Issuu on Google+

SEDENTARISMO 1.-Definición

Es la carencia de actividad física fuerte como el deporte, lo que por lo general pone al organismo humano en situación vulnerable ante enfermedades especialmente cardiacas y sociales. Se presenta con mayor frecuencia en la vida moderna urbana, en sociedades altamente tecnificadas en donde todo está pensado para evitar grandes esfuerzos físicos.

Más allá de la mera ausencia de enfermedad, un estado de buena salud es aquel que nos permite disfrutar de la vida y enfrentarnos a los desafíos de la vida diaria. Como consecuencia del sedentarismo físico aparece la obesidad, que es un problema cada vez más presente en la sociedad actual.

Se necesitan con urgencia intervenciones de salud pública. Estas tienen que incluir estrategias populares que aumenten la actividad física y reduzcan la conducta sedentaria en los primeros años de la vida.

Los alimentos poco saludables, la falta de ejercicios y la cantidad de horas que pasan ante la televisión, el ordenador o jugando videojuegos, parecen ser los factores responsables del alarmante incremento del sobrepeso y obesidad entre los niños.

El incremento de la actividad física tiene que ser parte de cualquier esfuerzo de prevención de aumento de peso. Es más fácil cambiar la conducta para no engordar que tratar la obesidad cuando ya se haya desarrollado.


Imagen nº1: La inactividad física. Fuente:

http://lacomunidad.elpais.com/el-inconformista-digital/2007/12/15/tenemos-

derecho-holgazanear

2.-El sedentarismo en los niños/as El sedentarismo de la población infantil tiene mucho que ver con que los niños no incluyan la práctica de algún deporte como actividad extraescolar.

Para poder cambiar los hábitos de la población española infantil se recomiendan las actividades más adecuadas para los niños como jugar al aire libre, utilizar las escaleras en vez del ascensor o ir caminando al colegio todos los días, realizar algún deporte específico de tres a cinco veces por semana y no hacer uso de la televisión, de los videojuegos ni del ordenador más de dos horas al día.

Se recomienda la práctica de ejercicio físico ya que el cuerpo humano ha sido diseñado para moverse y requiere por tanto realizar ejercicio físico de forma regular para mantenerse funcional y evitar enfermar. Se ha comprobado que el llevar una vida


físicamente activa produce numerosos beneficios tanto físicos como psicológicos para la salud: 1.- Disminuye el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares. 2.- Previene y/o retrasa el desarrollo de hipertensión arterial, y disminuye los valores de tensión arterial en hipertensos. 3.- Mejora el perfil de los lípidos en sangre (reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL). 4.- Disminuye el riesgo de padecer Diabetes no insulino dependiente. 5.- Disminuye el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer (colon, mama). 6.- Mejora el control del peso corporal. 7.- Ayuda a mantener y mejorar la fuerza y la resistencia muscular, incrementando la capacidad funcional para realizar otras actividades físicas de la vida diaria. 8.- Ayuda a mantener la estructura y función de las articulaciones, por lo que puede ser beneficiosa para la artrosis. 9.- Ayuda a conciliar y mejorar la calidad del sueño. 10.- Mejora la imagen personal. 11.- Ayuda a liberar tensiones y mejora el manejo del estrés. 12.- Ayuda a combatir y mejorar los síntomas de la ansiedad y la depresión, y aumenta el entusiasmo y el optimismo. 13.- En adultos de edad avanzada, ayuda a retrasar o prevenir las enfermedades crónicas y aquellas asociadas con el envejecimiento. De esta forma mejora su calidad de vida y aumenta su capacidad para vivir de forma independiente.


Imagen nº2: Actividad física con la prevención y control de la obesidad. Fuente: http://pathiux.obolog.com/ 3.- Causas del sedentarismo La falta de actividad física influye más que los hábitos alimenticios en el sobrepeso y la obesidad infantil. Generalmente los obesos se mueven poco. A medida que aumenta el sobrepeso menos se mueven porque cada vez les cuesta más. Al disminuir la actividad física quema menos calorías y lógicamente aumentarán los triglicéridos o grasas acumuladas en diversas partes del cuerpo. Esa es una de las razones por las que es cada vez más difícil

contrarrestar

la

obesidad.

Eso no quiere decir que de un día para otro se abocará a realizar una serie de ejercicios. Su cuerpo está adaptado a moverse poco, su corazón también. Lo ideal antes de iniciar un plan de ejercicios es hacerse un chequeo con su médico. Hacer deporte es necesario pero siempre supervisado por algún experto. Siempre se han de tener en cuenta una serie de precauciones: 1.- Si es obeso, sedentario o padece alguna enfermedad cardiaca no debe hacer ejercicio a un nivel que no esta acostumbrado. 2.- Los ejercicios deberán hacerse de forma graduada y bajo supervisión medica, en caso de personas con alto riesgo.


3.- Evitar hacer ejercicios despuĂŠs de comer. 4.- El ejercicio mas recomendado para personas de alto riesgo es caminar a paso moderado.

Imagen nÂş3: HĂĄbitos alimenticios. Fuente: http://www.guia-padres.com/obesidad-infantil/habitos-alimenticios.html


Libro digital - El sedentarismo