Page 1

El empoderamiento Todos juntos por la salud


Este folleto ha sido realizado por M3M con la ayuda de la Dirección General para la Cooperación al Desarrollo y la Ayuda Humanitaria. Por: Wim De Ceukelaire M3M Chaussée de Haecht, 53 -1210 Bruselas, Bélgica www.m3m.be – info@m3m.be Formato e impresión


Índice de materias Prólogo.........................................................................................................................3 1.

¿Una buena salud para todos?¿Porque no? .........................................5 Un derecho se aplica de igual forma para todos ......................................6 Los derechos constituyen una responsabilidad del Estado......................8 Los derechos no se venden............................................................................

2.

La salud empieza con un buen diagnóstico.........................................19 ¿De cómo se cavó la zanja?........................................................................21 Y de cómo la zanja no dejó de ensancharse.............................................24 ¿Quién es el responsable?..........................................................................25 Una injerencia malsana..............................................................................27

3.

Un asunto de voluntad política..............................................................37 Acerca de revoluciones sanas....................................................................37 ¿Qué es del Estado?....................................................................................40

4.

No hay justicia social sin lucha social...................................................49 La lucha social y la ayuda social................................................................54 Construir un poder en contra de la injusticia social...............................56 De la resistencia a las alternativas.............................................................61

5.

Todos juntos: historias de empoderamiento.......................................67

6.

El empoderamiento: algunos dilemas..................................................85


Prólogo Empoderamiento. Busquen un poco en el Internet. Ahí encontrarán las definiciones las más divergentes. Algunos lo asocian con la confianza en sí o bien con la autonomía, otros con la participación o la movilización, y hay quienes también lo ven vinculado con la liberación. ¿Pero sabe Ud. lo que más nos ha admirado? Que en estas definiciones se halla muy raramente, una alusión al “poder”, a la cuestión misma del poder. Constatar esto nos llamó la atención. Hace varios años, habíamos descrito la esencia de nuestro trabajo como el “empoderamiento por el derecho a la salud”. Y desde entonces, esta terminología es muy susceptible de ser interpretada de diversas maneras. El concepto de « empoderamiento » aparece en muchos ejemplos históricos de lucha social y colectiva en contra de la injusticia. Hoy en día, el término es cada vez más usado en un contexto de cambio individual. Ya no se halla en él la noción del cambio político, tal como se lo entendía en sus orígenes. Algunos dudan sobre si tiene sentido reivindicar nuevamente este término, su significado original. Pensamos que sí. Primero, necesitamos una palabra que conlleve el término de « poder ». En segundo lugar, es una manera de mantener vivo y dinámico el debate sobre cómo ocurre realmente el cambio. Nuestros años de experiencia con los aliados del Sur que utilizan el empodera-



miento como una estrategia en su lucha por el derecho a la salud, eran y siguen siendo, una fuente muy rica de inspiración en el desarrollo de nuestra visión sobre este concepto y el de cambio social. Es sobre la base de esta experiencia que queremos describir aquí nuestra propia visión del mismo. En el presente folleto, encontrarán entonces una síntesis de aquellas ideas, ilustradas de ejemplos extraídos de la práctica de nuestros aliados en el Congo, en las Filipinas, en Palestina, en América Latina, en Cuba, pero también ejemplos cautivantes de lucha social en otras partes del mundo El empoderamiento contempla en lo esencial, las relaciones de fuerza y la elaboración de estrategias para transformar a las mismas y formular alternativas en pro de una sociedad más justa en el plano social. Este folleto presenta experiencias concretas de cómo nuestros aliados enfocan el tema; pero el contexto en el cual se sitúa la lucha por la justicia social es muy importante y puede diferirlo de manera radical. No existe entonces un recetario para el empoderamiento. Citaremos algunos de los ingredientes de base, pero cada uno deberá sazonar la salsa a su gusto, en función de las circunstancias locales.

M3M Octubre 2013

3


La salud, un derecho

4

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


1. ¿Una buena salud para todos? ¿Por qué no? La salud no es algo que va de por sí, y

que los derechos del hombre tienen un

nadie puede ejercer un control absolu-

lugar en el derecho internacional y tie-

to sobre ella. Entonces, ¿qué significa el

nen un significado particular:

derecho a la salud? No se trata del derecho a no caer enfermo. Esta definición es

 Los derechos humanos se aplican

absurda por ser irrealizable. En efecto,

también a todos, sin distinción de

es imposible prevenir todas las enferme-

raza, creencia, convicción política,

dades.

sexo, rango u origen social. Son aplicables a todos de la misma forma y

¿Pero de qué hablamos entonces? Si

sin discriminación. Todo el mundo

hablamos de la salud como un derecho,

tiene el mismo derecho a la salud.

esto concierne, entre otros asuntos, a nuestra propia visión del hombre y de

 Los derechos humanos pueden

la sociedad. La salud está en gran par-

invocarse para reivindicar los de-

te, definida por las circunstancias en

beres. Y así es: un derecho implica

las cuales nacemos, crecemos, vivimos

también un deber. Un derecho huma-

y envejecemos. Todos tenemos derecho

no significa que se debe esperar que

a vivir nuestra vida en condiciones tan

alguien más respete estas obligacio-

sanas como sea posible. El escoger po-

nes. Aunque no se supone que uno

líticas influye en las mismas. Es por esto

se siente y espere que se le traiga los

que la salud constituye una responsabi-

mismos en bandeja de plata.

lidad del Estado y, por ende, un derecho que se debe reivindicar.

 Los derechos humanos constituyen una responsabilidad del Esta-

Este derecho es universal. Es reconocido

do desde el momento en que se haya

por las Naciones Unidas como un dere-

firmado un tratado. Estos tratados

cho propio del hombre y más de la mitad de los países en el mundo han retomado el derecho a la salud en sus respectivas constituciones.1 Esto es importante por1

Heymann, Jody, Adèle Cassola, Amy Raub, y Lipi Mishra. « Constitutional Rights to Health,

la salud, un derecho

Public Health and Medical Care: The Status of Health Protections in 191 Countries » (Derechos constitucionales a la salud, la salud pública, y la atención médica: El estatuto de las protecciones de la salud en 191 países). Global Public Health 8, n° 6 (10 julio del 2013) : 639–653. doi:10.1080/17441692.2013.810765.

5


obligan al Estado a respetar normas

se aplica de manera igual para todos y

y procedimientos mínimos, de suer-

consecuentemente, no puede ser reem-

te que la población pueda gozar de

plazado por formas de ayuda selectiva

sus derechos. Existen tres niveles de

o la caridad; se puede hacer valer un

obligaciones: respetar estos dere-

derecho: un derecho es una cuestión de

chos, protegerlos y concretarlos.

justicia y no de leyes que sirvan a uno que otro interés.

Hablar del derecho a la salud, no se trata sólo de filosofía o de bellas frases. Tiene asimismo consecuencias sobre la forma

Un derecho se aplica a todos de forma igual

en que enfocamos los problemas. Existen importantes diferencias entre un

Los derechos humanos se aplican a todos

enfoque basado sobre los derechos y

de forma igual, sin distinción. Si se afirma

otro, clásico, sobre la salud y el desarro-

que la salud es un derecho, en este caso,

llo. Para establecer correctamente estas

quiere decir que este concepto es válido

diferencias, se toma en cuenta diver-

de forma igual para todos, sin distinción.

sos ángulos de incidencia: un derecho

No podemos aceptar que algunos tengan más que otros condiciones de vida sanas, o bien que tengan más derecho a los servicios de salud. Por lo tanto, para millones de seres humanos, la realidad parece bastante diferente. El carácter universal de este derecho queda como letra muerta. Esto no es sensacionalismo. Pero ¿no aceptamos de manera demasiadamente fácil que no todo el mundo pueda beneficiarse del derecho a la salud? ¿Que, en la práctica, unos gozan de este derecho y otros no? En el transcurso de talleres realizados en torno al derecho a la salud, uno a veces confronta con los participantes con el hecho de que nadie escoge el lugar donde nace. No es un mérito nacer en Bruselas, como no es una tara personal crecer en un barrio popu-

6

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


lar muy pobre de Kinshasa. ¿Por qué am-

se incrementan enormemente. Un ingre-

bos niños no tendrían el mismo derecho

so familiar viable duplica las posibilidades

a una existencia digna y decente?

de vida del niño. En las familias de nivel educativo más elevado, las oportunidades

En el Medievo, existía el derecho de na-

de sobrevivencia pueden triplicarse. Ahí,

cimiento. Esto hacía que se otorgaba los

las oportunidades de vivir de Charles

derechos en función del lugar social, en

son, incluso, mayores que las de Marie, si

donde, por azar, uno nacía: como prín-

ésta crece en una familia pobre de inmi-

cipe o princesa, como hijo de orfebre,

grantes de Saint-Josse-ten-Noode.

o bien como un siervo ligado a la tierra de un señor. ¿Entonces, por qué, en este

Sin embargo, otros factores actúan. La

mundo globalizado, en donde los frutos

gente que conoce Kinshasa sabe que

del Sur, los juguetes asiáticos o las medi-

de noche, los mosquitos se encuentran

cinas de Bélgica se venden en todo el pla-

por todos lados y que la mayoría de

neta, deberíamos seguir reconociendo

las personas corre el riesgo de que les

un derecho como el de nacimiento? Op-

inoculen la malaria. ¿Realmente todo el

tar por la universalidad es une elección

mundo?

consciente, aún si se trata de un enorme desafío, por qué en realidad, la desigual-

Uno puede prever esto y aplicarse un re-

dad existente sigue siendo colosal.

pelente, el mismo que se encuentra disponible solamente en un gran almacén a

Los niños nacen en todas partes, pero no

la occidental, en el centro de la ciudad.

viven tanto tiempo y tan felices en todas

No se lo halla en las farmacias de los ba-

partes. Marie, nacida en Bruselas, tiene

rrios en donde sobreviven millones de

42 veces más chance de llegar a los 5 años

congoleses pobres. Asimismo, se pue-

que Charles que debe crecer en un barrio

de tomar medicinas preventivas, pero

muy pobre de Kinshasa. En el Congo, 168

una dosis mensual de malarone cuesta

niños sobre 1000 mueren antes de haber

aproximadamente 90 euros. Es más que

llegado a su quinto aniversario.

el ingreso promedio de una familia con-

2

golesa. Uno puede dormir en un espacio La historia no es la misma si Charles cre-

protegido, con aire acondicionado, pero

ce dentro de una familia rica de Kinshasa.

eso es imposible para la gran mayoría de

En este caso, sus oportunidades de vida

las familias congolesa: casi todo el tiem-

2

República Democrática del Congo: perfil de la salud (OMS) : http://www.who.int/gho/ countries/cod.pdf

la salud, un derecho

po no hay electricidad. Así, tampoco los mosquitos tratan a la gente de forma igual.

7


El « enfoque clásico sobre la salud », es

tado tiene un papel particular. Si reco-

sencillo: alguien tiene un problema de sa-

nocemos que alguien tiene un derecho,

lud y se debe buscar una cura. El estado

también reconocemos como consecuen-

de salud de la población pobre del África

cia, que alguien más tiene una obliga-

negra deja mucho que desear. Hay que in-

ción. En el caso del derecho a la salud

tervenir entonces. Los pacientes africanos

(al igual que muchos otros derechos),

deben ser atendidos y curados. África y

esta obligación recae primero sobre el

sus pobres están atrasados en materia de

Estado, como lo establecen los tratados

salud y este asunto se debe arreglar.

internacionales. Cuando nos enfocamos sobre los derechos, nos dirigimos enton-

Cuando se observa la misma situación

ces, en primera instancia hacia el Esta-

con un enfoque articulado sobre los dere-

do, a fin de reivindicar los mismos.

chos, no se percibe a estos pobres como unos necesitados con un fuerte atraso,

¿Sin embargo, que esperamos del Esta-

sino como unas personas excluidas y

do? En 1976, el universo extremadamen-

explotadas, cuyos derechos son sistemá-

te medicalizado de la atención de la salud,

ticamente violados. Por ende, se debe

fue sacudido por las palabras de Halfdan

trabajar sobre la justicia social. En efecto,

Mahler, en este entonces director general

la mayoría de la gente muere de enferme-

de la Organización Mundial de la Salud

dades fáciles de prevenir o curar. Se sabe

(OMS), quien afirmaba : « La salud para

todo acerca de estas enfermedades y no

todos supone que los obstáculos a la sa-

es necesario efectuar investigaciones

lud estén apartados; lo que significa que,

costosas sobre ellas, en absoluto, o casi.

aparte de la resolución de los problemas

A escala mundial, tanto la diarrea como la

estrictamente medícales, conviene asi-

neumonía son las dos principales causas

mismo erradicar la sub-alimentación, la

de deceso, mientras que las soluciones

ignorancia, el agua potable contaminada

son simples: den el acceso al agua potable

y la vivienda insalubre. »3

a la gente, denle un empleo, condiciones sanas de trabajo, un ingreso suficiente

Las palabras de Mahler no caían del cie-

para una alimentación básica y alójenle

lo, sino que se apoyaban sobre ejemplos

de manera decente. 3

Los derechos constituyen una responsabilidad del Estado Cuando el enfoque se articula sobre los derechos al desarrollo y la salud, el Es-

8

H. Mahler y OMS (Organización Mundial de la Salud). The Meaning of « Health for All in the Year 2000 ». Reprinted from World Health Forum Vol. 2 (El significado de « La salud para todos en 2000 ». Reimpreso desde el Foro Mundial de la Salud, Vol. 2), WHF n° 1 (OMS, 1981) : http://books.google.be/books? id=papVGwAACAAJ.

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


concretos. En Costa Rica, un país pobre

ban alternativas al enfoque selectivo de

de América Central, la salud de la pobla-

ciertas enfermedades que prevalecían en

ción mejoró de forma espectacular en los

los años 60.6

años 70. Con la implementación de un seguro social universal y un sólido sistema

En 1978, bajo el impulso de Mahler, la

de atención primaria de la salud, los más

Organización Mundial de la Salud y la

pobres tuvieron acceso a una atención

UNICEF reunían a 3.000 delegados de

de la salud adecuada. Los trabajadores

134 gobiernos y de 67 organizaciones in-

de la salud iban a los pueblos alejados

ternacionales en Alma Ata en Kazakstán.

para proponer sus servicios: desde la va-

La declaración final de la asamblea era

cunación, la planificación familiar y otras

un alegato muy fuerte a favor de la « Sa-

actividades preventivas en torno a la hi-

lud para todos en el año 2000 », un obje-

giene y las instalaciones sanitarias (agua

tivo que debía realizarse con inversiones

potable, vivienda, baños), hasta las acti-

en la atención primaria de la salud. La

vidades de apoyo, como la educación a

estrategia propuesta iba expresadamen-

la salud y la organización comunitaria.

te más allá que la atención de la salud, y

4

consistía también en que los gobiernos Las ideas de Mahler se escucharon gra-

atacaran con resolución las causas socia-

cias al espíritu de la época de los años 70,

les, económicas y políticas subyacentes

un decenio en donde la justicia figuraba

a los problemas de la salud. La declara-

en el primer lugar de la agenda interna-

ción de Alma Ata estipulaba que, aparte

cional.5 Varios países en desarrollo se ha-

del papel activo del sector de la salud, la

bían liberado del colonialismo y habían

acción y la coordinación eran absoluta-

vivido progresos sociales notables. Las

mente necesarias en todos los sectores

organizaciones internacionales como la

y aspectos relativos al desarrollo, a nivel

Organización Mundial de la Salud busca-

nacional y comunitario, en particular en

4

5

L. Saenz, « Health Changes During Decade: The Costa Rican Case » (Cambio en la salud en el transcurso del decenio: el caso del CR), en Good Health at Low Cost (Una buena salud a bajo costo), ed. S. Halstead, J. Walsh y K. Warren (New York : Rockefeller Foundation, 1985). « WHO | Primary Health Care Comes Full Circle. An Interview with Dr Halfdan Mahler » (OMS/la atención primaria de la salud cierra el círculo. Entrevista del Dr H.M.), WHO (OMS), consultado el 28.8.2012, http://www. who.int/bulletin/volúmenes/86/10/08-041008/ en/index.html.

la salud, un derecho

la agricultura, la ganadería, la alimentación, la industria, la vivienda, los oficios de la comunicación y de otros sectores.7 6

7

« WHO | Consensus During the Cold War: Back to Alma-Ata » (OMS/El consenso durante la guerra fría: el regreso a A-A), WHO (OMS), consultado el 28.8.2012, http://www. who.int/bulletin/volúmenes/86/10/08-031008/ en/index.html. « Declaración de Alma-Ata » (OMS, s/f) http:// www.who.int/publications/almaata_declaration_en.pdf.

9


“Gabriela”, una organización de mujeres filipinas aliada de Medicina para el Tercer Mundo, emitió las más fuertes protestas. En un sistema de salud que se basa sobre la salud de las madres, ninguna de ellas debe estar sujeta a semejante horror. La historia de Jane fue retomada por la prensa, pero en el campo filipino, existen miles de mujeres como Jane, que deben dar a

Un parto espeluznante

luz en las más miserables condiciones.

En 2012, una ola de indignación recorría

Profundas reformas son entonces más

el movimiento de las mujeres filipinas.

que necesarias en la política sanitaria.

Jane, una mujer de 28 años, daba luz a un

Pero, según “Gabriela”, el gobierno debe

varón después de una cesárea practicada

también actuar frente a cuestiones funda-

con un… cuchillo de cocina. Esta terrible

mentales, como el desempleo y la pobre-

historia ilustra de manera flagrante la au-

za. Las mujeres pobres son las primeras

sencia de un sistema de salud asequible y

víctimas de complicaciones muy fácil-

eficiente para los Filipinos muy pobres.

mente evitables, pero tienen muy poco,

Los derechos no se venden

nuestro campo. Y esta actitud empieza por las fuentes que se consultan cuando

Si se reconoce un derecho para todos,

procedemos a analizar el tema, también

en este caso, se acepta que alguien más

debemos saber escoger. En efecto, la ver-

tiene asimismo una obligación. Por lo

sión de un experto pagado directa o indi-

tanto, si se violaron los derechos de una

rectamente por una multinacional no será

persona, esto significa que alguien está

igual a la que darán los campesinos vícti-

violando estos derechos. Es por esta ra-

mas de un conflicto de intereses. En Fili-

zón que no podemos ser neutros cuando

pinas, los “sin tierra” se organizan para

se considera a la salud desde un enfoque

reclamar tierras. Ellos entran en conflicto

basado sobre los derechos en general.

con los terratenientes que tachan a los representantes de los campesinos como

Si los millones de pobres del Sur nos afec-

« terroristas » de los cuales deben defen-

tan, entonces debemos también escoger

derse. Filipinas es conocido como un país

10

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


véase ningún acceso a la atención de la

presupuesto de la salud lo demuestran.

salud, muchas veces por falta de dinero.

Menos personal médico se traduce por

Esta accesibilidad se vuelve cada vez más

menos atención de la salud por cada fili-

difícil por la política de privatización del

pino. Esto significa condenar a la muer-

gobierno.

te a millones de mujeres que apenas pueden enfrentar la crisis, la pobreza y

En el 2012, el gobierno filipino ha previs-

el alto costo de la vida. Si el gobierno

to privatizar 26 de los principales hospi-

busca realmente reducir la mortalidad

tales regionales. Está claro entonces que

maternal, la privatización del sector de

los hospitales orientados hacia el benefi-

la salud debe cesar inmediatamente. En

cio privado no son para la mayoría po-

vez de estimular la exportación de traba-

bre de la población.

jadores de la salud hacia el extranjero, el gobierno debería reclutar enfermeros/

“Gabriela” no tiene empacho con el go-

ras y parteras, estimular la educación a

bierno: « Poco importa la manera con

la salud en las comunidades y mejorar el

la cual consideramos la situación, el go-

saber de las parteras tradicionales, a fin

bierno no respecta su obligación que es

de poder prevenir las complicaciones du-

la de garantizar el bienestar de sus ciu-

rante el embarazo. Se trata entonces de

dadanos. Los ahorros draconianos en el

una cuestión real de elección política.» ■

de asesinatos políticos llevados a cabo

internacionales, cuando no paga a tiem-

por el ejército o las milicias financiadas

po sus deudas. Es legal, pero ¿es asimis-

por el Estado, de forma impune.

mo justo que la población congolesa pobre deba pagar para que los banqueros

Ciertos aspectos pueden ser perfecta-

sigan enriqueciéndose?

mente legales, más no necesariamente justos. Hasta el 2012, la población con-

No somos neutros cuando se trata de

golesa pagaba mensualmente 50 millo-

los derechos fundamentales de la ma-

nes de dólares a los bancos occidentales

yoría de la población. Tales derechos no

para depurar las deudas que el dictador

están en venta. Los análisis y argumen-

Mobutu había acumulado en los años 70.

tos que conllevan a admitir que grupos

En sí, es absolutamente legal y el gobier-

importantes de la sociedad tienen que

no congolesa se ve regularmente citado

privarse de sus derechos sociales fun-

para comparecer frente a los tribunales

damentales, es inaceptable. No somos

la salud, un derecho

11


responsables de los problemas creados

Consecuentemente, analizar los proble-

por un sistema malo, y sin embargo,

mas dentro de su contexto amplio con-

consideramos que es nuestra respon-

siste primero en escoger también nues-

sabilidad avanzar con la justicia social.

tro campo de acción.

Los investigadores científicos filipinos al servicio de la lucha social En el 2005, el origen de los recursos de

lanza de la política minera nacional e ilus-

los habitantes de la isla filipina de Ra-

tra bien la manera agresiva, con la cual el

pu-Rapu fue literalmente envenenado

gobierno trata de atraer la inversión ex-

cuando una empresa minera australiana

tranjera hacia la explotación minera.

regó toneladas de desechos mineros y de aguas sucias en los ríos y el mar. El

Junto con diversas organizaciones no

incidente ilustra no sólo las consecuen-

gubernamentales y de la Iglesia, los lí-

cias destructoras, a gran escala, de la

deres de comunidades campesinas y de

explotación minera sobre la fragilidad

pescadores protestaron contra la presen-

de los ecosistemas, los medios de sub-

cia de la sociedad minera y trataron de

sistencia y la salud pública, sino también

denunciar las supuestas ventajas econó-

la pobreza crónica y la falta de servicios

micas. Para esto, llevaron a cabo un estu-

sociales en la isla.

dio con el fin de describir el real impacto de las actividades mineras sobre su sala-

“Lafayette Philippine Incorporate” (“La-

rio básico, su salud y el medio ambiente

fayette”) es una sociedad minera aus-

en Rapu-Rapu y en Prieto Díaz.

traliana que, en abril del 2005, inició la explotación conjunta de varios minerales

En febrero del 2007, un equipo del cen-

en Rapu-Rapu. Las autoridades habían

tro de investigación filipino IBON realizó

otorgado a la empresa los permisos ne-

un estudio sobre las consecuencias del

cesarios sin concertación alguna y sin

proyecto minero en Rapu-Rapu y una

un estudio serio de los impactos sobre

comuna vecina, Prieto Díaz8, el mismo

el medio ambiente. Por otro lado, la mis-

que cuenta la historia de personas que

ma empresa había recibido el estatuto de zona económica (denominada ecozona), mediante el cual no tenía que pagar im-

8

IBON es un centro de investigación filipino que recolecta peritaje y lo pone al servicio del

puesto durante 6 u 8 años a cambio de

movimiento popular filipino en su lucha por

invertir. El proyecto se volvió la punta de

los derechos y la justicia social.

