Issuu on Google+


Presentación Parece que fue ayer, y he aquí que ha transcurrido un año desde que a la Filá Cides le correspondió la satisfacción de desempeñar el cargo de Alférez, cosa que hicimos con orgullo y gran brillantez. En este abril de 1984, estamos dispuestos a que nuestro cargo de Capitán sea recordado por todos, para lo cual no hemos regateado esfuerzos ni sacrificios, con la esperanza de que nuestra Capitanía, al mando de las huestes cristianas, sea lo digna y esplendorosa que nuestra muy noble y leal ciudad de Alcoy se merece. Rogamos a nuestro querido Patrón San Jorge, para que nos ayude a realizar nuestras iniciativas y trabajos con el fin de ensalzar las fiestas de Moros y Cristianos en su honor. Con nuestro agradecimiento más respetuoso a todos los colaboradores de este programa y en la fiesta en la calle, festers, simpatizantes, artistas, autoridades y Asociación de San Jorge, a todos ellos y en nombre de la Filá Cides, desde aquí les deseamos unas felices fiestas y nuestras más expresivas gracias. Con un Visca Sant Jordí, recibid un saludo. El Primer Tró


JUNTA DIRECTIVA Primer Tro de Honor: AGUSTÍN HERRERA PEREDA Primer Tro: JUAN QUIÑONERO PÉREZ Darrer Tro: OCTAVIO VALLS JORDA Tesorero: JUAN GUARINOS BLANES Contador: FRANCISCO PINERO ALVAREZ Secretario: JORGE MIRO BELDA Coordinador: RIGOBERTO GUARINOS BLANES Montepío: RAFAEL ARACIL LLACER Ropería: AMANDO GARCÍA BLANQUER Lotería: JOSÉ LUIS LOZANO TOLSA Asesores Artísticos: RAFAEL GUARINOS BLANES FRANCISCO AZNAR SÁNCHEZ

RELACIÓN DE FESTEROS AGUSTÍN HERRERA PEREDA CARLOS OLAYA BELTRAN RAFAEL VALLS GARCÍA FRANCISCO VILAPLANA JORDA LUIS VILAPLANA JORDA JORGE ALBERO MARTÍNEZ JOSÉ BELDA SANJUAN RAFAEL GUARINOS BLANES RIGOBERTO GUARINOS BLANES JUAN ANTONIO PÉREZ MIRO MARIO VALLS MONLLOR AMANDO GARCÍA BLANQUER JORGE SANTONJA SANUS JAVIER VILAPLANA BLEDA AGUSTÍN HERRERA LLORENS LUIS MOLTO MOLINA OCTAVIO VALLS JORDA ROBERTO PAYA BOU JOSÉ BAIDAL OLCINA JOSÉ PÉREZ VALOR JOSÉ GARCÍA COLOMA JOSÉ VALLS GARCÍA JOSÉ RICHARD CLIMENT MIGUEL JOVER PÉREZ JOSÉ LUIS GRACIA VILAPLANA FRANCISCO AZNAR SÁNCHEZ JORGE SANTONJA PALACIOS

JORGE LINARES PERRERO JUAN LUIS SANEGRE PERALTA JORGE PALASI CALATAYUD RAFAEL RIBELLES BONIFACIO JAVIER SERRA MOLTO MIGUEL MATARREDONA GARCÍA EDUARDO COLOMA PEIDRO JUAN GUARINOS BLANES FRANCISCO RIPOLL JUAN MIGUEL ORTS FRANCÉS RAFAEL ARACIL LLACER LUIS DAVO PÉREZ JUAN JOSÉ RUIZ NADAL SALVADOR PASTOR ROCA ALBERTO PEIDRO MONSERRAT JOSÉ JORGE GARCÍA MONTAVA FRANCISCO PONS GOSÁLBEZ FRANCISCO PINERO ALVAREZ VICENTE BELDA SANTONJA MIGUEL DOMENECH SOLER LAUREANO VALERO ESCARVAJAL RAFAEL PÉREZ OLAYA JOSÉ LUIS DE GRACIA SANEGRE LUIS GOSÁLBEZ SOLER JOSÉ LUIS LOZANO TOLSA FRANCISCO JOSÉ PONS PAYA JUAN ALBERTO PEIDRO SATORRE


VICENTE MIÑANA SEGURA JORGE PALASI MARTÍNEZ FRANCISCO J. RICHART ESCODA JOSÉ VICENTE PONSODA GIRONES FERNANDO CLEMENT SARRIA ESTEBAN HERRERA LLORENS ARMANDO GOSÁLBEZ PAYA LUIS SIRVENT JIMÉNEZ VICENTE MIRO SILVESTRE ELADIO SILVESTRE ORTS JOSÉ PICO SEGURA JORGE JORDA SANCHO ULISES DUEÑAS SEGUÍ MIGUEL J. ALBERO MINGUEZ JORGE PÉREZ OLAYA FRANCISCO J. OLIVARES DOMENECH JORGE A. GUARINOS ABAD JUAN QUIÑONERO PÉREZ MARCIAL SÁNCHEZ BARBERA ANTONIO BERROCAL VAELLA ENRIQUE P. MORANT SOLER RAFAEL VALLS GINER JOSÉ FRANCISCO PALASI MARTÍNEZ MONICO CONDES ORTIZ EDUARDO ALBORCH SENABRE SALVADOR AURA SEGUÍ JAIME AURA SEGUÍ JOSÉ PÉREZ COLOMER JOSÉ VILA RIPOLL IGNACIO MOYA DOMENECH JULIO ALBERTO DOMENECH MIGUEL ENRIQUE A. GÓMEZ PÉREZ JOSÉ VICENTE CANDELA JOSÉ LUIS CANALES SEGURA ENRIQUE MIRO PÉREZ MELCHOR MARIO VALLS MIRALLES JORGE PASCUAL MIRO

JOSÉ MANUEL PÉREZ ORQUIN ENRIQUE TORMOS ARACIL ALFREDO SOLER FRANCÉS JOAQUÍN CLIMENT OLTRA JUAN RAMÓN SERRANO JAIME DOMENECH BOTELLA JOAQUÍN CARBONELL NADAL RAFAEL VICENTE CANDELA FEDERICO DE GRADO PALOMARES VICENTE SEGURA TORMO JOSÉ COPEL MARGARIT JOSÉ JULIA TORMO FRANCISCO GISBERT CORTES ESTEBAN GARCÍA HERRERA JULIO GRACIA VILAPLANA ENRIQUE BLANES ARQUES MIGUEL PAYA ANTONIO PINERO ALVAREZ FERNANDO PÉREZ MIRO JORGE MIRO BELDA JUAN SERRA DE LA PEÑA ÁNGEL VALIENTE MONERRIS MARCOS RICHART ESCODA CARLOS PALASI MARTÍNEZ FRANCISCO PÉREZ SEGUÍ TOMAS PICO FRANCÉS FAUSTO BATALLER RICHART EDUARDO COLOMA LLORENS JUAN CAMPOS SAMPER MIGUEL PÉREZ PICHER MIGUEL GARCÍA CORTELL JUAN LUIS CORBI REIG JORGE MOLTO CANTO GUSTAVO GÓMEZ ÁNGEL SAIZ NUÑEZ SALVADOR BELDA GRAU

RELACIÓN DE SIMPATIZANTES MODESTO LINARES IVARS ANTONIO MIRALLES VANO RAFAEL LLOPIS MIRO ANTONIO BELTRAN MATAIX FRANCISCO CANTO MOLTO GONZALO MATARREDONA JAIME DOMENECH PASCUAL LUIS SOROLLA GARCÍA VICENTE VILAPLANA JORDA MIGUEL SEGURA

ENRIQUE PAYA MOYA SALVADOR ESCODA CASTELLO FRANCISCO VILAPLANA ESTEVE FRANCISCO MIRA MIRO ANTONIO MIRA VICEDO FRANCISCO JOVER PÉREZ JOSÉ LUIS CORTES ESTEVE JOSÉ LLORET LLORET FRANCISCO ALCARAZ ABAD


CONCURSOS

Con motivo de ostentar este año el cargo de Capitán, la Filà, con el patrocinio de nuestro Capitán Eladio Silvestre, convocó en noviembre pasado los concursos de Pintura y Redacción, dirigidos a todos los escolares alcoyanos de 2ª

etapa de EGB. Se recibieron casi 200 trabajos, resultando premiado Carlos H. Molina Casado, del Colegio San Antonio de Padua, en Pintura y Víctor Gisbert Cortés, del Colegio Uxola-Huerta Mayor, en Redacción.

