerno, hueso o cuero" (Menendez Pidal). De hecho, se considera por parte de los medievalistas, que ésta era la armadura más frecuente en el siglo XIII y que era abundantemente usada por los peones. Este tipo de descripciones,

totalmente fiables, y con los antecedentes descritos referidos al escudo, hacen probable que el primero de los bocetos de la filà Muntanyesos es un genuino ejercicio historicista donde el rigor fue la referencia que se quiso transmitir. El espíritu inicial de los creadores del boceto conocido como 'el abue-

–57–


lo' deja una hermosa herencia que debe ser continuada por las generaciones venideras de festeros de la filà Muntanyesos.

do, la bolsa deja de estar colgada del cinturón para pasar a otra asida por una correa en bandolera que se remata con la propia herálica de la filà y la capucha que deja de estar sujeta por correas y por el exterior de la escata para quedar dentro del traje como parte de las prendas interiores. El casco también sería renovado tiempo después, en un diseño con protección trasera,

Cambios en el diseño Con mayor o menor acierto, en los años siguientes se ha alterado el diseño original. El primero de los cambios se data en 1956, cuando se incopora la capa (que es un elemento totalmente ajeno a la propuesta original), se cambia el calza-

dejando el original más pequeño y riguroso desde el punto de vista

–58–


na se resuelve, por parte de la Asamblea de los Muntanyesos, que se mantenga el diseño y que se use sin límite de edad hasta pasada la capitanía de 2006. Se aplaza para fechas posteriores tomar una decisión al respecto del traje femenino y a que la participación de las mujeres inicie un nuevo capítulo más abierto. Tal propuesta es aceptada ampliamente y se deja pendiente de cumplimiento para despues del cargo. histórico. El calzado también sería objeto de cambio, lo que se aplicó en 2002 a fin de mejorar su comodidad. Para las niñas en los años setenta se decide un traje que combina el rojo y el verde (colores identificativos de la filà) con unos tirantes de metal y un tocado remadado por una plulma. Este diseño quedaría totalmente renovado según propuesta de Jordi Sellés aprobada por la Asamblea General de la filà y posteriormente por la de la Asociación de San Jorge. Este nuevo traje, mucho más sencillo, destacaba por su capucha de grandes dimensiones, túnica verde rematada por cenefa de fieltro rojo con remate redondo, collarín de cuero y escamas y cinturón ancho. Acerca de la participación femeni-

–59–


P atrimoni musical de la Filà participación en la Diana. Parece más que evidente que el título de esta obra se consideró de estrecha relación con el nombre de la filà, por lo que se optó durante varios años por esta partitura. Lo cierto es que Santander no es precisamente un pasodoble escrito para la Festa ni tampoco puede encuadrarse en lo que se ha venido a denominar como pasodoble dianero o 'sentant'. La pieza estaba prácticamente perdida y ya muy pocos la tenían en el recuerdo hasta que fue incluida en el concierto que se ofreció con motivo de la alferecía de 2005. A pesar de lo dicho, no es menos cierto que 'Santander' es un bonito pasodoble de curada factura y melodía agradable, aunque seguramente el único mérito que atesora-

Q

ue la música forma parte de la Festa es una afirmación que nadie pone en duda. Multitud de artículos han glosado y comentado la relación que une a esta manifestación artística con el desarrollo de las fiestas de Moros y Cristianos y se ha repetido hasta la saciedad su concurso obligatorio. El historial de la relación entre la filà Muntanyesos y la música se concreta en un patrimonio musical acumulado en los últimos años. Según las noticias que se tienen, los Muntanyesos tenían por costumbre hacerse acompañar por el pasodoble ‘Santander’ para su

–60–


ba para ser elegido para la Diana era su título.

cias con el pasodoble 'El desitjat' de Edelmiro Bernabeu. Sus interpretaciones incluyeron en ocasiones instrumentos no previstos en la partitura original como panderos, dulzainas e incluso bongos. La fidelidad de la filà a este pasodoble tan marchable sólo se vio truncada a partir del momento en que los Muntanyesos contaron con una marcha cristiana propia. Tal cambio vino con la celebración del 75 aniversario en 1996. Para tal ocasión la comisión que se ocupó de organizar actos para conmemorar tal efemérides consideró que era apropiado encargar una partitura de estas características. Se pensó que, por una parte, se dotaba a los Muntanyesos de una pieza propia que fuera santo y seña de las futuras escuadras y, por otro lado, se consideró que era una forma de que tal decisión permaneciera constante y presente para los años venideros y que sería recordada para siempre como una iniciativa que se tomó al cumplir tres cuartos de siglo desde que se fundó la filà. La cuestión que se suscitó a continuación fue decidir a qué compositor se le podía encargar el trabajo. Tras barajar varios nombres se impuso el de Rafael Mullor Grau. Las razones para tomar tal resolución eran variadas. Mullor Grau estaba considerado como el artífice

Siguiendo con la Diana, su historia más reciente está vinculada al pasodoble ‘Muntanyesos dianers’ de Vicente Sanoguera Rubio, músico de la Primitiva que la dedicó a la filà en el año 1985. El motivo fue la pertenencia a la filà de José Aguado, a la sazón cuñado del autor. La pieza, además de haberse interpretado de forma ininterrumpida desde el año de su estreno en la Diana, ha formado parte del programa de varios conciertos organizados por la filà. Desde su estreno la única excepción hecha en que los dianeros de la filà han desfilado con partitura distinta han sido l'arrancà y primer tramo en el año de capitán 2006, que sonó ‘El Capitán’, de Camilo Pérez Laporta, y 'Musical Apolo' de Amando Blanquer en el tercer y último tramo de este acto en homenaje al maestro fallecido en el verano de 2005. Incluso en esta ocasión, 'Muntanyesos dianers' fue la pieza que acompañó a los dianeros del segundo tramo. La Entrada Las escuadras de la filà Muntanyesos han participado en la Entrada desde que se tienen noti-

–61–


marcha cristiana desde que ganará el concurso de música festera con 'Barranc del Sinc' en el año 1991. Por todas estas razones se contactó con el compositor y se le planteó el encargo.

del nuevo concepto de marcha cristiana tal y como había demostrado en los últimos concursos de música festera convocados por la Asociación de San Jorge, primero con su obra 'L'Ambaixador cristià' y después con la marcha 'Barranc del Sinc'. Ambas piezas habían logrado un rotundo éxito entre las filaes cristianas tanto de Alcoy como de otras poblaciones y se revelaban como el nuevo lenguaje musical que se imponía en este género musical festero. De hecho, tras estas dos marchas, muchos otros autores siguieron su estela y empezó a cambiar la estética musical para acompañar a las escuadras cristianas en las Entradas. Influyó también que las últimas escuadras especiales de la filà (Alférez 1991 y Capitán 1992), eligieron respectivamente estas dos piezas para su participación en la Entrada con notable éxito. No obstante, Rafael Mullor Grau no había escrito otra

Varios miembros de la comisión asistieron a aquel primer encuentro y se le esbozaron algunas ideas a fin de orientar la composición que se pretendía. También se le indicó que la filà tenía en propiedad algunas campanas que habían sido utilizadas en los boatos de los últimos cargos festeros. El músico aceptó y pocos días más tarde, diapasón en mano, registró las notas de las campanas para integrarlas en la futura composición. Unos cuatro meses después la partitura estaba acabada y empezaba a ser ensayada por el Ateneo Musical de Cocentaina en cuyo local de ensayos, por aquel entonces dentro del Palau Comtal

–62–


de Cocentaina, fue interpretada por vez primera ante los miembros de la comisión que hasta allí se desplazaron para una primera audición. Las virtudes acústicas del local eran tan escasas que apenas sirvió de algo aquella primera audición por lo que no parecía posible sacar conclusión alguna. Por otro lado, el hecho de hacer el encargo otorgaba la potestad de titular la pieza. Varios fueron los nombres que se barajaron, aunque finalmente pareció la más representativa y acertada la propuesta que abogaba por 'Escata i destral', completándose finalmente el título con un apelativo más y pasando a llamarse ya por siempre 'Alcoi, escata i destral', nombre con el que ya se registró de forma definitiva en la Sociedad General de Autores de España.

La nueva marcha de Rafael Mullor para los Muntanyesos era realmente nueva, con mucha música en el pentagrama. No pasó mucho tiempo hasta que llamó la atención de músicos y amantes de la música festera más allá de los miembros de la filà. De hecho, con motivo de una de las entradetes un grupo de festeros del barrio de San Blas de Alicante se desplazó hasta Alcoy para escucharla in situ puesto que aún no se había editado. También fue objeto de atención de distintos músicos hasta el punto de incluirse en alguna grabación como la que produjo la Sociedad Musical 'El Trabajo' de Xixona donde su director, José Rafael Pascual, buscó plasmar en aquella edición de 1998 las piezas

–63–


de música festera compuestas en los últimos años que realmente aportaban novedad y calidad a este género musical, tal y como reconocía el propio responsable de la formación musical. 'Alcoi, escata i destral' atesora también en su historial particular haber sido una de las piezas escogidas por la Sociedad Musical de Buñol para el concierto de música de Moros y Cristianos que se ofreció bajo la batuta del prestigioso director holandés Hernie Adams, con el que la citada formación musical hizo un repaso a la historia de la música festera. El programa del concierto tenía por objeto seleccionar las piezas que en más de un siglo habían marcado un hito en su evolución. El concierto fue grabado en DVD y en su montaje se mezclan imágenes del propio acto con imágenes retrospectivas de la filà y de la participación de los muntanyesos en la Entrada de 1996, año del 75 aniversario en que se estrenó en la calle la citada marcha.

Los escuadreros consideraron que la ocasión bien merecía una creación musical y se plantearon un reto de gran dificultad y riesgo. El encargo no suponía una marcha cristiana al uso, sino que se le indicó al compositor que fuera más allá de lo que es música para banda y que incorporara tantas aportaciones e instrumentos como considerara oportunos. El objeto final era hacer una música nueva, distinta y que tuviera como base la moda medieval. Varias piezas de música del medievo fueron tomadas como referencia para la nueva composición, tales como el Llibre Vermell de Montserrat o las Cántigas de Alfonso X El Sabio. Además se decidió asumir que la marcha fuera cantada, lo que supondría una gran novedad e incrementar sobresalientemente el riesgo de su interpretación en la calle. Ferrando compuso en primer término dos minutos de lo que iba a ser la nueva marcha y ofreció a los escuadreros el resultado previo tal y como sonaba en formato midi. Tras la audición de esta primera muestra se acordó que finalizara el trabajo. La composición finalmente incorporaba coros (hombres y mujeres) que cantaban una letra escrita en latín que preparó el también escuadrero Jordi Grau y que tradujó el cronista de la Asociación de San Jorge Alfonso

Pasaron nueve años hasta que de nuevo un compositor plasmara en el pentagrama una nueva marcha cristiana encargada por los muntanyesos. En este caso fue la escuadra especial del Alférez 2005 que hizo lo propio con el director y compositor Angel Lluis Ferrando.

–64–


Carbonell. También incorporaba instrumentos medievales que serían interpretados por el grupo Menestrils d'Ontinyent. La zanfoña, el laud o la flauta medieval fueron algunas de estas novedades para el género de la marcha cristiana. La marcha sería interpretada por La Primitiva de Alcoy y en su local de ensayos sonó por vez primera con la incorporación de la Coral Crevillentina y los citados Menestrils, además de un grupo de dulzainas de Dolçainers d'Apolo. Meses después, en el 'ensaio' que ofreció la escuadra especial a la filà se estrenó para los festers y socios con la correspondiente sonorización para coral e instrumentos medievales. Tras aquel estreno la siguiente dificultad estribó en trasladar a la calle todo lo necesario para conseguir el efecto esperado. Para tal empresa se tuvo que habili-

tar una pequeña carroza donde instalaron los Menestrils y el técnico de sonido, además de un equipo electrógeno autónomo que suministrara la energía necesaria. El impacto en la calle fue incontestable y aquella música se convirtió en la gran novedad de las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy de 2005 y un nuevo referente en este subgénero musical festero. El título de la obra, también en latín, se registró en la SGAE como 'Tempora belli' que significa tiempos de guerra. Los escuadreros tras la Entrada ofrecieron la partitura a la filà para que pudiera ser de nuevo interpretada si así se consideraba oportuno. En el año siguiente, 'Tempora belli' fue interpretada en dos ocasiones fuera de Alcoy. Primero con la capitanía de los Dragones de Crevillent y en un concierto de la banda de Pego.

