Page 1

“Habría que matar [a los arquitectos]”*    Arquitectura como instrumento ideológico   en Madrid entre 2000 y 2016                                              Autor: Sánchez Zaragoza, Alejandro    Directores: Cánovas Alcaraz, Andrés  Pitarch Alonso, Pedro          *Aguirre y Gil de Biedma condesa de Bornos y de Murillo, Esperanza. 29/8/2012, Valdemaqueda.   Cita textual: “-Yo no he visto nada tan feo… -Pues eso son los arquitectos de la Comunidad. -¡Ya! habría  que matarlos [...] ¿Tú sabes por qué habría que poner pena de muerte? Me caen mal los arquitectos porque  sus crímenes perduran más allá de su propia vida, se ha muerto y ahí nos ha dejado esto” 


ÍNDICE   1 INTRODUCCIÓN 

2

1.1 La ciudad que no llegó a ser (o ¿por qué Madrid?)

3

1.2 La relevancia de la prensa (o ¿por qué la prensa?)

4

1.3 La nueva imagen social del arquitecto (o ¿por qué los arquitectos?)

6

1.4 Metodología

6

1.5 Objetivos

7

2 RECONSTRUYENDO LOS RELATOS 

9

2.1 Calatrava llega a Madrid por navidad

9

2.2 Una ciudad de la justicia para 25.000 vecinos

11

2.3 No son casinos, son empleos

14

2.4 “Madrid 2012 es el sueño de una ciudad”

16

2.5 13 rue de Cibeles

20

2.6 Y la m-30 se hizo playa

23

3 CONCLUSIONES  3.1 Madrid Río fue impopular y salió bien

26  

28

3.2 No es tiempo de lujos 3.3 Sigue trabajando para el poder, pero ¿qué poder?

29  

29

3.4 La arquitectura como reflejo social

31

3.5 ¿Qué hacemos?

32

BIBLIOGRAFÍA 

35

                1 


1 INTRODUCCIÓN   Existe un paralelismo psicológico entre dejar una huella en el paisaje con un edificio y  el ejercicio del poder político. Ambos dependen de la imposición de la voluntad. (Sudjic,  2005: 13) La relación entre política y arquitectura existe desde el origen de ambos  conceptos de manera bidireccional. Por un lado, definiendo la arquitectura de manera  muy general como la disciplina encargada de dar soporte a las formas de vida de los  ciudadanos, podemos afirmar que está relacionada indivisiblemente con poderes  políticos y económicos dado que éstos ejercen su capacidad de influencia a través de  reglar dichas formas de habitar. Recíprocamente, la política entendida como la gestión  de lo común y la capacidad de establecer para ello vínculos entre diversos sujetos de  una sociedad, necesita generar estos vínculos en un contexto físico que debe ser  formalizado mediante de la arquitectura.     Desde la arquitectura, una forma tradicional de entender su relación con el poder  ha sido exclusivamente a partir de su capacidad para concretar una imagen  representativa acorde al status del sujeto que requiere los servicios de ésta. Por  contraposición, otra forma de enfocarlo desde algunos posicionamientos relacionados  con el socialismo avanzado, se ha defendido el compromiso político del arquitecto como  parte de una élite intelectual que debe formar parte de las vanguardias participando en  una revolución social impulsada desde la cultura y el arte. Con la desaparición de  regímenes totalitarios en los gobiernos de occidente, estas dos posiciones enfrentadas  han ido perdiendo intensidad para alcanzar un atenuado punto intermedio en el que  sencillamente la arquitectura se ha limitado a cumplir los encargos recibidos dentro de  un sistema capitalista, mientras se ocupaba de desarrollar internamente un discurso  intelectual más o menos relevante de cara a la sociedad.     En este trabajo de investigación se va a proceder a estudiar concretamente de qué  manera los representantes políticos de la ciudadanía han utilizado la arquitectura para  promocionar una manera determinada de hacer ciudad acorde con su ideología a lo  largo del siglo XXI, buscando la colaboración de unos arquitectos tendenciosamente  seleccionados a través de procesos eminentemente opacos, y qué papel han cumplido  dichos profesionales en estos escenarios.    Para el presente trabajo, por tanto, es necesario enmarcar el término “política”  como el conjunto de prácticas que administran la policía de un grupo de individuos a  través de la representación de la ciudadanía por personas elegidas democráticamente en  diferentes escenarios configurados para tal fin. Esta política es, por definición,  instrumentalizada e instrumentalizadora; por sí misma no tiene capacidad de intervenir  en la realidad de manera directa y se ocupa de gestionar los recursos a través de una  serie de organismos que funcionan como herramientas. Una primera consecuencia de  2 


esta concepción de la política es la necesidad de tener un grupo de personas que estén en disposición de ser gobernadas. Para ello se genera un abanico de relatos y símbolos que  generan una identidad común, y que necesariamente se acaba proyectando a través de  los productos culturales. Bajo esta premisa y como un elemento cultural de primer  orden, la arquitectura y el urbanismo son utilizados por la política para materializar su  ideología al tratarse de los instrumentos básicos para intervenir en el espacio.     Otro requisito para que la política basada en la representación funcione es que los  representantes necesitan gozar del favor del electorado para continuar desempeñando  sus funciones. Para lograrlo se puede hacer uso de los medios de comunicación como  forma de trasladar ideas a la ciudadanía que defiendan determinadas intervenciones  como una forma de buscar lo mejor para el común. Esto se consigue empleando un  discurso que, al ser observado con la suficiente perspectiva, permite leer con mayor  claridad los mecanismos que se ponen en funcionamiento. Es por esto que, además del  interés que despierta la retórica oficial que rodea a los grandes proyectos acometidos  por el gobierno, quizá sean más reveladores los significados no intencionados que estas  intervenciones han realzado inadvertidamente. Además, al utilizarse la ordenación  urbana, necesitada de tiempos dilatados y periodos de reposo a largo plazo, como una  herramienta más en el cálculo político, queda condicionada por los ciclos electorales a  merced de un múltiple y complejo juego de intereses particulares.    Los dirigentes emplean la arquitectura como parte de una estrategia para  demostrar que están en una posición en la que son capaces de controlar los  acontecimientos, que basta con imponer su voluntad para cambiar la forma del  mundo (Sudjic, 2005: 48)      1.1 LA CIUDAD QUE NO LLEGÓ A SER    Madrid es una ciudad sin un modelo definido ni un relato que la identifique. La  aparición de la crisis inmobiliaria no hizo más que destapar un proceso en gestación  desde los tiempos de bonanza económica dejando en evidencia que, en la búsqueda  obsesiva de una postal reconocible para la ciudad, solo han quedado tumbas  arquitectónicas y proyectos inacabados. El único recurso por el que los políticos han  apostado es utilizar la ciudad como un lugar de acumulación de capital buscando atraer  la mayor cantidad posible de inversión internacional. Una vez cayeron eurovegas y la  ciudad olímpica, Madrid se dió cuenta de que no tenía mucho más que contar.     A pesar de todo, la opción tomada para buscar la recuperación ha sido una huida  hacia adelante manteniendo el mismo modelo de desarrollo. Además se han utilizado los  medios de comunicación como altavoz para promocionar estos modos de hacer ciudad  como los más positivos para los intereses de los ciudadanos, sin posibilidad de  3 


contestación o existencia de alternativas; también han servido como plataformas para reproducir las declaraciones de políticos que mostraron su complacencia hacia los  poderes económicos, confesándose dispuestos a plegarse a cualquier requerimiento  modificando normativas a la carta con tal de que las inversiones finalmente llegasen.     Bajo un contexto económico optimista, el siglo XXI arrancó con una serie de  grandes inversiones que endeudaron a las administraciones públicas con la confianza de  que en ningún momento aparecería un escenario de desaceleración, es cómodo hablar de  austeridad observando los problemas desde la distancia y sería un error que este trabajo  se interpretase como una defensa de la contención del gasto público o una denuncia  genérica sobre la malversación de fondos. Inevitablemente estos temas aparecerán a lo  largo de los diferentes casos de estudio porque es una condición transversal que salpica  a todas las inversiones de este tipo, pero el objetivo está centrado en explorar de qué  forma se han utilizado los proyectos arquitectónicos como una mercancía electoral más  y qué grado de libertad, y por tanto de responsabilidad, ha tenido el arquitecto como  creador y como profesional independiente.     Attali formó parte del séquito personal de Mitterrand durante casi veinte años  y vió de cerca cómo el presidente invertía dos mil quinientos millones de dólares  en ocho proyectos de prestigio que debían cambiar la fisonomía de París, en  teoría para celebrar el bicentenario de la Revolución francesa, en realidad fruto  de una mezcla de cálculo político y vanidad. Miterrand quería vivir  eternamente. (Sudjic, 2005: 178)    Esta ausencia de modelo urbano no es particularmente característico de Madrid en  España. Pero debido a su condición de capital y sencillamente por una cuestión de  tamaño existe una elevada concentración de casos de diversa índole en los que la  arquitectura ha servido como forma de materializar discursos ideológicos que permite  hacer un retrato más preciso de la situación global. Además, la coyuntura económica y  social a nivel nacional ha provocado que se produzcan cambios de gobierno municipal  en el caso de numerosas ciudades, entre ellas Madrid. Esto ha permitido una nueva  actitud por parte de los gobernantes que ha hecho que ciertos temas relacionados con  las grandes decisiones que han dado forma a la ciudad, o por lo menos lo han intentado,  salgan a la luz con más fuerza dentro de una nueva política que tiene como compromiso  el de la transparencia hacia el ciudadano.      1.2 LA RELEVANCIA DE LA PRENSA    para Koolhaas, trabajar en China conlleva la creencia de que lo que está  haciendo es pasar de la simple teoría a formar parte de la historia. él necesita a  China, pero no tanto, en su opinión, como China necesita a gente como él. Es  4 


una ilusión compartida por muchos arquitectos en sus tratos con el poder. La arquitectura define un régimen, pero nunca es el arquitecto quien enmarca el  significado de esa definición. (Sudjic, 2005: 107)    A la hora de realizar una investigación de este tipo, sería irresponsable negar que  los medios de comunicación atraviesan un profundo proceso de transformación en el que  cada vez cobran más protagonismo los medios digitales, donde la opinión se genera y  difunde de manera descentralizada y horizontal. Estas formas de comunicación forman  parte de los múltiples cambios sociales en los que nos encontramos inmersos. No  obstante, los medios tradicionales siguen manteniendo una importante cuota de poder  teniendo la capacidad de influir en la opinión mayoritaria, además, su condición  centralizada los convierte en medios mucho más susceptibles de transmitir unos  intereses concretos y canalizar la atención según donde se desee colocar el foco.    Bajo estas premisas, los artículos de prensa escrita, por su condición de  permanencia inalterada en el tiempo y la facilidad de acceso y registro debido a la  existencia de hemerotecas clasificadas y datadas, permiten hacer un barrido cronológico  de cómo se han ido enfocado los grandes proyectos que han configurado la ciudad a  través de las sucesivas coyunturas temporales.     La arquitectura ha tenido su cuota de protagonismo en este escenario, los  arquitectos normalmente aparecen citados en la prensa como un conjunto de técnicos a  los que se consulta todo tipo de cuestiones (estructurales, urbanísticas, compositivas…)  y sirven para legitimar o deslegitimar, según el signo político interesado en dirigir la  opinión, las intervenciones en la ciudad. Por otro lado, se utiliza la firma de arquitectos  de prestigio internacional como un recurso clave para garantizar el éxito de  determinadas operaciones con fines casi propagandísticos, priorizando la búsqueda del  icono de proyección internacional repitiendo una serie de imágenes pretendidamente  espectaculares sobre el desarrollo de un modelo urbano sostenible. En este contexto y  aunque pueda parecer contradictorio, el proyecto de arquitectura emerge como un  medio más que un fin en sí mismo. A través de la arquitectura se media una imagen de  representación que se desea transmitir desde el poder.    ...a partir de la década de los 1990, este fenómeno también ha demostrado su  gran influencia en el mundo de las arquitecturas de élite, y pasaron a  predominar las imágenes mediáticas por encima de los edificios reales. todo  ello es expresión de lo ya anunciado por Marshall mcLuhan en la década de  1960: el predominio de los medios visuales de la comunicación por encima del  lenguaje y de los contenidos (Montaner y Muxí, 2015: 82)    A medida que aumenta la velocidad de la información, los políticos tienen  tendencia a dejar de lado la representación y delegación de los electores a favor  5 


de la implicación inmediata de toda la comunidad en lso actos centrales de la decisión. A velocidades de información más bajas, no queda más remedio que  la representación y la delegación. (McLuhan, M. 1964)     

