Page 1

María Camila Jiménez Romero Autobiografía


Autobiografía Teoría Unidad Intermedia Arquitectura y estética Fabio Restrepo Lucas Oberlaender


Indice

1. Autobiografía 2. Análisis del proyecto


1. Autobiografía

Nací en la ciudad de Cali en el año 1991. Viví en esta ciudad hasta los 16 años, con mi familia nos fuimos a vivir a Bogotá, y empecé a estudiar Arquitectura. Mis padres han sido mi mayor influencia, aunque ellos no tienen mucha relación con el arte, siempre me han inculcado ese lado artístico desde pequeña. Estoy próxima a ser Arquitecta y la pregunta más difícil que me han hecho es la de por qué decidí estudiar Arquitectura. Respondo: ‘por que.. no se, toda la vida quise ser arquitecta’ Desde hace años, le dije a mis papas que iba a ser arquitecta, lo tenía muy claro, pero en realidad no tenía un fundamento más profundo que, por así decirlo, una corazonada. Empecé a estudiar arquitectura sin saber que era arquitectura, pero fue la mejor decisión, era lo único que en verdad pude haber estudiado.

Módulo en madera. Proyecto U.I Sostenibilidad

Creo que en ese ‘toda la vida’ de mi respuesta, está la respuesta a ese por qué. Todas las experiencias que he tenido me hacen hoy una arquitecta y mujer que busca un cambio en las personas, en la ciudad y el mundo (quizás) brindando una mejor calidad de vida a las personas. Pienso que esto se logra cambiando la mentalidad de la gente a través de una arquitectura que muestre, reconozca el lugar dónde se vive y genere un nuevo estilo de vida.


El hecho que tuviera familia en dos ciudades, Bogotá y Medellín, me permitió entender las dinámicas y diferentes elementos que componen ciudad. Esta, probablemente fue la primer reflexión que hice respecto a la arquitectura y la ciudad. Comprendía que habían grandes diferencias entre las ciudades y que tal vez se debía al lugar dónde se encontraban, el clima y principalmente las diferentes costumbres que las personas tenían en cada una. Todas las vacaciones las pasaba primero en Bogotá, con la familia de mi mamá y después en Medellín con la familia de mi papá. Por este motivo me vi influenciada por todas las costumbres de estas dos ciudades, y también con la mía, Cali. La percepción que tenía de Bogotá era de una ciudad grande donde el frio hacia que las personas fueran más distantes, con ese estilo de ciudad metrópoli de grandes edificios todos casi del mismo aspecto. Medellín, mi ciudad preferida, es dónde más me gusta ir aún. Me encantaba correr en la casa de mi abuela por un pasillo con muchas puertas de madera en los costados, y al final llegar a un gran patio con unos árboles gigantes, me sentía como en una selva, y unas loras con las

que

pasaba

horas

jugado.

Cali, mi ciudad, me mostró una forma de vivir totalmente diferente. Un clima caliente que tal vez hacía que las personas fueran más abiertas con una gran influencia artística y musical. Lo que más me gustaba de esta ciudad era pasar por una calle junto al rio Cali. A la izquierda estaba un sector lleno de árboles y a la derecha, la iglesia la Ermita, a la que le decía mi ‘pastelito’ Me gustaba por que era un lugar diferente, una iglesia que resaltaba con su color gris-azulado y unos picos fuera de lo común para ese entonces, una plaza llena de árboles y un rio que sonaba.

N

Cali

Medellín

Bogotá


Con toda esta mezcla cultural, empecé a interesarme a conocer otras ciudades, culturas y regiones. Pero este interés se debe también a que mi papá siempre nos llevaba de viaje para mostrarnos a mi a mi hermana, el país dónde vivíamos. Viajamos desde la guajira hasta el amazonas, y desde buenaventura hasta los Llanos. Esta serie de viajes en mi infancia, me mostraron todo lo que es Colombia, sus cordilleras, dos mares y diferentes regiones que hacen de este país un lugar único y especial. Gracias a mi papá que me trató de enseñar dónde vivía me interesé por trabajar para este. Decidí que el fin de todo mi trabajo sería para tratar de mejorar la vida y condiciones de los que viven en Colombia. Aunque el interés por conocer diferentes culturas está muy presente en mí, lo que me interesa es viajar, conocer y aprender de estas culturas, sus fortalezas, costumbres y formas de vivir, para luego llegar a Colombia y tratar de aplicar todo lo que podré aprender y lograr ese cambio de mentalidad que tanto me interesa.

N

Medellín Bogotá Cali


Una persona que también fue de gran influencia en mi vida, fue mi abuelo, un ganadero con una finca en Boyacá. Al igual como frecuentaba Bogotá y Medellín, gran parte de mis vacaciones las pasaba en esa finca. Una finca donde viví por muchos años en contacto con la naturaleza y los animales.

que hace parte de ellas, el cual es necesario preservarlo y estar en contacto con el para vivir con calidad en cualquier ciudad.

