Page 32

32 Personaje

Martes 12 de julio de 2011 | El Peruano

30 | Lazos familiares amazĂłnicos

31 | La pantalla de sainete

Pintores huitotos, Santiago y Rember Yahuarcani, exponen muestra que deďŹ nen como amazĂłnica con inuencias urbanas.

Con ponencia de Asier Aranzubia se inicia ciclo de películas espaùolas de la era del franquismo. FOTO: ANDINA / HÉCTOR VINCES

Datos

ROGER SANTIVĂ Ă‘EZ, POETA

FANTASĂ?A VERBAL

t.BĂ—BOB se realizarĂĄ un recital con varios integrantes de Kloaka en el centro cultural El Averno (jirĂłn Quilca 238, Lima). t&MTF presentarĂĄ Amarath, obra que saliera primera el aĂąo pasado en EspaĂąa. La cita serĂĄ en Pisco Bar (calle #FSMĂ“O  .JSBGMPSFT  t&MQPFNBSJP Roberts Pool CrepĂşsculos se presentarĂĄ junto a otros libros breves en la Feria del Libro FMEFKVMJP t&O$BKBNBSDB se reeditarĂĄ en breve El chico que se declaraba con la miradaEF

â—† Se alejĂł de su anterior registro para trabajar el lenguaje como mĂşsica

De Kloaka a Estados Unidos ¿Cómo es para un poeta escribir en espaùol y vivir en medio del mundo angloparlante? –El inglÊs de todas maneras filtra un poco en una palabra, una frase, una construcción, porque uno estå en ese mundo y habla esa lengua. Pero para mí, en mi interior lo que me sale como un fluido consistente es el espaùol. Tu lengua o tu idioma es tu patria. Algunos teóricos han hablado de eso. Yo recupero mi vida, mi patria, en el sentido de tierra de tus padres. En el lenguaje recuperas la patria que perdiste. Dejas de estar, dejas de ser. Te conviertes en latino en Estados Unidos. Desde los aùos rebeldes de

â—† Busca violentar las palabras y que lo coloquial posee una gran riqueza ERNESTO CARLĂ?N GEREDA ecarlin@editoraperu.com.pe

En estos días nos visita Roger Santivåùez, quien aprovecharå su estadía para presentar varias obras y participar en recitales. En su nuevo poemario Roberts Pool Crepúsculos se percibe la literatura como una forma de rescatar lo pasado, bastante nostålgico. –Sí. En mi caso, la memoria, la nostalgia, cumplen papel importante. En Estados Unidos yo tengo imågenes recurrentes de mi vida en el pasado. Eso vuelve constantemente como visiones, imågenes. TambiÊn hay temas que tienen que ver con lo que me estå rodeando en ese momento. Como la piscina o el ambiente verde alrededor o las nubes. En el poemario me llamó la

atención la forma en que cortan las palabras entre estrofa y estrofa. ¿De dónde surge esta necesidad de violentar el lenguaje? –Hay una concepción de violentar el lenguaje un poco. De fracturarlo, como de romperlo. Ademås, a mí me gusta trabajar el poema de una forma clåsica, como de estrofas. Si tengo que romper la palabra, lo hago

por eso. Y tambiĂŠn porque tambiĂŠn puedo conseguir otro signiďŹ cado con la mitad de palabra. Lo que pretendo demostrar es la arbitrariedad del lenguaje. El lenguaje es una secuencia fĂłnica que tĂş la puedes manipular como si fuera mĂşsica. Antes mi poesĂ­a era mĂĄs coloquial. Ahora estoy en una onda del trabajo del lenguaje,

Kloaka y antes hasta la actualidad radicado en Estados Unidos ha habido una evolución. –Claro. Uno va evolucionando de alguna manera, no hay cómo evitarlo. Desde las cÊlulas de uno van evolucionando, nos vamos volviendo viejos. Uno se va pudriendo en vida. Kloaka fue un movimiento radical de jóvenes poetas radicales, que tuvo su momento de existencia, su rebelión como tú dices. Pero son solo estados de ånimo en la vida. DespuÊs, cada uno de los que ha estado en ese movimiento, necesitan su propio camino, su propio tiempo. Deben escribir su obra personal, buscan su lenguaje propio.

Tiene versos escritos en inglĂŠs dedicados a su esposa y a amigos cercanos angloparlantes que no ha pensado en publicarlos aĂşn.

cerca, de cierta forma, al neobarroco. Yo trabajo por secuencias fónicas. Siento un uido fonÊtico en mi mente y no tengo una precisión sobre quÊ estoy hablando. Si fuera música su poesía, ¿cuål ritmo sería? –Algunos críticos dicen que el rock estå muy presente en mi manera de trabajar. Puede ser. Toda la vida he escuchado rock y es mi música. Pero no me lo he planteado conscientemente. Simplemente trabajo las palabras como si fuera música. Mås bien la semåntica la voy encontrando despuÊs. Pero, a pesar de todo ese aparato teórico para crear su poesía, cada cierto tramo introduce elementos coloquiales. –Yo integro de todas formas las cosas de la vida cotidiana. No solo por el origen de mi poesía, sino porque en la coloquialidad hay una gran riqueza idiomåtica, verbal. La uso o la incrusto, si quieres. A veces trabajo una secuencia abstracta, y le incrusto algo muy cotidiano, porque es un hallazgo del lenguaje. Confío mucho en la sucesión de imågenes y en el desencadenamiento de una fantasía verbal al que yo me entrego cuando compongo un poema.

el peruano 12 jul 2011  

publicado a nivel nacional el 12 jul 2011

Advertisement