Issuu on Google+

de

y la pnmera las manifestaciones, tradicionales de labor en el aplicación de estas f~lrmuJas va desde lo más pequeño hasta lfilcwhvas a mayor escala. La práctica se concibe desde la propia naturaleza, es decir, o mínimo perjuicio a la tierra v de la utilización de productos que la misma naturaleza produce: ciemo, compost, guano .. desarrollando pautas interactíva~ entre ganadería y forrajeras, estiércol, animales: de y potenciando la recolección y los productos autócti)nas y de temporada. Se busca el uso mínimo de maquinaria movida por derivados del petróleo, lo que en unos casos traduce en empleo del trabajo humano y animal y.en otros en el de energías renovables (eólica, solar, hidráulica) que en su aplicación se traduce en molinos que producen la e}e,ctricidad . indispensable o placas solares para mantener la telefónica. Los progresos de la investigación científic~ en estos tiDOS de energía~ tendrían en estos ámbitos su mejor punta lanzamibto y su aplicación a la iniciativa neormral ¡¡upondria un elevado incremento de posibilidades"

encomrar el caso espanOl cooperativas Jornaleras ~~:::o----- al Sindicato de asociaciones de productor" s y consumidor* s, o en el colectividad a un nivel autogestionario, ir más lejos. cooperati vas andaluzas nos encontramos ante un extraordinario caso de ruptura de las relaciones de producción y consumo convencionales, pues resulta que existe un perfecto ajuste entre la oferta )' la demanda, al hacerse ésta con antelación. Sin embargo, wm de las dificultades mayores que presenta la agroecología a este nivel es el de.1a moda que se está produciendo por el COJISUl110 sano (que jamás habría convertirse en una moda) y la progresiva explotación que productor*s a gran escala están realizando de esta actividad, con dos efectos fundamentales: presentar una dura competencia a el/la pequeño/a productor/a, sin poderla hacer frente (una dumping) y no procurar unas relaciones forma más productivas justas y verdaderamente ecológicas, tanto por el carácter COYlUltural, como por el sis1ema económico paralelo que rodea la explotación a gran escala. La ganadería ecológica no difiere substancialmente de la labor agríc.ola. Se basa simplemente en el respeto a los animales COrnO seres vivos que son y a su desarrollo natural, bien en trashumancia o estabulación, pero con productos delrnismo eiltorno.

:h...

....~:t' '

Agroecología o agricultura ecológica significa una alternativa a la agricultura depredadora ysupone el intento de rescatar y de poner en práctica la fonna de manejar tradicionalm'epte recursos naturales e in~roducir en ellos la aplicaciówde nuevas tecnologías acordes á'nuestro tiempo y, presentar prif'yectos de vida o de producción alternati~os vinculados a merc;ldos

Otra de las actividades más extendidas es la artesanía, generalmente con el objeto de comercializarla en núcleos urbanos. Busca tiunbién la recuperación de técnicas tradicionales ante~ de su pérdida definitiv,a: cuero,ú)rjtl, carpintería, cesteria ... Los productos suelen serpú¿s1ós en venta o intercambio en c.írculos próximos a los de la propia colectividad, ya sea por truecwe o por venta, () biCI! se acen:an.3.

. contrastado en regiones como sin tipo de producción mayoritariamente extendida el]trc todas comunidades indígenas"liel mundo (aUlI teniendo en. cuenta las

b

1"

, \


pueda ser una sociedad no boyante en lo material pero rica en lo el110ci(ji1al, lo cultural, lo artístico, lo ecológico ... sin que ello signifique que haya que volver al pasado o renúnciar al progreso tecnológico.

lugares propicios para su comercialización y suplir con ese dinero algunas de las necesidades del colectivo o iniciar una nueva ll1versión. Las diversas formas de desalTollo y fmes de las actividades las veremos más adelante. Aunque aprovecharemos ahora para . algunos de los factores a tener en cuenta antes de comenzar: clima; agua, bosques próximos, carretéras, torretas de alta tensión, conocimientos médicos (actuales, alternativos, tradicionales), canalizaciones, etc. Un aspecto realmente importanie y conflictivo es el de la educación. Las diversas fonnas de afrontar el problema dan cuenta de las propias preocupaciones de implicad*s. El tema será más ilustrativo con los modelos encontrados: integración en la escuela del pueblo más cercano, constitución de una escuela propia, aprovechamiento de la presencia de unla maestro/a para impartir clase, petición de un/a docente (difícil ahora con la ESO), hacer viable un proyecto esco lar y oficializarlo" integrar a l*s niii.*s en una dmámica educativa alternativa, constitución de una cooperativa de enseñanza (pueblo-escuela). ,.