1.3 LA NUEVA IMAGEN SOCIAL DEL ARQUITECTO  

La profesión de la arquitectura es una construcción social que se autodefine y tiene como necesidad intrínseca perpetuar su estatus como disciplina necesaria. Para lograr  sustentarse, necesita participar en redes externas donde colaborar con el conjunto  social. Es difícil aventurar con rigor cuál es la visión que este conjunto tiene de la  arquitectura sin caer en lugares comunes, pero salta a la vista que en una crisis  fundamentalmente de tipo inmobiliario y caracterizada por el sobrecoste de muchas  operaciones de promoción pública, el prestigio social que se tenía hacia la arquitectura  ha experimentado un declive. Esta situación se ha visto agravada por una actitud  cómplice desde la arquitectura al involucrarse en estos fenómenos para obtener  beneficio propio sin ejercer una actitud crítica hacia los hechos mismos. Es por tanto  objetivo de esta investigación desvelar de qué manera este reconocimiento se ha visto  afectado, cuál es la nueva posición de la profesión y cómo los arquitectos, intentando  navegar en este contexto, no solo podrían liberarse de una forma de autonomía  disciplinaria en la que son un mero instrumento del poder económico, sino también  plantear una transición en su manera de entender qué son los problemas y cómo  amoldarse a estas nuevas situaciones.     una cuestión especialmente importante cuando se vive un momento histórico de  cambio. no solo se trata ahora de “cambiar el mundo” sino que el mundo  cambia, nos guste o no, y de que lo que se trata es de entender las dinámicas de  este cambio (Montaner y Muxí, 2015: 11)    El objetivo del trabajo por tanto trata de averiguar de qué manera a través de la  prensa reciben los ciudadanos los procesos y decisiones en torno a la producción de la  ciudad. Ciudadanos que no han sido tenidos en cuenta habitualmente en estos mismos  procesos hasta muy recientemente, es necesario empezar conociendo cómo se percibe la  disciplina para progresar en la comunicación entre arquitectura y sociedad. Sería una  manera de aproximar respuestas a la pregunta: ¿Qué entiende la ciudadanía por  “arquitectura”?       1.4 METODOLOGÍA     Interés humano es un término técnico que se refiere a lo que ocurre cuando  muchos artículos sueltos, se colocan, como un mosaico, en una misma plana.  6 


La prensa es una forma confesional colectiva que proporciona una participación comunal. Puede pintar los acontecimientos, utilizándolos o  dejando de utilizarlos. Pero es la exposición comunal diaria de múltiples  artículos en yuxtaposición la que confiere a la prensa su compleja dimensión  de interés humano (McLuhan, M. 1964)    Tomando esta idea de McLuhan sobre el interés de la superposición de la prensa  para extraer la dimensión del interés humano, el material con el que se va a trabajar  consiste en:    1. Noticias aparecidas en prensa escrita: El País, El Mundo, ABC y La Razón    Se han seleccionado una serie de casos de especial relevancia en la Comunidad de  Madrid, donde múltiples agentes e intereses de tipo económico, social, territorial o de  representación se han visto implicados para configurar la forma de la ciudad. Para  aproximarse a lo expuesto hasta ahora y desvelar qué discursos se articulan de forma  explícita e implícita con cada proceso, la forma de trabajar elegida consiste en consultar  de manera cronológica las noticias aparecidas en prensa con la intención de rastrear  cuál ha sido el mensaje que se ha trasladado a la ciudadanía sobre lo que se estaba  produciendo en la ciudad y cuál es la imagen que se proyecta sobre el papel de los  arquitectos en relación con todo esto.     2. Titulares de estos artículos.  3. Cuerpo de la noticia.  4. Citas de responsables políticos y arquitectos.    El material de análisis de primer nivel consiste en el titular y el texto, una  interpretación a partir del enfoque y el estilo que se da a la noticia arroja de manera  clara una idea de hacia dónde se está dirigiendo la opinión. Normalmente, la  publicación de noticias de este tipo desvela datos relacionados con movimientos  urbanísticos, de capital o de influencias que destapan otras muchas capas de significado  que se activan de forma secundaria y ayudan a configurar el verdadero relato que se  está desarrollando a través de estas operaciones urbanas.    5. Fotografías, videos, escenografía generada en actos protocolarios    Otro nivel de información no menos importante es la documentación gráfica que  aparece en las noticias. Las puestas en escena de las presentaciones de este tipo de actos  genera unas narrativas muy complejas en cuanto a escenografía, actores y lenguaje que  quedan reflejadas en las fotografías que acompañan las noticias. Como parte de la  modernización de los medios tradicionales de comunicación y su adaptación a lo digital,  en la versión online de las noticias más recientes se incorpora material audiovisual que  7 


apoya a las noticias aproximando el tipo de contenido al que habitualmente se emite por televisión.    A través de todo lo citado anteriormente, la metodología consiste en ir hilvanando  los diferentes titulares, citas, o situaciones espaciales a través del tiempo para, por  superposición y comparación de las diferentes situaciones hacer emerger de qué forma  se ha utilizado la arquitectura como herramienta de representación por parte de los  diferentes representantes políticos.      1.5 OBJETIVOS    En este punto, a la hora de plantear el análisis y el posicionamiento, resulta  complicado concretar de forma más precisa las ideas que la bibliografía consultada  durante la realización de este trabajo arroja y quedan citadas a continuación:    un primer trazado o la construcción de un muro, pueden ser actos puramente  políticos en la medida que trazan un adentro y un afuera como forma de  pertenencia. En esos instantes, la arquitectura se presenta en su desnudez como  un acto político no exento de violencia y la cuestión traslada entonces su foco no  tanto al devenir de la arquitectura o a la capacidad política de la forma como a  su estado previo, a todo aquello que la antecede ¿Quién decide qué edificio se  asienta en un determinado lugar de la ciudad? ¿Quién decide las leyes urbanas  que preceden y determinan un universo de formas todavía por desplegar?  (quaderns 266/267)   

¿Son creíbles los programas políticos que propugnan el derecho a la vivienda, a la movilidad o al acceso a las centralidades y, sin embargo, no proponen  medidas para atajar la especulación del suelo y la exclusión de los sectores  populares de las áreas centrales renovadas?¿Es admisible el doble lenguaje de  tantos arquitectos y urbanistas que desde las universidades o la prensa nos  bombardean con discursos humanistas y en sus obras o en las revistas  profesionales exaltan la arquitectura casi siempre como un objeto singular y  gratuito? (Montaner y Muxí, 2015: 9)    Todas estas inquietudes y las propias se pueden concretar en varias cuestiones en el  contexto que nos ocupa. ¿Bajo qué escenarios políticos se ha utilizado la arquitectura  como herramienta propagandística en Madrid?¿Es exclusiva de determinadas ideologías  que han gobernando durante la bonanza económica?¿Cómo ha afectado la crisis a esta  situación?¿En que situación queda la arquitectura y sus inquietudes académicas con  respecto a la sociedad?¿Qué pasos dar a continuación para ejercer un papel relevante  asumiendo la contingencia de la práctica?  8 


2 RECONSTRUYENDO LOS RELATOS   2.1 Calatrava llega a Madrid por navidad   

Fig. 1 Diferentes representantes políticos, banqueros y nobles en la inauguración del obelisco de  Caja Madrid (2009) 

Como primer caso de estudio se ha seleccionado un proyecto que probablemente  aglutina como ningún otro de qué manera las lógicas han funcionado en torno a una  decisión de principal relevancia en la imagen urbana. Precisamente por tratarse de una  escultura y no una edificación, quizá sea más sencillo y directo trazar los relatos que  desencadenan su implantación en la ciudad.    “Calatrava sostiene el cielo de Madrid” (El País 22/10/2004) Y es que con este ánimo se  celebra la recepción de una obra de Santiago Calatrava en Madrid, en palabras del alcalde  de la ciudad “se cierra una herida histórica de no tener una obra suya”. Contar con un  símbolo de este tipo es sinónimo de éxito como ciudad, entre múltiples metáforas hacia el  cuerpo masculino y femenino y promesas de conseguir “el punto más alto de la ciudad”  (un hito habitual cuando se habla de arquitectura y representación) la opacidad en torno  al proceso que ha llevado a este punto es total. De forma unilateral, caja madrid decide  “regalar” a la ciudad esta escultura decidiendo diseño y ubicación, y por supuesto  declarando con una naturalidad acorde a los tiempos que corren: “de los regalos no se dice  lo que cuestan”  9 


