Page 27

MUJERES DIRECTIVAS

VIOLENCIA DE GÉNERO FRANCIA Y ESPAÑA, UNIDAS

La Embajada de Francia en España ha organizado una mesa en la II Semana Internacional de la Mujer, fiel a su deseo de trabajar con la sociedad civil y de multiplicar las miradas cruzadas entre los dos países.

LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LA

MUJER El tema tratado en MADRID WOMAN´S WEEK es grave y difícil. Se inscribe en las prioridades de la diplomacia francesa, la cual ha hecho de la defensa y de la promoción de los derechos de la mujer, uno de sus ejes principales en el ámbito de los derechos humanos. LA LEGISLACIÓN ESPAÑOLA ES UN MODELO EN EUROPA Ambos países, Francia y España, se han dotado de una legislación y de políticas públicas que, si bien convergen en un objetivo, son diferentes. Así, en 2004, España promulgó una ley única en el mundo, la cual se enfrenta directamente con la violencia de género en sectores diversos: educación, justicia, publicidad, etc. LA COMUNIDAD DE MADRID VA MÁS LEJOS QUE LA LEY INTEGRAL Tomás Criado, subdirector general de Asistencia a las Víctimas de Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, recordó la emoción suscitada en 1997 por el asesinato de Ana Orantes, quemada viva por su marido unas horas después de contar en televisión los malos tratos a los que éste la sometía. Este caso emblemático constituye para él el elemento desencadenante que ha contribuido a una toma de conciencia en España, la cual ha llevado de la esfera privada al ámbito público un fenómeno que fue definido en un primer momento como “violencia doméstica”, como sigue siendo denominado en Francia. Con el ejemplo de la Comunidad de Ma-

drid, Tomás Criado demostró que cada comunidad puede ir más allá de la ley marco. Rosario Martín Herranz, subdirectora general de Igualdad de las Oportunidades del Ayuntamiento de Madrid presentó en MADRID WOMAN´S WEEK todas las medidas de ayuda y de asistencia a las víctimas, ya sea la acogida de día, la acogida de emergencia o de una duración más amplia, incluso la asistencia móvil. Estas ayudas pueden aplicarse a todas las mujeres que las soliciten, con independencia de su situación administrativa, su origen o el estado de los trámites jurídicos emprendidos. Alertó del hecho de que 61 víctimas han muerto en 2011 en España. LA SITUACIÓN EN FRANCIA Emmanuelle Latour, directora adjunta del servicio de los Derechos de la Mujer, subrayó la importancia de elaborar estadísticas y de conocer la amplitud de los hechos ya que “sin indicadores, la realidad desaparece”. La primera y última investigación nacional llevada a cabo en Francia sobre la violencia ejercida contra las mujeres en 2000 (ENVEFF) ha revelado un fenómeno de gran amplitud “que no es un suceso sino un hecho de la sociedad, una violencia de género, una violencia que hace sistema”. Si bien alabó la toma de consciencia de todos los partidos que ha permitido el voto de la ley de julio de 2010 en Francia, también subrayó que las solicitudes de una ley integral parecida a la ley española se hacen oír cada día más. Para mejorar la ley actual, Latour se pronunció a fa-

ANNIE THOMAS. Consejera de Asuntos Sociales de la Embajada de Francia en España. En 2010 fue miembro del gabinete del ministro de Trabajo e Inmigración.

vor de un mejor seguimiento de los agresores. Tras precisar que 147 mujeres han muerto en Francia en 2011 víctimas de ‘violencia doméstica’, Emmanuelle Latour propuso que “para romper este círculo de violencia no estaría de más emprender una reflexión a nivel europeo”. PARA IR MÁS ALLÁ, LA CUESTIÓN DE LOS NIÑOS Teresa San Segundo, profesora de Derecho Público, ha señalado los fallos y las posibles mejoras de la ley integral española. La investigadora está a favor de un reconocimiento de los niños como víctimas directas de la violencia de género y no solamente como meros testigos. Basándose en casos que ha podido estudiar, quiso demostrar la necesidad de hacer evolucionar la ley para suprimir el régimen de visitas en caso de separación cuando se trate de un padre violento, con la finalidad de proteger al niño y permitirle crecer en un entorno seguro. En el mismo sentido, San Segundo se pronunció a favor de la supresión de la patria potestad del maltratador, con el deseo que una condena por intentar acabar con la vida de uno de los progenitores conlleve automáticamente la privación de la patria potestad para el progenitor condenado. Esta especialista de violencias también se ha referido y ha puesto como referente el combate de la francesa Isabelle Aubry, autora del libro “la primera vez tenía 6 años”, a favor de la no prescripción de los abusos sexuales sobre menores.

CAROLINA GALIANO

27

Revista Ecofin nº42  

Revista sobre economía y finanzas con especial MADRID WOMANS WEEK

Advertisement