12

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


Foto: Arkibon Bayan luchan por su isla y el porvenir de sus

de familias campesinas y de pescadores

hijos, de gentes que iniciaron un largo

que dependen del mar para subsistir. Las

y doloroso combate. Una lucha que si-

exenciones fiscales dadas a las empresas

guen liderando a pesar de las tentativas

en el marco de la Ley de explotación

de Lafayette por sembrar la división en-

minera de 1995, así como el estatuto de

tre la población, y de la cortina de humo

ecozona ocasionaron una fuerte baja de

que las autoridades filipinas usaron para

los ingresos del estado filipino.

proteger a la empresa. Así, el “Rapu-Rapu Polymetallic Mining

La palabra la tiene la población

Project” aún hoy en día, tiene un impacto sobre los ingresos de los habitantes de la

El equipo de investigación se componía

isla y, en cierta medida, de los habitan-

de tres colaboradores de IBON y de un

tes de Prieto Díaz. El envenenamiento de

activista local. El estudio resaltó el he-

los peces, de las conchas y de los orga-

cho de que 4.473 familias de Rapu-Rapu

nismos marinos consecutivo a la explota-

y 2.898 de Prieto Díaz habían sufrido un

ción minera provoca una pérdida sema-

perjuicio a causa de las actividades de

nal de ingresos que va del 33,3 al 89 %.

“Lafayette”. Se tratan principalmente

A más de empobrecer la fauna marina, la

la salud, un derecho

13


contaminación del agua disponible para

zados para llamar la atención sobre un

la agricultura influyó igualmente sobre

gran número de proyectos socio-econó-

los ingresos de la gente en las regiones

micos. El desarrollo económico prome-

en estudio.

tido debía disipar la desconfianza de la población. Los investigadores presen-

Muchos habitantes tuvieron que adap-

ciaron igualmente la manera cómo los

tarse. Algunos van a pescar más segui-

directivos de la empresa trataban de di-

do, otros tratan de completar sus ingre-

vidir la comunidad, haciendo promesas

sos mediante pequeños empleos comu-

sobre empleo y electricidad. Constata-

nitarios muy variados o emigran hacia

ron cómo un colaborador de la empresa

otras regiones con la esperanza de en-

vigilaban a los habitantes de Malobago,

contrar ahí un empleo en el sector infor-

una comunidad situada a proximidad de

mal, como por ejemplo, ser carpintero o

la mina y dónde vivían trabajadores de

manejar una bici taxi.

“Lafayette”, durante una de las reuniones de grupo.

La gente que vive cerca de la mina también testificó sobre las afecciones cutá-

Gracias a la investigación de campo, la

neas de los niños y de los pescadores. Los

lucha en la región mostró su rostro hu-

moradores de Tinopan hicieron saber

mano. Las conversaciones fueron muy

que sufrían de problemas respiratorios

fructíferas merced a la diversidad de las

cuando el viento proviene de la mina.

opiniones, de las percepciones y de las experiencias de las personas con un co-

La población no se deja dividir

nocimiento claro sobre el medioambiente y el contexto social. Tanto los resulta-

El estudio sobre Rapu-Rapu entregó muy

dos de la encuesta como los relatos de

buena información, a pesar de las dificul-

los habitantes ayudaron a los activistas

tades y las amenazas que los investigado-

del medioambiente y a muchas organiza-

res sufrieron por parte de los militares de

ciones a dirigir el interés sobre la situa-

la región. Confirma asimismo el análisis

ción de la región, durante los foros na-

de IBON acerca del impacto de las em-

cionales e internacionales. Es así cómo

presas mineras sobre la población local

ellos apoyaron la lucha de las organiza-

en los países pobres como las Filipinas.

ciones populares.

Los investigadores fueron testigos de los esfuerzos emprendidos por la empresa para captar la aceptación de la población. Varios foros fueron organi-

14

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


El debate en la práctica: ¿Estamos luchando contra la mortalidad de las madres o por la salud de las mujeres? Maria Zuñiga es una activista del Mo-

terreno. ¿Estamos luchando para hacer

vimiento por la Salud de los Pueblos –

retroceder la mortalidad infantil? ¿O es-

América Latina (MSP-LA – Movimiento

tamos luchando por la salud de las mu-

por la Salud de los Pueblos latinoameri-

jeres? Ésta es la diferencia esencial que

canos), la red regional de PHM en este

tiene que ver con el modo en que se con-

sub continente. Para ella, una de las pre-

sidera al ser humano y a la sociedad.

guntas fundamentales es si ¿se considera a las mujeres como “pacientes” que se las deben tratar o como actores que

De los misioneros a los « brigadistas »

luchan por su derecho a la salud? ¿Se trata de mujeres en la miseria o bien son

A menudo, el desarrollo de gran parte de

víctimas de la injusticia social? Su histo-

los programas de salud básica en Amé-

ria nos muestra también cómo el debate

rica Central fue la obra de misioneros,

en las regiones de altitudes más elevadas

generalmente mujeres. Inspirados por la

tiene consecuencias concretas sobre el

teología de la liberación que consideraba

la salud, un derecho

15


a la pobreza como una consecuencia de

mujeres y los jóvenes tuvieron un papel

la opresión, de la inequidad social y de la

pionero dentro de su comunidad. Los re-

injusticia económica, ellas viajaron en los

sultados logrados fueron fenomenales: en

años 60 a las comunidades campesinas

un país de tres millones de habitantes, un

pobres, sobre todo indígenas. En un cli-

10% de la población, o sea 300.000 perso-

ma de dictadura y represión, ellas desa-

nas fueron capacitadas como trabajado-

rrollaron ahí programas de salud básica.

res de la salud. Los regímenes de Hondu-

La atención de la salud pública era casi

ras, Guatemala y El Salvador temían que

inexistente, salvo el caso de algunos pro-

la victoria de los Sandinistas en Nicaragua

gramas vinculados con la planificación

inspirase a movimientos revolucionarios

familiar y la alimentación, cuya iniciativa

en sus propios países. Éstos emprendie-

provenía a menudo de los Estados Uni-

ron entonces la represión en contra de su

dos.

propia gente. En 1981, una masacre se dio en una comunidad campesina de Hondu-

Durante los 70, los programas de salud se

ras, en dónde el comité era activo. En ese

extendieron a toda la región y, en 1975,

entonces, muchas personas con las cuales

se fundó el Comité Regional de Promo-

trabajábamos, eran mujeres. Desde esta

ción de la Salud Comunitaria, como coor-

fecha, nos hemos concentrado más sobre

dinación de las diversas iniciativas. Este

los problemas que las mujeres de Améri-

comité es hoy en día parte del MSP-LA.

ca Central enfrentaban ».

María: « Desde el comienzo, hemos co-

Desde « la madre y el niño » hacia los

laborado con los líderes de comunidad,

derechos sexuales y reproductivos, y el

tanto mujeres como hombres. Dábamos

enfoque de género

capacitaciones en atención primaria de la salud, de suerte que pudieran tomar en

En 1987, el comité regional mandó una

sus manos su propia salud y la de su co-

delegación de 35 campesinas proceden-

munidad. Entonces no son profesionales,

tes de toda la América Central al “Inter-

y muy a menudo no hablan español, sola-

national Women Health Meeting” (En-

mente su idioma indígena. Durante la re-

cuentro Internacional de Mujeres por la

volución sandinista que derrocó al dicta-

Salud), en Costa Rica. María: « Era un

dor Somoza en 1979, fuimos activos en las

período de guerra y de conflicto, pero

campañas en torno a la salud pública.9 Las

logramos movilizar estas bases a fin de

9

16

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), también llamado « los Sandinistas » es un partido político socialista y un antiguo

movimiento revolucionario de Nicaragua. El FSLN gobernó Nicaragua de 1979 hasta 1990 y está en el poder desde 2006. (Wikipedia)

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


presentar por primera vez en público,

damos también temas no comunes para

el trabajo del comité regional a favor de

las mujeres y las comunidades campesi-

la promoción de la atención básica de la

nas con las cuales se trabajaba, como la

salud. Fue une etapa importante, puesto

globalización, la política neoliberal y la

que, dada la naturaleza de nuestro traba-

privatización de los servicios públicos y

jo y la población con la cual se trabajaba,

del sector de la salud. Ampliamos nues-

nos habíamos quedado hasta ese enton-

tro trabajo sobre los derechos sexuales

ces, como una organización semi clandes-

y reproductivos hacia un enfoque mayor

tina. Nos esforzamos en ampliar la prio-

de los derechos, incluso a partir de una

ridad tradicional y estrecha de la salud

perspectiva feminista.»

de la madre y del niño hacia los temas de género y de salud de las mujeres dentro

Mientras que las organizaciones de mu-

del ciclo completo de su existencia. Que-

jeres empezaban a situar sus derechos

ríamos también extender el servicio de

en una perspectiva más amplia, se ha

planificación familiar hacia un combate

podido observar una tendencia inversa

más amplio a favor de los derechos sexua-

desde el lado de las instituciones y auto-

les y reproductivos. Los años 90 fueron un

ridades internacionales. María: « A par-

período fructífero para la red de mujeres.

tir del 2000, nos hallamos enredados en

Para poder desarrollar la agenda, fuimos

los Objetivos del Milenio que constitu-

beneficiados con la ayuda de los gobier-

yen un paso hacia atrás en relación con

nos regionales y nacionales, e igualmente

la declaración de Alma Ata, que exigía,

por otros proveedores de fondos. »

en 1978, “la salud para todos.” En efecto, los Objetivos del Milenio se centran

La salud de las mujeres llevada a la mortalidad maternal

sobre la “enfermedad”. Así, la salud de las mujeres se encontraba restringida a la enfermedad de las mujeres, a la mortalidad maternal y al VIH/sida. ¿Pero por

Después del huracán Mitch, que había

qué hablamos de la muerte en vez de ha-

azotado duramente a América Central

blar de la vida, cuando de la salud de las

en 1998, el comité regional se intere-

mujeres se trata? »

só asimismo sobre el cambio climático y la prevención de catástrofes. Aquí, el interés se trasladó primero a la vulnerabilidad de las comunidades pobres y de las mujeres en particular. María: « Dentro de nuestra red regional, abor-

la salud, un derecho

17


Los determinantes sociales de la salud


2. La salud comienza con un buen diagnóstico Si se reconoce a la salud como un dere-

intercambio de saberes » y posicionaron

cho del cual es responsable el Estado,

diversos grupos de expertos especializa-

¿entonces en qué consiste precisamente

dos en temas importantes y asimismo,

esta responsabilidad? ¿Qué política será

variados. En el 2008, la comisión publicó

la garante que permita implementar el

un informe final muy llamativo sobre la

derecho a la salud para todos? ¿Qué es lo

base de sus propios estudios.

que influye sobre nuestra salud y por qué existen diferencias tan grandes en mate-

El informe empieza por constatar que

ria de salud, no solamente entre países,

nuestros niños tienen oportunidades de

sino también entre los habitantes de un

vida completamente diferentes según su

mismo país?

lugar de nacimiento. En Japón, llegarán probablemente a la edad de 80 años, en

En el 2005, la Organización Mundial de

Brasil a los 72, en la India a los 63 y, en

la Salud creó una comisión cuya misión

muchos países africanos, a menos de 50

era reflexionar sobre estas preguntas. La

años. En general, la salud de los ricos es

dirección de la misma que investigaba

mejor que la de los pobres. Esto significa

los determinantes sociales de la salud,

que las diferencias en materia de salud

estuvo a cargo de Sir Michael Marmot,

pueden evitarse, que son injustas e in-

especialista británico en salud pública,

aceptables. La conclusión de la comisión

con una impresionante hoja de vida de

afirma igualmente que: « La inequidad

investigador. Al aceptar la misión, él

social mata a gran escala ».

1

anunció que la comisión iba a investigar las « causas de las causas » de la enfer-

Entonces, las diferencias en materia de

medad y la muerte.

salud no son tanto el resultado de diferencias biológicas entre humanos, sino

Sir Marmot reunió a 18 miembros de la

el producto de las circunstancias en las

comisión, procedentes de todo el mundo

cuales ellos nacen, crecen, viven, traba-

y de contextos muy diversos. A su vez,

jan y envejecen. Las mismas, a su vez,

ellos implementaron varias « redes de

son determinadas por factores sociales

1

Comisión de la OMS sobre los determinantes sociales de la salud (2005-2008) : http://www. who.int/social_determinants/thecommission/

los determinantes sociales de la salud

profundamente arraigados: la política social, las relaciones económicas y las medidas políticas. Estas condiciones de

19


vida y estos profundos factores socia-

social presentan los peores indicadores

les son los que constituyen los determi-

de la salud. En cambio, el grupo situado

nantes sociales de la salud. En el primer

en un escalón más alto vive una situación

capítulos de su informe, Sir Marmot y

mejor en materia de salud. Y va mejoran-

su equipo son claros: « La repartición

do a medida que se sube hasta el escalón

desigual de los factores que atentan a la

superior de la sociedad.

salud no es un fenómeno natural : resulta de los efectos conjuntos de políticas

En los países prósperos de Occidente,

y programas sociales insuficientes, de

también el origen social define las posi-

modalidades económicas injustas y de

bilidades y la posición social: uno no es

estrategias políticas mal concebidas. »2

más que un obrero o un pequeño emplea-

Dicho de otra forma, los que ven a la sa-

do y uno sabe dónde está su puesto. No

lud y la política como dos asuntos sepa-

obstante las malas condiciones de traba-

rados, se equivocan totalmente.

jo, esta consideración inferior es ya en sí un factor que influye sobre la salud. La

Las grandes diferencias entre los países

esperanza de vida difiere fuertemente

no son tampoco el único problema. Den-

entre los diversos grupos de la población

tro de las fronteras de un mismo país,

de un mismo país. En Londres, se puede

la zanja puede ser enorme y lo mismo

ir en bicicleta en 25 minutos de Somers

puede ocurrir incluso, dentro los países

Tower, en el centro, hasta Hampstead,

ricos. Se habla a menudo de la zanja en-

un barrio rico del norte de la ciudad. En

tre ricos y pobres, pero el informe ma-

menos de una hora, uno se desplaza así,

tiza el asunto y habla de un « gradiente

de un barrio dónde la gente vive hasta un

social ». Si se divide la población de un

promedio de 70 años hacia otro en dón-

país tomado al azar, en partes iguales y

de el promedio de vida se sitúa entre 80

en función del estatuto social, se obser-

años. En Washington, se puede tomar el

va que los que están abajo en la escala

metro desde el centro para ir a Montgomery County, al norte de la ciudad. La di-

2

20

Closing the gap in a generation : health equity through action on the los determinantes sociales de la salud : Commission on Los determinantes sociales de la salud final report (Colmatando la zanja en una generación : la igualdad frente a la salud vía la acción sobre los determinantes sociales de la salud: Informe final de la Comisión sobre los determinantes sociales de la salud). (Ginebra, Suiza: Organización mundial de la salud, Comisión sobre los determinantes sociales de la salud, 2008).

ferencia en la esperanza de vida entre los Afroamericanos del centro y los Blancos del suburbio es por lo menos de 20 años.3 Lo que sorprende es que se trata de una 3

Michael Marmot, « Health in an Unequal World » (La salud en un mundo desigual), The Lancet 368, n° 9552 (diciembre 2006) : 2081– 2094, doi:10.1016/S0140-6736(06)69746-8.

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


inequidad dentro de países ricos, donde

igualdad social es importante para la

no se puede acusar solamente – a la po-

salud y el bienestar de la población. Los

breza para explicar la desigualdad. Para

países que gozan de una gran equidad

ilustrar este particular, se cita a menudo

social tienen las mejores marcas en di-

los estudios de Whitehall. Se trata de una

versos indicadores. Pero cuidado, la

encuesta a gran escala sobre la salud de

igualdad es un concepto relativo: un po-

los funcionarios británicos. Como tales,

bre en los EEUU ganará más que alguien

todos tenían un empleo con una remu-

de la clase media en Ghana; pero tendrá

neración fija y razonable. Sin embargo,

de todas formas una salud no tan buena

los investigadores descubrieron grandes

porque se ubica en una posición inferior.

diferencias entre funcionarios. Mientras más subían dentro de la administración,

Las diferencias entre escalones superior

éstos vivían más tiempo4. La clase social

e inferior de la sociedad pueden evolu-

más baja no tiene tan buena salud que la

cionar. La Historia lo ha revelado. En

inmediatamente arriba. A medida que se

1970, la mortalidad infantil en Grecia

remonta la escala social, los indicadores

y Portugal era mayor que la de Egipto

de la salud mejoran progresivamente.

o México en el 2008. Algunos decenios más tarde, estos países del sur de Euro-

Richard Wilkinson y Kate Pickett, inves-

pa tienen los mejores alumnos y la mor-

tigadores británicos que estudian desde

talidad infantil se encontraba a la par

hace años ya, la inequidad en materia de

que la de Islandia, Japón u Suecia. Pero

salud, comprobaron en forma muy con-

puede suceder el contrario. En la antigua

vincente en su libro: « The Spirit Level »

URSS, la situación de la salud marcó una

(La igualdad es salud)5 en que forma la

regresión desde la caída del socialismo y la « terapia de choque » que siguió a

4

5

4. M.G. Marmot and M.J. Shipley, “Do Socioeconomic Differences in Mortality Persist After Retirement? 25 Year Follow up of Civil Servants from the First Whitehall Study” (“¿Persisten las diferencias socioeconomicas de mortalidad despues de la jubilación? 25 años de seguimiento de funcionarios del estudio First Whitehall”), BMJ 313, no. 7066 (November 9, 1996): 1177–1180, doi:10.1136/ bmj.313.7066.1177. Richard G Wilkinson et Kate Pickett, The spirit level: why equality is better for everyone, Londres ; New York : Penguin Books, 2010). En francés : L’égalité, c’est la santé, Demopolis, 2010 (La igualdad es salud).

los determinantes sociales de la salud

ésta, conllevó a un desmantelamiento rápido de los programas sociales y el paso a un capitalismo neoliberal. Fueron sobre todo las clases sociales inferiores las que vieron su esperanza de vida disminuir de manera espectacular.

De cómo se cavó la zanja El informe Marmot vincula las situaciones desiguales en materia de salud entre

21


los países, con las elecciones en mate-

Luego, la revolución industrial llevaría al

ria de política y las relaciones de poder.

desarrollo de miles de empresas, entre

Cuestiona con prudencia todo el sistema

las cuales las menores iban a ser rápida-

mundial.

mente absorbidas por sus competidores mayores. Así es cómo nacieron impor-

Si examinamos la inequidad dentro de la

tantes monopolios listos para conquistar

salud a nivel mundial, es tentador pen-

el mercado nacional, pero también para

sar que el mundo siempre fue dividido

buscar beneficios más allá de sus fronte-

en un Norte rico y desarrollado, y un Sur

ras nacionales. Las empresas más diná-

pobre y subdesarrollado. Naturalmente,

micas para conquistar los mercados se

un desarrollo desigual existió siempre

arrogaban una ventaja competitiva deci-

entre diversos pueblos y regiones, pero

siva sobre las otras y se transformaban

el mismo presentaba en la época, un ros-

en verdaderas multinacionales.

tro completamente diferente. Había diferencias regionales, pero globalmente el

A finales del siglo 19, éstas últimas extien-

planeta tenía más o menos un nivel de

den sus alas sobre el planeta. Las institu-

desarrollo similar.

ciones financieras empezaron a buscar nuevas posibilidades de inversión en el

Europa se volvió fuerte no por una reli-

Sur. Las nuevas tecnologías y la apertu-

gión, valores o ideas superiores, sino por

ra del canal de Suez en 1869 permitieron

su capacidad y disponibilidad a recurrir

un fuerte aumento de las exportaciones

a la violencia organizada en ciertos mo-

e importaciones. La economía agraria

mentos de la Historia. El reconocido co-

de las colonias fue enteramente puesta

mercio triangular basado sobre el tráfico

al servicio de las potencias coloniales. La

de esclavos iba a dar a Europa un avance

producción de alimentos para los mer-

definitivo. Los barcos dejaban las costas

cados locales cedió el lugar al cultivo de

del África occidental y se dirigían hacia

plantas exclusivas para la exportación.

América del Norte o el Caribe, con las calas llenas de esclavos. Éstos eran ven-

Uno puede fácilmente adivinar lo que

didos en América para trabajar ahí en

resultó para el bienestar de los pueblos

las plantaciones. Los buques cargados

colonizados. Los viajeros y diplomáticos

de mercancías suntuarias – azúcar, ron,

que visitaron el Salvador a mediados del

café, plata, tabaco, etc. – dejaban Amé-

siglo 19 no reportaron hambruna o po-

rica del Norte y el Caribe para volver a

breza alguna. Es sólo cuando las planta-

Europa occidental.

ciones de café a gran escala empezaron

22

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


China y nuestra imagen del mundo En Occidente, numerosos son los que

Hoy en día, gracias a su soberanía re-

piensen que debemos nuestro progreso

conquistada, China regresó a ser una

a nuestra mente ilustrada y nuestra cien-

nación mundial y, progresivamente, está

cia, y que debemos ayudar los otros paí-

rebasando a la mayoría de las grandes

ses atrasados a recuperar este atraso. La

economías. La dinámica del desarrollo

historia moderna de China trastorna sin

mundial es hoy en día, co-determinada

embargo nuestra imagen tradicional del

por China y las relaciones económicas

mundo. « China es un país mucho más

que lleva con los países del Sur. Aunque

rico que cualquier otra parte de Europa »,

se critica mucho los problemas sociales

escribía Adam Smith, uno de los pioneros

en este país, los resultados mundiales en

de la economía capitalista, en 1776.6

el plano de la lucha contra la pobreza serían peores sin las prestaciones chinas.