–65–


La filà organiza conciertos Desde el último capitán la filà ha organizado tres conciertos en los que los festeros se han podido deleitar con audiciones de 'salón' de música festera. El primero de ellos contó con un reducido programa puesto que tan sólo se interpretaron tres piezas. Fue en salón rotonda del Círculo Industrial y el motivo no era otro que la presentación de la nueva marcha cristiana que encargó la filà. El acto consistió en una breve introducción por parte del cronista Jordi Grau en cuya intervención se recreó el Alcoy de 1921, aquellas cosas que preocupaban a los alcoyanos y, en definitiva, el contexto social en que nacieron los Muntanyesos. Este concierto en formato reducido empezó con la recientemente estrenada obra de Vicente Sanoguera que acompaña a los dianeros y que en aquel contexto y con el Ateneo Musical de Cocentaina se pudo escuchar con mucho detalle y apreciar con gran meticulosidad matices que en la calle pasaban desapercibidos. Seguidamente, y a título de homenaje, se interpretó 'El desitjat' por haber acompañado a las escuadras de los Muntanyesos en las últimas décadas. Por último, y con carácter de estreno, los festeros pudieron escuchar por vez primera 'Alcoi,

escata i destral'. El concierto se organizó con motivo del 75 aniversario de la filà y se consideró que la mejor forma de que los muntanyesos asistieran al estreno de la marcha era hacer un miniconcierto en el mismo lugar donde se gestó el nacimiento de la filà y que ahora volvía a convocar a cuantos festeros daban continuidad a aquel ilusionado proyecto de principios de los años 20. Tras el concierto se ofreció una comida en la filà y poco tiempo después se editó una casete que se repartió entre todos los festeros. El segundo de los tres conciertos anteriormente aludidos se organizó con motivo de la alferecía

–66–


de 2005. Para aquella ocasión fue la Unión Musical de L'Orxa quien interpretó un programa que era un repaso de las piezas musicales que habían tenido algún tipo de vinculación con la filà. En este sentido, el ya comentado pasodoble 'Santander' de Ernesto Rosillo, el dianero 'Muntanyesos dianers' de Vicente Sanoguera, la marcha cristiana 'Zoraidamir' de Pérez Vilaplana, que fue la partitura que eligieron las últimas escuadras especiales para acompañarse en sus entradas, además de 'El desitjat' y 'Alcoi, escata i destral'. El concierto se completó con una selección de piezas musicales como fue el caso de 'Sueño de artista', de Camilo Pérez Laporta, 'Als Cristians' de José María Valls, 'Un moble mes' de Julio Laporta , ‘Any d'Alferis’ de Amando Blanquer y ‘Barranc del Sinc’ de Rafael Mullor,

marcha que acompañó a la escuadra especial de los Muntanyesos en su capitanía de 1992 y que fue su estreno absoluto en la calle. El acto estuvo presentado por el fester y Embajador Moro, Rubén Mullor. El acto, además, se aprovechó para nombrar a la Unión Musical de L'Orxa como 'Muntanyés de Merit' con motivo de los cuarenta años cumplidos de relación con la filà. La anécdota fue que el propio Alférez, José Francisco Juliá 'Pita', subió al escenario para tocar las campanas según partitura de la marcha de la filà. El concierto se editó y se regaló un cd a los festeros y socios. Concierto sinfónico-festero El tercero y último de los conciertos fue realmente extraordinario. El concepto extraordinario

–67–


significaba en esta ocasión algo más que fuera de lo programado. Toma sentido esta palabra por ser el primer concierto de música festera que se ofrece en Alcoy en formato de orquesta. La propuesta necesitó una notable inversión pero el éxito social y festero fue rotundo. El concierto se ofreció en el teatro del colegio Salesianos y su aforo se llenó al completo. Se recibieron multitud de peticiones incluso de fuera de Alcoy. Minutos antes del concierto, a cargo de la Orquesta Sinfónica Alcoyana dirigida por Gregorio Casasempere, se respiraba un ambiente especial y diferente. Al entrar al patio de butacas y ver a los músicos preparando los instrumentos de cuerda ya se advertía su carácter extraordinario.

violines elevaban las notas de los tríos a lugares y formas que nunca antes se habían escuchado en público. Otros pasodobles seguían el mismo camino como 'Mi Barcelona', 'Chordiet' o 'Muntanyesos dianers' que, para muchos fue la partitura que más sorprendió en su formato de orquesta. Otras piezas destacaron con especial brillo como el caso de la pieza para ballet 'Danza Colorista', de Rafael Mullor Grau, que se interpretó a falta de la transcripción para orquesta de la marcha que dedicó a la filà 'Alcoi, escata i destral'. 'Danza Colorista' tiene el honor de haber sido la pieza de música festera que ha sido interpretada en más ocasiones por orquestas fuera de Alcoy. Las marchas moras fueron especialmente celebradas al ser escuchadas sus melodía y tríos interpretadas por instrumentos de cuerda. Dos de ellas hicieron que en el patio de butacas no se respirara para no perderse ni una sola de sus notas. Fue el caso de 'A la Meca' de Gonzalo Blanes y 'La Cashba' de Rafael Casasempere, tío del propio director de la OSA. También muy de orquesta resultó ser 'El somni' de Amando Blanquer, aunque ésta ya es conocida por estar interpretada por orquesta y editada en disco compacto. La única marcha cristia-

La primera pieza de la primera parte es un pasodoble con visos de polka que firmó un siglo atrás Juan Cantó Francés. Por título 'El turco' sirvió de introducción al concierto con sus pasajes de ritmo marcado y alegre melodía de violines. No sería, sin embargo, hasta la segunda pieza programada cuando el público empezó a apreciar el sentido del concierto, 'El Capitán' de Camilo Pérez Laporta, sí era una música reconocida ampliamente pero que ahora se presentaba en un formato totalmente novedoso. Los

–68–


na que sonó en el concierto fue 'Tempora Belli', de Angel Luis Ferrando, que se estrenó el año anterior con la escuadra del Alférez, y '23 de abril', marcha solemne de José María Valls Satorres que sonaría con una gran elegancia en los instrumentos de la Orquesta Sinfónica de Alcoy. Todos los autores vivos de las piezas interpretadas subieron al atril para dirigir sus

propias obras. Al finalizar el concierto, todos, festeros y autores, compartieron una comida en los locales de la filà en un ambiente de amplia satisfacción tras haber recibido múltiples felicitaciones por parte de los asistentes. Su edición en disco compacto fue la última de las acciones propias de la capitanía junto con la publicación que ahora se tiene en las manos.

–69–


E ntrevista a Pita

–70–


porque se gaste el diner o en unas u otras cosas. Cada cual es libre de hacerlo como mejor le convenga y pienso que la Festa en sí no es cara, es simplemente un tema de prioridades. Yo sé de gente, yo mismo, que en momentos deter minados sacrificas cosas por la Festa, lo único que hay que hacer es sopesar pr os y contras y si para ti y los tuyos tiene más pr os que contras el salir a fiestas pues lo haces con alegría y ni piensas en el sacrificio”.

F

estero de largo recorrido en la filà Muntanyesos, José Francisco Juliá, cariñosa y popularmente conocido como 'Pita', accede a la Alferecía de 2005 por aclamación de la Asamblea. Fue el Primer Tró más joven del Casal cuando asumió la presidencia de la junta directiva de la filà y el primero que encarnaría un cargo festero Muntanyés habiendo sido con anterioridad gloriero infantil.

Un festero debe tener motivos para serlo, en su caso ¿sabría decir por qué es festero? “Yo cr eo que uno se hace fester o porque siente la Festa, y cr eo que este es el principal motivo. En mi caso fuer on mis padr es los que me intr odujeron y mantuvieron por los caminos de la Festa, r ealizando para ello un gran e s f u e r zo , s ab i é n d o m e e n s e ñar lo que significa la Festa en ella misma y lo que es compar tir ese sentimiento a menudo inexplicable”.

¿Cuál considera que es la reforma más necesaria y urgente que está pendiente en la Festa? “Pienso que últimamente hay sector es que piensan que hay que r ef or mar la Festa, per o no apor tan, en la mayoría de los casos, unas razones de peso para realizar dichas r ef or mas, es un poco r ef ormar por r ef or mar y cr eo que esto no es bueno. Las r ef ormas, importantes o menos importantes, las traerá la Fe s t a p o r s í s o l a , q u i e r o d e c i r q u e l a Fe s t a , c o m o todo, evoluciona, es decir los c a m b i o s l l e g a n p r ovo c a d o s por las necesidades, pero cr eo que una cosa es evolucionar y otra r evolucionar y

Dicen que el dinero no da la felicidad… pero ayuda ¿Qué diría de la Festa? “Bueno, a mí nunca me ha gustado criticar a la gente

–71–


lo que no me ha sido posible colaborar y par ticipar todo lo que me hubiera gustado, a u n q u e l a F i l à s ab e q u e siempr e que me ha buscado me ha tenido, sin ir más lejos este año colaboré en la entrada con la organización de la misma. Quier o decir con esto que si estando solamente los fines de semana he colaborado en varias cosas no descarto absolutamente nada cuando esté jubilado, o sin estarlo, si tuviera mi trabajo en la ciudad de Alcoy”. ¿Significa su respuesta que no se imagina su vida sin la Festa? “Si hablamos sin la Festa de

cr eo que lo segundo no es bueno si no nace de la pr opia esencia de la Festa, es decir de las filaes, fester os, etc .”

¿Tendría respuesta para idéntica pregunta si se le plantea para la filà Muntanyesos? “Tendría idéntica r espuesta para la Filà”. Después de haber sido Primer Tro, haber hecho escuadra especial y finalmente A lférez ¿le ha pasado alguna vez por la mente dejar la Festa, como ha sucedido en otros casos? “Bien..., no sólo no me lo he planteado nunca, sino que, si Dios quier e y el bolsillo lo per mite, lo próximo que tengo en mente es poder hacer la escuadra del Centenario de la Filà en el 2021... eso como mínimo ya que antes tienen que llegar la Escuadra del Mig y los Cargos del 2019 y 2020, que puede caer algo como Caballer o, Escuadra…“ Hace ya muchos años que ha dejado de desempeñar funciones organizativas dentro de la estructura de la Festa ¿se ve, una vez jubilado, llevando la lotería de la filà, siendo de nuevo Primer Tro o entrando como miembro de la directiva de la A sociación de San Jorge? “Debido a mi trabajo llevo bastantes años fuera de Alcoy, de lunes a vier nes, por

–72–


los tr es días de Abril pues me costaría... per o cr eo que lo sopor taría. Ahora bien para mi la Festa es todo el año, los vier nes en la "taula a e s c o t i " , l o s e n s a yo s , l a s Glorias, las comidas y principalmente los fester os-compañeros-amigos. Creo que a nadie le gusta ima ginar una vida sin amigos”.

que no nos la mer ecemos, A pesar de los conf lictos que podamos tener, r ealmente no tenemos problemas importantes o ir r esolubles y, lo que es más impor tante, el potencial humano y el "buen r ollo" que existe entr e todos los fester os ha inf luido para aplicar lo en otr os órdenes de la vida”.

Después de tantos años como miembro de la filà Muntanyesos ¿cree que podría decir si su pertenencia a la misma ha sido decisiva hasta el punto de haber influido en algún aspecto de su forma de ser? “A m i j u i c i o t e n e m o s u n a FILÀ, así con mayúsculas,

¿Tuvo que convencer a alguien para ser A lférez o considera que sería más apropiado decir que le tuvieron que convencer a usted? “Más bien tuvier on que conve n c e r m e , p u e s yo n o m e h ab í a p l a n t e a d o n u n c a e l ostentar un Cargo, pero a

–73–


raíz de la Escuadra del Mig del 99, en cenas que se alargar on hasta el 2002 más o menos, los componentes de la misma empezar on a decir que podría hacer el Alfér ez, q u e e l l o s C ab a l l e r o s … e s t a cosas que se dicen medio en br oma medio en serio, aunque esta vez eran medio en serio y medio en serio. Visto esto lo comenté con mi f amilia y les par eció bien, aunque yo no las tenía todas conmigo y de hecho no pr esenté la candidatura hasta dos horas a n t e s d e q u e ve n c i e r a e l plazo, habiéndole dicho a mi hija que no me pr esentaba” .

“Cr eo que viendo las f otos de la alfer ecía en los días posterior es a las Fiestas del 2005. Mientras lo estas viviendo y disfrutando estás como en una nube y no te das cuenta de que estás escribiendo una página de la historia de Nostra Festa, que aunque sea una página pequeña en la dilatada historia de la Festa, es un r ecuerdo imbor rable y que queda ahí para siempr e”.

Si tuviera que quedarse con una imagen de todo cuanto ha supuesto la alferecía ¿cuál sería? “Cuando pienso en los actos del 2005 se me vienen a la mente una cascada de imágenes entr emezcladas, ya que son muchas las emociones, actos y sensaciones, pero seguramente la imagen de los momentos previos a ar rancar l'Entrà cr eo que son los más r ecordados, ya que son los momentos en que vas a mostrar al público todo aquello por lo que has estado t r ab a j a n d o d u r a n t e m u c h o tiempo y en lo que has puesto mucha ilusión, tanto tú como tu f amilia, Caballer os, Damas, Ju n t a D i r e c t iva , gente r esponsable del Boato, etc .”

