Page 1

PUBLICACIÓN ONLINE GRATUITA

Nº 2 ESPECIAL VACUNAS · ENERO 2011 E M B A R A Z O

·

P A R T O

·

L A C T A N C I A

·

C R I A N Z A

·

F E M I N E I D A D

Vacunas: Cosas que se dicen y no son ciertas POR CARLOS GONZÁLEZ

Seis ideas falsas extendidas acerca de la inmunización TEXTO DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

Seguridad de las vacunas

Vacunas, ¿para qué? ENTREVISTA AL DR. XAVIER URIARTE

El tiomersal y las vacunas

TEXTO DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA

Vacunas: La hora de la verdad POR Mª DEL MAR JIMÉNEZ

ESPECIAL

Vacunas


SUMARIO 8

INTRO 5

Editorial

6

Breves

22

ARTÍCULOS 8

Las vacunas, una a una Por la Asociación Española de Pediatría

22

La libertad de vacunación Por Juan Gervás

24

24

Vacunas: Cosas que se dicen y no son ciertas Por Carlos González

28

Vacunas, ¿para qué? Entrevista al Dr. Xavier Uriarte

32

Seis ideas falsas extendidas acerca de la inmunización Por la Organización Mundial de la Salud

28

40

Las vacunas y sus mitos Por Eduardo Ángel Yahbes

49

Los riesgos de las vacunas Por Dawn RIchardson

50

Las vacunas y su necesidad Por Sophie

32

52

El tiomersal y las vacunas

64

Termina la investigación sobre el mayor escándalo médico de la década Por Isabel F. Lantigua

40

50


Nº 2 ESPECIAL · ENERO 2011

52

66

Vacunas: La hora de la verdad Por Mª del Mar Jiménez

84

La erradicación de la viruela como paradigma del éxito de la vacunación

64

Por Manuel

86

Seguridad de las vacunas Por la Asociación Española de Pediatría

92

Una decisión que depende de ti

102

Una ‘conejita’ contra las vacunas Por Luis Alfonso Gámez

104

66

Vacunas sí, vacunas no Por Amalia Arce

110

Mi respuesta completa a las preguntas de la periodista Por Santiago García Tornel

112

La eficacia y los efectos secundarios de las vacunas en cifras

84

Por Manuel

116

Entrevista con un ex-investigador de la vacuna Por Jon Rappoport

123

Entrevista a Teresa Forcades Por Gaspar Hernández

124

Enlaces de interés

86

102

104


NOTA IMPORTANTE Madre Tierra no es una publicación médica o científica. Algunos datos citados pueden no estar contrastados por personal cualificado y no deben ser usados como una guía médica. El uso de la información contenida en este número de Madre Tierra será única y exclusivamente responsabilidad de los lectores. Entendemos este número especial como una manera de dar a conocer las diferentes opiniones respecto al polémico debate de la vacunación y como punto de partida para ampliar el conocimiento al respecto. Todos los artículos han sido seleccionados de la red siguiendo al máximo los criterios de imparcialidad. Nos ha resultado imposible ponernos en contacto con cada uno de los autores. Al ser una publicación sin ánimo de lucro y citar todas las fuentes y enlaces, entendemos que la publicación sin el permiso expreso del autor no debería ser un problema. Si el autor entendiera que no es así, rogamos nos escriba y eliminaremos su artículo de la revista. El equipo de Madre Tierra

EDICIÓN Raquel Tasa socmare@gmail.com

Enric Boix info@enricboix.com

‘Madre Tierra’ te invita a manifestar tu opinión o comentario acerca de la revista. Puedes enviar tu mensaje a madretierramag@gmail.com Las más interesantes serán publicadas en el próximo número.

DISEÑO Y MAQUETACIÓN Enric Boix www.enricboix.com Madre Tierra no se hace responsable de las opiniones vertidas en los artículos.

SUSCRÍBETE Mándanos tu e-mail a la siguiente dirección de correo y te mantendremos informado de todas las novedades relacionadas con esta publicación. madretierramag@gmail.com *LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS De acuerdo a la LOPD los datos que nos facilites serán tratados únicamente con la finalidad de mantenerte informado. Asimismo podrás darte de baja en cualquier momento mediante el envío de un e-mail a la misma dirección indicándonos en el asunto la palabra BAJA.

SÍGUENOS

4

http://lacasadelasmamas.wordpress.com

http://www.twitter.com/casadelasmamas

http://www.facebook.com/revistamadretierra

http://www.issuu.com/madre_tierra


EDITORIAL

¡Gracias!

G

racias a todos por el recibimiento que le habéis dado a la revista. Hemos recibido una avalancha de visitas que ha superado nuestras mejores expectativas. Esperamos seguir haciéndola durante mucho tiempo y contando con vuestra colaboración para ello. Nos gustaría que la revista fuese un punto de encuentro, un lugar en el que tengan cabida vuestras sugerencias e inquietudes. Disponéis de nuestro correo para que aportéis cualquier cosa que os apetezca.

Para este segundo número y dado que es un tema candente estos días, hemos preparado un monográfico sobre vacunación, uno de los temas que más preocupa a los padres. Empiezas a buscar información y lo que encuentras son opiniones, a menudo radicales, en un sentido u otro, a menudo basadas en un solo estudio, en un caso particular. Desde aquí partimos de la base que para poder formar una opinión sólida hemos de contar con información de calidad, contrastada y que abarque todos los puntos de vista. La red es una Una no se imagina cuando se plantea ser madre o fuente inagotable de información, pero a veces hay padre, lo mucho que va a tener que leer a raíz de pa- tanta, que separar el grano de la paja es un trabajo sar a ser una familia. Te conviertes en madre o padre ingente. Hemos intentado, esperamos haberlo cony a la vez eres un libro de pediatría andante. La ma- seguido, recabar los artículos más interesantes sobre ternidad es algo instintivo pero el tema. muchas de las cosas que la enNo está en nuestro ánimo imvuelven no lo son en absoluto, LA RED ES UNA FUENTE poner lo que se tiene que hacer, nunca te habías preocupado INAGOTABLE DE no es nuestro deber, ni estamos de si tal alimento era más o INFORMACIÓN, PERO A preparados para ello; tan sólo menos alergénico, mirabas los proporcionar material sobre el VECES HAY TANTA, QUE juguetes y todos te parecían tema, poner sobre la mesa las cariguales, el modo de educar no SEPARAR EL GRANO DE tas de los que están a favor, los tenía ningún misterio, todo era LA PAJA ES UN TRABAJO que están en contra o los que se inconscientemente fácil. Nace INGENTE mueven entre dos aguas, para que tu hijo y te ves navegando encon esta y otras informaciones os tre blogs de madres, leyendo hagáis una composición del tema libros de los que antes habías pasado de largo y pro- y a partir de ahí, reflexionéis y escojáis. bablemente te habían parecido infumables. Quieres Por supuesto que los artículos que componen la saber. Y para mí, esa es una de las magias de la ma- revista son pocos en comparación con todo el mateternidad, te devuelve la curiosidad si es que acaso la rial que circula por la red. Os invitamos a seguir con habías perdido, te devuelve las ganas de saber, por la búsqueda fuera de estas páginas para ampliar lo saber, sin que nadie te vaya a poner nota. Tu biblio- que aquí se publica. teca se transforma, ahora hay una sección más, o Esperamos que disfrutéis la lectura y que sea un acaso la única sección, porque antes los libros eran trampolín en vuestras búsquedas sobre el tema. algo que no iba contigo. En estos tiempos en que la «Feliz» lectura. maternidad a muchos les parece «pasada de moda», yo no hago más que encontrarle ventajas. Igual alRaquel Tasa gún día a la mayoría de la sociedad se le ponga una sonrisa en vez de la cara agria con cada trabajadora Madre, asesora de lactancia, que se queda embarazada. doula en formación, puericultora y bloguera

5


BREVES La UE investiga cinco muertes producidas después de recibir la vacuna contra la gripe A

Sanidad recomienda no usar la vacuna del rotavirus en España

POR ANA I. GRACIA (06/11/2009)

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha recomendado hoy, como medida de precaución, no iniciar la vacunación frente a la gastroenteritis por rotavirus con «Rotateq», comercializada en España por Sanofi Pasteur MSD, después de que las agencias europeas de medicamentos hayan decidido investigar el hallazgo de fragmentos de ADN de circovirus porcino de los tipos 1 y 2 (PCV1 y PCV-2) en la oral vacuna de esta compañía. La presencia anómala de este ADN fue descubierta tras las investigaciones iniciadas después de haberse detectado fragmentos de ADN de PCV-1 en la otra vacuna frente a rotavirus, la vacuna denominada «Rotarix» y comercializada por GlaxoSmithKline (GSK). El fabricante de ‘Rotateq’ ha confirmado la presencia de pequeñas cantidades de fragmentos de ADN de los virus PCV-1 y PCV-2. Ninguno de los dos virus causa enfermedad en humanos. «Las agencias europeas de medicamentos, bajo coordinación de la Agencia Europea de Medicamentos, han evaluado los datos disponibles en la reunión del Comité de Medicamentos Humanos (CHMP) del pasado mes de mayo y han concluido que la presencia de este ADN del virus PCV-1 no representa un problema para la salud humana», han manifestado desde la AEMPS. Sin embargo, se ha requerido a la compañía Sanofi-Pasteur-MSD que aporte información adicional que se irá evaluando de forma continuada durante las próximas semanas. «Ante estos hechos, a la espera de concluir la investigación, la AEMPS ha decidido no autorizar la liberación de nuevos lotes de vacuna ‘Rotateq’ con este defecto de calidad al mercado español. Ello podría conducir, en las próximas semanas, a un desabastecimiento de esta vacuna en el canal de distribución farmacéutico», apuntan desde esta agencia. La vacunación para el rotavirus no forma parte del calendario vacunal en España y la AEMPS considera que no hay motivos para utilizar la vacuna ‘Rotateq’ en nuestro país en las condiciones actuales, en tanto se esclarecen aquellos aspectos que aun están en discusión y para los que se han pedido aclaraciones a la compañía. Sin embargo, la AEMPS advierte que este balance beneficioriesgo puede ser distinto en otros países en los que la gastroenteritis por rotavirus representa un problema de salud más importante y donde los beneficios de la vacuna justifican mantener su utilización mientras prosiguen las evaluaciones. Así, la AEMPS recomienda a los profesionales sanitarios en España no iniciar la vacunación con ‘Rotateq’ e informar de que la vacuna frente a rotavirus no forma parte del calendario vacunal español acordado por la Comisión de Salud Pública. Asimismo, les señala que «no es necesario completar el esquema de vacunación de tres dosis para niños que ya han recibido alguna dosis de ‘Rotateq’». No obstante, recuerdan que, en niños que ya han recibido ‘Rotateq’, no es necesaria ninguna acción más, dado que «la eficacia de la vacunación no está en cuestión y no presenta ningún problema de seguridad». Asimismo, recalcan que «no hay ningún dato que sugiera que la vacunación con ‘Rotateq’ haya podido producir daño alguno, por lo que no es necesario un seguimiento especial».

Cinco europeos han muerto poco tiempo después de ser vacunados contra la gripe A. La alarma se disparó cuando uno de ellos falleció apenas unos minutos después de recibir la dosis. El viceministro de Salud del Parlamento ha sido quien ha alertado a la Unión Europea de estos casos —fuentes no oficiales apuntan a que se trata de cuatro suecos y un suizo— y el de 190 enfermeras más que han presentado reacciones alérgicas «demasiado complicadas» tras haber recibido la vacuna contra el virus H1N1. Para quitarle hierro al asunto, el viceministro barajó una posibilidad: «Podrían haber muerto por otras complicaciones». A lo que no ha hecho mención el mandatario pero sí le ha preguntado la ministra polaca de Sanidad, Ewa Kopacz, es si las vacunas se han fabricado tan rápido que tal vez no hayan pasado los controles que necesita cualquier vacuna que llegue al mercado y si se han verificado los efectos secundarios que podría provocar su administración. Kopacz no ha perdido el tiempo para lanzar a la Unión Europea, una a una, las razones por las que Polonia todavía no ha comprado vacunas contra el nuevo virus: «¿Por qué no se especifica la composición de estas vacunas? ¿Por qué no se ha facilitado un informe con sus efectos secundarios, como tienen todas las vacunas? ¿No los tiene o es que tal vez no se han comprobado? ¿Por qué los fabricantes no quieren lanzar ellos mismos la vacuna al mercado si es tan maravillosa? Los distribuidores que compran la vacuna no disponen de ningún estudio que detalle meticulosamente la composición de estas dosis». Asimismo, Kopacz pregunta a la UE por qué autorizó la distribución de tres vacunas como válidas y cada una de ellas muestra una cantidad de sustancias activas distintas. «¿Cuál es mejor? ¿Las tres producen la misma inmunidad frente al virus? ¿Cómo pueden producir el mismo efecto si no tienen la misma cantidad de sustancias activas?». Polonia ha optado por prevenir antes que curar. «Vamos a utilizar el tiempo para examinar cuidadosamente si la vacuna es fiable o no». Kopacz pone de ejemplo a su país vecino, Alemania, que compró 50 millones de dosis y sólo ha usado diez. «¿Es realmente necesario comprar tantas dosis?», deja en el aire. Fuentes no oficiales dicen que Suecia ya ha restringido el acceso a las vacunas a la espera de que se administre en otros países europeos y se puedan comparar los resultados. El Parlamento europeo dice que analizar el caso de las enfermeras podría ayudar a desentrañar este extraño misterio médico. En España, la mitad de los médicos no quieren vacunarse y una monja benedictina de Barcelona dio la vuelta al país en forma de video que desmontaba, de forma científica y divulgativa, todo el negocio montado en torno a este virus. El calendario de vacunación está fijado para dentro de diez días. ¿Quién se atreverá a vacunarse el primero? Fuente: El Confidencial. http://bit.ly/36cAHi

6

MADRID (10/06/2010)

Fuente: Diario ABC. http://bit.ly/ddTdXx


El juez autoriza la vacunación forzosa de niños contra el sarampión en Granada El brote ha infectado ya a 46 personas, 14 de los cuales han precisado atención hospitalaria POR REYES RINCÓN (25/11/2010)

Exterior del colegio granadino donde se detectó el brote de sarampión

El Juzgado Contencioso Adminis- personas, ocho adultos y el resto con los que lleguen a tener algún trativo 5 de Granada ha ordenado menores; 14 han requerido aten- contacto. la vacunación forzosa de 35 niños ción hospitalaria y tres permaLos padres con niños con edacontra el sarampión en Granada. necen ingresadas. Un tercio de des comprendidas entre seis y La medida, sin precedente en Es- los afectados tienen menos de 15 doce meses a los que se adelanta paña, responde a una petición de meses. la vacunación podrán solicitar la Delegación de Salud de la Junta En la actualidad, el calendario información y cita para la vacude Andalucía para frenar un brote vacunal establece que la primera nación de sus hijos a través del epidémico de saservicio telefónico rampión detecta- LA VACUNACIÓN PODRÁ LLEVARSE A CABO Salud Responde do a principios de TANTO EN EL COLEGIO COMO EN LA CASA DE LOS (902 505 060). este mes en un coIgualmente, los AFECTADOS O EN EL CENTRO DE SALUD, SIEMPRE legio de la capital. pediatras de los POR PERSONAL SANITARIO Y «SIN NINGÚN TIPO DE centros de salud La vacunación podrá llevarse a TRATO INHUMANO O DEGRADANTE» podrán resolver cabo tanto en el las dudas que tencolegio como en la casa de los dosis de la vacuna se haga efecti- gan sobre esta enfermedad. afectados o en el centro de salud, va a los niños de 15 meses. Como Desde que los servicios sanitasiempre por personal sanitario y medida preventiva el Servicio de rios granadinos diagnosticaran un «sin ningún tipo de trato inhuma- Salud Pública decidió adelantar primer caso de sarampión en un no o degradante». Esta decisión esta dosis a los mayores de 12 centro escolar de la capital, la Depuede ser recurrida. meses, medida que ayer decidió legación de Salud de Granada ha La Delegación de Salud en Gra- hacer extensiva a los bebés de seis ido adoptando distintas medidas nada tomó la decisión el pasado a once meses. en pro de frenar la extensión del lunes de solicitar la intervención No obstante, estos niños debe- brote epidémico, una de las últijudicial ante la negativa de 58 pa- rán recibir, además de esta dosis, mas el traslado de toda la infordres a vacunar a sus hijos y ante el las otras dos del calendario vacu- mación pertinente relativa a esta avance del brote, que ya afecta a nal ordinario (a los 15 meses y a situación a la Judicatura para que 46 personas. los tres años), puesto que el sis- considere la posibilidad de adopEl juez solicitó información adi- tema inmunitario a estas edades tar otras acciones a fin de paliar cional relacionada antes de tomar es «muy inmaduro», lo que hace en lo posible que el virus del sala decisión que acaba de hacer necesario repetir la vacunación rampión siga circulando entre pública. para que la respuesta inmunitaria los niños del colegio afectado así El brote epidémico de saram- a la vacuna aporte una protección como por el resto de la ciudad y pión fue detectado a principios de completa. Se trata de evitar la cir- su provincia. mes en un colegio del barrio gra- culación del virus y el potencial nadino del Albaicín. contagio a bebés menores de 12 Fuente: EL PAÍS (http://bit.ly/fHflEi) El brote afectaba hoy ya a 46 meses o a los adultos susceptibles

7


Documento extraído del portal sobre las vacunas de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA URL: http://bit.ly/a0wRMQ

VACUNAS

Las vacunas, una a una Empezamos con estas fichas extraídas del portal sobre las vacunas de la Asociación Española de Pediatría, donde se explican las características de cada enfermedad y de su vacuna. Triple Vírica (SPR) ¿En qué consisten estas enfermedades? Son infecciones producidas por tres virus distintos, el del sarampión, el de la rubeola y el de la parotiditis, que afectan principalmente a los niños. Al estar causadas por virus, no tienen tratamiento. • Sarampión: Produce un cuadro febril grave con manchas muy rojas por todo el cuerpo, tos muy irritativa y conjuntivitis (ojos rojos). También produce unas lesiones blanquecinas como puntos con un halo rojizo en la mucosa de la boca que solo aparecen en esta enfermedad y se denominan manchas de Koplik. En ocasiones se complica

8

con infecciones en el pulmón y en el sistema nervioso. • Rubeola: Provoca un cuadro leve de fiebre, manchas por el cuerpo más tenues y más pequeñas, y ganglios por el cuello, la región occipital y detrás de las orejas. En adolescentes y adultos puede producir afectación de las articulaciones. Su gravedad viene dada por el posible contagio del niño a una embarazada que no hubiera pasado la enfermedad y que no esté vacunada, ya que puede afectar al embrión y provocarle graves malformaciones, sobre todo en el corazón y en el sistema nervioso (se llama rubeola congénita). • Parotiditis: Es una infección que afecta a las glándulas que producen la saliva, sobre todo las parótidas, situadas en la

cara, justo debajo de las orejas, se conoce con el nombre de paperas. Se produce una inflamación de las mismas (aumentan mucho de tamaño) y aparece un dolor que puede ser intenso. En ocasiones puede complicarse con una meningitis de características benignas o con inflamación de los testículos o de los ovarios. ¿Cómo se contagian? Estas tres enfermedades se contagian por vía aérea a través de las secreciones que se expulsan al hablar, al toser, etc. y que entran por la boca y nariz del niño. Una vez que el virus está en el cuerpo tarda entre dos y tres semanas en comenzar a dar los síntomas típicos de la enfermedad.


¿Qué vacunas hay contra estas 3 enfermedades y cómo funcionan? Hay una vacuna que combina los 3 virus y que por eso se denomina vacuna triple vírica. Contiene virus vivos atenuados y hace que las personas vacunadas desarrollen defensas que evitan la infección en caso de contacto. La razón de administrarse juntas es evitar pinchazos a los niños. Está demostrado que aunque se mezclen las tres vacunas el valor protector de cada una de ellas se conserva íntegro y no se producen más efectos adversos. ¿Por qué debo vacunar? Para que esté protegido frente a estas enfermedades y no las padezca aunque contacte con una persona que las presente. Aún hoy en día en los países del tercer mundo sigue habiendo muchas muertes provocadas por el sarampión y casos de rubeola congénita. Está

¿Cómo se vacuna de sarampión, rubeola y parotiditis? Actualmente en los calendarios infantiles españoles se aplican 2 dosis de vacuna triple vírica: la primera entre los 12 y 15 meses y la segunda entre los 3 y los 6 años. Solo en situaciones de riesgo de contagio se debe administrar antes de los 12 meses (a partir de los 6 meses), pero si esto sucede es necesario que se vuelvan a poner, posteriormente, las dos dosis a las edades

indicadas. Se puede poner en el mismo momento que la vacuna de la varicela, pero en sitios

LA RAZÓN DE ADMINISTRARSE JUNTAS ES EVITAR PINCHAZOS A LOS NIÑOS. ESTÁ DEMOSTRADO QUE AUNQUE SE MEZCLEN LAS TRES VACUNAS EL VALOR PROTECTOR DE CADA UNA DE ELLAS SE CONSERVA ÍNTEGRO Y NO SE PRODUCEN MÁS EFECTOS ADVERSOS plenamente demostrado que la aplicación de esta vacuna no está relacionada con la aparición de autismo.

diferentes del cuerpo, con agujas y jeringas distintas. Si no es así, la vacuna de la varicela se debe separar al menos cuatro

semanas de la triple vírica. Si se administra a una mujer en edad fértil, por precaución debe posponerse un mes la posibilidad de quedarse embarazada. ¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis? Deberá ponerse la dosis que falte, sin necesidad de empezar de nuevo la pauta de vacunación. ¿Cuándo está contraindicada esta vacuna? Ante una enfermedad leve, como un resfriado, no se debe retrasar la vacunación. Únicamente está contraindicada cuando haya sucedido previamente una reacción alérgica grave con una dosis anterior de la vacuna o con algunos componentes de la misma (como la gelatina o los antibióticos que contiene para evitar su contaminación) o cuando se padezca una enfermedad importante. Al ser una vacuna viva, también está contraindicada en el embarazo y se debe consultar con el pediatra si el niño tiene las defensas disminuidas o recibe corticoides orales o inyectados, en altas dosis. Si tras la administración de la vacuna aparece una disminución de las plaquetas en la sangre se valorará la posibilidad de no aplicar más dosis de vacuna. La vacuna triple vírica no está contraindicada en los alérgicos al huevo, pero en caso de alergias graves a este alimento conviene consultar al pediatra o a la enfermera. Por otra parte, si se hubieran administrado al niño derivados sanguíneos como sangre, plasma o inmunoglobulinas también se debe consultar, por si fuera preciso retrasar la vacunación. >

9

Esquema de la infección por parotiditis

¿Qué importancia tienen? Debemos prevenirlas a través de la vacunación. Dada la globalización existente y los viajes internacionales, han de mantenerse altas tasas de vacunación para evitar la aparición de epidemias importadas, sobre todo de sarampión, en nuestra población susceptible.


> ¿Cuáles son los riesgos de la

vacuna? Esta vacuna puede dar reacción local en el momento de la inyección, y al cabo de 5 a 15 días después de la vacunación es capaz de producir algún efecto adverso en forma de fiebre o aparición de un sarpullido por el cuerpo. Triple Bacteriana (DTT/DTP) ¿Cómo se contraen estas enfermedades? Son enfermedades producidas por bacterias denominadas respectivamente bacilo diftérico, clostridium tetánico y bordetella pertussis. La difteria y la tos ferina se contagian a través de las secreciones respiratorias expulsadas por los individuos infectados, sobre todo al toser o estornudar, en la proximidad de los niños sanos. El tétanos, en cambio, se produce por contaminación de las heridas por el germen causal.

Inflamación característica de la difteria

¿Qué heridas son las de más riesgo para contraer el tétanos? Las heridas de más riesgo son aquellas muy anfractuosas o con mucho tejido desvitalizado, las punzantes en contacto con el suelo o estiércol, las muy contaminadas con cuerpos extraños, las quemaduras, las fracturas con heridas, las mordeduras y las congelaciones. ¿Cuáles son los síntomas más importantes de estas enfermedades? • Difteria. La difteria provoca una inflamación característica de las amígdalas, que se cubren por una membrana blancogrisácea que puede extenderse hacia la laringe o hacia la nariz y producir una grave dificultad respiratoria. Desde esta localización el germen segrega la

10

llamada toxina diftérica, que puede afectar al sistema nervioso, al corazón o a los riño-

crisis de apnea y complicaciones como neumonía, encefalopatía o convulsiones.

LA DIFTERIA, EL TÉTANOS Y LA TOS FERINA SON ENFERMEDADES GRAVES QUE PUEDEN INCLUSO PRODUCIR LA MUERTE O SECUELAS GRAVES A PESAR DEL TRATAMIENTO nes y causar incluso la muerte. • Tétanos. El clostridium tetánico produce también una toxina muy potente que afecta al sistema nervioso central, causando rigidez muscular generalizada —muy típica en los músculos de la cara—, espasmos musculares dolorosos, dificultad respiratoria, convulsiones, dificultad para tragar y otros síntomas que amenazan también la vida del enfermo. • Tos ferina. La tos ferina produce accesos o golpes de tos, durante los cuales se dificulta la respiración, el niño presenta enrojecimiento y congestión de la cara y a veces incluso cierto tono violáceo de la misma, seguidos de vómitos. En los niños de pocos meses son frecuentes los episodios de detención de la respiración o

¿Por qué es aconsejable vacunar a los niños contra estas enfermedades? Porque son enfermedades graves que pueden incluso producir la muerte o secuelas graves a pesar del tratamiento. Y porque además disponemos de vacunas muy eficaces para prevenirlas, gracias a las cuales la difteria y el tétanos son excepcionales en la actualidad en nuestro país y la tos ferina ha disminuido en gran medida su frecuencia. ¿Cuál es la composición de las vacunas para la difteria y el tétanos y cómo actúan? Las vacunas contra la difteria y el tétanos están constituidas por las mismas toxinas que se producen en estas enfermedades, pero purificadas y desprovistas de su toxicidad (se llaman


toxoides), de forma que, una vez inyectadas, no pueden producir la enfermedad, pero mantienen su capacidad de estimular en el organismo la producción de anticuerpos defensivos contra la misma. ¿Cual es la composición de las vacunas contra la tos ferina y cómo actúan? En el caso de la tos ferina, las vacunas actuales están constituidas por los componentes del germen productor de la enfermedad (antígenos) que generan mayor formación de anticuerpos y a la vez producen menos efectos secundarios. Son las llamadas vacunas acelulares (Pa). ¿De qué vacunas disponemos en la actualidad? Las vacunas contra la difteria (D), el tétanos (T) y la tos ferina (Pa) van habitualmente unidas y se administran en la misma inyección. Se constituye así, la llamada vacuna triple bacteriana (DTPa), la cual pertenece al grupo de vacunas consideradas sistemáticas y que por tanto deben recibir todos los niños sanos.

EN LA MAYORÍA DE LAS OCASIONES LOS EFECTOS SECUNDARIOS SON MUY LEVES ¿Disponemos de otras vacunas que contengan la DTPa? En los últimos años, en España, disponemos también de vacunas llamadas pentavalentes en las que van unidas la DTPa con la de la poliomielitis y con la del Haemophilus influenzae tipo b y vacunas hexavalentes, en las que a los componentes de la pentavalente se añade la de la Hepatitis B. Con ellas se disminuye el número de pinchazos

que el niño debe recibir para completar su vacunación. ¿A qué edades debe vacunarse contra la difteria, el tétanos y la tos ferina? Por parte de la Asociación Española de Pediatría, la vacuna DTPa se recomienda a los 2, 4 y 6 meses durante el primer año, una dosis de recuerdo entre los 15 y 18 meses, otra entre los 4 y 6 años y otra entre los 14 y 16 años. En esta última dosis el componente difteria y tos ferina es más reducido (Tdpa). ¿Deben los adultos seguir vacunándose de estas enfermedades si lo han hecho en la infancia? Después de la infancia y según las últimas recomendaciones, los niños que recibieron todas las dosis anteriores citadas (la última a los 13-16 años) solo necesitan una nueva dosis de refuerzo en la 6.ª-7.ª década de la vida para el tétanos y la difteria (componente reducido o tipo adulto). Para la tos ferina, después de la adolescencia, solo sería recomendable una nueva dosis de componente reducido (pa) para los adultos que tienen contacto frecuente con niños, aunque esta práctica no está generalizada. ¿Qué efectos secundarios pueden tener estas vacunas? En la mayoría de las ocasiones son muy leves. Los más frecuentes son fiebre o febrícula, leve hinchazón o enrojecimiento en la zona de la inyección, o ligera irritabilidad o somnolencia en los días siguientes a su administración. Excepcionalmente pueden presentarse llanto persistente, alteraciones neurológicas o reacciones alérgicas. ¿Cuáles son las contraindicaciones de la vacuna DTPa?

Al igual que cualquier vacuna, está contraindicada cuando haya antecedentes de reacción alérgica intensa (anafilaxia) a algún componente de la vacuna y no debe administrarse tampoco en caso de enfermedad grave. Aun no siendo una contraindicación estricta, deberá tenerse precaución cuando dosis anteriores hayan provocado fiebre superior a 40,5 ºC en las 48 horas siguientes a su administración. En caso de cuadro catarral leve no hay contraindicación para la vacunación. ¿Hay contraindicaciones específicas para el componente tos ferina de la vacuna DTPa? Son contraindicaciones específicas del componente tos ferina: • Cualquier enfermedad neurológica progresiva. • Encefalopatía de cualquier tipo que se inicie en los 7 días siguientes a la administración de alguna dosis. ¿Qué consecuencias puede tener para un niño no vacunarlo por temor a una reacción adversa con la vacunación? Que puede contraer cualquiera de las tres enfermedades para las que protege la vacuna, las cuales son más graves que cualquier reacción vacunal y aunque son enfermedades que tienen tratamiento, éste no garantiza siempre la curación sin secuelas. ¿Qué debe hacerse cuando se ha olvidado una dosis de la vacuna o se haya retrasado? No debe reiniciarse la vacunación si ya se ha puesto alguna dosis previa. Simplemente deben completarse las dosis que falten, independientemente del tiempo transcurrido desde que se puso la última. >

11


> Poliomelitis (VPi)

¿Cómo se contagia? Se transmite fundamentalmente por ingestión de alimentos o de agua contaminada o por contacto con personas que eliminan el virus por las heces (es la llamada vía fecal-oral), pero también se puede contagiar por vía aérea a través de gotitas de saliva.

¿Qué vacunas hay contra la polio y cómo funcionan? Hay 2 vacunas: una que se administra por vía oral (VPO) y que contiene virus vivos, pero atenuados, y otra que se administra en inyección (VPI), que contiene virus muertos y por tanto no puede transmitir la enfermedad. Las personas vacunadas desarrollan defensas que evitan la infección por estos virus en caso de contacto. Desde el año 2004 en España se aplica solamente la VPI, ya que la enfermedad se ha eliminado desde 2002 en Europa y la VPO podía llegar a producir una polio vacunal en determinados pacientes de riesgo.

¿Qué importancia tiene la polio? Si no se previene a través de la vacunación, esta enfermedad puede producir debilidad en los músculos hasta quedarse completamente paralizados, condición que se conoce como parálisis flácida aguda que, en algunos casos, es mortal o deja graves secuelas.

¿Por qué debo vacunar a mi hijo? Antes de la aparición de las vacunas había miles de casos de esta enfermedad que producían muchas muertes, en su mayoría niños, y principalmente muchas secuelas neurológicas, con parálisis y deformidades secundarias, que provocaban sobre todo

¿Qué es la polio? La poliomielitis es una enfermedad contagiosa producida por un virus, conocido como poliovirus, que produce síntomas digestivos y neurológicos que, en ocasiones, son muy graves.

problemas de movilidad en estos pacientes. Hoy en día la enfermedad está eliminada en Europa, América y la zona del Pacífico Occidental, pero permanece aún en algunos países de África y Asia, aunque, si seguimos vacunando, podremos llegar a conseguir erradicar la enfermedad del mundo, convirtiéndose así la poliomielitis en la 2.ª enfermedad, tras la viruela, en la que se conseguiría. ¿Cómo se vacuna de la polio? Actualmente en los calendarios infantiles españoles se aplican 3 dosis de primovacunación a los 2, 4 y 6 meses de edad. Esta VPI se aplica conjuntamente, en una sola inyección por vía intramuscular, en la cara anterolateral externa del muslo, con otras vacunas en forma de vacuna pentavalente (difteria, tétanos, tos ferina, Haemophilus influenzae tipo b y VPI) o vacuna hexavalente (las mismas más la vacuna de la hepatitis B). Posteriormente se aplica una dosis de VPI de refuerzo a partir de los 12 meses, en el 2.º año de vida. ¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis? Deberá ponerse la dosis o las dosis que falten, sin necesidad de empezar de nuevo la pauta de vacunación y solo completando el número total de dosis que se precisen por edad.

Virus causante de la poliomelitis

¿Cuándo está contraindicada esta vacuna? Ante una enfermedad común leve no se debe retrasar la vacunación. Únicamente está contraindicada cuando haya sucedido previamente una reacción alérgica grave con una dosis de vacuna o con algún componente de la misma (como los antibióticos que lleva para evitar

12


su contaminación) o cuando se padezca una enfermedad importante. Estas contraindicaciones, que son raras, son comunes al resto de las vacunas. ¿Cuáles son los riesgos de la vacuna? El riesgo de que esta vacuna (VPI) produzca un efecto adverso grave es muy escaso y además no puede desencadenar la polio vacunal, porque es una vacuna muerta. La VPI puede producir efectos adversos leves como dolor y enrojecimiento de la zona de inyección. Haemophilus influenzae tipo b (Hib) ¿Qué es la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo b? Es una infección grave producida por esta bacteria que puede infectar al pulmón, hueso, articulaciones, laringe y especialmente a las meninges (membranas que envuelven al cerebro, la médula espinal y el líquido que los rodea) produciendo meningitis. ¿Cómo se contagia? Se transmite a través de las gotas de saliva producidas por la tos o los estornudos, entrando a través de la boca o la nariz de una persona a otra, invadiendo generalmente el oído, la sangre, el pulmón, los huesos, las articulaciones o las meninges. La infección puede contagiarse estando cerca de otros niños y adultos que tengan la bacteria sin saberlo. ¿Qué importancia tiene la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo b? Se trata por lo general de una infección grave que afecta a niños pequeños, menores de 5 años, y produce enfermedades invasoras graves tales como

meningitis, infección de la sangre (sepsis), hinchazón interna de la garganta que dificulta respirar (epiglotitis), articulaciones de los huesos (artritis) y de las membranas que envuelven al corazón (pericarditis). Todas

La pauta de administración es de 3 dosis en el primer año de vida, generalmente a la edad de 2, 4 y 6 meses, con una dosis de recuerdo en el segundo. Con cuatro dosis el niño queda completamente protegido, no siendo

LA EFICACIA DE LA VACUNA Hib SE HA PODIDO COMPROBAR EN AQUELLOS PAÍSES QUE HAN VACUNADO A SU POBLACIÓN INFANTIL, EN LOS QUE PRÁCTICAMENTE HA DESAPARECIDO ESTA ENFERMEDAD estas enfermedades presentan alta mortalidad y/o secuelas graves, aunque se haga un diagnóstico precoz y un tratamiento correcto. Con la vacuna existente en nuestro país podemos prevenir esta enfermedad. ¿De qué vacunas disponemos? Se dispone en la actualidad de una vacuna muy eficaz (casi del 100%). La eficacia se ha podido comprobar en aquellos países que han vacunado a su población infantil, en los que prácticamente ha desaparecido esta enfermedad. ¿Por qué debo vacunar a mi hijo frente a la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo b? Porque la vacuna es altamente efectiva y segura. De esta forma evitamos meningitis, neumonías, epiglotitis, artritis y pericarditis por esta bacteria en nuestros niños. ¿Cómo se vacuna contra esta enfermedad? La vacuna está incluida en los distintos calendarios de vacunaciones de las comunidades autónomas de nuestro país y se administra simultánea y sistemáticamente con otras vacunas, en un solo pinchazo por vía intramuscular, en el muslo o en el brazo, según la edad.

necesario recibir ninguna más. ¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis? Consultar con su pediatra para que le aconseje qué pauta debe seguir. Después del primer año, aún sin haber recibido ninguna dosis previa, es suficiente con una sola inyección. La vacuna puede y debe administrarse hasta los 5 años en niños sanos, que es la edad hasta la cual son más frecuentes este tipo de infecciones. ¿Cuándo está contraindicada esta vacuna? No deben recibir la vacuna aquellos niños que hayan presentado una reacción alérgica grave (que puso en peligro su vida) a una dosis anterior de la vacuna. Igualmente no deben ser vacunados los niños que presenten una enfermedad aguda grave en el día de la vacunación y aquellos otros que hayan presentado hipersensibilidad a algún componente de la vacuna. ¿Cuáles son los riesgos de la vacuna? Prácticamente ninguno, la vacuna es muy segura con escasas reacciones graves. No obstante, en algunos casos se pueden presentar, como con otros medicamentos, problemas leves como

> 13


> enrojecimiento, hinchazón, fie-

bre de escasa intensidad y duración (habitualmente menos de 24 horas). Otros efectos descritos relacionados con la vacuna pueden ser llanto excesivo, irritabilidad y somnolencia.

Inflamación del hígado causada por la hepatitis

¿Qué pasa si hay una reacción grave? Se debe prestar atención a cualquier acontecimiento que ocurra fuera de lo habitual, como puede ser una reacción alérgica grave o cambios en el comportamiento del niño. Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir dificultad respiratoria, ronquera o pitos al respirar, ronchas, debilidad, latidos del corazón rápidos o mareos. Por lo general, cuando se producen estas reacciones graves, lo hacen en los primeros minutos que siguen a la vacunación, por eso se recomienda esperar 15-20 minutos antes de abandonar el centro donde le hayan vacunado. Hepatitis B (HB) ¿Qué es la hepatitis B? Es una inflamación del hígado producida por el virus de hepatitis B que cursa con síntomas como malestar, náuseas, dolor abdominal y color amarillento de la piel, aunque no siempre. Tras esta fase aguda puede producirse la curación o bien evolucionar a hepatitis crónica, con posibilidad de desarrollar cirrosis y cáncer de hígado. Con

14

frecuencia, en los niños, la infección aguda es totalmente asintomática (están aparentemente sanos) y en un porcentaje pequeño la evolución tras la infección inicial es hacia una hepatitis fulminante con elevada mortalidad.

¿Cómo se contagia? Existen tres vías principales de contagio: • Transmisión de una madre infectada a su hijo durante el parto. • Transmisión a través de contacto con sangre contaminada: pinchazos accidentales, drogadicción, acupuntura, tatuajes, etc. • Transmisión por relaciones sexuales sin protección. ¿Qué importancia tiene? La hepatitis B es una enfermedad distribuida por todo el mundo; se considera que 300 millones de personas están infectadas por este virus. Cuando la infección se adquiere en la infancia, el riesgo de evolucionar

a hepatitis crónica es muy elevado, de hecho, el 30-40% de los pacientes con hepatitis crónica han adquirido la infección en la época infantil. Aproximadamente el 25% de los casos de infección crónica por el virus de la hepatitis B pueden evolucionar a cirrosis y/o cáncer hepático. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la hepatitis B origina más de 1 millón de fallecimientos anuales en el mundo. ¿Por qué debo vacunar a mi hijo de hepatitis B? El 90% de los niños que se infectan por el virus de la hepatitis B en el período neonatal o en edades muy precoces de la vida desarrollarán una hepatitis crónica. La inclusión de la vacuna frente a este virus en los calendarios de vacunación ha reducido de forma drástica este riesgo, y la OMS la ha incluido como vacunación universal en todos los programas nacionales de vacunación de niños y adolescentes, debiendo mantenerse esta recomendación, ya que el riesgo de infección no se ha eliminado por completo en ningún país del mundo y la vacuna es muy eficaz para evitar la hepatitis B y sus posibles complicaciones. ¿Cómo se vacuna de la hepatitis B? En los calendarios de vacunación infantil, la pauta de vacunación incluye 3 dosis, una primera que puede administrarse


al nacimiento o a los 2 meses de edad, la 2ª dosis se pondrá 1-2 meses después de la primera y la 3ª dosis a los 6 meses de edad, aunque algunos calendarios admiten 4 dosis en el primer año. Si la madre tiene hepatitis B o es portadora del virus, la primera dosis ha de ponerse de forma

LAS VACUNAS FRENTE A LA HEPATITIS B SON MUY SEGURAS. EN UN PEQUEÑO PORCENTAJE PUEDEN PROVOCAR ENROJECIMIENTO O DOLOR EN EL LUGAR DE LA INYECCIÓN inmediata al nacimiento. Los niños mayores y adolescentes que no hayan sido vacunados deberán recibir también 3 dosis. La vacuna debe administrarse siempre por vía intramuscular en el muslo en los niños menores de 1 año y en el brazo en los mayores. ¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis? Se completará el esquema de 3 dosis, independientemente de la fecha en que se haya recibido la última vacuna. No es necesario iniciar de nuevo la pauta de 3 dosis.

dolor en el lugar de la inyección y con menor frecuencia fiebre o malestar. Meningitis C (MCC) ¿Qué es el meningococo C? El meningococo C es una bacteria que produce meningitis, una infección grave de las envolturas (meninges) y el líquido que rodean el cerebro y la médula espinal. Este tipo de meningitis, la C, es más frecuente en los niños pequeños y en los adolescentes. ¿Cómo se contagia esta enfermedad? La infección se contrae por contacto directo o próximo con las secreciones nasofaríngeas (gotas de saliva) de un enfermo al estornudar o al toser, o de un portador sano que alberga la bacteria (meningococo) en su nariz o garganta, pero que no le produce enfermedad. Desde estos sitios, la bacteria puede invadir el torrente sanguíneo (infección de la sangre) y llegar a las meninges produciendo la enfermedad. ¿Qué importancia tiene la meningitis por meningococo C? Existe una vacuna denominada conjugada frente al

meningococo C que es muy efectiva y que es capaz de inducir una respuesta defensiva del organismo en los niños menores de 2 años. Esta vacuna está incluida en todos los calendarios de vacunaciones españoles y la reciben sistemáticamente todos los niños desde la edad de 2 meses. ¿Por qué debo vacunar a mi hijo contra el meningococo C? Simplemente porque la vacuna es muy segura y porque con ella evitamos la enfermedad, quizás para toda la vida, además de prevenir las graves secuelas que puede dejar. ¿Cómo se vacuna del meningococo C? La vacuna se administra desde los dos meses de vida, junto a otras vacunas sistemáticas incluidas en los calendarios de vacunaciones de las distintas comunidades autónomas. Se administran 3 dosis por vía intramuscular (en el muslo o en el brazo, según la edad), las dos primeras antes de los 6 meses y un refuerzo en el segundo año de vida. Si el niño es mayor de 12 meses no es necesario administrar

>

Esquema de una meningitis

¿Cuándo está contraindicada esta vacuna? Solamente está contraindicada en caso de antecedente de reacción alérgica grave a alguno de los componentes de la vacuna. ¿Cuáles son los riesgos de la vacuna? Las vacunas frente a la hepatitis B son muy seguras. En un pequeño porcentaje de casos pueden producirse reacciones locales leves como enrojecimiento o

15


> más que una sola inyección. Esta vacuna se aconseja para todas las personas hasta el final de la adolescencia (19-20 años).

y mareos. En estos casos debe consultarse inmediatamente con un médico. Neumococo

¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis? Dependerá de la edad del niño, como se ha referido previamente. Lo mejor será consultar con su pediatra para que él le aconseje la mejor pauta a seguir. ¿Cuándo está contraindicada esta vacuna? No deben vacunarse aquellos niños que hayan presentado una reacción alérgica grave (que puso en riesgo su vida) en una dosis anterior. La vacuna no debe administrarse si existe hipersensibilidad a alguno de los componentes incluidos en ella y no deben ser vacunados aquellos niños que en el día de la vacunación presenten una enfermedad aguda grave. ¿Cuáles son los riesgos de la vacuna conjugada meningocócica C? Las reacciones mas frecuentemente descritas son enrojecimiento, hinchazón y dolor en el sitio de la inyección. Puede ocasionar fiebre, irritabilidad, diarrea y vómitos. El riesgo de que la vacuna cause daños serios o la muerte es mínimo.

Bacteria neumococo

¿Qué pasa si ocurre una reacción moderada o seria? En todas las vacunaciones se debe prestar atención a cualquier acontecimiento fuera de lo normal, tal como la aparición de fiebre muy alta o cambios del comportamiento. Las señales de una reacción alérgica grave suelen ser: dificultad para respirar, ronquera, sibilancias (pitos en el pecho), ronchas y enrojecimiento de todo el cuerpo, debilidad, latidos muy rápidos del corazón

16

¿Qué es el neumococo? Es un germen, una bacteria, que puede producir infecciones graves. Existen más de 90 variedades (serotipos) de neumococo, de los que solo algunos pueden producir infecciones en los seres humanos. Los más vulnerables son los niños pequeños, por debajo de los 5 años, y, en particular, los menores de 2 años; aunque también afecta a personas mayores, sobre todo mayores de 65 años, o con enfermedades que predisponen a las infecciones por este germen. ¿Qué enfermedades produce el neumococo? El nombre de esta bacteria proviene de su capacidad para producir neumonía, o sea, una infección en el pulmón, sobre todo en niños de menos de 5 años en los que es la primera causa de neumonía bacteriana. Pero también causa meningitis, una infección grave, incluso mortal, de las meninges o cubiertas que rodean al cerebro, que es más frecuente en los

niños más pequeños, por debajo de los 2 años, y que puede dejar secuelas. Puede provocar además bacteriemia, que es una infección de la sangre y que da lugar a fiebre elevada sin otros síntomas. Además, produce otras infecciones no tan graves, pero más frecuentes, como sinusitis y otitis. El neumococo, por ejemplo, es la segunda causa de otitis bacteriana en la infancia. ¿Cómo se contagia la enfermedad? Este germen se encuentra habitualmente en la nariz y en la garganta, sobre todo de niños pequeños, en los que hasta la mitad son portadores, o sea, que lo tienen y lo transportan aunque no les produzca enfermedad. La bacteria entra por la boca o la nariz y desde allí puede invadir el oído, el pulmón, la sangre o las meninges, y causar enfermedad. ¿Quién es más susceptible a estas infecciones por neumococo? El neumococo puede afectar a cualquier niño sano, pero, como se ha comentado, las infecciones graves son más frecuentes en los menores de 2 años, debido a que su sistema de defensa frente a las infecciones no ha madurado


lo suficiente para hacer frente a este tipo de gérmenes. Algunos niños mayores y adultos con enfermedades crónicas cardiopulmonares, diabetes mellitus, ausencia del bazo o con infección por el virus del sida, u otras enfermedades que disminuyen las defensas, están más predispuestos a ser atacados por esta bacteria.

LAS INFECCIONES GRAVES POR NEUMOCOCO SON MÁS FRECUENTES EN LOS MENORES DE 2 AÑOS ¿Por qué debo vacunar a mi hijo contra al neumococo? Porque la vacunación es segura y eficaz en la prevención de las enfermedades graves por neumococo, como la meningitis, y sus secuelas. También puede disminuir la probabilidad de padecer neumonía y otitis. Aunque las vacunas actuales no protegen frente a todas las variedades de neumococo, son eficaces frente a las más habituales. Esta vacuna forma parte del calendario infantil en la mayor parte de los países europeos. La Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación universal de todos los lactantes que vivan en nuestro país frente al neumococo. ¿Qué vacunas existen frente al neumococo? Las vacunas actuales están preparadas para que sean eficaces también en niños menores de 2 años, que son los más vulnerables. Disponemos en la actualidad de 2 vacunas: una que protege frente a 10 serotipos (10-valente) y otra que lo hace frente a 13 serotipos (13-valente), Esta última sustituye a la de 7 serotipos que se ha utilizado hasta ahora.

La vacuna 13-valente está autorizada para niños menores de 5 años y la 10-valente, por ahora, solo para niños menores de 2 años. En personas con un riesgo alto de padecer infecciones graves por el neumococo, tanto adultos como niños mayores, puede estar indicada, además, otra vacuna, de 23 serotipos, que no es eficaz en los menores de 2 años y que no se emplea en niños sanos.

