Page 1

Filá MAGEN ALCOY

AÑO

DE ALFÉREZ •

ABRIL - MAYO

1976

Vil Centenario de San Jorge.

Programa de


D

espués del transcurso de trece años( nos preparamos de nuevo para celebrar el cargo de Alférez y con coincidencia del VIl Centenario del patronazgo de San Jorge, Dios quiera y por intercesión de nuestro Santo Patrón, podamos salir airosos una vez más.

Al mismo tiempo aprovechamos la ocasión para saludar y reconocer los méritos de la Peña Magenta. A todos un cordial abrazo de vuestra

JUNTA DIRECTIVA.

S

aludo a toda la Filá, festeros, simpatizantes y componentes de la Peña Magenta, en este año de Alférez y la celebración del tan esperado VIl Centenario, momento para todos de demostrar el gran amor a nuestro Patrón San Jorge y a la Fiesta, que en este año, más que nunca, Ka de llegar al fondo de todos los corazones. En estos días de júbilo invito a los componentes de la Filá, así como a los alcoyanos a mantenernos unidos para reencarnar de nuevo la tan entrañable historia de nuestro Alcoy.

¡VIVA SAN JORGE! Rafael

Ruiz Primer Tró.

Sempere


Centenario y Alférez De nuevo, tal como aconteció en 1876, la Magenta tiene el honor de ostentar la alferecía del bando moro en las fiestas centenarias. Doble y honroso privilegio que debemos afrontar gozosa, consciente y alertadamente. La posibilidad de experimentar por nosotros mismos cómo Alcoy ha sido durante setecientos años leal al voto de sus antepasados guardando perpetua gratitud a San Jorge y, además, testificarlo con el cargo de Alférez, ha de ser motivo de orgullosa alegría por la oportunidad de contribuir, modesta pero decisivamente, a robustecer una tradición convertida en fundamento de su historia. Porque ahí radica la trascendencia del Centenario: en el fondo no es sino una reafirmación de Alcoy como pueblo, de su voluntad de futuro desde la fidelidad a sí mismo, a sus esencias, a su tradición basada en el hecho georgino, a cuya rememoración y exaltación se orienta la Fiesta. Esto es lo esencial: la adhesión a San Jorge, símbolo y realidad de nuestro mejor pasado e incentivo para un porvenir más justo, fraterno y cristiano. Es decir, la Tradición no únicamente como referencia y nostalgia; también como acicate creador e integrador de nuevos valores. Valores y actitudes humanos, por supuesto. Por eso debemos vigilar, para que la obsesión por la magnificencia y espectacularidad de los desfiles, aspecto dignísimo de la Fiesta, no desborden ni suplanten su contenido, so pena de trasmutar la tradición en una teatralidad hueca y sin sentido. Hogaño, más que nunca, la «espenta» de la Magenta tiene que ser en profundidad, buscando las raíces auténticas de la tradición, que, en definitiva, será conectar intensamente con lo más popular y genuino de nuestro ser. Confío plenamente en mi filà, Junta Directiva y querido Alférez. Una vez más, en el Centenario y con el Alférez, daremos, con San Jorge y por Alcoy, adecuada respuesta a nuestra esperanzadora historia. ENRIQUE-LUIS SANUS ABAD


Don Enrique Pons Sellés Alférez Moro de la Filá Magenta en el año 1976, VIl Centenario de San Jorge. con sus rodellas José E. Hijea Pons y Susana Tormos Gisbert

Saludan a todos los festeros y al pueblo entero de Alcoy, deseándoles mucha felicidad en las presentes fiestas.