En 1800, más de la mitad de las mercan-

Claro que hay gente inmensamente rica

cías en el mundo eran producidas en

en China, pero los ingresos de bienes de

China e India. El producto nacional bru-

los campesinos también se duplicó du-

to (PNB) por habitante de Asia y Europa

rante el último decenio. China sacó de

era más o menos el mismo. A inicios del

la pobreza a millones de gente. No im-

siglo 20, en la China e India la produc-

pide sin embargo que enfrente gigantes-

ción mundial se había reducido al 8 %. El

cos desafíos; pero no olvidamos que la

PNB por habitante era entre 2 y 3 veces

industrialización en Europa occidental

menor que en Europa. El pillaje colonial

fue asimismo un proceso brutal y radical

había debilitado considerablemente es-

que creó problemas tanto sociales como

tos países. China se encontró desgarra-

ecológicos sin precedente. En China, se

da por la guerra y la ocupación.

trata de cinco veces más seres humanos

7

y de un proceso que va cuatro veces más rápido todavía.8 ■ 6

7

Adam Smith, Recherches sur les causes et la nature de la richesse des nations, 1776.(Investigaciones sobre las cuasas y la naturaleza de la riqueza de las naciones) Philip Golub, « Retour de l’Asie sur la scène mondiale », (El regreso de Asia en el escenario mundial) Le Monde diplomatique, octubre 2004, http://www.monde-diplomatique. fr/2004/10/GOLUB/11551.

los determinantes sociales de la salud

8

Marc Vandepitte, Tikt een sociale tijdbom in China (Existe uno bomba de tiempo en China?) http://www.dewereldmorgen.be/sites/ default/files/attachements/2013/07/04/china_ sociale_tijdbom.pdf

23


a producir para la exportación en los años

planeta. Aunque el mundo antes no haya

1870 y 1880, que cambió la situación. Para

producido nunca tanta riqueza como hoy

disponer de mano de obra suficiente para

en día, la zanja entre ricos y pobres se an-

las plantaciones, los derechos sobre la

chó dos veces más. En 1960, el 20 % de

tierra fueron adaptados y el acceso a las

personas más ricas del mundo poseían

tierras comunales abolido, con la ham-

30 veces más que los 20 % de los más po-

bruna y la pobreza como consecuencias.

bres reunidos. En 1997, la cifra alcanzaba

9

la de 74 veces más.10 Los 10 % más ricos Se trata entonces de una época clave de

llegaban a acumular el 85 % de la rique-

la Historia durante la cual el mundo fue

za. La mitad de ellos viven en EEUU y Ja-

dividido entre naciones ricas y naciones

pón.11 El 1 % de las personas más ricas

pobres. El reconocimiento de una inde-

del mundo posee tanto como el 57 % más

pendencia formal para las colonias no

pobres juntos o, dicho de otra forma: me-

cambiaría nada. La zanja económica en-

nos de 50 millones de las personas más

tre las naciones sigue igual y, en ciertos

ricas reúnen la “riqueza” de los 2,7 billo-

casos, se amplía aún más. Es solamente a

nes de personas más pobres.12

comienzos del siglo 21 que se asiste en el Sur a las « economías emergentes », que,

¿Cómo es posible? Paradójicamente, la

a su manera, tratan de seguir al rico Occi-

pobreza y la miseria crecen a medida

dente. China juega ahí un papel pionero.

que las empresas alcanzan mayores beneficios. Estos y la prosperidad no van

Y de cómo la zanja no dejó de ensancharse Se nos dice a menudo que la globalización y la liberalización del comercio mundial son una fuente de progreso y prosperidad. Sin embargo, esto está lejos de ser verdad para todos. Por el contrario, la inequidad social aumenta en el 9

24

L. A. Avilés, « Epidemiology as Discourse: The Politics of Development Institutions in the Epidemiological Profile of El Salvador » (La epidemología como discurso : la política de las instituciones desarrollistas en el perfil epidemiológico de El Salvador), Journal of Epidemiology and Community Health 55, n° 3 (1 de marzo 2001) : 164–171, doi:10.1136/jech.55.3.164.

10 Programa de las Naciones unidas para el desarrollo, Human development report 1999. (New York  ; Oxford  : Oxford University Press, 1999). 11 James B Davies y World Institute for Development Economics Research (Instituto mundial de investigación en el desarrollo económico) Personal wealth from a global perspective (La riqueza personal según un enfoque global), (Oxford; New York : Oxford University Press, 2008). 12 B. Milanović et al., Decomposing World Income Distribution: Does the World Have a Middle Class? (Descomposición de la repartición mundial de los ingresos: El mundo posee una clase media?), Policy Research Working Papers (World Bank, Development Research Group, Poverty and Human Resources, 2001), http://books.google.be/books?id=RW_ KRkaOLbEC. el empoderamiento

– todos juntos por la salud


necesariamente a la par. Cada empresa

de excluirlos del mercado y poder contro-

se encuentra empotrada dentro de una

larlos con sus productos.

lucha competitiva con otras. Los accionistas quieren tener mayores benefi-

Los inversionistas están siempre en busca

cios sobre sus capitales invertidos. Las

de posibilidades para rentabilizar al máxi-

empresas que no logran realizar estos

mo sus capitales. Los sectores sociales

márgenes de ganancias pierden inevita-

como la atención de la salud o la distri-

blemente sus inversionistas, con el be-

bución de agua pueden asimismo ser ex-

neficio de las empresas y sectores que sí

plotados de forma rentable, por lo menos

lo hacen. Para esto, cada empresa aplica

para los que están listos a olvidarse de la

los mismos mecanismos. Uno de ellos

justicia social. La industria farmacéutica

es la llamada “modernización”, que im-

por ejemplo, desea sobre todo presentar

plica una mayor producción con menor

buenos resultados anuales a sus accionis-

personal; dicho de otra forma, mermar

tas y, por esta razón, preferirá invertir en

los salarios o el número de trabajadores.

un nuevo producto de dieta para el cual el

Las empresas que lo hacen mueven su

mercado está asegurado, que en el trata-

producción hacia los países en donde los

miento de la malaria, aunque el tratamien-

salarios son más bajos o inundan estos

to de la misma sea susceptible de ayudar a

mercados de productos de bajo precio.

millones de personas, que no tienen el poder adquisitivo para pagar el tratamien-

Los criaderos de pollos en Kinshasa pue-

to, y consecuentemente, para aumentar

den testificar lo dicho. Hace algunos años,

el beneficio de las empresas. La industria

entraron en conflicto con unas multina-

farmacéutica justifica el hecho porque su-

cionales que tienen un volumen de ne-

puestamente este beneficio le permite in-

gocios más importante que la economía

vertir en la investigación científica, pero,

nacional de ciertos países del Sur. Grupos

en realidad, gasta más en marketing que

de capitales belga-franceses invirtieron

en el campo de la investigación.13

en la crianza industrial de pollos en Brasil. Ellos exportan pechugas hacia Europa y

Dentro de los países en vía de desarro-

alas hacia Kinshasa a precios de dumping

llo, la zanja entre ricos y pobres tam-

que son tan competitivos que eliminan a los campesinos locales del mercado. Lo que significa que hoy en día los criaderos de pollos desaparecieron de Kinshasa. Todo en nombre del “libre comercio”: las multinacionales reivindican la libertad de competir con los campesinos locales a fin los determinantes sociales de la salud

13 Gagnon, Marc-André, et Joel Lexchin. « The Cost of Pushing Pills: A New Estimate of Pharmaceutical Promotion Expenditures in the United States » (El costo de la promoción de las medicinas : Una nueva estimación de los gastos en la promación farmaceútica en EEUU). PLoS Medicine 5, n° 1 (2008) : e1. doi:10.1371/journal.pmed.0050001.

25


bién se enchanchó. Consecuentemente

blo? Algunas respuestas encontradas

a la deuda creciente de estos países, el

son fáciles de implementar, como por

Fondo Monetario Internacional (FMI),

ejemplo la corrupción, la mala gestión y

dominado por los países ricos, presionó

la falta de democracia.

a los gobiernos del Sur para que ahorraran drásticamente y privatizaran los

Evidentemente, muchos de estos proble-

servicios públicos. Los sistemas nacio-

mas son indiscutibles, pero constituyen

nales de la salud también fueron presio-

más una consecuencia que una causa de

nados y partes considerables del sector

las relaciones desiguales entre Norte y

de la salud fueron abandonadas para

Sur. La corrupción por ejemplo, es una

beneficiar al sector privado. La comer-

relación en ambos sentidos. Por cada

cialización de la atención de la salud se

líder corrupto existe alguien que lo co-

tradujo en una inequidad social crecien-

rrompe. El congolés Mobutu, en aquél

te. La mayoría pobre de la población fue

entonces presidente del Zaire, es un buen

redirigida hacia los servicios de salud

ejemplo. Corrupto y antidemocrático por

pública sub-financiados que aún queda-

excelencia, pues vendió a bajo precio las

ban, o bien, ya no tiene más acceso a la

riquezas nacionales del país a cambio

atención de la salud que termina siendo

de un sólido porcentaje de beneficios.

demasiada cara. Igualmente los ahorros

¿Y a qué país fue vendido? A empresas

y la privatización en otros sectores como

belgas, francesas o estadounidenses.

él de la educación, la vivienda social, la

Como agradecimiento y con su pequeño

infraestructura…tuvieron consecuencias

porcentaje de beneficio, Mobutu pudo

sociales catastróficas. Lo que demuestra

comprar grandes propiedades en Euro-

que la inequidad va a la par entre los paí-

pa y abrir cuentas bancarias en Suiza. No

ses o en el seno de un mismo país.

quedaba nada para el pueblo, aparte de un país cada vez más endeudado.

¿Quién es el responsable? El hecho de que Mobutu haya llegado A pesar de que uno se dé cuenta que la

al poder no tenía además nada que ver

estructura del sistema es en parte res-

con el azar. Los líderes que querrían un

ponsable, mucha gente piensa que tam-

Congo más independiente y democráti-

poco se puede negar la responsabilidad

co fueron sistemáticamente asesinados

de los mismos países en vía de desarro-

con la ayuda del Norte. Recordemos a

llo. ¿Por qué sus dirigentes no obran

Patrice Lumumba o a Pierre Mulele. En

para romper el círculo vicioso? ¿Por qué

Burkina Faso, en 1987, cuando el pre-

no hacen más por el bienestar de su pue-

sidente Thomas Sankara anunció que

26

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


su país no reembolsaría la deuda, aña-

mismos. Los argelinos querrían que su

dió enseguida: « Si Burkina Faso por sí

política provenga de Argel y no de París

solo rehúsa a pagar la deuda, no estaré

y los iranís exigían que sea Teherán y no

aquí para la próxima conferencia. » Poco

Washington, él que determine su políti-

tiempo después, fue asesinado. Optar

ca. Para evitar esto, los EEUU recurrie-

por los intereses de su pueblo en vez del

ron a muchas técnicas como los golpes

de las « democracias occidentales », se

de estado y las dictaduras en América

sanciona sin piedad alguna.

Latina. No es por nada que la soberanía de un país se entienda como un principio

A pesar de los grandes discursos, la in-

básico en la Carta de las Naciones Uni-

jerencia política extrajera no garantiza el

das. Aún hoy en día, para muchos movi-

desarrollo de la democracia ni de la justi-

mientos sociales del Sur, la soberanía si-

cia social que resulta de la primera. Cuan-

gue siendo un punto crucial de la lucha;

do las decisiones fundamentales no pro-

regresaremos sobre este particular.

vienen del mismo país, sino directamente o indirectamente desde Washington, Lon-

Una injerencia malsana

dres o París, podemos difícilmente calificar a estos países de democráticos. Aún si

Algunas personas consideran a la sobe-

las decisiones se toman en el país en cues-

ranía como un concepto viejo. Sin em-

tión, lo cual no garantiza una democracia,

bargo, nuestros aliados de Congo y de

sino más bien una condición básica para

Palestina perciben precisamente la au-

el desarrollo de la misma. Un pueblo pue-

sencia de soberanía como la causa funda-

de entonces, ejercer más presión sobre

mental de su salud deplorable. Observe-

sus líderes políticos a fin de que éstos rin-

mos a Palestina: ¿cómo se puede esperar

dan cuentas acerca de sus decisiones.

vivir ahí sanamente un sólo día, si la ocupación israelí destruye la infraestructura

Una cosa está clara: nadie más que el

civil, entre la cual están las escuelas, los

pueblo se beneficia cuando existe una

hospitales, las casas y las fábricas, como

mejoría considerable de los determinan-

también los desagües y la distribución

tes sociales de la salud. Es por esto que,

de agua potable. Si se trata de un país en

para un país es tan importante que las

donde la penuria de agua es justamente

decisiones políticas fundamentales estén

uno de los más graves problemas? En el

tomadas desde él mismo. Muchos mo-

Congo y en América Latina, la población

vimientos sociales de los años 60 y 70

quiere opinar cuando se trata de explotar

reivindicaban sobre todo este particular,

los recursos naturales., mientras al este

es decir, el derecho de decidir por ellos

del Congo, la inseguridad vuelve prácti-

los determinantes sociales de la salud

27


camente imposible la implementación de

la población local.14 En la práctica sin

instalaciones de agua potable.

embargo, las mismas son destructivas e impiden que el pueblo, incluso después

La soberanía y la estabilidad de los

de la misma, elabore una buena política

países están rotas de todas maneras.

que le sea adecuada. Las intervenciones

A veces directamente, como por ejem-

militares tienen igualmente un impacto

plo, mediante una intervención militar,

directo sobre la salud y los determinan-

y en otras ocasiones, por la existencia

tes sociales de la misma. El aumento del

de relaciones comerciales desiguales, el

número de malformaciones al nacer, del

ejercicio de presiones económicas, de

cáncer y la leucemia en Irak son un tris-

sanciones, de golpes de estado, el apoyo

te ejemplo. Las intervenciones militares

a la oposición o incluso una desestabili-

destruyen también en gran escala las

zación interna con la ayuda de grupos

infraestructuras de un país, e incluso los

terroristas. Gracias a golpes de estado

hospitales. Recurrir a las armas quími-

en contra de Mossadegh en Irán (1954),

cas o tóxicas por las naciones miembros

de Sukarno en Indonesia (1965) y de

de la OTAN, provoca no sólo numero-

Allende en Chili (1973), los EEUU logra-

sas víctimas civiles, sino que contamina

ron someter estos países sin utilizar una

igualmente el agua potable, la atmósfera

intervención militar. Más recientemen-

y el suelo. A pesar de que estas acciones

te, hemos asistido a golpes de estado

se justifican a menudo como humanita-

orquestados en Honduras (2009) y en el

rias y que buscan ayudar a la gente del

Paraguay (2012).

lugar, los estudios demuestran cómo éstas incrementan considerablemente el

Ilustraremos más adelante, con algunos

número de víctimas.15 A comienzos de

ejemplos, el impacto de la injerencia po-

los bombardeos de la OTAN en el Koso-

lítica directa e indirecta sobre el derecho a la salud.

Las intervenciones militares Las intervenciones militares de los países occidentales se justifican a menudo como intervenciones humanitarias interesadas en los derechos humanos y la democracia, y por lo mismo a favor de

28

14 Jean Bricmont, Impérialisme humanitaire. Droits de l’homme, droit d’ingérence, droit du plus fort ?, éditions Aden, 2005. (El imperialismo humanitario. Derechos humanos, derecho de injerencia, ¿derecho del más fuerte?) 15 Reed M. Wood, Jacob D. Kathman et Stephen E Gent, Armed intervention and civilian victimization in intrastate conflicts (La intervención armada y la victimización de los civiles en los conflictos entre Estados), Journal of Peace Research, 20 12 49 : 647 : http://jpr. sagepub.com/content/49/5/647.full.pdf+html

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


vo (1999), cuyo objetivo era « terminar

cuando se trata de un comercio desigual

de una vez por toda con la limpieza étni-

entre aliados comerciales desiguales, y

ca », el número de refugiados kosovares

peor cuando se realiza a través de los in-

aumentó enormemente.16 Después de la

tereses de una élite pequeña.

guerra, los ex-combatientes del « Ejérci-

Dentro de las relaciones comerciales, se

to de Liberación del Kosovo » (UCK) ini-

puede difícilmente considerar de igual a

ciaron la expulsión de Serbios de sus tie-

igual el peso económico de los países en

rras. En 2011, se invocó la necesidad de

vía de desarrollo y él de los EEUU o de

una intervención humanitaria en Libia,

la Unión Europea (UE). Sin embargo, la

porque el coronel Gadafi habría estado

UE y EEUU tratan de imponer todo un

preparando una masacre en Benghazi.

conjunto de clausulas mediante acuer-

Más tarde, se leía en The Guardian que

dos de libre comercio (Tratado de Libre

el número de víctimas antes de interve-

Comercio –TLC*), pudiendo tomar este

nir se ubicaba entre las 1000 y 2000 per-

aspecto en el sentido literal del térmi-

sonas, y que después de este hecho, ¡la

no. Por ejemplo, en abril 2013, Botsua-

cifra alcanzaba entre 10.000 y 50.000!

na, Namibia, Camerún, Ghana, Costa de

17

Marfil, Kenia y Swaziland se enteraron

El libre comercio

que Europa, vía impuestos a la importación, iba a complicar las exportaciones si

Los acuerdos de libre comercio pueden

estos países no aceptaban rápidamente

también constituir una seria amenaza

los acuerdos de libre comercio. Pudien-

para la soberanía de los países y el bien-

do anotar que la lista pequeña de priori-

estar de su pueblo. El comercio en sí no

dades de la UE, pasaba más que el desa-

tiene nada de malo. Pero es diferente

rrollo de los intereses económicos de los asociados.

16 A. Roberts, NATO’s « Humanitarian War » over Kosovo (La « guerra humanitaria » de la OTAN en torno al Kosovo), Survival, vol. 41, n° 3, otoño de 1999, p. 102-23, The International Institute for Strategic Studies : http:// www.columbia.akadns.net/itc/sipa/S6800/ courseworks/NATOhumanitarian.pdf 17 S. Milne, If the Libyan war was about saving lives, it was a catastrophic failure (Si el salvataje de vidas humanas fuese la meta de la guerra en Libia, fue un fracaso catastrófico), The Guardian : http://www.theguardian.com/ commentisfree/2011/oct/26/libya-war-saving-lives-catastrophic-failure * Nota de la traductora

los determinantes sociales de la salud

Los acuerdos de libre comercio constituyen tanto para la UE como para los EEUU un instrumento destinado a reforzar su posición competitiva y a permitir a las empresas multinacionales un acceso más fácil a los mercados extranjeros, para la exportación, la producción o el acceso a materias primas a bajo costo. Es por eso que muchos de los acuerdos insisten sobre la liberalización del acceso a las rique-

29


Campesinos colombianos se organizan en contra del tratado de libre comercio (TLC)

zas naturales y a los sectores estratégicos

Entonces, no es un azar tampoco que

de aquellos países. En este caso, éstos es-

estos acuerdos de libre comercio resul-

capan, de ahora en adelante, al control del

ten fuertemente desventajosos para la

gobierno. A menudo los acuerdos prevén

población local. Es más, constituyen una

incluso procedimientos para arreglar los

amenaza para el desarrollo local de los

conflictos; así, las multinacionales pueden

países en juego, porque naturalmente, el

procesar a los gobiernos locales si éstos,

campesino colombiano o peruano medio

preocupados por el interés de su pueblo,

no puede competir con los productos

no obedecen a satisfacción sus deseos.

europeos que son subvencionados por el

Por lo mismo, las multinacionales logran

Estado. Eberto Díaz Montes, presidente

tener mayor influencia sobre la política

del mayor sindicado campesino colom-

local que el pueblo mismo.

biano, se refiere en estos términos, en

30

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


relación al impacto del acuerdo de libre

protección de las patentes y derechos

comercio entre Colombia y EEUU, y de

de propiedad intelectual ». Una condi-

las consecuencias amenazadoras de un

ción impuesta para firmar el acuerdo

acuerdo similar con la UE: « En este mo-

con EEUU fue que los campesinos ya no

mento, estamos atravesando una crisis

podían usar semillas no listadas. De esta

muy profunda; numerosas pequeñas y

manera, 77.000 kilos de semilla de arroz

medianas empresas logran difícilmente

en Campo Alegre, Huila, fueron destrui-

mantener la cabeza a flote. El acuerdo de

dos por el servicio nacional de agricul-

libre comercio con la UE constituye una

tura y esto, ordenado por…”Monsanto”.

amenaza para 600.000 familias de campe-

El mundo no lo hubiera nunca sabido sin

sinos lecheros que no podrán competir

el documental: « 9.70 » que se difundió

con los productores de leche europeos.

en “YouTube”. Nunca se vio tanta indig-

Esto provocará el desempleo masivo con

nación: Colombia, un país donde exis-

todo el efecto dómino que conllevará.

te hambre, aceptó la destrucción de tal

No solamente estarán amenazados los

cantidad de alimento para favorecer la

productores de leche, sino también los

carrera hacia el beneficio de una multi-

productores de arroz, de maíz, de soya

nacional. Un campesino que produce sus

y de otras plantas alimenticias. La im-

propias semillas se vuelve súbitamente

portación masiva de productos agrícolas

un forastero.18

aumenta nuestra dependencia y amenaza seriamente la soberanía alimentaria

Semejantes acuerdos de libre comercio

colombiana.»

son asimismo una amenaza para la atención de la salud. La apertura del sector

Los acuerdos de libre comercio también

de la salud al sector privado conllevará

actúan sobre la política. El mismo diri-

a una mayor privatización. Preocupada

gente afirma: « Para lograr concluir el

por los intereses de su industria, Europa

acuerdo de libre comercio con la UE, va-

insiste asimismo en que se prolonguen

mos a tener que adaptar la constitución

las patentas y derechos de propiedad

colombiana. El acuerdo negociado con

sobre las medicinas, haciendo el juego

EEUU también llegó a una enmienda de

de los monopolios y favoreciendo la alza

la constitución en provecho de las multinacionales como “McDonald’s”, “Cargill”, “Monsanto”… » ¿De qué se trata en realidad? Muy a menudo los acuerdos de libre comercio mencionan lo que se ha llamado por eufemismo « una mejor

los determinantes sociales de la salud

18 V. Coteur, Colombiaans boerenverzet tegen vrijhandelsakkoorden (La resistencia campesina en Colombia contra los acuerdos de libre comercio) : http://www.voedselteams.be/ colombiaans-boerenverzet-tegen-vrijhandelsakkoorden

31


de los precios. De esta forma, los pobres

rechos humanos se multiplican también.

corren el riesgo de perder el acceso a la

Es la inversa de un desarrollo soberano

atención de la salud. También los acuer-

y sostenido.

dos amenazan el medioambiente, otro determinante importante de la salud.