¿Cómo se vacuna del neumococo? En niños sanos, la vacuna de 10 ó 13 serotipos se administra en 4 dosis, tres en el primer año de vida, a los 2, 4 y 6 meses, y una cuarta dosis de recuerdo en el segundo año, entre los 12 y los 15 meses (pauta 3+1). Si se vacuna a la mayoría de los niños, como ocurre cuando la vacuna está incluida en el calendario de vacunación de un país, la pauta puede ser de 3 dosis, dos en el primer año y una de refuerzo en el segundo (pauta 2+1). La vacunación consiste en un pinchazo en el muslo en los menores de 1 año y en la parte superior del brazo en los mayores de esa edad. Esta vacuna puede administrarse a la vez que el resto de las del calendario. En niños de alto riesgo, con enfermedades como las que hemos mencionado previamente que predisponen a las infecciones graves por el neumococo, las pautas recomendadas combinan esta vacuna con la vacuna de 23 serotipos. ¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis? Continuar con el calendario de vacunación, sin necesidad de reiniciarlo. Según la edad en que se retome la vacunación, puede estar indicado

administrar alguna dosis menos, por lo que conviene consultar con el pediatra. ¿Son intercambiables las diferentes vacunas? La vacuna de 13 serotipos sustituye a la de 7, por lo que un niño que haya comenzado la vacunación con esta última puede continuarla con la de 13 serotipos. Las vacunas de 10 y 13 serotipos no tienen la misma composición y, ante la ausencia de estudios que lo avalen, no deberían intercambiarse. En cualquier caso, si hay dudas acerca de la compatibilidad de estos preparados o de cómo completar un calendario de vacunación de un niño, es recomendable consultar al pediatra. ¿Cuándo está contraindicada la vacuna? No deben vacunarse aquellos niños que hayan presentado una reacción alérgica grave en una dosis previa o que sean alérgicos a alguno de los componentes incluidos en ella. En los niños que presenten una enfermedad aguda grave debe retrasarse la vacunación hasta su mejoría. Un catarro o una enfermedad leve no son motivos para retrasar la vacunación. ¿La vacuna antineumocócica produce algún efecto indeseable? Esta vacuna es segura, no puede producir la enfermedad, y las reacciones más frecuentes son leves, como dolor, enrojecimiento e hinchazón en la zona de la inyección, somnolencia, irritabilidad, disminución del apetito o fiebre moderada en las horas siguientes a su administración. Las reacciones graves son muy poco frecuentes. >

17


> Rotavirus ¿Qué es el rotavirus? Se trata de un virus que causa gastroenteritis aguda. Su nombre procede de su parecido con una rueda, que en latín se dice «rota».

que es la complicación más frecuente de las gastroenteritis. En ocasiones, sobre todo en los más pequeños, se puede presentar una intolerancia transitoria a la lactosa durante varias semanas.

¿Cuáles son las manifestaciones de la gastroenteritis aguda? La gastroenteritis aguda o diarrea aguda es una enfermedad muy frecuente en la infancia, sobre todo en niños menores de 5-6 años. Se caracteriza por producir un aumento en el número de las deposiciones, siendo líquidas, abundantes y de mal olor. Generalmente se acompaña de vómitos, con frecuencia como síntoma inicial, dolor abdominal y fiebre.

¿Cómo se produce el contagio de este tipo de infecciones? La transmisión es fecal-oral. El contagio puede producirse por el contacto con otros niños enfermos en la guardería o el colegio, o con sus padres o cuidadores, generalmente a través de las manos. De ahí la importancia del lavado de manos, siempre y especialmente cuando el niño tiene diarrea, que será obligado después de cambiarlo si usa pañales y antes de preparar las comidas.

¿Qué importancia tiene la gastroenteritis? En nuestro medio este tipo de diarreas no produce complicaciones graves si se trata adecuadamente, desde que el niño presenta los primeros síntomas, mediante el aporte suficiente de líquidos, en forma de soluciones de hidratación oral en los más pequeños, y una dieta adecuada, con el objeto de prevenir la deshidratación,

¿Cuál es el impacto de la gastroenteritis por rotavirus? En Europa, la infección por rotavirus ocasiona unas 220 000 hospitalizaciones y 1,7 millones de consultas médicas cada año. En nuestro país se calcula que anualmente precisan ingreso hospitalario, debido a este tipo de infecciones, unos 5000 niños, y entre 150 000 y 200 000 reciben tratamiento en su domicilio; se estima que

las gastroenteritis por rotavirus representan el 10% de las consultas de urgencias pediátricas, constituyendo por tanto una importante carga asistencial y social. ¿Qué vacunas existen frente al rotavirus? Desde hace varios años se encuentran comercializadas dos vacunas frente a rotavirus, que se denominan RotaTeq® y Rotarix®. Son vacunas recomendadas por varias agencias sanitarias, aunque en el momento actual no se encuentran financiadas por la mayoría de los sistemas sanitarios públicos de nuestro entorno. ¿Qué diferencias hay entre las dos vacunas frente a rotavirus? Las vacunas disponibles han sido fabricadas mediante procedimientos diferentes. También difieren en sus pautas de administración: RotaTeq®, requiere tres dosis consecutivas para completar la vacunación (con un intervalo mínimo entre dosis de cuatro semanas) y la otra vacuna, Rotarix®, precisa solamente dos dosis, pero la eficacia para la prevención frente a la infección grave por rotavirus es prácticamente igual para ambas vacunas. ¿A qué edad hay que realizar la vacunación frente a rotavirus? La vacunación debe iniciarse a partir de las seis semanas de vida y debe estar completada a las 26 semanas de edad (seis meses y medio) para la vacunación con RotaTeq® y a las 24 semanas (seis meses) en el caso de Rotarix®.

Rotavirus

¿Cómo se administran las vacunas frente a rotavirus? Estas vacunas se administran exclusivamente por vía oral (bebidas).

18


¿Puede administrarse la vacuna del rotavirus al mismo tiempo que las otras vacunas del calendario de vacunaciones? Sí. Cualquiera de las vacunas puede administrarse conjuntamente o con cualquier intervalo

alguna malformación intestinal que predisponga a ella. Dado que es una vacuna viva, como norma general no debe administrarse a niños con inmunodeficiencias. La administración debe pos-

EL COMITÉ ASESOR DE VACUNAS (CAV) DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA (AEP) RECOMIENDA LA VACUNACIÓN UNIVERSAL FRENTE A ROTAVIRUS DE TODOS LOS LACTANTES PEQUEÑOS con el resto de las vacunas infantiles actualmente recomendadas en los calendarios de vacunaciones infantiles españoles. ¿Por qué debemos vacunar a nuestros hijos frente al rotavirus? El objetivo fundamental de la vacunación contra el rotavirus en nuestro país es proteger a los lactantes y niños pequeños frente a las formas graves de gastroenteritis aguda, previniendo sufrimientos, hospitalizaciones, pérdidas de jornadas de trabajo en los padres, etc., reduciendo la carga de la enfermedad y la utilización de recursos. ¿Qué efectos adversos están asociados a la vacunación? Las vacunas frente al rotavirus han demostrado ser vacunas seguras tras amplios estudios buscando posibles efectos secundarios graves. Los efectos adversos más frecuentes son vómitos, diarrea y fiebre moderada, todos ellos leves. ¿Cuáles son las contraindicaciones de estas vacunas? Están contraindicadas, como otras vacunas, en caso de reacción alérgica a una dosis previa o si es conocida la alergia a alguno de sus componentes. Tampoco deben administrarse si existe el antecedente de invaginación intestinal o si se padece

ponerse en el caso de diarrea o vómitos. ¿Qué sociedades científicas recomiendan la vacunación frente al rotavirus? En Europa, tanto la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) como la Sociedad Europea de Infectología Pediátrica (ESPID) recomiendan la vacunación frente a rotavirus de forma universal en todos los niños europeos sanos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha actualizado sus recomendaciones mundiales para la vacunación contra el rotavirus, indicando que ambas vacunas, RotaTeq® y Rotarix®, son eficaces en la prevención de formas graves de diarrea. Recomienda la introducción de la vacuna en todos los programas nacionales, especialmente donde la diarrea suponga más del 10% de la mortalidad en menores de 5 años, es decir, en los países pobres. ¿La Asociación Española de Pediatría aconseja vacunar frente a rotavirus? Sí. El Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda la vacunación universal frente a rotavirus de todos los lactantes pequeños.

Varicela (VVZ) ¿Qué es la varicela? La varicela es una infección vírica, producida por el virus varicela-zóster, que afecta principalmente a los niños, aunque también puede aparecer en personas adultas que no pasaron la enfermedad durante su infancia. Aunque suele ser una enfermedad benigna, en ocasiones puede presentar complicaciones graves. ¿Qué síntomas tiene la varicela? Los síntomas característicos de esta enfermedad consisten en la aparición de un exantema (erupción en la piel), que al principio son pequeñas lesiones de color rojo y en los días siguientes van evolucionando a pequeñas vesículas con líquido claro en su interior, que suelen estar rodeadas de un pequeño halo rojizo y que finalmente se convierten en costras. Generalmente, la aparición de la erupción puede acompañarse de fiebre moderada, malestar y dolor de garganta. Lo característico de estas lesiones es que suelen picar, por lo que los niños tienen tendencia a rascarse, con la posibilidad de que las lesiones se infecten. También suelen aparecer lesiones en la boca y en el cuero cabelludo. ¿Cómo se contagia? La varicela es una enfermedad muy contagiosa. Se puede transmitir a otros, desde dos o tres días antes de aparecer las primeras manchas en la piel, hasta que todas las lesiones son costras (unos cinco a siete días desde el inicio de la erupción). Se contagia por vía aérea, por las gotitas de saliva que se expulsan con la tos o al hablar, y también por contacto con las lesiones. ¿Por qué debemos vacunar a nuestros hijos de la varicela?

> 19


> Porque aunque la varicela se considere una enfermedad benigna, la verdadera importancia clínica de la enfermedad viene condicionada por el elevado coste sociosanitario, la frecuencia de complicaciones y la posibilidad de prevenir la enfermedad mediante la vacunación. ¿La varicela es una enfermedad leve o puede producir complicaciones? La varicela es una enfermedad casi siempre autolimitada, pero en ocasiones puede presentar complicaciones como sobreinfecciones bacterianas cutáneas; respiratorias, como neumonías, o neumonitis por el propio virus de la varicela; neurológicas como cerebelitis, o puede facilitar la entrada de infecciones invasivas por bacterias. Estas complicaciones, aunque poco frecuentes, pueden causar problemas graves en niños con factores de riesgo (inmunodeficiencias, procesos tumorales, tratamientos especiales, etc.).

Infección por varicela

¿Qué vacunas hay frente a la varicela? Hay comercializadas en España dos vacunas frente a la varicela: Varivax® y Varilrix® La primera de ellas, Varivax®, puede ser administrada a partir de los doce meses a todos los niños sanos, en una pauta de dos dosis (la primera a los 1215 meses y la segunda entre los 3-4 años de edad). Varilrix®, por el contrario, solo está indicada para pacientes de riesgo y sus contactos y en adolescentes y adultos susceptibles, y actualmente es de uso exclusivo hospitalario.

20

¿Cómo se administra la vacuna? Debe administrarse por vía subcutánea, generalmente en la zona alta del brazo o en el muslo en los más pequeños. ¿Puede vacunarse frente a la varicela al mismo tiempo que las otras vacunas del calendario de vacunaciones?

Sí. Lo más práctico es administrarla el mismo día que se vacuna al niño con la vacuna triple vírica (sarampión, rubeola y parotiditis), pero en lugares anatómicos distintos y con agujas y jeringas diferentes. En caso de no haberse podido administrar en el mismo día estas dos vacunas, se debe posponer la administración de una de ellas un mínimo de cuatro semanas. ¿Cuáles son las reacciones adversas de la vacunación? Las reacciones más frecuentemente asociadas a la vacunación contra la varicela son: dolor, picor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, erupción de muy pocas lesiones de tipo variceloso en ese sitio o en otras zonas, irritabilidad, síntomas catarrales y fiebre moderada.

¿Cuándo está contraindicada la vacuna de la varicela? Además de las contraindicaciones generales de todas las vacunas, es decir, reacción alérgica grave (anafilaxia) tras una dosis previa o bien alergia conocida a alguno de sus componentes, la vacuna de la varicela, por ser una vacuna viva, está contraindicada en general en las situaciones de inmunodeficiencia y en el embarazo. Aunque no supone una contraindicación, por precaución no se aconseja su administración a madres que estén amamantando a sus hijos. ¿La Asociación Española de Pediatría aconseja vacunar frente a la varicela? En efecto, la Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación frente a la varicela para todos los niños, habiéndola incluido en su calendario de vacunaciones recomendado desde el año 2000, con una primera dosis de vacuna entre los 12-15 meses y una segunda dosis a los 3-4 años de edad. En niños y adolescentes entre 10 y 14 años que no hayan padecido la varicela, ni hayan sido vacunados con anterioridad, también se recomienda la vacunación para prevenir la enfermedad en la edad adulta. Solo algunas comunidades autónomas españolas vacunan en la actualidad a los niños pequeños contra la varicela de forma universal. •

El documento se completa con la ficha de las vacunas de la Hepatitis A, la Gripe y la del Virus del Papiloma Humano.


>> Calendario de Vacunaciones en Cataluña (2008) EDAD

VACUNAS

Poliomelitis

2 meses

4 meses

6 meses

12 meses

15 meses

18 meses

VPi

VPi

VPi

VPi

DTPa

DTPa

DTPa

DTPa

4 años

6 años

11 años

12 años

14 años

16 años

Difteria / Tétanos /

DTPa

Td (d)

Tos ferina

Haemophilus Influenzae b

Hib

Hib

Hib

Hib

Sarampión /

TV

Rubeola /

TV

Parotiditis

Hepatitis B

Meningitis Meningocócica C

HB

HB

MCC

HA+B

HB

MCC

(a)

MCC

Varicela

Virus del Papiloma Humano

VVZ (b)

VPH (c)

(a) Se prorroga la vigencia del programa piloto de vacunación antihepatítica A+B, por el que se establece el calendario de vacunaciones sistemáticas, dirigido al alumnado de 6o curso de educación primaria, hasta el curso escolar 2013-2014 incluido. (b) Personas que refieran no haber pasado la enfermedad ni haber sido vacunadas con anterioridad. (c) Sólo a niñas con 11-12 años de edad. (d) Tétanos y difteria de tipo adulto. Fuente: Ministerio de Sanidad y Política Social URL (Todas las Comunidades Autónomas): http://bit.ly/hNiwZL


Artículo publicado en el blog de MIGUEL JARA (http://www.migueljara.com) en Diciembre de 2010 URL: http://bit.ly/gdDLYC

VACUNAS

La libertad de vacunación En la última feria BioCultura en Madrid el médico Juan Gervás, atendió a muchas madres que le solicitaban que les recomendara el «conjunto mínimo de vacunas» que pueden poner a sus hijos. Poco después, desde la revista Agenda Viva de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente le pidieron un texto «neutral» sobre vacunas. Juan les entregó lo que pueden leer a continuación. POR JUAN GERVÁS

L

as vacunas tienen una historia más que bicentenaria en la que han demostrado su efectividad y su seguridad. La primera vacuna, la «vacuna» propiamente dicha, logró erradicar la viruela, enfermedad que mataba y deformaba a los humanos. En otro ejemplo, la difteria mataba a uno de cada diez enfermos antes de la vacuna y de los antibióticos. La rabia es todavía hoy enfermedad mortal sin más tratamiento que la vacunación precoz. Toda intervención sanitaria tiene perjuicios y sólo unas pocas compensan por sus beneficios. Este balance se inclinaba claramente a favor de las primeras vacunas, de las tres citadas y de alguna más, como la vacuna frente al sarampión o para

22

prevenir la hepatitis B o contra la rubeola (que evita los daños al feto) o para evitar la parotiditis. Frente a estas enfermedades graves por su mortalidad, morbilidad y/o secuelas, como también ante la poliomielitis, los efectos adversos de las vacunas eran irrelevantes.

TODA INTERVENCIÓN SANITARIA TIENE PERJUICIOS Los tiempos han cambiado y el campo de las vacunas se ha ampliado. Cada vez se aplican para enfermedades más infrecuentes y/o más leves y con menos conocimiento científico. Además, se emplean nuevas técnicas para mejorar la efectividad

de las vacunas, bien conservantes, bien adyuvantes, sin que se sigan a largo plazo sus efectos (o se termine aceptando su retirada, como el timerosal). Sin embargo, algunas alarmas parecen falsas, como la asociación de la vacuna triple vírica con el autismo. Al tiempo, el costo de las nuevas vacunas es de tal calibre que ya es historia la crisis de los noventa del pasado siglo, cuando en EEUU hubo escasez de algunas vacunas básicas, como la antitetánica, por su falta de beneficio comercial. En el siglo XXI las vacunas se han convertido en un próspero negocio que logra hacer «pasar» de lo público a lo privado a personas clave. Las vacunas recientes han sido rechazadas por parte de la


calendario vacunal infantil se presenta como necesario para múltiples acciones, desde inscripción en guarderías/escuelas a viajes. Otro tanto sucede con ancianos en situaciones como asilos/residencias, e incluso para el personal sanitario (por ejemplo, respecto a la vacuna contra la gripe). Es absurdo pretender imponer a la fuerza

ética su actitud es reprobable desde el punto de vista de los vacunados. Y en la práctica deberían aceptar al menos las vacunas básicas mencionadas y las que no conllevan inmunidad de rebaño, como la antitetánica. En todo caso, el principio ético de la autonomía exige que se informe detalladamente de

The Origin of Vaccination. A Contemporary French View

población, a la que se ha atemorizado mediante mecanismos múltiples para lograr su participación. Son buen ejemplo de estas políticas irresponsables las vacunas contra el virus del papiloma humano y la vacuna contra la gripe. En el caso concreto de la gripe A de 2009-10 la situación rozó lo esperpéntico, con contratos nunca desvelados entre el Gobierno y los laboratorios farmacéuticos. Plantean dudas las vacunas contra el neumococo, el rotavirus, el Haemophillus influenza, el meningococo y la varicela. Con todo, estas vacunas pueden tener sentido en alguna situación o caso clínico concreto. En otras, como la vacuna contra la gripe y la vacuna contra el virus del papiloma humano, se desconoce el valor de la inmunidad natural y la efectividad de las vacunas (su fundamento científico es lamentablemente endeble). Las vacunas no son obligatorias en España. Existe legislación que prevé su aplicación obligatoria, pero en situaciones excepcionales. Sin embargo, tienen razón quienes abogan por la libertad de vacunación respecto a que de facto el

EL PRINCIPIO ÉTICO DE LA AUTONOMÍA EXIGE QUE SE INFORME DETALLADAMENTE DE BENEFICIOS Y PERJUICIOS A LOS PADRES Y ADOLESCENTES las vacunas, y ello genera rechazo y descrédito, como su presentación tipo «medicamentos milagrosos». Quienes rechazan las vacunas se «aprovechan» de la inmunidad de rebaño que provoca el uso masivo de las mismas. Por ejemplo la poliomielitis disminuye también entre los no vacunados por la protección que conlleva el que la mayoría se vacune y eso dificulte la circulación del virus de la misma. Los no vacunados actúan de «gorrones» pues disfrutan de los beneficios sin estar expuestos a perjuicios. Por esta cuestión

beneficios y perjuicios a los padres y adolescentes (en el caso del calendario infantil) y a las personas a vacunar en general para que puedan tomar una decisión apropiada. También conviene señalar los frecuentes fallos de las vacunas, cuya aplicación nunca conlleva inmunidad completa para siempre. Es este consentimiento informado (no simplemente «firmado») el que podría dar razón a los que defendemos las vacunas como un tesoro que no conviene dilapidar, ni con engaños ni con su ampliación sin límites y por intereses comerciales. •

23


Artículo publicado en la revista SER PADRES (http://www.serpadres.es) URL: http://bit.ly/dxL17c

VACUNAS

Vacunas: Cosas que se dicen y no son ciertas En este artículo, el pediatra Carlos González intenta desmentir algunos de los mitos de la vacunación y recalcar la importancia de vacunar a los niños. POR CARLOS GONZÁLEZ

Difteria, tosferina, polio... esas enfermedades desaparecieron hace años, ya no hace falta vacunar FALSO

Esas enfermedades casi han desaparecido en los países industrializados porque se vacuna a los niños. Pero podrían volver si se dejase de vacunar. Por eso los gobiernos siguen gastándose el dinero en vacunas. Si pudieran ahorrárselas, se las ahorrarían. En los países del Este, por ejemplo, disminuyó la tasa de vacunaciones con la caída del régimen comunista. En 1993 hubo en Rusia una epidemia de difteria, con 15.000 enfer24

mos y 470 muertos. Existen muchas vacunas, además de las que están en el calendario oficial de vacunación. No se administran todas, sino sólo las más adecua-

que no se vacuna de la viruela en ningún país del mundo, ya no es necesario. La viruela se pudo erradicar porque solo afecta al ser humano, y porque el virus no puede mante-

LA VIRUELA SE PUDO ERRADICAR PORQUE SOLO AFECTA AL SER HUMANO, Y PORQUE EL VIRUS NO PUEDE MANTENERSE VIVO FUERA DE UN INDIVIDUO ENFERMO das a los riesgos de cada país. En España no nos vacunamos de la encefalitis japonesa (en Japón sí, por supuesto). La primera vacuna que se inventó fue la de la viruela. Resultó tan eficaz que se consiguió erradicar la enfermedad en todo el mundo. Hace décadas

nerse vivo fuera de un individuo enfermo. Por desgracia, la mayoría de las enfermedades no cumplen estos requisitos; los microbios se pueden transmitir por animales, o permanecer durante años en el suelo, y por tanto jamás se podrán > eliminar.


25


> Es una maniobra de las multinacionales para ganar dinero FALSO En cualquier farmacia (y no digamos en una parafarmacia) podemos encontrar cientos de productos que no son útiles para mejorar la salud: cremas y productos de belleza, suplementos nutricionales, tónicos y reconstituyentes... Podemos comprarlos, si lo deseamos, pero ningún gobierno del mundo nos los va a regalar. UNICEF ha preparado un interesante documento, el «Immunization summary», que contiene, entre otros datos, el calendario de vacunaciones y el porcentaje de niños vacunados en los distintos países del mundo (http://www.immunize.org/catg.d/p2010.pdf). En este documento se observa que países como Cuba, Corea del Norte o la República Islámica de Irán tienen calendarios muy similares al nuestro y tasas de vacunación altísimas. ¿Estarán ellos también al servicio de los laboratorios farmacéuticos? Por cierto, Cuba es un importante exportador de vacunas, gracias al excelente trabajo científico del Instituto Finlay de La Habana. No debería vacunarse a los bebés FALSO La edad de vacunación depende del equilibrio entre dos factores. Si se ponen demasiado pronto, a veces no son efectivas, porque el sistema inmunitario del bebé todavía no responde (si no fuera por ese problema, se pondrían todas las vacunas al nacer, en el hospital, y asunto resuelto). Si se ponen demasiado tarde, aumen-

26

ta el riesgo de que el niño enferme antes de vacunarlo. Por eso los países africanos suelen poner las vacunas un poco antes que los europeos, mientras que los países nórdicos (con un excelente sistema sanitario, para atajar cualquier posible brote) se permiten el lujo de empezar un mes más tarde e incluso de poner una dosis menos de la serie bá-

mayoría de los enfermos en una epidemia, estuvieran vacunados. Es muy fácil esgrimir ese dato como si fuera la «prueba» de que la vacuna es inútil, incluso peligrosa. Pero unos sencillos cálculos demuestran que no es así, ni mucho menos. Supongamos que, en cierto país, el 97% de los niños están vacunados, y supongamos que la cosa está

CUBA, COREA DEL NORTE O LA REPÚBLICA ISLÁMICA DE IRÁN TIENEN CALENDARIOS MUY SIMILARES AL NUESTRO Y TASAS DE VACUNACIÓN ALTÍSIMAS sica (difteria, tétanos, tosferina y polio). Pero, en general, mes arriba o mes abajo, el calendario vacunal de todos los países del mundo es muy similar. Cuando el riesgo de infección es mayor, es preciso adelantar las vacunas. Retrasar las vacunas o ponerlas después del año (o de los dos años) significa exponer al niño a un peligro de infección. Y las vacunas no son «demasiado fuertes» para bebés tan pequeños, y tampoco «sobrecargan» su sistema inmunitario ni nada por el estilo. En realidad, a las pocas horas de nacer un bebé ya está invadido por millones de microbios de cientos de especies distintas; las vacunas solo añaden unos pocos microbios más, y encima muertos (o «medio muertos», en el caso de la triple vírica). La mayoría de los que enferman están vacunados A VECES Normalmente no. En los brotes de sarampión que se dieron hace tiempo en Holanda y en Barcelona, casi todos los afectados estaban sin vacunar. Pero en algún caso podría ocurrir que una parte importante, incluso la

repartida uniformemente. En cualquier pueblo, en cualquier barrio, en cualquier escuela, el 97% de los niños están vacunados. Supongamos que la vacuna es completamente inútil. Hay una epidemia. Enferman miles de niños. ¿Cuántos de ellos estarán vacunados? ¡Pues el 97%, por supuesto! Por cada 3 enfermos sin vacunar, encontramos 97 enfermos vacunados. Si en vez de un 97% encontramos un 91% de enfermos vacunados, quiere decir que la vacuna ha sido eficaz. Y no hay que pensar que se trata de «una pequeña reducción del 6%», no se calcula así. A los 9 enfermos sin vacunar, manteniendo la proporción 97:3, corresponderían 291 enfermos vacunados. Como en vez de 291 hay sólo 91, se han evitado 200 casos, y la reducción (la eficacia de la vacuna) es de casi el 69%. Una reducción así ya sería suficiente motivo para vacunar a los niños, pero, en realidad, la eficacia de las vacunas es muy superior. ¿Y si en la epidemia el 52% de los enfermos están vacunados? Por 48 casos sin vacunar hubiéramos esperado 1.552 enfermos vacunados; se han evitado 1.500 casos, y la eficacia de la


vacuna supera el 96%. Muchísimos, pero todavía habrá quien diga: «La vacuna no hace nada: ¡total, la mayoría de los enfermos estaban vacunados!». La ignorancia es atrevida. Es malo poner tantas vacunas juntas FALSO Antes de usar masivamente cualquier vacuna se han hecho numerosos estudios durante décadas, en el laboratorio, en animales y en voluntarios adultos

para comprobar su eficacia y su seguridad. Y antes de juntar una nueva vacuna con otras ya existentes, para administrarlas al mismo tiempo, se tienen que volver a hacer nuevos estudios, para demostrar que juntas son igual de eficaces y tienen tan pocos efectos secundarios como separadas. Las vacunas se juntan por comodidad, por motivos económicos y ecológicos (las jeringuillas también cuestan dinero y contaminan), y sobre todo, por ahorrarle algunos pinchazos al niño.

Nos ocultan los efectos secundarios FALSO Los efectos secundarios de las vacunas son bien conocidos, y nadie pretende ocultarlos. Sería completamente contrario a la costumbre habitual de los laboratorios farmacéuticos, que a veces parece que más que ocultar los efectos secundarios, los exageran. Leer el prospecto de cualquier simple analgésico, antibiótico o anticonceptivo casi da miedo. •

Producen alergia, autismo o muerte súbita ¿Qué hay de verdad en ello? Alergias

Muerte súbita

Autismo

Puede haber, por supuesto, algunos niños alérgicos a vacunas determinadas, lo mismo que hay alérgicos al polen, a las fresas o a la leche. Es cierto que en los últimos años están aumentando las enfermedades alérgicas. Pero la causa no son las vacunas. Se cree que dos de los principales factores que causan el aumento de las alergias son la contaminación atmosférica y el exceso de higiene: privado de microbios contra los que luchar, el sistema inmunitario se pone a luchar contra el polen, el polvo... En numerosos estudios no se ha encontrado relación entre vacunas y alergia, ni para bien ni para mal.

La muerte súbita del lactante se produce, por definición, durante el primer año. La mayoría de los casos ocurren durante los primeros seis meses. Y en ese tiempo, los niños reciben varias vacunas (más o menos una cada ocho semanas). Si una de cada ocho semanas es «la semana después de vacunarse», es lógico que uno de cada ocho casos de muerte súbita se produzca en esa semana, por pura coincidencia. En realidad, detallados estudios científicos indican que la relación es más bien la contraria: la vacunación parece disminuir el riesgo de muerte súbita, no se sabe por qué mecanismo.

Algunos científicos habían sugerido una posible relación entre el autismo y la vacuna triple vírica o entre el autismo y el mercurio que se usa como conservante en algunas vacunas. Rápidamente se realizaron estudios completos y detallados en distintos países, y no se ha encontrado ninguna relación entre las vacunas y el autismo. Por desgracia, los grupos que están en contra de las vacunas se apresuraron a airear las primeras alarmas, pero no se dieron por enterados del desmentido publicado en la web de FDA (Departamento americano de salud).

27


Entrevista publicada en la revista THE ECOLOGIST en Enero de 2003 URL: http://bit.ly/fdyWa2

VACUNAS

Vacunas, ¿para qué? Entrevista al Dr. Xavier Uriarte Entrevista, para la revista The Ecologist, con un experto de la yatrogénesis sobre las lagunas del sistema vacunal. POR RICARDO MARTÍNEZ

En torno a la yatrogénesis, o los problemas causados por el mismo sistema médico, uno de los aspectos que más llama la atención es el del sistema vacunal. Háblenos de las desventajas de este sistema... Desde 1990 se viene observando en el mundo desarrollado (Europa, EE.UU. y Japón) que la cuarta causa de mortalidad es la generada por la utilización de fármacos indicados por el médico, por el farmacéutico o por la misma automedicación. La vacuna no es ajena a esta realidad. Como fármaco biológico que es, en cuya composición intervienen virus atenuados o toxoides o polisacáridos o un trozo del gen viral (ADN), además de sustancias anestésicas, 28

sales de aluminio, derivados mercuriales y antibióticos, origina importantes respuestas no sólo en la inmunidad, también en la sangre, en el corazón, en el sistema nervioso, en el intestino, en el páncreas y en el riñón. El riesgo de padecer una complicación severa postvacunal asciende a una persona por cada 25.000/50.000 vacunadas. Los accidentes postvacunales más frecuentes son las lesiones neurológicas mayores como la encefalitis, la epilepsia, la muerte súbita del lactante, el síndrome de West, el autismo, la parálisis, la esclerosis en placas y la demencia de Alzheimer. En segundo lugar, las reacciones alérgicas, como son el asma, la intolerancia al gluten y a la lactosa, la urticaria. En tercer

lugar, las reacciones autoinmunes, como las lesiones renales, la diabetes y la plaquetopenia. En cuarto lugar, los tumores, sobre todo linfomas. Coméntenos brevemente algunos casos escandalosos de problemas de salud pública que han tenido que ver con la aplicación de sistemas vacunales masivos... 1930. La vacunación de la tuberculosis en una escuela de la población alemana de Lubeck desencadena la muerte de 70 niños. Se retira la vacunación. 1955-57. La vacunación masiva de la polio en EE.UU. y Alemania incrementa la polio. Se decide suspender la campaña durante un lustro. 1960. Se


descubre una grave contaminación de la vacuna de la polio por virus SV40. Se modifica el sistema de fabricación. 1964. Tras la vacunación masiva de la polio en Madrid, ingresan 160 niños/as afectados de polio postvacunal en el Hospital del Niño. 1976. La vacunación masiva de la gripe en EE.UU. origina 496 personas afectadas de parálisis. Se retira la campaña de la gripe. 1990. Tras la vacunación masiva de la triple vírica en España se produce un incremento de la meningitis. Se retira una partida de vacunas. 1993. Tras la vacunación ma-

¿Por qué los gobiernos y las instituciones internacionales apuestan tan ciegamente por los sistemas vacunales cuando hay tan notorias evidencias de las lagunas y los problemas de salud que provoca? Cada niño que nace... es un cliente seguro, ¿no? Es eso, ¿verdad? El mercado es muy agresivo. En la época de la medicina tradicional (que no convencional) el negocio de la salud estaba en las manos de la economía doméstica. Nos cultivábamos las plantas, nos preparaban los remedios las personas sabias de

LAS INDUSTRIAS CREAN UNOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN A BASE DE PERIODISTAS, INVESTIGADORES Y CATEDRÁTICOS, QUE TRATARÁN DE CREAR EN LA OPINIÓN PÚBLICA Y POLÍTICA UNA CORRIENTE FAVORABLE Y AL MISMO TIEMPO CALLAR CUALQUIER COMPLICACIÓN O ACCIDENTE POSTVACUNAL siva de DTP en España se observa en un período de tiempo la presencia de la muerte súbita del lactante. 1997. Tras la campaña de vacunación de la meningitis A+C se observó que en el grupo vacunado el riesgo de meningitis era 4,4 veces superior al de la población no vacunada. Sin embargo, la vacuna no se retiró.

la comunidad... En la época moderna, a partir de 1860 comienza la gran industria farmacéutica que inicia, progresivamente, una invasión medicamentosa a través de las pastillas analgésicas, antiinflamatorias y sedantes. Este es el inicio del negocio de la salud. Después de la IIª Guerra Mundial, con la utilización del antibiótico, el fenómeno se

convierte en multinacional y se descubren los fármacos de utilización masiva con el cuento de la finalidad preventiva, como es el caso de las vacunas. Para ello, las industrias crean unos sistemas de información a base de periodistas, investigadores y catedráticos, que tratarán de crear en la opinión pública y política una corriente favorable y al mismo tiempo callar cualquier complicación o accidente postvacunal. Todo este negocio, sin embargo, se basa en el miedo que tenemos a la enfermedad y a la muerte, como es el caso de la meningitis y de la polio. Y, cómo no, en el propio sistema sanitario tal y como está montado. A través de la aparente gratuidad de la prestación farmacológica, la dispensación se convierte en un acto facilísimo e ideal para la farmacia y la industria. Si muchas de las vacunas son nocivas o, al menos, pueden serlo, ¿cuál es la mejor forma de defendernos contra enfermedades como la viruela, la poliomelitis y otras enfermedades infecciosas? Las enfermedades infecciosas representan una de las maneras posibles de enfermar y de morir. Otras son los accidentes y traumatismos, los envenenamientos, las alergias, las inflamaciones y, por último, los tumores. Siempre es posible enfermar por infección. Sin embargo, nuestro organismo tiene un sistema de protección, el inmunitario, que, tras el aprendizaje dado por nuestra madre y nuestro medio, está dotado para responder a los acontecimientos necesarios. Casi siempre, ante el contacto con una persona, animal o vegetal infectados, nuestro cuerpo reacciona con una adecuada respuesta inmunitaria a la que denominamos vacunación natural.

> 29


> Esto acontece cuando las condi-

ciones del agua, del aire, del hábitat, del suelo, de las emociones y de los alimentos cumplen los mínimos exigibles para vivir. Si no, las enfermedades infecciosas se vuelven imparables. ¿Por qué cuesta tanto que la opinión pública perciba las mentiras y los fraudes que hay ocultos tras el sistema vacunal? ¿Por qué las personas confían tan «generosamente» en la aplicación de sistemas médicos agresivos y no completamente satisfactorios o inocuos con sus propios bebés?

30

Como respuesta al sufrimiento humano hemos creado a través de la Historia el mito edénico de la felicidad. En nuestra sociedad actual es el sistema sanitario el que garantiza el mantenimiento de este mito y, con él, todos los profesionales que trabajamos en este sistema. Cuando tenemos un resfriado, cuando padecemos, cuando no dormimos, pocas veces dejamos de utilizar el sistema convencional o no convencional. Nos han educado para ver únicamente la bondad del sistema. Sin embargo, cuando comenzamos a rascar

encontramos cosas que son muy sucias. Los sueldos y la necesi-

PARA QUE TODO CONTINÚE IGUAL, SE HA DE MENTIR, ACALLAR Y DESVIAR dad de vivir del enfermo, los productos (aunque sean legales e ineficaces), los intereses, los silencios, las responsabilidades y las mentiras. Por lo tanto, para que todo continúe igual, se ha de mentir, acallar y desviar. •


Recomendaciones sobre vacunación del Dr. Uriarte Estas son las recomendaciones del Dr. Uriarte en su libro Los peligros de las vacunas (pág. 225-226) para los padres que no quieren eliminar todas las vacunas a sus hijos.

• Si decide vacunarse, tenga en cuenta el concepto de monovacuna. Procure no utilizar las combinadas y no olvide que el período de tiempo mínimo entre la administración de vacunas diferentes ha de ser de 6 meses. Si entre diferentes dosis o vacunas padece algún efecto adverso de los señalados, valore si debe continuar vacunándose. Tenga especial cuidado con las vacunas triple vírica, DTP y polio, y hepatitis A+B. • Ante una vacunación, pida siempre a los servicios sanitarios que le abran una historia clínica donde consten los antecedentes familiares de enfermedades y de tendencias, así como los datos personales de enfermedades pasadas y actuales, de posibles reacciones a otras vacunas y de evolución a lo largo del período de vacunación. • Considere que las vacunas tienen contraindicaciones formales como son las convalecencias, la concepción, el embarazo, los estados alérgicos, la presencia de enfermedades propias de la inmunidad y autoinmunes, las enfermedades neurológicas y los procesos tumorales. • Especial precaución merecen las vacunas neurotrópicas, como la antigripal, la tos ferina, la hepatitis, el tétanos, la polio, la meningitis, el sarampión y las paperas. Tenga cuidado también con las vacunas en cuya composición se incluyan sales de aluminio, lactosa, antibióticos y antisépticos y que hayan sido cultivadas en embrión. • No siga tratamientos con antibióticos ni con antiinflamatorios en las semanas inmediatamente anteriores y posteriores a la vacunación. • En caso de querer quedar embarazada, no se someta a vacunación alguna al menos durante los 6 meses previos a la concepción. • Si pretende realizar un viaje internacional, procure programar las vacunaciones a lo largo de un período de 6 meses. Si esto no fuera así, vacúnese lo menos posible. • En la actualidad, existen vacunas ineficaces y sin garantías. Entre ellas estarían la antigripal, la tos ferina, la meningitis A+C, el cólera, la neumocócica, la

tifoidea, la rubeola, el sarampión, la meningitis C, la estafilocócica áurea. • Aparecen con grandes y frecuentes efectos adversos las de la polio, la difteria, el tétanos, la rabia, la hepatitis y las paperas. • Sería deseable que cualquier efecto secundario tras una vacunación fuera declarado. Para ello puede utilizar la tarjeta amarilla correspondiente a su comunidad o bien ponerse en contacto con la Liga. • En caso de verse presionado para la vacunación por parte de los profesionales de la salud, pida por escrito al médico o a la enfermera una declaración de ausencia de adversidades en las vacunas. • Si en el momento de matricular a sus hijos en guarderías, escuelas o colonias le piden el carnet de vacunaciones, puede entregar la cartilla de salud o un certificado médico conforme el escolar no ha recibido alguna o ninguna de las vacunas previstas en los calendarios vacunales. • Si no le aceptan esta documentación pida hablar con la dirección del centro y exponga tranquilamente los motivos y las razones por las que no vacuna. En caso de intransigencia, todavía dé otro paso, pida por escrito la negativa del centro a la matriculación de sus hijos.

Extraído de Vacunas: La Hora de la Verdad (Punto 4) http://bit.ly/eSoawK

• Las vacunas pueden tener efectos secundarios de gran importancia y frecuencia. Pensar siempre que ninguna vacuna está exenta de riesgos es una buena pauta de actuación.

• Si a pesar de ello tiene dificultades, póngase en contacto con la asesoría jurídica de la Liga para poder afrontar con apoyo el problema. • Puede considerar la posibilidad de vacunarse de la rubeola y del tétanos si se dan las siguientes circunstancias: de la rubeola, sólo en mujeres que estén en edad de procrear, no la hayan padecido anteriormente y quieran tener hijos; del tétanos, sólo si existen factores de riesgo por causas laborales o de residencia. • Pensamos que una política de vacunación diferenciada, semejante a la que proponemos, permitiría prestar una asistencia sanitaria, tanto individualizada como comunitaria, respetuosa con opiniones de cada uno y favorecedora de un diálogo ciencia-sociedad menos autoritario y menos dramático. • Animaría a los padres a asumir la responsabilidad que les corresponde en este sentido. Nuestro objetivo debe ser recuperar la capacidad real de decidir sobre la salud de nuestros cuerpos secuestrados. 31


Texto extraído de la página de la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (http://www.who.int) URL: http://bit.ly/diKz1v

VACUNAS

Seis ideas falsas extendidas acerca de la inmunización La OMS hizo una revisión del documento Six common misconceptions about immunization realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos. Aquí tenéis el texto íntegro.

L

a versión original del presente documento acerca de seis ideas falsas extendidas fue elaborada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos principalmente para uso por los facultativos cuyas funciones incluyen la administración de vacunas a niños. Se reproduce aquí una versión revisada que contiene información útil para los profesionales sanitarios que administran vacunas así como para los progenitores preocupados. En la actual era de las comunicaciones, el personal sanitario debe enfrentarse en ocasiones a personas que se muestran reticentes a ser vacunados o a que lo sean sus hijos. El miedo o la oposición a la vacunación puede deberse a diversos motivos: algunas personas se 32

oponen por motivos religiosos o filosóficos; algunas consideran la vacunación obligatoria como una intromisión del gobierno en una cuestión que en su opinión debería ser una elección personal, y otras se muestran

tarios que administran vacunas tienen el deber de escuchar y tratar de comprender las preocupaciones, temores y creencias de cada paciente acerca de la vacunación y de tenerlas en cuenta cuando se disponen a vacunar

EL OBJETIVO DE LOS DISPENSADORES DE ATENCIÓN DE SALUD NO ES INTIMIDAR A LOS PROGENITORES PARA QUE ACEPTEN LA VACUNACIÓN SINO ASEGURARSE DE QUE DISPONEN DE INFORMACIÓN VERAZ PARA ADOPTAR UNA DECISIÓN INFORMADA preocupadas por la seguridad o la eficacia de las vacunas, o bien creen que las enfermedades evitables por vacunación no constituyen un riesgo grave para la salud. Todos los profesionales sani-

al paciente. Esta actitud no sólo ayudará a fortalecer la relación de confianza entre el personal sanitario y el paciente, sino que ayudará además a determinar qué argumentos pueden ser más eficaces para persuadir, si es


Las enfermedades ya habían comenzado a desaparecer antes de la introducción de las vacunas debido a la mejora de las condiciones higiénico-sanitarias En las publicaciones contrarias a la vacunación son muy frecuentes afirmaciones como esta que, al parecer, pretenden insinuar que las vacunas no son necesarias. La mejora de las condiciones socioeconómicas ha influido, sin duda, de forma indirecta, en la incidencia de las enfermedades. Una mejor alimentación y, desde luego, el desarrollo de los antibióticos y de otros tratamientos han incrementado las tasas de supervivencia de los enfermos; las condiciones de vida con menor grado de hacinamiento han reducido la transmisión de las en-

fermedades, y la disminución de las tasas de natalidad ha hecho descender el número de contactos de riesgo en el hogar. Pero un análisis de los datos reales de evolución histórica de la incidencia de enfermedades prácticamente no deja dudas acerca del significativo efecto directo de las vacunas, incluso en los tiempos modernos. Por ejemplo, la incidencia de sarampión ha presentado máximos y mínimos periódicos a lo largo de los años, pero la reducción efectiva y permanente coincide con la homologación y uso generalizado de la vacuna contra el sarampión a partir de 1963. La incidencia de otras enfermedades evitables por vacunación muestra una evolución similar en términos generales y en todos los casos, excepto en el

Before the shot (1958). NORMAN ROCKWELL

posible, a estas personas a que acepten la vacunación. Las páginas siguientes abordan seis ideas falsas extendidas acerca de la vacunación que citan con frecuencia los progenitores preocupados como motivos para cuestionar la conveniencia de vacunar a sus hijos. Si el personal puede refutar estas ideas de forma acertada, quizá logremos no sólo resolver las dudas de los progenitores acerca de esta cuestión sino evitar que acepten sin cuestionarlos otros «argumentos» contrarios a las vacunas. El objetivo de los dispensadores de atención de salud no es intimidar a los progenitores para que acepten la vacunación sino asegurarse de que disponen de información veraz para adoptar una decisión informada.

> 33


> de la hepatitis B, se produce una disminución significativa del número de casos coincidiendo con el comienzo de la utilización de la vacuna correspondiente. (La incidencia de la hepatitis B no ha disminuido tanto, porque los lactantes vacunados en los programas sistemáticos no están expuestos a un riesgo alto de enfermar hasta que alcanzan al menos la adolescencia. En consecuencia, cabe esperar un retraso de 15 años desde el comienzo de la vacunación sistemática de los lactantes y la disminución significativa de la incidencia de la enfermedad.) La vacuna contra la Haemophilus influenzae tipo b (Hib) constituye otro buen ejemplo, dado que esta enfermedad estaba muy extendida de principios a mediados de la década de 1990, fecha en que se desarrollaron por fin vacunas conjugadas que pueden administrarse a lactantes. (La vacuna de polisacáridos disponible anteriormente no podía administrarse a los lactantes, el grupo en el que se producían la mayoría de los casos de la enfermedad.) ¿Acaso debemos creer que la

enfermedad (en los Estados Unidos de América, se pasó de un número aproximado de 20.000 casos al año en años anteriores a 1.419 casos en 1993 y una tendencia decreciente). Por último, podemos analizar las experiencias de varios países desarrollados tras dejar que disminuyeran las tasas de vacunación. Tres países —Gran Bretaña, Suecia y el Japón— dejaron de utilizar la vacuna contra la tos ferina por miedo a la vacuna. Las consecuencias fueron drásticas e inmediatas. En Gran Bretaña, tras la disminución de la tasa de vacunación contra la tos ferina en 1974 se produjo una epidemia que para el año 1978 había ocasionado más de 100.000 casos de tos ferina y 36 defunciones. En el Japón, por las mismas fechas, una disminución de las tasas de vacunación (del 70% a entre el 20% y el 40%) ocasionó un incremento brusco del número de casos de tos ferina: de 393 casos y ninguna defunción en 1974 a 13.000 casos y 41 defunciones en 1979. En Suecia, la tasa de incidencia anual de tos ferina por 100.000

NO SÓLO QUE SI NO FUERA POR LAS VACUNAS LAS ENFERMEDADES NO DESAPARECERÍAN, SINO QUE SI SE INTERRUMPIERA LA VACUNACIÓN REAPARECERÍAN mejora de las condiciones de salubridad ocasionó la reducción de la incidencia de cada una de las enfermedades justo cuando se introdujeron las correspondientes vacunas? Dado que las condiciones de salubridad no son mejores ahora que en 1990, resulta difícil atribuir a ningún factor diferente de la vacuna la virtual desaparición de la Hib en la población infantil en los últimos años en los países que cuentan con programas de vacunación sistemática contra esta

34

niños de 0 a 6 años aumentó de 700 casos en 1981 a 3.200 en 1985. Parece evidente, a tenor de estas experiencias, no sólo que si no fuera por las vacunas las enfermedades no desaparecerían, sino que si se interrumpiera la vacunación reaparecerían. Un caso más reciente es el de las grandes epidemias de difteria que se produjeron en la ex Unión Soviética en la década de 1990; las bajas tasas de vacunación primaria en niños y la fal-

ta de vacunas de refuerzo para adultos dieron lugar a un aumento del número de casos, de 839 casos en 1989 a casi 50.000 casos y 1.700 defunciones en 1994. Se produjeron al menos 20 casos importados en Europa y dos casos en ciudadanos de los EE.UU. que habían trabajado en la ex Unión Soviética. La mayoría de las personas que enferman han sido vacunadas Este es otro argumento que se encuentra con frecuencia en las publicaciones contrarias a las vacunas; se pretende sugerir que esto demuestra que las vacunas no son eficaces. De hecho, es cierto que en una epidemia el número de enfermos vacunados es con frecuencia mayor que el de no vacunados, incluso en el caso de vacunas como la del sarampión, que sabemos que tiene una eficacia, cuando se utiliza de la forma recomendada, de alrededor del 98%. La explicación de esta paradoja aparente se basa en dos factores. En primer lugar, ninguna vacuna tiene una eficacia del 100%. Para que las vacunas sean más seguras que la enfermedad, la bacteria o virus se destruye o debilita (se atenúa). Por razones relacionadas con las características propias de cada individuo, no todas las personas vacunadas desarrollan inmunidad. La mayoría de las vacunas administradas de forma sistemática en la infancia son eficaces en entre el 85% y el 95% de los receptores. En segundo lugar, en un país como los Estados Unidos las personas vacunadas son muchas más que las que no han sido vacunadas. El siguiente ejemplo hipotético permitirá comprender mejor cómo la combinación de estos dos factores hace que puedan producirse epidemias en las que


la mayoría de los enfermos han sido vacunados. «En un colegio hay 1.000 estudiantes y ninguno ha tenido sarampión anteriormente. Todos los estudiantes menos cinco han recibido dos dosis de la vacuna contra el sarampión, de manera que están plenamente inmunizados. La totalidad de los estudiantes se expone al virus del sarampión y todos los estudiantes sensibles resultan infectados. Por supuesto, los cinco estudiantes no vacunados serán infectados. Pero es previsible que algunos de los 995 que han sido vacunados no respondan a la vacuna. La eficacia de dos dosis de la vacuna contra el sarampión puede ser superior al 99%. Siete estudiantes del colegio no responden a la vacuna y resultan también infectados. Por consiguiente, siete de los 12 casos, alrededor del 58%, son estudiantes plenamente vacunados.»

