Page 60

MUJERES DIRECTIVAS

60

LA IGUALDAD,

UN DERECHO RENTABLE En el contexto de cambio económico global en el que nos encontramos es cada vez más evidente la necesidad de avanzar de forma decidida hacia la igualdad. RAMÓN CASTRESANA. Director de RRHH del Grupo Iberdrola. Licenciado en Empresariales, comenzó su carrera en La Caixa para continuar nueve años en KPMG, Coopers & Lybrand y Ernst & Young. En 1998 se incorporó a la Dirección del Proyecto de Transformación de Iberdrola. Fue director de RRHH de Iberdrola Renovables, Iberdrola Ingeniería, Generación y Comercial. Ahora es director de RRHH del Grupo Iberdrola, consejero de Iberdrola Estados Unidos y presidente de la Comisión del Código de Conducta Profesional.

Las personas en las empresas no pue-

den ser concebidas como un recurso más, porque son su verdadero motor. La creación de valor debe estar siempre ligada con el objetivo de alcanzar el mayor nivel de satisfacción de la plantilla. Garantizar la igualdad es la forma más efectiva de permitir que cada profesional llegue a ser lo mejor que puede ser. No sólo es un derecho ético, si no un buen negocio. El desarrollo de relaciones laborales basadas en la igualdad de oportunidades, la no discriminación y el respeto a la diversidad es un objetivo estratégico para Iberdrola. Esta filosofía, que sitúa a las personas en el centro de actuación, nos ha permitido configurar un equipo basado en el mérito y el talento, comprometido y corresponsable con los objetivos. En esta época en que tanto se incide en la necesidad de optimizar los costes, no se puede olvidar que no hay mayor despilfarro que malgastar las capacidades de tu equipo, estableciendo trabas que impidan aportar lo mejor de sí mismo. Iberdrola lo plasmó en 2008, en la ‘Política de Conciliación, Igualdad de Oportunidades y Diversidad’, para promover la defensa y aplicación del principio universal de igualdad efectiva. El Plan de Igualdad incluye medidas de protección para las víctimas de violencia

de género, como asesoramiento psicológico, médico y jurídico o ayudas económicas, como el pago de hasta el 50% de los gastos de alquiler de la vivienda en caso de que la víctima tenga que dejar el domicilio. Así, Iberdrola se situa a la vanguardia. Las dificultades para compaginar el desempeño laboral y la vida familiar se han convertido en un verdadero ‘techo de cristal’ para garantizar la igualdad. Iberdrola cuenta con más de 70 medidas de apoyo a la conciliación. Destacaría la jornada de trabajo continuada durante todo el año de 7:15 a 15:30; permiso retribuido de 15 días naturales antes del parto; reducción flexible de la jornada a cinco horas diarias hasta que el niño cumpla un año, sin merma en salario; o la superación en cuatro años de lo que marca la ley en cuanto a la edad del niño en casos de reducción de jornada. Para que la conciliación sea realmente determinante en la igualdad, debe ser un objetivo de ambos sexos. Hasta 2011, un total de 1.083 hombres han disfrutado de los permisos por paternidad, 22 padres se han beneficiado de la

"La igualdad de oportunidades es un objetivo estratégico de Iberdrola"

reducción de jornada hasta el primer año del niño y se han registrado 63 maternidades cedidas. Otro campo importante es el respeto a la diversidad. Iberdrola es firmante del ‘Chárter de Diversidad’ y ha implantado el ‘Plan Familia’, dirigido a familiares de empleados dependientes de primer grado, con una discapacidad igual o superior al 33% certificado. Esta política a favor de la igualdad, ha permitido que el 75% de los profesionales de Iberdrola hayan mejorado su posición en los últimos años; el alcance de la formación llega al 85% de la plantilla; hemos incrementado en casi un 70% la presencia de mujeres en el equipo directivo en dos años; el número de directivas y tituladas superiores supera ya el 41%; y la presencia femenina en el consejo de administración es de un 21,75%, frente a la media del Ibex 35 de una sola consejera, por aportar algunos datos. Además, las medidas de conciliación han permitido mejorar la productividad en 500.000 horas anuales, disminuir un 10% el absentismo y reducir la siniestralidad a mínimos históricos. Todo ello nos da la razón en que el trato igualitario, que asegura e impulsa la progresión personal y profesional del equipo humano, además de justo es productivo, e Iberdrola es el mejor ejemplo.

Revista Ecofin nº42  

Revista sobre economía y finanzas con especial MADRID WOMANS WEEK