La industria farmacéutica es un sector

Aparte de la explotación creciente de las

particularmente rico y rentable, dotado

riquezas naturales, la economía se orien-

de un potente lobby. En el 2000, el vo-

ta aún más hacia la exportación. Se esti-

lumen de negocios de las diez primeras

mula el monocultivo de los productos de

grandes sociedades farmacéuticas re-

exportación como el aceite de palma, uti-

basaba ya los 250 mil millones de euros.

lizado para los bio-carburantes. Con este

Dentro de las negociaciones para un

fin, son zonas selváticas enteras las que

TLC entre la UE e India, la primera lleva

se cortan y la seguridad alimentaria lo-

un combate a muerte, a fin de complicar

cal se ve así amenazada. Finalmente, los

la producción de medicinas genéricas

acuerdos de libre comercio amenazan

para la India. Reprochan a este país de

indirectamente los derechos políticos y

« cambiar el juego» porque invierte en

sociales. La liberalización y las privati-

medicinas genéricas de bajo costo y que,

zaciones aumentan las contradicciones

de esta manera, no toma mucho en cuen-

sociales y, a menudo, en donde la inequi-

ta los derechos de propiedad intelectual

dad social crece, las violaciones a los de-

sobre algunas de ellas.

32

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


En la República Democrática del Congo, salud y soberanía van a la par

El 20 de noviembre de 2012, cuando los

La población de un pueblo que para al

miembros del grupo armado M23 apoya-

agua, depende del inmenso lago Kivu,

dos por Ruanda, ocuparon la ciudad de

tiene una sola fuente de abastecimiento

Goma, al este del Congo, la población no

situada a más o menos 2,5 kilómetros del

pudo tener acceso al agua ni la electrici-

pueblo. En numerosos lugares, el acce-

dad; las escuelas se cerraron; los víveres

so al lago es extremadamente peligro-

escasearon cada vez más, en tanto que

so, véase imposible. La fuente siguiente

la inseguridad reinaba. Aunque el M23

se encuentra a más de 4 kilómetros, es

se haya retirado el 1 de diciembre, la in-

decir a una hora de caminata. La bomba

seguridad seguía complicando la vida

que llevaba el agua al pueblo está daña-

cotidiana de los moradores de Goma.

da y los moradores deben entonces ir a

La sección local del aliado del M3M, la

la fuente para reunir el agua. En vista de

“Estrella del Sur” (EDS), y sus comités de

la situación insegura del lugar, este tra-

salud populares señalaron que la inesta-

yecto se hace muy arriesgado.

bilidad y la inseguridad influían directa

La inestabilidad, provocada ante todo

e indirectamente sobre el bienestar y la

por la injerencia ruandesa y la falta de

salud de la población local. El impacto

control por parte de las autoridades con-

más directo se situaba de hecho, en los

goleses sobre la región, constituyeron

homicidios, los pillajes y las violaciones

entonces un freno enorme al desarrollo

a las mujeres y niños. Los moradores de

de las infraestructuras de agua potable

Goma temieron durante mucho tiempo

para la población local. Sin embargo, el

las incursiones nocturnas de los grupos

problema de las infraestructuras no se

armados en la ciudad.

limita al transporte del agua. La fuen-

Indirectamente, la inestabilidad obsta-

te de abastecimiento sirve tanto a las

culizaba la vida cotidiana en muchos as-

“mamas” que lavan ahí la ropa como a

pectos. En la región del lago Kivu, por

los agricultores que llevan a beber ahí

ejemplo, la problemática del agua se tor-

su ganado. La contaminación del agua

nó particularmente grave. La experien-

amenaza directamente la salud de los

cia de uno de los principales grupos del

usuarios. Junto con la población meta,

comité de salud de Goma ilustra bien lo

EDS organiza acciones de alegato para

que significa la inseguridad en la prác-

con las autoridades y también campa-

tica, cuando del acceso al agua se trata.

ñas de concientización en beneficio de

los determinantes sociales de la salud

33


las madres y los ganaderos. EDS resalta

do se abastecen. Es lógico por lo tanto,

sin embargo que es esencial instalar una

que el desarrollo de infraestructuras

bomba nueva para evitar los conflictos

convenientes requiere en primer lugar

locales, acortar los largos trayectos peli-

de la restauración de la soberanía y del

grosos para la población y evitar que los

control de las autoridades sobre su pro-

niños vayan a ahogarse en el lago cuan-

pio territorio. ■

34

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


Palestina: La salud bajo la ocupación Uno de los más flagrantes ejemplos de la

siguen muy fragmentados a causa de la

supresión de la soberanía reside en los

división de los territorios en varias zo-

decenios de ocupación y colonización

nas, de las cuales la AP sólo controla una

de Palestina, que empezaron en 1948,

fracción. En la zona C (62 % de Cisjor-

cuando los palestinos fueron expulsa-

dania), reina una gran inequidad frente

dos en masa de sus pueblos, en el actual

al acceso a la atención de la salud, según

estado de Israel. En 1967, cuando este

uno sea palestino o israelí, viviendo en

mismo Estado ocupó Cisjordania, Gaza,

las colonias ilegalmente ocupadas de la

las alturas del Golán y Jerusalén-Este, la

zona. Mientras que Israel es libre de edi-

legislación internacional obligó a Israel

ficar la infraestructura de salud para sus

como fuerza ocupante a encargarse, en-

colonos, la AP no tiene la competencia

tre otras cosas, de la atención de la salud

para hacer lo mismo para los palestinos

de la población palestina de los territo-

en esta misma zona C. A causa de la red

rios que ocupaba. Sin embargo, poco se

de puntos de chequeo y de bloqueo, es

hizo en este plano. Los palestinos mis-

asimismo muy difícil para las organi-

mos no tenían los medios de organizarla

zaciones de salud palestinas, llegar a la

y había una gran penuria de personal, de

población. Los hospitales más cercanos

camas de hospital, de medicinas y servi-

para quienes viven en el valle de Jordán

cios especializados esenciales.

(zona C) son aquellos de Jericó y Naplusa. No obstante, por los puntos de che-

Con los acuerdos de Oslo, en 1993, los

queo, tampoco pueden recibir a tiempo

palestinos no recibieron un Estado sobe-

la atención necesaria.19

rano, pero Israel pudo a su vez reenviar buena parte de la responsabilidad y de

Las restricciones a la libertad de movi-

los costos de la atención de la salud y de

miento impiden también a los palestinos

otros sectores en los territorios depen-

de Cisjordania llegar a los hospitales de

dientes a la Autoridad Palestina (AP), que acababa de instaurarse en la época. Más del 60 % de los territorios ocupados quedaban sin embargo bajo el control total de Israel. El Ministerio palestino de Salud Pública pudo implementar servicios de salud gracias a una ayuda internacional masiva, pero los mismos

los determinantes sociales de la salud

19 Aimee Shalan, An Unhealthy Accord: 20 years of Oslo and preventable Palestinian aid dependency (Un acuerdo malasano: Los 20 años del acuerdo de Oslo y la posibilidad de evitar la dependencia de la ayuda de los palestinos) :http://www.newstatesman. com/2013/09/unhealthy-accord-20-years-oslo-and-preventable-palestinian-aid-dependency

35


Jerusalén-Este, mientras que es en este

de medicinas esenciales y vuelve a los

lugar donde se encuentran la mayoría de

equipos inutilizables debido a la falta de

los hospitales especializados palestinos.

repuestos; paraliza asimismo el trans-

Cada año, miles de pacientes palestinos

porte de los pacientes hacia hospitales

de Cisjordania y Gaza no pueden tras-

situados afuera de la Franja de Gaza.

ladarse al hospital en Jerusalén, puesto

Además, tampoco |los hospitales pue-

que se les niega esa autorización.

den funcionar bien a causa de las averías eléctricas constantes y de la contamina-

En Gaza por otro lado, la situación de

ción del agua por el hecho de que las ins-

la salud es aún más dramática. Desde el

talaciones de depuración no funcionan

bloqueo impuesto a la Franja de Gaza

como deberían. Un informe de las Na-

por Israel, en el 2007, los servicios de

ciones Unidas afirma que los problemas

salud se degradaron continuamente. El

en materia de agua, electricidad y salud

bloqueo genera una falta permanente

aumentan de manera alarmante y que en

36

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


el 2020, no se podrá vivir en Gaza si no

enviados a la AP. Pero en los hechos, se

se actúa inmediatamente.20

trata más bien de un medio de presión de Israel sobre la AP: cuando le conviene

Lo que es válido para la atención de la sa-

a Israel sobre el plano político, el dinero

lud, lo es también para otros sectores, ta-

no se devuelve. Por ello la AP es en bue-

les como la vivienda, el empleo decente,

na parte dependiente de la ayuda extran-

la educación, la agricultura, la economía,

jera y de las condiciones impuestas por

la infraestructura social, etc. A pesar de

los prestamistas. Un ejemplo extremo

haber instaurado una Autoridad Pales-

está en las elecciones del 2006 ganadas

tina, ésta no tiene espacio para llevar a

por el Hamas. Como el resultado no fue

cabo su propia política y entonces ser

del agrado de « la comunidad interna-

considerada como la responsable ante

cional », en otras palabras, los EEUU y

su propio pueblo. Israel controla las im-

Europa, se retiró la ayuda y la misma fue

portaciones y las exportaciones y toma

desviada vía las ONGs palestinas.

los impuestos que, después deberían ser Hasta que los palestinos no puedan lle20 Gaza in 2020 : A liveable place ? (Gaza en 2020 : ¿un lugar viable?), UNWRA, 2012 : ttp://www.unrwa.org/newsroom/press-releases/gaza-2020-liveable-place

los determinantes sociales de la salud

var una política propia, un verdadero desarrollo y una verdadera democracia serán sólo una ilusión. ■

37


La justicia social


3. Un asunto de voluntad política La inequidad no es una fatalidad y tam-

los EEUU, los tailandeses utilizan todos

poco lo son las violaciones al derecho a

los medios permitidos para romper con

la salud. Los Estados tienen el deber de

la posición monopolista de las multina-

enfocarse en los determinantes sociales

cionales e importar medicinas a bajo

de la salud y si lo quieren así y lo pueden,

costo o producirlos ellos mismos. Pero

son muy capaces de hacerlo. ¡Imagínen-

Tailandia no es el único ejemplo demos-

se si se habría dejado a Thomas Sankara

trativo de que el Estado puede marcar la

hacerlo en Burkina Faso!

diferencia.

El “People’s Health Movement” (PHM)

Acerca de revoluciones sanas

– Movimiento para la Salud de los Pueblos - del cual el M3M es parte, reúne un

La diferencia de lo que el Estado puede

amplio abanico de activistas y organiza-

hacer, aparece a menudo y claramente

ciones de la salud. Su tercera “People’s

en los trastornos sociales en los cuales

Health Assembly” (PHA3) en El Cabo,

el pueblo reclama un nuevo sistema. Son

África del Sur, en el 2012, reunió a 800

momentos en donde todo el sistema po-

representantes de todos los continentes

lítico, social y económico de un país está

que intercambiaron experiencias de lu-

puesto “patas arriba”. Se tratan asimis-

cha y análisis. El PHM dedica una par-

mo de momentos cuando el pueblo re-

ticular atención a las experiencias de los

chaza cualquier injerencia extranjera y

países en donde se trata de implementar

reivindica el derecho de poder decidir su

sistemas de salud progresistas, que cues-

futuro. Cuando un trastorno de esta na-

tionan las recetas tradicionales del Ban-

turaleza logra instaurar una nueva forma

co Mundial y del Fondo Monetario Inter-

de Estado, el impacto sobre la salud no es

nacional (FMI). Durante la PHA3, salió a

despreciable.

la luz la experiencia de Tailandia y el Dr. Suwit Wibulpolprasert, del Ministerio de

En el 2008, el Boletín de la Organización

la Salud, vino a explicar la impresionan-

Mundial de la Salud describía cómo,

te reforma del sistema de salud llevada a

después de la revolución china en 1949,

cabo en su país, durante los últimos diez

los “médicos descalzos” se habían vuelto

años. El Dr. Suwit relató cómo, a expen-

una fuente de inspiración para la confe-

sas de los gigantes farmacéuticos y de

rencia de Alma Ata acerca de la atención

la justicia social

39


primaria de la salud.1 En 1951, las autori-

pués de la revolución, los médicos imple-

dades centrales declaraban que la aten-

mentaron en el campo un programa de

ción primaria de la salud debía ser ase-

prevención gracias al cual, entre 1970 y

gurada en los pueblos por los trabajado-

2000, la mortalidad infantil bajó del 122

res de la salud. En 1957, había ya más de

a 28,6 por 1000. Para los niños de me-

200.000 médicos rurales en todo el país,

nos de 5 años, durante el mismo perío-

de suerte que los campesinos tenían ac-

do, esta mortalidad pasó del 191 al 35,6

ceso todos los días a la atención primaria

por 1000. Un programa de planificación

de la salud, tanto en la casa como en el

familiar fue también puesto en marcha.

trabajo. El término de “médicos descal-

En dos decenios aproximadamente, el

zos” se tornó popular solamente a par-

número promedio de niños por mujer

tir de los años 60, gracias a la reforma

pasó de 6,2 a 2,1. La tasa de alfabetiza-

de la enseñanza médica. En las regiones

ción entre los varones aumentó del 59 %

donde la atención de la salud o donde no

en 1976 al 81 % en 1996. Para las niñas,

había galenos, los futuros médicos rura-

la progresión fue aún más espectacular:

les recibieron una breve formación – tres

de un 35 % en 1976 hasta un 74,5 % en

meses, seis meses o un año– antes de

1996. En 1986, sólo había 167.971 estu-

regresarse hacia sus granjas y pueblos

diantes universitarios. En 2001, suma-

para trabajar tanto en sus ocupaciones

ban ya el millón y medio.2

agrícolas como médicas. En Costa Rica, un país pobre de CenA pesar de que la ideología de la revo-

troamérica, la situación en materia de

lución iraní sea completamente diferen-

salud mejoró espectacularmente en el

te de la revolución china, también ahí la

transcurso de los años posterior a la

movilización masiva de la población des-

guerra. Con la implementación progre-

embocó en una mejora de la salud, para

siva de un seguro social universal y de

un gran número de personas. En 1979,

un robusto sistema de atención primaria

el Shah, dictador iraní que había llega-

de la salud, los más desfavorecidos tu-

do al poder con la ayuda de Occidente,

vieron acceso a una atención de la salud

fue expulsado del país por una coalición

adecuada. Los trabajadores de la salud

de agrupaciones políticas locales muy

iban a los más remotos pueblos para

hostiles al imperialismo occidental. Des-

proponer sus servicios: desde la vacunación, la planificación familiar hasta

1

40

Cui W : China’s village doctors take great strides (Los médicos de pueblo en China empiezan grandes combates). Bull World Health Organ 2008, 86(12) : 914-915.

2

T. Coville, Iran, La révolution invisible, Paris, La Découverte, 2007, pp. 130-132 (La revolución invisible)

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


otras actividades preventivas relativas a

más pobres progresó y que se pudo res-

la higiene y las medidas sanitarias (agua

ponder a las necesidades básicas y más

potable, vivienda, baños), pasando por

urgentes. De hecho, en los años 80 los

las actividades de educación sobre la

indicadores de la salud de la población

salud y de organización comunitaria. El

cubana llegaron a un nivel comparable al

logro de Costa Rica no hubiera sido po-

de los países industrializados. Ahí tam-

sible sin embargo, sin una inversión de

bién son los criterios de elección políti-

varios años en la educación gratuita, es

ca los que fueron la base del éxito. Cuba

decir, desde 1949, para lo que tiene que

optó por un sistema de salud asequible

ver con la enseñanza primaria y secun-

a todos y por servicios de salud cerca-

daria. No es un azar si los años 40 fueron

nos al pueblo, incluidas la prevención y

parte de un período de lucha social muy

la educación sobre la salud. El gobierno

dura. En comparación con los países ve-

socialista priorizó asimismo la enseñan-

cinos, las mujeres tienen un alto grado

za, permitiendo así erradicar casi com-

de formación. Esto explica en parte la

pletamente el analfabetismo. Al mismo

disminución espectacular de la mortali-

tiempo, se hicieron campañas a fin de

dad de los recién nacidos.4

permitir a todos el acceso al agua pota-

3

ble y a la infraestructura sanitaria. Cuba asimismo llama la atención. La revolución social de 1959 permitió el acce-

No obstante el embargo americano, los

so a la atención de la salud a todos, in-

resultados en materia de salud en Cuba

cluso a los más desfavorecidos. Aunque,

son entonces comparables al de los paí-

en los años 60 y 70, la isla no fuera un

ses desarrollados.5 La tasa de vacuna-

país rico, la redistribución de la riqueza

ción se encuentra entre las más eleva-

dio paso a que el estatuto social de los

das en el mundo y la esperanza de vida es de 78 años, como en los EEUU. La

3

4

L. Saenz, « Health Changes During Decade: The Costa Rican Case » (Cambios en la salud durante el decenio : El caso de Costa Rica), en Good Health at Low Cost (Una buena salud a bajo costo), éd. S. Halstead, J. Walsh, et K. Warren (New York : Rockefeller Foundation, 1985). L. Rosero-Bixby, « Infant Mortality Decline in Costa Rica » (El ocaso de la mortalidad infantil en Costa Rica, dans Good Health at Low Cost (Une bonne santé à bas prix), éd. S. Halstead, J. Walsh, et K. Warren (New York : Rockefeller Foundation, 1985).

la justicia social

mortalidad infantil se eleva a los 5 por 1000, siendo inferior a la de los EEUU. La densidad de médicos es muy elevada, con un aproximado de 1.000 pacientes 5

Edward W. Campion, M.D., et Stephen Morrissey, Ph.D., « A Different Model — Medical Care in Cuba » (Un modelo diferente : la atención de la salud a Cuba), N Engl J Med 2013; 368:297-299, 24 janvier 2013 ; DOI : 10.1056/NEJMp1215226, http://www.nejm. org/doi/full/10.1056/NEJMp1215226

41


por médico. El sistema de salud cubano,

inequidad en un 54 %. La pobreza bajó,

llamado « Medicina general integral », se

pasando de un 70,8 % en 1996 al 21 %

concentra principalmente en la preven-

en el 2010, y la extrema pobreza paso de

ción y el servicio de atención lo más rápi-

un 40 % en 1996 a un 7,3 % en el 2010.

do posible a los enfermos. La educación

Chávez utilizó las entradas de la com-

sobre la salud hace parte del abanico de

pañía petrolera del Estado PDVSA para

clases obligatorias en las escuelas. Cada

invertir en infraestructuras y servicios

comunidad tiene un centro de salud. Los

sociales. En diez años, a través de la per-

médicos viven en el mismo barrio que

cepción de los impuestos, el gobierno re-

sus pacientes y conocen muy bien sus

distribuyó esta riqueza: invirtió el 6 % del

necesidades. Sin embargo, el gobier-

PIB (producto interno bruto) en la educa-

no no gasta más en atención a la salud

ción. Las escuelas se volvieron gratuitas

que otros países. En el 2011, invirtió 430

desde la maternal hasta la universidad,

dólares por habitante, o sea el 10 % del

incluida. El desempleo bajo de un 11,3 %

PIB.7 El mismo año, el gobierno america-

al 7,7 %; el seguro social cubre hoy en día

no gastaba 8.608 dólares por habitante,

dos veces más el número de ciudadanos;

es decir el 17,9 % del PIB.8

la deuda pública se redujo de un 20,7 %

6

a un 14,3 % del PNB (producto nacional Aún hoy en día, se puede ver los logros

bruto); el crecimiento económico llega

impresionantes de los cambios revolucio-

actualmente al 4,3 % anual.

narios. Hugo Chávez se ocupó asimismo de los determinantes sociales de la salud,

En el 2009, en El Salvador, le FMLN

como la educación, el empleo, la atención

(Frente Farabundo Martí de Liberación

de la salud, la seguridad alimentaria , etc.