Como puede verse, esto no demuestra que la vacuna no haya funcionado, sólo que al haber sido vacunados la mayoría de

EL 100% DE LOS ESTUDIANTES QUE NO FUERON VACUNADOS ENFERMARON DE SARAMPIÓN, FRENTE A MENOS DEL 1% DE LOS QUE HABÍAN SIDO VACUNADOS los estudiantes del colegio, aquellos que fueron vacunados pero no respondieron a la vacuna son más que los que no fueron vacunados. El ejemplo puede analizarse desde otro punto de vista: el 100% de los estudiantes que no fueron vacunados enfermaron de sarampión, frente a menos del 1% de los que habían sido vacunados. La vacuna contra el sarampión protegió a

la mayoría de los estudiantes; si ninguno hubiera sido vacunado se hubieran producido probablemente 1.000 casos de sarampión. Existen «lotes defectuosos» de vacunas asociados con un número mayor de incidentes adversos y defunciones que otros. Los progenitores deben averiguar los números de estos lotes e impedir que sus hijos reciban vacunas pertenecientes a los mismos Esta idea falsa recibe, con frecuencia, una considerable difusión. En primer lugar, el concepto de «lote defectuoso» de vacuna, tal como se utiliza en este contexto, es erróneo. Se basa en la premisa de que las vacunas de un lote son más peligrosas cuanto mayor sea el número de informes de incidentes adversos asociados con dicho lote, y de que la consulta en una

>

35


> lista del número de informes co-

Cápside y cubierta de un virus

rrespondientes a cada lote permite a los progenitores determinar qué lotes de vacunas deben evitar. Esta idea es equivocada, por los dos motivos siguientes. • La mayoría de los sistemas de vigilancia informan de los incidentes asociados en el tiempo con la recepción de vacunas, pero no debe interpretarse que estos informes implican causalidad. En otras palabras, la existencia de un informe de un incidente adverso tras la vacunación no implica que el acontecimiento haya sido causado por la vacuna. Es previsible, en términos estadísticos, que, meramente por azar, cierto número de niños vacunados recientemente sufran enfermedades graves, incluso fallezcan. Aunque es sabido que las vacunas pueden ocasionar efectos secundarios menores y temporales, como dolor o fiebre, existen muy pocas pruebas que vinculen la vacunación con problemas de salud permanentes o con fallecimientos. Lo cierto es que el hecho de que un sistema de vigilancia informe de un incidente adverso no implica que éste haya sido ocasionado por una vacuna. • Los lotes de vacunas no son de igual tamaño. El tamaño de los lotes de vacunas puede oscilar desde varios cientos de miles a varios millones de dosis y algunos lotes de vacunas se distribuyen durante períodos mucho más largos que otros. Naturalmente, un lote de mayor tamaño o uno que se distribuye durante un período más largo

36

estará asociado, simplemente por efecto del azar, con un número mayor de incidentes adversos. Además, dado que las tasas de mortalidad del conjunto de la población infantil son máximas durante el primer año de vida, se asocia un mayor número de fallecimientos producidos de forma coincidente con las vacunas administradas a lactantes que con las vacunas proporcionadas en momentos posteriores de la infancia. De modo que el conocimiento de que el lote A se ha asociado con x casos de incidentes adversos y el lote B con y casos no proporcionaría necesariamente información alguna acerca de la seguridad relativa de los dos lotes, incluso en el supuesto de que la vacuna fuera la causa de los incidentes. El examen de las listas publicadas de «lotes defectuosos» no ayudará

a los progenitores a determinar qué vacunas son mejores o peores para sus hijos. La mayoría de los países disponen de un sistema que permite la retirada de los lotes de vacunas en los que

el número y tipo de informes de incidentes adversos asociados con ese lote lleve a considerar que está asociado con un número mayor de incidentes adversos graves o defunciones que el que se produciría por efecto del azar. Todas las vacunas compradas a través del sistema de adquisición de vacunas del UNICEF cumplen las normas de seguridad y de calidad de la elaboración de la Organización Mundial de la Salud. Las vacunas ocasionan numerosos efectos secundarios perjudiciales, enfermedades e incluso la muerte, por no mencionar los posibles efectos a largo plazo que ni siquiera se conocen aún A pesar de lo que sugieren muchas publicaciones contrarias a las vacunas, éstas son en realidad muy seguras. La mayoría de los acontecimientos adversos asociados con las vacunas son menores y temporales, como dolor en el brazo o fiebre leve. A menudo, pueden contrarrestarse tomando paracetamol tras la vacunación. Los acontecimientos más graves son muy poco frecuentes (del orden de uno por cada mil a uno por cada millón de dosis), y algunos son tan poco frecuentes que no es posible evaluar el riesgo de forma exacta. En cuanto a las defunciones que se pueden atribuir de forma plausible a las vacunas son, asimismo, tan escasas que es difícil evaluar estadísticamente el riesgo. Cada fallecimiento notificado a los ministerios de salud se examina generalmente


de forma concienzuda para evaluar si está realmente relacionado con la administración de una vacuna y, en tal caso, cuál es la causa concreta. Cuando, tras una investigación cuidadosa de un incidente, se considera que está realmente relacionado con una vacuna, en la mayoría de los casos se comprueba que se debe a un error en el programa, no relacionado con la elaboración de la vacuna. La vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTT) y el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) Un mito que parece que no termina de desaparecer es el de que la vacuna DTT (DTP en inglés) ocasiona el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Esta idea surgió porque una proporción apreciable de fallecimientos de niños víctimas de este síndrome han sido vacunados poco antes con la vacuna DTT. Un análisis superficial de este dato parece sugerir la existencia de una relación causal; sin embargo, este razonamiento es erróneo: siguiendo un razonamiento similar, se podría afirmar que la ingesta de pan ocasiona accidentes de automóvil, dado que probablemente se podría comprobar que la mayoría de los conductores que sufren accidentes han consumido pan en las 24 horas anteriores al accidente. Si se tiene en cuenta que la mayoría de los niños que son víctimas del síndrome de muerte súbita del lactante están en el período de la infancia en el que se administran las tres inyecciones de DTT, cabe esperar que, simplemente por efecto del azar, una inyección de DTT preceda a un número considerable de muertes por el SMSL. De hecho, cuando se realizaron varios es-

tudios bien controlados durante la década de 1980, los investigadores determinaron, casi de forma unánime, que el número de fallecimientos por el SMSL asociados en el tiempo con la administración de vacunas DTT estaba en el margen que cabría esperar por efecto del azar. En otras palabras, los casos de SMSL se hubieran producido igualmente aunque no se hubieran administrado las vacunas. De hecho, en varios de los estudios se registró una menor frecuencia de muertes por el SMSL entre los niños que habían recibido poco antes una inyección de vacuna DTT. El Institute of Medicine de los Estados Unidos declaró que «todos los estudios controlados que han estudiado a niños vacunados y no vacunados han determinado la inexistencia de una asociación […] o bien una disminución del riesgo […] de SMSL en los niños vacunados» y concluyó que «las pruebas no indican la existencia de una relación causal entre la vacuna [DTT] y el SMSL». No obstante, no basta con analizar únicamente los riesgos, sino que hay que sopesar siempre los riesgos y las ventajas. Incluso si sólo se produce un caso de incidente adverso grave por cada millón de dosis de vacunas, la vacunación no se puede justificar si no produce ventajas. Si no se utilizaran las vacunas, habría muchos más casos de enfermedad, más efectos secundarios graves y más defunciones. Por ejemplo, según un análisis de las ventajas y los riesgos de las vacunas DTT, si en los Estados Unidos no hubiera un programa de vacunación el número de casos de tos ferina podría multiplicarse por un factor de 71 y el número de defunciones ocasionadas por la tos ferina podría cuadruplicarse. La comparación de los riesgos de las enfermeda-

des con los de las vacunas (ver cuadro en la página siguiente) nos puede servir de orientación sobre las ventajas de vacunar a nuestros niños. Lo cierto es que es mucho más probable que la salud de un niño se vea gravemente afectada por una de estas enfermedades que por cualquier vacuna. Cualquier caso de afección grave o muerte ocasionado por las vacunas es lamentable, pero es evidente que las ventajas de la vacunación superan con creces a sus escasos riesgos y que sin las vacunas se producirían muchas más afecciones y defunciones. Ciertamente, disponer de una intervención médica tan eficaz como la vacunación para la prevención de enfermedades y no utilizarla sería desaprensivo. En mi país, las enfermedades evitables por vacunación se han eliminado virtualmente, luego no es necesario que vacune a mi hijo Es cierto que la vacunación ha permitido reducir la incidencia de la mayoría de las enfermedades evitables por vacunación a niveles muy bajos en la mayoría de los países. No obstante, algunas de estas enfermedades aún son frecuentes —incluso epidémicas— en otras partes del mundo. Los viajeros pueden llevar estas enfermedades a cualquier país sin saberlo, y si la comunidad de dicho país no estuviera protegida por las vacunaciones, estas enfermedades se extenderían rápidamente por toda la población, ocasionando epidemias en dicho país. Además, los relativamente pocos casos que pudieran existir actualmente en un país podrían incrementarse hasta decenas o cientos de miles de casos si no fuera por la protección que ofrecen las vacunas.

> 37


> Por

consiguiente, debemos seguir vacunándonos, por dos motivos. El primero es para protegernos nosotros mismos. Aunque creamos que la probabilidad de sufrir alguna de estas enfermedades es pequeña, las enfermedades siguen presentes y pueden infectar a cualquiera que no esté protegido. El segundo motivo es que debemos proteger a las personas de nuestro entorno. Cierto número reducido de personas no pueden ser vacunadas (debido, por ejemplo, a alergias graves a los componentes de las vacunas) y una pequeña proporción no responde a las vacunas. Estas personas están expuestas a la enfermedad y su única posibilidad de estar protegidas es que las personas de su entorno sean inmunes y no puedan transmitirles la enfermedad. Un programa de vacunación eficaz, como una sociedad eficaz, depende de la colaboración de todas las personas para asegurar el bien de todos. Consideraríamos irresponsable que un conductor de automóvil hiciera caso omiso de todas las normas de tráfico confiando en que los demás conductores tuvieran cuidado de no chocar con él o ella. Por el mismo motivo, no deberíamos apoyarnos en las personas de nuestro entorno para frenar la difusión de una enfermedad; también nosotros debemos contribuir en lo posible.

La administración simultánea a un niño de varias vacunas para enfermedades diferentes aumenta el riesgo de efectos secundarios perjudiciales y puede sobrecargar el sistema inmunitario Los niños se exponen cada día a numerosos antígenos extraños. La ingestión de alimentos introduce bacterias nuevas en 38

el organismo y hay numerosas bacterias que proliferan en la boca y la nariz, lo que ocasiona la exposición del sistema inmunitario a antígenos adicionales. Una rinofaringitis vírica expone al niño a entre cuatro y diez antígenos y una amigdalitis estreptocócica a entre 25 y 50. Según el informe Adverse Events Associated with Childhood Vaccines (incidentes adversos

vacunación única (por ejemplo, combinar la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubeola [SPR] con la de la varicela), para proporcionar todas las ventajas de las vacunas individuales reduciendo el número de inyecciones. Dos factores de orden práctico hacen deseable la administración de varias vacunas a un niño en una sola visita. El primero es que es pre-

CONSIDERARÍAMOS IRRESPONSABLE QUE UN CONDUCTOR DE AUTOMÓVIL HICIERA CASO OMISO DE TODAS LAS NORMAS DE TRÁFICO CONFIANDO EN QUE LOS DEMÁS CONDUCTORES TUVIERAN CUIDADO DE NO CHOCAR CON ÉL asociados con las vacunas infantiles), publicado en 1994 por el Institute of Medicine de los Estados Unidos: «Teniendo en cuenta estos incidentes normales, parece improbable que el número de antígenos independientes que contienen las vacunas infantiles […] pudiera constituir una carga adicional apreciable sobre el sistema inmunitario que pudiera tener un efecto inmunodepresor». En efecto, los datos científicos disponibles indican que la vacunación simultánea con vacunas múltiples no ocasiona ningún efecto perjudicial para el sistema inmunitario normal del niño. Se ha realizado cierto número de estudios y exámenes para analizar los efectos de la administración simultánea de diversas combinaciones de vacunas. Estos estudios han mostrado que las vacunas recomendadas son tan eficaces en combinación como de forma individual y que las combinaciones no aumentan el riesgo de incidentes secundarios adversos. Se están investigando actualmente formas de combinar más antígenos en una inyección de

ferible vacunar a los niños lo antes posible para protegerlos durante los primeros meses de vida en que son muy vulnerables. Para ello, generalmente se administran vacunas inactivadas a partir de los dos meses y vacunas atenuadas a los 12 meses, por lo que tienden a coincidir las fechas de administración previstas de las diversas dosis de vacunas. El segundo es que la administración simultánea de varias vacunas reduce el número de visitas al consultorio médico para la vacunación, lo que ahorra a los progenitores tiempo y dinero y puede ser menos traumático para el niño. En países en los que el contacto con el sistema sanitario es frecuentemente escaso, existe la ventaja adicional de asegurar que no se dejan pasar oportunidades de completar el programa de vacunación infantil recomendado. La OMS agradece el permiso concedido por los CDC de Atlanta para presentar una versión revisada del documento Six common misconceptions about immunization (Seis ideas falsas extendidas acerca de la inmunización). •


>> Los riesgos de las enfermedades y los de las vacunas ENFERMEDAD

VACUNA

Sarampión

TRIPLE VÍRICA

Neumonía Encefalitis Muerte

1 de cada 20 1 entre 2.000 1 de cada 3.000 en países industrializados; hasta 1 de cada 5 en epidemias en países en desarrollo

Encefalitis o reacción alérgica grave

1 por millón

Parotiditis Encefalitis

1 de cada 300

Rubeola Síndrome de rubeola congénita

1 de cada 4 (si la madre se infecta al comienzo de la gestacíon)

Difteria Muerte

DTT (DTP) 1 de cada 20

Llanto continuo, con posterior recuperación total

1 de cada 100

Convulsiones o choque, con posterior recuperación total

1 de cada 1750

Encefalopatía aguda

0 a 10,5 de cada millón

Muerte

Ningún caso comprobado

Tétanos Muerte

25 a 70 de cada 100 en condiciones generales; 10 a 20 de cada 100 con cuidados intensivos adecuados.

Tos ferina Neumonía Encefalitis Muerte

1 de cada 8 1 de cada 20 1 de cada 200


Artículo publicado en la página web LIBRE VACUNACIÓN (http://librevacunacion.com.ar) URL: http://bit.ly/facmTE

VACUNAS

Las vacunas y sus mitos Si en el artículo anterior veíamos los argumentos de la OMS a favor de la vacunación, en este veremos la visión contraria, los mitos de la vacunación. Se debe tener en cuenta que este texto está orientado a la vacunación en Argentina. POR EDUARDO ÁNGEL YAHBES

C

uando uno realiza comentarios acerca de la verdadera utilidad de las vacunaciones y de sus efectos secundarios, percibe que los interlocutores adoptan actitudes antagónicas. Están quienes son fanáticos de las vacunas y no hay razones que los alejen de sus convicciones, y quienes han tenido alguna experiencia negativa con alguna vacuna y prestan atención hacia alguien que les está dando argumentos científicos, que explican cuál fue la causa de aquella experiencia. Desde ya que dentro de los profesionales de la salud predominan en forma notoria los fanáticos de las vacunas. Creo saber por mi propia vivencia, que se debe a que la información que reciben es parcial y desconocen las investigaciones que dan un panorama diferente

40

a la tan mentada efectividad e inocuidad de las vacunas. Por ejemplo el simple y concreto hecho de que las enfermedades infecciosas han declinado notoriamente en su morbimortalidad, antes del comienzo del uso de las vacunaciones.

indemnizar a quienes sufren los efectos nocivos de las vacunas obligatorias, cubierta por el estado. Es decir lo cubren los mismos ciudadanos con sus aportes tributarios. En nuestro país no existe una ley similar ni es obligatoria la denuncia de los

INVESTIGADORES ATRIBUYEN A LOS PROGRAMAS DE INMUNIZACIÓN MASIVOS EL DESARROLLO DE TRASTORNOS INMUNOLÓGICOS Y NEUROLÓGICOS CRÓNICOS Desgraciadamente en nuestro país (Argentina) como en tantos otros (no en todos), la mayoría de las vacunas son obligatorias por ley. No aplicarlas implicaría una acción contraria a la ley. En Estados Unidos, durante el año 1986, se promulgó una ley de compensación para

efectos adversos de las vacunas, motivo por el cual es imposible hacer análisis propios acerca de la efectividad y nocividad de las mismas. Si bien son los padres quienes debieran decidir la conveniencia de vacunar o no a sus hijos, para ello deben informarse. Siendo mi obligación como médico


informar que en países donde se hacen controles, se reportan anualmente miles de reacciones y cientos de muertes y de invalidez permanente como consecuencia de las vacunas. Por otra parte muchas comunidades completamente vacunadas han padecido epidemias e investigadores atribuyen a los programas de inmunización masivos el desarrollo de trastornos inmunológicos y neurológicos crónicos. Las vacunas son la razón principal de la baja en los índices de las enfermedades infecciosas De acuerdo a la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia las enfermedades infantiles decrecieron 90% entre 1850 y 1940, paralelamente a las mejores condiciones sanitarias, mucho antes de los programas

de vacunación obligatoria. Las muertes por enfermedades infantiles en EE.UU. e Inglaterra declinaron 80% antes de la vacunación.

La Organización Mundial de la Salud reporta que las cifras de enfermedad y mortalidad en países del tercer mundo no tienen correlación directa con los pro-

LAS ENFERMEDADES INFANTILES DECRECIERON PARALELAMENTE A LAS MEJORES CONDICIONES SANITARIAS, MUCHO ANTES DE LOS PROGRAMAS DE VACUNACIÓN OBLIGATORIA En Gran Bretaña el pico epidémico de polio fue en 1950 y había declinado 82% al momento en el cual la vacuna se introdujo en 1956. Otras enfermedades como la escarlatina o varicela se han transformado en enfermedades leves comparada con las características que tenían en sus comienzos. Para esta última recién en los últimos años se ha comenzando a vacunar.

cedimientos inmunizantes [1]. Todos sabemos por experiencia familiar y profesional que quienes padecen de paperas generalmente habían sido inmunizados para la misma con la vacuna triple viral, pero lo habitual es que estos casos no sean denunciados. En Nueva York solamente el 3,2% de los pediatras reportan los casos de sarampión al departamento de salud.

> 41


>

Es importante señalar que se comprobó que en la gran mayoría de los países donde se comienza a inmunizar con antipolio (vacuna Sabin o Salk) o antidiftérica, aumentan significativamente los casos de estas enfermedades, que se pretendían prevenir. En síntesis, nada permite afirmar que las vacunaciones han hecho desaparecer o retroceder las epidemias: todo lleva a pensar que la evolución de éstas nada tiene que ver con las vacunas. Las vacunas son muy efectivas La literatura médica tiene un sorprendente número de estudios que documentan el fracaso de las vacunas. Brotes de sarampión, paperas, varicela, polio, coqueluche y por haemophilus influenza, han ocurrido en poblaciones vacunadas [2,3,4,5,6]. En 1989 el Centro de Control de Enfermedades (CDC norteamericano) informa: «Entre niños en edad escolar han ocurrido brotes de sarampión con niveles de vacunación mayores al 98% [7] y hasta con 100%. Esto ha ocurrido en distintas partes del país, incluyendo áreas que no habían reportado sarampión por años» [8]. Japón experimentó un incremento anual de varicela siguiendo a la introducción de la vacuna. En la República de Omán durante 1989 se produjo un brote diseminado de polio después

42

de seis meses de haberse arribado a una completa vacunación (98%) [9]. En EE.UU. en 1986, 90% de 1.300 casos de tos convulsa (coqueluche) en Kansas estaban adecuadamente vacunados [10]. En Chicago durante 1993 el 72% de los casos de coqueluche estaban al día con su vacunación [11]. Para la BCG existe un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud en la India,

a gran escala, que revela que esta vacuna no es efectiva contra la tuberculosis (Salud Mundial, abril de 1980). Comparando los casos de tétanos entre la primera y segunda guerra mundiales, se comprueba que la disminución en el porcentaje se debió más al cuidado de las heridas que a la vacunación (Salud e infección, Fernand Delarue, México, 1980). En síntesis, las evidencias sugieren que las vacunaciones

tienen un rol irrelevante en la prevención de las enfermedades infectocontagiosas. Las vacunas son seguras El Sistema de Reporte de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS de EE.UU.) recibe 11.000 denuncias anuales de reacciones adversas, alrededor de 1% de las cuales equivalen a muertes. La mayoría de las muertes son atribuidas a la vacuna anticoqueluchosa, la P de la vacuna DPT (Difteria-Pertussis-Tétanos). La FDA (Administración de Drogas y Alimentos) estima que solamente alrededor de un 10% de las reacciones adversas son informadas, un guarismo también sostenido por dos investigaciones del NVCI (Centro Nacional de Investigaciones Vacunales). Estos hallazgos sugieren que las muertes por vacunas están por encima de 1.000 cada año. Estudios internacionales muestran que las vacunas son causa del Síndrome de Muerte Súbita Infantil (SMSI), cuyo pico acontece entre los 2 y 4 meses, precisamente cuando comienza el plan de vacunación. También hay estudios que afirman lo contrario, al señalar que ello es debido a una coincidencia entre el SMSI y la edad de vacunación. Sin embargo en Japón a mitad de la década del 70 se pasó la edad para comenzar a vacunar de los 2 meses a los 2 años, y la incidencia de SMSI cayó dramáticamente.


Actualmente se está vacunando desde la etapa neonatal con BCG y vacuna contra hepatitis B, con el equivalente, para un adulto de 70 kilos, de 10 cm3 de la primera y 5 cm3 de la segunda.

de la administración de la vacuna contra hepatitis B (producida con nuevas técnicas de ingeniería genética), la aparición de procesos artríticos, daño muscular y nervioso, pérdida de visión y de memoria, síndrome de

EN JAPÓN A MITAD DE LA DÉCADA DEL 70 SE PASÓ LA EDAD PARA COMENZAR A VACUNAR DE LOS 2 MESES A LOS 2 AÑOS, Y LA INCIDENCIA DE SMSI CAYÓ DRAMÁTICAMENTE Se considera que uno en 175 niños que completaron las series de DPT sufren severas reacciones [12], entre las que se encuentran trastornos convulsivos (1 en 300) [13]. Es llamativo que en Inglaterra, Gales y Alemania del Oeste tuvieron más casos fatales de tos convulsa en los años 70, cuando la proporción de inmunización fue alta, comparada con la década del 80, cuando la proporción había descendido [13]. Se considera que el costo por indemnizaciones del programa federal de compensación por efectos adversos vacunales (NIVCP) asciende a 90 millones anuales en los Estados Unidos. La agencia de Salud y Asistencia Humana de California reveló un incremento del 273% en el diagnóstico de autismo en la pasada década. Para el Instituto de Investigación y Tratamiento del autismo el incremento de las vacunaciones en los niños pequeños es un co-factor contribuyente en el desarrollo de esta enfermedad. Muchos niños sanos antes de ser vacunados y que desarrollaron comportamientos autísticos también mostraron signos de disfunción del sistema inmune. Los estados de Florida, Maryland y New Jersey reportaron similar incremento de esta patología. Investigaciones efectuadas en 1998 y 1999 mostraron, luego

fatiga crónica, polineuropatía desmielinizante y también el fallecimiento de bebés a las horas de recibirla. Con la vacuna contra la gripe o influenza pueden darse casos similares. Veamos que acontece con la diabetes Tipo I (insulinodependiente). Se la considera una enfermedad cuya susceptibilidad puede ser hereditaria pero donde los factores medio ambientales pueden iniciar su desarrollo [14], entre ellos, infecciones virales y la presencia de procesos autoinmunes [15, 16]. Entre las vacunas a las cuales se las vincula al desencadenamiento de esta enfermedad se encuentran la vacuna anticoqueluchosa [17], la vacuna contra la rubeola [18, 19], que se administra junto a la de paperas, que también puede ser un factor desencadenante [20]. Estos procesos se desarrollan con un período de latencia entre 2 a 5 años. La vacuna antisarampionosa que es la que completa la llamada MMR no estaría involucrada en este padecimiento. En cuanto a la vacuna para haemophilus influenza B (Hib) se observó en 114.000 niños finlandeses que aquellos que habían recibido 4 dosis tuvieron una alta incidencia de diabetes Tipo 1 comparado con quienes habían recibido una sola dosis. Barthelow Classen informó del incremento de Diabetes

insulinodependiente luego de un programa de vacunación contra hepatitis B en Nueva Zelanda, a partir de 1988 [21]. En 1996 investigadores de la Universidad de Tel Aviv admiten que algunas vacunas pueden ser desencadenantes de procesos autoinmunes y que ello ha recibido poca atención en los estudios clínicos y de laboratorio. Tales vacunas son las de influenza (gripe), hepatitis A, hepatitis B, rabia, tétanos, MMR y polio oral. Dentro de estas enfermedades se encuentran la artritis, púrpura, lupus y afectaciones del sistema nervioso como neuritis, desmielinización, miastenia gravis y síndrome de Guillain-Barré. Ha sido reconocido que la vacuna Sabin ha tenido un contaminante viral del mono, donde solía prepararse la vacuna, denominado SV40 o virus simio 40. Este virus tiene una gran capacidad para producir tumores malignos de distinta naturaleza (cerebrales, óseos, linfáticos). Un hecho interesante fue lo acontecido con la vacuna BCG, aplicada por Calmette y Guerin en 1928 a la población dinamarquesa de la isla de Bornholm. A los 20 años se notó un descenso de la tuberculosis, en la misma magnitud que en zonas que no recibieron esta vacuna. Pero llamó la atención que en 1952 apareció súbitamente una enfermedad neurológica descripta por el Dr Lépine y denominada por él como «enfermedad de Bornholm» que sólo se presentó en quienes habían recibido la vacuna (El peligro vacunal. Florencio Escardó). Aparte de los elementos biológicos las vacunas contienen una serie de sustancias que pueden tener un efecto tóxico como el Timerasol (compuesto mercurial), hidróxido de aluminio, formaldehído y ácido

> 43


> acetilsalicílico. A los 6 meses de edad un bebé, si cumple con las vacunas recomendadas, recibe una dosis de mercurio que excede los límites aceptados. Recientemente Gran Bretaña retiró una vacuna contra la polio al descubrir que se la cultivaba a partir de suero bovino producido cuando la «enfermedad de la vaca loca» estaba en su punto álgido. Sir Richard Southwood alertó de que el peligro de «infección» era moderadamente alto, en contra de la opinión de las autoridades (La Nación, 20 de diciembre de 2000). En síntesis, las vacunaciones son causa significativa de invalidez y muerte. Las enfermedades comunes de la infancia son extremadamente peligrosas En el momento actual las enfermedades comunes de la infancia tienen pocas consecuencias, son benignas y autolimitadas. En realidad en países del tercer mundo, las complicaciones dependen del estado nutritivo y sanitario de la población infantil. Por otra parte la naturaleza transitoria de la inmunización por las vacunas, para aquellas que tienen alguna efectividad, hace que las enfermedades se padezcan en edad adulta, lo que conlleva mayor gravedad. En cambio las enfermedades naturales dan una inmunidad sólida. Se ha observado que quienes no han padecido sarampión tienen mayor incidencia de ciertas enfermedades de piel o degenerativas de cartílago y hueso. Es un hecho observado que luego de las enfermedades agudas comunes, los niños sufran un crecimiento y maduración significativos. En síntesis, el peligro de las enfermedades infantiles está exagerado para atemorizar a los padres y lograr que vacunen a sus hijos.

44

Las vacunas tienen una sólida base teórica y práctica El fundamento de las vacunaciones es su capacidad de estimular la producción de anticuerpos en el receptor. Pero no queda claro si esta producción

embargo como vimos anteriormente (Mito 2), se han visto epidemias con coberturas de hasta un 100% [25]. Un funcionario epidemiólogo de Minnesota concluye que la vacuna contra haemophilus (Hib), al igual que lo sostenido

EL PELIGRO DE LAS ENFERMEDADES INFANTILES ESTÁ EXAGERADO PARA ATEMORIZAR A LOS PADRES Y LOGRAR QUE VACUNEN A SUS HIJOS de anticuerpos constituye una real cobertura inmunológica. Niños con agamma globulinemia, que son incapaces de producir anticuerpos, se recuperan de las enfermedades comunes de la infancia casi tan rapidamente como los otros niños [22]. Un estudio publicado por el Consejo Médico Británico (BMC) en 1950 reportaba que durante una epidemia de difteria no había habido relación entre el recuento de anticuerpos y la incidencia de la enfermedad. Los investigadores encontraron resistencia en personas con cifras muy bajas de anticuerpos y enfermos con un alto nivel de los mismos [23]. La inmunización natural es un fenómeno complejo que involucra a varios órganos y sistemas, que no pueden ser replicados en su totalidad por una estimulación artificial. En realidad las vacunas sólo pueden en el mejor de los casos generar una inmunidad específica hacia los elementos que componen la vacuna, haciendo que el receptor sea incapaz de reaccionar a una infección diferente [24]. Otro de los elementos teóricos de la vacunación señala que la «cobertura poblacional», en la cual un gran porcentaje de personas han sido vacunadas, asegura la protección. Sin

en congresos de pediatría, incrementa el riesgo de padecer la enfermedad en contraste con los no vacunados. Finalmente se asume que todos los vacunados responderán de la misma manera sin tener en cuenta factores raciales, sociales, nutritivas e individuales. Hace unos años se efectuaron campañas de vacunación en la zona norte de Australia lo que incrementó la mortalidad infantil en un 50%, probablemente por el déficit en la población aborigen de vitamina C [26]. En el New England Journal of Medicine se publicó que un significativo número de niños Rumanos desarrollaron polio secundaria a la vacunación y vinculable a la administración inyectable de antibióticos previa a las mismas. A mayor cantidad de inyecciones mayor es el riesgo. En síntesis, la mayoría de los supuestos que avalan el uso de las vacunas resultan falsas, ante las evidencias recogidas por los investigadores. El control de la polio fue uno de los grandes sucesos debido a la acción de las vacunas En Nueva Inglaterra se reportaron incrementos de polio un año posterior al comienzo de la introducción de la vacuna Salk.


Al igual que en Río de Janeiro donde de una cifra histórica de 80 casos de polio se pasó a 700 al comienzo de la vacunación Salk y a 1200 luego de la introducción de la Sabin en 1965. En Massachussets en el año 1959, 77.5% de los casos de parálisis habían recibido 3 dosis de Salk o VIP (Vacuna Inyectable de Polio). Durante 1962 en el Congreso Estadounidense el Dr Bernard Greenberg, jefe del Departamento de Bioestadística de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Carolina del Norte, testificó que no sólo los casos de polio se habían incrementado sustancialmente (50% de 1957 a 1958 y 80% de 1958 a 1959) luego del inicio de la vacunación obligatoria, sino que las cifras habían sido manipuladas por el Servicio de Salud Pública para dar una impresión opuesta [27]. En concordancia con esto la investigadora Viera Scheibner considera que el 90% de los casos de polio fueron eliminados de las estadísticas oficiales luego del comienzo de la vacunación. Miles de casos de meningitis viral o aséptica son diagnosticados en los EE.UU., previamente a la vacunación se los diagnos-

de polio desde 1961 habían sido causados por la vacuna oral. El Dr Samuel Katz de la Universidad de Duke considera

SE ASUME QUE TODOS LOS VACUNADOS RESPONDERÁN DE LA MISMA MANERA SIN TENER EN CUENTA FACTORES RACIALES, SOCIALES, NUTRITIVAS E INDIVIDUALES ticaba como polio. En 1985 la CDC informó que el 87% de casos de polio que se presentaron entre 1973 y 1983 fueron causados por la vacuna, y más adelante declaró que todos, excepto unos pocos, eran causados por la vacuna. Jonas Salk, quien desarrolló la VIP testificó ante una subcomisión del Senado que todos los casos

que los 8 a 10 casos de polio que se presentan en EE.UU. anualmente son debidos a la vacuna, ya que el virus salvaje no está presente. En los niveles oficiales se dice que este es un»pequeño sacrificio humano por cada año». La NVIC sugiere que el número de «sacrificados» sería mucho mayor que el denunciada por la CDC.

Se considera que de 34 países con vacunación a virus vivo, en 24 se registró incremento de los casos de polio. En síntesis, las vacunas contra la polio incrementan los casos, aún después de una declinación estabilizada, siendo la única causa de polio en los EE.UU. Si un niño no tuvo reacción inmediata a la vacunación, no existe riesgo para él Existe una documentación confiable sobre los efectos adversos de las vacunas a largo plazo, tales como los trastornos crónicos a nivel inmunológico y neurológico como el autismo, hiperactividad y desórdenes de atención, dislexia, alergias, cáncer y otras condiciones, muchas de las cuales raramente existían

> 45


> antes de los programas masivos de vacunación. Las vacunas incluyen sustancias carcinogenéticas como el timerasol, fosfato de aluminio y formaldehído, el SV40 y los HTLV (virus linfotróficos). El investigador Harris Coulter, luego de una extensa investigación concluye que la vacunación infantil puede «...causar una encefalitis de grado menor en los infantes en un porcentaje mucho mayor que el admitido por las autoridades sanitarias, en alrededor de 15-20% de los niños». El puntualiza que esta encefalitis puede generar daño cerebral mínimo y no tan mínimo, autismo, trastornos de aprendizaje, convulsiones, epilepsia, trastornos del sueño y del apetito, desórdenes sexuales, asma, muerte súbita (SMSI), diabetes, obesidad y trastornos del carácter como violencia impulsiva, todos trastornos que aquejan contemporáneamente a la sociedad. Nos recuerda que el «...toxoide del pertussis (coqueluche) es usado para generar encefalitis en animales de laboratorio» («Vaccination, Social Violence and Criminality» Washington, 1991). Un estudio realizado en Alemania encontró correlación entre las vacunaciones y 22 condiciones neurológicas, incluyendo déficit de atención y epilepsia. El dilema que se presenta es que los elementos incorporados con las vacunas aparte de estos efectos crónicos conocidos podrían generar otros trastornos desconocidos por el momento. Sobre todo teniendo en cuenta la rápida incorporación de nuevas vacunas que se producen por ingeniería genética. En síntesis, los efectos a largo plazo de las vacunas han sido virtualmente ignorados, a despecho de la correlación con muchas condiciones crónicas».

46

Las vacunas son legalmente impuestas y por lo tanto obligatorias Es importante saber que no todas las vacunas son obligatorias y por otro lado existen excepciones médicas a la administración de las mismas. Por ejemplo para el caso de niños con trastornos neurológicos o inmunológicos, o para quienes presentaron reacciones adversas a las vacunas. Podrían también presentarse excepciones de tipo religioso o filosófico. De todas maneras sería recomendable que los cuerpos legislativos, tanto nacionales como provinciales revieran la obligatoriedad de las vacunas, dada la

inefectividad y los posibles efectos adversos de las mismas. En mi criterio, y de acuerdo a las investigaciones relatadas sería mucho más prudente prohibir aquellas que están reconocidas como más riesgosas y recomendar en forma optativa las menos riesgosas. En síntesis, no todas las vacunas son obligatorias y existen excepciones de tipo médico que pueden contraindicarlas. Las vacunas son la única opción preventiva En principio es importante tener en cuenta que el germen no es el único elemento a considerar en una enfermedad


infectocontagiosa. Es así que se debe tener presente el estado nutritivo, el medio psicoambiental, el tipo de vivienda y su sanea-

NO TODAS LAS VACUNAS SON OBLIGATORIAS Y POR OTRO LADO EXISTEN EXCEPCIONES MÉDICAS A LA ADMINISTRACIÓN DE LAS MISMAS miento, el contacto con insectos o animales como ratas, pájaros, etc. Otros elementos interesantes son los factores «terrestres», gas argón, campo magnético terrestre, capa de ozono, etc.. Se ha visto por ejemplo, una coincidencia entre las epidemias y pandemias de gripe y las tormentas solares [28, 29,30]. Estos factores no sólo pueden favorecer la aparición de una enfermedad infectocontagiosa, sino condicionar su evolución y el desencadenamiento de complicaciones. Fernand Delarue llega a la conclusión luego del estudio detallado de las epidemias por décadas (Salud e infección) que: «a igual nivel de vida, las enfermedades evolucionan en curvas paralelas tanto en países vacunados como en los que no lo están». «En ausencia de vacunación, las epidemias retroceden en todos los países donde se eleva el nivel de vida». «A pesar de las vacunaciones, las epidemias no experimentan regresión en los países donde las condiciones de higiene o el nivel de vida se lo impiden». Dentro de la medicina homeopática existen medicamentos que son capaces de prevenir algunas enfermedades infectocontagiosas. Por ejemplo para el cólera se han usado

medicamentos para prevenirlo desde la época de Hahnemann hasta nuestros días. En plena epidemia de polio del año 50 ninguno de los que recibió el medicamento preventivo desarrolló la enfermedad. Por otra parte como el tratamiento homeopático en general mejora la resistencia y respuesta inmunológica, es excepcional la posibilidad de complicaciones frente a las enfermedades comunes de la infancia. Otro de los aspectos positivos de esta medicina es la de revertir en algunos enfermos los efectos adversos de las vacunas. En síntesis, las vacunas no implican ninguna prevención segura. En las enfermedades infectocontagiosas están involucrados otros factores. La medicina homeopática ha demostrado tener remedios preventivos eficaces. Los funcionarios de salud pública ponen a la salud por encima de todo Muchos médicos, incluidos funcionarios sanitarios, conocen los datos expuestos, sin embargo hay una actitud negadora de esa realidad. La médica canadiense Guyslaine Lanctôt, autora del bestseller «Medical Mafia» afirma: «Las autoridades médicas son mentirosas. La vacunación ha sido un desastre para el sistema inmune. Ella causa un gran número de enfermedades. Estamos ahora cambiando nuestro código genético a través de la vacunación...de aquí a 10 años nosotros sabremos que el mayor crimen contra la humanidad fueron las vacunas». Viera Scheibner, luego de un exhaustivo estudio de la literatura médica sobre las vacunaciones concluye que: «no hay evidencia sobre la habilidad de las vacunas para prevenir alguna enfermedad. Todo lo

contrario, hay una abundancia de evidencias que ellas causan serios efectos colaterales». Desgraciadamente se están desarrollando una serie de vacunas con biotecnología transgénica para incorporarlas en distintos alimentos. No hay que tener ningún conocimiento biológico para darse cuenta del riesgo que ello implica. Ante estos «avances» todavía no ha habido ninguna advertencia de la «medicina oficial» sobre los peligros implícitos de esta tecnología. En síntesis, hay una actitud negadora de los funcionarios de salud pública frente al riesgo para la salud psicofísica que conlleva la aplicación de las vacunas. Por todo lo analizado podemos sacar como conclusión que existe una contradicción entre la ciencia médica y la política inmunizatoria. Cuando observamos las posibles consecuencias de las vacunas, que van desde enfermedades agudas leves hasta enfermedades crónica graves o mortales, se hace indispensable que las autoridades adviertan a los padres de los riesgos. Cuál es el laboratorio que elaboró las mismas, incluyendo su número de lote. Cuáles son las contraindicaciones para su aplicación y cuáles los signos de alarma que deben controlar. No es posible que la política sanitaria se haga de acuerdo a la conveniencia de los laboratorios. Son los laboratorios que tendrían que desarrollar vacunas efectivas y seguras por normativas de las autoridades sanitarias. Es indispensable que las autoridades sanitarias consideren que en todo programa de inmunización, los riesgos inherentes al mismo deben ser menores que

> 47


> los riesgos probables de la epidemia que se trata de controlar. En mi criterio las vacunas no deberían ser obligatorias. Sólo deberían aplicarse aquellas que demuestren ser efectivas y que no tengan una alta incidencia de efectos adversos, sobre todo comparado con el riesgo de la enfermedad natural. Cada ciudadano tendría que recibir y buscar información, para tomar una decisión libre y responsable. En este sentido la Defensora del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires ha reconocido que las vacunaciones constituyen un acto médico que entra dentro del Derecho al Consentimiento Informado. Ello implica que el paciente o responsable del menor debe recibir la información acerca de beneficios y posibles efectos adversos con 48 horas de anticipación, y que tienen el derecho de aceptarlas o de rechazarlas. Ello está amparado por los Artículos 42 y 43 de la Constitución Nacional y sus leyes reglamentarias. • Basado en «Dispelling Vaccination Myths» de Alan Phillips, julio 1996

48

NOTAS [1] S. Curtis. A handbook of homeopathic alternatives to inmunization

[17] Coulter y Fisher. DPT, «A Shot in the Dark». N.Y. Avery Publishers, 1991

[2] Pediatric Infectious Disease Journal 13(1):34-8, 1994 Jan

[18] Margaret Menses. Rubella Infection and Diabetes Mellitus. Lancet, Jan. 1978

[3] Canadian Medical Association Journal. 150(7):1093-8, 1994 Apr. 1 [4] American Journal of Disease of Children. 145(12): 1379-82, 1991 Dec. [5] Journal of Infectious Diseases. 169(1): 77-82, 1994 Jan. 1 [6] Infection Control & Hospital Epidemology. 14(2): 81-6, 1993 Feb. [7] Morbility and Mortality Weekly Report (MMWR) 38: 8-9, 1989 [8] MMWR. Measles. 38: 329-330, 1989 [9] Lancet. 338: 715-720, 1991 Sept. 21 [10] Neil Miller. Vaccines are they safe and effective? [11] Chicago Dept. of Health [12] Pediatrics. Vol. 68(5), 1991 Nov. [13] The Fresno Bee. DPT Report, 1984 Dec. 5 [14] Alexander Bearn [15] Daniel Stiter y otros. «Clinical Inmunology» 5ta. Edición. Los Altos, CF, 1984 [16] Idem

[19] E. Rayfield. Rubella virus y diabetes inducida. Diabetes 35, 1986 dic. [20] K. Stratton. «Adverse events associated with childhood vaccines» Washington, NAP 1993 [21] B. Classen. Childhood inmunization and diabetes mellitus. New Zeland M. J. [22] British Medical Council Publication. 272, 1950 May. [23] Idem [24] The Dangers of Imnunization. Biological Research Institute (Australia) 1979 [25] Archive of Internal Medicine. 154(16): 1815-20, 1994 Aug. 22 [26] A. Kalolerinos. «Every Second Child», Keats Publishing Inc., 1981 [27] House of Representatives. Committee on Interstate and Foreign Commerce. 87th Congress, Second Session [28] E. Budau «Estudio cósmico de las epidemias» [29] G. Tessier «La gripe de Lyon en 1890» [30] J. Grinspan «Dogma y reforma en medicina»


Los riesgos de las vacunas POR DAWN RICHARDSON presidente y co-fundador de PROVE (Padres Requieren Educación Vacunal Abierta) ESPECIAL PARA EL STAR-TELEGRAM TRADUCCIÓN DE EDUARDO ÁNGEL YAHBES

s tiempo de detener el ocultamiento del debate sobre la seguridad de las vacunas, convocando a los padres preocupados por las reacciones vacunales y por los derechos de oponerse a las vacunas. En la columna editorial del lunes de Russell Tolman y Mark Shelton se simplifica y tergiversa una seria cuestión. Los padres aman a sus hijos y quieren protegerlos, pero las vacunas, como las enfermedades para las que estas han sido diseñadas, llevan un impredecible riesgo de lesión o muerte. Los padres quieren que la Legislatura de Texas proponga una legislación que les otorgue la misma libertad que ya tienen los padres en Arizona, California, Colorado, Idaho, Lousiana, Maine, Michigan, Minnesota, New México, North Dakota, Ohio, Oklahoma, Pennsylvania, Rhode Island, Utah, Vermont y Washington para decidir sobre su propia información y decisión voluntaria de vacunación, sin ser sometidos a sanciones gubernamentales. Todas las enfermedades y vacunas no son iguales, y tampoco lo son todos los niños. A pesar de que hay leyes de vacunación obligatoria contra viruela como varicela y hepatitis B como polio, estas no contienen cláusula de excepción para los derechos de los padres. Más de 200 nuevas vacunas se están desarrollando para todo, desde la adicción a la cocaína hasta las enfermedades de transmisión sexual como el SIDA, que serán candidatas a futura obligatoriedad. Algunos niños son de mayor riesgo biológico que otros para reaccionar a las vacunas. En Texas la política vacunatoria es masiva

y no tiene en cuenta estas diferencias, y falla en minimizar el riesgo de daño y muerte inducida por vacunas en demasiados chicos. Anualmente, 12.000 a 14.000 reportes de hospitalización, lesión y muerte siguiendo a las vacunaciones son efectuadas al VAERS (Sistema de Registro de Eventos Adversos a la Vacunación), y aún alrededor del 90 por ciento de los médicos fallan en reportar estas reacciones. Un estudio publicado en febrero en el «Pediatrics» reveló que el 40 por ciento de los médicos admitió ni siquiera haber mencionado el riesgo de las vacunas a sus pacientes. El Programa Nacional de Compensación de Lesiones Vacunales ha pagado más de 1.200 millones de dólares en daños, dejando a 3 de cada 4 víctimas vacunales a su propio arbitrio. Mientras tanto debido a una compleja red de leyes federales y estaduales, médicos y laboratorios productores continúan beneficiándose, no asumiendo ninguna responsabilidad económica por los daños y las muertes vacunales. Algunos padres están tratando de salvar a sus hijos de médicos que no quieren reconocer pasadas reacciones a las vacunas, quienes están decididos literalmente vacunar a sus hijos hasta la muerte. Una cláusula legal de excepción de conciencia, como la considerada por la legislatura de Texas es la única esperanza que estos padres tienen. La salud pública involucra más que la fijación miópica de Tolman y Shelton en altos niveles de vacunación y bajos índices de enfermedades infecciosas. El índice de enfermedades crónicas e incapacidades en niños es

al momento elevado. Los niños reciben en Texas 39 dosis de 12 diferentes vacunas para su ingreso escolar, mientras el cerebro y el sistema inmune se están desarrollando al máximo. Hay crecientes evidencias y basamento de científicos, médicos y padres, quienes consideran que las exageradas políticas de vacunación han contribuido al dramático incremento de asma, alergias, trastornos de aprendizaje, autismo, desórdenes en la atención, diabetes y otras enfermedades crónicas neuroinmunes. Recientes audiencias en el Congreso han concientizado sobre inadecuadas licencias a vacunas y a sus estándares de seguridad; conflictos de interés involucrando a compañías farmacéuticas y quienes desarrollan las políticas vacunatorias; y enormes brechas de conocimiento acerca de cómo las vacunas afectan al organismo. Referencias epidémicas de médicos y agentes oficiales de salud pública confunden a los padres, por la exageración de los riesgos de la enfermedad y los beneficios de la vacunación, mientras minimizan y frecuentemente niegan los riesgos de las vacunas. Se está explicando por qué está creciendo el número de padres informados que presionan durante las sesiones legislativas reclamando los derechos sobre qué vacunas deben recibir sus hijos y cuándo ellos deben recibirlas. La vacunación es un procedimiento médico que acarrea un riesgo inherente de lesión o muerte, y es tiempo de que nuestros legisladores conozcan que cada padre en Texas merece recibir información veraz e imparcial sobre enfermedades y vacunas que le permita tomar una informada y voluntaria decisión sobre la vacunación de sus hijos. •

http://bit.ly/escaZ5

E

49


Artículo publicado en el blog AMAZINGS (http://amazings.es) en Diciembre de 2010 URL: http://bit.ly/e8UIYi

VACUNAS

Las vacunas y su necesidad Una explicación científica y amena de cómo funcionan las vacunas y porqué son importantes para nuestro Sistema Inmune. POR SOPHIE (http://mondomedicco.wordpress.com)

E

n los últimos años estamos asistiendo a una preocupante vuelta a antiguas y rancias posiciones anticientíficas. Ideas ya superadas hace siglos están volviendo con fuerza y se están instalando en la mente de aquellos que no están bien informados. Creacionismo, supersticiones, irracionalidades homepáticas, astrológicas… han vuelto incluso los que afirman que la Tierra no es redonda sino plana. Y de entre todos estos pasos atrás en el conocimiento, sin duda, los más peligrosos son los que atañen a las prácticas médicas. Poco a poco se ha ido fraguando un absurdo movimiento anti-vacunas que pone en serio peligro la salud de las personas, sobre todo las más jóvenes y

50

débiles. Por ello he pensado que estaría bien realizar un breve artículo, sencillo y ameno, sobre la

piedad…¡tiro al vento, tiro al vento!…¡ni la Piedad, ni la Borriquita ni el prendimiento!»

