Issuu on Google+

3. Redes Sociales “La nueva arquitectura de las redes sociales está redefiniendo el mundo en el que vivimos”, escribió el español David de Ugarte en su libro El poder de las redes. Somos conscientes de que el uso de las Redes Sociales cada vez es mayor, dándose éste sobre todo en los jóvenes, pudiendo pasar en numerosas ocasiones de ser una afición a una adicción. Es por ello, que hemos querido centrarnos en las redes sociales como ámbito enmarcado en el ocio y tiempo libre de los jóvenes. Comenzar por realizar una distinción que en muchas ocasiones se nos pasa por alto; el concepto de Red Social, hace referencia a grupos como la familia, el grupo de iguales, la escuela, los compañeros de trabajo, etc., pero actualmente, son pocos los jóvenes y la sociedad en general, que asocian este término con su significado real, pues cuando hablamos de Red Social, generalmente lo asociamos con la web, con las “comunidades virtuales” mediante las cuales realizamos contactos con amigos y entablamos nuevas amistades a través de Internet. Como comenta el Dr. Gustavo Aruguete (2001) “las Redes son formas de interacción social, definida como un intercambio dinámico entre personas, grupos e instituciones en contextos de complejidad. Un sistema abierto y en construcción permanente que involucra a conjuntos que se identifican en las mismas necesidades y problemáticas y que se organizan para potenciar sus recursos.” Las redes sociales se están convirtiendo en beneficio para todos, ganándose posiciones en la sociedad llegando a convertirse en lugares de encuentro. Hablamos de problemática o necesidad, en el momento en que conocemos que un estudio realizado por la Fundación Pfizer (2009), dice que el 98% de los jóvenes españoles de 11 a 20 años es usuario de Internet. De este porcentaje, 7 de cada 10 afirman acceder a las redes sociales al menos 1,5 horas diarias, pero un reducido porcentaje del 3%-6% reconocen un uso “abusivo” de las mismas. Viéndose aquí reflejada la elevada frecuencia de uso de las redes sociales por parte de los jóvenes, hemos llegado a considerarlo una necesidad.

1


3.1. Desarrollo de las Redes Sociales La aparición de las redes sociales tiene lugar en 1997, con la creación de Sixdegrees, la primera plataforma que dio paso a algunos usuarios a crear su perfil en la red. Sin embargo, hasta el año 2003, no se produce el “boom” de las redes sociales, pues es en este año cuando tiene lugar la aparición de un número considerable de las mismas tales como My Space o Hi5. Un año más tarde, hacia su aparición Facebook, siendo actualmente una de las más importantes a nivel mundial, traducida a más de 70 idiomas y contando con 500 millones de usuarios. Posteriormente en el año 2007, aparece una red social conocida por todos y que en su momento creó un gran número de usuarios, Windows Live Messenger. Pasamos a explicar un poco cada una de las redes más utilizadas actualmente: ·

Facebook: es una de las redes sociales más conocidas a nivel mundial y con el mayor número de usuarios con perfil creado. Fue inventada en un principio, para ayudar a las relaciones universitarias, pero ha avanzado a todos los sitios y edades. En sus inicios, al ser creada principalmente para la comunidad universitaria en 2004, era una red aparentemente cerrada.

·

Messenger: conocido como MSN, es un servicio de mensajería instantánea que permite conectarte con diversos usuarios al mismo tiempo. Es uno de los servicios más conocidos actualmente y más complejos, ya que a la hora de conectarte con otras personas te permite realizar cambios en las fuentes, agregar emoticonos, etc.

·

Twitter: es una herramienta de micro blog, presentándose como una plataforma en la que se pueden realizar pequeños comentarios compartidos con todos los usuarios de la red social. A diferencia de otras redes sociales, sus entradas pueden ser limitadas, se pueden retransmitir charlas, realizar seguimientos de eventos, etc.

2


·

Tuenti: hablamos de una red social creada en España, la cual ha sido presentada de tal manera que el acceso y la creación de perfiles ha llegado a todas las edades. En primer lugar, estaba destinada a una comunidad estudiantil, para que a través de la misma se estableciesen comunicaciones, sin embargo ha pasado a ser una red social mediante la cual comunicarte con personas de todas las edades conocidas o no, y que actualmente cuenta con numerosos perfiles creados. Tuenti, es una de las redes sociales más actuales cuya existencia es conocida ya por numerosas personas.