Del "Llibret de les Comparses" En el denominado, popularmente, «Llibret de les Comparses» de 1876, y bajo el dibujo que representaba a la filá Beduinos —antigua denominación de la Magenta—, se escribieron estos versos, posiblemente obra del propio impresor del librito: En el sexto Centenar muy ufana se presenta la filada de Magenta con valor a pelear. Chasco se van a llevar y a maldecir su fortuna: que hollar no podrán la cuna de nuestros antepasados, y mirarán humillados sucumbir la media luna. Al cabo de cien años, en 1976, año, precisamente, en que la Magenta ostenta el cargo de alférez de su bando, nuevos versos se han escrito, signados éstos por el cronista de la Asociación de San Jorge, y «fester» de la filá, Adrián Espí Valdés: Rica i brillant vestimenta la que lluix la filà. A les xiques els agrà la filà de la Magenta. A tot Alcoi fa proclama de tan grandiosa antigor. Desfila que es un primor formant un ric panorama. Més de cent anys té en la festa esta filà de trellat. D'ella estic enamorat perque és bonica i és llesta.


Reflexiones

de

un

"magentero"

en

Roma

Cuando un alcoyano se encuentra lejos de su tierra (yo escribo estas líneas desde Roma), el recuerdo y la nostalgia le invaden de mil diversas maneras. No es extraño, pues, que, de vez en cuando, me surja espontáneamente en la conversación el tema de nuestras fiestas. Cuando así ocurre, casi siempre me hacen la misma pregunta: ¿Tú eres moro o cristiano? Yo, moro. ¿Cómo es posible ser, a la vez, cura y moro? Intento explicarlo. En mi pueblo, cada año las fiestas de Moros y Cristianos realizan casi un ilusionado milagro: nos hacen sentir que, más allá de las diferencias, de las discrepancias y hasta de las guerras, todos somos igualmente hijos de Dios y que deberíamos comportarnos siempre como hermanos. No acaban de entenderlo, porque no conocen ni han vivido nuestras fiestas Entre tanto, y mientras sigo insistiendo en el tema, la imagen de la Magenta se me ha hecho ya nostálgicamente presente. Comprendo entonces, por la fuerza de la añoranza y del afecto, que soy un magentero de corazón. Cada año, si me es posible, mi programa festero empieza ilusionadamente con la sabrosa degustación de la «olleta» que nos ofrece la filá; y siempre me siento acogido con espontánea cordialidad, siempre me acompaña la sensación de que me encuentro entre amigos. No es difícil para un alcoyano que esté en Roma pensar en su multisecular y entrañable Patrono San Jorge, porque esta ciudad es, más que ninguna otra, la ciudad de los primeros mártires cristianos. Además, San Jorge tiene dedicada su propia Iglesia, situada en uno de los puntos más hermosos y sugestivos de Roma. Es una iglesia pequeña, pero bellísima: ningún viajero con sensibilidad puede dejar de visitarla. Sin embargo, mucho más que en este monumento artístico, lo que San Jorge significa se hace inconteniblemente vivo en las catacumbas. No es posible visitarlas sin sentirse invadido por una pura y auténtica emoción cristiana. Son cementerios pobres y sencillos, pero que difunden asombrosamente alegría y esperanza. Dibujada o pintada con ingenuidad, todo lo preside la figura del Buen Pastor, que cura, consuela, perdona, salva; que enseña el camino del amor, de la comprensión, de la justicia; que abre los horizontes del alma al gozo de la buena nueva de la resurrección. Los nú-


merosos mártires., cuyos restos aquí esperan el cumplimiento definitivo de la promesa de Cristo, testimonian la fe en su Evangelio, por el que dieron confiadamente su vida. Absorto en estas meditativas reflexiones, mi pensamiento se entretiene en el sentido religioso de nuestras fiestas. Recuerdo que nos disponemos a celebrar el VII Centenario del Patronazgo de San Jorge y que estoy escribiendo porque a la Magenta le corresponde desempeñar, en tan importante conmemoración, el cargo de Alférez. Es un honor y una responsabilidad. Desde hace algunos años, el Alférez y su filá desfilan al final de la Entrada. Puede ser todo un símbolo: cierran las fuerzas, parecen prontos a conjurar la tentación de desaliento. La Entrada empieza con el brillante espectáculo del Capitán y acaba con el gran boato del Alférez. Desde Roma, que es también la Ciudad Eterna, se le puede encontrar un significado a) hecho de que el principio y el final de las Entradas se caractericen por su esplendor. Quizás quiera indicarnos que las fiestas pasan, pero que lo que ellas significan debe permanecer. Con la ayuda de Dios, me propongo revivirlo este año junto a la Magenta, la filá «que més aspenta». RAFAEL SANUS ABAD (Roma, marzo 1976)