POCO A POCO SE HA IDO FRAGUANDO UN ABSURDO MOVIMIENTO ANTI-VACUNAS QUE PONE EN SERIO PELIGRO LA SALUD DE LAS PERSONAS, SOBRE TODO LAS MÁS JÓVENES Y DÉBILES necesidad y conveniencia de las vacunas, explicando fácilmente cómo funciona nuestro sistema inmunológico y cómo actuan las vacunas ayudándolo. Cantaban Manolito Santander y sus muchachos en los Carnavales gaditanos de 1998 que «En la familia Pepperoni somos malos de verdad, la familia Pepperoni no conoce la

Otros que no conocen la piedad son los integrantes del Sistema Inmune. Nuestro sistema defensor contra todo bicho que codicie nuestro organismo como virus, bacteria, hongo, parásito o lo que sea, se las tiene que ver con toda una «famiglia» de glóbulos blancos dispuestos a matar, fagocitar, aniquilar, destruir, arrasar.


Leucocito o glóbulo blanco

Tiene diversas formas de llevar a cabo su misión, pudiendo hacerlo de forma directa en plan «tonto el último que se cargue al enemigo» o actuar en cooperación y mediante un mecanismo sofisticado para dejarlo bien «muerto matao». ¿Cuáles son los principales soldados inmunitarios de nuestro cuerpo? Tenemos a: • Neutrófilos, que le dan para el pelo a las bacterias, principalmente. • Eosinófilos, atacan sobre todo a parásitos. • Linfocitos, que mediante anticuerpos y trabajo en equipo luchan especialmente contra virus y bacterias. • Basófilos, sólo se nota su presencia en caso de hipersensibilidad porque el cuerpo se haya sentido agredido por medicamentos y alimentos. • Monocitos, unos glóbulos blancos que de monos tienen poco, se hacen notar en caso de infecciones crónicas y autoinmunes. Cuando es necesario «evolucionan» a macrófagos, son los barrenderos del sistema, se comen todos los enemigos que pueden. Nuestro Sistema Inmune no se limita a arramplar con todos los extraños que osen invadir nuestro organismo, sino que «se quedan con su cara». Veréis: las

UNA VACUNA NO ES MÁS QUE EL «BICHO» EN CUESTIÓN MUERTO, ATENUADO O FRAGMENTADO, DE MANERA QUE SE LO PRESENTAMOS A NUESTROS GLÓBULOS BLANCOS PARA QUE APRENDAN QUE «ESTO MALO, ESTO CACA» bacterias, los virus, hongos, etc tienen una cubierta compuesta por lípidos y azúcares muy característica, que contiene a los antígenos o sustancias que desencadenan la furia de nuestro ejército y la fabricación masiva de anticuerpos. Los glóbulos blancos, al atacarlos, «memorizan» esas cubiertas para ser más rápidos y efectivos en la próxima intentona por su parte. ¿Podemos ayudarles a memorizar y ser más eficientes en su tarea? Sí, mediante las vacunas. Una vacuna no es más que el «bicho» en cuestión muerto, atenuado o fragmentado o sólo las proteínas o los glúcidos de su cubierta, de manera que se lo presentamos a nuestros glóbulos blancos para que aprendan que «esto malo, esto caca». Cada vacuna tiene sus propias peculiaridades, requiriendo en ocasiones una única dosis con el fin de que los glóbulos blancos memoricen bien el aspecto del enemigo a destruir, varias dosis para realizar bien esa memorización o se precisan dosis de

recuerdo cada cierto tiempo. Eso depende de la inmunogenicidad de la vacuna, es decir, la capacidad que tenga para provocar una reacción por parte de nuestro Sistema Inmune y producir glóbulos blancos más específicos, especializados en ese antígeno en concreto. ¿Qué ventaja tiene esa ayuda proporcionada en forma de vacuna? No tiene una única, sino varias: • Disminuye la tasa de mortalidad y de secuelas por infecciones. • Disminuye la probabilidad de caer enfermo por esas infecciones. • Es un sistema menos traumático para nuestro organismo de producción de defensas naturales que el exponerse a la enfermedad. En contra de lo que cree mucha gente, no se crean anticuerpos artificiales, sino que se estimulan precisamente las defensas que nosotros poseemos, se les ayuda y potencia. Después de todo esto… ¿Sigues pensando que no es conveniente vacunarse? • 51


MERCURIO Y VACUNAS

El tiomersal y las vacunas Uno de los principales argumentos en contra de la vacunación sistemática es la presencia de mercurio en algunas vacunas. Presentamos cuatro documentos para intentar esclarecer algunas dudas al respecto. El siguiente artículo está extraído de la página web de la OMS. URL: http://bit.ly/h1Ckyv El tiomersal y las vacunas: preguntas y respuestas ¿Qué es el tiomersal? El tiomersal, también conocido como timerosal, mercuriotiolato y 2-(etilmercuriotio) benzoato de sodio, es un compuesto que contiene mercurio utilizado para impedir la proliferación de bacterias y hongos durante el almacenamiento y, sobre todo, durante el uso de viales multidosis abiertos de ciertas vacunas. También se ha utilizado durante la fabricación de vacunas para la inactivación de ciertos microorganismos y toxinas

52

y para mantener la esterilidad en la cadena de producción. El tiomersal se ha utilizado desde la década de 1930 en la fabricación de algunas vacunas y otros productos médicos. ¿Todas las vacunas contienen tiomersal? Muchas vacunas autorizadas para la comercialización no contienen tiomersal. Entre ellas se encuentran las vacunas en formas de presentación monodosis o las vacunas cuya eficacia podría verse afectada por el tiomersal, como las vacunas elaboradas con microbios vivos, incluidas la vacuna MMR, la vacuna antipoliomielítica oral e inactivada, la vacuna antiamarílica y la vacuna BCG. No

obstante, cuando se presentan en formato multidosis, estas vacunas deben desecharse tras su uso. Otras vacunas pueden contener cantidades ínfimas de

EL TIOMERSAL SE HA UTILIZADO DESDE LA DÉCADA DE 1930 EN LA FABRICACIÓN DE ALGUNAS VACUNAS Y OTROS PRODUCTOS MÉDICOS tiomersal (<0,5 μg por dosis) si se ha utilizado el conservante en el proceso de fabricación, pero no se ha añadido al producto final. Un tercer grupo de vacunas contienen tiomersal en concentraciones variables (de


10 a 50 μg por dosis) añadido como conservante para evitar la contaminación por microorganismos cuando se formulan en viales multidosis. Pertenecen a este grupo la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tosferina (DTP), la vacuna antidiftérica y antitetánica (DT), la vacuna antitetánica (TT), y las vacunas contra la hepatitis B, contra Haemophilus influenzae tipo b (Hib) y contra la gripe.

frente a la contaminación que otros conservantes como el 2-fenoxietanol. ¿Se pueden suministrar las vacunas en viales monodosis?

¿Se pueden fabricar vacunas sin tiomersal?

Las vacunas se podrían suministrar en viales monodosis, pero esta opción requiere un aumento significativo de la capacidad de producción y su costo es elevado. Los viales monodosis precisan un espacio de almacenamiento refrigerado bastante mayor, así como

Cualquier cambio efectuado en la formulación de una vacuna con autorización para su comercialización, incluidos los cambios en el contenido de tiomersal, pueden repercutir en su calidad, seguridad o eficacia y probablemente sea preciso realizar estudios adicionales para autorizar la comercialización del producto de fórmula modificada. Para sustituir el tiomersal por un agente inactivador o conservante diferente durante el proceso de fabricación o en el producto final, será necesario someter el producto a un nuevo proceso de obtención de autorización de comercialización, que conlleva una serie de estudios preclínicos y clínicos con el fin de garantizar la calidad, inocuidad y eficacia de la vacuna. En las

mayores necesidades para el transporte. Actualmente, la mayoría de los países no pueden hacer frente a estas necesidades.

SEGÚN EL GACVS NO HAY EVIDENCIA DE TOXICIDAD POR MERCURIO EN LACTANTES, NIÑOS O ADULTOS EXPUESTOS AL TIOMERSAL DE LAS VACUNAS vacunas que se usan en formulaciones multidosis, el tiomersal ofrece una mejor protección

En el caso de algunas vacunas, es más rentable utilizar viales multidosis. Sin embargo, si el

tiomersal se utiliza como agente inactivador en el proceso de fabricación y no se añade como conservante, sólo habrá una cantidad ínfima de tiomersal en el producto final, sea cual sea el tipo de presentación: monodosis o multidosis. ¿Qué recomienda el GACVS con respecto a la seguridad de las vacunas que contienen tiomersal? Tras examinar la información epidemiológica y el perfil farmacocinético actuales del tiomersal, el Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas concluyó que no hay evidencia de toxicidad por mercurio en lactantes, niños o adultos expuestos al tiomersal de las vacunas. Asimismo, determinó que no existen razones para modificar por motivos de seguridad las prácticas actuales de vacunación con vacunas que contienen tiomersal. La seguridad de las vacunas que contienen tiomersal se examina periódicamente. Entretanto, la información disponible justifica la recomendación de no cambiar la política de la OMS sobre inmunización en lo que respecta a las vacunas que contienen tiomersal. ¿El tiomersal es lo mismo que el metil-mercurio? No. Existen diversos compuestos de mercurio en la naturaleza, pero el compuesto orgánico de mercurio más común, con mucho, es el metil-mercurio. El principal peligro del metil-mercurio radica en su capacidad para acumularse en el organismo y permanecer en él durante

> 53


> largo tiempo. La exposición a este compuesto de origen natural y sus efectos tóxicos en seres humanos se han estudiado extensamente. Dado que la mayoría de las personas están expuestas a algún compuesto de mercurio, la OMS y algunos organismos nacionales de reglamentación definieron umbrales de seguridad de exposición al mercurio; estos valores reflejan principalmente la exposición al metil-mercurio. El tiomersal contiene etil-mercurio, un compuesto de mercurio diferente que no se acumula sino que el organismo lo metaboliza y lo elimina mucho más rápido que el metil-mercurio. ¿Por qué algunos países están retirando el tiomersal si no presenta ningún riesgo? Algunas autoridades nacionales de salud pública están tratando de sustituir las vacunas que contienen tiomersal, como medida de precaución. En la actualidad no hay evidencia de toxicidad derivada del mercurio que contienen las vacunas. Son pocas las alternativas a las vacunas que contienen tiomersal cuya eficacia e inocuidad haya sido comprobada experimentalmente. La capacidad de producción actual de estas vacunas es limitada e insuficiente para cubrir las necesidades mundiales. • Julio 2006

El siguiente artículo está extraído de la página web de la Liga para la Libertad de Vacunación. URL: http://bit.ly/eW4zpd ¿Mercurio y Vacunas? Aunque la combinación de un conocido agente tóxico como el mercurio con las vacunas, los

54

medicamentos preventivos por excelencia es contradictoria, desgraciadamente actualmente

EL COMPUESTO MERCURIAL UTILIZADO EN ESTAS VACUNAS ES EL TIOMERSAL, CUYA FUNCIÓN EN LA VACUNA ES LA DE CONSERVANTE existen en el mercado español vacunas infantiles y de adultos que contienen derivados mercuriales en su composición. El compuesto mercurial utilizado en estas vacunas es el Tiomersal, cuya función en la vacuna es la de conservante, peso su uso es muy discutible por los siguientes motivos: Las preparaciones que se utilizan en España son monodosis y estériles por lo que están diseñadas para una sola administración, no existe por tanto el riesgo de contaminación durante su uso como es el caso de las vacunas multidosis que se utilizan en otros mercados, principalmente países en desarrollo. En el caso de que fuera necesario el uso de un conservante en una vacuna existen conservantes de mucha menor toxicidad que el tiomersal. En algunos casos el tiomersal es utilizado durante el proceso de fabricación de algunas vacunas, pero existen medios tecnológicos para retirar dicho compuesto mercurial de la vacuna reduciendo su concentración a nivel de trazas con lo que se reduce en gran parte el nivel de exposición a dichos compuestos. En resumen no se justifica la presencia del tiomersal en las vacunas, de hecho las preparaciones más modernas ya no lo contienen.

Fuentes de exposición al mercurio Los mensajes de las autoridades sanitarias son contradictorios, mientras se intenta reducir por todos los medios posibles a la población las fuentes de exposición a los metales pesados y muy especialmente al mercurio, con las siguientes medidas: • La retirada de termómetros de mercurio, obligatoria a partir del 2004. • El reciclando las pilas de botón, que contienen mercurio. • Retirando el mercurio de las pilas convencionales. • Desaconsejando las preparaciones que contiene tiomersal como antiséptico local. • Desaconsejando el uso de amalgamas dentales de mercurio debido a su toxicidad, y su demostrada liberación de mercurio en el organismo. • A través de la dieta retirando los pescados contaminados por mercurio principalmente en forma de metilmercuro. Las autoridades siguen permitiendo que miles de niños y adultos sigan recibiendo vacunas que contienen tiomersal, sin informar previamente a la población afectada, ni a los padres en caso de las vacunas infantiles, cuando hay medidas tan fáciles como vacunar para las mismas indicaciones con vacunas que no contengan tiomersal. Esta actitud de las autoridades sanitarias plantea muchas preguntas. Tiomersal en el organismo El Tiomersal es administrado junto con la vacuna por vía subcutánea y una vez en el organismo se descompone en dos compuestos el tiosalicilato y el etilmercurio esta última


sustancia es una forma orgánica de mercurio, también conocida como órgano mercurial ó mercurio orgánico. Los compuestos organomercuriales se distribuyen en el organismo unidos a proteínas, atraviesan barrera hematoencefálica por difusión pasiva o por transportadores de aminoácidos, acumulándose en cerebro y en eritricitos; también atraviesan barrera placentaria. Son biotransformados por desalquilación, perdiendo el grupo orgánico. La desetilación se produce en riñón, hígado y cerebro. Se elimina por vías biliar y renal, así como por leche y pelo con una vida media de unos 70 días. Toxicidad de los compuestos organomercuriales Los compuestos organomercuriales son unos conocidos agentes tóxicos especialmente para el sistema nervioso central, y no hay duda de que estos compuestos son de una altísima toxicidad para el ser humano como numerosos estudios científicos en animales y en humanos causados por accidentes así lo avalan. La molécula de tiomersal contiene un 49,6% p/p de mercurio, la cual una vez inyectada por vía subcutánea genera etilmercurio un compuesto catalogado como organomercurial dichos compuesto son conocidos agentes neurotóxico

principalmente para el Sistema Nervioso Central.

Vacunas que contienen tiomersal actualmente en España

Mercurio en preparados farmacéuticos y cosméticos

Afortunadamente no todas las vacunas contienen tiomersal, las indicaciones en que algunas marcas comerciales contienen tiomersal son:

La utilización de derivados mercuriales en las especialidades farmacéuticas y cosméticas son de declaración obligatoria y su utilización como excipientes farmacéuticos está en franco retroceso por los problemas de alérgicos y toxicidad asociados a estos compuestos. En cosmética la utilización de derivados mercúricos está solo permitida para productos de maquillaje y desmaquillaje de ojos a una concentración máxima de 0,007% en mercurio, indicando su presencia como tiosalicilato de etilmercurio. Es curioso que un compuesto que en cosmética solo este autorizado para uso tan especifico sea en las vacunas inyectado. La tendencia es retirar los derivados mercuriales de los preparados farmacéuticos, incluso

• DTP • Hepatitis B • Gripe • Tétanos • Tétanos/Difteria • Tétanos/Difteria/Tosferina/ Hemofilus B De todas las indicaciones descritas solo la DTP y la Hepatitis B son las vacunas recomendadas en calendario de vacunación infantil, que implica 4 vacunas de DTP a los 2, 4, 6 y 18 meses más 3 vacunas de Hepatitis B la primera con 24 horas de vida y las siguientes a los 2 y 4 meses. Es decir un niño podría recibir hasta 7 vacunas con tiomersal desde su nacimiento hasta los 18 meses.

LA PREVENCIÓN DE LA EXPOSICIÓN AL MERCURIO CONTENIDO EN LAS VACUNAS ES EXTREMADAMENTE SENCILLA, BASTA CON UTILIZAR VACUNAS QUE NO CONTENGAN TIOMERSAL ya hay plazo para retirar los dispositivos médicos que contienen mercurio como los termómetros que deberán ser retirados del mercado europeo en el 2004 por su potencial contaminante.

Uno de los problemas más importantes de la intoxicación por metales pesados, en este caso el mercurio, es que su toxicidad es acumulativa, esta confirmación es especialmente aplicable a las

> 55


> vacunas que contienen tiomersal ya que su administración se realiza consecutivamente a un niño en pleno desarrollo neuronal. Actualmente para una misma indicación hay vacunas que contiene tiomersal y que no, dependiendo del laboratorio e incluso del lote, puesto que en algunos casos los laboratorios han retirado el tiomersal de sus vacunas, pero sin realizar publicidad alguna al respecto para no tener que responder a preguntas embarazosas. La prevención de la exposición al mercurio contenido en las vacunas es extremadamente sencilla, basta con utilizar vacunas que no contengan tiomersal para la misma indicación. Dado que el tiomersal es un excipiente de declaración obligatoria, su presencia en la vacuna esta recogido en el prospecto, por lo que basta leer el mismo para comprobar si la vacuna contiene tiomersal ó no. Los centros de vacunación conocen las vacunas que contienen tiomersal, con lo cual ellos pueden informar a la población interesada sobre las vacunas

alternativas necesarias para seguir cumpliendo el calendario de vacunación.

LOS NIÑOS SON METABÓLICAMENTE INMADUROS Y ESTÁN EN PLENO DESARROLLO NEURONAL Limites de exposición al mercurio en vacunas infantiles Inexplicablemente no hay límites de toxicidad establecidos para el etilmercurio compuesto generado por el tiomersal. Es decir se está inyectando por vía subcutánea un compuesto tóxico del que se desconoce su limite de exposición. Tampoco se conoce si las administraciones puntuales como es el caso de las vacunas comportan mayor ó menor toxicidad que la exposición crónica. En el caso de las vacunas infantiles la situación es todavía peor ya que se esta administrando a través de un calendario de

Agencias Americanas e Internacionales

vacunación oficial a una población infantil, como son los bebes y los niños, vacunas (DTP y Hepatitis B) que pueden tener tiomersal ó no dependiendo del fabricante y del lote. Pero a los niños tienen dos grandes salvedades respecto a la población adulta ya que son metabólicamente inmaduros y están en pleno desarrollo neuronal, por lo cual el mercurio es más perjudicial que para los adultos. Como no hay límites de toxicidad establecidos para el etilmercurio se debe recurrir a los limites de toxicidad del metilmercurio un análogo químico de este, aunque tampoco hay estudios de toxicidad comparativa entre ambos compuestos las autoridades sanitarias consideran en un ejercicio de imaginación que la toxicidad de ambos compuestos es equivalente, sin un dato que lo avale. Los limites de exposición por la dieta en adultos al derivado organomercurial metilmercurio impuestos por las distintas administraciones americanas e internacionales difieren en sus

Límite de exposición al metilmercurio de la dieta en adulto 60Kg

Agencia de protección medioambiental Americana.

0,1 microg/kg/día

Environmental Protection Agency (EPA) Agencia para el registro de sustancias tóxica y de

0,3 microg/kg/día

enfermedades. Agency for Toxic Susbtances Disease Registry Administración de alimentación y Fármacos

0,4 microg/kg/día

Americana. Food and Drug Administration (FDA)

56

Organización Mundial de la salud (OMS).

3,3 microg/kg/semana

World Health Organitzation (WHO)

= 0,47 microg/kg/día


valores pero todas son del mismo del orden de magnitud. Es decir se están utilizando limites de exposición crónica por vía oral de contaminación medioambiental en adultos frente a exposiciones intermitentes por vía subcutánea de etilmercurio en forma de tiomersal en niños. Aunque exposiciones intermitentes altas pueden suponer mayor riesgo que dosis diarias bajas. También se desconoce qué cantidad de mercurio se puede considerar segura administrada de una sola vez, como es el caso de las vacunas. Después de todas estas salvedades la única posibilidad de valorar los limites de exposición producidos por el tiomersal de las vacunas es utilizar los valores descritos para el metilmercurio. Es decir los niños sensibles ó no a estos compuestos pueden recibir hasta 7 inyecciones de

compuestos cuyos efectos son mucho mas drásticos que para otros niños. También a no ser que un padre evite expresamente las vacunas con tiomersal el azar entra en juego ya que puede recibir entre 7 y ninguna vacuna con tiomersal, dependiendo principalmente del fabricante y el lote de vacuna que ese día tenga el centro de vacunación. Como ejemplo epidemiológico se puede utilizar las personas sensibles a la alergia por el polen. Así pues mientras en una misma ciudad la concentración de polen es muy parecida gran parte de la población no se ve afectada, pero el grupo de alérgicos lo pasan muy mal, requiriendo en algunos casos tratamiento farmacológico para aliviar sus síntomas. Entonces si esta tan claro para este caso porque es tan difícil de entender y hay tanta reticencia por las autoridades

NO TODOS LOS NIÑOS SON AFECTADOS POR EL USO DE ESTAS VACUNAS. HAY NIÑOS HIPERSENSIBLES PROBABLEMENTE POR CAUSAS DE MADURACIÓN METABÓLICA Y/O GENÉTICAS etilmercurio a lo largo del calendario de vacunación desde su nacimiento hasta los 18 meses. Dichas exposiciones dependiendo del peso y el tipo de vacuna superan en el día de la inyección entre 4 y 16 veces los limites establecidos como seguros por la FDA.

sanitarias en comprender que cuando a una gran población de niños son vacunados repetidas veces con vacunas en las cuales hay una sustancia neurotóxica, cuyo limite de exposición se supera con creces durante cada administración no haya un grupo de niños afectados.

¿Por qué no todos los niños están afectados?

Recomendaciones de las distintas agencias reguladoras sobre la exposición al mercurio

La razón de porque no todos los niños son afectados por el uso de estas vacunas, puede ser tan sencilla como que hay niños hipersensibles probablemente por causas de maduración metabólica y/o genéticas, a estos

Distintas agencias reguladoras han mostrado su preocupación por la exposición a la población infantil de compuestos mercuriales, principalmente el tiomersal proveniente de las vacunas

y estas han sido algunas de las medidas. La FDA envío una carta a los fabricantes de vacunas el 1 de Julio de 1999 requiriendo planes para la eliminación del tiomersal de las vacunas o la justificación para seguir utilizando dicho compuesto como conservante. La American Academy of Pediatrics (AAP) Academia Americana de Pediatría y US Public Health Service, El servicio de salud publica de USA emitió un comunicado el 7 de Julio de 1999 llamando a la eliminación del tiomersal de las vacunas infantiles y el retraso de la vacunación de los niños nacidos de madres libres de antígenos (HBsAg) contra la Hepatitis B hasta los 2 ó 6 meses. La Agencia Europea de Evaluación del Medicamento (EMEA) publicó un comunicado el 8 de Julio 1999 promoviendo el uso de vacunas infantiles sin tiomersal en el plazo más breve posible y en mayo del 2001 publicó un documento sobre los aspectos a considerar en la reducción, eliminación o sustitución del tiomersal en las vacunas. Más de dos años déspues de todas estas advertencias internacionales, siguen en mercado vacunas con tiomersal. Incidencia clínica de la exposición al mercurio proveniente de las vacunas Diversas publicaciones científicas han relacionado la mayor exposición al mercurio orgánico que sufre la población infantil proveniente de las vacunas con tiomersal, con un aumento en el número de incidencias de trastornos neuronas tales como retrasos en el lenguaje, síndrome autista y alteraciones de conducta, como la hiperactividad,

> 57


> debido a un calendario de vacunación, cada vez más exhaustivo con vacunas que contienen tiomersal Uno de los estudios más completos realizados por el Comité Inmunologico sobre la Seguridad de la Inmunización (Immunization Safety Review Committee) perteneciente al Instituto de Medicina de US (Institute of Medicine (IOM) publicado el 1 de Octubre de 2001 concluyó: que la evidencia científica era inadecuada para aceptar o descartar una relación causa efecto entre la exposición a los niños al tiomersal presente en algunas vacunas infantiles y trastornos de desarrollo neurológicos como, síndrome autista, trastornos de hiperactividad y retrasos del lenguaje. Por lo que era necesario realizar estudios adicionales para establecer o rechazar una relación causal. El comité concluyó que la hipótesis de que el tiomersal procedente de las vacunas podría estar relacionado con trastornos en el desarrollo neuronal era biológicamente posible. Adicionalmente el comité supuso que el esfuerzo para eliminar el tiomersal de las vacunas era una medida prudente de sanidad publica para reducir en la medida de lo posible la exposición del mercurio a bebés y niños. Una de las razones por las cuales puede haberse incrementado el número de niños con estos trastornos neuronales haya sido el incremento espectacular en el número de vacunas administradas que ha pasado de ninguna o unas pocas a nuestros abuelos a unas 8 para los padres actuales a unas 22 para sus hijos. Si sumamos que muchas contienen tiomersal como conservante se puede comprobar que el numero de niños vacunados en la actualidad, que son prácticamente

58

todos, reciben unas cantidades de tiomersal muy superiores a la de sus padres ó sus abuelos. Actitud de las autoridades Sanitarias Españolas Las autoridades sanitarias aunque conscientes de este problema se escudan en que las concentraciones del tiomersal en las vacunas infantiles son muy bajas y no representan un riesgo para la población infantil o adulta. Cuando en las vacunas infantiles las dosis de etilmercurio en día de la administración supera con creces las guías de exposición de la FDA con todas las salvedades descritas anteriormente. A la vez que indican que no hay estudios que demuestren una relación directa entre el uso del Tiomersal en las vacunas infantiles y problemas neurológicos como retraso del lenguaje, síndrome autistas y alteraciones la conducta como la hiperactividad, cuando lo que hay que hacer es aplicar las mínimas pautas de prevención e información en un caso de salud publica, como este. Durante varios años han existido y existen vacunas para prevenir la misma enfermedad que no contienen tiomersal y en muy pocos casos, si es que ha habido alguno, el personal sani-

cuidado del niño, no están advertidos y no pueden tomar una decisión a una acción que puede cambiar la vida de sus familias. Una de las soluciones más lógica es la de administrar otra vacuna indicada para la misma patología pero que no contenga este conservante, pero para tomar esta acción los padres tienen que estar informados. Así que todo parece indicar que la relación entre la administración sanitaria y los laboratorios fabricantes de las vacunas, tiene prioridad sobre la salud a los niños a vacunar. En este caso el sentido común se impone y las recomendaciones son claras por parte de las principales agencias sanitarias del mundo como son la Americana (FDA) , Europea (EMEA) y de la organización mundial de la salud (OMS) urgen a los laboratorios farmacéuticos a retirar el tiomersal de las vacunas infantiles. Y a reducir en la medida de lo posible a la exposición de derivados mercuriales a grupos de riesgo como son mujeres embarazadas y niños. Es curioso como cualquier critica frente a la política de vacunación es considerada como una provocación hostil al sistema sanitario y se alega el peligro que supone crear alarma social, en vez de solucionar un problema tan claro como retirar un compuesto neurotóxico de las vacunas.

SE CONSIDERA NECESARIO REDUCIR AL MÁXIMO LA EXPOSICIÓN DE MERCURIO A TODA LA POBLACIÓN PERO ESPECIALMENTE A BEBÉS Y NIÑOS tario responsable de la administración de las vacunas advierte de la presencia del tiomersal en estas, con lo cual los padres que son los responsables del

Conclusiones Se considera necesario reducir al máximo la exposición de mercurio a toda la población


pero especialmente a bebes y niños, por lo que se aconseja la utilización de vacunas sin tiomersal. Se exige a los laboratorios farmacéuticos a que retiren las vacunas con tiomersal infantiles y adultas en el plazo más breve posible. Es necesario que la protesta llegue a Sanidad para que deje de seguir jugando a la ruleta rusa con la salud, por proteger los intereses comerciales de algunos laboratorios que deberían haber dejado de utilizar compuestos tóxicos en sus vacunas hace ya muchos años. No se esta frente a la vacunación per se sino a la inclusión de un compuesto tóxico (tiomersal) en las vacunas. •

La siguiente declaración está extraída de la página web de la OMS. URL: http://bit.ly/eNEuHt Declaración sobre el tiomersal

El Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas concluye que no hay pruebas de toxicidad en lactantes, niños o adultos expuestos a tiomersal (que contiene etil-mercurio) presente en vacunas. En 1999, se planteó en los Estados Unidos de América la preocupación por la exposición al mercurio presente en vacunas. Esta preocupación se basó en la constatación de que la cantidad acumulada de mercurio administrada en el calendario de vacunación de lactantes podía superar el umbral recomendado para el metilmercurio por la administración estadounidense. No obstante, el conservante tiomersal, presente

en algunas vacunas, contiene etil-mercurio y no metil-mercurio. El Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS) evaluó esta cuestión por vez primera en una reunión especial celebrada en agosto de 2000 y ha continuado examinando la cuestión desde entonces. Los informes y datos presentados por una reunión consultiva de expertos al GACVS indican que el perfil farmacocinético del etil-mercurio es substancialmente diferente del perfil

intestinal, a diferencia del metil-mercurio, que se acumula en el organismo. En Dinamarca y en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte se han completado cuatro estudios epidemiológicos independientes que investigaban las asociaciones y la frecuencia de alteraciones neurológicas y del comportamiento en relación con la administración de vacunas que contienen tiomersal. Las conclusiones de estos estudios no cuestionan la inocuidad de las vacunas que contienen

EL CONSERVANTE TIOMERSAL, PRESENTE EN ALGUNAS VACUNAS, CONTIENE ETIL-MERCURIO Y NO METIL-MERCURIO. EL ETIL-MERCURIO SE ELIMINA ACTIVAMENTE POR VÍA INTESTINAL, A DIFERENCIA DEL METIL-MERCURIO QUE SE ACUMULA EN EL ORGANISMO del metil-mercurio. La semivida del etil-mercurio (menos de una semana) es más corta que la del metil-mercurio (un mes y medio), de modo que la exposición al etil-mercurio en la sangre es comparativamente breve. Además, el etil-mercurio se elimina activamente por vía

tiomersal existentes administradas a lactantes. Recientemente, se han publicado dos estudios que afirman que, tras la interrupción del uso de vacunas que contienen tiomersal en el programa de inmunización de los Estados Unidos de América, han disminuido las alteraciones en el

> 59


> desarrollo neurológico en dicho país. El Comité determinó que las conclusiones de los autores eran poco convincentes debido al diseño del estudio y al origen de los datos. El GACVS examinó la información disponible sobre un estudio farmacocinético en curso sobre el tiomersal en macacos y evaluó la validez de los modelos con animales para estudiar las asociaciones entre el tiomersal y las alteraciones neurológicas y del comportamiento en seres humanos. Se informó al Comité sobre los estudios en curso, en los Estados Unidos de América e Italia, sobre la relación entre alteraciones neurológicas y del comportamiento en seres humanos y la exposición al tiomersal, así como sobre un estudio acerca de la idoneidad del uso de vacunas que no contienen tiomersal en formas de presentación de vial multidosis, evaluadas por la conservación de la esterilidad de las vacunas durante hasta 30 días. Basándose en dicha información, el GACVS concluyó que los estudios farmacocinéticos y sobre el desarrollo más recientes no respaldan las hipótesis que causan preocupación por la seguridad del tiomersal (etilmercurio) en las vacunas. El Comité determinó, y en consecuencia informa, que no hay razón para modificar por motivos de seguridad las actuales prácticas de vacunación con vacunas que contienen tiomersal, ya que los supuestos riesgos que pueda entrañar su uso no se han demostrado. No obstante, los datos de recién nacidos a término bien alimentados no necesariamente pueden extrapolarse a lactantes prematuros o malnutridos. Sería difícil realizar estudios sobre este último grupo, pero el GACVS respalda la realización de investigaciones adicionales.

60

El GACVS continuará examinando las pruebas, incluidos, en su caso, los datos epidemiológicos, que puedan proporcionar los estudios en curso. • Julio 2006

El estudio siguiente se publicó en la revista Pharmaceutical Care España 2000; 2: 432-439. URL: http://bit.ly/evGfnM Evaluación de la seguridad de las vacunas por su contenido en timerosal El mercurio es un elemento químico de transición que se puede encontrar en la naturaleza como metal o formando parte de sales inorgánicas y de compuestos orgánicos. Incluso a veces puede ser ingerido en la dieta como trazas de mercurio orgánico e inorgánico, especialmente cuando se toma pescado (atún) y éste proviene de aguas contaminadas con metil-mercurio [1]. La exposición prolongada a cualquiera de los compuestos de mercurio es perjudicial para la salud y puede llegar a producir efectos adversos importantes. Por este motivo la FDA en 1997

La intoxicación por mercurio puede producirse por la inhalación de vapores, contacto con la piel, ingestión durante largos periodos de sales presentes en la dieta y en los medicamentos. La intoxicación con sales inorgánicas se caracteriza por síntomas como deterioro mental, dermatitis, pérdida del gusto, síntomas gastrointestinales... Los compuestos orgánicos producen efectos tóxicos similares a los compuestos inorgánicos, pero tienen una mayor acción selectiva por el sistema nervioso central. El grado de toxicidad varía dependiendo del tipo de compuesto orgánico. Estos son usados como conservantes por los laboratorios farmacéuticos, además de tener una amplia utilización en otras industrias como fungicidas, herbicidas, colorantes... Un derivado orgánico es el timerosal (también conocido como tiomersal o mertiolato). Está compuesto por el 49,6% de mercurio y se metaboliza a etilmercurio y tiosalicilato. Es un derivado utilizado como conservante, presente en muchas vacunas de uso pediátrico. Con este producto se han descrito serias reacciones adversas

SE ANALIZÓ LA DOSIS DE MERCURIO QUE RECIBE UN NIÑO DESDE QUE NACE HASTA QUE FINALIZA SU CALENDARIO DE VACUNACIÓN, ESPECIALMENTE EN LOS 6 PRIMEROS MESES DE VIDA comenzó a revisar y evaluar el riesgo de aquellos alimentos y fármacos que contenían mercurio o algún compuesto derivado de éste, y más tarde en 1999 junto con otros organismos lanza unas medidas cautelares sobre la presencia de derivados de mercurio en determinados medicamentos, en especial las vacunas de uso pediátrico.

después de su administración parenteral. A principio de los 70 se describía el caso de seis envenenamientos, cinco de ellos con resultado de muerte, producidos por el uso de una concentración de timerosal 1000 veces mayor de lo correcto, en una preparación de cloranfenicol intramuscular [2]. También hay datos sobre su toxicidad cuando se


ha utilizado en preparaciones antisépticas tópicas: en 1977 se produce la intoxicación de 13 niños, 10 de ellos con resultado de muerte, tras ser tratados con tintura de timerosal para la hernia umbilical. A raíz de estas intoxicaciones se comenzó a restringir y eliminar la presencia del mercurio o sus derivados en estos preparados [3]. El timerosal se utiliza en concentraciones del 0,01%-0,02% como conservante en productos biológicos y farmacéuticos pues previene el crecimiento bacteriano y fúngico, particularmente en los viales multidosis.

Métodos Se revisó el contenido de timerosal en las vacunas disponibles en el país. La presencia de este conservante fue analizada utilizando como fuente principal las fichas técnicas de las vacunas, los prospectos y el Catálogo de Especialidades Farmacéuticas. A pesar de ser obligatorio indicar la presencia y cantidad de timerosal, no en todos los casos se indica la cantidad exacta, por lo que en algunas ocasiones se tuvo que contactar con el laboratorio fabricante para obtener esa información. Se analizó la dosis de mercurio que recibe un niño desde que nace hasta que finaliza su calendario de vacunación, especialmente en los 6 primeros meses de vida. Resultados En la tabla I se describen las vacunas disponibles en el mercado y su contenido en timerosal. Como se puede ver en la tabla, existe un gran número de productos comercializados que no presentan timerosal, pero aún quedan vacunas tan importantes como la hepatitis B y el tétanos, incluidas en todos los calendarios de vacunación, que no

> 61


> disponen de ninguna presentación exenta de timerosal (recientemente la FDA ha aprobado la comercialización de una nueva vacuna de hepatitis B exenta de timerosal). Miles de niños y adultos han sido vacunados durante años con preparaciones que contenían timerosal como conservan-

para determinar si el contenido en mercurio de las vacunas es seguro o no. Organizaciones como la EPA, la OMS y la FDA han definido como niveles seguros 0,7 - 3,3 mcg/Kg/semana. Si asumimos este rango definido para metilmercurio como válido para determinar los niveles seguros de mercurio, podemos

SIEMPRE VACUNAR, YA QUE A PESAR DE LA TOXICIDAD DEL MERCURIO ESTÁ AMPLIAMENTE DEMOSTRADO QUE EL RIESGO DE NO-VACUNACIÓN DE LOS NIÑOS SUPERA ENORMEMENTE AL RIESGO TEÓRICO DE LA EXPOSICIÓN A VACUNAS QUE CONTENGAN TIMEROSAL te. En la tabla 2 se puede ver la dosis de mercurio que recibe un niño durante su calendario de vacunación. La aparición de reacciones adversas graves relacionadas con la presencia de mercurio en ciertos medicamentos y alimentos ha generado desconfianza entre la opinión pública y las organizaciones de la salud, que comienzan a plantearse cuál es el riesgo real de la exposición al timerosal presente en las vacunas. Hasta el momento se han utilizado las guías elaboradas sobre la exposición a metilmercurio 62

ver que un recién nacido con un peso de 2,5 Kg es sometido a una dosis de 12,5 mcg de mercurio, siendo el rango seguro para su peso entre 1,7-8,25 mcg. Además podemos ver en la tabla que durante los primeros 6 meses de vida un niño puede recibir una dosis de mercurio entre 25-112,5 mcg, dosis que supera los límites del rango establecido (para un niño de 6 Kg este rango está entre 4,2-19,8 mcg). En la tabla 2 podemos ver que la vacuna que principalmente se administra durante este periodo es frente a la hepatitis B; ante

la falta de presentaciones libres de timerosal, tal vez sea conveniente retrasar la vacunación en aquellos niños que no tengan factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad. En la revisión bibliográfica realizada aparecen numerosas citas que hacen referencia al papel del timerosal contenido en vacunas como agente hipersensibilizante. Cuando éste es administrado en dosis pequeñas provoca la aparición de reacciones como dermatitis atópica, urticaria, exantema, erupciones. Sin embargo, cuando las dosis son muy altas (50-100 mg/ kg en adultos), este derivado orgánico puede provocar daños neurológicos y nefrológicos importantes. También se han revisado datos publicados sobre la toxicidad del metil-mercurio (otro derivado orgánico). La ingesta de alimentos contaminados (pescado y cereales) con metilmercurio provoca en los niños efectos adversos indeseables como retraso neurológico, pérdida de vista, pérdida de audición, cuadros convulsivos, incluso parálisis cerebral, y esto ocurre especialmente en niños nacidos de madres que ingieren estos alimentos contaminados durante el embarazo. Parece ser


que el cerebro humano es particularmente sensible al mercurio cuando está en este periodo del desarrollo. No debemos olvidar que la exposición crónica a niveles de metil-mercurio en determinadas poblaciones es mucho mayor que la exposición al mercurio presente en las vacunas.

Discusión En julio de 1999 la Academia Americana de Pediatría [4-6], junto con el Servicio Público de Salud, lanzaba una alerta a los médicos y laboratorios fabricantes referente al uso del timerosal como conservante en vacunas, inmunoglobulinas y algunos preparados oftalmológicos debido a que han aparecido casos de neurotoxicidad tras la administración de estas vacunas a niños pequeños. Meses más tarde diferentes organismos comienzan a difundir la posibilidad de que las vacunas no contengan timerosal como preservativo, que éste sea reemplazado por otro conservante sin causar alteraciones en el programa de vacunación. Este propósito no es tarea fácil, pues es necesario tiempo para disponer de otro conservante seguro y eficaz; por el momento se están investigando nuevas estrategias como el desarrollo de vacunas que contengan múltiples antígenos con el fin de disminuir la dosis de timerosal requerida o la sustitución de las presentaciones multidosis por vacunas monodosis a fin de eliminar la presencia de timerosal. Los conservantes suelen ser sustancias consideradas inertes, sin embargo, no debemos olvidar nunca que siempre que se administra un medicamento existe un riesgo potencial de reacciones adversas debidas a estos conser vantes. Pequeñas

dosis de una sustancia pueden ser inocuas, pero dosis elevadas pueden ser potencialmente tóxicas. Las precauciones deben extremarse en el caso de los niños, especialmente en recién nacidos debido a la inmadurez de sus órganos, pues no pueden metabolizar correctamente sustancias que para otros pacientes resultarían inocuas. Del mismo modo, es conveniente aplicar el mismo cuidado a mujeres embarazadas ya que este conservante y otros derivados del mercurio pueden afectar a los tejidos inmaduros del feto. El farmacéutico, como experto del medicamento, debe conocer y aconsejar no sólo sobre los principios activos de los medicamentos, sino sobre los conservantes y los posibles efectos adversos relacionados. De modo que podría concluirse: – El timerosal es un conservante potencialmente tóxico, especialmente durante los primeros 6 meses de vida. – Es recomendable prevenir la exposición en las mujeres embarazadas al timerosal debido al rápido desarrollo del cerebro del feto, que es mucho más susceptible a la toxicidad que el cerebro de un adulto. – Siempre elegir alternativas exentas de timerosal; cuando esto no sea posible seleccionar aquella presentación que menor cantidad de timerosal presente. – Por último siempre vacunar, ya que a pesar de la toxicidad del mercurio está ampliamente demostrado que el riesgo de no-vacunación de los niños supera enormemente al riesgo teórico de la exposición a vacunas que contengan timerosal. •

Bibliografía [1] The Royal Pharmaceutical Society of Great Britain. Martindale.The Extra Pharmacopoeia 31ª Ed. London, 1996. [2] Axton JHM. Six cases of poisoning after a parenteral organic mercurial compound (Merthiolate). Postgrad Med J 1972;48:417-21. [3] Anonymous. Topical antiseptics and antibiotics: organic mercurials. Med Lett Durgs Ther 1977;19:83. [4] American Academy of Pediatrics, Committee on Infectious Diseases. Joint Statement of the American Academy of Pediatrics (AAP) and the United States Public Health Service (USPHS). Pediatrics 1999;104:568-569. [5] American Academy of Pediatrics, Committee on Infectious Diseases and Committee on Environmental Health. Thimerosal in vaccines - An intern Report to Clinicians. Pediatrics 1999;104:570-574. [6] Recommendations Regarding the Use of Vaccines That Contain Thimerosal as a Preservative. MMWR 1999;48:996-8. Autores del estudio • María Segura Bedmar. Farmacéutica Adjunta. Servicio de Farmacia. Hospital General de Móstoles. C/ Río Júcar s/n. 28935 Móstoles. Madrid. • Rosa María Catalá Pizarro. Jefe del Servicio de Farmacia. Servicio de Farmacia. Hospital General de Móstoles. • Carlos Huerta Rivas. Residente de Farmacia. Servicio de Farmacia. Hospital General de Móstoles.

63


Noticia publicada en EL MUNDO en Enero de 2010 URL: http://bit.ly/bBSjsi

AUTISMO Y VACUNAS

Termina la investigación sobre el mayor escándalo médico de la década Fallo en contra del doctor que vinculó la vacuna triple vírica con el autismo. El proceso ha durado dos años y medio y han participado más de 30 testigos. POR ISABEL F. LANTIGUA (28/1/10)

T

iene todos los ingredientes para convertirse en el ‘thriller’ del año: negligencia médica, ocultación de datos, utilización de niños, escándalo y publicaciones prestigiosas implicadas. Pero desafortunadamente no se trata de un filme, sino de un hecho real. Durante dos años y medio, el Consejo General Médico británico (GMC) ha estado analizando todos los archivos y testimonios relacionados con el caso de 12 niños con autismo, síndrome de Asperger o epilepsia tratados en el hospital Royal Free de Londres. Allí, el doctor Andrew Wakefield vinculó estos trastornos con la vacuna de la triple vírica —sarampión, rubeola y paperas— y creó una corriente de pánico entre los padres de todo el mundo que

64

LO QUE NUNCA REVELÓ EL DOCTOR WAKEFIELD ES QUE RECIBÍA DINERO DE LOS ABOGADOS DE UNAS FAMILIAS CONTRARIAS A LA VACUNA Y QUE ESTABA INCURRIENDO EN UN CLARO CONFLICTO DE INTERESES todavía colea. Ahora, ha quedado desacreditado por sus propios compañeros de profesión.

La historia se remonta a 1998, cuando el galeno, junto a otros colegas, firmó un artículo publicado en la famosa revista médica ‘The Lancet’ en el que explicaba caso por caso la situación de cada menor y apuntaba directamente a la vacuna como la responsable de todos los males. A partir de entonces, muchas familias dejaron de inmunizar a sus hijos, presas del miedo, y la incidencia del sarampión aumentó en todo el mundo. Pero lo que nunca reveló el doctor Wakefield es que recibía


engañosa e irresponsable». Queda por ver si le retiran también la licencia para ejercer la

EN 2004, LA MISMA ‘THE LANCET’ PUBLICÓ QUE ESTA RELACIÓN —VACUNA TRIPLE VÍRICA Y AUTISMO— NO ESTABA PROBADA Y HOY DÍA ES UNA TEORÍA DESACREDITADA niños para que se dejasen hacer un análisis de sangre, según ha revelado la prensa británica estos días. Dichos procedimientos en niños están calificados en las guías éticas médicas como «de alto riesgo». Ahora, después de haber gastado 1,1 millones de euros en la investigación y tras casi 200 días (a lo largo de dos años y medio) de ‘juicio’ médico —un proceso más largo que el famoso de OJ Simpson, que duró 134 días—, el Consejo ha quitado cualquier credibilidad a Andrew Wakefield, de 53 años, al que acusan de actuar en favor de sus propios intereses y no en favor de los niños. El fallo recoge que el médico, junto a otros dos compañeros, «actuó de forma deshonesta y describió su análisis de forma

medicina, aunque esta decisión tardará varios meses. A pesar del varapalo, el galeno sigue defendiendo su postura. En una declaración a la prensa tras conocer el veredicto, Wakefield ha manifestado su «decepción» por las conclusiones del GMC y ha dicho que éstas son «infundadas» e «injustas».

La seguridad de la vacuna Tras la publicación del estudio que relacionaba la triple vírica y el autismo, fueron muchas las voces médicas que se manifestaron en contra de esta asociación. De hecho, en 2004, la misma ‘The Lancet’ publicó que esta relación no estaba probada y hoy día es una teoría desacreditada. Pero el daño ya estaba hecho. El miedo caló

en los padres, que dejaron sin protección a sus pequeños, y la seguridad de esta inmunización, desde entonces, ha estado siempre en entredicho. Con motivo del final del proceso, que ha levantado bastante expectación, Richard Horton, editor de la revista médica que dio espacio a las teorías de Wakefield, ha declarado al diario ‘The Times’ que «nunca debimos publicar ese artículo. Fue un error grave». Según el GMC, este asunto trasciende las implicaciones médicas y los daños causados a la salud de muchos menores. Está también en juego la honestidad y la credibilidad de la profesión. Los cargos a los que se ha enfrentado Wakefield van en contra de cualquier ética médica. Como recuerda el diario británico, tras la experiencia alemana en la II Guerra Mundial, surgieron muchas normas y regulaciones para proteger a los pacientes, especialmente a los niños, de la posibilidad de ser usados como cobayas humanas. Algo que, aunque los implicados niegan, se ha vulnerado en este caso. •

El doctor Andrew Wakefield, tras conocer el fallo. (Foto: Reuters)

dinero de los abogados de unas familias contrarias a la vacuna y que estaba incurriendo en un claro conflicto de intereses, según ha averiguado el GMC. Tampoco contó cómo consiguió convencer a los menores para participar en su estudio ni las pruebas que les realizó. Sin embargo, la alarma pública que generó con su asociación entre la vacuna y el autismo llevó a las autoridades sanitarias a investigar más a fondo su trabajo. Y, a partir de ahí, todo fue tirar de la manta. Descubrieron que sometió a los niños a procedimientos invasivos que no necesitaban, como colonoscopias y punciones lumbares y que durante la fiesta de cumpleaños de su hijo pagó cinco libras (unos 5,7 euros) a unos

65


Artículo publicado en el blog EL DEDO EN LA LLAGA (http://www.eldedoenlallaga.com) en Enero de 2009 URL: http://bit.ly/eSoawK

VACUNAS

Vacunas: La hora de la verdad Dada la extensión del documento original hemos seleccionado las partes más interesantes relacionadas con la vacunación infantil. Adjuntamos, como siempre, el enlace al documento original para su lectura completa. POR Mª DEL MAR JIMÉNEZ

Introducción La Tierra es redonda, la democracia es la mejor forma de gobierno, la ley de la gravedad es inmutable, la biotecnología y los alimentos transgénicos son la esperanza contra el hambre, el capitalismo ha superado a cualquier otro sistema económico, el darwinismo ganó la batalla al creacionismo, las vacunas son el mayor hito de la medicina del siglo XX, eficaces, seguras, responsables de la desaparición de las enfermedades infecciosas y beneficiosas para nuestros hijos, etc. Desde que nacemos y vivimos en sociedad interiorizamos conceptos que forman parte de nuestras creencias más profundas y que nunca nos cuestionamos,

66

asumiendo al 100% su veracidad. Porque lo creen todos (o la mayoría), porque nos dicen que hay muchas pruebas y porque parten de organismos oficiales y de la profesión médica-científica, los nuevos representantes de la Verdad.