Otras noticias de tono similar, más tardías y relacionadas con la inauguración en sí desprenden el mismo tono positivista “Calatrava pone una pica en Madrid” (ABC  23/12/2009), “Calatrava llega a Madrid por Navidad” (ABC 19/11/2009) aunque ya se  insertan en un contexto de crisis económica. En el acto inaugurativo podemos ver al rey  de España Juan Carlos I, al presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, al alcalde de  Madrid, Alberto Ruíz Gallardón y a la ministra de vivienda Beatriz Corredor en la  fotografía que encabeza esta sección observando hacia el cielo con cara de satisfecha  admiración. Podría decirse por esto que el monumento ha conseguido su objetivo, aunque  no es menos cierto que en la propia noticia se recogen opiniones de “curiosos” que han  acudido a la inauguración y cuestionan el precio, la utilidad o la propia belleza de la  escultura.     Con el tiempo el regalo no resulta serlo tanto, el coste energético y de mantenimiento  corre a cargo del ayuntamiento y el enfoque de la prensa se redirige hacia “La crisis  desenchufa el obelisco de Calatrava” (ABC 26/01/2012) “El jarrón chino de Calatrava” (El  País 18/02/2012) aunque en ningún momento se ha informado del coste real, se desvela  que Caja Madrid ha solicitado cofinanciación al ayuntamiento, además, los fondos  aportados por el banco pertenecen a su presupuesto destinado a “obras culturales y de  protección del patrimonio” con lo cual otras operaciones quedan sin financiar para hacerse  cargo del, en palabras del presidente de Caja Madrid “regalo simbólico que deja constancia  del agradecimiento y cariño a la ciudad”    Querer derribarlo, llamar a calatrava “controvertido arquitecto” decir que presentó  uno igual después de proclamar que sería un icono único en Israel con exactamente la  misma frase “es un mensaje de confianza en el futuro” son las ideas que se transmiten a  través de la prensa una vez el fracaso está consumado “El obelisco de Calatrava, un  lustro de decepción” (ABC 25/01/2014) “El regalo envenenado de Calatrava” (El Mundo  30/08/2014) También se recuperan palabras críticas del coam cuando en su momento no  se le dio excesiva repercusión “fue casi un monumento de Calatrava a sí mismo” en solo  cinco años desde la fotografía de la inauguración, el rey ya no tiene corona, Caja Madrid  no existe y su entonces presidente está imputado por diversos delitos, el ministerio de  vivienda se eliminó y Alberto Ruiz-Gallardón está desaparecido de la política    El caso de Calatrava como arquitecto es paradigmático en todo el mundo,  internacionalmente ha recogido impresiones similares y prácticamente con todos los  proyectos que ha llevado a cabo. Su actitud, por otro lado, es por todos conocida e  igualmente reflejada en la prensa con reseñas como “Calatrava equipara su obra con la  Alhambra o el Museo del Prado” (El País 13/07/2012) o “Calatrava considera incluso  modestos sus honorarios” (El País 19/06/2012) De cara a esta investigación ha sido una  suerte que, a falta de una obra construida, efectivamente Caja Madrid decidiese hacer  este regalo.   10 


2.2 Una ciudad de la justicia para 25.000 vecinos  

Fig. 2 Norman Foster con representantes políticos de la Comunidad de Madrid presentando el  proyecto del Campus de la Justicia (2006) 

El proyecto de la ciudad de la justicia de Madrid comparte con el anterior ejemplo  la intención de colocar a Madrid en el mapa con un icono de arquitectura de prestigio.  En contraposición a esta pieza singular en la ciudad, este si tiene un entidad diferente  por escala y los movimientos de capital, que implican la entrega para costearlo de  inmuebles públicos del centro de Madrid, además del flujo de personas que movilizará.    El camino de la ciudad de la justicia comienza cuando en plena burbuja inmobiliaria  se toma la decisión de que, vendiendo las sedes judiciales del centro de Madrid, se puede  costear un conjunto de edificios de nueva planta en la periferia. Esto toma cuerpo con la  presentación de Norman Foster rodeado de todos los representantes del gobierno regional  y municipal. “Foster dejará una huella de transparencia y democracia en el campus de la  justicia” (El País 17/04/2006) Entre declaraciones como “el arquitecto más importante del  mundo” y agradeciéndole “haber accedido a realizar el encargo”. “Los arquitectos critican  la elección a dedo de Foster para el Campus de la Justicia” (El País 19/04/2006) dentro de  una atmósfera de este tipo, el colegio de arquitectos pone en cuestión la elección de este  arquitecto al no haber sido un proceso transparente ni haber accedido a través de un  concurso público, que habría sido el procedimiento habitual. Años después se da la  circunstancia de que “Foster arremete contra el ayuntamiento y la comunidad por las  trabas a su fundación” (El País 18-5-2014) Esta noticia no tiene relación directa con el 

11


Campus de la justicia en sí, pero refleja cómo la época en la que la relación idílica mantenida entre el arquitecto y las administraciones queda ya lejos en 2014.    Uno de los ejes principales de la Ciudad de la Justicia es la difusión hacia la  ciudadanía de este proyecto, parte de esta estrategia se cuenta en “La comunidad lleva el  campus de la justicia a la red” (El País 7/09/2007) Entre una de las iniciativas más  llamativas está la recreación digital en el videojuego de realidad virtual “second life” y  toda la serie de tutoriales en youtube para que los ciudadanos puedan acceder. Esto se  hace de una forma abierta y se ve como una forma elogiable de acercar las grandes  inversiones a la población, pero con el tiempo sale a la luz que “La ciudad de la justicia  gastó más de dos millones en 41 maquetas” (El País 1/11/2015) de “El Campus de la  Justicia realizó 72 actos de promoción en todo el mundo” (El País 6/11/2015) Este tipo de  promociones que llegan a realizarse internacionalmente resultan manifiestamente  desproporcionadas, se cruzan acusaciones acerca de que lo que menos interesa a la  comunidad es la justicia o el ahorro, si no promocionar la ciudad a través de estos actos  empleando la presencia de los arquitectos como Zaha Hadid, Norman Foster o Richard  Rogers como atractores en las ceremonias más mediáticas.    Conflictos como el surgido con el arquitecto de uno de los edificios, Alejandro Zaera  entre otros, ”El Gobierno regional anuncia medidas legales contra el arquitecto Zaera”  (ABC 3/12/2008), pone de manifiesto de qué manera se gestiona la situación en el  comienzo de la crisis económica, todo debe seguir el mismo curso, se contiene el gasto y  existe urgencia por inaugurar los equipamientos. Se pone en el punto de mira al arquitecto  como responsable de retrasos y se le ataca desde los medios de comunicación. Otra noticia  que ayuda a generar una idea bastante precisa de cómo se ha utilizado la idea “ciudad”  desde el proyecto, que en ocasiones muta a Campus es la que afirma que “El metro no  llegará al Campus de la Justicia” (El Mundo 27/07/2008), el tipo de forma de vida que se  busca potenciar está lejos de lo que se puede considerar “ciudad” y que se emplea por sus  connotaciones amables, sostenibles y de vitalidad. Se cuenta el proyecto desde la metáfora  de 25.000 habitantes como si realmente fuesen a ser ciudadanos de este complejo. Cuando  en realidad se está generando un campus cerrado y aislado en las afueras de la verdadera  ciudad, donde ni siquiera se va a tener acceso a través del transporte público.    Cuando el proyecto parece paralizado y abandonado al no poder costearse con la  venta de los inmuebles del centro, “Resucita la ciudad de la justicia low-cost” (El País  28/02/2012) Este tipo de iniciativas no son más que un reflejo de cómo, entre otras cosas,  parece que todo el diseño arquitectónico sea entendido como un lujo y en el contexto de  crisis económica no pueden promoverse proyectos de este tipo ya que genera mala imagen  no renunciar a lo que puede verse como supuestos excesos. “Los arquitectos piden volver a  la idea inicial de la Ciudad de la Justicia” (El País 18/01/2015) El COAM, en un intento de  mantener su papel como garante de los derechos de sus colegiados y la profesión en  general, reclama que se vuelva al proyecto original y tambíen emplea argumentos  12 


económicos. “Cifuentes paraliza la ciudad de la justicia que González dejó lista para adjudicar” (ABC 10/07/2015) Lo cierto es que finalmente incluso ese proyecto low-cost  está cancelado, en este artículo se puede observar el aspecto que tendría de hacerse  realidad.   

Fig. 3 Recreación de la ciudad de la justicia Low-Cost (2015) 

La acusación directa de un arquitecto como Alejandro Zaera desde los  representantes políticos ha tenido otro caso similar que se introduce en este  capítulo por afinidad. “Rescindido el contrato con el arquitecto de los Teatros del  Canal” (El País 19/10/2007) aquí se hace referencia a fallos de ejecución que  ridiculizan a Juan Navarro Baldeweg, aduciendo errores de bulto como falta de aire  acondicionado o calefacción como motivo de su expulsión. Quizá esta decisión se ha  tomado porque se encuentra enmarcado en un contexto en el que la ciudadanía es  más sensible a estos hechos, por otra parte, “Arquitectos e intelectuales apoyan a  Juan Navarro tras la rescisión de su contrato” (El Mundo 22/10/2007) y  “Arquitectos a la greña con la comunidad” (ABC 23/10/2007) En este caso hay  muchas formas de ver estos artículos. Por un lado, es llamativo el número de  arquitectos e instituciones que acuden a defender la figura de Juan Navarro en un  acto que podríamos llamar de corporativismo académico. Más tarde se detallan los  honorarios del arquitecto y los diferentes vaivenes presupuestarios, debido a lo  elevado de las cifras, resulta complicado imaginar que un lector pueda defender la  postura del arquitecto al no acabar de congeniar con argumentos como “No  responsabilizar al arquitecto, este artista total” Finalmente, se acaba exigiendo un  listado de desviaciones presupuestarias en obras públicas madrileñas de 1999, como  si el hecho de que las hubiese en gran número justificase que se siga haciendo.    13 


Fig. 4 Juan Navarro Baldeweg en la inauguración de los teatros del Canal recibiendo un beso (2008) 

  2.3 No son casinos, son empleos    El caso eurovegas comparte características con el campus de la justicia en cuanto a  la forma en la que hacen vislumbrar el tipo de ciudad por el que se apuesta. En este  caso es una apuesta de desarrollo mediante la que, ante la depresión económica, la  comunidad se propone captar inversión extranjera para generar una ciudad turística  paralela con unas garantías de funcionamiento inciertas.    Este es un proyecto con grandes dosis de controversia desde su concepción, desde  muchos flancos se ataca, incluso “Los arquitectos también rechazan Eurovegas” (ABC  21/06/2012) desde los colegios profesionales se critica el modelo insostenible propuesto,  sorprende la rotundidad del planteamiento en un organismo que no suele involucrarse de  forma tan directa a priori. Con noticias como la de “Aguirre da carpetazo al proyecto del  mayor parque tecnológico de España” (El País 2/07/2012) queda en evidencia que, para  recuperarse económicamente, se vuelcan todos los esfuerzos en un modelo exclusivamente  basado en turismo, alejándose todas las oportunidades de generar un desarrollo  empresarial más complejo. Además, se hace especial énfasis en que Eurovegas “No son  casinos, son empleos” (El País 10/09/2012) ante lo impopular de cara al público que  resulta transmitir el imaginario perverso que rodea a los casinos y el juego. En cambio, la  generación de empleo, sin ningún tipo de reflexión acerca de la baja cualificación de dichos  puestos de trabajo, todo lo puede para convencer a una población con un índice muy alto  de paro estructural. Como añadido, es reseñable que los sectores más conservadores de la  14 


sociedad, sin ir más lejos “Rouco avisa de los peligros de Eurovegas “ (ABC 11/09/2012) adviertan del pernicioso modo de vida que se promociona con estas operaciones,  declaraciones más probablemente relacionadas con el moralismo que con una profundidad  crítica consciente.     Habría que introducir aquí un inciso poniendo otro ejemplo que usa el mismo  argumento. El Centro Internacional de Convenciones también es recibido con  noticias del tipo “El Sol de Madrid fabricará trabajo” (ABC 26/11/2008) y se afirma  que, pese a la depresión presupuestaria, el CICCM sigue adelante ya que es positivo  en términos económicos y sobretodo laborales. El fin de este proyecto es por todos  conocido, “Botella pone en venta el hoyo del “icono arquitectónico” de Gallardón”  (El País 17/11/2014) Este titular es suficientemente demoledor y se completa con  las críticas que contiene del portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid “El  proyecto ilustra lo que ha sido la política del entonces alcalde, y se viene a resumir  en primero vender humo, luego no hacer lo comprometido y más tarde malvender o  desprenderse a toda prisa de aquello que iba a ser referencia mundial”.   

