Page 1


ALCOY REVISTA DE LA FIESTA DE MOROS Y CRISTIANOS Abril de 1978

SECCIONES DE LA EDICIร“N 1 Apertura 2 Esto dio de si 1977 3 Evocaciones festeras 4 Alcoy y su historia 5 La Fiesta como motivo 6 Creaciรณn literaria 7 Investigaciรณn 8 Miscelรกnea 9 Guiรณn de cultos y actos


APERTURA

ALCALDÍA EDITORIAL PREDICADOR 1977


Alcaldía

De nuevo Abril y San Jorge convocan el resurgir de las altas cimas de la esencialidad alcoyana. Hay que creer en esta primavera, única y repetida, que auna la tradición y la historia. En el ancho correr de los tiempos, Alcoy cierra filas entorno a un hecho prodigioso, que vertebra la conciencia segura del pueblo. 1276 es una llamada para entrar en la gran crónica, donde todo está preparado: Al—Azraq, alzando su rebeldía en las cumbres aromadas de nuestra serranía; Don Jaime, avanzando decidido hacia el mar, para incorporarnos definitivamente a la cristiandad occidental; Alcoy, estremecido de murallas, alertando su posibilidad futura de comunidad; y San Jorge, rubricando un feliz encuentro de idea y pensamiento colectivos. Hoy, al cabo de siete siglos, todo sigue igual de dispuesto, igual de vivo, igual de verdadero. No se sabe si, ahora, volvemos al pasado, o, sí ese pasado, se actualiza y toma formas de presente. Nuestra dinámica histórica se reencarna, así, en una pervivencia renovadora, que anuncia un mañana repetido. Vuelva otra vez la música, el color de les filaes, el ritmo del gran ballet de los moros y cristianos; vuelva otra vez esa alegría. Desde una irrenunciable valencianía, Alcoy marca un extraordinario ejemplo ciudadano, porque sabe hacer de su fiesta una esperanza compartida. San Jorge aguarda, otra vez, su cita con la historia. Alberto E. GARCÍA RODRÍGUEZ Alcalde de Alcoy


Editorial

Poder anunciar a los alcoyanos la celebración de la Fiesta de Moros y Cristianos, después de todo un año de trabajo de organización que culmina en la elaboración de este programa, constituye una tarea muy grata, porque siempre nos depara la misma entrañable sorpresa: que nuestras fiestas no envejecen ante nosotros, que mantienen, a través de los siglos, su lozanía primera, idéntica capacidad para despertar la ilusión y la alegría. No nos cansa repetir año tras año los mismos actos; al contrario, nos emocionamos cada vez que 'suena nuestro himno, cada vez que les fuaes desfilan por nuestns calles, cada vez que escuchamos las embajadas, cada vez que contemplamos la asombrosa e ingenua representación de San Jorge. Y es que las fiestas son el símbolo privilegiado de nuestra unidad como pueblo. Cuando todos participamos en ellas con sentimientos comunes, estamos proclamando con total espontaneidad que realmente somos un pueblo y no un simple agregado de individuos o de grupos. En la vida de los pueblos, como en la de las personas, la esperanza brota del fondo de la memoria. De una secular raíz común surge el proyecto tenaz de una existencia histórica digna, de una convivencia humanizada y cordial, de una prosperidad generosamente compartida. La esperanza de nuestro Alcoy no ha encontrado nunca mejor expresión que la actualización del hecho más significativo de nuestra memoria histórica: el patronazgo de San Jorge, tutelar de nuestras, a la vez, más profundas y más elementales aspiraciones. Por eso las fiestas ponen de manifiesto que es más fuerte lo que nos une a los alcoyanos que lo que nos distancia: generación tras generación les fuaes nos congregan y nos hermanan a todos, por encima de cualesquiera diferencias. Por lo que es y por lo que significa para nosotros, honremos a San Jorge como merece y celebremos nuestras fiestas con la riqueza de sentimientos que remueven en nosotros: la alegría de vivir, la asunción amorosa de nuestro pasado, la buena voluntad de los unos para con los otros y el deseo de un futuro siempre mejor y más humano.

LA JUNTA

DIRECTIVA


Predicador 1977

Mes enllá de la historia, al marge de la inevitable mitificació del personatge, a manera de reflexió-assaig sobre un nomi una circunstancia: Sant Jordi, mártir. Jordi vol dir en grec llaurador, el que conrea la térra. Li va be a aquell home del qual el record sant ompli segles i pagines d 'historia de la comunitat cristiana de l'orient a l'occident -fins a la deformació legendaria i tot, a voltes grácies a una lectura errada deis voltants simbólics de la seua representació iconográfica—. N'és com un reconeíxement onomástic de l'haver ell encarnat amb fidelitat inspirada el manament del Génesi de cultivar la térra d'on hem eixit, es a dir, ha estat un home dócil a la Paraula de Déu, bo per escoltar-la i bo per viure-la en práctica. Per aixó i'Església el venera com a "Sant". I eixa es la for9a que té sant Jordi ahir, hui, demá: exemple d'"encarnació-" —la Paraula que esdevé carn, vidaen un cor huma, receptacle fecund del reclam de Déu, encontré del diví i del l'humá en un joc tot vital de transparéncies. Ací trobem el seu testimoni, per ñ a costa de la mateixa vida. Per aixó es "mártir": paraula grega que consagra la actitud de testimoni i, de modo específíc, quan el testimoniatge es dona per amor a Crist i a la comunitat deis seus fidels. es el que veig hui d'il.luminant en sant Jordi per ais que vivim ara, per a la nostra societat, per al nostre rnón. En forca de la nostra vocació humana i cristiana : —Cultivar la térra del nostre cor, de la nostra comunitat, del nostre món, en la justicia i en l'amor, oberts a 1'Esperit. - -Convertir-nos a donar la vida día a dia, sense escandalitzar-nos d'éser imperfectes, limitáis, escarrancits a voltes, pero dispostos a lluitar amb les armesMe la pau en la esperanza. La música, el color, el goig de la vida com a peanya felic per una afirmado de la fraternitat, baix el signe de la Resurrecció. Festes de Sant Jordi 1978. Fra. Climent M. Paya Martí Servent de María


ESTO DIO DE SI 1977

Memoria de actividades Cr贸nica de la Fiesta 1977 Concursos festeros La mujer y el ni帽o en la Fiesta Asamblea General In memoriam Sant Jordiet 1977


Memoria de actividades Señores Asociados: Con satisfacción, la Junta Directiva presenta a la Asamblea, para su aprobación, si procede, la Memoria de las actividades desarrolladas por la Asociación de San Jorge durante el año 1977, que acaba de finalizar, y lo hace en sus tres dimensiones esenciales: I — Fines de la Asociación de San Jorge; II — Gobierno de la Asociación, y III — Proyección en la vida social y cultural. Cartel Fiestas 1977

I Asociación de I San Jarge I X semaj» t(d mió «ny I I del B «I 23 de Octubre I

11977

Portada Mlg Any D

Alcoy .

Portada Revista 1977

I - FINES DE LA ASOCIACIÓN A) CULTO Y TEMPLO.- Con la celebración de la solemne Misa el día de la Epifanía, en la que se adoró al Niño Jesús, empezaron las actividades de la Asociación en 1977. Y continuaron los tradicionales cultos religiosos de 40 horas en Septuagésima, Oficios de Semana Santa, así como la celebración de la Santa Misa los domingos y festivos, en la que siguen colaborando el grupo de jóvenes cantores, que dan mayor realce y dignidad a estos cultos. En memoria de los asociados, devotos y festers fallecidos, se oficiaron misas de réquiem los días 28 de Abril y 23 de Octubre, finalizados los actos de la fiesta y con ocasión del Mig Any, respectivamente. Y, también, se dedicó un recuerdo a los miembros de la Asamblea General fallecidos últimamente, con la celebración de la Sagrada Eucaristía. Lo fue el día 3 de Junio en intención de nuestros compañeros D. Rafael Cantó Tomás, Vocal de la Junta Directiva, D. José Sempere Caiatayud, Conseller D'Honor, D. Francisco Pastor Pérez y D. José Gisbert Alcalá, Fester D'Honor; y el 3 de Octubre por el Fester D'Honor D. Francisco Gisbert Pascual. El Traslado de Sant Jordi el Xicotet tuvo lugar el 17 de Abril, con masiva asistencia de festers y devotos, celebrándose, del 18 al 20 siguientes, el solemne triduo con los cultos tradicionales, siendo muy brillante la intervención de D, Clemente Paya Martí, sacerdote alcoyano, que dirigió a los fieles sentidas homilías, en las que puso de manifiesto la fe y el amor a nuestro Santo Patrón. El día 23 de Abril, principal de nuestra Fiesta, se desarrollaron brillantemente los tres actos religiosos fundamentales: por la mañana, la Procesión de la Reliquia, seguida de la solemne Misa Mayor oficiada por el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José María García Lahiguera, Arzobispo de la Diócesis, y por la tarde, la Procesión General, peculiar estampa religiosa con que los alcoyanos tributamos devoción fervorosa a nuestro Patrón, con la plasticidad que entraña el conjunto de los participantes y el fervor del público, que aclama a su paso a nuestro San Jorge. El 24 de Abril, al finalizar el Alarde, se devolvió a su iglesia la imagen de San Jorge infante, acompañado de festers, filaes de cargo, Capitanes y Alféreces, Asamblea Reportaje Fotográfico: Carlos Coloma


Imposición Insignias Cargos 1978

Capitán Moro: D. Lucas Guerrero Tortosa

Alférez Moro: D. Juan Sordera Lloren:

Capitán Cristiano: D. Emitió Qisbert Coloma

General con el niño Sant Jordict, en donde se oró en acción de gracias por la Fiesta que había terminado, invocando la protección de San Jorge en favor de todos los que vivimos y laboramos en este pueblo, renovando los votos que nuestros antepasados le hicieran hace siete siglos. La Asociación de San Jorge, con ocasión de las Bodas de Oro de la venida a nuestra ciudad de la Congregación Salesiana, se sumó al acto organizado el 18 de Noviembre por la Fila Alcodianos, en el que se entronizó la imagen de San Jorge en un aJtar preferente del Santuario de María Auxiliadora. B) ORGANIZACIÓN DE LA FIESTA DE MOROS Y CRISTIANOS.- En las fechas tradicionales 22, 23 y 24, se desarrollaron los actos propios de la trilogía Testera, sin que hubieran incidentes dignos de mención, y en este apartado, ya nuestro Cronista D. Adrián Espí Vatdés, con minuciosos detalles, ha dado cuenta de los actos con una brillante narración de los hechos. C) CASAL DE SANT JORDL- El Casal, antigua casona de los Merita y actual sede de la Asociación, debemos considerarlo como orgullo de Alcoy, ya que es punto obligado para todos aquellos que nos visitan. Casi todas las semanas del año recinimos expediciones de turistas procedentes de Benidorm, en su mayoría extranjeros, que organiza una Agencia de Viajes. Y también son numerosos los grupos de personas que se encuentran en la tercera edad, que, a través del Hogar del Pensionista, pasan por el Casal, y a los que se les da entrada gratuita por su calidad de jubilados. Los escolares de la localidad tienen los sábados destinados para que, acompañados de sus profesores, puedan visitar el Museo de la Fiesta y les sirva como elemento valioso para su formación histórica sobre Alcoy, inculcándoles al propio tiempo nuestras tradiciones alcoyanas. Las instalaciones ubicadas en la finca contigua, inauguradas el pasado año, han descongestionado sustancialmente los antiguos salones, y nos congratulamos al ver cómo van incrementándose los valores del Museo, con las constantes aportaciones de objetos, trajes, etc. Cedieron sus trajes al Museo de la Fiesta D. Rafael Paya Linares y D. Emilio Gisbert Coloma, Alféreces de ambos bandos en la Fiesta de 1977, D. Miguel Ferrándiz Santacreu el traje de Rodella del Alférez Cristiano en la Fila Montañeses, D. José Moya Carbonell, el traje que lució su hijo en 1957 como Sant Jordiet, D. Enrique Pons Selles, Alférez de la Fila Magenta. A todos, desde estas líneas, el profundo agradecimiento de ía Asociación, porque gracias a ellos seguimos engrandeciendo el patrimonio común de los alcoyanos. También queremos destacar en este capítulo la grata visita de un alcoyano ilustre y eminente teólogo, Excmo. y Rvdmo, D. Antonio Vilaplana Molina, Obispo de Plasencia, que dejó su huella al paso por nuestro Casal firmando en el Libro de Oro. Y por último, la expresión de gratitud más sincera a la Excma. Diputación Provincial, porque también en 1977 concedió una subvención especial a la Asociación con destino al Museo de la Fiesta. II - GOBIERNO DE LA ASOCIACIÓN A) ASAMBLEA GENERAL.- Se celebraron las dos

Alférez Cristiano: D. Jorge Verdú Cátala

8


Asambleas reglamentarias. La primera el 31 de Enero, en la que dentro del Orden del día fueron aprobados la modificación de los artículos 142, 154, 155 y 219 de los Estatutos. La segunda, tuvo lugar el 7 de Junio, en la que se trataron los puntos ordinarios establecidos, mereciendo destacar la designación de Sant Jordiet 1978 que, por insaculación, recayó en el niño Fermín Chinchilla Botella. En esta Asamblea se procedió a la renovación estatutaria de sus miembros, que recayeron en D. Vicente Boronat Vercet, Vice-Presidente, D. Antonio Aura Martínez, Secretario, D. Adolfo Seguí Oleína, Contador, y los Vocales D. José Albero Martínez, D. Antonio Alós Segura, D. Camilo Aracil Blasco, D. Salvador Aparisi Ripoll y D. Javier Vilaplana Ripull, cesando D. Carlos Company Muntó, Secretario, y los Vocales D. Rafael Cantó Tomás, por fallecimiento, y por cese reglamentario D. Luis Pérez Jordá y D. Francisco Seguí Peidro. Por rotación se incorporaron a la Junta Directiva los Primers Trons de las filaes Magenta y Almogávares, respectivamente, D. Rafael Ruiz Sempere y D. Fernando Fernández Jiménez, que sustituyeron a D. Federico Crespo Colomer y D. Jaime Coderch Santonja, de Verdes y Mozárabes, respectivamente. En el cuerpo de Mayorales cesaron D. Antonio Fernández Gisbert, D. Enrique Botella Oltra y D. Francisco Moya Carbonell, que fueron sustituidos por D. Jorge Sempere Jordá, D. Rogelio Sanchis Lloréns y D, Eduardo Guillem Miró. Fueron confirmados en sus cargos, a propuesta de la Junta Directiva, D. Adrián Espí Valdés, Cronista de la Asociación y D. Rafael Guarinos Blanes, Asesor Artístico, que sustituye a D. Roque Monllor Boronat, que había presentado su dimisión. B) JUNTA DIRECTIVA.- La Junta Directiva, para trazar la línea maestra de la Asociación, se ha reunido semanalmente todos los lunes. En estas reuniones se ha desarrollado la labor de estudio y planificación de todas sus actividades, y, desde el mes de Septiembre, en que se convocan reuniones mensuales conjuntas con Primers Trons, se ha establecido la directriz para una mejor solución de los problemas que se plantean en la realización de nuestras actividades. C) COMISIONES DE LA JUNTA DIRECTIVA.Todas ellas lian desarrollado sus actividades a plena satisfacción de la Junta Directiva. Y no cabe destacar a ninguna en especial, porque todas han sabido presentar y solucionar, al propio tiempo, el cometido que se les tiene encomendado. D) PERSONAL.- No podemos omitir en esta memoria la labor desinteresada de los empleados auxiliares, que con su aportación personal han puesto a disposición de la Asociación todo su esfuerzo, toda su ilusión y su entusiasmo. E) ASOCIADOS.- Detallamos a continuación el movimiento de Asociados en el año 1977:

Asociados Devotos Asociados Festers Asociados Protectores Casal Asociados de Honor

1977

1976

8.040 1.936 2.240 21

8.026 1.837 2.120 23

+ 14 + 99 + 120 - 2

Representación del saínete L'aleta del Cor

Representación de la obra teatral, Madalenes per a Jordl

Presentación del Ubro de Adrián Miró Casa Municipal de Cultura

Misa de acción de gracias


Durante el año 1977 han fallecido los siguientes Asociados:

Llana Judíos Domingo Míques Chano Verdes Magenta Cordón Ligeros Mudejares

I Entrega premio provincial de la Fundación José María López Dols de Torrevleja

Entrega premios Concursos: Fotográfico y Pintura

Campeonato Cotos: Primer premio, Fila Judíos

Aben cerrajes Marrakesch Realistas Berberiscos Andaluces Asturianos Cides Labradores Guzmanes Vascos Mozárabes Almogávares Navarros Tomasinas Montañeses Cruzados Al cedíanos Aragoneses

Francisco Pastor Pérez José Sempere Calatayud Antonio Martínez García Ninguno Ninguno Francisco Olcina Reig Ninguno Juan Sempere José Gisbert Alcalá Francisco Gisbert Pascual Casimiro Corbi" Castelló Daniel Monerris Matarredona Rafael Cantó Tomás Enrique Nadal Valor Jorge Grau Mullor Salvador Martínez Ninguno Ninguno Ninguno Ninguno Ninguno Ninguno Julio Pastor Soler Ninguno Ninguno Rafael Lloréns Agulló Ninguno Ninguno Ninguno

F) FiLAES.— Nuestras 27 fuaes, merecen el mejor de los elogios por su entusiasmo y dedicación en el mantenimiento y acondicionamiento de sus sedes sociales, que hacen que cada día sea más agradable su estancia en ellas. Durante 1977 cesaron como Prirriers Trons D. Silvano Galiana Gómez (Judíos), D. Julio Hilario Aracil (Ligeros), D. Mauro Verdú Roma (Mudejares), D. Rafael Insa Satorre (Berberiscos), D. Rafael Torregrosa García (Asturianos) y D. Juan Jover Pascual (Tomasinas). Respectivamente, fueron reemplazados por D. Francisco García Reig, D. Julián Riaza Cañete, D. Enrique Botí Ibáñez, D. Modesto Ferri Fuster, D. José Iborra Sanchis y D, Octavio Rico Jover. En la misma medida que agradecemos la dedicación que en pro de la Fiesta han demostrado los salientes, esperamos de los entrantes su identificación al servicio de los fines de la Asociación de San Jorge.

III - PROYECCIÓN EN LA VIDA SOCIAL Y CULTURAL

A) EXALTACIÓN F ESTERA.- La celebración del Mig Any ha concentrado una serie de actos que durante el años hubiera sido imposible celebrar por la intensidad de la vida laboral de nuestros días y sirve de puerta abierta para poner en marcha los mecanismos que nos han de Devar a nuestra próxima celebración georgina. Campeonato Cotos: Segundo premio, Fila Tomasinas

10


B) TEATRO.- Nuestra Agrupación teatral, con gran esfuerzo y mayor identificación con nuestras tradiciones tanto alcoyanas como testeras, nos deleitó con dos representaciones: el primero de Abril puso en escena los saínetes "PRIMER LA FESTA QUE ELS MOBLES", reposición de Armando Santacreu y "FEBRETA D'ABRIL", estreno de Joan Valls Jordá; y dentro del Mig Any, el 18 de Octubre, se escenificaron por primera vez las obras de Joan Valls y Armando Santacreu "MADALENES PER A JORDI" y "L'ALETA DEL COR", respectivamente. La Junta Directiva, que con la colaboración de las Fuaes y miembros de la Asamblea, ha mantenido todas aquellas motivaciones que nos pasaron nuestros antecesores, y da cuenta, por orden cronológico de las realizadas en 1977. D) CONCURSOS.1. XXVI CONCURSO FOTOGRÁFICO.- Se presentaron al Concurso 92 copias en blanco y negro y 48 diapositivas en color y 114 copias también en color, concediéndose, en sus tres secciones, las primeras medallas a los señores D. Mario Viani Urreiztieta (Sección primera), D. José Crespo Colomer (segunda y tercera sección) y las segundas medallas a D. José Crespo Colomer, D. Mario Aura Insa y D. José Lloréns Miralles, además de nueve accésits, divididos entre otros concursantes. 2. XVI FESTIVAL DE MÚSICA FESTERA.- Con participación de 7 obras, en la modalidad de marcha mora, por al Jurado calificador se otorgó el primer premio a "MUDEJARES", de la que resultó ser su autor D. Francisco Esteve Pastor, y clasificada en segundo lugar "PENAGUILA", de D. José María Valls Satorres. 3. IX CONCURSO DE DIBUJO Y PINTURA INFANTIL.— En su novena edición, se presentaron 324 trabajos por niños de los centros escolares de la localidad, otorgándose los premios a Francisco J. Guardiola Vicent y Sergio García Soler, primera y segunda medalla en la sección Infantil, y a Juan M., Calvo Martínez y Concepción Verdii Pastor, primera y segunda medalla en la sección Juvenil, además de 6 accésits en cada una de las secciones. A los premiados se les obsequió con material escolar y libros pedagógicos apropiados a su edad. 4. CAMPEONATO DE COTOS.- Con la participación de todas las fuaes y ta Junta Directiva para nivelar la competición, se realizó este Campeonato, cuyo fin primordial es fomentar la convivencia entre todos los festers, y tras reñida competición resultaron campeones la Fila Judíos y subcampeones la de Tomasinas. 5. CONCURSO DE "OLLETA ALCO1ANA".- 18 fueron las filaes participantes y sus ganadores Almogávares, primer premio, y segundo la de Tomasinas. El acto, como siempre, resultó simpático y atrajo a multitud de público, y la Asociación, con el esfuerzo de todos, dedicó una vez más su entusiasta homenaje a la gastronomía popular alcoyana. E) DEPORTES.— La Asociación se ha sumado a todos los actos deportivos locales, en especial al Fútbol Sala, que de día en día va tomando incremento y cuyas competiciones se realizan en el Polideportívo Alcoyano "Francisco Laporta" de nuestra ciudad, integradas por fuaes de nuestra Asociación. F) ACTOS VARIOS.— Merece destacar en esta sección

Presentación del niño Fermín Chinchilla Botella. Sant Jordlet 1978.

Glorieta Primo Rivera: Concurso de "Olleta"

11


la presentación del libro de SAINETES, del autor alcoyano Armando Santacreu, en la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, la proyección de las filmaciones sobre nuestra Fiesta de Moros y Cristianos en la Casa Municipal de Cultura, de la que fue realizador D. Eduardo Miró Soler, y también en la misma Casa Municipal de Cultura, se presentó con gran éxito el libro "Las Fiestas de Moros y Cristianos de Aicoy, vistas por Rowland Tnilmere", recopilación maestra del escritor alcoyano Adrián Miró. Finalmente, dos actos revisten especial importancia. Un tributo a muchos años de servicios a la Asociación de San Jorge, Merecedor D. Roque Monllor Boronat, 25 años Asesor Artístico de la Asociación. Y en el Salón Rotonda del Círculo Industrial, el día 13 de Octubre se le ofreció un homenaje en reconocimiento a tantos desvelos y sacrificios en pro de la Fiesta, Y otro,' la presentación del Niño Sant Jordiet 1978, Fermín Chinchilla Botella, cuyo marco ideal fue el Colegio de San Roque, donde el pequeño cursa sus estudios. Allí colaboraron todos, desde el Sr. Arcipreste y el Director del Colegio, hasta el último niño escolar de aquel centro, sin olvidar a los profesores, que organizaron actos internos para que la celebración resultara verdaderamente amena, entrañable y emocionante para el niño y todos sus compañeros. La Asociación de San Jorge fue distinguida en 1977 con el premio provincial, primero en esta ocasión, que otorga la fundación José María López Dols, de Torrevieja, por el reconocimiento a las actividades Culturales y de tipo folklórico que la Asociación viene desarrollando. G) EDICIONES.- Se han editado, como ya es tradicional, el programa del Mig-Any; una tirada de 250 ejemplares de las marchas premia-

das en el último Concurso de música festera, gran cantidad de programas de mano cort detalle de horarios e itinerarios de la Fiesta, que fueron muy útiles para festeros y público en general, la Revista de la Fiesta, órgano de comunicación anual de la Asociación y la Concordia, que se distribuyó entre todos los Asociados. RELACIONES CON LA COMARCA FESTERA.— Se ha seguido la línea de colaboración con las poblaciones de la comarca que celebran fiestas de Moros y Cristianos, haciendo intercambio de publicaciones y prestando, cuando se nos ha requerido, el apoyo que ha estado a nuestro alcance, participando, además, en las actividades de la UNDEF, dentro del plano que nos sitúa como miembros de la misma. CAPITULO DE GRACIAS.- Y por último, queremos dejar constancia en esta Memoria el reconocimiento por la ayuda que hemos recibido de la Excma. Diputación Provincial, Excmo. Ayuntamiento de Alcoy, Regimiento Mixto Vizcaya núm. 21, de Alcoy, Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, que siempre han estado en buena disposición con la Asociación de San Jorge, Los medios de difusión han colaborado largamente, poniendo a nuestro alcance las páginas de los periódicos "Ciudad", "Información" y "La Verdad", de Alicante, así como Radio Alcoy, que ha transmitido nuestras noticias a través de sus ondas. Esto es, señores asambleístas, lo que Vds. y nosotros hemos realizado durante el año 1977 en pro de la Fiesta y de todos los alcoyanos. Alcoy, 31 de Diciembre de 1977 Antonio AURA MARTÍNEZ

Secretario

Foto: José Llorens Miralles

12


Foto: Studio Vardú

Crónica de la fiesta 1977 I.-PORTICO Acabamos de inaugurar en el orden devocional y festero un nuevo siglo. El octavo centenario del patronazgo de nuestro señor San Jorge ha comenzado en este último abril de 1977. La cuenta atrás hasta arribar al año 2076 se inicia ahora, con esta primavera recién estrenada, calurosa y soleada como muy pocas. Somos conscientes, pues, de que estamos poniendo el basamento de una nueva centuria, de otros cien años que pueden ser decisivos, excepcionales en nuestra fe, en nuestra sacrosan-

ta tradición, en nuestro templo de ilusiones, de fraternidad alcoyana, de colaboración amplia, honesta y robusta. Y si la fe obra milagros, si los pueblos son movidos por los poetas, nuestra fe profundamente arraigada en el pueblo, mantenida impoluta a través de siete siglos, avivada cada año con la vivencia de los Moros y Cristianos, con la oración desgranada ante el altar georgino, ha de ser, irremisiblemente, el vehículo que nos conduzca al milagro de la paz y del amor. Y si nuestra fiesta es poesía viva, tejida con las urdimbres de la tradición, de la historia, de las

13


expresiones etnográficas y humanas, nuestro pueblo, este Alcoy querido por el que todos luchamos, al que todos amamos con pasión y desinterés profundo, tiene que estar, de por vida, hasta el último aliento del último de sus hombres, alerta y expectante, en vela continua e ininterrumpida, cuidando sus armas y podando sus rosas más íntimas, más entrañables, de más hondo perfume. Vaya por delante nuestra confesión de fe auténtica y valiente en San Jorge, defensor de Alcoy, brazo invicto y piedra angular de su trascendencia. Vaya por delante nuestra gratitud a los aleoyanos, a nuestros paisanos todos, "festers" y espectadores, que mantienen como fuego sagrado su fiesta religiosa, su fiesta espiritual que es, por encima de, otra cualquier etiqueta, la represen* ición de nuestros Moros y Cristianos. Vaya por delante nuestra confianza plena en los hombres de Alcoy que han hecho de él lo que es: un pueblo unido, trabajador y honrado con conciencia recia y generosidad desbordante. No sé que es más verdad en este pueblo, si su cuerpo o su alma, piedra o nube. Entre el reír honrado de sus gentes y el rumor de trabajo en cada esquina, yo he visto en mi paseo solitario por la piel asombrada de estas calles, un castillo almenado en cada puente, un San Jore a caballo en cada hombre. II.-LAS VÍSPERAS a) "Gloria oficial" y "Gloria infanta"

Foto: José Abad Frau

Foto: J. Sandoval

14

El domingo día 10 de abril se celebró el acto de proclamación oficial de los Moros y Cristianos de 1977 con el acto tradicional, y esperado, denominado "La Gloria". Raso, soleado, hasta caluroso, a las diez horas de la mañana la plaza de España se pobló de público ansioso de aplaudir a cada fester representante de las veintisiete filaes con las tres bandas de la ciudad, heraldos del Excmo. Ayuntamiento y trompeteros a caballo. De buena mañana ya los alcoyanos se habían lanzado a la calle para presenciar "els xiulitets", emotiva y tradicional procesión del Domingo de Resurrección. Desde el campanario de Santa María los bronces cantaban el aleluya mientras los pasodobles se sucedían ininterrumpidamente: "Festa alcoiana" en la Unión Musical, "Petrel" en la Música "Nueva" y "Primavera" en la "Primitiva". Un vientecillo fresco mueve las señeras y banderolas y a las 13'33 finaliza el recorrido en el mismo punto donde el acto empezó, disparándose, como de costumbre, una sonora mascletá. Por la noche da principio un período de "entraetes" que en el actual año ha sido regulado después de un sorteo y el establecimiento de un horario, lo que, en principio, ha producido una mejora visible y evidente, fluidez en el desfile, registrándose mayor participación de filaes ciertos


días que pueden considerarse "punta", así como una predisposición de las fuaes por la calle de San Nicolás. El domingo 17, y desde el "Partidor", tiene lugar la "Gloria infantil", instaurada hace once años, uno de los mayores aciertos introducidos en el programa de la fiesta de un tiempo a esta parte. Quizá más lento el desfile que otros años, éste vino a terminar una media hora más tarde que en anteriores ocasiones, con entusiasmo, aplausos y vítores por parte del público que aguardaba impaciente en las aceras la presencia de la "llevadura festera". Hay que destacar que el niño gloriero de la fila Chano, Francisco José Berenguer Soler tomó la primera comunión en la parroquia de la Virgen de los Desamparados con su traje fester, así como Jorge Benavent Sanchis, gloriero infantil de la fila Vascos. Y es menester señalar, asimismo, que estrenaba el cargo de sargento moro el niño Rafael Palmer Peidro, quien cautivó al público con su estilo, su gracia y desparpajo. Al finalizar el acto cayó sobre Alcoy una breve tromba de agua que no tuvo consecuencia alguna. Los sargentos mayores estrenaron en la "Gloria" oficial nuevos trajes confeccionados exprofesamente para este año, obra de Luis Solbes. b) Traslado del "Xicotet" y solemne Triduo Aunque en un principio se anunció para el domingo 17 el acompañamiento procesional de la imagen infante de San Jorge, el popular "Xicotet", desde su iglesia titular a la parroquial de Santa María, éste tuvo lugar, sin embargo, el sábado día 16, constituyendo una auténtica manifestación multitudinaria, por la nutridísima presencia de festers y devotos. Al llegar a ía iglesia parroquial, en tarde encapotada y gris, la venerada talla fue colocada en el templete del altar mayor del templo, tal y como ya se hizo el año pasado. El recibimiento, no obstante, resultó algo desangelado, si bien el sagrado recinto aparecía completamente lleno de fieles. Eí lunes inmediato da comienzo el solemne triduo en honor del patrón de Alcoy, que predica el padre alcoyano, Clemente Paya Martí, provincial de los Siervos de María. En torno a la humildad y la fe desarrolla, durante los días 18, 19 y 20 sendas homilías, en las que alude directamente a San Jorge, santo al que califica víctima de su propia popularidad desde las tierras de oriente a los reinos occidentales, monumento del arte plástico a través de todos los siglos, batallador incansable, testimoniador de la Verdad. Habla de nuestro San Jorge "matamoros" —símbolo y encamación de nuestras más ancestrales creencias— para aludir al Vaticano II y a la religión islámica, su contenido y su esencia. Encarece a los alcoyanos el que pidamos a Dios, por intercesión de su santo mártir, patrón nuestro, auténtica "voluntad de luz" en época, como la presente, en la que se evidencia crisis y "descapitalización de la fe". La capilla de Santa Cecilia y la Coral Polifónica Alcoyana, bajo la batuta de Gregorio Casasempere, interpretan todas las noches el "Walí, Walí" dei maestro José Espí Ulrich. c) "Els Músics"

Si bien en los primeros días de la semana el cielo ha aparecido encapotado, el tiempo fresco y la lluvia han remozado el maderamen de nuestro castillo, el día de hoy es tremendamente luminoso y cálido. El hombre de la "tele" lo ha advertido: "No hay peligro de chubascos y tormentas. Las temperaturas serán elevadas". Este año los alcoyanos no han de padecer de tortícolis y mal de cuello. Nadie — ;y que felicidad, Señor! — fija sus ojos en la veleta. No hay peligro, no existe el menor riesgo de precipitación. El ambiente es caluroso. ¿Es verdad que estamos en abril? ¿Es verdad que mañana arranca la Diana? Por la tarde de este día 21 se celebra el desfile de las bandas de música. Comienza a las 7'40 y la primera en intervenir en el acto es la Instructiva Musical de Alfarrasí, que lo hace con el pasodoble "Monóvar". Intervienen las tres corporaciones alcoyanas, desfilando sin gorra la Unión Musical y la Nueva, tal y como hicieran también en las dos "Glorias". Cierra tan musical acto la "Primitiva" con el pasodoble "Evocación". El podio de ía plaza de España lo ocupa el maestro Mompeán Valenzuela para dirigir el "Himno de la Fiesta", de Gonzalo Barrachina, coreado por el público y aplaudido en diversos fragmentos de la partitura. Al terminar éste, 8,35 de la tarde, una pequeña traca, instalada frente al castillo, pone broche al acto e inaugura la "Nit de Tolla", prólogo y antesala a la trilogía entrañable. lll.-LA PLENITUD FESTERA a) El día de "Les Entraes" L'or del matí clareja en la Diana. L'encís es renovella a trenc de clam, impel.lit peí repic de la campana que ressona a tot lleure peí rocam. Es trenca el mite amb claredat jordiana, i la Festa es concordia i es lligam, perqué encén la foguera que ens concília amb sabor ancestral de gran familia. Es de noche, brillan los luceros. Se presiente un cielo sin mácula. Seis sonoras campanadas se mezclan con el himno festero y el voltear de las campanas de la parroquia. El vicario de San Jorge y el sargento cristiano rezan el avemaria y la fila Tomasinas, capitana este año, en línea, en perfecto orden de formación, aguarda el momento de blandir su lanza. Aplausos, alguna lágrima tiembla, como azorada, en las mejillas "deis matinadors". Empieza el acto. La banda de Gayanes ataca su " ¡Oh artista! ". La Diana ha comenzado, con la emoción de siempre y ese pequeño temblor parejo a cualquier estreno. Con ella se estrena, de verdad, la fiesta. Quizá este año marchó un poquillo lenta. La transparencia de estas horas iniciales pudiera que fueran culpables de ello, pues cuando la iluminación festera se apagó al clarear el día, Alcoy descubrió un horizonte azul y una claridad cegadora. En la calle de San Jorge, bajo mismo de la imagen del santo entronizada en azuíejería, los Montañeses iban obsequiando a los dianeros con "timonet i herbero", productos, sí, de la montaña, aromas del Ull del Moro y de la Font Roja.

15


Con las premuras de siempre, mientras Mudejares, Abencerrajes, Marrakesch, Realistas y Berberiscos descienden por San Nicolás, allá arriba, en el "Partidor" —nervios, alboroto, trajín y miedo— los cristianos están casi a punto de iniciar su marcha. La entrada de cristianos empieza a desfilar con unos pocos minutos de retraso sobre el horario previsto. La fuá Tomasinas va precedida de espectación. Se aguarda su "boato", su capitán, el lujo de sus filas. El caudillo de la cruz —Francisco Jover Pérez— luce vistoso indumento, cuya larga capa, a modo de manto real de ceremonias y coronaciones, portan los glorieros infantiles. Cinco caballeros le acompañan y tres damitas llevan sobre cojines el crucifijo, la corona y el cofre. Con el capitán va su "rodeíla" y un infante —sus hijos Osear y Francisco, respectivamente—. Las notas de la marcha "Zoraidamir" envuelven su paso triunfal, mientras que diferentes trofeos conquistados a los moros en cien batallas redondean su pompa. La escuadra especial —oro, azul, rojo y piel de felino— es aplaudida por su buen efecto plástico. También merecen plácemes las diferentes carrozas, sobre todo, por lo espectacular, la doble plataforma de la rosa con pétalos móviles, importada, parece ser, de Alemania, aunque reajustada por "Alejandro", recuerdo de esa "rosa que portaven en el cap" las históricas "Tomasines Velles". También agrada, por su exotismo, la carroza en la que bajo una blanca columnata saluda al público una dama de color, así como la escuadra infantil extraordinaria, con diseño propio y cabo batidor sobre un "poney" de buena estamba, teniendo como fondo una colorista vidriera. La entrada de la fila Tomasinas raya, pues, a gran altura. Tiene, desde el principio al fin, cohesión y unidad artística, y cuenta con la participación de gran contingente humano, más la actuación de cuatro bandas de música, así como con la presencia de algunas jóvenes a caballo y gran contingente de niños. Un éxito total. Los "Contrabandistas" desfilan sin cabalgaduras y dentro de un gran orden, portando en sus filas a esa infinidad de niñas ataviadas con el traje de gitana con algún que otro haz de globos de colorines. Bien los Asturianos y los Labradores, estos a grupas de sus muías con las clásicas "aparellaes" de Alboraya y Castellón, las valencianas y el traje de la comarca alcoyana que luce una muchacha. Entre ellos, no sabemos si será el fester más pequeño de este año, pero llevan en una pequeña carroza, un niño de cuatro meses. A su paso la calzada se inunda de "décimas" escritas en una lengua valenciana inteligible a todos los públicos. Los Guzmanes este año presentan la novedad de un grupo de personajes, mitad guerreros mitad monjes, ostendando cruces y calzando sandalias peregrinas, guiados por un abad o predicador. Los Vascos desfilan después al son de "Gentileza 72", con parejas completamente uniformadas. El desfile de los Mozárabes se cierra con una pequeña carroza plagada de niños, y seguidamente efectúan su recorrido los Cides —en el centro del desfile— con su escuadra especial, en la que, sobre una túnica amarilla, campea el águüa negra de su su escudo heráldico, luciendo igualmente una ca-

16

rroza en forma de castillo y otra a manera de catapulta. Después de los Almogávares llega a la plaza de España, a las 13,20, la fila Navarros, le sigue la de Cruzados y a continuación, en un perfecto ordenamiento, compacto a manera de bloque, la fila de Alcodianos, quizá la más numerosa del bando cristiano. La de Aragoneses detrás y, finalmente, arriba, el alférez, al frente de su fila de Montañeses. Tal como lo hiciera el capitán cristiano, desfila a pie, con el caballo de respeto detrás, luciendo un vistoso uniforme en el que predominan los colores verde y rojo sobre una túnica blanca. Alta cimera y penacho de plumas coloradas. "Rodeíla", tres pequeñas damas o princesas y un escuadrón de portadores de escudos, blasones y enseñas de la cristiandad. Mosén Torregrosa y el embajador le hacen escolta. La escuadra de negros llama poderosamente la atención por su rico y vistoso conjunto de prendas, y los aplausos corroboran el esfuerzo y la ilusión desplegada por esta fila, perfectamente conjuntada y armónica, que presenta un boato espléndido. Una carroza con una enorme hacha sobre un tronco y la de cierre, que parece ser la sala de un palacio sobre la que se proyecta la sombra de una enorme águila imperial. El alférez —Emilio Gisbert Coloma— lleva en sus manos una doble hacha, el capitán cristiano, a su vez, ha ostentado un cetro regio. ¡Sol! , ¡Sol! , ¡Sol! , palabra mágica en esta entrada de cristianos de 1977. Tal vez, el personaje central, el gran protagonista de esta mañana del 22 de abril. El desfile termina a su hora, sobre las dos de la tarde. A las 4,30, con el mismo clima, con el mismo sol, con idéntica luminosidad e igual temperatura —veintisiete grados centígrados—, da comienzo la entrada de las huestes moras. El guión de la fila Magenta, capitana, abre el desfile tras el sargento mayor. Con la escolta de la Asociación, los timbales y los clarines, un batallón de trompeteros Avenidos de Crevillente— anuncian la fantástica presencia del capitán. Va sobre un elefante en el que se ha instalado un bellísimo trono, luciendo su severo traje en el que sobresale su casco de acero a manera de turbante, "rodeíla" y moro noble, nieto e hijo suyo, respectivamente, acompañan su presencia somnolienta y brillante. Remigio Vícent Jover recibe los cálidos aplausos de ese entrañable "carrer de Sant Nicolauet" que sabe valorar y estimar los esfuerzos de todos y cada uno de cuantos "festers" intervienen en nuestra fiesta. Hay que señalar que es estala primera vez que un elefante desfila en nuestra entrada de moros, pues si bien en 1910, con la fila Marrakesch, vieron los alcoyanos uno, éste era de cartón y madera. También de cartón y trapo fue el que esta misma fila hizo desfilar en 1943 y el que vimos en 1964 con ía fila Cordón. De carne y hueso por primera vez figura en el boato de la fila Magenta. La escuadra de negros, en la que predomina el color verde y los metales empavonados, es lujosa, y la escolta especial de doce moros nobles, con traje creado especialmente para esta capitanía, es rico y vistoso. Las carrozas —una de ellas representa una jaula en cuyo interor juega un chavalín—, los detalles, banderolas, y motivos que configuran todo el boato, tienen la gracia de la belleza y del buen gusto, hasta el final de su desfile con la


plataforma que cierra el espectáculo hilvanado y en perfecta armonía desde sus inicios. La fila Llana, tan numerosa, hizo el recorrido bien conjuntada, y buena parte de su abundante grey infantil llenó a rebosar la carroza en la que cerraba sus filas. También con carroza pasaron los judíos. Después, la fila Domingo Miques, que rectificó su ritmo y no llegó, en modo alguno, a romper. La fila Chano y la de Verdes prepararon dignamente el ambiente para que los Berberiscos, en el centro este año, aparecieran ante la multitud expectante por los rumores corridos con anterioridad a la fiesta, que denunciaban que el cabo batidor cabalgaría sobre un dromedario. En efecto, la escuadra especial, inspirada en la portada de la Revista de 1951, pintura de José Segrelles que se conserva en la pinacoteca del Casal de Sant Jordi, fue llamativa por lo poco habitual. Rostros blancos, ancha faja a listas multicolores y turbante mogrebino; evolucionando por delante un lanudo camello caucásico de excepcional estampa; detrás, borricas, moros a sus lomos y mujeres conduciéndolos del ronzal. Por lo insólito, y por el buen gusto demostrado en la confección del indumento, la fila "flequeteros" cosechó nutridos y prolongados aplausos. Y a continuación, y hasta el final con el plato fuerte del alférez, el desfile de Ligeros —fila nutridísima de unos años a esta parte—, Mudejares, como siempre compactada y en perfecta formación en sus dos escuadras, Abencerrajes desfilando con música "made in" Alcoy, Marrakesch, con cierto descontrol en algunos tramos

del recorrido, y con carroza de cierre para el cop; Realistas, en donde se observa un breve corte que más tarde se subsana, y finalmente los clarines que anuncian la inminente presencia del alférez moro —Rafael Paya Linares— quien, luciendo un espléndido atavío en el que tiene presencia la tradicional manta del diseño de la fila, avanza por la calle a pie, portando su caballo de respeto detrás de él, y rodeado del embajador musulmán y del "rodella". Antes, también con mucha distancia en blanco —al menos en la calle de San Nicolás y plaza de España—, unos niños agitan incensarios y lucen faroles morunos, así como algunos pebeteros. Dos amazonas, y algunas huríes con tinajas forman parte del boato. Una carroza con cisnes blancos, y otra de cierre ostentando un sol y la clásica pluma del turbante cordonero, carroza, dígase de paso, que tendría que ocasionar problemas al día siguiente en la retreta y, sobre todo, a la hora de iniciarse la estafeta mañanera de la jornada del 24, por quedar arrumbada en plena calle de San Nicolás y existir no pocas dificultades y premiosidad a la hora de retirarla del escenario festero. La escuadra especial, dentro de la común denominación de "negres", original, sobre todo en la parte delantera del traje y en el turbante, con sus plumas verdes y amarillas. A las veinte horas y treinta minutos de este día mágico, 22 de abril, los moros han rubricado, con sus ritmos y sus colores, su entrada solemne. Cristianos y moros, es decir Alcoy, han derrochado a manos llenas ingenio, voluntad y tesón,

Foto: José Llorens Miralles

.