¿El cargo festero tiene en algún momento la sensación de soledad habida cuenta de que lo que representa es una figura unipersonal? “En ningún momento tuve la sensación de soledad, ya que, a pesar de la cantidad de actos a los que hay que acudir siempre estas ar ropado por gente que te atiende y tratan de maravilla, sea en otra Filà, en concier tos, en el Ayuntamiento, en la Asociación o en cualquier sitio”. ¿En qué momento tomó conciencia de formar parte de la historia de la Festa?

–74–


¿Recuerda qué pensamiento tuvo cuando se quitó el traje de A lférez el último día de la trilogía festera? “Cuando me quité el traje de Alférez y me puse el de M u n t a nye s , p e n s é q u e a ú n q u e d ab a n " e l s s o p a r e t s " y Fontilles, y que los r ecuerdos de estos dos años, y en especial los r ecuerdos de los últimos 4 días, iban a quedar para siempr e”. Por último, piense por un momento laentrevista atraviesa el tiempo hasta que la lea el muntanyés que le sucederá como nuevo A lférez

¿cuál sería el mejor consejo, ? “Pues le diría que disfr ute cada día, cada minuto al m á x i m o ya q u e s e t i e n e n v ive n c i a s , e x p e r i e n c i a s y sensaciones que son únicas y difícilmente r epetibles por lo q u e h a y q u e a p r ove c h a r a l máximo todos los actos, tanto inter nos de Filà como los actos exter nos, entr evistas, cenas etc ., y que este disfr ute lo compar ta con su f amilia, compañer os y amigos.

–75–


M emoria 2005, any d’alferes (transcripció)

turistes i, a més a més, amb una visita al lloc de la Creu Roja, un reduït espai prefabricat on es va refugiar una socorrista una mica abrumada per les mostres d'atenció dispensades.

L

a memòria d'enguany té un caràcter especial donat que els muntanyesos tornen a encetar any de càrrec després d'haver completat el cicle fester que imposa la roda de les cartorze filaes. Tan prompte com va acabar l'A parició de l'any 2 0 0 4 o els soparets, una sensació d'estrena com feia anys no sentíem, es va apoderar de nosaltres. En qualsevol cas, el calendari fester seguiria el seu curs natural amb l'assemblea ordinària del mes de maig, on repassen les passades festes i l’esperada Dinà.

La Romeria a la Font Roja, l'últim diumenge de setembre, és cita obligada i habitual per a la família muntanyesa, on donen a tastar el timonet preparat en grans perols, licorets amb herbes de la serra i algunes pastes per agafar forces i poder pujar fins el santuari de la patrona alcoiana.. Mig Any de càrrec

A plegat el mes d'octubre, la festa celebra el Mig A ny. El trofeu de Cotos obri el programa d'actes, on la filà va prendre part representada per la parella formada per Damián Cortés i Justo Rico. La filà ha d’agrair l'esforç dels nostres coters, malgrat el resultat al qual ja estem acostumats que, més o menys, significa no anar molt lluny. Encara que l’important és la participació i la intenció sincera per tindre voluntat per aconseguir una posició més destacada. Enguany els actes que es preparen per a l'equador fester però, va tindre un significat especial donat que hi havia presentació de càrrecs amb l'alferes

Una Dinà "mar adentro"

Els habituals a la Dinà asseguren que la d'enguany ha sigut una de les més divertides que recorden. V a ser a un restaurant en la primera línia de la platja de Dénia, en un dia amb molt de sol però amb la brisa marina i bona cosa de beguda fresca. L’ocasió va ser ben aprofitada per a passar-ho d’allò més bè, tant com que la festa va contiuar dins de l'aigua ja que els músics es van animar a tocar els seus instruments "mar adentro" alçant-los cada cop que venia una ona. També es va passejar per la platja entre els

–76–


dels muntanyesos. L'acte celebrat a la Llotja de Sant Jordi, el primer que coincideix amb un càrrec de la nostra filà, va ser molt emotiu, a més a més, d'espectacular. A la pantalla de video-wall on eixia el nostre Pita, José Francisco Julià Espí, va recordar a més d'un les entregues dels Òscars, la veritat és que va agradar molt. El cronista Jordi Grau, en nom de la filà, li dedicà unes paraules en la intervenció prevista a tal efecte. A més a més, cal fer referència a la visita a Fontilles, on la filà

Muntanyesos està vinculada des de les seues primeres edicions amb la despedida fins l'any següent, ocasió en que es tornará en qualitat de filà de l'alferes. Quant al concurs d'Olleta, on la filà compta amb els ex perimentats cuiners i ajudants Rafael A parisi i Juanma Llorca, el plat fester va eixir ben bo, però amb tot no va ser del gust del jurat o cal pensar que hi havia de millors. Malgrat això cal dir que l'olla de la filà estava molt bona i el complement ideal va ser l’entradeta , enguany per Sant Nicolau, per anar fent boca de cara a allò

–77–


"ensaio" va ser al nou local de la filà V ascos, que ja poden lluir i compartir unes instal.lacions molt ben acondicionades a la capçalera del pont de Cervantes. Parlant d'instal.lacións, hem de dir que enguany la filà ha incorporat un sòcol de pedra artificial que, a poc més d'un metre d'altura i rematat per una motllura, reforça l'interior de la filà i, a més a més, li dóna una imatge més rústica i medieval.

que ens esperava a sis mesos vista. També celebràrem la missa en sufragi per les ànimes dels festers que han faltat al llarg de l’any. L'ofici religiós és compartit amb les filaes V ascos i Marrakesch. El

També és va celebrar un sopar, que va ser al febrer, per allò que a mig mes cau San V alentí. Per això calia portar la dona, ja que es tractava de celebrar el dia dels enamorats.

–78–


Concert d’Alferes

El mateix mes, el dia 27, hi hagué un concert a càrrec de la nostra banda, la Unió Musical de L'Orxa, al teatre Salesians. Baix la direcció de la batuta del seu director, Juan Francisco Sanjuán Rodrigo, s'interpretà una primera part amb una selecció de peces: Sueño de artista (Camilo Pérez L aporta); A ls Cristians (José María V alls Satorres); Un moble

mes (Julio Laporta Hellín); A ny d'A lferis (A mando Blanquer Ponsoda) i Barranc del S inc (Rafael Mullor Grau). La segona part va ser un repàs de la història musical de la filà amb: Santander (Ernesto Rosillo); El desitjat (Edelmiro Bernabeu); Zoraidamir (José Pérez V ilaplana); Muntanyesos Dianers (V icente Juan Sanoguera Rubio) i A lcoi, escata i destral (Rafael Mullor Grau). L'acte va ser presentat amb

–79–


A rantxa Revert. També hi va estar present el Diputat de Medi A mbient de l’esmentat organisme, Francisco Romero, i altres tècnics i membres, que van ser rebuts pel primer tro en nom de la filà. Cal destacar que també hi estigué present el comissari i autor de l’exposició, Joaquín A raujo, qui, a més, va ofe-

molt d'encert pel fester de la filà, i ambaixador moro, Rubén Mullor. A l descans, el Primer Tro, Jordi Llopis, va dirigir unes paraules a l'auditori per fer públic el’anomenament de la banda com a Muntanyés de Mèrit, títol que s'atorgà en fer-se els 40 anys de relació entre la filà i l’entitat musical. Luisa, la dona de l’alferes, col.locaría el corbatí que la banda va penjar a la seua bandera, on ja lluïx el nou tiíol aconseguit. Com a anècdota, cal significar que Pita va tocar les campanes a la interpretació de "A lcoi, escata i destral". A mb açò el nostre càrrec es va estrenar com a músic de concert, en allò que tantes vegades ha fet al carrer. Exposició forestal i muntanyenca

Un acte més amb motiu de l'alferesia ha sigut l’ex posició "Frondosa Naturaleza" de la Diputación de Jaén. Per a tal acte vam comptar amb la col.laboració de La Unión A lcoyana i de la Gerència de Medi A mbient de l’A juntament d'A lcoi. A l’Exposició, a la Sala que per a tal efecte disposa La Unión A lcoyana a la seu de la Plaça d'Espanya, va acudir el nostre alferes, a més de la regidora de Medi A mbient,

rir una conferència al Centre Cultural. L’exposició té com a fil conductor el parc natural de la serra de Cazorla, Segura i Las V illas, amb nombrós material com panells, audiovisuals, olfactius i aconseguides reproduccions a escala

–80–


En quant a les assemblees celebrades, cal ressenyar que se’n van celebrar tres amb caràcter extraordinari. Una per acordar la postura de la filà davant de la reforma de l’Ordenança Festera i altres dos per a informar de l‘any de càrrec i actes previstos.

natural d’algunes de les aus que viuen a la zona esmentada. L’exposició va estar oberta fins el 25 de maig amb inscripcions (rebudes per la Gerència) per a tots els col.legis de la comarca.

A ltres qüestions d'interés a incloure a la memòria d'enguany són, en primer lloc, que la filà ha millorat les seues instal.lacións gràcies als diners que ens va deixar la loteria de Nadal de l’any anterior i, en segón lloc, que també han estat aprovades pels festers noves incorporacions als estatuts del Règim Intern de la filà Muntanyesos.

–81–


C rònica 2005, any d’alferes (transcripció)

V ilanova va representar a la filà alhora que s'afegia el seu nom al llistat de xiquets que des de la dècada dels seixanta poden dir que han sigut glorier infantil dels Muntanyesos. Els seus pares, Rafael Gisbert i Estrella V ilanova estaven la mar de devanits i contents de veure com de bé ho va fer el seu fill i, amb ells, tota la família muntanyesa.

A

ny de càrrec. A ny d'A lferes. Per a molts de nosaltres la primera vegada que vestiríem el tratge de fester d'una filà que enguany li correspondria un protagonisme de primer ordre. Per a altres, la recta final d'un cicle que va acabar o es va encetar, segons qui ho mire, amb els últims càrrecs coneguts a la nostra filà: Paco Palomera i A ntonio V alor. Per a uns i per a altres, per a tots els muntanyesos, un any especial que s'aguaitàvem amb molta il·lusió.

Sovint, la crònica festera de la nostra filà comença amb les glòries, malgrat que la d’enguany hauria de reflectir dos esdeveniments anteriors d’indubtable sabor fester. D’una banda, l’ensaio que ens va oferir a tots els muntanyesos i convidats el nostre alferes i els seus cavallers, dels quals vam rebre a casa una preciosa invitació que cal guardar com a record. Per l’animació que hi havia, feia la sensació que no era un ensaio com als que estem acostumats, a açò s’havia d’afegir que la filà tenia ja una gran il.lusió. A lferes i cavallers van fer

Com sol ser habitual, la crònica de la filà s'obri el Diumenge de Glòria, que enguany es va celebrar el 27 de març. A mb condicions climàtiques favorables, el nostre representant, Á lvaro Pérez Monllor, va ser qui va eixir al carrer amb l'escata reben els aplaudiments que el públic va dedicar a tots els gloriers. El glorier de l'hospital, Miguel A ura, va ser el seu company de viatge des de la filà fins l'A juntament, on cadascú va pendre ja el camí que li pertocava. Quinze dies després va ser la Glòria Infantil, on Rafael Gisbert

–82–


uns cartellets, donant la benvinguda a tots els invitats, i donaven també unes botelles de cafè licor, amb l'etiqueta personalitzada i amb el seu escut fer per a la ocasió. L’altre esdeveniment a ressenyar és que, dos setmanes més tard, l’esquadra de negres ens va convidar a un

‘ensaio’, en el qual anunciaven la presentació de la marxa que havien encarregat. També l'animació va ser superior a l’habitual i, a més, podríem dir que l’ensaio, tal i com el van plantejar, estava totalment fora de qualsevol normalitat coneguda. Els esquadrers ens van oferir

–83–


tot un espectacle, amb la posada en escena inclosa. A plegat el moment, van apagar els llums de la filà. Dotzenes de torxes es van encendre i davant d'una reproducció a gran escala de l’escut que identificava l'esquadra, van formar els dotze esquadrers, enfocats per dos canons de llum, després d’ex plicar la marxa que en aquell moment s'estrenava. "Tempora belli", que així es titolada la peça escrita per À ngel L luís Ferrando, va començar a tocar-se en públic per primera vegada amb músics de la Primitiva, la Coral Crevillentina i el Grup Menestrils d'Ontinyent, per la qual cosa va ser una preestrena d'excepció, on els presents van poder escoltar aquesta primera marxa cristiana cantada. "Tempora belli" eixiria al carrer dies després amb les entradetes, omplint de gom a gom el carrer S ant Nicolau, amb molt públic ansiós per escoltar eixa cosa nova que portaven enguany els Muntanyesos. I d’entradetes enguany no ens hem pogut queixar, perquè hi ha hagut totes les que hem volgut. A ixí, els dies anaven passant i el moment d'encetar la trilogia apropant-se cada vegada mes. El 21 d'abril no és un dia qualsevol per als alcoians i el d’en-

