Issuu on Google+

Goliardo, del francés antiguo gouliard, «clérigo que llevaba vida irregular», este termino se utilizaba en la edad media para clasificar a este tipo de personas, relacionados con el ser vagabundo y los estudiantes pobres y picaros que rondaban el nuevo urbanismo de europa, de la mano a ello el surgimiento de universidades en el siglo XIII en este mismo lugar.

Aparentemente, el nombre procede de gula(«goloso»), por su insaciable apetito, y de la analogía fonética de Golias, que procede del gigante bíblico Goliat, al que se identificaba desde antiguo con el diablo. No es extraño, pues, que los concilios condenasen de forma recurrente a los goliardos y su vida disipada. Se cree incluso que en algún momento llegaron a crear alguna especie de secta o cofradía. Pero, más allá de su forma de vida, lo que más interesa de los goliardos es su afición a la literatura. Muchos de ellos escribieron poesía satírica en latín , donde, expresando su descontento, criticaban a la Iglesia, a la sociedad establecida y al poder, así como composiciones líricas donde elogiaban el vino, la taberna, el juego, las mujeres y el amor. La poesia goliardesca se cultivó por toda Europa durante la Edad Media. Las composiciones, casi siempre anónimas son muy diversas: desde poemas sencillos hasta otros muy elaborados y retóricos.


La Goliardía está, primero que todo, dividida en Órdenes, es decir, agregaciones de goliardas con historia y tradiciones propias. Cada Orden está organizado como una jerarquía que tiene su vértice en un Jefe de Orden. Normalmente al interior de los Órdenes goliárdicos no están en vigor regímenes de tipo democrático. Cada Orden está dotado de una jerarquía precisa, que usualmente cada miembro recorre (hacia una posición superior, o, en caso de deméritos graves, hacia una inferior) a juicio del Jefe de Orden. La sucesión de Jefes de Orden puede suceder de varias formas.

La forma "clásica" en la que se desarrolla una fronda es el siguiente: en una reunión o cena presidida por el Jefe de Orden que se quiere destituir, aquel que lidera el golpe de Estado entona el Gaudeamus y los presentes deciden si unirse al canto o bien "fuentear" (lanzar dentro de una fuente pública) al líder de la fronda. Obviamente, cuenta sobre todo el número y el nivel nobiliario de quienes siguen el canto y de quienes "fuentean". De este modo, se organizan dos grupos que se enfrentan, por tradición, en una discusión en un bar (incluso si no faltan las historias de tentativos de fronda que terminan poco goliárdicamente, a golpes) hasta la definición de un nuevo arreglo.


Clerigo que llevaba vida irregular

E.M.

jerarquía

Jefe de orden

Los goliardos Afición a la literatura

Poesía satírica

Críticos la Iglesia, a la sociedad establecida y al poder

Composiciones liricas

Elogios a los placeres Prohibidos, bien vividos por ellos


Actualmente (datos de 2002) existen alrededor de 80 asociaciones de este tipo en todas partes del paĂ­s, en unas 25 ciudades universitarias, pero principalmente en Italia septentrional y central


RELACIONO EL PUENTE CON LOS GOLIARDOS POR EL HECHO DE QUE ROMPEN UNA BARRERA, TIENEN UNA VISION PROPIA DE MUNDO Y LA DEMUESTRAN, SE SALEN DEL CONTEXTO, YA QUE ESTO EMPEZO EN UNA EPOCA CONSERVADORA, ROMPEN LIMITE, EXISTE LA FIGURA DE MAESTRO QUE ARRASTRA A LOS ESTUDIANTES DESEOSOS DEL MAS ALLA FUNCIONANDO EL MAESTRO O CABECILLA COMO PUENTE, UN NEXO ENTRE EL SILENCIO Y LA EXPRESION.


goliardos