3.2. Ventajas e Inconvenientes Antes de mencionar los diversos peligros que pueden suponer las redes sociales hablar acerca de las ventajas que éstas suponen, las cuáles pueden ser numerosas. Comenzar por decir que las redes sociales actualmente, se han convertido en un fenómeno social, siendo usadas por un elevado número de personas. En primer lugar podemos observar que la relación entre los usuarios, pasa de ser vertical a ser horizontal, permitiendo a los usuarios estar al mismo nivel. Cada uno de ellos se convierte en emisor, pudiendo enviar sus propios contenidos a través de mensajes. En segundo lugar, las redes sociales nos permiten contactar y entablar relaciones con diversas personas pertenecientes a distintos sectores o países, dándonos la oportunidad de conocer otras culturas y lenguas. Conocer a personas de distintos países, también nos permite realizar posibles intercambios de nacionalidades y de información que nos pueda beneficiar. Dentro del ámbito profesional, las redes sociales pueden suponer una ventaja, utilizándolas como herramientas que permitan establecer un contacto con profesionales de distintos sectores de trabajo, llegando a encontrar oportunidades laborales. Centrándonos en el ocio, a través de las redes sociales, tenemos la oportunidad de desarrollar distintos hobbies y pasar a formar parte de distintas comunidades creadas a través de la red. Las plataformas virtuales, son también un punto de encuentro para poder realizar conferencias y participar en actos en los que la disposición para asistir no te lo permita.

3


Por otra parte, las redes sociales tienen la ventaja de poder comunicarte con amigos sin tener un horario limitado, siempre y cuando las dos partes estén conectadas a la red. Te permite visualizar fotos de tus amigos y mantener el contacto con personas que se encuentren lejos de tu lugar de residencia. Las redes sociales te permiten mantener un contacto continuado, siendo de fácil acceso y dando lugar a la creación de numerosos perfiles de usuario. Esto les lleva a relacionarse con muchas personas a la vez, en algunas ocasiones con personas que conocen previamente a la inmersión en las Redes Sociales, y en otras, a personas que conocen a posteriori. Por otra parte, existen numerosas desventajas, siendo una de ellas, la misma creación de varios perfiles, pues son muchas las personas que utilizan ésta ventaja de la red para convertirla en un inconveniente, haciendo un mal uso al crear perfiles falsos para posibles estafas por la red, o intentar atraer a personas con fines como la captación de menores por parte de pederastas. También el aumento de perfiles de usuarios, es perjudicial por las posibles suplantaciones de identidad, lo que perjudica a la persona suplantada, pues partes de su vida personal son transferidas de forma errónea, entre otros perjuicios que le pueda suponer. Muchos son los jóvenes que usan las redes sociales como medio para entablar nuevas amistades o mantener las ya creadas. Sin embargo, existe una perturbación del concepto amigo y/o amistad, a la hora de plantearnos, ¿qué se entiende por amigo en la red?. Un “amigo” en la red social, es aquel que conociéndote o no, solicita ver tu perfil, y todo lo que ello conlleva, a través de una “solicitud de amistad“. Al aceptar la misma, automáticamente pasa a ser tu “amigo”. Entre éstos existen numerosos riesgos de fraude y suplantaciones de identidad, actos con los que la mayoría de jóvenes no cuentan y que pueden dar origen a múltiples riesgos como el acoso, etc. Son numerosos los delitos que se producen a través de la red. En primer lugar, mencionar los correos fraudulentos que se realizan en fechas navideñas con el fin de pedir donativos económicos y ayudas económicas para distintas causas. Otro de los fraudes más novedosos es el Scam, estafa realizada a través de un anuncio de trabajo. Mediante el mismo, se buscan a personas que deseen trabajar desde casa y ganar dinero fácilmente, para lo que se les piden los datos y el número de cuenta bancario y a través de los mismos realizan la estafa o delito económico.