Enrique

Luis

Sanus

Abad,

«magentero»

y Presidente Primero «magentero», después Presidente. Esta ha sido la marcha ascendente de la vida festera de Enrique Luis Sanus Abad. Muy joven, estudiante de Bachillerato, Sanus se desplazó un día a la calle Echegaray, 10 y pidió, tímidamente el «creuar» por la filá Magenta. Entusiasta por la fiesta, soportó todo lo que se llevaba en aquellos tiempos en que tanto se respetaba la veteranía. Muchos años tuvieron que transcurrir para formar en la Diana. Después... pasó el tiempo; se sucedieron los acontecimientos; fue directivo; después Primer Tró (del año 1966 a 1971); pasó a Vicepresidente de la Asociación de San Jorge, relevando después a don Jorge Silvestre Andrés en la presidencia, al ser éste elegido Presidente de la Excma. Diputación Provincial. Lo que no podía sospechar nuestro querido amigo Sanus hace dos años era que fuera él, el que tenía que pechar como Presidente, en la organización y planteamiento de la celebración del VII Centenario. De haberlo sabido, a lo peor, para nuestra fiesta, hubiera solicitado el traslado a la Tabacalera de Logroño. Así, bien lejos. Pero nosotros lo conocemos de muchos años y sabemos que Enrique Luis no es de los que se doblegan fácilmente; y si no, ahí está, firme, aguantando todo lo que le echan; es esa su clase y gracias a MI carácter sabemos que saldrá adelante. Nosotros, la Filá Magenta, nos sentimos muy orgullosos de que Enrique Luis Sanus Abad sea «magentero» y Presidente. BLANQUER GARCIA.


El Alférez a cien años vista Por José BLANQUER Resulta curiosa la coincidencia. A la filá Magenta o Beduinos correspondióle el cargo de Alférez el mismo año en que se celebraba el VI Gente nario del patronazgo de San Jorge; exactamente hace cien años. Todos sabemos que esta filá salió a la plataforma festera por primera vez en el año 1865. No habría acurrido así de no haberse intercalado de por medio en la historia alcoyana los sucesos que enlutaron Alcoy, y que todos conocemos por la revolución del «petrolio». Era el año 1874 cuando, normalmente, le tocaba este cargo a la filá, de ello podemos dar fe, puesto que hemos visto en las actas de la Asociación de San Jorge, 'cómo en la Junta General ordinaria del día 25 de Mayo del año 1873, don Salvador Sancho, miembro de la filá Beduinos acepta la Bandera, que era como se denominaba antiguamente el cargo de Alférez, para celebrarlo, como es lógico, al año siguiente, 1874. Pero los antes aludidos sucesos lo impidieron, ya que las fiestas dejaron de celebrarse dos años consecutivos, el 74 y 75, seguramente debido al asesinato del alcalde de Alcoy y a la poca estabilidad política observada en la población por aquellos tiempos. Pasados estos dos años, y posiblemente para festejar el VI Centenario del patronazgo de San Jorge, se acuerda celebrar de nuevo las fiestas abrileñas en su honor y se nos aparece el anteriormente mencionado don Salvador Sancho (no conocemos el segundo apellido), como abanderado de la Filá Magenta, al que se le concede dicho privilegio por la Junta general. Dos años tuvo que esperar el tal Sancho para representar —al parecer— su sueño. Después, a partir de 1876, no ha dejado ni una sola vez de aceptar y representar el cargo que nos ocupa en este pequeño trabajo, nuestra Filá. Los saltos de años que se pueden observar, son debidos al movimiento de fundaciones y desapariciones de Comparsas habidas durante cien años. Así pues, esta es la relación de años y señores que actuaron en el cargo: D. Salvador Sancho 1876 D. Camilo Jordá Blanes 1890 D. José Payá Reig 1897 D. José Gisbert Jo ver 19O5 D. Rafael Calafí Ilario 1917 D. Enrique Cabrera Payá 1929 D. Antonio Armiñana Abad 195O D. Enrique Vicent Peidro y D. Carlos Blanes Lloréns 1963 D. Enrique Pons Selles 1976