Fig. 5 Representantes del grupo Adelson en la Comunidad de Madrid anunciando la pronta  construcción del proyecto (2008) 

Continuando con el caso de Eurovegas, ante las sospechas habituales de trato de  favor hacia un inversor privado a la hora de intervenir en una operación así, “Madrid  sacará ahora a concurso Eurovegas para darle transparencia” (El Mundo 18/10/2012)  concurso eminentemente cosmético con bases a medida para que el proyecto de Las  Vegas Sands sea el único con posibilidades de ser presentado. Todas las noticias en el  caso de eurovegas giran en torno al modelo urbano y social, pero es evidente que la  15 


arquitectura tiene un papel central en todo esto, son escasas las noticias donde se citan directamente, en esta: “Conversaciones con arquitectos españoles” (La Razón 5/02/2013)  Por contra, también se usa la arquitectura como argumento para dulcificar el proyecto,  “españolizándolo” y relacionándolo con la arquitectura del lugar. Este tipo de noticia se  relaciona con otras como “Rascacielos eficientes en el plan de viabilidad de Adelson” (La  Razón 10/06/2013) Donde aparece otra noción que habitualmente se utiliza para  mejorar la imagen de proyectos controvertidos de este tipo como es la sostenibilidad.  Apoyándose en datos sesgados sobre una supuesta eficiencia tecnológica se sostiene la  ficción de que se cumplen los requisitos que garantizan un respeto por el medio  ambiente.    Todos los macroproyectos de la ciudad acaban engranándose para trabajar  conjuntamente “El número dos de Adelson dice que Eurovegas será una baza para Madrid  2020” (La Razón 19/03/2013) de esta manera establecen sinergias entre ellos que les  permitan ganarse la opinión favorable de la ciudadanía al funcionar conjuntamente y usar  recursos compartidos, más concretamente, aquí “Ignacio González afirma que Eurovegas  y los JJOO avalan el futuro de Madrid” (El Mundo 20/03/2013) al ponerse en boca de un  responsable político, esta es la noticia que de manera más clara condensa la forma en que  Madrid ha hipotecado su futuro a macroinversiones que finalmente fueron frustradas.      2.4 “Madrid 2012 es el sueño de una ciudad”    El proyecto olímpico sin duda ha sido la gran baza de Madrid de cara al futuro, las  olimpiadas son el evento que tiene la capacidad de proyectar la imagen de una ciudad  internacionalmente por antonomasia, por lo tanto encaja en el modelo por el que  apuesta Madrid en ese momento y es obvio que dirija todos sus esfuerzos en esa  dirección. Las noticias arrancan desde el positivismo habitual, “El Madrid olímpico  subirá los precios” (El País 7/01/2005) se promociona la subida de precios de los  inmuebles para generar confianza en los vecinos sobre que vale la pena acometer este  proyecto. “Un hotel de 18 estrellas” (El País 20/01/2005) “este hotel refleja lo que  Madrid es y quiere ser” dice Alberto Ruiz-Gallardón rodeado de la mayor concentración  de figuras de la arquitectura que ha visto la ciudad con el objetivo de convertir Madrid  en “la capital de la arquitectura mundial” No falta la referencia a la candidatura  olímpica hablando de la necesidad de este tipo de equipamientos.      Cuando aparece la crisis económica, en noticias como “Madrid marca el paso” (ABC  8/11/2008) se esgrime un argumento que se repite constantemente a la hora de defender la  candidatura, que se trata de un proyecto real, viable y con casi todas las instalaciones  construidas, ahorrando dinero a las arcas públicas. “Feliciano López: “La comisión  olímpica va a alucinar con la Caja Mágica” (La Razón 10/07/2009) “Lo de la Caja Mágica  16 


es increíble. No necesita que nadie la venda. Se vende sola. Sólo hay que verla” Los deportistas, en su papel de promotores del “espíritu olímpico” participan en la generación  de un relato idílico mientras alaban el poder de la arquitectura como forma de convencer  al comité organizador.     

Fig. 6 Alberto Ruíz-Gallardón rodeado de arquitectos en la inauguración del hotel Silken  Puerta América (2005) 

17 


Fig. 7 Dominique Perrault, Arantxa Sánchez Vicario y Alberto Ruiz Gallardón, entre otros, visitan las obras de la caja mágica (2009) 

En el ocaso del proyecto aparecen noticias como “Madrid 2020 Pierde apoyo  ciudadano” (El País 11/10/2012) cuando la situación económica provoca la pérdida de la  confianza internacional, haciendo que la candidatura sea derrotada en las votaciones.  Además, pierde el respaldo de la ciudadanía, que prioriza otras preocupaciones más  cotidianas y urgentes. Tras un desengaño ciudadano y después de un cambio de gobierno  “Carmena impulsa una comisión de investigación de la Caja Mágica” (El País 24/09/2015)  llegan las investigaciones como gestos políticos que deben hacerse para desmarcarse  ideológicamente de gobiernos anteriores. Probablemente no solucionen nada pero cabe  preguntarse si, en caso de haber conseguido las olimpiadas, las inversiones se hubieran  estudiado con tanto detenimiento.    Otro proyecto protagonista en este relato es el parque la Gavia de Toyo Ito “Un  parque japonés en Vallecas” (El Mundo 25/01/2007) lo más interesante en este artículo es  la fotografía que muestra a Alberto Ruíz-Gallardón plantando el primer árbol con el  arquitecto del futuro parque “vivo y en movimiento” cuya primera fase se espera que esté  concluida en sólo 12 meses, pero en cambio el futuro es otro “Abandonada la única obra  arquitectónica del último premio Pritzker en Madrid” (El Mundo 19/03/2013) Tras  comenzar como un proyecto independiente se acaba relacionando su financiación con la  candidatura olímpica, incluyendo las pruebas de piragüismo en sus infraestructuras y  comprometiendo su viabilidad a salir elegida como sede, modificando el proyecto y  condiciones iniciales.   18 


Fig. 8 Toyo Ito planta un árbol junto a Alberto Ruíz Gallardón en La Gavia (2007)

19


Finalmente un concejal propone abrirlo en las condiciones actuales ya que “los vecinos lo han abierto y lo usan como tal” introduciendo un nuevo significado al concepto  de participación ciudadana. “Acuerdo para finalizar la construcción del parque de la  Gavia” (El Mundo 15/12/2015) El parque se terminará de construir, pero con un proceso  participativo que modificará el proyecto original. El nuevo ayuntamiento está  comprometido con este tipo de iniciativas y debe mostrarlo en sus decisiones, además, con  toda seguridad las ideas originales del proyecto como las balsas de agua reutilizada sean  un punto que no se realice ya que existen normativas que imposibilitan el contacto de las  personas con aguas regeneradas.      2.5 13 rue de Cibeles    La mayor parte de casos de estudio de esta investigación están relacionados con  nuevas construcciones y grandes movimientos de capital y recursos. Como ejercicios  arquitectónicos comparten entre ellos la importancia del emplazamiento urbano como  forma de establecer un discurso. En este sentido, quizá el caso más importante por la  carga de significado que incorpora es la ubicación del ayuntamiento municipal.     La historia del traslado de la ubicación del ayuntamiento comienza cuando  “Urbanismo planteó llevar el TC a la sede de BSCH y crear un segundo ayuntamiento en  correos” (ABC 5/12/2002) en una compleja negociación, anterior al ascenso al poder de  Gallardón, entre los gobiernos nacional, regional y municipal. En principio se trataría de  una “segunda sede del ayuntamiento” con lo cual no se abandonaría el original en la plaza  de la villa. “Trinidad Jiménez promete trasladar el Ayuntamiento al palacio de Correos en  Cibeles” (El Mundo 26/01/2003) Con estas declaraciones, la candidata socialista ha sido la  primera en declarar públicamente sus intenciones de cambiar la sede del ayuntamiento.  Esto desencadena un terremoto en las filas del partido popular, que le acusa de haber  puesto en riesgo unas negociaciones que se están manteniendo de manera privada “El PP  acusa a Trinidad Jiménez de “torpedear” su idea de trasladar el Ayuntamiento a Correos”  (ABC 26/01/2003) de lo que ella se defiende diciendo que lo había conocido a través del  diario ABC. Alberto Ruiz-Gallardón, después de vencer en las elecciones y efectivamente  llevar a cabo el traslado, “El Palacio de Correos se estrena en octubre como sede de la  sociedad olímpica de 2016” (ABC 7/13/2006) No se puede desaprovechar el potencial de  este escenario para respaldar la candidatura olímpica, que por momentos parece el hilo  conductor de todos los casos que se han tratado.    Toda una serie de titulares en torno a la situación del ayuntamiento aparecen donde  se emplea como una herramienta electoral más. “Lissavetzky “Si gano dejaré el Palacio de  Cibeles y volveré a la plaza de la Villa” (La Razón 18/04/2011) “Del despacho que Gallardón  se hizo en Cibeles al que quiere Aguirre en la plaza de la Villa” (El Mundo 19/03/2015)  Finalmente, después de las elecciones municipales y la victoria de Ahora Madrid, el  20 


resultado es que “Carmena estrena su loft más austero” (ABC 2/11/2015), con la llegada al poder de un partido que tiene como premisa la cercanía a la ciudadanía se hacen  necesarios gestos de este tipo. Rebajar el nivel de excesos de anteriores gobiernos,  compartir el espacio y en definitiva hacer un uso más austero de los recursos municipales.  Con todo, ciertos medios de comunicación aprovechan cualquier resquicio para poner en  cuestión estos actos, en este caso, por “no haber avisado del gasto adicional”. Como  consecuencia de recibir un ayuntamiento en la plaza de Cibeles, “Madrid luce una histórica  bandera gay en el Ayuntamiento” (El País 28/06/2015) “Madrid celebra en Cibeles una cena  de Nochebuena para 220 sin techo” (El País 29/12/2015) El emplazamiento en la ciudad  como forma de representar el poder por parte de un gobierno es utilizado por parte del  siguiente como un escaparate privilegiado para lanzar mensajes desde otro punto de vista  empleando los mismos recursos.   