Foto: Juan García

sin escatimar esfuerzos ni regatear sacrificios. La fiesta de 1977 dobla, pues, la primera página. El cielo continua azul, más estrellado que nunca. Preciso es señalar también que la cruz bermeja de San Jorge sobre la blanca albura de los cobertores, campeó por todo Alcoy, el céntrico, el del recorrido festero, el del ensanche y extrarradio. Días previos a la fiesta se había distribuido un anuncio que rezaba así: "Alcoians: en festes, demostrem que som valencians penjant senyeres ais balcons". Naturalmente "en festes" más que en cualquier otra ocasión los alcoyanos han demostrado que son "alcoians", "festers" y "devoís de Sant Jordi", y la cruz de San Jorge es el único símbolo, el único signó que tiene vigencia, hondura y peso específico: Cruz de San Jorge, irresistible espada de un ángel del amor enamorado — ¡ oh la voz de cristal, rosa tatuada! — ¡Cómo sangra la Cruz en la Bandera en el abril perfecto y delicado en el que todo se hace Primavera! b) Sant Jordi, patrón y guía. Mientras en el altar georgino se celebra una misa de comunión, a la misma hora, 8,30 de la mañana, da comienzo por dos distintos recorridos, la segunda Diana. Cristianos desde el Partidor y moros desde el final de la Avenida del

Foto: Studio VerdO

Generalísimo. La participación de los niños es masiva. En la fila Magenta desfila la guardia especial del capitán moro —doce festers— y predominan los uniformes completos, al menos en una escuadra en todas las ñlaes. Los cristianos lucen capas y cascos, y la gracia infantil, en uno como en el otro bando, es caricia y esperanza de nuestra fiesta multitudinaria y tradicional. Justo a las once menos cuarto este pasacalle dianero llega a su punto final, la plaza de España, en torno al simbólico castillo. Capitanes, alféreces, personajes testeros, autoridades, cleros y una raquítica representación de los antiguos gremios alcoyanos con sus altos guiones, se concentran en la iglesia de San Jorge, de donde parte la procesión de la Reliquia, joya de religiosidad festera, ejemplo de desfile, breve y sustancioso. Los heraldos de la ciudad abren marcha y a continuación les filaes del bando moro con todo su contingente, pendones y banderolas, seguido de los "cargos" cristianos, igualmente con sus festers, caballeros y castellanas. La arquitectua goticista del precioso relicario sale del templo y, delante del catafalco que lo sostiene, la figura central de nuestros Moros y Cristianos, esencia y misterio de nuestra fe, acapara la mirada del gran público apiñado en las aceras y arracimado en balcones y ventanas. Llueven aplausos para Sant Jordiet —niño Jorge


Moltó Cantó, de la fila Cides— quien, momentos más tarde, ha de recibir su Primera Comunión ataviado con su traje de soldado romano, tal y como lo representa la iconografía universal. Fotógrafos y "cameramans" invaden la calzada ansiosos de recoger en sus objetivos la diminuta silueta del pequeño santo, que corresponde al público agitando su inocente mano. Ya en el templo parroquial, puestas las enseñas de las "ñlaes" en el altar principal, y en sus sitios principales los altos dignatarios de la fiesta, comienza la solemne misa mayor que ofician los curas párrocos de Santa María, San Mauro y San Francisco y San Roque y San Sebastián, éste como arcipreste de la ciudad, asistidos por tres sacerdotes más, párroco de El Salvador, capellán del santuario de la Virgen de los Lirios y rector del seminario Metropolitano de Valencia. La homilía la pronuncia don Alberto Collado, pieza oratoria que nos gustaría reproducir íntegra, dadas las cualidades festeras y alcoyanas, la hondura devocional, y lo directo de su verbo, oportuno y testimonial de esta hora: "Todos los vecinos de Alcoy -xlirá— son Asociación de San Jorge y son protagonistas de la fiesta, esta fiesta que es del pueblo y va al pueblo porque nace de las raíces mismas del pueblo alcoyano". Las palabras que dedica a Sant Jordiet, dulces y cariñosas, subrayan la importancia y transcendencia de estos momen-

tos eucarísticos. Como otros años, los vasos sagrados han sido llevados al altar por los "primers trons" de las entidades capitanas. Miembros de la junta directiva de la Asociación efectúan las lecturas propias del día, y capitanes y alféreces se funden en un abrazo a la hora de desearse la paz cristiana. Sant Jordiet busca entre el público a su madre, para ofrendarle un beso, mientras desde el coro se interpreta la Pontifical de Perosi, y los maestros Casasempere y Almería dirigen la masa coral y la orquesta. Un acto, en definitiva, solemne, pletórico de unción y demostrativo de la profundidad religiosa y espiritual que la fiesta tiene, en la que se apoya y por cuyo contenido es grande y transcendente. Sobre las 13,30 se dispara la gran mascletá en la plaza de España y se abre esa pausa tradicionalmente familiar del mediodía. Un día solemne y caluroso: hasta treinta grados centígrados alcanza el termómetro. Por la tarde, a las siete, da comienzo la procesión general en la que toman parte todas las "fuaes" completas, desfilando de tres y de cuatro en fondo al objeto de acortar espacio y hacer más fluido el paso. Hay que señalar que ciertas "filaes" intervienen, en lo que se refiere al traje oficial, poco ortodoxamente, es decir, de una manera incompleta, y, además, se producen algunos cortes que no llegan a subsanarse a lo largo de todo el recorrido. La imagen ecuestre del patrón de Alcoy sale de su iglesia con las últimas luces del día. Su paso es ovacionado por el público puesto en pie, y los claveles y el confetti alfombran su camino. Al descender por la calle de San Francisco, en cierto tramo de la rúa, se teme que la bella escultura tropiece con un entarimado que por obras allí existe. La imagen, sin embargo, a paso lento y ante la expectación de todos, transita serena y sin tropiezos. La noche sanjorgina se cierne sobre la ciudad, y al arribar el Sant Jordiet, la Reliquia y la imagen pétrea al cruce entre Doña Saurina y Santo Tomás, las palmeras de artificio y las bengalas multicolores bordan en el firmamento plegarias luminosas. San Jorge vuelve a su santuario después de bendecir —mano alzada y mirada penetrante— al pueblo que, enfervorecido, le canta, le reza, le festeja-y aclama con desbordante amor. La fiesta está justificada y asegurada. La fiesta disfruta de muy buena salud. San Jorge la guía, la defiende, la alimenta de verdad y de sustancia. Y, de nuevo en su templo, autoridades y pueblo llano, "festers" y público, se postran a sus pies: La luz del sentimiento te reclama lanza en ristre, valiente en tu mensaje.

19


w SECU9


Página izquierda: O. Francisco Jover Pérez (Capitán Cristiano) Foto: Studio Verdú D. Rafael Paya Lunares (Alférez Moro) Foto: Mario Aura Insa D. Emilio Gisbert Coloma (Alférez Cristianol Foto: J. Crespo Coiomer Página derecha: D. Remigio Vicent Jover (Capitán Moro) Foto: Mario Aura (risa

Palma y laurel, canción del engranaje de la fe y la razón que en tí se inflama. Voz y eco de palabra sustanciosa, tu flecha y tu carcaj son nardo y rosa. A las once y minutos, con evidente retraso, da comienzo la Retreta. Cuando los clarines llegan al "cantó del pinyó" nadie se entera, no suenan. A continuación, dentro de un absoluto y perfecto desorden comienzan a desfilar carrozas, pobremente iluminadas cuando no completamente a oscuras, Testeros y simples camiones sin adornar. Los que se llaman farolillos a la veneciana se pueden contar con los dedos de ambas manos. El público se ha abalanzado y "ha invadido la calzada. A duras penas se puede transitar. La carroza de la rosa de la fila Tomasinas tiene que dar la vuelta completa a la "bandeja", y el retraso y el desbarajuste sobrevienen en estos momentos. Una auténtica metralla de estropajos cae sobre el público. En resumen, y para no extendernos en consideraciones: una total anarquía, un espectáculo bufo, chabacano e insípido que es menester o reestructurar, o, en su defecto, eliminar. Desmerece la fiesta. c) Pólvora e incienso Es preciso confirmar que los cambios intro-

ducidos en los itinerarios del disparo han sido sustanciosos y necesarios, y que los resultados obtenidos, tanto en la mañana como en la tarde, se consideran auténticamente de éxito, por lo que, salvo algún pequeño matiz, creemos que quedarán ya definitivos para los siguientes años, pues así todas las "filaes" tienen opción a disparar más y mejor, con absoluto orden y efectividad. El acto del Contrabando, esforzado empeño de Labradores y Andaluces que de unos años a esta parte han dignificado dándole carácter. Ambas "filaes" se lo han ganado a pulso, creando con él el clima adecuado para el inicio de un día de lucha sin tregua. La estafeta matutina se inició con unos minutos de retraso por mor de esa carroza "cordonera" que obstaculizaba la calle. La carrera fue efectiva y espectacular, y, seguidamente, el parlamento moro dio paso a l a declaración bélica. El"primertro" de la fila Magenta y el presidente de la Asociación —"magentero" de años— desfilaron a caballo dando escolta al parlamentario musulmán, participando así, directamente, en tan singular acto. También lo hizo el "primer tro" tomasina. Cuando el capitán cristiano llegó al "Partidor", su oponente moro le obsequió con "cous—cous" y pinchos morunos, comenzando poco después el Encaro. Se disparó mucho y, además, la pólvora de este año dio la impresión


de producir detonaciones superiores a las de años precedentes. Los depósitos reguladores que los propios "festers" usaron sin necesidad del popular "cartuchero", dieron un resultado óptimo, por lo que la uniformidad y la estética festera ganó en un den por cien. A las 12,45 los capitanes entran en la "bandeja". A las 13,33 ondea en la fortaleza la bandera de la media luna. Por la tarde, la plegaria del embajador cristiano es declamada en lengua valenciana, y el encaro de capitanes y alféreces en el "Partidor San Vicente" y plaza Mosén Jusep, respectivamente, fue espectacular. La entrada en la plaza de España de las diferentes "fuaes", disparando en batería, evidenció lo apoteósico de tan singular acto, presenciado como fue por un grupo de belgas venidos exprofesamente, así como por el presidente de la Diputación de Valencia, desplazado a nuestra ciudad para conocer nuestro "alardo" que ha consumido este año casi cinco toneladas de pólvora; para ser exactos: 4.700 kilogramos. Al finalizar la batalla vespertina se procedió a devolver al "Xicotet" a su iglesia titular, llevado

22

a hombros por la fila Cides y acompañada por los cuatro "cargos" y Asamblea General de la Asociación. Allí, bajo el inmenso mural de Cabrera Cantó, se agradeció al Todopoderoso su ayuda y bendición y se pidió a San Jorge, patrón de Alcoy desde 1276, que sigti favoreciendo ala ciudad, a sus instituciones, a sus autoridades, a sus maestros, a sus patronos y trabajadores, a todos, en fin, cuantos viven en Alcoy y trabajan por Alcoy y por su fiesta, con generosidad y amor. Sant Jordiet, caballero celeste, apareció sobre los dentellones de nuestro castillo lignario a eso de las 9,30 de la noche, entre los resplandores de las luces artificiales. Fueron cuatro minutos escasos de visión taumatúrgica. Cuatro minutos en los que cada fester y cada alcoyano exhalaron un suspiro de emoción y de nostalgia. La fiesta acababa. Se había cumplido con el deber y se había vivido, con pasión, este nuevo aniversario georgino. " ¡Hasta l'any que ve si Déuvol! " era la frase que, cantarinamente, parecía que brotara de las campanas de la torre parroquial, mientras la chiquillería estiraba sus manos demandando


esa saeta lanzada por el niño Jorge Moltó, talismán y reliquia, el último recuerdo de la fiesta y quizá el más perenne. Duerme la villa, quieta, sosegada; fue su fiesta alborozo, fue contienda, fue poesía en discursos de embajada... ¡Tres días con su historia y su leyenda! ¡Tres días de su fiesta enamorada!

Página izquierda:

IV.-NOTASDECIERRE

Esclavos Fila Montañeses Foto: Castor

Este cronista debe dejar constancia de que en las tribunas instaladas en la plaza de España para los actos de las entradas no se colocaron este año las colgaduras blancas. Decir que el día 24 por la mañana Sant Jordiet visitó el Preventorio Infantil "Manola La Asunción" y departió con los niños allí acogidos. Señalar que los caballeros de ambos capitanes estuvieron con sus respectivos "cargos" los tres días. Dejar constancia del accidente, aparatoso, que el estafeta cristiano sufrió por la tarde en el transcurso de su carrera, sin consecuencias de ninguna clase. Indicar que el periódico local "Ciudad" realizó un espléndido número extraordinario de fiestas, y que, en las páginas de "La Verdad", nuestros Moros y Cristianos tuvieron un especial tratamiento. De igual modo el periódico provincial "Información", estuvo informando al público a través de la sección "Ventana festera", ampliando noticias y reportajes gráficos en los días principales. Nuestra revista, por otra parte, salió este año a la luz, por diversas causas, más tarde que nunca, si bien constituyó, como siempre, un auténtico acontecimiento literario y de información histórica. Un equipo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, cátedra de Antropología Social, vivió la fiesta aleoyana desde el mismo día 21 hasta el 24, con objeto de realizar un trabajo de investigación. También estuvo Radio Televisión Española, que filmó reportajes y secuencias para la emisión "Aitana" del día 26 de abril. Radio Nacional de España, en Madrid, a las diez de la

Esclavos Fila Magenta Foto: Juan García Esclavos Fila Tomasinas Foto; Castor Esclavos Fila Cordón Foto: Castor

Página derecha Esclavos Fila Berberiscos Foto: Mario Aura I nsa Esclavos Fila Cides Foto: Castor

mañana del día 17.de abril, habló de los Moros y Cristianos de Alcoy, con música, reportajes y entrevistas en su programa "Mensajes y música". Radio Valencia, de la cadena SER, dedicó a nuestra fiesta un interesante reportaje el día 20 de abril. En las vísperas de la fiesta y apenas acabada ésta, tuvimos las bajas, tan sensibles, de tres destacadísimos "festers", como lo fueron en vida José Gisbert Alcalá, de los Mudejares; José Sempere Calatayud, de los Judíos; y Rafael Cantó Tomás, de los Realistas, este último vocal directivo. Un año más el Excmo. Ayuntamiento de la ciudad se ha volcado por la fiesta plasmando su colaboración ilimitada en las iluminaciortes extraordinarias, "mascletaes" y castillos de fuego de artificio, subvenciones y actos de diversa índole. La colaboración de nuestro entrañable Vizcaya 21 ha sido, igualmente, inestimable, como así las diversas actuaciones de entidades culturales y deportivas, sobre todo éstas que, con el nombre y patrocinio de San Jorge, han efectuado diversas competiciones, tal el XXVI Trofeo San Jorge de Ciclismo y el XXVI Campeonato local de Tiro Olímpico, etc.

23


V.—DESPEDIDA XT . Nada mas, amigos asambleístas, "festers" esforzados, alcoyanos enamorados de nuestra tradición más querida. Quizá al cronista se le haya quedado algo por decir. De vosotros espera la rectificación y la sugerencia, La fiesta de 1977 ha sido esto que uno ha intentado dejar plasmado en estas cuartillas; su emoción, su plástica, su belleza, su contenido espiritual resulta imposible de traducir en palabras. Que Dios nos conserve nuestra fe y que San Jorge interceda ante el Altísimo por la supervivencia y el engrandecimiento de nuestra más germina fiesta, ejemplo de amor y de hermanamiento, indicador ejemplar de nuestra ansia de

BANDO MORO

paz y de concordia, pues de paz y no de guerra es esta trilogía de Moros y Cristianos en honor de San Jorge, el Walí del olivo, la saeta y el laurel. Digamos con el poeta al despedimos hasta una nueva primavera: ¡Oh, qué delicia, amigos, ser poetas y esperar, como a un dios, a abril florido! ADRIÁN ESPI VALDES Cronista Leída y aprobada en Sesión General Ordinaria de 7 de junio de 1977.

GLORIEROS OFICIALES

Llana Judíos Domingo Miques Chano Verdes Magenta Cordón Ligeros Mudejares Abencerrajes Marrakesch Realistas Berberiscos

Jorge Doménech Masiá José Sempere Vicedo Miguel Ivorra Lloréns José Miguel Pérez Dura Salvador Perelló Sivera Rafael Aracil López Eduardo Tormo Doménech José Luis Lozano Tortosa Juan Valls Nadal jos¿ Sempere Carbonell Ismael Orts Paya josé Rubio de la Rosa josé jover garlz

BANDO CRISTIANO Andaluces Asturianos Cides Labradores Guzmanes Vascos Mozárabes Almogávares Navarros Tomasinas Montañeses Cruzados Alcodianos Aragoneses

Jaime Gisbert Gómez Emilio Jordá Torregrosa Eduardo Coloma Peidro Jorge Ferrándiz Soler Joaquín Díaz Sánchez Salomón Sanjuan Candela Sixto Zaragoza Raduán Juan Ricardo Barver Herrero Ricardo Bañó Sempere Enrique Jover Pascual Gonzalo Bou Serra Pedro Pérez Soler Eduardo Pascual Ribes Julio Alfonso Miguel Gisbert

GLORIEROS INFANTILES

24

BANDO MORO Llana Judíos Domingo Miques Chano Verdes Magenta Cordón Ligeros Mudejares Abencerrajes Marrakesch Realistas Berberiscos

Salvador Peralta Merih Alfonso Jorge Lloréns Picó Enrique Jorge Rico Albert Francisco Berenguer Soler Jorge Aracil Jordá José Agustín Ruiz Casa Marcos Pascual López Roberto Jorge Giner Pastor Juan José Valls Lloréns Jaime Sirvent Mira Javier Aleixandre Soriano Abacuc Maíques Mora] Sergio Grau García

10 8 8 9 8 8 8 7 7 10 9 7 6

BANDO CRISTIANO Andaluces Asturianos Cides Labradores Guzmanes Vascos Mozárabes Almogávares

Antonio César Francés Sánchez Javier Ferrer Pérez Juan Luis Sanegre Egea Rafael Pérez Martínez Jorge Seguí Ferrer Jorge Benavent Sanchis Julio Pastor Mataix Jorge Fernández Pérez

9 6 8 9 11 8 7


Navarros Tomasinas Montañeses Cruzados Alcodianos Aragoneses

-

Gustavo Matarredona Barbera Rafael Lara Pérez Jorge Javier Martínez Segura Juan Carlos Bernabeu Castelló Jorge Martínez Llodrá Ricardo Fernández García

PERSONAJES CENTRALES DE LA FIESTA Sant Jordiel Mosén Ramón Torregrosa

Niño Jorge Moltó Cantó Ramón Torregrosa Larxé

PERSONAJES BANDO MORO Capitán Moro noble Alféreü Sargento Mayor Embajador

Remigio Vicent Jover Remigio Vicent Borras Rafael Paya Linares Justo Terol Pastor Francisco Marín (Juiles

PERSONAJES BANDO CRISTIANO Capitán Lugarteniente Alférez Sargento Mayor Embajador ACTO DE LA ESTAFETA Jinete moro Jinete cristiano PRESENCIA DEL NIÑO Rodella capitán moro Rodella alférez moro Rodella capitán cristiano Rodella alférez cristiano Damitas alférez cristiano Sargento moro Sargento cristiano

H

"

Cides

Magenta Magenta Cordón

Francisco Jover Pérez y Miguel Jover Pérez Francisco Jover Pastor Emilio Gisbert Coloma y Emilio Gisbert Pérez Francisco Moltó Abad Miguel Martí García

Tomasinas Tomasinas Montañeses

Juan Carrero Aguado Francisco Sancho Jordá Joaquín Silvestre Vicent __ José Taléns Fuster Osear Jover Pastor Francisco Javier Ferrándiz López Rosa María Bonifacio Martínez María Elisa Monllor Pascual María Dolores Botí Pía

Magenta Cordón Tomasinas Montañeses

Rafael Palmer Peidro José Jorge Moltó Bordera

Realistas Montañeses

INTERVENCIÓN ARTÍSTICA Cartel Anunciador de 1977 Traje Sant Jordiet Traje Capitán Moro Traje Alférez Moro Traje Capitán Cristianos Traje Alférez Cristianos Escuadra Especial Fila Tomasinas Escuadra Especial Fila Montañeses Escuadra Especial Fila Cides Escuadra Especial Fila Magenta Escuadra Especial Fila Cordón Escuadra Especial Fila Berberiscos

Enrique Galbis Aracil Francisco Aznar Rafael Guarinos Blanes Luis Solbes Paya Luis Solbes Paya Luis Solbes Paya Luis Solbes Paya Luis Solbes Paya Rafael Guarinos Blanes, Rafael Guarinos Blanes Jaime Mora Franchesch Inspirada en una pintura de José Segrelles Albert Alejandro Soler Pérez Tortosa, de Fuente Encarroz

Intervención especial en el boato Fila Tomasinas Pirotecnia HAN REALIZADO LA DOBLE ESCUADRA EN EL ACTO DE LAS ENTRADAS:

INTERVIENEN EN LA RETRETA

MOROS

MOHOS

Fuaes Llana, Domingo Miques, Verdes, Magenta, Cordón, Ligeros, Mudejares, Marrakesch y Realistas, CRISTIANOS Fuaes de Mozárabes y Navarros E D I C I Ó N DE PROGRAMAS " I N T E R I O R E S " Fuaes Magenta, Cordón, Tomasinas, Montañeses y Navarros, ACTOS RELIGIOSOS Predicación del triduo dedicado a San Jorge

Fuaes Llana, Judíos, Domingo Miques, Magenta, Cordón, Ligeros, Marrakesch y Realistas, CRISTIANOS Fuaes Andaluces, Cides, Guzmanes, Almogávares, Tomasinas, Montañeses.

Rvdo. D. Clemente Paya Martí, Provincial Siervos de María. Rezo del Ave María en la Diana Rvdo. D. José Botella Martí Homilía del Día de San Jorge Rvdo. D. Alberto Miguel Collado Oficiantes en la Santa Misa del día de San Jorge , Rvdos. D. Alberto Collado, D. Gaspar Navarro Fortuno y D. Ignacio González Concelebran en esta Misa Rvdos. D. José Giner Bartolí, D. Rafael TEXTOS POÉTICOS SanUS Abad, D.José Ferré, De: A. Quintanilla Buey, J. Valls Jordá, J. Antonio Cortázar, A. Espí Valdés, A. Candela Carbonell y Juan Ramón Jiménez.

25


BANDAS DE MÚSICA que actuaron en la fiesta de 1977 BANDO MORO Llana Judíos Domingo Miques Chano Verdes Magenta Cordón Ligeros Mudejares Abencerrajes Marra kesch Realistas Berberiscos

Unión Musical Unión Musical Albaidense Música Nueva Unión Musical Contestana Sociedad U, Musical Sta. Cecilia Unión Musical Agrupación Musical Banda Municipal "La Paz" Sdad. U. Musical Lira Relleuense La Primitiva Unión Musical Unión Musical Unión Musical "La Aurora"

Al coy Albaida Alcoy Cocentaina Cam. Mirra Puebla del Duc Pego Benejama Relleu Alcoy Onteniente Agres Llanera de Ranes

D. Vicente Ivorra Puja!te D. Antonio Soler Marrahi D. José Almería Molina D, José Pérez Vil aplana D. José Martínez Serrano D. Antonio Fayos D. José Sendra Fiera D. P. Joaquín Francés Sanjuán D. Antonio Carrillo Coloma D, Jaime Lloret Miralles D. José M. Perrero Pastor D. José María Tomás D. Vicente Llorca Pérez

Real de Gandía Jeresa Adzaneta Turís Gorga Cuatredonda Alfarrasí Navarres Beniatjar Gayanes Lorcha Bolbaite F. la Higuera Puebla Larga

D. Salvador Maño Sala D. Antonio Castelló D. Vicente Guerrero D. Roberto Saez Cambres D. Francisco Baena Nadal D. Fernando Benavent Vidal D. Emilio Sanz Vidal D. Pascual Huesca Castelló D. José Peñalva Pía D, Salvador Vicent Molines D. Juan Enguix Bonet D. José Mateu Vicent D. Vicente Jordá Biosca D. Javier Rovira Rodríguez.

BANDO CRISTIANO Andaluces Asturianos Cides Labradores Guzmanes Vascos Mozárabes Aimogávares Navarros Tomasinas Montañeses Cruzados Alcodianos Aragoneses

Unión Parroquial Unión Musical Unión Musical Unión Musical Turisense Corporación Musical "El Delirio" La Primitiva Instructiva Musical Fomento Musical Unión Musical Beniatjarense Sdad, Musical Mto. Orts Unión Musical Sdad, Musical San Feo. de Paula Unión Musical "Lira Fontiguerense" Patronato Musical "Santa Cecilia y S. Calixto"

Foto: J. Sandoval

\

/ Wk


,

27


C9MUW


1.a Medalla-Secci贸n 3.a Foto: J. Crespo Colomer

P谩gina derecha: 1.a Medalla-Secci贸n 2," Foto: J. Crespo Colomer 2.a Medalla - Secci贸n 2.a Foto: Mario Aura Insa


Página izquierda: 1.a Medalla-Sección 1.a Foto: Mario Viani Urreiztieta

Página derecha: 2.a Medalla-Sección 1.a Foto: J. Crespo Colomer

30

Accésit - Sección 1.a Foto: J, Crespo Colomer


y->.

.',-./


' •• a

^

\

\

\

2. Medalla-Sección 3.a

Foto: José Llóreos Miralles

Accésit - Sección 3.

Foto: J. Crespo Colomer

32


Accésit - Sección 2.a — Foto: J. Crespo Colomer

Accésit - Sección 3.a -

Foto: José Llorens Miralles

Accésit - Sección 3.a -

Foto: Otilia Albero Sanjuan


Premio especial Fila Cordón

Accésit - Sección 3.a -

Foto: J. Crespo Colomer

Foto: J. Crespo Colomer

Accésit-Sección 1.a — Foto; Mario Viani Urreiztieta


Premio especial Fila Asturianos

Accésit - Sección 1.a — Foto: Mario Aura Insa

Foto: Stuctio Verdú

Accésit - Sección 1.

— Foto: J. Crespo Colomer


Niño: Juan M. Calvo Martínez t.; Medalla • Sección Juvenil Niño: Francisco J. Guardiola Vicent 1.a Medalla • Sección Infantil Niña: Concepción Verdú Pastor 2.a Medalla-Sección Juvenil Niño: Sergio García Soler 2.a Medalla-Sección Infantil


deFi

*eháguila

Premios:

r

re

T

1° Fila Almogávares 2° Fila Tomasinas


Foto: JosĂŠ Abad Frau

38

Foto: Otilia Albero Sanjuan


Foto: Adolfo de Silva Bayona

l-olo: José García


asamblea general déla Asociación de

San Jorge

neníente D. Enrique L. Samis Abad Junta Directiva Vk^Prtsidente D. Vicente Borona! Vercet R epre. Exento. Ayunl D. Julio Berenguer Barceló Vicario de S. Jorge Rvdo. D. losé Botella Martín Secretario D. Antonio Aura Martínez Vice-Secretario D. Mario Valdés Pérez Tesorero D. Juan Martí Segura Contador D. Adolfo Seguí Oleína Vocales D. Rafael Bou Aparicio D. Rafael Valor Blanes D. José Albero Martínez D. Antonio Alas Segura D. Francisco Oleína Carbonell D. Javier Vilaplana Lloiéns D. Camilo Aracil Blasco D. Carlos Coderch Santorúa Vocales Primers '1 ron 6 D. Rafael Ruiz Sempere D. Fernando Fernández Jiménez Vocales Mayorales D. Salvador Balaguer Perotfn D. Armando Santacreu Sirvent Cronista de la Fiesta D, Adrián Espf Valdés Asesor Artístico D. Rafael Guarirlos Blanes Mayorates D. Vicente Gomis Gomis ü. Jorge Monitor Raduán D. Jorge Serapere Jordá D. Juan Balaguer Perolín D. Santiago Candela Pastor D. Luis Solbes Paya D. José Casabuena Doménech D. Miguel Paya Bou D. Jorge Trelis Blanes D, Francisco Javier Gimeno Gisbert D. Eduardo Guillem Miró D. Jorge Peldro Pastor D. Rogelio Sanchis Lloréns DE HONOR Presidente D. Jorge Silvestre Andrés Asociado Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Alcoy Mayorales Excmo. y Rvdmo, D. Manuel Llopis Ivorra D. Jorge Valor y Serra D. Gregorio Casasempere Juan D. Joan ValU Jordá D, Roque Monllor Boronat Excmo. y Rvdmo. D. Antonio Vilaplana Molina Conveliera D. Ángel Llopis Pérez D. Jorge Aracil Pascual D. Salvador García Parra D. Antonio Julia Segura D. Francisco Matarredona Pérez D. Francisco Selles La liga D. Rafael Terol Aznar D. Antonio Pérez Pérez D. Francisco Mira Sanfrancisco Festers D. José García Ibarra D. José Tormo Nacher D. Jorge Beltrán Mataix (4) D. Rafael Santonja Jordá D. Emilio Orto la Gosálbez D, Juan Gisbert Domínguez DÉ Miguel Mora Moltó D. Juan Ferré Devesa D. José Ferri Silvestre D, José María Gonzálbez González D. Antonio Mira Valls D. Antonio Arminana Abad D, Fernando Mira Mondéjar D. Agustín Ora u Cabrera D, José Candela Miró D. José Moltó Paya D. Francisco Domínguez Paya D. Francisco Miralles Aura D. Daniel Moltó Pía

40

PERSONAJES FESTEROS Sant JordieI: Niño.- Fermín Chinchilla Botella Capitán moro: D. Lucas Guerrero Tortosa (Fuá Cordón) Capitán cristiano: D. Emulo Gisbert Coloma (Fila Montañeses) Alférez moro: D, Juan Bordera Lloréns (Fila Ligeros) Alférez cristiano: D. Jorge Verdú Cátala (Fila Cruzados) Mossen Torregrossa D, Ramón Torregrosa Larxé Embajador moro: D. Francisco Marín Quiles Embajador cristiano: D, Miguel Martí García Sargento moro: D. Justo Terol Pastor Sargento cristiano: D. Francisco Moltó Abad

PRIMERS TRONS DE FILAES BANDO MORO D. José L. Coreóles Sordera Judío» D. Francisco García Reig Domingo Miques D. Roque Espí Sirvent Chano D. Ramón Ferrer Garrigós Verdes D. Federico Crespo Colomer Magenta D. Rafael Ruiz Sempere Cordón D, Migue) Sempere Pastor Ligeros D. Julián Riaza Cañete Mudejares D. Enrique Botí Ibáñez Ab ene «rajes D. José Botella Vilaplana Marrakesch D, Agustín Aletxandre Ferré Realistas D. Santiago Pericas Sanjuán Berberiscos D. Modesto Ferri Fuster

BANDO CRISTIANO Andaluces D. Miguel Peris Cátala Asturianos D. José Iborra Sanchis Udes D. Francisco Pons Gosálbez labradores D. Miguel Moltó Verdú Guunanes D, Miguel Alós Sanz Vascos D. Julián Coloma Navarro Mozárabes D, Jaime Coderch Santonja Almogávares D. Fernando Fernández Jiménez Navarros D. Ricardo Bañó Sempere Tomasinas D. Octavio Rico Jover Montañeses D. Hilario Pascual Sanjosé Cruzados D. José Bardisa Gisbert Al cod taños D. Juan Llopií Jornet Aragoneses D. Juan Navarro Domínguez

'


In memoriam Todos los años -lamentablemente- con el corazón oprimido, tenemos que dejar constancia en las páginas de esta Revista anua!, de la pérdida de "festers" entrañables, compañeros en la Asamblea General de la Asociación y aún en la propia Junta Directiva. Por ellos, inolvidables compañeros, os pedimos una oración y el mejor de los recuerdos.

D. RAFAEL CANTO TOMAS (1930-1977) Fester de la fila Realistas, de la que fue Primer Tro (1973-1974). Vocal de la junta directiva de la Asociación de San Jorge, en cuyo cargo murió en mayo de 1977.

D. JOSÉ SEMPERE CALATAYUD (1910-1977) Primer Tro de la fila Judíos (1966). Vocal de la junta directiva de la Asociación (1968 — 1975), presidente de la Comisión de Ropería. Consellcr de Honor de la propia Asociación según nombramiento acordado en Asamblea General de 14/6/76. JTÁ

D. FRANCISCO MORA CARBONELL (1898-1977) Prestigioso alcoyano, fester sin haber vestido traje alguno, fotógrafo con premios nacionales e internacionales. Fue Asesor Artístico de la Asociación tic San Jorge, tras dejar el cargo Fernando Cabrera Gisbert, en 1944, ocupando tan importante puesto directivo de la fiesta de Moros y Cristianos hasta 1947

D. JOSÉ GISBERT ALCALÁ {1901-1977) Primer Tro de la fila Mudejares (1946 — 1967). Destacado miembro de esta entidad. Fester de Honor de la Asociación de San Jorge nombrado en Asamblea General de 24/5/67.

D. FRANCISCO GISBERT PASCUAL "RAMIRO" (1910-1977) Miembro en activo de la fila Mudejares, de la que fue alférez y capitán en los años 1966 y 1967, respectivamente. Nombrado Conceller de Honor de la Asociación de San Jorge en Asamblea General de 26/5/75.

41


A San Jorge, patrón de Alcoy Por tí se viste de esperanza e! día, —todo Alcoy corazón de primavera—. Por tí recobra su canción el pueblo, su histórico perfil sobre tu tierra y una explosión de púrpura en la nieve desangra por balcones la mañana. La Fiesta en flor tiene hoy en tí su tallo, la luz, su luz más pura y al cielo el surtidor de tu inocencia se alza vivo color y está gritando a chorros la alegría. Va suelta la ilusión, el alma de la historia que hoy se cita con el aire más limpio de tu altura.

FRANCISCO BERNACER

Alcoy, Abril 1978.

I

.


; *£•'


Evocaciones festeras

Enrique Soler, "Fleta" por C. B. L.

La alcoyana Cabalgata de los Reyes Magos en manos de nuestros Moros y Cristianos por Adrián Espí Valdés

El espíritu de San Jorge por Pascual Gisbert

José Asorí, pintor y fotógrafo, hijo de Biar y vecino de Alcoy por Jorge Vidrianes

La Fiesta en la escuela por Vte. Tomás Reig

'


Enrique Soler, "Fleta" Foto: Llorens

La Fiesta nuestra, la de todos los alcoyanos, de vez en cuando, ha producido unos tipos extraordinarios tales como el "tío Graella", el "tío Samanta", el "tío Mona", "Fleta", etc., que han sido los que, en distintas épocas, han sabido ponerle a lo ordinario el contrapunto de la anécdota y la originalidad. Hoy traemos aquí al último mentado, a "Fleta", porque, a nuestro entender, y también porque él mismo lo dijera en una ocasión, ha sido, por ahora, el último romántico de la Fiesta. Vamos a intentar, pues, pergeñar una sucinta biografía de nuestro personaje festero. Vamos ya: EL NACIMIENTO

El barrio que forman la calle de la Virgen María y otras adyacentes es, y ha sido siempre, un barrio típico y humilde, morada de trabajadores, del viejo Alcoy enclavado dentro del perímetro amurallado de lo que fuera la villa de 1276, cuando se produjo el ataque y muerte de Al-Azraq. En esa misma calle, en una casa de tantas, vive en diciembre de 1895 un modesto matrimonio cuya cónyuge se encuentra embarazada y próxima ya a dar a luz, hecho que se produciría el 31 de enero del año siguiente, o sea en 1896. Cabe imaginar la alegría del padre al saber que el retoño era varón, por lo que, al ir a bautizarlo lo hicieron con el nombre de Enrique Soler Oltra, que así se llamó en vida nuestro hombre. INFANCIA Y JUVENTUD

En aquel barrio hay muchos vestigios que le hablan al niño Enrique Soler Oltra de la historia

de Alcoy. Aquí está la vieja plazuela de San Jorge abierta ante la fachada de la iglesia del santo, otrora Portillo de San Marco por donde los sarracenos pretendieron entrar en la villa, sufriendo la mayor derrota con la muerte del cabecilla que los mandaba y el espanto dé sus huestes ante la aparición del Walí; allí tenemos la antigua Casa de la Vila, donde en sus bajos sufrió prisión el ladrón de las Sagradas Formas; en otro lugar, sobre el rio Barxell en cuyos entornos juega con otros chavales del barrio Enrique Soler Oltra, los restos de la torre de Navalora, etc. Allí va a la escuela, aprende las primera letras y crece robusto y fuerte como fue durante toda su vida, hasta la edad de marchar al servicio militar, lo que no hace, librándose de ellp por la avanzada edad de su progenitor, Y esta fue la circunstancia que llevó a Enrique Soler Oltra a la Fiesta, ya que su padre quiso hacerle este regalo al hijo, dándole la oportunidad de figurar en la historia festera de Alcoy como un buen festero y alcoyano. Estamos ya en 1917. Este mismo año, Enrique, a quien los amigos le han puesto el apodo de "Fleta", dado lo bien que solía cantar zarzuela, en honor de aquel tenor que así se llamó, sale a la fila Judíos y, en años sucesivos, a la de Chanos y a la de Mudejares. En el mes de mayo de 1925 Enrique contrae nupcias con doña María Valor Carbonell, que le daría dos hijos y le sobreviviría llegada su muerte, ocurrida en 1977. ASI REVIVIERON LAS TOMASINAS

El mero en la Abad

renacer de las Tomasinas Viejas fue un acontecimiento de esos que se suelen dar vida. Enrique Soler Oltra "Fleta", Emilio Moltó "Fomento" y otros amigos que

45


Foto; Archli/o

formaban una gran tertulia que se reunía en la Sociedad "El Serpis", ubicada junto a la Posada del Rincón, la cual atravesaba por unos momentos de grandes dificultades económicas. Por esto, y por poder disponer la tertulia de un local donde reunirse, fue por lo que "Fleta" y "Fomento", que por cierto guardaba el diseño de las Tomasinas Viejas, decidieron que estas salieran de nuevo a la calle en las fiestas de 1940, para lo que solicitaron la anuencia de la Asociación de San Jorge. Pero las fiestas de 1940 no vieron salir -a las Tomasinas. En la Gloria, sí. En la Gloria, "Fleta" se vistió de Gloriero y las Tomasinas se vieron representadas en este acto singular. Tampoco en 1941, año en que, otra vez, Enrique se viste de gloriero y vuelve a estar en la Gloria. la razón de que esto ocurriera así hay que buscarla en que no a todos los que tenían que hacerse el traje de Tomasina, éste les gustaba. Pero, por fin, las Tomasinas formaron en la Diana y la gente vibró de entusiasmo al contemplar el porte arrogante de los festeros. Se había dado en el clavo al crear una fila que se salía de lo ordinario. Al frente de la misma, como Cabo de Escuadra, vemos a nuestro personaje que ya, desde entonces, adquiriría el derecho al cargo dado lo bien que lo hacía. Fue por aquellos años cuando se exhumó el antiguo "Himne de les Tomasines Velles", que aún hoy lo canta la gente, y decía aquello de: "Ya baixen íes Tomasines en la má al costat, díenlos a les fadrínes mireume la rosa que porte en el cap. Porta sabata en deviíla, la calsa en ramell, vixca la flor del sombrero, corbata y chaleco y el bon saragüell". Etc., etc. El año 1948 le toca a la fila el cargo de

46

Alférez. No hay quién lo haga, y nuevamente es "Fleta" el que pecha con el gasto y con la representación. El traje que se ha hecho para Alférez llama poderosamente la atención y Enrique se gana los mejores aplausos de los espectadores, alcoyanos y forasteros, que están en la calle. Se trata de un traje estilo Luis XIV con casaca ricamente bordada en oro. El acompañamiento o séquito de hombres y mujeres lucen peluca empolvada y hasta cajitas de rapé, por lo que uno cree estar más en la Corte de Versalles que en tas Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy. En el 49 se había propuesto Enrique desempeñar el cargo de Capitán, pero en las "entraetes" previas a las fiestas se cayó del caballo que montaba y tuvo una fractura, lo que le privó de poder hacerlo. Y llegamos al año 1952. Este fue el año en que Enrique Soler Oltra salió por última vez a fiestas. La fila, este año, en asamblea, tomó el acuerdo de renovar su indumentaria festera, con lo que "Fleta" no estuvo de acuerdo. A él le gustaba, aunque fuera un anacronismo, aquel traje entre de lechugino y tuno muy siglo XVIII de camisa con chorreras, zapatos con hebilla y ramo de flores sobre el bicornio. Dejó de salir a la fiesta, pero no dejó de vivir el mundo de la fiesta. Falleció Enrique Soler Oltra "Fleta" el 5 de junio de 1977. Descanse en paz. C.B.L.