Programa de actos particulares

de

la

Filรก

Magenta


Dia 18 de abril, a las 8 horas, en la Filá, almuerzo y vestida de Glorieros y acompañamientos de los mismos a la Plaza de España. A las 13 horas, en la calle de S. Lorenzo, recogida del Gloriero, y a continuación, en la Filá, vermut «escoti» con señoras y niños. A las 18'30 horas, en la Filá, ensayo, merienda de Pascua, y sobre las 21'30 horas, entraeta, incluso los niños. Día 23 de abril, a las 8 horas, en la Filá, almuerzo de sobaquillo, vestida y acompañamiento del Gloriero Centenario a la Plaza de España. A las 13 horas, en la calle de S. Lorenzo, recogida del Gloriero Centenario, y a continuación, en la Filá, vermut «escoti» con señoras y niños. A las 18'45 horas, concentración de todos los Magenteros en la Iglesia de San Jorge, procesión del Traslado de San Jordi al Xicotet. Día 25 de abril, a las 9'30 horas, en la Filá, almuerzo de sobaquillo para los Magenteros mayores; para los infantiles, gran «Chocolata» obsequio del Gloriero Infantil a todos sus compañeros, vestida y acompañamiento del Glorieret a la calle de S. Nicolás (Partidor). A las 13 horas, en la Plaza Pintor Gisbert, recogida del Gloriero Infantil, y a continuación, en la Filá, vermut «escoti» con señoras y niños. Día 4 de mayo, a las 20 horas, vermut «escoti» y cena de sobaqui» llo y a las 22 horas, Entraeta con timbales. Día 12 de mayo, a las 20 horas, vermut «escoti» y cena de sobaquillo y a las 22 horas, Entraeta con timbales. Día 19 de mayo, a las 20 horas, vermut «escoti» y cena de sobaquillo y a las 22 horas, Entraeta con timbales. Día 26 de mayo, a las 20 horas, vermut «escoti», y a las 21'15 horas, Olla y a continuación entraeta. Día 27 de mayo, a las 7'15 horas, concentración en el Bar Ideal de los dianeros del primer turno. Uniforme completo. A las 8'45 horas, concentración en Muebles Sanchis de los dianeros del segundo turno. Uniforme completo. A las 10'30 horas, en la Filá, almuerzo «escoti», vestida y acompañamiento del Gloriero Centenario. A las 13'30 horas, en la calle de San Lorenzo, recogida del Gloriero Centenario, y a continuación, en la Filá, vermut «escoti» con señoras y niños.