Fig. 9 Sátira empleando el lenguaje del cómic sobre la situación del ayuntamiento de Madrid (2016) 

Aprovechando este subíndice donde se refleja claramente cómo el cambio de gobierno  municipal ha alterado radicalmente el discurrir de los acontecimientos, incluiremos aquí  otros casos en los que se han dado las mismas circunstancias en otros escenarios.    “Gallardón apuesta por el Real Madrid” (El País 4/11/2011) Esta noticia tiene dos  aspectos a destacar, por un lado ya empieza a hablarse de que el nuevo estadio será “un  hito arquitectónico mundial”. Pero lo más relevante es observar cómo se está gestando,  bajo el amparo del ayuntamiento, intercambiando terrenos de manera ventajosa para que  21 


el Real Madrid pueda construir la ampliación ahorrando dinero. Y es que probablemente los estadios deportivos sean lo más parecido a las catedrales contemporáneas así que no es  de extrañar que en el caso del Real Madrid se convocasen a “Seis arquitectos mundiales  para renovar el Santiago Bernabéu” (ABC 22/06/2012) a través de un concurso de muy alto  perfil dado que la relevancia de la imagen que se proyecta a través de sus instalaciones  tiene una importancia absoluta. Quizá no sea la mejor de las señales que, a la hora de  generar un ícono urbano que se define por su singularidad, las primeras comparaciones  que se hagan de la propuesta ganadora sean del tipo “El Guggenheim blanco” (EL  MUNDO 31/01/2014), encontrándose una similitud con otro proyecto previo de  reconocimiento internacional. Y finalmente, “Carmena ofrece al Real Madrid cambiar el  uso del suelo a la Esquina para construir su hotel de lujo” (ABC 16/03/2016) de nuevo,  como ha pasado con todos los proyectos de mayor relevancia en la imagen de la ciudad, la  reforma del Santiago Bernabéu no podía suponer una excepción a la intervención del  nuevo gobierno municipal, que entiende como responsabilidad propia el revisar que no  haya habido trato de favor hacia la entidad permitiéndosele actuar por encima de la  legislación.    De un proyecto con condición de objeto concreto, pasamos a un caso de planeamiento  puro y duro de la ciudad “Operación Chamartín, día 1” (El País 25/02/2011) Y es que, tras  muchos vaivenes de años atrás, parece que esta operación que según el alcalde  “modificará el futuro de los madrileños” va a salir adelante. Otro proyecto similar con  diferentes actores es el desarrollo urbanístico de la zona del Calderón de la que “El tarot  justifica la construcción de cinco torres junto al Calderón” (El Mundo 21/11/2014) a través  de esta noticia y mediante la combinación con esta otra. “El COAM se ofrece como  mediador en la Operación Chamartín ante el “riesgo de ruptura total” entre las  administraciones” (El Mundo 31/05/2016) Podemos extraer cómo la prensa nos habla de  en qué manera se tiene en consideración la opinión de un colegio de arquitectos que, como  cara pública más visible de la práctica profesional, intenta tener voz en estos proyectos  que conforman la ciudad de manera protagonista sin lograrlo prácticamente en ningún  caso, probablemente porque acostumbra a despertar demasiado tarde y con una posición  excesivamente neutral.     El gobierno de Ahora Madrid tiene dentro del programa electoral paralizar los  desarrollos urbanísticos especulativos y, siguiendo esta línea, “El concejal Zapata dice que  los terrenos de la Operación Chamartín no pueden quedarse como están” (El Mundo  9/03/2016) en esta noticia se cuenta de manera detallada cómo el nuevo ayuntamiento  incorpora las opiniones de la ciudadanía a las decisiones que deciden el futuro de la  ciudad. Este tipo de procesos participativos sirven para legitimar las actuaciones y a su  vez funcionan dando coherencia al proyecto político del partido gobernante, pero sin duda  con actos como el siguiente, “Carmena mutila la Operación Chamartín, haciéndola  inviable” (El Mundo 13-5-2016) Un nuevo gobierno municipal debe dejar patente su  ideología a través de instrumentos tan claros para ello como el planeamiento urbanístico,  22 


siendo habitual que medios de comunicación afines al signo político opuesto utilicen lenguaje agresivo para criticarlo.   

Fig. 10 Representantes municipales de Ganemos Madrid exponen los resultados que legitiman sus  decisiones con respecto al urbanismo (2016) 

  2.6 Y la m-30 se hizo playa    Por último llegamos a una arriesgada decisión que transformará la ciudad de  manera profunda. La circunvalación M-30 a su paso por el sudeste supone una barrera  entre la ciudad y el río, desde el ayuntamiento se saca adelante el proyecto de soterrar  la carretera y regenerar la superficie mediante zonas verdes como gran baza política. A  cambio de una importante inversión económica que endeudaría el ayuntamiento de  Madrid durante muchos años. Como planteamiento, quizá este sea el proyecto que a  priori menos se puede entender desde las necesidades de representación de los  gobernantes por su ausencia de grandes iconos y se plantee desde el interés por mejorar  la habitabilidad de una zona de la ciudad.     Pese a lo dicho anteriormente, la primera noticia indica que la idea de partida consiste  en realizar otra operación que busca, una vez más, el nombre de arquitectos prestigiosos a  nivel internacional dejando su impronta en Madrid a juzgar por la lista de nombres  invitados “Los mejores transformarán el Manzanares” (ABC 25/02/2005) En contra de lo  que pudiese parecer lógico, este proyecto no cuenta con el beneplácito de la ciudadanía  desde el primer momento. se detiene su desarrollo debido a que “Un juzgado de Madrid  anula la remodelación de la M-30 en el Manzanares” (El País 28/10/2008) a causa del  23 


importante gasto que conlleva, la duración de las obras y demás molestias, numerosos vecinos son reacios a que se realice esta obra. Además, es habitual que aspectos como los  relacionados con el medio ambiente son usados tendenciosamente según intereses políticos  de uno u otro bando de manera interesada.     Una vez está finalizado y habiendo resultado un éxito a todos los niveles, el propio  arquitecto es entrevistado y explica las diferentes decisiones del proyecto ante las cámaras  “Madrid-Río, de la mano del director del proyecto” (El Mundo 29/01/2011) después de  haberse presentado a un concurso lleno de estrellas internacionales de la arquitectura, es  llamativo que el proyecto ganador sea obra de un equipo español que no había sido  invitado por selección en un principio. Aunque el proyecto como tal sea un éxito, parece  que es necesario un hito arquitectónico dentro del complejo, con lo cual aparece “El  puente mágico del Manzanares” (ABC 25/03/2011) Se encarga la obra a uno de los  arquitectos invitados, que no ha conseguido vencer, para que construya una pasarela que  necesariamente debe destacar sobre el conjunto. De igual modo, grabaciones como las  pertenecientes a la campaña electoral en las que vemos a “Rajoy, en bici por Madrid Río”  (ABC 13/05/2015) son una muestra muy representativa de cómo la arquitectura que  funciona y supone un éxito conforma el escenario que sirve para que los líderes políticos  quieran identificarse con la imagen amable y sostenible que ésta transmite a la población,  ya nadie pone en cuestión el coste o la viabilidad de la inversión.    Este éxito se ve reflejado a través de la repercusión internacional que ha recibido el  proyecto como se puede comprobar en “El Times dice que el Dig Big de Boston es pecata  minuta comparada con Madrid Río” (ABC 2/04/2012) o “Madrid Río, el oasis que ha  encandilado a Harvard” (ABC 7/02/2016) y es que, de todos los macro proyectos  acometidos en la ciudad de Madrid, probablemente el único que se puede considerar  ejemplar ha sido el soterramiento de la m30 a su paso por el Manzanares y la recuperación  de espacio público para los ciudadanos. Ha colocado a la ciudad en la prensa  internacional, siendo un proyecto elogiado por lo acertado de la operación y como ejemplo  de modelo a seguir en otros lugares.                          24 


Fig. 11 Paso en bici durante la campaña electoral de las candidatas a la presidencia de la Comunidad y alcaldía de Madrid (2015) 

   

25


3 CONCLUSIONES   en “sobre el lugar social del escritor francés en la actualidad” Benjamin había  cuestionado ya la figura del intelectual independiente. De este modo sin duda  intenta él alcanzar la ilusoria meta de encontrarse por encima de las clases.  (Raunig, 2014: 10)     La primera y más evidente conclusión que se desprende de todos estos casos es que  la arquitectura no es una disciplina libre que opera de forma emancipada y unilateral  desde la iniciativa propia. Por el contrario necesita el beneplácito de los organismos que  tienen el poder de ejecución para tener algún tipo de viabilidad en su consecución  debido a la cantidad de recursos que es necesario movilizar.    Participar en estas redes siendo utilizados por las fuerzas económicas, como es el  caso del obelisco de Caja Madrid o el complejo Eurovegas por citar los dos ejemplos más  evidentes, implica que al formar parte de estas cadenas de acción se está tomando un  posicionamiento político alineado con los intereses que se activan en estas operaciones  de manera innegable.    

la dificultad de establecer el significado político exacto de los edificios, y la naturaleza esquiva del contenido político de la arquitectura, ha llevado a la  actual generación de arquitectos a afirmar que su obra es autónoma, o bien a  creer que si existe algo como una arquitectura claramente política, se reduce a  un gueto aislado, no más representativa de los intereses de la arquitectura culta  que un centro comercial o un casino de Las Vegas (Sudjic, 2005: 10)    Como indica esta cita, al aislar un proyecto como tal, es evidente que  exclusivamente su forma no tiene connotaciones políticas de ningún tipo. Su  materialidad no transmite un mensaje y muchos autores acostumbran a defenderse  argumentando que su obra es autónoma y despolitizada como forma de legitimar su  actividad. En muchos casos, se suele hacer uso de aspectos parciales de la obra para  resaltar la función social o sostenible del proyecto para soslayar la posible  responsabilidad que podría caer. La cuestión real es preguntarse ¿Qué hizo que este  proyecto se llevase a cabo así?    es habitual que los arquitectos de prestigio en el mercado global utilicen  argumentos contrapuestos, alejados de la arquitectura que realmente hacen.  unos razonamientos polisémicos y neoliberales dan cobertura para que se  argumente a favor de la sostenibilidad cuando se recurre al uso de alta  tecnología y a la destrucción del medio para que se utilice la experimentación  26 


formal para legitimar la especulación o para recurrir a argumentos de justicia social cuando lo que se propone es elitismo consumista (Montaner y Muxí,  2015: 235)    En definitiva, se trata de un doble discurso por parte de los arquitectos que por un  lado mantienen la defensa de la sostenibilidad en todas sus facetas pero participan en  lógicas perversas que están en contra de toda sostenibilidad económica. Es muy  probable que, de no haber sucedido una crisis financiera, estos aspectos no hubiesen  salido a la luz ya que la capacidad de crítica e indignación ante estos hechos no ha  despertado hasta que ha sido demasiado tarde. Algunas voces críticas se podían  escuchar al principio de algunos de estos procesos, cuando el motor económico  funcionaba a la perfección. Pero el ritmo de crecimiento impedía detenerse a observar  con extrañeza el contexto profesional.   

los profesionales entienden rápidamente la política cuando ésta afecta directamente a su estatus laboral en términos de protección a su ámbito de  acción. Pero son mucho más lentos para interiorizar las implicaciones políticas  de su práctica o las amplias consecuencias de su producción. Los arquitectos no  son diferentes en esto. La dualidad de la razón objetiva y creatividad artística  se perciben como superiores al mundo político. Pero símplemente decir que algo  no es político no significa que no lo sea. Más bien todo lo contrario: suponerse  inocente te hace más vulnerable a dichas controversias (Till, 2009: 162)   