La figura del Capitán en la Fiesta A las 10'45 de la mañana del día 28 de Abril, en el alcoyano «Partidor», se oye como todos los años, la familiar y diáfana voz que dice: -¡Filà Cits!, ¡Filà Cits! —¡Avant, Filà!, ¡Capità, Avant! Así empiezan los días en que los hombres se olvidan de los rodillos de las mujeres y se ponen alegres al probar el «PLIS-PLAY». El capitán, alcaide de las fuerzas cristianas en el simulacro del desfile, precediendo la batalla, sale del partidor entre aplausos, risas, música, confetti y serpentinas. Baja el principal y más querido personaje de las fiestas, la multitud aclama gritando entre la percusión de los tambores de heraldos y abanderados: ¡Es el capità! El caudillo de las tropas de la cruz, abrirá junto a su «filá», la extraña cabalgata de colorido y música rara, denominada así por los visitantes. Alrededor de las 12 del mediodía, el jefe de las fuerzas defensoras, recibe de mano de un benjamín «alcodianet», las llaves de la cercada plaza. El capitán es la figura central de la fiesta cristiana, al igual que el califa árabe es de sus huestes arábigas. La figura del capitán se ve realzada por las escuadra de esclavos, y los brillantes e inteligentes corceles que con sus graciosos movimientos, arrancan los aplausos del público adulto, mientras que los niños quedan con la boca entre-

abierta. El público se come, (en sentido metafórico) al capitán, que responde a las distintas manifestaciones de cariño. Cuando pasa el boato, los espectadores, han puesto en marcha el ojo crítico, comentando los vestuarios, armamento y colorido, esperando la llegada de la espectacular escuadra de esclavos. El jefe de las aguerridas fuerzas cristianas se viste a conciencia, porque sabe que el público quiere ver a su estrella bien vestida. El cargo va por un procedimiento llamado «roda». Así por ejemplo, el año próximo le tocará cargo a los Labradores (capitán), y a los Guzmanes (alférez), y dentro de dos años guzmanes (capitán) y vascos (alférez), y de esta manera sucesivamente hasta completar las catorce «filaes» cristianas. El mismo procedimiento se lleva en el bando sarraceno o moro. En el cargo de la capitanía, destacan los principales personajes: — Los hijos o hijas del mismo. — Caballeros o acompañantes. — Boato. — Escuadra de Esclavos. — Más boato. — Escuadra de blancos con cabo batidor. El capitán es un cargo esperado con paciencia, junto al alférez y la escuadra del mig. Este año el capitán le toca a los Cides,

, la escuadra del mig a las Tomasinas, y el alférez a los Labradores. El alférez del año 1934, D. Joaquín Pérez Oltra es el protagonista de la canción: «D. Joaquin quin aigua cau, Ay, don Joaquin, D. Joaquin arromangat un camal», que aún se escucha entre los balcones y las ventanas de las solariegas casas alcoyanas. El capitán en 1935, D. Antonio Masiá Ripoll. En las iluminadas salas del «Caserón de los Jordá», «Casal de Sant Jordí», se pueden observar los trajes de algunos capitanes Cides, como: 1907: Antonio Vilaplana Beneito. 1956: Eugenio Raduán Boronat. Y en estas cercanas fiestas de San Jorge, el capitán del bando de la cruz, lo encarnará: D. Eladio Silvestre Orts. En el cargo de capitanes de la «filá» mencionada, hay innumerables personas, difíciles de citar por la extensión que abarcarían. En 1976 (VIl Centenario del patronazgo de San Jorge), algunos escritores alcoyanos hicieron versos para «les filaes», escritos en «els olians». Mencionamos el de los Cides: De la estepa castellana vingueren un dia a Alcoi contemplant des de Batoi la bella foia alcoiana Son gent d'harmonia ufana i bona organizatzió i com tenen per blasó el paves d'el heroisme fan la festa amb optimisme i gojemt-la a mos redó. La filá va viento en popa gracias a su «primer tro», llamado así el jefe de una comparsa. Juan Quiñonero Pérez y su grupo la centenaria «filà» dels Cits. El ya mencionado capitán de la filá, abrirá el disparo o alardo el «dia dels Trons», junto a su compañero de armas, el alférez de los Labradores o Maseros, separados por gases y humaredas, en el conocido «cantó Piñó». Esto sucederá cuando" el embajador cristiano exclame: — ¡Alcoians, per Sant Jordi i Aragó, defensem la fe de Jesucrist! Entonces empezará la cruenta y sangrienta batalla a trabucazo limpio. Ala 1'15 de la tarde del próximo 28 de Abril de 1984, en el partidor de aguas, y casi sin festeros, se oirá por última vez, la peculiar voz, que a las 10'45, se escuchaba por primera vez a través de los micrófonos: — ¡Avant Maseros! — ¡Filá Alférez, pa ca vall, aneu baixan! Con el desfile del alférez, hemos quemado nuestro último cartucho. Sólo queda esperar, que los Cides como ha sido tradicional, durante su trayectoria histórica nos dejen con un buen sabor de boca a los alcoyanos y visitantes. Más si en algún caso, y como es seguro, este trabajo no resultara premiado, ruego sirva de combustible para la «OLLETA DEL DIA ELS MUSICS». ¡VIXCA ALCOY! ¡VIXCA SANT JORDI! ¡VIXCA ELS CITS».


A MI CAPITÁN A lo largo de mi vida, he vivido infinidad de buenos y menos buenos momentos festeros, pero si tuviera que realizar un balance, lo haría de una manera global sin recuentos ni detalles puntuales, porque el verdadero resultado es el de la propia satisfacción de haber amado la Fiesta, quizá más que nadie, aún siendo un término egoista. Esto es un hecho que yo bien conozco y que me agrada saber que así lo reconocen, quienes bien me quieren. Sin embargo este año, por infinidad de motivos y siendo como soy un hombre de hechos y no de retóricas, deseo rebuscar mi mente, en preguntas sobre los motivos de mi afecto desmesurado o exagerado a las Fiestas y su entorno. Quizá el primer y circunstancial motivo, sea naturalmente, el haber echado raíces en esta entrañable Ciudad, siendo como soy, de tierras lejanas y preciosas como las de Santander, pero razón del mismo peso, es la de haber compartido, tantos años de felicidad, junto a una mujer con la que he convivido, precisamente esta dedicación a la Fiesta y con gran orgullo tengo que rendir homenaje, precisamente a ella que ha permitido y estimulado que mi afecto a la Fiesta fuera siempre en aumento. Siendo todo ello una realidad, aún me esfuerzo en desgranar mi forma de ser, para con la Fiesta, y encuentro con agradable sorpresa que por una inercia del subconsciente que siempre es noble, trato de dar las gracias a mi manera, a este pueblo que me ha dado todas las satisfacciones que mi almacén de sensibilidades admite. Es pues necesario, dedicar en este año de Capitán, un cariño especial a los quehaceres de la Filá Cides, que como dicen algunos, es mi segundo hogar y con el recuerdo de la Capitana de mi primer hogar, entregar todas las experiencias adquiridas, para que un buen amigo, como es Eladio, represente a la Filá Cides, con la suma de ilusiones de todos los festeros de nuestro querido pueblo, porque el Capitán debe ser así de sencillo y por consecuencia, así de grande. A mi Capitán, le deseo una continua sensación de satisfacciones durante su mandato y que éstas, sepa transmitirlas a todos nosotros. Esto será en definitiva un buen año festero. Agustín Herrera


INDUMENTARIA CIDIANA A Eladio Silvestre, nuevo Ruy Díaz de Vivar

Camparsa del Cid

¿Qué uniforme sería el de la filá «del Sit» con plena vigencia ya en 1839? ¿Se inspiró el anónimo artista que diseñó su indumento en la fama, la historia y la leyenda del buen vasallo del Rey Alfonso VI, o fue desde sus inicios la estampa de los cides esa típica silueta del alguacilillo o mosquetero a lo Alejandro Dumas? A tenor de como van surgiendo las compañías o comparsas — hoy, y desde 1804 se denominan filaes— hay que pensar que el traje o hábito de los «sits» antiguos no sería muy distinto al que aparece en los grabados de boj del «Llibret» de 1876, año conmemorativo del VI Centenario. Las compañías de arcabuceros, consecuencia a su vez de las milicias urbanas, se ataviaban en el bando cristiano como mosqueteros del XVIII —los «mosquetes», arma ofensiva y defensiva les debieron dar el nombre— con prendas ajustadas para su mejor desenvolvimiento en las tareas artilleras: calzón ceñido, jubón, sombrero de ala de fieltro, adornado con penacho de plumas, acaso coloradas... Así, más o menos, aparece el grabado antes aludido, y en este mismo libro —un verdadero incunable de nuestra fiesta — pueden apreciarse otras entidades de parecido sesgo. En 1853 Llobet y Vallosera publica sus apreciaciones sobre los festejos alcoyanos y la «curiosa y ridicula ensalada» de que habla al observar lo pintoresco que en apariencia resulta el bando cristiano, puede en parte explicarse —no justificarse— por el escaso rigor historicista con que vestían los festers, la policromía y no pocas veces la extravagancia de algunos diseños. Una coincidencia digna de tenerse en cuenta: en 1853 la filá «del Sit» solicita de nuevo reincorporarse a las fiestas. Había dejado de participar unos años, y es bien posible que ahora, al hacerlo de nuevo, mudara alguna de sus piezas o acaso toda su fisonomía, hasta que unos años más tarde en las actas de la Asociación de San Jorge la denominación exacta de la filá pasa a ser definitivamente la de «Cides». Y este mismo año —curiosa coincidencia — , se aprueba el «figurín» de la denominada «Mosqueteros». La asesoría artística de la Asociación es tardía, de 1904, y en ella se integran los pintores Francisco Laporta, Fernando Cabrera, Ramón Ferreres y Evaristo Perlasia, juntamente con el arquitecto Vicente Pascual, para cuidar de la apariencia, el buen gusto, la estética y el tino de los trajes y diseños. A partir de aquí va a presidir el aspecto formal, la precisión histórica que tendrá que desplazar toda clase de anacronismos. La fundación de Marrakesch, Abencerrajes, Vascos, Guzmanes, Alcodianos, Escuadrón de San Jorge y Montañeses, entre otras filaes, explica perfectamente el cambio que se opera. Los Cides, sin embargo, aún son los alguacilillos decimonónicos. En 1870 han mudado algunas piezas, y el traje es negro, pantalón corto, medias, jubón con la cruz roja, sombrero de fieltro, como aparece en la «Noticia histórica» que publica Francisco Company. Es este año de 1870 precisamente cuando se aprueban diseños tan representativos como el de los Vizcaínos, Marinos Ingleses y Navarros. Y así son los Cides hasta los años diez por lo menos, puesto que en un programa de mano de comienzos del siglo actual aún su apariencia es la del «cid-mosquetero», formando cohorte con filaes tan curiosas como pueden ser las de Cazadores y Caballería de Peaco. El «cid-guerrero» lo vemos por primera vez en el «Llibret» que con diseños de Rogelio Solroja se edita en nuestra ciudad en 1921. El calzón y el sombrero de alas se trueca en túnica con cenefa y casco metálico, la pequeña capa con aires de capote taurino de paseo, por capa larga. Es una estampa totalmente