LOS RECIÉN NACIDOS ESPAÑOLES EN EL 2009 RECIBEN 20 INMUNIZACIONES DURANTE EL PRIMER AÑO DE VIDA De todas esas afirmaciones hay algunos hechos naturales-físicos y otros simplemente humanos, unos son muy matizables y otros menos. Unos están siendo desmentidos, otros empiezan a

serlo y algunos, tal vez, no lo sean nunca, quien sabe. Las vacunas son parte de nuestra vida desde hace varias décadas, hasta tal punto que los recién nacidos españoles en el 2009 reciben 20 inmunizaciones durante el primer año de vida. No es un debate teórico que se queda en el plano de las ideas, son sustancias biológicas que están dentro de nuestros propios cuerpos. Los padres, como buenos, confiados y sumisos ciudadanos, acatamos los calendarios vacunales con una generosidad y fe infinita en papá Estado-OMSGarantes de la salud planetaria. Por eso, hasta la fecha no ha existido un debate público de amplio alcance sino sólo pequeñas estocadas en círculos


alternativos o de medicina natural. El cuestionamiento de las vacunas es como un parricidio y lo que es peor, resquebraja los pilares de la medicina actual y de la industria farmacéutica. Los investigadores y médicos críticos a las inmunizaciones masivas se han considerado poco menos que herejes y han sufrido represalias de muchos tipos, y a los padres anti-vacunalistas de primera generación (ahora menos o apenas) se les ha estigmatizado por enfrentarse a la versión oficial. Stanley Plotkin, descubridor de la vacuna contra la rubeola, considerado el padre de la vacunología moderna y actualmente asesor ejecutivo de Sanofi Pasteur ha afirmado recientemente lo siguiente en una entrevista en El País: «Las vacunas han modificado la salud humana más que ningún otro avance, si exceptuamos el agua potable. Creo que su papel en el futuro será aún mayor y se podrá hacer frente a enfermedades como la malaria o el sida. Es fundamental reafirmar la seguridad y eficacia de las vacunas. Frente a algunas personas, algunos padres y ciertos colectivos que rechazan la vacunación. Porque ello supone un riesgo, no sólo a los no vacunados, sino también para los que lo están porque les pone en contacto con la enfermedad, incluso si la cifra de los que rechazan la vacunación es inferior al 2%. Negarse a la vacunación es un comportamiento antialtruista. No hay ninguna razón para oponerse a las vacunas» Sin embargo, las versiones no oficiales mantienen 2 posturas opuestas, en mayor o menor grado, al optimismo vacunal:

1. Cambiar la actual política vacunal y mejorar las vacunas. Unos cuestionan el modo cómo se realizan las vacunaciones masivas: número de inmunizaciones, edad de los bebés, combinación de vacunas y composición de las mismas. De hecho, consiguieron prohibir el mercurio. Afirman que excesiva aplicación de vacunas a una edad en

familiares de cada niño, posponerlas a más allá del año y sólo aplicar mono-vacunas.

A LOS PADRES ANTIVACUNALISTAS DE PRIMERA GENERACIÓN SE LES HA ESTIGMATIZADO POR ENFRENTARSE A LA VERSIÓN OFICIAL

2. Eliminar las vacunaciones masivas. Otros niegan la esencia misma del concepto de vacuna y la necesidad de las vacunaciones masivas y afirman que la administración masiva, indiscriminada y reiterada desde hace 50 años de estructuras víricas y bacterianas junto a conservantes como el mercurio y adyuvantes como el aluminio tiene efectos biológicos graves. Lo han asociado a la muerte súbita de bebés y al aumento espectacular del autismo tardío entre numerosas enfermedades más.

la que el sistema inmunológico no ha madurado conduce a una hiperestimulación que puede originar, según la predisposición del individuo, múltiples trastornos de diversa índole, y que las vacunas múltiples son una bomba de relojería para los delicados sistemas de nuestros bebés. Proponen llevar a cabo vacunaciones diferenciadas según las características personales (peso, estado de salud, antecedentes) y

«Es evidente que si, desde hace más de un siglo, se hubiese llevado un registro riguroso de los efectos indeseables causados por las vacunas, hoy dispondríamos de un palmarés poco alentador con lo que respecta a la vacunología. Hay muchas posibilidades de que el número de víctimas como consecuencia de las vacunas sea superior al de las víctimas de las enfermedades contra las que supuestamente éstas teñían que actuar. ¿Tenemos que seguir con esta intervención

> 67


> tan desestabilizadora para la salud de todos los ciudadanos del mundo y tan costosa para la sociedad?» Conclusiones del European Forum for Vaccine Vigilance Está claro que las vacunaciones masivas son un gran dogma en nuestra civilización y que hay demasiados intereses económicos y políticos en juego. Pero como padres tenemos derecho a saber la verdad, recibir información, y sobre todo tenemos la obligación de pensar y procurar lo mejor a nuestros hijos. ¿Cuáles son las respuestas a estas 18 preguntas claves? 1. ¿Son eficaces las vacunas? ¿Son la causa de la baja incidencia de enfermedades infecciosas en el mundo? 2. ¿Son las enfermedades infantiles extremadamente peligrosas o las benignas tienen su función dentro del proceso de desarrollo del niño que quizá no convenga suprimir gratuitamente? 3. ¿Son seguras? 4. ¿Por qué los efectos secundarios suelen ser negados o silenciados? 5. ¿Es cierto entonces que en los últimos 18 años se han pagado más de 1.000 millones de dólares en concepto de indemnizaciones por efectos secundarios de vacunas? 6. ¿Pueden estar las vacunaciones en la base del espectacular incremento de enfermedades como el asma, autismo, diabetes juveniles… modernas epidemias? 7. ¿Por qué ha aumentado un 600% el autismo desde la aplicación universal de vacunas en la infancia? 8. ¿Por qué se retiró el mercurio antes de las vacunas animales que las humanas?

68

9. ¿Por qué hablar de vacunación es como hablar de los planes de la CIA? 10. ¿Tienen los médicos información completa, objetiva y actualizada? ¿De qué fuentes? ¿Informan a su vez ellos a los pacientes de los posibles riesgos de las vacunas? 11. ¿Los detractores de las vacunas son sólo médicos en busca de la notoriedad, naturistas y homeópatas sin ninguna credibilidad científica o miembros de la new age? 12. ¿Por qué los amish que no se vacunan no tienen ni sarampión ni autismo? 13. ¿Estamos tan protegidos y seguros en nuestro mundo feliz si sólo existen 13 vacunas para las 517 enfermedades infecciosas conocidas? 14. ¿Son las vacunas la única forma de prevenir enfermedades? 15. ¿La leche materna es una buena vacuna? 16. ¿Siguen siendo necesarias las vacunas ahora que casi han desaparecido de nuestro entorno la mayoría de las enfermedades que combaten? ¿Merece la

pena vacunar del sarampión en Occidente? 17. ¿Es peor el remedio que la enfermedad? 18. ¿Afecta también este tema a las vacunas de animales? ¿Existen veterinarios que no vacunan a sus perros por los efectos secundarios? Este artículo recoge información de investigadores y médicos independientes y padres que han sufrido consecuencias de las vacunas para contestar a todas las preguntas, pero sobre todo, proporciona recomendaciones tanto para los padres que quieran vacunar de forma más segura a sus hijos, como para los que lo quieran hacer parcialmente, o no vacunar.

LO IMPORTANTE ES QUE ACCEDAMOS A MÁS DATOS QUE LOS SIMPLES MITOS POPULARES Lo importante es que accedamos a más datos que los simples mitos populares que recibimos


desde que nacemos y las escasas o nulas explicaciones que suelen darnos los pediatras, cuando no se ponen a la defensiva. Los 10 mandamientos vacunalistas 1. Las vacunas son eficaces tanto para prevenir la enfermedad como para pasarla de forma más suave y han provocado la desaparición de enfermedades infecciosas en el mundo. «La eficacia de las vacunas se demuestra por tres vías: La primera es la coincidencia en el tiempo entre la introducción de estos fármacos y la desaparición de las enfermedades en todo el mundo. La segunda es el estudio de las epidemias: se detecta que los no vacunados caen enfermos antes y en mayor proporción que los vacunados. Y la tercera es la experiencia de países donde, al caer la cobertura vacunal en momentos de crisis de credibilidad de estas sustancias. Ocurrió en los años setenta en Reino Unido, Suecia y Japón con la vacuna de la tosferina. Algunos profesionales sanitarios exageraron sus efectos colaterales: decían que producía encefalitis. Los padres, preocupados, dejaron de vacunar a sus hijos y entonces volvió la tosferina y volvieron los niños ingresados y los niños muertos… Se sabe por experiencia que el niño vacunado sufre la enfermedad de forma más leve que el no vacunado» Juan Laguna, jefe del servicio de Epidemiología de la Delegación de Salud de Granada 2. Es un riesgo eliminar las vacunas de enfermedades casi desaparecidas porque pueden volver a brotar.

«Cuando hay una enfermedad grave, que está matando niños —como ocurrió hace cinco años con la meningitis meningocócica o hace cincuenta con la difteria o la polio—, los padres reclaman a gritos una vacuna. Cuando la vacuna se instaura, pasan veinte años y la enfermedad desaparece, cuando ya no hay niños con polio, con difteria, casi no hay niños con tosferina… entonces es cuando surgen movimientos de padres y profesionales que dicen: ‘Bueno, ¿y por qué vamos a vacunar de una enfermedad que ya no hay?’. Pero el razonamiento es falso. Es una pescadilla que se muerde la cola: no hay sarampión porque la mayoría de los niños están vacunados de sarampión. En Holanda, donde hay minorías religiosas que se oponen a la vacunación, está habiendo en los últimos años epidemia de sarampión, con enfermedad y con muerte» Juan Laguna 3. Las enfermedades infantiles son graves. «En un país pobre, donde los niños están desnutridos, sin defensas, el sarampión puede matar a uno de cada cien niños, cien veces más que en Europa. Pero un niño europeo con sarampión también puede tener una otitis, una neumonía o una encefalitis» Juan Laguna 4. Las vacunas no son peligrosas, sus efectos secundarios son leves y están bien registrados. «Entre los efectos leves, está el dolor local o inflamación o fiebre y exantema suave (pintitas rojas en la piel) que sufren entre un 5% y un 10% de los niños vacunados de sarampión. En cuanto a los graves, son

rarísimos, pero no hay consenso sobre su frecuencia: por ejemplo, la vacuna del sarampión tiene un riesgo de encefalitis de uno por millón; pero ésa es la misma frecuencia que tiene un niño no vacunado.» Juan Laguna 5. Las vacunas no son las responsables del aumento del autismo (Estas son citas de antes de la prohibición del tiomersal.) «Multitud de investigaciones han descartado cualquier vínculo entre la vacuna triple vírica y los trastornos neurológicos… La incidencia del autismo se ha incrementado en el mundo entero y buscar la forma de frenarla es natural e inteligente. La culpa puede ser de las vacunas, pero aceptar el hecho sin un fundamento científico, sin datos estadísticos validados por epidemiólogos, es tan irresponsable como dejar a un niño jugar con armas de fuego.» «En los últimos años hemos aprendido mucho sobre esta enfermedad, lo que nos ha permitido diagnosticarla en mayor cantidad de casos. Pero eso no significa que haya un aumento real de la incidencia del autismo y, mucho menos, que esté provocado por las vacunas.» 6. El alto número de vacunas no solo no es perjudicial sino que es «normal». «El numero elevado de vacunas no puede saturar el sistema inmunológico del recién nacido porque a diario nos exponemos a multitud de patógenos que nuestro sistema inmunológico procesa para almacenar en su memoria o enfrentarse a ellos. Además, las vacunas actuales, aunque protegen frente a más enfermedades que las de hace unos años, gracias a los

> 69


> modernos procesos de elaboración contienen mucha menos cantidad de los componentes de cada patógeno. El mero hecho de conversar o comer nos puede poner en contacto con más patógenos que las vacunas.» Dr. Juan J. Picazo, Jefe de Microbiología del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid 7. Los no vacunalistas son personas egoístas y peligrosas porque ponen en riesgo la salud e inmunización del colectivo mientras ellos se benefician del «efecto pantalla». 8. El perfil de población no vacunalista es: integristas religiosos (musulmanes o cristianos) o médicos de corte naturista y homeopático. 9. La información de las vacunas no está manipulada y es científica e imparcial. «Manipula quien lanza mensajes alarmistas sin soporte científico (en Internet los hay a miles). Los laboratorios pagan la investigación previa a la puesta en el mercado, para comprobar que la vacuna es eficaz y no tiene riesgos. Pero a partir de que la vacuna está en el mercado, investigan los epidemiólogos, los funcionarios de salud pública, los científicos de la universidad.» Juan Laguna 10. Existe infinita documentación contrastada y a corto, medio y largo plazo de todas estas afirmaciones. Esto es resumido el mantra que repiten todos los profesionales de salud y cualquier ciudadano (de forma más simple) cuando se les pregunta por la importancia de las vacunas.

70

Y ante esto, ¿qué alegan los detractores de las vacunas? El presente documento abarca el otro lado de la versión oficial de las vacunas. Y no caigamos en la simplicidad de creer que este es un debate tan solo entre medicina alopática y alternativa porque no lo es. Dentro de la medicina oficial, los científicos, investigadores y médicos no son un grupo homogéneo y compacto en este tema. Hay muchas disidencias, cada vez más y más públicas.

4. Que estos datos son universales. 5. La retirada de numerosas partidas de vacunas o campañas enteras por errores. El caso de la tuberculosis es dramático porque en casi todos los países europeos la vacuna se retiró en los años 70-80 por su falta de eficacia y los numerosos y graves efectos secundarios

Eficacia de las vacunas. ¿Por qué han descendido las enfermedades infecciosas?

Las epidemias no se expanden así sin más. Toda enfermedad precisa de determinadas condiciones, para llegar a provocar una epidemia. Si no se dan estas condiciones, desaparece o ni siquiera se llega a dar. Entre las causas que provocan epidemias tenemos:

El fracaso o no eficacia de las vacunas se argumenta en base a 5 datos: 1. Que las enfermedades disminuyeron en más de un 90% antes de las vacunaciones masivas por otras causas y después las cifras se mantuvieron prácticamente iguales. 2. Que las enfermedades también desaparecieron en países sin campañas vacunatorias. 3. Existencia de epidemias en poblaciones de personas vacunadas.

¿Por qué disminuyen las enfermedades infecciosas entonces?

• Hacinamiento como en la revolución industrial europea en la que millones de personas vivían en los suburbios en condiciones infrahumanas. • Hambre o mala alimentación. • Deficiencias higiénico sanitarias. • Analfabetismo. • Alta natalidad y mortalidad.


• Pobreza. • Guerra. Muchas de estas condiciones fueron el caldo de cultivo a principios del siglo XX en Europa de epidemias de enfermedades desconocidas en el continente (cólera y fiebre amarilla) e intensificación de enfermedades ya conocidas (viruela, difteria, escarlatina, tos ferina, tuberculosis). Los primeros estudios estadísticos demostraron la relación entre pobreza y enfermedad y la distribución desigual de la enfermedad por estratos sociales. Y cuando cambian radicalmente las condiciones de vida también lo hacen el tipo de enfermedades. Por lo tanto, los verdaderos héroes en la lucha contra la enfermedad y a favor de la salud son: • Mejoras en la sanidad e higiene. • Desarrollo económico y social. • Mejor alimentación con presencia suficiente de vitaminas adecuadas. • Agua potable. • Aumento de la calidad de vida. • Ciclos naturales de las enfermedades. «La Viruela y la Polio son los dos grandes trofeos de la industria médica al demostrar las bondades de la vacunación, sin embargo, ningún estudio ha podido demostrar que fue gracias a la vacuna que se erradicaron. Todas las enfermedades de la historia, desde las pestes egipcias pasando por la peste negra y otras más, han sido enfermedades que cumplen un ciclo de vida para luego naturalmente decaer y dar paso a una nueva enfermedad. Exactamente este

ciclo de la enfermedad fue el que se cumplió con la viruela y el que está pasando con la polio.» Alan Phillips Diferencia entre la inmunización natural y la vacunal Una de las principales razones para justificar las vacunas es que activan unos mecanismos de defensa destinados a proteger el organismo de un contagio posterior, pero el proceso es diferente a la enfermedad natural. Este ejemplo lo refleja claramente: El sarampión se contagia a través del aire. El virus es interceptado primero por las mucosas respiratorias y después captado por el sistema linfático donde provoca una primera reacción de defensa. Si finalmente consigue atravesar estas 2 barreras, lo que no siempre sucede, afecta al conjunto del organismo y aparecen los síntomas típicos de la enfermedad: fiebre, erupciones, conjuntivitis, tos, etc. acompañados por una reacción general de defensa que proporciona una protección contra

bacterias que constituyen las vacunas son inyectados subcutáneamente (salvo la vacuna de la polio que es oral) sin que sean interceptadas por las barreras de la inmunidad previstas por la Naturaleza (mucosa respiratoria y parte del sistema linfático). La vacuna no activa el sistema de defensa tan eficazmente como el virus o bacteria natural. Las enfermedades del calendario vacunal infantil (excepto el tétanos) confieren inmunidad permanente y sus vacunas no, y hay que ir revacunándose periódicamente. Además, la evidencia clínica a favor de las vacunas reside en su capacidad de estimular la producción de anticuerpos en el receptor. Sin embargo, afirman algunos autores que no está claro si la producción de anticuerpos crea o no inmunidad. Vacunas múltiples, número de vacunas y edad Uno de los puntos donde coinciden todos los críticos es en los peligros de las vacunas combinadas, la locura actual de ampliarlas más y más sin límite,

PARA RECHAZAR LAS VACUNAS MÚLTIPLES COMO LA ACTUAL DTP Y LA TRIPLE VÍRICA ARGUMENTAN QUE TIENEN ENORMES RIESGOS NO ESTUDIADOS Y QUE ES UN FENÓMENO ANTINATURAL la enfermedad de por vida. Y además, aumenta la resistencia global del organismo. En algunas personas las reacciones defensivas para combatir el virus del sarampión son inadecuadas o insuficientes y entonces aparecen complicaciones como otitis, neumonía o encefalitis. Pero la vacunación sigue un camino distinto. Los virus o

el altísimo número de vacunas que se inyectan a los bebés y la cada vez menor edad de éstos en recibirlas. Para rechazar las vacunas múltiples como la actual DTP (difteria, tétanos, tos ferina) y la Triple Vírica (sarampión, rubeola, paperas) argumentan que tienen enormes riesgos no estudiados y que es un fenómeno antinatural.

> 71


>

El cuerpo humano dispone de medios para no sufrir 2 enfermedades contagiosas a la vez. Si se diesen por ejemplo a la vez sarampión y varicela, el paciente presenta primero todos los síntomas de 1 de ellas y hasta la convalecencia no aparecen los síntomas de la otra como si el organismo tuviera la capacidad de posponer una de las 2 enfermedades para superar mejor la doble prueba. Pero este mecanismo no funciona si se inoculan distintas especies de virus y bacterias a la vez como con la Triple Vírica. «Es asombroso que las autoridades sanitarias defiendan que inocular varios virus o bacterias juntos no supone más riesgos que cada una por separado. Teniendo en cuenta que los conocimientos de inmunología actuales son limitados ¿cómo se puede asegurar que 3 y 4 vacunas a la vez no tiene riesgos?» LLV Otro tema sobre el que se está alertando es la interferencia vacunal: que se neutralicen o potencien unos microorganismos a otros y que se produzcan nuevas mutaciones. Los expertos recomiendan un intervalo de un mes como mínimo entre vacuna y vacuna, pero esto no siempre se cumple. Respecto al número de vacunas, la cifra ha crecido en una década y sigue aumentando. Millones de bebés en España reciben su primera vacuna (hepatitis B) a las 24 horas de nacer, repiten a los 2, 4 y 6 meses y antes de los 18 meses ya han recibido inoculaciones de 33 gérmenes distintos. La tendencia de la vacunación actual es disminuir más la edad y aumentar los gérmenes por dosis/pinchazo. Se habla de hexavacunas y mayores combinaciones.

72

¿Qué sentido tiene todo esto cuando… • Los bebés tienen un sistema inmunológico inmaduro hasta más allá de 1 año y estas sobredosis antinaturales de virus y demás elementos tóxicos solo puede agotarlo y/o perjudicarle. • Esta inmadurez inmunológica hace que los bebés no fabriquen anticuerpos. • La ciencia sabe que el niño nace protegido con los anticuerpos maternos que duran hasta los 6 meses de edad y mucho más si el niño recibe lactancia materna hasta los 18 o 24 meses. El sentido común ya nos indica que el «todo en 1»no es natural ni sano.

LA TENDENCIA DE LA VACUNACIÓN ACTUAL ES DISMINUIR MÁS LA EDAD Y AUMENTAR LOS GÉRMENES POR DOSIS/PINCHAZO Y otro tema a añadir es: ¿Por qué muchas vacunas exigen 3 inoculaciones? Dicen los expertos que lo más científico, personalizado y seguro sería: vacuna una vez, esperar 1 mes y detectar si ya hay anticuerpos por medio de un análisis de sangre. Pero es más económico y manejable re-vacunar 3 veces a todos. ¿Cómo se aseguran que queda cubierta en la 3ª? Los laboratorios dicen que es por «protocolo y estadística» pero tampoco se sabe a ciencia cierta Todos estos hábitos vacunales: la edad temprana, el alto número de vacunas y la combinación, son, junto con los ingredientes tóxicos, los responsables de los efectos secundarios de las vacunas.

Dosis única. Contraindicaciones de las vacunas En las vacunas sólo existe una «talla única». Se trata a todos los niños de la misma manera, independientemente de su edad, peso, alergias, estado de salud, antecedentes familiares, raza, geografía, dieta y cualquier otra característica. «Un bebé de dos meses que pesa 3 kilos recibe la misma dosis que un niño de 5 años que pesa 17 kilos. Los bebés con sistemas inmunitarios inmaduros y en proceso de desarrollo pueden recibir, en proporción al peso, cinco o más veces la dosis que se le aplica a un niño mayor. Además, se ha establecido, mediante mediciones al azar, que el número de «unidades» en cada dosis puede variar entre un 50% y un 300% de lo que indica la etiqueta; los controles de calidad de fabricación toleran, según parece, un alto margen de error.» Alan Phillips La ortodoxia supone que todas las personas responderán ante la vacuna de la misma forma independientemente de los factores comentados, pero esto es falso. Supongo que la justificación para no personalizar las vacunas es sobre todo económica y también dificultad de manejo (recursos y tiempo), imposibilidad de comparar datos y posible falta de eficacia, pero no es lo mejor para todos los niños, sino para ellos. Composición y elaboración de las vacunas Si no era suficiente con que la eficacia de la vacunación es cuestionada, los peligros de las


combinadas y el lote XXL que se inyecta a los bebés, sus ingredientes y elaboración son considerados por muchos como la «cámara de los horrores». Por supuesto, desde comienzos de siglo se han modificado las vacunas para aumentar su seguridad, eficacia e inocuidad, mejorar la administración y reducir costos. De hecho, se han ido retirando ingredientes pero siempre por detrás de las peticiones públicas por graves consecuencias, muertes incluidas. Una vacuna es un fármaco biológico constituido por 2 elementos principales: una sustancia antigénica (virus o bacterias) y una sustancia conservante. La sustancia antigénica puede ser: • Gérmenes vivos atenuados. • Gérmenes muertos inactivados. La sustancia conservante. Se utilizan diversas sustancias de alta capacidad sensibilizante o alérgica como: • Huevos o embriones del cultivo. • La lactosa. • Antibióticos y antifúngicos como el sulfato de neomicina, la kanamicina, estreptomicina o la nistanina. • O un compuesto químico como el hidróxido de alumínio.

Los derivados mercuriales han sido retirados los últimos años y la betapropiolactona en los 70 por ser cancerígena. En la actualidad se emplean tanto vacunas vivas como muertas. Las vivas son más eficaces y fáciles de preparar pero pueden producir una enfermedad infecciosa grave en las personas vacunadas. Respecto a las muertas, su inconveniente está relacionado con la eficacia y que su fabricación presenta muchas dudas para algunos expertos. La cadena de frío también es muy importante en este tema porque la temperatura influye en la actividad del virus y cualquier fallo en la cadena puede alterar esta actividad, aunque algunos profesionales de la salud no lo crean. Las vacunas deben conservarse en temperaturas de 2 a 8º. Respecto a la elaboración, el procedimiento habitual de la vacuna es cultivar los virus o bacterias en tejidos animales. Esto comporta riesgos de que en los cultivos puedan producirse contaminaciones por otros virus o bacterias o mutaciones inesperadas en las mismas cepas investigadas, que de hecho ocurre. Y por último, la terrible cuestión de los metales pesados: El mercurio. A pesar de ser un elemento altamente tóxico y peligroso

y relacionarse con trastornos neurológicos, inmunitarios y renales graves, no fue hasta julio del 2000 cuando la Agencia Europea de Evaluación de los Medicamentos prohibió la fabricación de medicamentos que contuviesen derivados mercuriales. Y esto después de que los laboratorios y científicos afines habían negado hasta la saciedad la peligrosidad del mercurio y cualquier relación con el autismo. Una de las historias más dramáticas y tristes de las muchas del libro negro de las vacunas. Pero aunque el mercurio ha sido supuestamente eliminado, no todavía las sales de aluminio y sustancias adyuvantes que se utilizan en la fabricación de vacunas para alargar la liberación del antígeno, para incrementar la respuesta inmunitaria y para disminuir la reacción local de inoculación. Las sales de aluminio se han relacionado con una enfermedad muscular discapacitante de tipo inmunitario e inflamatorio que agota el organismo con fiebre, fatiga, cansancio, etc. En Francia estudiaron que el 94% de pacientes de esta enfermedad habían recibido al menos una vacuna con hidróxido de aluminio en los últimos 10 años. Además, es acumulativo en las estructuras nerviosas y puede producir alteraciones neurológicas importantes al interactuar con otros elementos como mercurio, plomo… Para muchos vacunar es un acto de fe: • En que no haya contaminación en el tejido del cultivo. • Que el virus esté suficientemente atenuado. • Que no interactué con otros de la vacuna conjugada. • Que no se rompa la cadena de frío.

> 73


>

Con tantos elementos de difícil control, no es de extrañar los fracasos en la eficacia de muchas vacunas y sus efectos secundarios. Estudios sobre vacunas. ¿Se realizan los suficientes y bien hechos?

Tendemos a creer, porque es lo lógico en un mundo que funciona correctamente, que algo de semejante alcance como las vacunas (inocular a millones de niños decenas de virus y otras sustancias cuando más vulnerables inmunológicamente son) debe ser lo más estudiado, contrastado, documentado, discutido, analizado y jurado ante la Biblia del mundo. Lamentablemente no es así. Los críticos denuncian lo siguiente: • No existen estudios perfectos (a doble ciego) de los vacunas. • No existen estudios a largo plazo. • No en todos los países existen estudios con bebés. De hecho, entre el 50-80% de los fármacos comercializados no han sido evaluados en niños.

74

• La casi totalidad de las investigaciones están financiadas por los fabricantes de vacunas. • El Ministerio de Sanidad no tiene laboratorios propios. • Los organismos oficiales no pueden contrastar todos los estudios y se limita a «leer y aprobar». • El 90% de las publicaciones «científicas» son financiadas por la industria farmacéutica a través de publicidad. Sólo el 10% es independiente. • Dicen que el 30% de lo publicado es falso pero se ha inundado el mercado con información indebatible por volumen. • Científicos o profesionales críticos son censurados y sufren represalias como la revista Barneko retirada en el 2008. Aunque resulte sorprendente, nunca se ha demostrado clínicamente que la vacunación sea efectiva para prevenir enfermedades, por el simple motivo de que ningún investigador ha expuesto directamente a individuos a la enfermedad (no es ético). El estándar preferido de la comunidad médica, el estudio doble ciego, con grupo de control con placebo, no se ha utilizado para comparar

personas vacunadas con personas no vacunadas, por lo tanto la vacunación no está probada científicamente. También es importante reconocer que no todas las personas expuestas a una enfermedad desarrollan síntomas, y es suficiente que un pequeño porcentaje de la población desarrolle síntomas para declarar una epidemia. Por lo tanto, si se expone a la enfermedad a un individuo vacunado, y no enferma, es imposible saber si la vacuna funcionó, ya que no hay forma de saber si esta persona hubiera desarrollado síntomas de no haber estado vacunada. Y recordamos que en brotes de años recientes se han registrado más casos de enfermedad en los niños vacunados que en los no vacunados. Efectos secundarios de las vacunas Aunque las autoridades médicas nos aseguran que las vacunas son seguras y efectivas, estas afirmaciones están en directa contradicción con: • Estadísticas gubernamentales • Estudios médicos aparecidos en las más prestigiosas publicaciones médicas del mundo • Informes de la FDA • Las opiniones y decenas de libros de médicos, científicos e investigadores independientes de distintas partes del mundo. Los efectos secundarios de las vacunas no nos debería sorprender en absoluto cuando se sabe que los efectos iatrogénicos de los medicamentos son entre la 1ª y 4ª causa de mortalidad, según las fuentes. Si eso ocurre con medicación «normal» ¿pueden ser en algún caso seguros las vacunas como medicamentos


Lo que está claro es que existe riego postvacunal y que constituye una importante yatrogenia. Los efectos adversos están muy documentados y estos datos demuestran la gravedad del tema. La secuelas postvacunales representa el lado más oscuro de

TAMPOCO SE HAN ESTUDIADO OFICIALMENTE LOS EFECTOS SECUNDARIOS A MEDIO PLAZO PORQUE SE DAN POR SUPUESTO QUE NO EXISTEN nas posteriores a la vacunación, normalmente el personal sanitario niega o ignora la relación causa-efecto con la vacuna y lo atribuye a simple coincidencia. Por ello, muchos de los efectos secundarios no se incluyen ni en los registros médicos ni en los estudios estadísticos. Tampoco se han estudiado oficialmente los efectos secundarios a medio plazo porque se dan por supuesto que no existen. Según revistas de prestigio (Lancet, Pediatrics) las reacciones postvacunales severas oscilan entre 1 de cada 100.000300.000 dosis pero la Liga Francesa para la Libertad de Vacunaciones habla de 1 cada 20.000 dosis.

las vacunaciones masivas y la medicina oficial. Los amish, las vacunas y las enfermedades El caso de los amish es realmente importante porque la Big Pharma nos ha vendido una realidad de dos caras:

personas viviendo en países desarrollados, con el mismo clima y conformación genética que los demás, con la misma susceptibilidad a enfermedades pero antivacunalistas. ¿Y cuál es el resultado? Mejores índices de salud que el resto de EEUU incluso durante epidemias nacionales. • De 1970 a 1988 no ha habido ningún caso de sarampión. A partir de 1987, tanto las comunidades amish no vacunadas como las comunidades externas masivamente vacunadas comenzaron a experimentar importantes epidemias de sarampión. • Sus cifras de autismo son de 1 cada 15.000 personas frente al 1 cada 150 nacional.

• Las sociedades desarrolladas que gracias a las vacunas previenen las enfermedades y están «sanas». • Países pobres sufriendo epidemias y a quienes hay que vacunar para «salvarlos».

Los amish son la confirmación de lo que el sentido común y la medicina más respetuosa (naturista o no) predica: aire puro, alimentación natural, cuidar el cuerpo, ausencia de estrés, cercanía a la naturaleza, menos sedentarismo, sencillez, etc. Las vacunas no son en absoluto sinónimo de salud porque la salud es otra cosa.

Pero los amish representan una tercera vía: comunidades de

Las vacunas y el negocio del miedo: farmacocracia «No hemos perdido la fe sino que la hemos transferido de Dios a los médicos» G. Bernard Shaw Las vacunaciones masivas, estandarizadas y mundiales son un negocio billonario que mueve más dinero que cualquier fármaco, incluido Prozac. Las vacunas son la gallina de los huevos de oro a la que hay que proteger a toda costa, de ahí la política de negación, ocultación, maquillaje (cambios de criterios diagnósticos) y silencio ante todas las evidencias.

> 75

Fotografía de una familia amish

biológicos, mucho más complejos y menos estudiados científicamente y a largo plazo? Se ha calculado que sólo se declaran un 1% de las reacciones adversas de las vacunas. Cuando suceden síntomas postvacunales más o menos graves en las sema-


>

El funcionamiento del sistema vacunal es el mismo que en otros temas sociales. Tenemos una estructura piramidal con 4 protagonistas: fabricantes en la cima, gobiernos después, médicos y por último, población en la base. Farmacocracia Las grandes corporaciones, la industria químico-farmacéutica es sólo una de las ramas, son los que manejan los hilos del Sistema y son omnipotentes. De hecho, muchos autores llaman a esta situación farmacocracia. • Los fabricantes de vacunas intervienen por grupos de presión/lobbies en la OMS, UE, FDA y en los diferentes gobiernos. • Los fabricantes de vacunas influyen de una manera destacada en las facultades de medicina y en el conjunto médico mediante las publicaciones (que ya hemos comentado que «patrocinan» al 90%) y los visitadores. • Los fabricantes de vacunas moldean la opinión pública a través de un engranaje que ya explicamos en el artículo de «Se inventan enfermedades»: periodistas, marketing, sondeos pseudo científicos, internet, asociaciones de pacientes creadas por ellos, sociedades médicas a medida, congresos, catedráticos, famosos… • Los fabricantes de vacunas juegan con una carta a su favor: el miedo al que alimentan exagerando (o incluso inventando) los riesgos. La estrategia usualmente utilizada, tanto en las vacunas, como en otro tipo de manipulaciones sociales es la de problema-acción-reacción: difunden una posible epidemia peligrosa a la vez que ofrecen la solución. Con ello es la propia población

76

la que suplica/obliga a los gobiernos a comprarla. La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano es el último ejemplo de ello. Gobiernos La política sanitaria mundial ofrece lo que los ciudadanos demandamos: seguridad. Las vacunas, más allá de prevención física (que ya ha sido cuestionada), confieren una sensación de control y tranquilidad frente a amenazas externas, y los gérmenes lo son en la concepción pasteuriana y mecanicista de la medicina actual. Realmente las vacunas son sobre todo un placebo emocional, pero con consecuencias físicas.

LAS VACUNAS SON SOBRE TODO UN PLACEBO EMOCIONAL, PERO CON CONSECUENCIAS FÍSICAS Tras las amenazas de supuestas epidemias como la de la gripe aviar, que nunca existió, o la peligrosa gripe anual, los estados compran vacunas para tranquilizar a la población. Y todas las controversias sobre el fracaso o efectos secundarios de las vacunas son minimizadas por los gobiernos por dos razones principales: • Para no afectar la confianza/ fe de la población en las vacunas. • Para evitar posibles indemnizaciones a individuos afectados. Es verdad que no pueden contrastar todas las investigaciones que les ofrecen pero en la mayoría de los casos sí conocen la situación y callan, y esto les convierte en cómplices.

Médicos Según los expertos independientes, los médicos son las personas menos idóneas para informar sobre vacunas porque ellos mismos son los más desinformados y en su contra juegan 8 factores: 1. Su formación universitaria está demasiado fragmentada y no recibieron información realista sobre las vacunas, ni eficacia ni efectos secundarios. 2. Una vez en ejercicio sólo reciben datos de los visitadores (el máximo sesgo posible), que apoyan aquello mismo que estudiaron. 3. Las revistas que leen y los congresos a los que asisten también forman parte de la misma estructura. 4. Tienen poco tiempo (y muchos ni ganas) para ir más allá. 5. Están atrapados en el sistema sin cuestionarse nada. 6. Les caracteriza un acusada soberbia intelectual en muchos casos. 7. Reciben presión de la industria para vacunar. 8. Se sienten atacados ante las preguntas y rechazos de pacientes sobre la vacunación que destapan su propia ignorancia real y actúan a la defensiva, cuando su verdadero papel sería acompañar al paciente y no hacerle la guerra. A pesar de todo, cada vez son más los médicos críticos con este y otros temas. Ciudadanos Y en la base de la pirámide, cómodos, infantiles, ciegos y crédulos ante toda la propaganda de la industria y el respeto a los médicos, estamos la población mundial. De hecho, el sistema es un Frankenstein creado por


nosotros mismos que hemos delegado nuestra responsabilidad en terceros, que esperamos que nos aseguren una salud óptima en vez de trabajarla día a día, y que ingenuamente buscamos un riesgo 0 que no existe en la vida. Además, la población es muy fundamentalista en este tema, tan arraigado en su psique, y por eso es reacia a cuestionarse las vacunas (y poco permeable a las críticas) y rechaza a los antivacunalistas. Finalmente decir que esta pirámide habría funcionado a la perfección si las vacunas fuesen eficaces e inocuas que son lo que venden, pero no lo son en absoluto y a medida que más víctimas dejan y de más gravedad, el virus del pensamiento crítico y la búsqueda de la verdad se extiende a todos los niveles, y para esto sí que no existe vacuna legal. La falta de información veraz es la causa de que la mayoría acepte vacunarse contra todo aquello que les recomiendan las autoridades, y precisamente para proporcionar la otra información se han fundado los grupos pro libertad de vacunación en todo el mundo. Vacunas infantiles A los bebés del siglo XXI se les vacuna su primer año de vida contra 15 enfermedades en 20 inoculaciones. Pero no todas son iguales y podemos hacer varias reflexiones sobre algunas de estas vacunas.

El papel de las enfermedades infantiles benignas El sarampión, paperas, rubeola y tos ferina se han considerado durante generaciones como saludables para el desarrollo del niño y para la maduración de su sistema inmunológico. Dicen los expertos que las enfermedades infantiles bien resueltas fortalecen la salud y que se observa que después de atravesarlas muchos niños experimentan avances en su crecimiento, adquisición del lenguaje y mejoría en afecciones como asma, eczema, enuresis, etc. Pero las enfermedades infantiles mal resueltas o no pasadas pueden guardar relación con la posterior aparición de enfermedades degenerativas en adultos. También confieren, por lo general, inmunidad de por vida a esa enfermedad, mientras que las vacunas sólo ofrecen una inmunidad temporal. De hecho, según algunos críticos, la naturaleza temporal de la inmunidad de la vacuna puede crear una situación más peligrosa para el futuro del niño. Por ejemplo, se estima que la vacuna contra la varicela tiene una efectividad de entre 6 y 10 años. Si es efectiva, pospondrá la vulnerabilidad del niño hasta la adultez, en la cual la mortalidad de la enfermedad, si bien es rara, es 20 veces mayor que durante la niñez. Y además, todas estas enfermedades infecciosas son perfectamente tratables y graves

DICEN LOS EXPERTOS QUE LAS ENFERMEDADES INFANTILES BIEN RESUELTAS FORTALECEN LA SALUD Y QUE SE OBSERVA QUE DESPUÉS DE ATRAVESARLAS MUCHOS NIÑOS EXPERIMENTAN AVANCES EN SU CRECIMIENTO, ADQUISICIÓN DEL LENGUAJE Y MEJORÍA EN AFECCIONES COMO ASMA, ECZEMA, ENURESIS, ETC

en raras ocasiones, por eso muchos se preguntan: ¿Merece la pena vacunar del sarampión y otras enfermedades en el siglo XXI en Occidente?

Sarampión • En la LLV afirman que la exposición de la población a la enfermedad natural comporta menos riesgo de complicaciones que la vacuna. • El sarampión es una enfermedad benigna de tipo eruptivo. Sus complicaciones como otitis, laringitis o neumonía son perfectamente tratables y poco graves. • La justificación de la vacuna es la prevención de la encefalitis, pero esto es también la principal complicación de la vacuna. • La enfermedad sólo se pasa una vez en la vida. • Ni el sarampión ni las paperas ni la rubeola son más peligrosas si se pasan de mayores. • La Dra. Françoise Berthoud afirma que se sabe a través de estudios encefalográficos que después de esta vacuna se encuentran modificaciones en el electroencefalograma de la mayoría de los niños vacunados. Paperas • Las paperas o parotiditis es una inflamación de la parótida, la mayor de las glándulas salivares. Es una enfermedad benigna que únicamente comporta el riesgo poco frecuente de una orquitis (inflamación del testículo) o de una meningitis. • La supuesta esterilidad post-paperas es muy dudosa, algunos dicen que es un mito. • La vacuna anti-paperas tiene como principales complicaciones la meningitis y > pancreatitis.

77


>

Rubeola • Otra enfermedad eruptiva benigna en niños y niñas de la que no existen complicaciones importantes y las que se producen pasan desapercibidas a menudo. • Pero sí existe un riesgo real de malformaciones del embrión en mujeres embarazadas con rubeola en el primer trimestre del embarazo. • La vacunación por tanto puede ser útil para mujeres en edad fértil que no tengan suficientes anticuerpos pero no es justificable su administración en la infancia y menos en niños varones. • Se reconoce que entre un 50% y 80% de las mujeres inmunizadas artificialmente se contagian en caso de exposición, mientras que sólo lo hacen el 5% de las inmunizadas naturalmente, con lo que se crea una contraproducente sensación se seguridad que puede facilitar el contacto de mujeres embarazadas con infectadas. ¿Por qué vacunar de la rubeola a niños y niñas (y bebés) cuando esta enfermedad sólo daña a los embriones en mujeres gestantes? Difteria • La difteria es una enfermedad grave caracterizada por la aparición de falsas membranas

78

en las mucosas de las vías respiratorias y/o obstrucción de la laringe, lo que produce dificultades respiratorias. Sus otras complicaciones son de tipo neurológico (neuritis) o cardíacas (miocarditis). • Pero su incidencia es 0 en España. No se ha dado ningún caso en los últimos años. • La disminución de la difteria, como el resto de enfermedades, no solo obedece a la vacuna sino a cambios higiénicos y nutricionales. • La vacuna tiene complicaciones como la neuritis. • Como la difteria es una enfermedad grave, su vacuna podría estar justificado en caso de epidemia.

Tétanos • Solo de oír la palabra tétanos mucha gente empieza a temblar y la leyenda urbana dicta que cualquier herida es susceptible de tétanos, pero no es así. • Las heridas superficiales, de poca consideración, que sangran y limpiadas, ordinariamente no presentan dicha infección. La mayor posibilidad de complicación está en heridas sucias y profundas con

destrozo de grandes extensiones de tejido porque el bacilo que acompaña la enfermedad crece sin oxígeno. • En los 70 hubo un aumento importante de tétanos en recién nacidos por material quirúrgico (catgut) contaminado proveniente de vacas locas. Eso fue eliminado cuando se descubrió. • Es verdad que el tétanos es una enfermedad grave en la que aparecen convulsiones generalizadas que pueden llegar a la parálisis respiratoria, pero la posibilidad de infectarnos es muy baja porque el bacilo se encuentra en el medio rural en terrenos con estiércol de caballos, ovejas y vacas y en el intestino de los trabajadores del campo (40% de las muestras observadas). • Por tanto, las profesiones más expuestas son los jardineros, agricultores, ganaderos, granjeros y basureros. • La incidencia de tétanos en España es actualmente bajísima. El 85% de los casos de 1985 a 1992 fueron en personas mayores de 50 años y con estado inmunitario deficitario. Esta infección es extraordinariamente rara en menores de 10 años y en la última década no existe tétanos neonatal. A no ser que nuestro bebé sea jardinero tiene nulas posibilidades de contraer tétano. Tampoco por clavarse un clavo.


Tos ferina • Enfermedad benigna aunque a ciertas edades puede dar alguna complicación importante aunque infrecuente como bronconeumonía o convulsiones. • La incidencia actual es baja y si las condiciones de salud del individuo son adecuadas, cura espontáneamente. Su evolución es mejor en clima de montaña. • La vacuna de la tos ferina tiene graves complicaciones como encefalitis y convulsiones y es una de las relacionadas con la muerte súbita del lactante. • Las características de la enfermedad junto a los efectos secundarios de la vacuna no justifican su uso. Poliomelitis • Enfermedad infecciosa aguda de origen vírico que se presenta sobre todo entre los 6 meses y los 9 años de edad del individuo y que deja secuelas graves por lesiones en la médula espinal con atrofia de los músculos correspondientes. • La produce un virus más activo en climas fríos y que ha producido alta morbilidad en países nórdicos. • La vacuna contra la polio es considerada un fármaco eficaz pero no el único factor que ha contribuido al descenso ya que la polio disminuyó en los países que utilizaron la vacuna y en los que no lo hicieron. • En España la polio causó muchos casos de parálisis en los 50 en que hubo epidemia. • Primero se introdujo la vacuna de Salk y en 1963 comenzó a administrase la vacuna de Sabin por via oral. • La curva de la polio ya era descendente antes de la campaña masiva del 63 pero posteriormente se produjo un incremento en la incidencia de la enfermedad.

• No hay ningún caso de poliomelitis desde 1990 pero sí casos de polio postvacunal. • Se cita el caso de la isla de Madeira, isla portuguesa en medio del Atlántico, cuya población de 300.000 habitantes desconocía la poliomelitis hasta que en 1965 se inicia la campaña de vacuna de Sabin y siete años después se declara una epidemia con 81 casos y 12 muertes.

sistema nervioso central) y generalmente aparece como una complicación de resfriados y sobrevive cuando la capacidad de respuesta inmunitaria del huésped ha sido superada. • Existe un gran temor entre la población cada vez que se escucha un caso en la televisión y las autoridades sanitarias están desbordadas. • En 1997, tras una implaca-

ALGUNOS AUTORES ASEGURAN QUE LA VACUNA DE LA HEPATITIS B ES LA VACUNA CON MÁS EFECTOS SECUNDARIOS, 10 VECES MÁS QUE OTRAS, Y QUE SU USO ES INJUSTIFICABLE Hepatitis B • Las vacunas de la hepatitis A y B tienen efectos adversos de importancia: alteraciones neurológicas, autoinmunes y la activación del virus en el organismo. • Algunos autores aseguran que es la vacuna con más efectos secundarios, 10 veces más que otras y que su uso es injustificable. • En Austria y Francia tienen más años de experiencia que España de aplicación masiva de estas vacunas y las asociaciones antivacunalistas han presentado a sus gobiernos pruebas de numerosísimos accidentes posvacunales. A consecuencia de ello en Austria retiraron la aplicación masiva y en Francia hay numerosos juicios. Más de 400 médicos y 7.000 pacientes colaboraron para modificar la ley. Meningitis • Es la enfermedad más temida junto con la polio, de hecho España registra unos 2.000 casos anuales con 200 muertos, la mayoría en niños y adolescentes. • Es una infección de las meninges (capa protectora del

ble campaña en los medios de comunicación que generó psicosis colectiva, España se lanzó a la vacunación sin cumplir las advertencias de la OMS. • Se produce meningitis por cualquier tipo de infección: bacteriana, viral o traumatismo. • Es imposible vacunar contra todo lo que provoca meningitis • El 34% de meningitis es causada por el meningococo del que hay 4 tipos: A, B, C, y D. Los más frecuentes son B y C. También puede existir un % alto de meningococo de origen desconocido. • Los brotes de meningitis en España suelen ser del tipo B y la vacuna es de C. • Los factores que pueden proteger el organismo de la meningitis son: lactancia materna, luminosidad, ventilación y rayos ultravioleta, hábitos sanos y una correcta terapia. El biberón, escaso contacto con el sol, espacios cerrados, fumar y tratamiento supresor en las enfermedades respiratorias puede incrementar la incidencia de meningitis. • La vacuna tiene efectos secundarios: meningitis posvacunal, encefalitis, convulsiones,

> 79


> alergias… pero debido a las condiciones sociopolíticas en las que ha sido implantada es difícil una recogida completa y rigurosa. • Aun así: en 1997 de los 460.000 inoculados en Galicia hubo 59 meningitis posvacunal y 1 choque anafiláctico. En Cataluña murió una niña 5 días después de recibir esta vacuna y en el año 2000 también fallece en Badajoz un bebé a las 3 horas de recibirla. ¿Están vacunadas las personas que mueren de meningitis cada año? Es un dato que no nos dicen públicamente, pero la respuesta suele ser que sí. No se puede vacunar de todo lo que causa meningitis. Esta vacuna es una clara consecuencia de la estrategia problema-reacción-solución y el efecto miedo y placebo emocional. Neumococo

• Es un microbio que habitualmente puede encontrarse en la garganta o las vías respiratorias de los seres humanos. Existen unas 90 variedades (serotipos) del mismo, aunque sólo un grupo reducido de ellos produce la mayoría de las infecciones graves, la vacuna contiene 7 de este último grupo. • Las enfermedades más frecuentes que produce no suelen ser graves, como la otitis o la sinusitis. Otras son menos frecuentes pero más graves como: neumonía o infección de los pulmones, meningitis y la bacteriemia o infección en la que el germen está en la sangre. • Aunque puede afectar a personas de cualquier edad, los grupos más vulnerables son los niños, sobre todo los menores de 2 años, y la gente más

80

mayor, poniéndose el límite habitualmente en los 65 años. • Las infecciones causadas por el neumococo se tratan y se curan con antibióticos. Pero este germen se ha hecho resistente hasta en un 50% de los casos a los antibióticos utilizados en su tratamiento. • España está a la cabeza del mundo en el porcentaje de neumococos resistentes. La principal causa es el abuso de antibióticos para tratar procesos en los que no están indicados, como los catarros, que suelen estar provocados por virus. • Este problema es aún más importante en los niños, porque la mayor parte de los neumococos resistentes se han encontrado en niños menores de 2 años que acuden a guardería y que han recibido antibióticos en los meses previos. • La vacuna se ofrece como la solución no exactamente a la enfermedad, que es tratable, sino a la situación de resistencia a antibióticos. • Los detractores afirman que solo es aconsejable en poblaciones de riesgo como niños con patologías respiratorias crónicas y que aunque la vacuna ha reducido los casos de neumonía, los que aparecen son más letales.

adecuada, alimenta y da amor y es gratuita. El calostro y la leche materna es una vacuna de amplio espectro y gracias a sus componentes, sobre todo las inmunoglobulinas (IG) que defienden de enfermedades vacunables y también de las no vacunables como otitis, faringitis etc. y en general de las enfermedades respiratorias tan frecuentes en los niños, y tienen actividad frente a la mayor parte de bacterias y virus. Las últimas investigaciones avalan el hecho de que el pecho es el único lugar, fuera del sistema inmunológico (médula ósea y ganglios linfáticos) que es capaz de sintetizar anticuerpos localmente. Por todo ello, la OMS recomienda:

Vacunas y crianza

Pero a pesar de las ventajas teóricas, en la práctica sólo el 36% de las madres lactantes españolas llegan a los 6 meses y cabe preguntarse:

No debería existir ningún artículo de vacunas sin citar la mayor vacuna que existe en la naturaleza para los bebés y niños humanos, la lactancia materna que evita millones de muertes anuales, previene enfermedades, confiere inmunidad de verdad, libera las hormonas oxitocina y endorfinas que producen bienestar y tienen un efecto directo sobre la inmunidad, potenciándola tanto en su faceta pasiva como activa, es administrada por vía oral a la temperatura

• A los países desarrollados 6 meses de lactancia materna exclusiva y hasta mínimo 2 años complementaria a otros alimentos (siendo el final cuando la madre y el bebé quieran). • A los países menos desarrollados que la lactancia materna exclusiva se prolongue hasta los nueve meses porque se ha comprobado que los bebés están más protegidos contra las infecciones.