Levantarme todos los días temprano y bajar de una casa en la parte mas alta de la montaña por unas largas escaleras entre árboles y arbustos para mirar cómo se realizaban las tareas cotidianas, tocar alguna vaca por entre los tablones de madera del corral, eran las aventuras más extraordinarias. Montarme a caballo e ir a los potreros, contar las vacas, bajarnos del caballo y correr hacia un rio a ver las tortugas, fueron las mejores experiencias que tuve en mi niñez. Esto creó una estrecha relación con la naturaleza y me permitió entender que debe existir una relación entre el hombre y su entorno natural, un entorno tan diverso que es capaz de brindarnos todo lo necesario. Aquí está el fundamento de algo que creo, la necesidad de entender y vivir la ciudad. El dejar a un lado el entorno natural en las ciudades causa un gran problema ya que no se comprende la ciudad en realidad. Más allá de edificios y calles existe todo ese sistema natural

Dibujo de la casa y escaleras de la finca de mi abuelo


Entrando a otra etapa importante en mi vida, llegar a Bogotá y estudiar arquitectura, me ayudó a comprender de verdad lo que es la ciudad. Tenía alguna percepción de lo que esta es e identificaba algunos aspectos, pero al estar estudiando y conocer más lugares y edificios que en verdad representan a Bogotá, hizo que pudiera entender la complejidad de las ciudades. Fue en ese momento en que comprendí que esto era lo que quería hacer en mi vida. Me di cuenta que la arquitectura está en cada aspecto en la vida de las personas, por lo que es el medio por el cual puedo lograr ese cambio de mentalidad en el que la relación entre la ciudad, el entorno natural y los habitante debe replantearse.

Dibujos del barrio la Merced (izquierda) y biblioteca de Arquitectura de la universidad (derecha). Primeros semestres

En mi carrera tuve dos momentos importantes para mi vida personal y profesional. El primero fue realizar la práctica académica en una oficina de arquitectura que me dio la oportunidad de ver el mundo real de la arquitectura. Allí obtuve experiencia en proyectos reales y trabajar con varias personas que me aportaron gran cantidad de conocimiento.


Lo mas importante para mí fue tener la libertad de diseñar y aplicar todo lo que había aprendido estudiando. Estar en contacto con la realidad, trabajar con clientes y tener una verdadera responsabilidad hizo que esta fuera una experiencia enriquecedora en mi carrera. La segunda fue participar en el Taller de Cartagena, donde trabajé con personas de diferentes países. En este momento volví a tener contacto con otras culturas, otras formas de pensar y ver la arquitectura, otras maneras de relacionarse y poder aprender de estas personas y sus estilos de vida, ampliar mis conocimientos y aplicarlos en mi vida. De igual forma a lo largo de la carrera tuve muchas oportunidades de aprender de profesores y clases que hacen que hoy tenga claro cual es mi futuro. La mas importante de ellas fue la Unidad de Sostenibilidad. Aquí tuve una clase diferente en la cual el tema de la madera y construcción siempre estuvo presente. Gané el concurso interno del módulo en madera para construirlo, y creo que esta ha sido otra de las mejores experiencias en mi vida. En todos los

los años que llevaba estudiando nunca tuve contacto con algo real, dibujar en un papel no solo para mostrarlo, sino para llevarlo a la realidad. A parte de esto, tuve una experiencia muy bonita. Donamos este módulo a un colegio en Ciudad Bolívar donde tuve la oportunidad de tener contacto con esos niños, y ver su cara de felicidad cuando entraron al módulo terminado fue el momento en que rectifiqué que la decisión de estudiar arquitectura fue la correcta.

Es por todo esto que ‘toda mi vida’ es la respuesta a ese por qué soy arquitecta. Las experiencias que he vivido hasta el momento me llevan a ser lo que soy hoy, me han permitido identificar lo que quiero y lo que no, y me han dejado claro que lo que quiero hacer con la arquitectura es mejorar la vida de todos.

Corte del jardín infantil. Proyecto del Taller de Cartagena.


N

2. Análisis del proyecto De acuerdo con la autobiografía, se pueden sacar dos aspectos que son importantes para mí y la forma en que creo que debe ser la arquitectura.

La primera es la relación entre la naturaleza, el hombre y la ciudad. Creo que para poder vivir adecuadamente tiene que haber armonía entre estos tres elementos y así crear una ciudad realmente vivible. Y la segunda es la creación de un nuevo estilo de vida, basándose en lo anterior, creado a partir de aplicar estrategias de otras culturas o volver a rescatar nuestra cultura para vivir en esa ciudad ideal. De acuerdo con estos intereses, se explicará el proyecto de grado al cual intenté aplicar estos dos conceptos que tengo. Este se desarrolla en el barrio Minuto de Dios de Bogotá, un barrio con un concepto de comunidad muy fuerte ligado a la cultura, educación y religión.