nueva y diametralmente distinta y renovada. Cambia la fisonomía en el bando cristiano. Han ido desapareciendo paulatinamente Estudiantes, Salomonistas, Romanos, Navarros-requetés, Aragoneses-baturros y Somatenes, y se han afianzado por su propia envergadura y la aceptación plena por parte del público y del pueblo alcoyano, Contrabandistas y Labradores. Y así, el nuevo y vistoso traje de los Cides va a permanecer en el escenario festero y festivo algunos años, hasta los inicios de la década de los treinta, por una razón imperiosa: en la capa, cosida a ella, aparece la enseña de España, las franjas rojas y amarilla, con un escudo superpuesto que a veces hace dudar, puesto que se asemeja bastante a la cruz de Oviedo. Cuando a partir del 14 de abril de 1931 la bandera de los españoles deja de ser la tradicional el traje de los Cides se modifica de nuevo. Las fotografías que poseemos referidas a este período prebélico, los años de la II República, nos evidencian la vuelta al traje de «cid-mosquetero», verde de terciopelo, con los encajes y el sombrero de fieltro. Traje que dura hasta bien entrados los cuarenta. La fiesta de Moros y Cristianos después de 1940 va a vivir un renacimiento todavía no superado, sobre todo a partir de los cincuenta. La renovación de algunas filaes es evidente, incluso el nacimiento de otras que por primera vez surgen en las jornada festivas de Alcoy. Y con ese caldo de cultivo los Cides deciden modificar otra vez su apariencia. Se vuelve al traje guerrero: capa azul, casco de metal, túnica color canela con una cenefa en las bocamangas y en la parte baja, escudo nuevo —con cuarteles y símbolos— sobre el pecho. Con este atavío pasan sus años de «cargo», alferecía y capitanía de 1954 y 1955, y cuando ambos compromisos acaban el grupo de alcoyanos que ha hecho posible que se cumpliera con estos compromisos abandona la entidad y la deja en manos de otros alcoyanos igualmente ilusionados en hacer fiesta y en crear un verdadero espíritu de filá. Está cerca la última reforma. Rafael Guarinos Blanes forma parte ahora de este nuevo colectivo de amigos, y a él se le encarga la definitiva modificación de boceto. Claro es que ahora no hay más que una intención: reforzar y mejorar estéticamente el traje del «cid-guerrero», el soldado medieval, adecuándolo a una funcionalidad moderna. Y Guarinos sabe hacerlo con perfección, maestría y sentido artístico. De sus manos han salido los nuevos indumentos de Mozárabes, Alcodianos y Tomasinas y es fácil, relativamente fácil, y más tratándose de su propia filá, crear la línea adecuada: túnica, capa, yelmo... conservando el escudo sobre el pecho y dibujando una nueva bolsa con otro anagrama heráldico, el águila negra de tanta tradición emblemática. El bando cristiano, pues, está perfilado. Se acabará de completar con las nuevas fisonomías de Almogávares —antiguos Astures— y Navarros que cambian de faz, y el reajuste que se haga a los Asturianos y muy posteriormente a los Cruzados. Vascos y Guzmanes permanecen inalterables, fieles al diseño inicial, obra de un gran maestro: Francisco Laporta. Así se comprende la evolución estética de la Fiesta, la aportación valiosísima, de primer orden, de los artistas alcoyanos preocupados —y ocupados— por la Fiesta que han heredado de sus mayores y que supone un continuo reto en todos los planos, desde el religioso y espiritual al meramente espectacular y participativo. Una Fieta así, con estos ingredientes, difícilmente puede sucumbir, antes bien se enriquece cada minuto de cada día. Adrián Espí Valdés Cronista de la Asociación de San Jorge y la Filá Navarros.

CIDES


EL CID CABALGA DE NUEVO «¡Quan ventura sería esta si ploguiese al Creador que assomase essora el Cid Campeador!» (Cantar del Mío Cid) Se había producido un enorme corte en el desfile: un ancho tajo que comprendía desde el Partidor hasta la Plaza de España. En este espacio no circulaba ni un solo festero. Era como un desierto de color y de figuras muertas. La gente, en los balcones, arracimada, se inquietaba. L'Entrá dels Cristians se venía abajo. La «filá» capitana no se había personado a iniciar la gran parada de los Moros y Cristianos.

gen con tonalidades iridiscentes: espejos donde se miran y se acicalan las guapas mujeres alcoyanas. La calle de San Nicolás semeja un alcor de primavera, donde florece el jazmín y la rosa blanca. Y de repente, la cicatriz del silencio. Un alto caballero, a quien todos aclaman como capitán, en un albo corcel —por nombre Babieca — , desfila a un trote mayestático, escoltado por halconeros de a pie y maestros en el arte de la

cetrería.

El pueblo se pregunta quien es el arrogante capitán de este año. Su fornida figura impacta por doquier. Blande una espada enorme, bien templada en las aguas de Toledo, con fornitura de oro, una Tizona larga y Desánimo en la nomenclatura festera. estrecha como el Serpis. Los lacayos de la Cunde el pánico en la Asociación de San escolta esparcen el rumor: la espada se llama Jorge, «cap i casal de la Festa». Colada.

De pronto, un aguacero descarga su furia raudo sobre Alcoy. Festeros y espectadores se atumultan. Buscan refugio seguro ante la inclemencia. Pero —¡oh manes de abril! — los heraldos, con sus clarines, quiebran, de nuevo, albores. Y empieza la cabalgada. Abren paso a la comitiva ingente número de juglares, que van recitando lo más preciado de nuestros romances: «Reçibelo los árboles con ramos e con de diversas maneras de fermosas colores, reçibenlo los onmnes e dueñas con amores con muchos instrumentos salen los [tambores». Todos «chicos e grandes vestidos son de colores». Cientos de caballeros, con sus picas, cubren el cielo, bosque de lanzas y gallardetes, donde el sol apenas se cuela por sus rendijas, formando un parral claroscuro de sombras gratas Cabalgan innumerables cristianos con vistosidad inusitada de mantos, pieles y cendales. La gente, entusiasmada, atónita, ante el gran espectáculo, ocupa, otra vez, rápidamente sus sitiales. Los balcones revientan de ojos asombrados. Los aplausos producen sonidos de arcabucería. Se dinamita el ambiente. La ciudad es alba toda y también toda alegría. Los arneses denlos caballos reful-

Helo, helo por do viene, dicen desde los balcones a su paso, echándole, en ofrenda, serpentinas y confeti. Nadie recuerda nada igual. Es un cortejo de ensueño, fantasioso, pero, al propio tiempo, real. Al llegar al final de la Entrada, el Capitán, «el que en buena hora ciñó espada», sale disparado como una flecha, camino de Barxell y Polop a coger el camino viejo de Castilla. Sin embargo, todas las cintas magnetofónicas, los casetes, la electrónica más avanzada, han registrado unas voces, apenas perceptibles, pero, al mismo tiempo, perfectamente inteligibles, en una sicofonía de la mejor ley. Es un corto poema que empieza así: «Polvo, sudor y hierro,el Cid cabalga... Viejos cronicones del siglo XXI, hallados tiempo atrás en el Archivo Municipal de Alcoy, hablan de una posible visita del alma de Rodrigo Díaz de Vivar a nuestra ciudad, allá por el año 1982. Incluso en los más elementales manuales de Parapsicología se cita como ejemplo esta página de vivencias para-

normalescolectiva «Mi razón aquí la e mandat nos dar vino».

fino

Antonio REVERT CORTES


Cides Sant Jordiet

JORGE MOLTO CANTO Sant Jordiet 1977


HECHOS DE REAL HISTORIA NOMBRÁRONLE Tal vez pensara, ¿yo, pues? tal cargo, hacer pudiera, la ilusión le embargaba... No hubo más: Muy prestos los mandamases apuntaron sin enmienda, pues la masa entusiasmada le aclamó sin reservas. Vino lo del nombramiento fue publicado en su fecha y entregáronle en la fiesta carta magna y un emblema, fueron abrazos y afectos buen yantar y otros efectos, ¡Haya Alférez!, todos contentos. APLICÁRONLE Hubo después que afanarse habia que elegir atuendo, Un experto acertado y amigo, hallóle vistoso y flamante. Habia unos infanzones, Habia otros de escolta, los primeros muy brillantes, los segundos, bravos y arrogantes. Acudieron al consejo de un buen castellano viejo, mas por pura cortesía que por razones de peso. De monturas no hubo caso, de ellas se disponia en la dehesa del cargo. Hubo tratos con las armas hubo sus más y sus menos pero todo se soportó desde la Imperial Toledo. Quedóse listo el bagaje, pues esclavos, blancos negros clarines y atabaleros, era todo cuenta aparte. RECIBIÉRONLE Llegó el dia... Los mandamases nerviosos los caballeros vistosos, y de lucha siempre anhelantes, todos de guerra sabían y hallóse uno que de política entendía. Sonaron marchas gloriosas, salieron los infanzones, salió al portalón el Alférez sin poder disimular una emoción palpitante. ACLAMÁRONLE Lo que primero, embrollo pareciera se esperó, y se arregló a su manera. Rodeóle mucha gente Unos con armas, otros con cruces, otros con trémulos gallardates. Le escoltaban aguerridos los vistosos caballeros Protegíanle con mimo los nobles infanzones, Todos marchaban montados. Y hasta el mas mandamas se dio buena galopada en una yegua muy brava.