–84–


guany menys encara per als muntanyesos. Per la vesprada les estrofes de l’Himne de Festes guanyaven un sentit més directe per a tots nosaltres quan deien "Nostra festa ja

L'emoció d'un any de càrrec esclata a la matinada del 22 d'abril. Els muntanyesos van eixint de

cridant-nos està" o quan cantem allò de "riu en l’esfera la primavera". Ràpida entradeta després de les ovacions per a la peça de Gonçal Barrachina i sopar a la filà, pensant, com feia catorze anys que no ho fèiem, en el dia de demà.

les seues cases i aplegant a la plaça d'Espanya des de tots els barris d'A lcoi. El pronòstic del temps pareix favorable i la música ja sona pels carrers, mentre els dianers muntanyesos desfilen pels itineraris de l’acte més matiner. L’esmorzar a

Dia de l'Entrada

–85–


la filà és molt més ràpid que de costum, molts, fins i tot, no hi van per estar ocupant-se dels preparatius per a l’Entrada. El matí és fresc, una mica núvol, però no pareix que vaja a ploure. S'acosta l'hora de

l'alferes cristià: el cel està gris, la temperatura és ideal i des del balcó del partidor s'escolta allò tan esperat: "avant l'alferes cristià dels Muntanyesos". Tambors i clarins obrin pas darrere una menuda però

–86–


misteriós, com la lluna davant de la qual ballaven. Més sorpreses hi hauria al boato, com la divertida representació de teatre medieval de carrer que va preparar la Dependent, companyia teatral que va fer les delícies i que va arrancar les rialles del públic, en veure alguns dels seus més divertits i destrellatats numerets. La guarda personal de Carla Julià, la filla de Pita, donava pas a la seua carrossa i representava el primer avanç del càrrec. Carla anava damunt d'una espècie de palanquí transportat per presoners beduïns. Luisa, la dona de l’A lferes, enlluernava el carrer amb un ampli somriure que regalapreciosa i rústica carrossa amb el banderí de la filà. Poc desprès l’A mbaix ador Cristià amb el Mossèn Torregrosa que, per a esta ocasió seria el nostre company José A ura (Pep ‘Picaeta’, per als amics). Li seguiria un grup d’homes i dones amb percussió, tots amb dissenys creats a la taula de A lexandre Soler, com la resta del boato. A continuació el ballet d’Elena Tudela, de Muro, que s'estrenava a A lcoi amb nosaltres i havien preparat una coreografia basada en els mites del bosc. Més grups de boato evocarien tribus de la muntanya i un segon ballet, ara de Carmina Nadal, inquietant i

–87–


va a tot A lcoi, el qual li ho agraïa amb aplaudiments que aplegaven clars fins el més alt de la carrossa des d’on saludava. Seguidament els cavallers, en dos carrosses estirades per animals i acompanyats per gaiters, anunciaven la proximitat de l'A lferes. José Francisco Juliá Espí, A lferes Muntanyès del 2005 feia nou el compromís de la nostra filà a la qual representava des del mes alt d'una fabulosa construcció dissenyada per A lexandre Soler i executada per Carrosses A lcoi, o el que és el mateix, per Miguel À ngel i Octavio V alero que, com les altres, van tindre un gran èxit per la seua acurada factura. La de l’alferes, la més espectacular, mostrava un tronc seccionat, amb arrels grosses damunt del qual estava Pita, amb un tratge de color marró, un casc amb una mena de careta tea-

tral, com si fóra la cancela per a protegir-se la cara i un arc en la má. A la seua esquena, damunt de la carrossa, un ingeni mòbil amb grans aspes, com si foren d'un fantàstic molí, que rodaven al temps

–88–


que eixia un fum, com a boira que envoltava tot el conjunt. La Unió Musical d'A lcoi tocava per a ell, per a la filà, per a tot A lcoi, la composició "A l meu prim". Fins este moment, tota la posada en escena corresponia al talent conegut i consagrat de A lexandre Soler, a qui els Muntanyesos li havien encarregat ja els últims dos càrrecs festers. El que quedava per fer va ser ideat per un de nosaltres, César V ilaplana, qui va dibuixar el tratge de boato que feia de transició amb l'esquadra de negres i la pròpia escuadra de negres. Els esquadrers amb un disseny que combina-

va una barreja d'escata amb xapes rectangulars, pell, cotamalla, banyes i ossos, baix ava sonant "Tempora belli", complement ideal per a una ocasió tan especial com la pròpia marxa. Encara alguna sorpresa més era guardada, com la vestimenta del cavall, cobert per armadura, correatges, teles i cotamalla i els músics vestits de frares. D'esta forma es podria detallar el que va ser el boato del nostre alferes. Però caldria afegir que, a més a més de saber que va agradar molt a la gent, hem de sentir-nos orgullosos i felicitar-nos per com de bé ens va eixir. A ixí ens ho ha fet

–89–


saber la gent al llarg de les festes i més allà d’estos dies. El boato va baixar tot compacte, ordenat i tant ràpid, o més, del que el moment demanava. Si es vol, deixar caure ací que els Muntanyesos van córrer molt, en any de càrrec, sent proporcional al descontrol i com es van entretindre altres, encara que això es cosa que es tindrà que veure en

altres llocs i s’haura de posar-hi remei. A cabada l'Entrà va haver el dinar més multitudinari i colorista que mai s'havia donat al local de la nostra filà. Tots els festers i boato compartírem el moment amb un animat ambient. En acabar, cadascú va tirar per allà on més li va apetir

–90–


Maria on, en eixir, es van afegir nombrosos festers que minuts abans havien completat l’ofrena floral. Tots junts, amb la banda de música, prengueren el camí fins la filà, on es va oferir el que podríem qualificar com a dinar de gala preparat per la nostra conserge, Cuqui, que estes festes s'ha esmerat moltíssim. Sense pressa vam dinar i ens vam donar una estona de descans abans de preparar-nos per anar a la Processó General. En aquell moment es van fer regals de tot tipus i, en especial, el que li va donar el sub-campió mundial de motos de 1 25 cc, Héctor Barberá, a Carla Juliá, la filla de l’A lferes. Quant a la processó, la participació muntanyesa va ser tan nombrosa com calia esperar i suficient com per abundar en la imatge que té la filà de col.lectiu seriós sempre que es tracta d’actes festers.

i és que eixe dia, de vesprada, hi ha molts llocs on anar a passar-ho bé. Ja de nit, de nou a la filà, sopar i ball amb disco-mòbil per arrodonir un dia que ja es troba en les pàgines de la història de la nostra filà. Dia de Sant Jordi

La Segona Diana obri els actes del dia que A lcoi i la seua festa li dedica al Patró. Els més joves, llavor del que serà el dia de demà la nostra filà, van participar exercitant-se en l'escenari fester, del qual, en uns anys, gaudiran en total plenitud. La processoneta senzilla i matinera va comptar amb el nostre alferes, tan puntual com els seus cavallers, autèntica guarda personal que va prestar tota mena d'atencions al càrrec fester i que no li van fallar en cap moment. En acabar, missa cantada a l’església de Santa

–91–


pecta al sopar, de nou ben servits a taula i ben divertits amb música fins que vam esgotar el xic que posava els discs. Eixa va ser l´hora per a anar-se'n a casa o a un altre lloc. Dia dels Trons La darrera etapa de la trilogia festera, el dia dels Trons, sempre compta amb un punt de tristor, també en un any de càrrec, pel que fa que tot pareix que s'acaba, però hi ha tanta cosa encara per fer que no hi ha gaire temps per adonarse’n. Les guerrilles d’enguany un poc fluixes, però una mica més animat va ser ja l‘esmorzar a la filà, encara que ràpid, posat que calia ser puntual per a la formació de l’A lardo. L'encaro amb l'alferes dels Cordoneros, Jeremias Gisbert, va ser d’allò més cordial i seguidament es va continuar amb la pólvora, que feia tremolar els adoquins

No hi va haver res més fins l´ hora de sopar, ex cepte que enguany la filà va tindre participació a la Retreta amb el repartiment de mil balons de goma. Pel que res-

–92–


del carrer. Tan cordial seria el tracte amb l'alferes moro que el nostre va aplegar a deixar-li un dels seus trabucs quan els del moro fallaren repetides vegades. La batalla del matí es va perdre, entre nosaltres ja ho sabíem, i la mitja lluna va onejar a l’alt del castell durant tot el migdia. A ixí ho diu el guió de la nostra festa, de la mateixa forma que prepara la reconquesta després de l’A lardo de la V esprada, on es repeteix l'encaro, ara sent el nostre alferes l'amfitrió del moro. Finalitzat el disparo i recuperat el castell per a la causa cristiana tan sols quedava la missa d'acció de gràcies acudint al temple de Santa Maria, i l'acomiadament últim de les festes del 2005 amb el nostre patró, Sant Jordi, el cavaller blanc, apareixent en el punt més alt del castell.

Fins ací l'alferes del Muntanyesos, any d'il.lusions i de satisfaccions. A partir d'ací, el capitá dels Muntanyesos, tot un any per davant de reptes i esperances que ens farà sentir, com cada catorze anys, la sort que tenim de ser festers a A lcoi en una filà com la nostra.

–93–


E ntrevista a Roberto apoyos como para lanzar me. No obstante, no empecé a t r ab a j a r s e r i a m e n t e e n e l pr oyecto hasta que se cer ró la alfer ecía de 2005".

E

l último capitán muntanyés, el que cierra el ciclo de la presente publicación, Roberto Pérez, comenta algunos de los aspectos que considera más interesantes de haber desempeñado el cargo festero. Con los recuerdos y las sensaciones aún frescas y recientes, pero con la perspectiva que da algunos meses después, analiza y repasa la oportunidad que se le brindó de representar a la filà en su año de capitanía.

Muchas veces se comenta sobre la edad ideal para desempeñar un cargo festero. En tu caso llegaste con algo más de 30 años ¿qué comentario te merece? "Visto lo visto cr eo que es mejor que lo ha ga una per sona joven que otra de edad m á s a va n z a d a ( s e p a r a u n momento y piensa antes de c o n t i nu a r ) n o s ó l o p o r l o s tr es días de Fiestas, sino por todos los compr omisos a los que hay que acudir. La a genda de un cargo fester o es una locura… de hecho r ecuerdo que algunos días llegué a tener hasta cinco actos sociales a los que pr esentarme… al final se soluciona con unos pocos minutos de pr esencia y, a la car r era, a otr o sitio… y así hasta cuatr o o cinco lugar es distintos en una tarde-noche. Recuerdo que cuando mi cuñado fue Alfér ez estas cosas no eran así, per o en la época que a mí me ha cor r espondido era habitual para los cuatr o cargos fester os que coincidimos en el 2006".

A unque sea un tópico ¿cuándo tuviste claro que ibas a presentarte como candidato a la capitanía de la filà Muntanyesos? " C u a n d o m i c u ñ a d o , Pa c o Palomera, fue Alfér ez en 1991 y tuve ocasión de ser uno de sus caballer os empecé a acariciar la idea de r epr esentar un día a la filà en uno de sus cargos. Lo viví desde dentr o y fue entonces cuando me llegó la ilusión que acompañé de años de ahor r o y de paciente espera. Creo que siempr e había deseado hacer un cargo fester o per o esperé a que se cumplieran las etapas hasta que me encontré en disposición y con suficientes

–94–


–95–


¿Hasta qué punto te hace sentir especial ser Capitán? " U f , va ya , ( r e s p i r a h o n d o antes de contestar)…en Fiestas llegas a la culminación de un pr ota gonismo que va s v iv i e n d o t o d o e l a ñ o . Debes tener clar o tu papel para que no se te suban los humos. En todos los sitios te tratan muy bien y te hacen sentir realmente especial vayas donde vayas".

es cier to que lo he disfr utado, per o ha sido junto a los de casa con los amigos y c ab a l l e r o s . A n t e s , a l g u n a s cosas, no se veían con buenos ojos… por poner un ejemplo mi her mana, cuando mi cuñado fue el alfér ez de 1991, no se vistió el tercer día de Fiestas… no estaba bien visto. Ahora los boatos se visten hasta el último minuto de la trilogía. Todo evoluciona y per sonalmente pr efier o lo de ahora a lo de antes. Me gusta que durante los tres días todo el mundo disfr ute cuanto pueda y haga todo

¿Es tan importante como dicen el apoyo familiar? "El cargo es r ealmente de la f amilia -afir ma con seriedad-

–96–


aquello que le ofr ecen nuestras fiestas".