La alcoyana cabalgata de los Reyes Magos en manos de nuestros Moros y Cristianos

Sabido es que la primera ciudad española que celebró la Cabalgata de los Reyes Magos es Alcoy, y esta primogenitura viene avalada por esa "partida de nacimiento" que aquel periódico titulado "Diario de Alcoy" de 5 de enero de 1866 inserta en sus columnas al decir textualmente que "varias jóvenes de esta ciudad celebrarán esta noche la venida de los Reyes Magos, con la mayor brillantez.,." Después, y por un cúmulo de circunstancias políticas, económicas y sociales la fiesta se extingue. Puede decirse que ha nacido y ha fallecido el mismo día. O, quizá sea más exacto indicar que la cabalgata regia se adormece, hasta renacer como simbólica "Ave Fénix" en 1885 en que, con enjundia y con voluntad decidida de continuidad queda instaurada de por vida gracias al empeño y al entusiasmo de aquella sociedad tan decimonónica —original y ocurrente— que fue bautizada con el nombre de "El Panerot". Desde 1885 y hasta las mismísimas vísperas de la Primera Guerra Mundial, "El Panerot" hace posible la escenificación viva de la fiesta epifánica con esa serie de características tan nuestras —y de las que tan orguHosos nos sentimos— como lo son el uso de las antorchas o hachones de viento, las fogatas en las sierras próximas a la ciudad, anuncio de la proximidad de los soberanos y, por encima de otras matizaciones y peculiaridades, las "escalas de mano" que hacen posible el que "els negres" cargados de triciclos y muñecas, balones y "aeroplanos" entreguen a domicilio, en los mismos balcones de las casas, los obsequios pedidos por los niños en. sus ingenuas cartas. "El Panerot" se extingue en el año 1914. La Cabalgata de los Reyes, sin embargo, pervive. Las personas —en este caso una institución formada o integrada por un amplio y heterogéneo grupo de amigos— desaparecen, pero las grandes ideas tienen vida de por si. Y, grande, muy grande es la obra y su ejecución material. La fiesta de los magos o el arribo de Sus Magestades a Alcoy ha calado tan hondo en el corazón de la ciudad que se llega a decir—y ello es así— que después de las fiestas de San Jorge, detrás de nuestros singulares Moros y Cristianos, lo que ocupa las preferencias de los alcoyanos en este orden festivo, folklórico y espiritual es, precisamente, el desfile de Melchor, Gaspar y Baltasar. Así lo especifica con su valenciano particular el ilustre poeta y periodista Julio Puig Pérez en un trabajo en verso que se le premia en 1901 en ocasión de unos juegos florales celebrad os para festejar la entrada en el nuevo siglo: "Eseptuant les grands festes consagrades al Patró —festes que no sen fan atres en España ni en el mon— es la primera de totes entre les costums d'Alcoy, la testa qu'als Rey s d'Orient 1Í dedica Ei Panerot..." La antorcha regia en esta que podría llamarse carrera de relevos en la organización y el montaje de la fiesta infantil, la recogen varias agrupaciones: el Círculo Católico de Obreros —a cuyas expensas se organiza la típica "Prosesó deis Xiulitets" en la amanecida del domingo de Resurrección—, ciertas peñas del Círculo

Industrial, y, como era presumible suponer, algunas—no demasiadas— comparsas o "filadas" —fuaes según decimos hoy— de las que participan en las fiestas abrileñas. En efecto. La presencia—muy positiva, además— de algunas de nuestras comparsas es real y loable a todos los efectos, Hay que indicar, en este sentido, que la época en que la cabalgata de la ilusión pasa a ser organizada por tales entidades festeras se comprende en un periodo difícil y comprometido de la historia de España. Años posteriores alaconflagración europea y mundial,guerra de España en Marruecos, dictadura de Primo de Rivera, crisis económica con el famoso "crac" del año 29, y, por si faltaba algo, algo tremendamente definitivo para el desarrollo y la pervtvencia de nuestro país, final del reinado de Alfonso XIII y proclamación de la República que ha de conducir a los españoles al Alzamiento del 18 de Julio y a la guerra intestina, A este periodo complejo, antipático y conyuntural como diríamos hoy, se une dentro de un aspecto muy local e interno si se quiere, la problemática laboral derivada de la industria alcoyana y, hasta la célebre nevada del año 26 que también tendrá su "aquél" en relación con la fiesta del 5 de enero. Nos situamos en 1924. La entidad que organiza el desfile es la fila Guzmanes cuyos representantes más conspicuos lo son Romualdo Coderch Boronat y Julio Coloma Paya, grandes "festers" y alcoyanos hondos. La prensa, el periódico titulado "La Gaceta de Levante" festeja la decisión "guzmana" cuando en su edición del 4 de enero del citado año exclama: "Por adelantado damos nuestro sincero parabién a los Guzmanes, por su feliz iniciativa, y les alentamos a que prosigan manteniendo estas fiestas, que son el alma de la tradición alcoyana,..". La fila recogía esta que hemos llamado antorcha regia de manos de la ''Peña Colomer" del Círculo Industrial, formada por destacadas personalidades al coy anas muy vinculadas, por otro lado, a la fiíá Montañeses, tales como Ángel Zaragoza, Paco Laporta y Rafael Silvestre, entre otros, siendo este último en 1923 "quien multiplicó su característica actividad —nos anuncia "La Voz del Pueblo"— y gusto en los preparativos de la fiesta y durante la celebración déla misma.., contribuyendo su presencia de una manera muy eficaz al plausible orden que reinó". Con la fila Guzmanes, y este año de 1924, se inaugura un nuevo acto en la fiesta de los magos. Habían existido —creemos— intentonas para establecer el "Bando", pero éste no cuajaba. La circunstancia de que el poeta Gonzalo Cantó Vilaplana tuviera lazos afectivos con la dicha comparsa y que también los tuviera, y muy estrechos, el reverendo don Enrique Abad —que será vicario de San Jorge—, inspirado poeta de fácil verso, conducen precisamente al establecimiento de este pregón escrito y dicho en lengua vernácula, que con el tiempo ha de ser una bella expresión de gusto, de humor y de gracia, juntamente con su enorme carga de emocionalidad y fantasía. El texto del primer "bando" lo conservamos íntegro, se ha repetido en diferentes años y constituye una singular pieza poética que se recuerda con nostalgia siendo, por supuesto, fuente de inspiración para todos cuantos nuevos textos se han escrito posteriormente, que tomaron a éste por modelo y por pauta:

47


Sus Majestades los soberanos de Oriente en el domicilio Social de la Fila Navarros. {Foto: Palacio)

"Peí orde de Ses Magestat.s, el Reys Magos del Orient, tinc encarrec de anunciar vos un gran aconteiximent... Porten patios y pilotes, nines, carros, cavallets, pitos, ílautes y tambors, automóvils, balóns, trens;" Esta cabalgata del año 24 se realiza a la perfección. El Ayuntamiento, y a petición escrita de los Srs. Coderch y Coloma, ha contribuido al "festival con 500 pesetas que se pagarán de lo consignado para créditos reconocidos", y el propio alcalde don Enrique Albors "ha dirigido atento besalamanos a las demás autoridades de la localidad invitándolas al reparto de juguetes a los niños asilados...". La popular "Gaceta de Levante" del día 6 describe la parada con toda minuciosidad y detalle: "...una cabalgata heráldica provista de clarines —dice— anunciaba la llegada de los soberanos, los cuales daban órdenes a sus gentiles pajes para que a la luz de hachones flameantes subieran con sendas escaleras a los balcones... Al son marcial de pasodobies ejecutados por las bandas musicales recorrieron triunfalmente la carrera de costumbre... Hemos de consignar —añade más adelante el cronista— que todos los cargos han sido desempeñados por los individuos de la simpática comparsa de Guzmanes, desde los Reyes Magos, hasta los llamados escaleros... A las diez de la noche—concluido el des fílese reunieron los organizadores e individuos en banquete íntimo que se sirvió en el Hotel Continental y al que asistió el ilustre alcoyano y laureado poeta D. Gonzalo Cantó, que al final, invitado por los señores Coderch y Moltó Botella, improvisó varias décimas alusivas al acto y la fiesta, tan inspiradas como sentidas y que fueron justamente ovacionadas". (Décimas que hoy por hoy desconocemos). Ninguna novedad que reseñar en la fiesta del año 25 que se celebra de la forma acostumbrada, guiada igualmente por la fila Guzmanes, Cara a 1926 se producen algunas dudas en el seno de la fila, Incertidumbres éstas que de una forma más o menos generalizada trascienden a la opinión pública. Y es la propia "Gaceta de Levante" con fecha 30 de enero de 1925 la que publica estos versos que firma "Ignoto" —casi con toda seguridad el sacerdote don Enrique Abad— bajo el epígrafe de "Coplero": "—¿Hay Reyes? , preguntan algunos zagales—, y yo les contesto que aún no lo sé; por más que sospecho que nuestros Guzmanes harán que tal fiesta subsista otra vez..."

48

"Els Negras" en la Fila Marrakesch. momentos antes de Iniciar la Cabalgata del 5 de Enero, (Foto: Studio)

"...La inquietante duda se ha resuelto —dirá el propio periódico días después— en el sentido más favorable que pudieran apetecer los que desde hace días no sueñan más que con Melchor, Gaspar y Baltasar y con los dulces y juguetes que han de acarrear sus ligeros corceles. Por obra y gracia de los esforzados Guzmanes, habrá Reyes. Y lo que es más: Reyes espléndidos y rumbosos hasta la prodigalidad, como siempre han sabido serlo las cristianísimas huestes de don Alfonso Pérez de Guzmán, a las que ahora como nunca les cuadra el apelativo de "Buenos" que usara su ilustre antecesor". Este mismo año otra fila entra en liza y quiere, de un modo o de otro, tomar parte en la infantil fiesta. Es la comparsa de Llana que en tantas y tan variadas circunstancias se ha distinguido por su alcoyanía, por su ejecutoria de bien. En el seno de la fila se inicia una suscripción con el noble propósito de acumular una cantidad con la que obsequiar a los ancianos de las Hermanitas de los Pobres. Es, podría decirse, como un homenaje popular, espontáneo y sincero a la vejez, a los hombres y las mujeres de esa llamada tercera edad. Un homenaje sencillo y emocionado a los mayores desvalidos y desasistidos. "Para este fin —indica la prensa— ha dispuesto organizar una cabalgata acompañada de dulzaina y portadora de pequeños objetos, que recorrerá la parte alta de la calle de Santa Marta y los departamentos del Asilo. Conocidos la jovialidad y el buen humor que caracterizan a los "llaneros" y muy especialmente al popular "Cuaranta", inútil es que auguremos el resultado de esta fiesta, que si resulta paradógica por ser más bien fiesta infantil, la emoción de este contraste es la nota más saliente de la generosa obra de caridad". Analícennos, brevemente, lo hasta aquí acontecido. Las crónicas de prensa nos facilitan detalles y por ellos sabemos de la ilusión y el empeño de los "festers" cuando, dejando su condición y su peculiaridad de ser o bien moros o bien cristianos, se entregan en cuerpo y alma a la popular fiesta de Reyes, Las mismas glosas periodísticas usan en la descripción de los festejos una terminología que nos es muy conocida en el lenguaje de los Moros y Cristianos: "pasodobies ejecutados por las bandas musicales", "todos ¡os cargos han sido desempeñadas", "individuos", y, si faltaba algo, la aparición del popular "Cuaranta", Miguel Sempere Castañer para el registro civil, que en 1913 y en 1925 fue capitán de moros al frente de su fila entrañable, la de Llana. Por lo que hemos podido colegir todo nos hace suponer que los detalles de la cabalgata se cuidaban muy mucho. Y existía mucho empeño y gran cuidado en no homologar la fiesta de San Jorge con esta navideña y epifánica. El vestuario se sacaba de Valencia y posiblemente de la guardarropía del Teatro Principal de Alcoy y del Teatro Calderón que mantenían relaciones directas con algunas casas especializadas. Se buscaba que el atrezzo de la parada real no se pareciera —o tuviera un


parecido muy secundario— con los desfiles de abril. Claro está que algunas banderolas, algunas túnicas, marlotas, turbantes u otras prendas subsidiarias, para completar el llamado "boato", procedían de las comparsas, pero las tres figuras principales, incluida la del rey negro, se estudiaban con todo detalle, fabricándose para ellos coronas de oro y pedrería, luengas barbas y pelucas especiales. Y asf llegamos a enero de 1927. " ¿Vendrán los Reyes? ", vuelve a preguntar la opinión pública al acabar el año 26. Ha caído sobre Alcoy una enorme nevada. La nieve, el hielo, la escarcha cubre toda la ciudad. Se hunden los tejados de las casas más viejas y menos sólidas. El Ayuntamiento organiza brigadas para descargar tejados y dejar expeditas las calles. Se teme que Sus Magestades no podrán recorrer la ciudad a causa del hielo y del frío. "La simpática comparsa de los Guzmanes que con entusiasmo digno de encomio suele preparar todos los años el recibimiento decoroso a los monarcas de Oriente tropieza en el presente con la enorme dificultad de encontrarse las calles de la población repletas de nieve... Ello no obstante, podría ser que los Reyes Magos utilizasen el aeroplano y dejasen en los balcones los juguetes y los dones que tuvieran a bien conceder a los niños alcoyanos; porque interrumpidas las vías de comunicación no podrán recibir telegramas y cartas petitorias..." Los Guzmanes quieren asi ir preparando el ánimo de los pequeñuelos. Mientras éstos duerman, desde las "avionetas" caerán los paquetes, aquellos que los monarcas consideren mejores y más apropiados. Se trata de crear un estado de opinión entre los pequeños para no desairarles, para no herir su mundo de ilusiones. Se lucha contra los elementos, contra las contrariedades, y el ardor es tando que la nieve se derrite ante el fuego de los corazones ilusionados. En la casa social de la fila se van recibiendo mensajes —telegramas— que se remiten seguidamente a la prensa. Avisos y noticias que provienen de Smirna, de El Píreo, de Port Bou, de Teruel y de Paterna, etapas Éstas que los reyes recorren con velocidad de vértigo: "Comuniquen cariñoso pueblo alcoyano—dice uno de los telegramas— que Sus Magestades Gaspar, Melchor y Baltasar están sin rrovedad. Seguirán noticias de la marcha. Mayordomo Palacio". Pero... pese a tanto esfuerzo es imposible vencer los obstáculos. La cabalgata propiamente dicha no llega a celebrarse. Los juguetes se reparten a pié y no por todas las calles sino por aquellas únicamente por las que es posible el transitar. El alcalde de la ciudad, Miguel Paya, primer Marqués de San Jorge de Alcoy, intenta por todos los medios resolver la cuestión pero el "Conflicto de la nieve", titular éste con el que comienza una gacetilla de periódico, es insalvable y los ''camellos y elefantes, de lento andar..." no pueden recorrer la ciudad. En 1928 y 1929 no hay problemas, y, por otro lado, se destacan dos anécdotas curiosísimas dignas del mejor recuerdo. Desde La Coruña llega a Alcoy una rara y pintoresca carta. En el sobre se dibuja en la parte superior izquierda la conocida Torre de Hércules de la que parten los tres soberanos sobre camellos y conducidos por un palafrenero que luce el traje de "guzmán". A la misma altura se dibuja el mapa del reino de Valencia posándose sobre el lugar en que se ubica Alcoy la estrella de Mazaret. En la- parte baja un caracol, un pentagrama con la clave de sol y una "ce" mayúscula, así como la silueta del castillo de Moros y Cristianos. Tan jeroglífica misiva llega a su destino, a la fila que organiza el festejo y que se domicilia en la calle del Caracol. La otra anécdota, la segunda, también la protagoniza una carta similar que llega igualmente a su destina. En el sobre aparece el escudo de La Coruña flanqueado por dos personajiltos ataviados con los trajes populares gallegos, y partiendo desde Galicia los tres reyes a lomos de dromedarios y con dirección a Alcoy, representado por el escudo de la ciudad flanqueado a su vez por un "Marrakesch" y un "Guzmán", filadas que, al parecer, y de una forma mancomunada trabajan al finalizar los años veinte en la organización de la cabalgata. Ambas cartas, como espléndidos incunables de incalculable valor, se custodian en la fila Guzmanes, sita, hasta hace bien poco, en la misma calle del Caracol o de San Bartolomé. "La Gaceta de Levante" de fecha 8 de enero de 1929 recoge el hecho y lo divulga exponiéndolo

como una prueba más de la popularidad del festejo alcoyano y de la personalidad de quienes lo hacen posible. Otro "bando" se escribe y declama en estos anos. Su autor sigue siendo el sacerdote Enrique Abad Vilaplana. Encontramos en el texto algunas variantes respecto al anterior, al primero de todos: "No tingau por al Rey Negre, perqué es el mes donador y un camió carregat porta de regáis que es un primor. Con que demá sense falta, a les sinc de la vesprá els Reys que se diuen Magos farán en Alcoy la entra" La redacción de "La Gaceta de Levante" indica que es "un redactor de este diario e inspirado y laureado poeta" quien ha escrito tales versos, un escritor que esconde su personalidad bajo el nombre de "Josepho Lucasoski". En 1930 llueve y el frío desluce en parte la parada regia: "...la lluvia pertinaz y lenta no cesaba, pero se verificó —la cabalgata, se entiende—con aplauso de todo Alcoy; es de apreciar que la fiesta de los Reyes Magos (como nuestras típicas fiestas abrileñas), cuando se les transporta a otra fecha, es con visible decaimiento de ellas mismas. O se deben celebrar a fecha fija, como los vencimientos o no realizarlas..." Curiosa observación ésta que nos hace meditar sobre su contenido presuponiendo que ya entonces la cuestión de aplazar las fechas de los Moros y Cristianos para el mes de mayo, huyendo de las inclemencias meteorológicas, estaba más que debatida, constituyendo preocupación constante de los alcoyanos. En el acto de "Les pastoretes" que se celebra la mañana del dfa 5 de 1928 se han repartido infinidad de décimas y diferentes composiciones alusivas a la fiesta. En uno de estos pequeños poemas se alude bien directamente a la comparsa que organiza la fiesta: "Tres ilustres personajes de la Arabia vienen hoy, y escoltados de sus pajes visitan nuestro Alcoy. La comparsa de Guzmanes les rinde justos honores después de muchos afanes y de no pocos sudores. Bien merece la inocencia tener recuerdos preciosos ante la noble presencia de unos Reyes dadivosos" Y con todo y con ello llegamos ante las puertas de un año que va a ser decisivo para España: 1931. Esta anualidad la Diputación de Alicante —como ya lo hizo con anterioridad— coadyuva a los gastos de la cabalgata alcoyana con una cantidad simbólica,' trasladándose a Alcoy los diputados provinciales con su presidente a) frente —que lo era don Manuel Pérez Mírete— para presenciar el cortejo regio y presidir en el Hospital Civil de OHver el reparto de regalos y la visita a los enfermos. Es este el último año de actuación de la fila Guzmanes que desde 1924, como se ha visto, están al frente de la fiesta. Como datos concretos conocemos el nombre del "embajador" de los magos, el señor Quereda —Antonio Quereda Poveda— empleado dei Ayuntamiento y "embajador" moro en la fiesta de San Jorge, quien lo declamó "con expresión fácil, entonación adecuada y recitación excelente..." El 14 de abril se proclama la República. En diciembre en la sesión de consistorio ordinaria se autoriza una subvención económica de 700 pesetas para la comisión de Reyes, al frente de la cual aún figura —pues firma la instancia de petición de crédito— Romualdo Coderch, pero algunos ediles —tales los señores Sempere y M¡ralles Pastor— consideran que el nombre de "Reyes Magos" debe cambiarse. La fiesta debe1 llamarse de "los Magos", omitiéndose la palabra "reyes' , o mejor aun "fiesta del juguete" o del "árbol de Noel", puesto que la voz "reyes" supone "dinastía" y viene impuesta "por el clericalismo". Otro concejal, el señor Guarí nos, "defiende el mantenimiento del nombre de Reyes Magos, porque éste no implica dinastía y no tiene importancia displicente para la República y para Alcoy. De mantener el nombre —dice en el salón de sesiones— seremos igual de buenos republicanos..." Los vientos soplan de otro cuadrante y las aguas bajan

49


Sobre enviado —con un donativo— desde La Coruña a Alcoy, a la sede de la Fila Guzmanes, en la calle Caracol,

en 192B. (Foto "Goyo")

turbias. La fila Guzmanes hace mutis por el foro. La fiesta se ha querido verla implicada en cuestiones políticas y los capitanes de la celebración regia abandonan el barco, La cabalgata de 1932 o la realiza el Círculo Industrial o aún la llevan a cabo los "festers" guzmanes aunque de una manera menos ilusionada, incluso a regañadientes. Los verso» que firma un tal "Zoilo" y que aparecen en "La Gaceta de Levante" del día primero de enero del expresado año son todo un testimonio de cómo andan las cosas. No nos resistimos a transcribirlos aquí: "Aun cuando en términos vagos no dude de los ediles, hay que darles gracias miles por dejar vengan los Magos. Hubo no obstante un revuelo concerniente a un grave punto, pues tiene enjundia el asunto y más si viene del Cielo. Que vengan, mas sin corona, se dijo, en el Consistorio, y les será obligatorio no ser real su persona. El caso tiene bemoles y es del todo natural no toque a los españoles que lo que suena es real. Sería un burla franca hablarnos de tal materia cuando la cosa es tan seria que estamos sin una blanca. Hay que dictarles las leyes pues después de tanta cosa cualquiera ¡ándala osa! anuncia ¡vienenlos Reyes! Pensando en tales estragos hubo alguna discusión, mas se les dio la razón a nuestros tres Reyes Magos. Porque al fin son inocentes y no pueden ser culpables de que en sus tiempos notables no existían presidentes" En 1933 la fiesta está en manos de EAJ—12 Radio Alcoy con la valiosísima y decidida entrega de la fila de Domingo Miques—"Segunda de Lana" dice ¡a prensa—. La emisora local se encarga de montar un festival en el Teatro Circo. La cabalgata propiamente dicha la llevan ios "m ¡queros". Desde su domicilio social sale el desñle del' "bando", cuyo texto lo compone Paco Ivorra, el popular "Quicot", conserje de dicha fila y un gran actor cómico a ía vez que versificador. También la cabalgata del día 5, después del recorrido tradicional, termina ante el domicilio de la fila, en cuyos locales son obsequiados con una opípara cena los monarcas. El trienio de 1934, 35 y 36 nos trae de la mano el nombre de otra entidad festera, la fila Marrakesch—que

50

Carla que desde Galicia llegó a Alcoy en 1929, dirigida a Marrakesch y Guzmanes. entidades colaboradoras en la Cabalgata de Reyes. (Foto "Goyo"}

de alguna forma, y en un segundo plano, había ayudado a los Guzmanes—, como impulsora del festejo infantil. El texto del "bando" es nuevo, y su autor es el joven entusiasta Rafael Coloma Paya, quien escribe un largo parlamento en el que alude a la fuá organizadora y hace referencia a una serie de juguetes de moda por tales calendas, y a un jabón muy usado por aquel entonces: "sabó de La Cadena". Así, habla de "parchisos, yo-yos, nines, casetes de madera y cavallets de cartó": "Els Marraskets recíbiren este telegrama anit, y yo aclararé sense presa el document recibit. Ixcau demá a recibirlos una bona batulea, si voleu tindre els choguets que du el camell a la chepa". La fita Marrakesch lanza la idea de iniciar una suscripción popular entre los comercios alcoyanos a fin de recaudar fondos con que pagar tantas facturas. Los periódicos van dando a la luz cada día los nombres —y las cantidades— de los contribuyentes, entidades comerciales y mercantiles que resulta grato evocar por haber desaparecido hoy casi la totalidad de ellas: "Crédito Mercantil". "Librería Manola", "El Indio", "La Rosa", "La Peña", "La Moderna", "La Gran Canaria", "Los Pirineos", "Bar Valencia", "CasaSuch", "La Villa de Oro", "Droguería la Veneciana", "Jabón La Cadena", ete. etc. En el salón de sesiones del Ayuntamiento el alcalde Evaristo Botella Asensi reparte dulces y juguetes a los asilados, mientras que en el barrio del Tossal se organiza otra pequeña comitiva que lleva la alegría y el mágico espectáculo a aquel apartado sector urbano, preferentemente trabajador y obrero. La fila Marrakescb tenía su local social en la calle de Cueva Santa número 33, final de etapa del desfile de los magos, después de atravesar las calles de Anselmo Aracil, Laporta, Joaquín Costa, Dos de Mayo, Fermín y Galán, plaza de la República, Pintor Casanova, Pí y Margall, María Guerrero... García Hernández, Pablo Iglesias,Comuneros de Castilla..,, todo un curioso nomenclátor urbano propio de estos años. La guerra de 1936-39 dejará a los niños alcoyanos sin la visita de Sus Majestades los Reyes de la Bondad. A partir de los 40 la fiesta renacerá, esta vez en manos del Frente de Juventudes auxiliado en algunas ocasiones por miembros de otras comparsas festeras, tales corno la de Navarros, la de Cruzados en 1947 —cuyos reyes lo fueron Antonio García Pastor, Antonio Francés y Enrique "Fleta", éste último miembro de la fila Tomasinas Viejas—. Después, un gran grupo de amigos de la fila Mozárabes —los populares "Gats"— que tienen su punto de reunión en el Industrial se encargan de la parada juntamente con la Organización Juvenil. Más tarde la fila Alcodianos, y en los actuales momentos, y si


Antonio Quereda, Embajador de Moros en las fiestas de San Jorge y embajador de los Reyes Magos. (Reproducción fotográfica A. Espí)

bien existe debidamente legalizada y autorizada la Asociación de Amigos y Damas de los Reyes Magos, es de destacar que ésta se nutre —en su cuadro directivo— principalmente de "festers" encuadrados en las comparsas de Domingo Miques, Llana, Guzmanes, Almogávares, Tomasinas, Navarros y otras, si bien —y es lo importante— la Asociación surgida expresamente para

cuidar de la fiesta de los niños es completamente independiente, tiene su reglamentación y tiene razón de existir única y exclusivamente en función de la cabalgata de Melchor, Gaspar y Baltasar. Adrián ESPI VALDES Cronista de la Asociación de AA, y DD. de los Reyes Magos

B A N D O

Com a Emba.ix.ador d'Aleo y deis Negosis Estrangers, tinc que pregonar un bando pa chiquefes y chiquéis; pero ansde comen sur y dir-vos lo que yo sé vaig a donar-vos lectura del telegrama siguient. "COMUNIQUE TODO ALCOY MAÑANA LO MAS TARDAR QUE LLEGARAN REYES MAGOS MELCHOR, GASPAR Y BALTASAR' Els MARRAKECHS recibiren este telegrama anit, y yo aclararé sense presa el docwnent resibit. Tinc notisies reservaes de un Embaixador de Persia que te una gran amisíat entre la geni de alta esfera de tota la parí de Asia, que fa tres mesos, na aplega, va vare partir d'allá una caravana extensa aon anaven els tres Magos, Reys de tota la Judea, acompañáis de gamells, que portaren en la esquena una fotracá de coses; y es día entre la grandea

que f o t era pa este poblé aon veníen aferfesta, seguint les indicasiones qu'es señalaba un cometa. Sé també qu'es tes persones son de caritat inmensa y no volen que en el mon existisca la pobrea, y están desidits demá, si no plou o hi ha tormenta, a fer una cabalgata y a recorrer sense presa les cases de tots els chics pa donarlos una prenda. En ¡a saña qu'els gamells porten damunt de la chepa hi ka de íot: desde un tren, a la infeiis piloteta; parchisos, yoyós y nines, y casetes de madera; y cavallets de carta, escopetes y una pesa de roba, pa cosir-vos cansonsillos de vayeta. Cuines y carrets, abrigos, visicletes de carrera y un gran sac de manuscrits pa que practiquen la lletra. Agulles, fil del catarse y sabó de LA CADENA; y pa que sigau curiases.

trenta quintáis de terreta. Tot asó y encara mes dura el gamell en la chepa, pero, no's feu ilusions els que no teniu per regla pentinarse tots els díes ni partirse be la clencha; anar a escola a les huit, respetar a la vellea, y ais vos tres pares no donarlos tanta febra: que hi ha qui está de vosotros hasta dalt la coronela. Llaveu-se molí be la cara pa tindrela sempre fresca, que hi ha qui besa a un chiquet y s'ambruta de manteca, Portéu asea la roba; no chugeu en la píasela ni s'enganchéu en els autos, perqué vos farán taleca. Tot asó que yo vos die vos sen ix per l'atra orella, pero anéu en cuidaet, porque demá es ¡a gran festa, y ya sabéu cóm ho volen els señors de la Judea. Ixcáu demá a recibirlos una bona batulea, si voléu tindre els chagüéis.

51


El espíritu de San Jorge Foto: Leopoldo Valor

Ai tratar de este tema me refiero, no al espíritu que animaba a San Jorge durante su vida, sino al espíritu que él infundió en Aleo y siglos después de su muerte con su ayuda e inspiración a los alcoyanos. El espíritu no se ve, se siente; no se abarca con la imaginación, se le aprehende con la inteligencia. Basta ver Alcoy en fiesta para percibir inmediatamente este espíritu de alegría, igualdad y hermandad que flota en la atmósfera, se siente por doquier, y se centra, sobre todo, en les filaes. Pero este espíritu, aunque aparece más prominente en las fiestas, no está confinado a ellas. En cualquier parte y fecha, donde se hallen alcoyanos reunidos bajo el signo de las fiestas, con los trajes —como cada año en Fontilles— o sin ellos, como ocurre en otras muchas ocasiones, el espíritu de San Jorge resurge difundiendo el regocijo, la unión y la armonía. Pero esto no ha sido siempre asf. Es verdad que las procesiones y fiestas conmemorativas de la aparición de San Jorge son muy antiguas, pues datan de los años inmediatamente subsiguientes al 1276. Pero entonces no existían comparsas o filaes, y las celebraciones corrían, sobre todo, a cargo de los gremios de artesanos y oíros oficios 'como labradores, albañiles etc. y, más tarde, de la industria textil. Estos gremios —que constituían la base económica de los pueblos en la Edad Media y la mayor parte de la Moderna— era organizaciones de productores o, más bien, de profesiones u oficios en que la división de ckses dentro de un mismo oficio no existía. La estratificación social propia de aquella época se componía de estados, es decir, la nobleza, e) clero, y los plebeyos. Pero dentro del trabajo, a pesar de la dureza propia de los tiempos, reinaba una verdadera unión y fraternidad. El pobre no era un extraño, sino un hermano. Más tarde, aunque la Revolución Francesa abolió los gremios, no pudo menos de inscribir en su lema (junto con la igualdad y libertad) la aspiración a la fraternidad que tanto les había caracterizado. En sus mejores tiempos los gremios tenían atribuciones no sólo económicas sino también sociales, políticas y religiosas por cuanto que intervenfan en la legislación y administración; fijaban las ganancias, precios y condiciones de la producción y calidad de los productos, etc., y observaban las celebraciones religiosas con su Misa en las festividades señaladas, el culto a sus santos patronos, la

52

ayuda a sus miembros y la celebración de sufragios por sus difuntos. No hay duda de que, a pesar de sus defectos, la sociedad gremial era una de las mejor integradas que nuestra civilización ha conocido, como lo atestiguan las grandes obras que nos han legado, como las catedrales, palacios, lonjas, etc. Pero esta organización, con ser tan sólida, no era invulnerable. Los abusos de los nobles —que dieron lugar a las guerras de las Gemianías—, el centralismo de los Borbones, el marcado individualismo propagado por la Revolución Francesa, además de otras causas más internas, consiguieron que éstos desapareciesen o arrastrasen una vida lánguida. Alcoy no fue una excepción en este proceso, y así, ya desde mediados del siglo XVIII, los gremios comenzaron a descaecer convirtiéndose muchos de ellos en meras cofradías religiosas. Sin embargo, durante todo este tiempo, sobre todo en el siglo XIX, se iba desarrollando en Alcoy un fenómeno típicamente alcoyano consistente en que, mientras los gremios decrecían y se debilitaban, las comparsas o filaes crecían y se robustecían1. Que este fenómeno no fuese una mera coincidencia consta por el hecho de que existe una marcada conexión entre las filaes y la industria. Bien conocido es que la industria de la lana, sobre todo por medio de la Real Fábrica de Paños, dio, quizá, origen a la comparsa o fila de Llana, la cual, en 1862, la vemos diferenciada en ocho filaes entre las que se cuentan Domingo Miques, Chano, Cordón, etc. además de los Sultanes, que luego se conocieron con el nombre de Judíos. También existió la fila de la Seda, producto, posiblemente, de la industria sedera, que luego se convirtió en la de Lana Verde y, aunque desapareció en 1848, la presente fila de los Verdes parece ser una expresa continuación de aquélla. En su Historia de los Moros y Cristianos de Alcoy (p. 478), dice también Julio Berenguer que la fila de Vascos fue formada en 1909 por los empleados de la fábrica de paños de "L'enguerí"; y estamos seguros de que una investigación detallada de esta cuestión nos revelaría datos elocuentes de la influencia de otros sectores de la industria, del comercio y de otras entidades en la fundación y mantenimiento de les filaes, entre los que descuellan los labradores representados por la concocida fila de "els Maseros". Esto no impide el que otras filaes


Foto Archivo

hayan sido promovidas por personas y grupos particulares. Por lo demás, la participación de La industria como tal en las fiestas y filaes es cosa evidente. El mismo Berenguer en la obra citada (p. 151) se refiere a un artículo publicado por V. Soriano en el Diario de Alcoy, 21 marzo de 1866, que dice: "Los testeros en su totalidad son proletarios laboriosos y necesitan gozar de la expansión que las mismas fiestas les proporcionan.,. La verdad es que, sin estas fiestas que desde tiempos remotos vienen celebrándose en esta ciudad por los industriales, a quienes sirven de aliciente en sus pesados trabajos, !a vida para los mismo sería sobradamente monótona". Es decir, las fiestas venían a ser como una necesidad. Ahora bien, si la diferencia entre las funciones del gremio y de la fila es clara, y la conexión entre ambos también lo es, la pregunta que aquí' se ofrece es la siguiente: ¿Qué es lo que hay de común entre ambos? Según mi modo de ver, lo que hay de común es este espíritu de unión y fraternidad, el cual, por haber encontrado refugio en les filaes infundiendo vida, calor y color a una sociedad amenzada por el individualismo materialista, bien merece ser conocido por el "espíritu de San Jorge". Pero aún hay más. Hasta aquí nos hemos referido al pasado y al presente. Pero ¿qué hay sobre el futuro cuando este espíritu será sin duda más necesario? Este es un reto con el que han de enfrentarse las generaciones presentes no menos que las futuras. El mundo moderno está muy dividido y al mismo tiempo cansado de estas divisiones y egoísmos. Sin fraternidad, sin colaboración, los pueblos no pueden ir adelante; y esto, que se puede afirmar en general, ha de aplicarse especialmente a la industria que hoy por hoy es el soporte más sólido de los pueblos. Esto viene siendo cada vez más entendido por los estados más avanzados como Alemania occidental, las naciones escandinavas y el Japón, donde se han introducido con un éxito espectacular tales experimentos de la colaboración industrial como la codeterminación, cogestión, cooperación y otros semejantes. Hace tan sólo unos años un sociólogo inglés, Ronald Dore, escribió un libro titulado líritish Factor y—Ja pan ese Factory (Fábrica Británica—Fábrica Japonesa), Londres 1973, en el que dio a

conocer que la tradicional colaboración existente entre los sindicatos y las empresas en la industria japonesa —gracias a la cual esta nación se ha convertido en la tercera potencia industrial del mundo— lejos de desaparecer, está siendo imitada en el occidente industrializado; y se refería a Inglaterra en particular, donde tanto la antigua autocracia como el espíritu de oposición van siendo sustituidos por la mutua inteligencia y colaboración, de suerte que existe un verdadero movimiento de convergencia hacia la empresa como centro de interés de todos los que en ella trabajan. A este propósito cita Dore el libro del obrerista Frank Tannenbaum Tlie True Socirty (La Verdadera Sociedad) donde sostiene que las aspiraciones de los sindicatos, sobre todo en EE.UU, "se han de interpretar como un intento de crear el nuevo sentido de comunidad destruido por el colapso del feudalismo" (R. Dore, p. 365), el cual arrastró consigo a los gremios. Volviendo, pues, a nuestro Alcoy, pregunto: ¿Por qué el espíritu de San Jorge, que nació en nuestras fábricas y gremios, alegra ahora nuestras calles y plazas y une nuestros corazones, no penetra también en nuestras fábricas y talleres para infundirles aquella fuerza y vigor que tanto necesita Alcoy así como el mundo entero? Tal vez sea necesaria una nueva aparición espiritual de San Jorge. Pero ésta, con la ayuda de Dios, está en nuestras manos, Pascual GISBERTAGULLO

53


El fotógrafo y pintor José Asorí. (Reproducción fotográfica "Goyo")

En nuestra Revista de lí>76, número especial que glosó de forma gráfica y literaria las fiestas extraordinarias de 1876, las del Sexto Centenario, se publicaron diferentes fotografías de gran valor documental, hechas en aquel abril de ahora hace ciento dos años, en las que se recogían diferentes aspectos de nuestra ciudad con ocasión de tan entrañables fechas. Las fotografías se debían a José Asorí—a veces escrito (incorrectamente) Azorí, con ceta—, artista que no sabíamos identificar plenamente, que considerábamos sino alcoyano, afincado, al menos, en nuestra ciudad. Era menester, por el interés extraordinario de las fotografías, por lo que significan para nuestros Moros y Cristianos, por lo que de "histórico" tienen tales imágenes, erra precisp, que buceáramos acerca de José Asorí, que buscásemos datos precisos sobre sus actividades, su personalidad y su vida, y, a mejor abundamiento, que encontráramos su retrato, que conociéramos su semblante. Han sido precisos dos años para que las averiguaciones, en ocasiones casi policiacas, se formaüzaran, y que los "festers", los alcoyanos, los aficionados al arte de la imagen, los fotógrafos, conocieran a José Asorí, En Alicante, editado por la Imprenta de Juan J. Carratalá, en 1856, hemos hallado una hoja suelta que lleva en la cabecera este título: "A. Don José Asorf, por haber pintado gratuitamente los adornos de la Iglesia de la Villa de Biar, en agradecimiento á la Virgen de Gracia su patrona, y en obsequio de los habitantes de dicha villa, sus compatriotas11. Se trata de un largo poema, de calidad discutible, en el que se habla de Asorí, "artista eminente", y se le declara hijo de Biar: " ¡Salve! Sublime genio esclarecido, Pintor del templo del amor divino; tu pueblo agradecido salúdate triunfante en tu camino. Sacro artista biarense, nuestra Tr otro na hermosa tus desvelos en vida recompense, No cabe duda, pues, de que José Asorí—que alguna vez hemos visto escrito también Asory— es natural de Biar. Sabemos, además, que en la Exposición de 1860 celebrada en Alicante, exposición agrícola, industrial y artística, auspiciada por la Sociedad Económica de

54

JOSÉ ASORI pintor y fotógrafo, hijo de Biar y vecino de Alcoy

Amigos del País, en el mes de octubre de dicho año, Asorí figuró como expositor en la sección de artes, mostrando o exhibiendo tres obras —óleos—, siendo uno de ellos una "Vista del convento de las Virtudes", de Villena, es decir: un paisaje de dicho santuario y sus alrededores. En el catálogo correspondiente de este certamen, figura como natural de Biar, y así lo recoge, recientemente en su artículo "Biar y sus hijos", Miguel Maestre Castelló. Como pintor figura en la "Galería Biográfica de Artistas Españoles del siglo XIX'* de Ossorio y Bernard, aparecido en 1884 (página 54), indicándose que en la ya citada exposición alicantina de 1860 mereció una medalla de plata. Lo incluye Aldana Fernández en su "Guía Abreviada de Artistas Valencianos", publicada en 1970 en Valencia, asf como Adrián Espí Valdés en su trabajo "Las Bellas Artes y los artistas a través de las Exposiciones alicantinas del siglo XIX", aparecido en Alicante en 1972. La fecha exacta de la domiciliación de José Asorí en Alcoy, la desconocemos por ahora. Cabría una investigación en los libros de padrones de nuestra ciudad en tomo a 1870, para intentar hallar su nombre entre los vecinos. Sabemos, eso sí, que a Alcoy vino a montar un gabinete de fotografía, estudio que llegó a tener en la calle de San Cristóbal. Fue Asorf el autor de esa espléndida colección de imágenes referidas a las iluminaciones y al engaianamiento de Alcoy en el abril de 1876, con motivo de la celebración extraordinaria del Sexto Centenario del patronazgo de San Jorge. Cosa curiosa: autor, hemos dicho, de las iluminaciones, de los pormenores de fachadas de casas, entidades oficiales —Ayuntamiento— y particulares, y no el fotógrafo de estampas típicamente festeras: comparsas, desfiles, actos públicos. Recuérdese a este respecto que José Asorí contribuyó como bocetista al embellecimiento de la frontera o fachada del Círculo Industrial, en cuya labor trabajaron también Laporta —Francisco Laporta Valor, seguramente— y Jordá. Estos son, pues, y hasta e3 momento, los datos que podemos ofrecer de José Asorí, juntamente con la fotografía facilitada por una familia de Biar, ampliada por Gregorio Hernández "Goyo". Jorge VIDRIAN ES


Existen, a mi parecer, pocas opiniones sobre la incidencia que nuestra Fiesta tiene, pueda o deba tener en las escuelas, principalmente de E.G.B., época en la que el terreno afectivo del niño está abonado para la captación de vivencias de toda clase y la puerta de los sentimientos se va abriendo al exterior. No recuerdo haber leído nada sobre el particular. Y, sin embargo, es un tema de trascendencia, por lo que podría influir posteriormente en ese niño y en su toma de conciencia respecto a las tradiciones más significativas de su pueblo. La pregunta clave podría ser: "¿Qué posición debe tomar la escuela respecto a las Fiestas de Moros y Cristianos? " Entendiendo, naturalmente, los centros radicados en la ciudad, con niños o niñas casi o en su totalidad componentes de la comunidad alcoyana. Todas mis opiniones son perfectamente rebatibles, si se quiere; pero bastantes años en la docencia, ser fester activo y haber tenido como alumnos con papel relevante en Fiestas (Sant Jordiet, Glorieros Infantiles, Sargentos, etc.) me da un cierto conocimiento de la materia, creo. Ante todo, la escuela no debe ser proselitista. No debe pecar del "chauvinismo" de creer que poseemos lo mejor, de inculcar a los niños algo que rechacen o que no sientan, porque entonces estaríamos esparciendo semilla de festeros artificiales, de traje para afuera, de diversión egoísta. El fesíer, ni nace ni se hace, "se es". No se puede, no se debe, bajo ningún concepto, forzar la personalidad infantil, tan fácil al manejo, por otra parte. Esta influencia cesaría tan pronto como desapareciera el influenciador. El punto extremo es más rechazable que lo anterior. No se puede ignorar, en absoluto, algo que forma parte de la idiosincrasia del pueblo en donde te realizas, Sería inhumano y además contravendría las leyes todas de la enseñanza. Hoy día, en que la modernización de los sistemas educativos rechazan el empirismo y quieren 'Vida" en la escuela, no se puede ignorar aquello que forma parte de la misma vida. Además de que los planes vigentes exigen atención especial a las costumbres, tradiciones, modo de vida, etc., de las unidades de convivencia. Sería faltar a la comunidad y además a la propia obligación. El socorrido término medio tiene en esta ocasión plena vigencia. Sí, efectivamente. La escuela de ve vivir la Fiesta, pero con delicadeza extremada. Sin imposiciones. Y habrá una época en que esta vivencia se acentuará por la proximidad del acontecimiento. Y será entonces cuando el profesor tendrá ocasión de explicar el verdadero sentido de lo que quizá ellos sólo imaginen diversión. Y cuando podrá hacerles comprender que hay algo más que esos tres días clave. Que hay una historia, aun mezclada con leyenda; que hay una tradición; que han habido unos hombres; que han habido otros tiempos... Y el niño entonces podrá obrar en consecuencia, sin imposiciones y sabrá lo que debe significar ser fester con todas sus consecuencias.