Fué muy bién acompañado los de la Villa mandaron Un Clérigo reverendo, Un gentil Embajador y un muy fiel Abanderado. Al avanzar los las vias, el pueblo estaba admirado aclamado con aliento, damas, señores, labriegos, menestrales y allegados. La gloriosa sucesión de los que fueran pasando. Caudillo, infanzones, guerreros, Clérigo, Embajador, Bandera, Bellas damas castellanas que desde El Vivar llegaron, monturas enjaezadas pendones de guerras honrrados esclavos y atabaleros, clarines y malditos mil pintados Filas de negros, Filas de blancos Con sus cabos Prisioneros rezagados encordados a las torres que de buena se libraron. Muchos pífanos sonando con los fieles pifaneros, con paso algo cansado. Pequeños varones y hembras, que sus padres orgullosos arrastraban en sus carros., Al llegar a la gran plaza rindió armas al Gerarca, los bravos fueron oidos más allá de la murallas. Al final, los mandamases, muy roncos y emocionados de tanto cuidar las huestes, se abrazaban en silencio, ¡que bién, que bién!, todo ha quedado. Pagaron justas soldadas a las tropas mercenarias, y se fueron retirando pendones escudos y lanzas marcháronse a solazar, pues fue dura la jornada. BENDICIERONLE Es el del Patrón un día que con Sol bien levantado a SAN JORGE se le honrra, con precisión de gran gala y misa solemne cantada. Con brillante ostentación, sin mella y con tiempo exacto, acudieron a este acto. Alferes, guerreros, damas, agregados de nobleza, Canónigo y la Bandera mandamases y la masa. Los pífanos acompañan solazándoles las vias con sus armoniosas marchas, ofició misa un Obispo coreado por los cánticos de unas voces bien templadas. Fue todo un acto grandioso, desfile, misa, cantos y salvas.

Un grupo se separó y marcharon a alegrar a unos niños en su hogar con sus monjas virtuosas a las que hemos de admirar. GRAN ÁGAPE Para compensar el goce de unos actos tan grandiosos han de tener los guerreros la balanza compenzada de mesa muy regalada, nada como yantar abundante de cosas caras y sanas. Al estilo de los griegos, exaltamos el Caudillo brindóse por el Alférez y halagaron a las damas. Presumiendo de galanes con las armas descansadas. LUCIÉRONLE Que es la Gran Procesión? pues es un acto grandioso cargado de devoción. Acudieron como siempre con la mayor corrección. Fueron todos: Desde Alférez de gran gala hasta el último escalón no faltando mandamases pifaneros y atambor, ni el cop, con su trabucón disimulado con flores como es de tradición. Finalizado este dia segundo de Trilogía, unos a buscar reposo fueron, otros ¡hay! los más a una fiesta pagana comida bebida y danza, y hasta hurí descarada que escandalizó a la masa. GUERRA La guerra manda Nobleza obliga, es frase muy repetida, pero: Fué una gran retirada por la Media Luna forzada, ni infanzón ni sus huestes pudieron con mala suerte y a pesar de las promesas dadas a mi Capitán luchamos con mucho afán pero con Clérigo y Bandera, perdimos la Villa entera. Hubo algunos derrotistas que culparon con malicia ¿fué...? por la víspera pagana. Repuestas fueron las fuerzas con viandas y sosiego entregando el mando luego, a mi primer infanzón, acusando yo con razón en las fuerzas muy dolidas por la batalla perdida. Nos reunimos de nuevo, De La Cruz el Capitán Clérigo, Bandera y Nos.


y lo juaramos por Dios, Por San JORGE y Aragón y Jaime el Conquintador. Que después de la ambajada fuera la Villa atacada. Cumpliendo sin dilación lo previstos, apoyados por La Cruz, SAN JORGE y nuestro furor atacó mi Capitán atacó por Nos mi infanzón atacaron las mesnadas que fueron muy bien mandadas y cayó la fortaleza rindiendo la Media Luna el total de su reserva. Creemos con convicción que desde el cielo, vizor nos dieron muy buena mano, fué el Gran Cid Campeador que estas tierras conoce pues en ellas batalló, arrollando a Reyes Moros y a todo lo que encontró. AGRADECIDO Hubo luego acción de gracias acuadiendo con las armas a pedir la bendición de SAN JORGE nuestro glorioso Patrón. MILAGRO ¡OH! cielos, qué sera aquello? Es SAN JORGE que con un caballo blanco y un estandarte cruzado aparece en las almenas del Alcoy reconquistado. VIVA ALCOY, VIVA SAN JORGE! grita el pueblo alborozado. REPOSO Diose licencia a la masa, se unieron los mandamases, y en la Villa aquella noche hubo muy grandes desmanes, promoviendo una gran gresca masa, moros y truanes. Caballeros e Infanzones a sus recintos marcharon. El Alférez derrengado con Jimena se ha encontrado. El descanso del guerrero ha tenido bién ganado. Cid Campeador EPILOGO ...Me emociona recordar que en el año de gracia 1983, a los setecientos y pico años de la Gesta, los amigos me nombraron Alférez Cides, de aquellos días...? ¡pero qué dicesl, si ya está todo contado. Que nos perdone la prosa, por escribir esta Historia intentándose imitar el estilo de la época. Sólo es parte de la fiesta, hay más. Perdonar, sí se advierten, los ripios filtrados en esta Historia. A mis amigos: PRIMER TRO DE HONOR. ALFÉREZ NUEVO CAPITÁN 84. Mandamases, masa y allegados. ABRIL 84 - AÑO CAPITÁN Atila


HOMENAJE A LAS ARMAS Mis hijos, cuando empezaron a vestirse de Cides, me insistían en que querían ver el puñal, les tenía sin cuidado el resto del traje, quizá se fijaban también por analogía guerrera con el cinturón. Las hombreras o los manguitos. Lo que les interesaba era el puñal para poder luchar, lo demás decían que sólo era útil, para impresionar. Primeramente les compré los puñales de plástico, que al siguiente año rechazaban. Tuve que hacerlos de madera, imitando en lo posible a los de hombre. Les parecían más duros y con lo que se luchaba mejor. El éxito fue efímero, ya que a los pocos años me los reclamaban de metal, pues con ellos se sentían más guerreros. Realmente y en mi fuero interno les tuve que dar la razón. Las armas son por muchos motivos esenciales en la fiesta. Al cabo le es imprescindible. El escuadrista se ve protegido por el escudo. Al maldito le da compostura. El portador del Guión, se siente el personaje de la filá. El trabuco, es solidario del guerrero. Se engalanan las carrozas con armas y banderines. Los niños se precipitan buscando el mejor banderín. Y el Cop, ni que decir tiene, que para sus adentros dice, ahí van mis valientes. También en actos extraoficiales, tienen su significado las armas. Todos sabemos que la cuchara es necesaria en la formaeta de la nit del Olla, y que el bolso de la Jimena es la que gira en los brazos del cabo, ya sea varón o fémina. Y a pesar de ello, las tenemos marginadas todo el año, dentro de un saco de plástico y en un rincón de la ropería, así como las abandonamos en el fondo de la furgoneta, cuando el acto ya ha finalizado. Tampoco debemos pasearlas todo el año en plan belicoso, somos pacifistas, creemos en la guerra, pero deseamos la paz. Por ende y con el mayor respeto, las enfundamos, diciéndoles. ADIÓS Y HASTA EL PRÓXIMO AÑO Amando García


AL CAPITÀ DELS CITS 1984 Constructor de nius humans, home obert al paisanatge que enguany ostentarà el trage de Capità de Cristians. La seua biografia com alcoià faener la impulsat al rang primer de fer la Capitania. Sense orgull i sense crits d'inflor ni de bufamenta, ell solament es contenta en ser de la filà els Cits, eixe nucli singular que ho fa tot amb plena eufòria recordant l'heroica història de Rodrigo de Vivar d'incansable cavalcar, aquell castellà de llei que li plantà cara al Rei per fer-lo reflexionar. Ell els moros perseguia amb segura persistència i va arribar a València guanyant-la als moros un dia. Va construir un castell prop del terreny alcoià frenant l'avanç musulmà armat en Benicadell. I açò no és cròmica vana d'un anònim romancer; és el poema primer de la llengua castellana, antic monument escrit que conté un honrós carisma va ser, contra la morisma, l'executòria del Cit. Fa segles que estan ja morts aquells guerrers de Castella. Ara el record agavella Eladi Silvestre Orts, l'home que de bona gana i d'Alcoi un bon vassall cavalcarà el seu cavall honrant la Festa alcoiana. Ell manifesta els afanys en un sagrat compliment que esperona el sentiment del gran bàndol dels cristians. I com ajuda al convoi de les forces alcoianes, els Cits li augmenten les ganes de ser Capità en Alcoi. jAmunt els cors! La il·lusió sempre és alegre i festera si al cel alcem la bandera del nostre immortal Patró. Joan Valls


RECUERDOS DE ANTAÑO (Despedida de soltero) En este año 1984, que la Filá ostentamos el cargo de Capitán, acuden a mi pensamiento, innumerables recuerdos de estos veinticinco años, pasados con la mayor de las alegrías festeras, que cada año por abril, este cid vive, al vestirse de festero con el mayor de los orgullos. Aunque no son precisamente todos estos gratísimos recuerdos los que os voy a citar, sino uno muy especial, que para mí tiene una gran nostalgia festera. Corría el mes de marzo de 1960, el «casique» de la filá, dados los pocos cides de que disponía, nos involucró en la misma a varios amigos, entre los que me encontraba. Los tiempos no eran de color rosa precisamente, y mucho mas para mí, ya que todo estaba dispuesto que para septiembre de este año contrajera nupcias matrimoniales; comprenderéis entonces, los lloros a rabiar de mi novia, además del consabido enfado de mis padres, en el momento, que cuatro días antes de nuestra trilogía festera, me presenté en casa con el flamante traje de cid a cuestas (ya había preparado que mi futura consorte se encontrase allí, para así evitar más escenas). El drama rayó a serial radiofónico, tan en boga por estas fechas, y entonces yo, entre acongojado y divertido, me inventé la más maravillosa de las ideas, disculpándome y diciendo: «No lo toméis así por Dios, sabéis que era de años una gran ilusión mía vestirme de festero». Iba a cumplirla por tanto y precisamente en un año en el que aprovechaba la ocasión para 'despedirme de soltero'. Después todo habrá terminado, dejaré las fiestas, os lo prometo solemnemente». Pero, llegó el ansiado 22 de abril, no estaba todavía abierta la filá y ya me encontraba yo a la puerta, flamantemente uniformado de la manera que pude. Después, todos los dianeros que allí nos reunimos, nos trasladamos a la Plaza de España, y empezó la Diana, los cides aquel año, estrenábamos diseño completamente remozado, el que ahora llevamos, éramos por tanto algo especial en las miradas de la gente allí congregada.