Estrategias primera d<~las cuestiones será la elección del Jugar en que se quiere realizúr el proyecto. Las intenciones y características de l*s interesad* s pacen que dilúcidar este aspecto sea baldío, cada cual se adaptará al medio que crea oportuno según clima, disposición, inotivaciones, etc. Lasforrnas de asentamiento son, ~n definj.tíva, variables. El movimiento okupacional responde a p~~oyectos de reapropiación usufructuaria y colectiva de espados e 1nstrumenros frente al beneficio individual que plantea la prr:)piedad privada; de este modo, la esencia se sitúa en la órbita de la «i1egalidad~,. entendida ésta como el mantenimiento al margen del sistema de propiedad privada ( que penaliza; el hecho de la reapropiación colectiva pero 00 penaliz¡;¡. ni redifi{:a la previa desamortización de bienes comunales, que vez usurpó). Las experiencias se multiplican:'óesde la cOIT}.pra de pueblos e inmuebles hasta la petición de cesión o anendamiento en calidad de . usufructuari *s. La diversidad se extiende a las formas de autogobiemó, partiei}do del asamblearismo: ayuntamiento, recuperación del concejo o, prioritariamente, democrDcÍa

asu

DIFICULTADES

La convivencia de pequeños o grandes grupus numanos

presenta siempre, a corto o largo plazo, inultitud ue prohJema.:;.'"

Evidentemente éstos ~;e asumení:Con una mayor o menor

dificultad.

directa.

Por una parte, las dificultades convivenciales

aumentarse debido al estado de continuo debate acerca de

estrategias, las formas de gobierno, de gestión, de objetivos.

de implicaciones, de filo:::ofias ... Los.debates comUlmlente

o

Actividades," medios /

~

prÍncipal pilar en qu·c; se SJ).steota la práctica de la rural es la convivencia y la fónnulas aplicación de

¿

\


radicalmente desde la la actual. f01111as son muchas, pero (es nos centraremos en una sola ellas: echarse al monte. La significa recuperar la esencia la vuelta al cam?o hoy volver la mirada a los ancestros, acercarnos a nuestro pasado y tender una mano al futuro. Significa adoptar nuevas de vida)' nuevos planteamientos, quizá alejados trabajo alienante, de los esquemas sociales autoritarios y sexistas, de un sisterna, en abiertamente represivo (en lo lo emocional, insolidario y en lo psíquico, mismado). Significa salir al paso de Iasectorialización de la producción (rrimario, secUlldario, terciario), de la división del trabajo (intelectual, manual), de los rural y urba110 para entrar en una dinámica rotación de las fJ.nciones y desarrollo integral de la persona. Significa, subvertir la ordenación territorial del dominante yorgallizar funcionalmente el espacio desde dÍcotomía pueblo/ciudad, urbanizar el campo, ruralizar la