La fiesta en la escuela Tampoco es rechazable un delicado ambiente festero en fechas abrileñas. No otra cosa es lo que hacen los Centros que organizan concursos de diversas índoles con- el tema festero como centro. ¿No se respira un más grato estar que de costumbre? Pero siempre en un plano discreto, complementario del trabajo principal. Debe enorgullecemos que hasta algunos libros de texto traigan comentarios y fotografías sobre nuestras Fiestas. Se ha de reconocer que todo esto requerirá un buen esfuerzo por parte del educador, muchas veces foráneo, quizá desconocedor de la manera de ser de donde tal vez resida accidentalmente. Sin embargo, es su labor y puede, si quiere superar todas estas posibles dificultades. Personalmente no recuerdo, en todos mis años como alumno de las diferentes escuelas por las que pasé, que nos hablara alguien sobre el tema, se hubiera podido pensar que fuera "tabú". Ahora, cuando en el tiempo oportuno es con frecuencia base de las conversaciones con mis alumnos, comprendo que entonces nos faltó algo, que la educación, por lo menos en lo referente al verdadero conocimiento de base de mi pueblo, quedó incompleta. Y eso es lo que ahora debemos evitar que pase. En resumen. No a la imposición. Un no, más rotundo, al olvido, tanto sea voluntario como intencionado. Sí a la información y más aun a la formación. Por experiencia puedo decir que, en un gran porcentaje, ai niño le ilusiona y agrada todo comentario sobre Fiestas, Selecciona lo que su infantil capacidad le sugiere. Luego, el tiempo, quizá posteriores influencias, quien sabe, harán que la semilla de festero íntegro germine o no en él. Pero, ¡ por favor! No intentemos "fabricar" festeros. Festero sólo "se es" Vicente TOMAS REIG

55


ALCOY y su historia

Prestigiosa biblioteca medieval escurialense de incunables procedentes del convento de San Agustín de Alcoy por J. Manuel del Estal

Creación frustrada del gremio de molineros de Alcoy (1772-1784) por José Antonio Martínez Bara

Un raro folleto del siglo XVIL El primer impreso con la Historia de los Lirios por Francisco de P. Momblanch

José Espinos. El Alcalde que obtuvo para Alcoy el título de Ciudad por Antonio Revert Cortés

Alcoy y las Cortes del Reino por Rogelio Sanchis Llorens

Porqué el Gral. Polavieja tuvo una calle en Alcoy por Camilo Bito Linares

El Corregidor D. Luis de Costa Quiroga: inventario de sus bienes por Julio Berenguer Barceló


Prestigiosa biblioteca medieval escurialense de incunables procedentes del convento de San Agustín de Alcoy

Foto; Palomera En el "índice de incunables de la Real Biblioteca del Escorial y Biblioteca de la Comunidad de PP, Agustinos", publicado recientemente por el bibliotecario escurialense, P. Teodoto Alonso Turienzo, en la revista I* Ciudad de Dios (1), aparece un nutrido elenco de incunables, 79 obras en total, impresas en las últimas dos décadas del siglo XV (2), provenientes todas ellas del antiguo convento medieval de San Agustín, fundando en torno al 1300 en la villa de Alcoy, incorporada poco más de medio siglo antes al Reino de Valencia. Todo ello nos obliga a dividir esta, breve elucubración en dos partes fundamentales: a) fundación del convento agustiniano de Alcoy, y b) singular riqueza bibliográfica de su Biblioteca conventual. •) FUNDACIÓN DEL CONVENTO DE SAN AGUSTÍN DE ALCOY Dos grandes historiadores, entre otros, se han ocupado sucesivamente de este hecho, Tomás de Herrera, el primero, en su eminente obra Alphabetum Agustíniamim, en dos tomos, publicada en Madrid el 1644 (3), nos describe la fundación en estos términos: "Alcodiense (Monasterium) 5. Augustini, Provincíae Aragoniae. Eius fundatrix fiit círca annum 1.300. Domina Margarita de Lamia, uxor Nicolaí lanuiliani Comitis Terraenouae, et filia Rogerii de Lauda, et Saiirinae de Entenza, lacobi Regís Aragonum pattuelis germanae" (4), donde nos teñere que su fundadora fue U ilustre dama de los Entenza y los Lauria, doña Margarita de Launa, hija del Gran Almirante de la Corona de Aragón, Rogerde Lauria, y esposa de don Nicolás Jamvila, Conde de Terranova ( 5 ) , que lo hizo construir en tomo al año 1300. El segundo cronista citado, que nos habla de esta fundación agustiniana en Alcoy, es Jaime Jordán, en su voluminosa obra Hktoril de U Provino» (agustiniana) de 1* Corona de Aragón, publicada en Valladolid, el año 1704 (6). Difiere de Herrera este historiador al atribuir la fundación del convento alcoyano de San Agustín, no a doña Margarita de Lauria, por el año de 1300, como hace el anterior, sino a su ilustre madre, Saurina de Entenza, sobrina de Jaime el Conquistador y esposa del Gran Almirante del Reino de Valencia, Roger de Lauri (7), y diez años antes, por el 1290. Nos relata el suceso con estas palabras: "El Real Convento de NJ.S. Agustín de la villa de Alcoy le fundó en el año 1290 la muy ¡Ilustre Señora Doña Saurina de Entenza, Condesa de Tertanova, Señora de Alcoy, de Gorga y del Valle de Zeta y Travadell, sobrina del ínclito Rey Don Jayme el Conquistador, y muger de Don Roget de Lauria, almirante de Aragón. La causa de fundar este Covento tan célebre,., fue en recompensa del Real Convento del Puiche; porque aviendo sido el Convento del Puiche de Valencia en su primera fundación de nuestra Religión (agustiniana), quando el Rey Don Jayme conquistó Valencia, nuestros religiosos le

pidieron la Virgen y sitio del Covento del Puiche; y como el Rey lo avia dado a los Padres Mercenarios í Mercedarios}, no pudo hazer la gracia a nuestra Religión; y dexó encargado a su sobrina doña Saurina de Entenza, que en su villa de Alcoy edificase un Convento de su Real magnificiencia al gloriosa Padre S. Agustín, en recompensa del de el Puiche, lo qual hizo la dicha Señora con tanto cuidado y liberalidad, que no solo excede su fabrica a la del Convento del Puiche, sino que compite con los más insignes del Re y no de Valencia, y en su tiempo excedía a todos en tabrica y grandeza" (8). Lo cierto es que Herrera atribuye erróneamente su fundación a doña Margarita de Lauria, esposa del Conde de Terrenova, Nicolás Jamvüla, e hija de la sobrina de Jaime el Conquistador, doña Saurina de Entenza, confundido tal vez por el rico legado pecuniario de 4,000 sueldos, con que dotó el año 1359 al convento alcoyano de San Agustín (9), asegurando de este modo su considerable renta anual, y permitiendo a la comunidad agustiniana considerar lógicamente como fundadora a Margarita de Lauria, que Un generosamente les garantizó la supervivencia monástica. La fundación, sin embargo, de este convento agustiniano hay que atribuirla do cumen taimen te de forma inequívoca a Saurina de Entenza, su madre, como reza expresamente en la leyenda grabada en el pedestal de una estatua de tan ilustre dama, que decoraba la parte superior del acceso a la portería del convento. Su texto dice así: "Perilla str i s Domina D. Saurina l Tenza, Domina Alcodij, Gorgae et Vallb Zetae, hoc Coenobiim Divo A agustino dlcavit et propriis sumptibus erexit. Obiit anno salutis humanae 1334" (10), donde queda esculpido en piedra que Saurina de Entenza fundó el convento de San Agustín —«rexit— y lo dedico a este gran doctor de la iglesia —dictvit— por el año 1300, ostentando a la sazón el título de la Señoría de Alcoy (11). Un conocido cronista de la villa de Alcoy, Rogelio Sanchis Lloré na, nos brinda en una obra muy documentada del Alcoy medieval (12) numerosos testimonios archwísticos que avalan cuanto precede y esclarecen sobre todo la estrecha relación de bs personajes citados con la villa de Alcoy y la fundación y dotación monástica del convento de San Agustín. Dan fe elocuente de ello los abundantes enterramientos existentes en su iglesia conventual, según nos certifica —de visu— el historiador ya citado Jaime Jordán, en los siguientes términos: 'También tienen entierro en este Convento los más nobles y antiguos Linages de la Villa de Alcoy, como son los Alcamoras, los Descalzos, los Aisos, los Puig Moltó, los Almunies, los Margarits, los Merites, los Sampers, los Gisberts, los Carbonells, los Bodins, y otros muchos" (13), con virtiendo consiguientemente al referido monasterio agustiniano en un panteón sin par de hombres ilustres alcoyanos. Aquel cenobio medieval de San Agustín hubo de ser abandonado el año 1835 (14), a raíz de la conocida desamortiza-


ción de tos bienes eclesiásticos y extinción de las órdenes religiosas, por obra de Mendizábal, corriendo a partir de entonces la misma triste suerte que los restantes conventos de la Península, b) SINGULAR RIQUEZA BIBLIOGRÁFICA DE SU BIBLIOTECA CONVENTUAL El movimiento literario del convento agustíniano de Alcoy debió de ser muy relevante, a sólo juzgar por el número elevado de manuscritos, que hoy se conservan en la Biblioteca privada de los PP, Agustinos del Real Monasterio del Escorial, en su mayor paite de fondo bíblico-patrístico, filosófico, motil o teológico, procedentes sobre todo del monasterio alcoyano de San Agustín, del que llevan hoy todavía legible el ex libris de aquel convento. Muchos mas son los libros impresos, sobresaliendo por su número los publicados en los siglos XVI, XVII y XVIII. Sin embargo, lo que mayormente revela el alto nivel cultural del convento agustiniano de Alcoy, es el insospechado número de incunables, cuya catalogación está a punto de publicar el bibliotecario escurialense, Teodoro Alvarez Turienzo, quien hace ahora tres años nos facilitó conocer un avance del mismo en el trabajo ya citado: "índice de incunables de la Real Biblioteca del Escorial y Biblioteca de la Comunidad de PP. Agustinos" (15). Bajo el epígrafe: Incunables de la Biblioteca Privada de toa PP. Agustinos del Real Monuterio del Escorial (16,), recesiona 79 obras impresas en los últimos veinte años del siglo XV, todas ellas provenientes del convento de San Agustín de Alcoy. Destacan entre otros autores antiguos: Agustín de Hipona, Alberto Magno, Antonino de Florencia, Tomás de Estrasburgo, Buenaventura, Cayo Catulo, Ambrosio de Cora, Duns Scotus, Jacobus Faber, Guillermo de París, Joann es Herolt, Hippocrates, Petrus Hispanus, Joannes de H and u no, Juan Dama se en o, Nicolás de Lyra, Maimonides, Antonio de Nebrija, Guillermo Ockam, Savonarola, Tomás de Aquino, Albiis Tibullus, Alfonso Vargas de Toledo, Virgilio, Jacobus de Vorágine, etc. etc. Como fácilmente puede colegirse del simple recuento de los autores citados, hay escritores de carácter bíblico-patrístico: Biblia latina de Nicolás de Lyra, Venecia, 1481; Postula super Epístolas et Evangelia de Guillermo de París, Nuremberg, 1488; Mamotrectus super Bibliam, Venecia, 1492; Galena áurea gen continuum Mpcr quatuor Evangelistas, Venecia, 1493, de Tomás de Aquino; teológico: Compendium theologiae ventatú de Alberto Magno, Venecia, 1492; Summa theologicadeTomásde Aquino, Nuremberg, 1496; Plurima opuscuia de San Agustín, Venecia, 1491; Summa theológica de Antonio de Florencia, Zaragoza, 1497; Super quatour libros Sententianim de Tomás de Argentina, Estrasburgo, 1490; Clypeus thomistarum de Petrus Niger, Venecia, 1504 (considerado por HAIN del s.XV); caricter hagiográfico: Vita S. Augustini de Ambrosio de Cora, Roma 1481; Legenda áurea Sanctorum de Jacobo de Vorágine, Venecia, 1488; pastoral-moralista: Repertorhim Morale de Petrus Berchorrus, Nuremberg, 1499; Summa de Confesión de Antonino de Florencia, Zaragoza, 1498; Sermones de tempere et de Sanrtb de Joannes Herolt, Lyon, 1486; Sermones de Sanctis de Leonardo de Utino, Venecia, 1480; Sermones dominicales de Michael de Hungaria, Hagtenaii, 1499; carácter filosófico: Quaestiones de Guillermo Ockam, Lyon, 1495; Quaetttone* super tres libios Aristotelis de anima, Venecia, 1480; Quaestiones super u niversaiibus Porphy rii ac in perih emeneiaa Aristotelb, Venecia, 1492-93, de Duns Scotus; clásicos latinos: Tíbullo, Catulo y Propercio, Venecia, 1493; Opera cum corneutatiie de Virgilio, Venecia, 1488; Introductiones latinae de Antonio de Nebrija, Salamanca, 1499; médico-naturalistas: Opera varia de Hippocrates, Venecia, 1500; Aphorismi de Joan Damasceno, Zoar, 1500; Aphorismi medici de Maimonides, Venecia, 1500; Centiloquium de medicb de R ha sis, Venecia 1500; Canónica de febríbus, pulsibus, urinis..,, de Savonarola, Venecia, 1498; y por último, de caricter histórico: De civitate Dei de San Agustín, Venecia, 1486; y el Líber chronicarum de Hartmann Schedel, Nurembej-g 1493, etc. etc. (17). De donde se desprende obviamente la singular importancia que debió alcanzar en el campo de las letras el convento

58

Foto: Archivo

alcoyano de San Agustín, dentro de la cultura medieval de la ¿poca.

NOTAS 1.- Val. CLXXXVII, Escorial, 1974, págs. 646-668. 2.- Ocupa ai recuento las págs. 26-29 (Separata) o 66S-668. 3.— Alphabetum Agustinianum ¡n quo praeclara eremítíci ordfnis germina virorumque et feminarum domicilia recensantur, 2 voto., Madrid, I, pp. 500; U pp. 574. 4.- Vol. I, fot. 73-74; Saurina de Enterna era sobrina da Jaime I el Conquistador. B.— Una biografía amplia tía este personaje, muy bien elaborada, puede verse en Rogelio Sanchis Lloréns, Esquema histórico del Alcoy medieval, 1245 - 1516, Alcoy, 1971. S.- Vol. U, págs, 112-114. 7.- UM amplía reseña biográfica de estos personajes, nos la brinda el ilustre cronista alcoyano, Sanchis Lloréns, en la obra ya citada en la nota 5. 8,- Vol. II, p. 112. 9.-Como se desprende claramente del "Recurso del Convento da San Agustín de Alcoy al bayle Pedro de Terraca, urgiendo!» */ pago de los quatro mil sueldos que se le adeuden d» acuerdo con el legado de doña Margarita de Latiría, año 1359". Archivo Municipal de Alcoy, Curia de Guaren Domenech, 1359—1362. Publicado por Sanchis Uoréns, /?„ ob. eit., pág. 154, doc. 41. ip- JORDÁN, ob. e*.,pág. 113. 11.- ONTAL VILLA, "Erección del Convento de San Agustín en Alcoy", Revista Católica, Núm. 789, 1903. 12.— Vid. supra, nota S. 13,-Ob.at..D»g. 114. 14.-SANZ PASCUAL, Atiíano, Historia de los agustinos españoles, Madrid 1948, passím, 15.-Publicado en La Ciudad de Dios, vol. CLXXXVII, Escorial,

1974, pp. 646-668. 16.— Ibid., págs. 665—668; en Separata aparte, págs. 26—29. 17.— Obras todas ellas recensionadas en el trabajo ya citado del bibliotecario escurialense, Teodoro Alonso Turienzo, La Ciudad de Dios, vol. CLXXXVII, pp. 665-668.

Dr. Juan-Mamid DEL ESTAL Prof. de Historia Medieval Facultad de FÜosofía y Letras /ALICANTE


Creación frustrada del gremio de molineros de Alcoy (1772-1784) En 18 de julio de 1772 Pedro Carbonell, Juan Carbonell, Nicolás Carbonell, Antonio Carbonell, Francisco Llopis, Nadal Verdú, Vicente Ribes, Félix Aura, Pedro Latorre y Francisco Paya, maestros molineros, vecinos de Alcoy, exponían ante el Ayuntamiento de ia Villa, constituido por don Joaquín Menta, teniente de corregidor, y los regidores don Rafael de Seáis, don Vicente Molió, don Vicente Gisbert, don Nicolás Sempere, los diputados don José Gosálbez y don José Santonja y el síndico procurador general don José Carrío, su deseo de erigir el gremio de molineros, al que se atuviesen los de los pueblos del partido, para lo cual presentaban las correspondientes ordenanzas que constaban de treinta y seis capítulos. Paradójicamente el día anterior, el Ayuntamiento había encargado informasen sobre dicha petición, como comisarios, don Rafael de Seáis y don Vicente Gisbert, quienes en 27 de julio convinieron con la solicitud, a condición de que fuese aprobada por el Consejo de Castilla. El 5 de septiembre del mismo afío el Ayuntamiento alcoyano, en reunión a la que concurrieron también el regidor don Agustín de Puigmoltó, el diputado del común don Antonio Cantó y el abogado síndico personero don Agustín Paya, ratificaba lo expuesto por los comisionados, pero bajo la precisa obligación de que formasen estandarte con la efigie de la Virgen de los Desamparados, Inmaculada patrona del gremio elegida en el capítulo primera de las ordenanzas, para la asistencia a las funciones que se celebrasen. A pesar de que los citados molineros dieron poderes en diversas fechas del mes de agosto de 1772 para que su instancia se presentase ante el Consejo de Castilla, tal presentación no tuvo lugar hasta el 10 de mayo de 1775, fecha en que

los consejeros de Justicia dispusieron que el asunto pasase a estudio del Fiscal. Este, en 26 de mayo siguiente, opinaba fuera enviada copia de las ordenanzas a la Reat Audiencia valenciana para quef oídos instructivamente el Ayuntamiento alcoyano con sus diputados y personero y otros cualesquiera gremios o personas que pudieran tener interés en el asunto expusieran su parecer, a la vista del cual expresaría el suyo. En su consecuencia se acordó así por los consejeros de Justicia. Pero la Real Audiencia no emitió su informe hasta el 20 de febrero de 1777. En él decía que, aunque el Ayuntamiento alcoyano aconsejaba la creación del gremio, oponiéndose sólo al artículo 32 de las ordenanzas referente a que los maestros no pudieran hacer rebaja en los derechos de molienda ni cobrarlos en dinero, sino sólo en grano, la Audiencia no estimaba oportuna la erección del gremio, ya que ni estos ni las Cofradías estaban ajustadas a las leyes, a pesar de esgrimir el especioso pretexto de la utilidad pública o del ejercicio piadoso que quedaban en mera apariencia, verificándose en la realidad lo contrario. Debemos recordar a este respecto que en 1768 y 1769 el Consejo de Castilla por orden de su Presidente, el obispo de Ciudad Rodrigo, había iniciado un expediente para reducir el número de aquéllos, suprimiendo los considerados inútiles. En particular estimaba la Real Audiencia que en Alcoy era muy corto el número de molineros para el intento de formar una corporación difícil de mantener y conservar. Llegado el informe al Consejo, los señores de Justicia en 26 de febrero lo pasaron al Fiscal, Este, en 5 de marzo, se hacía eco de la opinión de la Audiencia y estaba conforme con ella. En consecuencia los consejeros de Justicia, en 17 de octubre de 1778, decretaban no haber lugar a la formación del gremio ni a la aprobación de sus ordenanzas.

59


Los molineros aleo y anos, sin embargo, no cejaron en su propósito y con Antonio Carbonell de Juan a la cabeza y un procurador en su nombre pidieron al Consejo a principios de julio de 1784 que se entregase a este último el expediente instruido anteriormente para, en vista del mismo, formalizar nuevo escrito en nombre de sus partes. El 6 de julio los consejeros enviaban la petición al Fiscal quien, en 9 de dicho mes, no hallaba reparo en que se entregase, quedando reservado, sin embargo, el informe de la Real Audiencia, a lo que accedieron en 13 de julio los Consejeros, Al llegar a este nueva actuación, los molineros alcoyános habían pertrechado a su representante de una información sumaria realizada en Alcoy y ante el corregidor don Juan Romualdo Jiménez, en la que testificaban que eran molineros que asistían al servicio público y se mantenían exclusivamente de su oficio. Era además notorio que no sólo acudían a moler sus granos los vecinos de la Villa, sino también los de otros pueblos por el mal avío que tenían en los respectivos lugares de sus domicilios, aún con la circunstancia de pagar en Alcoy molienda entera, en lugar de la media molienda que pagaban en su tierra, lo que probaba la habilidad que se les reconocía. Los testigos que afirmaban esta circunstancia eran Antonio Monllor de Joaquín, labrador de cincuenta y dos años; Luis Colomina, molinero, vecino de Penáguila, de treinta años; Pedro Carbonell, batanero, vecino de Alcoy, de cuarenta y dos- años, y Domingo Pastor, cardero, vecino alcoyano, de cuarenta y un años. El procurador de los molineros de Alcoy en su escrito que presentó en 11 de septiembre de 1784, en duro ataque al gremio de molineros de Valencia, al que consideraba responsable de la oposición a que se constituyese otro cualquier gremio en el reino, apuntaba entre otros los dos razonamientos siguientes: El primero, la supeditación a! de Valencia de los agremiados foráneos, a los que se exigían crecidas sumas de dinero con pretexto del aparente examen que realizaban, agravados estos gastos con et costo que suponía el trasladarse y permanecer en dicha ciudad. El segundo, el derecho de visita que se arrogaban los valencianos cada seis años por parte del clavario y un veedor, visitas que ocasionaban irreparables perjuicios y notorios dispendios. Ahora bien, expresaba el procurador de los alcoyános que esta ordenanza de visita que debía hacerse "en aquellas villas donde no hubiese

60

gremio formado" favorecía a sus representados, pues esas palabras daban a entender que no se cerraban las puertas a que se erigiesen gremios de molineros en otros pueblos del reino. Tampoco había inconveniente en la erección de la cofradía bajo el patrocinio de la Virgen de los Desamparados, pues el festejo a la patraña consistía en la función poco costosa de una misa cantada y un sermón cada año, poniéndose límite a la cuota para que no hubiese exceso, de suerte que los agremiados no se empobrecían con tales gastos. Argüía finalmente que el gremio era una institución profana para beneficio de los habitantes de Alcoy y demás pueblos comarcanos. Su establecimiento no contravenía las leyes, ya que en el reino existían otros muchos, no sólo en las capitales, sino también en poblaciones de menor consideración y vecindario que Alcoy. El número de once agremiados era suficiente para autorizar la institución del correspondiente gremio. Pero el Fiscal, en 20 de septiembre de dicho 1784, enterado de la nueva instancia y fundamentos alegados, opinaba que la formación de gremios repugnaba a la libertad y no era necesario en la clase de los molineros. Si el Consejo estimaba conveniente la formación del solicitado, era indispensable que la Real Audiencia, teniendo presentes las ordenanzas, informase lo que se le ofreciere sobre cada uno de los capítulos, lo que no había hecho en el año de 1777, por haberse inclinado a la no erección del gremio. En 30 de octubre de 1784 los consejeros de Justicia Roda, Mora y Bemard decretaban no haber lugar a la nueva petición de los molineros alcoyános, diligencia que cerraba este expediente conservado en la Sección de Consejos del Archivo Histórico Nacional, en el legajo 37.320 del año 1785. José Antonio MARTÍNEZ BABA

Vicedirector del Archivo Histórico Nacional


Un raro folleto del siglo XVI:

EL PRIMER IMPRESO CON LA HISTORIA DE LOS LIRIOS Hace años adquirí en bloque una pequeña biblioteca integrada por dos incunables de Fueros del Reino de Valencia —la colección cronológica impresa por Lamberto Palmart en 1488 y los de las llamadas Cortes de Orihuela de dicho año estampados por el mismo artífice en 1493— dos códices y un centenar de volúmenes, el mas moderno del siglo XVIII. Repasado, restaurado y fichado aquel fondo bibliográfico, encontré dos volúmenes de "varia valenciana" formados por opúsculos del siglo XVII y, con gran sorpresa mía vi entre aquellas pequeñas obras la primera relación impresa del prodigio de la Font Roja que originó la devoción alcoyana de la Santísima Virgen de los Lirios. Dicha obra, de la que tenía noticia por la revista "LILIA" y por las colecciones bibliográficas dieciochescas del P. José Rodríguez y de Vicente Ximeno, escrita por el caballero D. Pedro Núñez Bosch, señor de los lugares de Sempere, Cela y Cartayna, fue impresa en Valencia en 1665, doce años después de ocurrido el hecho que relata y en vida de los que lo presenciaron. Cualquier bibliófilo ha de comprender la emoción que a un alcoyano hubo de producir el hallazgo de tal obra en su propia biblioteca y precisamente tratando de un hecho histórico del que ya escribiera en tres ocasiones: en noviembre de 1949, mayo de 1953 y diciembre de 1961 en la revista de la Hermandad de la Purísima Concepción, del Colegio de Abogados de Valencia. La referida publicación consta de la portada que puede verse en facsímil que ilustramos, sigue con una página en blanco y una xilografía dibujada por Marcos Orozco y esculpida por Mti, con un delicioso e ingenuo diseño de la villa de Alcoy, el monte del Carrascal, la Font Roja, la primitiva ermita de la Virgen y simbólica representación de uno de los lirios, grabado que reproducimos. Sigue otra página en blanco y la aprobación de la obra por el doctor Lorenzo Borras, que ocupa cuatro páginas, con el correspondiente "Imprimatur" suscrito por "M. Argobispo de Valencia", que corresponde a D. Martín López de Ontiveros, que gobernó la sede valentina entre los años 1659 y 1666, período en que se imprimió el opúsculo que estudiamos.

i La Vilo de 2. Til i/fiante llamado e/ Carrascal

3 La Fuente L^o/a • 4~ -¿Sterntita ficla Surtfíim to ríen Je se Afilio /a Jama A continuación empieza el relato del hallazgo de los famosos lirios, con paginación correlativa del 1 al 11, terminando con otra página en blanco, lo que completa 20 páginas de tamaño 190 x 135 milímetros y caja de impresión de 160 x 105 milímetros, con bella e historiada letra capital. El hecho del hallazgo de los lirios ocurrió, como es generalmente conocido, el 21 de agosto de 1653, y no obstante la información de testigos recibida por el Justicia de Alcoy el sábado 23 del mismo mes y de las diligencias practicadas ante el Arzobispo de Valencia Fray Pedro de Urbina y del Virrey D. Luis Guillem de Moneada, duque de Montalto, el pavorde alcoyano D. Buenaventura Guerau y Monllor, personaje central del prodigioso descubrimiento, no lo quiso divulgar para que no redundara en su personal prestigio, pero por obligación impuesta por su confesor lo hizo público en el sermón de la Inmaculada que predicó en la iglesia parroquial de San Nicolás, de la ciudad de Valencia, el 8 de diciembre de 1655. A instancias del caballero alcoyano D. Luis Merita, se construyó la ermita primitiva en el mismo lugar del hallazgo de los lirios el 21 de agosto de 1662 y en el mismo día de 1664 fue bendecida su primera campana por el pavorde Guerau, en cuya ocasión fue descubierto otro lirio de idénticas características que, llevado a Valencia y presentado, entre otras personas, a D. Jerónimo Cabamlles, caballero del Hábito de Santiago, y al arzobispo D. Martín López de Ontiveros, que lo remitió al Virrey marqués de San Román, quien lo mandó al Rey D. Felipe IV, tan devoto concepcionista. El prelado valentino dispuso que se abriera una información de testigos que se practicó el 2 y el 5 de enero de 1665, según especifica

61


Vilaplana Gisbert en su "Historia Religiosa de Alcoy" publicada en 1892, con lo que parece claro que al recibirse dicha información, un caballero valenciano hijo de dama alcoyana, escribiera y diera a la estampa el raro folleto que comentamos, el que en el ambiente religioso de la época hubo de causar impacto. Y esto no sólo en Valencia, sino en España y aun en Europa. Prueba de ello es que aquel mismo año de 1665 se reimprimió en Lieja y que según Vicente Ximeno, en su documentada obra "Escritores del Reino de Valencia" —publicada en la misma ciudad en 1747—1749 por Joseph Estevan Dolz, impresor del Santo Oficio— se valieron del trabajo de D. Pedro Núñez Bosch el erudito jesuíta Miguel Pexenfelder, el cardenal Celestino Sfrondati y el monje benito Fray José Zoller, del Imperial Monasterio de San Udalrico y Afra en Viena. De otra impresión posterior habla Ximeno, en tamaño octavo, sin citar año, lugar ni impresor, de todo lo cual se sirvieron numerosos autores nacionales y extranjeros que citaron en sus obras los prodigios de la Virgen de la Font Roja, cuya sola mención ocuparía un espacio superior al de que disponemos. Para terminar, permítasenos que redactemos unas líneas respecto al autor del primer opúsculo impreso con relación del hallazgo de los lirios del Carrascal y coetáneo del mismo. Por lo que dicen el P. José Rodríguez, en su Biblioteca Valentina, obra escrita hacia 1700 y no acabada de imprimir hasta 1747, y Vicente Ximeno en la ya citada, el caballero D. Pedro Núñez Bosch era natural de la ciudad de Valencia. Por investigaciones que hicimos en el archivo de su descendiente nuestro buen amigo el erudito ingeniero de caminos y vicepresidente

RELACIÓN

VERDADERA DE LA IMAGEN DE la Inmaculada Concepción déla Virgen Maria Madre de Dios , que fe halló en la raíz , ó cebollita de vna aqu, cena de los Valles del Monte delCarrafcaldelaVilla deAlcoy.enelReino de Valencia,(3cc. ex/ LP Z DO'N . So/ce , StSsr di ¡tí Lagtru dt S<n>pirt}Ctlh<i,j/ Carttyns*

CON UCENCIA En Valencia , en la Imprenta de Benito Macé) junto al lníigne,y Rea] Colegio del feñoi Patiiarchi.Año

62

del Consejo Nacional de Obras Públicas D. Enrique Tamarit y Moore, barón de Carrícola, propietario del palacio señorial de Cela, ya fallecido, resulta que nuestro biografiado era nieto de D. Jerónimo Núñez, Regente de la Real Audiencia de Valencia y del Consejo Supremo de Aragón y sobrino del famoso filósofo y humanista D. Juan Núñez. Su padre D. Miguel Núñez —Escolano y Ximeno le llaman Jerónimo, como a su padre— fue señor territorial de Sempere y Cartayna. Por otra parte los Bosch vinieron a nuestro Reino con el Rey D, Jaime en tiempos de la Conquista, señalándose en la de Játiva, según Escolano. El 11 de agosto de 1247 cedió el Conquistador a Pedro Bosch, Justicia de Xátiva, la alquería de Turballos hoy en término de Muro, íntegra excepto hornos y molinos. Sus descendientes ocuparon importantes cargos en la gobernación del Reino, entre ellos el de jurado de la ciudad de Valencia por Guerau del Bosch en 1340, los de escribano de ración del Rey Pedro II el Ceremonioso en 1345, Justicia civil de la mencionada capital en 1352 y jurado en 1368 por Pedro Bosch y varios cargos palatinos por otros vastagos de la familia, que tuvieron los señoríos de Bicorp, Sollana, Cela y Ares en el actual término de Alcolecha, pueblo que por evidente error llaman actualmente Ares del Bosque, en vez de Ares de Bosch por el apellido de sus señores territoriales. El abuelo materno de nuestro D. Pedro Núñez de Bosch era alcoyano, se llamaba D. Pedro Bosch y casó con Doña Mariana de Pujasons, de noble familia residente en Cocentaina, la cual tenía, entre otros, el señorío de Benasau. Este D. Pedro Bosch, señor de Cela y de Ares, vivía en Alcoy. Su hija Dña. Rafaela, casó con el D. Miguel Núñez antes citado, siendo hijo de este matrimonio nuestro biografiado D. Pedro Núñez Bosch, que reunió al señorío de Sempere y Cartayna heredados de su padre en el valle de Albaida, el de Cela en el actual término de Muro, que recibió por herencia materna. Nuestro historiador D. Pedro Núñez Bosch solía vivir en su palacio de Sempere, pasando algunas temporadas en el de Cela, que a partir de entonces se llamó Cela de Núñez. Casó en 1633 con Dña. Francisca de Vallterra. El 10 de agosto de 1658 otorgó D. Pedro Núñez de Bosch ante Jaime Cebriá, notario de Muro, escritura de repoblación de Cela, pueblo desierto después de la expulsión de los moriscos. Tuvo, entre otros hijos, a D. Jorge que le sucedió y cuyo nombre parece confirmar la afección alcoyana de D. Pedro Núñez de Bosch, primer historiador de la Virgen de los Lirios.

Por Francisco de P. Momblanch

Presidente de la Junta de Gobierno de los Cronistas del Reino de Valencia


JOSÉ ESPINOS, el Alcalde que obtuvo para Alcoy el título de Ciudad UN ALCALDE CON REDAÑOS Alcoy debe su título de ciudad al arrojo y valentía de un alcalde del partido "moderado" llamado José Espinos Candela, que en la noche del 29 de enero de 1844, cuando Agustín Albors —que más tarde sería también alcalde, pero progresista— se levanta en armas, en nuestra entonces villa, contra Isabel II, secundando así la insurrección del brigadier Pantaleón Boné, que lo hace en Alicante, no sólo sofoca la rebelión progresista en Alcoy, sino que se enfrenta a la misma de una manera increíble, resistiendo a las tropas del brigadier Pantaleón Boné, que desde la ermita de San Antonio amenaza con bombardear a Alcoy y destruirlo, en caso de no rendirse. Este es un episodio de nuestra historia, muy belicoso, muy arrojado, que, gracias a la osadía y al buen ánimo de Espinos Cándete, el cual con un valor nú man tino resiste al embate y logra para Alcoy, por nuestra inquebrantable adhesión a la causa iaabelina, el preciado título de "leal ciudad de Alcoy". ¿PERO QUIEN ERA ESTE ALCALDE TAN VALEROSO? Había nacido José Espinos Candela el 20 de agosto de 1800, en el seno de una familia de la alta burguesía alcoyana, de la industria papelera, pues a los 28 años de edad, recibe, en donación de sus padres, junto con sus hermanos: un molino batán, en la partida Riera del Molinar; un molino papelero en la villa de Cocentaina, partida de La Mola; y otro molino, éste harinero, en el término de la Alcudia, amén de una casa en la calle Mayor, esquina de San Antonio, en Alcoy. Se ve que pronto le fueron bien los negocios a José Espinos Candela, puesto que el 22 de marzo de 1833 adquiere de don Luis María Samper de las Casas y de don Francisco Merita, una casa huerto, de unos cuatrocientos metros cuadrados, aproximadamente, en la Plaza de San Agustín (junto a lo que es hoy el Círculo Católico de Obreros y parte del huerto de éste), donde fijó su domicilio.

José Espinos Candela

INICIO DE SU CARRERA POLÍTICA El primer paso de su carrera política lo da en el año 1833, cuando es designado primer teniente de alcalde. Más tarde, en julio de 1843 —inicio de la Década moderada con González Brabo y Ramón Narváez— es nombrado alcalde constitucional de Alcoy, En su discurso de toma de posesión, insiste mucho y señala cuales van a ser sus principales objetivos: "El orden público cimentado en las instituciones y el Trono de nuestra Rey na y las mejoras positivas y materiales que el pueblo reclama" (1) ESPINOS COMENDADOR DE LA ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA Existe un oficio, hoy en poder todavía de los herederos de Espinos Candela, del entonces primer ministro Luis González Brabo, que, por su importancia, transcribimos integramente: "La Reina se ha dignado espedir con fecha de ayer el decreto siguiente: Queriendo premiar la lealtad, patriotismo y heroico comportamiento de don José Espinos Candela, alcalde primero constitucional de Alcoy, sofocando en la noche del 29 del mes pasado el grito de sedición dado en aquel pueblo por algunos malévolos, vengo a concederle la Cruz de Comendador de la Real Orden Americana de Isabel la Católica, libre de gastos.— De real orden lo traslado a U.S. para su conocimiento y satisfacción.— Dios guarde a U.S. muchos años.— Madrid 5 de febrero de 1844.—Luis González Brabo" (2) EL AYUNTAMIENTO DE ALCOY SE ENTREVISTA CON ISABEL II Según leemos en las actas del Cabildo Municipal, nuestro Ayuntamiento viaja a Madrid, en marzo de 1844, con objeto de ser recibido por S.M, la Reina Isabel II. Copiamos: "En el día de ayer tuvimos el alto honor de ser admitidos a la audiencia de S.M, para poner a sus pies la exposición que el Ayuntamiento dirigía a esta esc e Isa Señora en felicitación por su ansiado regreso al suelo español y habiendo merecido favorable acogida, cuando se manifestó a S.M. el obje to que nos llevaba, después de haberse dignado darnos a besar su Real mano, se sirvió decir con aquella dulzura y amabilidad que tanto realzan entre sus esclarecidas dotes: "Que estaba muy agradecida de Alcoy".— Palabras que la Comisión recogió ávidamente y que se apresura a transmitir a sus consistentes para su satisfacción" (3) Por otra parte, la imposición de la Cruz de Comendador a José Espinos Candela tuvo lugar en Valencia en la Capilla del Pateeio Arzobispal, asistiendo, además de todas las autoridades eclesiásticas, de la Diócesis Valentina, el Capitán General del cuarto distrito militar, Federico Roncali, Conde de Alcoy. Copiamos del Diario Mercantil de Valencia, esta nota de sociedad, con todos los detalles,

,

Isabel II en 1845

63


para darnos cuenta de la importancia del acto: "Dfa 21 de julio de 1844. Orden de la plaza de este día. Servicio para mañana.— Habiendo sido agraciado D. José Espinos y Candela, alcalde constitucional de la ciudad de Alcoy, con la cruz de Comendador de Isabel La Católica, recompensa debida a la decisión y entusiasmo con que defendió la causa nacional y el trono de la ¡nocente Isabel en los agitados días de la rebelión de Alicante y Cartagena, en los cuales Alcoy representó tan principal y glorioso papel; fue designado el 17 del que rige a las seis y media de su tarde para la ceremonia solemne del cruzamiento, y tuvo lugar en la capilla de! palacio arzobispal. Asistieron a ella sujetos de distinguida categorfa, entre ellos el Excmo. Sr, D. Federico Roncali, como comisionado; Excmo. Sr, general segundo cabo; Sr. coronel brigadier de artillería; Sr, Fano, coronel de artillería; Excmo. Sr. D. Joaquín Ferraz, gobernador de la mitra; Exemo. Sr, D, Valentín Zorrilla, canónigo; Excmo. Sr. Conde de Cervellón; Sr. marqués de Cerdañola; Excmo. Sr, Marqués de Cruilles; Sr. D. Vicente León; Sr, D. José María Orlando, comisario de guerra de primera clase; Sr. Cárcel; limo, Sr, canónigo D. Miguel Lázaro; Sr, D. Mariano de Cabrerizo; Sr. marqués de Montortal; muchos señores hacendados de Alcoy; la Excma. Sra. generala, esposa de Roncali, e hijas, y otras muchas señoras y caballeros de distinción. Fue padrino el Sr. don Valentín Zorrilla, canónigo de esta metropolitana, y en verdad se puede decir que el acto fue imponente y magestuoso. Terminado se sirvió a los asistentes un magnífico y delicado refresco, costeado por el agraciado, en el que competía la finura con el gusto y abundancia, siendo tanto más noble esta circunstancia cuanto que los preparativos solo tuvieron cuatro horas disponibles. En suma la función fue completa bajo todos los aspectos, y digna del objeto a que se consagraba, y de los sujetos que la honraban con su presencia. El caballero agraciado se vale de este periódico para manifestar el sentimiento que le causa haber faltado al complemento de su satisfacción y honra, la presencia de algunas autoridades y otros personajes, a quienes la premura del tiempo impidió convidar directa y nominalmente, rogando se le disimule una involuntaria y disculpable omisión" (4) Luis González Brabo

CONTINUA SU ASCENDENTE CARRERA POLÍTICA Cojamos, de nuevo, el hilo de ia vida de nuestro personaje. El día 24 de julio de 1844, días después de haber sido armado caballero comendador, José Espinos Candela cesa como alcalde de Alcoy, por haber sido nombrado, con anterioridad, Comisario de Protección y Seguridad Pública de Alcoy. Empieza su carrera política de ámbito nacional. En Octubre de 1847, al disolverse los Cuerpos de Segundad Pública, por haberlos asumido la Guardia Civil, Espinos Candela es designado Jefe Civil —Delegado Gubernativo-* de Liria. Transcribimos textualmente dicho nombramiento, firmado por el Ministro Sartorius, Conde de San Luis: "La Reina (q.D.G.) se ha dignado nombrar a V. Gefe Civil del Distrito de Liria en la provincia de Valencia, con el sueldo de diez y seis mil reales señalado a éste destino que deberá persibir con arreglo a lo dispuesto en el artículo séptimo del Real Decreto del primero de Diciembre último. De Real orden io digo a V. para su conocimiento y satisfacción. Dios guarde a V, muchos años.—Madrid 20 de abril de 1844.—Sartorius" (5) La ejecutoria política de Espinos Candela continúa. Tras ser Jefe civil de Liria pasa luego a Valencia, a ocupar un alto cargo fiscal, Visitador de los Derechos de Puertas de Valencia, inherente a la Dirección General de Contribuciones Indirectas y Arbitrios según nombramiento que obra en poder de los herederos del Sr. Espinos Candela (6) SU MUERTE El 13 de julio de 1878, a los 78 años de edad, muere en Valencia este ilustre hijo de Alcoy, Un año después, su segunda esposa, doña Concepción Julia Silvestre, que le había dado nueve hijos —del primer matrimonio no tuvo descendencia— fallecía en Alcoy, en la calle de la Cordeta. Entre sus hijos destacó Antonio Espinos Julia, doctor en Derecho, Diputado a Cortes por eE Distrito de Enguera y Presidente que fue de la Diputación de VaJencia, Esta es, a grandes rasgos, la sucinta biografía de un gran hombre alcoyano, completamente desconocido por sus paisanos, que traemos hoy aquí, en un recuerdo de urgencia, en un afán de testimoniar las vidas ejemplares de alcoyanos célebres, como ejemplo para las nuevas generaciones, Antonio REVERT CORTES

NOTAS

Ramón María

64

1,— Libro de Actas del Ayuntamiento de Alcoy. 2.- Del Archivo particular de los herederos de D. José Espinos Candela, concreta mente de un tataranieto, Antonio Espinos, que vive en Valencia, a quien agradecemos 1a deferencia que ha tenido cotí nosotros. 3.— Libro de Actas del Ayuntamiento de Alcoy. 4.- Diario Mercantil de Valencia, de 21 de julio de 1844. 5,— Del Archivo particular de los herederos de José Espinos, (i.— Ib Ídem.


Alcoy y las Cortes del Reino UN NUEVO REINO, UNA NUEVA LEGISLACIÓN La conquista de Valencia por el Rey D. Jaime I dio ocasión al nacimiento de un nuevo reino, en el año 1238. La nobleza aragonesa y catalana recibió tierras, casas y feudos en recompensa a su cooperación en la campaña. Cada nuevo señor trató de imponer, en sus nuevas posesiones, la legislación vigente en su país de origen; pero el Rey lo evitó dando al Reino de Valencia unos FURS (1238-1240) por los que debían regirse sus moradores. Estos FURS proporcionaban a los municipios mayores libertades en cuanto a su administración y desarrollo, lográndose con ello el asentamiento de colonos cristianos para facilitar la rapidez de la repoblación. Salvo en los casos en que el Rey no tuvo más remedio que transigir ante la presión nobiliaria, los FURS fuéronse extendiendo y aplicando a todos los territorios que se conquistaban. Así, en 1248, se implantaron en Onteniente; en 1251, en Játiva y, en 1255, en Bocairente y Agres. Alcoy, incorporado en 1245, entró asimismo dentro de este ámbito legislativo por esta misma época. EL SISTEMA PARLAMENTARIO VALENCIANO El Rey dio la máxima preponderancia a las Cortes Generales o "Curia" del Reino. Según el Privilegio otorgado el III de los Idus de Abril de 1261, impuso a sus sucesores la obligación de celebrar Cortes en Valencia dentro del primer mes de su reinado, a fin de que en ellas juraran y confirmaran los FURS y COSTUMS de los habitantes del Reino de Valencia. En Cortes recibían los reyes el homenaje de fidelidad de sus subditos y se promulgaban los nuevos FURS que se creían oportunos. Como se ve, el sistema implantado en Valencia se basaba en una legislación paccionada entre el rey y su pueblo; legislación que no podía ser alterada unilateralmente.