Nos llegó el turno a los cides, no recuerdo el pasodoble que los de Gorga tocaban, pero sí los aplausos del respetable para los dianeros y para su cabo en especial, el que quedó tan complacido que nos convidó a almorzar en la Calle del Horno del Vidrio. Y a continución la Entra, aquello sí que fue una de las mayores alegrías que he tenido en mi vida; los de Gorga ahora sí lo recuerdo, con su gran pericia tocaban el «Desichad», con timbal incluido y con el mejor cabo de escuadra que entonces había en la entrada de cristianos (con permiso del amigo de la Creueta). Que pronto terminó la entrada, y más entonces que se bajaba por la Calle de Santo Tomás, aquello fue una exhalación de momentos maravillosos, la gente aplaudía a rabiar, el sol brillaba majestuoso y todo en su conjunto fue un cielo. Todo acompañó para que en ese mismo instante, me propusiera para mis adentros, el no abandonar las fiestas mientras el cuerpo aguantase. Y aquí me tenéis amigos, con más de medio siglo a mis espaldas, con nostalgia en el corazón, pero con la mayor de las alegrías, cada año, cuando llega el momento de «enfundarme» la bata roja por abril. Y todos los años cuando llega el ansiado día, mi pensamiento vuela hacia entonces, recordando que cada año y también en éste, cómo no, desde 1960, me estoy y estaré «despidiendo de soltero». UN CIT Bodas de Plata de Festero


fiega que el ardid, y Martín Muñoz que ya mandó en Mont Mayor, y Alvar Alvarez, lo mismo que Alvar Salvadórez y Galindo García, el buen aragonés, y Félix Muñoz, digno sobrino del buen Campeador. Todos acuden en auxilio de la enseña y del Cid Ruy Diaz.

EL CID CUMPLE SU OFERTA A LA CATEDRAL DE BURGOS Pero, atended, que esto no es todo, continuó el Cid. Aquí tenéis oro y plata fina. Llenad en esta bota hasta colmar, y entregadla a la catedral de Burgos con el ruego de mil misas. Lo que sobre, llevádselo a mi mujer y a mis hijas. Pedidles que recen por mí, día y noche y decidles que a más vida todavía, más ricas las he de hacer. GANA LA ESPADA COLADA Cuando esto dijo el Cid, ya estaban todos preparados con las armas bien empuñadas, firmes sobre los caballos. Cuesta abajo vieron venir las fuerzas de los catalanes y, cuando estaban al término de la cuesta, cerca del llano, mío Cid, el que buen hora nació, manda acometer a los suyos. Lo hacen con voluntad y gusto, tanto que emplean tan bien las lanzas y los pendones, que a unos hieren y a otros derriban de sus sillas. Venció há esta batalla el que en buen hora nació, y en ella ha cogido preso al Conde Don Ramón, ganándole la espada COLADA que vale mas de mil marcos. CORRERÍAS DEL CID EN LA CONQUISTA DE VALENCIA Y SU REGIÓN Sonando va su nombre de boca en boca, hasta llegar su eco al otro lado del mar, de lo que se alegra el Cid y sus mesnadas porque Dios les ha ayudado a ganar la batalla. De noche enviaba a su gente a que corriesen las tierras y así llegan a Cullera, mas tarde a Játiva y mas abajo todavía a Denia. Todas las tierras moras hasta el mar las ataca sucesivamente, ganando también Peña Cadiella con sus entradas y salidas. Viviendo en tierras de moros, corriendo de noche y durmiendo de día, y ganado las villas una a una, se pasó el Cid tres años. Los de Valencia, muy escarmentados, no se atreven a salir de la Ciudad. Envían mensajeros al rey de Marruecos, pero éste no les puede dar consejo ni ayuda, pues está en guerra con el Rey de Montes Claros. Cuando de ésto se entera mio Cid, se alegra, envía emisarios a Navarra, a Aragón y también a Castilla, para que todo aquel que quiera ganar honor y riquezas, abandone sus trabajos y acuda a reunirse con el Campeador y conquistar Valencia, para darla a la cristiandad. ¡Que alegría por los lugares al ganar el Cid a Valencia! Al entrar en la Ciudad, los que habían empezado luchando como simples soldados al lado del Campeador, eran ya caballeros, y todos con tanto oro y plata, que ya no lo podían contar. Sólo el quinto que corresponde al Cid, suma mas de treinta mil marcos, y los bienes que le tocan no los puede medir. Y cuando plantan la enseña del Cid en lo más alto de la Ciudad, todos saltan de alborozo y contento.

GANA LA ESPADA «TIZONA» Buen caballo tiene Búcar y grandes saltos da, mas Babieca, el caballo del Cid, le va ya alcanzan-

do. Tres brazas antes de llegar al mar, le dió alcance el Cid a Búcar. Levantó su COLADA y le dió tal golpe que le hizo saltar los carbunchos del yelmo, y del mismo tajo le abre la cabeza hasta la cintura. Mató a Búcar, elVey de allende el mar, y le gano la TIZONA, que vale mil marcos de oro. Venció en la batalla maravillosa y grande, con la que se honrró mio Cid y cuantos con El estaban.

EL JUGLAR ACABA SU POEMA Ruy Diaz, se acaricia las barbas y dice: ¡Gracias al Rey de los cielos mis hijas han sido vengadas! Ya están limpias de la afrenda que les hicieron los de Carrión. Y ahora sin vergüenza alguna las casaré, pese a quien pese. Anduvieron en tratos con los de Navarra y Aragón, y tuvieron una junta con el rey D. Alfonso, y al fin Doña Elvira y Doña Sol realizaron sus bodas. Si las primeras fueron grandes, éstas lo fueron mucho mas, festejándose con gran pompa y riqueza, para alegría de todos cuantos querían a Don Rodrigo Diaz de Vivar. Así creció en honra el nacido en buena hora, haciendo de sus hijas las señoras de Navarra y Aragón. De este modo dos reyes de España llegaron a ser parientes del Cid, el que ganó Valencia la mayor, alcanzándoles también nueva honra a ellos por emparentar con caballero de tanto renombre. Mió Cid, señor de Valencia, murió el día de Pentecostés del año 1099. Dios le haya perdonado. Y a nosotros justos y pecadores nos perdone. Que estas semblanzas y romances, queridos Cides, acrecenten y engrandezcan nuestro gran orgullo «cidiano», en este año de la Capitanía de las huestes Cristianas, haciendo honor a la memoria de nuestro gran D. Rodrigo Díaz de Vivar. Por San Jorge, por el Cid y por Alcoy, vivan por siempre nuestras queridas fiestas de Moros y Cristianos. Enero de 1984. Mario Valls


Los últimos cargos de los Cides en la Fiesta Por P. Moltó Soler Los tres se llaman Jorge. En la pequeña historia de nuestra filá, y en la Historia, más ancha y trascendente, de la Fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy, sus nombres y apellidos están inscritos para siempre por haber sido, en su día y a su hora. Capitán y Alféreces del bando cristiano, en representación de los Cides. Los tres se llaman Jorge: Jorge Santonja Sanus, Jorge Albero Martínez y Jorge Palasí Calatayud.

Jorge Santonja Sanus fue el Alférez cris- vacío, mientras entorna los ojos. Decía el fitiano 1969. Su poderosa humanidad todavía lósofo que recordar es volver a vivir. se emociona cuando evoca aquellos tiemJorge guarda un especial recuerdo hapos. Alcoy era un pueblo en expansión, la cia uno de los actos concretos en los que fue gente trabajaba veinticinco horas al día, los protagonista. «La Entrada es preciosa y la bloques de viviendas se vendían cuando Misa Mayor, una maravilla pero donde más asomaban sus cimientos... Los Cides forma- disfruté fue en el disparo». Sus brazos han ban una filá pequeña, apenas sesenta in- trazado una parábola en el aire, gesto de imdividuos. «Pero lo pasábamos muy bien posible traducción. Casi enseguida, me — afirma Jorge Santonja — , porque lo mejor cuenta que «el momento cumbre es cuando de aquella época era el ambiente que reinaba subes al caballo y oyes los primeros en la filá. Hoy ya no es igual...». Le digo a aplausos, porque es cuando el pueblo te Jorge que sí, que ya no es igual porque hoy entrega su calor; en esos momentos, lo arrastramos quince años más sobre nuestras darías todo». espaldas. Me mira, con esos ojos claros, de Varias anécdotas salpican la conversación socarrón innato, de hombre que mira la vida que mantuvimos con Jorge Santonja. Una con claridad, con limpieza, cara a cara y su- de ellas me llama la atención. Corrían las prisurra «sí, debe influir la edad y quizás tam- meras horas de la mañana del 22 de abril. Un bién el ambiente social que nos rodea...». gran gentío —la filà en pleno y la banda de El Alférez cristiano 1969 recuerda su música— se agolpa ante la casa del Alférez alferecía con profundo afecto. Es un hombre cristiano, que baja en olor de multitud, de filá nato, un festero de bien. «Lo que más espléndido, eufórico, inmenso dentro de su me emocionó en mi año de cargo fue que yo traje de Alférez. Todo el cortejo enfila el cahice el Alférez y todos los miembros de la filá mino de la filá, donde llegan entre vítores y también eran el Alférez. Fue un año extraor- ovaciones. En la acera, varios automóviles dinario». Su mirada se ha perdido en el »de gran lujo —Mercedes, Dodge Dart...— esperan que el Alférez elija al feliz mortal que será su chófer hasta el Partidor. Poco a poco, la gente va desapareciendo, acuciada por sus obligaciones en el desfile. Los automóviles — Mercedes, Dodge Dart...— quedaron en la acera, igual que el Alférez, más solo que la una. Jorge Santonja tuvo que acudir al Partidor por su propio pie.