4


Existen diferentes delitos relacionados con la persona, pues también hemos observado en diversas noticias como Miguel Ángel Aguilar, fiscal contra la Homofobia de Europa, ha informado que en los últimos años se ha producido un considerable aumento de causas por delito de incitación al odio y a la discriminación en redes sociales como puede ser Facebook. Tanto éstos delitos como el aumento en delitos sexuales contra menores en la red, de suplantación de identidad o creación de perfiles falsos, presentan una dificultad principal, el anonimato de las redes sociales tras la posibilidad de mantenerse detrás de un perfil falso, lo que impide rastrear a la persona que ha cometido el delito, considerado como tal bajo nuestro Código Penal. Otro de los inconvenientes que presentan las redes sociales, es que en numerosas ocasiones las personas que hacen uso de las mismas desconocen sus ventajas y desventajas pues en la mayoría de los casos están desinformadas acerca sus pros y contras y no se interesan por intentar averiguar los mismos. Como bien cita Flores Fernández, “la esencia de la Red es la misma que hace 15 meses, y los usuarios también. Y los problemas o riesgos para los menores, los mismos que acompañan a Internet desde el inicio. Sin embargo, la forma en que operan las redes sociales puede incrementar la incidencia de las situaciones de riesgo”. El problema no sólo se encuentra en la desprotección de los menores o en los riesgos para los mismos. Todos estamos expuestos a los numerosos peligrosos que trae consigo la red y a la adicción a la misma. No obstante, queremos centrarnos en los jóvenes principalmente. Consideramos que los jóvenes son los más vulnerables por cuestiones de tiempo y acceso, y es que somos nativos diginales y por tanto hemos credio con las mismas. En múltiples ocasiones, los jóvenes carecemos de ese sentido común que caracteriza a los adultos y que evita que en múltiples ocasiones podamos ser delincuentes, como por ejemplo, suplantando la identidad de otra persona; podemos ser manipulados para la obtención de un fin, véase el contacto de pederastas con adolescentes, podemos ser amenazados e insultados, lo que se conoce comúnmente como Bulling, etc. Todas estas situaciones pueden producirse en todos los caso, pero con una mayor incidencia en aquellos casos en los que los jóvenes no cuentan con la supervisión de padres o tutores.

5


Muchos son los factores que podemos citar como exponentes de riesgo para cualquier persona. Uno de los más relevantes puede ser la pérdida de referencia, es decir, al no existir un referente conocido que genere confianza, mantienes relaciones con unas personas u otras sin tener información previa de ellas. Enlazando con los factores que pueden hacer visible el abuso de las redes sociales, según Young (1998) podemos convertir una afición en adicción cuando: 1. Nos privamos de tener más de 5 horas de sueño por estar conectados a la red. 2. Descuidamos otras actividades importantes, como la familia, las relaciones sociales, el estudio,… 3. Recibimos quejas por parte de algún familiar por el exceso de uso de las redes sociales 4. Pensamos constantemente en las redes sociales 5. Intentamos limitar el tiempo de conexión, sin conseguirlo 6. Sentimos euforia cuando se está delante del ordenador En definitiva, “la dependencia a Internet o a las redes sociales está ya instalada cuando hay un “uso excesivo” asociado a una pérdida de control, aparecen “síntomas de abstinencia” (ansiedad, depresión, irritabilidad) ante la imposibilidad temporal de acceder a la Red, se establece la “tolerancia”, es decir, la necesidad creciente de aumentar el tiempo de conexión a Internet para sentirse satisfecho) y se producen repercusiones negativas en la vida cotidiana. En estos casos engancharse a una pantalla supone una focalización atencional, reduce la actividad física, impide diversificar el tiempo y anula las posibilidades de interesarse por otros temas. El sujeto muestra un ansia por las redes sociales. (Greenfield, 2009; Griffiths, 2000). Cuando hablamos de persona adicta, es para referirnos a “aquella persona que tiene problemas con el alcohol o las drogas. Hoy sabemos que no sólo se puede tener una adicción a las drogas, al alcohol y al tabaco, sino también a distintos comportamientos que se hacen en un exceso” (Becoña; 2006: 13). Sin embargo es difícil establecer cuando una persona es adicta a las Redes Sociales, por ello es importante delimitar las diferencias entre uso, abuso y dependencia. 6


El uso hace referencia a aquellas personas que utilizan las Redes sociales en su quehacer diario como otra herramienta más, de forma modera y en contadas ocasiones. El abuso por otra parte hace referencia a cuando una persona usa de modo excesivo e incontrolado de las redes sociales, no siendo capaz de establecer límites a esa conexión. La dependencia es aquel estado en el necesitas estar conectado y si no lo llevas a cabo ese comportamiento que te da placer sufres el síndrome de abstinencia. Por último la adicción ocurre cuando la persona pierde el control sobre esa conducta, que en este caso determinado sería la conexión a las redes sociales, pierde el interés por otras conductas diferentes, y desea repetir la conducta una y otra vez. La persona deja de pasar tiempo con su familia, con sus amigos, abandona los estudios, deja de comer, etc. en definitiva, no quiere salir de casa porque todo ello le quita tiempo para poder seguir realizando esa actividad. En el caso de las redes sociales, también es posible que los jóvenes se queden “atrapados” por el mundo virtual, ya que éste en múltiples casos contribuye a crear una identidad falsa y distanciar o distorsionar a la persona de la realidad. Al hablar de Adicción tenemos que tener en cuenta la idea de la satisfacción vital, y cada uno de los ámbitos de nuestra vida que hacen posible esa satisfacción. De modo que cómo podemos visualizar en la siguiente imagen, nuestra vida se compondría de una serie de períodos de tiempos equitativos que dedicamos a determinadas actividades para la satisfacción de necesidades. Sin embargo el momento en el que tenemos adicción a un determinado tipo de comportamiento los tiempos dedicados a las distintas tareas se ven descompensados.