La convocatoria de Cortes dependía del Rey. A ellas debían acudir: el Brazo Eclesiástico, los nobles o Brazo Militar, y el Brazo Real representado por las ciudades y villas directamente vinculadas a la Corona. Cada "brazo" emitía un voto. El Brazo Real y el Eclesiástico tomaban sus decisiones por mayoría; pero el Brazo Militar sólo podía tomarlas por unanimidad, o sea "nemine discrepante". El Rey leía el discurso de la Corona, ante los "brazos" reunidos en Cortes, exponiendo la situación política y las necesidades económicas del momento. Con el temario expuesto por el monarca, cada "brazo" se reunía por separado durante los días o semanas que fueran necesarias hasta llegar a u n acuerdo. En la última sesión, los síndicos ofrecían o denegaban el servicio que el Rey había solicitado. Finalizaban las Cortes con la promulgación de nuevos FURS, si había lugar a ello, y era jurada su observancia, tanto por el Rey como por los representantes de todo el Reino. Para la aplicación de los acuerdos, cada "brazo" nombraba dos Diputados que, reunidos, administraban el erario de la "Generalitat" hasta las otras Cortes o eran renovados trienalmente por insaculación. Sólo podían ocupar los oficios de diputados las ciudades y villas de primera clase; las de segunda podían desempeñar el cargo de Jueces contadores y las de tercera gozaban sólo el derecho a ser convocadas a Cortes con voz y voto. ALCOY EN LAS CORTES DEL REINO Alcoy no estuvo sujeto a ningún señor hasta el año 1291, en el que fue concedido a Rogerde Lauria en "propio, libre y franco alodio"; por eso vemos figurar la villa de Alcoy en las Cortes del año 1286, convocadas por el rey Pedro I de Valencia y cuyas sesiones tuvieron lugar en Valencia y Burriana. Alcoy estuvo representado en el Brazo Real por dos síndicos. Asistieron a aquellas Cortes los procuradores de 14 poblacio-

65


nes: Valencia, Játiva, Onteniente, Bocairente, Murviedro, Denia, Aícira, Cocentaina, Castalia, Morella, Corbera, Peñíscola, ALCOY y Alpuente. A partir del año citado, Alcoy no figura en Cortes hasta llegar al año 1446. La razón es obvia, pues durante 155 años dependió: primero, de los Launa; luego, de los Condes de Terranova y, posteriormente, de miembros de la Casa Real en calidad de señores de la villa. Los Señores que sucesivamente poseyeron la villa de Alcoy formaban parte del Brazo Militar y prestaban homenaje a los reyes, sin venir por ello obligados a hacerlo según FUR de Valencia. Bien documentado está, por ejemplo, el caso de Berenguer de Launa y Entenza, hijo de Roger, el cual, en 1317, en Valencia, prestó homenaje de su feudo de Cocentaina "super usatico Barchinone et consuetudines Cathalaunie". En el año 1430, a consecuencia de unos acontecimientos bélicos, Alcoy pactó con el rey Alfonso el Magnánimo, quien le liberó del juramento de fidelidad prestado a su último Señor, el Conde de Luna, prometiéndole devolverle su antigua categoría de Villa Real. Los trámites conducentes a" la confirmación de esta reincorporación al Brazo Real se demoraron hasta el 16 de Mayo de 1447, en que se firmó el Real Privilegio en la ciudad de Tiburis. No obstante, la villa de Alcoy figuró ya en las Cortes celebradas en 1446 junto a otras 21 poblaciones del Reino Valenciano representadas en el Brazo Real. A partir del dicho año, Alcoy actuó en Cortes como villa de primera clase y figuró en la Diputación del Reino hasta la abolición de los FURS de Valencia el 29 de Junio de 1707 por el rey Felipe V de Borbón. En las Cortes de 1645, el síndico procurador de Alcoy presentó una petición. El Brazo Real o popular estaba representado entonces por 33 poblaciones: 4 ciudades, 6 villas de primera clase -entre ellas ALCOY-, 13 villas de segunda y 10 de tercera.

inmediata consecuencia el renacimiento de las individualidades históricas comprimidas durante el siglo XVJIÍ. La Guerra de Independencia corrió paralela a una revolución político-legislativa, en la que los ideólogos liberales trataron de cambiar el antiguo régimen por una monarquía constitucional. Para ello, la Junta Suprema Central, logró se celebraran unas elecciones de DIPUTADOS para que éstos, reunidos en Cortes Generales, elaboraran una Constitución. Ya en septiembre de 1809 el Real Acuerdo del Reino de Valencia pidió a nuestra villa que examinara en su Archivo Municipal todo lo concerniente a tas antiguas Cortes, elección de procuradores y cuantos datos pudiera aportar sobre este tema. La villa contestó que no podía cumplir el encargo por no haber quien pudiera leer aquellos papeles antiguos; pero a falta de "antiquario" podía comunicar que "por tradición se sabe que esta Villa tenía voto en Cortes". Por primera vez, después de ciento tres años, el domingo día 28 de Enero de 1810, en el templo parroquial de Santa María, se verificaron elecciones para elegir un comisionado o elector que representara a Alcoy y su Partido en el nombramiento de Diputados en Cortes que debía realizarse en Valencia. El comisionado que resultó elegido fue D. José Gozálbez de Abad, regidor por la clase de ciudadanos. Fueron electores todos los mayores de veinticinco años con "casa abierta" en Alcoy, salvo los incapacitados físicos o mentales, los que tenían deudas con el Ayuntamiento y los condenados por delitos graves. Reunido D. José Gozálbez con los otros Electores de Valencia, resultó nombrado diputado por Alcoy (según comunicó el comisionado el día 16 de febrero de 1810) el alcoyano Don Antonio Samper, a quien cabe el honor de haber sida el primer representante de la villa de Alcoy en unas modernas Cortes Constituyentes de la Nación Española. Rogelio SANCHIS LLORENS

Cronista Oficial de Alcoy DESPUÉS DE 103 AÑOS

Los reyes de ía Casa de Borbón centralizaron su política, anulando la personalidad de los distintos reinos peninsulares vigentes desde la Edad Media. En eí Reino Valenciano, el absolutismo unificador sustituyó a la legislación paccionada de la época foral y cambió el sistema municipal de Jurados y Justicias de renovación anual por el de Ayuntamientos con Corregidores y Regidores nombrados por ía Superioridad con carácter prácticamente vitalicio. La invasión francesa del año 1808 y el vacío de poder que trajo consigo, tuvieron como

66

(J) NOTA.- En la revista del año anterior, D. Francisco de P. Momblanch escribió un artículo titulado "JAIME I el LEGISLADOR", Por el interés y la actualidad del tema me permito insistir, añadiendo algunos datos complementarios, sobre todo en lo que se refiere a las Cortes de Cádiz,


Porqué el Gral. Polavieja tuvo una calle en Alcoy MUERTE DE UN SOLDADO 18 de enero de 1914, Sobre Madrid se abate una gran nevada. Los copos de nieve se depositan y se disuelven en las aguas del estanque del Retiro que preside el monumento a Alfonso XII y viste de blanco su contorno, así como las cúpulas de San Francisco el Grande, de San Isidro, que hace las veces de catedral, y de la Plaza Mayor, toda ella porticada, bajo la mirada vigilante y atenta del tercero de los Felipes. La temperatura es gélida, marcando el termómetro por debajo de cero grados centígrados. La gente, al amparo de los paraguas que han eclosionado por mor de la copiosa nevada en azucenas blancas, se estaciona a lo largo de la avenida de una de cuyas casas espera sea sacada en breve, tan pronto corno llegue el armón de artillería, donde tendrá que ser depositado, el ataúd que yace sobre un catafalco con crespón negro en la improvisada capilla ardiente. Con el armón han llegado alabarderos del Rey enviados desde el Palacio de Oriente para que hagan guardia al féretro durante el largo camino que tiene que recorrer hasta la Almudena, donde recibirá cristiana sepultura. También han acudido para tomar parte en el sepelio autoridades vistiendo austeras levitas negras y altas chisteras, militares, muchos militares, tocados con la clásica "gorra de plato" o el no menos clásico y vistoso casco rematado con puntiagudo punzón al estilo alemán del que pende blanco penacho. Puesto el ataúd sobre el armón, se organiza la comitiva fúnebre presidida por el militar que "ostenta" la representación de Alfonso XIII. El entierro transcurre por entre una multitud que asiste con respeto y silencio al traslado de los restos del que hasta entonces había sido Capitán general del Ejército español; que había sentado plaza voluntaria como soldado raso en agosto de 1858; que había sido ministro de la Guerra y luego presidente del Consejo de Ministros, y que había

tomado parte en todas las acciones bélicas habidas, ya en Melilla ya en Cuba, en Filipinas o en España contra los carlistas, etc. luciendo una espectacular hoja de servicios. Se llamaba este militar, ahora camino del Cementerio de la Almudena sobre un armón de artillería y bajo una ingente nevada, Don Camilo García de Polavieja y del Castillo, al que Alcoy, por muchos años, le tuvo dedicado el tramo de la calle de San Lorenzo que va desde el "Cantó del Pinyó" al de las calles de San Francisco y «1 de la "Font del Oro", hoy conocida en nuestro nomenclátor por calle de Mossén Torregrossa. CUANDO ESTUVO POLAVIEJA EN ALCOY 1856, En la Plaza de San Agustín, como se rotulaba entonces la que hoy se titula de España, en su número 23, vive la familia Polavieja, venida hace poco de Cádiz, formada por el padre, Camilo García Polavieja, comerciante, de 54 años de edad; Erna Emagrín del Castillo, la madre, de 44, una antillana que conserva toda su espléndida y exótica belleza y que languidece aquí en Alcoy lejos de la luminosidad de las costas del Caribe y distante del verde de las palmeras y de los cocoteros; y los hijos de ambos, Gabriel, de 18 años; Camilo, de 17; María, de 12; Guadalupe, de 11; y José, de 8, según consta en la hoja 287 izquierda del Padrón de Almas de la ciudad correspondiente al referido año 1856, Con ellos vive también un criado de color traído de allá tal vez a petición de la señora para no sentirse tan sola y tener alguien con quien recordar hechos y paisajes de las lejanas islas. Desde donde vive la familia Polavieja tienen casi enfrente la iglesia de San Agustín, monumento ojival que tiene Alcoy y que fue conservado hasta 1936, en que fue demolido a raíz de la guerra, a la que suele ir los domingos por la mañana la señora de Polavieja a oir

El ¡lustre soldado, en tos días de su regrosó del mando militar de Filipinas

Hoja da servicios del General Polavieja

ESTAS! UAYtl IEIEXAL DEL EJEISITB

t— 6.

t- »• til y nía» I»»lm ytnfmr if t» «tmato Hr ¿•riuf<in*.

"/_ ,.i~-


El 18 de enero de 1914 tuvo lugar en Madrid el sepelio del general Polavieja. Pese a- la copióla nevada calda, el entierro fue presenciado por un gran gentío que, de esta forma, rendía el último tributo al stre militar.

misa, como buena creyente que es, acompañada siempre por eí negro antillano, para lo que tiene que atravesar la ancha plaza despertando la admiración de los desocupados que, a esas horas, ayer como hoy, salen a tomarle el pulso a la población y a comentar los últimos acontecimientos ocurridos. Corta fue la vida de la señora de Polavieja, la bella antillana enferma de nostalgia, llamada, de soltera, Erna Emagrín del Castillo, de Alcoy. En el Padrón de Almas pertenecientes al año 1858, apenas dos años más tarde del primer empadronamiento que los Polavieja realizaron aquí, en su folio 429, se hace constar que Camilo García Polavie3a, de 57 años de edad, ha enviudado, pasando a vivir en el número 28 de la calle del Valí, hoy Embajador Mes, y que viven con él sus hijos Gabriel Garcfa Pokvieja del Castillo, de 22 años; Camilo, de 19;Marfa, de 14; Guadalupe, de 13; y José, de 11. Muerta la madre asistimos a la desintegración y dispersión de la familia Polavieja, y al cruce de ésta con la de los Bito por el casamiento de Dolores García Polavieja, de 25 años de edad, hermana de Camilo García Polavieja, hecha venir de Algeciras por éste, que en el año 1858 aparece casada con Antonio Bito Carrica, de 36, natural de Zaragoza, que vive en calle del Valí, 28, que tienen un hijo que se llama Antonio, como el padre y que, si se mira, se verá que es la misma casa en la que se domicilio a raíz del fallecimiento de su esposa Camilo García Polavieja, al que acompañaban sus cuatro hijos. El mismo hecho se repite en el Padrón de Almas correspondiente a 1859, en el que aparece que Antonio Bito Carrica y Dolores García Polavieja continúan viviendo en el mismo número y caile, y que su familia se ha visto aumentada con un hijo más que cuenta un año de edad, y que ha sido bautizado con el nombre de Tomás. ¿Pero qué ha sido de Camilo Garcfa Polavieja y del Castillo, el hombre a cuyo sepelio asistimos al comienzo de este trabajo? HOJA DE SERVICIOS SUCINTA Diferentes testimonios consultados dan cuenta de que el ingreso en el Ejército como voluntario de Camilo G. de Polavieja y del Castillo se produjo en 1858, cu ando contaba diecinueve años de edad a raíz de la muerte de su madre. Cabe suponer que la familia, desencuadernada por el triste acontecimiento, se refugió momentáneamente en casa de los Bito Carrica—García Polavieja, en la calle del Valí, 28, para, desde allí, emprender cada cual el camino más de su gusto. Ningún documento nos ilustra, a partir de aquf, de lo sucedido a Camilo García Pokvieja padre, y a sus hijos Gabriel, María, Guadalupe y José, si bien parece que una de las hermanas ingresó en

68

un convento como monja. No así de Camilo que, como ya hemos dicho, fue a sentar plaza como voluntario en el Ejército de África, donde hizo sus primeras armas en 1859—1860 con gran arrojo y valor, lo que hizo que se le concedieran los galones de sargento segundo y, poco después, los de sargento primero en el mismo escenario de combates. A partir de este momento la vida de Camilo G. Polavieja y del Castillo es una sucesión de éxitos atribuidos a un valor personal nada común y de ascensos por méritos de guerra. En 1863 fue destinado a Cuba ya con la graduación de alférez; en 1870 es promovido a comandante y en 1874 a coronel; en 1876, dos años más tarde, alcanza ios entorchados de brigadier, y en 1880 obtiene el empleo de teniente general, con lo que su carrera se convierte en una de las más brillantes y meteóricas del Ejército español, ya que, con sólo veintidós años, pasó de soldado raso a teniente general, habiendo sido una figura importante.en las campañas del Ejército contra las más enconadas revueltas, en pro de su independencia, de las posesiones españolas en Ultramar, siendo, entre otras cosas, correspondiente de la Real Academia de la Historia. ASI ERA LA CALLE DE POLAVIEJA Ya hemos dicho que se llamaba calle de Polavieja el tramo de la de hoy de San Lorenzo que va desde el "Cantó del Pinyó" a la de San Francisco, Como es hoy era entonces una calle esencialmente comercial, algunos de cuyos comercios, los que en ella se ubicaban entonces, han sobrevivido al tiempo y permanecen aún en nuestros días. De estos podemos citar la droguería "El Soldat" y "El siglo XX", la librería Lloréns y algún otro. La mayoría se han renovado y otros han desaparecido. De estos cabe recordar un taller de vaciado que había en los bajos del Ayuntamiento; la cervecería "La Baviera", con que terminaba la calle por la derecha entrando por la plaza; una confitería denominada "La Royal" y la zapatería llamada "La Pajarita". Por la mano izquierda la primera casa era armería de un tal Such, a continuación de Lloréns estaba la Telefónica, después ultramarinos "San Antón", a lo que seguía, a la mitad de la calle, la ferretería"El Bou"; la sombrerería "Casa Borsalino"; droguería "El Moro" y, en la misma esquina de San Francisco, la tienda de pañería "El Indio". Así era, poco más o menos, la calle de San Lorenzo que, antes del año 36, se rotulaba calle del General Polavieja, sin que muchos pudieran explicarse k razón de que la misma llegara a llamarse así. Camilo BITQ LINARES


EL CORREGIDOR DON LUIS DE COSTA QUIROGA: inventario de sus bienes Tras las secuelas y penalidades derivadas de la Guerra de Sucesión, bien puede decirse que Alcoy comenzó a rehacerse gracias a la prudencia y tacto del Corregidor don Luis de Costa Quiroga, que con sabia política y acertada administración fue llevando a nuestra villa, desde 1716 hasta primeros de abril de 1743 en que ocurrió su muerte, por esperanzados caminos de prosperidad. Con su autoridad e influencia supo paliar la penuria de este pueblo, mostrando siempre un trato suave y amable, y como caballero de altos sentimientos religiosos que era pronto compenetróse con el carácter, pensamientos y tradiciones locales. A él se debió la restauración de las fiestas de Moros y Cristianos, y su apoyo fue definitivo para el progreso de la industria y para levantar, sin desfallecer, los nuevos templos en construcción. Personaje interesante, digno de un detenido estudio biográfico, lo recortado de este artículo no permite extendernos en otros datos. Pero sí queremos aportar unas notas de su testamento y del inventario que de sus bienes se hizo en 1743, pues con ello damos a luz detalles que pueden enmarcar la figura del ilustre gobernante, al mismo tiempo que desempolvamos curiosos extremos de las costumbres, vestimentas y utensilios del Alcoy del dieciocho. En la carpeta 40 del Archivo Municipal hemos encontrado la "Copia de los autos de Inventarios, y annotación de bienes, dinero, papeles y demás efectos recayentes en la herencia del Exmo. Sor. Thente. Geni, de los Rs. Exercitos Dn. Luys de Costa Quiroga, Govor, que fue, y Corregor. de la Villa de Alcoy, y su Partido", hechos por el escribano Joseph Mataix. He aquí su extracto: En primer lugar se reproduce el testamento, de 12 de octubre de 1740. Por él sabemos que "por cuanto desde que se hallava en esta Villa subministró anualmente a la Comunidad del Convento de San Franco, de la mesma cien libras

moneda de este Reyno de Valencia para su vestuario, deseava continuar en dha. limosna perpetuamente", legando "para la obra de la nueva Igla. Paroql. que se está haciendo en esta Villa doscientas libras", e igual cantidad al convento de San Agustín, más cien libras alas Religiosas del Santo Sepulcro, "ítem mandó á Doña Josepha Ruis su sobrina hija de Dña, Phelipa de Costa su herma. Religiosa en el Convento de Trebanch en la Universidad de Lobayna en Flandes: ocho mil Libras", nombrando asimismo heredera universal "a la susodha. Doña Josepha Ruis", tras otras donaciones a servidores y criados, y "a Don Juan Menta Capdevila Regidor perpetuo, y Decano de esta Villa, y su Theniente de Corregor. quatrocientas libras, un Relox de faltriquera que ya le tenía dado, un cucharón de plata grande, y los aderezos de un cavallo. a saber es: silla con fundas, pistolas, y mantilla; en reconocimiento del buen cariño y asistencias que le havía devido". Sigue el legajo que nos ocupa con el Inventario que, para cumplirlas voluntades de don Luis, se hizo el 27 de abril de 1743 por el escribano y albaceas en "la casa en que vivió, habitó y falleció, sita en la Plaza que llaman de San Agustín arraval de esta Villa": "En el entresuelo de la dha. casa, que está á la entrada de ella á la mano hisquierda... fue hallado un Baúl aforrado por parte de afuera de Vaqueta con dos cerrojos y dos llaves... Y haviendole abierto se halló dentro de él solamente un saquito de badana blanca, atado con una correa también de badana, dentro del qual fueron hallados Ciento y quarenta y seis doblones de á ocho escudos de oro cada uno"; otros cajones con dinero, vales y documentos, así como "un Librito de Octavo con cubiertas de pergamino, y Título que dixe: Libro de memoria de lo que devo, y se me deve desde veynte y cinco de Febrero de mil settos. y Trece", del que se lee: Salario al mayordomo

69


"un doblón en cada mes", al ama del servicio "diez Libras en cada año", al criado "Diez y ocho libras en cada un año". Continuó el inventarío el día 29, encontrando "Diez y ocho camisas de lienzo fino con sus bueltas de muselina; diez y seis corbatas de muselina... un vestido de chamellote de bruxellas de color de canela claro aforrado de Tafetán encarnado, con botones de hilo de oro, y unas medias de seda del mesmo color de canela claro, ítem: Una arca de madera de pino, y dentro de ella un vestido de paño de la fabrica de esta Villa treynta y seisceno de suerte de color áe canela obscuro... ítem: Un sobretodo de paño de color de castaña aforrado de vaJon escarlatinado a medio porte, con seis dosenas de botones de plata sobredorados... ítem: Un bastón de caña de India, con puño de oro, y un espadín con guarniciones de plata... En otro Aposento del dho. entresuelo inmediato al referido en que S.E. viviendo habitava, se halló una mesa de campaña de echura redonda, y de madera de pino; y sobre ella dos libros de la Historia de Fíandes en quarto con cubiertas de Becerro, escritos en lengua francessa. Quatro libros en quarto con cubiertas de papel pintado, que en la dha. Lengua francessa contienen la historia del México. Otro libro en octavo, con cubiertas de becerro que en lengua francesa contiene el

officio de la Virgen Nuestra Señora. Otro libro en quarto con cubiertas de pergamino de lo Temporal, y eterno. Y otro con cubiertas de pergamino en que se halla escrita en español la historia del México". También se anotan unas sillas de montar, "dos pares de Pistolas de munición a la francesa", cubiertos de plata... "En la cosina de dha. casa se hallaron: Un almirez pequeño... Una chocolatera de cobre... Dos sartenes. Unas parrillas, tres Trevedes... Y el menaje regular de ollas, cazuelas y platos ordinarios"..

Una relación completa, minuciosa, que nos pone en contacto con una mansión de mil setecientos alcoyanos, y nos habla de aquel benemérito Corregidor bajo cuyo mandato renacieron las fiestas de Moros y Cristianos, nuestras fiestas al Patrón San Jorge.

Fotos: G o y o

70

Julio BERENGUER BARCELO


La fiesta como motivo

Sugerencias para una investigación. ¿Moros y Cristianos en Portugal? por Adrián Miró

Antropólogos en Alcoy por C. Lisón Tolosana

Sant Jordi: el puntal mes ferm de la nostra nacionalitat por Jordi Valor i Serra

Moros y Cristianos. Las preguntas de una experiencia por Ricardo Sanmartín

Acerca del origen y fundación de la Iglesia de San Jorge a por J. M. Soriano Be)lver

Veu de festa a Sant Chordi, Patró d'Alcoy por Francesc Jordi Pérez i Dura

ÜN.D.ER por José L. Mansanet Ribes

Filaes por la universitaria madrileña a por José M. Perca


Sugerencias para una investigación: £ ¿Moros y Cristianos en Portugal?

Capilla de San Jorge en Anubarróla (Portugal)

Cuando en 1952 encomendé a una amiga florentina, María Luisa Bonelli, que me investigara si, por un venturoso azar, había huellas en Italia de festejos de "moros y cristianos", estaba lejos de esperar un resultado positivo. Fue como una intuición. No podía imaginar que dos siglos de correrías e invasiones sarracenas por Sicilia y Calabria (los siglos IX y X) quedasen sin vestigio en el folklore de la región. Y, en efecto, encontró dos poblaciones, Scicli y Avola, que celebraban fiestas moriscas en conmemoración de milagrosas intervenciones de la Vkgen en la lucha contra los árabes (Revista de Moros y Cristianos de Alcoy, 1952). Lo mismo se podría pensar de Portugal, sobre todo del Algarve sudeñoen donde la pugna contra los musulmanes contó con una larga y heroica historia, La victoria de Ourique, ganada por Alfonso Enriquez, tiene tanto precio para Portugal como la nuestra de las Navas de Tolosa. Es imposible que no queden reliquias en la etnografía del país. Y, en fecto, algo de esto se puede colegir de las danzas llamadas "mourjscas" que se bailaban -o se bailan, no estamos seguros- en Penafiel, pequeña ciudad cerca de Braga. El etnógrafo Abilio Miranda relaciona esta danza con el "baile de turcos" que todavía conoció en su infancia ("Douro Litoral", II, 1940, p.22— 35). En estos bailes había un diálogo en verso -paralelo a nuestras "embajadas"— seguido de una batalla en que el rey turco mataba a San Jorge, patrón de los Cristianos, que después resucitaba milagrosamente. La "mourisca" se danzaba no sólo en Penafiel sino en otros lugares de la zona de Guimaraes y Coimbra, junto con otra "bailada" similar, la "judenga", con comparsas judías. De ello nos dan noticias Luis Chaves y Abade d'Oliveira en estudios sobre etnografía portuguesa que nos ha sido imposible consultar desde París, pero que indudablemente deben aportar sugerencias importantes. Otro etnógrafo, Pinheiro Marques, hace alusión, en un trabajo publicado en el siglo XIX, a las "dancas moriscas" de Térras de Algodres. A este respecto hay que añadir que muchos concienzudos autores han opinado que las "danzas de moros y cristianos" constituyen el origen de los diferentes festejos de este tipo que se celebran en la península. En este caso, toda la geografía ibérica, de un cabo al otro, ostentaría manifestaciones similares, desde las "mouriscas y judengas" de Portugal hasta el "ball de moros i moretons" de Mallorca". Del siglo XIX también tenemos referencia de una monografía de Joao Verde sobre costumbres y tradiciones de Viana do Gástelo, en la que se cita una representación de una "batalla de San Jorge" con ocasión de las fiestas del Corpus Christi. Parece ser que era una pieza de teatro popular en la que el providencial caudillo se enfrentaba con los turcos infieles. También en las romerías al Señor de la Cruz de Piedra, en un lugar llamado Grato, en Ponte do Lima, se representan o se representaban unos entremeses que reflejan los jolgorios populares a que dio lugar al final de la lucha contra los moros. No se nos oculta que todas estas notas resultan demasiado rápidas y sucintas. No es nuestro propósito llevar a cabo un estudio a fondo. Intentamos únicamente echar la simiente. El asunto es demasiado importante para ser tratado someramente. Lo que hace realmente falta es una investigación profunda y global. El "Bosqueig de les Pestes de Moros i Cristians ' de Adolfo Salva Ballester (Instituto de Estudios Alicantinos, 1958), si bien resulta precioso e imprescindible en muchas facetas, presenta también grandes lagunas que convendría colmar El designio tendría que ser más ambicioso: catalogar todos los festejos que pudieran caber en el epígrafe "moros y Sífrí?™ tat"t0v, Cn • Spa!la C°m° en PortU8a1' Italia' Grecía ° las Pelengaciones hispánicas en América (a este Ultimo respecto hay importantes contribuciones de Nieves de Hoyos, Fernando Galiana y José María Soler) Así se tendría una visión de conjunto y se podrían odrían establecerlas establecerl necesarias conexiones y variantes Adrián MIRO

Imagen de San Jorge existente en uno de los altares de la Capilla

72

I


Antropólogos en Alcoy Una de las actividades prácticas del Departamento de Antropología Social de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense (Madrid), consiste en dejar las aulas en varias ocasiones cada curso académico para entrar, profesores y alumnos, en contacto directo con las gentes y pueblos de nuestra amplia geografía hispana en momentos culminantes, simbólico-rituales de su comportamiento. Hacía tiempo que tenia programada en mi agenda la visita a Alcoy para observar y apreciar de cerca la dramatización ritual de la fiesta de Moros y Cristianos y, en abril último, nos desplazamos, en intensa expectación, dos profesores y una docena de estudiantes. La acogida que allí se nos dispensó fue simplemente excepcional. Regresé a Madrid con la impresión de que nunca había presenciado un tan impresionante conjunto armónico de forma, sonido y color, una tan patente y densa expresión de sentido y significado comunitarios como la escenificada en Alcoy. La fiesta es única y, en conjunto, más rica antropológicamente que las muy numerosas que conozco. La celebración aglutina en su plurisecular tradición tesoros iconográficos, suntuarios trajes, antiguas y valiosas publicaciones, todo un repertorio musical, expresiones lingüísticas locales, filatelia, poesía, lápidas conmemorativas, trofeos, insignias, etc. La Nit de l'Olla, el café licor y el herberet combinan en simbiosis ecológicocultural el medio geográfico, la gastronomía, la diversión y la Fiesta. El Casal de Sant Jordi y su Museo testimonian la apreciación histórica de un pueblo, muestran el valor conferido a su legado cívico-festivo. Los concursos de pintura, música y fotografía, los ciclos culturales y conferencias,

las exposiciones, representaciones teatrales y festivales de música giran todos en tomo al mismo obsesionante ritornello = la temática festera alcoyanista. Esta exuberancia de manifestaciones, concordancias y transformaciones implica no sólo un interés, brío y tesón mantenidos a lo largo de los años y una penetrante percepción y apreciación de versiones alternativas en torno al mismo eje festero, sino también y fundamentalmente, una característica actitud existencial alcoyana. Y aquí nos encontramos ya ante algo netamente antropológico-cultural y a apuntar brevemente alguno de estos aspectos voy a dedicar el resto de estas líneas. En las entradas de moros y cristianos, en las embajadas, batallas, alardo y procesión con San Jorge, "El Xicotet", en la mascletá y en los estruendosos disparos hay mucho más encerrado de lo que salta a la vista. Cada exhibición, sonido ritual y actuación nos reenvía a indagar el significado encubierto no siempre consciente en los festers — las reglas de juego subyacentes, los principios de organización social, la estructura cultural profunda. Detrás de las fuaes, comisiones de barrios y Unión de Entidades Festeras el antropólogo ciertamente adivina normas, posiciones, roles, jerarquía, segmentación, exclusión, asimetrías y oposiciones, pero nótese, y esto es fundamental, transcendidas todas en conciliador espíritu festivo al incorporar a sus antítesis polares en una comrnunitas emotiva, igualitaria e integradora. La fusión y la solidaridad prevalecen. Cautiva al antropólogo la simultaneidad de este cultural realce y superación de opuestos alcoyano. Las bellas imágenes sensoriales y la sucesión

73


de actividades urgen a pensar en la multiplicidad y concatenación de valores, ideales, analogías, metáforas y metonimias espacio-temporales que se dramatizan en unos pocos días en algunas calles y plazas. El tiempo y espacio normales quedan suspendidos en espera de recobrar sus pesos específicos y funciones al finalizar la fiesta. Se vive no en el hogar sino en determinados carrers y en las sedes de las fuaes atractivamente decoradas; los tiempos rutinarios, habituales, dan paso a horarios discontinuos, subordinados a actividades lúdico-rituales. Cada día festivo viene conceptualizado y experimentado en tiempos formales, ceremoniales, de ritmo lento, o en momentos de exaltación dionisíaca, con, funciones, atribuciones, vestidos y vivencias personales diferentes. A su vez, la simbolización espacial es sumamente rica y variada; como un simple detalle polivalente puede señalarse el instantáneo decrecimiento del espacio privado, individual que ordinariamente rodea a todo fester. Desde que comienzan las celebraciones el acercamiento, proximidad y contacto con los demás es mucho mayor, las distancias personales decrecen, mientras que, inversamente, el contacto y relación con los familiares es menor y la reparación aumenta.

y bigotes, visten lujosos trajes exóticos y con sus cigarros puros, rítmico andar y exhibición individual en improvisadas danzas y contrapasos, sonrientes, con los brazos abiertos hacia el público que aplaude, pavonean la gallardía y belleza de sus personas e indumentaria. Esta ostentación individual rezuma significado. Nunca he presenciado una tan espléndida manifestación del culto al ego, de exaltación del individuo, de catarsis personal y de gozo de vivir. El capitán que así se glorifica al frente de su fila parece simbolizar un buen segmento del ethos alcoyano, de su filosofía de la vida y de su concepción del individuo que bien valdría la pena investigar antropológicamente, en su totalidad socio-cultural. C. LISON TOLOSANA

Vicedecano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Director del Departamento de Antropología Social.

Madrid.

Pero lo que realmente fascina durante estos días es la revalorización y exaltación de la persona escenificada a través del cuerpo. Se pintan las caras, torsos y brazos, se añaden pelucas

Foto: Archivo

74


Sant Jordi, el puntal mes ferm de la nostra nacionalitat

També cora l'any passat, vaig a comengar ara al.ludint a un altre treball meu de festes publicat fa molts anys. Era el 1932 i vivía jo en un poblet del Hrineu aragonés anomenat Calbera, en l'Alta Ribagorga. Quan hom va fent-se vell a aqüestes enyorances els troba un saberos regust. Era abril i jo necessitava escriure el meu treball "de Festes" i com corrien aires de fronda anticlerical en aquella Espanya republicana, vaig prendre per tema la defensa de Sant Jordi, tema que llavors es debatia entre les classes populare alcotanes, mai no prou cuites ni educades com seria menester. Aquell treballet es va publicar en el setmanari alcoiá "El Faro", i en ell deia jo —traduint-ho, ciar es, al nostre idioma.— "Aquest any vaig a dedicar directament el meu treball santjordiá al valerós militar de Capadócia: La historia ens el retrata com un deis mes distingits oficiáis de la cort militar de Diocleciá. Alt, amb una esveltesa de forta compíexió muscular, ros i amb elegants moviments de marcial bizarria, —com ens l'ofereix el quadre de Mantegnade l'Académia de Belles Arts de Venécia,— carácter enérgic i resolut per embracar un ideal de sacrifici i martiri, qui podia teñir la vida fácil i ociosa deis alts carrees, donades les simpaties amb que per la seua nissaga i gallarda formosor era considerat per la gent important de l'exércit de Roma. I el militar valerós volgué un día satisfer la seua curiositat i s'enfonsá en els antres foscos de les catacumbes on una munió de famolencs espentolats escoltava les fervents prediques d'una vida nova, d'una nova justicia social que, seguint la Doctrina de Jesús de Nazaret ajusticiat a Jerusalem, havia de enderrocar totel cadafalc polític i religiós de Tlmperi de Roma. I en la consciéncia de Jordi de Capadócia encontraren ressó aquelles páranles deis perseguits que demanaven rao i justicia en aquest món. I va seguir acudint disfressat ais secrets contubemis i sol.licita la seua inscripció en les files deis cristians, convertint-se, des de llavors, en un deis mes actius propagandistas de l'ideal de pau, justicia i germanor. I Jordi de Capadócia fou qui va introduir la doctrina de les catacumbes en el mateix si de la familia imperial; i cristiana fou la propia esposa de l'emperador, i la seua filia Valeriano bagues estat per la convicció de sa mare i del jove oficial si la tirania del déspota no bagues posat fi a la vida de ambdós. I aquest fou, lector alcoiá, Phome a qui fet Sant venera el nostre poblé: müitar i demócrata —passeu-me laparaula—, i amic deis pobres i esclaus, a qui feu donado deis seus béns abans de morir. Figura destaca entre les grans del Cristíanisme, i espill de fe, enteresa i energía. No tan de bades Anglaterra segueix teninMo per patró principal, malgrat haver-se'n eixit de 1'obediencia católica al segle XVI, a l'igual que els territoris de tota Catalunya i de la gloriosa Confederado Aragonesa. Alcoi té en la tradició de 1276 la mes sublim de les pagines de la seua vida espiritual. La fabulosa llegenda es feu dogma en les ments senzüles deis nostres avantpassats catalans; Valencia com a regne no existia encara, puix que estava acabada de conquerir l'any 1238, i els novells valencians eren tots de Catalunya. Alcoi four cristiá el 1245, després de la caiguda del

75


castell de Biar que esdevingué el 1244. I a la (legenda i al temperament racial devem aquesta meravellosa festa de moros y cristians, —espléndida i evocadora com ninguna altra,— que tot bon alcoiá té el deure de engrandir sense fanatismes i corregir els possibles llunars i anacronismes barroers". Fins ací aquell treballetpublicat el 16 d'abril de 1932. Comhem vist, no ha perdut actualitat ni tan sois en un rengló. I ara vaig a cloure'l amb unes consideracions d'aquest any de 1978. Sant Jordi es ánima, ésser i vida d'Alcoi, i el mes ferm puntal de la nostra catalanitat. Sí, no us esglaieu, alcoians compatriotes, perqué aquest mot es sinónim, com hem dit, de valencianitat, de hispanitat, en fi, de PATRIA. La térra valenciana, conquerida per Jaume I amb catalans i aragonesos, fou constituida peí Reí en regne independent per no saber si afegir-la a un o l'altte els dos estats que el regia. I fou el primer rey anticolonialista del món per no donar la nostra térra a catalans ni a aragonesos. La batejá "Regne de Valencia", pero fou un regne sense rei, ja que tots els que tingué ho f oren a Pensems de Catalunya i Aragó; i de Mallorques i del Llenguadoc, etcétera. I Sant Jordi fou patró del Regne de Valencia per qué ho era de Catalunya i Aragó. Pero Valencia—ciutat deixá perdre el seu august patrocini a conseqüéncia de la presió deis castellaos després de la Desfeta d'AI mansa, en 1707, car els vencuts "mauléis", devots de Sant Jordi sobre tot, tingueren que exiliar-se en llistes paoroses a l'Anglaterra, Italia i Austria, i mai mes pogueren tomar a la vella casa paira! ells, els millors filis de Valencia; i per allá moriren i els seus descendents es diluiren entre aquelles poblacions que els acolliren en el seu amarg exili. I per allá es conserven encara cognoms valencíans mes o menys adulteráis en la seua grana. I la Valencia botifler, servil ais peus de Felip V, exalta eís seus novells patrons: Sant Vicent Mártir, el d'Osca, ací martiritzat en temps deis moros; i després el Sant Vicent Ferrer, proclamat patró del regne, que ja en el Compromís de Casp es decanta a favor deis Trastámares castellans. I després vigué Sant Josep, exaltat pels fusters en la crema deis atífells i fustes sobreres del seu ofici a la fi de Phivem, que donaren origen a les falles nom ben cátala, sinbnim de fogueras, aquest mes valencia—, com les feien a tot el reialme peí solstici de Sant Joan. I la Verge deis fofls i ignoscents, que protegí la fundació del Pare Jofré Gilabert, passá al patronatge amb l'advocació actual de Verge deis Desemparats, fent oblidar el patronatge de Madona Santa Maña, la vella Verge del Puig exaltada pels catalans en la Conquesta d'aquell lloc. I mentrestant es deixá perdre del tot aquella gloriosa Comiraría deis Cavallers del Centenar de la Ploma, que, successors de POrdre de Montesa i de Sant Jordi d'Al fama, tenien per missió extraordinaria honorar tostemps Sant Jordi, el vell patró de totes les terres de la nissaga. I així

76

r

veiem, dones, que la presió castellana i botifler en aquells anys de 1710 en qué encara es lluitava contra Catalunya —la germana gran que ressistí fins setembre de 1714— obnubila el nom de Sant Jordi a Valencia i acaba amb el seu vell i gloriós patronatge. Pero Alcoi no es deixá arravataptan fácilment el patronatge del Mártir Capadociá i trenta dos anys després de la Desfeta d'Almansa i de la seua capitulado a l'invasor, toma a relligar la seua devoció Santjordiana ofegada pels botíflers de la nova dinastía. I la vella esgíésia de Sant Jordi del portal de Sant Marc fou restaurada i el noble corregidor En Lluis de Costa i Quiroga deixá ais alcoians que tomassen a aclamar el vell patró de catalans i aragonesos amb el crit de guerra de " ¡Sant Jordi, firam, fíram! ", després de trenta dos anys de forcat silenci. I eixa es la forc.a del nostre poblé, eí símbol insobornable de la nostra nacionalitat, doscents seixanta anys oprimida, pero jamai ofegada. I fins els temps actuáis, de tanta indiferencia i menyspreu de les valors de l'esperit, es prou que digam cada any "Ve Sant Jordi! ", per a que la ciutat sancera es pose en peu i raclame amb passió inexhaurible de qui compleix amb un ritu secular que es tan etem com el nostre amor a les muntanyes que ens volten i que f oren i son el bressol de la nostra personalitat insubomable i eterna. Ja ens ho digué Pany passat l'Arxiprest d'Alcoi mossén Albert Collado: "Sant Jordi ha estat víctima de la seua propia popularitat; pero nosaltres seguim tenint-lo peí mes gran, peí mes noble, peí mes eficac de tots els mártirs de Jesucrist". Sí, valencians d'Alcoi. El País Valencia es fíll de Catalunya i Aragó i aquelles dues nacionalitats hispániques ens donaren el nostre ésser actual. I en aquesta hora de veritable renaixenga patria no puc acabar aquest treball sense invocar els versos del nostre gran poeta Teodor Llórente, iniciador de la nostra Renaixenga, a qui mai no podem ni devem traír sense perdre la dignitat i l'honor de gent ben nascuda: "Salut, ciutats volgudes, ¡Valencia!, ¡Barcelona! Com llavi humil vos besa los peus la malcixa ona portan t-vos les ms morios deis temps bells i llunyans. Jo a vos tres fronts gloriosos done també iguals paumes; los filis ertynradissos deis Berenguers i els Jaumes serení sempre germans. Mes aixís que les hores de batallar venien, valerós un com l'altre, i amb igual pas, s u r t l o n de l ' h u r t i la muntatiya dos guerrejants estols; i amb lo mateix coratge les hosts age rtn añades del cavall de Sant Jordi scguien les petjades entre núvols de pols. Sigau, püis, sentpre unides, de cent pobles envetja; case un scgle que pas se mes di t jóse s vos veja i creiscau en fortuna i en gloria sens fi; les mans Crátera es juntes, com convé ales bessones, i sentados a l'ombra que cu a les dos els dones gloriós tronc llemosí! "

JORDI VALOR 1 SERRA


Sant Jordiot de los años veinte, acompañado por la Fila Guzmanes to» gentileza: Paquita Colonia}

Foto: Archivo

Moros y Cristianos Las preguntas de una experiencia El pasado mes de abril de 1977, un grupo de alumnos de quinto curso, de la especialidad de Antropología Social, de la Facultad de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, nos acompañaron en nuestra visita a Alcoy para tener un primer contacto con uno de los rituales más impresionantes del país. La amabilidad de la Asociación de San Jorge y del Ayuntamiento, así como la hospitalidad de la ciudad, hicieron posible una singular experiencia para quienes, como aprendices de antropólogos, nos proponemos conocer el rico y distinto significado del ser hispano. Nuestra intención, en un lapso de tiempo tan breve como la expresión de la fiesta, no era sino conocer, por propia experiencia, la compleja eclosión del simbolismo encerrado en tan interesante manifestación cultural, sin pretender, claro está, llegar a comprender en tan poco tiempo su precisa significación. Dicha tarea requeriría mucho más tiempo de convivencia entre los alcoyanos, llevando a cabo un concienzudo trabajo para analizar la intrincada estructura de la comunidad, y comprender así la específica relación entre Alcoy y su fiesta. Sólo queremos aquí, y desde estas páginas, plantear algunas de las preguntas que inevitablemente nos formulamos al presenciar la fiesta por primera vez. No pocas veces se nos dijo que Alcoy no era sólo lo que podíamos ver en esos días bulliciosos. El ruido, los cambios de horario, el colorido,

la música, el café licor, la "olleta", los desfiles, la confraternidad en la "fila", los vestidos y adornos, son propios de la fiesta. ¿Cambia Alcoy en esos días, como nos decían, o es entonces cuando se expresa realmente? Sin duda algo de cierto hay en ambas cosas. La insistencia en la laboriosidad de Alcoy es, por supuesto, innecesaria. Incluso históricamente es una de las ciudades que primero se industrializan. Tal proceso caracteriza su vida diaria, su progreso y sus problemas, y todo ello no puede llevarse a cabo sin la constancia y seriedad en el empeño industrial. Un análisis cuantitativo permitiría calibrar mejor la anterior afirmación. Sólo a primera vista contrasta la expresada laboriosidad con el ocio y derroche de los días de San Jorge, Si detenemos nuestra mirada sobre la fiesta misma —lo único que pudimos observar en nuestra rápida visita— el contraste crece, ala vez que se diluye en oposiciones y analogías, imitaciones del orden cotidiano e inversión del mismo que, aun con ser hechos genéricos en multitud de ritos festivos, no dejan de apuntar hacia elementos específicos de lo que Alcoy es —o suponemos que puede ser— para los alcoyanos. La festividad de San Jorge abarca muchos aspectos —demasiados diría— que van más allá de lo que al forastero más le llama la atención. Los Moros y Cristianos es, probablemente, lo

77


que más nos impacta los sentidos, todos los sentidos, es decir, nos envuelve, nos embriaga. Pero hay más matices: religiosos, infantiles, paralelos a la fiesta, etc. La festividad se celebra también en otros lugares y, además, no es ésta la única fiesta de Alcoy. ¿Por qué precisamente los Moros y Cristianos es la que más caracteriza la ciudad? Podemos plantearlo de otra forma: Sabido es que el desarrollo industrial y urbano supone profundos cambios allí donde aparece. Destruye tradiciones y modos de vida a la vez que crea otros nuevos; potencia aspectos que ya latían en la historia del pueblo que lo sufre y olvida otros antaño vivos. ¿Por qué, pues, el crecimiento de Alcoy implica el crecimiento de este ritual y no de otros? El ritual de la industriosa ciudad de Alcoy es urbano. Pero su orden ciudadano parece quebrarse en los días de la celebración. El trabajo se cambia por el ocio, la vigilia por la noche, la tranquilidad por el bullicio, la vida intrafamiliar por la convivencia en la "fila" o en las calles, y éstas, de ordenado tránsito, devienen intransitables. Sin embargo, la organización de la fiesta supone un complejo mundo de normas, un nuevo "orden" cuyo rigor escapa a la vista nublada por el humo del Alardo. Hay un turno preestablecido, entre los distintos grupos que participan más directamente, en cuanto al grado de su protagonismo en ía fiesta, a la vez que, incíuso dentro de cada "fila", se puede ser "cap d'csquadra" o "maldito", lo cual no siempre depende del turno, sino también de sanciones por incumplimiento de los elementales deberes que se tienen como miembro de la "fila". La organización misma de la globalidad de la fiesta es compleja, requiere una preparación a lo largo del año, y un duro esfuerzo por parte de los responsables en los días señalados. Un sinnúmero de equilibrios y componendas concretas, arreglando pequeños problemas personales y quebraderos de cabeza, permite que puntualmente la gran máquina de la fiesta teja sobre Alcoy procesiones y entradas, alardos y música, como cada año o, si cabe, un poco mejor que el anterior. Organización de un orden que no excluye el goce festivo, la alegría del desfile, la petición del aplauso a los amigos y familiares. Con todo, el cansancio y el esfuerzo, el sudor y la duración añaden un punto de sufrimiento, de sacrificio, indispensable para que el ritual se cumpla. Fácil es hablar de oposición entre Moros y Cristianos, La batalla y las sucesivas conquista y reconquista del castillo lo sugieren. Pero detrás de tal oposición hay también semejanzas. Unos y otros cuentan con idéntica organización. Algunos son a la vez Moros y Cristianos. Todos se