Jorge Albero Martínez, Capitán cristiano por los Cides, en el año 1970. Hombre extrovertido, de sonrisa fácil y trato más agradable todavía, cuando le recordamos los tiempos de su capitanía parece retroceder en el tiempo mientras su rostro se ilumina, con una luz especial. Antes de entrar en sus recuerdos, Jorge Albero se arranca con una opinión casi institucional, una cuestión de principio: «El cargo de Capitán es el máximo galardón al que puede aspirar un festero alcoyano. Más honor ya no puede alcanzarse y


digo más, una repetición del cargo ya no sería igual». Jorge Albero guarda aquellas vivencias festeras en un estante especial de su almario. Sostiene quien fue Capitán en el año 1970 que alrededor del hecho singular de acaudillar a las huestes cristianas se concitaban unas circunstancias de índole personal —salud, edad, clima de euforia ciudadana, fenomenal ambiente en la filà, etcétera — que le permiten afirmar que el suceso es irrepetible. En el fondo de sus palabras late una cierta añoranza hacia un hecho —¡Capitán, nada menos! — ciertamente de muy difícil repetición. «El Capitán debe de hacer todos los actos «afirma Jorge» y por otra parte, el cargo no exige gastar tanto dinero como la gente dice». La grandiosidad del desfile o Entrada de Cristianos, el encanto de la procesión de la Reliquia, con su majestuoso intimismo, la Misa Mayor, la procesión general y el ruidoso Alardfl pasaron por los cinco sentidos del Capitán 1970 casi sin darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor, transportado por el calor popular. «En algunos momentos sientes una emoción indescriptible y no es porque te sientas importante, que no lo eres», trata de razonar, o explicarse a sí mismo, quien mandó, hace catorce años, a las huestes cristianas de Alcoy. Tres días de capitanía conllevan, inevitablemente, un rico anecdotario. Dejemos que sea Jorge Albero quien nos lo cuente. «Se acercaba la hora de la Entrada, y por mi casa no aparecía nadie, ni la música ni un solo fester de la filá. Al poco, llegó el Embajador, con su bandera a cuestas, pero nadie más. Ya en la calle —entonces vivía yo en la calle de Gravina— vi pasar a un amigo con su coche y le supliqué que me llevase hasta el Partidor, cosa que hizo con sumo gusto». Como el año anterior, los nervios, la responsabilidad festera de los Cides respecto al público espectador les hicieron olvidarse de su Capitán.

Todavía resuenan en los oídos de Jorge Palasí Calatayud los vítores y las aclamaciones que el pueblo alcoyano le dispensó al Alférez cristiano de 1983. Todavía guarda Jorge Palasí en su corazón, frescas y lozanas, las vivencias de un suceso absolutamente singular en la vida de un festero. Y de un hombre. Por eso, hoy, doce meses después, quien fue Alférez 1983 vive en estado de gracia festero y se apresta a gozar de la capitanía como si del Capitán cristiano se

tratara. Un gran tipo este Jorge Palasí Calatayud. Pasó por la alferecía como si estuviera en estado de flotación, es decir, que apenas dióse cuenta de que era el centro de la atención general. Jorge, desde su maravilloso sentido común festero, todavía se le hace la boca agua cuando habla de los Cides, su filà. «Todos querían ser mis caballeros, fuimos una filá apiñada, sin fisuras, con un ambiente fabuloso. El arropamiento que me dispensaron los Cides fue inolvidable...», manifiesta, con más orgullo que agradecimiento. Orgullo de los «campeadores» alcoyanos porque supieron, quisieron y pudieron ser y estar... Es un gran tipo festero este Jorge Palasí Calatayud. Hombre de filá, festero que hace fiesta, compañero. No se autovalora: «Porque yo, la verdad, no me considero un gran festero». Lo es, aunque no se haya dado cuenta todavía. Es más, sus concepciones sobre lo que es, y lo que representa nuestra trilogía, le sitúan en un plano purista, ortodoxo, clásico. Hombre de un riquísimo mundo interior, goza la Fiesta antes de que se produzca, y la goza con tanta intensidad, que cuando ésta llega, cuando el hábito hace al monge, él ya ha disfrutado bastante. Por eso, el maravilloso acto de la Gloria es su preferido; por eso, no cambia San Nicolauet por nada del mundo, porque para él San Nicolauet es la avenida de los campos elíseos de Alcoy, desde la perspectiva festera, por eso, quiere que se respeten las tradiciones, tal y como nos han sido legadas. El Alférez 1983 vivió, ahora hace un año, hondas emociones. En la Procesión General anduvo emocionado, y todavía no ha podido saber el porqué. El corazón se le escapaba del pecho, a fuerza de latir locamente. ¿Por qué? Quizás nunca lo sepa. Jorge Santonja, su predecesor en el cargo, dióle otra gran alegría cuando se enfundó el traje mítico de Cid para revestir de solemnidad el acto de la entrega de la espada de mando, en maravilloso y simbólico cambio de poderes. Santonja sólo hizo este acto festero...


Lloa al Capità Cristià Eladio Silvestre Orts un Capità de posti

Un gran Capità Cristià que tindran enguany els Cits, una filà de solera de les moltes que tenim, en la que tots els que formen son bons vasalls i bons chics.

Un Capità molt rumbós que anirà molt devanit, Sant Nicolauet avall a les onze del mati, recebint l'aplaus sincer dels que viuen per alli; els alcoyans mes entesos per a formar just jui, sobre els Moros i Cristians que fa tant temps fem aci.

Davant d'ell la rodelleta lluirà el trage tan ric, lo mateix que el Capità simbolisant al Gran Cit. El boato que durà te que alçar a tots el crit, per la ricor de les teles, de l'or, l'argent i el plati i l'hermosura divina d'unes dones com gesmils, de la Cort de Castellanes que al Capità fan feliç.

Quan arriben a la plaça tota la legió de cits, el Capità ple d'eufòria pegarà un profunt sospir, puix l'alegria que nota sols està en el Paradis i el Paradis es Alcoy en eixe mati d'abril.

Braços oberts saludant i en la cara grat somris, besaetes als balcons, afecte que naix de dins, mirades a chiques jovens que son com flors de jardins... Tot aço fa el Capità mentres l'entrà discurrix, banyat en un mar de Glòria que ell volguera sense fi.

El major tresor que porta el porta dins de son pit, un cor fester i alcoyà de nobles ànsies farcit. Un cor replè d'ilusions per la Festa i per els cits, per Alcòy i per Sant Jordi per la familia i amics.

Eladio Silvestre Orts un Capità de posti. Armando SANTACREU SIRVENT Alcòy, abril, de 1984


Unión Musical de Montealegre La actual Banda de Música de Montealegre, es de reciente creación, pues su fundación data de junio de 1980, y fue debido al entusiasmo de algunas personas. Hermanos Torralba, José Millán, Fernando Sáez y otros, y la gran colaboración por parte municipal de Sinforiano Montes y Pedro Marín y sobre todos su director fundador D. Agustín Requena. Actualmente su director es D. Enrique Cañete Martinez y tiene a su cargo 35 músicos, teniendo una media de edad de 14 años, también se han incorporado 15 educandos de 10 y 11 años de edad para tratar de ampliar dicha banda. Sus actuaciones más sobresalientes han sido su participación en la Cabalgata de apertura de la Feria de Albacete, Semana Santa de Jumilla, Yecla, etc. Ya tiene contratos para actuar en varias poblaciones, Alcira, Tobarra,

Jumilla, etc. y está estudiando su directiva otras proposiciones para actuar en otras localidades. Últimamente está subiendo el nivel musical de dicha banda, debido al gran interés que están poniendo los músicos por aprender y al gran tesón y empeño que está poniendo en la tarea su actual Director D. Enrique Cañete Martínez.

NECROLÓGICAS

Juan Boronat Pérez A pesar de los avatares que sufrió en los últimos años, debido a su precaria salud, nunca dejó de ser un ilusionado fester de nuestra entrañable filá. Veterano satisfecho de su antigüedad y uno de los promotores del actual resurgimiento de nuestros Cides.

•Emilio Ferri «Simpatizante de honor», título otorgado a esta gran persona que como tal, era respetado por todos. Su modestia, afabilidad y honradez le hicieron acreedor a la admiración de todos los componentes de nuestra filá.


MEMORIA Inició la Filà su actividad con la Junta General Ordinaria de fecha 14 de mayo, aprobándose entre otros puntos la renovación de Junta Directiva que queda constituida por: Juan Quiñonero, Primer Tró. Octavio Valls, Darrer Tró. Juan Guarinos, Tesorero y Jorge García, Secretario. Más la colaboración de los Vices y Vocales que estos designen. DINA Con toda alegría y entusiasmo se celebró la misma en la finca del festero Luis Moltó, resultando por su organización y comida un verdadero éxito. NOMBRAMIENTO DE ALFÉREZ En Junta General extraordinaria de fecha 1 de octubre de 1982, el primer tró da cuenta del nombramiento del festero Jorge Palasí Calatayud como Alférez de la filá para el año de cargo de 1983. CENA HOMENAJE A LAS MUJERES Esta se celebró con gran asistencia de festeros y señoras el día 30 de octubre en la Venta del Pilar. CELEBRACIÓN DEL MIG ANY Para designar la pareja cotera que representará a la filá se organizó un campeonato interior quedando vencedores la pareja Enrique - García J. la cual a pesar de su oculta ciencia fue eliminada a las primeras de cambio. Todos los actos se vieron concurridos y especialmente en la semifinal que se celebró en nuestros locales se atendió como merecen todos los visitantes que acudieron a la misma. Se celebró con todo humor la olleta en la Glorieta y como siempre quedamos casi campeones, celebrándolo después con la olleta-cena en la filà y efectuándose la entraeta a continuación con gran animación y alegría. CAMINO DE FIESTAS A partí, de noviembre y cada cual en su puesto de colaboración se van efectuando trabajos y especialmente algún «almorsaret» en la cábila del Alférez o en la de Richart y se van perfilando todos los detalles. Como Caballeros del Alférez se alistan: J.L. Canales; V. Candela; Mónico Condes; J. García; E. Herrera; J.