• ¿Por qué la lactancia materna no es prioridad de salud nº 1 en los países si es lo que más protege y más ahorra al sistema en consultas y urgencias pediátricas y bajas laborales de las madres? • ¿Por qué no se alargan las bajas de maternidad a mínimo 6 meses para cumplir los criterios básicos de la OMS o al año o más de los países nórdicos?


• ¿Por qué no se forma y conciencia muchísimo más a los profesionales de salud en este tema para que no sean causa de muchos fracasos de la lactancia

«La lactancia es buena para la salud de todos pero mala para la economía de algunos» Carlos González

LA LACTANCIA MATERNA EVITA MILLONES DE MUERTES ANUALES, PREVIENE ENFERMEDADES, CONFIERE INMUNIDAD DE VERDAD por sus malos consejos? • ¿Por qué no se hacen campañas eficaces de eliminación de mitos erróneos? • ¿Por qué no se multa a los fabricantes de leche artificial por infringir los códigos de sucedáneos de leche? • ¿Por qué no se ayuda más a los grupos de apoyo a la lactancia que son los verdaderos salvadores de los bebés lactantes? • ¿Por qué muchas mujeres reniegan de ser mamíferas y no se esfuerzan en la faceta maternal pero sí en la laboral y por supuesto en la estética? • ¿Por qué el feminismo de la falsa igualdad ha mutilado la energía femenina y las necesidades de nuestros hijos y no evoluciona a un neo-feminismo de la diferencia donde libertad, poder y naturaleza sean compatibles?

Resumen final

• El mito de la eficacia, bondad e imprescindibilidad vacunal nos acompaña desde que nacemos y su mantenimiento responde a un milimetrado engranaje social. Es uno de los pilares de nuestra sociedad en materia de salud y cuestionarla trasciende el mero hecho médico. • Por eso nos cuesta buscar información independiente, nos mostramos incrédulos e incluso airados con las críticas y finalmente nos duele descubrir su «lado oscuro». Profundizar en el estudio de las vacunas equivale a un parricidio simbólico y nos obliga a abandonar una actitud pasiva, cómoda, inmadura y de delegar sobre terceros nuestra salud.

• Pero debatir sobre vacunas no es algo filosófico porque entran en el cuerpo de nuestros hijos desde que nacen y 20 veces su primer año. Es un tema grave que no se puede sustentar sobre dogmas de fe. • Las vacunas representan un mercado billonario, el más rentable de la farmacocracia, y se basa principalmente en nuestro miedo a la enfermedad. Esto lo aprovechan los fabricantes para estrategias de problema-reacción-solución. • La humanidad ha estado y estará siempre conviviendo con microorganismos. • Sólo existen unas 13 vacunas para las más de 500 enfermedades infecciosas. • No se puede vacunar contra todo. • La salud depende de aspectos más allá de los medicamentos: paz, higiene, agua potable, alimentos sanos, equilibrio emocional, etc. que nos ofrecen calidad de vida y protección contra las enfermedades. • Por eso las enfermedades infecciosas han descendido antes que la entrada de vacunaciones masivas, también se han eliminado en países que no vacunan y también han desaparecido enfermedades para las que no existen vacunas. • Los conocimientos de nuestro sistema inmunitario actual son limitados y muchas creencias sobre los efectos de las vacunas se basan en suposiciones. • No existen estudios científicos contundentes a favor de las vacunas, no existen a largo plazo, no existen sobre las interacciones del cóctel vacunal en el cuerpo, la mayoría de la investigaciones no son independientes y los Ministerios de Salud no los pueden contrastar. • Las enfermedades infantiles no son peligrosas como para justificar campañas

> 81


> indiscriminadas sin epidemias reales y se pueden prevenir y tratar fácilmente sin vacunas. • La vacunación no es un acto médico anodino, no son «agua» sino fármacos biológicos. Y a sus virus atenuados hay que añadirle otros ingredientes peligrosos como el aluminio, posible contaminación en la elaboración con virus animales, interacciones entre los elementos y más. • La vacuna no activa el sistema defensivo tan eficazmente como el virus natural, su inmunización no es permanente y agota el sistema inmunitario. • La vacunación tiene efectos secundarios leves, graves o incluso mortales (incluida la muerte súbita del lactante) y provoca una degradación del sistema inmunológico. • Sólo se declaran el 1% de las reacciones adversas de las vacunas y aun así, el NVIC estadounidense recibe 11.000 denuncias anuales. Las consecuencias son de gran trascendencia y por eso algunos críticos afirman que el número de víctimas como consecuencia de las vacunas puede ser superior al de las víctimas de las enfermedades contra las que supuestamente estas tenían que actuar. • El 75% de las reacciones posvacunales ocurren entre la primera hora y 60 días después de recibir las vacunas. • Aunque algunas autoridades médicas ocultan, silencian o minimizan dichos efectos, es un hecho que en todo el mundo surgen asociaciones de padres víctimas de las vacunas y que en EEUU se han pagado billones de dólares en indemnizaciones por daños reales, quedando demostrada su peligrosidad. • En las últimas décadas se han retirado numerosas vacunas como la de la tuberculosis o la de la poliomelitis Salk por

82

sus graves efectos posvacunales, ingredientes cancerígenos como betapropiolactona y otros multi-letales como el mercurio y cientos de partidas contaminadas. Y normalmente los cambios siempre son tarde y bajo presión de la opinión pública. Las vacunas no están en absoluto bajo control.

• Hoy los niños se vacunan un 600% más que hace varias décadas a pesar de que haya menos enfermedades infecciosas. • Las vacunaciones son indiscriminadas y se inocula independientemente de la edad, peso, alergias, estado de salud, antecedentes familiares, raza, geografía, dieta y cualquier otra

LA OPOSICIÓN A LAS VACUNAS NO ES NUEVA SINO PARALELA AL NACIMIENTO Y DESARROLLO DE LAS VACUNAS • La historia de la relación mercurio-autismo es un reflejo fiel del mercado de las vacunas: mentiras, sistema médico ciego y mal informado, silencio y complicidad oficial, miles de niños afectados, propaganda a favor de las vacunas y estigmatizando a las familias rebeldes, y finalmente, eliminación del tiomersal por evidencias científicas claras. • Las vacunas animales también han provocado infertilidad, enfermedades y muertes de perros y por eso muchos veterinarios las rechazaron. En este caso no hubo juicios sociales inquisitoriales como les ocurre a los padres. El mercurio de las vacunas animales se retiró 9 años antes que de las humanas. • La tendencia de la vacunación actual es disminuir más la edad de los niños en recibirlas y aumentar los gérmenes por dosis/pinchazo más allá de las triples actuales, a pesar de que los bebés tienen el sistema inmunológico inmaduro y que las vacunas múltiples son mucho más peligrosas. • Los bebés españoles actuales reciben la primera vacuna el primer mes de vida y 20 el primer año y aun así, los bebés españoles son resistentes a antibióticos antes de los 2 años porque están demasiado enfermos y continuamente medicados.

característica del niño. • Los amish no se vacunan, no sufren sarampión y sus niveles de autismo son los anteriores a las vacunaciones masivas (1 caso cada 15.000 en vez de 1 cada 150). • La leche materna, la crianza con apego y la vida sana protege a los bebés de enfermedades, lo contrario no. • La oposición a las vacunas no es nueva sino paralela al nacimiento y desarrollo de las vacunas. Los críticos no son sólo personas muy religiosas o médicos naturistas y homeópatas, hay millones de padres «normales» que no vacunan porque consideran que hacen lo mejor para la salud de sus hijos, con más conocimiento de causa que la mayoría desinformada. No vacunar no es «maltratar» al niño como defienden algunos pediatras integristas, más bien lo contrario. • La documentación antivacunalista es mundial, abrumadora y seria. • La información es vital para los padres y es imprescindible que abramos los ojos y aumente la conciencia ciudadana en este tema. • Debemos exigir a las autoridades que informen sobre los beneficios y perjuicios de las vacunas, que creen


Tablas de defunciones por enfermedades infecciosas Según los documentos de la Liga para la Libertad de Vacunación española la vacunación es irrelevante en sarampión, tuberculosis, rubeola, paperas, … porque, exceptuando la polio, estas enfermedades han disminuido paralelamente al progreso socio-económico del siglo XX y las mejoras en las condiciones de vida. • El descenso de mortalidad por sarampión en 1901-1981 fue del 99,9% siendo 1982 el año del inicio de las vacunaciones masivas con la TV • La mortalidad por difteria descendió en un 98’7% en el periodo 1901-1964 y la morbilidad un 97,2%. El descenso de la mortalidad por tos ferina en el mismo periodo fue del 99,15% y las vacunaciones contra estas enfermedades empezaron en 1965 con la DTP. Para rematar estos datos presentan la tabla de desaparición de la fiebre tifoidea (la vacunación nunca fue sistemática) y la escarlatina (nunca existió vacuna).

vacunovigilancias objetivas e independientes y un sistema eficaz de indemnizaciones. • En EEUU la vacunación es obligatoria aunque hay excepciones religiosas, médicas y filosóficas pero en la mayoría de los países del mundo es un acto voluntario, aunque realmente existe una enorme presión social para vacunar. • No es cuestión de todo o nada. También existe la opción de vacunaciones parciales: posponer las vacunaciones más allá de 1 ó 2 años del niño, elegir las que se consideren más necesarias, huir de las combinadas y seguir las recomendaciones, contraindicaciones y sugerencias que hemos aportado. •

83


Artículo publicado en el blog LA CIENCIA Y SUS DEMONIOS (htp://cnho.wordpress.com) en Junio de 2010 URL: http://bit.ly/aseT5o

VIRUELA

La erradicación de la viruela como paradigma del éxito de la vacunación En 1975 se anotaba el último caso de viruela en el mundo. 8 años antes se inició una campaña de vacunación a nivel mundial con el objetivo de erradicar esta enfermedad. Fue un éxito. POR MANUEL

E Virus de la viruela observado al microscopio electrónico

l éxito de la vacunación como medida de prevención para determinadas enfermedades infecciosas está más allá de toda duda. Sin embargo existen determinados foros en los que se asegura que las vacunas son ineficaces, tóxicas e innecesarias. Los tres calificati-

determinadas enfermedades leves es conveniente vacunarse o no voy a exponer un claro ejemplo de la efectividad de la vacuna como principio de prevención de enfermedades. El caso paradigmático ha sido la vacunación contra la viruela, una enfermedad en otra

EL COSTE TOTAL FUE DE 83 MILLONES DE DÓLARES, UNA CIFRA RIDÍCULA COMPARADA CON EL GASTO DE ASISTENCIA SANITARIA QUE ESA ENFERMEDAD ACARREA vos son muy dispares entre sí, pero es que hay gran diversidad de críticas. Hemos tratado varias veces el tema de vacunas en este medio. Más allá de entrar en polémica sobre si para

84

época muy grave y en la actualidad erradicada por completo. La viruela está provocada por un virus que se transmite por contagio de un individuo a otro a través de gotitas de saliva o

de excreción nasal. El tiempo de incubación oscila entre 10 a 12 días, momento en el que empieza un malestar general con una fuerte subida de la fiebre. A los 2-4 días aparece una erupción cutánea principalmente en la cara, brazos y piernas. El curso de la enfermedad evoluciona con un agravamiento pudiéndose llegar a una mortalidad de


entre el 20-40% de los afecta- estadounidenses y rusos para pequeños brotes no controdos. Una vez contraída la virue- erradicar esta enfermedad de lados, etc. el 16 de octubre de la no existe tratamiento eficaz la faz de la Tierra mediante la 1975, se anotaba lo que sería el vacunación. El programa de eli- último caso de Bangladesh. La contra la misma. paciente llamada RahuEs muy difícil estimar el na Banu, de 3 años de número de muertes causaedad, se ha convertido das por esta enfermedad, en la última humana pero se estima en que fueque ha padecido la forron millones. Hay que tema más virulenta de la ner en cuenta que la enferviruela. Desde entonces medad ha acompañado a la no se ha identificado ni humanidad desde sus orígeun sólo caso y se da la nes. Se han encontrado sus enfermedad por erradirastros en momias egipcias, cada. El coste total fue y escrito chinos y textos de 83 millones de dósáncritos de 1000 años anlares, una cifra ridícula tes de Cristo testifican el comparada con el gasto paso de la enfermedad. Se de asistencia sanitaria estima que la cifra de muerque esa enfermedad tes por esta enfermedad poacarrea. dría haber sido de cientos Hoy la OMS pretende millones de personas. de erradicar otra enEn México, por ejemplo, fermedad de la Tierra, se calcula que 3,5 millones la poliomielitis, mal de de indígenas murieron por origen vírico que proesta enfermedad desde la voca tanto una elevada llegada de los europeos. La mortalidad como unas OMS apunta que en el sigraves secuelas. El viglo XX murieron entre 300 rus infecta el sistema a 500 millones. Sólo en el nervioso, destruyendo año 1967 se produjeron 15 neuronas, tanto a nivel millones de casos con 2 midel sistema nervioso llones de fallecimientos. central como del periféLa victoria sobre esta rico, con lo que muchos enfermedad se consiguió afectados pierden mogracias a la vacunación. La vilidad y sufren atrofia vacuna fue descubierta por de las extremidades. Edward Jenner en 1796 a partir de cepas atenuadas Mapa que muestra el retroceso de la viruela tras el Confiemos que la caminicio de la campaña de vacunación masiva. En morado del virus que infectaban el aparecen los países con casos detectados de la enfermedad paña tenga tanto éxito como tuvo en el pasado ganado vacuno. Estas cepas producían una variedad leve en minación de la viruela se inició contra la viruela y borre esta humanos, y a la vez inmuniza- en 1967, momento en que en terrible enfermedad de la Tieba a éstos contra la variedad 30 países la enfermedad era en- rra. Y que aquellos que piensan más virulenta del virus. La va- démica. La campaña había de que estas vacunas son ineficacuna se extendió rápidamente acabar en 1976. Poco a poco ces sólo desearles que nunca se en Europa y Asia, pero no con la enfermedad empezó a remi- vean afectado por uno de esos pocos problemas, tanto de pre- tir en diversos países quedando virus que podían haber evitado servación de la misma como de confinada a zonas de África oc- con una simple vacuna. • cidental y central, Brasil, Indoinoculación. Lo que aquí me gustaría des- nesia, Sudáfrica, Pakistan, India Fuentes: tacar es el esfuerzo de la OMS y Bangladesh. A pesar de los - Wikipedia y de sociedades médicas in- tremendos problemas encon- - D. A. Henderson. La erradicación ternacionales con importan- trados, núcleos de población de la viruela. Investigación y Ciente participación de médicos aislados, poblaciones nómadas, cia (1976)

85


Documento extraído del portal sobre las vacunas de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA URL: http://bit.ly/hwncZ8

VACUNAS

Seguridad de las vacunas Esta es la información que provee la Asociación Española de Pediatría, respecto al tema de la seguridad en la vacunación. Reproducimos íntegramente el documento. Es verdad, pero... Las enfermedades frente a las que vacunamos, prácticamente han desaparecido de España. Es cierto que, gracias a la vacunación universal, en España ha disminuido, en algunos casos hasta su desaparición, la frecuencia de muchas de las enfermedades frente a las que vacunamos. Entonces, ¿por qué seguimos vacunando? Existen tres razones para ello: • Estas enfermedades han desaparecido (o casi desaparecido) debido a que, precisamente, España es un país en el que se ha conseguido una

86

cobertura vacunal excelente, superior al 99% de los niños en muchas comunidades autónomas. • Muchas de las enfermedades frente a las que vacunamos en España son todavía frecuentes en muchos otros países del mundo por lo que tanto los viajeros procedentes de esos países como los españoles que viajan al extranjero, podrían introducir la enfermedad de nuevo en nuestro país. • Si las personas dejaran de vacunarse, estaríamos indefensos frente a estas enfermedades pudiendo aparecer brotes o epidemias con cientos o miles de casos. Cuando nos vacunamos estamos protegiéndonos a nosotros mismos y también a aquellas personas que por no

poder ser vacunadas (alergias graves, inmunodeficiencias, enfermedades graves....), están más expuestas y tienen mayor riesgo. Si todos nos vacunamos, creamos una barrera de personas inmunes que impiden la circulación del agente infeccioso. La mayor parte de los niños que padecen la enfermedad, están vacunados. Evidentemente esto es cierto. Las vacunas no son 100% efectivas. Si la mayoría de los niños están vacunados, cuando aparezca algún caso es más probable que se produzca en un niño en el que falló la vacunación. Pero esto es cierto sólo si se vacunan la mayoría de los >


87


> niños. En cuanto baja la canti-

dad de niños vacunados, todo cambia. Imagínese un país pequeño con 100.000 de habitantes en el que 98 de cada 100 personas tienen paraguas y dos no. Además de las 98 personas que tienen paraguas, 1 de cada 100 personas lo tiene estropeado. Por último, en este país, las personas que tienen paraguas son muy amables y ofrecen cobijarse a 3 de cada 4 personas que no tienen paraguas. Imagínese que llueve en todo el país. Se mojarán todas las personas que no tienen paraguas y no están cobijadas bajo un paraguas de otra persona (50 personas) y todas las que lo tienen estropeado (98 personas). Si miramos los datos de forma superficial podemos decir, sin equivocarnos, que en este país imaginario, se moja más gente si tienes paraguas (98) que si no lo tienes (50). Imaginemos ahora que en este país muchas personas deciden dejar de tener paraguas por que

Esta situación es la misma que se produce con las vacunas. Cuando vacunamos a los niños, no sólo protegemos al niño que esta vacunándose, sino también estamos impidiendo que el agente que causa la enfermedad esté presente por lo que protegemos también a aquellas personas no vacunadas. La diferencia es que en el caso de la vacunación, el resultado no es mojarse sino padecer alguna enfermedad que, en ocasiones produce secuelas graves e, incluso, la muerte.

CUANDO VACUNAMOS A LOS NIÑOS, NO SÓLO PROTEGEMOS AL NIÑO QUE ESTÁ VACUNÁNDOSE, SINO TAMBIÉN A AQUELLAS PERSONAS NO VACUNADAS pesa y les han convencido que la mayor parte de los que se mojan tienen paraguas. En esta nueva situación, sólo el 80 de cada 100 personas tienen paraguas y 20 de cada 100 no. El día que llueve se mojan 500 personas que no tienen paraguas y 80 personas de las que sí tienen paraguas. Las cosas han cambiado ¿no?. Ahora parece que se mojan más los que no tienen paraguas (500) y además el primer día de lluvia se mojaron 148 personas y el segundo 580.

88

Mitos y falsas ideas 1. Las enfermedades desaparecieron antes de que se introdujeran las vacunas debido a las mejoras higiénicas y sanitarias. Evidentemente, las mejoras en las condiciones higiénicas y sanitarias de un país contribuyen a disminuir la aparición de determinadas enfermedades y a que las personas enfermas puedan recuperar la salud más rápidamente y con menores secuelas.

Sin embargo hay tres datos que quizá nos ayuden a entender mejor las cosas: • Aunque la mayoría de las enfermedades prevenibles se presentan de forma cíclica (años con menos casos y años con más casos), la introducción de la vacunación masiva ha señalado un punto de inflexión en el que disminuyen espectacularmente los casos de enfermedad. • Los casos de enfermedades en las que se ha introducido recientemente la vacunación (haemóphilus influenzae tipo b, meningococo c) han disminuido drásticamente y no podemos pensar que en los últimos 10 años ha cambiado mucho la situación en España. • En aquellos países en los que disminuyó la tasa de vacunación de tos ferina (como ocurrió en Japón o en Suecia), aumentó alarmantemente el número de casos de tos ferina y, lo que es más grave, el número de fallecimientos y secuelas neurológicas por esta enfermedad. 2. Las vacunas causan efectos indeseables, enfermedades e incluso la muerte. Las vacunas en la actualidad son muy seguras y el número de efectos secundarios de


importancia es muy pequeño y, si lo comparamos con el beneficio que producen, podemos decir que este riesgo es desdeñable. Sirva como ejemplo la vacuna frente a la Difteria, el Tétanos y la Tos ferina. La vacunación puede provocar una encefalitis (en la mayor parte de los casos leve) en un niño de cada 1.000.000 de niños vacunados. Padecer cualquiera de las tres enfermedades puede ocasionar la muerte en 1 de cada 200 niños y producir una encefalitis (muchas veces grave e invalidante) en uno de cada 20 niños que la padezcan. Una de las informaciones más alarmantes para los padres es aquella que, hace unos años, saltó a los medios de comunicación indicando que podía haber una relación entre la vacunación DTP y la muerte súbita del lactante. Estudios serios a largo plazo han demostrado que esta relación era sólo una coincidencia en el tiempo (la misma relación que habría con el hecho de que el niño hubiera tomado leche o haber salido a la calle). España, uno de los países con tasas de vacunación más altas en todo el mundo, es, sin embargo, uno de los países con menos casos de síndrome de muerte súbita del lactante. 3. Algunas vacunas pueden causar autismo y otras enfermedades raras. Algunos grupos de personas que se agrupan bajo la denominación de «Grupos para la Libertad Vacunal» señalan que las vacunas son responsables de las más diversas alteraciones como el autismo infantil, el aumento de casos de cáncer, la leucemia, la esclerosis múltiple, esterilidad, enfermedad de Alzheimer, y una larguísima lista de graves enfermedades.

Todas estas afirmaciones se basan en la siguiente premisa: «desde la introducción de los programas de vacunación masiva se diagnostican más casos de todas estas enfermedades». Lo único cierto es que no hay ninguna prueba hoy en día que relacione la vacunación con estas enfermedades.

aumenta el riesgo de efectos indeseables y puede sobrecargar el sistema inmune. Uno de los argumentos utilizados contra la utilización de las vacunas y, sobre todo, de la aplicación simultánea de varias vacunas es que, al exponer al sistema de defensa del cuerpo (el

NO HAY NINGUNA PRUEBA HOY EN DÍA QUE RELACIONE LA VACUNACIÓN CON EL AUTISMO INFANTIL, EL AUMENTO DE CASOS DE CÁNCER, LA LEUCEMIA, LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE, LA ESTERILIDAD, EL ALZHEIMER... Hay que saber que: • Muchas de las enfermedades supuestamente relacionadas con la vacunación, ya existían antes de aparecer la vacuna. • El aumento que se ha producido en la frecuencia de algunas de estas enfermedades ya se había iniciado antes de la vacunación. • En muchas ocasiones, no se ha producido un aumento real de la frecuencia sino que simplemente se diagnostican mejor gracias a los avances de la medicina. • El que dos cosas ocurran al mismo tiempo, no indica que estén relacionadas. Si así fuera, podríamos hacer responsables a los programas de vacunación de la llegada del hombre a la luna o del cambio climático. • Existen otras posibles razones para este aumento de frecuencia de estas enfermedades (entre otros la supervivencia a más largo plazo de enfermos crónicos, la mayor contaminación con metales pesados, etc.) que podrían ser responsables de estas enfermedades. 4. Recibir muchas vacunas para distintas enfermedades a la vez

sistema inmune) a tantos antígenos vacunales, puede producirse una respuesta no deseada e, incluso, un mal funcionamiento de este sistema inmune. En el año 2000 se realizó un estudio para comprobar el número de anfígenos a los que se exponía un niño durante su programa vacunal, encontrando que esta cifra era de 126. Como muchas otras situaciones, si miramos esta cifra así sin más podríamos decir: «es cierto, son muchos estímulos para el sistema de defensa». Pues bien, cuando un niño tiene un resfriado común se expone al niño a entre 4 y 10 antígenos (¿cuántos resfriados tiene un niño a lo largo de su infancia?). Si padece una laringitis, se expone a entre 25 y 50 antígenos de una vez. La realidad es que, de forma natural, los niños están expuestos a una elevadísima cantidad de estímulos antigénicos para su sistema de defensa y, es precisamente este estímulo, el responsable en parte de que el sistema defensivo funcione correctamente. El Instituto de Medicina de los Estados Unidos de Norteamérica, una institución independiente no gubernamental, declaró

> 89


> ya en 1994 que el número de

antígenos contenidos en las vacunas infantiles no parece una carga apreciable para el sistema inmune. 5. Algunas vacunas contienen mercurio que es tóxico para el sistema nervioso central. Durante mucho tiempo, en la fabricación o conservación de algunas vacunas, se ha utilizado el Timerosal (una sal orgánica que contiene etilmercurio) por sus propiedades antimicrobianas. Sin embargo, desde hace unos años, se ha ido reduciendo la cantidad de Timerosal utilizado o se ha eliminado completamente sustituyéndolo por otros compuestos para la conservación y fabricación de aquellas vacunas que antes lo contenían. Hoy en día, prácticamente ninguna de las vacunas que se utilizan en los calendarios vacunales de las distintas comunidades autónomas españolas, contiene cantidades significativas de esta sustancia. ¿Es tóxico el Timerosal? Nadie ha podido demostrar que el Timerosal incluido en las vacunas interfiera con el desarrollo cerebral del feto o el

Por un principio de prudencia básico y por la alarma social que se ha creado alrededor de esta sustancia. Aunque las cantidades de mercurio a las que podía estar expuesto un niño español antes de los 14 años

EL TIMEROSAL SE HA RETIRADO POR UN PRINCIPIO DE PRUDENCIA BÁSICO Y POR LA ALARMA SOCIAL QUE SE HA CREADO ALREDEDOR DE ESTA SUSTANCIA lactante. Tampoco se ha podido demostrar una relación con enfermedades como el autismo o con el retraso del desarrollo psicomotor. Si no es tóxico, ¿por qué se ha retirado?

90

de edad por la vacunación eran muy inferiores a las que se consideran tóxicas por los diferentes organismos mundiales, una vez que ha sido posible, se ha considerado oportuna su sustitución por otros compuestos inocuos.

Efectos secundarios de las vacunas Los efectos adversos son efectos no deseados que ocurren como consecuencia de la vacunación. La mayoría de los efectos adversos producidos por la vacunación son leves y transitorios y se limitan a dolor pasajero o tumefacción en el lugar de la punción. La causa de los efectos adversos puede ser debido a la propia vacuna, a los conservantes que se añaden para mantenerla estable, los antibióticos que se añaden en ocasiones para evitar su contaminación o a otras sustancias presentes en algunas vacunas. Los efectos adversos más graves (reacciones anafilácticas o encefalopatía) son muy poco


frecuentes (aproximadamente 1 caso de cada millón de vacunas puestas) y, como se explicó previamente, mucho menos

al niño un antitérmico (Paracetamol o Ibuprofeno) y consultar con su pediatra en caso de que la fiebre se mantenga más de 24-48

LOS EFECTOS ADVERSOS MÁS GRAVES DE LA VACUNACIÓN SON MUY POCO FRECUENTES (APROXIMADAMENTE UN CASO DE CADA MILLÓN DE VACUNAS PUESTAS) Y MUCHO MENOS FRECUENTES QUE LOS PRODUCIDOS POR LA PROPIA ENFERMEDAD QUE PROTEGEMOS frecuentes que los producidos por la propia enfermedad que protegemos. Los efectos adversos más habituales son: • Dolor, hinchazón y/o enrojecimiento en el lugar de la punción Es una reacción relativamente frecuente y pasajera que puede tratarse mediante la aplicación local de una compresa fría. Si el dolor es importante, puede utilizarse un analgésico como el Paracetamol o el Ibuprofeno • Aparición de un pequeño bulto duro en el lugar de la punción Ocurre sobre todo tras la vacunación frente a la Tos ferina. Pueden ser dolorosos si los apretamos con las manos. Desaparece espontáneamente al cabo de 1 ó 2 semanas • Fiebre. Casi cualquier preparado vacunal puede producir fiebre después de su administración pero ocurre con más frecuencia después de la vacuna triple vírica (sarampión-rubeolaparotiditis) y tras la vacunación con DTPe (difteria-tétanos-tos ferina) aunque la introducción de las nuevas vacunas frente a la Tos ferina (DTPa) ha hecho que esta reacción sea menos frecuente. En el caso de la vacunación triple vírica, la fiebre suele aparecer varios días después de la vacunación (4 a 15 días después). Si aparece fiebre tras la vacunación, debe administrarse

horas o aparecen otros síntomas.

Contraindicaciones de las vacunas Las contraindicaciones vacunales son situaciones que justifican no administrar una determinada vacuna a un individuo. Conforme avanza la ciencia médica y mejoran las vacunas y su pureza, el número de contraindicaciones va disminuyendo hasta el punto de que, en la actualidad, muy pocas situaciones contraindican la vacunación. Conviene recordar que la contraindicación es frente a una vacuna y no frente a la vacunación en general. Además, en la mayoría de las ocasiones, puede sustituirse una vacuna por otra para mantener protegido al individuo sin riesgo para él. Son contraindicaciones para la aplicación de una vacuna en particular: • Fiebre superior a 40,5ºC tras la vacunación. • Reacción anafiláctica tras la vacunación. • Aparición de colapso hipotónico tras la vacunación. • Encefalopatía grave tras la vacunación. También hay que valorar de forma cuidadosa si tras la vacunación aparecen:

• Llanto inconsolable de más de 3 horas de duración. • Gran hinchazón en la zona donde se aplicó la vacuna. • Crisis convulsivas. En estas situaciones, la administración de la próxima dosis de vacuna no está contraindicada de forma absoluta pero si se deben valorarse junto con el médico para decidir como debe actuarse en la próxima revisión. Falsas contraindicaciones a la vacunación • Niños prematuros. Los niños prematuros precisan de mayor protección. El hecho de ser prematuros no sólo no contraindica la vacunación, sino que, en ocasiones, indica la aplicación de vacunas no incluidas en el calendario vacunal. • Niños con catarro, tos o febrícula. Las pequeñas afecciones respiratorias tan frecuentes en los niños no contraindican la aplicación de una vacuna. • Niños con asma o alergia. Sólo en el caso de niños alérgicos al huevo es preciso consultar con su pediatra en caso de que tuviera que vacunarse frente a la gripe o la fiebre amarilla. Para la vacunación frente a la triple vírica es aconsejable su administración bajo vigilancia médica. • Niños con epilepsia. Si la enfermedad está controlada, no supone ningún riesgo adicional la administración de la vacuna que corresponda. • Niños con enfermedades crónicas. Sólo en el caso en que la inmunidad del niño esté comprometida (por la propia enfermedad o por el tratamiento que reciba), podrá estar aconsejado suspender alguna vacunación. Sin embargo, en la mayoría de los casos se tratará de una suspensión temporal ya que es posible que en otro momento pueda estar indicada la vacunación de ese niño. •

91


Artículo extraído de la página web de la CLÍNICA DR. SANTOS URL: http://bit.ly/fDEpLB

VACUNAS

Una decisión que depende de ti Presentamos un texto sobre las vacunas y las enfermedades que previenen extraído de la página web de una clínica de medicina integrativa y biológica. Vacunar o prevenir Antes de tomar una decisión hay que valorar los riesgos reales de las enfermedades vacunables, la necesidad de la vacunación y sus beneficios personales y sociales, así como los riesgos existentes y alternativas posibles. Vacunar o no vacunar, ésta es la cuestión, Y esta cuestión no tiene una respuesta de sí o no. Yo, como padre y médico, he optado por no vacunar. Pero ésta es mi decisión personal e intransferible. Cuando, como médico, soy preguntado por la vacunación intento, en la medida de lo posible y con la mayor objetividad posible por mi parte, informar a los padres de los pros y contras. Después deben se ellos —los dos— los que tomen una decisión que, sea la que sea, respeto.

92

Pero hay que tener en cuenta que no vacunar significa mucho más que el hecho físico de no tomar unas vacunas. Significa, ante todo, una responsabilidad

riesgo del accidente que puede llevar a la pérdida de la vida. Esto nos parece razonable y nadie se escandaliza de los 4050 muertos que todos los fines

NO VACUNAR SIGNIFICA MUCHO MÁS QUE EL HECHO FÍSICO DE NO TOMAR UNAS VACUNAS. SIGNIFICA, ANTE TODO, UNA RESPONSABILIDAD QUE ASUMEN LOS PADRES FRENTE A SUS HIJOS Y FRENTE LA SOCIEDAD que asumen los padres frente a sus hijos y frente la sociedad. Implica una actitud de conciencia en lo relativo a la forma de vida, alimentación, relaciones familiares y, en general, frente a todos los capítulos que son motivo de salud o enfermedad, es decir: frente a la vida. Cuando uno decide coger el coche asume, implícitamente, el

de semana tenemos. Cualquier intervención que hagamos sobre nuestro cuerpo tiene, al igual que el coche, unos riesgos que se extienden del ámbito personal al social. En este artículo se pretende plantear dónde están los riesgos reales de las enfermedades vacunables, necesidad de la vacunación, beneficios personales y sociales en caso de hacerlo,


¿Qué es una infección? Para hablar de vacunas es absolutamente imprescindible que previamente se explique lo que es una infección. A nuestro alrededor existe una serie de microorganismos, bien sean bacterias (o las toxinas de éstas) bien sean virus que en condiciones normales, nuestro sistema, barrera de defensa, mantienen a raya y nos permiten convivir con ellos sin que suponga un problema. Sólo cuando se nos diagnostica una enfermedad infecciosa o , lo que es lo mismo, sólo cuando fracasan nuestros sistemas de barrera inmunitaria se presentan una serie de signos y síntomas más o menos característicos de cada infección.

A partir de ese momento somos conscientes de la existencia de estos organismos microscópicos y, sobre todo, de los poderosos efectos que pueden tener en nosotros. Por esta razón esos virus y bacterias los reconocemos como algo «negativo» ya que alteran nuestro bienestar. Pero es absolutamente fundamental que seamos conscientes de que en el universo, en nuestro planeta, no hay cosas buenas o malas. Sencillamente están las cosas que se necesitan para mantener un equilibrio y, por eso, cualquier alteración en este complejísimo juego de relaciones dará lugar a una respuesta frente a esa alteración que permita recuperar la armonía anteriormente existente, o bien encontrar una nueva forma de equilibrio. El nuevo estado se encuentra siempre, aunque esto suponga una daño permanente o incluso la desaparición de un ser. Evolución compartida Como bien sabemos por la ciencia, en la evolución de la vida sobre el planeta tierra se han ido desarrollando las plantas y los animales superiores, a partir de

formas de vida mucho más sencillas. Este desarrollo ha ido íntimamente ligado, siempre, a la presencia de microorganismos (MO), sin los cuales, casi con toda seguridad, podrían afirmar que la evolución sobre la tierra de los seres superiores no sería posible. Y esto es así porque durante los millones de años de evolución de todos los seres vivientes se ha ido creando una tupida red de relaciones de dependencia muy íntima entre los micro y los macro organismos, en donde la influencia mutua va permitiendo el desarrollo. Claude Bernard, eminente fisiólogo francés del siglo XIX, decía «nada es la bacteria, todo lo hace el terreno», y el propio padre de la patología celular —Virchow— afirmaba, en el mismo sentido, que bajo ningún concepto puede entenderse la enfermedad basándonos en el microorganismo. Dicho los mismo de otra manera: el que se presente una enfermedad o no es independiente del microorganismo en sí; lo fundamental es el estado general del sujeto y las manifestaciones de la enfermedad dependen

Virus de la influenza porcina

así como los riesgos existentes y alternativas posibles. No debemos olvidar, en todo caso, que las vacunas no dejan de ser un producto que se vende y con esta venta se generan beneficios, como en cualquier empresa. Por esta razón los fabricantes deben intentar colocar sus productos y nos presentan unos argumentos pensados en la venta. Es su obligación.

> 93


> fundamentalmente del estado del mismo. En una medicina en la que se trabaja sobre todo en laboratorios —es decir, sin pacientes—, resulta mucho más práctico y sencillo no ocuparse de la homeostasis o capacidad regular de la persona; lo que implicaría un estudio pormenorizado de cada caso. En cambio, es más fácil hacer lo contrario: ocuparse del causante de la enfermedad,

Los microorganismos conviven con el hombre desde mucho antes que éste existiera, por lo tanto es una simbiosis de viejos conocidos. Cosa muy diferente representan los tóxicos químicos actuales, desarrollados todos en la última millonésima de segundo de la historia de la evolución y ante los cuales el cuerpo no ha podido desarrollar sistemas enzimáticos eficaces capaces de neutralizarlos.

¿CUÁL ES LA RAZÓN PARA QUE UNA BACTERIA PASE NUESTRAS BARRERAS DEFENSIVAS Y SE DESENCADENE LA ENFERMEDAD? LA RESPUESTA NO HAY QUE BUSCARLA EN LA BACTERIA SINO EN EL ENFERMO considerando a todos los huéspedes (infectados) por igual. Todos tenemos, diariamente, contacto con miles de agentes patógenos con los que convivimos sin ningún problema. ¿Cuál es la razón para que una bacteria pase nuestras barreras defensivas y se desencadene la enfermedad? La respuesta, en la mayoría de los casos y en condiciones normales de vida, no hay que buscarla en la bacteria sino en el enfermo. Por alguna causa se produce una alteración en el medio interno que favorece el desarrollo de esta bacteria o hay una disminución de otro tipo de bacterias, que compiten con las patógenas permitiendo que estas últimas crezcan y pasen las defensas del organismo. El hecho de la patogenicidad no es, por lo tanto, una condición de los MO sino del huésped. Por ese motivo hay que diferenciar entre infección y enfermedades infecciosas. La infección no tiene por qué conducir a la enfermedad infecciosa. La infección es una situación del tejido, la enfermedad infecciosa, del organismo entero.

94

En progresiva disminución Sin lugar a dudas, las mejoras técnicas higiénicas que nuestra cultura y civilización han desarrollado han hecho que las enfermedades infecciosas hayan ido disminuyendo de manera progresiva en casi todos los ámbitos. El agua que bebemos, por ejemplo, puede ser que esté químicamente sucia, pero bacteriológicamente está casi siempre en perfecto estado por los controles puestos en marcha por las Administraciones encargadas. Las condiciones de trabajo, la higiene, tanto personal como

de los alimentos, evitan que tengamos hoy un contacto masivo con los microorganismos dañinos, y por ello situaciones difíciles de superar por nuestro sistema inmunológico. Esto podía suceder hace muchos años. Pero el problema hoy viene por las alteraciones internas del organismo que son las que abren las puertas a las infecciones. Se puede expresar de una forma gráfica y más concluyente: las bacterias no son nada más que la mecha de la bomba y no la bomba en sí. Las bacterias del suelo no crecen tampoco de una manera anárquica. Su incremento está determinado por múltiples factores, que van desde la presión atmosférica hasta la cantidad de nitratos y de humedad que pueda tener el suelo, y este crecimiento estará en función de esas condiciones. El crecimiento micelar de los hongos tampoco se realiza de forma casual sino que lo hace en función de las características del organismo que ha infectado. Prevención, mejor que nada Bajo el anterior punto de vista, el que yo personalmente y como médico asumo, si no vacuno, ¿Cómo puedo prevenir las enfermedades infecciosas? Tenemos que señalar que éstas no podemos evitarlas exclusivamente


desde la perspectiva física; por medio de medicamentos, vacunas… Lo primero que hay que tener en cuenta es que los niños precisan de unas referencias sociales que éstas sólo pueden darlas claramente los padres. • El primer aspecto a tener en consideración es la alegría en el trabajo. Una razón, una meta por la que están haciendo realmente las cosas. Y esto sólo puede realizarse con alegría cuando el adulto dispone de tiempo tanto para lo laboral como lo familiar. • La familia y los hijos no pueden ser el lugar donde proyectamos nuestras frustraciones personales y laborales ni donde, por el estrés acumulado o por lo que sea, dejamos de tener conciencia de nuestro papel. Los padres somos el modelo a través del cual nuestros hijos van a empezar a mirar el mundo. Esto no debemos olvidarlo jamás, pues es nuestra máxima responsabilidad, en todos los sentidos, incluido el de su salud. • El segundo aspecto es el de obrar con seguridad. Debemos actuar siempre de acuerdo con nuestra conciencia. Si ante un niño con fiebre yo no manifiesto nada más que miedo, debo darle aquellos productos en los que yo confío: antitérmicos, homeopatía, fitoterapia… El miedo es el peor de los aliados. • El tercero de los aspectos es la actividad física. Paseo, ejercicios, deporte… nos ayudan a mantener el necesario vigor tanto físico como psíquico y con ello obtenemos una mayor resistencia frente a las enfermedades. Pasar horas ante los televisores, por ejemplo, es una manera de facilitar un debilitamiento del cuerpo y de la mente. • Un hecho frecuente que debería ser evitado en cualquier circunstancia es el de fumar en

el coche con los niños. La cantidad de sustancias nocivas que llegan a inhalar, como fumadores pasivos, es enorme y esto en un momento además en el que la actividad constructora del organismo es máxima. • Los cambios de temperatura, sobre todo en invierno, deben ser siempre tenidos en cuenta a la hora de prevenir enfermedades. Una sencilla forma de potenciar la enfermedad infecciosa es mantener a los niños en espacios cerrados a 25-26 grados de temperatura con una mala ventilación (¡hay que ahorrar energía¡): no debemos olvidar que nuestra salud también depende de eso). Y posteriormente dejarlos salir sin abrigos de forma conveniente. Las habitaciones ideales han de tener una temperatura que ronde los 20 grados centígrados, deben contar además con una buena renovación del aire y una humedad de en torno al 50% para mantener un buen estado de salud. • La alimentación representa un capítulo muy importante por sí misma. En cualquier caso sólo quiero recordar que el abuso de hidratos de carbono de cadena corta favorece las infecciones, o dicho de otra forma: debilita

en todos los sentidos: por el placer que nos ofrecen y los beneficios para nuestra salud que nos reportan. Se trata de educarlos, en suma, en este sentido como en todos los otros. • Los ritmos. En el universo todo funciona mediante ritmos. En el ser humano en concreto los fenómeno cronológicos son conocidos desde hace miles de años y por casi todas las culturas. El niño en particular es además muy sensible a la pérdida de ritmos. Los momentos para comer, jugar, acostarse…, deben ser claramente marcados y respetarlos. Esto no sólo va a favorecer al niño en el presente y en el futuro, sino que también nos favorece a nosotros los padres, que podemos planear nuestro tiempo, al que también tenemos derecho. No debemos olvidar que, cuando menos duerme un niño, mas agitado está y menos reclamará la cama. Fiebre pos vacuna Por último, si has decidido vacunar a tus hijos, me gustaría alertarte sobre una costumbre muy extendida; la de darle a los niños algún antitérmico ante el menor síntoma de fiebre des-

LA COSTUMBRE DE DARLE A LOS NIÑOS ALGÚN ANTITÉRMICO ANTE EL MENOR SÍNTOMA DE FIEBRE DESPUÉS DE LA VACUNACIÓN ES UN CLARO ERROR MÉDICO. LA FIEBRE NO ES ALGO FORTUITO nuestro sistema inmunológico. Cuanto menos manipulados estén los alimentos que consumimos, mucho mejor para nuestra salud. Es muy importante en este sentido llevar a cabo una buena educación dietética con los niños, que les ayude a no dejarse llevar por las modas pasajeras y a valorar los alimentos

pués de la vacunación. Esta costumbre es, bajo mi punto de vista, un claro error médico, por muy extendida que esté. La fiebre no es algo fortuito: nuestro sistema inmunitario ha necesitado miles de años para generar algo como la fiebre. Ésta es la base de gran parte de la respuesta inmunológica de

> 95


> nuestro organismo frente a las infecciones. Si la vacunación no es más que la introducción. Bacterias o virus más o menos atenuados, ¿qué sentido inmunológico tiene borrar la respuesta febril? Es mejor que el niño esté un día «tontín» con algo de fiebre (en casa jugando o descansando) que darle antitérmicos para que pueda seguir funcionando de cara al exterior, pero no interiormente. OPINIONES CONTRAPUESTAS Es indudable que ha habido una reducción drástica de enfermos y fallecidos por enfermedades infecciosas en el mundo, pero, ¿han sido las vacunas las causantes o es la mejora general de las condiciones de vida? La Organización Mundial de la Salud (OMS) las apoya decididamente, pero cada vez hay más médicos, como el Dr. Santos Martín, que las cuestionan. ¿Las vacunas son antinaturales? OMS - No, al contrario, las vacunas simplemente están utilizando las leyes de la naturaleza. Gradualmente la ciencia ha ganado perspectiva sobre algunos de los mecanismos básicos utilizados por la naturaleza para prevenir y para curar enfermedades infecciosas. Pero mientras los agentes infecciosos intactos a menudo causan enfermedades graves e incluso la muerte antes de que el cuerpo pueda movilizar sus defensas para estimular los mecanismos de defensa naturales de la manera mas eficaz, con un daño mínimo sobre el cuerpo. DR. MARTIN - Todo lo que sea imitar a la naturaleza no deja de ser un remedo. En esta imitación se usan productos que nada tienen que ver con la infección propia: conservantes,

96

esterilizantes… Productos que se han cultivado y de cuya pureza en particular con los virus, no podemos tener una garantía plena. Al usar cultivos animales no podemos excluir la posibilidad de contagio con priones, proteínas sin ácido nucleico, que son resistentes a todos los medios terapéuticos hoy conocidos. Se introducen proteínas ajenas al organismo y a la bacteria. Por eso, entre otras cosas, no podemos decir que la vacuna sea natural. Tendríamos que definir qué es natural, en todo caso. ¿Son peligrosas las vacunas? OMS - Aunque en general las vacunas son extremadamente seguras, no hay ninguna vacuna que carezca completamente de efectos adversos. Pero no deberíamos perder de vista que por cada muerte o lesión de invalidez permanente causadas por la vacunación muchos millones de casos de enfermedad y muerte fueron prevenidos sin daños significativos. La gran mayoría de efectos adversos son menores. Tales casos ocurren aproximadamente del 1 al 30% de los casos, dependiendo de la vacuna. DR. SANTOS - Los riesgos que contraemos están asociados a la producción, conversación, atenuación. No son grandes, pero son: La pregunta de si la

¿Por qué debo vacunar a mis hijos? OMS - Las Vacunas son la mejor protección posible contra las enfermedades que nos conciernen. Su hijo correrá un riesgo mucho más alto de contraer la enfermedad que otros niños ya vacunados. Este riesgo sobrepasa ampliamente el pequeño inconveniente y los riesgos extremadamente pequeños por los que está preocupado. DR. SANTOS - Los niños no son sencillos de explorar y no tienen aún un sistema inmunitario maduro. En todo caso, es preferible la vacunación cuando el S. I. pueda asumir mejor el papel, la enfermedad suponga un riesgo real (tétanos en niños de pecho es absurdo) y los posible efectos indeseables se pueden descubrir con más facilidad. El precio de las vacunas El precio de las vacunas es polémico. El coste de unidad es en general bajo, inferior en muchos casos al de un paquete de tabaco, como dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero su uso masivo asegura una gran mercado condicionado por la presión mediática. OMS - Las vacunas tradicionales, como las incluidas en los programas nacionales de inmunización, son muy baratas.