78

visten para la fiesta, sin dejar el hábito en esos días; el desenlace de la representación está previsto; los criterios que rigen la pertenencia a la "fiíá" o a uno y otro bando son semejantes y tradicionales, y tanto unos como otros defienden, a través de sus embajadas, sus propios y distintos principios morales. No obstante hay una sutü diversidad de valores tras la profusión de los distintos símbolos. La media luna frente a la cruz, la palmera cargada de frutos, las flores, pájaros y peces frente a la espada, cadenas, mazas y trabucos; el ágil y nervioso caballo frente al lento camello o al ampuloso elefante; la fiereza, rusticidad y mayor desnudez del guerrero cristiano, frente al elegante y pausado moro; el ritmo casi marcial de la música cristiana y el envolvente y hondo sonido de la música mora con su sensual ritmo, parecen usar la analogía para expresar esos distintos principios morales de la ley cristiana y la mora. Sin duda muchas veces se habrá contrapuesto unos y otros valores, pero ¿por qué su copresencia cada año? ¿Es la victoria cristiana un predominio sin más de la razón frente a la naturaleza? ¿De la agresividad y actividad frente a la sensualidad sensitiva? ¿O se trata más bien de la recreación de su mutua dependencia? Ambos principios parecen sobrevivir y ambos son aplaudidos por el pueblo, y en ello parecen guardar el secreto de la paradoja. Vence el cristiano para gozar de la sensualidad del moro. El derroche y grandiosidad misma de la fiesta no responden a la austeridad cristiana, y, sin embargo, la dialéctica entre uno y otro principio impulsa la industriosa laboriosidad del alcoyano. La lucha entre ambos renueva cada primavera dando a luz el nuevo año, con la santidad e inocencia de San Jorge-niño, que al aparecer sobre Moros y Cristianos, cierra la fiesta y abre un nuevo ciclo, no sin que antes de su efectiva renovación con el trabajo de la mañana siguiente se sumerja el pueblo, simbólicamente, en el caos de la noche "deis sopareis", donde la inversión del orden (papel higiénico por servilletas, goteros clínicos por jarros de bebida, tazas de WC por asientos, bañeras de vino, etc...) es a su vez compartida por la comunión de la cena y la invitación a quien se acerca. Ricardo SANMARTÍN ARCE Profesor Adjunto de Antropología Social


Acerca del origen y fundación de la iglesia de San Jorge Desde el primer momento de su aparición y aún en nuestros días, la "Historia Religiosa de Alcoy", obra erudita del cronista Rvdo. D. José Vilaplana Gisbert, viene siendo guía obligada para cualquier aproximación al estudio histórico de nuestra ciudad, puesto que, después, no se ha publicado otra obra que pueda reemplazarla en este campo. Sin embargo, cuando por diversas razones nos adentramos en la investigación histórica, se descubren las lógicas limitaciones de la obra del P. Vilaplana, y resulta aún menos comprensible el hecho de que actualmente algunos curiosos de la historia alcoyana le sigan al pie de la letra, sin previa crítica ni revisión de argumentos. Las limitaciones, o "desviaciones", de la obra del Dr. Vilaplana son comprensibles debido, en primer lugar, a que en el siglo pasado no se escribía la historia como hoy; o al menos, no era aquél el mismo afán crítico que guia a un historiador de nuestros días. Además, el historiador, menos rigoricista, fiaba a veces en su propia imaginación, y subconsciente o conscientemente, se dejaba influenciar por las fuentes que propiciaban su estudio. En el caso de nuestro cronista, la influencia del manuscrito del Padre Picher, hoy desaparecido, subyace en toda su obra, dotándola de un aire exagerado y maximalista. Finalmente hemos de añadir, que en esta obra se nota también la falta de acceso a las fuentes escritas distintas del Archivo parroquial de Santa María, por lo que en algunos casos tiene que recurrir a la tradición oral. Un ejemplo de lo que venimos diciendo puede ser el tema que nos ocupa en este artículo, sobre el origen y fundación de la Iglesia de San Jorge. En efecto, D, José Vilaplana nos dice en su Historia: "Esta iglesia monumental, ofrecida en tal solemne acto (durante el voto popular) quedó concluida en el mismo siglo XIII" (1); y en una nota al pie de página añade lo que ha llegado a constituirse en argumento decisivo: "En el Llibre de Tituls de Benifets, conservado en el archivo de la Parroquia de Santa María, y en algunos cronistas como Escolan o y Higuera, encontramos: que Domingo Torregrosa fundó en 14 de abril de 1317 una Capellanía perpetua en la Iglesia de S. Jorge, a nombre y devoción del Santo Patrono..." (2). Todos los que modernamente han escrito sobre este punto, se han limitado a aceptar esta afirmación y repetir el argumento de la Capellanía, Desgraciadamente, ahora no nos es posible consultar e] citado archivo de Santa María, donde exactamente podríamos estudiar esta cuestión; pero sí que podemos aportar algunos argumentos de los que se sacan conclusiones distintas. En primer lugar está el testimonio del Rvdo. D. Manuel Gadea Vicent (+ 1935), del que hemos encontrado una especie de borrador y notas de lo que tenía que

Fotoi Archivo

ser su "Historia de la Iglesia de San Jorge". Nos dice aqui el citado D. Manuel, que consultando al inicio de su trabajo los Libros de Visitas Pastorales, encontró en la Visita de 1566 —la primera inscrita en los libros-, esta sorprendente nota: "Hay en dicha Villa una iglesia que se dice de S. Jorge; no tiene renta ninguna"; lo que lógicamente contradecía la afirmación del Dr. Vilaplana de que en 1317 había en ia Iglesia de San Jorge un Beneficio del mismo nombre. Sin embargo, D. Manuel Gadea también conoce y reseña la existencia de este Beneficio, cuyo poseedor en 1566, Rafael Margarit, lo era desde el 2 de enero de 1534; pero el Beneficio estaba situado -nos dice— en la Parroquia. Es el Beneficio de San Jorge llamado primero, y según la copia de institución que existía en la pág. 25 y ss. de este primer Libro de Visitas, estaba adscrito al altar de S. Jorge en la Parroquia de la Natividad de Nuestra Señora (3). En segundo lugar tenemos la opinión autorizada de D. José Moya Moya (4 1950), cronista que fue de la Ciudad, investigador incansable de nuestros archivos y que nos ha dejado su extensa obra en un manuscrito que tituló "Libro de Oro de la Ciudad de Alcoy". D. José Moya no comparte la opinión de que la Iglesia de San Jorge estuviera abierta al culto a finales del siglo XIII: "No es comprensible —afirma— que fueran derruidos los muros y torre de San Marcos, cuando todavía no se habían levantado las murallas que habían de proteger al Arrabal Nuevo que no estaba ni siquiera proyectado, no siendo posible que Alcay quedara abierto e indefenso durante aquellas obras de construcción en épocas de incesantes luchas"(4¡. Tampoco cree que se pueda afirmar que la Iglesia de S. Jorge existiese en el siglo XIV, tal como lo hacen los que se apoyan en el hecho del Beneficio, porque: "Los documentos curiales de aquella centuria nos

79


hablan sólo del altar de San Jorge de la Iglesia Parroquial de Santa María, resultando difícil leer un testarriento de aquellos años sin que aparezca alguna donación para dicho altar, y cabe por ello suponer forzosamente que de haber existido el templo de nuestro patrono primario, hubiese sido objeto de los mismos legados que se hacían para todos los templos y altares" (5). Por último, no podemos dejar de aducir el contenido de la carta, -descubierta por D. Rogelio Sanchis en el "Llibre de Consells" de 1442-, que las autoridades de la Villa dirigieron al obispo de Valencia D. Alfonso Borja, en la que se expresaban así: "Al muy Reverendo Padre en Cristo, el Señor Obispo de la ciudad de Valencia - Muy Reverendo Señor, a vuestra señoría certificamos y suplicamos humildemente, en cuanto podemos, que pues ha placido a Dios que hayáis venido a estas partes y que estéis tan cerca, que os plazca hacernos tanta gracia y merced de venir a esta villa el domingo próximo y confirmaríais a mucha gente que queda aquí por confirmar, pues el pueblo es grande y vos, señor, estuvisteis aquí un día laborable y los pastores y otras gentes aún no están confirmados; asimismo, si place a Dios que vengáis aquí, nos consagraríais una Iglesia de San Jorge, también una nueva campana que tenemos y que no está consagrada, y si acaso a vuestra señoría no le place venir, al menos que nos deis licencia para que en dicha iglesia se celebre misa y XXX días de perdón a todos aquellos que estarán en la misa y a aquellos que darán limosna; pero si a vuestra señoría le place venir aquí, porque todos los justicia, baile y jurados os lo suplicamos, nos haréis singular gracia y merced el que vengáis en todo caso. — Y en tanto el Espíritu Santo os conserve su gracia y amor. —En Alcoy, el segundo día de noviembre. — Dad fe y creencia al portador de la presente respecto a lo que os- dirá de nuestra parte. — Vuestros humildes servidores que se encomiendan a vuestra señoría, los justicia, baile y jurados de la Villa de Alcoy". Opina D. Rogelio que esta carta trataría de una segunda iglesia del Santo Patrono, puesto que en 1317 existía en el templo de San Jorge la capellanía perpetua fundada por Domingo Torregrosa, tal como se desprende

de la "Historia Religiosa de Alcoy" (6). Después de lo expuesto anteriormente, creemos que no se puede ya argumentar la existencia de la iglesia de San Jorge en el siglo XIII o XIV, basados en el argumento del Beneficio Primero de San Jorge, pues éste estaba ubicado en su altar de la Iglesia Parroquial. Por otra parte, en la petición de consagración que las autoridades de la Villa dirigieron al obispo Borja, no se hace ninguna referencia a una iglesia anterior; es más, se pide expresamente licencia "para que en dicha iglesia se celebre misa", y los "30 días de perdón a todos aquellos que estarán en la misa y a aquellos que darán limosna", nos hablan elocuentemente de la solemnidad y la importancia que se daba al acontecimiento de la inauguración y consagración del templo de San Jorge. De manera que bien se podría tratar del primer templo que Alcoy dedicaba a su Patrono, aunque esta afirmación necesita ser mejor estudiada y documentada.

José María SURIANO BELLVER NOTES (l)José Vilaplana Gisbert. "Historia religiosa de Alcoy desde su fundación hasta nuestros días, pág. 218. Se trata de una edición sin fecha, precedida de todas las obras literarias que fueron premiadas en el certamen de 1890, y que al parecer se editó en algún periódico local. (2) ídem, pág. 220. (3) Esta observación la hace también, basado en otras fuentes, Adrián Espf, en "Sant Jordi, firam firam!" Valencia, 1962. Cfr. págs. 51-52, y nota núm. 45. (4) José Moya Moya, "Libro de Oro de la Ciudad de Alcoy". Obra mecanografiada, T.IV, págs. 86-87. (5) ídem, T.IV, pág. 87. (6) Rogelio Sanchis Lloréns. "Esquema histórico del Alcoy Medieval (1245-1516)". Alcoy, 1971; págs. 32-33.

Foto: Archivo


Vcu de fcsta á San Chordi, patró d'Alcóy La poesía testera alcoiana del darrer ten; del segle passat no ha estat, malauradament, massa estudiada; lievat d'una Relación Bibliográfica, que féu fa un parell d'anys Adriá Espf (1) —monografía, peí demés, forga completa i exhaustiva— i de les reveladores pagines d'Adrü Miró (2), la producció poética d'eixa época ha estat bandejada al mes pregón deis oblits. I si el tema no dona una material uberós i fértil, ai, al menys, es el suficient important per a que hom li dedique unes quantes línies. La relació de tftols que per eíxos anys tothom coneixia es prou ampia i, encara que molta gent els recordé, pensetn que cal membrar els mes familiars: "Veu de Festa á San Ch&rdi/ Patró d'Alcóy" de Miquel Cantó; "Les Pestes de Sant Chordi y els Festers. Al llechidor/ Explicasió de tots els actes..." de Federic Hellín; "Térra y Cel/ ó/ el Cavall de Sent Chordi", editat per Frederic Masía, etc. (3). Totes estes peces foren escrites en valencia defectuosíssim, pero cal destacar, centrar ¡amen t, que traspuen una gracia, ironía i sorna dignes de Uoanga. D'este munt poétic hem triat la titulada Veu de Festa á San Chordi /Patró d'Alcóy, per tal de fer una x ico teta analisi del seu contingut.

En los "Estudiantes" se enrolaban jóvenes y maduros. El traje, anacrónico por demás, tenía, sin embargo, su gracia y su plasticidad. [Foto: Matarredona)

DATA, LLENGUA I ESTRUCTURA POÉTICA Escrita per Miquel Cantó, com hem dit, tenim la referencia exacta de la seua data al vers dinou (4), que diu "Todo el año ochenta y siete"; per tant el poema fou escrit l'any 1SS7. Déla mes de sis-cents versos de qué consta, ñames n'hi ha tres que no es poden llegir —67, 68 i 69— degut a que han estat rosegáis per l'arna, així com el 28 i el 29, be que estos dos teñen tant sois el final corroi't i se'n pot conjecturar fácilment quin ««ría (5). Quant a la llengua —també mes amunt ho hem eanentat— el poema fou versejat en valencia, per dir-ho d'alguna manera, col.toquial, familiar i gens literari, COA que —si be hom li pot retreure la seua manca de qualsevol tipus de normativa gramatical: fonética, morfológica, sintáctica, etc.— li con fer ¡x un humor tfpicament alcoiá (6). Pero també será adient que assenyalem que una vintena de versos han estat escrita en castellá —del 10 al 29—, la qual cosa, al mateix temps que singularitza el poema, el dota de quelcom de raí i anomal. Respecte a l'estructura poética de Veu de Festa.,, cal dir, abans de res, que els vint-i-nou primers versos son acróstics i que formen la següent frase: A SAN CHORDI¡ LA CABALGATA HISTÓRICA; estos es poden desglossar així; els nou primers —que formen una mena d'introducció— componen dues estrofes diferents: del 1 al 4 una quarteta —castellá "redondilla"— i del 5 al 9 un quintet —castellá "quintilla"—; del 10 al 29 son declines —castellá "décimas"—. A partir d'este moment 1'autor —amb un equilibri digne d'elogi— com enea a lluir la seua vena poética 1 amb llarguea tirallongues de veíaos ens descriu els actes mes importante de les nostres Festes: "La entrada del Rey Don Chaume", "Ais músics de poblet", "La Diana", etc. El poeta —pensem— després d'haver mostrat el seu enginy al comengament, revela des d'ara un estil popular

i folklóric, mes escaient per alió que va a contar: es així com tot el que resta del poema está versejat en quartetes —castellá "cuartetas"— que rimen els versos pars en assonant, be que de vegades també ho fan en consonan t. Fins í tot, quan el tema ho exigix, Miquel Cantó canvia i aleshores dona una aire vulgar a la composició en emprar la cobla, que s'adiu adequadament i convenient a la finalitat del poema. La síntesi del capítol podría ésser: poesía popular, escrita en una llengua col.loquíal, comú ', pedestre, i per un poeta polimétric i polim&rfic. NOTICIES FESTERES Dos son els aspectes —"grosso modo"— que destacarfetn després de la lectura de Veu de Festa..., per una banda l'enorme quantitat de referéncies deis Moros i Cristians d'Alcoi a les darreries del segle passat, i per altra les curiositats festeres que s'hi veuen, Parlem-ne, dones, de les primeres; i res no, com comencar peí primer acte de Festes: La Diana. Pot ser una de les coses mes d esta cables siga el que ésta comengava a les cinc de la matinada, degut a que el "día deis músics" no hi havia "eixida al carrer" de les fuaes, sino que es sopava a la fila, després la música hi tocava un poquet, i prompte a dormir (7); en teñir ITiorari del primer acte —la Diana— mes avangat, lógicament l'Entrá deis Cristians i la deis Moros havia d'anticiparle: la primera a les deu del matf, la segona a les dues de la vesprada (8). Pero caldra afegir que a la primera el Capitá havia d "estar —com ara— a les dotze en punt a la plaga, i a la deis Moros, a les tres. Vejam els versos de Cantó (9): "En la lley deis Capitans/ á lesdotse en punt els tasa/

81


de estar entrant per la plasa/ el capitá deis Cristians "No pot entretindres maffl/ el Capitá, per la lley.../ á les tres, no te remey/ que estar entrant per la píasa". Quant a noms de fuaes, el poeta es parquíssim en lea cristianes (10) i extremadament loquac en les mores: Llaneros, Domingo Miques, Chanos, Cordoneros, Chodios... (sicj, abcí com d'altres que son un grat record: Caramancheleros, Cavalleria de Sequeros, Tures,.. Aci' tenhi com verseja l'autor (w. 338 i ss.): "...els gastadora deis llaneros/ señores , van a passar. ...para alegrar a les chiques/van els de Domingo Miques; ...els gaspachos, no s'ampastren/ sense pasar els chancros...". El día del patró parebc que s'ha mantingut igual: Diana peí matf, mes tard processó, missa de campan ya —que esdevenia a l'altar dei casteil—, la processó de la vesprada, i, al capdavall, la retreta. Cal dir, pero, que el poeta, cáustic i búrlese, ironitza meravellosament sobre els íesters que ixen a l'acompanyament de Sant Jordi (11): "...y hasta els cavallu.dels bequeros/ van tiran parrells de coses/ á cada pf'~a que tiren/ van lo meñs a ca Churót,/ allí cuan s'anima el fóc/ si la botella andevinen...". Notem, aixi maíeix, que al segle passat la gent tenia idéntics pensaments a molta d'ara; i si no ho creeu, ací teniu al poeta (12): "Huí en el dia de San Chordi/ casi á nmgü agrá res,/ perqué fan dos prosesons/ la diana va corrent,/ dihuen la misa en la plasa...". L'ültim dia —"El Alardo"— pareix teñir idéntic procos que ara: a la matinada —¡i tant, com que comengava a les quatre! — esdevenia "el contrabando" entre els Con traban distes i Estudiants peí portal del Molinar, cada fila en cavalcadures diferents; mireu la gracia de Cantó (13): ...els estudiants dalt del burro/ per totes les parís miran/ fent foc ais contrabandistes.../ els contrabandistes van/ ben montats en els seus machos...". Després "J'ambaixá", "Pencaro" ~^que íeia recular el oristiá "hasta el camposanto vell"— , a la tarda "la salva" —acció de grácies— Í al capdavall Paparició de Sant Jordi al casteil sobre un cavall. CURIOSITATS En ésser Veu de Festa... un poema satíric i búrlese, havia d'incloure, obviament, una ingent serie de coses mes o menys vertaderes; com que no es tasca nosíra —ni peí moment ni per l'ocasio— veure si estes son veres o no, tanmateix creiem que sí será adient, al menys, d'indicar-les ais lectora. La primera que hom advertíx es la que ocorria el dia deis músics per la vesprada: la cavalcada (l-i) de Jaume I i deis 40 cavallers per a defensar Alcoi. Hom anuncia va al Governador que el rei i els seus Pesperaven al Tirador (sic), hi acudia el primer i tot d'una es fonrava una comitiva que donant una volta per Alcoi — "paguen la bólta de diana"— concloia a la placa. Porga jocosos son els versos que Cantó dedica "ais músicsde poblet" (15), que arriben a Alcoi mig enfavats, morts de fam, la majoria vestits de paisans i unspoquets d'uniforme, etc. ¡Quina diferencia d'en?á d'aquells temps! E3 to .que empra el poeta, enfre pejoratiu i ironic, es ben revelador; jutgeu, lectora, com versifica (16). (Quan els músics a p leguen a la fila). "Per vore si teñen fam/ escudellen un póc antes/ éstos en boques de cánters/ y en uns gargueros de á pam,/ de vores els plats davant/ y Íes catalanes plenes/ van rascanse les asquenes...". Cal conéixer — quant al dia 22— les següents noveláis: l'ordre de desfilada en la Diana era invers al d'ara: comengaven els Moros i després els Cristiana (17); l'entrá deis Cr istia ns acaba va —i, en con se qü encía, versemblant-

menl, també la de Moros—, després derodejar el casteil, a la Constitució (18); el Passeig —"Paseen"— era un acte mes, al qual hom veia la generositat i munificencia deis festers: "Tots acó al u m en portar/ en lee mans lo que els decora,/ sent pasech en esta hora..." (19). A l'últim, a la nit, "Els Balls" que totes les fuaes tenien ais acords de llur músiques i que finalitzaven en passar cada fila per un entaulat algat a la placa front a "la casa la Siutat" (sic) on cada fila ballava "dos ó tres tocáes" (20). També per aquells temps els festers haunen d'anar a toe de cometí, puix que si es veritat —i no veiem perqué no ha d'ésser— el que diu Cantó, la diana del día del patró es feia a corre-cuita. Aixf diu el poeta (21): "...arranquen á escape/ eixe dia, tots/ casi casi á bota/ díen: yo t'atrape./ Pronte's pega bclta/ tot va de pilot,/ corrent á galop/ á carrera solta", Després de la processó de la vesprada i fina Phora de k Retreta —la qual, per cert, comengava a la plaga, passava per "ca Churót" (22) on era obligat "puro y copa de café" i acabava, potser, davant l'Ajuntament, els festera tenien una estona lliure que apro fita ven (? ) per emprenyar, sobretot, ais forastera (23): "Y al forasíer que mamprenen,/ així, en mich de dos ó tres/ no han d'anar á ferli res/ eixin en be no Paufeguen". I el qui no tolerava les bromes, encara ho pasaava pijor car "porta mes garrót/ y á presó el sólen dur". Pertot arreu hi havia desgavell í aldarull, segons diu mes d'una vegada Cantó: "Se vehuen les grans destroses,/ esta esprá ya no ya res/ mes que prosesq y destrósa." (24). De "l'Alardo" cal realgar la digressió que fa quan diu que a Alcoi, eixe dia, no hi quedava ni un gos, puix que íots se n'anaven cap a la "barraca del potro" que estava en mich del Barranc del Sinc" (? ) (25), i: "es que el gos refuña molt/ de oír en la orella chillar:/ eixe dia per lo poblé/ ningún gos se veu pasar". Per fi, també convé esmentar que el Primer Tro no tenia, llavors, la mateixa denominació que ara; diu Cantó: "Cuant diu el cap de fila/ tots á sopar, cavallers.,.", I igualment notificable es que quan pujava el Capitá de Cristians peí carrer la Verge María, li eixia a l'encontre "el retor deis capellans" amb els seus acompanyants, es a dir, Ramón Torregrossa al front de la fila Capellans, fila fa temps desapareguda (26). EPILEG Tot i ésser una composició poética escrita en valencia ordinari i gens académic, cal que els alcoians la conegam perqué, com hem vist, contribuix de forma clara i precisa al coneixement deis Moros i Cíistians que els nostres avantpassats —encara no fa cent anys— feien en honor de Sant Jordi. Aixo es el mes important. Reapecte a Pautor, transcrivim les seues propies paraules (27): "y els lectors si tróben faltes/ íes podrán disimular/ que es tret de un treballador/ no mes per gust de versar" per a que, aquell qui vulga retreure-li quelcom, puga així mateix absoidre'l. Francesc Jordi PÉREZ i DURA NOTES (1).— Veg. A. Espí i Valdés, Relación Bibliográfica y estudio documental de la fies, la de Moros y Cristianos en Al coy en el S. XIX. En "Homenaje al Dr. D. Juan Regla Campisto! I-H" (Valencia, íermar, 1975), [I 421-438. (2).-Veg. A. Miró i üarcía, Al Margen de... (M.P.C.A.A., Gráficas Cosmos, 1975). (3).— Cal dir, be que siga obvi, que hi ha molts mes títols, sobre tot a l'any 1876 que fou el "Sexto Centenar"; el qui vulga assabentar-se n'haura d'acudir alsautors esmentats a les notes I i 2. Quant a "Kl Cavad de Sant Chordi"; Adriá Miró féu un ¡ir tic le al ftograma de f-estes nostre l'any 1956: et dit programa no té numeracio de pagines. (4).— Hem hagut de numerar els versos perqué no hi havia cap tipus de xifra. La composició consla d'un total de 637 versos. (5).- Ws dos versos diu en- "Con nuestro patró (San Jorge)/A


Foto: Goyo don Jaime de (Aragón)". (6). Tot just haver caigut a les nostres mans la poesía, pcnsarem a fer una análisi pregona de la llenguaiperó en ilegir-la ho deixárein correr perqué la tasca es, si mes no, im mensurable, propia per a un treball serios, conscient, llarg -un estudi universitari- i que en res no escau a les limitación! d'esta Revista n ostra. Veg. els vv. 177 i ss., quan dkir "Cuan acaben de sopar/ (7). agarren tots l'asturment,/ y no mes per un moment/ !a fita els fa tocar". Veg. respeclivament, w. 280 i ss. i 310 i ss.; posa el (8). poeta: "Adverttx ais forasters.../ en ser les deui del matí.../ que la entrada deis cristians/ es pe'l portal d 'A Igezares", "En ser les dos de l'asprá,../ el portal del Molinar:/ no mes per vore arrancar/ escuadrona de gastaors...". (9)._ Veg. 300 i ss.; 370 i ss. (10).— A IB Diana només n'anomena dues: Tomasines i Marinos de Colón; la primera famosa, seguiament, per un ''tío Picher" que feia que fadrins i fadrínes s'abocaren ais balcons: l'altra perqué també portava, a l'igual de la primera, "la calsa ramechá". A l'entra, no n'anomena cap. (11). Veg. w, 467 iss. (12). Veg. vv. 494 i ss, (13). Veg. w, SSO i ss, Quant a la fila Estudiante veg. Adiia Espí, Aportaciones a 1» historia (estera: la extinguida fila de los Estudiantes. (Alcoy, Rev. de Moros y Cristianos, 1970), 33-35. (14).- Perqué el mateix Cantó diu -veg. w, 5 1-52- que anayen a cavaU i només "els ballesteros" era "La fórsa de á péu"

—vers 65-, Quant a la "Cabalgata Histórica", veg. Adriá Kspí, Historia de nuestra fiesta: la Cabalgata Histórica de los 40 caballeros del Conquistador. (Alcoy, Rev. de Moros y Cristianos, 1971), 55-57. (15),- Cent exactament: 98-197. (16),-Veg, vv. 158 iss. (17).—Veg. w. 224-225: "Arranquen els moros/ que's toca primer,..". (18),- Es a dir, a la Plac,adela Constitució, ara Plaga d'Espanya. 1 concretant mes, acabava davant l ' A j u n t a m e n i . (19).- Veg. w. 3 84 iss, (20).- Respecte ais balls, el poeta els hi dedica els versos 390-417; ací teniu una mostra: "Acostumen les ffláes/ el bailar hasta ben tard/ eixa nit per cualitat/ toquen valsos y dansies", (21).— Veg. vv. 434 i ss. També veg. nota 12 i versos. (22).— Veg. també nota 11 i versos. A la Retreta tot fester portava un farolet, pero hi havia "el farolet mes gran" el qual havia de donar la volta sempre enees, i aixf tornar a l'Ajuntament; altrament la fuá pagava una multa. Veg. w. 542 iss. (23).-Veg. w. 4 78 iss. (24).- Veg, w. 466 i 490-491. (25).- Veg. w. 581 iss. (26).- Veg, w. 290 i ss. 168-169 quant al "cap de fila". Respecte a la fila Capellans, veg. Adriá Espí, Historia testera: la fuá Capellanes. (Alcoy, Rev. de Moros y Cristianos, 1969), 36-38. (27).- Veg. w. 630 i ss.

83


Francisco Laporta Boronat. Capitán Guzmanes 1911 y su trovador José Maluenda Botí. (Foto: Arcfíiwo)

Misa en campafla año 1910. (Foto: Archivo)

Sargento de Cristianos al ¡nielar la Entrada en los años veinte. (Foto: Archivo)


Diana Fila Verdes, en el primer tercio del siglo. (Foto: Leopoldo Valor)

D. Antonio Segura Jordá. Alférez Ftlá Labradores. (Foto: La porta}

Feria de San Jorge, en la Glorieta. {Foto reproducción Goyo)

Imágenes de ayer Entrada Cristiano; 1914. Fila Alcodianos. (Foto! E. G a r c í a )

85


U.N.D.E.E Por JOSÉ L. MANSANET RIBES

86

Durante el primer semestre de 1978 corresponde a Alcoy la presidencia de la Junta Directiva de la Unión de Entidades Festeras de Moros y Cristianos {UNDEF) —y por tanto de toda esa organización de 34 poblaciones festeras— en virtud del sistema de rotación semestral preestablecido antes de la elección de los 8 miembros que integran dicha Junta, siendo costumbre que la Asamblea General anual se celebre en la población que ostente la presidencia. A esa feliz coincidencia se debe que el 22 de Enero último se celebrara en Alcoy, en el Casal de Sant Jordi, la Asamblea General de la UNDEF, que aparte de los asuntos de trámite y otros que ahora no hacen al caso, debatió uno llamado a tener especial importancia: EL ESQUEMA BÁSICO DE LA FIESTA. La expansión de la Fiesta va en aumento y su auge es conocido en la variante que desde hace algunos años se ha venido llamando valenciana —algún nombre hay que darle y no se le busque tres pies políticos— porque en el sur del antiguo Reino, y comarcas aledañas, ha sido donde se originó, consolidó y desarrolló con características diferenciadas muy acusadas de otros festejos moro—cristianos, como el dance aragonés, y las "relaciones" andaluzas, que constituyen otras tantas variantes del festejo. Eso demuestra que en esa área la Fiesta es considerada como la mejor forma actual de recreación comunitaria, porque la masiva contraposición moro^cristiana hace que toda la población participe en la Fiesta en forma multitudinariamente activa —:festeros—, en forma activa, porque pasiva en el fondo no lo es, —espectadores—, aunque ambos respiran un mismo ideal común: la celebración de la Fiesta. No obstante, conviene recordar que además de esos factores de felicidad comunitaria —que indudablemente tienen un importante va-' lor pero que no se agota en sí—, la : Fiesta tiene otros valores históricos, tradicionales y espirituales sin los cuales no es "fiesta", al menos tal como la conciben las poblaciones del área de la variante valenciana, y no decimos nada de los valores espirituales de las variantes de otras áreas que se hallan mucho más acusados. Lo que está claro es que un simple desfile no constituye festejo de moros y cristianos ni en nuestra área ni en ninguna otra. Eso será otra cosa.

La UNDEF, en su misión de enaltecer la Fiesta de Moros y Cristianos, que es una denominación que constituye patrimonio común de todas las poblaciones que la celebran —como lo es un apellido de familia— necesitaba, para que nadie se llame a engaño sobre su contenido, al proclamar que se hace esa Fiesta, expresar en principios cual es su esquema básico, a fin de que en todo momento se proteja esa denominación, ya que si hubiere desprestigio en algún caso, es evidente que salpica a todos por igual. Naturalmente que unidad básica no quiere decir uniformidad, pues ante todo se trata de respetar las particularidades locales que le dan variedad, y por eso se habla de los principios comunes. Por eso, tras constructivo debate, se llegó en la Asamblea de Aícoy del 22 de Enero a aprobar esta declaración: "La variante valenciana se conoce con la denominación FIESTA DE MOROS Y CRISTIANOS y es la celebración solemne del Patrón o Advocación local, con la simbólica y ritual representación popular, en forma de masiva oposición morocristiana para pública diversión, de unos hechos relacionados con la Reconquista en su fase local o general". "La Fiesta es la misma e idéntica, sin mengua de las peculiaridades propias de cada población, con un esquema estructural básico que es la síntesis de estos factores: 1.— El religioso, pues ha nacido y se ha desarrollado al amparo de la Advocación religiosa local, cuyo espíritu envuelve la celebración. 2.— El Histórico tradicional, con su contenido guerrero de lucha, arcabucería, embajadas y pérdida y recuperación de un castillo que simboliza la población. 3.— El popular, con una fuerte proyección social al ser el pueblo —festeros y espectadores— quien masivamente la realiza para común regocijo, participando en actos adecuados a la propia génesis de la Fiesta. 4.— Su organización está encomendada a asociaciones que desarrollan, además, una permanente actividad cultural. La Fiesta de Moros y Cristianos tiene ya una sólida base para buscar su protección, porque —como se dijo en la Asamblea— lo primero es poner en orden la propia casa a fin de que todos conozcan cuales son sus lares.


Filacs por la Universitaria madrileña Cuando se está ausente de la tierra de uno es cuando se acentúa más el amor a sus costumbres y usos. La época de estudiante es una de esas ausencias por la que casi todos hemos pasado en nuestra vida. Recuerdo que la primera vez que estuve ausente de mi Alicante natal durante les Fogueres de Sant Joan fue el año 1964. Estudiaba entonces en Alcoy, en la Escuela de Peritos, y en esas fechas, finales de junio, estábamos de exámenes. Al cruzar los puentes por la mañana, junto a otros dos alicantinos de nacimiento o residencia, debíamos dar la impresión de ese examinando medio loco por las largas noches en vela cuando tatareábamos los pasodobles de las fiestas de San Juan y hasta uno de nosotros simulaba con la garganta el estruendo de las tracas y "mascletaes". Fue ese mismo año, 1964, cuando más intensamente viví las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy- De la mano de Camilo "el del Tívoli", padre de uno de mis compañeros de curso y gran fester desgraciadamente ausente, viví varios "ensayos" en el viejo local sede de la fila de los "miqueros". Con ellos, padre e hijo, hice mi primera "entraeta" bajando el carrer Sant Nicolau hasta "La bandeja", y con ellos asistí a la merienda del domingo de Pascua en un solar con prado, situado frente al Hospital Civil de Oliver, para hacer esa entrada, alegre como pocas, de la tarde del día de "monas". Después, robando los días de vacaciones a la familia, viví los actos festeros que al visitante de Alcoy le son menos conocidos, como son la "Nit de Tolla" y la "Diana" por las viejas empinadas calles del Alcoy más antañón. Desde entonces, las notas de "El K'sar El Yedid", "El moro del Cinc" o "El capitán" son para mí notas propias, queridas y entrañables. Una de esas pequeñas cosas que hacen vibrar el espíritu y mueven, instintivamente, a todo el cuerpo como sólo un 22 de abril es posible hacerlo por las calles alcoyanas, Unos años más tarde, estudiante entonces en la Babel de las babeles que es Madrid, la ausencia fue doble: por Sant Jordi y por Sant Joan. En el Colegio Mayor donde residía, los alicantinos, de Pedreguer o Villena, de Villajoyosa o Elda, éramos bastantes. Había algún alcoyano también. Por San Jorge los alcoyanos desaparecían del Colegio para vivir las fiestas en directo. El resto de los alicantinos residentes en aquel Colegio, junto a los residentes en otros lugares, nos reuníamos el 23 de abril por la noche. Por las cuestas de la Universitaria, provocando la curiosa salida de los residentes en los colegios mayores de la zona, aquel grupo de alicantinos hacíamos nuestra particular "entraeta" formando fila eldenses y petrelenses, vileros y villenses,

sájenos y biarenses. El éxito de aquella primera reunión que yo provoqué fue tal, que se repitió varias noches más en mayo y junio. Por San Juan se produjo una simbiosis festera, pues unimos a un "soparet" con "coca amb tonyina", morcillas de cebolla y vino de Monóvar (recibido todo desde Alicante para esa ocasión) una "entraeta" que acabó siendo multitudinaria, con dos centenares de participantes, pues vascos, andaluces, navarros y catalanes se unieron a nuestro sentir y formaron sus propias "fuaes" desfilando a los acordes de un "Chimo" y un "Pep el xocolater" grabados en cintas magnetofónicas. Luego, en la tertulia de las habitaciones de los colegios, se explicaba con detalle lo que es la "festa", el colorido de trajes y atavíos, la diferencia entre una marcha dianera y una pieza solemne de la entrada, el alardo, los arcabuces, la pólvora y los nombres de las "fuaes", sin que faltara k emulación entre los distintos pueblos que celebran esta auténtica fiesta nacional de los valencianos y el porqué se es moro o cristiano. No faltaba una botellita de "café—licor", para "tastar-lo", que algún alcoyano había traído a los madriles junto a libros y apuntes. En aquella liturgia fuera de nuestra tierra, en ese celebrar todos los alicantinos junto las más vibrante de nuestras fiestas, la fiesta de Moros y Cristianos, se encerraba parte de la razón de supervivencia de toda una comunidad. Una comunidad que ahora tiene en Alcoy, en estos días de abril de 1978, la fiesta más genuina. José María PEREA (Periodista)

Foto: Cario: Coloma

87


CREACIÓN LITERARIA

Reflexiones sobre la tumba de un fester a por M. Luisa Mompó

Despertar

por Antonio Candela Carbonell

Oda a lajoventut festera por Joan Valls Jordá

Retablo y evocación

por José Cuenca Mora

Alcoy en flor

por Luis Romay G. Arias

Libros alcoyanos Costums festeres que no deuen perdres

por Armando Santacreu Sirvent


i Reflexiones sobre la tumba de un fester La fiesta de tos Difuntos se aproximaba y, queriendo cumplir con el principio evangélico "honra a tus muertos", quise ir al cementerio para engalanar la tumba de los míos. No se trata de uno de esos cementerios con visos de Parque Público, enormes, pulcros e impersonales que tanto abundan en las grandes ciudades, no. El mío es más bien un cementerio provinciano, recoleto, en el que cada vecino atiende su tumba como si se tratara de su propia casa, de su propio interior al que hay que conservar limpio por si la Gran Dama viene un día, inopinadamente, a llamar a nuestra puerta. Era, pues, en vísperas de Difuntos. El día, contra lo habitual, era espléndido, templado, sin el menor rastro de nubes en el cielo. Apenas entré en el recinto mortuorio, me dirigí hacia el ángulo lateral al que tantas veces había ido para florar sobre mis recuerdos. En poco tiempo todo quedó dispuesto y después de unos breves minutos de... ¿de qué? ante la tumba, me dispuse a marcharme. Camino de la salida, mi marido, que me había acompañado, me pidió unos segundos para ir a visitar a un conocido suyo, enterrado allí cerca. —De acuerdo. Te espero aquí— le dije. Y acto seguido me senté sobre el borde de una tumba que se encontraba al lado del camino. Tumba sencilla, aparentemente perteneciente a una familia humilde, pero ya llena de flores también.

Instintivamente mis ojos Se posaron sobre el nombre del muerto; un desconocido. Luego, extrañada, leí el epitafio. Romántico, casi ridículo —pensé para mí—. Pero, sin embargo, no podía dejar de repetírmelo mentalmente. Decía algo así como: "Al que nunca dejará de ser nuestro "cabo" de escuadra". A continuación había el nombre de una fila. Llena de estupor, me di cuenta de que, desde que me había sentado allí, sobre esa sepultura desconocida, todo mi espíritu estaba absorbido por el muerto; inconscientemente, no había cesado de formularle a él, al muerto, miles de preguntas. — ¿Quién eres? - le había interrogado. Y mi imaginación había suplido el silencio sepulcral, diciéndose que se trataba, seguramente, de un hombre del pueblo cuyas únicas ilusiones se habían realizado en las fiestas de su ciudad, en los Moros y Cristianos de su pueblo. Un pobre obrero dispuesto a hacer muchos sacrificios con tal de poder lucir su traje de moro -pues era del bando musulmán- una vez por año. Un alma bendita, buenazo pero sin grandes preocupaciones religiosas, a quien le importaba poco el cumplir con las obligaciones instituidas por la Santa Madre Iglesia pero que tenía, seguramente, en la cabecera de su lecho, un San Jorge, fruto de muchas semanas de pequeñas y también de grandes privaciones. -¿Quién eres? -, volví a preguntarle. ¿Yaces ahí, en tu sepultura, vestido de festero, como quizás hubiera sido tu deseo? ¿Es que tu ultima mirada se posó sobre ese santo venerado, o bien, preocupado por la inminencia del más allá, dejaste, por primera vez en tu vida, de hacer el postrer esfuerzo que San Jorge te pedia para poder dirigir tus ojos hacia él? No estaba segura de la respuesta, conociendo como conocía el arraigo que tienen las fiestas en sus participantes. Sin embargo, me era difícil el admitirlo. ¿Cómo poder aceptar —me decía— que en un momento tan transcendental como debe ser ese del "salto" en el que todo nuestro pasado pasa a ser una enorme conjetura; cómo, pues, esa duda se había hecho luz en mi imaginación? No obstante, la incertidumbre persistió, falta de pruebas. Y no solamente eso, sino que esa misma hesitación provocó en mí nuevos razonamientos, Así, me vi pensando cómo debía concebir un festero su cielo, ya que, si todos los libros nos hablan del cielo como del paraíso, y entiéndase por eso la meta de nuestras aspiraciones, de nuestros ensueños, ningún libro ha podido precisar, ni lo podrá jamás, en qué consiste para cada cual ese edén. ¿Por qué no poder, pues, en ese caso, imaginar un cielo "festero", en donde todas las fuaes se forman eternamente con sus muertos? Eso supuesto, el epitafio tendría razón. De regreso a casa, mi marido se dio cuenta de mi silencio prolongado e, inquieto, inquirió: — ¿Qué tienes, te pasa algo? —Le expuse mis dudas y se puso a reír de muy buena gana. —Si alguien te oyera decir eso del "cielo festero" —me dijo—, te trataría de hereje.

M.1 LUISA MOMPO


DESPERTAR —Madre, despiértame al alba, ¡Mañana empieza la Fiesta! Deja abierta la ventana para que la plaza vea toda enjoyada de estrellas. Ellas vendrán a besarme cuando dormida me crean. No te olvides, madre buena, no quisiera ¡legar tarde, quiero ser de las primeras. La madre incumplió promesas cuando empezó a clarear; pero el so/ doró fas flores de los tiestos de! alféizar y con desmayo de rayos su luz le quemó los párpados a la niña que soñaba con afanes de impaciencias. ¡El sol deshojaba triunfos en ios lazos de sus trenzasi Y se levantó cantando como jilguero en la aurora, midiendo, pasito a paso, semidesnuda, su alcoba, contenta de ver al sol rondar, cual blanca paloma, tras el marco de cristal, la lumbre de alba tan clara, las rosas hechas guirnaldas y el cielo azul como el mar. —Sol, bergantín que navega por las añiles llanuras hinchando al aire sus velas tejidas con oro y plumas. Viene hacia aquí con la carga de sus galanas promesas, y en plaza y calles derrama luminosidad, color, fantasía, ensueño, fiesta... —Madre, ¿lo has visto? ¡Es el SOL!

k. 90

Antonio CANDELA


ODA A LA JOVENTUT FESTERA Aci'es torna la historia barreja de se menees per transformar el fang en joia d'avinenees i madurar la vida en contra de l'estrall. El múscul eixerit a tret de malí $ 'afánya. El pa mesura el seny al peu de la muntanya gaudint focs de treball. Per un alé de gracia que al poblé es fa coratge mai no es deforma el ritme del bon aprenentatge; sempre es sang reverent per do de l'antigor. leí cñt del furor béi.lic que obria el precipici ¡'encarna en ¡'esperanza, enfortint-se en servid per una alba millar. Un poblé que remena el sen passat per veure com l'espül deis seus avis es propici per creure la llicó de creixenca que amb suor l'ha enfortit, s'enlaira en jovenesa, monté el seu fur ben digne, i si el dolor l'angoixa, sap encontrar el signe que renaix al seu pit. Una Creu l'encoratja - sofriment que aleléis, igoig esparteros - contra la boira lletja, Domini d'ésser hómens occeix renecs de fel, A l'espessa fosearía eí cova l'esponera, oar l'idil.li exigeix un fons de primavera per a complir l'anhel.