Palasí; R. Payá: F. Pons; J. Richart y F. Richart. Para la escuadra de negros son designados; J. Quiñonero (Cabo batidor), F. Pinero (Cabo) y J. Pérez; J. García, F. Pons, E. Albors, S. Aura, A. Soler; J. Climent, J.R. Serrano, F. De Grado y F. Bataller La Directiva y especialmente nuestro asesor artístico; con la colaboración de todos los festeros van perfilando los detalles para la preparación de la fiesta y así se van presentando los trajes de Alférez, Negros y Caballeros con sus respectivos ágapes y ensayos. El día 3 de abril con el típico «Almorsaret de Pascua» se inició el día de La Gloria, siendo representados con toda gallardía por el ex-Sant Jordiet, José Palasí Martínez, que como siempre fue acompañado por todos los festeros hasta el Ayuntamiento. Recogido después de la Gloria y una vez en la filá se celebró el clásico vermut con las familias. El día 17 y después de un almuerzo para la grey infantil y coca en «Fariña y Tomaca» para los mayores se acompañó al Partidor al gloriero infantil Joaquín Climent J., siendo también recogido al finalizar el acto y acompañado hasta la filá celebrando el acostumbrado vermut. La Gloria del Hospital fue representada por Eduardo Coloma Lloréns. Los días 5, 8, 10, 12, 15, 16 y 19 se celebraron entraetes de filá para Caballeros y Alférez; Escuadra de Negros, Entrada Oficial, Escuadra de Negros, General patrocinada por el Alférez, Escuadra de Negros y Entrada Oficial. En la noche del día 17 se acompañó la imagen de Sant Jordiet, siendo muchos los festeros de la filá que acudieron a este acto. El día 16 a mediodía, se realizó la treta del Montepío, con el acostumbrado vermut en la filá. TRILOGÍA FESTERA El día 21 a las 9 de la noche y en los locales cedidos por el festero Eladio Silvestre y con una extraordinaria asistencia (Que be fem «La Olleta») se celebró la Nit de l'Olla, desfilando a continuación desde El Parterre. A las 5'30 nuestros madrugadores dianeros se concentraron en la filá (Donde les salieron los colores) efectuándose el acto de Diana con la prestancia propia de los Cides.


I

Seguidamente se concentraron todos los festeros para reponer energías mediante el típico «Almorsaret» y los Caballeros especialmente y algunos festeros fueron a recoger al Alférez Jorge Palasí Calatayud. Al presentarse acompañado de los infantes Josele y Carlos y su Sra. esposa, a ésta se le obsequió con un ramo de flores y al Alférez le fue transferido el cargo por el Alférez anterior Jorge Santonja, con el toque de espada en los hombros de ordenanza y sobre todo con un emocionado abrazo. Casi al medio día iniciamos la Entrada de Cristianos con el Alférez y los dos Infantes al frente montando hermosos caballos de su propiedad, seguidamente los diez Caballeros, escuadra de negros, niños, escuadra de blancos, castellanas, boato, etc., resultando un bellísimo desfile, que no perdió la continuidad y llegó al final en el horario previsto, puede decirse que fue un desfile perfecto en organización, presentación y detalles de boato. Al medio día y después de la entrada, los Caballeros y Escuadra de Negros junto con el Alférez y acompañados de la música celebraron la comida en los patios de San Roque, desde donde cada cual levantó el vuelo. El día 23 a las 8'30 los festeros (pocos) y jóvenes iniciaron la segunda diana, que al final resultó numerosa y lucida (debe pensarse en obsequiar con buen despertador a los festers). Después del almuerzo se acompañó al Alférez a San Jorge, formando todos en la Procesión del Traslado, acto de selección y de una belleza extraordinaria por sus características y brevedad. El Alférez, cargos y algunos festeros, acudieron a la Misa Mayor y otros se desplazaron junto con sus esposas al Hogar Infantl, celebrándose la acostumbrada Misa y obsequio a los niños acogidos. Después de la misa el Alférez, Infantes, Caballeros y algunos festeros desfilando desde la salida de Santa María, fueron al encuentro de los que regresaban del Hogar Infantil y todos con sus familiares nos desplazamos hasta el Círculo Industrial, para celebrar nuestra ya tradicional comida del día de San Jorge en el Salón Rotonda, que como siempre resultó de una animación extraordinaria, animada por la actuación sin par de nuestra música

de Adzaneta de Albaida y con la alegría y buen humor que nos caracteriza en estos actos. A media tarde nos desplazamos a la Placeta del Carbó para asistir a la procesión General, acudiendo una mayoría de festeros, y los cargos Alférez, Infantes, Caballeros, Castellanas, etc. Hacemos resaltar la colaboración del fester Miguel Doménech, que unas veces él mismo y otras su hijo, representaron al abanderado con toda dignidad y elegancia. Por la noche y en los locales del Camí, se celebró la cena con atracción a la que además de acudir la mayoría de festeros tuvimos el honor y la satisfacción de ser acompañados por el Alcalde de Alcoy, Presidente de la Asociación de Fiestas, Teniente-Alcalde de Fiestas y otras Autoridades y componentes de la Junta Directiva de la Asociación de San Jorge. Otros festeros tomaron parte en la Retreta, uniéndose posteriormente a nuestra fiesta que terminó a altas horas de la madrugada. Finalmente el día 24 y después del normal almuerzo en la filá se recogió al Alférez, que en este día fue representado por el ex-San Jordiet, Josele Palasí Martínez, acudiendo a la Embajada y posteriormente al disparo de la mañana, a pesar de ser acompañado por los Caballeros, Josele no quiso desmelenarse y dejó un ratito el Castillo a los Moros para que nos sigan comprando textiles y otras cosas. Mientras, nos juntamos en el Hotel Reconquista para recuperar energías y prepáranos para la gran batalla de la tarde, que esta vez y a pesar de perderse algún Caballero en el servicio de espionaje, se ganó la batalla acompañando al Sant Jordiet los cargos y la filá a su Iglesia y posteriormente al Alférez a su casa, terminando así, creemos que con suficiente elegancia y responsabilidad de este año de cargo. Creo necesario nombrar en esta memoria la actuación artística y asesora de Rafael Guarinos, Paco Aznar y Toni Pinero, en sus respectivos diseños y colaboración. Y finalmente destacar y agradecer en nombre de la Junta Directiva la colaboración de todos los festers, que una vez más han sabido situar al nivel que corresponde a la Filá Cides.


PROGRAMA INTERIOR DE ACTOS 14 DE ABRIL - TRETA DEL MONTEPÍO

26 DE ABRIL - ENTRAETA NEGROS

A la 1 del mediodía en los locales de la Filá (Anselmo Aracil) treta del montepío con vermut pagado.

Sobre las 11 de la noche y por la calle de San Nicolás entraeta de la escuadra de negros.

22 DE A B R I L - G L O R I A

ENTRAETA FILA

A las 8'30 horas almuerzo en los locales de la Filá, situados en El Camí, vestida de Gloriero y acompañamiento al Ayuntamiento, al finalizar el acto recogida del Gloriero y acompañamiento hasta el mismo local de El Camí, en donde habrá vermut.

A las 9 de la noche concentración en los locales de la Filá (Anselmo Aracil) con cena de sobaquillo y salida por el Parterre sobre las 10'45 con la banda de Adzaneta.

ENTRAETA DEL BERENAR Esta entraeta está dedicada particularmente a la grey infantil por lo tanto se procurará sea lo más pronto posible, recomendándose que a las 8 de la tarde se efectúe la concentración en los locales de la Filá (Anselmo Aracil), y seguidamente salida por el Parterre. 23 DE ABRIL - GLORIA INFANTIL Concentración en los locales de la Filá (Anselmo Aracil), a las 9'30 horas, con almuerzo dedicado especialmente a los niños, vestida de Glorieret y acompañamiento hasta el Partidor. Al finalizar la Gloria recogida del Glorieret en el Parterre y acompañamiento al local de la Filá (Anselmo Aracil). PROCESIÓN DEL TRASLADO A las 8 de la tarde concentración en el Torrero, para acompañar a la imagen de Sant Jordiet en el traslado a la Iglesia de Santa María. ENTRAETA DE NEGROS Sobre las 11 de la noche y por la calle de San Nicolás entraeta de la escuadra de negros. ENTRAETA CAPITÁN A las 10'30 y por el Parterre, el Capitán, Caballeros y Mercenarios. 24 DE ABRIL - PRESENTACIÓN LIBRO A las 8'30 de la tarde y en los locales de la Filá (Anselmo Aracil), tendrá lugar la presentación de un libro dedicado a saínetes festeros, obra del escritor Armando Santacreu y patrocinado por nuestro Capitán, en dicho acto se hará entrega a los asistentes de un ejemplar dedicado por el autor. 25 DE ABRIL - ENTRAETA EXTRAORDINARIA DE LA FILÀ PATROCINADA POR EL CAPITÁN Concentración en la Filá (Anselmo Aracil) sobre las 9 de la noche (Cena de sobaquillo) y salida por el Parterre con nuestra flamante banda de Adzaneta.