Si tuvieras que destacar algún momento de la trilogía ¿por cuál te decidirías? "Son muchos… -se toma su tiempo para repasar sus v ive n c i a s como Capitán-

quizá la llegada a la calle Santa Lucía, al final de la Entrada, cuando recibí los aplausos y el calor de los míos, de mi filà y de mis amigos. Fue muy emocionante. Curiosamente también el mismo día -sigue diciendo como si le hubiera venido de repente otro

–97–


recuerdo- pero justamente al inicio… cuando subí a la carroza, después de atarme y antes de que empezara a sonar la música… recuerdo que oí un fuerte griterío y que no sabía el porqué. A l poco tiempo me di cuenta que todos me estaban vitoreando y aún no había empezado la Entrada. Ese recuerdo que aún me emociona lo llevaré conmigo toda mi vida".

tir la Entrada (ríe)".

Bueno, caballero, escuadra especial, una capitanía… ¿y ahora qué? "Ahora disfr utar como fester o -dice como si fuera una sentencia per o rápidamente añade más- quizá un día r epita como caballer o o ha ga otra escuadra especial… otr o cargo segur o que no… hay que dejar a otr os fester os que tengan opor tunidad, no me par ecería bien r epetir. Per o de retirar me nada… aún tengo que dar guer ra muchos años más".

¿A lgo de tristeza cuando se acabó la Entrada? " N o . E s t ab a m e n t a l i z a d o . Per o también estaba dispuesto a subir por la Beniata en ese pr eciso momento y r epe-

–98–


¿También se pasan momentos agridulces? "Es imposible que todo salga bien -ahora se pone serio- te lo tienes que tomar con mucha filosofía y paciencia. En mi caso llegué a pa gar cosas para que salieran el día de la Entrada y no estuvier on a tiempo -asegura con r esignación-, otras se tuvieron que cambiar… fuer on cosas de poca impor tancia per o no tienes que dejar que esos contratiempos te amarguen el momento. Al final son otras cosas las que priman y llegas a pensar, incluso, que pasas a f or mar par te de la historia de la filà y de la

Festa… lo otr o es secundario.

De Capitán a Capitán. ¿A lgún consejo o comentario para el muntanyés que te suceda dentro de catorce años? "Lo primer o que piense que, si tiene ilusión: el que la s i g u e l a c o n s i g u e . Por lo demás, que esa ilusión no le haga separar los pies del suelo. Que busque fórmulas para compartirlo con la filà. Que tenga previsión económica por los gastos inesperados con que se va a encontrar… Otra cosa es la realidad que se pueda encontrar en el año 2020, pero que se rodee de gente que comparta su ilusión y sus responsabilidades".

–99–


M emória

2006, any de Capitá ral, interessants i originals en la mesura que fóra possible.

mb el record sempre dels festers que ens han deixat i que ja no podem compartir amb nosaltres la Festa que els

A

A cabat l'any d'alferesia i com correspon habitualment, celebràrem l’obligada assemblea de maig per a repassar el càrrec fester. La valoració va ser en clau positiva

alcoians dediquen al seu patró, Sant Jordi, la filà Muntanyesos encetava el seu any de capitania acomplit el cicle de catorze anys que marca la roda del bàndol cristià. La filà es va plantejar el programa d'actes des de la perspectiva de voler compartir activitats que foren del gust dels festers i del públic en gene-

i motiu de satisfacció per a la família muntanyesa. El següent acte a celebrar és sempre la Dinà, la qual es va organitzar a la platja, concretament a Dènia, donat l'èxit de l’edició anterior. A bans d’anar-nos.en de vacances encara vam tindre un 'ensaio' molt especial, concretament el que ens va oferir el Capitá,

–100–


Roberto Pérez, a finals de juliol, on va presentar el logo de la capitania i ens va regalar una botella de café licor personalitzada amb una etiqueta on estava el mateix anagrama que tantes vegades en voríem a partir d'aquell moment i durant tot l'any.

Passat el parèntesi vacacional l'activitat es va reprendre amb molta gana i il.lusió. De fet la prox imitat del Mig A ny obliga a alguns preparatius. La filà va tindre especial protagonisme en distints actes. Tal cas és el de la visita a Fontilles, on es tanca de forma definitiva quantes coses tinguen a

–101–


veure encara amb l'alferes. A llí va assistir José Francisco Juliá i la seua dona Luisa, com a última aparició com a càrrec fester, així com a part del boato, cavallers, dames i l’escuadra de negres. Fins ací tot el que restava de la alferesía 2005. A partir d'ací ja tot és capitanía. Una setmana més tard, en la presentació de cárrecs en la Llotja de Sant Jordi, el nostre cronista Jordi

Glorieta, amb els preparatius per a l'olla amb un gran desplegament com correspon a l’any de cárrec. No va coincidir el gust dels nostres cuiners, Rafael A parisi i Juanma Llorca, amb els del jurat, però si amb el dels festers que van donar bon compte de l'olla en aplegar a la filà. A continuació una animada entradeta per a celebrar tots junts l’equador fester.

Grau, llegia un text de gran proximitat a la persona del nostre capità, Roberto Pérez, que des d'aquell moment era ja presentat a tot A lcoi com el muntanyés que encapçalarà les tropes cristianes al 2 0 0 6 . També molt d'ambient en la

Prèviament també la filà va prendre part al trofeu de cotos, en esta ocasió representats per la parella formada per Damián Cortés i Justo Rico, que no van anar molt lluny. De fet, a les primeres de canvi van caure però és bo que

–102–


vagen agafant experiència en l'alta competició, com se sol dir en estos casos.

instal.lar una pasarel.la i escenari i finalment l'acte va ser un éxit i va agradar a tothom.

La resta de l’any, no obstant això, no va ser normal i la nutrida programació d'actes amb motiu de la capitania va ser reflectida en un petit díptic que es va repartir entre tots els festers perquè conegueren quantes coses s'anunciaven. Cal esmentar l’acte que es va oferir en la filà per a la presentació de tratges del boato, tal i com havien dissenyat els germans Jorge i José Domingo Sempere y Roberto Pérez. Com va passar amb el boato de l’alferes el local es va omplir de gom a gom i els interessats van entregar el full en què posaven les seues preferències per a prende-hi part. La filà es va preparar a consciència, s’hi va

No va quedar un mes sense 'ensaio', per anar creant ambient, programa que al marge dels de la filà, es sumaren els que van oferir capità i cavallers (que va ser el 1 1 de març), quan el capità obsequià amb una insígnia de l’anagrama del càrrec fester a tots els assitents. L ’esquadra de negres, el 2 4 de març, amb un altre ensaio, es van presentar tots els seus membres i van formar amb la marxa cristiana 'Batallers', que va ser l’escollida per a acompanyar-los a l'Entrada. Els esquadrers van tindre detalls a destacar com els mantels amb el dibuix del logo de la pròpia esquadra de negres o l’obsequi, a tots els

–103–


violins el silenci va ser complet i l'impacte d'aquella música pareixia que obligava a retindre la respiració a tots els presents. El programa, a la seua primera part, estava compost per El Turco, La canción del Harén, Ecos de L evante, A la Meca, Mi Barcelona, L'entrà de la kábila Ben Kurda i La Casbha. En els minuts que van transcòrrer de la primera a la segon part ja se sabia, pels comentaris, que el concert era realment extraodinari.

que van assistir, d'una botella de cava personalitzada com a record de l’ensaio. La veritat ès que el mes de març va ser molt intens, amb sis actes programats. Més enllà dels 'ensaios' a la filà, la programació d'actes va tindre vessants culturals, festeres, històriques i lúdiques. El 1 2 de març, per exemple, al teatre del col.legi Salesians es va programar un concert especial i extraordinari de música festera interpretada per l’Orquesta Sinfónica A lcoyana (OSA ). El concert va ser un éxit sense precedents, perquè cap orquestra havia oferit a A lcoi un programa d’aquestes caraterístiques. Com que es va pensar que la convocatòria podia superar la cabuda del teatre es va decidir, finalment, que el accés al concert fora per invitació. Quan van començar a escoltar-se els

A la segona part del concert ens va deleictar amb Chordiet, Beni David, Muntanyesos Dianers, Danza Colorista, Tempora Belli, 23 de abril i El Somni. Com a regal, l’orquestra va interpretar també Tarde de A bril i l'Himne de Festes. Cal remarcar també que a més a més de Gregorio Casasempere, director de la OSA , estaven pre-

–104–


sents altres autors de peces que es van incloure al programa i que van pujar a l'escenari per dirigir-les. V a ser el cas de V icent Sanoguera per dirigir el pasdoble 'Muntanyesos dianers', Rafael Mullor per a la partitura per a ballet 'Danza colorista', A ngel Lluis Ferrando per a la seua marxa cristiana 'Tempora Belli' i José María V alls Satorres per a la marxa solemne '23 de abril'. La setmana següent, el 1 9 de març, van convocar el trofeu de Petanca Capità 2006, amb molta participació i esmorzar que va gaudir d'un animat ambient. En aquella mateixa data, i podrìem dir que fora de programa, el nostre company de filà Hilario Pascual Sanjosé, passava a formar part del Consell d'Honor de l'A ssociació de Sant Jordi, amb la corresponent insígnia que li va ser imposada en finalitzar la missa celebrada a l’església de Sant Jordi. Cinc dies després, al Centre Ocupacional Gormaget els Muntanyesos van oferir un 'ensaio' als discapacitats, iniciativa que va rebre crítiques molt bones per part de gran quantitat d’institucions, des de l'A ssociació fins al propi A juntament, en la persona de l’alcalde, Jordi Sedano. A quell mateix

dia, de nit, va ser l’esmentat ensaio de l’esquadra de negres a la nostra filà. Dos dies més tard, és a dir, el diumenge 26 de març, a la pista d'aeromodelisme del poliesportiu Francisco Laporta, es vam reunir per a compartir un esmorzar abans de presenciar una curiosa i original ex hibició de gossos pastors. Els animals i els seus cuidadors van aplegar des del Pirineu català. Els gossos portaven les ovelles primer i les oques més tard, pels llocs que havien preparat. Molts xiquets i majors van acudir, doncs aquell espectacle també era novetat absoluta a A lcoi. És just assenyalar que també s'havia previst una exposició de dissenys festers a la sala de La Unión A lcoyana, però finalment no es va fer, encara que l’entitat d’assegurances, una vegada més ens va donar totes les facilitats posant a la nostra disposició el seu local.

–105–


Encara hi hauria un acte més abans de finalitzar el mes de març. En esta ocasió de caire històric i cultural. V a ser una xarrada sobre el segle X III, A lcoi i la seua gent. Per a l’ocasió dos dels experts més reputats van vindre invitats per la filà a la Casa de la Cultura: Josep Torró i Enric Guinot. El que van dir és la realitat social i qüotidiana del que era l’antiga vila d'A lcoi en

va acostar per veure si era de veres allò que invitaven a sopar.

aquella època que rememora la nostra festa. La conferència va ser el 31 de març i al dia següent, primer d'abril, després de ser descobert el cartell de Festes, en la plaça Gonzalo Cantó, Capità i cavallers, amb col.laboració de la filà, van oferir un sopar medieval popular per a tots. De nou va ser un éxit a compartir amb tota la gent que s’hi

molta il.lusió i intensitat. Pel que fa a enguany, cal felicitar-nos per aconseguir el títol, un any més, de petanca, amb els jugadors i tècnics veritablement galàctics que té la filà. L’equip de futbol-sala va tindre una excel.lent participació però va ser finalment eliminat. Quan a l’equip de futbol-sala veterà, la seua presència va ser també molt

Com hem pogut comprovar, els actes van ser de naturalessa variada i prou originals. L’ambient d’any de càrrec va tindre sobrats arguments al llarg d’este temps previ al mes d'abril. Ja entrats en el mes fester, tan sols queda el trofeu filaes al qual participem amb

–106–


'A lcoi fester' de Radio A lcoy, fet que va ser el 7 d'aquell mateix mes.

especial, encara que pareix que travessa un mal moment el seu joc, del qual tots esperen que es recuperen per a l’any pròxim. En qualsevol cas, l’ambient va ser de luxe, amb harmonia, bon humor i molta festa per a tots. Sense deixar la pràctica esportiva, també cal significar que la filà va resultar sub-campiona del trofeu de bolos jugat al centre comercial d'A lzamora, on es va demostrar que els muntanyesos es manegen molt bé amb tot el que tinga a veure amb boles... igual fa si son de café, de petanca o de bolos. Ja entrats al mes d'abril s’ha de dir que vam ser amfitrions de la final i entrega de trofeus del concurs

Respecte a l’assemblea de Rams a més de les explicacions i reconomanacions del primer tro, Jordi Llopis, de cara a la trilogia, van presentar la web de la filà, amb l’adreça www.filamuntanyesos.com, amb Jordi Joan Giménez com a webmaster i Jordi Miró com a editor de continguts. A la mateixa assemblea van decidir per aclamació que Juan Pedro Ferri fora qui prenguera part a la Glòria Històrica que és programada per al proper primer d'octubre, amb motiu del 750 aniversari del atorgament de la Carta Pobla a A lcoi, amb el tratge que va correspondre:V oluntaris Catalans. I fins ací la crònica d’actes de la filà Muntanyesos 2005-2006. A ctes que precedeixen la imminent aplegada de les festes que en esta ocasió tenen un significat assenyalat per a l'escata. Tan sols una cosa més, a títòl d'adenda, com és el trofeu de futbol 7 infantil que va organitzar el Sant Jordiet i que es va jugar el dia 20 de maig al camp municipal de El Collao, on els nostres van aplegar a la semifinal, per classificar finalment l’equip de la filà en tercer lloc.

