Page 54

MUJER EN EL MUNDO

54

“EL MOVIMIENTO DE LA MUJER EN LATINOAMÉRICA ES FUERTE”

Rafael Garrenzo, director de Cooperación para América Latina y Caribe de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), recibió a ECOFIN y a MADRID WOMAN’S WEEK para contar de primera mano la situación de la mujer en Iberoamérica y la labor que AECID realiza en la región.

E

l último encuentro del Foro MWW reunió a una docena de embajadas latinoamericanas y surgió allí el que en la Cumbre de Cádiz del próximo otoño se van a adoptar una serie de medidas para la creación de una política común de género. ¿Cuáles serían sus principios rectores? Mi impresión es que la situación de la mujer en Iberoamérica es, probablemente, similar a la de otras regiones del mundo en el sentido en que es una situación en transición, en la medida en que ha habido indudables progresos, aunque queda mucho por hacer en muchos ámbitos. Por este motivo, nosotros -desde Cooperación- pensamos que debe de existir una política que tiene que cubrir una multiplicidad de ámbitos. Es decir, por un lado, una política de fortalecimiento de las instituciones públicas que tienen el encargo de gestionar las políticas de igualdad. Tiene que haber una institucionalidad pública que realmente impulse y mueva al resto de la administración. La región plantea también el problema de la violencia (feminicidio, trata). Apoyamos, obviamente, todas las medidas públicas y colaboramos con cursos de capacitación de forenses, de policías, etc. Es un tema que hay que tratar en cualquier sociedad donde se produzca. Otro punto es el de las discriminaciones que puedan surgir en diversos ámbitos, como el económico, el social o el educativo. Tenemos programas específicos para atajarlas. Por todos estos motivos, el enfoque que yo propongo tiene que ser un enfoque

que no se restrinja a una sola área, sino que englobe la parte de fortalecimiento institucional, la parte de aplicación de esas políticas y la parte de fomento de derechos económicos, sociales, etc. ¿Qué cambios observa en la situación de la mujer latinoamericana? Ha cambiado para bien en el sentido de que si comparamos la situación actual con la anterior a 1995, cuando se celebró la IV Cumbre de la Mujer en Pekín, vemos que cada vez hay más mujeres en puestos más altos de decisión política, también ha aumentado la presencia en el ámbito legislativo estatal, no tanto a nivel local, aunque por supuesto no está al nivel que debería ser; pero comparado con el pasado, la presencia de la mujer en los parlamentos es mucho más fuerte de lo que era anteriormente. Asimismo, ha habido enormes progresos legislativos. Existen ya leyes contra la violencia de género en todos los países latinoamericanos y, en una veintena, contra el acoso sexual. En la parte legislativanormativa, la región ha avanzado mucho. En cuanto a la educación, en 2005, se consideró que la paridad de acceso a la escolarización ya se había cumplido. Mientras que en lo referente al acceso al mercado laboral, en los últimos 20 años, han mejorado los datos: ha habido un crecimiento aproximado de un 10% en cuanto al acceso de la mujer al mercado laboral. Queda por hacer, terminar todo eso, implementar la parte normativa, luchar con

“MADRID WOMAN´S WEEK es una iniciativa muy interesente , especialmente en su enfoque de creación de vínculos con la región latinoamericana”

la violencia. Esta agenda está incompleta, hay que terminarla. ¿Qué programas desarrolla AECID en esta región? Hemos trabajado con 12 países latinoamericanos para lograr el fortalecimiento de sus instituciones nacionales (ministerios, secretarías de la mujer, etc.). Tenemos programas sólidos de lucha contra la violencia de género, con programas para la capacitación de forenses o fiscales, por ejemplo. En la mayoría de nuestros proyectos establecemos una línea transversal en materia de paridad de género, una de las actividades es vigilar que el enfoque de género esté presente en el proyecto. Realmente, el enfoque de género permea, está presente en toda nuestra actuación. Es muy difícil que en cooperación hagamos algo que no tenga en mente la política de género. En El Salvador ha visitado el proyecto ‘Ciudad Mujer’. ¿Qué es y qué destacaría de él? Es una iniciativa de la primera Dama, Vanda Pignato, en su categoría de secretaria de Inclusión Social. Se trata de una iniciativa particularmente interesante porque ‘Ciudad Mujer’ viene a ser una concentración de ámbito geográfico delimitado -está vallado y donde el acceso a los hombres no suele estar permitido- de instituciones del Estado para garantizar la protección y el tratamiento de la mujer, donde puedan moverse con seguridad. En ‘Ciudad Mujer’, las mujeres reciben tratamiento y asesoría jurídica y policial en el caso de que hayan sufrido algún tipo de violencia; pero reciben también asistencia médica, asesoría laboral, etc. Lo impor-

Revista Ecofin nº42  

Revista sobre economía y finanzas con especial MADRID WOMANS WEEK

Advertisement