Y es que, pese a lo que se pueda pensar internamente en reflexiones autistas, en todas las noticias que se han consultado para realizar este trabajo, los arquitectos  aparecen nombrados como creadores caprichosos e ininteligibles en el mejor de los casos  o como culpables de algún despropósito en el peor de ellos. Como mucho se pueden ver,  a través del colegio profesional, como un gremio con una muy reducida capacidad de  respuesta o operación real en la realidad de forma resolutiva que suele llegar tarde a los  conflictos. En ningún momento se habla de esta disciplina como una voz cargada del  rigor del que gozan otros profesionales.    nunca se ha dado que tanta arquitectura de alta visibilidad fuera diseñada por  tan poca gente, ¿Cómo pueden los clientes saber que su meteorito o su platillo  volador en concreto va a ser el hito que buscaban y no la pila de basura que en el  fondo sospechan que es? La respuesta es que no pueden saberlo. Así que  dependen de esa lista de treinta nombres que los diseñaron antes (Sudjic, 2005:  264)    Como dice aquí Sudjic, los arquitectos han sido instrumentalizados en la ciudad de  Madrid como una garantía de que los proyectos que se iban a acometer eran acertados,  delegando ese tipo de operaciones y confiando en que eran de buena calidad y debían  27 


funcionar bajo cualquier circunstancia, también en el caso Bernabéu esto es evidente pero también en otras muchas acciones de iniciativa pública. Dentro de esto el margen  real de incidencia en la realidad está muy limitado, entre otras cosas por algo tan  aparentemente obviable en este caso como es el pliego de condiciones, que  probablemente sea una herramienta más cercana desde la que incidir en la realidad y  desde donde con más eficacia se puede modular la acción política de un lugar.     Macintyre habla de que “la nueva época oscura ya está sobre nosotros… los  bárbaros no nos están esperando en las fronteras: ellos ya han estado  gobernandonos desde hace algún tiempo (Till, 2009: 184)      3.1 MADRID RÍO FUE IMPOPULAR Y SALIÓ BIEN    De todos los proyectos de los que se analiza su reflejo a través de los medios de  comunicación, hay uno que destaca por encima del resto como un caso evidente de éxito  que ha trascendido a nivel internacional al haber supuesto un acierto en cuanto a su  concepción. Pese a que desde su punto de partida también había grandes dosis de  búsqueda de la representatividad de un ayuntamiento y despertaba suspicacias por su  alto coste y las controversias medioambientales que lo rodeaban, se llevó a cabo dentro  del plazo y supuso una mejora notable de las condiciones de vida de todos los vecinos.    las relaciones entre arquitectura y política no se reducen únicamente a la esfera  de los políticos, al servilismo con el poder que reclaman los ricos y poderosos  para conformar el mundo, sino que también tiene que ver el protagonismo de los  habitantes en los procesos de participación. se trata de la política como  capacidad de las personas para intervenir. en consecuencia, el papel de la  arquitectura no es ya solo el que Nicolás Maquiavelo describe en el príncipe,  sino que, con el lento proceso de democratización del mundo, desde la  arquitectura puede conseguirse ya no trabajar solo para el príncipe (Montaner  y Muxí, 2015: 33)    Probablemente el motivo de su funcionamiento esté relacionado con este párrafo de  Montaner y Muxí, este proyecto está enfocado no como un icono singular que por su  emplazamiento, escala, imagen o la relevancia de sus arquitectos responsables está  diseñado para impresionar. Si no que, sin dejar de ser un instrumento con el que un  dirigente político se encarga de dejar su huella en la ciudad, entiende que la ciudad está  formada por habitantes de toda índole cuyas condiciones de vida merecen ser tenidas en  cuenta incluso más allá del límite de su vivienda. Esto ha provocado que sea reseñado  en la prensa internacional como modelo a seguir de forma espontánea. La crisis  económica ha traído un entendimiento amplificado de la noción de política,  28 


paradójicamente a base de devolverlo al significado original de Polis. Esto ha hecho que nuevos debates se pongan sobre la mesa y enriquezcan la profesión.        3.2 NO ES TIEMPO DE LUJOS    El proyecto de Madrid Río fue un éxito y muy probablemente debido a ello ya  nadie se cuestiona los cinco mil millones de euros que ha costado. Este es un caso  bastante excepcional en un panorama que cuenta con otros tantos muchos proyectos  que no han alcanzado llegar a buen puerto. El caso de la ciudad de la justicia quizá sea  el más paradigmático. Cuando el proyecto parecía cancelado con un único edificio  construido, resurge una versión low-cost del complejo del que se han eliminado  completamente a los prestigiosos arquitectos con los que se había contado en un  principio y se hace un alarde de la funcionalidad del nuevo campus.     En todas las noticias que hablan de esta nueva versión del proyecto se resalta la  funcionalidad del mismo sobre la estética, como si fuese un lujo que no debe  contemplarse y del que lo más recomendable es escapar en la primera oportunidad ya  que es un exceso inadmisible. El poder económico es tremendamente eficaz y aprovecha  la coyuntura sociopolítica para su propio beneficio. Cuando conviene establecer un  proyecto basado en la belleza y el lujo se hace, y cuando en momentos de contención del  gasto conviene promocionar la funcionalidad, también se hace con tal de vender y  continuar produciendo. Es labor de la arquitectura seguir defendiendo la capacidad de  tener conjuntamente ambos valores sin renunciar a ninguno de ellos.       3.3 SIGUE TRABAJANDO PARA EL PODER, PERO ¿QUÉ PODER?    Como consecuencia de esta crisis el prestigio de los arquitectos ha experimentado  una caída libre. Probablemente para la mayoría de los ciudadanos siempre haya sido  cuestionable la utilidad real de la profesión, aunque tradicionalmente ha tenido  reconocimiento y su opinión ha sido tenida en cuenta cuando se trata de intervenir en la  imagen urbana, además de cierta admiración que despierta el aura humanista que rodea  a la actividad técnica. Una vez que la crisis paralizó los prometedores proyectos,  muchos arquitectos fueron señalados, en ocasiones directamente como profesionales  irresponsables culpables de los errores sonrojantes de las obras, en otras como soberbios  caprichosos, casi como si ellos mismos hubiesen impulsado unas megalómanas ideas que  realmente les habían sido encargadas por los representantes políticos, cuando no ha sido  ninguno de estos casos, la realidad es que un arquitecto más o menos anónimo acaba  estando detrás de todos los errores cometidos por una cuestión de atribuciones  profesionales. Cargar con este tipo de responsabilidades siendo el chivo expiatorio de los  29 


errores de terceros siendo cómplices de ello entre otras cosas ha puesto en duda la legitimidad social de la profesión.    La situación de cambio no ha hecho que el arquitecto deje de trabajar bajo las  directrices del poder, continúa haciéndolo. La única diferencia es que el poder cambia  de lugar. Tradicionalmente ha estado basado en élites financieras, cuando el arquitecto  ha sido un instrumento poco más que técnico de estas élites y sus deseos para trazar un  tipo de ciudad mediante unas reglas alineadas con su ideología. Mientras los medios de  comunicación reproducen la idea de que comportarse de esa manera es lo correcto. A  través de estos recortes de prensa se puede apreciar cómo se promocionaban las  primeras ideas de la ciudad de la justicia, se defendía el monumento de Caja Madrid en  su estado primigenio o las fases iniciales de la operación Chamartín, insostenible en  términos infraestructurales como afirmaba la propia Esperanza Aguirre.     La coyuntura económica ha cambiado pero esto no quiere decir que la arquitectura  haya cambiado sus lógicas para operar, todo lo contrario. Sigue obedeciendo a un tipo  de poder que ahora está más disperso y distribuido entre la ciudadanía y su capacidad  de expresarse. Podría decirse que esto es más justo o no, esta no es una cuestión  excesivamente relevante de cara a esta investigación. Lo más cuestionable de este  modelo participativo es que hasta ahora la forma de destilar la opinión ciudadana más  adecuada consista en una serie de encuestas totalmente convencionales y limitadas. Lo  que está claro es que ante la necesidad de adaptarse a este funcionamiento, una vez más  queda claro que la arquitectura va realmente un paso por detrás cuando parece que se  esfuerza constantemente en creer ir un paso por delante.    Esto tiene el riesgo de desdibujar la profesión al tornarse innecesaria si no se sabe  reinventar, ya que, unido a lo expuesto anteriormente sobre la aparente necesidad de  elegir entre función y estética despreciando el resto, esto puede provocar que se vuelva  prescindible una profesión que ha quedado caricaturizada y prácticamente de cara a la  sociedad se ve como un mero intermediario entre las necesidades a cubrir y la  administración como un trámite burocrático a realizar más.     Georges Bataille considera que la arquitectura era la expresión de los  comportamientos de cada sociedad y la portadora de las pautas de la autoridad  para ordenar y prohibir: “la arquitectura es la expresión de la verdadera alma  de las sociedades, de la misma manera que la fisonomía humana es la  expresión de las almas de los individuos. estos grandes monumentos se erigen  como diques”. mediante la gran escala y el miedo, los monumentos  arquitectónicos tienen la misión de imponer la voluntad de un poder ausente en  el presente vivido. [...] las aportaciones críticas desde áreas de conocimiento  no arquitectónicas como la sociología, la filosofía o el arte, permiten desvelar el  papel que la arquitectura ha cumplido como instrumento del poder. para el  30 


correcto ejercicio de la arquitectura, esta conciencia del poder del espacio como elemento de dominio y control debe servir para replantear los significados y las  relaciones que se proponen sin por ello renunciar como técnicos a pensar  espacios donde puedan darse los conflictos y sean posibles otras relaciones   (Sudjic, 2005: 31)    Y es que, a juzgar por hacia donde han basculado las noticias de prensa, el presente  precisamente es este. El caso de las últimas noticias sobre el parque de la Gavia es  particularmente ejemplar, un proyecto que partía de un ambicioso concurso, ganado  por un arquitecto reconocido a nivel internacional y promocionado con todo tipo de  actos y argumentos a su favor; es modificado con el nuevo gobierno mediante un plan  de participación pública en el que los vecinos pasarán a decidir programas y necesidades  extra. Sucede algo similar en el caso del concurso de la plaza de España, con la salvedad  de que aquí se trata de definir las necesidades a priori a través de encuestas telemáticas.     En una operación como el traslado del ayuntamiento se dan dos situaciones  opuestas pero que realmente obedecen a los mismos parámetros y tienen el mismo fin,  en manos de un signo político y bajo un prisma económico se desplaza con la voluntad  de posicionarse en un lugar muy concreto de la ciudad para expresar fastuosidad y  ostentación y en la situación contraria se usan exactamente los mismos elementos  alterados para expresar cercanía y compromiso social a través de pancartas así como  humildad hacia el resto de trabajadores del ayuntamiento dividiendo el despacho de la  alcaldesa. El caso de las mismas características más extremo es el de los grandes  desarrollos urbanísticos. Han pasado de estar hechos a medida y financiados por bancos  y constructoras y utilizados como sinónimos de progreso urbano y producción de valor  en la ciudad por su extensión, a recibir severas modificaciones siendo una de las  mayores bazas políticas del nuevo gobierno que lo emplea como herramienta para  transmitir equilibrio y contención.        3.4 LA ARQUITECTURA COMO REFLEJO SOCIAL    La forma en que la prensa ha cambiado el relato de estos proyectos a través del  tiempo no es más que un reflejo de cómo se han modificado las prioridades y discursos  globales; se puede desentrañar cómo, desde la sociedad y por tanto desde la  arquitectura, el concepto de política se ha ampliado incorporando la voz de los  ciudadanos de manera directa a través de negociaciones sin necesidad de intermediarios  que les representen, e incorporando los conflictos a la hora de operar en esta nueva  realidad. Esto hace que si la arquitectura quiere avanzar en esta dirección necesite  repensar a qué problemas debe dar respuesta, entendiendo que no es una disciplina  emancipada que dirige los comportamientos, sino que al contrario, es la sombra que se  31 


