Page 37

L a festa en el tercer milenio AGO mía la frase con la que, nuestro Ministro de Defensa y paisano adoptivo, Federico Trillo, prologa la Revista "Moros y Cristianos 2.000" al afirmar que poder asistir, año tras año a nuestra Fiesta es ya motivo para sentirse afortunado, puesto que facilita la unión entre las gentes y el espíritu de colaboración. Unión y colaboración es la quinta esencia de nuestra Fiesta. Nostra Festa, que tanto pesa entre las m·s notables Fiestas de nuestra Patria (y no me refiero ahora al uso y abuso de los metales en nuestros atuendos de Diseño: escuadras especiales, cargos, caballeros...) y que tanta satisfacción es capaz de crear en los que en ella participamos y en nuestros círculos familiares y amistosos, crea a veces situaciones de fricción interpersonal que entre todos debemos evitar. Quiero romper una lanza en defensa de los miembros de la Junta de Filá, que en algunos momentos se han podido ver abrumados por la resolución de los problemas, múltiples problemas, que, estoy seguro, han surgido y se han resuelto en general de forma inmejorable en los años de Cargo. Pero quiero también recordar que las personas que democráticamente se eligen para miembros de la Junta, son representantes de todos y cada uno de los individuos de la Filá y deben estar adornados de ciertas virtudes, que, indudablemente, facilitarán el "gobierno" de la familia guzmana. Me remito al significado de la palabra VIRTUD según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua: Es la integridad de ánimo, la bondad de vida, el recto modo de proceder, el

hábito de obrar bien por bondad y conformidad con la razón natural. Las virtudes, para mí, básicas en nuestra convivencia, serían las cuatro virtudes Cardinales: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza. La PRUDENCIA consiste en discernir lo que es bueno o malo, es el buen juicio. La JUSTICIA, derecho, equidad, es la virtud que inclina a dar a cada uno lo que le pertenece. La FORTALEZA es la fuerza, el vigor para vencer el temor y huir de la temeridad. Y la TEMPLANZA es la moderación, la sobriedad, el temple, la armonía. Ya que la BONDAD es la apacibilidad de genio y la natural inclinación a hacer el bien, resume las cuatro virtudes cardinales y serla la cualidad que adorne a nuestra Junta de Filá, recientemente renovada. Han de ver cumplido su cometido cuando vean a todos los miembros de la Filá disfrutando de la Fiesta; su espíritu no ha de ser sino el de Servicio. ¿Choca ésta apacible idea con el carácter guerrero y medieval de nuestro traje?. Personalmente creo que no. San Jorge, nuestro ídolo y caudillo, en tantas culturas y países está representado dominando al dragón, símbolo en el medioevo del mal, del demonio. Porque visto el devenir de los años, a los Moros lo que hicimos fue integrarlos. ¿Fuimos monjes-guerreros?. ¿Tenemos algo en común con los Dominicos?. Discrepo de la habitualmente bien informada opinión de Ángel Verdú y creo que, en el ánimo del Maestro Laporta debió pesar el sayón utilizado por los Dominicos para diseñar nuestra túnica.

37

GUSMANS - CAPITAN 2000  

GUSMANS - CAPITAN 2000

GUSMANS - CAPITAN 2000  

GUSMANS - CAPITAN 2000

Advertisement