–107–


C rónica

2006, any de Capitá (transcripción) alguns dels cavallers del Capità qui van fer d'heralds en este acte amb l'indumetària i perruca reglamentària. En acabar, dinar a la filà i preparatius per anar a menjar-se la mona. De nit, molts xiquets i xiquetes de la filà, gaudien de la seua entradeta, la del berenar de pasqua, baixant per Sant Nicolau, que són la llavor i el futur de la nostra filà i de la nostra festa.

T

ancada la Setmana Santa amb el diumenge de Glòria, dia 17 d'abril, l’activitat festera s'instal.la a A lcoi. Les filaes, matineres, obrin les seues portes per acompanyar el glorier, esmorzar i preparar el primer acte de festa al carrer. Els Muntanyesos, en any de Capità, vam acollir al Sergent Major Cristià, Juan A bad Lillo, que eixiria des de la nostra filà, també damunt d'un burro, cosa que vol dir que apleguen a la població des de la serra. A ixí, amb música i envoltats de molts festers, el nostre glorier Ricardo Pérez 'Ricardín', el glorier de ‘l'hospital’ A ntonio García Lizcano, i el Sergent Major, aplegaren fins la plaça d'Espanya. Minuts més tard, la Glòria anunciava a tot A lcoi el seu compromís renovat, la Festa tornava altra vegada amb música i color, emoció i sentiment. Cal significar que, tal i com correspon, van ser alguns dels

El dia següent es va celebrar la Glòria Infantil. En este cas va ser l’orgull dels Muntanyesos Jordi Pérez, fill de Jordi Ramón Pérez, que no sols ho va fer molt bé, sent digne representant de la nostra filà, sinó que també va ser valent en afrontar la fina pluja que en alguns trams va acompanyar els glorierets. A la vesprada estava programada la processó del Trasllat, però el seu itinerari es va veure reduït per causa de la pluja, adoptant-se el de la processó de la Relíquia. Pocs dies d’entradetes i, a més a més, amb la escassa fortuna, en especial per a l’esquadra de negres, que va haver de suspendre la primera per no parar de ploure, com també la del Capità i cavallers. V a ser l'unic dia, la resta d’entradetes, tant per a l’escuadra de negres, com per a Capità i cavallers i per a la filà, van poder dur-se a terme sense més problemes. Després de les poques entradetes que hi van haver enguany, va aplegar la vespra de la trilogia: El dia dels Músics. Cal dir que el pronòstic meteorològic era una autèntica amenaça per aquell mateix dia i per a tots els

–108–


–109–


actes, en especial per al dia de l’Entrada que anunciava pluja segura. En principi, tots pensàvem que el Dia dels Musics se salvava i a menys de 24 hores sonaven les estrofes de l’Himne de Festes de Gonzalo Barrachina, cantades per mil.lers d'alcoians que cridaven la seua Festa. El Sol tornava a amagar-se i tot A lcoi sabia que tan prompte isquera de nou, la Festa reinaria una vegada més en la nostra ciutat, en eixa metamorfosi singular on es barreja la gent i l’escenari urbà un cop a l’any per a gaudiment i orgull de tots i per a recordar el patró dels alcoians: Sant Jordi.

No hi va haver esmorzar a la filà, ja que l'arrancada de la capitania suposa una autèntica cursa contra rellotge. De molt matí festers, participants del boato i músics estaven al Partidor i esmorzant al col.legi Sant

Dia de les Entrades A les sis del matí, després de la missa a Santa Maria, començava la trilogia festera amb la Diana, enguany estrenada de forma absoluta per la filà Muntanyesos tal i com correspon a qui ostenta la capitania del bàndol cristià. A mb les campanes de Santa Maria sonant als últims minuts de la nit que esgoten la transició cap a l’amanéixer del dia de l’Entrada, amb el pasdoble ‘El Capitán’ de Camilo Pérez Laporta, els primers dianers encetaven el primer acte de les festes del 2006. El segon tram amb el pasdoble dedicat a la filà per V icent Sanoguera 'Muntanyesos dianers', obria amb música els primers carrers d'A lcoi. El tercer i últim tros, des del Partidor fins la plaça d'Espanya amb el pasdoble del mestre A mando Blanquer, Musical A polo, en senyal d'homenatge i reconeiximent al gran compositor alcoià creador de les marxes cristianes, entre altres molts mérits musicals i festers.

–110–


V icent. L’activitat era frenètica i no-exempta de nerviosisme. Cal dir la gran diferència que existeix entre l'alferes i el capità pel que fa a dificultat organitzativa. Deixar constància que organitzar el boato del capità ha de lluitar contra més coses. En primer lloc, hi ha menys temps que per a l’alferes, també el boato era més nombrós, el lloc está limitat i s’ha de sortejar centenars de festers, curiosos, familiars i public que no volen perdre's l'arrancada del Capità Cristià, dificultant en gran mesura l’organització. Si a tot el dit afegim que la directiva de l'A ssociació va avan-

çar deu minuts l'arrancada, és fácil comprendre que al Partidor la filà va travessar alguns moments crítics i va paréixer que es va estar molt a prop de la catàstrofe. Finalment, com sol ser habitual, a tranques i barranques vam eixir. Malgrat això, les conseqüencies finals van ser minimitzades una vegada al carrer, encara que va perjudicar en la mesura que no vam baixar tan compactes com altres anys, qüestió que part del públic, a més de l’A ssociació de Sant Jordi, es van adonar, perquè la nostra filà, tradicionalment, és modélica en estes faenes.

–111–


Però tot açò no va restar ni una mica l'emoció que vam sentir amb el tradicional 'per A lcoi i per Sant Jordi, avant l'Entrà de Cristians 2006'. Un fort soroll, clamor contingut durant tant de temps per part de tots els que estavem allí, anunciava la posada en marxa del boato del Capità dels Muntanyesos. Clarins i tambors anunciaven l'inici per l’itinerari fester, moment màgic que

enceta la manifestació festera i històrica que espera i celebra amb molt d'orgull el poble d'A lcoi. Enguany la filà Muntanyesos obriria eixa especial comitiva festera amb una efectista carrossa amb palissada de troncs on estava el guió de la filà alhora que sonaba una atronadora percussió. El grup de percussió Raval Jussà d'A lbaida feia d'introducció al poble muntanyés: prop de dues-centes persones

–112–


muntanya, pàtria i inspiració dels Muntanyesos. A mb este nombrós grup un petita carrossa amb la llegenda d’A lcoi 1256. Darrere d'este grup, el ball de celebració ideat per Estrella V ilanova amb uns tratges que pareixien plantes del bosc, on ballaven vint ballarines. Seguien les dolçaines de La Degollà, amb vint-i-cinc músics. Guardians de la torre i una idealització de l’antic i noble art de la ceptreria i poc després els primers cavallers a cavall, amb ceptrers i escuders. Fins a 180 musics de la colla de Petrer posaven el seu so al primer grup de cavallers. La mateixa música s'escoltava per al segon grup de cavallers ara damunt d'una espècie de trineus, molt originals, estirats per gossos portats des del Pirineu.

representaven aquell grup, just en l'any en què la ciutat celebra el seu 750 anivesari com a població, data que es presa com a referència des que s'atorgara la Carta Pobla. A mb tratges austers, propis de la seua condició, anomenats Molinar, Riquer, Barxell, Nansa i Deva, anaven repartint branquetes de romer a tota la gent per significar que tot el que veurien representat venia, precisament, de la

La guàrdia del capità tancava la presència de cavallers marcant el seu pas a colp de tambor i trompa. Portadors d'infants, infants a cavall, grup de caçadors amb gossos i la carrossa del capità, Roberto Pérez, amb les seues dos filles, Raquel i Eva, com a rodelles. L’estètica de tots estos tratges i la resta de dissenys obra de la creativitat artística del nostre capità. A destacar el seu tratge una composició amb metall, que cobria des del pit fins a les cames, pell i teles en tonalitat grana rematada per un casc de gran impacte i curada factura. La indumentària guerrera i muntanyenca era un conjunt que, dins de la sobrietat de colors, oferia una imatge final grandiosa que es lluïa des de dalt d'una carrossa de grans dimensions. L’aspecte final s'arredonia amb una poblada barba i amb un somriure

–113–


partint el moment tan esperat com especial. La marxa 'Xamarcai' posava el so que completava el pas triomfal, senyorial i muntanyés del nostre capità. Una torre estirada per portadors i l'A teneu Musical de Cocentaina amb la Xafigà de Muro i grup de gaiters desfilaven darrere de la presència del nostre càrrec. Carrosses amb xiquets i dames donaven continuïtat a l’àrea del Capità Muntanyés, ara acompanyades per la Unión Musical de Planes. Més dames a cavall obrien pas als grups del boato anomenats Nayade i Gerifalte, estes últimes estirant la carrossa de la favorita, la dona de Roberto, Francisca, amb tratge dissenyat pel propi càrrec fester, creació amb tonalitats sòbries encertava, no obstant, amb un impacte estètic que era rebut per mil.lers d'aplaudiments que la consort del capità agraïa amb un ampli somriure produc-

sincer i emocionat com ho revelaven els gestos que des de la carrossa repartia amb tots com-

–114–


te de la satisfacció i de l'emoció del moment. A mb ‘Laia’, la marxa cristiana del autor contestà, Francisco V alor, amb dolçaines i La Unió Musical d'A lcoi, n’era l’ acompanyament. Juvenils amb banderes, el grup A zor del boato unien ara amb la plataforma de la coreografia de les llavors, amb 8 ballarines de V anessa Pastor que escenificaven el miracle de la vida vegetal amb la música de 25 dolçaines de La Degollà. Les llavors germinaven des d’una plataforma perquè tot el públic ho poguera veure bé i valorar l’originalitat de la idea. Tots estos dissenys que conformen el boato són obra dels germans Jordi i José Domingo Sempere, que treballaren, un cop més, en equip, en esta ocasió per a la nostra filà. Els colors verds, marrons i altres tonali-

tats naturals, així com pells de tota classe, van ser denominador comú al llarg de tot el boato. La capitania, malgrat que havia descrit un boato intens i inspirat en la vida a la serra, encara reservava l’impacte de l'esquadra de negres. A mb disseny del també fester de la filà Cèsar V ilaplana, avançava amb les notes de la marxa 'Batallers' de Ramón García Soler, interpretada per la V ella d'A lcoi, cosa que significava que les tres formacions bandístiques d'A lcoi tenien cita amb els Muntanyesos, la qual cosa feia molts anys que no passava. A rrancava l'esquadra Tomás Monllor amb la primera pujada de la música i enfilava Sant Nicolauet entre una pluja de confeti i atronadors aplaudiments que es mesclaven amb la percussió i les cridades del

–115–


moments dinàmics del boato. Es tracta ara d'un altre ballet d’Elena Tudela, que ja va estar amb nosaltres en any d'alferes, escenificant el bosc i les seues criatures. La coreografia, molt ben sincronitzada, era recolzada per una plataforma de la qual entraven i eixien. La Unió Musical de Cocentaina s'encarregava de l’acompanyament musical. L'esquadra de blancs amb la marxa 'A lcoi, escata i destral' per la nostra Unió Musical de L'Orxa anava a continuació lluint la tradicional estètica muntanyesa. També esquadres infantils, xiquetes amb instruments musicals i juvenils amb banderes, junt a les carrosses de tancament finalitzaven la participació en la Entrada en el nostre any de capitania. Tot este boato omplia el carrer Sant Nicolau, quan el Capità aplegava a la plaça d'Espanya i prenia les claus de la població, senyal inequívoca que era el senyor de la vila alcoiana, primer cap de les tropes de la creu. A lhora que cobrieml’itinerari la filà va tractar de compactar-se i acomplir l'horari. Finalment, tot i que ens aproximàvem al miler de persones, en aplegar al carrer Santa Llúcia l’horari no patia cap desajust.

metall. El tratge amb grans peces de metall que cobrien el cos dels esquadrers i amb una sucessió de banyes que coronaven el casc de davant cap enrere i continuaven per l'esquena ericen el conjunt guerrer i ferotge. Xiquets i dones dels esquadrers tancaven esta part del boato així com tres genets que feren una exhibició d'equitació. Tot açò aprofitaria coma transició per a un dinàmic i sorprenent passatge preparat pel grup de teatre La Dependent que representava la captura del faune, animal mitologic que anava espléndidament caracteritzat per a gaudiment de tot el públic i fins i toto pavor per als més menuts que miraven bocabadats. Encadenat i sobre les dos potes d'animal i amb una altura superior gràcies a unes xanques, caminava pres, vigilat pels seus orgullosos i afortunats captors.