27 DE ABRIL - NIT DE L'OLLA A las 9 de la noche y en los locales de El Camí, se servirá la olla para todos los componentes e invitados (estos previo pago), y a continuación salida desde el Parterre. 28 DE ABRIL - PRIMERA DIANA A las 5'30 horas concentración de dianeros y reservas en los locales de la Filá (Anselmo Aracil), debidamente uniformados y con guantes negros para acudir a la Plaza de España. ALMUERZO DE LA ENTRADA EN LOS LOCALES DE EL CAMI A las 8 de la mañana todos los individuos de la Filá deberán presentarse en los locales de El Camí, donde se servirá un almuerzo rápido (de combate), seguidamente se efectuarán los preparativos para la entrada. Sobre las 10 de la mañana, el Capitán con el séquito asignado y la música harán su entrada en los locales de El Camí, y seguidamente partirá toda la Filá, castellanas, boatos, acompañantes y demás componentes al partidor, concentrándose todos alrededor de la carroza de la Filá, y esperarán las órdenes de los encargados de la organización de la entrada. Con el fin de evitar improvisaciones, todos los individuos de la Filá, deberán saber de antemano el lugar que ocupan en este magno acontecimiento, para lo cual estará expuesto en el tablón de anuncios de la filá, un guión del acto en que cada individuo tendrá un lugar asignado. Esperamos la máxima colaboración de todos los individuos de la Filá, para el mejor lucimiento de este acto. Finalizada la entrada, acompañamiento del Capitán a su domicilio, por todos los componentes de la Filá, en donde podremos tomarnos un plis-play. A las 10 de la noche y en el local de El Camí y previa la adquisición del correspondiente tiket, habrá cena amenizada por un conjunto, y a continuación los que no estén cansados podrán dedicarse a mover el esqueleto. 29 DE ABRIL - CONMEMORACIÓN DÍA SAN JORGE - SEGUNDA DIANA A pesar del carácter meramente infantil, y debido a que ostentamos el cargo de Capitán, deberán asistir a este acto TODOS LOS COMPONENTES DE LA FILA, para acompañar a la grey infantil en el único acto oficial en el que verdaderamente pueden ser protagonistas. Decimos


acompañar y se entiende formar en la segunda diana con capa y casco. Los mirones que se queden en casa. Finalizada a segunda diana, concentración y almuerzo rápido en la Filá (Anselmo Aracil), seguidamente acudirán todos los individuos al Templo de San Jorge a las 10'30 horas para tomar parte en la procesión del Traslado de la Reliquia a Santa María, debidamente uniformados con el diseño completo, y conocedores del lugar asignado para este acto, según el guión que asimismo estará expuesto en el tablón de anuncios de la Filá. Debido a la premura de tiempo, recogerán al Capitán los Caballeros y un grupo de cides designado al efecto que asismismo acudirán al Templo de San Jorge. Una vez finalizada la procesión y al igual que el pasado año, se trasladarán al Hogar Infantil un numeroso grupo de cides, para estar presentes en la misa que patrocinamos en dicha Institución y la entrega de obsequios a los niños allí acogidos, con el siguiente horario: Santa Misa a las 12'30 horas (las gimenas que acudan allí directamente), a la salida entrega de obsequios a los niños y Hermanas y despedida, para que cides, señoras y música, intentar llegar a tiempo con el fin-de recoger al Capitán a la salida de la Misa Mayor, para de esta forma, cides, señoras y acompañantes, a las órdenes de nuestro Capitán dirigirnos a la comida festera que celebraremos en el salón rotonda del Círculo Industrial. Finalizada la comida, formadas, agasajos y resopón en los locales del Círculo Industrial, nos desplazaremos acompañando al Capitán a su Cuartel General, regresaremos con agua mineral, se recogerán la capa y el casco, y todos juntos nos desplazaremos a la calle de San Jaime, en donde se encontrará la furgoneta de las armas, para de allí dirigirnos a la Placeta del Carbó, bajo los arcos, esperando orden de formación. Acabada la procesión general, los componentes de la Filá acudirán al Templo de San Jorge, en donde esperarán la salida de nuestro Capitán, para nuevamente dirigirnos a su Cuartel General, en donde nos tomaremos un plis-play para entonarnos. Después de este acto, desbandada general para ir a recoger a nuestras señoras, y acudir a las 10 de la noche a los locales de El Camí, donde habrá cena-fiesta, previa la adquisición del correspondiente tiket. A las 11'30 de la noche y desde El Camí se efectuará el acto de la Retreta con la carroza de la Filá y asistencia voluntaria.

nuestro Capitán, tendrán dispuesto un pequeño almuerzo, para de allí y juntamente con el Gran Jefe, dirigirse al Castillo para los actos de la Estafeta y Embajada. Aquellos cuyas condiciones físicas no les permitan acudir al acto anterior, se concentrarán en la Filá para almorzar y seguidamente se dirigirán asimismo detrás de Castillo, en donde a las 10'45 horas emprezará el disparo. Concluida la participación de la Filá Cides en el disparo, los guerreros podrán asearse y guardar sus armas, y acudir nuevamente detrás del Castillo, para una vez finalizada la lucha de cargos, recoger a nuestro maltrecho Capitán y acompañarlo a la Filá, en donde se aseará, recuperará fuerzas en el piscolabis y todos juntos dirigirnos al Hotel Reconquista a comer. Repuestos los estómagos y saneadas las heridas del combate y con ánimos de ganar la batalla pasaremos por el Cuartel General para recibir instrucciones sobre la estrategia a seguir en la batalla de la tarde y dirigirnos al partidor en donde recibiremos y agasajaremos al Capitán del bando moro; esto no quiere decir que después no lo tengamos que maltratar a disparos para ganarle la batalla. (TANTO EN EL ALARDO DE LA MAÑANA COMO EN EL DE LA TARDE, SE RUEGA ENCARECIDAMENTE NO FUMAR Y TENER LOS MAYORES CUIDADOS POSIBLES EN EVITACIÓN DE UN ACCIDENTE QUE PUDIERA ENSOMBRECER LA BRILLANTEZ DE LA FIESTA, Y EL QUE CUALQUIERA DE NOSOTROS O ALGÚN ESPECTADOR PUDIERA SER LESIONADO POR LA PÓLVORA). A toque de clarín empezará la batalla, que se prolongará por la calle de San Nicolás hasta la Iglesia del Santo Patrón, en donde una vez finalizada nuestra participación en el disparo, y al igual que en la mañana, tendremos tiempo de asearnos y guardar nuestras armas, para acudir al Templo de San Jorge, en donde después de la Acción de Gracias de los cargos festeros, recogeremos a nuestro victorioso Capitán, ganador de la batalla, y nos dirigiremos al Cuartel General en donde beberemos agua, para desintoxicarnos, le daremos la enhorabuena y quedaremos libres para ir a ver la Aparición de San Jorge. Y con esto daremos por finalizado nuestro cargo de Capitán de la Filá Cides del año 1984.

30 DE ABRIL - ALARDO

A las 8 de la tarde y en el Templo del Patrón, misa en conmemoración de los difuntos de nuestra Filá, los Chanos y los Verdes, y a continuación ensayo en nuestra Filá con vermut pagado.

A las 8'30 de la mañana los guerreros que se encuentren con ánimos de acudir al Cuartel General de

2 DE MAYO - MISA DE DIFUNTOS

Edita: FILA CIDES - Alcoy Portada y maqueta: RAFAEL GUARINOS Imprime: Gráficas Ciudad, S.A. - Alcoy Depósito Legal: A - 151 - 1983


EL AVIÓN

MUEBLES EMECE S.A. C R E A C I O N E S ARTÍSTICAS

IBEROSA

JUAN GUARINOS BLANES

HILATURAS ALCOYA, S.A.

RICHART Y SEGURA, S.L.

MUTUA GENERAL DE SEGUROS

JORGE PALASI CALATAYUD

CYANENKA, S.A. (CRILENKA)

JOAQUÍN CLIMENT FARMACIA

ARACIL - ORT

EDUARDO COLOMA PEIDRO

RIBELLES CAJAS DE CARTÓN

CENTRO RECONOCIMIENTO MEDICO C/ Gravina, 2

MARÍA TERESA BENITEZ FARMACIA

COPART

GRÚAS HERRERA, S.A.

MOLTO REIG S.A.

REFREY MAQUINAS PARA COSER

JOSÉ BAIDAL OLCINA

COMERCIAL DE HILADOS, S.A.

FRANCISCO SANTONJA DOMENECH, S.L.

ÓPTICA MIRA

OPENTEX S.A.

ARTEX

PAYA Y PASTOR, S.L.

DIBUJO TEXTIL


MANUFACTURAS ESTAMBRE S.A.

LLAVIS PUB, S.A.

URDEX, S.L.

ELADIO SILVESTRE S.A.

ISOVER

INDUSTRIAS GRAU MULLOR, S.A.

ASLAND, S.A.

JORGE LINARES PERRERO

MARMOLES IUMOL, S.L.

JOAQUÍN CARBONELL NADAL

MIGUEL DOMENECH SOLER, S.L.

FRANCISCO JOVER, S.A.

GESTORÍA

TALLERES LEMA, S.A.

ALBERO

(Concesionario RENAULT)

TRANSFORMADORA DE LEVANTE, S.A.

HILATURAS JEL S.A.

MONTCABRER, S.A.

INDUSTRIAL TEXTIL MALLERA, S.A.

LIBRERÍA SAN ROQUE

HILATURAS MIEL S.A.

MIGUEL CARBONELL FERRÁNDIZ

JOSÉ PICO SEGURA

DESPACHO CENTRAL

"RENFE" SANEAMIENTOS COLON LUIS MOLTO MOLINA

ALCOYMOVIL, S.A.

MIELE, S.A.


SUCESOR DE PÉREZ VERDÚ, S.L.

MUTUA GENERAL DE TRABAJO N° 10

JOSÉ LUIS CANALES SEGURA

BENOAL

LABORATORIOS VIGMAR GÉNEROS DE PUNTO JORDA, S.L.

BRICOLAGE

BAR TORRERO LUBRIFICANTES

FERRÁNDIZ

MONICO CONDES ORTIZ

ASFALTEX, S.A.

PARKING GOYA

KIOSKO DE LA SUERTE

ROSARIO BARBER ALONSO

"SAN ROQUE"

COMERCIAL FERQUI

ARGOS, S.A.

ROCALLA, S.A.

TINTES MARIOLA S.L.

VIUDA DE JUAN PÉREZ AURA, S.L.

PONSODA, S.A.

JOSÉ GARCÍA COLOMA

MIRO BORRAS, S.A.

P E L U Q U E R Í A DE S E Ñ O R A S

"JUAN RAMÓN"

EMBORRADOS LUGOMIR, S.L.

HILATURAS JORDA, S.A.

ALCOY-PUNT, S.L.

FEDERICO DE GRADO PALOMARES

EDUARDO ALBORCH SENABRE


Caja de Ahorros de Alicante y Murcia


CIDS - CAPITAN 1984