Issuu on Google+


K O M P R E S S O R T I M O T H Y

C A R L


Título original: Kompressor, the motorcycle © 2001 Timothy Carl © 2013 de la versión en español, Macadán Libros © 2013 de la presente edición, Macadán Libros Apdo. de Correos 13 - 18200 Granada

Diseño y maquetación: Estudio Squembri ISBN: 978-84-941297-0-4 Depósito legal: GR 654-2013 Imprime: Gráficas Alhambra.

Esta es una obra de ficción inspirada en hechos históricos. Los personajes y acontecimientos referidos por el autor son inventados o empleados de forma fabulada. Los nombres, marcas y modelos mencionados en la obra son propiedad de sus respectivos dueños y han sido usados con mero carácter identificativo.

Este libro no podrá ser reproducido ni total ni parcialmente sin el permiso escrito del editor. Todos los derechos reservados.

De venta en librerías o solicitándolo en www.macadan.es


Ă?NDICE

El telegrama, 13 El equipo perfecto, 29 El mirador, 47 Un viaje por mar, 65 La viuda negra, 81 Cita en Ramsey, 99 Cerveza alemana, 111 De bronce y madera, 137


para Suzanne


La cuarta década del siglo XX fue un período de transición para la humanidad. Por desgracia, una nueva guerra fue necesaria para trasladar al hombre moderno desde los estertores finales de las monarquías hasta el orden internacional que hoy disfrutamos. Una nación ocupó el epicentro mismo de ese cambio física y espiritualmente; Alemania, desde el corazón del continente europeo, intentó expandirse en todas direcciones usando todos los medios disponibles a su alcance, incluida la guerra abierta. Algunos de los acontecimientos que llevaron a la guerra siguen siendo de especial interés hoy día, en el ocaso de la era posmoderna. Antes de embarcarse en una larga campaña para conquistar el mundo por la fuerza, el Gobierno nazi procuró dominar varios eventos deportivos legítimos por toda Europa. En el preludio de las hostilidades, Alemania fue sede de los Juegos Olímpicos y no escatimó esfuerzos para controlarlos en todos sus aspectos. Los Juegos Olímpicos de 1936 se celebraron en Berlín y los atletas alemanes consiguieron ganar la mayoría de las medallas de oro. En la misma época, el Gobierno nazi envió delegaciones a otras competiciones importantes con la intención de llevarse la victoria 9


a casa. Durante la segunda mitad de los años treinta Alemania dominaba las carreras automovilísticas de Gran Premio. Parte de aquel éxito fue posible gracias a la alianza de las cuatro empresas de automoción alemanas que formaron la Auto Union. Esta compañía existe todavía bajo el nombre de Audi y sigue exhibiendo el emblema original de los cuatro anillos enlazados símbolo de su constitución. La carrera de motos de la Isla de Man, el Tourist Trophy, fue la pieza central de las competiciones internacionales objetivo de los nazis. Las carreras de motos ofrecen un doble desafío, ponen a prueba las capacidades humanas y exigen también un alto nivel de desarrollo tecnológico del sector industrial de un país. Esta combinación de hombre y máquina reunía todo el potencial para ser el foro perfecto que buscaba Hitler, uno donde poder demostrar la superioridad de la raza aria. Hasta la fecha, un corredor británico había ganado siempre la prestigiosa carrera Senior del Tourist Trophy. La Isla de Man es una pequeña isla situada en el mar de Irlanda, a mitad de camino entre Irlanda y Gran Bretaña. Tiene aproximadamente veintidós kilómetros de ancho y cincuenta y dos de largo. En su territorio abundan las colinas, los grandes espacios abiertos colmados de pastos y matorrales, y los páramos cubiertos con vegetación rala y baja. Su capital es Douglas; está situada en la costa este de la isla. En la Isla de Man la lengua nativa es el Manx o manés, un dialecto celta. Hay también una raza de gato conocida como Manx; ésta raza no tiene cola y se cree que es autóctona. Debido a las regulaciones que a principios del siglo XX prohibieron las carreras de vehículos a motor en Inglaterra, algunas de las primeras competiciones de velocidad y resistencia se celebraron en la Isla de Man. Las motocicletas fueron uno de los primeros vehículos que allí corrieron. Esta carrera de motos celebrada en carreteras convencionales sigue siendo un evento internacional que cada año arrastra una significativa multitud de aficionados. 10


Hubo un momento en la historia en que actividades l煤dicas y deportivas fueron manipuladas por las potencias del mundo y utilizadas como ensayo general de una guerra inminente. Algunas personas fueron involucradas en estos burdos intentos de enmascarar un plan premeditado para arrasar el mundo. Vivieron la Historia actuando de buena fe y representando el coraje y la convicci贸n firme en sus prop贸sitos, valores que a煤n hoy siguen estando reservados a unos pocos.

11



KOMPRESSOR. Timothy Carl