\

t

Renillen els corsers, les rauxes ¡'atemperen, s'emponcella l'amor en les roses que esperen reposar sobre el pit de la verge vernal. L'aire porta el missatge.. El prodigi es renova i el poblé, a tremp de jur, cada any es posa a prava de bull tradicional. Els clarins de fanfarria i els timbáis afaiconen el riíus remembrat i a les serres ressonen. L 'horitzó s 'encaixona i vibra el tornaveu. El crepuscle allargassa la lenta melodía i repica al primer estel amb melangia de ttangorós adéu. Riuamunt fa la forca al tres víais. L'escoria de l'odi va minvant-se. Ja no cal la falária de les raons oscures. Nua es ¡a veritat quan campeja ais cors jóvens que preñen fortalesa. D'Alcoi la patria intima delera la fermesa d'un Iluminas esclat. I ve abril, i sargeixen les amors repetides com un broll imperant que vol les tnans unides, el batee a t'unison i el somri's com escut. lia causa guanyada que fa segles creixia s'eixampla immensament per l'ampla geografía fornint ¡a joventut. S'encastella fins l'aire, s'aprofundeix ¡'herencia. El sentiment comú recobra la cadencia encara que a la fi es conjumine en trons. Aquells avanpassats rubricaren el pacte, volien que la Festa tingues un noble impacte de gegantins ressons. Aci es torna la historia felic al.legoria. Eli segles que passaren l'han feta algarabía d'esbargimeni tracal amb orare i bon nivell, i tots els anys irromp en áuria cavalcada ungenet infantivol de celeste mirada que encimbella el castell. Joan VALLS JÜRDA

91


Exordio

RETABLO Y EVOCACIÓN

Vuelo pensativo

Golondrina

Carona

Intima

I La ciudad abre sus puertas, Todo el sentir de Alcoy simboliza su fiesta.

Y en arabescos de cristal, náyades sobre las aguas del Barchelt y el Molinar, II Alcoyanía sincera. La casa donde nací. El día en que te vi, fiesta, amor, la vez primera. Ese clamor que sintiera en mi sangre jubilosa que dio el clavel y la rosa al primaveral abril. Verso azul en el atril donde la canción reposa. III Y vuelve la copla errante a despertar los albores y a renovar los colores de la capa y del turbante. ¡Qué blasón y qué talante para el hidalgo guerrero! Baja con bosques de acero el aluvión de banderas. Y está de pie en las aceras el madrigal levantino: el beso casi divino de más de cien primaveras.

IV Recordando el pasado ante los viejos muros, los pensamientos cobran todo el valor del mundo. Alcoy, Levante, España. Amor, trabajo y surcos abiertos por el arte y la industria. En un punto de original prestancia, nuestro sentir desnudo: el casco, la armadura, lo inmenso y lo absoluto, el grito y el abrazo, lo imposible y lo puro, la efigie de San Jorge y lo azul del triunfo. V Aún no amaneció. Cíñeme, madre, este cinto que pronto saldrá el sol.

Al despertar abril un río de guerreros la Diana hará surgir. En la caracola del pasodoble, el eco lejano de fechas, lugares, hazañas y nombres. Breve pátina

VI Guante festero ha trazado la curva con el alfanje damasquinado. El Capitán. Lentitud musical. Color en marcha. Y el caballo abriendo tos aplausos de la Entrada.

Clamor solemne

Vil Todas los flores para su camino. Es el doncel que lucha a lo divino, y en constante pro lección vigila de Alcoy la suerte al destino abierta. Está viva la historia, nunca muerta. La conserva San Jorge en su pupila.

Colofón simbólico

VIII El retablo, el incienso y ¡a pólvora. El prodigio y el recuerdo incesante en la memoria.

* ' ' 9 *?•>+•*

92

José CUENCA MORA


ALCOY EN FLOR ALCOY fue, es y será, para mí, como un huerto de delicia, como un terreno destinado a perpetuo jardín, eterno solaz del alma. Centro su belleza, desde los tiempos más lejanos en que me atrajo, en sus brotes de almendros, que lo saturan de una pureza impar. Un paisaje consagrado al mimo de sus creaciones, al candor de unos colores llamativos, frescos, que por derecho natural le simbolizan. Todo está callado, como preparándose a la hora de la gran explosión, a la hora de la pincelada divina, que recorre los árboles, espoleándolos a su momento mejor. Tras la primavera, un fruto se grana. Es Alcoy quien lo cosecha, para nuestra admiración. Sus peladillas son joyas, en las cajitas de lujo, en las bolsas de celofán. Cuántas veces su nombre me hizo soñar. Almendras, mis queridas almendras, mis mejores huevos de Pascua, fraguados en el nido sedoso, tierno y cálido de la ciudad. Qué destino de paraíso, qué tierra pródiga, bañada por un sol de oro, por un discurrir de arroyos. Entre este esmalte blanco y rosado, entre el confite que preparan sus laboriosas manos, herederas de la victoria sobre los moros de los cristianos, estas dichosas planicies tienen, en sus fiestas, rellenas de noble historia, parcelas de edén, rincones amorosos. Y, ante codo, un reclamo que no desoigo, nacido de una floral entraña, que así se explica su poder de cautivar. Luis ROMAY G. ARIAS

93


Libros alcoyanos

94

En otro trabajo que insertamos en estas mismas páginas se habla de la producción bibliográfica que en un año excepcional, el de 1976, registró nuestra ciudad- Pero esta puesta en circulación de libros sobre temática alcoyana sigue, continúa día a día. Hemos de referirnos muy brevemente, en el plano de simple noticia difusora, sobre las obras que relacionadas con la historia de Alcoy, y centradas, algunas de ellas, en la Fiesta de Moros y Cristianos, han llenado las vitrinas y los anaqueles de nuestras librerías en los últimos meses. /.- Berenguer Barcelo, Julio.- "Historia de Alcoy". Alcoy, Imp. Gráficas Ciudad, 1977. Tres volúmenes. Lloréns Distribuidor. Sin duda alguna la obra esperada, ei "best seller" de 1977, ha sido la "Historia de Alcoy", editada en tres volúmenes, cuyo autor Julio Berenguer Barcelo, tan apasionadamente enamorado de Alcoy, ha demostrado una enorme capacidad de trabajo y de síntesis para presentar a sus paisanos, desde la más remota antigüedad hasta los acontecimientos más contemporáneos, los pasajes fundamentales, los retazos más precisos del vivir alcoyano a lo largo de los siglos. //.- fíevert Cortés, Antonio.- "La Unión Alcoyana, Sociedad Anónima de Seguros. Cien años de su historia". Alcoy, Imp. Vitaplana, 1977, 66 pp. más gráficos e ilustraciones. Al conmemorar la compañía "La Unión Alcoyana" su centenario fundacional, ha lanzado, con una tirada más bien restringida, una monografía que recoge estos cien años de existencia y labor tanto en Alcoy como en su ámbito de actuación. El texto, la historia de la empresa es de Antonio Revert Cortés, que ha dibujado el ambiente sociopolítico del Alcoy del último tercio del Ochocientos, y ha hilvanado la historia del quehacer social de la compañía aseguradora desde sus inicios hasta nuestros días. ///.- Santacreu Sirvent, Armando.- "Em veig negre pa eixjr de negre i tres sainéis mes". Aicoy, Obra Cultural de la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, 1977, 204pp. Con motivo del "Mig Any", y editado por la Obra Cultural del Caja de Ahorros de Alicante y Murcia (Zona de Alcoy), ve la luz el libro de Armando Santacreu Sirvent "Em veig negre pa eixir de negre i tres sainets mes", libro que se inscribe en esa faceta sugestiva de la creación literaria, dramática concretamente, referida exclusivamente al costumbrismo alcoyano, a la fiesta de Moros y Cristianos de San Jorge.- En el libro se recogen cuatro saínetes, estrenados que fueron en su momento: "Em veig negre pa eixir de negre", escenificado en el 68; "Llevadura de fester", de 1971; "La herencia del judio", del 72; y "El meu net San Jordiet", de 1975. IV.- Miró García, Adrián.- Las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy vistas por Rovuland Thirlmere". Alicante, Publicaciones de la Excma. Diputación Provincial, 1977. 60 PPTambién en ocasión del "Mig Any", y editado por la Excma. Diputación Provincial de Alicante, ve la luz un delicioso estudio de Adrián Miró en torno al viaje que el ciudadano británico R. Thirlmere realizó en 1902 a nuestra ciudad, siendo testigo de excepción de las fiestas de Moros y Cristianos de aquel año, de lo que dejó escritas y publicadas en la prensa francesa contemporánea diferentes impresiones, todas ellas curiosas y pintorescas, así como de nuestro pueblo. El libro de Adrián Miró nos ha descubierto —al descu-

brirlo él en la Biblioteca Nacional de París— la versión festera de un "turista" de excepción. V.- Vilaplana Gisbert, José.- "Historia Religiosa de Alcoy desde su fundación a nuestros días". Edición facsimilar de la lanzada en nuestra ciudad en 1903, por la imprenta de Payé. Alicante, Sucesor de Such ySerra y Cía, 1977, Edición de la Excma. Diputación Provincial. Igualmente la Excma. Diputación Provincial, y con motivo de celebrarse en nuestra ciudad el III Día de la Provincia, nos ha obsequiado con una obra de excepcional importancia para los estudiosos: la "Historia Religiosa de Alcoy", del cronista José Vilaplana GisberL, obra premiada en 1890, publicada posteriormente, agotada y buscada por los bibliófilos. La edición actual ha sido facsimilar, tomada de un volumen de 1903, que tiene como rareza o curiosidad digna de tenerse en consideración el hecho de numerar sus páginas partiendo del ordinal 197, VI.- Coloma Payé, Rafael.- "Crónica del Monte de Piedad de Alcoy". Alcoy, Publicaciones de la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, J977,4B4pp. A lo largo de todas las semanas, y en las páginas del periódico "Ciudad", Rafael Coloma, su director, fue publicando, capítulo a capítulo, la historia y las vicisitudes del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de nuestro pueblo, desde su fundación en 1875, hasta la fecha en que se cumplían los cien años de existencia. Este ímprobo trabajo después ha constituido un libro que la propia entidad —hoy Caja de Ahorros de Alicante y Murcia— ha dado a la imprenta, con profusión de fotografías, retratos de alcoyanos importantes relacionados con el Monte de Piedad, presidentes, obra cultural y social, etc. VIL- Berenguer Carbonell, Guitiermo."Selección de sus poesías". Al coy. Imp. Belguer, 1978, 63 pp. Que sepamos, es esta "Selección de sus poesías", el primer libro de Guillermo Berenguer Carbonell, catedrático de Lengua y Literatura en el Instituto "Padre Vitoria", su director durante tantos años, que ve la luz, como libro poético. Julio Berenguer, su hijo, lo ha publicado, y en la selección de poemas - los más de ellos alcoyanistas — aparecen sonetos y diferentes composiciones referidos a nuestra fiesta de Moros y Cristianos, algunos de ellos dados a conocer en esta Revista; por lo que recogemos en estas páginas la puesta en circulación de este delicioso volumen. VIII,- Momblanch Gonzálbez, Francisco de P.- "Al Azraq. capitán de moros".Alcoy, Publicaciones de la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, 1977,138pp. De todos es conocida la personalidad investigadora e hístoricista de Francisco de P. Momblanch Gonzálbez, alcoyano presidente de la secci&n de Cronistas del Reino. En nuestra Revista anualmente deja constancia de su quehacer, especializado como está en los temas referidos a la historia de los moros en el Reino de Valencia, biógrafo del caudillo Al—Azraq. Hoy, editado por la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, aparece este volumen imprescindible para conocer en prof und idad el ambiente social, cultural y político en el que se desenvolvió tan ilustre personaje que, en definitiva, tanto tuvo que ver en el condicionamiento y el desarrollo de nuestra historia y de nuestra fiesta de Moros y Cristianos.


Costuras fcstcres que no deucn perdres ELS SOPARETS Jo recordé els sopareis allá per els anys cinquanta, quan en la Piafa havia tanta concurrencia de xiquets, pares, mares i agüelets, per vore amb delectado ais festers en plena acdó, menjant en un orinal o mulíant en un pual, gaxamigues de segó. Ho recordé amb anyoranca perqué el poblé i el fester armaven tal "galliner", que huí vise amb ¡'esperanza de que's puga de nou fer.

LES AGULLETES

LA RETRETA

Per a posar agutletes es necessita mesura; deu céntims de cara dura i mans fines i discretes. Buscar xiques jovenetes (i alguna que otra casa), puix a totes les agrá quan escampen al correr, que les obsequie el fester amb regáis en propia ma. Que no's perga esta costum ho apunte com a consell, ¡a que no es cap desgavetl í'agulleta i el borum per la placa i el castell.

Si en Cáete de la Retreta no hoguera tal rebolica, sería cosa bonica per a cantar-la el poeta; puix ni feta cosa feta pot resultar mes desastre. Teñen faena allí el sastre, el correfer i modista... I sois si el fester té "vista" pot salvar-se de ¡'arrastre. Jo voldría aconsellar que'l públic es recatara quan la Retreta passara; puix seria d'admirar vore a tots fent bona cara. Armando SANTACREU SIRVENT Dibujos: Payaguill


INVESTIGACIÓN

Los fundamentos ético-jurídicos del Reino de Valencia en el pensamiento del Rey D. Jaime I el Conquistador por Ismael Peidro Pastor

Unas proposiciones teológicas en honor a San Jorge por Juan Bta. Albors i Miralles Traducción: Francisco J. Pérez Dura

Justificación culturalista por Jordi Valor i Serra

Flecos del VII Centenario


Los fundamentos ético-jurídicos del Reino de Valencia, en el pensamiento del Rey Don Jaime el Conquistador Con motivo de la conmemoración del Vil Centenario del fallecimiento del fundador del Reino de Valencia, la Universidad ha publicado primorosamente los "Fueros y Ordenanzas hechos por los gloriosos Reyes de Aragón a los regnícolas del Reino de Valencia", según el facsímil de la primera edición de Lambert Palmart, aparecida en Valencia en 1482. Esta cuidada edición ha sido preparada por el Secretariado de Publicaciones de nuestra Universidad. A ella y a sus páginas 29 y 30, corresponden los textos que voy a citar y comentar a continuación. Estimo como necesario el conocimiento que ios valencianos debemos poseer del .conjunto de nuestros "Furs", como cauce rector de nuestra convivencia política desde el mismo momento histórico de la constitución de nuestro Reino, Nunca se agradecerá bastante a Don Jaime su idea fundacional, que hizo posible que las tierras recién conquistadas a mediados del siglo XIII no fueran anexionadas a ninguno de los reinos ya existentes, evitándose así una especie de Extremadura de la Corona de Aragón, Ni que lo organizara con nuevo molde político, hasta el punto —como ha sido estudiado y expuesto por Ubieto— se adelantara en algunos siglos a la organización corriente en su tiempo. Actualmente nos consta la estrecha relación entre lo político y lo jurídico, puesta de manifiesto por ilustres juristas contemporáneos, como nuestro representante en el Tribunal Internacional de La Haya, Castro y Bravo. El Derecho no puede confundirse con una mera técnica al margen de los valores humanos, porque como técnica ha de estar al servicio de éstos. Por su radical racionalidad el Derecho ha de ser eminentemente humano, y por humano, ha de tener un contenido ético, pero también político, pues no en balde la Política es ciencia moral. Don Jaime lo entiende asi, tal como se expresa en la introducción a su Fuero. Tras afirmar que en este mundo ningún hombre vive sin pecado y sin comisión de errores, ni siquiera los reyes, dice así: "Y si Nos hemos errado contra el oficio que Nos teníamos por El (Dios), tenemos voluntad, de aquí en adelante, no erremos más. Y por esta razón hemos hecho este libro de Derecho; en el cual incluimos nuestro pensamiento, y el de nuestros sabios, aquéllos que Nos podemos tener, como Obispos, Ricoshombres, Caballeros y Hombres de ciudad; por lo cual mandamos y rogamos a todos aquéllos que están y querrán estar dentro de estos Fueros: que guarden y observen estos Fueros y los mantengan; y por ellos se juzgue siempre". La filosofía de su siglo había proclamado que sólo en Dios existe toda sabiduría. Don Jaime afirma: "Comienzo de sabiduría es el temor de Dios, pues El nos deshará cuando le plazca, y nada podemos hacer sin El". "Amarle debemos de todo corazón y con todo nuestro pensamiento, porque El es dador de gracias y de bienes espirituales y temporales. Y mayormente, le deben temer y amar los Reyes... pues por El reinan y tienen buenas costumbres, y mayor poder y mayor riqueza". Dicho esto, Don Jaime expresa la razón de la función de reinar: hacer justicia. "Que si no hubiera justicia, las gentes no tendrían necesidad de rey". Aquí la palabra justicia se toma en doble sentido: por un lado, legislar y por o tro, juzgar; pues el Monarca, precisamente porque es la clave que cierra la bóveda de la organización político-social, no puede confundirse con el interés de ningún estamento, y debe legislar con sentido ético y hacer justicia sin

acepción de personas. El Rey, por estar por encima de todos, es como el buen arbitro o amigable componedor, que sabe resolver intereses contrapuesto hallando el adecuado equilibrio. No de otro modo ha definido la Justicia el eminente jurista Hans Kelsen. Y tanta relevancia da a este valor ético-social Don Jaime, que no duda en afirmar: "Primeramente es necesaria, porque sin justicia no pueden vivir los hombres sobre este mundo". Y es cierto, porque sin ella peligra la misma convivencia humana. Todas las crisis, todas las tensiones sociales que se han dado a lo largo del curso de la Historia tienen el mismo origen: la falta de justicia. Muchas veces a los humanos nos ciégala pasión de tal modo, que no lo comprendemos, porque nos mueve más los propios intereses que la verdadera justicia. Poco importa que se trate de intereses personales o de clase; el resultado es siempre el mismo; pero lo que sí importa es superar esa pasión atendiendo a la resolución de los conflictos por el único procedimiento posible: la consideración del bien común, que no es otra cosa que el orden justo de la convivencia. Cuántas veces criticamos a nuestros adversarios de injustos, porque sólo atienden a su propio interés, al par que pisotean el nuestro, sin advertir que nosotros mismos recaemos en el propio defecto criticado. Con razón Don Jaime apostilla: "Y ningún hombe puede vivir, ni en verdad, ni en derechura, si no tiene justicia en sí mismo". Y es que, lo esencial en toda convivencia, y. más en la convivencia política, es que cada uno de los convivientes obre justamente, y se autocritique, y se sitúe en el lugar del otro para mejor comprenderle. Lo que resulta inmoral a la postre es erigimos en ejes de la verdad, despreciando a los demás, porque la verdad nadie la posee en exclusiva. Y si adoptamos aquella actitud no podemos decir que vivimos rectamente, esto es, con "derechura", como expresa nuestro Rey. Otra razón digna de tomarse en consideración nos muestra Don Jaime en relación con la justicia. La

97


compara con una luz, pues que ella es "iluminación de las cosas que son espirituales y también de las temporales". Sabe que el hombre no es sólo un animal que vive un tiempo sobre la Tierra y acaba su vida con la muerte; antes bien, sabe que nuestra vida temporal sólo es tránsito para otra que es "morada sin pesar", como dijera el poeta Jorge Manrique; una futura vida que, aunque no la podamos conocer ahora, no es menos real que la conocida. Por eso esa "iluminación" a que se refiere nuestro Rey forzosamente tiene que abarcar nuestra vida temporal y también la que nos espera tras de la muerte. Por eso no duda en expresarse con las siguientes palabras; "Porque ningún hombre puede venir a salvación, si primeramente no vuelve a tomar sentido de los fallos que hará, no puede bien gobernar aquello que Dios le ha dado, si con fe, con justicia y con amor no guarda a su gente aquel a quien se le ha dado". Clara referencia a la función del Rey y al concepto que de éste tenía su contemporáneo Santo Tomás de Aquino, cuando éste le definía como "pastor bueno del pueblo", Pero no corresponde sólo al Rey ejercer la justicia. Con él deben ejercerla todos los demás, cualquiera que sea su posición social, con más alta responsabilidad cuanto más alta sea su posición. He aquí cómo lo expresa en lengua valenciana nuestro Monarca, pues en valenciano y en caracteres góticos se ha hecho la edición que comento. "Donchs aquesta (la justicia) no pot esser ben tenguda sí no es per los majors: car si cascú podía fer co que ha en voluntat a altruy, aquest setgle no sería mes que tenebres et dolor". Y es cierto, porque si en el seno de la convivencia política, cada uno sólo se afana por buscar egoístamente su propio interés, ya personalmente, ya en grupo social, sin atenerse al bien común, que es lo que primordial mente debemos perseguir, porque es 1a verdadera meta de la convivencia política, entonces este mundo no es más que tinieblas y dolor. Nuestro Rey confiesa que esas ideas suyas que acabamos de exponer, son "Declarament de cor et de pensa d'home"; esto es, por encima de cualquiera otra razón, tales ideas están fundadas y pensadas en un humanismo cordial, un humanismo centrado en el amor entre los humanos, capaz de vencer la envidia —primer vicio español— y de desterrar el odio entre nosotros. De ahí la importancia que da al amor como vehículo de realización de la justicia. Todo un paralelismo doctrinal

Cortes de Monzón en 1232, presididas por eí Rey D. Jaime I

podríamos trazar aquí entre ese ideario de Don Jaime, y las ideas vertidas recientemente, desde su cátedra de la Universidad de Roma, por Sergio Cotta en un libro digno de ser leído y meditado: "Itinerarios humanos del Derecho". Usar, pues, de la Justicia y del Derecho con amor, es el verdadero oficio del Rey, según nuestro Monarca. Dos siglos después, el insigne Luis Vives, en su libro "El templo de las leyes", diría que las dos columnas principales que sostienen la fachada del edificio del Derecho son la justicia y la equidad, entendiendo por esta ultima una justicia más ajustada a las circunstancias personales y sociales. Es la misma idea que inspiró a Vives bellas páginas de política social en su famoso libro "Del socorro a los pobres", entendiendo por pobre no sólo el que padece necesidad material, sino todo aquel que está necesitado, aunque sea de bienes espirituales. Pues bien, Don Jaime alude a la equidad, acercándose al concepto canónico de la misma —quizás por influencia de su amigo San Raimundo de Peñafort- concibiendo la equidad como la misma justicia atemperada por la dulzura de la misericordia en el que juzga o aplica el Derecho. Por eso afirma: "Y así Nos Don Jaime, por la gracia de Dios, Rey de Aragón, y de Mallorca, y de Valencia, Conde de Barcelona y de Urgeí, y Señor de Montpellier, queriendo que nuestro señor nos juzgue, habiendo de Nos misericordia, de esta manera debemos Nos juzgar a nuestros subditos. "Ahora bien, obrar con equidad no quiere decir que se obre injustamente. Si así fuera, no equivaldría la palabra equidad a justeza, esto es, una justicia más perfeccionada. No se puede dar mal ejemplo. Don Jaime lo expresa así: "mes la misericordia no ha ops a esser tanta, que exemple de mal pegues dar ais altres quis volguessen veniar et emparar per sa auctoriíat propia de 50 que es offici nostre deis veniaments". Clara alusión al indulto como facultad real, Ismael PEIDRO PASTOR


JOANNES BAPTISTA ALBORZ, ET MIRADLES. si rom/nía IL'CVSTISSIMDM . ib I!H< tcrfcfil •cnul dlftmflw r * q4oá Ht-

rttmno ti*!" '*-> M » «fHH pertüxit

c:[ :ret L hic f *

rinlici mular.

huí :«:,. a, «*. Mh *- * É,^.... Tribuíramsp,..."OTíOufaic.,. E tifjnrvr,

piNditie f.«

TCMUMOOC lion"'. «< l-uic" • «liltt» —US**— * ip• —i-^ i"""— * 'f A Chi»» """*" i™^j¡j, "*

t^ífrt.-mi.ta,iaU«Pi.ii,.,-,««r-ínet»tol £ ,*,.«u (5pi»,íí 4i^«i,«"O»*. 7i?^'*M

§

ral" «,!» M l * H l . < > M % . < I . I . l

W.««*.

.n, w.n.S^pn., ;„,>, ttr, ama^. S pa,, ti." • J>«« ÉkwUri isfata», ,« v, ^«uma,. 3- í.ííhtoiefe."!

Unas proposiciones teológicas en honor a San Jorge

3ft« BlKrílk peí le rdpick EÁd. 7 4*4Ikli

4-iuQi^Íii ¿

y

rterií <jjt prcL«H < <«1 raM«n. pan» L" CnrJIíCo,^.

'pff-,c.im.JE¡¿r«,í ¿

mbi.«fctnrimiil Bdt criliyu..

¥ ^

r-

I^^eipoKríLjiil'^KJT^el ^^ifi.u^-

».,

S fc = f**.«u.rt,-a,MjiKM^XiJ;^^; ¿ ú * i^.Vi .uHc»n»fai-«nil. C-palJ"! r.t fft.

Cu. * ti*., í^j, ft s.^.ii n* fptwb— ~ f~—i«.

* r^c J.J.K^M 7 < : - •«

* Ln.í^Ui.íllilll—™.U*-»-¿"-l "-"í t^lküPni-m-. p«C.ILI.ÍIIIIÍHitg",*<J«.

ü ?."*-^

*

át

«{«.[«<*•>"..; 4ii^a.[»*•-»• P*^. V

<

^^

•*"^VcT í«Ü<,^t[*«jiiíK*Tl(B^¡ ÍS,™*.™To<. no»u,*"t— i~sf»ia««

• "• ""?*T'"''I'"JlILy*1 *•'•«»- át ¿3&piii».a"*">»E«k"ii*i»*«l"J*'"«J' '

L MU TÚ£ ¥ -"í^J— ^~'_r^-'.'--Z^-J—™

£tt ía Revista del pasado año, páginas 95-96, se publicó la primera parte —la más larga— de la tesis doctora! del alcoyano Juan Bautista Albors y MiraUes, de 1 755, que, impresa en latín sobre seda, orlada ricamente y presidida por una estampación de San Jorge, nuestro patrón, defendió tan ilustre alcoyano en su momento. La transcripción, traducción y notas aclaratorias son del doctor Pérez Dura, colaborador de esta Revista, miembro del Departamento de Fitología Clásica de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valencia. Este es el final de dicho trabajo. MI

No exiguas en número son las acepciones de la fe dignas de recuerdo en la Sagrada Escritura, entre las que solamente la fe, la primera en el orden de las teologales, define correctamente: "Substancia de las cosas que hay que esperar, argumento de las que no son visibles" (17). Sobre ellas gira el vértice de todo el cristianismo, y aquélla se distingue como señal de todas las religiones. La primera verdad es triple, esto es, en el ser, en el conocer y en el decir. ¿Qué cosa entenderé con estas palabras? Lo diré brevemente; la fe examina atentamente sólo la virtud primera en el ser, como propio objeto formal quod.

La verdades reveladas privadamente, las cuales no señalan orden alguno para la primera verdad en el ser, no son creídas con fe teológica por aquel a quién son reveladas; a la inversa, si lo contrario. La fe considera como objeto material per se, no a las verdades ciertamente revelables, sino a las ya reveladas. Sin embargo, sí Dios revelara a alguien algunas verdades que se refieran a la religión cristiana y que condujeran a Dios como autor sobrenatural1, entonces tal revelación, aunque fuese privada de parte de las personas a la que se hiciera, pertenecería a la fe en cuanto virtud teológica, no en cuanto virtud católica,

II

IV

Pero por objeto formal (¡uo, entiendo que no Loca al compuesto de sabiduría y de verdad; con todo loca la primera verdad en el decir con primera relación en el conocer. En vano se pretende que la última resolución de la fe consista en la moción subjetiva del Espíritu Santo y en la Sagrada Escritura, cuando debe realizarse en la Divina Revelación, como en la razón formal, en la Iglesia Católica dirigida por el Espíritu Santo, como medio que nos hace llegar a nosotros las cosas que debemos creer y la razón formal de creer.

Dios, cuyos caminos son la verdad, nunca habló en falso, ni es capaz de mentir según su poder absoluto, así como de hablar en falso tanto por El mismo como por sus ministros. La fe goza de esta certeza, de tal manera que nada falso puede estar debajo de ésta, sea por accidente o bien por parte del que cree. Piensa pésimamente quien cree que Dios puede hacer milagros de los que abusa la creatura en la confirmación de la falsa doctrina. La evidencia en el que afirma, al mismo tiempo con la evidencia de la veracidad Divina y el sentido en el


cual Dios habla, de ninguna manera están en contradicción con la fe teológica acerca de la misma verdad.

Sopesados rectamente los motivos de credibilidad, aparecen los misterios de nuestra fe evidentemente creibles. Para el acto interno de la fe se requiere una piadosa moción de la voiuntad de obligar al intelecto a creer esto que a uno mismo le es propuesto con obscuridad. El apóstol predica la necesidad de la fe teológica en A los Hebreos u: "Sin fe es imposible agradar a Dios" (18); hasta tal punto que su acto interno es para todos los adultos necesario simpticiter por necesidad de medio para alcanzar la salvación eterna, según esta ley ordinaria de Dios.

VI Con todo, cada uno debe creer implícitamente esta verdad, la cual también explícitamente te interesa interrogar; sin embargo, nos interesa responder. El precepto de profesar exteriormente la fe tiene fuerza entre los Seles, y es no sólo negativo, ya que no permite excepción alguna, sino también afirmativo, porque incluye a la misma, aunque no siempre. El hábito de la fe es la virtud, no moral ni intelectual, sino teológica. En los herejes no permanece la fe teológica; en los santos no persiste ni para su honor; para las almas del purgatorio sirve de consuelo; también existe en el hombre pecador; en los endemoniados y condenados no se encuentra. ACERCA DEL VENERABLE SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA I

El augustísimo y verdaderamente admirable sacramento de la eucaristía, distintos de los demás sacramentos de la Santa Iglesia, en relación al cual el enemistado rencor de los herejes les condujo a diversos errores, es creído por la fe católica, y es adorado con gran veneración y también como el más grande de los milagros realizados por El mismo. Esta garantía fue instituida por Cristo Señor en la última Cena antes de sufrir, en la cual existe, además del Cuerpo y la Sangre de Cristo, juntamente con su alma, su propia Divinidad física y realmente.

Consiste, empero, no en el solo uso o en la acción de tomar, ni en la acción consagradora, sino en las mismas especies sacramentales, en cuanto que contienen el Cuerpo y la Sangre de Cristo Señor. Específicamente uno, es numéricamente múltiple, según la Cariada multitud de las especies que deben ser consagradas en las diversas iglesias o altares. Su unidad específica ha de ser tomada ni de la unidad de la cosa contenida, es decir del Cuerpo de Cristo, ni de la unidad de su institución, sino de la unidad del fin al que se destina por la institución de Cristo; pero la-numérica (ha de ser tomada)desu orden a una sola sunción.

verdaderamente (es una acción) productiva del Cuerpo de Cristo, no absolutamente simpüciter, sino de tal modo. La substancia del pan no deja de ser por aniquilación cuando se convierte en el Cuerpo de Cristo. Por la fuerza de las palabras de la consagración el Cuerpo de Cristo está contenido bajo las especies del pan, y la Sangre bajo las especies del vino, pero no el alma que asigna un grado de vida. El alma racional y la Divinidad están por concomitancia; así como el Cuerpo bajo las especies del vino, y también la Sangre bajo las especies del pan.

El Cuerpo de Cristo está en este sacramento con su propia cantidad, todo en toda la hostia y todo en cualquier parte de ésta. Cristo en la Eucaristía no puede molerse localmente, a no ser por accidente, de acuerdo con el movimiento de las especies sacramentales. Los accidentes eucarísticos permanecen sin sujeto substancial. Solamente estas palabras: "Este es mi cuerpo", son esenciales para la consagración del pan, pero para la consagración del vino, no sólo (son esenciales) éstas: "Este es el Cáliz de mi Sangre", sino también las restantes, es decir, "del nuevo y eterno testamento, etc." que son pronunciadas por el sacerdote en latín.

VI De derecho divino es que este sacramento no se lleve a cabo a no ser en una y otra especie, y ni el Papa puede dispensar en este precepto. La Eucaristía produce extrínsecamente en el instante que acaba la masticación un ubérrimo efecto de la gracia que alimenta en aquel a quien su conciencia no acusa de pecado mortal. A quien toma las dos especies en una misma comunión, no se le confiere mayor gracia que al que las recibe solamente bajo una especie. La consagración de este sacramento es de tal manera exclusiva del sacerdote que no puede ser permitida de ninguna manera a otra persona. Estas proposiciones defenderá quien arriba, confiado en el auxilio divino, y en la Beata María Virgen, inmune de pecado original, de sus padres Joaquín y Ana, de los dos patriarcas Bruno y Domingo, de S. Agustín y del Angélico Tomás, de la madre Teresa de Jesús, de S. Felipe Neri, de S. Vicente Ferrer y de todos los santos. A éste asistirá el P. José Cots de la Compañía de Jesús, profesor de Sagrada Teología y Censor. Se defenderán estas proposiciones en la Universidad de Gandía. En el día del mes del año 1755. Uestm Reuerendis&ima Paternítas

MI

Ni en la realidad ni en la intención, a no ser implícita, esta santa prenda es simptíciíer necesaria para la salvación. La materia necesaria para este sacramento es el pan de trigo y el vino de la vid. A éste se le debe añadir una poquísima agua, al menos según el precepto eclesiástico, para su transubs tañe i ación en Sangre es necesario antes la conversión de aquél en vino. Sin embargo, para que este sacramento sea válido, la materia presente debe ser consagrada por el sacerdote. Toda la substancia del pan se convierte en el Cuerpo de Cristo, de modo que, según las palabras de la consagración, se hace la unión perfectamente.

IV La conversión eucarfstica no es una acción aductiva, circunscrita formalmente a la sola presencia local, sino

100

Jaime Sarrio, de la Compañía de Jesús, Canciller y Rector del Colegio y Universidad de Gandía. En Valencia: de la oficina de José Esteban Dolz, tipógrafo de la Santa Inquisición,

NOTAS (17).— Esta definición es de S. Pablo, A los hebreos XI 6. (18).— Cf. S. Pablo, A los hebreos XI1.

Juan Bautista ALBORS Y MIRALLES Traducción y notas de Feo, Jorge Pérez i Dura


Justificación culturalista Fue el amigo Lorenzo Rubio, el simpático locutor de Radio Alcoy, quien en una de sus visitas a mi casa en plan de hacerme hablar para su sección radiofónica de "La entrevista del día", me espetó sencillamente: ¿Es que usted, don Jorge, le tiene... manía al idioma castellano, que siempre, siempre, sus colaboraciones en la Revista de Fiestas de San Jorge son en idioma catalán? Aquella pregunta me pareció tan sincera en su espontaneidad, que se la agradecí mucho y se la contesté entonces en estos o parecidos términos: Usted, amigo Rubio, es de Murcia y le enseñaron en la escuela primara en la lengua de su hogar. Tuvo una formación lógica y sensata en los primeros años de su vida escolar. No olvide que yo soy educador de profesión y ya en los lejanos años de mis estudios del Magisterio en la Normal Alicantina aprendí de los textos de Pestalozzi, de Rousseau, Claparéd, Decroly, la Montessori, que la lengua materna era y es el instrumento único para la formación del espíritu infantil en su educación escolar. Usted fue beneficiario de esa cosa tan lógica y humana que todos los educadores del mundo propugnan y que a nosotros, los niños de las tierras valencianas de Alicante, se nos negaba. Usted es hijo de una de las 34 provincias españolas del área de la lengua castellana. Sin embargo, para nosotros, los de una de las 16 provincias restantes, se ha estado cometiendo el absurdo de transgredir esta ley pedagógica elemental enseñándonos en lengua distinta a la propia del hogar desde el remoto Decreto de Nueva Planta que en 1707 tuvo a bien imponer Felipe V, vencedor en la Guerra de Sucesión. ¿No es hora ya de que se enmiende el

Foto: J. Crespo Colomer

entuerto y a los niños del área catalana, a los vascos y a los gallegos, se les de ya el privilegio de que gozan desde siempre todos los demás? Me preguntó usted luego por las relaciones con el exterior. La respuesta está clara y contundente. El idioma español por antonomasia es el castellano. Es el mayoritario y el que con todo afecto estudiarán los niños españoles como oficial para todo el Estado Español. Pero lo estudiarán racionalmente, como se estudia el francés o el inglés, con vocabularios junto a las leyes gramaticales. Y lo dominarán, como sucede ya actualmente, con más corrección que muchos de los castellano-hablantes. Lo que no se quiere es que la imposición a ultranza del castellano ahogue y aniquile la vida dé las otras tres lenguas españolas que no han cometido más delito que el ser minoritarias. Lo que se debe hacer por los españoles es viajar y conocer las tierras de España. Y cuando se viva, aunque sea por pocos días, el ámbito gallego, o el vasco, o el catalán-valenciano-balear, se dará cuenta de la tremenda injusticia que se ha hecho durante más de doscientas sesenta años en que se impuso, por decreto de vencedor

101


rencoroso y vengativo, el sistema actúa], proscribiendo los idiomas naturales y españolísimos de las tierras dominadas, de las "provincias" vencidas y humilladas. Ya sabe usted que yo soy también enemigo de los privilegios para determinadas regiones. Pero es que con la democracia e! sistema de autonomías que propugnamos se hace extensivo hacia todas las regiones de España, sin excluir a ninguna, aunque por su falta de preparación y cultura creyera que no lo necesita. ¡ Ya despertará de su letargo ante el ejemplo de sus hermanas progresivas! Amigo Rubio: Con toda la grandeza de Castilla y las glorias Je! idioma castellano estoy completamente de acuerdo con usted. Soy español y basta. Ya desde mis tiempos escolares leía, como le dije, las "Serranillas" del Marqués de Santillana, y luego las '"Églogas" de Garcilaso de ta Vega y el "Libro del Buen Amor" del Arcipreste de Hita. Pero también le diré que por aquellos mismos siglos aquí en nuestra tierra hubo unos hombres que también escribieron poesía como aquéllos; y nosotros, los valencianos de hoy, no los conocimos ni supimos sus nombres hasta hace relativamente pocos años; y de una manera extra-oficial y extra-escolar. Y esos hombres se llamaron Ansias March, Bernat Fenollar, Jordi de Sant Jordi, Jaume Roig, Rois de Corella y muchos otros. Los avatares de la Historia ahogaron el normal desenvolvimiento de nuestra lengua y en la empresa colonizadora de América se prohibió a los puertos de la Corona de Aragón el comercio con el Continente Colombino, siendo Sevilla el favorecido con el monopolio de la Casa de Contratación. Y así, andaluces y extremeños y castellanos fueron los héroes de aquella gesta fabulosa Más tarde fueron los vascos, cántabros y gallegos los que alia se llegaron; y al final, ya en tiempos de Carlos III, —el mejor rey de la Casa de Borbón,- se permitió el acceso a los catalanes, aragoneses y valencianos, cosa que aún permitió que un frailecito nuestro, franciscano mallorquín de Petra, fuese el colonizador de California y gran parte del centro norteamericano; ya supongo que habrá acertado el lector el nombre de Fray Junípero Serra, hoy en estatua en la rotonda de ta Fama del Capitolio llamado de los Padres de la Patria de Washington. Pero de aquello ninguno de nosotros tuvo la culpa. Ya lo he dicho antes: avatares de la historia. El que esto escribe, lector empedernido de toda la vida, aprendió de don Marcelino Menéndez y Pelayo, que un sacerdote catalán escribió dos libritos titulados "L'Atlántida" y "Canigó", que son las dos glorias mayores de la poesía épica española del siglo XIX. Y cuando fui por Barcelona los compré y me di cuenta de que mi idioma también contribuía a la verdadera grandeza de España. Y por el bueno de don Miguel de Cervantes aprendí que un escritor de mí tierra que se llamaba Joan Martorell escribió la mejor novela de caballerías de todos los

102

tiempos: el "Tirant lo Blanc". Y también la adquirí cuando tuve ocasión. Y estaba escrita en mi lengua y yo no la conocía. Y para leerla con fruto tuve que cómprame un diccionario y restaurar en mi espíritu el idioma de mi patria que, como decía Unamuno, es el alma de la raza. Ese abandono es el que ahora tratamos de corregir. Y a usted le diría yo, amigo Lorenzo Rubio: ¿verdad que le robarían a usted lo mejor del alma de la patria murciana si le secuestrasen los nombres de Ginés Pérez de Hita, el gran historiador de las Guerras de Granada, de don Diego de Saavedra Fajardo, del gran escultor y mejor imaginero Salzillo y hasta de don Juan de La Cierva, el inventor del autogiro? Abramos el espíritu, que ancha es Castilla, como nos enseñó nuestro señor don Quijote. No creamos que España es sólo la pequeña que se ve por el agujerito del monolingüismo castellano con un monopolio exclusivista y autoritario. Hubo un hombre que se llamó Joan Maragall que la cantó con una Oda de la forma más entrañable que imaginarse pueda: "Escolta, Espanya, la veu d'un ful que et parla en llengua no castellana; en aquesta pocs t'han parlat, en l'altra, massa". El "Cant Espiritual" de Maragall llega a unas alturas de emoción y ternura que sólo alcanzan los lirismos trascendentales de Vicente Medina, el poeta murciano de la "Cansera" y de la "Escuela vacía". Y todo esto, ¿no es España? Además, los valencianos tenemos en la primera estrofa de nuestro himno regional el mejor de los salvoconductos habidos y por haber: "Per a ofrenar noves glories a Espanya tots a una veu, germans, vingau; que en el taller i en el camp remo regen can fies d'amor, himnes de pau". Y se lo dejo así, en catalán, que es nuestro idioma, porque con un poco de buena voluntad y de amor a Alcoy y a España no le será difícil de entender. JORGE VALOR


Flecos del VII Centenario La celebración del VII Centenario del patronazgo de San Jorge en nuestra ciudad, y atendiendo al aspecto cultural, produjo en aquellos días, a lo largo de todo un año, una serie de acontecimientos de primera magnitud que es preciso valorar en todos sus términos. Conferencias, exposiciones plásticas, conciertos y recitales, manifestaciones deportivas de exhibición y competición, aparición de un buen e importante número de publicaciones, etc. En su momento se recogerá en la crónica adecuada todo este caudal de hechos históricos que le dieron a nuestro Centenario una nueva dimensión, que ya tenía su antecedente en 1876, con los Juegos Florales, el estreno de Vilaplana Sempere tantas veces evocado, y toda una serie de acontecimientos menores. Pero hoy, como botón de muestra, y por la incidencia cultural e intelectual que el fenómeno reviste, queremos adelantar un aspecto, el bibliográfico, con todas las características que le acompañan. En torno al VII Centenario, en ese año "jubilar georgino", en Alcoy aparecieron bastantes, muchos libros de autores alcoyanos y, de alguna manera, de temática aleo y ana, festera y georgina. De ellos queremos dar noticia sucinta en estas páginas. Es nuestro deseo que quede constancia de quienes los concibieron y crearon, de los títulos que a cada uno de ellos corresponde, del esfuerzo realizado por las entidades que los lanzaron a la luz, o por los particulares que pecharon con cada presupuesto. Si de un tiempo a esta parte se ha publicado en Alcoy quizá más que en los últimos trescientos años, si de 1950 a nuestros días la bibliografía alcoyana se ha enriquecido con positivas obras de variada índole narrativa, poesía, investigación histórica, biografías diversas de alcoyanos ilustres, aspectos sociales, etc., en el año 1976, de enero a diciembre, las publicaciones alcoyanas han tenido un sello especialísimo que, por lo que nos atañe, es menester reseñar aquí. Estos han sido los libros que de alguna manera se han sumado a la celebración gozosa de nuestros setecientos años de devoción "santjordiana". Relacionamos por orden de aparición y posterior puesta en circulación y venta —en algunos casos expresos después de una presentación literaria pública- los libros surgidos en nuestra ciudad desde octubre de 1975 a octubre del 76, fechas comprendidas para la celebración, de todos los actos conmemorativos del Vil Centenario, si bien, en algún caso especial, prolongamos las fechas hasta el 31 de diciembre de 1976, por entender que, al extinguirse el año se iba con él el recuerdo de las conmemoraciones extraordinarias. Citamos autor, imprenta, editorial o entidad que publicó el libro, su título, el número de páginas y, en algún caso, se hace referencia a la dedicatoria que el autor hace expresa, la intención, o, en todo caso, el

ALELUYAS DEL

SEXTO CENTENARIO

LiBRERIA LLORENS ALOOY. 1976

"Laus Deo", anotaciones éstas en las que de una manera evidente se señala que el libro aparece en el VII Centenario. Para una mejor distribución de las publicaciones, no por materias, sino atendiendo a que se publiquen en 1975, sin explicitar con "ocasión del VII Centenario", o bien en 1976 señalando esta circunstancia, relacionamos las obras en tres apartados. Al final, y en letra menuda, a manera de notas a pie de página, recogemos, igualmente, algunas de las críticas o recensiones de cada obra, o, en todo caso, la noticia aparecida en la prensa anunciando la puesta en circulación de los libros. A. LOS LIBROS I- LIBROS APARECIDOS A PARTIR DEL MES DE OCTUBRE DE 1975, SIN REFERENCIA ALGUNA AL VH CENTENARIO CUENCA MORA, José.- Digú y yo- Alcoy, Imp. Hispania-Alcoyana, S.L., 137 pp. REVERT CORTES, Antonio.- Agustín Albors, entre la libertad y el orden. Alcoy, Publicaciones del Monte de Piedad y Caja de Ahorros, 104 pp. BOTELLA, José Vicente.- Un Naufragio. Alcoy, Publicaciones del Monte de Piedad y Caja de Ahorros, 110 pp. MIRO GARCÍA, Adrián.- Al maigen de..., Alcoy, Publicaciones del Monte de Piedad y Caja de Ahorros, 172 pp. VALLS JORDA, Joan.- Cent serafíns. Alcoy, Publicaciones del Monte de Piedad y Caja de Ahorros, 149 pp. U.- LIBROS APARECIDOS EN 1976, EN LOS QUE SE SEÑALA, DE ALGUNA MANERA, LA CIRCUNSTANCIA DEL VII CENTENARIO SOL BES PAYA, Luis.- Llibret de les Filaes. Alcoy.