A las 22'30 horas, en el restaurante Manjón, vermut y cena con señoras, previa inscripción; estará amenizada por la Banda Unión Musical de la Puebla del Duc. Dia 28 de mayo, a las 7'45 horas, concentración de todos los Magenteros Mayores y Juveniles robustos en el Bar Ideal para celebrar la segunda Diana (uniforme completo). A las 13'30 horas, en la Filá, vermut y diná de escuadra y acompañantes previa inscripción. A las 18 horas, bien formalitos y escuchando a los que lleven la voz cantante, Entrada de Moros (uniforme completo); cada cual, incluso los niños, saldrán de la Filá con su indumentaria o arma. Terminada ésta, habrá un pequeño refrigerio en la Marquesina de Cervantes, a cargo de la prestigiosa y conocida Firma Festera «Filá MAGENTA», any de alferis. NOTA.—Se ruega a todas las señoras de simpatizantes o Magenteros, debido al año de Cargo, acudan ellas sólitas y bien arregladitas y sin mal genio, sobre las 21'30 horas, a la Marquesina de Cervantes, para trasladarnos al Hotel Reconquista para celebrar la cena homenaje a la esposa del fester, previa retirada de ticket. Al final de la misma habrá barra libre y un gran fin de fiesta a cargo de nuestra Banda Musical; al finalizar, acompañamiento al Alférez. Día 29 de mayo, a las 8'15 horas, concentración en la calle de San Nicolauet de todos los Magenteros Infantiles, Diana Infantil, los Magenteros Mayores y Juveniles. A las 9'30 horas, acudirán al restaurante Manjón para almorzar la tan deliciosa y codiciada coca en fariña y tomaca de Paco Retes; una vez finalizada la Diana Infantil, almorzarán éstos y la Banda Musical. A las 10'30 horas, recogida del Alférez, y a continuación, Procesión de la Reliquia y Misa Mayor (uniforme completo). Al finalizar ésta, nos traladaremos a la Filá, donde habrá café y tares a discreción a cargo de la reconocida firma festera «Filá Magenta», any de alferis. Al finalizar el vermut, acompañamiento de Alférez. A las 17 horas, recogida del Alférez, y nos trasladaremos a la calle de San Mateo, donde recogeremos al nuevo Magentero para ser bautizado en la Parroquia de San Antonio y San Vicente; una vez finalizado el referido acto, y sobre las 18'30 horas, Procesión General (uniforme completo); una vez terminada ésta, nos trasladaremos a la Filá a pegar un moset «escoti». A las 23,15 horas, desde la Font Redona, «Retreta», acto obligado. Aquí sí que pueden ir sin uniforme completo; puede acu-


dir hasta con turbante de paja el que lo tenga, pero sin hacer el GAMBERRO; terminado el referido acto, acompañamiento de Alférez. Día 30 de mayo, a las 10,15 horas, recogida de) Alférez y concentración de todos los Magenteros que disparan (pues cada año hay menos) en Av. Generalísimo, 47. Al finalizar el disparo matinal, todos los Magenteros acudirán al Castillo para, una vez finalizado el disparo, recoger al Alférez y trasladarnos al Restaurante Manjón, donde nos estará esperando la típica diná dels Trons. A las 16'45 horas, nos trasladaremos al Castillo Alférez y Magenteros para realizar y actuar en la Embajada y disparo. Una vez finalizado el disparo, todos los Magenteros acudirán al Castillo para recoger al Alférez, y a continuación y desde la Parroquia de Santa María, a la Iglesia de San Jorge, donde se celebrará el acto de Acción de Gracias. Una vez finalizado éste, seguidamente, acompañamiento de Alférez. NOTA.—La Banda deberá acudir al Castillo (Confitería El Campanar) a las 21'45, para interpretar durante el acto de la Aparición el Himno de Fiestas.

IMPORTANTE —A partir del día 24 de Mayo, la Filá estará en la calle San Nicolás, 14 —Los dianeros se concentrarán en este local, en vez de en el Bar Ideal.