Nacional) llega al poder.10 El Ministerio

Aumentó los gastos sociales, llevándolos

de la Salud Pública, que cubre entre el

a un 60,6 %, con un total de 772 mil mi-

80 y 85 % de la población, garantiza de

llones de dólares. Esta política redujo la 9

6

7 8 9

42

Don Fitz, Why is Cuban’s Health Care System the best Model for Poor Countries? (¿Por qué el sistema cubano de la atención primaria de salud es el mejor modelo para los países pobres?), MRZine, 2012, http://mrzine. monthlyreview.org/2012/fitz071212.html Cuba country profile (Cuba, perfil del país), OMS : http://www.who.int/countries/cub/en/ USA country profile (EU, perfil del país, OMS : http://www.who.int/countries/usa/en/ The Achievements of Hugo Chavez. An Up-

date on the Los determinantes sociales de la salud in Venezuela (Los logros de Hugo Chavez. Una actualización de los determinantes sociales de la salud en Venezuela), Counterpunch, 2012 : http://www.counterpunch. org/2012/12/14/the-achievements-of-hugo-chavez/ 10 Amanda Bloom, Universal Health Care in El Salvador (La atención primaria de salud para todos en El Salvador), Global Health Check, 2013 : http://www.globalhealthcheck. org/?p=1318

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


aquí en adelante la gratuidad de nume-

trados por los “Equipos de Salud Comu-

rosos servicios de la salud. En el 2006,

nitaria”. Ellos visitan la población local

el 47 % de los salvadoreños no tenían

para conocer las necesidades del indivi-

acceso a la atención de la salud. Desde

duo, la familia y de toda la comunidad en

esta fecha, la mortalidad infantil bajó y

relación a la salud.

el país logró el Objetivo del Milenio en cuanto a la regresión de la mortalidad

¿Qué es del Estado?

materna. El presupuesto del Ministerio de la Salud Pública aumentó del 1,7 % al

Manifiestamente, no existe “Autoridad”

2,5 % del PIB. La atención primaria de

tipo ni “Estado” tipo. Cada país tiene lo

la salud, la prevención y la salud públi-

suyo. Incluso en el seno de un mismo

ca constituyen la base de esta reforma.

país, el Estado puede mostrar formas

En las regiones más pobres y rurales

muy diferentes de evolucionar. Existe

también, decenas de nuevos hospitales

sin embargo una constante: el Congo,

fueron construidos. Éstos son adminis-

Cuba y algunos otros países de América

El Congo: un Estado en mutación La República Democrática del Congo vive una historia muy convulsionada.

un “Grupo de Reflexión” que informó y

Nuestros aliados congoleses tienen una

Bajo el régimen de Mobutu y durante

gran experiencia en la manera de tratar a

la « Conferencia Nacional Soberana  »

las autoridades. Varias veces tuvieron que

(1980-1996), el barrio sufrió varias incur-

adaptarse a cambios de circunstancias.

siones militares. El ejército que ya no re-

sensibilizó a la población acerca de sus derechos.

cibía salario por parte de Mobutu, iba a Nuestro aliado « Estrella del Sur » se de-

los barrios populares a robar todo lo que

sarrolló a partir de la sección comunal de

podía tener algún valor. Bajo el impulso

Mfumu Nsuka, un barrio popular de Ma-

del “Grupo de Reflexión”, los jóvenes del

sina, un distrito de la capital Kinshasa.

barrio se organizaron en un Comité de

Activo desde los años 90, vivió muchos

Autodefensa para resistir a los pillajes.

tipos de situaciones. Durante todos estos

Cuando atacaba el ejército, éste enfren-

años, el núcleo de su funcionamiento fue

taba la resistencia de la población.

la justicia social

43


Después de la caída de Mobutu en 1997,

país mediante la política de “las 5 obras ».

el “Grupo de Reflexión” organizó el debate sobre la democracia popular con el

Desde entonces, el Comité de Barrio

fin de tener, mediante elecciones loca-

obra en torno a la reconstrucción del

les, una verdadera dirección popular en

país y, junto con el M3M, lanzó una cam-

su barrio. La lucha buscaba organizar

paña por el derecho a la salud. Apoya

el funcionamiento del barrio de manera

fuertemente la reconstrucción y la mo-

realmente democrática y a actuar contra

dernización del país, pero exige asimis-

los demagogos locales que querían to-

mo que esto se haga con participación

mar el poder.

social, que ciertamente no es el caso por el momento. A través de la construcción

Bajo la presión de Occidente, las admi-

de un movimiento nacional fundado so-

nistraciones locales fueron suprimidas

bre un enfoque hacia los derechos y la

en el 2003 y se prepararon nuevamente

búsqueda de aliados entre las autorida-

elecciones parlamentarias « normales ».

des, quiere ejercer mayor peso sobre la

Después de éstas, el presidente Kabila

política.

lanzó un llamado a la reconstrucción del

Cuba: La participación en la salud promovida por el Estado En Cuba, son las mismas autoridades las que activan la promoción del derecho a la salud. La política sanitaria fue elaborada de manera muy participativa, y la igualdad y accesibilidad ocupan ahí un lugar central. El servicio local de salud implica intensamente a las organizaciones populares y a las direcciones locales en las iniciativas a favor de la salud. Uno de los ángulos de intervención del M3M es que colabore la comunidad local en el refuerzo que se realiza en torno al sistema de Latina.

salud cubano. Nadie más conoce mejor los problemas de la población que ella

44

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


misma y es por esto que importa su par-

honestidad, contesté que sí, porque este

ticipación en la política sanitaria. Sin em-

taller iba a durar tres días y así podría

bargo, este particular no siempre es así.

ausentarme de mi camello durante ese tiempos», admitió Malby, « y también

Tomemos el caso de Malby González,

porque la comida estaba asegurada en

una joven mujer de treinta años. Debido

un buen restaurant que conozco. »

a los problemas que vive su barrio, había perdido todo su entusiasmo: « No que-

« Para mí fue un verdadero choque en-

ría oír más de distrito, ni de comuna, ni

contrarme en este grupo de trabajo con

de todas las organizaciones y personas

los representantes del gobierno y los de-

que yo estimaba responsables. Y sobre

legados de las instancias que había criti-

todo el gobierno al cual, en realidad, me

cado durante tanto tiempo y de las cua-

oponía desde siempre. Me rebelaba por

les no querría saber nada. Durante tres

todas las injusticias y la ausencia del sen-

días, trabajamos juntos y me sentí muy

tido de responsabilidad que enfrentaban

confortable con ellos. Progresivamente,

los trabajadores de este país en donde,

terminé por entender donde se situaban

manifiestamente, nadie se preocupaba o

las causas reales de nuestros problemas

buscaba una solución…»

y cómo podríamos actuar para resolverlos. Nunca me habría imaginado que se

Un día, Malby fue a una asamblea gene-

pueda trabajar tan intensamente y diver-

ral de su comité barrial, frente a la cual

tirse al mismo tiempo. Me di cuenta que

los elegidos locales tienen que rendir

en muy poco tiempo, tenía amigos y que

cuentas a sus electores. Malby escuchó

había aprendido a trabajar en equipo y

las exposiciones y entonces pidió la pa-

poder demostrar la estima por el trabajo

labra. Explicó las cosas que, según ella,

de los demás. Descubrí que era posible,

no iban bien y no concordaban con las

aún en un barrio pequeño, encontrar

disposiciones legales, por las cuales el

gente que, todos los días, dedican su

gobierno no hacía absolutamente nada.

tiempo para ayudar a los demás. También aprendí que todo el mundo tiene el

Al terminar la reunión, la doctora Ma-

derecho de criticar, a condición de que

yda, directora de nuestra organización

uno mismo haga todo lo posible para

aliada, fue a verla. Malby pensaba que

cambiar las cosas. Este año, fui elegida

iba a reprocharle fuertemente sus críti-

como representante de mi comunidad.

cas, pero, cuál fue su sorpresa cuando la

Nunca lo hubiera imaginado antes.”

doctora le preguntó si querría participar a un taller de planificación. « Con toda

la justicia social

45


América Latina: Un papel permanente para los movimientos sociales Cuando unos dirigentes relativamente fa-

zaron al presidente Chávez a emprender,

vorables al derecho a la salud llegan al po-

él mismo, una acción contra la multina-

der, esto no significa que el Estado llevará

cional. Entonces nacionalizó la empresa y

automáticamente una política buena para

sacó al ministro de sus funciones.11

la mayoría de la población. En el Ecuador, la victoria electoral de Rafael Correa tampoco fue el comienzo de un Estado que iba, de aquí en adelante, hacer bien las cosas. Incluso después de su victoria en las urnas, sólo fue la presión del movimiento social la que obligó a las autoridades a atacar a la multinacional “Chevron-Texaco”. Cuando la empresa puso fin a su explotación en la región amazónica, se descuidó en limpiar las Mujeres de Defensora de la pachamama defienden sus derechos ante las autoridades locales

substancias tóxicas. Durante treinta años, las mismas habían sido regadas en la naturaleza y habían contaminado la tierra de las comunidades indígenas durante ge-

A pesar de que los trabajadores venezo-

neraciones. Un movimiento que contaba

lanos hayan podido contar con el apoyo

con más de 30.000 personas se formó en

oficial del presidente de aquella época,

contra de la multinacional. Éste reunía a

Hugo Chávez, constataron varias veces

organizaciones locales, campesinos y cin-

que tenían que seguir defendiendo sus

co comunidades indígenas. El movimien-

reivindicaciones. Tomemos como ejemplo

to fue bautizado “Frente de Defensa de la

la nacionalización de la multinacional “Si-

Región Amazónica ».

dor”, en el 2008. Ésta rehusaba negociar un nuevo contrato colectivo de trabajo

En 1993, se enjuició a la multinacional. Se

con los trabajadores. Cuando estos últi-

trataba de una lucha increíblemente des-

mos hicieron huelga para reclamar sus

igual, considerando las respectivas fuer-

derechos, “Sidor” recibió el apoyo del

zas. No obstante, el movimiento nunca

Ministro del Empleo, quien condenaba las huelgas. Los trabajadores que habían luchado desde años atrás, finalmente for-

46

11 http://g3w.be/news/sociale-bewegingen-­ wanneer-het-volk-zich-laat-gelden el empoderamiento

– todos juntos por la salud


renunció, a pesar del poder económico y

el 2002, el personal de la salud y los fun-

político de la empresa, todas sus astucias

cionarios del seguro social hicieron una

como también la falta de apoyo por parte

huelga durante nueve meses. El objetivo

del Estado. El movimiento presionó per-

de la misma fue parar la privatización e

manentemente: varias manifestaciones se

insuflar una nueva vida al movimiento.

organizaron en Quito, se vigilaron edifi-

Fue una victoria, puesto que, en junio del

cios públicos día y noche, para impedir

2003, un acuerdo se firmó con las autori-

los fraudulentos contactos entre los jue-

dades.

ces y los abogados de la empresa, y se recolectó dinero para financiar el juicio. En

« Nos damos cuenta que no hemos obte-

el 2012, la empresa al final perdió el juicio

nido todo lo que querríamos, pero es un

y fue condenada a pagar más de 9,2 mi-

buen comienzo, porque hemos desper-

llones de dólares por daños y perjuicios.

tado a un pueblo que dormía, un pue-

Chevron-Texaco reiteró la nulidad de la

blo que ahora en adelante se opone a la

sentencia e incluso reclamó una indemni-

privatización de la distribución del agua,

zación multi millonaria al estado ecuato-

de la educación y de las obras públicas »,

riano. Un jurado canadiense ha aceptado

declaró el Dr. Cordero del Cid, un ciru-

el restablecimiento de un nuevo juicio.

jano salvadoreño.12 Hoy en día, la alianza es parte de la reforma del sistema de la

En El Salvador, numerosas protestas se

salud. Su participación se traduce por su

iniciaron desde el 2001 contra la privati-

presencia en el Foro Nacional de la Salud,

zación de la atención de la salud, dando

fundado por el Ministerio de la Salud Pú-

lugar de esta manera a una alianza ciu-

blica, y sin embargo independientemente

dadana contra la misma. Se trata de una

del mismo. El Foro propone la veedu-

coordinadora de ONGs, de sindicatos,

ría social, la participación en la reforma

de organizaciones de la salud y de mo-

política del Estado y a la evaluación del

vimientos sociales. Con sus acciones que

sistema. Tres de los miembros del « Movi-

crecieron con el tiempo, la coordinadora

miento para la Salud de los Pueblos - Lati-

concientizó a la población sobre sus de-

noamérica (MSP-LA) », una organización

rechos. Es así cómo, mediante acciones,

aliada de M3M, fueron nombrados en

la misma logró terminar con el proceso

cargos muy elevados dentro del Ministe-

de privatización de la atención de la sa-

rio de Salud Pública.

lud durante dos mandatos presidenciales consecutivos. 12

Varias veces, lograron paralizar el país para hacer llegar sus reivindicaciones. En la justicia social

El Salvador – Los nueve meses de huelga contra la privatización de la salud terminaron. AlterInfos América Latina, 2013 : http:// www.alterinfos.org/spip.php?article1181

47


¡Alentar la participación: CPPE en Cuba! Imagínense ahora que las autoridades

niños, terrenos para el deporte de calle

tengan recelo frente al derecho a la salud.

(beisbol, futbol, basquetbol…) y un espa-

¿Cómo alentarían a la población a asumir

cio de exposición donde los moradores y

su papel?

otros artistas podían mostrar su trabajo. Limpiar las fachadas, cultivar plantas,

El proyecto “Dragones”, lanzado por

pintar, formación sobre la higiene, me-

M3M a finales de los años 90 en un ba-

dicina preventiva: todo se volvió posible

rrio popular del mismo nombre en La

con y gracias a muchos de los benévolos.

Habana, congregó a benévolos del lu-

El proyecto agrupa gente de los comités

gar para analizar la situación de la salud

barriales, de las organizaciones de muje-

y planificar actividades. Así, una de las

res, del partido, de la policía, pero tam-

calles fue transformada en « pulmón ver-

bién responsables eminentes, no oficia-

de » local, con una zona de juegos para

les del barrio, figuras clave en la cuestión

48

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


del deporte, de la atención de la salud a

lanzado, los participantes se reúnen nue-

la juventud, del acompañamiento a los

vamente en una asamblea general y eva-

adultos mayores…

lúan los resultados del mismo. El CPPE puede entonces ser repetido sobre la

Esta forma de trabajar se apoya sobre el

base de nuevos problemas identificados

método « comprehensive participatory

en el transcurso del trabajo.

planning and evaluation » (CPPE – Planificación y evaluación participativas inte-

Los resultados del método en La Habana

grales). El padre del método es el médico

fueron tan espectaculares que los res-

belga Pierre Lefèvre, quien trabaja en el

ponsables de la iniciativa quieren de aquí

Instituto de medicina tropical en Ambe-

en adelante compartir sus experiencias

res. El método, hoy en día enseñado a los

con otros. En los próximos años, este

facilitadores, distingue cuatro etapas:

método será también utilizado en otros

 constatar los problemas en el barrio

barrios de las grandes ciudades de Cuba

 establecer juntos un plan de acción

(La Habana, Cienfuegos, Las Tunas…) y

 ejecutar este plan

de otros países de América Latina, tal El

 después de actuar, evaluarlo y, si es

Salvador y Ecuador.13

necesario, corregirlo Para el caso, hay que constituir primero un grupo de representantes oficiales y no oficiales de una misma comunidad. Los representantes pueden provenir de la policía, del ministerio, de una organización de mujeres o simplemente ser individuos carismáticos forjados en el seno de la comunidad. Luego estas personas se reúnen y debaten sobre el tema: la salud en el barrio. Como toda la comunidad tiene representación, ningún problema es dejado de lado. Después, la gente debe hallar soluciones a cada problema e implementar un plan de acción en el cual se precisa el papel de cada uno. La última etapa consiste a evaluar el plan de acción. Un año después de haberlo

la justicia social

13

P. De Vos, M. Guerra , I. Sosa, L. del R Ferrer, A. Rodríguez , M. Bonet, P. Lefèvre et P. Van der Stuyft, Comprehensive Participatory Planning and Evaluation (Planificación y evaluación participativa integral) (CPPE), Social Medicine, Vol. 6, n° 2, junio de 2011 http://www.socialmedicine.info/index.php/ socialmedicine/article/view/593/1132

49


Movimientos sociales fuertes


4. No hay justicia social sin lucha social En el capítulo precedente, hemos visto

términos, sólo una pequeña elite se be-

cómo diferentes Estados ubican a la sa-

nefició, mientras que la mayoría de la

lud pública bien arriba de su agenda po-

población enfrentó el desempleo y con-

lítica y toman responsabilidades a favor

diciones de vida horrorosas.

del derecho a la salud. ¿Sin embargo,

La pobreza, la falta de acceso a las in-

porque ciertos Estados lo hacen mientras

fraestructuras sociales, al agua, está

que otros no?

vinculado con un sistema que produce

¿Tiene algo que ver con el desarrollo

desigualdad. La respuesta no puede ha-

económico? Naturalmente, es un hecho

llarse solamente en el desarrollo econó-

que la industrialización en los países ri-

mico. El historiador Simon Szreter expli-

cos del Norte tuvo un impacto positivo

ca que los progresos en la salud pública

sobre la salud pública. Varias investiga-

en el curso de la Historia fueron sobre

ciones demuestran sin embargo que el

todo una cuestión de elecciones políti-

desarrollo económico no conlleva auto-

cas, elecciones que se escogieron gra-

máticamente a más bienestar y prosperi-

cias a la presión social desde abajo.2 En

dad para todos. Los criterios de elección

Gran Bretaña por ejemplo, constata que

política tienen un papel fundamental

« significativas mejoras en la salud no se

también. Tomemos a Chile de ejemplo.

visibilizaron antes de que la voz política

En 1973, después del derrocamiento del

y la auto-organización de las masas en

presidente progresista Salvador Allende

pleno crecimiento urbano se hicieron oír

mediante un golpe de estado, Augusto

y que precisamente, estas mismas masas

Pinochet llevó una política de terror en

adquirieron el derecho de voto a finales

nombre del desarrollo económico. Di-

de los años 1860 (proceso que no se ter-

versos servicios fueron privatizados, el

minó sino a partir de 1928) ». Cuando

comercio liberalizado y las adquisicio-

pudo hacerse oír por parte de las elites

nes sociales desmanteladas. Aunque el

urbanas, esta nueva generación de líde-

producto nacional bruto (PNB) de Chile

res ciudadanos usó la entrada masiva de

haya de hecho aumentado, la inequidad creció de forma exponencial.1 En otros 1

Juan Eberhard Eduardo Engel, Decreasing Wage Inequality in Chile, 2008 (Disminución de la inequidad salarial en Chile): http://web. undp.org/latinamerica/inequality/docs/distrib_chile_ee_061008%20Engel.pdf

movimientos sociales fuertes

2

Wim De Ceukelaire, Pol De Vos et Bart Criel, Political will for better health, a bottom-up process (La voluntad política de una mejor salud : un proceso de la base a la cima), Tropical Medicine and International Health, Vol 16 Issue 9, 2011: http://www.be-causehealth.be/ media/12579/viewpoint_political_will.pdf

51


los monopolios de obras públicas locales

ros y los médicos convencieron a las au-

como nuevas fuentes de financiación de

toridades de erradicar de forma preven-

un programa de inversión a gran escala

tiva las situaciones sociales deplorables.

dentro de las infraestructuras de salud

Para atacar a la tuberculosis, había que

municipales y de los servicios sociales.

solucionar las miserables condiciones de

Podemos hacer el mismo análisis con

vivienda en las ciudades. Las casas obre-

el nacimiento del “Estado providencia”

ras junto a las fábricas eran minúsculas

en otros lugares de Europa. En Francia,

y sobrepobladas. El abastecimiento de

después de la guerra, las huelgas sucesi-

agua y los equipamientos sanitarios ape-

vas trajeron ventajas sociales: el estable-

nas si existían. Devos escribe: « Los ba-

cimiento de un salario mínimo y una dis-

rrios bajos desfavorecidos eran el marco

minución de la semana laboral (Borrel,

ideal para la propagación de enfermeda-

2004). Se nota esta tendencia también

des infecciosas como el cólera. Después

en los países del Sur. Cuando las revo-

de la grave epidemia de cólera de 1866,

luciones sociales en China, Cuba e Irán

un vasto proceso de saneamiento se ini-

colocaron a la salud y las reivindicacio-

ció y, en numerosas grandes ciudades,

nes sociales en su agenda, éstas lograron

se procedió a colmatar sistemáticamente

a menudo resultados impresionantes. De

zanjas y canales, a instalar toda una red

igual manera, en América Latina, la lu-

de aguas servidas y de distribución de

cha social en países como Brasil (Elias

agua.” También nos hace recordar que la

& Cohn, 2003), Costa Rica (Unger y al.,

construcción de baños públicos por par-

2008), y Nicaragua (Garfield & Williams,

te de las autoridades, la implementación

1992) se tradujo en una mayor atención

de un sistema público de distribución de

política para la salud pública.

agua y de lavanderías públicas iba a te-

3

ner una importancia fundamental para Asimismo en Bélgica la lucha social con-

luchar contra las enfermedades infeccio-

tribuyó a vencer el cólera y la tuberculo-

sas. Los movimientos sociales adoptan

sis. La historiadora gantesa Isabelle De-

naturalmente formas diferentes en cada

vos explica cómo los movimientos obre-

país, pero no hay ninguna duda que un

4

potente movimiento por el derecho a la 3

4

52

Simon Szreter, The Population Health Approach in Historical Perspective (El enfoque sobre la salud de la población dentro de una perspectiva histórica), Am J Public Health, marzo de 2003 ; 93(3): 421–431. : http://www. ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1449802/ Isabelle Devos, De evolutie van de levensverwachting in België, 18e-20e eeuw (La evolu-

salud es fundamental.

ción de la esperanza de vida en Bélgica del siglo 18 al siglo 20.), Chaire Quetelet 2005 : http://www.leeftijdenwerk.be/html/pdf/devos_levensverwachting.pdf

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


El impacto de la ayuda internacional sobre el movimiento social en Palestina En Palestina, son años de trabajo reali-

sí quien tomó la dirección y se unió en

zado por nosotros junto con los “Heal-

torno a un objetivo comunitario, esto es

th Work Committees” (HWC, los “ Co-

terminar con la ocupación y asegurar la

mités de trabajo sobre la salud”). HWC

liberación del pueblo palestino.

fue fundado en 1985 bajo la iniciativa de algunos médicos, enfermeros/as y

En 1993, se estimaba que la mitad de la

otros trabajadores/as de la salud. Como

atención médica de segunda y tercera

benévolos, se trasladaron a los pueblos

línea en los territorios ocupados estaba

alejados para ocuparse de las enormes

asegurada por las ONGs, mientras que la

necesidades en materia de salud de los

atención primaria de la salud recaía más

palestinos abandonados a su suerte en

bien sobre las organizaciones palestinas

los territorios ocupados por Israel. En el

independientes, la mayoría de ellas consi-

transcurso de los años, HWC se volvió

deradas como ilegales. Con la fundación

una de las mayores organizaciones de

de la Autoridad Nacional Palestina (ANP),

salud todavía activa, después de la ins-

un resultado de los acuerdos de Oslo con-

tauración de la Autoridad Palestina.

sistió en un flujo masivo de ayuda inter-

HWC nació en un período en el cual la

nacional que se inició para implementar

necesidad había empujado una gran

la infraestructura en los territorios ocu-

parte del pueblo palestino a organizarse

pados. Durante nuestro trabajo en Pales-

en comités populares. Con su propia vi-

tina, hemos visto cómo las grandes ONGs

sión y sus propios medios, estos comités

internacionales y el Banco Mundial gana-

aseguraban los servicios que, normal-

ban influencia sobre las organizaciones

mente, están a cargo del Estado, como

palestinas locales, a causa de su depen-

la educación, la atención de la salud… La

dencia financiera.

acción de estos comités populares bien organizados fue crucial durante la pri-

Progresivamente, se pudo observar cómo

mera Intifada, la gran revuelta popular

los acuerdos de Oslo y el « proceso de paz »

palestina contra la ocupación israelí que

hacían desvanecerse la dinámica del em-

había estallado a finales de 1987. Fue

poderamiento, tan vivo en los años 80. La

una amplia movilización sin precedente

mirada de la gente se había desviado de las

a la cual toda la población, hombres, mu-

verdaderas causas del conflicto hacia un

jeres, jóvenes e incluso, niños, participó

« proceso de paz » que, mientras tanto se

activamente. Fue toda la población en

arrastra desde hace ya más de veinte años.

movimientos sociales fuertes

53


Esto no quiere decir que todos los pales-

buenas relaciones con los prestamistas

tinos olvidaron las verdaderas causas de

internacionales, perdiendo el contacto y

la lucha. Las ONGs palestinas se enreda-

el apoyo de sus propias bases. Para es-

ron dentro de un proceso de negociación

tas ONGs « después de Oslo », los terri-

difícil entre los prestamistas internacio-

torios palestinos ocupados constituían

nales por una parte, y por otra su propia

una « zona, después del conflicto » y no

base. Benoît Challand describió cómo

una región tomada por un conflicto ac-

estos comités populares locales que, en

tivo, en donde los intereses de la fuerza

los años 80, representaban y servían aún

de ocupación estaban en contra de los

los intereses locales, evolucionaron ha-

de la gente que vivía bajo la misma. Las

cia ONGs profesionales durante el perío-

instituciones internacionales eran su-

do « después de Oslo » y establecieron

puestamente mediadores neutros, mien-

54

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


tras refutaban las causas del conflicto y

rechos, entre los cuales está el derecho

su naturaleza colonial. Las ONGs locales

al regreso tal como se lo menciona en la

que se encontraron bajo esta influencia

Resolución 194 de las Naciones Unidas. »

perdieron progresivamente su legitimi-

HWC pone igualmente estas palabras

dad frente a la población local.