Barrio Minuto de Dios. Plano Disgnóstico


Conexión Multiescala El Minuto de Dios como generador de ciudad

Este proyecto se enmarca dentro de la perspectiva urbana y su interés es conectar la Estructura Ecológica Principal de Bogotá con su estructura urbana, a través de la generación de un sistema dinámico en el barrio Minuto de Dios. Esta intervención da respuesta al cómo se articulan dos opuestos para generar dinámicas urbanas, por medio de cinco formas de aproximarse al problema desde tres escalas: la ciudad, el barrio Minuto de Dios y la calle. Como primera medida, se plantea una nueva estrategia de relación dada por la acción de adherencia del barrio Minuto de Dios a la estructura ecológica de su entorno. Se definen dos escalas opuestas, la global y la local, y se establecen relaciones coherentes dentro del contexto a través de una prótesis urbana. Como siguiente medida, se construye una síntesis tipológica de la cual surge un mecanismo de unión, actuando sobre contextos simultáneos. Así, el resultado de la constante relación entre escalas hace que el proyecto cree un sistema de dinámicas urbanas. Entender la desconexión entre la estructura ecológica y la estructura urbana, hace que la localización del barrio Minuto de Dios sea considerada estratégica dentro de un sistema de nodos y conexiones, haciendo que el proyecto tenga su justificación en garantizar la continuidad ecológica y las dinámicas urbanas de Bogotá.


Como primer objetivo de este proyecto es la conexión de la estructura ecológica principal y la ciudad. Se aborda el lugar entendiendo que el barrio Minuto de Dios se encuentra en una ubicación estratégica dentro del Sistema Natural, convirtiéndose en un punto donde la ciudad plantea incluir el espacio público como elemento conector del tejido urbano y tejido verde reactivando las dinámicas de la ciudad. Esto se realiza a tres escalas diferentes, Bogotá, Minuto de Dios y sus alrededores, y el barrio Minuto de Dios. Bogotá es una ciudad limitada por su estructura natural que hoy en día ha sido reducida a menos de la mitad y existe una desconexión entre ella y su entorno natural. Por este motivo es necesario integrar estas dos estructuras por medio de una serie de ejes y nodos en diversos puntos de la ciudad. El sector del Minuto de dios se encuentra en un lugar muy importante de la ciudad ya que esta junto a un fragmento de la estructura ecológica principal y unas vías importantes de la ciudad que lo conectan con ella. De este modo, este sector se convierte en uno de esos puntos de la ciudad donde se realiza una conexión entre el sistema verde y la ciudad al estar en un lugar que permite esa integración.

N

N

Humedal Juan Amarillo

Minuto de Dios

Los Lagartos

Minuto de Dios

Humedal Córdoba

Rio Juan Amarillo Humedal Santa María del Lago

Propuesta de conexión entre el sistema natural y la ciudad en Bogotá (izquierda) y el Minuto de Dios y sus alrededores (derecha)


Para abordar la escala del barrio del Minuto de Dios, primero se hace un reconocimiento de lo que existe. Se encuentran cuatro problemas a los que se les da una estrategia como solución. El primer problema es la no definición del borde por lo cual es necesario su conformación por medio de un elemento de transición. El segundo es la desconexión del centro del Minuto de Dios el cual tiene que conectarse con la ciudad y sus sistema natural. El tercer es un déficit de espacio público al cual se debe mejorar, recuperar y aumentar. El último es la no articulación de la alameda con el barrio por lo cual se propone un parque metropolitano que sea el encargado de integrar el sistema natural a la ciudad.

1. No definición del borde

1. Conformación y densificación del borde

2. Desconexión centro del MD

2. Conectar el centro del MD

3. Déficit de Espacio público

3. Recuperar y crear Espacio público

4. No articulación de la alameda con el barrio

4. Parque Metropolitano Juan Amarillo


N

El entendimiento de todos estos problemas da como solución un proyecto urbano que logra esa conexión entre esas dos estructuras por medio del espacio público. Se propone un nuevo borde con vivienda de alta densidad y un gran porcentaje de área libre en primer piso. Una plaza lineal que conecte el centro institucional del Minuto de Dios con la ciudad. La recuperación de los andenes del barrio aumentando su perfil y la creación de espacio público en zonas no utilizadas. Y por ultimo el tema principal del proyecto, el parque metropolitano Juan Amarillo que generará la conexión entre la el barrio, la ciudad y la estructura ecológica principal de Bogotá.