EN ESTADOS UNIDOS EL PRECIO DE LAS VACUNAS INCLUYE EL CÁLCULO DE LO QUE TENDRÁN QUE PAGAR LAS EMPRESAS POR LAS POSIBLES INDEMNIZACIONES vacuna conlleva más riesgos que la infección propia no es posible responderla de manera general. Hay enfermedades que nunca representaron ningún problema y desde que disponemos de vacunas se usa el miedo para su uso.

Otras drogas médicas son en general mucho más caras. Una total protección contra las enfermedades infecciosas comunes puede conseguirse por el precio de un paquete de cigarrillos e incluso menos. Las vacunas modernas que están basadas en


tecnología médica avanzada, rigurosos procesos de seguridad y ensayos médicos muy amplios, son considerablemente más costosas; todo el proceso de desarrollo requiere usualmente el equivalente de varios cientos de millones de dólares americanos. Como seguro de vida o investigación de la salud, incluso estas vacunas no pueden considerarse caras. DR. MARTÍN - Toda empresa debe ganar dinero para seguir existiendo. Si lo que venden son vacunas, el marketing, se hará para su uso y cuanto más se consuman, mejor para la empresa. En Estados Unidos el precio incluye el cálculo de lo que tendrán que pagar las empresas por las posibles indemnizaciones. La industria farmacéutica es de las más poderosas y la población, por lo general, está predispuesta a dejarse influir. Hay que tener en cuenta que la propaganda a favor de las vacunas es infinitamente mayor que las que se pueda hacer en su contra. Pero no podemos olvidar que detrás de esta publicitación de la

necesidad de la vacunación hay intereses económicos importantes, mientras que detrás de los que no la aceptan no los hay. ¿Qué es una infección? Una cuestión de equilibrio. En todo momento estamos en contacto con millones de agentes patógenos con los que convivimos diariamente sin darnos cuenta ni padecer síntoma ni enfermedad alguna. ¿Cuál es la razón por la que una bacteria o virus pasa nuestras barreras defensivas y desencadena la enfermedad? La respuesta, en la mayor parte de los casos y en condiciones normales de vida, no hay que buscarla en los microorganismos en sí, sino en la persona que ha enfermado. Algo ha cambiado en el medio interno del enfermo que favorece al desarrollo de esa bacteria como por ejemplo, una disminución de otro tipo de bacterias, que compiten con las patógenas favoreciendo el crecimiento de éstas últimas y la superación de las defensas del organismo. La patogenicidad en sí no es,

por tanto, una condición de los microorganismos, sino que ésta depende del huésped, de su estado físico general. Pero lamentablemente nuestra medicina, cerrada en muchos casos en los laboratorios, está mas centrada en los microorganismos que en las personas, por la sencilla razón de que es más complejo ocuparse de la homoestasia o capacidad regular del organismo. Hay que tener en cuenta además que centrarse en el paciente exige tiempo y prevención, mientras que la lucha contra las bacterias genera dinero. Difteria Los efectos sociales de las vacunaciones masivas se manifiestan en esta enfermedad de manera explícita: en Alemania, la difteria bajó en poco tiempo de 100.000 enfermos/año a finales del siglo pasado, hasta 25.000 enfermos/año antes de la Primera Guerra Mundial. En 1925 comienzan las vacunaciones y paralelamente a esto el número de enfermos sube, alcanzando un

>

97


> máximo de 100.000 en el año 1945 (con seguridad influyen también los factores de la Segunda Guerra Mundial). Inmediatamente después comienza una disminución del número de casos y cabe recordar que después de la guerra, no había una buena alimentación y que las vacunas dejaron de emplearse de manera masiva durante bastante tiempo. Entre 1970 y 1978 se realizan campañas de vacunación masiva que no tienen la más mínima influencia positiva sobre el número de enfermos, más bien lo contrario: después la curva sigue disminuyendo de forma progresiva. A finales de los 80 hubo otro intento de realizar vacunaciones masivas porque un niño había fallecido de difteria. Este niño procedía de una comuna marginal. La difteria es un ejemplo claro de la inutilidad histórica de las vacunaciones masivas. Los efectos negativos de la vacunación: - Provocación de enfermedad infecciosa en el Sistema nervioso central (SNC) - Imitación de la difteria con efectos neurotóxicos. - Daños en el SNC como consecuencia de reacciones inmunológicas sobre los vasos sanguíneos cerebrales. La frecuencia de estos efectos negativos no es alta 1:135.000 (1:700.000), pero los efectos son importantes.

Virus de la gripe

Gripe El número de agentes capaces de causar una infección gripal es enorme: posiblemente más de 300. La vacuna no es efectiva contra la mayoría de estos agentes; sólo manifiesta eficacia contra las infecciones que estén provocadas por virus de la Influenza. La gripe se presenta en forma de epidemia y

98

en ocasiones como pandemia (Europa 1918, 200 millones de afectados y unos 10 millones de muertos). Afecta a todo tipo de población, pero en general es una infección que no requiere más que reposo, calor y líquidos. Los grupos de mayor riesgo son los menores de cinco años y los mayores de 50. La eficacia de esta vacuna oscila entre 30-80%. La vacuna actúa mejor en la población joven, con buen estado general y que se vacuna regularmente. O lo que es lo mismo: el colectivo donde la vacuna no es necesaria. Las complicaciones se presentan en 1:10.000 casos. El corto periodo de incubación de la gripe y su facilidad de transmisión —por vía aérea o por contacto directo— hace que se la denomine «disturbio súbito en la salud pública».

frecuencia son vacunadas personas que se encuentran en el periodo de incubación de una gripe. Estas presentan asiduamente una infección gripal particularmente severa y además se concierten en agentes altamente contagiosos ya que el sistema inmunitario se encuentra debilitado por la 1ª infección. Los beneficios económicos que esta vacuna produce son los únicos seguros. Hepatitis Hepatitis A: desde 1992 existe una vacuna que ofrece una protección de unos cinco años. No se conocen efectos secundarios significativos (shock, adenopatías, reacciones locales, neuropatías…..) y éstos no son frecuentes. La pregunta fundamental es si es necesaria: en edades tempranas, la hepatitis.

LA EFICACIA DE LA VACUNA DE LA GRIPE ES SUPERIOR EN EL COLECTIVO DONDE LA VACUNA NO ES NECESARIA El 50% de las personas vacunadas contra la gripe experimentan posteriormente una fuerte afección catarral. Con

Apenas causa sintomatología mientras que en los adultos sí, por lo que mejor es padecerla en su momento. La contaminación


del virus se produce a través de objetos (toallas, WC….) dentro de grupos con baja higiene. También puede producirse a través del agua, alimentación, helados, ensaladas. Hepatitis B: puede desarrollar una cirrosis hepática que puede acabar en un cáncer de hígado. La vacuna se viene usando desde hace unos 20 años y los estudios epidemiológicos muestran que no hay una disminución significativa del número de afectados. Se ha planteado que quizá no sea la vía sanguínea (inyecciones) la más importante en la transmisión de la enfermedad sino la sexual. Es muy cara: uno de los lobbys farmacéuticos más importantes del mundo está procurando su uso generalizado. Hepatitis C: Conocida desde hace poco tiempo (antes se llamaba —no A no B—). Afecta a unos 400 millones de personas y como tiene una evolución más lenta que el sida no ha presentado aún toda su magnitud. Globalmente el 20% de los afectados fallecen al generar un cáncer de hígado. Las vías de contagio son poco claras. La segura es a través de transfusiones y posiblemente la sexual. La vacuna es aún un reto. La variabilidad genética del ARN del VHC (Virus Hepatitis C) hace que la eficacia no sea alta. Un 15% de los infectados en fase aguda generan una respuesta inmunitaria celular, lo que hace confiar en la posibilidad de la vacuna. La eficacia de la misma está por demostrar. Los primeros resultados de las vacunas recombinantes estarán a finales de este año. Paperas Es tan poco peligrosa que en ningún país es necesario declararla. Por eso desconocemos las cifras reales o aproximadas de SU INCIDENCIA. En cualquier caso, desde que se tiene la

vacuna, una enfermedad banal, que se pasaba untando aceite con un pañuelo alrededor del cuello y disfrutando de unos días en casa, ha pasado a tener riesgos altos de provocar terribles inflamaciones testiculares y la consiguiente esterilidad, o incluso una meningitis no bacteriana (uno de cada diez enfermos). Desde la introducción de la vacuna los casos de paperas se han incrementado, pero lo peor es que estas también se asocian a meningoencefalitis. En 1992 fueron retiradas del mercado dos vacunas contra las paperas, realizadas con virus

UNO DE LOS LOBBYS FARMACÉUTICOS MÁS IMPORTANTES DEL MUNDO ESTÁ PROCURANDO EL USO GENERALIZADO DE LA VACUNA DE LA HEPATITIS B atenuados, ya que se comprobó que la frecuencia de meningitis era hasta 20 veces mayor de lo que las estadísticas dan como normal (1:100.000). Otro problema conocido detrás de esta vacunación es la pancreatitis con la consecuencia de una diabetes infantil. Las paperas, una vez pasadas, dejan una inmunidad casi de por vida: solo un 1% de los que la han pasado vuelven a caer. En la ciudad suiza de Altstatten hubo una epidemia de paperas en los años 1992 y 1993. De 482 alumnos en 7 y 17 años, había 446 vacunados y de éstos, ocho habían sido vacunados dos veces. Enfermaron 128 niños; 116 de los vacunados (26%) y 12 de los no vacunados (33 %). Entre los enfermos se encontraban los 8 que habían sido vacunados dos veces. Las

complicaciones fueron siempre casos de meningitis —uno en el grupo de los no-vacunados y seis en el de los vacunados—. Estos resultados nos indican que la eficacia de esta vacuna es prácticamente nula. Los efectos negativos de esta vacuna no son fácilmente reconocibles ya que se aplica asociada a la rubeola y sarampión. Suele producirse una parotitis mono o bilateral hacia las dos semanas de la vacunación. Poco frecuentes son las orquitis. Mucho menos frecuente es la aparición de trastornos auditivos y la antes mencionada diabetes tipo I como consecuencia de la pancreatitis. Poliomelitis En España enferma en 1990 el último niño con polio. Desde entonces se han producido casos de poliomilitis posvacunal. Cabe preguntarse si después de tantos años sin tener ningún afectado por esta enfermedad se justifica el que se sigan realizando vacunaciones masivas. La polio ha disminuido tanto en países donde la vacunación era obligada (como la antigua RDA) como en países donde no lo es, o incluso donde no es usual, como en Inglaterra. Hay casos como el del archipiélago de Madeira, donde la enfermedad era casi desconocida. Desde la introducción de la vacuna de forma generalizada en 1965 se presentaron en el plazo de siete años 81 casos con 12 muertes. En Río de Janeiro pasaron de 80 casos/año a 700 con las vacunaciones masivas. En Alemania, la disminución tan importante del número de casos que se producen desde 1961 no puede ser debida a la vacunación oral. Tiene que tener otras causas. Esta vacuna ha sufrido numerosas variaciones. Se ha empleado de forma oral y se ha pinchado.

> 99


> Ha causado daños tanto a los que la han usado como a los familiares de los usuarios. Los problemas se manifiestan a nivel del SNC y periférico. En EEUU se ha reconocido, después de vacunar a 40 millones de personas, que enfermaron más de 500 personas del SGB, con 25 casos de muerte.

Mycobacterium Tuberculosis

Rubeola Se trata de una enfermedad poco importante que frecuentemente es pasada sin que la persona que la padece se entere. Su sintomatología es un catarro pero con una manifestación cutánea en forma de puntos o manchas rojizas así como inflamación de los ganglios linfáticos. En principio esta vacuna no está pensada para evitar la enfermedad. La idea fundamental es que las mujeres se encuentren inmunizadas ya que pasar esta enfermedad durante el embarazo podría provocar trastornos importantes en el feto. Los conocimientos actuales permiten afirmar que la mitad de los vacunados, al menos padecerán por segunda vez esta enfermedad. Este hecho significa que la prevención que se supone a esta vacuna durante el embarazo no es cierta y por lo tanto sería bastante más razonable dejar pasar esta enfermedad en la infancia. Además, cabe decir que hoy en día rara es la pareja que no planifica cuándo tendrá un hijo, por lo que se puede hacer previamente una determinación del título de anticuerpos para que , en caso de que éstos sean muy bajos, pueda realizarse la vacunación si se desea. De esta manera podrían ahorrarse casi el 90% de las vacunaciones. En cualquier caso la posibilidad de tener rubeola durante el embarazo y que ésta desencadene la embriopatía es mínima. Justo es

100

reconocer que los efectos de la misma son terribles en el feto. Sarampión Esta enfermedad ha sido y debe seguir siempre vista como absolutamente inocua Por eso, el argumento de la necesidad de la vacunación no se centra en la enfermedad sino en las posibles complicaciones de la misma, como la encefalitis. La frecuencia con que se presenta ésta es de 1:1.000. Como bien conocían nuestros antepasados, un sarampión pasado en los primeros

enfermedad en los bebes —entre 1988 y 1989 se produjo un incremento del 423% en el número de sarampiones declarados—, de manera que la mortalidad es diez veces superior a la de Europa. El ejemplo norteamericano es idéntico al producido en otros grupos de poblaciones diferentes como en Gambia o en la antigua RDA. De forma inesperada la esperanza de la OMS de eliminar esta enfermedad antes del año 2000 no sólo no se cumple sino que al parecer a mayor vacunación mayores problemas.

LA VACUNACIÓN NO DEJA UNA MEMORIA INMUNOLÓGICA DE POR VIDA (AL CONTRARIO QUE PASAR LA ENFERMEDAD), LA ÚNICA SOLUCIÓN ES LA DE REALIZAR PERMANENTES VACUNACIONES CADA DIEZ AÑOS años de vida no supone ningún problema. Por el contrario a mayor edad del enfermo mayor posibilidad de padecer encefalitis. Si tenemos en cuenta que la vacunación no deja una memoria inmunológica de por vida (al contrario que pasar la enfermedad), la única solución propuesta para evitar las complicaciones de esta enfermedad es la de realizar permanentes vacunaciones cada diez años. Pero lo peor es que la argumentación de alcanzar un tanto por cien elevado de población vacunados para eliminar la enfermedad no sólo no funciona sino que se muestra altamente peligrosa: Norteamérica, con un 98% de la población vacunada, debería haber eliminado la enfermedad. Pero la realidad muestra que, en todos los aspectos, siguen presentándose casos. Como las madres vacunadas no ofrecen el efecto protector sobre sus hijos (al contrario también que si se pasa la enfermedad) se esta viendo un incremento importante de esa

En Suiza hay un movimiento médico cada vez más importante, opuesto a esta vacunación en concreto. Argumentan que el efecto protector de la misma está mal definido en el tiempo y de esta forma, una enfermedad inocente de la infancia, puede convertirse en algo peligroso según incrementa la edad. Tétanos Debido a la progresiva mecanización social y la consiguiente eliminación de los animales, el número de bacilos del tétanos ha disminuido de forma muy considerable. Para que se produzca esta enfermedad se necesita el contacto directo entre el bacilo y la persona, por lo que epidemias de esta enfermedad no pueden darse; es decir, no se trata de una enfermedad contagiosa. Si miramos las curvas estadísticas de Alemania podemos comprobar que desde 1950 hay una progresiva disminución de esta enfermedad. Entre los años 70 y 80 se produjeron


vacunaciones masivas que no han producido alteraciones en las curvas estadísticas de la enfermedad. La vacunación es algo personal pero en cualquier caso no debería realizarse antes del primer año de vida, mejor aún en el tercero cuando la posibilidad de herida es más real, el sistema inmunológico está más desarrollado y cualquier efecto secundario se puede apreciar inmediatamente. Este tipo de vacunación es diferente de las típicas ya que no empleamos bacilos debilitados o muertos sino la toxina de éstos. La seguridad de esta vacuna, en cuanto a posibles efectos secundarios, es alta, si bien pueden producirse alergias a sustancias que acompañan a la misma. Suelen llevar aluminio como conservante y este metal es cada vez sospechoso de ser el responsable de enfermedades degenerativas del sistema nervioso central.

que frecuentemente los niños pasan esta enfermedad, tos durante semanas, sin que suponga esto una molestia importante. Esta vacuna (la DTP) ha dado lugar a múltiples controversias. Mientras algunos médicos afirman su inocuidad, otros le atribuyen hasta casos de muerte y daños cerebrales irreparables. De hecho existen en algunos países comisiones de seguimiento de los daños por esta vacuna. Los efectos negativos de esta vacuna son a nivel del sistema nervioso central, manifestaciones que se presentan a las pocas horas de la vacunación, en raros casos en la primera semana. La encefalopatía provocada por esta vacuna suele manifestarse por un chillido agudo permanente del niño que se muestra inconsolable. Se han descrito casos de muerte súbita (SIDS) sobre todo en niños entre 1 y 12 meses.

Tosferina En principio, no se trata de una enfermedad grave, ya que tiene un tratamiento eficaz con antibióticos (eritromicina) y con otras muchas formas de medicinas no alopáticas. La gravedad de los ataques ha ido disminuyendo de tal forma

Tuberculosis Si observamos las curvas de mortalidad de Alemania hasta 1950, cuando se introducen las terapias antibióticas y las vacunaciones (masivas entre los años 70 y 80 en niños de 1012 años) vemos una permanente disminución del número de

fallecidos por esta enfermedad. Desde el momento en que se introducen las vacunas, la curva se horizontaliza: aparecen más casos. Esto sólo tiene una interpretación y es que la enfermedad estaba disminuyendo de manera progresiva e independientemente de las medidas médicas que se adoptaron. El motivo por el que la tuberculosis viene desapareciendo hay que buscarlo en las medidas higiénicas sociales, en una alimentación más variada y en unas condiciones laborables y de vivienda mucho mejores, y al creciente cuidado que los ganaderos han tenido con sus vacas. Para contagiarse se precisa un contacto muy íntimo con el enfermo, siendo el estado inmunológico de la persona a contagiar determinante para que el contagio pueda tener lugar o no. Los problemas de esta vacuna son básicamente los de producir abcesos en el lugar de la inyección, en los ganglios linfáticos, o penetrar a nivel óseo, produciendo osteítis y osteomielitis. En raros casos produce una tuberculosis diseminada, pudiendo estar asociada a una meningitis. •

101


Artículo publicado originalmente en el diario EL CORREO en Agosto de 2009 URL: http://bit.ly/frxrpJ

AUTISMO Y VACUNAS

Una ‘conejita’ contra las vacunas Artículo publicado en las Crónicas de Magonia, la sección agosteña de misterios del diario El Correo. POR LUIS ALFONSO GÁMEZ

J

Ilustración: Iker Ayestarán

enny McCarthy lanzó en junio de 2007 una campaña contra la vacuna frente al sarampión, las paperas y la rubeola. Muy popular en Estados Unidos por haber posado desnuda para la revista Playboy, anunció que su hijo Evan, nacido en 2002, era autista y que la vacuna triple vírica le había causado la enfermedad. La neumática rubia es desde entonces la cara bonita del frente antivacunación, un movimiento que ha conseguido que cada año se registren en EE UU más casos de esas tres enfermedades y que algunos padres 102

renuncien a inmunizar a sus hijos por miedo. El autismo es un trastorno incurable que afecta al desarrollo cerebral normal de las habilidades sociales y de comunicación. Quien primero lo relacionó con la triple

vírica fue el cirujano británico Andrew Wakefield en un artículo publicado con otros autores en

JENNY MCCARTHY LANZÓ EN JUNIO DE 2007 UNA CAMPAÑA CONTRA LA VACUNA FRENTE AL SARAMPIÓN, LAS PAPERAS Y LA RUBEOLA 1998 en la revista médica The Lancet. Tras examinar doce casos de niños autistas, concluyó que existía un vínculo entre la administración de la vacuna y la aparición del mal. El trabajo tuvo un gran impacto en Reino Unido. En lo diez años siguentes, el índice de vacunación bajó del 92% al


85%, y los casos de sarampión pasaron de 58 a 1.348.

MUCHOS DENUNCIANTES SE CONSIDERAN VÍCTIMAS DE UNA VASTA CONSPIRACIÓN URDIDA POR EL EJECUTIVO Y LAS FARMACÉUTICAS Cuando el miedo se exportó a EE UU, 5.500 padres de autistas exigieron al Gobierno en junio de 2007 indemnizaciones por entender que la enfermedad está causada por la triple vírica. Muchos denunciantes se consideran víctimas de una vasta conspiración urdida por el Ejecutivo y las farmacéuticas. La creencia de que las vacunas causan autismo se debe, en parte, a que los familiares suelen detectar los primeros síntomas del mal a la

misma edad en que los niños reciben la triple vírica. «No obstante, que ambos eventos ocurran alrededor del mismo tiempo no significa que el uno provoque el otro», sentencian los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU. Falsificación de datos Diez de los coautores de la investigación dirigida por Wakefield retiraron en 2004 su firma del artículo que había desatado la tormenta, y The Lancet publicó una rectificación poniendo en duda las conclusiones. Todos los estudios posteriores han descartado la conexión entre la triple vírica y el autismo, y, además, una investigación del periodista Brian Deer reveló en febrero pasado que Wakefield había falsificado los datos del alarmante trabajo original. Pero nada de esto importa al movimiento antivacunación.

McCarthy y su novio, el actor Jim Carrey, persisten en su cruzada a pesar de que en abril de 2008 ella anunció que su hijo Evan había superado el autismo. Los médicos que han examinado al pequeño dicen que no, que en su momento fue diagnosticado erróneamente. Mientras tanto, sigue creciendo en EE UU el número de víctimas del sarampión, las paperas y la rubeola: desde

MCCARTHY Y SU NOVIO, EL ACTOR JIM CARREY, PERSISTEN EN SU CRUZADA A PESAR DE QUE EN ABRIL DE 2008 ELLA ANUNCIÓ QUE SU HIJO EVAN HABÍA SUPERADO EL AUTISMO que la conejita emprendió su campaña, se han registrado 204 muertes y 47.454 casos no letales (ACTUALIZACIÓN: 622 muertes y 72.475 casos no letales), según una web que lleva el recuento (http://www.jennymccarthybodycount.com). Cabe su-

poner que algunos padres no han vacunado a sus hijos por hacer caso a una modelo que en 2006, antes de empezar a decir que el suyo era autista, contaba por los platós de televisión que era un niño de cristal, un nuevo salto en la evolución humana dotado de poderes como la telepatía y la capacidad de recordar vidas pasadas. • 103


Artículos publicados en el blog DIARIO DE UNA MAMÁ PEDIATRA (http://dra-amalia-arce.blogspot.com) URL: http://bit.ly/eVWmoB http://bit.ly/cfWij2 http://bit.ly/a0rM4z http://bit.ly/hkSBOG http://bit.ly/dN1iz8

VACUNAS

Vacunas sí, vacunas no Presentamos varios artículos sobre la vacunación de una mamá pediatra. Experiencias en la consulta y reflexiones personales. POR AMALIA ARCE

E

l pasado domingo día 19 de abril (2009) compré El Periódico porque el Dr. GarcíaTornel, del que soy fiel seguidora, salía en una entrevista a dos bandas, en la que una periodista hacía una misma pregunta a un defensor de la vacunación como él y a una persona contraria a la vacunación (en este caso el señor Juan Manuel Marín). La entrevista de El Periódico daba pie a respuestas largas que tuvieron que ser abreviadas, aunque no sé si se abreviaron de forma ecuánime para los dos entrevistados (respuestas completas al final de los artículos). Aunque todo en esta vida es tributario de revisión, y las vacunas no son diferentes en este sentido, como pediatra me da rabia leer algunas respuestas

104

del señor Marín, sobre todo teniendo en cuenta que los periódicos los puede leer cualquiera y no siempre con espíritu crítico o capacidad de contrastar las opiniones. Dos ejemplos: • A la pregunta 2 ¿Qué sentido tiene vacunar a un niño de infecciones de poca incidencia como la Hepatitis B? La respuesta es: No tiene ningún sentido. ¿Por qué vacunar a un bebé contra la Hepatitis B, que es una enfermedad asociada a prácticas de riesgo como la toxicomanía? Sí, claro... lo que se deja es que otras prácticas de riesgo bastante más frecuentes que las drogas inyectadas con jeringuilla como son las relaciones

sexuales sin protección son la principal vía de transmisión... y si se miran las tasas de embarazo adolescente, se pueden dar cuenta que hay bastantes relaciones sin protección. • A la pregunta 6 ¿Las familias que no vacunan a sus hijos se arriesgan? La respuesta es: Con las condiciones de vida actuales en Europa, no corren grandes riesgos... En Europa y aquí en Barcelona, siguen muriendo niños por meningitis o por tos ferina por ejemplo... enfermedades en gran medida prevenibles con la vacunación. Está claro que el tétanos es más frecuente en África que aquí... pero bajar la guardia me parece peligroso.


Es muy importante el fenómeno de la inmunidad de grupo, por la cual si un niño no está vacunado, es díficil que adquiera la enfermedad porque la mayoría de niños con los que se relaciona sí que lo están y al no adquirir la enfermedad, difícilmente se la transmitirán a los no vacunados. Y esto puede dar una falsa sensación de falta de riesgo. Si las vacunaciones caen en picado... para algunas enfermedades de poco va a servir que estemos en Europa. Seguridad de las vacunas Estoy en medio de la montaña en un curso. Es un curso que la Societat Catalana de Pediatria organiza cada año a modo de jornadas intensivas de formación. Abarca 4 días (con descanso del domingo) desde el viernes pasado a mañana martes, y se hace en un hotel que no tiene desperdicio y donde van los jugadores del Barça a concentrarse en el Montseny. Esta semana os voy a taladrar con las cosas que aprendo aquí. El sábado hicieron dos charlas consecutivas sobre vacunas. A raíz de la epidemia de gripe A

y su vacuna y de cómo se gestionó administrativamente, ha habido cierto revuelo popular que ha acabado perjudicando a las campañas vacunales en general. Las vacunas y los programas

ESTAMOS EN UNA ÉPOCA EN LAS VACUNAS PUEDEN SER VÍCTIMAS DE SU PROPIO ÉXITO de vacunación son una de las estrategias preventivas más beneficiosas en salud pública. Desde una perspetiva sanitaria, pero también social es una de las intervenciones más coste-efectivas. Es decir que es más rentable a todas las escalas (económica, social, sanitaria) vacunar que pasar la enfermedad. Si no fuera así para los estados, no os engañéis: no serían gratuitas. Sin embargo hay que asumir dos conceptos: ninguna vacuna es totalmente segura, y ninguna vacuna es totalmente efectiva. No obstante, ponderando riesgos, se vacunan enfermedades en las que el riesgo de tener problemas graves si se contrae la

enfermedad es superior al riesgo vacunal. La viruela se erradicó gracias a la vacuna. Enfermedades como el sarampión han bajado a límites muy bajos. Sin embargo estamos en una época en las vacunas pueden ser víctimas de su propio éxito. El máximo beneficio de la vacunación se obtiene cuando se consiguen elevadas tasas de cobertura, es decir cuando el mayor número posible de niños está inmunizado, ya que se consigue la inmunidad de grupo, que incluso protege a niños que no están vacunados o que lo están parcialmente (por ejemplo a los bebés más pequeños). Las vacunas son productos biológicos, y por tanto no están exentas de reacciones adversas. Estas reacciones son en su mayoría muy leves. Raramente se producen reacciones más severas. Lógicamente contra más dosis de vacunas se ponen (es decir cuantos más niños se vacunan), más posibilidad de encontrar efectos no deseados. Para la aprobación de una vacuna se establecen unos controles de seguridad muy estrictos

> 105


> previamente a su comercializa-

ción y se hace un seguimiento posterior a la misma. De hecho, todas las vacunas actuales tienen un adecuado perfil de seguridad. Y no obstante todos los pediatras estamos al acecho por si aparece alguna reacción no deseada, y comunicarla a las autoridades pertinentes. Uno de los estudios médicos que más perjudicó a las vacunas fue uno que se publicó en la prestigiosa revista médica Lancet, que firmaba el Dr. Wakefield. Lanzaba una hipótesis en la que relacionaba la vacuna triple vírica con el autismo. Este artículo ha dado argumentos durante años a los grupos antivacunales. Con el paso de los años, se han realizado muchos estudios en este sentido, sin encontrar hallazgos que fueran a favor de esa hipótesis. La teoría se ha ido refutando, los propios autores han ido renegando del estudio, llegando hasta el punto que la revista ha retirado el artículo original (algo insólito) en febrero de este año. Rechazo a la vacunacion ¿Qué pasa cuando unos padres no quieren vacunar a su hijo? Aunque en líneas generales pueden pasar muchas cosas, generalmente es común que no

incluso en ellos, es posible muchas veces escaquearse alegando motivos religiosos (esto ocurre por ejemplo en EEUU). Hay circunstancias que han hecho que se incrementen las dudas sobre la vacunación en algunas familias:

TODAS LAS FAMILIAS QUIEREN LO MEJOR PARA SUS HIJOS. LOS QUE RECHAZAN LA VACUNACIÓN LO HACEN DE FORMA ESTUDIADA. NO EN VANO SUELEN SER GENTE FORMADA, DE NIVEL ECONÓMICO MEDIO-ALTO Y CON LAS IDEAS CLARAS ocurra nada. Las vacunas en nuestro país son recomendadas pero no son obligadas por ley, ni tampoco para asistir al colegio, ni para recibir asistencia médica. En algunos países sí que existe la obligación, pero

106

• La introducción de nuevas vacunas y por consiguiente la aparición de nuevos efectos secundarios. • La amplia difusión mediática cuando se produce algún problema en relación con las vacunas.

• Calendarios vacunales con un número creciente de vacunas, que además se ponen en muy poco tiempo. • Ausencia de percepción de riesgo real respecto a algunas enfermedades (como ya no suele haber sarampión, se obvia el riesgo). • Facilidad para la difusión de mensajes alarmistas o posiciones antivacunales utilizando la red (y ya se sabe, la gente consultamos antes a internet que a nuestros médicos) • Difusión de una «cultura natural» que afirma que es mejor pasar las enfermedades de forma natural (es decir, que para estar inmunizado contra la varicela es mejor pasar la enfermedad que vacunarse contra ella) • Cuestionamiento del papel ético de la industria farmacéutica.


Cuando en las consultas, una familia declara que no quiere vacunar al niño, se genera una situación de tensión que altera la relación médico-paciente. No todas las situaciones son iguales, pero un pediatra muy comprometido con la vacunación es posible que no quiera tenerlos como pacientes (yo conozco algún compañero que lo hace), sobre todo si la negativa es firme y abarca a todas las vacunas. Uno de los problemas de rechazar a estos padres como pacientes, es la preocupación por qué va a pasar con ese niño. Me explico. Fácilmente pueda caer en manos de personas que ejerzan medicinas alternativas o paramedicinas, con el consiguiente riesgo para su salud. Yo he vivido escasamente esa situación. Sobre todo porque he trabajado muy poco en atención primaria. Salvo algún caso aislado en el que no querían vacunar (y sí, afecta a la relación médicopaciente, son visitas incómodas), la mayoría lo que proponían era retrasar el calendario o no administrar determinadas vacunas inicialmente (como la Hepatitis B). El rechazo parcial al calendario o la adaptación a otro ritmo son más frecuentes que el rechazo total. Por ejemplo una de las que no se suelen rechazar es la vacuna contra el meningococo, supongo que porque sigue habiendo casos de meningitis y la gente no quiere asumir ese riesgo. Un riesgo que parece absurdo con el sarampión (y hay brotes de vez en cuando y puede dar complicaciones serias) o la tos ferina (enfermedad de la que yo he visto morirse a dos niños). Todas las familias quieren lo mejor para sus hijos. Los que rechazan la vacunación lo hacen de forma estudiada. No en vano suelen ser gente formada, de nivel económico medio-alto y con las ideas claras. El principal

motivo por el que lo hacen es por el miedo a los efectos adversos, junto a una baja percepción de riesgo de enfermedad. El bajo riesgo se percibe porque hay pocos casos en nuestro medio de algunas enfermedades (justamente por la cobertura vacunal). Me gustaría saber qué harían estas familias en un país en vías de desarrollo donde la posibilidad de contraer una enfermedad prevenible mediante vacunación es más palpable que en nuestras latitudes. Tal como dijo el ponente de la sesión sobre rechazo vacunal: «El miedo no es infeccioso pero sí contagioso». Brote de sarampion en Barcelona (Diciembre 2010) Hace pocos días hemos recibido una alerta sanitaria conforme estamos ante un nuevo brote de sarampión en la región sanitaria de Barcelona. En los últimos días se han confirmado al menos 11 casos de niños comprendidos entre los 8 meses y los 16 años, y una mujer de 35 años, que es la madre de uno de los primeros casos. Lo interesante del caso y que me gustaría transmitir es

pautas vacunales y tendremos que adaptar los circuitos hospitalarios para que estos pacientes no compartan el espacio (consultas, salas de espera) con otros niños. El sarampión es causa de importante mortalidad en países en vías de desarrollo. Aproximadamente 300.000 niños mueren cada año por complicaciones del sarampión en países con deficientes condiciones higiénicas, nutritivas y sanitarias (y sin acceso a las vacunas). La enfermedad está causada por un viruus de la familia paramixovirus, subfamilia morbillivirus. El reservorio es el ser humano, de forma que la transmisión se produce de persona a persona, por las secreciones respiratorias. El periodo de incubación dura unos 10-14 días. Empieza a ser contagioso en el periodo prodrómico o preexantemático y persiste la contagiosidad hasta 4-5 días después de brotar el exantema característico. La inmunidad es duradera, por lo cual el sarampión sólo se pasa una vez en la vida. Las 3 fases clásicas del sarampión son:

NINGUNO DE LOS CASOS ESTABA VACUNADO: UNOS POR MOTIVOS DE EDAD (Y ESTOS SON LOS GRANDES PERDEDORES DE TODA ESTA HISTORIA) Y OTROS POR SER DETRACTORES VACUNALES que ninguno de los casos estaba vacunado: unos por motivos de edad (y estos son los grandes perdedores de toda esta historia) y otros por ser detractores vacunales. El sarampión es una enfermedad del grupo de las exantemáticas, extremadamente contagiosa. En estos días, si se confirma un caso en algunos grupos habrá que adelantar

• Periodo prodrómico: Se produce la fiebre y los síntomas respiratorios de vías respiratorias altas. También es muy característica la conjuntivitis. La cara adopta un aspecto característico (abotargado, congestionado, con los ojos rojos) que se conoce como facies sarampionosa. En esta fase, el diagnóstico es posible si se observan las manchas de Koplik, que son unas

> 107


> pequeñas lesiones blanquecinas

por dentro de la mucosa de la boca (como azúcar salpicado) y que son exclusivas del sarampión. En medicina cuando un signo o síntoma es exclusivo de una enfermedad, es decir que nos da el diagnóstico, se dice que es patognomónico. Las manchas de Koplik son patognomónicas del sarampión. • Periodo exantemático: Se acentúan todos los síntomas anteriores y aparecen las lesiones en la piel características. El exantema se inicia en la cara y después va bajando por el resto del cuerpo. Las lesiones se hacen confluyentes hasta originar grandes extensiones enrojecidas. • Periodo de declinación: Fase donde van desapareciendo los síntomas y puede aparecer una descamación cutánea (esto ocurre también en otras enfermedades exantemáticas como por ejemplo la escarlatina) Las complicaciones pueden ser diversas aunque las más severas son la neumonía y la encefalitis (afectación del sistema nervioso central), que a su vez son las que engrosan las causas de mortalidad asociadas al sarampión.

Enfermo de sarampión

Curiosamente, en el documento que ha difundido la Generalitat, se hace referencia a un blog de un médico de familia, que aquí os adjunto (http://bit. ly/gOm8FY). Aunque no tiene nada que ver con el tema que nos ocupa, está bien que las administraciones vayan fijándose en la información que hay en los blogs para difundir sus noticias. La vacunación sistemática contra el sarampión se introdujo aquí en el año 1981. La enfermedad desde entonces prácticamente ha desaparecido, existiendo un plan para erradicarla. Es una enfermedad tan

108

poco frecuente que yo pude ver en directo y no a través de lo que cuentan los libros mis primeros casos profesionales en el brote del otoño del 2006. Durante toda mi formación MIR no había visto a ningún niño afecto de sarampión. Y mira que llegué a ver niños. En realidad, llegado el año 2006, sólo contaba con mi propia experiencia como enferma, pues pasé el sarampión con 5 añitos, allá por el año 1979. Es curioso pero tengo algún recuerdo de entonces: las monjas llamando a mi madre porque me había puesto enferma en el cole, las fiebres altas, la cara como un tomate, la fotofobia,... Afortunadamente la superé sin complicaciones y en el brote de hace 4 años, estaba con mi gran barrigón de último trimestre totalmente tranquila, pues mi inmunidad es para siempre y esos mismos anticuerpos en aquel momento también protegían dentro de mí a la pequeña Irene en sus últimas semanas de vida uterina.

Como os decía con la alerta del año 2006 nos pusimos las pilas como tenemos que hacer ahora. Entonces la experiencia que ahora también tenemos algunos médicos medio jóvenes, sólo la tenían los pediatras de más edad, pues como os digo fue una enfermedad que se dejó de ver en las consultas en los años 80. Estos médicos sénior nos enseñaron las características del sarampión, nos enseñaron a ver el Koplik y a reconocer el exantema. Espero que nos sea de utilidad en estos momentos. En España se han producido diversos brotes epidémicos. En Barcelona y Tarragona, el de otoño-invierno 2006-2007 produjo 381 casos confirmados, sobretodo en no vacunados. En ese momento se decidió adelantar la vacunación de los 15 a los 12 meses. Recientemente hubo un brote en Granada, que además resultó bastante polémico porque un juez obligó a los padres a vacunar a los niños para acotar el brote. También en Francia viven una situación


actual de brote con más de 2000 casos confirmados. La vacunación contra el sarampión se administra en la vacuna triple vírica, que es muy eficaz y de la cual se administran 2 dosis: una a los 12 meses y otra a los 3-4 años. La cobertura vacunal en nuestro medio es alta a pesar de la influencia que tienen algunos grupos antivacunales. El problema es cuando el virus penetra en poblaciones no vacunadas por edad, en este caso los menores de 1 año, que además son los que tienen más riesgo de complicaciones. En este grupo, si hay un contacto se adelantará la vacuna a partir de los 6 meses y luego se les administrarán sus dos dosis habituales, es decir que acabarán llevando 3 dosis porque la primera, antes del año, no confiere inmunidad duradera. La vacuna triple vírica está compuesta por los virus atenuados contra sarampión, parotiditis (paperas) y rubeola. En un futuro, es posible que se convierta en cuatrivírica, e incluya la vacuna contra la varicela, que actualmente se administra aparte, aunque muchas veces en el mismo momento por la compatibilidad. Al ser una vacuna de virus atenuados, puede dar un amago de enfermedad a los 7-12 días de ponerla con una leve fiebre y alguna vez con un pequeño exantema cutáneo. Nada que ver con las ostentosas manifestaciones del sarampión.

No queremos vacunar a nuestro hijo En uno de mis días de pasar consulta en el centro médico tuve una revisión de una lactante de 2 meses. La madre me advirtió que no tenían intención de vacunar a la niña por el momento. A los 2 meses por lo general, se inicia el calendario vacunal de vacunas sistemáticas

recomendadas por las sociedades científicas. Este calendario se revisa periódicamente y cada año el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) publica sus recomendaciones en un formato que seguramente muchos habréis visto en las consultas. En las revisiones del calendario se efectúan algunos cambios en función de la incorporación de nuevas vacunas o del momento en el que se administran. A partir de las recomendaciones, cada comunidad autónoma determina su propio calendario, con algunas variaciones entre ellas, por lo general de poca relevancia.

ESTAS CONDUCTAS —NO VACUNAR— A MÍ ME PARECEN MUY EGOÍSTAS, PUES NO VACUNAN A SUS HIJOS PORQUE CUENTAN CON LA INMUNIDAD DE GRUPO Es verdad que algunas vacunas pueden ser «discutibles» (como por ejemplo la del rotavirus, ya hablaremos de eso) o podrían ponerse en otro momento. Pero a grandes rasgos, el calendario está muy bien pensado. Las vacunas no son obligatorias «por ley» como lo es por ejemplo hacer la declaración de la renta. Incluso aunque previamente a la escolarización nos «exijan» el carnet de vacunaciones, un niño no vacunado no puede quedar exento de escolarización. En España somos muy conscientes de la importancia del control pediátrico y de la vacunación y esto hace que tengamos unos índices bajísimos de enfermedades prevenibles por medio de vacunas,

aunque estas enfermedades no están erradicadas en el mundo y existen también en nuestro país. Además con la gran movilidad social (nosotros viajamos, otros vienen a nuestro país), pueden producirse epidemias como la epidemia de sarampión que hubo en otoño del 2006 aquí en Barcelona. Una vacuna consiste en la administración de forma inyectada u oral de gérmenes debilitados o muertos, o partes de ellos (a veces artificiales), de forma que nuestro cuerpo genera anticuerpos y es capaz de defenderse frente a la enfermedad si es que algún día entra en contacto. Los grupos que no quieren vacunar a sus hijos argumentan que temen los efectos secundarios de las vacunas, que es cierto que existen aunque en proporción muy baja. No obstante, el riesgo de contraer una enfermedad grave de las prevenibles es bastante mayor que el riesgo de los efectos secundarios (y por eso se vacuna...) A la mamá que no quería vacunar le expliqué todos los argumentos y le rebatí los suyos. Estas conductas a mí me parecen muy egoístas, pues no vacunan a sus hijos porque cuentan con la inmunidad de grupo. Me explico: como la cobertura vacunal es tan grande en nuestro país, es difícil que las enfermedades penetren en el grupo, con lo cual los niños vacunados acaban haciendo de «escudo» de los que no lo están. Para acabar de rematarlo, la mamá de la bebé, de origen canadiense, me explicó que en su país y en prácticamente todo el Norte de América, vacunar a los niños es obligatorio y no hacerlo te puede llevar incluso a la cárcel o a que te acusen de negligencia para con tu hijo...¡Qué narices! ¡Olé nuestro país de libertades! •

109


Mi respuesta completa a las preguntas de la periodista POR SANTIAGO GARCÍA TORNEL

A

unque hoy va a ser un poco rollo les transcribo textualmente lo que le envié a la periodista G. Tramullas de El Periódico. Me siento un poco incómodo por no haber sido «más agresivo» pero, en fin, eso es lo que hay y no cambiará la manera de pensar sobre las vacunas. Segons el decret de vacunacions sistemàtiques de la Generalitat, es recomana que una criatura de 12 mesos porti a sobre 6 tipus diferents de vacunes (DTPa, VPI, VHB, Hib, MCC, TV). ¿Això és el més sa pel seu organisme? Antes que nada quiero hacer constar que la vacunación ha sido uno de los avances más importantes de la Pediatría. Lo que ha ocurrido, según la revista Pediatrics —la más importante del mundo en esta especialidad— es que «están muriendo de éxito». La viruela ha desaparecido, no se ven paralíticos, las embarazadas no tienen hijos con retraso mental al estar vacunadas de la rubeola, etc. Esta «ausencia» de enfermedades en nuestro entorno ha llevado a creer que ya no existen aunque los padres se sorprenden todavía de que haya escarlatina, por ejemplo. Los calendarios vacunales los recomienda el Ministerio de Sanidad de acuerdo con los especialistas de Salud Pública. En España se da la paradoja de que cada comunidad autónoma tiene su propio calendario, hecho inaudito. Los calendarios vacunales se ajustan de acuerdo a los tipos de vacunas y a los recursos 110

económicos. Las fechas de vacunación se unifican para que todo el mundo tenga y recuerde el mismo patrón de administración. El pediatra debe seguir esas recomendaciones aunque yo, y esa es una opinión personal mía y no represento a nadie en estos momentos, la vacuna de la Hepatitis B la retrasaría hasta pasado el año porque en ese momento se podrían administrar la Hepatitis A y B juntas. El temor a las vacunas viene dado por su posible alteración del sistema inmunológico del niño y porque algunas de ellas llevaban coadyuvantes para mantener su efecto potencialmente peligroso como el tiomersal. Respecto al número de vacunas es porque algunas de ellas protegen de enfermedades que los padres ni siquiera conocen. Si preguntamos contra qué protege la vacuna del Hib nadie lo sabrá; si añado Haemophilus influenzae tipo b tampoco creo que lo sepan. Este germen provoca meningitis con graves secuelas que han desaparecido tras la introducción de la vacuna. A la Catalunya del segle XXI, quin sentit té vacunar els nens de malalties que gairebé no tenen incidència, com la polio? La globalización y el aumento de la movilidad está produciendo dos fenómenos desapercibidos por la población. Por un lado tenemos enfermedades infecciosas emergentes o recién descubiertas las cuales causan serios problemas de salud local o internacionalmente. En los últimos 20 años se han

http://bit.ly/dLFivn

descubierto más de 30 nuevos gérmenes productores de nuevas enfermedades. Por otro lado, se consideran enfermedades reemergentes aquellas supuestamente controladas, en franco descenso o prácticamente desaparecidas, que vuelven a

LAS VACUNAS TIENEN DOS FUNCIONES: UNA, PROTEGER AL PROPIO INDIVIDUO Y, LA OTRA, IMPEDIR LA TRASMISIÓN A OTRAS PERSONAS constituir una amenaza sanitaria por ejemplo la tuberculosis, la Hepatitis B o la tos ferina. Las vacunas tienen dos funciones: una, proteger al propio individuo y, la otra, impedir la trasmisión a otras personas. Dejar de vacunar de enfermedades no erradicadas, como la viruela, supondría dejar desprotegida a la población y desencadenar una pandemia. Hi ha alternatives a la vacunació sistemàtica? Quines? Els pares estan prou informats? El orden de administración de algunas vacunas puede cambiarse, retrasarse o adelantarse. La vacunación sistemática no es obligatoria aunque en centros escolares pueden rechazar la incorporación de un niño no vacunado excepto por una causa justificada (alergia, alteración de la inmunidad). En EEUU se ha creado recientemente una polémica muy interesante. El


Dr. Williams Sears es un popularísimo pediatra que ha escrito un libro con un esquema alternativo de vacunas al calendario recomendado por la Academia Americana de Pediatría (Método alternativo de vacunaciones del Dr. Bob) que ha recibido una crítica importante de esa entidad en enero de 2009. Los padres están relativamente informados de las vacunas. Conocen las «clásicas» pero no tienen una idea muy general del porqué de la vacunación de otras más recientes como Hib, meningococo o neumococo (causantes de enfermedades invasivas como neumonías o meningitis) El debat sobre la vacuna del papil.loma pot arribar a dur a una revisió del calendari de vacunacions sistemàtiques? Conceptualmente la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) supone un hito histórico en la medicina. Sería la primera vez que un cáncer podría prevenirse con una vacuna hecho que no había ocurrido

CONCEPTUALMENTE LA VACUNA CONTRA EL VPH SUPONE UN HITO HISTÓRICO. SERÍA LA PRIMERA VEZ QUE UN CÁNCER PODRÍA PREVENIRSE CON UNA VACUNA jamás. Esta vacuna está en pleno debate por muchas razones y, más concretamente, por desconocimiento. No se sabe cuántas dosis son necesarias, cuánto tiempo dura la protección, si protegerá realmente dentro de 30-40 años contra el cáncer de cuello uterino, si alterará las condiciones del cuello uterino y favorecerá la agresividad a

otros serotipos. Por otro lado es una vacuna muy cara, puede dar una falsa seguridad de estar completamente protegida cuando hay otros serotipos no incluidos en la vacuna que también pueden provocarlo y no evita que la mujer siga haciéndose revisiones. Finalmente, ¿por qué todo «le cae» a la mujer? Esta es una infección de transmisión sexual (ITS) y la mujer se infecta al tener relaciones con un varón. ¿Por qué no se vacuna también al varón? Quin paper juguen les grans farmacèutiques en el disseny dels plans de vacunació (si és que en juguen algun) a nivell mundial? Las empresas farmacéuticas invierten cantidades ingentes de dinero en I+D para la producción de antibióticos y/o medicamentos. Algunas están más especializadas en las vacunas al requerir un proceso diferente de fabricación, evaluación, producción, conservación y distribución. Sus esfuerzos van dirigidos a lograr paliar los desastres infecciosos (millones de muertos cada año) que, en muchos casos, cuesta avanzar como en el SIDA y paludismo. Los laboratorios farmacéuticos son empresas y, como tales, han de ganar dinero. Sus esfuerzos, todo hay que decirlo, van encaminados a productos rentables. En pediatría existen numerosas enfermedades llamada huérfanas o raras a las que se dedica muy poca atención. Hi ha cada cop més famílies que dubten de la necessitat de vacunar els nens. Ho considera un actitud arriscada? Este fenómeno ocurre por ignorancia, no porque los padres sean ignorantes. Gracias a la vacunación sistemática da la impresión de que muchas de estas enfermedades ya no existen

o han desaparecido. En estos momentos hay bebés ingresados con tos ferina contagiados por sus padres por haber perdido la inmunidad de las vacunas que les pusieron de pequeños. Hay constancia de bebes fallecidos recientemente por esta infección transmitida por los padres. Procuro hacer una reflexión a los padres cuando no quieren vacunar: ¿se atreverían a estar durante largo tiempo con su bebé en el África subsahariana sin ningún tipo de protección? Hay padres acérrimos de la vacunación, otros acérrimos de no vacunar y otros «mediopensio-

¿SE ATREVERÍAN A ESTAR DURANTE LARGO TIEMPO CON SU BEBÉ EN EL ÁFRICA SUBSAHARIANA SIN NINGÚN TIPO DE PROTECCIÓN? nistas» yo creo que hablando con ellos explicando ventajas y desventajas de las vacunas se puede llegar a un acuerdo en que el pediatra está tranquilo por tener a un paciente vacunado correctamente —aunque se haya modificado la pauta de vacunación— y los padres también porque se ha hecho según sus creencias. Mi reflexión con ellos, es que ante vacunas nuevas y poco conocidas, no hay que ser el primero pero tampoco el último.