en práctica. Un ejemplo elocuente es lo que ocurrió con la victoria electoral de

A pesar de que, a inicios de 1993, nuestro

Hamas, en el 2006. La Unión Europea

aliado haya recibido asimismo la ayuda

rehusó rápidamente seguir apoyando

extranjera para instalar su infraestructu-

con recursos financieros a la Autoridad

ra de salud, nunca olvidó las causas del

Palestina, y en su lugar, prefirió cana-

conflicto ni tampoco el papel crucial que

lizarla vía las ONGs palestinas. Aún

las organizaciones populares tienen para

en estas circunstancias difíciles, HWC

un cambio social y democrático. Cuando

tomó la batuta y adoptó una posición

la organización reformuló sus objetivos

de principio: la organización rechazó la

estratégicos, uno de los principios bási-

ayuda europea canalizada a través de

cos era: « El trabajo en el campo de la sa-

ella misma. Al contrario, insistió frente

lud no puede ser eficiente si no es parte

a la UE para que ésta respectara la deci-

de un cambio social más amplio. » Uno

sión democrática del pueblo palestino y

de los pioneros de la organización, el an-

siga desembolsando la ayuda a la ANP,

tiguo director, el Dr. Ahmad Maslamani,

de suerte que la misma pueda cumplir

recordaba este particular: « El derecho a

con sus obligaciones en materia de sa-

la salud consiste entre otras cosas, que

lud y de derechos humanos. HWC acusó

debemos enfrentar los intereses de las

asimismo al gobierno israelí como jurí-

grandes potencias [...] y modificar radi-

dicamente responsable de la situación,

calmente las prioridades políticas y eco-

en tanto que fuerza de ocupación, y con-

nómicas. Para nosotros los palestinos,

sideró que, por su lado, la comunidad

una de las prioridades es que podamos

internacional tenía igualmente una res-

reivindicar completamente nuestros de-

ponsabilidad moral.

movimientos sociales fuertes

55


La lucha social y la ayuda social Los que se benefician de la inequidad no

en la India comenzó a finales de los años

cuestionarán nunca el sistema. La benefi-

80 y 90. Coincidió asimismo con la aper-

cencia de ciertos mecenas no constituye

tura del mercado indio al neoliberalis-

una excepción. Algunos la comparan in-

mo. Durante este período, el Estado ple-

cluso con un emplasto sobre una pierna

gó a las exigencias del ajuste estructural,

de palo. Peter Buffett, hijo del magnate

redujo los subsidios al desarrollo rural,

Warren Buffett, tampoco tiene piedad

a la agricultura, a la energía, a los trans-

con la industria de la beneficencia que

portes y a la atención de la salud pública.

se expande permanentemente. Mientras

El Estado renunció a su papel tradicio-

que vidas y comunidades son aniquiladas

nal y las ONGs se pusieron a obrar en

por un sistema que crea enormes rique-

este campo. Naturalmente, la diferencia

zas para una pequeña elite, la industria

es que los fondos puestos a su disposi-

de la beneficencia sirve sobre todo para

ción no son más que una ínfima fracción

calmar la consciencia de estos “elegi-

de los ahorros en los gastos públicos. La

dos”: « Durante importantes reuniones

mayoría de ellas está financiada por los

de caridad, los jefes de Estado comen

gobiernos occidentales, el Banco Mun-

junto a gestores de la inversión y empre-

dial, la ONU y algunas empresas multi-

sarios. Todos buscan con la mano dere-

nacionales. Sin ser idénticas, estas insti-

cha soluciones a los problemas creados

tuciones son parte de un conjunto políti-

por la mano izquierda de otros en la mis-

co de contornos borrosos que supervisa

ma sala. »

el proyecto neoliberal y para el cual la

5

cuestión principal es hacer ahorros draEn 2004, la escritora india Arundhati

conianos en los gastos públicos.

Roy denunciaba de forma virulenta, la ayuda de las ONGs que inundaban su

« ¿Porque estas instituciones financian a

país. Según ella, la seudo ayuda al desa-

las ONGs? ¿Se trata únicamente de un

rrollo no está destinada a ayudar, sino a

celo misionero obsoleto? ¿O de senti-

esconder el desmantelamiento social y a

mientos de culpabilidad? Sin duda debe

paralizar la resistencia que suscita.

haber un poco de todo esto. Las ONGs

« El boom de las ONGs subvencionadas

dan la impresión de colmatar el vacío de un Estado que se retira. También es

5

56

Peter Buffet, The Charitable-Industrial Complex (El complejo caritativo-industrial), The New York Times, 2013: http://www.nytimes. com/2013/07/27/opinion/the-charitable-industrial-complex.html?_r=0

lo que hacen, ciertamente, pero de una manera inconsecuente. Su verdadera « contribución » consiste en volver in-

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


ofensiva la indignación de la población y,

cuales se constata años más tarde que no

mediante la ayuda o el trabajo benévolo,

cambiaron nada a largo plazo.

redistribuir un poco de lo a que la gente

Se trata pues, de hacer las preguntas

tiene derecho. Así, las ONGs modifican

adecuadas, ya que: «¿Cómo puedo ayu-

la consciencia pública. Transforman a la

dar a la gente en el Sur?» no es lo prin-

gente en víctimas dependientes y desgas-

cipal. Debemos más bien buscar qué

tan el dardo de la resistencia política… »

proceso de liberación y emancipación social interviene en un país y quién ocu-

Más adelante, Arundhati Roy habla

pa en esta lucha la vanguardia y actúa de

igualmente de la creación de una ima-

manera dinámica. Es solamente después

gen: la de un pobre refugiado afgano o

de ello que viene la pregunta: « ¿Que se

sudanés que fortalece la imagen de un

puede hacer para apoyar esta lucha de

Occidente “ilustrado” que debe asistir a

manera realmente eficiente? » El conte-

los pobres del mundo y darles una direc-

nido de la pregunta dice mucho sobre

ción.6 El mundo de la ayuda al desarrollo

la mirada que ponemos sobre la gente:

es cuanto menos un terreno resbaloso.

¿Estamos dirigiéndonos a los « pobres »

Uno se encuentra rápidamente con la ca-

o estamos escogiendo el campo de los

ridad y la « ayuda a los pobres » bien in-

« grupos oprimidos » en la sociedad?

tencionadas, pero mal pensadas y de las

Esta última elección sugiere una dinámica: él que está oprimido va a reaccionar

6

Arundhati Roy, Los peligros del todo-humanitario. 2004, Le Monde diplomatique: http://www.monde-diplomatique.fr/2004/10/ ROY/11569

movimientos sociales fuertes

tarde o temprano, mientras que los pobres se resignan más bien a su suerte y deben ser asistidos.

57


Construir un poder en contra de la injusticia social

frente al público. Es una forma un poco simple, pero interesante de analizar el poder. El 1 % de personas más ricas de

Epero también, el cambio no llega por sí

la población puede usar el dinero para

mismo. La gente que se beneficia de la

apoderarse del poder. Frente a él, están

explotación y la opresión de los demás

sin embargo el 99%. No tienen dinero,

no va a ceder su poder, así como así.

pero esto no significa que no tienen el

Además, los que deciden políticamente

poder. Se unen y se organizan, y pueden

sufren una enorme presión e influencia

hacer valer el poder del número. Alinsky

por parte de las grandes empresas y las

va igualmente en contra de la definición

multinacionales. Para estas últimas, el

habitual y estrecha de la pobreza como

acceso al poder político nunca es com-

« la falta de medios » y añade que la po-

plicado. Para cambiar algo de la explota-

breza es en primer lugar una «falta de

ción, de la exclusión y la opresión social,

poder ». También ahí, es nuestra defini-

un contrapoder es entonces necesario.

ción la que determina nuestra estrategia

Los movimientos sociales van a tener

para resolver el problema.

que construirlo para poner al orden del día los cambios estructurales y lograr la

Gracias al capital que posee una multi-

justicia social. El sociólogo americano

nacional como “Monsanto” tiene efecti-

Saul Alinsky describió el asunto como

vamente el poder de poner el mundo a

« el poder del dinero contra el poder del

sus pies. En su libro, « Le monde selon

número».

Monsanto (El mundo según Monsanto) », la periodista Marie-Monique Ro-

Alinsky es considerado como el pione-

bin demuestra cómo “Monsanto” pudo

ro del movimiento « community orga-

construirse en una posición dominante y

nizing » (organización comunitaria) En

fortalecerla.7

EEUU fue activo militante durante la

Monsanto creó un monopolio en las se-

subida del movimiento popular en las

millas agrícolas y es su mayor distribui-

grandes ciudades americanas como Chi-

dor en el mundo. Todos los que quieren

cago y analizó la lucha por los derechos

lanzarse en la agricultura industrial se

de los pobres y de los afroamericanos.

encuentran de hecho, en la esfera de in-

Dentro del contexto de la lucha social en

fluencia de la multinacional. En todo el

las ciudades americanas, identificó dos

planeta centenares de miles de campe-

fuentes de poder: el poder que provie-

sinos están obligados a comprar las se-

ne del dinero y el que viene del número: « ellos tienen el dinero, nosotros tenemos a la gente », como lo expresó un día

58

7

Marie-Monique Robin, De wereld volgens Monsanto (El mundo según Monsanto), Ed. De Geus, 2009.

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


Agricultores indios se oponen a Monsanto

(Foto: Skasuga, Flickr)

millas a “Monsanto” y de esta forma, se

malformaciones de la columna vertebral.

vuelven subcontratistas de la empresa.

El poder que Monsanto adquirió, reposa

« Si ustedes compran nuestros produc-

claramente sobre la injusticia social y

tos, entonces son nuestros. » Éste es el

crece al mismo tiempo que ésta.

lema no oficial de la multinacional. Los campesinos se ven ligados a contratos

Si defendemos la justicia social, está cla-

exclusivos y “Monsanto” dispone de

ro que debemos apoyar nuestro poder

todo un regimiento de abogados y detec-

sobre otros medios. Alinsky destaca el

tives encargados de hacerlos respetar.

poder del número. La gente socialmente oprimida no pueden adquirir poder sino

“Monsanto” encubre sus acciones al

es organizándose y luchando juntos por

construir relaciones políticas y al asegu-

sus intereses colectivos. Sin embargo, el

rarse la amistad de un sinnúmero de se-

proceso no es nada sencillo. El empo-

nadores americanos. La empresa entre-

deramiento es una búsqueda para acre-

tiene vínculos particularmente buenos

centar, mediante procesos diversos, la

con el Pentágono, para quien, durante la

capacidad de ataque de ciertos grupos

guerra de Vietnam, produjo el defoliante

de la población. Se trata de un proceso

tristemente célebre “Agente Naranja”.

creativo que presenta altibajos y del que

Al utilizar este último, miles de niños na-

se deben sacar lecciones permanente-

cieron con la espalda abierta o con otras

mente.

movimientos sociales fuertes

59


Liberar la vía para el cambio Si uno quiere influir sobre el Estado,

asunto. Con los miembros de “Usahi-

necesita una base para apoyar sus rei-

dizi”, una organización de jóvenes de

vindicaciones. Construir esta base fí-

Lubumbashi, realizó una encuesta en

sicamente y mantenerla alerta es un

el barrio para documentarse sobre los

proceso continuo. “Estrella del Sur” en

problemas encontrados en el diario vi-

Lubumbashi, nos brinda un buen ejem-

vir de la población. Los encuestadores

plo de este tipo de experiencia.

consultaron así al 80 % de los habitan-

Desde hace algún tiempo atrás, los co-

tes del barrio. Luego, organizaron una

mités de salud de la « Estrella del Sur »

jornada de acción, llamada « jornada

en Lubumbashi piden a las autoridades

de salud » durante la cual ellos mismos

invertir en el drenaje de las aguas a lo

dieron el buen ejemplo. Todos los comi-

largo de la ruta principal que recorre su

tés movilizaron la población y, juntos,

barrio. Dado el mal estado de los canales

limpiaron la ruta principal. Centenares

de desagüe que se encuentran atasca-

de personas se pusieron a trabajar para

dos, las aguas servidas no pueden fluir.

hacer lo que, en realidad, las autorida-

Esto crea graves problemas de higiene.

des hubieran debido hacer. Durante

El « jefe de barrio » afirma que no puede

una rueda de prensa, los comités expli-

hacer nada, puesto que las cajas están

caron porque habían actuado y dieron

vacías y la administración provincial se

a conocer las quejas de la población.

hace oído sordo a todos estos pedidos

Un milagro nunca viene solo: poco

de recursos financieros extra …

tiempo después, los trabajos de revisión y arreglo de la evacuación de las

Es por esta razón que la « Estrella del

aguas comenzaron. ¡El “jefe de barrio”

Sur » decidió estudiar más de cerca el

por fin, había hallado el dinero! 

60

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


Caja de herramientas: la teoría del cambio

Elaborar una estrategia y marcar la diferencia En el 2012, en el marco de la reunión

existe? ¿Qué es lo que queremos cambiar

internacional del « People’s Health Mo-

en la sociedad? ¿Cuál es nuestro « sueño

vement (El Movimiento para la Salud de

», el sueño que anhelamos realizar?

los Pueblos)» en El Cabo, África del Sur, Médecine pour le Tiers Monde (Medicina

Fase 2: ¿Cuál es nuestra palanca para

para el Tercer Mundo) reunió a sus alia-

el cambio?

dos para elaborar las grandes líneas de su

Uno no realiza un sueño en 10 o 15 años,

próximo plan estratégico.

pero y a pesar de todo, se puede trabajar sobre ciertos aspectos. Esto se hace cola-

Se pidió a cada uno de ellos elaborar «

borando en el desarrollo de una palanca

una teoría del cambio » para su país o

que impulse el cambio. Aquí, es impor-

su región o su organización. El resultado

tante verificar en qué, como organización,

fue una madeja de mapas coloreados que

podemos diferenciarnos de otros actores

esbozaba una imagen de cómo el cambio

sociales y cuál puede ser nuestra contri-

puede producirse dentro de una sociedad.

bución específica (sino, es preferible unirse a una organización ya existente).

Fase 1: ¿Cuál es nuestro sueño? Todo comienza por descubrirnos a noso-

En el Congo, existe miles de pequeñas

tros mismos: ¿Por qué una organización

– y muy pequeñas – organizaciones de

movimientos sociales fuertes

61


base, que están sobre todo orientadas a

cuidado a la organización de los jóvenes

la supervivencia: cooperativas u orga-

en nuestras estructuras?

nización de ayuda mutua. En cuanto a

enseña a ser paciente: si las autoridades

las organizaciones sociales que apoyan

locales constituyen un aliado posible,

y movilizan a la gente hacia un cam-

debemos tentar de manera positiva un

bio político, no hay muchas. Nuestro

acercamiento y no buscar el enfrenta-

aliado congolés, « Estrella del Sur », se

miento con ellos.

Aquello nos

pone como meta, participar en la construcción de un movimiento social por

Fase 4: ¿Qué papel podemos tener

el derecho a la salud, de suerte que el

como catalizador dentro de este enre-

pueblo congolés aprenda a luchar por

do social?

sus derechos en este campo específico.

Comenzando con nuestro propio carác-

Esto, de por sí, significa un largo y difícil

ter y nuestras posibilidades, podemos re-

combate.

flexionar sobre cómo podemos movilizar el mayor número posible de actores so-

Fase 3: ¿Quienes son nuestros alia-

ciales para cambiar las cosas. Podemos

dos, nuestros partidarios potenciales

buscar temas específicos que tienen un

y nuestros adversarios?

impacto sobre la salud (los determinan-

Una vez que se ha definido claramente

tes sociales) y en torno a los cuales, como

cuál es nuestro sueño y cuál puede ser

motor, podemos funcionar e implemen-

nuestra contribución específica en la

tar al mismo tiempo una amplia alianza.

realización del mismo, viene la búsqueda de los actores sociales que podrían in-

Nuestros aliados filipinos hicieron hin-

fluir sobre el cambio que deseamos. Nos

capié sobre el hecho de que en un gran

repartimos en tres grupos : los actores

número de regiones (a nivel internacio-

de la sociedad que tienden a considerar

nal), las empresas mineras arrastran

positivamente el cambio que deseamos;

graves daños para el medioambiente.

nuestros aliados potenciales y, los acto-

Como organizaciones de la salud, pue-

res que sabemos, se opondrán al cambio

den entre otras acciones, unir a las orga-

deseado.

nizaciones campesinas, las autoridades locales y las organizaciones medioam-

Este ejercicio nos enseña en primer lu-

bientales, y movilizarlas por el derecho

gar, algo sobre nosotros mismos y sobre

a la salud.8

nuestros defectos: si por ejemplo, encontramos que los jóvenes son interesantes actores sociales y muy prometedores, ¿por qué en este caso no dedicamos más

62

8

M. Botenga, Empowerment et droit à la santé, 2013: http://m3m.be/news/empowermentet-droit-%C3%A0-la-sant%C3%A9

el empodariamento

– todos juntos por la salud


De la resistencia a las alternativas

Luego de veinte años de resistencia al neoliberalismo y las privatizaciones, el movimiento social en Bolivia obtuvo su

Hablábamos anteriormente de América

primera gran victoria en el año 2000. En

Latina. Los movimientos sociales vene-

la ciudad de Cochabamba, donde el agua

zolanos, bolivianos y ecuatorianos son

había sido privatizada, una sublevación

en la actualidad, el motor ineludible del

popular logró expulsar a la multinacio-

paisaje político. Nacieron en los años 80

nal responsable. « El movimiento social

y 90, dentro de la lucha contra las medi-

de uno de los países más pobres del

das neoliberales impuestas por el Fondo

continente infligió una primera derrota

Monetario Internacional (FMI). Poco a

seria a la globalización », explica Oscar

poco, lograron hacerse oír y a conllevar

Olivera, el dirigente del Comité de Coor-

cambios políticos.

dinación del Agua y la Vida.9 Se produjo un cisma dentro del gobierno de derecha

En Venezuela, el movimiento nació en los

que había reprimido las manifestacio-

años 80 en reacción a las medidas de pri-

nes, a tal punto que hubo muertos. Por

vatización y liberalización del gobierno de

primera vez, el movimiento social había

Carlos Andrés Pérez, bajo las recomen-

logrado ganar un juicio contra una em-

daciones del FMI y del Banco Mundial. El

presa patrocinada por el Estado y hacer

gobierno había reducido los gastos socia-

valer sus intereses. Progresivamente, y

les y privatizado los servicios públicos. El

por medio de acciones de protesta im-

resultado fue el aumento de los gastos de

portantes y cada vez más frecuentes, el

subsistencia de manera impresionante.

movimiento popular se tornó un actor

La movilización social existía ya, pero es

ineludible dentro de la política del país.

sólo el 27 de febrero de 1989 que una ola de protestas masivas estalló con el « Ca-

Los movimientos sociales en Bolivia con-

racazo ». Ese día, las tarifas de los buses

cientizaron el pueblo sobre la importan-

habían subido el 200 %. En reacción a

cia de disponer de las riquezas natura-

estas medidas, la gente invadió en masa

les, con parte de la soberanía. De igual

las calles de la capital, Caracas. La resis-

forma, los pueblos indígenas se dieron

tencia fue reprimida con violencia; varias

cuenta de la importancia de sus dere-

fuentes hablaron de 300 a 3.000 muertos.

chos al participar en las decisiones polí-

Este mismo día fue tomado como el punto

ticas de su país. Consecuentemente a las

de arranque de un movimiento nacional deseoso de poner fin a la corrupción y la burocracia del poder establecido.

movimientos sociales fuertes

9

Walter Chavez, El abc de la crisis política boliviana, 2005: http://risal.collectifs.net/spip. php?article1290

63


acciones de estos movimientos, dos go-

más equitativo de los ingresos y medidas

biernos cayeron en el 2003 y en el 2005.

para terminar con la corrupción. La meta

Éstos reclamaban, entre otras cosas, la

de la revolución bolivariana era dar más

nacionalización de las empresas de gas y

poder al pueblo, darle la posibilidad de

petroleras, más el reconocimiento de los

organizarse y luchar por sus derechos.

intereses de la población indígena. En el Ecuador, el movimiento ciudadano Los movimientos sociales no están en-

destituyó a cuatro presidentes de dere-

tonces condenados a permanecer mar-

cha entre 1997 y el 2005. Las sublevacio-

ginalizados de las grandes decisiones.

nes eran en realidad dirigidas contra el

Pueden tener un impacto político impor-

modelo neoliberal, la corrupción del sis-

tante. Así, en el 2006, Evo Morales ganó

tema político, el recurso a mecanismos

las elecciones presidenciales bolivianas

económicos que agravaban la pobre-

gracias a fuertes movilizaciones sociales.

za (como la dolarización10) y la falta de

Algunos meses después de su acceso al

atención a los intereses indígenas. En el

poder, nacionalizó el sector petrolero,

2006, cuando Rafael Correa se presentó

preveía la renegociación de todos los

como candidato a las elecciones, los mo-

contratos con las empresas extranjeras.

vimientos populares llevaron todas sus

Su gobierno insistía sobre la lucha con-

esperanzas sobre él a fin de que se in-

tra la pobreza y el reconocimiento de los

terese en sus derechos y en un verdade-

derechos de las comunidades indígenas.

ro cambio en la política ecuatoriana. Su elección como jefe de estado significaba

En Venezuela, el movimiento « Caraca-

entonces una victoria de facto para el

zo » creó un terreno fértil para la entra-

movimiento social ecuatoriano. El apoyo

da política de Hugo Chávez. Éste logró

de los movimientos indígena a su candi-

movilizar a las masas para que se orga-

datura fue importante. La « revolución

nizaran como un verdadero movimiento

ciudadana » de Correa estaba inscrita en

social. En 1999, fue elegido democrática-

la nueva Constitución del 2008. La mis-

mente, después de una campaña que lo tachaba de « plaga de las clases privilegiadas y héroe de los pobres». Después de su elección, lanzó lo que se llamó su « revolución bolivariana », la misma que se entendía por la organización de una democracia popular participativa, una independencia económica, un reparto

64

10 La dolarización consiste en vincular la moneda nacional al dólar americano o a reemplazarla por éste último. De esta manera, el gobierno cede el instrumento de la renta, volviendo así imposible frenar o estimular la economía por una política monetaria. La renta es en efecto determinada en EEUU, en donde prima ante todo la situación económica de los Estados Unidos mismos.