Del cargo de «Bandera al cargo de «Alférez» En alguna parte hemos leído que la nomenclatura empleada en nuestra fiesta de Moros y Cristianos en honor y gloria de nuestro señor San Jorge, se inspira bien directamente en un vocabulario de tipo militar. Si rastreamos desde el siglo XVII, a través de las páginas del popular libro «Célebre Centuria», dado a la luz en 1672, hallamos la palabra «compañía», referida, casi con toda seguridad, a lo que hoy podría entenderse por «filá». Vicente Carbonell, autor de tan importante obra, habla, precisamente, de «una compañía de Christianos Moros y de Catholicos Christianos». En el manuscrito del padre Picher —desaparecido en 1936, si bien existen referencias escritas de él— se nombran «compañías de arcabuceros». Los cargos o personajes de «capitán» y «alférez» existían de muchos años atrás. Otro manuscrito citado por varios historiadores de la fiesta alcoyana, procedente del archivo valenciano de Vicente Giner, en el que se relatan pormenores de la fiesta georgina del siglo XVIII, vuelven a ser nombradas las «compañías» de arcabuceros, otras compañías de «cavallos» vestidos con la «misma uniformidad», todos ellos desfilando «con sus Capitanes y demás Officiales, Capellán, que representa al Venerable Mn. Torregrosa, con su Bisarma, Papas y Ebaxadores». Marchan el día 22 con gran «estruendo militar». Después, y como bien sabemos, la denominación de algunos actos, y los cargos de los personajes más representativos, nos recuerdan todo un conglomerado que debió de inspirarse en las milicias: Diana, Escuadra, Retreta, Capitán, Rodella, Alférez, Bandera, Alardo, Batalla, Arcabuz, Sargento Mayor, Embajador, Abanderado... Y... no nos debe extrañar. La fiesta, en definitiva, es una demostración de guerra y de lucha. Es el recuerdo, elevado a la máxima potencia por la fe y la religiosidad, y adornado con las mejores galas por la fantasía y gusto estético y la espontaneidad popular, el recuerdo, decimos, de la lucha habida en Alcoy en la primavera de 1276 —ahora se cumplen setecientos años— entre los habitantes de la villa, los antiguos «alcodianos», y el pequeño y bravo ejército moro acaudillado por Al-Azraq. De ahí que nuestra fiesta tenga entre sus muchos rasgos característicos y definitorios su «varonilidad». En una guerra, en una cruzada, el verdadero protagonista es el hombre. Ese hombre que en la fiesta, en nuestras «entradas» particularmente, forma en las escuadras, cabalga briosos alazanes, empuña lanzas y maneja espingardas. Ese hombre que dispara sus arcabuces y trabucos, que lucha con armas blancas —cimitarras y tizonas— al pie del castillo o en las barbacanas de la fortaleza. Entre los cargos o personajes que hemos citado, y que ya el recordado Luis Matarredona recogió en su «Vocabulario festero», dado a la publicidad en 1958, uno particularmente, el de «Bandera» —que después se convierte en «Alférez»—, queremos brevemente estudiar aquí. La palabra Alférez surge en la fiesta muy antiguamente como cargo importante dentro de ella, tanto que, según apreciación de Llovet y Vallosera, en unos apuntes publicados


en 1853, se dice que en el acto del «alardo», al llegar a la plaza los capitanes se retiraban de la misma todas las comparsas o filadas, quedando allí solamente los alféreces embajadores, mosén Torregrosa y las «jinetas», verificándose entonces la lucha al arma blanca y la toma riel castillo. Pero, durante muchos años, la filà que desfilaba en el centro, y que ostentaba cargo de importancia, éste no era otro que el de «Bandera». Junto a él iba el embajador. «Bandera» o «Alférez» —es decir, dignidad de segunde grado, al menos en lenguaje figurado, o para entendernos— venían a ser una misma cosa. «El segundo de a bordo», podría decirse el segundo en importancia en los actos espectaculares y de fanfarria y en las actuaciones bélicas conducentes a la conquista de la villa, tanto en uno como en otro bando. El «Alférez» se llamaba «Bandera» cuando, a caballo o a pie, era el portador de la bandera de cada ejército. El enarbolaba el oendón de la cruz o de la media luna, tenía puesto reservado en los desfiles, en las procesiones y hasta en el interior del templo, en las funciones solemnes de la fiesta. La denominación «Alférez» sustituyó después, a finales del XIX, a la de «Bandera», surgiendo entonces la denominación de «abanderado», que, desde luego, tiene un contenido distinto, puesto que ya no se trata de ningún alto cargo, sino de la presencia de un «individuo» de la propia filà, o bien esa gente que en el argot popular y festero llamamos «maldito», mera comparsa —y aquí la palabra «comparsa» cobra su auténtica significación— que carga con la enseña marchando detrás del «Alférez». Muchas más precisiones se podrían hacer: datos, fechas, nombres, referencias concretas sacadas de reglamentos, de la prensa local, etc. No caemos en la tentación, de momento. Sí queremos señalar aquí, porque la coincidencia vale la pena resaltarla, que en 1876, ahora hace cien años, a la filá Beduinos o Magenta —pues de las dos maneras se designaba y era conocida ésta— le cupo en suerte ostentar el cargo de «Bandera» o «Alférez», exactamente igual que en esta primavera de 1976. Y sabemos el nombre del «fester» que vistió tales atavíos y tuvo el honor de vivir el cargo: Salvador Sancho se llamaba. Las actas lo nombran, los periódicos no silencian su actuación, la historia lo recuerda. Esa historia íntima, sencilla, emocionante siempre, de nuestra fiesta en honor a San Jorge, esa fiesta de Moros y Cristianos que tan metida en el alma llevamos todos. ADRIÁN ESPÍ VALDES Cronista de la Asociación de San Jorge