encarga de recoger y cristalizar todas las corrientes sociales, adaptándose a lo que sea necesario para poder seguir teniendo sentido.     Y es que otra consecuencia del actual momento social ha sido la ruptura del  principio de autoridad a todos los niveles. En lo político es habitual que la toma de  decisiones se posponga y delegue constantemente estando la opinión del que antes se  consideraba “experto” puesta en duda. Los titulares y artículos de la prensa generalista  reflejan claramente el papel que ha tenido el arquitecto en este sentido y los cambios  que ha experimentado. Pasando de ser una voz de genio incomprensible que habla  desde el púlpito de la superioridad intelectual a ser una figura totalmente cuestionada  en un contexto caracterizado por una cadena de fracasos del que se le responsabiliza.  Esta legitimidad se ha diluido en un conjunto de voces mucho más plurales que  aparecen desde todas las direcciones y cuya incidencia debe ser tenida en cuenta,  incorporando toda la información que pueda resultar valiosa en la toma de decisiones.  Con toda seguridad este nuevo escenario será beneficiosa tanto para la sociedad como  para la profesión si logra entender y aceptar su posición en el tablero, desprendiéndose  de una soberbia propia de otros tiempos que lastra la posibilidad de abrir nuevos  diálogos en torno a las discusiones espaciales.       3.5 ¿QUÉ HACEMOS?    la más directa y devastadora frase de Cedric Price es la que dice que la mejor  solución para un problema arquitectónico no es necesariamente un edificio  (Till, 2009: 167)    El título de este trabajo es una cita de Esperanza Aguirre “habría que matar a  todos los arquitectos” que refleja de una manera involuntariamente sincera cuál ha sido  la relación entre política y poder de manera reciente. A la vista en retrospectiva de lo  ocurrido, probablemente la ex-presidenta tuviese razón en su deseo, el papel del  arquitecto en prácticamente todos los casos analizado ha estado de más, bien porque su  presencia símplemente ha servido para alimentar una burbuja especulativa a través de  su prestigio o bien porque su presencia ha pasado inadvertida siendo un articulador más  de dichos procesos perversos sin llevar a cabo ningún movimiento crítico. En ambos  casos no habría habido diferencia entre la existencia o no de la profesión, en todo caso el  devenir de los acontecimientos habría resultado más positivo en caso de no haber  participado en ellos.     Según se extrae de los casos de estudio analizados, se ha utilizado a los arquitectos  principalmente como técnicos intermediarios o como figuras de prestigio para legitimar  las acciones que se emprenden en la ciudad. Pero bien podría decirse que en muchas  ocasiones su presencia ha resultado ser un obstáculo, un requisito burocrático, un  32 


elemento que a ojos de los ciudadanos ha encarecido el proceso. Que ha decidido hacer un absurdo edificio esférico, o que se ha enriquecido a costa de los presupuestos públicos  engrandeciendo su ego. Por contra, cuando no ha sido así y su papel ya ha sido  totalmente deslegitimado, entonces son los poderes de la participación ciudadana y la  opinión pública los que le pasan por encima cuando convirtiéndolo en prescindible una  vez más.    la traición de los intelectuales radica en el servilismo con el que se imponen a sí  mismos prejuicios y estados de ánimo, este conformismo intelectual, la  concomitante actitud derrotista-defensiva y el énfasis puesto en la “renovación  espiritual”[...]. Los intelectuales deben abandonar sus lugares, esos lugares  seguros, su publicidad y visibilidad desde las cuales creían poder emitir críticas  universales. Deben desarrollar nuevos modos de comportamiento que alteren las  situaciones de clase y hagan cambiar las relaciones: modos de comportamiento  que conduzcan a la desaparición, la decepción, la traición. El intelectual  revolucionario aparece primero y ante todo como traidor a su propia clase  (Raunig, 2014: 16)       Esto nos lleva a otra reflexión, la disciplina se encuentra en un conflicto de  identidad en el que no acaba de tener claro para qué sirve y a la vez cree que su  capacidad para operar en la realidad es superior a lo que realmente puede llegar a  incidir. La actitud que tradicionalmente han tenido los arquitectos hacia la sociedad es  responsable de la crisis de prestigio e incomunicación en la que se encuentra ahora  mismo, siendo soberbios, impermeables y produciendo un número insuficiente de  “buenos proyectos” en comparación con el de desastres inmobiliarios, participando en  perversas dinámicas urbanas sin ejercer la suficiente actividad crítica. Es por ello que se  hace necesaria una reflexión sobre el papel que la arquitectura juega, utilizando sus  conocimientos para entender y explicar los mecanismos y las contradicciones que  generan dichas dinámicas perversas y participando en las reacciones que se oponen a  éstas, proponiendo procesos acumulativos en los que el producto final se aleje del objeto  estático de diseño cerrado. Es pertinente elaborar propuestas reformadoras entendiendo  que nos movemos dentro de una compleja red de dependencia que relaciona un gran  número factores externos, que la arquitectura nunca ha consistido en una disciplina  aislada con total libertad de operatividad, si no todo lo contrario. Debemos estar alerta  de estas situaciones sin omitir de forma culpable la crítica de escenarios en los que se  actúa de forma perniciosa hacia lo que se supone que debe ser nuestro campo de  trabajo.     Debemos asumir este papel y entender que la arquitectura es una profesión  eminentemente de servicio, de una manera más evidente si cabe bajo este nuevo prisma  en el que lo político se ha ampliado añadiendo nuevos actores y poniendo nuevos  33 


debates sobre la mesa. Se hace imprescindible incorporar la aparición de imprevistos y negociaciones de manera permanente en los proyectos, concibiéndolos de manera  inacabada y contemplando desde el primer momento la agregación de herramientas que  sean capaces de posibilitar la capacitación de la sociedad para apropiarse de los  productos generados, que difícilmente consistirán en edificaciones controladas y  precisas. Modelos abiertos que utilicen métodos más sofisticados que una encuesta  telefónica en la que los ciudadanos puedan intervenir de manera directa de manera  sencilla. Esta labor de diseñar y ensamblar nuevas herramientas para generar nuevos  entornos de comunicación entre la ciudadanía y el medio físico debe ser una  preocupación central en la labor arquitectónica. Quizá aunque resulte contradictorio, la  recreación en second life de la ciudad de la justicia realizada bajo el gobierno de  Esperanza Aguirre, si se despoja de su carácter propagandístico y toda la opacidad de la  operación en sí, fuese un primer paso de un ejercicio tremendamente avanzado a su  tiempo en este sentido al fin y al cabo.    un desplazamiento de la idea del arquitecto como experto solucionador de  problemas a un arquitecto como ciudadano que genera nuevos significados, de  la confianza en la imaginación impulsiva de un genio solitario a una  imaginación desde la ética colaborativa: pasando de una obsesión por el control  total a una aceptación relajada del devenir. La dependencia de la arquitectura  debe verse como una oportunidad y no una amenaza. Con el arquitecto  trabajando fuera de las contingencias de una situación dada y usando sus  conocimientos, habilidades e imaginación de una manera abierta para  contribuir a generar nuevas posibilidades espaciales[...] Cuando se entiende  la arquitectura como solucionadora de problemas, se hace desde un  pensamiento positivo, que tiende a abstraerse y excluir los problemas sociales y  políticos. La producción de sentido inevitablemente negocia con ellos y, de  hecho, coincide con un modelo de arquitectura en el cual las controversias  sociales y políticas se ponen al frente y son negociadas a través de discusiones  espaciales (Till, 2009: 151)            

34


BIBLIOGRAFÍA     Libros y artículos en revistas:    Aroca, R., (2016) ¿Para qué servimos los arquitectos? Madrid, Catarata  Aubert, J., Jugman, J.P., Suguer, A., Tonka, H. (1976) Las razones de la  arquitectura. La arquitectura como problema teórico de la lucha de clases. Madrid,  Castellote  Baraona, E., López, G., Puigjaner, A., Zabala, J., (2015) Publicació del col·legi  d´arquitectes de Catalunya. Quaderns 266/267. Barcelona   Benjamin, W., (2004) El autor como productor. México, Itaca  Bohigas, O., (2003) Realismo, urbanidad y fracasos. Pamplona, Universidad de  Navarra.  Bohigas, O., (2004) Contra la incontinencia urbana: reconsideración moral de la  arquitectura y la ciudad. Madrid, Electa  Colomina, B., (2010) Privacidad y publicidad. La arquitectura moderna como medio  de comunicación de masas. Murcia, Cendeac  Fernández-Galiano, L., (2014) Arquitectura necesaria. Necessary architecture “III  congreso internacional de arquitectura y sociedad”. Pamplona, fundación arquitectura y  sociedad  Foam (2016) “Rethinking equity and the city” en Desierto, número 4, Money. Abril  2016, pp. 91-95  Grinceri, D., (2011) Architecture as cultural and political discourse: case studies of  conceptual norms and aesthetic practices. London, Routledge  Maquiavelo, N., (1513) El Príncipe. Cuadragésima quinta edición. Barcelona,  Austral  McLuhan, M., (1996) Comprender los medios de comunicación. Barcelona, Paidós.  Meyer, H., (1981) El arquitecto en la lucha de clases y otros escritos. Barcelona,  Gustavo Gili  Montaner, J.M. y Z. Muxí, (2015) Arquitectura y política. Barcelona, Gustavo Gili  Pitarch, P., (2013) “De lo original a lo singular” en Desierto, número 1, Trance.  Noviembre 2013, pp. 15-23  Raunig, G., (2014) La maquínica del arte político. Otras doce tesis sobre la  actualización de “el autor como productor” de Walter Benjamin. Bilbao, Consonni  Sudjic, D., (2005) Arquitectura y poder. Barcelona, Ariel  Till, J., (2009) Architecture depends. Cambridge, MIT press            35 


Artículos periodísticos:   Obelisco Caja Madrid:  Samaniego, F., (2004) “Calatrava sostiene el cielo de Madrid” en El País. 22 de  octubre de 2004  (2009) “Calatrava pone una pica en Madrid” en ABC. 23 de diciembre de 2009  Cuesta, M., (2009) “Calatrava llega a Madrid por navidad” en ABC. 19 de  noviembre de 2009, 56  Medialdea, S., (2012) “La crisis «desenchufa» el obelisco” en ABC. 26 de enero de  2012  G. Sevillano, E., (2012) “El jarrón chino de Calatrava” en El País. 18 de febrero de  2012  Sanz, J. (2014) “El «obelisco de Calatrava», un lustro de decepción” en ABC. 25 de  enero de 2014  Sánchez, R. (2014) “El regalo envenenado de Calatrava” en El Mundo. 30 de  agosto de 2014  (2012) “Calatrava equipara su obra con la Alhambra o el museo del Prado” en El  País. 13 de julio de 2012  (2012) “Calatrava considera incluso modestos sus honorarios” en El País. 19 de  junio de 2012    Ciudad de la Justicia:  (2006) “Foster dejará una huella de transparencia y democracia en el Campus de  Justicia de Madrid” en El País. 17 de abril de 2006  (2006) “Los arquitectos critican la elección a dedo de Foster para el Campus de la  Justicia” en El País. 19 de abril de 2006  García, B. (2014) “Foster arremete contra Ayuntamiento y Comunidad por trabas  a su fundación” en El País. 19 de mayo de 2014  (2007) “La comunidad lleva el futuro Campus de la Justicia a la red” en El País. 7  de septiembre de 2007  Silió, E. (2016) “La Ciudad de la Justicia gastó más de dos millones en 41  maquetas” en El País. 3 de noviembre de 2016  Silió, E. (2015) “El Campus de la Justicia realizó 72 actos de promoción en todo el  mundo” en El País. 6 de noviembre de 2015  Camarero, J.M. (2008) “El Gobierno regional anuncia medidas legales contra el  arquitecto Zaera” en ABC. 3 de diciembre de 2008  (2008) “El Metro no llegará al Campus de la Justicia” en El Mundo. 27 de julio de  2008  Marcos, J. (2012) “Resucita una Ciudad de la Justicia Low-Cost” en El País. 28 de  febrero de 2008  G. Olaya, V. (2015) “Los arquitectos piden volver a la idea inicial de la Ciudad de  la Justicia” en El País. 18 de enero de 2015  36 