103


Editado por el Monte de Piedad y Caja de Ahorros, sin paginar. "Este libro se acabó de imprimir el día 31 de Enero de 1976, festividad del Niño Jesús del Milagro, en los talleres de Artes Gráficas Aitana, S.A., siendo una edición del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Alcoy. Año «n que se conmemora el VII Centenario del Patronazgo de San Jorge, LAUS DEO". SANTACREU SIRVEN!, Armando, y BITO LINARES, Camilo.- 6 Sainéis alcoians i festers. Alcoy, Edición patrocinada por Francisco Jover. Gráficas "Ciudad", S.A., 197 pp. ESPI VALDES, Adrián.- Alicante en la Filatelia. Alicante, Cooperativa Industrial Obrera Gutenberg, sin numerar las páginas. "Este trabajo se publica en 1976, en ocasión de la puesta en circulación de un efecto postal dedicado al Vil Centenario del patronazgo de San Jorge en Alcoy". ESPI VALDES, Adrián.- Así fue el "Sexto Centenar" de la aparición de San Jorge en Alcoy. 1876. Valencia, Semana Gráfica, S.A., 72 pp. SEMINARIO DE ESTUDIOS ALCOY ANOS.- Coral de Fiesta {Cinco "Saetas de Oro"). Alcoy, Imp. "La Victoria", 49 pp. Las Saetas de Oro, máximo galardón poético establecido por el Ayuntamiento en los ya desaparecidos —lamentablemente- "Premios San Jorge", son las siguientes: Joan Valls, "El nimbo y la llama. (Suite lírica a Alcoy y San Jorge)", 1962; Antonio Revert, "La tierra y la ofrenda. (Oda a Aicoy)", 1963; Joan Valls, "Primavera del prodigio", 1964; Carmen García Bellver, "Canto en dimensión plural. A la ciudad, a la Fiesta, a San Jorge", 1965; Francisco Bemácer, "El hontanar y la grandeza", cios, sin numerar las páginas. ESPI VALDES, Adrián.- El arte en las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy. Alcoy, Ediciones de la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, 265 pp. "A Jorge, mi hijo, Rodella del Capitán Cristiano en la Fiesta de Moros y Cristianos de 1976, año del VII Centenario del Patronazgo de San Jorge". COLOMA PAYA, Rafael.- La Reconquista en tierras de Alicante. Alcoy, Ediciones de la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, 86 pp. CORTES MIRALLES, José.- Crecimiento urbano de Alcoy en el siglo XK. Edición patrocinada por el Excmo. Ayuntamiento de Alcoy. Valencia, Artes Gráficas Soler, S.A., 260pp. "Este libro se acabó de imprimir en los talleres tipográficos Artes Gráficas Soler, S,A., de Valencia, el día 16 de junio de 1976, víspera de la festividad del Corpus Christi y en el año del Vil Centenario del Patronazgo de San Jorge. Laus Deo". SANTACREU SIRVEN!, Armando.- Veteranos de la Fiesta, Alcoy, Gráficas "Ciudad", S.A., 209 pp. CANTO VILAPLANA, Gonzalo.- Alcoy en el alma (Antología). Alcoy, Imp. "La Victoria", 159 pp. "Esta edición, preparada por los componentes de la "Peña El !orrero", de Alcoy, sale a la luz en 1976, el año en que la ciudad celebra el VII Centenario del patronazgo de San Jorge. Quieren los "torrcristas" —como ya hicieron la tarde del 27 de mayo del propio año, en la "Entrada de Cristianos"— sumarse a las conmemoraciones festivas y culturales de este año singular". "El presente libro que hemos titulado "Alooy en el alma", y que recoge poemas e improvisaciones de Gonzalo Cantó Vilaplana, se acaba de imprimir en la Imprenta "La Victoria", de Alcoy, el día 3 de diciembre de 1976, festividad alcoyana de San Mauro, mártir romano, y patrono de la ciudad, jornada en la que Alcoy

104

recibe la visita de SS.MM. los Reyes de España don Juan Carlos I y doña Sofía, dentro del año conmemorativo del VII Centenario del patronazgo de San Jorge. LAUS DEO". JD.- LIBROS APARECIDOS EN 1976, SIN REFERENCIA EXPRESA AL VII CENTENARIO SANCHIS LLORENS, Rogelio.- Alcoy, tu pueblo. Alcoy, Ediciones del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Alcoy. Valencia, Artes Gráficas Cosmos, 1976. (Sin paginar), CARBONELL, Vicente.- Célebre Centuria. Edición facsdmñar, con estudio preliminar y notas, de Rafael Coloma Paya. Alicante, Ediciones de la Caja de Ahorros Provincial, 373 pp. MENGUAL, Rafael.- A medio son. Alcoy, Imp. "La Victoria", 78 pp, MOYA BERNABEU, Rafael.- "La Mistera" de Alcoy. (Del bombardeo, a Palacio). Alcoy, Imp. Vilaplana, 68 pp. MIRA LLORENS, Francisco.- Tierras y celajes. Alcoy, Imp. "La Victoria", 129 pp. REVERT CORTES, Antonio.- Anselmo Aracil Jordá, un industrial textil. Alcoy, Imp. "La Victoria", 80 pp. IV-POR SU ESPECIAL INCIDENCIA EN NUESTRA FIESTA DE MOROS Y CRISTIANOS CITAMOS TAMBIÉN, COMO APARECIDO EN 1976, AUNQUE FUERA DE ALCOY: FABREGAS, Xavier, y BARCELO, Pau.- Cavallers, dracs i dimonis. Itinerari a través de les festes populáis. Barcelona, Publicaciones de la Abadía de Montserrat. La Fiesta de Alcoy en las página 79-106. B. LAS PRESENTACIONES PUBLICAS

La aparición de un libro en el mercado de la cultura siempre va revestido de cierta expectación. Significa un hito más en la investigación, el análisis, la historia y la creatividad. Este año, la publicación de obras de autores alcoyanos, con temas eminentemente alcoyanistas y "festers", ha significado una "novedad" aplaudida por todos. En algunos casos, según circunstancias, la aparición de cada obra ha sido glosada por los escritores y personalidades diferentes, a lo largo de una presentación pública. Se citan aquí la "puesta de largo" de algunos


títulos, con el nombre de quienes intervinieron en cada 'acto: I- 1975, SW REFERENCIA AL VII CENTENARIO REVBRT.- "Agustín Albors, entre la libertad y el orden", se presenta en diciembre del 75, y lo hace José Vicente Botella. BOTELLA.— "Un Naufragio", se presenta en diciembre del 75, y lo hace Antonio Revert Cortés. MIRO.- "Al margen de...", se presenta en enero del 76, y lo hace Francisco Bernácer Valor. VALLS.- "Cent serafins", se presenta en enero del 76, y lo hace Floreal Moltó Soler. II. 1976, REFERENCIANDOSE AL VII CENTENARIO SANTACREU-BITO.- "6 Sainéis alcoians i festers", se presenta en abril del 76, y lo hace Floreal Moltó Soler. ANÓNIMO.- "Aleluyas del Sexto Centenario", se presenta en abril del 76, y lo hace Antonio Revert Cortés. SEMINARIO ESTUDIOS ALCOYANOS.- "Coral de Fiesta", se presenta en mayo del 76, y lo hace Enrique Luis Sanus Abad. ESPL- "El arte en la fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy", se presenta en julio del 76, y lo hace el Dr. Vicente Ramos Pérez. COLOMA.- "La Reconquista en tierras de Alicante", se presenta en septiembre del 76, y lo hace Enrique Botella Oltra. SANTACREU.- "Veteranos de la Fiesta", se presenta en noviembre del 76, y lo hace Vicente Boronat Vercet. CANTO (+).- "Alcoy en el alma", se presenta en febrero del 77, y lo hace Rafael Coloma Paya. III- 1976, SIN REFERENCIA AL CENTENARIO SANCHIS.- "Alcoy, tu pueblo", se presenta en febrero del 76, y lo hace Francisco de P. Mombíanch Gonzálbez. C, LAS NOTICIAS Y RESEÑAS CRITICAS I - 1975, SIN REFERENCIA AL VII CENTENARIO NOTICIA.- "Nuevo libro de Cuenca Mora". Alcoy, "Ciudad, 21 de febrero de 1976. BITO.- "Libros, Digú y yo, poemas de José Cuenca Mora", Alcoy, "Ciudad", 24 de febrero de 1976. MENGUAL, R.- "Libros. Joan Valls, o el rico filón del buen humor día tras día". Alcoy, "Ciudad", 9 de marzo de 1976. II- 1976, CON REFERENCIA EXPRESA DEL VII CENTENARIO ALBA, E.N.- "La presentación del libro de saínetes de Santacreu y Bito...", Alcoy, "Ciudad", 15 de abril de 1976. N. de L.- /Vicente Martínez Morellá/.- "Bibliografía Alicantina. Alicante en la Filatelia". Murcia, "La Verdad", 25 de mayo de 1976. CÓRENTE, Luis María.- "Adrián Espí Valdés. Alicante en Filatelia. 1976". Madrid, "Revista de Filatelia", núm. 100, septiembre de 1976,p.441. NOTICIA.- "Nuevos libros. Coral de Fiesta". Alcoy, "Ciudad", 20 de mayo de 1976. MOLTÓ SOLER, F.- "La Librería Lloréns cumple

un siglo de existencia..." (Se refiere al reportaje a la edición, por tal motivo, del libro Aleluyas del Sexto Centenario". Alcoy, "Ciudad, 4 de mayo de 1976. S/F.- "Nueva obra de Adrián Espí. El arte en las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy". Alcoy, "Ciudad", l O d e j u l i o d e 1976. S/F. - "El arte en las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy, nuevo libro de Espí Valdés", Alicante, "Información", 16 de julio de 1976. S/F.- "El arte en nuestras fiestas, una obra que ya era necesaria...". Alcoy, Boletín CIT, septiembre de 1976. R/afael/ P/rats/ R/ibelles/.- "El arte en las fiestas alcoyanas". Valencia, "Valencia atracción", octubre de 1976. CASADO, E y LÓPEZ YEPES, A.- "Espi Valdés. El arte en las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy", Madrid, "Ahorro", núm. 92, noviembre de 1976. ESPI VALDÉS, Adrián.- "Jaime I, rey de Valencia, por tierras d e Alicante". Valencia, "Valencia Atracción", noviembre de 1976, pp. 8-9. CASADO, F. y LÓPEZ YEPES, A.- "Coloma Paya. La Reconquista en tierras de Alicante". Madrid, "Ahorro", núm. 94, enero de 1977. GARCÍA PAYA, Roberto.- "El libro de D. José Cortés, El crecimiento urbano de Alcoy en el siglo XIX". Alcoy, "Ciudad", 9 de noviembre de 1976. SANCHIS LLORÉNS, Rogelio.- "Libros. Otra joya bibliográfica alcoyana" (Se refiere a "El Crecimiento...", de José Cortés Miralles). Alcoy, "Ciudad", 29 de enero de 1977. S/F.— "Presentación del libro de Armando Santacreu, Veteranos déla fiesta". Alcoy, "Ciudad", 11 de noviembre de 1976. NOTICIA.- "De Gonzalo Cantó, Alcoy en el alma, selección de poemas". Alcoy, "Ciudad", 25 de enero de 1977. NOTICIA.- "Alcoy en el alma, libro de Gonzalo Cantó, será presentado hoy en la Peña Torrero". Alcoy, "Ciudad", 1 de febrero de 1977. NOTICIA.- "Un libro de Gonzalo Cantó". Alicante, "Información", 1 de febrero de 1977. III- 1976, SIN REFERENCIA AL CENTENARIO MOLTÓ SOLER, F.- "Publicaciones. Dos libros más de autores alcoyanos" (Se refiere a Alcoy, tu pueblo, de R. Sanchis, y Digú y yo, de Cuenca Mora), Alcoy, "Ciudad", 24 de febrero de 1976. CASADO, F. y LÓPEZ YEPES, A.- "Alcoy, tu pueblo", de Rogelio Sanchis". Madrid, "Ahorro", núm. 94, enero de 1977. ALEJOS MORAN, Asunción,- "Libros. Vicente Carbonell, Célebre Centuria". Valencia, "Archivo de Arte Valenciano", 1975, p. 118. BITO, Camilo.- "Libros. Rafael Mengual, al desgaire en A medio son". Alcoy, "Ciudad", 15 de mayo de 1976. N. de L.— "Bibliografía Alicantina. La Mistara de Alcoy". Murcia, "La Verdad", 25 de mayo de 1976. BITO.- "Libros. Tierras y Celajes, de Francisco Mira Lloréns". Alcoy, "Ciudad", 21 de octubre de 1976. B. LINARES, Camilo.- "Anselmo Aracil Jordá, un industrial textil, por Antonio Revert Cortés". Alcoy, "Ciudad", 9 de noviembre de 1976. IV.- REFERIDO, EN PARTE, A NUESTRA FIESTA ESPÍ VALDÉS, Adrián.- "Lecturas veraniegas. Cavallers, dracs i dimonis... Alcoy, "Ciudad", 24 de agosto de 1976. A.E.V.

105


MISCELÁNEA

EPLópezDols-77'para el Casal de Sant Jordi a

por Antonio G. Pomata

NOTICIARIO: Homenaje a Roque Monllor Boronat El Casal de Sant Jordi y el Día de la Provincia. San Jorge, titular de empresas alcoyanas. Las embajadas de Crevillente. San Jorge en el Colegio Salesiano. Jorge Silvestre, "Peladilla d'Or«, 1977 Bodas de Platino de los Marrakesch. Moros y Cristianos en Fontilles. Del meu Alcoi. Dichos, refranes y sentencias por Ernesto Valor Calatayud


«VÉJENSE, A LA ASOCIACIÓN SAN JORGE DE ALCOY

MARMOL, ÁGATA Y PORCELANA, EN "LA VICTORIA EN ARAS DE LA FAMA" • La "Blanca de sal y Morena de soles" pensó en el Serpis • El "Casal de Sant Jordi", vértice cultural en el ancho mundo festero de "moros y cristianos" Torrevieja rebuscó en la provincia y se decidió por Alcoy. De ahí que a la prestigiosa ciudad del Serpis fuere a parar el primer trofeo o premio del Patronato Benéfico-Cultural "José María López Dols". Se hizo acreedor a él —por su labor cultural en la ancha geografía festera de "moros y cristianos"-- la no menos prestigiosa Asociación de San Jorge. El "hecho reúne en sus entretelas más importancia de la que evidencia, pues Torrevieja, al sur y en áreas de habla castellana —hoy en la nebulosa de tendencias regionalistas que tratan de desmembrar la integridad alican-

tina—, provincializa de corazón, ve y pulsa en una labor de amistad y acercamiento que siempre caracterizó al pueblo torrevejense. Si los torrevejenses ausentes hacen patria por el ancho mundo, los que alegran la "blanca de sal" no quedan rezagados. Va en la sangre. Por vez primera se instituyó en este año 1977 el trofeo de carácter provincial. Y lo ganó la Asociación de San Jorge, arraigada institución popular que desde su sede en el Casal de Sant Jordi irradia calor y amistad al más amplio censo festero de España. Hace fiesta y hace cultura; hace hermandad entre los pueblos. Y es un consenso que se apoya en la política de la fraternidad al aire de la pólvora, el color y la música. Aún no se ha medido la fuerza de una "entraeta" al ritmo de marcha festera. Con la modestia del "López Dols" o premio PBC, creado en 1976, la modestia del creador del Patronato, un torrevejense hecho para el mundo —en el que vivió azarosos años de su vida— y para este entrañable pueblo alicantino del litoral Sur. El lo cedió todo a la cultura; él donó sus bienes al pueblo de sus entrañas. Y éj posibilitó un medio más de expansión torrevejense. El artista Antonio Mirete creó "la victoria en aras de la fama", y éste es el precioso trofeo de mármol, ágata y porcelana que ha ido a parar a las vitrinas de la Asociación de San Jorge, premio que en el emporio de la sal recibió el 5 de noviembre don Enrique Luis Sanus, presidente de la entidad festera, de manos del alcalde de Torrevieja, que ostenta la presidencia del Patronato "José María López Dols". Y estuvo el alcalde alcoyano. Y estuvo el presidente de la Diputación, como tal y como alcoyano. Y aquí, al aire de las habaneras, se estrecharon vínculos de amistad. Con ellos, la meritoria Unión Musical Torrevejense, que con su medio siglo de buen hacer en los marcos de la cultura y el arte se hizo acreedor al premio o trofeo local. Casi un centenar de alcoyanos estuvieron en Torrevieja compartiendo la cena conmemorativa. Una velada en el restaurante Camping Torre del Moro para la historia del "López

La gran labor cultural del Casal de Sant Jordi y la Asociación hizo que el premio "López Dols 77", de Torrevieja, fuera a parar a este prestigioso centro alcoyano. Dols", como para Torrevieja y la representación alcoyana. Con el trofeo de Mirete también se fue al Casal de Sant Jordi, un precioso barco de sal —producto estimadísimo de la artesanía salinera— y una pintura de Vicente Solano, exclusivamente realizada para la Asociación de San Jorge. Esta, veterana y pionera, tiene más de diez mil asociados. El "Muchas gracias, provincia maravillosa", de Jorge Silvestre, sonó a gloria. Y es que el que a los alicantinos nos conozcan más y mejor es algo que se impone cada día más. Los comisionados del Patronato vinieron maravillados de Alcoy cuando allá fueron a comunicar la buena nueva. Y los alcoyanos, al conocer a sus amigos del sur, a su lar retornaron enriquecidos en amistad. El nombre de Tomás Martínez —torrevejense él y del Patronato— se une meritoriamente al PBC-77 y esta jornada fraternal. Allí estaba José María López Dols, periodista, literato, archivo viviente y amigo de todos. Y no tenía palabras. Y no pronun-

107


NOTICIARIO Homenaje a Roque Monllor Boronat, asesor artístico de la Asociación de San Jorge durante casi treinta años

En el Casal de Sant Jordit de Alcoy, todo un museo de la fiesta de "moros y cristianos" que aquí nació, expandiéndose por la ancha geografía levantina.

Dentro de los actos programados en ocasión de la Semana del "Mig Any", en octubre del 77, ha habido uno especialmente significativo, íntimo y de gran emotividad festera. Ha sido el homenaje que la gran familia festera alcoyana, con la Directiva de la Asociación de San Jorge y la Asamblea General al frente, ha rendido a Roque Monilor Boronat, Marrakesch de Honor, capitán moro al frente de esta fila en 1969, y Asesor Artístico de la Asociación de San Jorge desde 1947, durante casi treinta años. Roque Monllor dejó en el mes de

En el transcurso de la cenahomenaje, celebrada la noche del 13 de octubre, presidida como estuvo por el presidente efectivo y el presidente de honor de la Asociación georgina, se le entregó un diploma con los escudos de las veintisiete fuaes, y por el bando moro y el bando cristiano le fueron donados una cimitarra y una tizona, como recuerdo del entrañamiento habido entre Roque Monllor, fester de pro, más tarde nombrado "Mayoral de Honor", y de todas y cada una de las fuaes y de todos y cada uno de los "individuos" que las componen.

El Casal de Sant Jordi, sede de las sesiones científicas del III Día de la Provincia La tarde del 11 de diciembre de 1977 nuestro Casa! de Sant Jordi, y especialmente el salón

1

ció siquiera una en el acto de entrega de los premios que llevan su nombre y que se instituyen gracias a ese legado por él hecho al Patronato BenéficoCultural. Más de tres mil libros, valiosas colecciones pictóricas, un inmueble que se dedicará a Centro Cultural y una finca de 200 tahúllas de huerta en producción son algunas de "las cosas" de su legado. Con todo ello, una obsesión: hacer cultura y dar prestigio a Torrevieja y la provincia. La verdad es que acciones de este tipo enaltecen y que la proyección de hermanamiento de unos pueblos a otros constituye un quehacer de indiscutible magnitud. Por Alcoy, y por Torrevieja, un brindis de sincero reconocimiento. Antonio G. POMATA

108

mayo de 1977 de ser directivo de la Asociación de San Jorge, y dejó el cargo a petición propia, después de rendir una gigantesca labor como asesor y sobre todo como director de las obras efectuadas en la antigua Casa Merita —hoy Casal de Sant Jordi—, en la ampliación del Museo y sede de la Asociación, con la obra efectuada en la casona colindante, y en la reestructuración y embellecimiento de la iglesia de nuestro santo patrono.

de sesiones de¡ mismo, fue sede de los trabajos científicos, históricos y literarios, que configuraban la lll ¡ornada del Día de la Provincia, organizado y patrocinado por la Excma. Diputación Provincia! y el Instituto de Estudios Alicantinos. Tras la visita obligada a las dependencias museísticas, los numerosos asistentes —miembros del ÍEAf diputados pro^/nc/a/es, alcaldes de la Montaña, autori-


Recordamos, de antiguo la Tienda San Jorge, ahí está el puente San Jorge, la librería-papelería San Jorge, la extinguida marca de chocolates "San Jorge", la Cova Sant Jordi, incluso, y por citar otro ejemplo, la Funeraria San Jorge. Pues bien, en estos últimos meses en Alcoy ha sido inaugurada una sala de exposiciones plásticas bautizada con el pomposo título de "San Jorge Galería", sita en la calle Cid, 63. La apertura de la sala —a cuyo acto asistió el presidente de la Asociación señor Sanus Abad— tuvo lugar la noche del 6 de octubre, con una muestra personal del arte pictórico de la artista alcoyana Mila Gómez Vitoria.

dades alicantinas y autoridades locales— asistieron al desarrollo de las comunicaciones y ponencias, presentadas por los doctores Martínez Morellá, Ramos Pérez, Espí Valdés, Rivera Pérez y profesores Gísbert Agüitó, Martínez Ros, Blanquer Ponsoda, Sanchis Lloréns y poeta Valls jarda. Al final, y antes de la clausura, efectuada por el limo. Sr. Presidente de ¡a Corporación Provincial, D, Jorge Silvestre Andrés, después del breve parlamento de! alcalde de A ¡coy D. Alberto E. García Rodríguez, fue presentado el programa audio-visual "A/coy", montado exprofesamente para esta celebración por el Archivo Fotográfico de la Diputación alicantina, programa que constituyó una auténtica novedad de inusitado interés.

San Jorge como titular de algunas empresas privadas alcoyanas El hecho de que el nombre de nuestro patrono figure como titular o cabecera de algunas empresas y firmas alcoyanas —se dediquen estas a la actividad que sea— es una circunstancia que a los alcoyanos, y a esta Asociación la llena de orgullo. Es, al fin y al cabo, una forma de difundir el nombre del patrono, de acogerse a su patrocinio en las mil y una actividades del quehacer humano, y alcoyano en este caso concreto.

El 19 de diciembre último quedó abierto al público el nuevo establecimiento dedicado a ferretería y bricolaje "Sant Jordi", ubicado en ia calle Alfonso El Magnánimo —en el nomenclátor antiguo intitulada Marcial—, una nueva entidad comercial que ha tomado el nombre de nuestro patrono como santo y seña de su actividad comercial y su dedicación profesional, lo cual, como alcoyanos, celebramos de veras.

Las embajadas de Crevillente, texto de Salvador Doménech Lloréns Doscientos cincuenta versos alejandrinos constituyen el texto de las embajadas que se declaman en Crevilíente desde 1976. Su autor es el antiguo cronista

de la Asociación de San Jorge, y destacado fester Salvador Doménech Lloréns, miembro directivo de la UNDEF, domiciliado de algunos años ya en la villa alfombrera, introductor, además, de la fiesta de Moros y Cristianos en aquella tierra, y estudioso de la problemática festera en general.

Un altar dedicado a San Jorge en la Iglesia Salesiana de María Auxiliadora Cincuenta años -Bodas de Oro recién cumplidas- son los que registra la presencia de la comunidad Salesiana en nuestra ciudad. Su dedicación por la niñez y la juventud alcoyana es un hecho palpable, evidente a todas luces a lo largo de este medio siglo. Y su labor alcoyanista y festera en particular también salta a flor de piel. En los Salesianos está ubicada ahora -como lo estuvo a comienzos del actual siglo— una fila cristiana, la de los Alcodianos. En su santuario -en el ábside más concretamente- existe desde hace muchos años una vidriera de grandes proporciones con la imagen del Sant Jordi Xicotet, y desde el 17 de noviembre último, EÜ:; J_. ^ adalid tiene un altar especialmente


dedicado a él como patrono de Alcoy y guía de los festeros. El proyecto y la obra es del joven perito aparejador alcoyano Juan Bosco Manuel Montava, hijo del ex-primer tro de la fila Verdes Pepe Montava, trabajo de moderna factura y diseño y expresiva fuerza plástica. La bendición, con la asistencia de la Asamblea General de la Asociación de San Jorge y el presidente de la Diputación Provincial de Alicante, festers, antiguos alumnos salesianos, consiliarios y diferentes sacerdotes de la comunidad, celebrada con toda solemnidad y gran afecto y sentimiento, fue seguida de un típico ensayo de fila, en los locales de los Alcodianos.

Jorge Silvestre Andrés, "Peladilla D'or" 1977 del periódico "Ciudad"

En el transcurso de una velada celebrada, como ya es costumbre, la noche del 28 de diciembre último, le fue entregada a José Blanquer García, destacado fester, Primer Tro que fue durante varios años de la fila Magenta, la "Peladilla d'Or" otorgada por los redactores y colaboradores del periódico "Ciudad" en 1975, en merecimiento a su labor realizada en pro de la infancia subnormal en nuestra ciudad. Esa misma noche, y tras las deliberaciones y votaciones consiguientes, fue declarado "Peladilla d'Or" 1977

110

nuestro Presidente de Honor, Jorge Silvestre Andrés, vicepresidente y después presidente de la Asociación de San Jorge, premiándosele así, de manera tan popular y democrática a la vez, su ingente labor al frente de la Excma. Diputación Provincial de Alicante, de la que fue vicepresidente primero y después, hasta hoy mismo, presidente. La entrega de la alcoyanísima recompensa tendrá lugar en diciembre de 1979, dado el carácter bienal que tiene la concesión delpremio.

Concurso artístico y literario de la "Fila" AAarrakesch, en sus Bodas de Diamante La fila Marrakesch cumplió recientemente setenta y cinco años de existencia, desde que fuera fundada en aquel mayo de 1902. Para celebrar estas bodas diamantinas la fuá prefirió, antes que cualquier otro acto espectacular, convocar un concurso artístico y literario entre los escolares alcoyanos y los escritores y poetas de nuestra ciudad. Publicadas en su día las bases, recibidos en la sede de la fila los trabajos optantes a los premios, fue fallado el concurso, y fueron proclamados los ganadores. El premio al mejor poema o conjunto de poemas que exaltara la vida de los Marrakesch recayó en Joan Valls Jordá, colaborador de nuestra revista. El premio de investigación histórica se adjudicó a Adrián Espí Vafdés, cronista de la Asociación de San Jorge y presidente de la comisión de esta Revista. El premio a los escolares que presentaron sus narraciones y pinturas, fue para el Colegio Mixto de "Batoy". En el transcurso de una velada que tuvo lugar en el Hotel Reconquista de Aícoy el día 11 de octubre, presidido el acto por el presidente de la Asociación de San Jorge y el secretario de la entidad, así como por el Primer Tro de la fila

organizadora y patrocinadora, y su junta directiva, fueron entregados los diplomas a que se hicieran acreedores los galardonados, resultando la fiesta un auténtico acontecimiento festero y literario digno de los más cálidos aplausos.

Nuestros Moros y Cristianos en fontales Un año más, como hace más de veinticinco seguidos, tos Moros y Cristianos de Alcoy se desplazaron el domingo 6 de noviembre a ¡a leprosería de Fontilles, para convivir con los amigos allí recogidos, en ese acto fraterno y amigable en que los alcoyanos ¡levan sus esencias, aquello que más quieren y más desean, al valle del dolor. Capitanes, alféreces, el niño Sant Jordiet, muchos festers y casi la totalidad de las fuaes, docenas y docenas de autobuses y turismos, bandas de músicas, escuadras de negros, estuvieron en Fontilles, sembrando alegría, música y color, cariño y comprensión en aquel entrañable lugar, tan vinculado a Alcoy por lazos de amistad y amor auténtico.


Del meu Alcoi Dichos, refranes y sentencias Decía un especialista en la materia que "repasar nuestro refranero es empaparse de la gracia y de la sabiduría del pueblo; de esa gracia fresca, espontánea e irresistible que hace unas veces reir francamente, sonreír otras y reflexionar siempre...", porque en estos "primores de lo vulgar" —en frase acertada de un escritor amigo—, está el alma de todo un pueblo y nada digamos del nuestro que, por su carácter —no vamos a descubrirlo ahora—, le gusta de mofarse hasta de si mismo. Vean si no: D'Ibí mut D'Alcoi fotut. Por lo general, el carácter de los alcoyanos suele ser dicharachero, alegre, chistoso y un tanto fisgón, sin que pase de ahí la cosa. Demás, que son buena gente. Los de Alcoy, a prueba los doy. ¿No es d'Alcoi? Eli cantará. El mismo soy en Alicante, que en Alcoy Y, en lo tocante a nuestras mujeres, mirad con qué primor las define este ejemplo: Ser una xica bona com una peladilla d'Alcoi. Veamos ahora cómo la "chispa"

local se las ingenia mordazmente para llevamos al confusionismo, con unos juegos de palabras plenos de gracia y espontaneidad. Helos aquí: D'Alcoi a Sella, un pam. Para el lector foráneo, señalemos, que nos separan de este pueblo muy pocos kilómetros, confundiendo al oyente la parla nuestra al pronunciar Alcoi, suena "el col!1' {el cuello) y Sella, el pueblo en cuestión, por "ceja" de ahí que entre la ceja y el cuello o viceversa, solo medie un palmo. Otro por el estilo: -¿On está Sella? -Damunt Pulí. En tomo a la meteorología existen en el refranero abundantes y sustanciosos ejemplos, pero este nuestro —bastante repetido en algunos pueblos de la comarca—, no diréis que tiene su gracia: Els d'Alcoi, si plou, la deixen caure. Y, nada digamos de esta encantadora sentencia, más que tajante en sus augurios: El riu d'Alcoi emboirat, ais tres dies, banyat. Del talento de los alcoyanos —no hay que poner en duda la bien ganada fama que, desde muy antiguo tienen los alcoyanos en el campo de la inventiva—, queda constancia en estos ejemplos bastante contundentes: En Alcoi, el mes bovo apanya rellontges. El Pardalot d'Alcoi que quan ana a volar li faltava lacua. Este último se refiere a que uno de aquí, intentó volar, cual un


avión, sobre el Barranco del Cinc, estando formadas sus alas por dos cañizos atados a las espaldas, y que al planear, después de haberse lanzado de una considerable altura, uno de los espectadores que presenciaba la experiencia, le avisó que no llevaba cola, aturdiéndose de tal manera, que cayó estrellándose. Parece que ello se basa en algunas de las tentativas de inventores aficionados que abundaron en el siglo XVIII De pillos y maleantes que en un tiempo vagaron por estos lares y sobre todo en puntos estratégicos de la ciudad, como era el "Collao" -aclaramos: lo era, ya no lo es, ya que de unos años acá, sobre el año 1960, se abrió este atajo o camino que nos llevaba a Batoy, transformado en carretera general que conduce a Bañeres—, nos ha quedado este adagio, y que el "popule" también lo aplica al que cobra más de la cuenta: El que vullga robar que se'n vaja al Collao. Curiosa e interesante, he aquí una fabulilla, ingenua si se quiere, pero de un marcado gracejo pletórico de originalidad. Dice así: Els de Billena, son raboses. Véase su porqué. Cuéntase que un lobo, cierta vez llevaba entre dientes un queso bastante grande, cruzándosele en su camino una zorra, bastante "zorra", como verán, que de buenas a primeras le espetó: "¿D'onvens? - D'AIcoi, le contestó inocentemente el lobo, abriendo la boca, con lo cual se le soltó el queso, afanándose rápidamente a recogerlo ía zorra, aprisionándolo entre sus dientes.

Queriéndole gastarle la misma broma, para recuperar la presa, el lobo, preguntó a la zorra de lo más formal: "¿I tu, d'on vens? -"De Billeneta", respondió entre dientes la zorra, sin abrir la boca ni soltar el queso. Los alcoyanos a todo sacan "raja" y, nada digamos de las cosas que se eternizan, sin saber el porqué, como por ejemplo los puentes; en Alcoy abundan éstos, siendo conocida la ciudad por la ciudad de los puentes: Costar una cosa mes que el pont d'Alcoí Se refiere al Puente de Cristina —inaugurado en 1838— sobre el río Barxell, que tardó en construirse quince largos años. Breve, pero sustancioso, creemos, ha sido nuestra incursión por el refranero alcoyano, que aquí despedimos con estos ejemplos tratados —diríase— como de mano maestra: Alcoi es una ciutat que arreplega molts millons, del paper í de la llana de la borra i els pendons. Alcoi, Cocentaina, Muro, Madrit, Londres i San Petersburgo. Por la recopilación y notas: Ernesto VALOR CALATAYUD


María Luisa Momeó Nadal

Adrián Miró García

Rogelio Sanchis Lloréns

Francisco J. Pérez Dura

José Antonio Martínez Bara

Jordi Valor i Serra

Antonio Revert Cortés

/

Cuando hace algunos meses, al finalizar el último verano, solicitábamos de nuestros colaboradores su trabajo para este número de la Revista de Moros y Cristianos, editada, como todos los años, para honrar al patrón San Jorge, al pedir el artículo, el poema, la investigación, rogábamos al mismo tiempo una fotografía o un dibujo —caricatura— de cada autor, para incluirlos en estas páginas, y para que nuestros lectores, de dentro y de fuera de Alcoy, conocieran el semblante, los rasgos fisonómicos de nuestros desinteresados y siempre entusiastas colaboradores. No han venido todos, pero sí tenemos a algunos de ellos, en dibujos y en fotografías de esas que llamamos "de carnet". No deseamos, pues, desaprovechar estos originales, y aquí van. Quizá el año próximo vengan los que faltan, y en poco tiempo tengamos la galería completa de los hombres -poetas y escritores— que cada año hacen posible el milagro de esta Revista, de la que todos nos sentimos bien orgullosos.

Gregorio Hernández "Goyo*

PORTADA: Composición sobre fotografías de Otilia Albero Sanjuan, Adolfo de Silva Bayona y José Lloréns Miralles. EDITA: Asociación de San Jorge. PROYECTO: Comisión de Revista y Propaganda de la Asociación. REPRODUCCIONES: Estudios Grafiart, S.A. PAPEL: Torras Hostench, S.A. IMPRIME: Artes Gráficas Aitana, S.j* DEPOSITO LEGAL: A-71-1974 Armando Santacreu Sirvent

113


114


Gui贸n de cultos y tradicional Fiesta de Moros y Cristianos en honor a San Jorge, patr贸n de Alcoy...

...organizados por su Asociaci贸n, bajo los auspicios del Excelent铆simo Ayuntamiento.


Foto: J. Sandoval

MARZO PASCUA DE RESURRECCIÓN DOMINGO 26 A las 10 horas, LA GLORIA En el día de Pascua de Resurrección, PREGÓN de la magnificencia de la Fiesta, Como rico muestrario y precedido de los Heraldos de la Ciudad, desfilarán un fester de cada fila al son de ritmos alcoyanos. Al finalizar el desfile, sobre las 13 horas, TRACA an la Plaza de España. Al anochecer, "laentraetadel berenar"

ABRIL DOMINGO 16 A tas 11 horas, GLORIA INFANTIL, desde el Partidor. Al finalizar, sobre las 13 horas, TRACA en la Plaza de España,

LUNES 17 A las 10'15 horas, ejercicio en honor a San Jorge en su Iglesia titular, seguido de Santa Misa. Este ejercicio se continuará celebrando hasta el día 23. A las 20 horas, PROCESIÓN DEL TRASLADO de la imagen de San Jorge desde su Templo a la Parroquia de Santa María.

MARTES 18 AL JUEVES 20 A las 20 horas, en Santa María, solemne triduo con los siguientes cultos: rosario, meditación, letanías a San Jorge, gozos por la Capil la La Primitiva, bendición con S. D. M., Santa Misa con homilía, e himno al Santo.

VIERNES 21 A las 19'30 horas, FIESTA DEL PASODOSLE, desfile de las Corporaciones Musicales, finalizando con la interpretación def Himno de la Fiesta en la Plaza de España. A las 20'30 horas, TRACA an la Plaza de España. A continuación NITDE L'OLLA y desfile de fuaes.

Foto: J. Crespo Colomer


Foto: Salvador Esteve Romeu

TRILOGÍA F ESTERA (22, 23 y 24 Abril) Con la Fiesta de Moros y Cristianos conmemora anualmente Alcoy una gesta de la Reconquista y la especial protección de San Jorge en 1276.

SÁBADO 22 DÍA DE LAS ENTRADAS Alas 5'15 horas. Misa rezada para festers, en Santa María.

A las 6 horas, PRIMERA DIANA Tras e) toque de Alba y rezo del Ave María será izada la enseña de la Cruz en la torre del simbólico Castillo, y seguidamente se iniciará el desfile matutino, brillante y alegre de las fuaes de ambos bandos, al son de pasodobtes dianeros. Alas 10'45 horas,

ENTRADA DE CRISTIANOS Magnífico desfile de los campeones de la Cruz, estampa de romancero de la época de Jaime I, simbolizando la concentración de fuerzas cristianas en defensa de la entonces Villa de Alcoy.

A las 16'30 horas, ENTRADA DE MOROS Exótico despliegue de las huestes de la Media Luna, soñadora fantasía de exotismo oriental, digna de la fastuosidad del Califato, evocando las formaciones morunas del caudillo AI-Azraq que asediaron la Villa.


;. .

•V ¡

*•* >.:«'

a

'I «f f

DOMINGO 23 DÍA DE SAN JORGE A las 8'30 horas. Misa de comunión con plática para los Asociados, en el Templo del Sanio Patrón. A las 8'30 horas, SEGUNDA DIANA Tiene caracteres si mi lares a la del día anterior, pero es un acto especialmentededicado a la niñez. A las 11 horas, TRASLADO PROCESIONAL de la Reliquia de San Jorge desde su Templo a la Iglesia de Santa María, que concentrará a los Personajes Festeros. representaciones gremiales, Asociación de San Jorge y Rvdo. Clero, presididos por las Autoridades. A continuación solemne MISA MAYOR CANTADA, con homilía. La Capilla La Primitiva interpretará la 2.a Misa Pontilical de Perosi y el "Wal t, Wal f" del maestro José Espí Ulrich, finalizada la Misa, Himno a San Jorge de E, Juan Merín. Finalizando ésta, sobre las 13 horas, mascletá en la Plaza de España.

^!C*

4.

.y

A las 18'30 horas, PROCESIÓN GENERAL Devolución de la Reliquia e Imagen ecuestre del Santo desde Santa María a su Templo, con el siguiente orden: Heraldos de la Ciudad, clarines, fieles y "festers" con cera, niños, fuaes con armas, fuaes de cargo, representaciones gremiales y guiones, Asamblea de la Asociación de San Jorge, Rvdos. Cleros y Autoridades. A las 21 horas, finalizada la procesión, ante el Templo de San Jorge, apoteósico recibimiento con bengalas y fuegos de artificio, dándose a besar a continuación la Reliquia del Santo. A las 23 horas. Retreta Festera, Y al finalizar Castillo cíe Fuegos Artificiales.


Foto'. Enrique Domínguez

LUNES 24 DÍA DEL ALARDO A las 7 horas, CONTRABANDO A las 8 horas, GUERRILLAS. Despliegue aislado de fuaes en escaramuzas de arcabucería por diversas cal les de la Ciudad. A las 10 horas, ESTAFETA Y EMBAJADA DEL MORO Después de cesar el fuego de guerrillas, toman posesión de la simbólica fortaleza, el Capitán y Alférez Cristianos con sus fuaes, V seguidamente tiene lugar la ESTAFETA, acto en el que un jinete moro en veloz carrera, lleva un mensaje de intimidación al baluarte. A continuación, concedido parlamento, EMBAJADA DEL MORO, pretendiendo rendir la fortaleza. Terminada la embajada. ALARDO O BATALLA DE ARCABUCERÍA que acaba con la victoria, asalto y toma del Castillo por el bando moro. A las 16'30 horas, ESTAFETA Y EMBAJADA DEL CRISTIANO Actos análogos a los de la mañana, en que el cristiano pretende recuperar sus lares, seguida de otra BATALLA, que termina con la victoria cristiana v la reconquista de la fortaleza, sobre cuya torre campea de nuevo e) emblema de la Cruz. A las 20 horas, terminada la lucha, los Capitanes y Alféreces de ambos bandos y sus fuaes, con la Asamblea General de la Asociación, acompañando la Imagen Infante de San Jorge, se dirigirán desde Santa María al Templo del Santo, para orar en acción de gracias. A las 2V30 horas. APARICIÓN DE SAN JORGE sobre las almenas del Castillo, entre volteo de campanas, acordes del Himno Nacional, nú bes de color y reflejos de luz.

Con este breve y emotivo acto, Alcoy recuerda su gratitud a San Jorge y cierra la TRILOGÍA FESTERA


**â&#x20AC;˘

f

Foto: Archivo


1978 -CAPITANES, ALFÉRECES Y "MIG" Bando Moro

Cordón

Ligeros

CAPITÁN

ALFÉREZ

Llana

Bando Cristiano

Montañeses

Cruzados

Labradores

CAPITÁN

ALFÉREZ

»MIG«


REVISTA FESTES ASJ - 1978  

REVISTA FESTES ASJ - 1978

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you