Veterano

de

Francisco Olcina Reig es un veterano de la Fiesta. Así rezaba el título de una sección que el Periódico «Ciudad» publicaba hace por ahora un año, a la cual se asomaron muchos festeros más que sexagenarios. En el reportaje que se le dedicaba al «seño» Paco en dicho periódico, se ponía de manifiesto su «carrera» festera. Huelga, pues, hablar aquí del señor Olcina Reig como tal festero. Nuestra ¡dea estriba simplemente en hacerle ver a él, a su esposa e hijos —familia unida y muy ejemplar— que la otra familia: la Filá Magenta, en cuanto se presentan acontecimientos de importancia, no podemos olvidarle; por eso esperamos que él también nos recuerde y si al final de estas fiestas tiene algo que reprocharnos, que lo haga; la Filá toda aceptará sus repulsas; pero si nos merecemos algún aplauso, que nos aplauda. Un elogio suyo es muy valioso para nosotros. Gracias y felices fiestas, «seño» Paco.

la

fiesta


Página retrospectiva

Mesa de «escoti» un domingo en la Filá.

Reparto de desayuno a los niños del Tosal.


Cargo Fester 1976 Alférez: ENRIQUE PONS SELLES

JUNTA DIRECTIVA Primar Tró: RAFAEL RUIZ SEMPERE Darre Tró: JUAN A. LLACER SURIANO

Cop: RAFAEL RIPOLL MIRALLES

Secretario: FRANCISCO SEGURA SERRA

Vocales: JUAN MARTÍNEZ GOZALBEZ ROMUALDO SANCHIS BOTELLA CAMILO BLANQUER BERNABEU


RELACIÓN DE FESTERS FRANCISCO MIRO SANFRANCISCO FRANCISCO OLCINA REIG ÁNGEL PÉREZ MORA ENRIQUE L. SANUS ABAD LUIS OLCINA J ATI VA RAFAEL MORA COLOMA JORGE PEIDRO PASTOR JOSÉ BLANQUER GARCÍA FRANCISCO LINARES SIRVENT ENRIQUE ALBORS ABAD ENRIQUE SANJUAN MOLTÓ JOSÉ L. ARACIL MAS ERNESTO PÉREZ BLAY CARLOS SOLER PEIDRO ANTONIO GOZALBEZ MOLTÓ FAUSTO SOLER PEIDRO JUAN MIRO FERRANDO RAFAEL ARACIL RUESCAS JORGE BLANQUER BALAGUER RAFAEL MORA TORREGROSA FRANCISCO MIGUEL VALLS FRANCISCO ORIOLA FERRANDO JOSÉ L. ORIOLA FERRANDO ROMÁN GOZALBEZ MOLTÓ ADRIÁN ESPÍ VALDES FRANCISCO SANCRISTOBAL MATARREDONA JOSÉ M.a VICENT GISBERT JUAN BROTONS CAMPILLO LUIS ARQUES ALCARAZ ANTONIO SOLER PASCUAL JOSÉ L. LINARES SANTACREU JAVIER PÉREZ BLANQUER CARLOS MORA JOVER MIGUEL VALOR ABAD JUAN M. DOMÉNECH JORDA ANTULIO CLIMENT ALBERO JOSÉ CUENCA SÁNCHEZ FRANCISCO L. LINARES CANTO RAMÓN BOLUDA VANO