vecinus y de los cuerpos inicial rechazo de I*s vecin*s de

(descOlúlanz3, pintas, ete.), proyectos de

Echando la vista atrás Reconociendo una amplia tradición señalaremos, empero, uno de hechos que marcaron el proceso histólico revolucionario contemporáneo y otras iniciativas posteriores. El prLmero de los h~chos es el de la Revolución Española durante la 2uerra·tivil protagonizada por el movimiento libertario. periodo de contl"ontación células anarquistas y anarcosindicalistas españolas, no dispuestas a renunciar a sus a pesar de las múltiples concesioues que hicieron, promovieron y construyeron una verdadera acción colectivizadora allí donde fueron mayoría, en numerosas ocasiones conjuntamente con la UGT. Aplicando sus fundamentos morales y sus planteamientos políticos (autogestíón, asamblearismo, democracia directa, delegación mínima, acción conjunta, apoyo mútuo) y partiendo individuo Social proyectado a l,a ,.. comuna y ésta a federación, el ideario ácrata cori.siguió plasmar en práctica que venia siendo vertido desd~ mucho antes en la libertaria y que en última instancia s.e plasmó en adoptadas en el Congreso Confederal de ~a de mayo de 1936 (Zaragoza). El Comunismo Libertario encontró su máxima expresión en la propuesta del por Isaac; Puente. El levantamiento franquista no

rural o la variante neolruralista nuevos modos de producción, de relación y ctmsumo tolerables por el planeta y con la unidad. Se hace"necesariala creación de espacios de explotación dotados de un carácter comunitario en Jos que el uso colecti vo se imponga sobre la apropiación privada. espacios que fomenten la creatividad, la autosuficiencia, la participación, la experimentación, la relación respetuosa con el el continuo aprendizaje, ra salud integral...; que rompan las Jelaciones de dependencia con el consumo, el . trabajo y el Sistema de mercado, en lavar la reapr.o-piación de nuestro tiempo, de nUestro trabajo y de nuestra vida.

;:: \"J

\

....

....


_----~---hl=~

pretendemos idealizar campo ni la naturaleza, sí seguimos creyendo en su capacidad de dar vida. buscamos la'fonnación de espacios, y estructuras capaces a su vez de organizarse y proponer una alternativa real al conjunto social. Del mismo modo, apostamos por el autogobiemo y la descentralización, pues cada cual responde responsablemente de sí mism * y de 1*s demás y corrll~ tal ha de decidir conjuntamente acerca de sus deseos y necesidildes. podrán conocerse las capacidades de un entorno determinado sí se vive en él y sólo se podrá obtener de la tierra en fill1ción de lo' que ésta pueda dar y de lo que a ella se dé.

aumentan dada la . afines ideológicamente,

. I

Esta atomización del poder y de las formas de producción no pretende funcionar aisladamente. El marco de reestnJ!~turación socio-vivencial no pretende alejarse de la convivencia, acercarse a ella de tal manera que sean I*spropi*s ü;¡teresad'*s los que fragüen sus formas de interacción,tanto en lb. económico como en lo vivencia!, estableciendo vínculos libres de coordinación basados en la Solidari-dad. La activl~ad productiva humanizada, la práctica econórüica tradiciiOnal (agropecuaria, artesanal ... J, el auto abastecimiento, lá simbiosis con el medió, son objeti vos de 'la práctica de okupadón rural y del movimiento neorruralista. Pero también 10 son, ); en menor medida.. el trabm- intercambios con la cilldad, \establecer , fe~eraciones comarcales y regionales, comercial extra1ocalmente, apostar por unaa.vía política precisa; ~en:ir de cuña para la transformación global y desarrollar unadpo de economía y de producción que no busquen la ganancÍ~ Gontinua. Sé trata, en suma, de erelar nuevas forinas recuperar, dé proº-ucir y de-vivir en la búsqueda del c~ntacto con la naturáfeza y la vuelta a planteamientos simbiédcos y no depredatorios, de una manera sencilla y sana y que, auizá como

entre grupos, no

obstante, ese mismo debate sirve para limar asperezas, para trabar amistades, par? comprender posturas, actitudes y, atm más, para elaborar otra concepción de las re!aci ones humanas y personales: más afectuosas, más dialogadas, más sinceras, más humanas. El mismo debate que en un momento dado puede desembocar en un problema de difícil solución igualmente puede convertirse en fmto de continuo eni~iquecímiento. En ¡::ualquier caso, la convergencia o con unos u otro~sectores políticos facilitará o empañará el desarrollo del discurso interno. . Señalaremos algunos de los temas que han supuesto, desde el número de experiencias que hemos podido conocer, algún tipo de dificultad en uno u otro sitio: La fonua de vida es obviamente el de mayor qomplejidad. La . vida en el campo se hace muy dura, a lo que s~ suma el hecho de tener que romper drásticamente con las fOrillas de vida anteriores v a la vez reconvertir los hábitos de vida. ,

educación y el crecimiento de 1*s niñ *s plantea serios

, problemas. Si no se quieren cerrar futuras opc),rtunidades 3 1'* s pequeñ*s, muchas veces hay que desentenderse un tanto de los principios y aceptar tácitamente las formas de educación oficiales. La pedagógica supone un alto riesgo derecho.