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


El ex-presidente Hugo Chavez en una conmemoración del “Caracazo”, la protesta masiva de 1989 en contra de la privatización y de la liberalización (Foto: chavezcadango, Flickr).

ma reconoce el Estado plurinacional, los

del “dumping”. Desesperados, se refu-

derechos y los usos y costumbres de la

gian en el cultivo de la coca, que se com-

población indígena, así como también

bate sin proponer una alternativa viable.

los derechos de la naturaleza. Una victoria para los movimientos indígenas des-

Por otro lado, en Colombia, el 0,4 % de

pués de cincuenta años de lucha por el

los terratenientes poseen el 61,2 % de

reconocimiento de sus derechos.

las tierras. Ocho millones de hectáreas (80.000 km², o más de 2,5 veces el terri-

La « revolución de las horcas y de las escobas » en Colombia

torio de Bélgica) fueron adquiridas por ellos y las multinacionales, mediante la expropiación sistemática y criminal de

En Colombia, el gobierno lleva desde

los pequeños campesinos. Todo con el

hace años, una política de libre comercio

apoyo de los grupos paramilitares.

con los EEUU y Europa, la misma que vuelve la vida imposible a los campesinos

Los campesinos siguen arruinados por

pobres. Miles de gente sufren al no poder

las multinacionales que les obligan a salir

competir con los precios internacionales

de sus tierras, con violencia si es necesa-

movimientos sociales fuertes

65


rio, pagándoles por sus terrenos ínfimas

dente del principal sindicato colombiano

cantidades de dinero a fin de implantar

“Fensuagro”.11 Sin embargo, la represión

proyectos mineros a gran escala. Co-

no hizo más que avivar las protestas. Ni

lombia cuenta con 4,5 millones de refu-

el ejército, ni la policía pudieron dominar

giados en el país. Es la historia clásica;

el poder del número. Es por esto que el

sin embargo los campesinos, hartos de la

gobierno trató de sembrar la división, al

situación, en agosto del 2013, lanzaron su

hacer algunas concesiones locales a or-

« revolución de las horcas y las escobas ».

ganizaciones campesinas. Vagas promesas sobre los subsidios agrícolas debían

Empezó en el departamento de Boyacá,

calmar a los campesinos. Pero, mientras

donde miles de familias campesinas se

tanto, la revuelta se había reforzado tam-

sublevaron. Muy rápidamente, la revuel-

bién en el plano político. Las organiza-

ta ganó otras regiones. El arma predi-

ciones sociales había propuesto un pro-

lecta de los insurrectos es el bloqueo de

grama dirigido a la democratización pro-

las rutas. Una arma muy eficiente y muy

funda de la sociedad, para volverla más

flexible. Cuando el ejército y la policía

social. Exigían medidas estrictas contra

abren un bloqueo, los campesinos orga-

las multinacionales y el respeto a las zo-

nizan otro, algunos kilómetros más lejos.

nas agrícolas. La huelga paralizó el país

Centenares de miles de personas activa-

durante más de un mes y finalmente, hizo

ron las protestas y paralizaron así la vida

caer el gobierno colombiano.

económica del país. Así, la lucha campesina se da en un conEl movimiento se extendió asimismo a

texto de negociación de paz que el go-

otros sectores que se involucraban tam-

bierno lleva con las FARC (Fuerzas Ar-

bién en la lucha para mejores condicio-

madas Revolucionarias de Colombia)

nes de vida y contra la venta pública des-

y para lo cual el uso de las tierras y su

enfrenada de las riquezas del país. Tres-

reparto constituyen el principal desafío.

cientos mil trabajadores pararon el tra-

Entonces, la batalla no se termina aún. El

bajo. Mineros, camioneros, plantadores

régimen colombiano es uno de los más

de café, campesinos lecheros, educado-

represivos en el mundo. Sin embargo, el

res y jóvenes se unieron a ellos y sacaron

movimiento popular dio un inmenso paso

el arma de la huelga general. Nunca se

hacia adelante y quebrantó considerable-

había visto esto en una Colombia elitista.

mente las correlaciones de fuerzas.

El gobierno reaccionó con la represión. Hubo 12 muertos, 485 heridos y 262 personas arrestadas, entre ellas el vice-presi-

66

11 Fuente: informe Oidhaco julio-agosto del 2013.

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


La guerra del agua en Bolivia En Bolivia, a finales de los años 1990, las multinacionales “Bechtel” y “Suez Lyonnaise” tenían proyectos para la explotación del agua. En 1999, estas empresas buscan aumentar el precio del agua para financiar sus inversiones en la construcción de una nueva represa. La población, que ganaba no más que 70 dólares mensuales, debía gastar cada mes, 20 dólares por usar el agua. Los habitantes de Cochabamba, la tercera ciudad del país, bajaron en masa a las calles para protestar contra los precios elevados del agua y la privatización de este servicio de uso público. Los campesinos de las regiones vecinas, que también necesitan agua para irrigar sus cultivos, se fueron a las ciudades y ocuparon ahí los mercados y las plazas públicas. Las protestas se transformaron en huelga general que paralizó a toda la ciudad y la región durante cuatro días. El movimiento entró en rebelión contra el gobierno, que arrestó en masa a los líderes huelguistas y proclamó el estado de sitio. Varios grupos sociales, entre los cuales los educadores e incluso los sindicatos de la policía, se unieron a las protestas. En varias de las grandes ciudades, los estudiantes y los jóvenes también participaron a las acciones. Finalmente, los manifestantes ganaron la lucha: el gobierno rompió el contrato con las multinacionales.12 12 Bolivia’s War over Water (La guerra boliviana del agua), The Democracy Center: http://demo-

movimientos sociales fuertes

No todos se alegraron del cauce que tornaron las cosas. El presidente del Banco Mundial de la época, James Wolfensohn, estimaba en el 2000, que subsidiar la distribución del agua era pésimo y que sólo podía desembocar en un sobre consumo. « El problema principal con el agua es el despilfarro, porque no hay suficientes impuestos sobre la misma. » Lo interesante en la experiencia boliviana, es que la dinámica fuerte vino de los campesinos indígenas. Eran ellos los que más duro sufrían de la política antisocial, pero también eran los mejor organizados en el seno de las asociaciones campesinas. Arrastraron en la lucha a otras capas de la población, menos organizadas, tales como los pequeños vendedores del mercado y los trabajadores artesanales. Los activistas celebraron su victoria y siguieron la lucha en el plano político. Los líderes campesinos se unieron al Movimiento al Socialismo y extendieron la lucha por una sociedad más conocidos. Uno de los portavoces más conocidos era Evo Morales quien, en el 2005, fue elegido presidente de Bolivia.13 ■

13

cracyctr.org/bolivia/investigations/bolivia-investigations-the-water-revolt/bolivias­- warover-water/ Emma Strother, On Water Scarcity and the Right to Life (De la penuria de agua y del derecho a la vida) : Bolivie, Conseil des Affaires hémisphériques,(Bolivia, Consejo de los Asuntos Hemisféricos) 2013: http://www.coha.org/ on-water-scarcity-and-the-right-to-life-bolivia/

67


Del empoderamiento a la obra

68

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


5. Fuertes juntos: historias de empoderamiento La lucha por el derecho a la salud me-

claro está, pero el empoderamiento, o

diante la implementación de un con-

la implementación de un contra-poder,

tra-poder no se gana de un día al otro.

no significa solamente una estrategia de

De eso nos hemos dado cuenta.

cambio a largo plazo. Los procesos de empoderamiento cambian, a la vez que

Es a menudo más fácil y motiva más, ver

cambian los elementos concretos que

rápidamente los resultados dentro de un

articulan la vida de la gente y de las co-

proyecto concreto que influye positiva-

munidades, tanto en el plano individual

mente sobre la existencia de un pequeño

como colectivo.

grupo de gente. Pero cuando un proyecto de esa naturaleza no está integrado

¿Cómo podemos estar tan seguros de

a un combate más amplio a favor de un

esto? No tanto sobre la base de estadís-

cambio estructural y que no modifica en

ticas, cifras o indicadores y, ciertamente,

nada las relaciones de fuerza existentes,

tampoco por pura intención, sino más

su durabilidad sigue también incierta. Y

bien a través de los relatos de la gente.

aún más, el proyecto puede ser mal uti-

Puede parecer simplista, selectivo y no

lizado como imagen de progreso, aún

muy científico, pero esto nos enseña

si este « progreso » queda limitado a un

muchas cosas sobre la calidad de los

pequeño grupo, cuando la mayoría de la

cambios en la vida de la gente, lo que no

población sigue privada de una existen-

siempre se puede deducir de las cifras.

cia mejor y decente. Y cuando tales proyectos, por más que sean bien intencio-

Por ello, desde hace algunos años, usa-

nados se transforman en salvo conducto

mos un método, él que, basado sobre

para un Estado deseoso de retirarse de

testimonios, nos permite poner el dedo

sectores como la salud, la educación,

sobre cambios concretos: el método

etc., pueden actuar incluso en forma

del « Most Significant Change », o del

contra-produciente.

Cambio más Significativo (CMS). Es decir, cuando el cambio no es solamen-

No obstante, a menudo se oye la siguien-

te material dentro de las condiciones

te reacción: « Los cambios estructurales

de vida y que se constata dentro de un

son buenos, pero mucha gente necesitan

sinnúmero de relatos que recolectamos.

inmediatamente una solución a la situa-

Porque cuando preguntamos a la gente,

ción desastrosa que viven.» Es exacto,

cuál constituye el cambio más importan-

del empoderamiento a la obra

69


te desde que se organizaron dentro de

no tiene nada que ver con la fatalidad,

una lucha colectiva por los derechos y la

sino que junto con sus semejantes, ellos

justicia social, aparece que la acción co-

pueden cambiar algo. En este capítulo,

lectiva fortalece la confianza en sí y au-

reproducimos algunos de estos relatos

menta la consciencia de que su situación

edificantes.

Caja de herramientas : el cambio más significativo1 (cms)

Aprender a partir de los relatos sobre el cambio Los que se involucran en acciones por el

son legítimas, pero a veces bastante frus-

cambio social escuchan a veces esta pre-

trantes para quien se ocupa de procesos

gunta: « Todo esto es lindo, pero ¿cuál es

de cambio intensivos, de larga duración

el resultado de lo que están haciendo?

y no lineales. No hay plan por etapa gra-

¿Qué cambia al final? » Estas preguntas

cias al cual se puede pasar de a hasta c pasando por b. En los procesos de empo-

1

70

Rick Davies et Jesse Dart, The « Most Significant Change » (MSC) Technique. A Guide to its Use (La técnica del « cambio más significativo ». Instrucciones), 2005: http://www. mande.co.uk/docs/MSCGuide.pdf

deramiento, se debe querer y osar desviarse. No hay atajos. Es tan importante tener el ojo para desviarse y esto amerita apertura y capacidad de escuchar. el empodariamento

– todos juntos por la salud


Y centrar la atención en forma casi obse-

mo que cuando se pide a alguien narrar

siva para llegar a resultados concretos,

una historia que ilustra cual es el cambio

hace precisamente lo contrario: concen-

más importante de su vida desde que se

tra nuestra mirada en un punto, hacien-

involucró. Es por esto que es útil pregun-

do que oigamos y veamos menos de lo

tar primero a la gente sobre algo que le

que realmente pasa. Nuestros primeros

quedó de la semana transcurrida o de una

experimentos con el método del Cambio

cierta actividad. ¿Por qué es justamente

Más Significativo vinieron de esta frus-

esto lo que les llamó la atención? En de-

tración . El método es simple, la gente

cir, primero se crea un entorno parecido

cuenta su historia. Estas historias son

a una conversación de todos los días.

2

enriquecedoras, precisamente porque permiten saber más sobre las desviaciones que pueden llevar al cambio. Al

2. ¿Qué cambio? Precisar el punto que llama la atención

mismo tiempo, la gente que narra su his-

Con el método CMS, queremos oír rela-

toria, se vuelve ella también más cons-

tos sobre el cambio, pero no sobre cual-

ciente del cambio, que a menudo pasa

quier cambio. En esta segunda etapa,

desapercibido. Al hablar de estas histo-

tratamos de definir claramente en qué

rias en grupo, el método se transforma

contexto se sitúa el cambio. Cuando la

también en un enriquecimiento colectivo

gente se vuelve activista dentro de una

del cual es posible sacar enseñanzas.

organización social, tiene generalmente una buena razón para hacerlo, un pro-

¿Cómo funciona el método?

blema que le toca en lo personal. Pregúntenle sobre lo que su involucramien-

1. Estimular el interés y suprimir los

to modificó en su situación personal, lo

umbrales: podemos todos narrar

que modificó en su relación con su pro-

una historia

blema particular o en la visión que tiene

Esta primera etapa es importante para

de su problema. Esto aporta a veces sor-

dar confianza en sí a la gente. Cada uno

prendentes puntos de vista.

cuenta diariamente historias, pero el con-

Aparte de los cambios dentro de la situa-

texto en el cual esto pasa es importante.

ción personal de la gente, el compromi-

Una conversación informal no es lo mis-

so impacta también sobre las destrezas

2

y capacidades personales que antes no

Most Significant Change. Monitoring empowerment for the right to health, 2010 (El Cambio Más Significativo. Control del empoderamiento por el derecho a la salud, 2010): http://m3m.be/news/d%C3%A9couvrezconcr%C3%A8tement-le-travail-de-nos-partenaires-dans-le-sud (cubren-con…..tamente-el-trabajo-de-nuestros-aliados-en-el-sur)

del empoderamiento a la obra

habían utilizado o no habían descubierto todavía. Se puede asimismo preguntarle qué cambio notó dentro de su comunidad y su relación con la misma desde su compromiso. A veces, estas impresiones

71


remontan a la superficie sólo cuando se

de. Ejemplo: « ¿Cuál ha sido según

pide a la gente narrar una historia que

Ud., en el mes que paso, el principal

ilustre la manera de cómo constata y ex-

cambio en la vida de la gente de esta

perimenta el cambio Delimitar el campo

comunidad ?»

del cambio pueden asimismo hacerse en

 informaciones sobre la persona que narró o transcribió los hechos

torno a temas específicos; por ejemplo, cómo su compromiso y la acción colecti-

 descripción del relato (hacer even-

va influyeron sobre las normas de género.

tualmente preguntas extras)  el significado para el narrador: ¿por

3. Determinar el período de cuando

qué está historia ilustra un cambio que

se dio el cambio

él considera como el más importante?

Es una etapa importante porque es a veces difícil de recordar una historia o una

5. ¿Qué cambio es significativo?

imagen del cambio cuando la pregunta

no es bastante específica. Es por esto

Una vez los relatos anotados o bien na-

que se debe explicar claramente a la gen-

rrados en grupo, es importante hablar

te de qué período se habla, por ejemplo,

sobre ellos de forma colectiva con las

el año anterior o el período desde cuan-

personas que los contaron. De esta ma-

do se involucró. …

nera, ellas aprenden la una de la otra y

Organizar una discusión en grupo

se trata de un esfuerzo no sólo motiva4. Recolectar los relatos

dor, sino también inspirador. Todos los

Para recolectar los relatos, no hay reglas

cambios no son necesariamente positi-

estrictas. La manera cómo sucede depen-

vos; a veces, ciertos asuntos emergen a

de de lo que puede procurar los mejores

la superficie y de ellos se pueden sacar

resultados. Lo importante es que la gente

enseñanzas para mejorar, en el plano or-

pueda sentirse a sus anchas cuando narra

ganizacional, relacional, etc.

su historia, que reine una atmósfera de confianza. Documentar los relatos puede

Compartir las historias en grupo permi-

hacerse de diversas maneras: bajo la for-

te igualmente verificarlas: ¿concuerdan?

ma de conversación (entrevista), en discu-

¿Todo paso realmente cómo se narró?

sión de grupo, o la gente puede asimismo

Después de que todas las historias fueran

transcribir ellas mismas sus relatos.

presentadas, hay que escoger la que ilustra

Qué elementos son importantes para la

el cambio más significativo y establecer el

narración:

por qué. Son a menudo, discusiones muy

 la cuestión debe ser específica; el

cautivantes durante las cuales la gente

qué, el cuándo, el para quién, el dón-

72

aprende cómo se opera el cambio.

el empodariamento empoderamiento

– todos juntos por la salud


del empoderamiento a la obra

73


El viaje hacia el este: acerca de la fuerza individual y colectiva en el Congo En el 2009, « Estrella del Sur” (EDS) ac-

Es así cómo descubrió a la cúpula de or-

tuaba en unos veinte barrios populares

ganizaciones campesinas, “Codic”, que

de Kinshasa, por medio de los comités

estaba muy interesada por el método de

barriales. A finales del 2009, cuando la

trabajo de EDS. Se establecieron contac-

población de Goma se encontraba nue-

tos y “Codic” invitó a EDS a dar capaci-

vamente víctima de una agresión orga-

taciones dentro de su red. Con la ayuda

nizada desde Ruanda, los comités de

de “Codic”, EDS instaló una antena en

barrio de EDS decidieron no sólo pro-

Goma e inició una sensibilización en las

testar verbalmente y expresar su solida-

cinco provincias en donde los miembros

ridad con la población involucrada, sino

de “Codic” eran miembros activos. Igual-

asimismo emprender nuevos retos. Por

mente, la antena tejió relaciones con la

primera vez en su historia, la organiza-

universidad y las escuelas superiores de la

ción implementó una acción de solidari-

región, y atrajo unos treinta pasantes que

dad. Los comités de niños con los cuales

colaboraron con la organización de la ca-

colabora EDS, organizaron una colecta

pacitación. Numerosos jóvenes quedaron

de dinero entre la población y reunieron

de activistas después de la pasantía e ins-

aproximadamente unos 1000 dólares.

talaron comités en Goma y en el campo.

Una enorme suma para la población pobre a la cual se dirige EDS. Con el apo-

A partir de una simple acción de unidad

yo extra de Bélgica, compraron material

y solidaridad, EDS dio un paso grande

humanitario y prepararon una misión.

hacia adelante en la instalación de una organización nacional por el derecho a la

Ferdinand Mudjene, un médico activista

salud. EDS atribuye también esto al hecho

de EDS, era el responsable de la organi-

de que el derecho a la salud es un tópico

zación de la misión. Esto significaba en

que entusiasma rápidamente la gente en

primer lugar, buscar organizaciones en

el Congo. La idea, no sólo de organizarse

Goma con las cuales EDS podría tejer

para producir juntos, pero a la vez para

vínculos duraderos y poder colaborar. El

luchar juntos por los derechos fundamen-

Dr. Mudjene organizó varias conferen-

tales, llama la atención inmediata de los

cias para estudiantes y ONGs sobre el

campesinos. Durante una reunión, la base

derecho a la salud y sobre la acción de

reprochó fuertemente a los responsables

EDS.

« de no haber hablado antes ».

74

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


« Ya no cuento sobre Dios para que lo haga en mi lugar » Monique Muwele, miembro del comité de salud popular de la “Estrella del Sur”, en Kimbangu, Congo

«El derecho a la salud es un concep-

incumben a las autoridades. Aún si no

to que me llamó la atención. Dentro de

hemos logrado llevar una acción que dé

EDS, aprendí lo que significaba realmen-

paso a un resultado concreto, sabemos

te este derecho. Además de la atención

que de aquí en adelante es posible ganar

de la salud que se necesita cuando uno

nuestra causa actuando. Ya no cuento

está enfermo, una buena salud tiene que

con Dios para que lo haga en mi lugar.

ver asimismo con otros factores, como el

Y es absolutamente nuevo para mí; real-

acceso al agua potable, la electricidad, la

mente es un momento decisivo en mi

educación para los niños…

vida. Antes creía que todo lo que caía sobre mí: enfermedad, falta de luz, de

Lo que me mantiene activista dentro de

agua, de educación para mis niños, era

EDS, es que noto que ya no hay proble-

voluntad de Dios».

mas en mi barrio para mantenerlo limpio. Aquello se volvió algo evidente y es

La primera chispa de empoderamiento

gracias a EDS y sus brigadas sanitarias.

viene a menudo cuando la gente se da

Hoy en día, puedo también distinguir

cuenta que el cambio es algo al cual pue-

mis derechos de las obligaciones que

de y debe contribuir ella misma, y que la situación de uno no puede cambiar desde « una ayuda » exterior. Muchas iniciativas hacia la ayuda al desarrollo niegan este principio básico y generan así una espera impotente por parte de la población.

del empoderiamento a la obra

75


« Aprendí a reflexionar de manera crítica acerca de todo lo que se oye en las noticias » Khaled, activista de un grupo de estudiantes de la red de jóvenes de HWC en Jerusalén-Este «Conocí la red de jóvenes de los « Heal-

con los cuales podía hablar de los temas

th Work Committees » durante una serie

que habían sido propuestos.

de capacitaciones sobre el derecho a la salud en la universidad. Ahí tenía pocos

Antes de participar en las capacita-

amigos, pero después de cada sesión de

ciones, era tímido, sobre todo cuando

capacitación, salía con nuevos amigos

las chicas estaban en los alrededores o

76

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


cuando tenía que tomar la palabra frente

La historia de Khaled muestra cómo una

a un grupo. Al cabo de un cierto tiem-

capacitación pudo provocar un proceso

po, adquirí más seguridad para hablar.

de cambio individual y cómo lo alentó

Esto tiene mucho que ver con las discu-

para organizarse y asumir responsa-

siones que tenemos acerca de la comu-

bilidades dentro de la red de jóvenes.

nicación y sobre la manera en que po-

También encontró ahí una respuesta a

dríamos concretar un grupo. Hoy en día,

sus sentimientos de impotencia y frus-

me siento bastante seguro de mí mismo

tración, gracias a la fuerza colectiva que

para expresar mi opinión y esto cambió

siente al tomar iniciativas en grupo. La

muchas cosas para mí. Mientras tanto,

historia muestra claramente asimismo,

me volví también presidente del consejo

la fuerza que los medias disponen y la

estudiantil.

necesidad de crear un espacio en donde la gente pueda desarrollar sus propios

Durante las capacitaciones y las activi-

opiniones y análisis. Las limitaciones de

dades, también aprendí muchas cosas

la libertad de movimiento impuesta por

acerca de nuestra historia y situación

Israel a los palestinos no sólo generó

como palestinos en Jerusalén. Aprendí

un cismo geográfico entre palestinos en

a reflexionar de manera crítica sobre lo

Cisjordania, en Jerusalén y en Gaza, sino

que se oye en las noticias. Antes, estaba

también una alienación sicológica. Esto

impresionado por todas las actividades

aumenta el desafío al cual se enfrentan

que los jóvenes israelís organizan en la

las organizaciones sociales palestinas

universidad y con otras universidades

para reforzar la unidad entre el pueblo

en el mundo. Esto me frustraba por no

palestino, unidad necesaria para imple-

tener una organización que ofrezca lo

mentar un contra-poder.

mismo a los palestinos. Desde que conocí los HWC y soy miembro activista en la red de jóvenes, veo lo que podemos hacer juntos. Tuve la suerte de encontrarme con jóvenes de variados lugares y ahora estamos desarrollando material y creando actividades para narrar nuestra historia, nuestra realidad. La película que realizamos sobre Silwan (una comuna de Jerusalén-Este) es una de las herramientas que usamos para mostrar a la gente lo que pasa aquí ».

del empoderamiento a la obra

77


Fuertes juntos, resistentes juntos. La experiencia de la organización femenina filipina « Gabriela » Desde que nació la organización femenina

ción de las mismas se apropia de las nece-

filipina « Gabriela » aún no se observa mu-

sidades urgentes y concretas de salud, así

cho cambio en la situación del pueblo po-

como también de la violencia hacia ellas.