Reyero, I. (2015) “Cifuentes paraliza la Ciudad de la Justicia que González dejó lista para adjudicar” en ABC. 10 de julio de 2015, 90    Teatros del Canal:  (2007) “Rescindido el contrato con el arquitecto de los Teatros del Canal” en El  País. 19 de octubre de 2007  (2007) “Arquitectos e intelectuales apoyan a Juan Navarro tras la rescisión de su  contrato” en El Mundo. 22 de octubre de 2007  Fominaya, C. (2007) “Arquitectos a la greña con la Comunidad” en ABC. 23 de  octubre 2007    Eurovegas:  Islas, A.L. (2012) “Los arquitectos también rechazan Eurovegas” en ABC. 21 de  junio de 2012  Calleja, T. (2012) “Aguirre da carpetazo al proyecto del mayor parque tecnológico  de España” en El País. 2 de julio de 2012  Calleja, T. (2012) “No son casinos, son empleos” en El País. 10 de septiembre de  2012  (2012) “Madrid sacará ahora a concurso Eurovegas para darle transparencia” en El  Mundo. 18 de octubre de 2012  (2013) “Conversaciones con arquitectos españoles” en La Razón. 5 de febrero de  2013  Gómez, P. (2013) “Rascacielos eficientes en el plan de viabilidad de Adelson” 10 de  junio de 2013  (2013) “El número dos de Adelson dice que Eurovegas será una baza para Madrid  2020” en La Razón. 19 de marzo de 2013  (2013) “Ignacio González afirma que Eurovegas y los JJOO avalan el futuro de  Madrid” en El Mundo. 20 de marzo de 2013    CICCM:  Medialdea, S. (2008) “El sol de Madrid fabricará trabajo” en ABC. 26 de  noviembre de 2008  González L.J. (2014) “Botella pone en venta el hoyo del icono arquitectónico de  Gallardón” en El País. 17 de noviembre de 2014         Madrid olímpico:  López, S. (2005) “El Madrid olímpico subirá los precios” en El Mundo. 7 de enero  de 2005  Samaniego, F. (2005) “Un hotel de 18 estrellas” en El País. 20 de enero de 2005  Frías, M. (2008) “Madrid 2016 marca el paso” en ABC. 8 de noviembre de 2008, 90  37 


(2009) “Feliciano López «La comisión olímpica va a alucinar con la Caja Mágica» en ABC. 10 de julio de 2009  García, B. (2012) “Madrid 2020 pierde apoyo ciudadano” en El País. 11 de octubre  de 2012  García, B. (2015) “Carmena impulsa una comisión de investigación sobre la Caja  Mágica” en El País. 24 de septiembre de 2015  (2007) “Un parque japonés en Vallecas” en El Mundo. 25 de enero de 2007  Blasco, P. (2013) “Abandonada la única obra arquitectónica del último Premio  Pritzker de Madrid” en El Mundo. 19 de marzo de 2013  (2015) “Acuerdo para finalizar la construcción del parque de la Gavia en Vallecas”  en El Mundo. 15 de diciembre de 2015      Ayuntamiento Cibeles:  Medialdea, S. (2002) “Urbanismo planteó llevar el TC a la sede de BSCH y crear un  segundo Ayuntamiento en Correos” en ABC. 5 de diciembre de 2002, 38  (2003) “Trinidad Jiménez promete trasladar el Ayuntamiento al Palacio de Correos  en Cibeles” en El Mundo. 23 de enero de 2003  Medialdea, S. (2003) “El PP acusa a Trinidad Jiménez de torpedear su idea de  trasladar el Ayuntamiento a Correos” en ABC. 26 de enero de 2003, 36  Medialdea, S (2006) “El Palacio de Correos se estrena en octubre como sede de la  sociedad olímpica de 2016” en ABC. 13 de julio de 2006, 38  (2011) “Lissavetzky: «Si gano dejaré el Palacio de Cibeles y volveré a la plaza de la  Villa»” en La Razón. 18 de abril de 2011  Belver, M. (2015) “Del despacho que Gallardón se hizo en Cibeles al que quiere  Aguirre en la plaza de la Villa” en El Mundo. 19 de marzo de 2015  Serrano, M.I. (2015) “Carmena estrena su loft más austero” en ABC. 2 de  noviembre de 2015  Barroso, F.J. (2015) “Madrid luce una histórica bandera gay en el Ayuntamiento”  en El País. 29 de junio de 2015  Casteleiro, R. (2015) “Madrid celebra en Cibeles una cena de Nochebuena para 220  sin techo” en El País. 29 de diciembre de 2015        Santiago Bernabéu:  García, B. (2011) “Gallardón “apuesta” por el Real Madrid” en El País. 4 de  noviembre de 2011  González-Martín, T. (2012) “Seis arquitectos mundiales para renovar el Santiago  Bernabéu” en ABC. 22 de junio de 2012  Rodríguez, J. (2014) “El Guggenheim blanco” en El Mundo. 31 de enero de 2014  38 


G. Rivas, T. (2016) “Carmena ofrece al Real Madrid cambiar el uso del suelo a la Esquina para construir un hotel de lujo” en ABC. 17 de marzo de 2016    Chamartín:  (2011) “Operación Chamartín, día 1” en El País. 25 de febrero de 2011  Belver, M. (2014) “El tarot justifica la construcción de cinco torres junto al  Calderón” en El Mundo. 21 de noviembre de 2014  Marín, N. (2016) “El COAM se ofrece como mediador en la Operación Chamartín  ante el "riesgo de ruptura total" entre las administraciones” en El Mundo. 31 de mayo  de 2016   (2016) “El concejal Zapata dice que los terrenos de la Operación Chamartín "no  pueden quedarse como están” en El Mundo. 9 de marzo de 2016    Madrid Río:  Medialdea, S. (2005) “Los mejores transformarán el Manzanares” en ABC. 25 de  febrero 2005, 34  (2008) “Un juzgado de Madrid anula la remodelación de la M-30 en el Manzanares”  en El País. 28 de octubre 2008  (2011) “Madrid-Río de la mano del director del proyecto” en El Mundo. 29 de enero  de 2011  Medialdea, S. (2011) “El puente mágico del Manzanares” en ABC. 25 de marzo de  2011  Medialdea, S. (2015) “Rajoy, en bici por Madrid Río” en ABC. 14 de abril de 2015  (2012) “El Times dice que el Dig Big de Boston es pecata minuta comparado con  Madrid Río” en ABC. 2 de abril de 2012  Guzmán, M.J. (2016) “Madrid Río, el oasis que ha encandilado a Harvard” en  ABC. 7 de febrero de 2016    En la versión digital de este documento, cada titular en negrita del cuerpo del texto  enlaza directamente al enlace de la noticia. Dejo aquí la dirección para descargar el  archivo de marcadores con estos y el resto de artículos consultados aunque no incluidos  en el texto: https://dl.dropboxusercontent.com/u/5665964/Marcadores%20TFM.html    Imágenes:    Fig. 1 Ayuntamiento de Madrid (2009) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://www.madrid.es/portales/munimadrid/es/Inicio/Actualidad/Noticias/Madrid-toc a-el-cielo?vgnextfmt=default&vgnextoid=7717db5f26cb5210VgnVCM2000000c205a0a RCRD&vgnextchannel=a12149fa40ec9410VgnVCM100000171f5a0aRCRD> [Acceso el  28 de septiembre de 2016]    39 


Fig. 2 Comunidad de Madrid (2006) [imagen en línea]. Disponible en: <http://www.madrid.org/esperanzaaguirre/index.php?option=com_content&view=arti cle&id=2898:aguirre-encarga-a-norman-foster-el-primer-edificio-de-la-ciudad-de-la-just icia&catid=3:noticias-generales&Itemid=50> [Acceso el 28 de septiembre de 2016]    Fig. 4 E. M. (2008) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://elpais.com/diario/2008/09/23/madrid/1222169063_850215.html> [Acceso el 28  de septiembre de 2016]    Fig. 5 Sergio Barrenchea (2008) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://www.20minutos.es/noticia/1582814/0/esperanza-aguirre/eurovegas/madrid/>  [Acceso el 28 de septiembre de 2016]    Fig. 6 Gorka Lejárcegi (2005) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://elpais.com/diario/2005/01/20/cultura/1106175603_850215.html> [Acceso el 28  de septiembre de 2016]    Fig. 7 Ayuntamiento de Madrid (2009) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://www.madrid.es/portales/munimadrid/es/Inicio/Actualidad/Noticias/La-Caja-M agica-entra-en-la-recta-final?vgnextfmt=default&vgnextoid=b769474e701be110VgnV CM1000000b205a0aRCRD&vgnextchannel=a12149fa40ec9410VgnVCM100000171f5a0 aRCRD> [Acceso el 28 de septiembre de 2016]    Fig. 8 Ayuntamiento de Madrid (2007) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://www.madrid.es/portales/munimadrid/es/Inicio/Actualidad/Noticias/La-Gavia-u n-gran-parque-en-el-corazon-del-Ensanche-de-Vallecas?vgnextfmt=default&vgnextoid =9691736740e70110VgnVCM1000000b205a0aRCRD&vgnextchannel=a12149fa40ec94 10VgnVCM100000171f5a0aRCRD> [Acceso el 28 de septiembre de 2016]    Fig. 9 Partido Popular (2016) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://www.grupoppmadrid.es/te-mereces-un-madrid-mejor/rue-de-cibeles-13-junio-20 16/> [Acceso el 28 de septiembre de 2016]    Fig. 10 EFE (2016) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://www.abc.es/espana/madrid/abci-ayuntamiento-madrid-convoca-concurso-ideas -para-remodelar-plaza-espana-201606151103_noticia.html> [Acceso el 28 de  septiembre de 2016]    Fig. 11 Europa Press (2015) [imagen en línea]. Disponible en:  <http://www.europapress.es/madrid/noticia-rajoy-hace-campana-cifuentes-aguirre-mon tando-bici-madrid-rio-20150513105710.html> [Acceso el 28 de septiembre de 2016]    40 

Habría que matar [a los arquitectos] Arquitectura como instrumento ideológico_ Alejandro Sánchez  
Habría que matar [a los arquitectos] Arquitectura como instrumento ideológico_ Alejandro Sánchez  
Advertisement