. La

El aspecto económico puede resultar un obstáculo importante, especialmente al principio, a Ia.hora de poner.en marcha el (inversiones previas, simiente, parcelas, herramientas,

/

q

9

\.


y de

por

segundo lugar, cah'ía seüalar experiencias colectivistas nemTuraJes más recientes en nuestra i1m1ediata historia. Así, en la década de los 70-80 se desarrolló el Movimiento Rural Ctv1.:\R) que podríamos calificar de que nació a modo de coordinadora a partir pueblos rehabilítados. El l\1r\R no fructificó, aunque SlrvlO para poner en contact() a gentes y proyectos y ver que no estaban : sol*s ni aislad*s y que, paralelamente, el trabajo cotidiano 110 tenía por qué contraponerse a aspiraciones más ambiciosas. Posterionnente, en 1990 nacería la Federación Anarquista de . Colectividades del Can1po (FACC) que apenas duraría tres años. La iniciativa surgíó como medio para organizar el apoyo en el campo y s~rvir como factor de cal'nbio en el medio rural. A la FACC pertenecieron Las Adelfas (Extremadura), Bi1..'Unieta (Gipuzkoa), Los Arenalejos (Málag~), eic. En la actualidad se mantiene la coordinacÍón entre diferentes grupos todo el Estado.

para combatir el hamhre en el lJdm<lUU otra parte, proceden la

agroalimentarios, y medidas del Banco hecho no representa un que ejercen los mercados y el efectuado un penúltimo envite al visto abocado/a a explotar del poder hacer frente a la com'petencia o medio rural. hecho es fácilmente Español el número de pueblos se de los l.500, cifra posiblemente anticuada (sólo en :Snla se estiman unos 300 y en el Pirineo oscense aproximá~amente ).

cosa no queda alú. A la acumulación de tierras (m:::dios de producción) 'y capitales y el flagrante deterioro del planeta se une Ul1 sistema de relaciones humanas basado en el sometimiento, el individualismo, el material-consumismo y la desespiritualización epicuro-heciorüsta, recreando UD ;:uadro bien conocido que sobrepasa Í"os límites de cualquier pintura negra. Nadie debería tener al1te esta simación la arrogancia de despreciar o pasar por altonmguntipo propuestaAe cambio.

Hemos podido notar que las experiencias comünitarias SOI1 de li} diversa índole: familiares, colectivas, escuelas-pueblo, 'ügroturismo; estables, i.rreguJares, más o menos ideologízadas ... la variedad aumenta si analizamos los casos internacionales a los que haremos una míniinareferencis.

yel

Pero fTente a la ¿ética? autocomplaciente, la inconfoffi1ismo, considerhmos que la única manera ;.

;'

~

¡

i"') .«

~

.

Situación actual

~¡---

Quizá las experiencias D1ág/~igniiicativqs,--en venimos exponiendo las enconÍ":amos en dos

1'1

~

'.

que .p,.mérica


~~--~~~~~~~~~~~RR~__"~~~~,,"

,

..

-i~

y Europa Occidental. Latinoamérica extraordinariamente l~ atención la ocupación de tíen-as en toda Centroamérica y el sdr México (Estados Oaxaca, Guen-ero, Chiapas .. _) en gran parte canalizadas mo\i,Ím.ientos político":sociales que lindan con las teóricas zapatistas, o bien comunidades, como los seringúeiros o la más conocida del Movimiento de los Sin Tierra, ambos en BrasiL Estos casos están sierl1pre protagonizados por estratos socialmente depaupe;'ados y en regiones en I~s que se llevado un de explotación tradicionál de la tierra paralela a /unas fonnas diversas de reivindicación política que chocan abiertamente abiertaDilente con las forulas caciquiles y reaccionarias de los grandes detentadores.. latifundistas_ ­

.