bre filipino. La pobreza sigue reinando to-

Vía clínicas y misiones médicas gratuitas,

davía y los derechos fundamentales siguen

los benévolos de « Gabriela » ayudaron ya

siendo violados tanto como antes. Pero,

a miles de mujeres y sus familias.

durante estos años, “Gabriela” adquirió también mucha experiencia práctica y

Las organizaciones femeninas locales

sacó importantes lecciones de su lucha.

crearon comités de salud compuestos por

Una de ellas es que la promoción del de-

voluntarios y organizaron farmacias de

recho al acceso a la atención de la salud

pueblo. Centenares de mujeres recibie-

para las mujeres, comienza por su eman-

ron una formación en salud muy especia-

cipación, al sensibilizarlas y movilizarlas

lizada. Pero la sensibilización va más allá

para la acción colectiva. La sensibiliza-

de asegurar la formación de un equipo

ción tiene generalmente lugar fuera de

de salud. Haciendo talleres dentro de la

la esfera privada y constituye la primera

comunidad sobre la atención primaria

etapa de la emancipación. Al entrar en

de salud o sobre la medicina natural, los

contacto con otras mujeres de su comu-

equipos acceden a un grupo más amplio

nidad, las mujeres salen de su aislamiento

de mujeres. Estos talleres son un com-

en la casa y dentro de su familia cerca-

plemento a los seminarios de « Gabrie-

na. Por medio del intercambio con otras

la » sobre los derechos de las mujeres. A

mujeres, abandonan el sentimiento de

medida que crece la consciencia entre las

impotencia frente a los problemas que les

mujeres sobre la situación sanitaria que

acechan. El vínculo con otras mujeres les

viven y las causas subyacentes de las mis-

da una fuerza individual.

mas, ellas participan también en acciones locales por el derecho a la salud. La parti-

Sin embargo, es imposible emancipar-

cipación activa en los programas de salud

se para las mujeres sin no enfrentan los

constituye asimismo la base para formar

problemas que les son específicos. Es por

activistas y líderes femeninas.

esto que la violencia conyugal y los problemas de salud femeninos son la primera

Dado el abanico que ofrece la atención

preocupación de “Gabriela ». En los servi-

de la salud en lugares donde la acción de

cios que ofrece a las mujeres, la organiza-

las autoridades es deficientes, “Gabriela”

78

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


se vuelve popular entre las mujeres. Los

se consideran en primer lugar, unos acti-

programas de salud contribuyen al for-

vistas por el derecho de las mujeres, que

talecimiento de las secciones locales y a

sensibilizan y organizan al mismos ritmo

motivar los voluntarios. Este fortaleci-

que luchan por sus derecho a la salud, a

miento llevó a victorias concretas durante

la protección contra la violencia y la dis-

las campañas de salud y generó apoyo a

criminación, y también por el derecho al

la organización.

empleo y la vivienda. El vínculo entre problemas sociales y económicos es también

Al llevar la atención de la salud a las comu-

muy claro en Filipinas. La violencia con-

nidades, los voluntarios inscriben el pro-

yugal proviene a menudo de la frustra-

grama de salud dentro de un marco más

ción de los hombres, quienes, a causa del

amplio de factores sociales, económicos y

desempleo o de la incertidumbre de los

políticos que tienen un impacto sobre la

ingresos, no pueden asegurar la subsis-

salud de las mujeres y sus familias. Razón

tencia de su familia. Gracias a su trabajo

por la cual los benévolos de « Gabriela »

en torno a los problemas de la población

del empoderamiento a la obra

79


pobre, como son la vivienda, « Gabriela”

la misma, y la mayoría no. Al contactar

logra también ayudar a mujeres que de

con otras mujeres de « Gabriela » tam-

otra forma, no hubiera podido contactar.

bién tomó consciencia de sus derechos como mujer. Con la ayuda de ellas, luchó

En Manresa, una comunidad pobre de

por su vivienda, y paso a paso, contra las

la ciudad de Manila, los habitantes viven

violaciones de sus derechos dentro de su

permanentemente bajo la amenaza de ser

hogar. Al comienzo, aprendió cómo po-

expulsados de sus viviendas. Nere Gue-

día defenderse físicamente; más tarde,

rrero, una mujer de esta comunidad era

dejó de lado su angustia de ser golpea-

víctima de violencia conyugal cuando em-

da por su esposo. Ya no se consideraba

pezó como activista dentro de “Gabriela”.

como una víctima. Otras mujeres de la co-

Su esposo, un camionero, la pegaba regu-

munidad enfrentaron a sus esposos por

larmente. Sin embargo, ésta no es la ra-

su actitud y les hicieron saber que tam-

zón por la cual se unió a “Gabriela », sino

bién la mujer tenía derechos. Él dejó de

más bien el hecho de que podía perder su

pegarla.

casa. Nere sabía que « Gabriela » llevaba acciones en torno a este problema. Pero

« Gabriela » demuestra aquí en varias

no era tampoco consciente de sus dere-

ocasiones, que la acción comunitaria se

chos como mujer. Luego, aprendió más

apoya sobre la capacidad de resistencia

sobre su derecho a la vivienda y sobre la

individual, y también, que la misma se

razón por la cual unos pocos gozaban de

fortalece con las acciones en grupo.

80

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


« Al soldar la unidad con otras mujeres, encontré una fuerza interior » Bing, activista dentro de la organización femenina « Gabriela”, en Filipinas Antes de que « Gabriela » tenga su pro-

Los Moro son una comunidad musulma-

grama de salud para las mujeres, la or-

na indígena que reside principalmente

ganización no era tan dinámica. Hoy en

al sur de las Filipinas, en la isla de Min-

día, llama la atención de diversos secto-

danao. Sufren siempre de la discrimi-

res, entre los cuales está también él de las

nación, y tienen más problemas para

autoridades locales. «Antes de esto, “Ga-

hallar empleo o vivienda. En Mindanao,

briela » no me interesaba tanto; me ocu-

« Gabriela » es activa en General Santos,

paba más bien de actividades en beneficio

donde la organización trabaja tanto con

de “Moro”. Pero su enfoque sanitario me

las indígenas como con otras mujeres.

llamó inmediatamente la atención. Era

Gracias a su trabajo en relación a un

una buena manera de motivar a las mu-

problema comunitario específicamente

jeres moro hacia el activismo dentro del

femenino, esto es el acceso a la atención

movimiento femenino y a formarse a sí

de la salud, “Gabriela » logró unir a las

mismas en torno a los problemas sociales

mujeres de las diversas comunidades.

vinculados con sus propios problemas.

Así, “Gabriela” demuestra claramente a las mujeres que su división interna es

Asistí a foros de « Gabriela » y a mani-

un obstáculo si desean cambiar su situa-

festaciones de masas, a una capacitación

ción. Su problema comunitario en reali-

sobre la violencia hacia las mujeres y a

dad, es que tanto las mujeres moro como

talleres sobre el tema de las destrezas

las otras son oprimidas y explotadas.

para organizarse. Desde entonces, hemos logrado crear siete secciones de

Se habla a menudo de organizar a las

“Gabriela” dentro de las comunidades

comunidades, pero la historia de Bing

moro. Las capacitaciones y actividades

muestra cómo esta etiqueta puede en-

de “Gabriela » son importantes para mi

cubrir diferentes contenidos. Existe una

propio desarrollo y mi compromiso per-

comunidad “natural” en el seno de la

sonal, y este particular vale también para

etnicidad, o bien la religión puede cons-

otras mujeres de las comunidades. “Ga-

tituir un agente de vínculo. Pero lo que

briela » logra reunir las mujeres moro

entendemos por comunidad, es una uni-

con otras, en torno a temas que nos

dad basada sobre los intereses sociales

unen. Al soldar esta unidad, encontré

comunes que se sitúen más allá de las

una fuerza interior».

diferencias secundarias entre personas.

del empoderamiento a la obra

81


CAJA DE HERRAMIENTAS 2 : Iniciar un « proceso SOM »

Sensibilizar, organizar, movilizar Para que ocurra un cambio social, debe

rectilíneo para ir de un punto hacia otro.

darse una acción social. Pero esto no va

Tiene que estar acompañado de ensayos

así porque sí. La gente no está dispues-

y errores, con dos pasos hacia adelante y

ta a descender a las calles con pancartas

uno hacia atrás.

y carteles. Hay que hacer que crezca la confianza en sí mismos, reforzar las des-

Sin embargo, existen importantes leccio-

trezas, aprender a llevar acciones, a co-

nes que nuestros aliados sacaron de su

laborar… Se trata de un proceso difícil,

experiencia práctica, como la creación

pero fructífero y rico en enseñanzas que

de un grupo local para la organización

nosotros describimos con la sigla de «

de mujeres “Gabriela”. Tómese en cuenta

SOM »: sensibilizar, organizar, movilizar.

que la relación que la misma entraña con

Armar semejante proceso no es simple y

su grupo meta es totalmente diferente a

no se lo debe considerar como un plan

la que los prestamistas de ayuda conlle-

82

el empodariamento

– todos juntos por la salud


van con el suyo. « Gabriela » busca más

en la necesidad de un cambio social y un

bien descubrir el potencial existente den-

desarrollo social.

tro de una comunidad y ayudar a desarrollarlo.

Etapa 4 : formar los miembros del núcleo

Etapa 1 : las encuestas sociales

Los miembros del núcleo se forman. Ad-

Unas encuestas sociales, un análisis de

quieren un conocimiento más profundo

clase así como de género se llevan a cabo

de los problemas de su comunidad, iden-

para conocer la situación concreta de una

tifican juntos las causas subyacentes de

comunidad. Esta etapa se da antes de

los mismos, tanto en el plano local como

franquear cualquier otra, de tipo organi-

nacional e internacional. Crean una uni-

zativo. Las características de la comuni-

dad en torno a la orientación, a los obje-

dad son listadas; se establece un plan con

tivos de su grupo. Adquieren destrezas

métodos y formas de sensibilizar, organi-

en la gestión de grupo, la organización

zar y movilizar; se verifica, qué personas

femenina, la organización de activida-

dentro de la comunidad podrían fomen-

des.

tar la unidad; quién puede ayudar, qué temas son importantes.

Etapa 5 : la formación de los grupos locales

Etapa 2: crear lazos

Un comité ad - hoc es creado y se fija una

Los vínculos se hacen durante las en-

fecha para la asamblea general. Durante

cuestas sociales, cuando las mujeres de

la misma, el grupo local es presentado.

« Gabriela » toman parte a la vida de la comunidad y durante la capacitación (ac-

Etapa 6 : la movilización

tividades de sensibilización).

Una acción colectiva se implementa para responder a los problemas inmediatos o a

Etapa 3 : crear un núcleo

largo plazo de la población.

En la construcción de un núcleo, se debe tomar en cuenta las líderes potenciales y

Etapa 7 : el seguimiento

es así cómo se establece una sólida base.

Seguimiento de la organización, de la si-

Lo importante en la elección de los miem-

tuación y de la movilización de las muje-

bros del núcleo, es que ellas deben tener

res.

algo que ver con el problema en torno al cual uno quiere organizar a las mujeres;

Etapa 8 : consolidación y expansión

que gocen de una buena reputación den-

Fortalecer la organización para seguir

tro de su comunidad o región, que crean

con el trabajo.

del empoderamiento a la obra

83


Consejo para los trabajadores de la salud « Community-Based Health Program » en Filipinas (CBH: los Programas de Salud Basados en la Comunidad) En Filipinas, los CBHP instauran en todo

 Uno debe adquirir un profundo co-

el archipiélago, programas de salud

nocimiento del contexto social, cul-

mediante los cuales capacitan a muje-

tural, económico y político en torno

res, hombres y campesinos para que se

a los problemas de la salud. Esto es

vuelvan médicos descalzos competentes.

factible mediante la integración por

Así, ellos mismos, podrán tratar las en-

medio de encuestas sociales y vi-

fermedades y afecciones más frecuentes.

viendo con la población dentro de la

Colaborando estrechamente con los mo-

comunidad. Es así cómo alguien se

vimientos sociales de su país, ayudan a

vuelve un terapeuta, un educador, un

la gente a reivindicar su derecho a la sa-

abogado, un coordinador, un líder,

lud frente a las autoridades. Hoy en día,

un administrador o un estudiante del

aquellos programas están coordinados

pueblo.

por el “Council for Health and Develo-

 Cómo médicos de primera línea debe

pment” (Consejo para la Salud y el de-

poner el acento sobre la prevención

sarrollo).. En base a su larguísima expe-

de enfermedades y la utilización del

riencia, aplican algunos de los principios

potencial de la población, puesto

básicos que pueden ser útiles para otros

que ella tiene la experiencia. No se

trabajadores de la salud, deseosos de in-

la debe percibir como “beneficia-

volucrarse en los procesos de cambio a

rios”, sino como « aliados en el desa-

favor de la justicia social.

rrollo ». Las soluciones surgen de la gente misma, de suerte que pueden

 Existe una diferencia esencial entre la

reconocer y comprender sus pro-

atención de la salud orientada hacia la

blemas. Una comunidad dotada de

comunidad, procedentes del exterior,

un empoderamiento crea su propia

y los que están a cargo de la misma.

fuerza, tanto política, económica, so-

Los primeros hacen dependientes a

cial como culturalmente. Para alentar

las personas; los segundos los llevan

el aprendizaje participativo al igual

al empoderamiento. Los profesionales

que la concertación y las discusio-

de la salud deben ir hacia donde vive

nes en pequeños grupos, las sesiones

la población, transmitiendo conoci-

informales en donde la gente puede

mientos, destrezas y la actitud necesa-

aprender son importantes.

ria para una práctica comunitaria.

84

 Aprendizaje participativo y organiza-

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


dar las vueltas sin enfrentarlos no es empoderamiento, capacitación de los trabajadores de la salud para que ellos mismos se vuelvan capacitadores, fortalecimiento de las destrezas de los líderes para que ellos puedan planificar, ejecutar, controlar y evaluar sus actividades sobre la base de su análisis de los problemas, de los medios y las posibilidades que disponen.  Organizar una comunidad en base a un análisis de clase es el fundamento más fuerte para lograr la unidad y asegurar la consolidación. Esto refuerza la cohesión social y permite a los involucrados extender la red hacia sus semejantes que luchan por el mismo objetivo: equidad, ya no ser ción de las comunidades son los dos

impotente u oprimido. Es importante

elementos cruciales cuando se quiere

entonces garantizar la sostenibilidad,

instaurara programas de atención a

siendo sólidos a nivel financiero, coo-

la salud comunitaria.

perando con los que nos rodean, de-

 El trabajo sobre la salud dentro de

fendiendo lo adquirido y protegién-

una comunidad es parte de un con-

dose de los problemas mediante una

cepto de vida simple, de entrega, de

gestión sana. De esta forma, es posi-

sentido del sacrificio, de paciencia y

ble realizar un enfoque holístico de

apertura para una experiencia que

la salud, puesto que se trata de una

conlleva a la modestia.

organización de personas que ven la

 El trabajo de la salud orientado hacia

salud como un plan global. Holístico

la comunidad se dirige a los oprimi-

significa que este plan incluye asimis-

dos de la comunidad y a los que quie-

mo a todos los otros determinantes

ren cambiar su situación.

de la salud y que uno lucha para lo-

 Se puede aprender de diversas for-

grarlo: derecho a la tierra, al empleo,

mas: sensibilización, discusión de

a los servicios sociales, a salvaguar-

los problemas frontalmente, pues

dar la cultura….

del empoderamiento a la obra

85


Y para terminar

86

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


6. Empoderamiento: algunos dilemas Para los jóvenes interesados o deseosos

venes, con o sin experiencia, se expresan

de ser activistas en el sector de la ayu-

y consolidan sus puntos de vista. Tam-

da al desarrollo, Médecine pour le Tiers

bién dan paso a un momento de síntesis.

Monde (Medicina para el Tercer Mundo) organiza regularmente capacitaciones al

Para terminar, nada es más indicado que

empoderamiento como estrategia para

presentar algunos de los dilemas, que

el derecho a la salud. Durante estas ca-

pueden contestar los participantes, si así

pacitaciones, los participantes enfrentan

lo desean. Las respuestas que presenta-

diversos dilemas acerca de lo que es y

mos a continuación son una síntesis de

no es « empoderamiento », sobre lo que

lo que los jóvenes tenían que decir sobre

contribuye y las estrategias sostenibles

el empoderamiento durante las capacita-

para el cambio a largo plazo. Son discu-

ciones. ¡Y fuimos positivamente sorpren-

siones cautivadoras en las cuales los jó-

didos!

?

¿Remediar a las necesidades urgentes o contribuir a modificar las relaciones de fuerza?

El empoderamiento consiste en una es-

Pero este enfoque trata de persuadir

trategia que apunta a un cambio sosteni-

también a la gente que tiene dificultad

do y que parte del potencial de la pobla-

de integrarse en una lucha que busca el

ción en el Sur del planeta, fortaleciéndolo

cambio estructural. Estas personas en-

para reivindicar sus derechos y rebasar

tran en contacto con una organización

su eventual dependencia frente a la ayu-

social, porque necesitan la atención de la

da externa. El empoderamiento pone los

salud, pero toman igualmente parte a las

cambios de poder en el centro de la es-

acciones en contra de la privatización de

trategia, en vez de la clásica visión de la

la misma, lo que les permite poner en sus

cooperación para el desarrollo, dirigida

manos la causa de sus problemas.

hacia la satisfacción de las necesidades, según el punto de vista de los donantes.

Las comunidades del Sur no viven un

Lo cual no impide que las comunidades

« atraso » que deben repararse gracias

organizadas aborden sus necesidades

a los esfuerzos de Occidente. El empo-

concretas y urgentes, como por ejemplo

deramiento supone un cambio dentro

formar trabajadores locales de la salud.

de las relaciones de fuerza entre Norte

y para terminar

87


y Sur. La teoría clásica del desarrollo

dad internacional en nuestra casa debe

ignora por otro lado, y muy discreta-

entonces apoyar el empoderamiento de

mente, el hecho de que el Sur financia

las organizaciones del Sur y contribuir al

al Norte mediante las materias primas

cambio de las relaciones de fuerza entre

y una mano de obra barata. La solidari-

Norte y Sur.

?

¿Lanzar mi propio proyecto o unirme a una dinámica existente?

Modificar las relaciones de fuerza se

estar abiertos a la dinámica dentro de

hace desde el interior y desde abajo;

las comunidades y dentro de los países

las comunidades se organizan para ob-

mismos; tomar en cuenta el potencial

tener sus derechos y son ellas las que

presente a nivel local y nacional. Esto no

mejor saben qué problemas tienen que

significa actuar en el lugar de una pobla-

atacar. Para los que quieren trabajar por

ción local, sino a partir de las necesida-

el cambio, será mejor unirse a un pro-

des que la misma se planea.

ceso de cambio existente. Esto significa

?

¿Trabajar para obtener resultados concretos a corto plazo para un cambio a largo plazo?

El empoderamiento es un proceso largo

necesarias para estimular este proceso.

y requiere entonces un compromiso de

A la base está la elaboración de una es-

largo alcance. Un proceso de adquisición

trategia que pone en forma realista los

del poder desde abajo es una combina-

cambios deseados y posibles. Obtener

ción de sensibilización: lo que no anda

pequeñas victorias concretas es impor-

bien y lo que podemos hacer; de organi-

tante para mejorar a corto plazo la situa-

zación: cómo se puede asegurar la soste-

ción de la población. Pero este particu-

nibilidad y, de movilización: las acciones

lar debe inscribirse dentro de una lucha

y los cambios que se pueden emprender.

a largo plazo por la justicia social, para

Tanto las destrezas como la creatividad,

poder sostenerse y garantizar los dere-

el saber escuchar y la flexibilidad son

chos de todos.

88

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


?

El saber es el poder, ¿pero dónde vamos a buscar nuestras informaciones?

Prestar el oído al saber y la experiencia

necesario invertir en el desarrollo de un

de la gente para luego, partir de ahí en

saber-hacer y de su propio análisis y pe-

un proceso de empoderamiento. Sin em-

ritaje, gracias a la formación de alianzas

bargo, el saber es el poder y éste puede

y al trabajo en red. El empoderamiento

ser utilizado tanto en bien como en mal.

significa entonces también fortalecer

Una elite social puede consolidar su po-

permanentemente las destrezas de las

der porqué « sabe mejor » y de esta for-

organizaciones sociales, vía, entre otros,

ma, puede intimidar y manipular el pue-

la disposición de un peritaje que dé prio-

blo desviando su mirada de la esencia de

ridad a los intereses de la mayoría de la

sus problemas. Es por esto que se vuelve

población.

?

¿Crear uno mismo alternativas u obrar para un cambio político?

A nivel local, el empoderamiento puede

hacen creer como realizable, esto es el

a veces desembocar sobre modelos que

cambio a nivel de la comunidad. Se nece-

inspiran e innovan. Pero si el cambio

sita también tener visón sobre la manera

sostenido para todos es nuestra meta,

de cómo queremos que los modelos de

no podemos partir del principio de que

sociedad alternativa puedan ser llevados

las autoridades van a retomar estos mo-

a un nivel superior por las autoridades.

delos. Al contrario, el peligro real de en-

El cambio local es raramente sostenible

frascarnos en una islita local de justicia

cuando las relaciones de fuerza no cam-

perdida en un océano de injusticia, es

bian en los niveles local, regional y na-

real. Tenemos por lo tanto que dar un

cional. Luchar por la justicia social es un

paso más y no limitarnos a lo que se nos

asunto político.

?

¿Podemos ayudar y ser a la vez neutros? Dónde hay justicia, hay injusticia y

la relación de fuerzas desiguales. Que-

tenemos que escoger nuestro campo. La

darse neutral significa mantener el statu

lucha por el derecho a la salud y la jus-

- quo. Los procesos de empoderamiento

ticia social no es entonces una actividad

tienen el afán de modificar las relacio-

neutral. La injusticia social proviene de

nes de fuerza en beneficio de la mayoría

y para terminar

89


de la población y dentro de un contexto

que se esmeran en mantener el statu -

existente de injusticia, tanto en el plano

quo dentro de las relaciones de poder.

social como en el democrático. Esto sig-

Por lo mismo, una vez realizado nuestro

nifica fortalecer el poder de las amplias

análisis de cómo funciona la injusticia,

capas de la población: las que pueden

no podemos hacer otra cosa que escoger

beneficiarse de un cambio de poder, en

nuestro campo.

relación a los que extraen su poder de la riqueza ajena y su posición social; los

90

el empoderamiento

– todos juntos por la salud


El empoderamiento todos juntos por la salud  
El empoderamiento todos juntos por la salud  

Folleto del empoderamiento

Advertisement