1 3

3 4

2

Sectores del proyecto

Planta general del proyecto


N

El proyecto cuenta con un eje estructurador que es el Parque Metropolitano Juan Amarillo que será el encargado de conectar el barrio con la ciudad. Este cuenta con unos nodos de actividad principales en el borde los cuales generaran una conexión a diferente escala: las existencias del barrio a la nueva propuesta de borde. Estas conexiones se dan a través de unas vías principales del barrio a las cuales se les aumenta el perfil dando importancia al peatón. De esta forma se genera una red de conexiones entre las existencias del barrio y la ciudad a través de una nueva arquitectura. Una arquitectura que propone una nueva forma de vida rescatando el sentido comunitario del barrio en relación con el fragmento de estructura ecológica principal que se encuentra en su borde.

Eje estructurador Conexiones internas

Existencias Propuesta de borde

Nodos de actividad


Sector 1. Conformación y densificación del borde Siguiendo con el tema central del proyecto de conexión, en cada uno de los sectores se realiza la misma estrategia con diferentes operaciones. En el primer sector, se plantea unos edificios cuya tipología se adapte al borde no definido que tiene el barrio. Se propone una vivienda de alta densidad de aproximadamente 6 pisos de altura que en primer piso permita una relación directa entre las existencias del barrio con la propuesta del parque metropolitano.

N

A

Planta sector del borde

Eje estructurador

Propuesta de borde

Conexiones internas

Vivienda de alta densidad

Corte A

Rio Juan Amarillo

Parque Metropolitano

Vivienda de borde

Vivienda existente

Nodos de actividad


Sector 2. Conexión del Centro del Minuto de Dios

En el segundo sector se encuentra el centro institucional importante en el barrio el cual se conecta por medio de una plaza lineal hacia la Av. Boyacá generando esa conexión con la ciudad y transversalmente se propone una alameda que conecte el Humedal Santa María del Lago con este centro y el parque metropolitano.

N

Parque Metropolitano

Cll. 80 Plaza lineal

A

Planta sector del centro del MD

Corte A

Corte B

Centro Minuto de Dios

B

Av. Boyacá Humedal Santa María del Lago


Sector 3 Recuperar y crear espacio público En este sector, se trata el espacio publico de dos maneras. La primera es aumentar el perfil de las vías, en este caso la diagonal 83. Se recuperan los antejardines invadidos para duplicar el ancho de los andenes. Se proponen dos franjas, una de paso para el peatón en relación con las existencias y otra una franja verde donde se arboriza la calle y se generan unos espacios de estar a lo largo de la vía. Segundo se plantean equipamientos y comercio en zonas vacías que generen actividad en la vía. Planta Diagonal 83

Nuevo Andén Peatón

Franja verde

Via Diagonal 83

Franja verde

Nuevo Andén

Peatón


N

Sector 4. Parque Metropolitano Juan Amarillo El ultimo sector plantea un Parque Metropolitano que a la vez de conectar el barrio con la ciudad y con el sistema natural, genere una apropiaci贸n y relaci贸n entre los habitantes y el rio Juan Amarillo. Se proponen diferentes niveles de contacto con el rio permitiendo tener desde una relaci贸n visual hasta estar en contacto con el rio por medio de zonas inundables. De igual forma se generan unos nodos de actividad por los cuales se realiza la conexi贸n entre el barrio y la propuesta. Corte A

Corte B

A

B

Planta sector del parque metropolitano


N

Eje estructurador Conexiones internas

Nodos de actividad Pasos sobre el rio


H. Juan Amarillo

Cerros de Suba

H. Jaboque Río Bogotá

C. Lagartos

MINUTO DE DIOS

H. Córdoba

Country Club

Santa María del Lago

CERROS ORIENTALES P. Simón Bolívar

Parque Gibraltar

U. Nacional CUAN

Río Arzobispo

Parkway

Diagrama de propuesta para Bogotá

Este proyecto de fin de carrera lo que intenta es aplicar todo lo que creo, la relación entre el hombre, la ciudad y la naturaleza está muy presente. Se generan conexiones a diferentes escalas entre estos tres puntos buscando nuevas dinámicas en la ciudad. Todo el proyecto gira entorno al espacio público y un parque lineal metropolitano que sirva como elemento de transición entre estos dos opuestos, la ciudad y la estructura ecológica principal. Esta intervención lo que busca es ser algo parecido a una prótesis que así como en el cuerpo humano vuelva a conectar todo y el sistema pueda funcionar correctamente. Y que mejor lugar que el Minuto de Dios, que se encuentra entre esos dos opuestos con un elemento, el borde, que pide arquitectura, una nueva arquitectura que sin dejar a un lado la relación entre comunidad, educación, cultura y religión, permita una nueva forma de vida.


N

Autobiografíareducido  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you