RODOLFO PEIDRO FERRER JOSÉ F. VALOR ABAD PEDRO ARJONA LUQUE MANUEL MIRALLES JORDA VICENTE TEROL LLOPIS ANTONIO LLACER ALBORS CAMILO CANO GOMIS VICENTE MARTÍNEZ VERDÚ JORGE CARBONELL MONTAVA RAFAEL REIG ARACIL ALBERTO MORA TORREGROSA FRANCISCO MIRO BLANES ANTONIO CANTO ARACIL RAMÓN REQUENA SÁNCHEZ ROMÁN ROMA PINA ENRIQUE VICENT SOLER ARMANDO VILAPLANA VIDAL MIGUEL TALENS CANDELA TOMAS ALOS PICURELLI JOSÉ J. TORMO SATORRE FRANCISCO VIVES BOTELLA ANTONIO MARTIAÑES CORTES RAFAEL ARACIL LÓPEZ JORGE GUARINOS SEQUETE URBANO COLOMINA C ARLOS ALOS PAYA FRANCISCO GISBERT MIRO SOCIOS SIMPATIZANTES Roberto Sirera Octavio Valls Enrique Vicent José Colomina Antonio Richart Roberto Picó Payá Elias Martínez Mario Ivorra Bartolomé Botí Luis Sanus Abad Francisco Pascual Valero

Francisco Jorge Ivars Ramón Boluda Bou Jorge Moreno Reig Francisco Moltó Coloma Rafael Cuenca Castro Enrique Domínguez Seguí José Brotóns Miguel Peidro Vila Rafael Sanus Abad Rafael Sanus Botí Santiago Olcina Francisco Linares Martínez


Miguel Ortega Soriano Miguel Ortega Santa Juan Llopis Gómez Jorge Tudela Beneito Ricardo Pérez Garijo Rafael Coloma Sempere Francisco Lloréns Ferrer Miguel Aznar Anduig Rigoberto Roig Rafael García Cardona Jorge Gadea Cano Enrique Tormos Aracil Fernando García Cantó José L. García Cantó José Martínez Palau Juan Carlos Ruiz Ricardo Jordá Aracil Eduardo B. Pérez Castelló Víctor Tudela Benito Francisco Jordá Pérez Juan José Cortés Orts Francisco Monllor Pascual Juan Girones Miralles Agustín Fernández Garrido Juan Valor Company INFANTILES Ángel A. Pérez Monzó Rafael Sanus Selles José A. Ruiz Casa Ricardo N. Pérez Monzó Luis Aracil Ferri Francisco J. Miguel Pérez Jorge R. Miguel Pérez David Miguel Pérez Carlos Soler Lloréns Romualdo Sanchis Picó Camilo J. Blanquer Sempere José L. Arques Vercet Jorge Arques Vercet José María Vicent Gadea

Jorge Vicent Gadea Fausto Soler Ponsoda Juan A. Sanjuán García José 1. Linares Botí Manuel J. Miralles Albero Rfcfael Ripoll Tormo José A. Ripoll Tormo Jorge G. Martínez Miralles Luis C. Berbegal Doménech Moisés Valor Tudela Jorge Pérez Climent Jorge Llácer Lloréns Javier Miró Soler Francisco G. Sanus Selles Pablo Sanus Selles Fernando E. Ripoll Tormo Jorge Linares Botí Francisco Pascual Torregrosa Roberto Sanchís Picó Ignacio Sanjuán García Juan Abad Sanjuán Mario Ivorra Torregrosa José I. Soler Lloréns David Llácer Lloréns Gonzalo Vilanova Camilo Enrique Aracil Enrique Pérez Rico Francisco Aracil Ferrí Eduardo Aracil Ferri Marcos Colomina Javier Jordá Valls Juan Jorge Rey Latorre Alejandro Mora Monllor Miguel Talens Payá David Talens Payá Francisco Oriola Segura Jorge Albors Aliaga Amado Vilaplana Girones


MAGENTA - ALFEREZ 1976  

MAGENTA - ALFEREZ 1976

Advertisement