A braços i felicitacions en finalitzar era l'imatge més comuna repetida per tot arreu. La satisfacció d’haver acomplit amb el compromís fester i haver rebut el reconeiximent de la població va ser el millor premi i el pagament més esperat. L'emoció ja sense ser continguda fluïa entre tots els festers i integrants del boato i amb aquella sensació compartírem un aperitiu als jardins de la residèn-

El grup del boato Milano seria ara una nova transició cap a un altre dels

–116–


cia Emilio Sala fins que es va fer l'hora de dinar a la filà i on el Capità va obsequiar els residents amb un detall. Com que érem més de cinc-centes persones dinant a la filà va ser habitilada una zona fora de les instal.lacions, al carrer, on baix d'unes carpes van dinar diversos festers, ballets i gent del boato, a més a més de partir en dos xarangues a la música perquè hi haguera ambient dins i fora de la filà. Tan prompte com vam acabar de dinar va començar a ploure i no va parar gairebé en tot el dia, perjudicant l’Entrada Mora. Pel que fa als Muntanyesos, la majoria es va procurar alguns impermeables de plàstic per a protegirse i continuar la festa perquè una mica d'aigua era poc per a parar les ganes de festa que portàvem acumulades des de feia tot un any. Ja de nit, sopar a la filà i ball. Dia de Sant Jordi

Comque es tracta d'any de càrrec l'agenda del fester muntanyés poc té a veure amb la resta d'anys. A ixí, el dia de Sant Jordi, després de la segona Diana on els xiquets són els autèntics protagonistes, uns quants festers, cavallers i Capità acudien a la processó, fresca, matinera i molt festera que els alcoians celebren el dia en que les seues festes dediquen al seu patró. També la presència del Capità era obligada a la Missa Major, que enguany va ser retransmesa per Canal 9, amb l’Orquesta Sinfónica de A lcoi i la Coral Polifònica que donava cos a la partitura que va escriure el mestre Blanquer. Un grup nombrós de festers va fer l’ofrena de flors que és feta al patró d'A lcoi a la seua església, després de la concentració programada al parterre. Els mateixos festers, i altres que es van sumar, van esperar la finalització de la Missa per acompanyar alCapità fins la filà on se serviria el dinar del Dia de Sant Jordi, moment molt esperat i significat, en any de càrrec.

–117–


El dinar va ser també molt assenyalat pel que fa a celebració interna de la filà. En este sentit, el Capità va agraïr al boato la seua participació i les va obsequiar amb un regal que, des d'aquell moment, hem guardat per recordar la capitania de la filà Muntanyesos. El Capità i la favorita va preparar unes baralles de cartes festeres molt originals i un obsequi que consistia en un artístic canelobre format per una peça de vidre i un peu de forja. Els cavallers i les dames obsequiaren els presents amb bombons, encenedors i bolígrafs personalitzats. Entre els regals que es’hi van poder veure cal destacar el quadre encarregat al pintor Manolo A rjona per part dels cavallers om a obsequi al seu capità.

porta del castell. Un sentinella li pren el document. El nostre Capità el llig i el trenca en mil trossos. El cavall inicia el camí de tornada, embogit i tan rápid com pot retorna pel mateix camí. Minuts més tard aplega l’ambaixada, volen parlar amb el Capità dels Muntanyesos. En el seu nom intervé l'A mbaixador Cristià, Salomón Sanjuán, en la seua última actuació des de l'alt del Castell de Festes. L'A mbaixador Moro és Rubén Monllor, fester dels Muntanyesos, però no per això tindrà la més mínima consideració i representa a la perfecció el seu paper. No obstant, no va ser l'únic fester de la nostra filà que ho va brodar, Roberto Pérez, en el passatge que diu el Capità, va fer gala d’una extraordinària dicció, dramatúrgia i interpretació que li va valdre, ja en privat, la felicitació del veterà ambaixador cristià. Més encara, se li va demanar, aplegat el migdia, que ho

Tampoc este dia va ploure, el temps era fresc i el cel gris, pero la pluja no va vindre a fer malbé els actes. De vesprada, amb la processó general, la filà va desplegar una participació prou nombrosa formada per festers, cavallers i part del boato que tornaven als carrers d'A lcoi en la processó general, l'acte més solemne de quants són celebrats en la trilogia festera. En tornar el Sant Jordi eqüestre al seu temple, i finalitzada la processó, de nou moment lúdic amb sopar a la filà. En esta ocasió el grup de teatre 'La dependent' va oferir una representació per als Muntanyesos. Després de sopar, música i ball. Dia dels Trons Un moro a cavall baixa per Sant Nicolau. L'animal avança al pas i el seu genet porta un pergamí a mà. Es para a la

–118–


declamara novament per a tots els companys de filà en el transcurs del dinar. L'A mbaixada va transcórrer amb els termes habituals, les crides a un i altre bàndol perquè prenguen les armes donaven pas als primers trons i s'iniciava la cruenta batalla del matí. El nostre Capità avançava escoltat pels seus cavallers que l'auxiliaven donant-li trabucs preparats per a disparar sense que hi haguera moment per al descans. La primera fase de l’acte acabaria amb l'encaro. Moment d’abraçar-se amb el seu homòleg moro de la filà Cordó, A ntonio A racil, que l'esperava impacient. Després del breu encontre entre els dos càrrecs, cavallers i filaes es va reprendre el soroll de la pólvora iniciant el camí invers, en retirada front a l’avanç de les tropes de la mitja lluna. Davant del Castell la lluita a espasa dels dos capitans on Roberto Pérez demostrà la seua perícia però finalment havent de capitular. La plaça, aplegat el migdia, es va perdre a favor dels contraris. Una cercavila, amb repartiment de mocadors de 'festa al carrer', i unes fotos a la plaça d'Espanya precedeixen el dinar a la filà, molt cansats tots però encara amb ganes de tornar a acabar allò que restava pendent: l'A lardo de la vesprada. També aquell dia els festers es vam emportar un regal dels esquadrers consistent en un encenedor de metall amb el logo de l’esquadra. Jordi R. Pérez Botí protagonitzaria l'estafeta cristiana. A ra serien els moros els qui renunciaven a la proposta i obligaven a què l'ambaixador cristià intentara noves negociacions acompanyat pels Muntanyesos.

De res va aprofitar la mediació del dignatari cristià i de nou la inevitable batalla feia tremolar els carrers d'A lcoi. A ra el nostre Capità, acompanyat pels cavallers esperava per a la segona edició de l’Encaro, i que aplegara el cap de l’exercit musulmà. Una carrossa emmurallada feia d'escenari i dos banyes servien per a fer un cordial brindis entre els dos càrrecs festers. A mb estes condicions va ser l'encaro de la vesprada abans de reiniciar l’intercanvi de trets d'arcabusseria que, ara sí, acabaria amb victoria cristiana, lluita a espasa i amb la bandera de la creu de nou en la part més alta del Castell. La d'acció de gracies per la intercessió de la Providència que tradicionalment se celebra i l’A parició de Sant Jordi, presidint l’última escena festera, amb els llums apagats, entre brumes i sonant l'Himne de Festes, el Patró alcoià posaria punt final a un any ple d'emocions, molt especial per a la família muntanyesa i amb sensacions inoblidables. Pel que fa als Muntanyesos, després de 2006 la seua història ompli un capítol nou i important amb la primera capitania del segle XXI. A ixí fem filà, arreplegant l'herència festera que ens ha aplegat dels nostres majors i continuant-la perquè noves generacions puguen donar-li noves pàgines d’esta història col.lectiva de la qual tots participem sent actors, autors i protagonistes. Un nou cicle fester ja s'obri. Catorze anys passaran fins que de nou, una nova crònica detalle i deixe constància del pròxim capità que faran alguns dels que hui estem ací i altres que encara no coneixem i que encara estan per aplegar.

–119–


L a filà y el deporte han tomado gustosamente el testigo y disfrutado de una nueva dimensión de las relaciones entre los festeros. De hecho se ha llegado a tener en la filà hasta tres equipos de fútbol sala: Montañeses A, Montañeses B y Montañeses veteranos.

L

a filà Muntanyesos ha desarrollado en los últimos años un contrastado interés por los deportes. El inicio de estas actividades, paralelas a los menesteres estrictamente festeros, se fecha en 1973 siendo Primer Tro Héctor Botí Alfonso. El deporte en la filà recibe un gran impulso con la capitanía de Emilio Gisbert, 1978, año germinal del Trofeo de Filaes. El equipo de fútbol sala que ha defendido los colores de la filà llegaría a convertirse en el decano de cuantas formaciones participan en la competición local. El ambiente creado en torno a este equipo ha traspasado varias generaciones que

Otra manifestación deportiva nacida en la filà se refiere a la petanca. Los Muntanyesos son los impulsores de este deporte en Alcoy y prestan su local como sede social de la liga local de petanca. Numerosos equipos han salido del seno de la filà y su participación en las distintas competiciones ha cosechado éxitos que han nutrido la galería de trofeos de los Muntanyesos. Además de estos dos deportes, la filà Muntanyesos se

–120–


apunta el título también de haber sido la creadora de la liga local de baloncesto. Y aunque pocos años después se deshizo el equipo, el pistoletazo de salida fue válido y la liga local aún perdura con buena salud. Dos apuntes más cabe destacar en la relación deporte-Festa que ha conocido la filà. Por una parte la dedicatoria de un importante trofeo

de fútbol sala al fester y organizador deportivo, Héctor Botí (Premio al mejor Organizador Deportivo del Centre d’Esports d’Alcoi), a cuyo fallecimiento la ciudad de Alcoy quiso reconocer póstumamente su dedicación a favor de la práctica del deporte. Por otra parte, cabe reseñar la pasión con que se vive el Trofeu de Filaes que se disputa cada año en Semana Santa. De forma invariable significa una cita importante para no pocos muntanyesos que disfrutan de unas animadas jornadas de convivencia en torno a la práctica deportiva. Las distintas competiciones en que se participa se viven de forma bastante apasionada aunque el buen ambiente es realmente el aspecto que mejor se valora. De forma más reciente la participación se ha extendido hasta el campeonato de bolos, modalidad nueva del Trofeo de Filaes.

–121–


A nys de càrrec Capitán 1992 Capitán: Antonio Valor Santonja Rodella: Lorenzo Domench Mompó Favoritas: María Jesús Valor y Ana Valor. Caballeros: Alberto Martínez Segura, Jorge Miró Mira, Enrique Doménech Barrachina, José Doménech Barrachina, José Copel Miró, Héctor Botí Alfonso, Antonio Valor Cuartero, Francisco Valor Santonja, Julián Silvestre Peidro, Francisco Doménech Barrachina, Jorge Doménech Barrachina, Lorenzo Doménech Barrachina, Mario García Pascual, José Copel Miró, Antonio Arnau Ventura, Carlos Olcina Moltó, Julio Paraíso Pineros y Federico Fernando Luna. Escuadra Especial: Manuel Abascal Bonet, Jordi Lledó Balaguer, Ricardo Pérez Córdoba, Gonzalo Bou Serra, Emilio Gisbert Pérez, Roberto Cremades, José Cabanes Vilanova, Angel García Juan, Juan M. Gisbert García, Alfonso Moreno Fernández, Eugenio Raduán Reig y Manuel Rodríguez (cabo batidor). Diseño boato, capitán y escuadra especial: Alejandro Soler. Confección trajes y carrozas: Alejandro Soler. Ballet: Inma Cortés y Estrella Vilanova. Musica: ‘Lloança’ y `Gaudança’ (Gregorio Casasempere); ‘Pavana La Batalla’ (Monteverdi/Susaeto); ‘Barranc del Sinc’ -Escuadra especial(Rafael Mullor Grau).