NeorruIialisrno y okupadón rural

.:j¡ ;~. In troducciq,rl¡. Motiyaciones Próximo a lea :entrada en el siglo el ser hurnrulO no ha no li~'sabido o no ha querido fOljar un planeta hlás, no sólo no llegado a estos equilibrado y!justo. parámetros sino que se ha ~proximado progresivamente a los opuestos, L~ económica, política, social, ecológica se ha presentado,p:se lkva ptesentando al individuo como ínsoportablé, pero que puede tirar. El sistema económico e integral capitalista se demuestra a todas luces no sólo obsoleto atelTado~, mediantf- sus dos vías de dominación y explotación~ la de la mánode obra y la de los recursos energéticosJEsta últill1áse toma en améntica destrucción medioambiental y, por tanto, vital, desertización, contaminación del agua, del aire, del suelo, desfertilización, ~rosíón, deforestación, atentados a la biomasa. _, gracias a lo cual «trabaja» buena parte de la Humanidad -cuyas tres cuartas paso-, partes viven en la miseria, dicho sea

~

En el ámbito europeo destaca especialmente eL movimiento ubicado pri~lcipalmente e,n las islas británicas y li g,Hln a un cierto carácter neohippista, y el movimiento de los wagenburgs alemán rj:lás próximo al movimiento autónomo dt' la escena berlinesa. Tanto en uno como en otro sitnacj{llle!1 al día hoy s.on dob\es; por un lado la extensión de los movimiento y l'aaltemativa al sistema imperante que representan; por otro"los obstáculos con que los gobiernos están dotando a sus sistemas legales (leglslíll'Iollrs prohibitivo-restrictivas) opor medio de la violencia Emilio HelTero Martíncz (Madrid) ,/

.~

En su momento, se afirmaba esa frase de «el de la ciudad hace libre a quien lo respira»; hoy día sabemos que tiempo que dejó de st;:r así si es que realmente lo era. Los efectos futuros de la 6vo1ución capitalista y, concretamente, de su relación cori¡el medio, son ih1predecibles. En energéticos agricultura moderna ha resultado gastar energía en e~ proceso productivo qué la que obtiene neta fertilizantes~uímicos, pestictdas, maquinaria y combustible, eso sin contar con la disminución la fertilidad del suelo. la ~ :

fa

,

'

{ ,~

"

\~

12

\


-.. -rtXrU-~ '"~.l, iJj i A '!' '.:". " n~'n>~t'ft!~1 n In~fi' r,,"rfi-r:lbu'tfH r"fir:-~l

~

..

",,,,,,,..--~ ~:"'~~

O~ nJt~:A Ém,ClO'~i-[~

¡[

-No queremos ser estudiantes.Somos maleantes - ¿Que es eso de la teoría Queer?, Carmen Hernapdez Ojeda

-Del sabotaje como una de las mas bellas artes. I.A.V.C ,,,¿Comes animales? -Contra,la civilzacion -Porque algunxs decimos ¡Abajo el trabajo! .Net.Art:(no)arte,en una zona temporalmente autonoma -Religion y revolucion -Primero de mayo contra el trabajo. Miguel Amaros , ··Mensaje dirigido a aquellxs que no quieren huir de la nocividad, sillo destruirla. T.A.Z -Yo Mango -El resurgir de lxs barbarxs. WiIlful Desobedience -Neorruralismo y okupacion rural -Mas alla, del feminismo. Mas alla del genero. Desobedience -Brujas, Diosas, y Anarquía: una intima relacion con ,\ naturaleza. A. N.A .. Sobre la pobreza sexual. Willful Desobedience

.~-

/ i .'

.

COfVlEMtA~ .Apo~~q.m'éA~ CXl¡'L~CiOt~S. ~! I\IjJl,S 6Wl~~W ~ .­ , e.pledrapapelotIJera@gmail.com \,



Okupacion rural