7


Si bien es cierto, aún no se ha establecido un perfil concreto de persona adicta, en cambio, si existe un conjunto de características que, aunque no determinan necesariamente la adicción pueden ser factores de riesgo, estos son: se adolescente, la búsqueda continua de nuevas sensaciones les hace tener un comportamiento impulsivo, además son el colectivo que más se conectan a Internet y que más familiarizados con las nuevas tecnologías; la vulnerabilidad, pues hay personas más vulnerables que otras a las adicciones; hay que tener en cuenta las características del individuo así como los rasgos de éstos (la impulsividad; la disforia, intolerancia, etc.); la insatisfacción personal que puede llevar al individuo a llenar su tiempo con el uso de las Redes Sociales supliendo las relaciones sociales de las que carece. A partir de un estudio realizado por Francisco Javier Labrador, Catedrático de Modificación de Conducta, Universidad Complutense de Madrid, se pueden extraer las siguientes conclusiones respecto al uso de las nuevas tecnologías por parte de los jóvenes y adolescentes: -

Utilizan las nuevas tecnologías de forma frecuente, regular y con alta dedicación de tiempo.

-

Cada vez más, su uso se realiza en la propia habitación del joven.

-

La percepción de problemas asociados al uso de las Redes sociales aumenta con la edad y correlaciona con incrementos en su uso.

-

El síntoma más frecuente asociado a las Redes Sociales es el “alivio tras el uso”. Otros síntomas asociados son “malestar si no se usan”, “fracasos en los intentos de controlar el uso” o “mayor dedicación de tiempo necesario”. 8


3.3. Conclusiones La temática que venimos tratando referida al buen y mal uso de las Redes Sociales, concretamente la adicción a las mimas, es ámbito hasta ahora muy poco explorado. Este hecho se debe a actualmen por desconocimiento no considera la posiblidad de que una perosna puede ser adicta a las Redes sociales, ente otras. Por ello, desde las asociaciones que se enmarcan dentro de las adicciones, sean cuales sean estas, no disponen de medios y recursos para la intervención en estas situaciones. Al no prestar cobertura desde estas asociaciones a las personas que presentan “adicción a las Nuevas tecnologías”, tal y como se las ha denominado y que engloba las adicciones a la telefonía móvil, Internet, Redes sociales, videojuegos, etc.; ésas no recogen de ninguna forma la intervención y por tanto es como si no se hubiera realizado. Por consiguiente, desde la administración pública no se entiende que este “problema” sea real y/o social, y por tanto la legislación, así como normativas, prestaciones, servicios, etc. no existen para este colectivo. Carentes de cifras estadísticas y legislación, múltiples autotes han realizado diversas investigaciones centrándose en este nuevo espacio inexplorado. A pesar de ello, la teoría relativa a esta temática es muy breve. Tal es así, que ni si quiera existe el término adicción a las Redes Sociales, pues como hemos mencionado no existe un marco teórico, investigaciones, etc. suficiente que justifiquen este problema como tal. Además en el DSM-IV no aparece, ya que no se ve como problema social pues no afecta a un número considerable de personas, no al menos desde un punto de vista estadístico, por lo que no se ve un problema emergente. Por otra parte , según hemos podido saber, son pocas las asociaciones que tratan esta temática. Entre otras, destacar la Fundación Gaudium, la cual en 2004 comienza a interesarse en los problemas relaciones con las nuevas tecnologías, entrando dentro de ellos los problemas surgidos con Internet. Ésta fundación, centra principalmente su trabajo en el uso seguro de Internet y de las nuevas tecnologías por parte del colectivo de menores, prevención en la adolescencia, y especialmente enfocado a la atención a la juventud sobre todo a aquellos que se encuentran en situación de exclusión social. Otra de las asociaciones es ATEJ, situada en Ciudad Real, la cual publica una guía sobre la adicción a las nuevas tecnologías, pues consideran que cada vez son más las personas que desarrollan una adicción a Internet o al teléfono móvil.

9


Redes Sociales