–122–


–123–


Alférez 2005 Alférez: José Francisco Juliá Espí. Favorita: Luisa Pérez Reig Preferida: Carla Juliá Pérez Caballeros: Juan Manuel Gisbert García, Alvaro Pérez Monllor, Juan Pedro Ferri Cruz, Jorge Miró Mira, José Ramón Montava Rico, Franscico Moltó Pascual, Alberto Martínez Segura, Agustín Martínez López, Juan Francisco Giménez Seguí y Francisco Javier Gomis Miró. Damas: Margarita Peña, Rosana Espulgues, Mª Angeles Francés, Ana Botella, Ana Cuenca, Pilar Pardo, Carmina Aparisi, Concha Gandía, Lola Quesada, Emi Coderch y Rosa Santonja. Escuadra Especial: Antonio García Lizcano, Raul Aparicio Turón, Damián Cortés Molina, Antonio García Rubio, José Cerdá Cortés, Antonio García Lizcano, Emilio Erum Pascual, Jordi Grau Ripoll, Vicente Reig Seguí, César Vilaplana Peña, Mario Cháfer Moncho y Ramón Juárez Requena (cabo batidor). Mossen Torregrosa: José Aura García Abanderado: Rubén Llopis Anduix Música: ‘Al meu prim’ –Alférez- (Josep Albert Sellés); ‘Tempora Belli’ -Escuadra especial- (Angel Luis Ferrando). Ballets y actuaciones: Carmina Nadal, Elena Tudela y Companyia de Teatre ‘La Dependent’. Diseños: Alejandro Soler (Alférez y boato); César Vilaplana (Escuadra especial) Confección trajes: Alejandro Soler (Alférez y boato); El Molinar (Escuadra especial). Carrozas: Miguel Angel Valero. Fianza: Fianza Vicente Reig Seguí

–124–


–125–


Capitán 2006 Capitán: Roberto Pérez Jordá Rodellas: Raquel Pérez Torregrosa y Eva Pérez Torregrosa Favorita: Francisca Torregrosa Miralles. Caballeros: Héctor Aparicio Turón, Rafael Aparisi González, Juan Felipe Balaguer Bou, Emilio Botí Valls, J.Pedro Cardenal Jordá, Mario Cháfer Moncho, Justo Rico Berbegal, Fernando Picó Santacreu, Juan Seguí Ribes, Ramón Juárez Requena, Jorge Juan Pérez García, Pedro Marco Aguilera, Francisco Nadal Seguí, Bruno Lozano Moreno, Vicente Grau Fitor, Angel Salas Lloréns, Juan Manuel Llorca Jordá, Ricardo Seguí Ribes, Antonio García Moyano, Manuel Valls Pérez y Emilio Erum Pascual. Damas: Macarena Florencio, Cristina Pedrós, Esther Hernández, Nuria Hernández, Isabel Torres, Marisa Pérez, Macarena Salas, María Pilar Salas, Cristina Pascual, Inma Seguí, Rosi Sánchez, Amparo Verdú, Toñi Domínguez, Patricia Soler, Rosana Camarasa, Cristina Rubio, María Pilar Cortell, Rufi Barbero y Nuria Guillem. Escuadra Especial: Jorge Camarasa Buades, Rafael Gisbert Pérez , Tomás Monllor Pascual, Enrique Calatayud Coloma, Alfonso Moreno Fernández, Carlos Doménech Candela, Alvaro Orts Albert, Antonio Cantó Celda, Emilio Gisbert Pérez, Luis Miguel Sempere Folgado, Octavio Valero Aparicio y Rafael Anduix . Ballet y actuaciones: Estrella Vilanova, Elena Tudela, Vanesa Pastor y Companyia de Teatre ‘La Dependent’. Musica: ‘Xamarcai’ –Capitán- (Francisco Valor); ‘Laia’ –Favorita- (Francisco Valor); ‘Creu Daurà’ –Caballeros- (Francisco Valor); ‘Aralk’ –Damas Favorita- (Francisco Valor). Diseños: Roberto Pérez (Capitán y boato); Jorge y José Domingo Sempere (Boato) y César Vilaplana (Escuadra especial). Confección trajes: Roberto Pérez (Capitán y boato), y El Molinar (Escuadra especial). Confección carrozas: Juan C. Martín.

–126–


–127–


L a Filà Muntanyesos D. Pascual Pérez Valls D. Manuel Abascal Bonet D. Francisco García García D. Enrique Doménech Barrachina D. Francisco Colomina Ferrándiz D. Angel Salas Márquez D. Hilario Pascual Sanjosé D. Luis Bernabéu Soler Unión Musical de L’Orxa

Primers Trons d’Honor D. Vicente Company Alberola D. José Cabanes Pérez

Muntanyesos d‘Honor D. José Candela Miró D. Antonio Aura Martínez D. Héctor Botí Alfonso D. Ricardo Pérez Córdoba D. Juan Iniesta Muntó D. Juan Pedro Ferri Cruz

Socis d’Honor D. Vicente Juan Sanoguera Rubio Components de la Filà

Muntanyesos de Mèrit D. José Doménech Barrachina D. Antonio Valor Santonja D. José Copel Miró

Doménech Barrachina José Valor Santonja Antonio Copel Miró José Pérez Valls Pascual Abascal Bonet Manuel García García Francisco Gisbert Pérez Emilio Juliá Espí José Francisco Doménech Barrachina Enrique Doménech Barrachina Jorge Doménech Barrachin Lorenzo Cabanes Vilanova José Evaristo Ferri Cruz Juan Pedro Colomina Román Francisco J. Coloma Verdú Rafael Amado Gisbert García Juan Manuel Gisbert Pérez Rafael Lledó Balaguer Jorge Calatayud Coloma Enrique Monllor Pascual Tomás Camarasa Buades Jorge

–128–


Sanz Catalá Jesús Palomera Durá Francisco Llopis Abelló José Jorge Picurelli Climent Rafael Montava Rico José Ramón Botí Pla Héctor Martínez Segura Alberto Bou Casado Gonzalo Aura García Miguel Enrique Aura García José Antonio Company Moltó Ignacio Pascual Blasco Hilario Aura García Agustín Moreno Fernández Alfonso García Mataix Francisco José Colomina Ferrandiz Francisco Salas Márquez Angel Cabanes Vilanova Javier Grau Ripoll Jorge Antonio Giménez Seguí Juan Francisco Martínez Segura Jorge Oltra Picher Germán Moreno Fernández Francisco Cabanes Catalá Jorge Pérez Jordá Roberto Doménech Esteve José Manuel Salas Lloréns Angel Albert Sapiña Juan Pérez Monllor Alvaro Silvestre Peiró Julián Valero Aparicio Octavio Iniesta Jordá Juan José Doménech Esteve Pablo Pérez Ivorra Ricardo Cabanes Pérez José Gisbert Bonifacio Jorge Llopis Anduix Rubén

Palomera Pérez Ignacio Valero Relucio Miguel Angel Giménez Gandía Jordi Joan García Pascual Mario Gisbert Nadal Vicente Pedraza Ortiz Rafael Gomis Miró Francisco Javier Doménech Miró Eduardo Escrig García Francisco Sempere Folgado Luis Miguel Doménech Candela Francisco J. Doménech Candela Carlos Orts Albert Álvaro Seguí Ribes Ricardo Pérez García Jorge Juan Reig Seguí Juan Vicente Pérez Botí Jorge Ramón Vilaplana Senabre Salvador García Rubio Antonio Pérez Monllor Jordi Orts Cerdá Alvaro Calatayud Mira Benjamín Pérez Torralbo Antonio José Francés Cerdán Juan Javier Seguí Ribes Juan Francisco Palomera Durá Carlos Doménech Mompó Carlos Gisbert Peña Andreu Calatayud Mira David Mullor Ibáñez Rubén Colomina Soler Mauro Seguí Domínguez Sergio Palomera Pérez Luis Sánchez Esteve José Luis García Moyano Juan Antonio Miró Mira Jorge Esteve Lloréns Francisco J.

–129–


Juárez Rubio Noé Juárez Rubio Aritz Nadal Pascual Jordi Lamas Carreira Jesús Angel Martínez López Agustín Santacreu Ferri Sergio Botí Valls Héctor Ismael García Lizcano Antonio Chafer Moncho Mario Balaguer Bou Juan Felipe Pérez Monllor Javier Pascual Sanjosé Hilario Albero López Francisco Javier Cantó Celda Antonio María Ferri Olcina Jorge Richart Prats Miguel Aura Sirvent Miguel Pérez Salas Mauro Aguado Ivorra José Julián Fernández Silvestre Diego Moiña Doménech Modesto Cantó Gisbert Iván Lozano Moreno Bruno Gisbert Serquera Francisco Cantó Pastor Emilio Gisbert Vilanova Rafael Doménech Montilla Javier Richart Julián Andreu Seguí Sánchez Jorge Pérez Blanes Jordi Pla Company Jaume Pla Company Joan Monllor Coloma Tomás Cantó Gisbert Andrés Martínez Botella Pablo Cantó Peláez Andrés Mira Rico Rogelio

Erum Cortell Emilio Valls Pérez Manuel Valls Torres Alexandre Nadal Seguí Francisco Bernabeu Moreno Marc Mullor Rodríguez Marc Juárez Requena Ramón Francés Falip Javier Jorge Alcaraz García Carlos Fernández Silvestre Mauro Llorca Jordá Juan Manuel Llorca Pedrós Cristián Esteve Lucas Remigio Herrera Company Francisco Javier Abad Esteve Santiago Pérez Serrano Francisco Doménech Morante César Cano Gómez José María Pascual Jordá José Luis García Trueba Antonio Cabanes Martínez Pau

–130–


Colomina Soler Francesc Sánchez Botí Raúl Sirera Monllor Marc Vilaplana Peña César Pérez Miró Alvaro Cortés Molina Damián Aparicio Turón Raúl Palop Seguí Luis María Olmos Tormo José Luis Aceituno Morillo Francisco Mira Lloréns Efrén Molina Miralles Antonio Ángel Ferrando Florencio Llorenç Cano Pérez Chema Pérez Blanes Mauro Erum Pascual Emilio Cortés Martínez Damián Cortés Martínez Rafael Pérez Salas Pablo González Pozo José Doménech Cerdá Jorge Cerdá Cortés José Ferri Sellés Marc Antoni García Osuna Pablo Aparisi González Rafael Alberola Ruiz Marcos Alberola Ruiz Jorge Nadal Boyero Carlos Gálvez Casas Francisco Javier Llinares Berenguer José Miguel Llinares Berenguer Jorge García Gómez Jorge García Martí Adrián García Martí Mario Aparicio Turón Héctor Doménech Mira Lucas Pérez Esplugues Álvaro

Belda Moya Josep Lluis Amorós Senabre Mauro Company Martínez Mateu Vilaplana Ruz Sergi Rubio-Quintanilla Martínez Carlos Giner Soler Lucas Acosta Matarredona Juan Gosálbez Marín Javier Aura Canto Antonio Jorge Ferri Valero Ian Mark Tortosa Gutiérrez Pablo Sirera Monllor Adrià Picó Santacreu Fernando José Grau Fitor Vicente Crespo Rubio-Quintanilla Angel Navarro Rubio-Quintanilla Daniel Moiña Doménech José Picurelli Rosa Rafael Cerdá Agulló Alejandro Esteve Albert Hugo Ripoll Bardisa Marc Picó Olcina Fernando Montava Ortega Javier Santacreu Pla Borja Pascual García Romualdo Esteve Santamaría Jordi Samper Sánchez Carlos Copel Albero Arnau Olmos Sanchez Aitor Pascual Aparicio Raul Torres Avila Abel Moltó Pascual Francisco Coloma Hidalgo Rafael Esteve Lillo Pau Amorós Rodríguez Federico Acosta Matarredona Pablo Doménech Bonastre David

–131–


M untanyesos al cel

E

l sentimiento que genera la pérdida de alguno de nuestros festeros nos hace recordar las vivencias que se han compartido e imaginar las que puedan quedar por venir. A quienes se han quedado por el camino, entre Capitán y Capitán, esta publicación quiere dedicarles un cariñoso y especial recuerdo. El hecho de que no hayan podido completar este ciclo de cargos festeros es algo que se lamenta en lo más profundo de nuestros corazones y se siente como una pérdida propia. El sentimiento del calor de la amistad en la filà une con fuertes lazos a sus miembros por lo que las pérdidas son especialmente sentidas. Queda la esperanza de que sigan estando con su filà en ese otro lugar, como asomados en un gran balcón en las alturas desde el que ver, a vista de pájaro, como seguimos el legado que nos dejaron. Queda la esperanza de que todos ellos sean 'Muntanyesos al cel'.

Héctor Botí Alfonso Gonzalo Bou Serra Rafael Carbonell Gadea Luis Cardenal Gadea Francisco Cortés Serralta Joaquín Doménech Candela José Furió Masiá Angel García Juan Juan Iniesta Muntó Vicente Mira Cortés(Chamaco) Rafael Moltó Esteve Enrique Mullor Cortés Miguel Pardo Alcaraz Ramón Pérez Tarrasó Ricardo Pérez Córdoba José Ponsoda Martínez

–132–


A graïments

–133–


La filà Muntanyesos agraeix la col.laboració que han prestat les persones i les entitats següents:

Elíes Seguí Estudios Cyan Nacho Bataller Juani Ruz Jordi Sellés Roberto Pérez Alejandro Soler César Vilaplana Ramón Montava



MUNTANYESOS - ALFEREZ 2005 CAPITAN 2006