Santiago García Tornel es Jefe Clínico de Pediatría del Hospital Sant Joan de Déu y además trabaja como Profesor Asociado de la Universidad de Barcelona. Cuenta sus experiencias en el blog Reflexiones un Pediatra Curtido http://drgarcia-tornel. blogspot.com/

111


Artículo publicado en el blog LA CIENCIA Y SUS DEMONIOS (http://cnho.wordpress.com) URL: http://bit.ly/cg4HW3

VACUNAS

La eficacia y los efectos secundarios de las vacunas en cifras Estas son las cifras de la evolución de algunas enfermedades en España durante los últimos años. Los datos han sido obtenidos de la base de datos de enfermedades de declaración obligatoria del Instituto Nacional de Estadística español. POR MANUEL

E

ste artículo va a mostrar en cifras la variación de cinco enfermedades infecciosas para las que existe vacuna en el período 1986-2007 en España. Los datos han sido obtenidos de

Gripe La gripe es una enfermedad producida por un virus que ocasiona una mortalidad muy variable dependiendo de la cepa que pro-

LOS DATOS HAN SIDO OBTENIDOS DE LA BASE DE DATOS DE ENFERMEDADES DE DECLARACIÓN OBLIGATORIA DEL INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA ESPAÑOL la base de datos de enfermedades de declaración obligatoria del Instituto Nacional de Estadística español. Para este primer análisis he tomado como enfermedades modelo la gripe, la tos ferina, y las tres que incluye la vacuna triple vírica: sarampión, rubeola y paperas.

112

voque la epidemia estacional. Cada otoño empieza una campaña de vacunación contra las cepas esperadas ese invierno. La vacuna se recomienda a personas mayores de 65 años, que es donde se produce el 95% de la mortalidad de la gripe, así como pacientes inmunodeprimidos o

que sufran alguna afección respiratoria y/o cardiaca. En el año 1986 la gripe afectó a 4.555.662 personas bajando especialmente a partir del año 2000. De esta forma en el año 2007 las personas afectadas fueron de 681.988, lo que supone el 15% de los afectados a finales de la década de los 80. Si las tasas de mortalidad se mantuvieron dentro de la media, en el 2007 se produjeron unas 4.000 muertes menos por gripe que las acontecidas en 1986. Tos ferina Esta enfermedad está producida por la bacteria Bordetella pertussis que provoca una enfermedad del aparato respiratorio,


Número de casos

especialmente de vías altas. Pero si la enfermedad no se detecta en su fase temprana puede complicarse a neumonía y transformarse en una enfermedad muy grave. La tos ferina es considerada una enfermedad de niños de países subdesarrollados, donde provoca una elevada mortalidad, ya que las campañas de vacunación la ha arrinconado en el llamado

primer mundo. Sin embargo, muchas personas no vacunan a sus niños, o bien no cumplen el calendario de vacunaciones (se necesitan 3 dosis para la completa inmunización) lo que provoca con frecuencia brotes en países desarrollados. En estos momentos se está produciendo uno de esos brotes en la ciudad de San Diego y suburbios, donde ya hay 4.500 niños afectados y 9 muertos. En EspaGripe ña se produjeron un total de 55.841 casos de tos ferina en 1986,

mientras que sólo se dieron 564 casos en el año 2007, lo que significa un éxito de la campañas de vacunación contra esa enfermedad. Paperas Las paperas o parotiditis es una enfermedad vírica que afecta sobre todo a las glándulas parótidas, que se localizan en la mandíbula, donde producen una típica hinchazón. Las paperas es una enfermedad leve en niños, pero muy seria en adultos porque el virus ataca los testículos y puede producir infertilidad. Pese a su levedad entre el 2-5% de los casos se produce pancreatitis, entre un 20-50% de los casos hay

>

Año

Número de casos

Tos ferina

Número de casos

Paperas

Año

Año

Número de casos

Sarampión

Número de casos

Rubeola

Año

Año

Evolución del número de afectados en España en el período 1986-2007. Fuente: Instituto Nacional de Estadística

113


> infección testicular, alrededor

del 15% acaba en meningitis (una de sus complicaciones más graves) y en 1 de cada 20.000 produce sordera. Tiene una tasa de mortalidad de 1 en cada 10.000 casos. La vacunación ha disminuido los casos desde los 50.994 en el año 1986 hasta los 1.677 en el año 2003. En ese año empezó a repuntar la enfermedad y en el año 2007 se produjeron 10.343 casos. Esta subida se da en jóvenes que no reciben la tercera dosis de vacuna, que se ha de suministrar a los 11-12 años, ya que la vacuna triple vírica no produce inmunidad para las paperas de por vida si no se recibe esa tercera dosis. Olvidar esa dosis pone en peligro al paciente de contraer la enfermedad en la etapa fértil.

a nivel mundial se han reducido de 873.000 a 345.000. En África y Pacífico Occidental es donde se producen el mayor número de casos y de fallecimientos a nivel global. A partir de las campañas de vacunación esas cifras han disminuido tremendamente. Según la OMS el número de afectados en África en 1980 fueron de 1.240.993 mientras que en 2005 se dieron 316.224. El número de fallecimientos también bajó de forma considerable, un 75% en cinco años, y eso a pesar de que los indicadores socio-económicos y sanitarios de los países afectados no han mejorado significativamente. En la zona del Pacífico Occidental la vacunación ha supuesto una disminución desde los 1.319.640 casos en 1980 a los 128.016 del 2005.

Sarampión

Rubeola

El sarampión es una enfermedad vírica que afecta fundamentalmente a niños de corta edad. Se caracteriza por un exantema cutáneo (manchas de color rojizo en la piel) y fiebre muy elevada, cercana o ligeramente superior a los 40ºC. En algunos casos se produce inflamación pulmonar o cerebral. La tasa de mortalidad del sarampión

La rubeola es una enfermedad vírica que produce ligera fiebre y unos ligeros exantemas cutáneos. En la mayoría de los casos, y cuando afecta a niños, la enfermedad es leve. Solamente en 1 de cada 1.000 casos se produce una sobreinfección bacteriana que puede producir neumonía o meningitis. Pese a lo leve que es la rubeola para

EL NÚMERO DE FALLECIMIENTOS POR SARAMPIÓN BAJÓ UN 75% EN CINCO AÑOS, Y ESO A PESAR DE QUE LOS INDICADORES SOCIO-ECONÓMICOS Y SANITARIOS DE LOS PAÍSES AFECTADOS NO HAN MEJORADO SIGNIFICATIVAMENTE es de 1 por cada 1.000 casos en países desarrollados, de un 10% en países subdesarrollados y del 30% en personas inmunodeprimidas. Desde que se iniciaron las campañas de vacunación el número de muertes

114

los niños, esta enfermedad es grave en mujeres embarazadas. Una mujer en las 20 primeras semanas de gestación que entre en contacto con una persona enferma de rubeola tiene un 90% de posibilidades de

contagiarse y un 40-70% de probabilidades de pasar la infección al feto. Esto produce más de un 20% de abortos espontáneos y una probabilidad cercana al 60% de provocar malformaciones al feto. Las mujeres con más de 20 semanas de gestación tienen muy pocas posibilidades de sufrir efectos secundarios por el virus, y las mujeres vacunadas no tienen prácticamente ninguna posibilidad de sufrir ninguna complicación. La agencia de la salud de EEUU calcula que si la población sigue vacunándose al ritmo actual la rubeola podría ser erradicada de ese país este mismo año. Ya, ¿y los efectos secundarios de las vacunas? Alguien puede decir que hago trampa por presentar sólo las bondades de las vacunas y omito los efectos secundarios. Bueno, en primer lugar he decir que esas bondades no son reconocidas por muchos. A pesar del peso y la contundencia de esos datos muchos siguen pensando que las vacunas no suponen ningún beneficio. En segundo lugar, no me voy a callar los efectos secundarios, simplemente voy a comparar algunos de los datos que he encontrado en diferentes agencias que hacen públicas las estadísticas como el INE, la OMS o UNICEF. Hay que tener en cuenta que las agencias sanitarias siguen haciendo un seguimiento de los efectos secundarios (que son de declaración obligatoria) y reportando todos los casos a las autoridades. Y este seguimiento se hace tanto a corto, medio, como largo plazo. En la actualidad contamos en nuestra sociedad con el mayor número de ancianos de la historia, elevándose


la esperanza de vida la mayoría de los países de nuestro planeta. La mayoría de esas personas han sido vacunadas

convulsiones febriles. Los casos de autismo se han demostrado como falsos, al reconocerlos el autor del artículo publicado en

SE HAN SUMINISTRADO 500 MILLONES DE DOSIS DE LA VACUNA TRIPLE VÍRICA A NIVEL MUNDIAL, LO QUE SEGÚN UNICEF HA SUPUESTO SALVAR 1.4 MILLONES DE VIDAS DE NIÑOS EN EL MUNDO contra multitud de enfermedades: poliomielitis, viruela, tuberculosis, tétanos, tifus, difteria, cólera, etc, y los efectos secundarios de las mismas a largo plazo se han mostrado como despreciables. La vacuna triple vírica ha de suministrarse en dos dosis para ser eficaz, la primera al año de edad del niño, la segunda a los 4-5 años. La vacuna de las paperas requiere una dosis de refuerzo a los 11-12 años de edad, de no suministrarse se entra en el peligro de verse expuesto a la enfermedad en la etapa fértil (ese el motivo del pequeño repunte observado en España a finales de la década 2000-2010). Se han suministrado 500 millones de dosis de la vacuna a nivel mundial, lo que según UNICEF ha supuesto salvar 1.4 millones de vidas de niños en el mundo. En EEUU se han dispensado 52 millones de dosis lo que ha evitado unos 17.400 casos de retraso mental y 5.200 muertes debidas a las enfermedades prevenidas por la vacuna. Como contrapartida la vacuna triple vírica tiene efectos secundarios. En un 10% de casos produce una ligera fiebre y decaimiento general que pasa en dos o tres días, en un 5% se produce un ligero dolor en el lugar de la inyección. Los efectos secundarios más graves denunciados han sido autismo y

Lancet. Falseó y exageró los resultados. Los casos de convulsiones por fiebres son ciertos. Se producen por una respuesta exagerada del sistema inmune y se dan en 4 de cada 10.000 vacunados. En la inmensa mayoría de los casos hay una recuperación total tras la administración de paracetamol u otro antipirético. Se producen casos más graves en un 1% de ese 4 por 10.000. Un problema asociado a esta vacuna, como en todas aquellas que emplea huevo en su fabricación es la posible alergia a éste por parte del paciente. Por ello es importante realizar las pruebas de alergia antes de la vacunación (cosa que se efectúa en los niños que

de Guillain-Barré (GBS) que es un transtorno neurológico grave como consecuencia de una respuesta autoinmune severa, en la que el sistema inmune ataca los nervios del paciente. Este síndrome también se produce como efecto secundario de la infección por el virus de la gripe, por lo que parece que la responsabilidad recae en la exposición al propio virus, más que en algún otro componente de la vacuna. La vacuna contra la tos ferina forma parte de una vacuna más compleja constituida por una vacuna de triple acción contra el tétanos, la tos ferina y la difteria, llamada DTPc. Esta vacuna se administra a niños menores de 2 años. Posee un 80-90% de efectividad entre los vacunados. Es una de las vacunas más polémicas y más atacada por los grupos anti-vacuna. Sus efectos secundarios son de dolor en la zona de inyección y ligera fiebre en el 1% de los casos y convulsiones, letargia y alergia en 1 de cada 10.000. Tras las denuncias de grupos anti-vacuna se

ALGUNOS PAÍSES RETIRARON LA VACUNA DTP POR LAS PRESIONES SOCIALES, PERO HAN TENIDO QUE VOLVERLA A INTRODUCIR DEBIDO A QUE SE HAN PRODUCIDO SERIOS BROTES DE TOS FERINA EN LAS ZONAS DONDE SE HA DEJADO DE VACUNAR siguen control pediátrico). La vacuna contra la gripe estacional provoca dolor y enrojecimiento en la zona de administración en el 20% de los casos, pero sólo produce fiebre débil en el 1-2% de ellos. Se han reportados casos de anafilaxis por alergia al huevo a algún otro de sus componentes y en 1-2 de cada millón de pacientes se produce el Síndrome

llevaron a cabo estudios que demostraron estadísticamente que no hay relación entre la DTPc y los casos de muerte súbita o lesión cerebral en bebés. Algunos países retiraron la vacuna por las presiones sociales, pero han tenido que volverla a introducir debido a que se han producido serios brotes de tos ferina en las zonas donde se ha dejado de vacunar. •

115


Entrevista publicada en el blog ESCUELA DE SALUD (http://eds.nireblog.com/) en Mayo de 2008 URL: http://bit.ly/guzL6g

VACUNAS

Entrevista con un ex-investigador de la vacuna Entrevista a una persona que trabajó durante muchos años en los laboratorios de las más importantes casas farmacéuticas y los Institutos Nacionales de Salud del gobierno americano. Prefiere conservar su anonimato (a pesar de eso, reproducimos íntegramente el documento). POR JON RAPPOPORT. TRADUCCIÓN DE ADELA KAUFMANN

P: Usted estaba una vez seguro que las vacunas eran el sello de la buena medicina. R: Sí, lo estaba. Yo ayudé a desarrollar algunas vacunas. No diré cuáles. P: ¿Por qué no? R: Quiero conservar privacidad.

mi

P: ¿Así que usted piensa que pudiera tener problemas si habla públicamente? R: Yo creo que pudiera perder mi pensión. P: ¿En base de qué? R: Las razones importan. Estas personas tienen maneras de causar problemas, sobre todo si fue alguna vez «parte del Club». Yo conozco a una o dos personas

116

que fueron puestas bajo vigilancia, que fueron acosados. P: ¿Acosados por quien? R: El FBI. P: ¿Realmente? R: Efectivamente. El FBI usó otros pretextos. Y el IRS puede venir, también.

LAS PERSONAS NECESITAN LA INFORMACIÓN PARA QUE ELLOS PUEDAN ESCOGER BIEN P: Tanto para la libertad de expresión. R: Yo era «parte del círculo» interno. Si ahora yo empezara a nombrar nombres y hacer

acusaciones específicas contra los investigadores, podría encontrar un mundo de problemas. P: ¿Usted cree que deben permitírseles a las personas escoger si se quieren vacunar? R: A nivel político, sí. A nivel científico, las personas necesitan la información para que ellos puedan escoger bien. Una cosa es decir que la opción es buena. ¿Pero si la atmósfera está llena de mentiras, cómo puede usted escoger? También, si el FDA fuera manejado por personas honorables, no se concederían las licencias para estas vacunas. Ellos serían investigados en cada pulgada de sus vidas. P: Hay historiadores médicos que declaran que el declive


global de enfermedades no es debido a las vacunas. R: Lo sé. Durante mucho tiempo yo ignoré su trabajo. P: ¿Por qué? R: Porque tuve miedo de lo que encontraría. Yo estaba en el negocio de desarrollar las vacunas. Mi sustento dependía de continuar ese trabajo. P: ¿Y entonces? R: Hice mi propia investigación. P: ¿A qué conclusiones llegó? R: El declive de enfermedad es debido a las condiciones mejoradas de vivienda. P: ¿Qué condiciones? R: El agua más limpia. Sistemas avanzados de alcantarillado. Nutrición. Comida más fresca. Disminución en la pobreza. Los gérmenes pueden estar por todas partes, pero cuando se está saludable usted no contrae fácilmente enfermedades. P: ¿Qué sintió usted al completar su propia investigación? R: Desesperación. Comprendí que yo estaba trabajando en un sector basado en una colección de mentiras. P: ¿Algunas vacunas son más peligrosas que otras? R: Sí. La de DPT, por ejemplo. La MMR. Pero algunos lotes de vacunas son más peligrosos que otros lotes de la misma vacuna. Hasta donde yo se, todas las vacunas son peligrosas. P: ¿Por qué? R: Por varias razones. Involucran el sistema inmunológico humano en un proceso que tiende a comprometer la inmunidad. Pueden realmente causar la enfermedad que se supone que previenen.

P: ¿Por qué nosotros citamos estadísticas que parecen demostrar que las vacunas han tenido gran éxito en erradicar las enfermedades? R: ¿Por qué? Para dar la ilusión que estas vacunas son útiles. Si una vacuna suprime síntomas visibles de una enfermedad como el sarampión, todos asumimos que la vacuna es un éxito. Pero, bajo la superficie, la

vacunas son invariablemente seguras y eficaces. Contaminación de la vacuna P: Ahora, usted trabajó en laboratorios dónde la pureza es importante. R: El público cree que estos laboratorios, estos medios industriales, son los lugares más limpios en el mundo. Eso no es

ÉSTA ES UNA HISTORIA —LA ERRADICACIÓN DE LA VIRUELA— QUE SE HA COCINADO PARA CONVENCER A LAS PERSONAS QUE LAS VACUNAS SON INVARIABLEMENTE SEGURAS Y EFICACES vacuna puede dañar el propio sistema inmunológico. Y si causa otras enfermedades —digamos, meningitis— el hecho está enmascarado, porque nadie cree que la vacuna puede hacer eso. La conexión se pasa por alto.

verdad. La contaminación ocurre todo el tiempo. Se introduce toda clase de desperdicios en las vacunas.

P: ¿Y cual es? R: Había ciudades en Inglaterra dónde las personas que no fueron vacunadas no contrajeron la viruela. Había lugares dónde las personas que fueron vacunadas experimentaron epidemias de viruela. Y la viruela ya estaba en declive antes de la introducción de la vacuna.

P: Por ejemplo, el virus SV40 DEL mono va incluido en la vacuna de la polio. R: Bien sí, eso pasó. Pero eso no es lo que quiero decir. El SV40 entró en la vacuna de la polio porque la vacuna se hacía usando los riñones del mono. Pero estoy hablando sobre algo más. Las condiciones reales del laboratorio. Los errores. Los descuidos. El SV40, que después se encontró en los tumores cancerosos... eso era lo que yo llamaría un problema estructural. Era una parte aceptada del proceso industrial. Si usted usa los riñones del mono, usted abre la puerta a gérmenes que no sabe que están en esos riñones.

P: Así que usted está diciendo que a nosotros nos han dado una falsa historia. R: Sí. Eso es exactamente lo que yo estoy diciendo. Ésta es una historia que se ha cocinado para convencer a las personas que las

P: De acuerdo, pero ignoremos esa distinción entre los diferentes tipos de contaminantes por un momento. ¿Qué contaminantes encontró usted en sus muchos años de trabajo con las vacunas?

P: Se dice que la vacuna de la viruela erradicó la viruela en Inglaterra. R: Sí. Pero cuando usted estudia las estadísticas disponibles, usted consigue otro cuadro.

> 117


> R: Bien. Yo le daré algunos con los que yo me encontré, y también le daré lo que otros colegas míos encontraron. Aquí hay una lista parcial. • En la vacuna Rimavex contra el sarampión, nosotros encontramos varios virus del pollo. • En la vacuna de la polio, encontramos acantamoeba que es una amiba llamada «come-cerebro». • En la vacuna de la polio encontramos el cytomegalo virus de los simios. • Virus espumante de simio en la vacuna del rotavirus. • Virus de cáncer de pájaro en la vacuna de MMR. • Varios micro-organismos en la vacuna del ántrax. • Yo he encontrado inhibidores de enzimas, potencialmente peligrosos, en varias vacunas. • En la vacuna de la rubeola, virus de pato, perro y virus de conejo. • El virus de leucosis aviaria en la vacuna de la gripe. • Virus de la Peste en la vacuna de MMR. P: Permítame poner eso en claro. Todos estos son contaminantes que no pertenecen en las vacunas. R: Eso es correcto. Y si usted intenta calcular que daño pueden causar estos contaminantes, bien, nosotros realmente no lo sabemos porque no se ha hecho comprobación alguna, o muy poca. Es un juego de ruleta. Usted se arriesga. Tampoco, la mayoría de las personas saben que algunas vacunas de la polio, vacunas adenovirus, rubeola, hepatitis A y las vacunas del sarampión han sido hechas con tejido fetal humano abortado. De vez en cuando he encontrado lo que creí que eran fragmentos bacterianos y virus de la polio

118

en estas vacunas de tiempo en tiempo que pueden haber venido de ese tejido fetal. Cuando usted busca los contaminantes en las vacunas, usted puede encontrar material que es confuso. Usted sabe que no debe estar allí, pero no sabe exactamente que es lo que tiene. Yo he encontrado lo que creí era un «fragmento» muy pequeño «de cabello humano y también mucosidad humana. Yo he encontrado lo que sólo podría llamarse «proteína extranjera» lo que podría significar casi cualquier cosa. Podría significar proteínas de los virus. P: Suenan por todos lados las campanas de alarma. R: ¿Cómo piensa que yo me sentía? Recuerde, este material está entrando en el torrente sanguíneo sin atravesar algunas de las defensas inmunes ordinarias. P: ¿Cómo fueron recibidos sus resultados? R: Básicamente, era «No se preocupe; esto no puede remediarse.». Haciendo las vacunas, usted usa varios tejidos de animales, y aquí es donde entre este tipo de contaminación. Claro, yo no estoy ni siquiera mencionando los químicos normales como formaldehído, mercurio y aluminio que son puestos en las vacunas intencionalmente como conservantes. P: Esta información es bastante asombrosa. R: Sí. Y yo estoy mencionando solamente algunos de los contaminantes biológicos. Quién sabe cuántos otros hay. Otros que nosotros no encontramos porque no pensamos buscarlos. ¿Si el tejido de, digamos, un pájaro, es usado para hacer una vacuna, cuántos posibles gérmenes pueden estar en ese tejido? No tenemos idea alguna. Nosotros no

tenemos ninguna idea lo que podrían ser, o qué efectos podrían tener en los humanos. Las falsas suposiciones sobre la seguridad de la vacuna P: ¿Y más allá del problema de la pureza? R: Usted está tratando con la premisa defectuosa básica sobre las vacunas: que ellos estimulan el sistema inmunológico intricadamente para crear condiciones de inmunidad de la enfermedad. Ésa es una mala premisa. No funciona así. Se supone que una vacuna crea «los anticuerpos que, indirectamente, ofrecen protección contra la enfermedad. Sin embargo, el sistema inmunológico es mucho más grande y más involucrado que los anticuerpos y sus células asesinas «relacionadas».

EL SISTEMA INMUNOLÓGICO ES MUCHO MÁS GRANDE Y MÁS INVOLUCRADO QUE LOS ANTICUERPOS Y SUS CÉLULAS ASESINAS «RELACIONADAS» P: ¿El sistema inmunológico es...? R: El cuerpo entero, realmente. Además de la mente. Se podría decir que todo es sistema inmunológico. Por eso usted puede ver, en medio de una epidemia, esos individuos que permanecen saludables. P: Así que el nivel de salud general es importante. R: Más que importante. Vital. P: ¿Cómo es se presentan falsas estadísticas de la vacuna? R: Hay muchas maneras. Por


ejemplo, supone que 25 personas que han recibido la vacuna de la hepatitis B enferman de las hepatitis. Bien, hepatitis B es una enfermedad del hígado. Pero usted puede llamar enfermedad del hígado a muchas cosas. Usted puede cambiar el diagnóstico. Entonces usted ha ocultado la causa inicial (la raíz) del problema. P: ¿Y eso pasa? R: Todo el tiempo. Tiene que pasar, si los doctores asumen automáticamente que las personas que reciben las vacunas no enferman de las enfermedades contra las que se supone que están ahora protegidos. Y eso es exactamente lo que los doctores asumen. Usted ve, es un razonamiento de círculo vicioso. Es un sistema cerrado. No admite ninguna falta. Ninguna posible falta. Si una persona que recibe una vacuna contra la hepatitis contrae la hepatitis o alguna otra enfermedad, la suposición automática es que esto no tiene nada que ver con la vacuna. P: ¿En sus años de trabajar en el establecimiento de la vacuna, cuántos doctores encontró que admitieron que las vacunas son un problema? R: Ninguno. Había algunos [investigadores que trabajan dentro de las compañías de droga] que cuestionaban en privado lo que ellos estaban haciendo. Pero nunca lo harían público, aun dentro de sus compañías. P: ¿Cuál fue el punto de retorno para usted? R: Yo tenía un amigo cuyo hijo se murió después de una vacuna DPT. P: ¿Usted investigó? R: Sí, informalmente. Yo encontré que este niño era completamente saludable antes de la

vacunación. No había ninguna razón para su muerte, excepto la vacuna. Eso comenzó mis dudas. Claro, quise creer que al niño le aplicaron una vacuna mala de un lote malo. Pero cuando vi más allá, encontré que no era ése el caso aquí. Estaba siendo arrastrado hacia una espiral de dudas que iba en aumento con el tiempo. Continué investigando, y encontré que, contrariamente a lo que yo pensaba, no se prueban las vacunas de una manera científica. P: ¿Qué quiere decir? R: Por ejemplo, no se hace ningún estudio apropiado a largo plazo, de cualquier vacuna, usando un grupo de control. Lo que quiero decir es que no se le da una correcta y profunda continuación, teniendo en cuenta el hecho que las vacunas pueden inducir, con el tiempo, varios síntomas y problemas serios que caen fuera del rango de la enfermedad para que la persona fue vacunada. De nuevo, se supone que las vacunas no causan problemas. ¿Entonces para que chequear? Encima de eso, la reacción a la vacuna se define de manera que todas las malas reacciones se dice que ocurren muy pronto después de aplicar la vacuna. Pero eso no tiene el sentido. P: ¿Por qué no tiene el sentido? R: Porque la vacuna obviamente actúa en el cuerpo para un largo periodo de tiempo después de aplicarla. Una reacción puede ser gradual. El deterioro puede ser gradual. Los problemas neurológicos pueden desarrollarse con el tiempo. Y lo hacen en varias condiciones, incluso según un análisis convencional. Así es que ¿por qué no pudiera ser este el caso con las vacunas? Si el envenenamiento químico puede ocurrir gradualmente, ¿por

qué no pudiera ser éste el caso con una vacuna que contiene mercurio? P: ¿Y eso es lo que usted encontró? R: Sí. La mayor parte del tiempo usted trata con correlaciones. Las correlaciones no son perfectas. Pero si usted encuentra a 500 padres cuyos niños han sufrido daños neurológicos durante el periodo de un año después de tener una vacuna, esto debería ser suficiente chispa para una intensa investigación. P: ¿Ha sido suficiente? R: No. Nunca. Esto le dice algo de inmediato. P: ¿Qué es...? R: Las personas que hacen la investigación realmente no están interesadas en ver los hechos. Ellos asumen que las vacunas son seguras. Así, cuando investigan, ellos invariablemente proponen exoneraciones de las vacunas. Ellos dicen, «Esta vacuna es segura». ¿Pero en qué basan ellos esos juicios? Ellos los basan en las definiciones e ideas que automáticamente los conducen fuera de cualquier condena de la vacuna.

LAS PERSONAS QUE HACEN LA INVESTIGACIÓN REALMENTE NO ESTÁN INTERESADAS EN VER LOS HECHOS P: Hay numerosos casos dónde ha fallado una campaña de vacunación, donde las personas han enfermado de la enfermedad contra la que ellos fueron vacunados. R: Sí, hay muchos casos así. Y allí simplemente se ignora la evidencia. Se descuenta. Los

> 119


> expertos dicen, si es que dicen algo en absoluto, ésta es simplemente una situación aislada, pero que globalmente la vacuna ha mostrado ser segura. Pero si usted suma todas las campañas de vacunación donde han ocurrido daños y enfermedades, usted comprende que éstas no son situaciones aisladas. Intereses compitiendo P: ¿Usted discutió alguna vez con sus colegas acerca de lo que estamos hablando, cuándo todavía estaba trabajando en el establecimiento de la vacuna? R: Sí, lo hice. P: ¿Qué pasó? R: Algunas veces dijeron que me quedara callado. Era claro que debía regresar a trabajar y olvidarme de mis presentimientos. En algunas ocasiones encontré el miedo. Los colegas intentaron evitarme. Ellos se sentían que pudieran ser etiquetados con «culpa por asociación». Con todo y todo, sin embargo, yo me comporté. Me aseguré de no crearme problemas. P: ¿Si las vacunas realmente dañan, porqué se aplican? R: En primer lugar, no hay ningún «si». Las vacunas dañan. Se vuelve una pregunta más difícil de decidir si dañan a esas personas que no parecen mostrar daños. Entonces usted está tratando con un tipo de investigación que debe hacerse, pero no se hace. Los investigadores deben sondear para descubrir un tipo de mapa, o cuadro de flujo que muestre exactamente que es lo que hacen las vacunas en el cuerpo desde el momento en que entran. Esta investigación no se ha hecho. Acerca de por qué se aplican, nosotros podríamos sentarnos aquí durante dos días

120

y podríamos discutir todas las razones. Como usted muchas veces ha dicho, en diferentes niveles del sistema la gente tiene sus motivos: el dinero, miedo de

LAS VACUNAS DAÑAN. SE VUELVE UNA PREGUNTA MÁS DIFÍCIL DE DECIDIR SI DAÑAN A ESAS PERSONAS QUE NO PARECEN MOSTRAR DAÑOS perder un trabajo, deseo de ganar puntos del pastel, prestigio, premios, promoción, idealismo desencaminado, hábito de no pensar, y así sucesivamente...

P: El furor acerca de la vacuna contra la hepatitis B parece una buena avenida. R: Yo pienso que sí. Para decir que los bebés deben tener la vacuna y luego, en la próxima respiración, admitir que una persona contrae la hepatitis B por contacto sexual y de compartir agujas, es una ridícula yuxtaposición. Las autoridades médicas intentan cubrirse diciendo que 20,000 niños en el EE.UU. contraen la hepatitis B todos los años por «causas desconocidas», y por eso cada bebé debe tener la vacuna. Yo disputo la cantidad de 20,000 y los llamados estudios que lo respaldan. P: Andrew Wakefield, el médico británico que descubrió el vínculo entre la vacuna de MMR y el autismo, simplemente ha sido despedido de su trabajo en un hospital de Londres. R: Sí. Wakefield realizó un gran servicio. Sus correlaciones entre la vacuna y el autismo está asombrando...

P: Yo sé que una celebridad de Hollywood declarando públicamente que no tomará una vacuna, está cometiendo suicidio de su carrera. R: Hollywood está muy poderosamente vinculado al cartel médico. Hay varias razones, pero una de ellas es simplemente es que un actor que es famoso puede atraer una gran cantidad de publicidad si dice algo. Yo estuve presente en su demostración contra el FDA en el centro de la ciudad de Los Angeles en 1992. Uno o dos actores hablaron contra el FDA. Desde ese tiempo, difícilmente encontrará a un actor que haya hablado de forma alguna en contra del cartel médico. P: Dentro de los Institutos Nacionales de Salud, ¿cómo andan los ánimos, cual es el marco básico de mentalidad? R: Las personas están compitiendo por los dineros de la investigación. La última cosa sobre la que ellos piensan está desafiando el statu quo. Ellos ya están en una guerra de intramuros por ese dinero. Ellos no necesitan más problemas. Éste es un sistema muy aislado. Depende de la idea que, la medicina grande, y moderna tiene mucho

ADMITIR LOS PROBLEMAS SISTÉMICOS EN CUALQUIER ÁREA ES LANZAR DUDAS SOBRE TODA LA EMPRESA éxito en todas las fronteras. Admitir los problemas sistémicos en cualquier área es lanzar dudas sobre toda la empresa. Usted podría pensar, por consiguiente, que el NIH es el último lugar en el que uno debe pensar para hacer demostraciones. Pero


es justamente al revés. Si cinco mil personas se presentaran allí exigiendo una contabilidad de los beneficios reales de ese sistema de investigación, exigiendo saber cuales son los beneficios reales de salud se han conferido al público, de los billones de dólares gastados vertidos a esa institución, algo podría empezar. Podría encenderse una chispa. Usted podría conseguir, con demostraciones más extensas, toda clase de cosas. Los investigadores, algunos, podrían empezar filtrando información. P: Una buena idea. R: Las personas trajeadas, paradas tan cerca de los edificios como lo permite la policía. Las personas en trajes de negocio, en trajes de diario, madres y bebés. Gente bien, gente pobre, toda clase de gente.

P: ¿Qué hay sobre el poder destructivo combinado de varias vacunas dadas a los bebés esos días? R: Es una parodia y un crimen. No hay ningún estudio real de alguna profundidad que se haya hecho en esto. De nuevo, es un hecho que se supone que las vacunas son seguras, y por consiguiente, aplicar cualquier número de vacunas juntas también es seguro. Pero la verdad es que las vacunas no son seguras. Por consiguiente se incrementan los potenciales aumentos de daños al aplicar varias vacunas en un corto período de tiempo. P: Luego tenemos la estación de gripe de otoño. R: Sí. Como si fuera sólo en el otoño que estos gérmenes flotaran a EE.UU. desde Asia. El público se traga esta premisa. Si pasa en abril, es un mal resfriado. Si pasa en octubre, es la gripe.

P: ¿Usted se arrepiente de haber trabajado todos esos años en el campo de la vacuna? R: Sí. Pero después de esta entrevista, lo sentiré un poco menos. Y estoy trabajando de otras maneras. Yo reparto información a ciertas personas cuando pienso que harán buen uso de ella. Cantidad de ensayos y necesidad de estudios sobre seguridad de vacunas. P: ¿Algo que usted quiera que el público entienda? R: Que la cantidad de ensayos estableciendo la seguridad y eficacia de las vacunas está en las personas que las fabrican y las autorizan para el uso público. Simplemente eso. La carga de ensayos no está en usted o en mí. Y para los ensayos se necesita hacer estudios bien diseñados

resultados dañinos. Uno, la persona contrae enfermedad de la vacuna. Contrae la enfermedad que está supuesta a evitarse con la vacuna, porque para empezar, alguna versión de la enfermedad está en la vacuna. O dos, no contrae esa enfermedad, pero quizá en seguida, o en algún momento más tarde, él desarrolla otra condición que es causada por la vacuna. Esa condición podría ser autismo —o lo que le llaman autismo— lo que podría ser alguna otra enfermedad como meningitis. O podría volverse mentalmente discapacitado. P: ¿Hay alguna manera de comparar la frecuencia relativa de estos diferentes resultados? R: No. Porque la continuidad es muy pobre. Nosotros sólo podemos suponer. Si usted pregunta, en una población de cien mil

LA VERDAD ES QUE LAS VACUNAS NO SON SEGURAS. POR CONSIGUIENTE SE INCREMENTAN LOS POTENCIALES AUMENTOS DE DAÑOS AL APLICAR VARIAS VACUNAS EN UN CORTO PERÍODO DE TIEMPO y a largo plazo. Se necesita darle una extensa continuidad. Se necesita entrevistar a las madres y prestar la atención a lo que digan las madres sobre sus bebés, y lo que les pasa a ellos después de la vacunación. Usted necesita todas estas cosas, esas cosas que no están allí. P: Las cosas que no están allí. R: Sí. P: Me gustaría que usted repasara esto una vez más para evitar cualquier confusión, los problemas de enfermedad que pueden causar las vacunas, cuales enfermedades, cómo pasa eso... R: Básicamente estamos hablando acerca de dos potenciales,

niños que se les administra la vacuna del sarampión, cuántos contraen sarampión y cuántos desarrollan otros problemas de la vacuna, no hay ninguna respuesta fiable. Eso es lo que estoy diciendo. Las vacunas son supersticiones. Y con las supersticiones, no se consiguen hechos que se puedan usar. Sólo se consiguen historias, muchas de las cuales están diseñadas para reforzar la superstición. Pero, de muchas campañas de vacunación, nosotros podemos juntar una narrativa que revela algunas cosas muy perturbadoras. Se han dañado personas. El daño es real, y puede ser profundo y puede significar la muerte. El daño no se limita a

> 121


> unos cuantos casos, como se nos ha querido llevar a creer.

P: Viendo ahora hacia atrás, usted puede revocar alguna

SI YO TUVIERA UN NIÑO AHORA, LO ÚLTIMO QUE YO PERMITIRÍA ES LA VACUNACIÓN. YO ME IRÍA DEL ESTADO SI TUVIERA QUE HACERLO. CAMBIARÍA EL NOMBRE FAMILIAR. YO DESAPARECERÍA CON MI FAMILIA En los EE.UU., hay grupos de madres que están testificando acerca del autismo y vacunas infantiles. Ellas están avanzando y están poniéndose de pie en las reuniones. Están intentando rellenar el hueco que ha sido creado por los investigadores y médicos que vuelven la espalda a todo el asunto. P: Permítame preguntarle esto. ¿Si usted tomara a un niño, digamos, a Boston, y usted criara a ese niño con buena y nutritiva comida y él ejercitara todos los días y fuera amado por sus padres y no le aplicaran la vacuna del sarampión, ¿cual sería su estado de salud comparado con el niño promedio en Boston que come pobremente y mira cinco horas de televisión al día y se le administra la vacuna del sarampión? R: Por supuesto que hay muchos factores involucrados, pero yo apostaría al buen estado de salud del primer niño. Si él contrae el sarampión, si él lo contrae cuando tiene nueve años, las oportunidades son de que será mucho más ligero que el sarampión que el segundo niño podría contraer. Yo apostaría al primer niño. P: ¿Cuánto tiempo trabajó usted con vacunas? R: Un largo tiempo. Más de diez años.

122

buena razón para decir que las vacunas tienen éxito? R: No, no puedo. Si yo tuviera un niño ahora, lo último que yo permitiría es la vacunación. Yo me iría del estado si tuviera que hacerlo. Cambiaría el nombre familiar. Yo desaparecería con mi familia. Yo no estoy diciendo que llegaría a eso. Hay maneras de esquivar el sistema con gracia, si usted sabe cómo actuar. Hay exenciones que usted puede declarar, en cada Estado, basado en motivos religiosos y/o puntos de vista filosóficos. Pero si llegara un empujón, yo me trasladaría. P: Y sin embargo hay por todas partes todavía niños que sí los vacunan y parecen estar saludables. R: La palabra operativa es «parecer saludables». ¿Qué hay de todos los niños que no pueden concentrarse en sus estudios? ¿Qué hay sobre los niños que de vez en cuando tienen rabietas? ¿Qué hay sobre los niños que realmente no están en posesión de todas sus facultades mentales? Yo sé hay muchas causas para estas cosas, pero las vacunas son una de ellas. Yo no me arriesgaría. No veo ninguna razón para arriesgarse. Y francamente, no veo ninguna razón para permitirle al gobierno tener la última palabra. Por mi experiencia se que la medicina gubernamental es, a menudo, una contradicción

de términos. Usted consigue uno o el otro, pero no ambos. P: Así que llegamos al nivel de campo de deportes. R: Sí. Permita que aquellos que quieren las vacunas las tomen. Permítales a los disidentes rechazar tomarlas. Pero, como dije antes, no hay nivel de campo de deportes si el campo está cubierto con mentiras. Y cuando están involucrados bebés, se tiene a los padres para que tomen todas las decisiones. Esos padres necesitan una dosis pesada de verdad. ¿Qué hay sobre el niño del cual hablé, quién se murió de la vacuna de DPT? ¿Basados en que información actuaron sus padres? Yo puedo decirle que

SIEMPRE ES UN DESAFÍO OPONERSE A LAS AUTORIDADES. Y SÓLO USTED PUEDE DECIDIR HACERLO. ES LA RESPONSABILIDAD DE CADA PERSONA TOMAR LA DECISIÓN estaba sopesado. No era información real. P: Los médicos de PR, en concierto con la prensa, asustan a los padres con los guiones horribles acerca de lo que pasará si sus niños no son vacunados. R: Ellos le hacen parecer un crimen negarse a la vacuna. Ellos lo hacen sinónimo de malos padres. Usted lucha contra eso con buena información. Siempre es un desafío oponerse a las autoridades. Y sólo usted puede decidir hacerlo. Es la responsabilidad de cada persona tomar la decisión. Al cartel médico le gusta esa apuesta. Está apostando a que el miedo ganará. •


Entrevista a Teresa Forcades ¿Qué hace una monja hablando en internet sobre los peligros de la vacuna de la gripe A? Nuestra regla prescribe cinco horas de oración y seis de trabajo. Ora et labora. Las horas de trabajo las dedico en parte a la investigación médica. Soy doctora en Medicina y en el 2006 publiqué el estudio «Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas». ¿Cuándo decidió que tenía que hablar sobre la gripe A? En mayo de este año me pidieron una conferencia sobre la vacuna del papiloma y quedé muy impactada por la falta de base científica de las recomendaciones oficiales. Al cabo de unos días hablé en TV-3 de esa vacuna y a partir de ahí he ido recibiendo peticiones para que opinara sobre la vacuna de la gripe A. ¿La Organización Mundial de la Salud no le merece confianza? No entiendo los motivos que han llevado a la OMS a actuar de la manera absurda en que lo está haciendo. ¿Absurda? Sí. En mayo pasado, la OMS cambió la definición oficial de pandemia: pasó de una definición lógica (una pandemia es una infección de alcance global y gran mortalidad) a una definición ilógica (una pandemia es una infección de alcance global). ¿Qué consecuencias tiene ese cambio? Según la nueva definición de pandemia, la gripe de cada año cumple con creces los requisitos para serlo. ¿Vamos a declarar al mundo en alerta sanitaria cada otoño? Además de absurdo desde el punto de vista científico, esto tiene graves consecuencias financieras y políticas. Usted no confía en la vacuna. ¿Por qué? A diferencia de la vacuna de la gripe de cada año, la vacuna de la gripe A contiene sustancias coadyuvantes tan potentes que pueden llegar a multiplicar por 10 la respuesta inmunitaria normal. Además, se recomienda en dos dosis, a recibir tras la inyección de la gripe estacional, que también contiene coadyuvantes, aunque de potencia menor. Nunca antes se han inyectado estas sustancias tres veces seguidas en la población general, empezando por niños, enfermos crónicos y embarazadas. ¿Qué efectos puede provocar? La estimulación artificial del sistema inmunitario puede provocar enfermedades autoinmunitarias.

¿? El mismo prospecto de dos de las vacunas de la gripe A que ya han sido aprobadas en Europa (Pandemrix y Focetra) indica que se espera que, de cada millón de personas vacunadas, 99 puedan experimentar una enfermedad autoinmunitaria conocida como parálisis ascendente de Guillain-Barré. Si eso sucede, las farmacéuticas recibirán denuncias… Pero en Estados Unidos ya se ha aprobado un decreto que exime a los políticos y las farmacéuticas de toda responsabilidad. ¿Sugiere que las farmacéuticas han trabajado irresponsablemente? Lo que han hecho es trabajar a favor de sus intereses. ¿Se puede obligar a vacunar a alguien? En el año 2007, la OMS aprobó una normativa que establece una excepción. En todos los casos excepto uno, la OMS emite recomendaciones, y solo en un caso puede dar órdenes que invaliden la soberanía de los países miembros. Ese caso es el de la pandemia. Exacto. En caso de pandemia, la OMS puede obligar por ley a los países miembros a vacunar a una parte de su población o a toda. Los gobiernos de estos países estarían obligados entonces a imponer multas u otras sanciones a los ciudadanos que se nieguen a vacunarse. ¿Cree usted en conspiraciones mundiales? Creo que hay intereses en juego que no son el bien de la población. ¿Cómo justificar el dinero invertido en la adquisición de vacunas si la gripe A es más benigna que la gripe de cada año? Gastar tanto dinero en vacunas y demás medidas profilácticas sin la suficiente base científica es un escándalo y deben pedirse responsabilidades. ¿Qué le dicen sus compañeras monjas sobre el vídeo y sus afirmaciones? Una hermana de casi 90 años me objetó que el tema de la gripe A era muy serio y que no podía hablar en contra de la vacuna sin tener argumentos muy bien fundamentados. ¿Y? Tras leer mi informe, se me acercó a la salida del rezo de vísperas y me dijo simplemente: «Comprendido». ¿No tiene usted miedo? A veces. ¿Reza mucho? Tanto como puedo.

http://bit.ly/dN0Kow

POR GASPAR HERNÁNDEZ. EL PERIÓDICO DE CATALUNYA (7/10/09)


Enlaces de interés ORGANISMOS OFICIALES OMS - Vacunas http://www.who.int/topics/vaccines/es/ El Portal de Vacunas de la Asociación Español de Pediatría http://www.vacunasaep.org/ Asociación Español de Vacunología http://www.vacunas.org/ Ministerio de Sanidad y Política Social - Vacunaciones http://www.msc.es/ciudadanos/proteccionSalud/vacunaciones/home.htm VOCES A FAVOR Entrevista a Carlos González para el portal Criatures.cat (Vídeo en catalán con subtítulos en castellano) http://www.bebesymas.com/salud-infantil/carlos-gonzalez-responde-a-la-pregunta-vacunas-si-o-vacunas-no Los antivacunas y su derecho de vida y muerte http://yamato1.blogspot.com/2010/11/los-antivacunas-y-su-ius-vitae-necisque.html Gracias Dr. Salk http://aldea-irreductible.blogspot.com/2010/07/gracias-doctor-salk-1955.html Vacunas y religión: Una combinación poco saludable http://cnho.wordpress.com/2010/10/08/vacunas-y-religion-%C2%BFuna-combinacion-poco-saludable/ Qué atrevida es la ignorancia sobre las vacunas http://perarduaadastra.eu/2010/11/que-atrevida-es-la-ignorancia-sobre-las-vacunas/ Anti-vax crowd causing deaths (en inglés) http://forthesakeofscience.wordpress.com/2010/09/23/anti-vax-crowd-causing-deaths/ VOCES CRÍTICAS Liga para la Libertad de Vacunaciones http://www.vacunacionlibre.org/ Artículo sobre el documental ‘Vacunación: La verdad oculta’ http://www.elblogalternativo.com/2009/08/22/vacunacion-la-verdad-oculta-documental-australiano-que-desmitifica-lasvacunas-y-critica-la-politica-oficial-al-respecto-12/ Entrevista a Xavier Uriarte en EL PUNT (en catalán) http://www.elpunt.cat/noticia/article/2-societat/14-salut/345118-hi-ha-el-dret-a-discrepar-sobre-les-vacunes.html ¿Se puede vivir sin vacunación? http://myblogdecrianzaconamor.blogspot.com/2009/08/vacunacion-detras-de-la-informacion.html ¿Qué dijo la Watchtower sobre las vacunas? http://www.extj.org/vacunas02.htm Vacunas: Nuestros hijos en peligro http://www.mundovegetariano.com/MVdoc/MVdoc.php3?id_doc=88&seccion=%2Fninos Sarampión y marketing del miedo http://www.migueljara.com/2010/11/28/sarampion-y-marketing-del-miedo/ Dr. Máximo Sandín - La Lucha contra bacterias y virus: una lucha autodestructiva http://vimeo.com/7590963 Vacunas ¿Sí? ¿No? – Contra inercia, consciencia http://loquepodemoshacer.wordpress.com/2010/09/15/vacunas-%C2%BFsi-%C2%BFno-%E2%80%93-contra-inercia-consciencia/ OTROS Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Vacunas Estadísticas sobre cobertura de vacunación en España http://www.msps.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/coberturas.htm Artículo sobre las vacunas en la revista Perfil http://www.perfilcr.com/contenido/articles/177/1/Vacunar-o-no-vacunar/Page1.html Valor inmunológico de la Leche Materna http://www.scribd.com/doc/18313790/Valor-inmunologico-de-la-leche-materna

Madre Tierra Número 2 - Enero 2011  

El segundo número de la revista Madre Tierra - La Revista de la Casa de las Mamas. Número especial dedicado íntegramente a la vacunación mos...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you